Sei sulla pagina 1di 40

elManuscrito

EDITOR
Círculo de Ilusionistas Malagueños

DIRECCIÓN
Dani DaOrtiz

PRODUCCIÓN
Dani DaOrtiz
Manuel Montes Adentrándonos en un nuevo nu- boó, Camilo Vazquez, Juan Tama-
Paco Valero mero y, con él, nuevas ilusiones, riz, Roberto Giobbi, Gema Navarro,
nuevos proyectos y nuevos traba- Miguel Angel Gea, Manuel Montes,
PUBLICIDAD jos: trabajos bien hechos, descu- Antonio Iturra, Howard Hamburg…
Muchamagia.es brimientos constantes, Algunos prestándonos sus trabajos,
Kaps-store.com investigaciones y hallazgos que ven otros, escribiendo directamente en
forofomagia.com la luz trimestre tras trimestre en el estas páginas. ¿Alguien da más en
manuscrito. un mismo número?
COLABORADORES
Ramón Rioboó ¡Y qué equipo! ¡Y qué colaborado- ¿Y qué decir sobre el estudio de
Howard Hamburg res! ¡Qué alegría! Realmente, Kaps? Estamos avanzando poco a
Gema Navarro cuando todo te lo ponen tan fácil, poco, profundizando sobre la figura
Ulises Palomeque se trabaja con gusto y esto se ve de este genio de la magia. ¡Cuánto
Lennart Green en el resultado. Y esto es lo que ha material escrito!¡Cuánto queda por
Manuel Montes sucedido en un nuevo número car- escribir!
Miguel Angel Gea gado de nuevos juegos, temas, téc-
Juan Esteban Valera nicas, teorías… Y como no puede ser de otra
Dani DaOrtiz forma, no dejamos de lado la figura
Roberto Giobbi Además tenemos un nuevo fi- que empezamos a estudiar hace ya
Camilo Vázquez chaje… su nombre… ¡Lennart un año: Hofzinser. En esta ocasión
Juan Tamariz Green! He compartido muchas te ofrecemos un apasionante capí-
Antonio Iturra horas con él y como no, nada más tulo sobre sus naipes. ¡Gracias
proponerle el seguir compartiendo Ramón!
AGRADECIMIENTOS nuestra amistad en estas páginas,
Escuela Mágica de Madrid me regaló un sí profundo que se Después de este prólogo que se-
Mundomagia.com.ar verá reflejado en forma de pala- guro habrá tocado tu curiosidad,
bras, que nos contarán sus técnicas sólo te queda abrir las páginas que
FOTOGRAFÍAS más locas. ¡Muchas de ellas no pu- siguen, así que no te retengo más.
Kaps-Producciones blicadas!
Rocio Platero ¡Y qué colaboradores! Ramón Rio- ¡Que lo disfrutes!
Katja Engblom
Dani DaOrtiz
TRADUCCIONES
Antonio Iturra

Año 1 - Núm.6 SUMARIO


Octubre-Diciembre de 2008 Las cartas de Hofzinser, por Ramón Rioboó................ 98-101
Clip Ambicioso, por Howard Hamburg........................ 102-105
Depósito Legal: MA 1211/2007
Quiero ser como tu, por Gema Navarro...................... 106-107
Ediciones y Publicaciones de Málaga
Soft Coins, por Ulises Palomeque.............................. 108-109
Queda prohibida la reproducción Esencia Green, por Lennart Green..............................110-112
total o parcial del contenido de El Manuscrito 3D..........................................................114-115
esta revista, sin el previo consen- Problema de Marlo, por Manuel Montes............................ 116
timiento, por escrito, del Círculo
Un viaje, tercera parte, por Miguel Angel Gea............ 118-121
de Ilusionistas Malagueños.
Palabras Mágicas, por Juan Esteban Valera.............. 122-123
Para más información, llame al tlf El arte de la simplificación, part 2,por Roberto Giobbi.124-125
676103084 Recordando a Kaps, Camilo Vázquez y J. Tamariz.....126-128
o bien, póngase en contacto con Conferencia de Kaps en M.Circle, por Antonio Iturra.. 129-132
dufmanmagico@hotmail.com
97
Las cartas de Hofzinser
UNA EXHIBICIÓN DE CARTAS RELACIONADAS CON LA MAGIA
por Eugene E. Gloye, traduccido por Ramón Rioboó

Los naipes usados por el mago vienés aparente. Igualmente, los dibujos de
Johann Hofzinser (1806-1875) pueden las mismas que acompañan a las
atraer nuestro interés de diferentes descripciones de los trucos son di-
modos (l). Son un ejemplo de cartas minutos y les faltan detalles. Ade-
antiguas y pueden excitar nuestra cu- más, hay que revisar la
riosidad por esta razón (2). Incluidas correspondencia de HOFZINSER
entre ellas hay varios tipos de cartas para enterarse de que sus cartas
trucadas. Hechas para ser semejan- estaban impresas con bloques de
tes a las normales, estas cartas fue- madera y luego coloreadas a mano
ron introducidas por Hofzinser (4).
mientras realizaba y originaba con
ellas varios excelentes trucos. Versio- Las cartas producidas de este modo
nes puestas al día de estas cartas es- arcaico tienen ciertas características
peciales han sido muy útiles para las que las distinguen de las cartas que usa-
siguientes generaciones de magos.(3) mos hoy día. Dichas características no re-
Dado que muy pocas de las cartas de Hof- ciben la debida atención en la literatura
zinser parecen haber sobrevivido, debido en sobre magia con cartas.
parte a su naturaleza efímera, son altamente apre-
ciadas por los coleccionistas. Hay que hacer constar que sabemos perfectamente cómo
era el mazo de cartas que generalmente usaba Hofzinser.
Tengo la opinión de que para apreciar totalmente el arte Estaba compuesto de 32 cartas solamente; las cartas de
de HOFZINSER con las cartas, es importante estar fami- "número" del 2 al 6 de todos los palos se habían eliminado
liarizado con las características de éstas. Lo que hasta (5). En los países germánicos esto es conocido como un
ahora se ha publicado deja mucho que desear respecto a mazo de SKAT, nombre derivado de un juego de cartas po-
proporcionar información. Por ejemplo, las escasas copias pular en Alemania. Esto es idéntico al mazo francés de
fotográficas de las cartas de Hofzinser que han aparecido PICQUET, que usaba ROBERT-HOUDIN. HOFFMANN por
las mostraban en mi- su parte recomienda este mazo por su fácil manejo. Sin
niatura. Su tamaño embargo, podría ser considerado incompleto en los países
real por tanto no es donde estos juegos no son familiares.

Gracias a la generosidad de Mr. Richard Buf-


fum, y con su ayuda, he podido hacer foto-
grafías en color de un cierto número de cartas
de HOFZINSER de su colección personal.
Mientras lo hacía me fue posible observar di-
rectamente sus características físicas. Copias
de estas cartas son las que se presentan aquí,
incluyendo además comentarios explicativos y
algún material de ayuda.

Dado que las reproducciones de estas cartas no


pueden familiarizarnos con otros detalles físicos
fácilmente observables, comenzaremos con una
descripción de dichos detalles.

Como es típico en las cartas producidas usando blo-


ques de madera para su impresión y coloreado a
mano (y por tanto no inherente en su manufactura)
están sin barnizar, y su superficie presenta un ligero
"grano". No son tan rígidas como la mayoría de las
Foto 1 cartas que se producen hoy día. Claramente se ve que
98 Foto 2
fueron cortadas a mano y no con guillotina, por
tanto diferentes mazos varían ligeramente en ta-
maño

Las cartas de HOFZINSER tienen las esquinas


cuadradas y no tienen índices. Son de tamaño
"francés" y tienen marcas de palo franceses (6).
Los dibujos de las figuras son dobles (simétri-
cos), una innovación que se fue estableciendo
hacia 1850. La JOTA DE PICAS que se repro-
duce en la foto 1, tiene una extraña apariencia
debido a que al adaptar la antigua figura com-
pleta de la baraja vienesa a una figura doble y si-
métrica con dos cabezas, la figura se estrecha
en el centro. Esto hace que no convenga para
trucos con cartas divididas. La carta usada por
HOFZINSER para trucos con cartas divididas es
la que se muestra en la foto 2.

Los fabricantes de naipes durante este período


incluían su nombre en alguno de sus dibujos e
incluso cuando estas cartas divididas eran pro-
ducidas según petición el TITZE (nombre de la
marca) permanece.
Foto 4
Foto 3
Las figuras con cuerpo ancho (como las actua-
TITZE, no se puede diferenciar del hecho por JOSEPH
les) tienen un dibujo que se difumina uno en otro, por tanto
GLANZ, otro fabricante de naipes vienés (9) Los magos
si tapamos el "pip" (dibujo del palo) en un extremo o en
preferían y prefieren cartas que parezcan "usuales" a la
otro con el dedo la carta se verá como un REY DE PICAS
audiencia.
o como una DAMA DE DIAMANTES. Este tipo de carta
trucada era uno de los secretos mas guardados por HOF-
También podemos observar el dibujo del dorso de las car-
ZINSER (7).
tas de HOFZINSER, en la foto 6. Estaba impreso en rojo o
en negro. El trozo de esquina que falta se debe sin duda al
Otro tipo de carta cambiante se ofrece a continuación (foto
hecho de que este naipe que ha sobrevivido, fue usado du-
3): Según se cubra alternativamente el diamante de abajo,
rante un truco de "arrancar la esquina". Un tercer tipo de
o el lugar donde debería haber otro, se ve un AS o un 3- Es
carta cambiante se muestra en la foto 7.
imposible decir si este truco fue original de HOFZIN-SER
(8). Así mismo podemos ver una carta biselada (foto 4), lo
Es un ejemplo y una versión avanzada de una carta divi-
que es una sorpresa. Sin duda alguna es alguna de las car-
dida que usa un "flap" (tipo bisagra) de papel fino. Se
tas trucadas de Hofzinser, al igual que las otras presenta-
puede mostrar como un REY DE TRÉBOLES, una JOTA
das aquí. El uso de cartas biseladas no se
DE DIAMANTES, o con el "flap" doblado como una DAMA
asocia general-
DE CORAZONES. La DAMA no es una carta dividida luego
mente
Foto 5

puede dejarse ver con detalle al público.


c o n
Hofzin-
El AS DE CORAZONES, muestra frecuentemente la im-
ser ya
presión del sello del fabricante y del sello de impuestos del
que era
gobierno, en lugar del AS DE PICAS. Hofzinser sugirió a
un ex-
CARLO MARCHINI que cuando encargase cartas a TITZE
perto en
tratase de conseguirlas sin ASES DE CORAZONES, la
la mani-
razón no está clara pero es posible que se tratase de aho-
pulación.
rrar dinero.
Los dibu-
Después de que OTTOKAR FISCHER publicase su cuida-
jos de los
dosamente investigado libro sobre la magia de cartas de
naipes si-
HOFZINSER, autorizó a Sigmund Klingl, un comerciante
guen tradi-
mágico de Viena, para fabricar las cartas especiales ne-
ciones muy
cesarias para los efectos (10). El nombre de Hofzinser se
fuertes. El
añadía a estos trucos en el catálogo de KLINGL. Este
Rey de Dia-
había estado 40 años suministrando dichas cartas sin dar
mantes que
crédito a nadie. Estas cartas estaban fabricadas por PIAT-
se reproduce
NIK, un fabricante vienés que todavía existe. Son similares
en la foto 5,
a las originales de HOFZINSER, pero modernizadas, al
fabricado por
estar cortadas a máquina y con esquinas redondas y

99
barnizadas. Con el libro de OTTOKAR FISCHER LA MAGIA DE JOHAN HOF-
paso del tiempo ZINSER, (OMAHA, GRAHAM, 1985) pag 209. Hofzinser
Klingl fue introdu- habla de suministrar algunas de sus "doble" cartas truca-
ciendo trucos de das instruyendo a Marchini de que puede conseguir mazos
cartas adicionales. de cartas normales iguales a esas de HERR TITZE, fabri-
La carta de la foto 8, cantes de naipes de Viena. Le dice que pida cartas de
está hecha para que "HOFZINSER".
parezcan cuatro
REYES. Es una idea 2.- Este material aparece en LOS MÍSTICOS PERENNES
tomada de THEO- 8
DORE DELAND. La
cara de un sobre 3.- Consulte una página sin número, en color en J.N. HOF-
usado por KLINGL, ZINSER CARD CONJURING de OTTOKAR FISCHER,
para meter en él los (LONDON, JOHNSON, 1931, New Jersey. FULVES 1973)
distintos tipos de y pag 56 de HOFFMANN & DIETRICH KARTEN ZUM
cartas trucadas que ZAUBERN (MUNCHEN HEIMERAN 1979-
suministraba, se
muestra en la foto 9. 4.- Se discute de una manera muy descriptiva en una carta
a CAROL VON POSPISCHIL, en HATCH, cit. pág 205-
Los fabricantes de
cartas en distintos 5.-HATCH. cit. pag 104. En algunas ocasiones HOFZIN-
países y en diferen- SER usaba un mazo de 52 cartas.
Foto 6
tes épocas, han pro-
ducido cartas de distintos tamaños. Muchas de las 6.- Los palos de la baraja tradicional germana son CAM-
antiguas cartas de TAROT son más grandes que las cartas PANAS, MAZORCAS DE MAÍZ, HOJAS y CORAZONES.
de Bridge o Poker a las que estamos acostumbrados. En
los países germánicos estas cartas de mayor tamaño han 7.-Parece claro que HOFZINSER no era conocedor del
sido usadas a menudo para jugar al SKAT. La JOTA DE hecho de que las cartas divididas vienen ya de siglos atrás.
PICAS que se ve en la foto 10, es un ejemplo de las car- Se describen por ejemplo por SAMUEL RID en THE ART
tas grandes que todavía pueden obtenerse en Alemania OF JUGGLING AND LEGERDEMAINE, editada en 1614
hoy día (II). (como indica Sharp op. cit. pag 20 ). Hay aquí una sutileza
que no debe escapársenos. Las primeras cartas divididas
Es aproximadamente del mismo ancho que la carta ger- se hacían con cartas que tenían la figura de cuerpo com-
mánica pero algo más corta. Ambos tipos de cartas tien- pleto y por tanto la divsión se hacía diagonalmente (ver
den a ser bastante espesas, (tienen más espesor de lo HOFFMANN & DIETRICH para una gran variedad de
normal). Por tanto su tamaño y su espesor hacen que sean ejemplos). Para usar esas cartas trucadas se abrían en
difíciles de empalmar. Lo que vino a ser conocido como abanico al mostrarlas para ocultar el truco. Las cartas de
cartas "tamaño francés" son algo más pequeñas que las Hofzinser están divididas horizontal-
referidas. Ambas, las vienesas (Hofzinser) y las cartas fran- mente y siempre hechas de dos
cesas, pueden valer ya que tienden también a ser más
finas que las otras y por tanto fáciles de ma-
nipular.

