Sei sulla pagina 1di 2

ACTITUD Y APTITUD

- ACTITUD, es la VOLUNTAD o disposición que posee una persona para realizar


una determinada actividad y la actitud también se refiere al TEMPERAMENTO,
____DESEO……

- APTITUD, en latín aptus que significa 'capaz para', es la CAPACIDAD o


disposición que posee una persona para ejercer un empleo o cargo y la aptitud
también es el talento, la habilidad o la destreza que se tiene para hacer algo.
___CONOCIMIENTO……

-El hombre tiene verdaderas aptitudes para la música pero su actitud ante el
esfuerzo no le permite triunfar.

-Imagina cómo te honraría si un presidente o primer ministro decidiera visitarte y


pasar la noche en tu casa. Seguro que no dejarías los platos sucios en la pila, ni
ropa tirada por el suelo, ni la bañera sucia. ¡Tendrías la casa impecable! Y no le
permitirías dormir en el garaje, ni en la habitación pequeña, ni en el desván; te
saldrías de la mejor habitación para dejársela al dignatario. Te dispondrías a
honrarlo lo mejor posible para corresponder con la deferencia que él demostró hacia
ti al visitarte.

-dice DIOS yo estoy a las puertas de tu corazón y llamo… apocalipsis, 3, 20


-¿Por qué no le abres las puertas a dios?, será que no tienes tu casa en orden, será
que tienes todo de cualquier forma, tirado por suelo, te da todo igual……….
-hoy dios te dice arregla tu casa, arregla tu vida, arregla tu ministerio, arregla tu
altar, etcc..
-como vives delante de dios, como es tu vida en secreto, quiero decirte según sea
tu vida en el secreto con dios, así será tu vida en público, delante de la gente….
-como vives………
-cuáles son tus condiciones
-no dejes a dios en la puerta, cuanto tiempo hace que esta llamando a tus
puertas…., y no se te remueve la conciencia. Dejarías a tu hijo nevando con frio,
llamando a tu puerta lo dejarías en la calle………..
- te pregunto entonces porque tienes a dios en la calle…….
-dios no quiere habitar en templos hechos `por las manos de los hombres, dios esta
buscando un corazón, pero limpio, en condiciones para el morar y habitar, amennn.

Analicemos algo más. Cuando los sacerdotes del Antiguo Testamento entraban
en el ministerio, participaban en un rito llamado “consagración”. Desde ese
momento pertenecían a Dios en exclusiva y se comprometían a obedecerle en todo.
Tal vez te preguntes: ‘¿Y qué tiene eso que ver conmigo?’ Pues mucho: si
quieres que Dios te use, te promueva y te honre, no puedes ponerlo a Él en
compartimentos estancos ni marginarlo. Tienes que comprometerte a cumplir su
voluntad. Y eso abarca tu tiempo, tus talentos, tus tesoros, tu cuerpo, alma y
espíritu, es decir, todo. Dios demanda un “compromiso total”.