Sei sulla pagina 1di 12

ÍNDICE

Caratula
Introducción

CAPITULO I ASPECTOS GENRALES


1.1 ANTECEDENTES DEL ADOBE

CAPITULO II CARACTERÍSTICAS DEL ADOBE


2.1 TERMOFISICAS:
2.2 LO BUENO DEL ADOBE:
2.3 LO NO TAN BUENO DEL ADOBE:

CAPITULO III ELABORACION DEL ADOBE

3.1. SELECCIÓN DE SUELO


3.2. TIERRA ADECUADA
3.3. MEZCLA DEL BARRO
3.4. AGUA PARA LA MEZCLA
3.5. MOLDEADO
3.6. SECADO
3.7. APILADO
3.8. OBSERVACIONES

CONCLUSIONES

ANEXOS – fotográficos
INTRODUCCIÓN

En los tiempos modernos se ha reemplazado la tierra por otros materiales como el vidrio, el
acero y el concreto, en especial para las construcciones urbanas, quedando las construcciones
de adobe sobre todo para las viviendas rurales, principalmente en los países del llamado tercer
mundo. En una aparición de materiales con características altamente tecnificadas como la que
se vive hoy, es natural que así suceda con las construcciones urbanas en donde los edificios de
altura son más numerosos y el espacio se usa más intensivamente.

No obstante estas técnicas en la producción de este material para la construcción aún se


mantienen vigentes en la ciudad. Por ello el trabajo se divide en 3 capítulos, en el primer capítulo
se presenta ASPECTOS GENERALES; desde cuando se usa para viviendas el adobe. El segundo
capítulo se trata de las CASTERISTICAS, en este se dará a conocer los pro y contra del adobe. Por
ultimo en el tercero se desarrollara la ELABORACION de dicho tema.

Es importante porque ayudara a conocer más detalles el material y como aplicar su adquisición
en la ciudad.

La presente investigación pretende contribuir con orientar respecto a detalles como costos,
procesos de fabricación, puntos de acopio calidad en torno al material dentro de la ciudad en el
sector de san Jerónimo- Cusco.

CAPITULO I
ASPECTOS GENERALES

1.1 ANTECEDENTES DEL ADOBE:


El adobe es uno de los materiales más utilizados de construcción prehispánica. Se usaron hace
8000 años atrás, desde los antiguos asirios y Caldeos, Persas, Culturas Orientales y en América
los pueblos indígenas, en todo el suroeste de los Estados Unidos, en Mesoamérica y la región
andina en Sudamérica.

En la ciudad más antigua, Çatalhöyük, en Anatolia, Turquía del VII milenio a.C, se encontraron
casas construidas con adobes. En el Antiguo Egipto se empleó frecuentemente el adobe,
elaborado con limo del Nilo, en la construcción de casas, tumbas (mastabas), fortalezas, e incluso
palacios, Muro de adobe sobre basamento de piedra en una antigua casa de Burgos, España.

En Perú existe la ciudad de barro más grande de América: la ciudadela de Chan Chan (1200-
1480) .ubicada en la costa norte, en el valle de Santa Catalina, cerca de la ciudad de Trujillo, al
borde del mar. Es la más extensa metrópoli precolombina peruana conocida (abarca
aproximadamente unos siete kilómetros cuadrados), y fue la capital del reino Chimú.

Y el más antiguo es la antigua ciudad de Caral, la cual no sólo representa la metrópoli de mayor
antigüedad en el Perú, sino también en América Latina. Pero el uso del adobe en esta última
resulta muy restringido. Perteneciente a la cultura chimú.