NOTA SOBRE CARTAS DE


DOBLE CARA.
Dado que las cartas de doble cara
son consideradas como otra de las
innovaciones de HOFZINSER es di-
fícil mostrarlas con claridad ofreciendo
ambos lados. Es suficiente con decir
que están incluidas en la colección de
RICHARD BUFFUM de cartas origina-
les de Hofzinser y Klingl fabricadas para
poderse combinar con las que este último
vendía durante muchos años. Hoy día
este tipo de cartas se ofrecen para combi-
narse con muchos tipos de cartas usuales
y se pueden obtener fácilmente por los
magos en todas partes (12).

ANOTACIONES A LO LARGO DEL TEXTO.


1- En una carta a Cario Marchini, reproducida
en la traducción hecha por Richard Hatch del
100 8
s7y
Foto
Foto 9
cartas de figura similar pero diferentes palos. Como se ex-
plica en el texto se usan de diferente manera que las más
antiguas. Para fabricarlas Hofzinser tenía que pagar a
TITZE para que construyese bloques de madera especia-
les.
8.- Se describe por ejemplo en PARLOR TRICKS WITH
CARDS (NEW-YORK: Dick & Fitzgerald) 1863 y también
en KUNARD, THE BOOK OF CARD TRICKS (CHICAGO:
Frost) 1888, pags 99-101. En ambos casos la carta que
ilustra es el AS TRES de CORAZONES. En Viena la carta
que llevaba el sello del fabricante y del pago de impuestos
era el AS DE CORAZONES por tanto no podría haber sido
escogida por HOFZINSER para el truco descrito. En
MORE MAGIC, HOFFMANN presenta el truco del As y el
Tres de Diamantes exactamente como la carta de HOF-
ZINSER, pág 54-55, describiendo su uso para el THREE
CARD MONTE que según dice "es de común uso en Amé-
rica". Después pasa a ofrecer un 5/9 trucado basado en el
mismo principio. Puede concebirse que COMPARS
(CARL) HERMANN, un íntimo de HOFZINSER, comprase
el truco AS / TRES de Diamantes y lo trajese a América
consigo durante su tour de 1860-1863 y que los magos
americanos se sintiesen inclinados a usar el AS DE CO-
RAZONES.
9.- Cartas antiguas vienesas de distintos fabricantes pue-
den verse en FOURNIER F.A. "CARTAS DE JUEGO" (NAI-
PES) (VITORIA, ESPAÑA, FOURNIER, 1982) un libro de
formato grande basado en el MUSEO DE CARTAS DE
FOUNIER.

10.- SHARP (edit) op. cit. KLINGL es mencionado en


HATCH cit. pag 16.
11.-Fotografías de "THE CARD AUTOMATON" (El autó-
mata de cartas) en HATCH parecen indicar que fué desig-
nado para cartas de este tipo.

12.- Como contraste, las "cartas transparentes" de HOF-


ZINSER que son imposibles de reproducir sobre una pá-
gina impresa, han sido de poco interés para posteriores
Foto 10

generaciones de magos (Ver SHARP, ct. pag 163).

101
Clip
Ambicioso
cartomagia

E
l mago realiza un clásico efecto de ambiciosa,
donde una carta elegida al azar, tras perderla
por el centro de la baraja, sube hasta la pri-
mera posición de forma sorprendente e inesperada.
En un intento de repetirlo, el mago anuncia que lo re-
alizará más imposible aún. Para ello, da a elegir una
carta cualquiera y le coloca un clip que la sujetará en
todo momento. La carta es perdida ahora por el cen-
tro del mazo. El mago muestra la carta superior para
demostrar que aún se encuentra allí la carta que subió
en una primera ocasión. Pero tras el pase mágico del
mago, la carta elegida sube a la parte superior, con el
clip sujeto a ella. Esta carta es colocada en la palma
de la mano del espectador. Ahora, el mago pregunta
dónde se halla la carta que subió en una primera oca-
sión. Tras la incertidumbre creada, el mago pide al es-
pectador que gira la carta que sujeta con el clip,
mostrando así la increíble transformación, ya que ésta
es ahora la carta que subió en una primera ocasión.

EXPLICACIÓN
Comenzaremos obteniendo una carta doble del centro
de la baraja, simulando sujetar tan sólo una. Para ello,
cogeremos la baraja con la mano izquierda, rifleán-
dola y deteniéndonos en el centro de la misma. Justo
ahí insertaremos el dedo índice, como indica la figura
número 1. Dejaremos escapar dos cartas más, y las
cogeremos, entre índice y pulgar, como indica la fi-
gura 1. Primero, sacaremos la carta de la baraja hasta
su mitad, no completamente, y luego, giraremos la ba-
raja cara arriba y recuperaremos la sujeción de la
doble carta, por uno de sus lados largos, tal como in-
dica la figura 2.

Giraremos la doble carta cara abajo sobre la baraja,


también cara abajo, y realizaremos el pase de ambi-
ciosa: para ello, solo hay que coger la carta superior,
que todos creerán que es la elegida, y la perdemos
por el centro del mazo. Tras mover la mano derecha
por encima de la baraja de derecha a izquierda, a

Hamburg
modo de pase mágico, giraremos la carta superior

Howard
mostrando cómo la carta ha subido.

Ahora decimos que lo volveremos a repetir. Para ello,


deja la carta recién subida cara abajo sobre la baraja
y abre ésta entre las manos, para que el espectador
seleccione una de ella. Una vez hecho, cógela y con
la ayuda de ambas manos, le colocarás el clip, en la
posición que indica la figura número 3. Inmediata-
mente gira la carta para llevar el clip al lado opuesto,
como indica la figura número 4. Termina de encajar el

102
1

clip con el pulgar de la mano iz- Justo cuando se baja nuevamente


quierda, como indica la figura 5. la mano izquierda, la derecha se
abre sobre la baraja para realizar
Muestra ahora la carta levantado el pase mágico. En realidad, para
la mano derecha, mientras que la no dejar ver el clip (figura 13).
mano izquierda consigue una se-
paración bajo la carta superior, Tras los pases mágicos, quita la
como indica la gira número 6. mano dejando ver el clip (figura 2
14). Ahora es muy fácil coger las
Simula perder la carta, realizando dos cartas superiores como una, y
realmente el control mediante la girarlas cara arriba, de arriba hacia
“técnica de tilt” (sensación de pro- abajo, como indica la figura nú-
fundidad), gracias a la separación mero 15. Este giro hará que el clip
obtenida bajo la primera carta. continúe hallándose en la parte iz-
Para ello, el pulgar izquierdo ayu- quierda (figura 16).
dará a subir la carta superior, cre-
ando un espacio entre ella y el Gira ahora las dos cartas como
resto de la baraja. En la figura nú- una, cara abajo, pero en esta oca-
mero 7 se ve cómo la carta entra sión de izquierda a derecha, que-
realmente en la segunda posición, dando el clip en el lado derecho, 3
dando la sensación, visto desde el como indica la figura 17.
frente, que está entrando por el
centro de la baraja, tal como mues- Con el pulgar derecho y tal como
tra la figura número 8. indica la figura 18, coge la primera
carta y tira de ella hacia la dere-
Cuadra la baraja y disponte ahora cha, como indica la figura 19, que-
a mostrar cómo en la parte supe- dando la carta elegida suelta del
rior aún se halla la carta del princi- clip, gracias a que el pulgar iz-
pio. Para ello, levanta la mano quierdo está apoyado sobre ella.
izquierda, desplazando con el pul- Pídele al espectador que extienda
gar hacia la derecha, la carta su- la palma de la mano y deja allí la
perior, como indica la figura carta. 4
número 9.
Pregunta ahora al espectador si
Visto esto desde detrás, vemos sabe dónde ha ido la primera carta
como la carta está justamente al que subió. Justo cuando pregun-
lado del clip, como indica la figura tas, abre la baraja entre las manos,
10. Por ello, cuando el pulgar cara arriba como si quisieras ha-
vuelve a cuadrar la carta, ésta se llarla (figura 20). Tras el suspense,
insertará automáticamente en el pídele que gire la carta que sujeta,
clip, como indican las figuras 11 y ante el asombro de todos.
12.

6 5

103
7 8

11 12

15 16

18 19

20 21

104
9 10

13 14

17

De izquierda a derecha: Howard Hamburg, Christian Engblom, Gilbreath y Dani DaOrtiz frente al Magic Castle. 105
“Quiero ser como tú”
José Puchol Montis
(Valencia 1919-Madrid 2008)
por Gema Navarro

biente enrarecido. Car- pocos magos que salía de España a


les traía aire fresco y actuar.
nuevo de más allá de
nuestras fronteras. Con el tiempo, la biblioteca, se fue
convirtiendo en una de las más selec-
La figura de Jean Car- tas de España donde se podía ir a
les tendrá una gran in- beber el mejor néctar del conoci-
fluencia en los magos miento mágico. Uno de los visitantes
de esa época como As- más asiduos fue Juan Tamariz que,
Gemagia canio. La manera de igual que un monje de los conventos

P
ver la magia de Carles de la Edad media, y a falta de fotoco-
y la de Fú se impregna- piadora, gastaba bolis tomando apun-
rán el pensamiento má- tes y copiando libros.
gico de Puchol que
epe Puchol quedó engan- prefería la magia para los profanos a Pepe Puchol y Juan Tamariz formaron
chado por la Magia cuando la magia que se hace para magos y la un poderoso binomio para la magia de
tuvo la suerte de ver actuar al presentación por encima de la técnica. Madrid. Para Juan, Pepe fue, desde
gran Fu-Manchú en su primera sus inicios, su maestro y mentor per-
visita a España. Eso sucedió en el te- Una segunda interrupción se presenta sonal pero además, Juan encontró en
atro de la Zarzuela de Madrid cuando en la vida mágica de Pepe que debe Pepe un apoyo incondicional para los
tenía doce años, en 1932. Consiguió abrir un paréntesis, no de olvido, en su miles de proyectos que se ocurrían.
que le llevaran al teatro y también que afición y que durará más de una dé- Algunos corrieron mejor suerte que
le compraran por 5 pesetas el pro- cada. otros pero Pepe siempre apoyó cual-
grama La vida y los secretos de Fu- quier iniciativa a favor de la magia y
Manchú. Fue allí donde leyó los Cuando vuelve a Madrid, el panorama de los magos.
primeros juegos y el anuncio de la mágico ha cambiado radicalmente: Ha
tienda El Rey de la Magia que, gratis, arraigado con fuerza la magia de Juan imaginaba y Pepe lo hacía posi-
enviaba su catálogo a quien lo solici- cerca y hay más actividad mágica ble, operativo y eficaz. Juntos fueron
taba. Y así empezó Pepe ha hacer sus aunque el secretismo y el hermetismo el alma de La Escuela Mágica de Ma-
primeros “juegos de manos”. sigue como tendencia predominante. drid, de Las Jornadas de El Escorial,
de la Circular, de la que estuvo al
Siguió leyendo y aprendió más juegos Ante ese gran adelanto de la magia de frente durante muchos años.
con el Boscar y con Foulards et dra- Madrid, Pepe sube con otro pie al tren
peaux lo que le aficionó a la magia de la magia y encamina su afición al En tiempos de escasez general, Pepe
con pañuelos. Llegó la guerra que in- estudio y a la investigación. Su afán contaba con una mayor holgura eco-
terrumpió muchas vidas y también sus de saber mágico le llevó a comprar li- nómica y compró una de las primeras
magias pero después de esa pausa, bros antiguos y hasta algunos de filmadoras. Su salón particular se con-
se creó la S.E.I. y Pepe llegó a pre- ellos, los restauraba y encuadernaba virtió en el plató que pisaron grandes
sentarse ante el público en actuacio- él mismo, una afición que mantendrá magos de la época como Frakson o
nes benéficas y empezaron las siempre. Poco a poco, su biblioteca Slydini. Juan y Pepe asistían a mu-
reuniones mágicas en una época en mágica, fue creciendo. Había libros de chos Congresos y Certámenes y, en
la que no había quedado nada. bibliotecas que había comprado com- cintas de tan sólo diez minutos de du-
pletas, otros se los regaló Jean Car- ración y de gran coste, Juan grababa
Apareció en esa época Jean Carles les, Santiago de la Riva, otros, eran las actuaciones que después, ense-
un mago francés, perfumista de profe- aportaciones de autores que querían ñarían a los magos para que también
sión y mago aficionado que, por sus figurar en ella y otros muchos los va pudieran aprender y gozar.
negocios, paraba en Madrid cada trayendo a España Juan Tamariz que,
tanto. Sus visitas eran muy esperadas en aquella época, era uno de los Como presidente de la SEI (1968-
en esa España de encierro y de am-
106
Madrid, 2004: Juan Tamariz, Gema Navarro, Pepe Puchol y Rudyard Magaldi.¡Salut! ¡Por Pepe y por la Magia!

