Sei sulla pagina 1di 11

PRACTICA

3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E


INTERVENCION PSICOSOCIAL.

PRACTICA 3. PSICOLOGIA DE LA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS
VITALES E INTERVENCION PSICOSOCIAL.

1. PRESENTACION.
El conocimiento científico y las técnicas de investigación e intervención nos permiten ayudar a las
personas que viven un suceso vital extraordinario. Un suceso vital es un hecho relevante en la vida de una
persona. A lo largo de nuestra existencia atravesamos acontecimientos decisivos como el cambio de
residencia, la muerte de un ser querido, las buenas o malas experiencias académicas o profesionales, etc.
Estos sucesos muchas veces condicionan nuestra vida y aquí es donde entran en juego la forma de
enfrentarnos a ellos, así como los recursos disponibles.

2. INTRODUCCION.
Los sucesos vitales y acontecimientos extraordinarios, en especial los que se denominan eventos
excepcionales y situaciones de tensión mantenida, se evalúan generalmente a través de cuestionarios. En
estas escalas se les proporciona a la persona una lista de posibles sucesos y situaciones que suelen
provocar respuestas de estrés y ansiedad, y se le solicita que señale cuáles le han afectado a lo largo de
un determinado periodo de tiempo (entre 6 y 24 meses). Además, como no todas las situaciones son de
la misma intensidad, por ejemplo, no es lo mismo tener problemas con un vecino que perder la pareja, la
persona tiene que señalar la intensidad y vivencia que la han producido estos acontecimientos. Se supone
que esta información junto con las estrategias de afrontamiento y soporte social puede ser de suma
utilidad para estimar los trastornos de estrés y ansiedad que se generan tras estas situaciones.

1
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.



claves de corrección: el nivel total de estrés vendría dado por la suma total de los ítems con una vivencia
negativa, es decir, los señalados con un signo “-“, de forma que a medida que aumentan los signos
negativos se incrementaría el nivel de estrés y ansiedad. Para hallar la intensidad debe sumar los valores
(1, 2, 3 o 4) que ha otorgado a cada suceso negativo “-“ y posteriormente dividir esa cantidad por el
número de sucesos negativos vivenciados. Es decir, hallar la media. En general, puntuaciones superiores
a 3 puntos implican una alteración depresiva o ansiosa.

Los sucesos vitales recogidos en esta escala agrupan situaciones tanto positivas como negativas. Ha de
tenerse en cuenta que la nueva versión incorpora sucesos con alta incidencia entre la población juvenil,
como son: problemas con amigos, exámenes o aborto.
En su versión original, y según los datos del departamento de salud mental de california, un nivel bajo de
estrés se puntuaría por debajo de 10 sucesos negativos. El estrés moderado estaría comprendido entre
los valores 10 y 15, mientras que las personas que obtienen más de 16 negativos tendrían un alto nivel de
estrés declarado.

2
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

2.1. Apoyo social.
A continuación se presenta el apoyo social, ya que puede ejercer un efecto amortiguador entre los
eventos negativos. El apoyo social se define generalmente como la existencia o disponibilidad de personas
en quien podemos confinar, gente que nos hace saber que le importamos, que nos valora y nos quiere.
La disponibilidad de apoyo social promueve la capacidad de sobreponerse a frustraciones e importantes
desafíos, implica un marco de vínculos continuos o intermitentes que desempeñan un papel importante
en el mantenimiento de la integridad física y psíquica del individuo a lo largo del tiempo. Una red social
proporciona a la persona elementos psicológicos para mantener una adecuada salud mental y emocional.
El apoyo social tiene dos elementos básicos:
- La percepción de que hay un número suficiente de otros disponibles a quien uno puede acudir
en momentos de necesidad.
- Un grado o nivel de satisfacción sobre el apoyo disponible. Estos factores pueden variar entre
personas.
Algunos pueden pensar que un gran número de ayuda disponible puede posibilitar el apoyo social,
mientras que para otros, pocas personas pueden ser deficiente. Cuán gregaria es la gente y cuán
confortable se siente con otros puede determinar el número de apoyos que se consideran necesarios. La
satisfacción tanto con el apoyo percibido como con el disponible puede estar influenciada por factores de
personalidad, por la autoestima, y por la sensación de control que se tiene sobre el medio. Experiencias
recientes pueden influir en la persona a la hora de ver el apoyo disponible como satisfactorio o no
satisfactorio.
El apoyo social objetivo es la estructura y frecuencia de contactos de la persona. Estas relaciones se
conciben como la integración en la red social. Se evalúa mediante escalas sobre la extensión, densidad,
frecuencia de interacción, etc. De las redes sociales, así como preguntas sobre el nivel de pertenencia a
grupos sociales. Se ha investigado sobre la relación entre la integración social o frecuencia de contacto
con redes sociales y su rol directo en la salud (Darío Páez y su equipo).

