Sei sulla pagina 1di 29

Definición:

Administración estratégica es un proceso de evaluación sistemática de la naturaleza de un negocio que: define


los objetivos a largo plazo, identifica metas y objetivos cuantitativos, desarrolla estrategias para alcanzar
dichos objetivos y localiza recursos para llevar a cabo dichas estrategias. Es una poderosa herramienta de
diagnóstico, análisis, reflexión y toma de decisiones colectivas, en torno al que hacer actual y al camino que deben
recorrer en el futuro las organizaciones e instituciones, para adecuarse a los cambios y a las demandas que les impone
el entorno y lograr el máximo de eficiencia y calidad de sus prestaciones.

El proceso de la administración estratégica


Hitt, Ireland y Hoskisson, (p.6) expresan que la administración estratégica es un proceso compuesto por el conjunto
completo de compromisos, decisiones y acciones que requiere una empresa para lograr una competitividad estratégica
y obtener un rendimiento superior al promedio. En este proceso, el primer paso de la empresa consiste en analizar
tanto su entorno externo como el interno para determinar cuáles son sus recursos, capacidades y competencias
centrales; es decir, las fuentes de “insumos estratégicos”. Con esta información define su visión y su misión y
formula su estrategia. Con el fin de implementar esta estrategia la empresa toma medidas para lograr la
competitividad estratégica y obtener rendimientos superiores al promedio. El resumen de la secuencia de actividades
es como sigue: las acciones estratégicas efectivas ocurren en el contexto de la formulación de una estrategia integrada
con sumo cuidado y las acciones de su implementación derivan en los resultados estratégicos deseados. Se trata de un
proceso dinámico porque los mercados y las estructuras de la competencia no cesan de cambiar y deben coordinarse
con los insumos estratégicos de la empresa que nunca dejan de evolucionar.

En la siguiente figura se presenta una propuesta que condensa el proceso de la administración estratégica:
Conceptos según autores

DEFINICION Y CONCEPCIONES

Arthur A. Thompson, Jr y A. J. Stricland escriben que:


“La administración estratégica es el proceso de creación de estrategias y de su
puesta en práctica. se refiere al proceso administrativo de crear una visión
estratégica , establecer los objetivos y formular una estrategia , asi como
implantarla y ejecutarla.
Michael A. Hill y colaboradores utilizan también el concepto de administración
estratégica en un contexto de competitividad y globalización, y dicen que:
El proceso de administración estratégica es el conjunto de compromisos,
decisiones y actos que una empresa necesita llevar acabo para alcanzar la
competitividad estratégica y obtener utilidades superiores al promedio . en el
esquema de estos autores se distinguen tres etapas donde la planeación
estratégica , la dirección estratégica , y administración estratégica se suelen
referir al mismo proceso.”

Es el proceso de implementación de estrategias puestas en practica para el logro


de sus objetivos y el alcance de la competitividad a largo plazo sobre las
decisiones que se tomen en la organización.
1.1.2 IMPORTANCIA
BENEFICIOS
 “ Permite detectar oportunidades, clasificarlas por prioridad y explotarlas
 Ofrece una visión objetiva de los problemas administrativos
 Representa un marco para coordinar y controlar mejores las actividades
 Reduce las consecuencias ante los cambios adversos
 Permite mejor asignación de recursos
 Permite tomar decisiones importantes que respaldan los objetivos establecidos
 Disminuye la cantidad de tiempo y recurso que se dedican a corregir decisiones equivocadas
 Constituye un marco para la comunicación interna
 Contribuye a incorporar la conducta de los individuos al esfuerzo total
 Ofrece una base para delimitar las responsabilidades individuales
 Fomenta el razonamiento
 Ofrece un enfoque cooperativo
 Propicia una actitud positiva ante los cambios
 Brinda disciplina y formalidad a la administración del negocio.”

Al implementar y ejecutar una estrategia se obtienen diversos beneficios para la organización ya


que el cumplimiento de las funciones o actividades se realizan en tiempo y forma determinada.
Estos beneficios incrementan la responsabilidad de los administradores tanto como los
empleados y atraen con ello una mayor eficiencia de la organización.

