Sei sulla pagina 1di 2

COMO HACER QUE LA BIBLIA TENGA VIDA

En busca de la verdad – Lucas 1:4 “para que conozcas bien la verdad de las cosas en las que te has
instruido”. “Juan 8:32 y conocerán la verdad, y la verdad los hará libres”.

La humanidad ha buscado la verdad desde siempre y casi nunca la encuentran


porque no saben buscarla.

Es necesario que seamos moldeados y formados por la Palabra de Dios – Salmos 139:13,
Fuiste tú quien creó mi conciencia; tú me formaste en el vientre de mi madre.

Mucha gente cree entender la Biblia, pero en realidad no la entienden, el entenderla viene
por la oración, la dedicación, la búsqueda, la lectura, el estudio y el sometimiento a sus
leyes.

Por ejemplo
El Salmo 119 además de ser el más extenso, es un acróstico (Un acróstico del griego
ákros: extremo, y stikhos: línea o verso) es una composición poética o normal en la que
las letras iniciales, medias o finales de cada verso u oración, leídas en sentido vertical,
forman un vocablo o una locución), dividido en 22 versos y cada uno empieza con una
letra del alfabeto Hebreo, es un orden lógico, en el que se hacen declaraciones sobre la
Palabra de Dios para ayudarnos a entenderla.

No debemos aceptar verdades a medias, pues Dios no trabaja a medias.


Tenemos que sentirnos orgullosos de ser Cristianos, pero porque estudiamos, cumplimos
y defendemos La Palabra de Dios.
Tres cosas que nos hacen sentirnos seguros:
1. Apreciar las virtudes de la Biblia, 1Pedro, 2:9 Pero ustedes son linaje escogido, real
sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido, para que anuncien las virtudes de aquel que los ha
llamado de las tinieblas a su luz admirable.
Si no la aprecia no se interesará por escudriñarla, puede estar seguro que ella
tiene valor y virtud.
2. Es eterna, salmo 89:1-2 dice que es el libro de todos “1 Cantaré perpetuamente las
bondades de Yahweh, con mi boca daré a conocer tu fidelidad de generación en generación; 2
proclamaré que tu amor permanece para siempre, en los mismos cielos se afirma tu verdad”.
El Salmo 119:152 dice “Yo sé por tus decretos de antaño que los estableciste para siempre”.
El Salmo 119:160 dice “La esencia de tu palabra es la verdad; tus reglas justas son eternas”.
Miles de años han pasado desde que la inspiración llego a los hombres que la
escribieron.

3. Las Escrituras siguen intactas, Santiago 1:17 Toda buena dádiva y todo don perfecto
proviene de arriba, del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni sombra de variación.
Salvo las sectas que las cambian, algunos emperadores las prohibieron, los
agnósticos se burlan de ellas, los liberales intentan eliminar los milagros y la
doctrina, los materialistas las ignoran, los ocultistas radicales sueñan con
desacreditarlas, sin embargo Las Escrituras permanecen firmes y sin modificación,
a pesar de que muchos seudo pastores la tergiversan y utilizan a su conveniencia,
pero nadie ha logrado cambiar su esencia y propósito.

El Salmo 142 nos insta a seguir fieles.


El Salmo 151 nos insta a la verdad.
1Pe 1:25 nos dice que es eterna.
En 1 Corintios 14:37-38 el Apóstol Pablo nos dice: no es obligatorio creer en Las
Escrituras sino que es voluntario, pero si alguien quiere ignorarlas pues que siga siendo
ignorante.
Hoy día hay personas que quieren acomodar la Biblia a su experiencia personal, otros
dicen no negarla pero tratan de reemplazarla o mejorarla por medio de la psicología, la
filosofía y los humanismos modernos, como si por sí misma no fuera buena.

La verdad está en la Biblia 2 Timoteo 3:16-17, Toda la Escritura es inspirada divinamente y es útil para
la enseñanza, para la reprensión, para la corrección, para la instrucción en justicia, 17 a fin de que el
hombre de Elohim sea maduro, enteramente capacitado para toda buena obra.
Inspirada viene de una etimología que significa “aliento no respiración”, por eso La
Palabra contiene el aliento de Dios, no su respiración.
En Mateo 4:4 dice, Pero él respondió y dijo: “Está escrito: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda
palabra que sale de la boca de Yahweh”.
Quienes la escribieron fueron “la voz de Dios” pues Dios los inspiró a escribirla.
La Biblia en si no es vida, la vida la da la comunión con el Espíritu, Jua 6:63 El espíritu es el
que da vida; la carne no aprovecha para nada. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida.
La Biblia debería ser nuestro más valioso tesoro, Salmos 119:72 Prefiero la Torah que proclamas
a millares de piezas de oro y plata.
La Biblia debería ser nuestro alimento, Sal 119:103 Cuán agradable es tu palabra a mi paladar, más
dulce que la miel.
La Biblia debería ser nuestro centro de consulta permanente, Sal 119:27 Hazme entender el
camino de tus preceptos, para que estudie tus maravillosos actos.
La Biblia es un libro para ser atesorado y estudiado, muchos mártires han muerto sin
negar a Dios y por ende a la Biblia, hay que tener plena confianza en las Escrituras para
morir por ella, hay que tener amor por ella, pero ese amor se logra a través de la
aceptación plena, del estudio consecuente y del conocimiento que adquirimos de ella.

La Palabra de Dios es viva y eficaz, Hebreos 4:12 Porque la Palabra de Yahweh es viva y eficaz, y
más penetrante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta tocar los sentimientos y el espíritu, las
coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones de la mente.
La Palabra de Dios es Espíritu y Vida, Juan 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne no aprovecha
para nada. Las palabras que yo les he hablado son espíritu y son vida.
Usted no solo lee una receta de cocina sino que come lo que prepara.
Por eso ore y pídale al Señor, Salmos 119:12 Bendito seas, Yahweh; adiéstrame en tus leyes.
Dígale que habrá sus ojos, Salmos 119:18 Abre mis ojos para que perciba las maravillas de tu Torah.
Ruegue a Dios que te anime a entender y aprender, Salmos 119:36 Inclina mi corazón a tus
decretos y no al amor a las ganancias. Salmos 119:37 Aparta mis ojos de mirar la falsedad; presérvame por
tus caminos.

Que Elohím nuestro Dios Eterno y poderoso te bendiga.