1969), Pepe reunió a un buen equipo que le ayudó a lle-


nar de actividades las reuniones, preparaban actuacio-
nes, charlas con pases de diapositivas, y un largo etcétera
que atraía a muchos magos de fuera de Madrid. Se orga-
nizan los primeros Certámenes Mágicos de Madrid con
los que logran poner en marcha el motor para que se ce-
lebren de nuevo los Congresos Nacionales.

Pepe preparaba la mayoría de las charlas y estudios


como La Bola Okito, El dado de Buatier de Kolta, ¿Cómo
inventar un juego?, Grandes invenciones de la Antigüe-
dad, la ingeniería en la magia y la magia en la ingeniería,
etc.

Además de la responsabilidad con sus nueve hijos, Pepe


tiene otra con su importante biblioteca. Quiere evitar que
su legado se disperse y acabe por perderse. La solución
llega de la mano de Ramón Mayrata, que conociendo la
existencia de una biblioteca teatral en la Fundación March
de Madrid, cree posible y viable que pueda albergar otra
de magia. No sin falta de meditación, la propuesta resultó
un éxito y en 1988, Pepe hizo (en vida) donación de su bi-
blioteca extendiendo su generosidad, no solo a los magos
de su presente, sino a todos los magos del futuro.

El impacto de la onda expansiva de la persona y perso-


nalidad de Pepe, a mí me llegó ya muy débil pero fue su-
ficiente para encontrar en él a uno de mis referentes
mágicos y querer seguir con más ganas en su misma vía
mágica: leer, estudiar, escribir, investigar, aprender de los
maestros, dar charlas, grabar a los magosZ En fin, VOY
A SER COMO TÚ. Pepe Puchol 1949
107
SOFT COINS
Ulises Palomeque
REVISION 2007

EFECTO tomarla en la derecha, solo que esta


Cuatro monedas atraviesan un platito 1 vez, la moneda del plato caerá al em-
de café una a una para caer en forma palme de los dedos de la mano iz-
visible y audible a un vaso de vidrio quierda y produces a la vista de los
transparente que sostiene un espec- espectadores la que tenías empal-
tador en sus manos. mada en la mano derecha en el clá-
sico. Esto es una acción sin pausa, la
ELEMENTOS NECESARIOS mano derecha arrastra una moneda
Un vaso de vidrio transparente. desde el platito dejándola caer a la
Cuatro monedas. mano izquierda e inmediatamente
Un platito de café. baja por debajo del conjunto platito –
mano izquierda y sube produciendo
MÉTODO Y EJECUCIÓN Si tomo una moneda y soplo sobre en la punta de los dedos la que estaba
Comienza pidiéndole a un espectador ella, la misma permanece invisible y empalmada en la mano derecha.
sentado a tu izquierda que sostenga queda flotando aquí+ Hecho con buen “timing”, da la ilusión
el vaso entre sus manos, es decir, las de que es la moneda arrastrada la que
dos manos abrazando el mismo sobre Cuando dices esto último, tus accio- se muestra.
la mesa, de manera que la posición nes están dirigidas a ese punto imagi-
sea estática y no permita movimientos nario donde desaparece la moneda Ahora muestra la moneda en la mano
anticipados de sus manos. para los espectadores. derecha en preparación para el em-
palme clásico y luego voltea esta
Introduce entonces el platito de café y Continúa y repite la acción de arras- mano en sentido contrario a las agujas
las monedas, e inmediatamente y sin trar otra moneda pero esta vez tómala del reloj, empalma la moneda en el
darlos a examinar, coloca las cuatro de verdad y continúa: clásico y junta los dedos púlgar, mayor
monedas sobre el mismo y acércate al e índice de esta mano, como si contu-
espectador que sostiene el vaso y No sólo se tornan invisibles cuando se vieran la moneda en la punta de los
sostén el platito en la mano izquierda, sopla sobre ellas, sino que también mismos y golpea el platito de café
apoyado entre los dedos pùlgar e ín- pueden cambiar su estado, volvién- sobre las monedas y por la acción del
dice de esta mano, sobre la carnosi- dose tan blandas que podrían atrave- golpe, deja caer la moneda empal-
dad entre ellos a la altura de los ojos sar este plato sólido+ mada en la mano izquierda, se ha pro-
de los espectadores y anuncia: ducido la segunda penetración
Al decir estas palabras, lleva el platito
2
Lo que voy a intentar a continuación encima del vaso, a la altura de los
es una breve demostración de cómo ojos del espectador y golpea el plato
estas monedas pueden atravesar un con la moneda que sostienes en la
sólido a la vista de todos ustedes y mano derecha y en una acción conti-
créanme que no lo olvidarán jamás nua y sin pausa, llévala al empalme
por la fuerte impresión que produce el de los dedos. Cuando lo haces, por
verlo, porque claro, siempre hay al- acción del golpe sobre el platito caerá
guien en el público que piensa que al interior del vaso la moneda que es-
estas monedas tal vez son especia- taba en el empalme de los dedos de
les+ y sí, son especiales, permí- la mano izquierda, dando la ilusión
tanme mostrarles+ óptica perfecta de que la moneda ha
atravesado el platito. Aprovecha la 3
Cuando dices estas últimas palabras, misdirection que te otorga la moneda
la mano derecha con los dedos cerra- cayendo y golpeando el vaso para
dos y el pulgar por debajo, dando el que, en la acción de mirarlo, transfie-
dorso a los espectadores, arrastra una ras la moneda empalmada en la
moneda con la punta de los dedos y mano derecha, desde el empalme de
la deja caer en un movimiento conti- los dedos al clásico.
nuo y sin pausas al empalme de los
dedos de la mano izquierda y simula Repite la acción para la segunda mo-
tomarla en la punta de los dedos de- neda, deja caer una al interior de la
rechos (Figura 1). mano izquierda por arrastre y simula
108
MICROMAGIA

(Figuras 2 y 3). La broma acerca del “control remoto”


es por dos motivos, uno mostrar las Durante estas palabras, coordina tus
Ahora vas a introducir una pausa ne- acciones para que cuando el espec-
cesaria para mostrar las manos va- 5 tador simule repetir tus movimientos,
cías y destruir cualquier hipótesis que dejes caer la moneda empalmada al
se haya figurado el espectador si es interior del vaso como clímax final, en-
que ha podido hacerlo, porque puedo tonces acto seguido, arroja las mone-
asegurarte que el efecto es muy das del vaso y deja todo para su
fuerte. examen (Figura 7) si es que alguien
quiere hacerlo, simplemente despre-
Toma el plato con la mano derecha, ocúpate por ello y no lo sugieras, deja
dando el dorso de la misma a los es- que lo hagan sin que tú les digas
pectadores y apoyando el dedo mayor nada, puedo asegurarte que el efecto
contra la única moneda que está en el es de gran impacto.
platito y el pulgar de esta misma mano
por debajo del conjunto, dirígete al pú- manos vacías sin decirlo directa-
blico y coordina tus acciones con las mente, lo cual de por sí sorprende a 7
siguientes palabras: los espectadores, pero también pro-
voca risas y eso hace que la tensión
4 que provoca el efecto por su imposi-
bilidad, disminuya por el “gag”, lo cual
los relaja y te da el tiempo suficiente
para repetir la penetración. Por lo
tanto, toma la moneda que está a la
vista y repite la acción de golpear el
platito y dejar caer la moneda oculta
como en el paso anterior y te quedas
con una moneda empalmada en el
clásico de la mano derecha.

Yo sé lo que están pensando (apoya Ahora toma el vaso de las manos del
tu mano izquierda sobre el hombro del espectador por la boca con la palma
espectador que sostiene el vaso, de de la mano derecha hacia abajo y la
esta manera la muestras vacía sin de- moneda aún empalmada, coloca el Notas
cirlo), él tiene un control remoto que platito encima de ella con la mano iz-
está oculto en la rodilla (señala tu ro- quierda (Figura 6) y dile al espectador: - Este efecto es de mi propia autoría y se
dilla izquierda) entonces cuando él la Ahora es tu turno, recuerdas que la basa en un movimiento que utiliza Rune
mueve, se activa un agujero especial primera moneda está flotando en el Klan para el viaje de tres monedas debajo
en el plato y la moneda lo atraviesa de un plato, publicado en su video “Three
para caer en el vaso (aprovecha para 6 Pieces of Silver Coin”. Lo que hice fue
señalarlo y reafirmar la mano iz- tomar ese movimiento para aplicarlo como
quierda vacía). solución al efecto planteado que era la pe-
Ahora transfiere el plato de la mano netración de cuatro monedas a través de
derecha a la izquierda (acción com- un platito.
pletamente justificada porque se su-
pone que repetirás la acción de tomar - Una versión simplificada de este juego
la moneda con la mano con la que vi- fue publicada en “Magia de Cerca con Mo-
niste haciendo todo). Durante la trans- nedas Vol.1” que escribí en el año 2002 y
ferencia del plato de mano a mano, que fue republicada durante los años 2004
aprovechas para descargar de la y 2005 sin variantes hasta este trabajo, en
mano derecha a la mano izquierda la aire en forma invisible verdad? Muy que la versión ha sido mejorada sobre
moneda que tienes empalmada (Fi- bien, imagina que la tomas entre tus todo en los aspectos de presentación y
gura 5). dedos y a la cuenta de tres la haces manejo.
penetrar el platito correcto?, 1+2+ 3!
109
esencia Green

Lennart Green, nuevo colaborador.


110
TécnicasPERSONALES
por
Lennart Green

I. La mezcla real Roseta 1


2

Para dar mucha más sensación de recha ejerce un movimiento circular


mezcla, suelo utilizar la mezcla roseta, hacia la derecha y la izquierda hacia
ya que con una sóla vez que la haga, la izquierda, sobre sus respectivos
la gente tiene una gran convicción montones. Finalmente te quedarán
sobre la mezcla de la baraja. En cam- como indica la figura 4 (sin cartas
bio, si usáramos otro tipo de mezcla vueltas). Ahora, ambas manos empu-
del estilo Americana, por ejemplo, de- jan los montones entre sí, imbricándo-
beríamos mezclar varias veces con- los para crear la mezcla y un
secutivas para crear la sensación y verdadero caos. Para finalizar, ambas
convicción de mezcla. manos cuadran la baraja hasta ha-
Pues bien, para realizarla, dispón la cerla un sólo montón. 3
baraja sobre la mesa. Corta por el
centro y enfrenta ambos montones. Realmente, la mezcla que acabas de
Ahora, ambas manos se situán cada realizar es equivalente a una mezcla
una sobre un montón, y los gira, la de- americana.

II. La falsa mezcla Roseta


Para el ejemplo y tal como se puede recho mantiene contacto con la carta
ver en la figura número 1, hemos inferior del montón derecho, mientras
puesto las primeras 4 cartas caras que el pulgar izquierdo mantiene el
arriba. Pues bien, a través de un corte contacto sobre la quinta carta
deslizante, pasa estas cuatro cartas al (justo la que está de-
centro de la baraja (fotografía 2), cua- bajo de las
drando la baraja y manteniendo una
separación entre ambos montones.
Corta ahora la baraja sobre la mesa,
justo por la separación, dejando el pa-
quete con las cuatro cartas prepara-
das a la izquierda, y el otro, a la
derecha (fotografía 3).

Los dedos derechos comienzan a


girar el montón entre sí, que-
dando finalmente una figura
circular, tal como indica la fo-
tografía 4. Los dedos iz-
quierdos hacen lo propio 1
con su montón.

Finalizando la acción
de giro, el pulgar de-

111
4

cuatro interesadas). Esta posición que señalan la fotografía 7. Fíjate


se puede ver en la fotografía 5. en los puntos donde presionan los
La mano derecha desliza la es- dedos.
quina de la carta inferior, sobre la
quinta carta del montón izquierdo, Una vez hecho, la baraja te habrá
comenzando así a insertar los quedado nuevamente en un sólo
montones. Una vez hecho, la montón. Aunque no te lo creas, la
5
misma mano derecha se apoya baraja no habrá sufrido ninguna
sobre la parte superior del montón, modificación con respecto al orden
y lo desliza también bajo la cuarta inicial.
carta.
Una sutileza que utilizo muy a me-
En la fotografía 6, podemos ver nudo es la de hacer que el propio
esta acción acabada y, cómo real- espectador sea quien mezcle las
mente, el montón derecho está in- cartas.
sertado entre la cuarta y quinta Para ello, yo hago la falsa mezcla,
carta del montón izquierdo. La sen- imbrico ambos montones, solo la
6 sación en este momento es que primera parte, y luego invito al es-
ambos montones se están mez- pectador a que abra sus manos,
clando. Continuando con la falsa abraze con ellas ambos montones
mezcla, ambas manos comienzan y termine de imbricarlos de esta
a cuadrar los montones, tal como forma.
indica la fotografía 7. El espectador quedará perfecta-
mente convencido de que ha sido
Para que quede perfectamente él mismo quién ha mezclado la ba-
cuadrado, deberás presionar por raja, cuando realmente sabemos
los lugares que no es del todo cierto.