1.2 ELEMENTOS DE LA ADMINISTRACION ESTRATEGICA

MISION

Para poder aplicar una administraciónestratégica es necesario contar con una


misión, ya que sin tener claro lo que una
organización quiere brindar a sus clientes proveedores y a su mismo personal,
es una organización sin rumbo no tendría la menor idea de lo que en realidad
quiere, una vez definido lo que en realidad quiere para sus clientes podrá definir
hacia a donde quiere ir.
MISON Y METAS IMPORTANTES

SELECCION ESTRATEGICA
Involucra la generación de una serie de alternativas estratégicas, dadas las
fortalezas y debilidades internas de la compañía, junto con sus oportunidades y
amenazas externas.
El propósito de las alternativas estratégicas, generadas por un análisis FODA,
debe fundamentarse en las fortalezas con el fin de explotar oportunidades,
contrarrestar amenazas y corregir debilidades.”
Estos son algunos elementos que deben tenerse en cuenta al implementar estrategias dentro de
una organización para el cumplimiento de sus funciones o actividades de manera mas eficiente,
Al estudiar estos elementos podemos encontrar las amenazas a las que se encuentra expuesta
la organización pero al mismo tiempo generar nuevas oportunidades.

1.3 DESAFIOS DE LA ADMINISTRACION ESTRATEGICA

Desafíos Administración Estratégica

- “Amenazas de nuevos competidores

- Barreras de entrada
- Amenazas de sustitución
- Poder de negociación de los compradores y proveedores
- Presencia de rivalidades
- Adaptarse al cambio
- Hacer planeación de administración estratégica realista”

Estos son algunos desafíos a los que la organización esta expuesta si no implementa una
estrategia adecuada y eficaz para la resolución de alguna falla o algún problema que se presente
dentro de la organización.

1.4 DIMENSIONES SOCIALES Y ETICA ADMINISTRACION ESTRATEGICA

-“Defensoras: organizaciones que tienen un reducido ámbito de mercado para sus productos y
en las cuales los directivos de primer nivel son expertos en el área operativa pero no tienden a
buscar nuevas oportunidades fuera de su ámbito.

- Exploradoras: organizaciones que continuamente buscan oportunidades de mercado y por lo


regular experimentan con potenciales respuestas a las tendencias del ambiente.

Generalmente son las creadoras del cambio, pero debido a su excesiva preocupación por las
innovaciones en su producto y en el mercado no son completamente eficientes.

- Analizadoras: estas organizaciones operan en dos ámbitos, uno relativamente estable y otro
cambiante. En el primero operan de manera rutinaria y eficiente mediante el uso de estructuras
y procesos formalizados, y en el segundo los administradores observan muy de cerca a sus
competidores para obtener nuevas ideas adoptando las más promisorias.

- Respondientes: organizaciones en las que los administradores frecuentemente se dan cuenta


de cómo el cambio y la incertidumbre afectan a los ambientes de su organización, pero no son
capaces de responder eficientemente debido a que carecen de una relación consistente entre
estructura y estrategia.”

BIBLIOGRAFIAS

ADMINISTRACIÓN ESTRATÉGICA. Un enfoque integrado. Charles Hill y Gareth


Jones. Mc Graw Hil
THOMPSON STRICKLAND. ADMINISTRACION ESTRATEGICA: CONCEPTO
Y CASOS Mc GRAW HIL
http://es.scribd.com/doc/50134193/Administracion-Estrategica
IMPORTANCIA DE LA ADMINISTRACION
ESTRATEGICA

La administración estratégica es una herramienta importante para las empresas, ya que


juega un papel importante dentro de su desempeño, ya que con estrategias bien
diseñadas logran conquistar su mercado.

La administración estratégica es el conjunto de decisiones y acciones administrativas


que determinan el desempeño a largo plazo de la organización. Por lo que es una trae
importante de los gerentes ya que engloba las funciones principales de la administración
básica.

Una de las principales razones del por qué el empleo de estrategias es importante para
las organizaciones y que sin duda alguna nos deja mucho que decir y que pude marcar
el desempeño de la organización, es que a través de estas se puede determinar el éxito
o el fracaso de la organización, debido a las condiciones a las que se enfrentan las
organizaciones y al desempeño que ellas tengan.
Otro factor que le da valor a la administración estratégica es que las organizaciones
siempre se encuentran en constantes cambios, por lo que es necesario tener
herramientas que le permitan a los gerentes variables para decidir qué hacer y cómo
hacerlo, por lo que se enfrenta de mejor manera la incertidumbre del ambiente de la
empresa.

