Sei sulla pagina 1di 27

UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

  
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – PUNO 
 
FACULTAD DE INGENIERÍA CIVIL Y 
ARQUITECTURA 
 
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL  

 
 
 
 
 
 

TRABAJO ENCARGADO 

CURSO: MATERIALES DE LA CONSTRUCCION 

TEMA: ADITIVOS 

DOCENTE: ING. YASMANI T. VITULAS QUILLE 

PRESENTADO POR:  

 CRUZ FLORES GERSON 

 GALLEGOS ORTIZ GERALD JOSE  

 INCACARI SANCHO ROYER 

PUNO‐PERU 

2017 

1
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

                                           

INDICE 

INTRODUCCIÓN................................................................................................................ 

OBJETIVOS………………………………………………………………………………………………………………… 

DEFINICION Y GENERALIDADES: ...................................................................................... 

RESEÑA HISTORICA…………................................................................................................ 

CLASIFICACION.................................................................................................................. 

Tipo A‐plastificante........................................................................................................... 

Tipo B‐retardador............................................................................................................. 

Tipo C‐acelerante............................................................................................................. 

Tipo D‐plastificante retardador........................................................................................ 

Tipo E‐plastificante acelerante......................................................................................... 

Tipo F‐superplastificante.................................................................................................. 

Tipo G‐superplastificante retardador............................................................................... 

PROPIEDADES................................................................................................................... 

PRECAUSIONES Y ERRORES AL UTILIZAR ADITIVOS......................................................... 
 
CONCLUSIONES…………………………………………………………………………………………………………. 
 
BIBIOGRAFIA………………………………………………………………………………………………………………. 
 
 
 
 
 
 
 
2
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
 
 
INTRODUCCION 
 
 
 
La constante necesidad del hombre de mejorar los métodos y materiales para construir, con el fin de 
mejorar la calidad de vida, han hecho que los ingenieros tengan la ambición de construir en lugares 
que antes no pensábamos eran posibles. 
Las limitaciones en cuanto a los procesos y propiedades en los materiales para construir siempre han 
estado presentes incluso hoy luchamos por mejorar más. 
 
Este trabajo se centra en los aditivos, la primera parte consta de la historia en cuanto a evolución y 
descubrimientos, si bien es cierto ya eran conocidos y usados desde tiempos antiguos, cada vez es 
mejorado. A continuación todo relacionado con los conceptos generales y definiciones: economía, 
técnicas, normas que debe cumplir, etc. También se dará énfasis a los diferentes tipos de aditivos: 
acelerantes, retardantes, anticongelantes, plastificantes,etc,  y el modo de uso específico que se le da 
cada uno y de cómo podemos dar ventaja a ellos para construir en ambientes y lugares que deseemos 
o necesitamos construir; en cuanto a las propiedades cada uno tiene muy diferentes por ende se los 
mencionara al tocarlos cada uno y no como un capitulo aparate. 
 
Como  las  características  de  los  diferentes  tipos  de  aditivos  son  muy  distintas,  y  debemos  tener 
precauciones al usarlas, ya que pueden alterar las propiedades de los materiales, por ejemplo del 
concreto, podría disminuir su resistencia a consecuencia de acelerar su fraguado. También los errores 
que se cometen al emplearlas y/o el mal uso que se le da se abarcaran al final del trabajo. Dado este 
pequeño resumen vamos a el desarrollo del tema sin antes decir que, todo ingeniero civil debe ser 
estar al pendiente y conocer los nuevos descubrimientos y mejores formas de solucionar problemas 
en cuanto a las limitaciones que tenemos a la hora de construir y tener sentido de juicio al tomar la 
mejor decisión posible a la resolución de una situación adversa o imprevista.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
3
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

OBJETIVOS 
 
 
 
 
 Determinar  los usos y las cualidades que deben tener los 
aditivos en las diferentes actividades de construcción. 
 
 Conocer los diferentes tipos de aditivos que se pueden usar 
dependiendo de la necesidad o limitaciones que tengamos. 
 
 
   

4
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
 
ADITIVOS 
 
1. RESEÑA HISTÓRICA 
 

 
Figura 1. Coliseo Romano 
 
Es indudable que en la época Romana se utilizaron aditivos, adicionándolos al hormigón de cal y 
puzolanas. Hay quien supone que los primeros aditivos para los hormigones fueron la sangre y la 
clara de huevo. La fabricación del cemento Portland es relativamente reciente y se sitúa hacia los 
alrededores  de  1850.  Poco  tiempo  después  y  con  el  fin  de  obtener  fraguado  más  regular  del 
cemento, se utilizó el yeso crudo o el cloruro de calcio, que se agregaban al cemento al fabricarlo o 
al hormigón en el momento de su preparación. La incorporación de estos productos se remonta a 
los años 1875‐1890. 
 