Durante la época colonial también se construyó con adobe en la ciudad. Las antiguas casonas
coloniales y las magníficas iglesias eran construidas con adobe y madera, ya que éstos eran los
únicos materiales disponibles en la zona. Aún podemos encontrar en el centro histórico de Cusco
algunas construcciones de este período. También las antiguas casas, conocidas como casonas,
fueron construidas en adobe, por ser éste el material que estaba a la disposición. Estas antiguas
casonas normalmente tenían dos niveles. Estas casas estaban conformadas alrededor de patios,
es por esto que se conocen también como casa-patio. Este tipo de construcciones también se
encuentran en otras zonas del Perú como Arequipa lima etc. Algunas aún se conservan en buen
estado, pero la mayoría de ellas no han recibido un adecuado cuidado y mantenimiento, por lo
cual se encuentran en muy mal estado en la actualidad.

En España es característico, entre otras de las regiones secas, de Castilla y León donde se añade
paja al barro. También es usual en regiones semi-desérticas de África, América Central y América
del Sur (rancho.)

En México, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y en el sur y norte de Chile las casas de
adobe son aún patrimonio de muchas familias humildes, que conservan esta tradición desde
tiempos inmemoriales.

En el Perú la fabricación de adobes es todavía artesanal. Uno tiene que hacer todo el proceso,
desde la elección de la tierra a utilizar, las proporciones de los materiales de la mezcla (la
cantidad de los materiales depende de la calidad de los mismos), el moldeado y el secado. Es
por eso que resulta siendo un trabajo lento y que si no se realiza adecuadamente la calidad de
los adobes resulta siendo pobre. Además, resultaría casi imposible poder garantizar la calidad
de los adobes, ya que cada adobe ha sido elaborado a mano y con tecnología y conocimientos
empíricos. Esta situación crea desconfianza en la población con respecto a la eficiencia del
material y probablemente ésta fue una de las razones por las cuales el uso del abobe fue
disminuyendo con el paso del tiempo.

El adobe se siguió utilizando como material de construcción durante muchos años, e inclusive
en la actualidad se sigue usando. Pero el uso del adobe ha ido disminuyendo con el paso del
tiempo, ya no se utiliza para hacer grandes casonas, ni ciudades enteras, ahora su uso se
concentra en las edificaciones precarias de la población con menos recursos económicos.
Actualmente el 50 por ciento de las casas del mundo están construidas con este material. Según
el último censo realizado por el INEI en el año 2005, el 37% de las viviendas en el Perú, están
hechas con adobe o tapial; el 3.01%, con quincha, y el 1.29%, con piedra y barro. En Lima, esta
realidad, resulta totalmente diferente a la de las demás ciudades del país. Sólo el 9.93% de las
viviendas en Lima están construidas con adobe.
El adobe representa la alternativa viable de bajo costo para resolver el problema de la falta de
vivienda Sin embargo por ser resultado del conocimiento empírico no es considerado como
aporte de la tecnología universal.

Actualmente algunos arquitectos siguen utilizando muros de adobe en combinación con


cimientos, columnas y losas de hormigón debido a sus características. En muchas ciudades y
pueblos de Centro y Sur de América la construcción con adobes se mantiene viva.

CAPITULO II
CARACTERISTICAS DEL ADOBE

2.1 TERMOFISICAS:

 Un muro grueso, absorberá y almacenará más color durante el día para desprenderlo al
interior en la noche,

 El espesor optimo del muro en función de su capacidad de climatización anual, depende


de la conductividad térmica del material usado.

 El espesor óptimo de un muro de adobe se incrementa conforme la conductividad


térmica aumenta.

 La tierra es su nula o poca elasticidad

 Las deformaciones por esfuerzos no se recobran

 Los esfuerzos para deformarla son muy bajos.

 Se hacer muros muy anchos para que los esfuerzos sean bajos.

 la seguridad a daños por golpes externos a las paredes también aumenta; pues las
paredes de adobe trabajan bien por su masividad.
2.2 LO BUENO DEL ADOBE:

 Actúa como filtro mejorando la calidad del aire en el interior de la construcción.