Además de ello el uso de buenas estrategias permitirá a la empresa mejor y mayor


conocimiento de la organización así como lo que está pasando, es decir, tener mejor
divulgación de la información, lo que le permitirá la reducción de gastos, el mejor
desempeño de sus empleados debido a que no se perderá le tiempo en planear las
actividades o estrategias puesto que estas ya estarán establecidas previamente, se
llegar una división y coordinación del trabajo.

La administración estratégica también es importante por la naturaleza de las


organizaciones, que están compuestas por divisiones de unidades, funciones y
actividades de y trabajo las cuales debe de estar enfocadas al cumplimiento de metas
de la organización.

Pero sin lugar a duda la administración estratégica es de vital importancia porque a


través de ella se encuentran involucradas la mayoría de las decisiones que toman los
gerentes con las actividades empresariales, de las organizaciones.

http://andymiele.blogspot.mx/2012/10/importancia-de-la-administracion.html

Importancia de la administración estratégica


La administración estratégica es el conjunto de decisiones y acciones administrativas
que determinan el desempeño a largo plazo de la organización. Es una tarea importante
de los gerentes y comprende todas las funciones administrativas de Henri Fayol.1[1]
Es un proceso de evaluación sistemática de la naturaleza de un negocio, definiendo los
objetivos a largo plazo, identificando metas y objetivos cuantitativos, desarrollando
estrategias para alcanzar dichos objetivos y localizando recursos para llevar a cabo
dichas estrategias. Estos cambios son mayores o menores, pero son cambios de los
que tienen que preocuparse los gerentes.
También es importante por la naturaleza de las organizaciones, que están compuestas
por divisiones, unidades, funciones y actividades de trabajo las cuales hay que coordinar
y enfocar para conseguir las metas de la empresa.

Beneficios de la administración estratégica


La administración estratégica permite a una empresa ser más proactiva que reactiva al
definir su propio futuro, ya que la empresa tiene la posibilidad de iniciar e influir en las
actividades (en lugar de solo responder), ejerciendo control en su propio destino.
El principal beneficio de la dirección estratégica ha sido ayudar a las empresas a planear
mejores estrategias por medio del uso de un abordaje más sistemático, lógico y racional
a la elección de la estrategia. Las empresas de alto rendimiento acostumbran realizar
de manera sistemática una planeación con la finalidad de estar preparadas en caso de
que ocurran fluctuaciones futuras en sus ambientes externo e interno.2[2]
Elementos de la administración estratégica.
Para muchas empresas de negocios una meta importante es
el aumento a largo plazo del valor de sus acciones comunes. En un sentido muy real,
en todo tipo de organizaciones, tanto lucrativa o no, el objetivo lógico y públicamente
deseable de los administradores deben ser obtener un superávit, tienen que establecer
un ambiente en el que las personas puedan alcanzar metas de un grupo con la menor
cantidad de tiempo, dinero, materiales e insatisfacción personal, o en el que puedan
lograr al máximo posibles una meta deseada con los recursos disponibles.
La administración siempre esta enfocada a lograr fines o resultados, los ejecutivos no
relacionados con los negocios afirman que el objetivo de los administradores de
negocios es sencillo, obtener utilidades o beneficios.
En una organización, los administradores también tienen metas y deben esforzarse por
lograrlas con el mínimo de recursos o alcanzarlas hasta donde sea posible con los
recursos disponibles.

Desafíos de la administración estratégica

La dirección estratégica se encarga de la


complejidad derivada de situaciones ambiguas y no rutinarias con implicaciones sobre
la totalidad de la organización más que sobre operaciones especificas. Esto es uno de
los principales desafíos para los directivos, que están acostumbrados a administrar día
a día los recursos bajo su control. Esta puede llegar a construir un serio problema,
debido a la formación típica que han podido recibir los directivos durante años para
realizar funciones operativas y tomar responsabilidades de este tipo como:
 Amenazas de nuevos competidores
 Barreras de entrada
 Amenazas de sustitución

 Presencia de rivalidades
 Adaptarse al cambio
 Hacer planeación de administración estratégica realista
 Poder de negociación de los compradores
Dimensiones sociales y éticas de la administración estratégica
De acuerdo con su actitud frente a la planeación estratégica se distinguen cuatro tipos
de organización:
Defensoras: organizaciones que tienen un reducido ámbito de mercado para sus
productos y en las cuales los directivos de primer nivel son expertos en el área operativa
pero no tienden a buscar nuevas oportunidades fuera de su ámbito.