Los constructores Franceses de esa época, añadían al cemento sin yeso crudo, un poco de yeso 
vivo, a pie de obra, en el momento de amasar el hormigón. La adición de cloruro de calcio como 
aditivo de los hormigones fue patentada en 1885. CANDLOT en 1888, hizo investigaciones acerca 
de este producto y demostró que según la dosis, podía ser utilizado como retardador o acelerador 
del fraguado. 
Las primeras preocupaciones de los usuarios del hormigón fueron las de regular la duración del 
fraguado,  y  sobre  todo  la  de  poder  acelerarlo,  así  como  la  de  fabricar  hormigones  más 
impermeables. Hacia 1895 CANDLOT en Francia y DYCKERHOFF en Alemania practicaron adiciones 
de cal grasa con el fin de mejorar la plasticidad, algo más tarde en 1906 en los EEUU se hizo lo 
mismo. En una publicación de 1926, se citaba la acción de productos tales como: el alumbre, el 
jabón  potásico,  la  caseína,  la  colofonia,  las  materias  albuminosas,  la  caliza  y  la  arcilla  en  polvo, 
ciertos cloruros, carbonatados, silicatos, sulfatos, etc. 
 
Igualmente a principios de siglo, se ensayó la incorporación de silicato sódico y de diversos jabones 
para mejorar la impermeabilidad. Se empezaba ya a añadir polvos finos para colorear el hormigón. 
Los  fluosilicatos  se  emplearon  desde  1905  como  endurecedores  de  superficie.  La  acción 
retardadora del azúcar también había sido ya observada, un artículo publicado en marzo de 1909 
en la Reveu Des Materiaux de construcción, menciona la influencia del azúcar sobre el fraguado. 
 
5
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
 
La comercialización de productos que mejoran algunas de las propiedades del hormigón, data de 
1910; se trataba entonces de los impermeabilizantes, se añadían a los hormigones destinados a la 
fabricación de depósitos de agua, entibaciones, piscinas, etc.; así como a la fabricación de morteros 
destinados  a  la  reparación  de  obras  subterráneas  de  mampostería  o  de  ladrillo  cuyas  juntas  se 
hubiesen deteriorado. 
 
En  cuanto  a  los  retardadores,  si  bien  su  comercialización  no  tuvo  lugar  hasta  bastante  tiempo 
después,  los  efectos  de  ciertos  productos  eran  conocidos  hacía  tiempo.  RENGADE  demostró  en 
1929 que amasando un cemento sobre una lámina de zinc, podían introducirse indicios de ZnO, que 
actuaba como un poderoso retardador del fraguado; atribuyó a esta circunstancia, las discrepancias 
comprobadas  en  los  tiempos  de  fraguado,  halladas  en  diferentes  laboratorios,  en  los  que  se 
amasaba en unos si y en otros no, sobre mesas forradas con plancha de zinc. Durante la última 
guerra los estudios hechos en Alemania condujeron a la utilización de un 1% de ácido fosfórico para 
el retardo de los hormigones. Esos retardos del fraguado eran necesarios para poder interrumpir 
los trabajos en las obras monolíticas de hormigón durante  los ataques aéreos. 
 
Los anticongelantes aparecieron en 1955. Más recientemente y gracias al progreso de la industria 
química,  las  materias  plásticas  se  fueron  incorporando  al  hormigón.  Hace  algunos  años  que  los 
aditivos  se  multiplicaron  en  muchos  países.  Los  fabricantes  ponen  a  punto  productos  más 
adecuados a las necesidades de la construcción moderna. 
 
2. DEFINICIÓN Y GENERALIDADES 
 
 
Aditivo  es  una  sustancia  química,  generalmente  dosificada  por  debajo  del  5%  de  la  masa  del 
cemento, distinta del agua, los agregados, el cemento y los refuerzos de fibra, que se emplea como 
ingrediente  de  la  pasta,  del  mortero  o  del  concreto,  y  se  agrega  al  conjunto  antes  o  durante  el 
proceso de mezclado, con el fin de modificar alguna o algunas de sus propiedades físicas, de tal 
manera  que  el  material  se  adapte  de  una  mejor  forma  a  las  características  de  la  obra  o  las 
necesidades del constructor. 
 