112
113
114
Alexander Herrmann 1844 -1896

Nació en Paris el 11 de febrero de 1844.


Su vocación era de familia, ya que su hermano Karl era mago, y su padre, de origen alemán, era aficionado.
A los 10 años Karl le pidió que lo acompañase en una gira por Rusia como ayudante, a lo que Alexander aceptó con
mucho gusto. Y gracias a esa gira se dió cuenta de que también quería ser mago profesional.
Tuvo mucho éxito en Estados Unidos, país donde se nacionalizó, aunque continuó haciendo giras por muchos países,
dando shows ante grandes personalidades.
Era un excelente comediante; le encantaba sorprender a cualquiera, aún fuera del espectáculo. Su show combinaba mis-
terio, magia medieval y prestidigitación. Tenía como guardián de su espectáculo a Mefistófeles, en quien se inspiraba
para varios de sus trucos.
En 1875 contrajo matrimonio con Adelaida Scarcez, londinense, quien le sirviera de ayudante. Un truco muy recordado
es el de la cremación, en el que supuestamente quemaba a su esposa y luego aparecía intacta, en otro truco la deca-
pitaba y hablaba con la cabeza.
Alexander Herrman fue uno de los magos que más lujosamente vivió, ya que para la época era mucho lo que recau-
daba por año: más de U$ 100.000. Le encantaba rodearse de lujosas piezas adquiridas en bazares de Oriente, de
Constantinopla, El Cairo, Turkía, etc. Era dueño del vagón del tren que transportaba su equipo, entre los que se en-
contraban numerosos animales, como un perro de Méjico, un gato de Persia, un mono, jaulas con pájaros y otros; tenía
un yate, el "Fra Diavolo", y un estilo de vida a lo grande.
El 17 de diciembre de 1896, durante una gira falleció de un ataque al corazón, pero antes de morir le pidió a su esposa
que continuase con el show. Ella así lo hizo, durante un tiempo con su sobrino y luego sola, como la gran Adelaide Herr-
mann, hasta los 79 años.
115
PROBLEMA
de MARLO
CARTOMAGIA por Manuel Montes

DESARROLLO
Recibe la baraja mezclada. Dices que mejor lo ponemos al revés.
Aparta cara abajo el dos tré- Voltea el dos con los dedos derechos
bol diciendo que esta carta es y vuelves a introducirlo de igual modo
despreciable. No es por nada, que antes, hacia el centro. Introdúcelo
sólo que la apartamos un mo- sólo hacia la mitad de su longitud y
mento y no interviene, por eso gira la mano izquierda para mostrar el
es por ahora despreciable dos por sus dos lados, diciendo que
(con este juego de palabras realmente está introducido en la ba-
acentuamos la singularidad e raja. Como detalle, puedes abrir un
identidad de esta carta). abanico haciendo más amplia a expo-
sición de las cartas en la zona donde
Da a elegir una carta exten- está el dos y ocultando la ahora vuelta
diendo entre las manos. Tras carta elegida entre las demás.
ser enseñada a todos menos

B
a ti, extiende de nuevo para Introducida la acción en estos giros,
recibirla hacia el centro del acabas con la baraja cara arriba y el
uceando en mi biblioteca, en- dos de dorso. Termina de introducir el
mazo. Cierra la extensión obteniendo
cuentro una traducción (una de dos de trébol entre las demás con los
una separación con el meñique iz-
tantas) de un juego de Ed Marlo. dedos derechos. Al hacerlo realiza el
quierdo sobre la carta elegida al cua-
En él explica cómo en 1945 se le ocu- Robo Lateral (Side Stile) empalmando
drar la baraja y llevarla a la mano
rre la idea para un efecto para el cual la carta en la mano derecha y segui-
izquierda en posición de dar.
no obtiene método hasta dos años damente utiliza esta misma mano
Voltea sobre la mesa el dos de trébol
después y para el que fue creando di- para voltear la baraja de delante a
para mostrar su identidad y pregun-
ferentes soluciones y acercamientos. atrás tomándola por el extremo exte-
tando cuál es. También dices que es
De hecho, cuenta como fue un juego rior con los dedos derechos (oculta
esa porque es la más insignificante de
“secreto” que no solía explicar, hasta está la carta empalmada) y termina la
la baraja (más acentuación). Aprove-
que una noche de euforia mágica ante acción descargando la carta empal-
cha esos momentos para controlar la
grandes figuras de la cartomagia, mada al cuadrar bien la baraja, para
carta elegida arriba, como propuesta,
como Bill Simon, lo expuso. depositarla cara abajo en el centro del
por salto. Obtén una separación bajo
Los métodos de Marlo son excelentes, tapete. Para cubrir estas acciones
ella con el meñique izquierdo.
pero con este manejo personal se ob- puedes decir que necesitas saber la
tiene un gran efecto. No te dejes en- carta elegida y preguntas cual es.
Toma el dos de trébol y mirando a los
gañar por la sencillez del efecto, pues
espectadores ponlo sobre la baraja.
causa un gran impacto. Di que el juego consiste en que el dos
Levántalo de nuevo con los dedos de-
rechos en posición de cortar robando de trébol que está vuelto en la baraja,
EFECTO ocultamente bajo él la carta elegida y se cambie por su carta elegida (por
Dejas momentáneamente aparte una ejemplo el rey de corazón).
voltea la baraja cara arriba, señalando
carta cara abajo. El espectador elige Tras una pequeña pausa, extiende la
su cara con el índice derecho a la vez
otra, que queda sumergida y perdida baraja en la mesa. Aparecerá el rey de
que dices algo como: -La tuya tiene
por la baraja. Muestras la carta que corazones cara arriba entre las
que ser alguna de esasZ-.
dejaste aparte, que resulta ser el dos demásZ
de trébol y la introduces cara arriba
Cuadra con la mano izquierda la ba-
entre el resto de la baraja cara abajo. Sugerencias
raja para acomodarla en posición de
Depositas el mazo en el centro del ta- Al terminar el juego te encuentras con
dar e introduce por el extremo exterior
pete y te nombran la carta elegida, su- el dos de trébol como carta superior
la carta doble de la mano derecha. In-
pongamos, rey de corazones. El juego de la baraja. Puedes hacer un “en-
trodúcela hasta la mitad de su longi-
consiste en que tu dos de trébol tiene core” enfilando el rey por el dos para
tud, pero como arrepintiéndote
que cambiar a la carta elegida. Ex- mostrar que al alejarlo de la baraja
vuelves a extraerla. A la vez, el índice
tiendes la baraja y efectivamente apa- sigue siendo despreciableZ O pue-
izquierdo ha terminado de introducir
rece en el centro y vuelta cara arriba el des empalmarlo y sacarlo de un bolsi-
en la baraja la carta elegida de forma
rey de corazonesZ llo. Un bonito final.
oculta y bajo la cobertura del dos de
trébol.
116
117
ESTUDIO MONOGRÁFICO
TERCERA PARTE

118
Un viaje.
Miguel Angel
GEA
Por

“CON TRUCADAS O SIN TRUCAR” es fácil. Además la técnica hay que mantenerla y muchas
He tenido esta duda durante mucho tiempo, soy purista y veces se relajan los tiempos de ensayo al pensar que ya lo
no utilizo monedas trucadas o me dejo llevar por lo que tenemos dominado y se pierde finura.
parece mejor ante público.
Cuando entré en la magia había muy pocos que se dedica- Esfuerzo y trabajo: Por unos intereses concretos, la mayo-
ban al estudio real de la magia con monedas, pero muchos ría de los profesionales no pueden dedicar sus esfuerzos a
profesionales que hacían algún juego con éste elemento. la técnica refinada, a la originalidad o la búsqueda de una
Mientras yo me interesaba por aprender y hacer todo lo magia propia y por eso tiran de lo que ven, y lo que ven
que veía relacionado con las monedas, mi generación y las es que el viaje de monedas con cascarilla es muy fuerte,
anteriores se ceñían a los clásicos. Al mirar a los profesio- muy fácil y muy comercial. Su trabajo artístico es encontrar
nales básicamente hacían el viaje de monedas de mano a una forma personal de hacerlo y no siempre lo hacen.
mano con cascarilla. Mientras los estudiosos buscábamos la Cuando quieres hacer una versión sin cascarilla tienes que
versión purista, los manejos complicados, la manipulación buscarla, trabajarla y normalmente hacer todo un trabajo,
exquisita. porque las versiones clásicas normalmente son peores que
la versión con trucada y queremos el mismo nivel obvia-
PROS Y CONTRAS DEL VIAJE mente.
CON O SIN CASCARILLA:
Potencia: Continuando con el anterior punto, creo que el
Tantos magos no pueden equivocarse, cuando la mayoría problema principal es que es complejo encontrar una ver-
de profesionales se dejaban de versiones e iban directa- sión tan fuerte, pero a mi me ha enseñado mucho la ver-
mente a ésta, y la mantienen hoy en día… debe ser por sión con cascarilla para aplicar las formas a rutinas sin
algo. trucadas. Cuando se utiliza la cascarilla se profundiza en
Claridad: Es muy difícil encontrar un punto débil a esta ver- potenciar los efectos y comunicar magia y se hacen gestos,
sión, sólo por su claridad ya merece la pena. No he en- pausas y maneras que en el fondo también se podrían
contrado versiones donde se puedan mostrar las manos hacer en otras rutinas, pero por miedos o dudas no hace-
antes y después con tanta tranquilidad como con la cas- mos y esto ayuda mucho en la comunicación de la poten-
carilla. En las versiones sin trucaje que se consigue la cia mágica de la magia con monedas.
misma o más claridad la dificultad técnica aumenta consi- Practicidad: Las versiones normales casi siempre tienen al-
derablemente. guna limitación, estar sentado o tener cerca una mesa o
tener mangas o no estar rodeado o sino no son tan poten-
Comunicación: A los magos profesionales lo que más les tes. Cuando utilizas la cascarilla te relajas porque se puede
interesa es conectar, rendir a sus pies a su público, y ne- hacer en todos los lugares y de todas las formas y eso re-
cesitan estar tranquilos y poder sacar su personaje, y con laja.
la cascarilla lo pueden hacer sin problemas al no tener casi Leyendo lo anterior parece que quiero que todos los que
técnica. Suele suceder al contrario cuando sacas la moneda vean este texto hagan la versión trucada, pero no es así. En
trucada, requiere una técnica más refinada y eso hace que principio no tengo especial interés que nadie haga lo que
la mayoría de los magos no estén preparados para la cali- yo quiero, bueno como mucho hacer buena magia de cali-
dad que se necesita, porque tener que trascender a la téc- dad, pero eso es un poco subjetivo. Todo en apariencia
nica y poder estar al cien por cien con los espectadores no está inclinado a que desaparezcan las versiones técnicas y

119
siendo amante de la numismagia pu- nica igualmente sentimos que estamos ampara. Pero aquí nos metemos en un
rista ya estaba casi hundido ante esta delante de alguien especial, por man- problema de ética. Algunos magos ven
realidad y vi a Alfonso Aceituno hacer tenernos en los asientos atentos. mal utilizar elementos trucados o com-
una versión sin cascarilla ante público Cuando se ven ideas nuevas, refres- pinches porque quita pureza a nuestro
y me dio no sólo aliento sino un apoyo cantes, podemos “hasta perdonar” la arte y sobretodo al hacedor; otros
en la realidad. Sun interpretación fue técnica por disfrutar de lo nunca visto. simplemente buscan el imposible y se
magistral, su ritmo adecuado, sin abu- Cuando vemos que lo que esa persona sirven de todos los elementos a su al-
rrir pero sin la velocidad del miedo hace es de años de ensayo, algo que cance. Sin embargo hay muchos lími-
ante no estar convencido de que lo sólo le surge a alguien obsesionado, tes, hay magos que no muestran
que haces engaña. Potenciaba con cla- de una gran constancia y habilidad ad- cartas tratadas pero si utilizan cartas
ridad sabiendo que mostrar, como quirida por el esfuerzo, lo valoramos trucadas, otros incluso muestran car-
mostrar y como ocultar. Se sintió porque normalmente eso no lo hace tas raras o tratadas. Hay quien utiliza
magia porque hacía perfecta la téc- nadie. elementos como cartas marcadas o
nica, con una soltura envidiable y en compinches pero de forma secundaria,
ningún momento dejó de estar con los Veo las caras de la gente cuando ven que no sean la trampa principal y otros
espectadores transmitiendo magia, a un manipulador en escena y no podrían quedarse a descansar en casa
simpatía y calidad artística. Al verle vi todos son tan limpios como Luisma de y dejar a sus compinches y ayudantes
que lo que siempre quise hacer y por Granada y aún así veo caras de sor- porque son los que realmente curran.
miedo o incapacidad él lo estaba ha- presa, admiración e incluso de sor-
ciendo deliciosamente. Pero claro es- presa. Creo muchas veces que ven la Como en la vida las personas viven sin
taba delante de uno de los mejores trampa, o que la intuyen, sienten que pensar, otros piensan y el resto se ob-
magos de cerca del mundo y para pú- lo hace gracias a su habilidad, pero no sesiona. No parece que haya una obli-
blico no para magos que muchos pier- deja de ser bello y admirable ver como gación de tener una ética en magia,
den tanto cuando de repente hacen sólo con las manos se puede conse- pero según esa ética en relación a tu
magia para público, trabajador, crea- guir tanto. público pueden variar tus formas de
tivo, hipertécnico, estudioso, analítico engaño. En mi caso pienso que es im-
y profesional sensible. TRUCAJES portante cuestionarse esto porque
Lo que yo vivo muchas veces es estú- nuestro arte vive del engaño, por lo
MANIPULACIÓN pido, porque me empeño en ser pu- tanto puede haber demasiado engaño
Cada vez me vienen más indicativos rista cuando hago poca magia con y defraudar a nuestro público. Pero
por parte del público de que valoran monedas ante público por lo perfec- claro esto es tan personal que no creo
más la parte manipulativa del mago cionista que me pongo. que no sea interesante dar mi opinión
rechazando las presentaciones que se Veo a amigos, grandes magos que supongo que cada uno lidiará con este
basan únicamente en la palabra. Más consiguen milagros con monedas tru- tema como quiera.
que rechazar a esos actuantes empie- cadas y sigo sin meterme al estudio de
zan a valorar la magia y disfrutan de monedas trucadas. Es una lucha Normalmente para los viajes se utiliza
los magos presentadores pero se dan tonta, porque veo a magos como Pie- la cascarilla, pero he visto ideas pre-
cuenta que muchos casi no hacen drahita el otro día en la que él decía ciosas con las monedas del hopping
magia y que sus valores no son en ab- su primera actuación de magia para half, con cascarillas dobles o triples,
soluto el arte de la magia. Cuando ven público y noto como la limpieza de las con sol y la luna. La verdad es que no
a un mago que destila calidad técnica, transformaciones hacía que el público hay material para volverse loco, pero
sensaciones mágicas y también comu- se exaltara consiguiendo que la magia el suficiente como para hacer un buen
nica, el espectador siente haber visto con monedas se comiera a su magia estudio sobre el tema.
de verdad un acto de magia. Creo que con cartas. Veo a Kiko de Galicia como
hay cuatro valores hoy en día en que hace juegos que deja a los magos sin Pero voy a improvisar una versión con
el público puede exaltar a un mago, la tener ni idea sólo manejando monedas una moneda trucada poco usada y
imposibilidad, el carisma escénico, las trucadas con unas estructuras que que pienso que tiene muchas posibili-
ideas novedosas y técnica deslum- desorientan al más avezado. dades… la moneda gancho.
brante.
EFECTO
Cuando la imposibilidad es total, es in- Veo hasta diferentes a los magos pu- Cuatro monedas viajan de una mano a
evitable que los espectadores se sien- ristas y a los magos con trucajes, qui- otra.
tan atraídos por el mago, porque le ha zás los primeros son más románticos Se necesita la moneda gancho, una
desestabilizado de su realidad. e idealistas y los segundos son más moneda normal con un pequeño gan-
Cuando el mago es una bestia escé- coherentes con la realidad que nos chito unido a la moneda, de tal ma-