Exploradoras: organizaciones que continuamente buscan


oportunidades de mercado y por lo regular experimentan con potenciales respuestas a
las tendencias del ambiente. Generalmente son las creadoras del cambio, pero debido
a su excesiva preocupación por las innovaciones en su producto y en el mercado no son
completamente eficientes.
Analizadoras: estas organizaciones operan en dos ámbitos, uno relativamente estable
y otro cambiante. En el primero operan de manera rutinaria y eficiente mediante el uso
de estructuras y procesos formalizados, y en el segundo los administradores observan
muy de cerca a sus competidores para obtener nuevas ideas adoptando las más
promisorias.

Respondientes: organizaciones en las que los


administradores frecuentemente se dan cuenta de cómo el cambio y la incertidumbre
afectan a los ambientes de su organización, pero no son capaces de responder
eficientemente debido a que carecen de una relación consistente entre estructura y
estrategia.
Encontramos en los dos extremos a las organizaciones que probablemente nunca
alcanzarán el éxito, son pasivas y no desarrollan el ejercicio de la planeación, en la mitad
encontramos empresas que seguramente tendrán éxito, estudian el entorno, lo
enfrentan y tratan de estar siempre delante de las situaciones futuras. Es mejor
anticiparse a los acontecimientos futuros en lugar de sufrir y adaptarse a los sucesos
que ocurran y nos afecten.
Actividad emprendedora e innovación corporativa

Un emprendedor3[3] tiene la capacidad de iniciar y gestionar empresas nuevas, con


ayuda de capacidades innovadoras, flexibles y creativas para realizar actividades que
engrandezcan el área corporativa.

La actitud empresarial corporativa es


vital en las empresas ya que es el conjunto de capacidades que posee una compañía
para producir o adquirir productos y servicios nuevos y dirigir el proceso de innovación,
esto es hoy en día algo muy esencial en las organizaciones, ya que el papel de los
lideres consiste en inspirar a los miembros de la organización para que trabajen en
equipos para obtener resultados significativos y así crear una actitud corporativa
favorable para el desempeño de sus actividades.
La administración estratégica maneja esta área como la inversión, innovación y la
imitación.
CONCLUSIONES
La Administración Estratégica implica tener conciencia del cambio no solamente
enunciar intenciones sino plantear objetivos medibles y alcanzables, proponiendo
acciones específicas y conociendo las necesidades de recursos humanos, físicos,
financieros y tecnológicos para llevar esas acciones a cabo. Los administradores no
pueden saber cómo organizar a la gente y los recursos puede que no tengan ni siquiera
la idea clara de qué es lo que necesitan organizar con rapidez que se observa en el
acontecer de los fenómenos: económicos, políticos, sociales y tecnológicos.
Lo anterior ha hecho que tanto las entidades y dependencias públicas, así como
empresas privadas, destinen buena parte de sus esfuerzos y recursos a planear, lo cual
ha ido desarrollando paralelamente una metodología cuya sofisticación ha crecido. No
obstante, la planeación sigue siendo en esencia un ejercicio de sentido común, por
medio del cual se pretende entender, en primer término, los aspectos cruciales de una
realidad presente, para después proyectarla, diseñando escenarios de los cuales se
busca, finalmente obtener el mayor provecho.
Por el contrario, sus alcances van mucho más allá, el objetivo no es sólo planear, sino
realizar en forma sistemática un amplio número de actividades que, a su vez, implican
el uso de recursos humanos y materiales. Por ello es fundamental tener claridad de cuál
es la misión y los objetivos que se persiguen, para que la repetición del ciclo de la
planeación nos acerque paulatinamente al propósito deseado. Esto es el diseño e
implantación de una estrategia.
Por cada objetivo fijado deben definirse las acciones a realizar, anticipar los problemas
por resolver, priorizar sus soluciones, asignar recursos, determinar responsabilidades,
diseñar medidas de seguimiento que permitan no sólo evaluar el avance, sino, sobre
todo, volver a planear. Traducir los objetivos estratégicos en acciones concretas que se
incorporen al quehacer diario de la empresa, es pasar de la planeación a la dirección
estratégica; es otorgarle, de hecho, un sentido trascendente a la acción cotidiana de
todos sus integrantes, quienes sabrán que, al margen de las tareas rutinarias, hay que
desarrollar otras actividades que tienen un efecto más importante, duradero y, sobre
todo, necesario para garantizar el futuro de la organización.
Concluyendo, la administración estratégica significa tener conciencia del cambio y
comprender lo vital de lo contrario la vida de una empresa queda reducida a su suerte.