Los aditivos se emplean cada vez en mayor escala en la fabricación de morteros y hormigones, para 
la elaboración de productos de calidad, en procura de mejorar las características del producto final. 
No se trata en ningún modo de aditivos del  cemento,  pues la misión  del aditivo no consiste  en 
mejorar  el  cemento,  sino  permitir  la  transformación  o  modificación  de  ciertos  caracteres  o 
propiedades de un producto acabado, que según los casos, puede ser un hormigón, un mortero o 
una lechada para inyecciones. 
 
En resumidas cuentas el aditivo no se limita a actuar sobre el cemento, sino que su acción se ejerce 
sobre los tres componentes de la mezcla: el árido o agregado, el cemento y el agua. En esta acción 
influyen en gran manera la naturaleza y la dosificación de cada uno de esos componentes. 

6
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS


Figura 2. Aditivos 
 
 
Los  aditivos  se  utilizan  cada  vez  más  en  la  pasta,  los  morteros  y  hormigones  por  las  siguientes 
razones: 
 
A) Los aditivos se perfeccionan incesantemente. 
 
Al principio se usaban, sin purificar, determinados productos de la industria papelera o petrolífera, 
de lo que resultaban variaciones en la composición química. Actualmente, la orientación se dirige 
cada  vez  más  hacia  un  control  de  calidad  de  esos  subproductos  y  a  una  corrección  de  sus 
composiciones gracias a tratamientos y adiciones, han sucedido investigaciones sistemáticas que 
condujeron a la fabricación de productos básicos especiales o de una mezcla de materias primas 
existentes, a fin de presentar al mercado aditivos polivalentes. 
 
B) Economía. 
 
Ante problemas con el concreto el constructor tendrá que plantearse las alternativas de saber  si 
se debe utilizar un aditivo o no, luego saber cuál se debe usar y finalmente cómo y en que dosis 
debe  usarse.  Para  esto,  tendrá  que  consultar  las  instrucciones  de  los  fabricantes  y  remitirse  a 
documentos especiales. Debe saber eventualmente la dosificación a emplear y que ensayos se le 
deben hacer, a pie de obra, para precisar la dosificación a utilizar. 
 
Es por esta razón, por la cual se pretenden obtener mezclas con la dosificación más  económica a 
unos menores costos de construcción. 
 
El costo del aditivo no solo se relaciona con la dosificación del concreto, sino también: por la cuantía 
mínima  de  cemento,  el  control  de  los  requerimientos  del  agua,  por  los  ahorros  de  energía,  la 
economía en el tiempo de la colocación, disminución en los costos de las formaletas y encofrados 
debido  al  rápido  desencofrado  y  la  reutilización  de  los  moldes,  la  facilidad  en  la  colocación  y 
compactación y el avance en forma considerable de la obra y puesta en servicio. 
 
 
7
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
C) Las Técnicas 
 
Ésta razón influye en la modificación o en el mejoramiento de una o varias de las propiedades físicas 
del  concreto  tanto  en  el  estado  fresco  como  el  incremento  en  la  manejabilidad,  trabajabilidad 
extendida,  disminución  de  la  exudación  y  de  la  segregación,  hormigón  cohesivo,  fraguados 
programados y en la aptitud para el bombeo; y el concreto en estado endurecido en el cual se puede 
lograr mejorar las resistencias mecánicas, las resistencias a las acciones físicas como heladas y a las 
acciones  químicas,  disminución  de  la  porosidad,  en  el  control  del  calor  de  hidratación,  en  la 
contracción controlada y en los mejores acabados. 
 
 D) Cumplimiento de las especificaciones 
 

Se debe tener en cuenta a la hora de usar uno o varios aditivos en cumplir con los requerimientos 
exigidos  para  los  distintos  usos  del  concreto  como  relación  agua/cemento  fija,  adecuada 
manejabilidad, resistencias a temprana edad, resistencias finales, resistencia a la abrasión, tiempos 
de fraguado, cantidad de aire incorporado, impedir la corrosión del refuerzo, garantizar la mayor 
adherencia entre el acero y el concreto y una mejor unión entre el concreto nuevo y el viejo. 
 
En conclusión, a la hora de usar cualquier tipo de aditivo se debe intervenir de forma positiva en la 
calidad del concreto, de tal forma que se le den soluciones a los diferentes problemas y satisfacer 
los distintos requerimientos. sin detrimento de la resistencia y durabilidad del material. 

3. CLASIFICACIÓN 
 
En Colombia, la norma ASTM‐C494 establece los requisitos que deben cumplir los aditivos químicos 
que pueden agregarse al concreto, y los clasifica en: 
 
TIPO  A  ‐  PLASTIFICANTE:  Es  el  aditivo  que  permite  disminuir  la  cantidad  de  agua  necesaria  para 
obtener una determinada consistencia del hormigón. 
 