120
nera que se pueda colgar en superfi- que pase inadvertido este gesto. Se que los compren más gente. Si intro-
cies como telas. cogen tres monedas de la mesa con la ducimos técnica mejorada, el juego
Procedimiento: Se tienen cuatro mo- mano derecha, y la mano izquierda es- suele mejorar considerablemente. Con
nedas en la mesa y se va iniciar el taría bien que pudiese ir a la manga y buenos cambios de monedas antes o
juego. En la preparación se quita el que desaparece totalmente para poder después el milagro puede multipli-
mago la chaqueta y la cuelga en la mostrar cuatro en la mano derecha y carse. O viceversa, en un juego bási-
silla que hay detrás de la mesa. Ade- fin. camente técnico se puede meter en
más se tiene la moneda gancho en el mitad de la rutina la moneda trucada
pantalón, colgada a la altura de la TÉCNICA Y TRUCAJE JUNTOS y deshacerse de ella y conseguir así
mano, de tal manera que se pueda En toda expresión escénica ayuda la aumentar la posibilidades de calidad.
colgar con facilidad. El mago está a la confianza en uno mismo y en lo que Porque es muy común que si tenemos
izquierda de la silla. se hace para alcanzar al público o altas un arma potente lo utilicemos desde
Primer viaje: Se hace un falso depó- metas, no se si es imprescindible, pero el principio, cuando es interesante re-
sito de una de cuatro en la mano iz- si por lo menos tener en cuenta. servarla para más adelante, por ejem-
quierda, se muestra una en la mano En el caso que aquí se trata quiero re- plo si vamos a utilizar la moneda
derecha y mientras se muestran tres saltar la importancia de tener con- gancho, como en el ejemplo anterior,
en la mano izquierda, la mano dere- fianza en lo que se hace. Después de podemos usarla desde el principio o
cha carga la moneda gancho. ver a Alfonso Aceituno no queda duda que se introduzca a la mitad y mejorar
Segundo viaje: Se cogen las tres mo- que con seguridad en lo que se hace la imposibilidad de la rutina. Para ideas
nedas y una va al empalme clásico se se puede cautivar a los espectadores de este tipo el enmangue es muy
muestran dos ocultando la tercera y la sin problemas con cuatro monedas bueno, sí se tienen cuatro monedas y
mano derecha muestra dos. normales. Quizá Alfonso consigue esa se carga un gyminck a mitad de ru-
Tercer viaje: Se dejan las dos mone- confianza en los años de experiencia, tina, una cascarilla y se deshace poco
das de la izquierda en la mesa. De las en la seguridad de su técnica y ma- después sin cambiar nada para el pú-
dos monedas de la derecha se lanza nejo alcanzando así esa calidad. blico es muy indetectable y ayuda a la
una a la izquierda viéndose así dos en Pero esta misma seguridad viene bien calidad mágica.
esta mano, mientras el mago se apoya con las monedas trucadas, es un pla-
en la silla y cuelga la moneda en la cer inquietante ver como maneja el Aunque no siempre que se unen es
chaqueta por la parte de atrás sin que mago Migue las monedas trucadas en mejor, como en todo el equilibrio y la
pueda verla el mago. las manos de los espectadores, y con- autocrítica es importantísima. Hay una
vence a cualquiera de la normalidad rutina de Geoffry Latta en el “Coinma-
El mago prepara el siguiente efecto de las mismas. Es una manera de co- gic”, que es un viaje de mano a mano
mostrando las manos vacías. Se se- bertura tener esta confianza porque con cascarilla que mete una Hang Pien
para la silla para estar más cómodo y no hace falta cambiarlas ni antes ni Chien que no lo veo que mejore. Mete
se vuelve a cargar la moneda. La después, porque el público no duda. el H.P.C. y consigue no juntar las
mano derecha coge las dos monedas Como las deja en las manos con tran- manos, pero es matar un poco mos-
de la izquierda y se juntan ya tres con quilidad, como se aleja de las mone- cas a cañonazos y pierde un poco la
la gancho. La mano izquierda coge las das, como pierde el control sobre ellas claridad. Tiene lo malo de la técnica y
dos monedas de la mesa y empalma hace que esto relaje al público incons- pierde un poco lo bueno de la trucada.
una. Abre la izquierda ocultando la cientemente. Aunque esto es una opinión personal,
empalmada y la mano derecha mues- sin mucho valor porque nunca he
tra tres. Pero no iba a hablar de esto, aunque hecho esta versión ante público no
lo veo importante, sino de la unión de tengo certezas a mi opinión, la creo
Cuarto viaje: De nuevo se lanzan dos ambas formas en una sola. Sería tonto igualmente.
a la mano izquierda viéndose tres en discutir que si utilizamos monedas tru-
esta mano. Se pide a un espectador cadas con una exquisita técnica el re- El problema es que intelectualmente y
que venga a tu lado derecho y le das sultado probablemente sea mejor. Lo en casa parece mejor, pero a la hora
una palmada con cariño en la espalda comento porque a veces veo juegos de la verdad no se puede saber qué es
y le cuelgas la moneda ocultamente. con monedas trucadas que vienen di- mejor, más que con sensibilidad y
Ahora se muestran la manos vacías, rectamente de fábrica y que los magos suerte saber un poco lo que más te
que sólo hay cuatro monedas, pueden hacen tal cual se explican en las ins- funciona a ti.
estar en la mesa. Una nueva palmada trucciones y nos olvidamos que nor-
en la espalda justificada por el estilo malmente los que venden juegos los Dejo este texto de hoy, más reflexivo
personal y el contacto natural que se hacen para todo tipo de magos, y por que activo, pero que sirva para por lo
tenga hacia las personas puede hacer tanto son la versión más sencilla para menos digáis que perdida de tiempo ir

121
PALABRASMÁGICAS
por Juan Esteban Valera
ARTÍCULO TEÓRICO
Nuevo colaborador
C onjuros, hechizos o encantamientos. Sonidos rituales
que crean o modifican realidades. Movimientos ondu-
latorios en el aire que someten la voluntad de otro ser hu-
mano. Cambios de presión causados por nuestras
gargantas y nuestras lenguas que permiten, por ejemplo,
descifrar el pasado, adivinar el presente o anticipar el futuro.
O curar. O subyugar la cólera de las fuerzas naturales.
Magia en su forma más pura. Un simple delirio de los cré-
dulos, a los ojos de un escéptico racionalista. Un poder mís-
tico y oscuro, para un esotérico convencido ¿Y para un
mago como tú o como yo que percibimos la ilusión como
una herramienta con la que se puede dar muchas formas a
la realidad? Para nosotros ¿qué?

Hagamos conciencia: las palabras mágicas son o debieran


ser todas y cada una de las palabras que salen de nuestra
boca. Al menos en el tiempo-espacio que asignemos en
nuestra vida a la creación del imposible fascinante, a nues-
tra obra. Desde este punto de vista existen, a mí entender,
al menos 3 maneras de considerar el lenguaje en la esfera
de lo mágico. Pero antes una advertencia siempre sabia y
oportuna: toda clasificación es arbitraria y simplemente
ayuda a iluminar ciertos aspectos de una realidad que jamás
es contenida en sus categorías. Definamos pues 3 grupos
sabiendo que sus zonas umbrales son necesariamente múl-
tiples y complejas:

1. COMO RECURSO TÉCNICO: CONJUROS

Tal vez uno de los aspectos de nuestro arte que más se


acerca a la magia verdadera. El secreto, la clave que per-
mite que el espectador construya una interpretación asom-
brosa de lo que ha presenciado radica en lo que
intencionadamente le dijimos. Es la palabra en sus oríge-
nes, el verbo creador ¿Algo excepcional y aislado en el que-
hacer de un mago? Todo lo contrario. El pan de cada día.
Claro que no siempre el lenguaje opera autónomamente,
separado de otras técnicas, pero es difícil imaginar el diseño
de una rutina sin su invisible embrujo. Llamemos pues con-
juros mayores a aquellos casos en que exclusivamente ha-
blando conseguimos el imposible y conjuros menores a
esas situaciones en que la oralidad es sólo una parte del
método. Se imponen algunos ejemplos. Conjuros mayores:
Apoya tu mano izquierda sobre una carta, bien, regrésala al
paquete (opción del mago)Z; tu carta no será negra, ¿no?
(pesca de información)...; veo una letra i, ¿hay una letra i?
(anagrama) y permítanme aquí un gran etcétera para no en-
trar todavía en mis investigaciones sobre el tema, que es-
pero serán desarrolladas a lo largo de esta serie de
artículos. Conjuros menores, aunque nunca menores en su
importancia (como se desprende de los ejemplos): ¿me di-
jiste el rey?, ah! El 6 de corazones (técnica del sordo)Zy
acuérdate que tú mismo mezclaste (modificaciones de me-
122
moria)Zy la pregunta omnubilante y de la habilidad para entrar de lleno al
las pequeñas falsedades de un rebo- país de las maravillas. encantamientos se entrelazan y se su-
binado y los deseos provocados (que, perponen para tejer una red tan fina
por ejemplo, nos llevan a un efecto), y 3.COMO RECURSO DRAMÁTICO que no hay emoción ni pensamiento
el efecto cometa y otro gigantesco et- EXPRESIVO: ENCANTAMIENTOS
que se le escape. Sumemos también
cétera porque, seamos sinceros, per-
manentemente estamos Porque no es lo mismo mezcla, que la fuerza y la belleza de unos cuantos
perfeccionando las condiciones o el baraja, que caotíza las cartas, que en- silencios. Agreguemos a todo eso ma-
alcance de nuestros juegos a través tretente desordenándolas. No es lo nipulaciones, pases, movimientos pre-
del discurso. Es el ABRACADABRA mismo “te voy a hacer un juego que cisos insertados en el momento
con que los gnósticos creían curar en- me gusta mucho” que “prepárate para oportuno. Y accesorios bien maneja-
fermedades. El avrah kahdabra del ser testigo de algo imposible”. En dos. Y una cierta comprensión del pro-
arameo: lo más alto. Pero sobretodo nada se parece tampoco “voy a hacer
ceso cognitivo. Y algunas nociones
el Aberah KeDabar del hebreo: iré cre- que una carta viaje entre tus manos” a
del comportamiento en grupo. Todo
ando conforme hable. Iré creando in- “¿sentiste?”. Suspenso no es sor-
terpretaciones que establezcan presa. Comedia no es poesía (al soplando en la misma dirección. Todo
relaciones causales nuevas y milagro- menos no necesariamente). Todo lo remando hacia la misma orilla. Pero
sas. que decimos importa. Cada palabra deja que mi voz te hable una vez más
que escogemos es una gota más que desde el silencio de estas páginas: las
2. COMO RECURSO FICCIONAL: cae al océano de la atmósfera má- palabras mágicas son el corazón de la
HECHIZOS gica. Al mar siempre dinámico del construcción de la interpretación
guión. Y encima ese tipo de eleccio-
asombrosa. Su alma es el alma del
Aquí no hay escapatoria. Es o a tra- nes nos van definiendo como intér-
efecto.
vés del gesto o mediante la palabra pretes (¿como artistas?). Aceptemos
que el espectador vislumbra el uni- la responsabilidad de tener una voz
verso de poderes desconocidos que propia. La magia está hambrienta de Estas palabras, en estricto sentido, no
ha operado para permitir el milagro. riqueza expresiva y de búsquedas en son distintas a esas. También han ido
Quiero que repitas una y otra vez esa la construcción argumental. Más im- creando frase a frase una ilusión, aun-
carta en tu mente ¿Por qué? ¿Para portante aún: nadie puede decir por que en tres líneas ese sortilegio se
qué? Porque sólo así puedo saberla. uno mismo lo que uno mismo necesita deshaga de una vez y para siempre.
Y no basta que la digas únicamente decir. Tomemos la palabra y, perdó-
Sólo la primera lectura es experiencia
una vez. Esto tiene sus reglas. Un nenme otra vez la alegoría (vivo en un
cosmos paralelo de fantasía que le puerto), hagamos de los espectadores y presente. La segunda (todas las
ofrecemos al espectador por varias ra- marineros lanzados irremediable- otras) son distan-
zones. Para que su mente se aleje de mente al agua, atraídos por un sonido tes, ajenas. Algo
la trampa, conforme. Pero también y irresistible, literalmente encantados en así como la
principalmente para no dejarlo des- dirección a una isla donde la ilusión se memoria
nudo ante lo inexplicable. Para que su traga siempre a lo real. de de
emoción se vista de fascinante. Por un
decirlo más claramente al verbalizar Y no es menos ni más. Ima-
en-
una causa asombrosa para el efecto ginemos ahora qué
estamos construyendo nada más y conjuros, hechi-
nada menos que la experiencia misma zos y
del espectador. Me adivinó una pala-
bra que estaba pensando. Se ade-
lantó al futuro. Tuvo contacto con un
difunto. Hizo subir una carta a través
de las otras. Todas esas vivencias son
distintas y ninguna efectivamente su-
cedió. Si el gesto mágico es, por de-
cirlo de alguna manera, el humo del
fuego de la ficción, las palabras mági-
cas, el hechizo que lo acompaña, son
su forma y su tamaño, su movimiento,
sus colores y su ruido. Sin ellas mu-
chas veces no existe ni siquiera efecto
mágico. Miguel Aparicio antes de le-
vantar un cubilete de dados apilados
nos recuerda que con la cara de los
dados hay miles de jugadas posibles
pero solo una es imposible. Sus pala-
bras nos hacen traspasar la frontera
123
EL ARTE DE LA SIMPLIFICACIÓN
Y FRED KAPS