Bibliografía
Hill, Charles W.L.; Jones, Gareth R. Administración estratégica. México, D.F. McGraw-Hill. 2009

Stephen P. Robbins,Mary Coulter. Administración de empresas emprendedoras. Pág 328

Thompson, Arthur A., Strickland, Alonzo J. Administración estratégica: textos y casos (2003)

Trabajos citados
Administracion Estrategica. (10 de March de 2010). Recuperado el 17 de septiembre de 2012, de
www.buenastareas.com: http://www.buenastareas.com/ensayos/Administracion-
Estrategica/160060.html

Referencias

HITT, M.; IRELAND, D.; and HOSKISSON, R. Strategic Management, South- Western College
Publishing, EE.UU., 1998

HOFER, Ch. y SCHENDEL, D. Strategy Formulation: Analytical Concepts. West Publishing, Los
Angeles. 1978
http://www.monografias.com/trabajos14/administracion-empresas/administracion-
empresas2.shtml

Beneficios de la Administración Estratégica

La administración estratégica permite a una organización ser más productiva que


reactiva cuando se trata de darle forma a su futuro; le permite iniciar e influir en las
actividades (en vez de limitarse a responder a ellas) y, por lo tanto, ejercer control sobre su
propio destino. Los dueños de pequeñas empresas, directores generales, presidentes y
gerentes de muchas organizaciones con y sin fines de lucro reconocen y son conscientes
de los beneficios de la administración estratégica.

Históricamente, el principal beneficio de la administración estratégica ha sido ayudar a las


organizaciones a formular mejores estrategias utilizando un enfoque más
sistemático, lógico y racional de la elección estratégica. Ésta sigue siendo una de las
mayores ventajas de la administración estratégica, pero los estudios más recientes indican
que su contribución más importante es el proceso en sí, más que las decisiones o los
documentos. 1 La comunicación es la clave para una administración estratégica exitosa. A
través de la participación en el proceso, los gerentes y empleados se comprometen más en
apoyar a la organización. El diálogo y la participación son ingredientes esenciales.

Por eso, la manera de llevar a cabo la administración estratégica es


excepcionalmente importante. El objetivo fundamental del proceso es lograr la comprensión
y el compromiso de todos los gerentes y empleados. La comprensión es el beneficio más
importante de la administración estratégica, seguida por el compromiso. Cuando los
gerentes y empleados comprenden lo que la organización hace y por qué lo hace, a menudo
se sienten parte de la empresa y se comprometen más a ayudarla. Esto es especialmente
cierto cuando los empleados también comprenden la relación que existe entre su
remuneración y el desempeño de la organización. Los gerentes y empleados se vuelven
sorprendentemente creativos e innovadores cuando comprenden y apoyan la misión, los
objetivos y las estrategias de la empresa. De esta manera, un gran beneficio de la
administración estratégica es la oportunidad de que el proceso otorgue más
facultades de decisión a los individuos. Otorgar facultades de decisión o empowerment
es el acto de fortalecer el sentido de eficacia de los empleados animándolos a participar en
la toma de decisiones, a ejercer su iniciativa e imaginación, y recompensarlos por hacerlo.
Cada vez son más las organizaciones que están descentralizando el proceso de
administración estratégica, al reconocer que la planeación debe incluir a los gerentes y
empleados de niveles más bajos. La noción de la planeación centralizada del personal está
cediendo el paso a la planeación descentralizada a cargo del gerente de línea en las
organizaciones. Por ejemplo, Walt Disney Co. desmanteló en 2005 su departamento de
planeación estratégica y devolvió esas responsabilidades a las divisiones de negocios de
Disney. Michael Eisner, el ex director general, había favorecido el enfoque centralizado de
planeación estratégica, pero el nuevo director ejecutivo, Robert Iger, disolvió el
departamento de planeación estratégica a unas semanas de haber ocupado su cargo, el
más importante en Disney. El proceso es una actividad de aprendizaje, ayuda, educación y
apoyo, no un simple papeleo entre los altos ejecutivos. En la administración estratégica, el
diálogo es más importante que cualquier documento de administración estratégica, por bien
encuadernado que esté.2 Lo peor que pueden hacer los estrategas es desarrollar planes
estratégicos por su cuenta y después presentarlos a los gerentes de operaciones para su
implementación. Por medio de la participación en el proceso, los gerentes de línea se
vuelven “dueños” de la estrategia. La clave del éxito es que quienes deben implementar
las estrategias se apropien de ellas.