3
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

criterios de corrección: los ítems 1, 2 y 4 se valoran así:
- Ninguna = 1
- 1 o 2= 2
- 2 o 3= 3
- 4 o más= 4
los ítems 3 y 5 se corrigen de la siguiente manera:
- raramente = 1
- una vez al mes = 2
- varias veces al mes = 3
- una vez a la semana o más = 4
El ítem 6 se valora:
- No = 1
- Varios compañeros, días distintos = 2
- Un compañero permanente = 3
- Casado o vivo con alguien = 4.
La corrección consistiría en el sumatorio de los 6 ítems y la interpretación radicaría en que una mayor
puntuación correspondería a un buen soporte social objetivo, es decir, amplitud e inserción en una red
social de contactos. Las personas obtienen puntuaciones por debajo de 9 tienen un bajo soporte social.

La dimensión subjetiva del apoyo social subjetivo se refiere tanto a la cantidad de relaciones sociales como
a lo que se denomina apoyo percibido y funcional, es decir, la percepción subjetiva o la satisfacción con
la ayuda social que se recibe de los otros.

4
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

claves de corrección: Primero han de invertirse los valores del ítem 10 (1 por 4, 2 por 3, 3 por 2 y 4 por 1)
procediéndose seguidamente a la suma de los valores alcanzados en el total de ítems. Puntuaciones
mayores a 36 corresponden con un óptimo soporte subjetivo, mientras que puntuaciones menores a 28
indicarían un sentimiento de apoyo deficiente.

Los tres niveles de apoyo social subjetivo:
- Apoyo emocional. Sentimiento de ser amado por tu pareja, de pertenencia, intimidad, poder
confiar en alguien, disponibilidad de alguien con quien hablar. Aumenta la autoestima y mejora
el auto concepto de las personas al sentirse valoradas y aceptadas por los demás. Las escalas que
miden las conductas de ayuda o disponibilidad percibida de la red de apoyo se orientan a
contrastar la relación entre apoyo social percibido y su rol de amortiguador ante el estrés y
ansiedad.
- El apoyo tangible o instrumental. Implica prestar ayuda a los demás de manera directa o a través
de servicios (ayudas domésticas, prestar dinero, etc.). es muy efectivo cuando el individuo
percibe la ayuda como adecuada. Puede tener efectos negativos cuando se percibe como una
amenaza de su libertad y si fomenta sentimientos de estar en deuda.
- El apoyo informacional o cognitivo. Es el proceso a través del cual las personas buscan
información, consejo y guía que les ayude a resolver sus problemas. Es fácil confundirlo con el
apoyo emocional ya que recibir consejo puede ser percibido por el receptor como una expresión
de cariño o interés.
La falta de contacto y apoyo social es un factor directo de facilitación de síntomas. Estudios realizados por
Saranson, Saranson y Pierce han encontrado correlaciones negativas entre el menor número de contactos
sociales y la ansiedad. La falta de apoyo social exacerba los efectos de los sucesos de vida negativos,
mientas que una fuerte red de apoyo social permite mitigar y controlar el impacto del estrés. Diferentes
investigaciones han constatado que existe una relación entre afrontamiento y apoyo social. Los resultados
muestran que las personas que disponen de un mayor apoyo son quienes realizan más redefiniciones
cognitivas, buscan información y emplean más tácticas activas de resolución de problemas.