SIMPLIFICACIÓN EN LA MAGIA - Segunda parte.


LA CARTA EN LA CAJITA, DE FRED KAPS (Viene de la página 91)
Como ejemplo de simplificación ma- en un gran auditorio. la izquierda. Con esta acción mos-
gistral, me gustará hablaros de la Lo que sigue es la presentación y mé- traba, sutilmente, que ambas manos
carta doblada en una cajita y cómo lo todo de Fred Kaps, que yo vi en un estaban vacías. Mientras la mano iz-
consiguió Fred Kaps. En pocas pala- vídeo grabado de su actuación ante quierda caía sobre la mesa, con la
bras: una carta elegida y firmada por Brother John Hamman en casa de carta doblada empalmada en el naci-
un espectador se encuentra, al final, Philippe Fialho, en el sur de Francia. miento del pulgar, la mano derecha
doblada y dentro de una cajita, que Nunca tuve el privilegio de ver actuar extendía el mazo sobre la mesa, sin
desde el comienzo ha estado a la vista a Fred Kaps en vida, pero varios ami- necesidad e hacer constar que la
del público. gos me han dicho que esta es la ver- carta firmada seguía todavía en el
sión que le habían visto presentar, mazo.
Muy pocos saben que el creador de tanto a magos como profanos.
este bonito efecto es el mago alemán Tomando la cajita de la mesa, la de-
aficionado llamado Bruno Henning, Realmente, el método y presentación jaba un momento sobre la carta do-
más conocido bajo el nombre artístico eran tan sencillos y claros, tal como blada en la mano izquierda, con la
de “Jaro”. Él me contó que, en 1958, podrías imaginar. Fred Kaps extendía finalidad de abrir la tapa (con bisagra)
se encontró con Fred Kaps viendo una las cartas cara arriba y Hamman ele- de la caja. Inmediatamente cogía la
actuación de Kalanag. Fue entonces gía una carta, que firmaba por la cara carta con la mano derecha, ense-
cuando Jaro hizo –delante de Kalanag del naipe. ñando la carta doblada de su interior
y de Kaps- su carta en la cajita y el (una carta falsa y pegada a la caja) e
tapón flotante. Como muchos ya Una vez devuelta la carta, Kaps la inmediatamente hacía el Shuttle Pass,
deben saber, el tapón flotante fue co- controlaba en segundo lugar a contar con lo que –aparentemente- el conte-
mercializado por Ken Brooke, mien- por arriba, mediante su sutil manejo nido de la cajita –una carta doblada-
tras que el truco de la carta en la cajita del Bluff Pass (ver algunos detalles caía en el interior de la mano iz-
no lo fue, pero sí se convirtió en uno que Kaps utilizaba en el vol. 3 de Gran quierda; en realidad, la carta previa-
de los favoritos de Fred, al que se le Escuela Cartomágica). Una vez mos- mente doblada.
asoció y aunque siempre reconoció la trado que la carta no estaba ni arriba
autoría de Jaro, nunca lo comentó con ni debajo del mazo, la carta terminaba Fred seguía hablando insistiendo que
los magos. Bruno Henning vio como situada arriba (top). la carta, aún doblada, contenía una
Fred presentaba el truco y reconoció predicción, repitiendo que aquella
que en sus manos era un verdadero De manera casi casual volvía el mazo carta ha salido el interior de la caja. En
milagro. cara arriba y ejecutaba el Mercuri realidad, lo que hacía era ganar
Card Fold (ver Expert Card Technique) tiempo para desdoblar la carta y en-
Sin duda, éste es uno de los grandes mientras hacía un comentario humo- señar la firma. Finalmente, entregaba
clásicos de la cartomagia. No sólo es rístico (la plegaba en cuatro). Segui- la carta a Brother John Hamman,
claro y directo, sino que puede pre- damente te señalaba hacia la cajita, quien mostraba una cara sincera-
sentarse en casi cualquier situación y indicando que contenía una predic- mente asombrada.
en casi cualquier entorno. Incluso se ción. Mientras hacía unos comentarios Para profundizar más en este juego,
pudo ver a Nate Leipzig presentar pasaba el mazo (con la carta doblada podéis consultar el juego “El comodín
este efecto a un reducido grupo de debajo) de la mano izquierda a la de- plegado” en el tomo 5 de “Gran Es-
amigos, o a centenares de personas recha, devolviéndolo seguidamente a cuela Cartomágica”.

124
SEGUNDA PARTE
por Roberto Giobbi

Desde aquí quiero agradecer a mi


amigo Aurelio Paviato por su ayuda
referida a este vídeo.

Como podéis ver, la puesta en escena


era muy directa, muy habitual en el
trabajo de Fred Kaps, no tan sólo por
su prestancia personal, sino su sólida
construcción, su perfecta e invisible
técnica, su magistral manejo y la sen-
sible elección del efecto, él creó un im-
pacto en su público mucho más fuerte
que aquellos de los que dicen que
hacen trucos triviales más asequibles
añadiendo un sinfín de historias, ocul-
tando, así, el efecto esencial.

Otro nombre que me viene a la me- Roberto Giobbi realizando el juego de la carta a la cajita.
moria, con una forma de presentar pa-
recida a la de Fred Kaps, es el de
Michael Skinner, cuyos textos la ma-
yoría de las veces eran explicativos de
tal manera que, si bien podían pare-
cer triviales, pero con una magia tan
fuerte, que ya quisieras tener tú. Esto
es algo que, ciertamente, hace pen-
sar.

Y esto me lleva al final de este artí-


culo. Y me gustaría hacerlo con las úl-
timas palabras del famoso
impresionista francés Auguste Rendir
(1841-1919): “Pienso que gradual-
mente empiezo a entender algo sobre
el Arte”. Rendir tuvo la actitud que es
la señal del verdadero artista, a saber,
el compromiso de aprender cosas
nuevas durante toda su vida.

125
Recordando a
Fred Kaps
Tertulia de Camilo Vázquez
con Juan Tamariz
Un trabajo de Dani DaOrtiz con la
colaboracón de los autores y la E.M.M.

vajas y Daltonismo” creo que la primera vez, y por la en-


trevista que Ascanio le hizo y que editó la SEI; las dos
cosas. Eso fue mucho mas tarde de la fecha en que se pu-
blicaron, fue mucho mas tarde cuando yo llegué a tener
contacto con vosotros y con vuestras publicaciones y co-
CAMILO: Mira, a mi, sabiendo de entrada que no es origi- nocí a través de eso, conocí al personaje. Después he vi-
nal, me gustaría empezar con un recuerdo-homenaje a vido la admiración que había dejado en todos, los que le
Fred Kaps. habían conocido, ya aquí, ya viviendo en Madrid; Ios co-
mentarios de unos y otros.
Pienso que estamos de acuerdo, que su aportación a la
magia de la segunda mitad del siglo XX fue ingente. Lo encontré por primera vez, visto así medio en escorzo,
Esta influencia suya, quizá más que en aspectos concre- visto en grupo y visto así un poco de lejos, en el Congreso
tos, en un estilo, en el sentido de escuela, en su manera de de París (que por otra parte fue la primera salida mía de
hacer y concebir. Pienso que se habrá dado en todo el España para una actividad mágica). El Congreso de Paris
mundo, en muchos sitios, de formas diferentesZ de la FISM del ano 73. Daba una conferencia en el esce-
Seguramente en su entorno mas cercano, en Holanda, sa- nario, pero de todas formas, ya desde aquella ocasión, lo
bemos algo, tenemos algunos reflejos de Inglaterra mu- que yo recuerdo con más claridad (más que su conferen-
chas veces a través de los comentarios de su gran amigo cia), recuerdo un momento en la cafetería, allí, de la Sala
Ken Brooke, que ya desapareció también, que ya no puede Pleyel, estábamos alrededor de una mesa, estaba él, es-
seguir recordándonos cosas. En la magia americana te- taba Dereck Dingle y estaba Ramón Varela. Ya en aquella
nemos varias reseñas concretas y, en particular, algunos ocasión Kaps no estaba haciendo magia, o haciendo jue-
aspectos de Dai Vemon; alguna pequeña situación recor- gos (y luego le he visto en esta situación muchas veces,
daré yo. bueno “muchas veces” las pocas veces que le he visto ha
habido también, este aspecto). No estaba en situación de
Pues la influencia de Kaps en el caso de España, en el protagonista, es decir, no estaba él haciendo sino que es-
caso de Madrid, creo que la tenemos todos, y cuando digo taba “haciendo hacer” a los demás. Estaba diciendo: “¿Has
todos me refiero a los que estamos aquí. Podemos hablar visto a Dereck Dingle el salto que hace y un juego de no se
de la Escuela de Madrid como entorno y tenemos muy qué?“, Y entonces Dereck Dingle lo hacía. Él actuaba muy
clara la deuda que se le tiene en nuestra manera de con- poco, pero con su presencia estaba dando importancia a lo
cebir la magia, y de una forma muy especial, una forma que estaba sucediendo allí. De alguna manera, esto era
que fue un poco distinta, una forma que fue por su amistad así, e hizo un juego (que fue el primer juego que le vi hacer
y sus contactos (creo que debió ser sobre los años 50 más de cerca, que era un juego con una moneda, creo que
o menos) a través de su amistad y de sus conexiones con china, y una baraja: la moneda aparecía en la baraja sobre
Ascanio. la carta y después la carta cambiaba por otraZ, un juego
clásico de su repertorio), que después, recordando esto,
Por otra parte, Kaps dejó muy poco escrito, o por lo menos Ramón Varela dio una explicación de este juego (no estoy
poco publicado. Casi nada. Cuando dudé al decir que dejó seguro de que fuese exacta) que fue publicada en la SEI.
poco, pienso en que puede haber correspondencia, que
puede haber algún tipo de cosas escritas sueltas. Todavía Quizás debamos precisar algunas cosas de estos que son
esZ y suficientemente próximo, por otra parte, para que se datos concretos, verificarlos...
puedan ir reconstruyendo muchas pequeñas cosas.
Pienso que podría ser muy interesante. Ya te digo que este es el recuerdo que yo tengo de ese pri-
mer efecto que yo haya visto, así, en close-up. Observé
Entonces en este sentido, yo coincidí con él en cinco oca- que luego le oí decir (quizá se lo había oído decir ya antes
siones. Fueron solo 5 ocasiones. Me dejaronZ quiero pero, a partir de entonces, lo entendí mejor) a Arturo, el co-
decir que antes de esto había sabido de él por el libro “Na- mentario de que “parece que no está haciendo nada”.
126
Parece que no está haciendo nada, y tienes la sensación saliese de allí cuanto más mejor. Van dos veces.
de que lo que sucede, sucede sólo. La tercera vez fue en Cuenca. Fue cuando de verdad gocé.
Donde le conocí. GozamosZ En particular, hubo una reu-
Por otra parte, le he visto repetir muy pocas cosas, porque nión-tertulia en casa de Pepe Puchol que era y que sigue
hemos coincidido muy pocas veces, esto hace también siendo (pero en aquel momento era de forma mucho mas
que todos los momentos mágicos que recuerdo, la impre- activa) la sede de la Escuela Mágica donde nos reunía-
sión que me causó fue de este tipo. mos, y de nuevo fue el ver la naturalidad con que entraba
en los juegos. No había un cambio de tono. De pronto em-
Después de esto, volvimos a coincidir con él en Birming- pezaba a hacer magia. La emoción del momento la subra-
ham, en el 77 me parece. Hicimos una expedición un grupo yaba de alguna manera con su personalidad; con ese
de aquí. Tenemos recuerdos fotográficosZ Estabas tú, es- magnetismo especial que tenía. Recuerdo a Conchita sen-
taba Juanito Antón (que sigue estando siempre con nos- tada en el suelo, haciendo de espectadora y él haciéndole
otros de alguna manera), estaba Pepe Regueira, estaba magia también de rodillas en la alfombra. Y todos disfru-
Luis, estaba Puchol, Pedro Ruiz... En fin, el grupo aquel. tando. Sin ninguna preparación de ningún tipo. Adaptán-
En Birmingham le oímos una conferencia que yo recuerdo dose a las circunstancias. Llegando de repente a lo que
más que la de París. Una conferencia que estaba hecha en quería hacer. En un momento determinado yo recuerdo
un salón amplio, pero estaba sentado en una mesa, y plan- (porque hace poco, el otro día en El Escorial, Arturo nos
teó la conferencia más desde el punto de vista del close- hizo, hablando del libro STARS OF MAGIC, el “Misterio
up (en París había sido de escenario). En Birmingham Mental” con 5 cartas de Dai Vemon y después nos explicó
apenas sí coincidimos en pasillos, es decir, no le vi hacer su maravillosa versión que llama “Mentalismo por elimina-
nada de magia de cerca en aquella ocasión, pero el día de ción”, que me parece redonda, y a propósito de lo cual, él
la cena del congreso, en esa tertulia que se suele dar con cita a Kaps como vehículo primero de una idea de Daley
el café y con las copas, tuve la suerte de coincidir en una que a él le Ilevó a desarrollar el juego). Pues después de
mesa donde estaban Vernon y él. Y otra vez el papel de esto, recordé un efecto casi de pasada hecho por Kaps en
Kaps se repitió. En alguna publicación inglesa (no se si es aquella situación. No se si tu lo recordarás.
la de Ron Mac-Millan), sé que hay una foto de esa mesa en Yo había hecho un juego que llamo “Al contrario” en el que
la que estaba yo, y se ve a Dai Vemon de frente y un poco se sacan 10 cartas, el espectador escoge 5, el mago se
el perfil de Kaps. Otra vez ahí Kaps estaba jugando
el mismo papel; un poco haciendo de cómplice del
resto del grupo, haciendo guiños y haciéndole pre-
guntas al “profesor” para que hablase y para que hi-
ciese cosas. No es que hiciese mucho, pero
recuerdo el juego de “la carteta”Z