Aunque tomar buenas decisiones estratégicas es la principal responsabilidad del dueño o


director general de una organización, los gerentes y empleados deben participar en las
actividades de formulación, implementación y evaluación de la estrategia. La
participación es una clave para lograr el nivel de compromiso que se necesita para el
cambio. Cada vez más corporaciones e instituciones están utilizando la administración
estratégica para tomar decisiones eficaces. Pero la administración estratégica no garantiza
el éxito; si se realiza sin orden podría resultar disfuncional.

Beneficios financieros

Ciertas investigaciones muestran que las organizaciones que utilizan los conceptos de la
administración estratégica son más rentables y exitosas que aquellas que no lo hacen.3 Las
empresas que utilizan esos conceptos muestran una mejoría significativa en las ventas, la
rentabilidad y la productividad en comparación con las empresas que no llevan a cabo
actividades de planeación sistemática. Las compañías de alto desempeño tienden a realizar
la planeación sistemática para prepararse frente a futuros cambios en sus ambientes, tanto
en el externo como en el interno. Las empresas cuyos sistemas de planeación se asemejan
más a la teoría de la administración estratégica, por lo general, registran un rendimiento
financiero superior a largo plazo en relación con los promedios de su industria.

Las empresas de alto desempeño siempre parecen tomar más decisiones informadas con
una buena anticipación de las consecuencias a corto y a largo plazos. Por otro lado, las
empresas que muestran un desempeño muy deficiente a menudo se enfrascan en
actividades cuyas perspectivas son limitadas y que no reflejan un buen pronóstico de las
condiciones futuras. Los estrategas de las organizaciones con bajo desempeño con
frecuencia se preocupan por resolver problemas internos y cumplir con los plazos que les
impone el papeleo. Suelen subestimar las fortalezas de sus competidores y sobrestimar las
propias. A menudo atribuyen el desempeño deficiente a factores que están fuera de su
control, como la debilidad de la economía, los cambios tecnológicos y la competencia del
extranjero.
Dun & Bradstreet informa que cada año fracasan más de 100,000 compañías en Estados
Unidos. Los fracasos de las empresas incluyen bancarrota, ejecución hipotecaria,
liquidaciones y declaraciones de quiebra seguidas por una sindicatura ordenada por la corte.
Si bien son muchos los factores además de la falta de una administración estratégica eficaz
que pueden llevar a una empresa al fracaso, los conceptos de la planeación y las
herramientas acá presentadas contribuyen a generar beneficios financieros sustanciales
para cualquier organización.

Beneficios no financieros

Además de ayudar a las empresas a evitar el fracaso financiero, la administración


estratégica ofrece otros beneficios tangibles, como tener una mayor conciencia sobre las
amenazas externas, una mejor comprensión de las estrategias de los competidores, mayor
productividad de los empleados, una menor resistencia al cambio y la comprensión más
clara de las relaciones entre desempeño y recompensas. La administración estratégica
mejora las capacidades de prevención de problemas de una organización porque fomenta
la interacción entre los gerentes de todos los niveles divisionales y funcionales. Las
empresas que cuidan y educan a sus gerentes y empleados, que comparten con ellos los
objetivos de la organización, que les otorgan facultades de decisión para ayudar a mejorar
los productos o servicios y que reconocen sus contribuciones seguramente podrán contar
con ellos, gracias a esta interacción, cuando necesiten su ayuda.

Además de otorgar facultades de decisión a los gerentes y empleados, la administración


estratégica a menudo impone orden y disciplina en las empresas que, de otra manera,
estarían a la deriva. Esto es el inicio de un sistema administrativo eficiente y eficaz. La
administración estratégica puede renovar la confianza en la actual estrategia empresarial o
apuntar a la necesidad de realizar acciones correctivas. El proceso de administración
estratégica sienta las bases para que los gerentes y empleados de la compañía puedan
identificar y racionalizar la necesidad de cambio; les ayuda a entender el cambio como una
oportunidad más que como una amenaza.

