Sei sulla pagina 1di 4

EL PODER DE LA AMISTAD

Eclesiastés 4:8-12

1. Un hombre sólo sin socios, sin familia; pero con mucho dinero (v. 8):
2. Mejores son dos que uno:
a. Cuando se trata de trabajar (v. 9):
b. Cuando se trata de viajar (v. 10):
c. Cuando se trata del matrimonio (v. 11):
d. Cuando se trata de protegerse (v. 12):

La amistad produce efectos positivos en nuestras vidas. Fuimos creados para vivir en sociedad, para
amar y ser amados.
El predicador (Eclesiastés) viene observando las injusticias o sin razones de la vida desde 3:16. Viene
diciendo que el destino de las bestias y el destino de los seres humanos es semejante en el sentido de que han
sido hechos del polvo y al morir se convierten en polvo. Reconoce que los muertos son más felices que los vivos
porque ellos ya no sufren y los vivos continúan en el sufrimiento. Es por eso que recomienda mejor el descanso
en austeridad que la riqueza con aflicción de espíritu.
Es así que toca el tema de la amistad y las relaciones familiares. En medio de éstas injusticias de la vida,
es más recomendable la amistad que las riquezas.

1. La amistad le da sentido a nuestra vida (v. 8):


El predicador pone de ejemplo el estilo de vida de un hombre que fatiga su alma con mucho trabajo y
sin descanso, pero que no tiene hermano ni hijo heredero. A pesar de eso, nunca cesa de trabajar ni se sacia de
las riquezas. Este hombre jamás se pregunta ¿por qué trabajo tanto si ya tengo suficiente para vivir
cómodamente? ¿qué pretendo con tanto trabajo si cuando yo muera no habrá quién herede mis posesiones?
Como dice un refrán “nadie sabe para quién trabaja” refiriéndose a personas así que trabajan mucho sin
disfrutar y que al morir otros que no son su familia disfrutarán esas riquezas.
En su vida sobre la tierra, el predicador había visto a muchos que cubrían este perfil; y hoy en día
también hay personas amantes del trabajo y de las riquezas materiales.
De éste breve versículo aprendemos dos cosas importantes: (1) El trabajo encuentra su razón de ser en
el beneficio que produce en los que están a nuestro alrededor. No debe ser el trabajo un medio para adquirir
egoístamente muchas riquezas porque así la vida pierde sentido. El trabajo fue hecho para que los que somos
padres mantengamos a nuestros hijos, es así entonces, que el propósito del trabajo es demostrarles el amor a
nuestros hijos. Pero también el trabajo tiene como propósito beneficiar a las personas que están a nuestro
alrededor, dependiendo del tipo de labor que realicemos: Si vendemos agua beneficiamos al consumidor, si
damos clases enriquecemos el conocimiento de los oyentes, si arreglamos la red telefónica le hacemos la vida
más cómoda a muchas personas. (2) La amistad y las relaciones familiares le dan sentido a todo lo que
hacemos, y por lo tanto, a nuestra vida. El trabajo y toda labor que realizamos en nuestra vida no tendría
sentido si no tenemos nadie a quién amar. Se trabaja y se realiza cualquier función por amor. La vida de alguien
que trabaja mucho sin beneficiar a nadie (mantenerlo), es una vida egoísta y vacía. Todas aquellas personas
que en lugar de beneficiar, abusan de los demás para obtener dinero, cuando obtienen todas las riquezas
posibles se sienten vacíos y frustrados.
Dos consejos prácticos aquí: (1) Realicemos nuestro trabajo con amor. Cada que realizamos
honradamente nuestro trabajo pensemos en el beneficio que damos a las personas con nuestro trabajo y en el
beneficio que daremos a nuestros hijos con la remuneración económica, y eso le dará verdadero sentido a
nuestro trabajo y a nuestra vida. Con una actitud así seremos felices haciendo lo que realizamos cada día. (2)
No trabajemos tanto al grado de olvidarnos de la familia. Pasemos tiempo con la familia y disfrutemos con
ellos, en la medida de nuestras posibilidades, el fruto de nuestro trabajo. ¡Eso también le dará sentido a
nuestra vida!
Mi familia y yo haremos en unos días un viaje a México, al lugar donde pasamos Patty y yo cinco años
de nuestra vida en nuestra preparación teológica. Había la posibilidad de que yo fuera sólo por los exámenes
de los niños. Cuando consideré eso le dije a mi esposa: La verdad me sentiría muy sólo, triste y no podré
disfrutar ese lugar porque tú y mis hijos le dan razón de ser a ese viaje y a toda mi vida.
En el v. 8 el predicador plantea el problema: La necedad de un hombre que trabaja solamente para
amontonar riquezas sin poder disfrutarlas. Es semejante al rico insensato que relató Lucas en 12:13-21. Luego
en los versículos siguientes el predicador plantea el remedio para esta necedad egoísta: la amistad y la ayuda
mutua.