2.2. Estrategias de afrontamiento.
Son procesos psicológicos automáticos, es decir, serian como mecanismos de defensa que protegen al
individuo frente a los sucesos vitales extraordinarios. Son esfuerzos cognitivos y conductuales que realiza
la persona para manejar tanto las demandas externas o internas generadoras de estrés, como el estado
emocional desagradable vinculado al mismo. Cumpliendo funciones que guardan relación con la
resolución de problemas la regulación emocional, la protección de autoestima y el manejo de
interacciones sociales. A través de un afrontamiento adecuado se reducirá el estrés y la ansiedad que
generan estas situaciones negativas.
Los estudios sobre los procesos de afrontamiento están básicamente representados por las
investigaciones originales de Lazarus sobre las formas en que las personas se enfrentaban a los estados
estresantes. Lazarus y su equipo desarrollar un instrumento de medición llamado “formas de afrontar”
Ways of Coping. En su base, esta escala contiene una distinción general entre dos estilos de
afrontamiento:
- El afrontamiento centrado en el problema, hacer algo para alterar en este caso, la fuente de
estrés.
- El afrontamiento centrado en la emoción, orientado a reducir o manejar el malestar emocional
que está asociado a una determinada situación.
La distinción entre estas dos maneras de afrontar es importante, aunque posteriormente se constató que
resulta muy simple o limitada. Carver, Scheier y Weintraub proponen el desarrollo de una nueva medición,
el COPE que sigue el modelo teórico del estrés de Lazarus y el de la auto-regulación del comportamiento.
El cuestionario de estrategias de afrontamiento pretende ver cómo la persona se maneja ante el estrés.

5
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

6
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

criterios de corrección: los 17 elementos se clasifican en 5 factores. Para hallar el afrontamiento focal-
racional debe sumar las respuestas de los ítems 3, 4 y 7.
- El afrontamiento expresivo (ítems 5, 6, 9 y 16).
- El afrontamiento activo (ítems 1 y 2).
- El afrontamiento de evitación (ítems 10, 12, 13 y 15)
- El afrontamiento de resignación (ítems 8, 11 y 14).
Posteriormente para calcular la media ha de dividir la cantidad por el número de ítems que constituyen
cada factor, es decir, por 3, por 4, por 2, por 4 y por 3.

La escala fue sometida por Páez, Arroyo y Fernández a un análisis factorial para conocer las dimensiones
subyacentes, encontrándose 5 factores que explicaban en conjunto un 36,7% de la varianza.
- Afrontamiento focal-racional. Incluía dejar de lado las demás actividades y concentrarse en el
problema, esperando el momento adecuado para actuar y pensar que aprendió algo de esa
experiencia negativa “crecimiento personal”. Esta dimensión explico el mayor porcentaje de la
varianza (14%) siendo su fiabilidad mediana (.58).
- Afrontamiento expresivo, de búsqueda de apoyo social. Esta dimensión se caracterizó por la
búsqueda y regulación emocional, búsqueda de apoyo instrumental, hablar con alguien que tenía
un problema similar y manifestar el enojo a las personas responsables del problema. Este factor
explico el 9,7% de la varianza y la fiabilidad para esta dimensión fue mediaba (.63).
- Afrontamiento activo. Incluía formas de afrontamiento activo como luchar contra el problema y
desarrollar un plan de actuación. Esta dimensión explico el 4,5% de la varianza y el coeficiente
alpha de fiabilidad fue satisfactorio (.77).
- Evitación activa. El factor comprendía las siguientes formas de afrontamiento: resistencia a creer
lo sucedido, evitación conductual, centrarse en otras ocupaciones y salir a dar una vuelta para
olvidar el problema. Este factor explico el 4,9% y el alpha fue bajo (.34)
- Resignación. Agrupaba en tres preguntas referidas a la aceptación de que no se podía hacer nada
y que no era capaz de poder resolverlo, esta dimensión explico el 3,5% de la varianza. El alpha
fue mediano (.51).