Greenlay afirma que la administración estratégica ofrece los siguientes beneficios:

1. Permite identificar, dar prioridad y aprovechar las oportunidades.


2. Ofrece una visión objetiva de los problemas administrativos.
3. Constituye un marco para una mejor coordinación y control de las actividades.
4. Minimiza los efectos de condiciones y cambios adversos.
5. Permite tomar decisiones importantes para apoyar mejor los objetivos establecidos.
6. Facilita una asignación más eficaz de tiempo y recursos a las oportunidades
identificadas.
7. Permite que se destinen menos recursos y tiempo a corregir decisiones erróneas o
tomadas en el momento.
8. Crea un marco para la comunicación interna entre el personal.
9. Ayuda a integrar el comportamiento de los individuos en un esfuerzo total.
10. Constituye la base para poner en claro las responsabilidades individuales.
11. Fomenta el pensamiento proactivo.
12. Ofrece un enfoque cooperativo, integrado y entusiasta para enfrentar los problemas
y las oportunidades.
13. Fomenta una actitud favorable hacia el cambio.
14. Da un grado de disciplina y formalidad a la administración de una empresa.4

Fuente:
- David, Fred R. Conceptos de Administración Estratégica. Pearson Educación. 11 Edición.
2008
Notas:
1.- Ann Langley, “The Roles of Formal Strategic Planning”, Long Range Planning 21, núm.
3, junio de 1988, p. 40.
2.- Bernard Reimann, “Getting Value from Strategic Planning”, Planning Review 16, núm. 3,
mayo-junio de 1988, p. 42.
3.- G. L. Schwenk y K. Schrader, “Effects of Formal Strategic Planning in Financial
Performance in Small Firms: A Meta-Analysis”, Entrepreneurship and Practice 3, núm. 17,
1993, pp. 53-64. También, C. C.Miller y L. B. Cardinal, “Strategic Planning and
Firm Performance: A Synthesis of More than Two Decades of Research”, Academy of
Management Journal 6, núm. 27, 1994, pp. 1649-1665;Michael Peel y John Bridge,“How
Planning and Capital Budgeting Improve SME Performance”, Long Range Planning 31, núm.
6, octubre de 1998, pp. 848-856; Julia Smith, “Strategies for Start-Ups”, Long
Range Planning 31, núm. 6, octubre de 1998, pp. 857-872.
4.- Gordon Greenley, “Does Strategic Planning Improve Company Performance?”, Long
Range Planning 19, núm. 2, abril de 1986, p. 106.

NATURALEZA Y ALCANCES DE LA
ADMINISTRACION

Ninguna empresa puede alcanzar buen éxito, si no tiene una administración


competente. La obtención de resultados mediante esfuerzos de otros, requiere
normalmente de estrategias. Un administrador, debe planear los esfuerzos que le
permitan alcanzar los resultados deseados

En el proceso de administración estratégica es importante considerar los siguiente: la


comunicación es básica, representa la clave del éxito en las interacciones humanas y
sistémicas de la organización, impulsando el conocimiento, la calidad, la productividad,
la corresponsabilidad y el compromiso necesarios para alcanzar la misión y los objetivos
institucionales. El diálogo y la participación son esenciales, es fundamental ya que
permite que los integrantes de las empresas estén muy bien informados sobre la misión
y visión, los objetivos generales y particulares de la dependencia, el sentido de las
actividades, los avances logrados para alcanzar los objetivos, los planes y programas
de desarrollo y la importancia de brindar un adecuado servicio.

Otro punto importante es la globalización y la


capacidad de adaptación a los nuevos cambios que exige el entorno repercute en
adoptar adecuadas decisiones estratégicas, que le brinden a la empresa una
estabilidad.

El ambiente es un elemento clave dentro de la implementación de estrategias, ya que


estas suelen ser muy diferentes como las mismas organizaciones y estas deben de
tomar en cuenta para formular y poner en práctica las estrategias.

Por lo que es importante plantear bien las estrategias ya que de ahí dependerá el
alcance que estas tengan, y el impacto que propicien dentro de la empresa y fuera,
puesto que el empleo de las estrategias lograran que: se logre la contribución de los
objetivos, prevalencia, extensión y eficiencia de las estrategias.

La relación entre lo que se plantea y se logra al principio de la administración estratégica


es un muestra en donde se ubica que es lo que realmente se está haciendo bien y que
es lo que debe de reforzarse.