2. La amistad beneficia nuestra vida (vv. 9-12): La desdichada situación del hombre de quien habló el
predicador en el versículo anterior, sugieren éstas reflexiones sobre las ventajas de la amistad. Es por
eso que basa los siguientes casos que presenta en la siguiente máxima “mejores son dos que uno.”
Como también un dicho popular reza “la unión hace la fuerza.” Podemos deducir de ésta máxima las
ventajas o beneficios de la amistad:

a. Beneficia las relaciones laborales (v. 9): El primer caso que demuestra el axioma planteado es
el del área laboral. Dice el predicador que dos personas que se asocian para algún trabajo
obtienen mejores ganancias que si cada quien trabajara por su cuenta. Eso es verdad porque
cuando dos trabajan juntos se aconsejan y estimulan mutuamente. Simplemente los muchos
deportistas de alto rendimiento trabajan en equipo porque reconocen que otro atleta
compitiendo al lado de uno, lo estimula a correr más fuerte. Así se acostumbra en el atletismo,
en el ciclismo, en las competencias de discapacitados, etc… Es por eso también que Jesús
cuando envió a sus discípulos a predicar, los envió de dos en dos y no solos.
La amistad beneficia las relaciones laborales. Una compañía o empresa funciona mejor
cuando se preocupa las por las buenas relaciones entre sus trabajadores. Cuando una sociedad
laboral se basa en la amistad hay confianza, respeto, comprensión y apoyo mutuo.
Es necesario que veamos la vida y actuemos en la vida como siendo amigos de las
demás personas que están a nuestro alrededor. Busquemos formar amistades en el trabajo, en
la escuela, en las relaciones sociales, en el barrio o colonia donde vivimos; por que la amistad
beneficia nuestra vida. Veamos a los demás como si fueran nuestros amigos y nuestras
actitudes cambiarán rotundamente. Veámonos en la iglesia como amigos y nuestra manera de
relacionarnos cambiará.

b. Beneficia las relaciones sociales (v. 10): En Palestina los caminos no estaban pavimentados ni
siquiera nivelados con hoy, eran terrenos muy irregulares y esto hacía que fueran caminos muy
peligrosos. Es por eso que la recomendación era que una persona nunca viajara sola sino que
siempre fuera acompañada. Aún hoy en día que se viaja en vehículo particular y en carreteras
muy modernas en las que uno puede tener ayuda o auxilio, es recomendable nunca viajar sólo
porque puede haber peligro o algún accidente que requiera de la ayuda de alguien. Incluso
ante un desperfecto del vehículo es mejor ir dos personas para que una busca ayuda mientras
la otra se queda en el auto. O también pueden requerir tomar decisiones en alguna
eventualidad y siempre pueden pensar mejor dos cabezas que una.
Este es un ejemplo del beneficio que uno obtiene de la amistad. Con mucha frecuencia
uno requiere la ayuda de alguien en las situaciones cotidianas. Para cualquier tipo de ayuda
uno acude a algún amigo ya sea ayuda material, ayuda en algún problema emocional o en
situaciones de crisis espiritual. Alguien dijo que “es mejor tener un buen amigo que tener
dinero” porque el dinero no lo soluciona todo en la vida, pero los amigos sí te ayudan a superar
las adversidades.
En este versículo “la caída y el levantamiento” puede referirse a una caída física o una
caída emocional, o espiritual. Cuando uno experimenta un tropiezo o está pasando por una
depresión, es cuando uno valora las verdaderas amistades; porque los verdaderos amigos son
aquellos que están contigo no sólo en las situaciones buenas sino también en los momentos
difíciles de tu vida. En cierta ocasión acompañando a alguien a un funeral.
c. Beneficia las relaciones familiares (11):
La siguiente figura usada por el Predicador para demostrar el poder de la amistad es
una figura muy familiar. Declara que a la hora de dormir es mejor estar acompañado para
calentarse mutuamente que dormir sólo. Esto puede darse en un contexto de amistad entre
dos personas, pero para ser posible es necesario que la amistad sea muy estrecha. En otras
palabras, uno no duerme con alguien en la misma cama a menos que tenga mucha confianza
con la otra persona. Por eso muchos piensan que aquí se refiere al matrimonio.
Así como el acto de dormir con alguien brinda calor a nuestro cuerpo, la amistad o la
relación de pareja brinda a la persona un estímulo emocional, calor humano y un amor que
sana el alma de cualquier mal. El calor de la amistad representa un estímulo que beneficia a la
otra persona a la superación y al crecimiento de carácter. Proverbios 27:17 declara que la
amistad es semejante al proceso de afilar el hierro. Para afilar el hierro se logra con otro metal
igual de solidez, no se puede afilar con un metal menor; de la misma manera para mejorar el
carácter de una persona se logra con el apoyo de otra persona que le tiene confianza como
para declararle sus errores, y una persona así tiene que ser un amigo de mucha confianza.

d. Beneficia la integridad de la persona (v. 12): La última figura que usa el Predicador para
demostrar el poder de la amistad es resguardar la integridad de una persona. La mejor manera
de proteger la integridad es mediante la amistad. Si uno quiere proteger su vida física debe
hacer uso de la amistad. Por ejemplo, la mejor manera de protegerse en un barrio donde hay
violencia es haciendo amistad con los que habitan ese lugar.
Una persona se hace más resistente a los peligros físicos y a las adversidades
emocionales por medio de la amistad. Los amigos te ayudan para resistir o hacer frente a las
circunstancias más difíciles. Es por eso que el predicador, para finalizar, emplea una última
figura: Un cordón de tres hilos, es más difícil de romper que uno de un hilo o de dos. Lo mismo
sucede con la amistad, entre más amigos verdaderos tiene más resistente se hace para
enfrentar las dificultades de la vida.
PROV. 17:9
Cubrir las faltas (cf. prov. 16:28)

Prov. 17:17
En todo tiempo ama el amigo

Prov. 18:24
Amigos especiales (cercanía)

Prov. 27:17
Corrección del carácter