2.3. Ansiedad.
Los hechos negativos, sobre todo si son imprescindibles e incontrolables, provocan malestar. Este
malestar se puede transformar en nerviosismo o ansiedad, irritación, enfado, tristeza y depresión. La
ansiedad es una respuesta muy frecuente ante situaciones de cambio que exigen un esfuerzo de
adaptación, como son los sucesos vitales estresantes. Tiene un componente subjetivo mental de
nerviosismo o preocupación. Su otro aspecto es somático o corporal. Para evaluar la ansiedad contamos
con la versión adaptada a nuestro contexto cultural por el equipo de investigación de Darío Páez del Taylor
Manifest Anxiety Scale.
Si una persona vive un estado de gran tensión o ansiedad se recomienda que:
- Reexamine la lista de hechos estresantes para ver si ha vivenciado algún suceso importante.
- Examine si no hay tensiones crónicas o pequeñas molestias cotidianas que pueden haber
provocado su estado.
- Si no ha constatado la existencia de hechos estresantes, ni de tensiones crónicas, es posible que
posea una personalidad ansiosa, es decir, su forma de ser es sensible y reactiva.

7
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.



criterios de corrección: sumar un punto por el valor falso de la pregunta 9 y por cada respuesta verdadera
de las otras preguntas. Si se obtiene puntuaciones por encima de 6, se está en un grado elevado de
tensión.

2.4. Objetivos e hipótesis:
Objetivos:
- Analizar el nivel de estrés y ansiedad, en función del sexo a través de medidas de auto informe.
- Examinar qué estrategias de afrontamiento se emplean tras una situación negativa, tanto para
hombres como para mujeres.
- Conocer la disponibilidad de apoyo social, tanto para los hombres como para las mujeres, tras
una situación negativa.
- Comprobar las relaciones existentes entre los sucesos vitales, el apoyo social, las estrategias de
afrontamiento y la ansiedad.
Las hipótesis:
- Las mujeres presentarán mayores niveles de estrés y ansiedad que los hombres.
- El soporte social, tanto objetivo como subjetivo, será más elevado para las mujeres.
- Las estrategias de afrontamiento expresivas serán más características de las mujeres.
- A mayor número de sucesos vitales más ansiedad o a más ansiedad mayor número de sucesos
vitales.
- A mayor apoyo social menor ansiedad, o a menor ansiedad mayor apoyo social.

8
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

- A más evitación más ansiedad, o a más ansiedad se emplearan más estrategias de afrontamiento
relacionadas con la evitación.
Las tres últimas hipótesis no guardan una dirección concreta, es decir, no se predice causa efecto, sino
una vinculación entre las diferentes medidas.

3. METODOLOGIA.
3.1. Diseño.
En la investigación se realizó un análisis de comparación de medias, tomando como factor el sexo
biológico. Se empleó un diseño cuasi experimental. Además, con el propósito de estudiar las relaciones
entre las diferentes variables se utilizó un diseño correlacional.
Las variables que se analizaron fueron:
- Los sucesos vitales.
- El apoyo social objetivo.
- El apoyo social subjetivo.
- Las estrategias de afrontamiento.
- La ansiedad.
- El sexo biológico (factor en el diseño cuasi-experimental).

3.2. Muestra.
Participaron estudiantes universitarios y personas reclutadas por cada alumno pertenecientes a la
comunidad autónoma vasca. La muestra final estuvo constituida por 105 participantes, 35 eran
estudiantes y 70 no pertenecían al ámbito universitario. La media de edad de la muestra fue 43,08 años
(DT=19,2) con un rango de edad comprendido entre los 19 y 53 años. El 62% eran mujeres. El 33% eran
estudiantes, el 52% tenían un trabajo remunerado y el 6% estaba en paro.

3.3. Medidas y procedimiento:
El procedimiento fue: a cada uno de los estudiantes se les solicitaba la cumplimentación, en el aula, de un
cuadernillo que contenía datos sociodemográficos y las escalas anteriormente expuestas. Los
participantes debían centrarse en un suceso negativo concreto y posteriormente contestar las estrategias
de afrontamiento que habían desplegado tras dicha situación. Cada uno de los alumnos aplicaron el
cuadernillo a un hombre y a una mujer no pertenecientes al ámbito universitario, estando presentes en
todo momento para solventar posibles dudas. Los datos fueron tratados de manera confidencial, estando
garantizado en todo momento el anonimato de las respuestas de los participantes en el estudio.