 Fácil aprendizaje de la técnica

 Uso de materiales locales

 Bajo costo

 Poca inversión en materiales de suporte

 Hacer los adobes es rápido y sencillo

 Una solo persona puede hacer los adobes y con ellos construir

 Uso de herramientas sencillas

2.3 LO NO TAN BUENO DEL ADOBE:

 Los adobes son sensibles a humedad

 Es necesario esperar a que los adobes sequen

 No sirve como pared estructural cuando es usado sin refuerzos


CAPITULO III
ELABORACION DEL ADOBE

El adobe “Es una pieza para construcción hecha de una masa de barro.” (Arcilla y arena)
mezclada con paja, moldeada en forma de ladrillo y secada al aire libre, se recomienda no secar
directamente al sol para esto hay que seguir los siguientes procesos.

3.1. SELECCIÓN DE SUELO:


Para la fabricación de Adobes se encuentra en cantidades virtualmente ilimitadas en casi
cualquier parte. Evidentemente algunas tierras se pueden considerar ideales y otras
inapropiadas, pero la mayoría serán satisfactorias con tan solo modificaciones menores.

Ubicar una fuente cercana o directamente en el lugar de la construcción del adobe. A menudo
la tierra sobrante de la excavación de sótanos, cisternas, se puede usar para la creación de
Adobes. “La manera más práctica para determinar lo adecuado de una tierra, es hacer varios
ladrillos de muestra de la fuente de tierra más económicamente viable para el sitio de
construcción o área de manufactura.”

3.2. TIERRA ADECUADA:


La tierra debe ser limpia sin piedras ni desperdicios debe contener un balance adecuado de
arcilla y arena, suelos demasiados arcillosos ocasionan encogimientos y rajaduras del adobe.
Suelos arenosos no tienen suficiente ligazón entre las partículas y los adobes se desmoronan.
Los suelos con demasiado material orgánico no son aptos para la construcción por su baja
resistencia y excesiva humedad.

3.3. MEZCLA DEL BARRO:


El método más simple es por medio del pozo de remojo. El material se puede mezclar a mano
(o con los pies) o con medios mecánicos Si se van agregar estabilizadores, se debe establecer
algún método de medición cuantitativo para controlar la cantidad y uniformidad.

La medición del agua se puede usar como medio de control para los aditivos. Medir el tiempo
también puede ayudar al proceso de mezclado permitiendo que la arcilla absorba el agua.
Inundar el poso al final del día de trabajo y dejarlo en remojo durante la noche, facilitara el
proceso de mezcla al día siguiente. La tierra para ladrillos o mortero se puede mezclar
rápidamente a mano, sin un poso de remojo.

3.4. AGUA PARA LA MEZCLA:


Para que podamos hacer la mezcla del tierra el agua es de cualquier procedencia será adecuada,
pero deberá ser baja en sales disueltas, la humedad que remojaba a los adobes y al mortero
emigrara hacia la superficie a medida que seca. Al secar los cristales de sales se recristalizaran y
pueden causar daño físico a la superficie del ladrillo. Esto también puede ocurrir años después
si el adobe es penetrado durante periodos alternos de gran humedad.

3.5. MOLDEADO:
Al moldear los adobes del desde el inicio se debe elegir entre el barro líquido y el barro húmedo
Esto puede depender del número de moldes disponibles y la producción diaria esperada. El
material para moldear debe estar bien mezclado y uniforme, o podría crear bandas secas o
débiles en los adobes moldeados. Es más difícil mesclar un material duro o espeso que uno
líquido. “La calidad del ladrillo depende de su densidad así que una mezcla remojada tiene más
probabilidades de formar buenos adobes.” Si se cuenta con pocos moldes los adobes tendrán
que salir con más rapidez y la mezcla se debe prepara de manera que sea lo suficientemente
dura para evitar desplomes para quitar lo moldes.