JUAN. - ¡Ah! bueno. Pero eso era casi “a propósito”.


Quiero decir que era especialmente porque estaba
grabando Patrick Page para la cinta que luego sacó
que se llamaba “De la punta de mi cigarro. Conver-
saciones con el Profesor”.

CAMILO. - Exacto, exacto. Pero no era a propósito,


o por lo menos no planeado. No fue preparado. Dai
Vemon estaba allí y Kaps se sentó allí, y se habló de
una serie de cosas diferentes. Recuerdo que una
de ellas fue de la sequedad de las manos. Dai Ver-
non usaba una mezcla de alcohol y no se qué; lle-
vaba un frasquito de plástico (de alcohol y glicerina,
me parece recordar), y Kaps usaba un producto que
vendía Ron Mac-Millan. Y bueno, hubo, por otro
lado, una conversación de guante blanco, donde
uno llamaba al otro “profesor” y el otro le contestaba
que el “maestro” era él. Oséa que sin repetir la pa-
labra se habían repartido los dos títulos. Fue una si-
tuación muy emocionante. Y Patrick Page apareció
en un momento por detrás de la silla de Vemon, le
acercó un micrófono por la espalda y fue recogiendo
todo lo que se hablaba. Pero quiero decir que no
era una tertulia planeada fríamente para hablar y
grabar, sino que, aunque yo tenía entonces mis li-
mitaciones con el idioma, me dio la impresión de
una espontaneidad y de un ‘papel” de Kaps en el
sentido de tirar de aquel momento y de hacer que

127
queda con las otras 5, y al final, de cada una de esas pa- yo daba una conferencia en Holanda) y la noticia de su
rejas una de las cartas se vuelve de dorso rojo. Por eso lo muerte, con lo que tengo las dos reseñas juntas.
llamo “Al contrario”. Pues bien, en el suelo, ya que el tapete
estaba en el suelo, hay 5 cartas de una baraja mía que Todo lo he comentado, de pasada, lo que más me impre-
además tenían unos dorsos contratando. Kaps las cogió, sionó de él, reflexionando después, era su forma de co-
las mezcló, las enseñó, dijo “piensa una”, las cuadró, cortó, municar, es decir, su forma de subrayar los efectos
preguntó la carta pensada, saco la cartera y dentro, des- mágicos más por su expresión o por su actitud general,
pués de abrir la cremalIera, apareció la carta pensada. completa, que por la charla que los acompañase. Esto es
la cosa que me llamó la atención.
Después de la charIa con Arturo el otro día, relacioné las
dos cosas: Esta era una situación que se hizo con la ver- Lo que nos queda como constancia de él son las graba-
sión de la cartera que popularizó, aprovechando una si- ciones de algunas actuaciones suyas. Se observa en este
tuación en la que hay 5 cartas pensada y de pronto una de tipo de trabajo, en el trabajo de cerca, sobre todo en el tra-
ellas desaparece y aparece dentro de la cartera. Yo sólo bajo de cerca. Otra cosa es cuando ves el juego de las 5
sé, evidentemente, cómo se desarrolló uno de los casos, cartas; ahí ya hay su actitud pero hay también un monó-
y fue hecho como efecto de pasada; pero bueno, sirve así logo relativamente abundante donde va explicando lo que
para dejar constancia para la historia de juego de “Una trata de hacer, de qué se trata, etc. Pero en cambio cuando
carta pensada entre cinco”. Coincidimos otra vez en Saint está trabajando con espectadores cerca (estoy recordando
Vincent (no recuerdo el año). Estaba ya más delgado, el juego del anillo en la copa por ejemplo) donde hay un
debía de padecer ya su enfermedad. Y recuerdo un efecto dialogo, sus expresiones son muy cortas, muy concretas,
concreto. Estábamos sentados en una especie de tresillo, muy concisas, asegurándose de que el espectador le en-
en el hall del hotel, sin hacer magia; uno de esos momen- tiende y de que responde, de lo que ve y lo que deja de
tos en que uno está descansando. Pero él se dio cuenta de ver y punto. O sea, lo que se tiene que ver, lo que se tiene
que podía haber la atención suficiente. Sacó del bolsillo un que observar, lo que es visual, se asegura de que recalca
estuche de monedas transparente, de coleccionista, re- la situación pero da lugar a la posible confusión que a
dondo, de plástico, con una moneda de plata dentro, y se veces ocasionamos en el espectador cuando al mismo
lo pasó al que tenía a su lado -que era alguien con quien tiempo que está viendo algo, le estamos diciendo lo que
tenía amistad-, y le dijo: ¿reconoces la medalla que saca- está viendo. ¿Me explico?
ron para el aniversario de Houdini?
Y el incidir simultáneamente sobre esos dos sentidos
Entonces la otra persona la cogió y la miró. Creo que en suyos, sobre la vista y sobre el oído, en algunas ocasio-
aquel momento nadie en absoluto pensó que estaba asis- nes puede no ayudar a aclarar las cosas. Pienso que es
tiendo a la presentación de una magia. Él se había que- discutible, es un comentario pero en un momento determi-
dado ya un poco desconectado de la moneda; seguía sin nado lo aislé. Una manera de decirlo sería: cuando me
prestar demasiada atención, La cajita fue pasando de muevo no hablo y cuando hablo no me muevo. No es que
mano en mano. Llegó un momento en que dijo: “Sí, sí la sea absolutamente cierto ni es cosa muy reflexionada.
puedes abrir”, porque inicialmente había dicho que la de- Kaps trasmitía las cosas y las subrayaba con una cháchara
jara dentro del estuche para que no se estropeara porque muy contenida. Y esa es una de las cosas que yo identifico
era una acuñación que no había circulado nunca. Cuando como muy personal en él. Aparte de la aparente esponta-
la moneda, ya sin caja, terminó la vuelta, él la coge, la en- neidad con que surgen los planteamientos de los efectos.
seña y, de pronto la moneda había desaparecido y tenía un
par de esposas en miniatura en sus manos, No había Citábamos dos ejemplos. Uno el juego hecho con las 5 car-
mesas, no había descargas. Había una situación que yo tas aprovechando el momento en que aparecen 5 cartas
llamo “abierta”, es decir una situación en la que estas sen- de una baraja distinta. Pensándolo luego, es una situación
tado en un plano relativamente bajo pero sin nada que que se puede dar en cualquier juego de esos en que hay
oculte (Este es otro tema curioso que a mi me interesa: el una mano de poker que al final cambia. Son 5 cartas de
de las condiciones de trabajo en la magia de close-up). colores distintos.
Efectivamente se pueden dar muchas situaciones, diga-
Y la ultima vez fue en Bruselas. Fue un encuentro muy mos, imprevistas o desconocidas a priori por el mago, en
fugaz. Apareció en un momento determinado en el bar del las que hay 5 cartas concretas que están aisladas sobre la
Congreso. Coincidió que estábamos Ascanio y yo. Alguien mesa.
nos aviso y subimos y fue, pues eso, darle un abrazo allí
al lado de la barra del bar. Y fue la última vez. Después de Este es un punto de partida para, teniendo estudiado, un
esto, estuve dando una Conferencia en Holanda. Nada efecto de este tipo. Ya digo que no era exactamente el mi-
mas llegar, debió ser por el mes de julio, recuerdo que le lagro mental haciendo cartas, sino que era haciendo un
llamé desde el mismo aeropuerto (yo ya sabía que estaba pase sólo, una carta que desaparecía allí y que está en la
mal), pero él estaba en Francia, trabajando en la Costa cartera. Pero bueno, tiene ciertas analogías, excepto pre-
Azul, en Niza o en Cannes. cisamente en el planteamiento.

A la vuelta del verano, después de las vacaciones, yo tenía Te lo repito, en el sentido en que son cosas que están sa-
que hacer un viaje cerca de aquella zona, por el norte de liendo improvisadas y que luego dices: hay mas ideas que
Italia, pero ya tuve la noticia de su muerte. En vanas re- tengo y que me hubiera gustado recoger, pero por lo
vistas, por ejemplo en el GENII y en una revista alemana, menos lo que salgaZ
venía la reseña de mi conferencia (era la primera vez que
128
Conferencia de Kaps
EN MAGIC CIRCLE
Traducida directamente de la voz de Fred Kaps
por Antonio Iturra

los que pueden profundizar y sacar algo de ellos.


Esto tienen que hacerlo por ustedes mismos, pues no hay
nadie como ustedes. No hay efecto que se pueda hacer
exactamente igual. Eso es absolutamente imposible, en mi
opinión.
Espero no les moleste si uso las notas, debo traducir todo.
Hay algunas palabras que debo pensar un poco.

Principios fundamentales de la magia


Presentamos con mucha satisfacción para “El Manuscrito”,
como parte del estudio en memoria de Fred Kaps, la trans- Primero que todo, hay por supuesto principios fundamen-
cripción de la exitosa charla que éste realizó en el Magic tales. Todos sabemos que hay unos cuantos principios fun-
Circle, el año 1965. damentales en la magia, que creo son absolutamente
Como aclaración, esta transcripción incluye sólo aquellos necesarios.
fragmentos que tratan aspectos teóricos de su magia, que Por ej., ocurre en los pianistas como en los magos. Apren-
considero sumamente relevantes para aprender acerca de des un juego, lo compras, lees, lo haces y te llamas un
su experiencia personal en la magia, además de aprender mago. Esto por supuesto, es ridículo. Puedes comprar 5
principios fundamentales y teoría mágica, que Kaps fue juegos y no ser todavía un mago. Puedes ser un entrete-
desarrollando a lo largo de su exitosa trayectoria como nedor, pero eso es otra cosa. Los efectos nunca son los
mago profesional. importantes.
Cabe decir que esta conferencia contenía tanto aspectos Lo han leído en los libros antiguos, hay tantos de ellos.
teóricos como prácticos, interpretando como parte de estos Existe una biblioteca bastante amplia donde están todos
últimos, célebres juegos como “Los Tres Jokers” (The esos principios, libros viejos, donde estos principios están
Three Jokers), “Rutina de Aro y Cuerda” (Ring and rope pensados, escritos, puestos para ti para leer. ¿Pero qué
routine), Monedas y vaso (Coins and glass), entre otras. es lo que hacemos la mayoría de las veces? Tomamos el
Incluye además notas personales acerca del uso del topit, libro y solamente buscamos por los juegos ahí y decimosZ
que Kaps dominaba a la perfección. “Ah eso es bueno, eso no es nada, no es nada, no hay
La transcripción no es literal, pues muchos párra- nada en este libroZ”, y lo regresas.
fos fueron adecuados para guardar coherencia y hacerlos No hagan esto, pues cuando tienes por ejemplo el “Tarbell
comprensibles. (además cabe señalar que el inglés de Course” o el libro de Dai Vernon y muchos otros, las par-
Kaps era muy particular) tes más interesantes de esos libros están en el Prefacio.
Por ejemplo, en el libro de Dai Vernon, los 2 primeros ca-
Presentación pítulos son los más importantes de todo el libro. Encontra-
rán todas las bases de las técnicas sobre las que ha
Primero que nada, estoy muy contento de estar aquí en conferenciado, al igual que en el libro de Slydini.
este festival. Estuve aquí diez años atrás en el Círculo, di Cuando Slydini estuvo aquí en Holanda y toda Europa,
una conferencia. todos estaban maravillados por su manera de hacer
Ahora bien, Peter Warlock me pidió dar una conferencia. magia. Ahora, esto ocurría con Slydini. Pero, Dai Vernon no
No soy un conferenciante. Soy un mago profesional a puede hacer lo que hace Slydini, Slydini no hace lo que
tiempo completo, como saben. hace Dai Vernon. Son maestros en su propio campo, no
Todos ustedes saben bastante del negocio, por lo que ésta se copian, pues saben que es imposible. Están tan sepa-
no será una conferencia de efectos, no son efectos los que rados del resto, que saben que es imposible. Debes tra-
les mostraré. Lo que quiero enseñarles son principios, en ducir el movimiento para ti mismo. No puedo convencerte