4. RESULTADOS.
4.1. Sucesos vitales.
La puntuación del estrés total fue de:
- M = 3,88.
- DT= 2,17
Es decir, los participantes sufrieron una media de 4 sucesos negativos. La comparación en función del sexo
mostró diferencias significativas.
- Así las mujeres, obtuvieron más puntuación M = 4.10; DT = 2.06
- Que los hombres M = 3.66 DT=2.27
Si se puntúa por encima de 6 sucesos negativos, se está dentro del 33% de la muestra con mayor nivel de
estrés declarado.
Respecto a la intensidad de los hechos evaluados, no hubo diferencias significativas.
- Los datos de los hombres fueron M = 2.7 DT = .8
- Mujeres: M = 2.8 DT = .73

4.2. Apoyo social objetivo.
Se obtuvo una media de apoyo social objetivo M = 9.78 DT = 3.15. Diferenciando por sexo:
- Las mujeres obtienen más puntuación M = 10.18 DT = 3.25
- Que los hombres M = 9.35 DT = 3.02

9
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

4.3. Apoyo social subjetivo.
La puntuación media de apoyo social subjetivo fue M = 32.55 DT = 4.83.
La prueba t-test mostró una media inferior en las mujeres M = 32.20 DT = 4.89 que en los hombres M =
32.92 DT = 4.78

4.4. Estrategias de afrontamiento.
- Afrontamiento focal racional en hombres M = 2.69 DT = .75
- Afrontamiento focal racional en mujeres M = 2.56 DT = .82. t = 1.12
- Expresivo, de búsqueda de apoyo social en hombres M= 2.30 DT = .75
- Expresivo, de búsqueda de apoyo social en mujeres M = 2.55 DT = .84. t = -2.12
- Afrontamiento activo en hombres M = 2.71 DT = .98
- Afrontamiento activo en mujeres M = 2.64 DT = 1.11. t = .48
- Evitación activa en hombres M = 1.70 DT = .70
- Evitación activa en mujeres M = 1.67 DT = .60. t = .32
- Resignación en hombres M = 2.13 DT = .89
- Resignación en mujeres M = 2.52 DT = .94. t = -2.96

4.5. Indicaciones sobre cómo debe ser interpretada la tabla.
- El rango de variación de las estrategias de afrontamiento está comprendido entre los valores 1
nunca y 4 muchas veces.
- El valor t nos ofrece la comparación entre hombres y mujeres.
Las mujeres muestran un mayor afrontamiento expresivo, de búsqueda de apoyo social que los hombres.
En el apoyo social objetivo las mujeres obtienen una mayor puntuación que los hombres, mientras que
para el apoyo social subjetivo ocurre lo contrario. Ellas también se caracterizan por mostrar un
afrontamiento de resignación superior al que describen los hombres.

4.6. La ansiedad.
La puntuación media de ansiedad fue de M = 6.67 DT = 2.01. La prueba t-test mostró una media superior
en las mujeres M = 6.83 DT = 2.79 que en los hombres M = 6.52 DT = 2.68

las asociaciones entre las variables indican como las personas que presenten un mayor número de sucesos
vitales muestran un mayor afrontamiento expresivo, de búsqueda de apoyo social, además tienen más
ansiedad. El apoyo social objetivo se relaciona con el apoyo subjetivo y con el afrontamiento expresivo,
de búsqueda de apoyo social, y con las estrategias de resignación. A menor apoyo social objetivo más
ansiedad, otra interpretación de esta última correlación es que a menor ansiedad más apoyo social
objetivo. El apoyo social subjetivo se vincula también con las estrategias de resignación, a más apoyo
menor resignación. Y con la ansiedad, a más apoyo menos ansiedad. La evitación activa se vincula con la
ansiedad, cuando más se evita el suceso negativo más ansioso se está, o más ansioso se está cuando más
se emplean las estrategias de afrontamiento caracterizadas por la evitación activa.