3.6. SECADO:
Después del moldeado, los adobes quedan extendidos sobre el piso y se desprenden los moldes
deben permanecer en esa posición hasta que hayan secado lo suficiente para poder
manipularlos. Este tiempo de secado inicial puede ser de dos a tres días en el calor, o de varias
semanas durante época de lluvia. Mientras están en esta posición los adobes son muy
vulnerables a la lluvia, que puede desgastar la superficie y las esquinas o disolverlos
completamente di llega a inundarlos. De cualquier modo la lluvia alargara el timo de sacado. Se
puede proteger los ladrillos con lonas o plástico pero después se deben descubrir para que
continué su curación. De debe tener cuidado en la planeación del área donde se van a moldear
los adobes.

3.7. APILADO:
Los adobes no quedan totalmente curados después de darles vuelta, pero esto se puede
completar en la pila, ya que son extremadamente frágiles hasta que estén totalmente secos.
“Los ladrillos deben quedar apilados sobre el canto para protegerlos de rupturas, y se deben
manejar con cuidado.” Se deben tener en cuenta que los adobes tienen baja resistencia a la
tensión y mucho peso. Si se los apila sobre su superficie ancha y se apilan más adobes encima,
las irregularidades de la superficie de los ladrillos pueden desatar tensiones y romperse.

Si se establecen cuidadosamente las formas de apilamiento y de carga, se pueden minimizar los


costos de manejo

3.8. OBSERVACIONES
1. El costo por cada unidad en el lugar de fabricación es de s/.0.70 nuevos soles, lo que
hace de que la venta por millar hacienda a 700 nuevos soles.
2. El transporte y la puesta en obra es un servicio que no se brinda en las fábricas visitadas,
no obstante este servicio se tercer iza a transportistas particulares que cobran desde
150 nuevos soles hasta 450 nuevos soles dependiendo de la distancia de traslado en el
interior de la ciudad.
3. El proveedor o fabricante adquiere los insumos por intermedio de la compra de
materiales: Tierra, Arena, Agua, paja. Que son comercializados por terceros en
volquetes y cisternas de ser el caso, durante la preparación de la mezcla se hace una
dosificación entre arenas y tierra ala ves de una limpieza o selección de materiales
innecesarios.
4. La producción de los adobes resulta del conocimiento empírico del propietario
heredado de generación en generación
5. No existe apoyo técnico especializado ni charlas para una mejor elaboración de los
adobes, el control o la fiscalización de la calidad de los adobes a través del gobierno o
empresas privadas tampoco se hace presente en los lugares de producción
6. En promedio la producción diaria asciende a 500 unidades por persona, en este caso un
propietario eventualmente contrata hasta 4 ayudantes dependiendo del requerimiento
que tenga a responsabilidad.
7. El promedio de venta semanal es entre 500 unidades y un millar de adobes, según el
propietario la cantidad de venta es muy variable dependiendo de la época del año.
8. Las dimensiones del adobe son de 0.40m x 0.20m x 0.17m, en el lugar de producción se
evidencia por lo menos hasta cuatro moldes o adoberas. Según la norma E080 se explica
que las dimensiones de los adobes deberían ser de 0.40 x 0.40 mts. Lo que explica que
la norma está referida a sectores der la costa o no es el caso en la ciudad del cusco.
9. Durante eventuales lluvias se hace uso de plásticos para cubrir los adobes en vista que
el proceso de secado se hace al aire libre, existen pozos artesanales para el acopio de
aguas de lluvia
10. Los materiales utilizados son un pico una pala una carretilla, guantes de hule, una
adobera

CONCLUSIONES

1. Accesible por su economía es uno de los productos más baratos en el saturado mercado
inmobiliario, superior en sus prestaciones y respetuoso con el medio ambiente se
presenta como la alternativa inteligente para una nueva era en la que las soluciones
tradicionales se cambian con la más avanzada técnica de construcción ofreciendo una
vivienda de futuro hecha para durar y ser disfrutada como ninguna otra, generando un
medio ambiente más saludable.
ANEXSO FOTOGRAFICO

.
Arriba: apilado y proceso de secado, abajo – uso de plasticos para evitar las lluvias