129
de aprender un juego o técnica de una mente del efecto que se quiera produ- Cuando tienes la enciclopedia de
manera, sólo puedo contarte de mi ex- cir. magia con Cuerdas o el Tarbell
periencia. Debes entender por ti En mi opinión, me gusta la sorpresa Course por ejemplo, hay tantos juegos
mismo cómo estudiar una técnica, en lo que hago. Hablo de mí, no sé de cuerdas en este último, les reco-
movimiento o principio. cual sea su estilo, deben averiguarlo miendo cubrir todas estas cosas y
por su cuenta. Su estilo puede ser por pruébalas. Aunque saques una o dos
Numismagia y naturalidad ejemplo, hacer manipulaciones bellas cosas, estúdialas, hay mucho más
o sorprenderse frente a lo que ocurre. que ese efecto sólo. Cortar una
Por supuesto, entre ustedes tenemos Me gusta además dar la impresión de cuerda es fácil, todos los magos lo
a manipuladores de monedas espe- mis manos vacías sin decirlo. Di ese hacen. Todavía lo uso en mi acto.
cializados. ejemplo cuando usé el papel, lo uso Hago por ejemplo, el juego de los
(Z) No sé si lo notaron, desde el co- simplemente para mostrar mis manos Pompones Chinos en Holanda. Tengo
mienzo de la conferencia tenía las mo- vacías, luego lo dejo y tomo el vaso. un acto de 25-30 minutos con los efec-
nedas en mi mano todo el momento. Estaba con esto ya muy adelantado. tos más tontos. Muchos me preguntan
Cuando empecé a leer y usar el papel, No mostré mis manos vacías, pero el por eso, pues estos efectos han pro-
me olvidé que tenía las monedas em- público asegura que estaban vacías, bado ser los más potentes y fuertes
palmadas. simplemente tomo con la otra mano el que hay, no busco un efecto nuevo,
Ustedes también pueden, es muy fácil vaso, no hay sospecha en ese punto, trato de mejorar en las cosas anti-
tener 4 monedas en esta posición. pues estaba muy adelantadoZ guas. Tomo una pequeña idea de ahí
Empiecen con una, luego 2, etc. Es un y de otros lugares. Finalmente,
movimiento muy natural; como siem- Técnica y los principios en uniendo estos elementos tienes una
pre dijo Vernon “sé natural”. Y los juegos de magia rutina novedosa y creo algo original
pueden simplemente hablar, mostrar que nadie más tiene.
sus manos vacías. Esta es una mani- (Z) Lo que quiero decir con eso es La técnica te da la satisfacción, la ca-
pulación escondida, como le llamo yo. que no te compliques mucho. Hay por pacidad para poder hacer diversos
Si desean realizar esta rutina, no co- supuesto muchas bellas manipulacio- efectos.
miencen inmediatamente. Muevan nes a aprender, hay algunas que in-
cualquier cosa, preparen su lugar, cluso no puedo hacer. Lean el libro de (Z) Henk Vermeyden habló de una
luego tomen el vaso y muéstrenlo. Buckley, hay muchas que no puedo “puerta”, que cuando se abre en otro
Ustedes han leído, espero, del libro de hacer. Traté de lograr esos movimien- lado, si escuchas el “bang” en algún
Routine Manipulation de Lewis Gan- tos. Quizás él podía, él era un maestro otro lado, se cree que fue en ese
son, que siempre se usa un vaso con de estas cosas. Yo no puedo hacerlas, lugar.
un fondo grueso o un pequeño gra- traté todo, no yo, quizás ustedes pue-
bado. Cuando se sostiene de esta ma- dan. Son muy difíciles y no lo sufi- Topit y Misdirection
nera, no pueden verse las monedas. cientemente prácticas.
Sin embargo, todavía está abierto y vi- No hagas “cosas”, porque cuando No sé qué edad tenía, pero recuerdo
sible a todos. Cuando el vaso está de estás sin ángulos, como en close-up, la primera vez que llegué a Inglaterra,
frente, no se ven las monedas. debes usar todos los ángulos, cubrir- en 1950, el efecto es incluso más an-
Tomen un grupo de monedas y apí- los todos, es increíble lo que se puede tiguo. Llegué a la tienda de Davenport
lenlas o busquen monedas muy vie- hacer. Incluso a veces depende de tu y compré un topit. Creo todos lo cono-
jas. Suavícenlas y tendrán mucho uso misdirection. Esto es psicología, no cen, el principio se cambió en 1920.
para ellas, pues el ruido es disminuido tiene que ver con el juego, no de- Cuando abres la chaqueta, el topit se
casi totalmente. Cuando tienen las pende del principio, el principio siem- mantiene abierto.
monedas en el Empalme Italiano y pre es fácil. Cuando vi a Davenport usarlo, me de-
sacan una, no se escuchan. Cuando Los mejores efectos del negocio son jaba maravillado, era un maestro, des-
hacen lo mismo con las otras, siempre fáciles, no hay nada en el efecto en sí. aparecía casi cualquier cosa, un mazo
escuchas algo, es más fácil sostener- Por ejemplo, en los aros chinos: el de cartas, un bowl. En esos tiempos,
las además como unidad, se pegan principio es un aro llave o en la cuerda hacía el Haunted Deck, como saben;
entre ellas. Cuando tienen la parte su- rota y recompuesta, un pedazo extra. lo mostraba y luego lo desaparecía.
perior dispareja, están más sueltas. La mayoría piensa en el efecto nuevo, Nunca olvidé la impresión de mi pri-
Podría producir las monedas una por lo analiza, lo deja y luego toma otra mera vez con ese efecto. La mayoría
una en un sombrero, depende exacta- cosa. de las veces olvidamos esa impresión

130
del efecto, la que deja.
Puede pasarles lo mismo, se maravi-
llan con el efecto y lo compran. Si no
les funciona muy bien, van a la tienda
y compran otro y otro. Puedo ver que
a los dealers les puede gustar eso.
Nunca olvido en mi mente la primera
impresión que hizo en mí, si fue así,
creo que debe haber sido un muy
buen efecto. Si me ocurrió eso, nunca
guardo de inmediato el efecto, sino
que juego un poco con él lo más que
pueda. Si Davenport lo hace, debo en-
contrar la manera de hacerlo también.
Muchas veces gente compra el Topit
y lo hace mal. Muchos llegan al mo-
mento en que se “salen con la suya”.
Tratas el efecto, sino funciona piensas
que tenía otro. Pero no era así, tenía
el mismo Topit que usaba. No tenía
otro, pero la diferencia era saber exac-
tamente qué hacer con él, me llevó
tiempo encontrar su manera de lanzar
las cosas usando misdirection.
No voy inmediatamente al bolsillo
(topit), preparo primero al público a
aceptar el efecto. Esa es la idea, no
puedes ir directamente al efecto. ¡No
han siquiera visto la moneda!
Debes apuntar a lo que quieres hacer.
nas para un niño. Eso prueba el den usarla en alguna situación, apro-
Debido a lo que se necesita hacer, se
punto, pues no les interesa la misdi- vechar las circunstancias, siempre
necesita fuerte misdirection, especial-
rection. Esa es la manera que la gente puedes volver a lo que has leído.
mente en magia de cerca. Cuando
piensa después, al tener razón. Los
voy al bolsillo, ellos se preocupan de
niños no la tienen. El punto al des- Empalme Italiano
cada detalle o movimiento.
aparecer la moneda, es que no quiero
No subestimen a su público, ellos no
que piensen que hago algo antes. El empalme italiano es de las técnicas
saben lo que ocurrió, pero algo pasó.
(Z) Agregas 1 o 2 monedas extra a más útiles de usar. Se ve general-
Tan pronto crean que algo pasó, se
una rutina, y vas construyendo una ru- mente con monedas o manipulación,
acabó, el efecto que podrían haber
tina de todos los efectos que encon- yo la uso con otras cosas. Es muy
creado al 100% falla si los preparan.
traste en las revistas. No les mostraré bella, puedes usar todos los dedos, in-
Si hay buena misdirection, se puede
rutinas, pueden crear las que se aco- cluso el pulgar, sin temer que sospe-
crear el milagro o misterio.
moden a su estilo. No puedo decirles chen que tengo algo.
(Z) Uso sólo las cosas que creo ne-
qué hacer. Por ejemplo, quizás la se- (Z) Tienes que hacer tus propias ruti-
cesarias y elimino las difíciles, me fa-
gunda parte de la rutina no te gusta, nas, lo que doy son ideas y adapta-
cilito las cosas.
pero la necesitas. Sácala, usas sólo lo ciones de efectos.
Si ellos creen que la moneda está en
que necesitas. No trates de hacer toda (Z) Los libros más antiguos son en mi
la mano una vez lanzada al topit estoy
la rutina sólo porque está escrita. opinión son los mejores, ahora tene-
libre, no debo probar que está la mano
Toma las partes que te sirven y deja el mos fábricas de cosas nuevas y los
vacía; se crea la ilusión de que está la
resto en tu mente e inténtalas de principios sin embargo siguen siendo
moneda.
todas maneras, pues cuando estén en los mismos. Las primeras pági-
No subestimen al público. Trata por
una posición de hacer un efecto, pue- nas de los libros antiguos hablan
ejemplo de probar las técnicas o ruti-
131
acerca de la vestimenta de los magos. piensen en eso. dían importar menos las palomas y los
Se ven todos los bolsillos, no los usa- Puede ser que estos personajes sa- implementos, las dejó ir, estaba ocu-
mos más. bían exactamente qué estaba ha- pado en otra cosa. Si se hubiera dis-
Yo uso incluso bolsillos de doble fondo ciendo y porqué lo hacían. Dirección culpado o detenido, se hubiera visto
en mis pantalones. Al hacerme mi pro- de la atención, presentación, psicolo- ridículo si le hubiese dado importan-
pia ropa, en cada tenida tengo 2 bol- gía, teatralidad, etc. cia, pero no fue así. Continuó simple-
sillos, es muy útil. Siempre puedo Vi a Okito una vez en Holanda justo mente con lo que tenía que hacer.
sacar lo que quiera, pues sé dónde antes de la guerra. Lo vi hacer la pe- Cualquier cosa puede pasar, las car-
está. Cuando caminas en la calle, netración del vaso. La idea de la cinta, tas o monedas se pueden caer. ¡No
debes tomar lo que necesitas. Tienes que sacaba la tela del plato con un las mires! Empieza a pensar tan
las cosas comunes y corrientes, los hoyo. Mostró todo de manera muy lim- pronto pase, en qué se puede hacer
accesorios casuales en uno de tus pia, tomó la cinta, la atravesó y el hilo luego; continúa como si no hubiera
bolsillos, y en el otro los secretos. se rompió. pasado nada.
Fueron hechos para magia, no digan ¿Qué podía hacer? Simplemente con-
que necesitan algo nuevo. tinuó, esto es lo más hermoso de esto, Ayer ocurrió con Vermeyden, que trató
siguió hasta el final pero la cinta se- de hacer un efecto con una cuerda.
Teatralidad guía ahí. Tomó el plato, sacó la tela Se le olvidó cubrir el nudo cuando
y profesionalismo del plato. ¡Y recibió aplausos! Ocurrió tomó la cuerda, y luego hizo otro nudo
en Amsterdam, Rotterdam, en el Tea- y se podía ver en su cara que se había
Cardini, Frakson, Bora, entre otros, tro Luxor. equivocado, pues además sabía que
han hecho su acto por 30-40 años y iba a hacer.
es lo mismo. Se hizo tan suave a nivel Anoche en el show, un joven en la
de movimientos que todo está justifi- competencia tenía unas palomas. (Z) No subestimes a tu público, pero
cado, todo tiene una razón. No razo- Ellas estaban aleteando y una se voló, tampoco por favor lo sobreestimes.
namos más. Puedes salirte con la luego también la segunda, pero el Muchas veces los puedes engañar
tuya, porque no ven nada. joven siquiera pestañeó, continuó sim- con las cosas más fáciles, pues no co-
¿Pero porqué alguien se impresiona plemente como si nada hubiera pa- nocen los principios. Nosotros lo sa-
por alguien más que hace el mismo sado. ¡Genial! Pensé que eso que bemos, eso te pone en una mejor
efecto? Hay un porqué, quiero que hizo fue algo muy hermoso, no le po- posición.
132
132
PUBLICIDAD EXTERNA

Patrocinador de ElManuscrito