5. DISCUSION.
El número de sucesos negativos citados por los participantes no fue muy elevado, en comparación con los
resultados obtenidos por Holmes y Rahe. Esta diferencia puede guardar relación con el hecho de tener
que indicar si el suceso es positivo o negativo para la persona. Otra explicación puede ser las diferencias
transculturales. Los resultados han confirmado parte de nuestras hipótesis, ya que ponen de manifiesto
que las mujeres presentan más estrés y ansiedad que los hombres. Muestran un mayor soporte social
objetivo y emplean más estrategias de afrontamiento expresivas, de búsqueda de apoyo, que los
hombres. La hipótesis que postulaba la diferencia entre hombres y mujeres respecto al apoyo social
subjetivo no se ha visto corroborada, y que son los hombres los que manifiestan una mayor percepción
de soporte social subjetivo. El mayor número de sucesos vitales hace que se padezca más ansiedad. Esta
sintomatología ansiosa parece aminorarse cuando se posee una red de apoyo social. En los últimos años,
en nuestra sociedad se han debilitado mucho las redes de apoyo social y que esta nueva situación está
generando serios problemas sociales. Sería positivo fortalecer y crear apoyos sociales estables y
satisfactorios, ya que estos soportes protegen contra el malestar. Por ultimo hemos podido constatar
como el afrontamiento caracterizado por la evitación se vinculaba con la ansiedad, confirmando nuestra
hipótesis que postulaba la relación entre ambos constructos. Futuros estudios longitudinales deberían

10
PRACTICA 3. PSICOLOGIA INTERVENCION COMUNITARIA. SUCESOS VITALES E
INTERVENCION PSICOSOCIAL.

profundizar en estas relaciones, ya que a través de estos diseños podríamos confirmar relaciones causa
efecto entre, por ejemplo, los sucesos vitales, el apoyo social, las estrategias de afrontamiento, el estrés,
depresión y ansiedad.

6. APLICANDO LOS CONOCIMIENTOS.
Si los sucesos vitales le producen malestar y ansiedad ¿Qué es lo que puede hacer?
Si su estado de ánimo, debido al estrés, le hace difícil cumplir con sus deberes y obligaciones, así como
disfrutar de la vida, debe usted:
Afrontar la alteración afectiva:
- Haga relajación y ejercicio suave.
- Evite situaciones que lo lleven a ponerse muy nervios, así como descargas extremas de
nerviosismo y enfado (que no sirven para descargar, sino que agotan y provocan situaciones que
luego pueden ser irreparables).
- Evite beber en exceso, tomar tranquilizantes en exceso, así como aturdirse trabajando. Busque
distracciones positivas (en la familia, en deportes, etc.)
Manejar el estrés:
- Planifique su actividad para evitar la sobrecarga. Evite que se acumulen los momentos
estresantes, postergándolos y espaciándolos a lo largo del tiempo.
- Tratar de superar y modificar los hechos negativos. Planificar como hacerlo y no tomar decisiones
transcendentes en momento de estrés.
- Si lo que le preocupa no tiene solución, busque alternativas de gratificación y evite las situaciones
estresantes si puede.
- Aclare las dudas sobre las preocupaciones que tiene. Fijarse un límite de tiempo para entender
el hecho negativo. No pensar mucho sobre él. Aceptar que hay hechos que por muchos que se
les de vueltas no se pueden entender ni aceptar mejor. Evitar rumiar.
- Hablar sobre sus preocupaciones, pero poniendo un límite al tiempo y evitando que hablar se
convierta en una obsesión y además aburra a su entorno. Hacerlo con personas que lo entiendan
y no vayan a difundir rumores negativos.
- Aceptar y buscar puntos de vista diferentes al suyo para tener una mejor percepción de lo que
ocurre. Tener cuidado de no hablar con personas que siempre estén en desacuerdo con uno
mismo y solo refuercen su emoción negativa, sin darle salidas a nuevas opiniones.
- Hablar en exceso y repetidamente es malo, pero evitar hablar y ocultar sus pensamientos y
sentimientos también es mano, en participar si se siente deseo de hacerlo. Callar puede ser
positivo en ciertos entornos para evitarnos problemas. No hablar en exceso puede ser un
indicador de superación del problema, sobre todo si no se piensa, sueña o sigue sintiéndose
alterado por el hecho estresante.


11