 TIPO B ‐ RETARDADOR: Es aquel que demora el fraguado del hormigón. 
 
TIPO C ‐ ACELERANTE: Es aquel que acelera tanto el fraguado como la ganancia de resistencia a 
temprana edad del concreto. 
 
TIPO D ‐ PLASTIFICANTE RETARDADOR: Es aquel que permite disminuir la cantidad de agua (acción 
primaria)  necesaria  para  obtener  un  hormigón  de  una  determinada  consistencia  y  retardar  su 
fraguado (acción secundaria). 
 
TIPO E ‐ PLASTIFICANTE ACELERANTE: Es aquel que permite disminuir la cantidad de agua (acción 
primaria)  necesaria  para  obtener  un  hormigón  de  determinada  consistencia  y  acelerar  tanto  el 
fraguado como la resistencia del hormigón a temprana edad (acción secundaria). 
 
TIPO F – SUPERPLASTIFICANTE: Es el aditivo que permite la reducción del agua de mezcla en más 
de un 12% para obtener una determinada consistencia del hormigón. 
 
8
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

TIPO G – SUPERPLASTIFICANTE RETARDADOR: Es el aditivo que permite la reducción del agua de 
mezcla,  en  más  de  un  12%,  para  obtener  una  determinada  consistencia  del  hormigón  (acción 
primaria) y además retarda el fraguado (acción secundaria). 
 
 
Sin embargo, existen en el mercado una serie de productos, no clasificados dentro de lo anterior, 
como por ejemplo los aditivos impermeabilizantes o los colorantes, etc., que son muy importantes. 
 
3.1.‐ TIPO A – PLASTIFICANTES 
Son aditivos que permiten, una reducción de la cantidad de agua para igual trabajabilidad, o un 
aumento de la manejabilidad para igual proporción de agua, es decir, provoca la dispersión de las 
partículas de cemento, agrupadas en flóculos comúnmente en una mezcla sin aditivos. Esos aditivos 
mejoran la aptitud a la deformación de los morteros y hormigones frescos bajo el efecto de un 
medio de compactación dado; su característica principal es aumentar la manejabilidad del concreto 
fresco,  y/o  reducir  la  cantidad  de  agua  utilizada  para  un  asentamiento  determinado.  Lo  más 
frecuente es que se presenten bajo la forma de un líquido de color pardo oscuro, de una densidad 
que oscila entre 1,10 y 1,25 kg/dm3 (más raramente bajo la forma de un polvo de color castaño un 
poco  claro).  Las  dosis  que  suelen  utilizarse  varían,  en  general,  entre  1,0  y  2,0%  de  la  masa  del 
cemento. 
 
Algunos de los productos base que se emplean para fabricar los aditivos plastificantes son: 
 
 Jabones de resina o de abietato alcalino sódico o potásico (obtenidos por tratamiento de 
resina  vegetal). 
 
 Lignosulfonato sódico o cálcico (subproducto de la fabricación de la pasta de papel). Sales 
de calcio, sodio y amonio del ácido lignosulfónico. 
 
 Sulfonatos de alkilarilo (productos sintéticos). El formaldehído melanina sulfonatado. 
 
 Sal de hidrocarburo sulfonado (subproducto obtenido en el tratamiento del petróleo). Sales 
de ácido carboxílico hidroxilatado. 
 
 
 Ester de poliglicol. 
 
 
POLVOS FINOS: 
 
 Harina fósil de diatomáceas silificadas. 
 
 Bentonita: arcilla coloidal. 
 
 Cales grasas o hidráulicas finas, cenizas volantes y puzolanas molidas y pulverizadas. 
 
Los polvos finos e inertes, mejoran las características de los hormigones frescos en la medida en 
que estos hormigones carecen de elementos muy finos. En este caso la exudación disminuye y las 
resistencias  mecánicas  pueden  quedar  aumentadas.  Por  el  contrario,  si  el  hormigón  está  bien 
compuesto y es rico en cemento, la adición de estos elementos finos puede no producir efecto 

9
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

alguno o incluso rebajar las resistencias mecánicas a igualdad de plasticidades. 
 
Entre las ventajas y beneficios que se obtienen al utilizar los aditivos plastificantes tenemos: 
 
a) En Concreto Fresco: 
 
 Mejoran la trabajabilidad. 
 Menor energía de compactación. 
 
b) En Concreto Endurecido: 
 
 Mejoran la apariencia final de los terminados. 
 Pueden aumentar la resistencia (compresión, flexión, tensión y la adherencia del concreto al 
refuerzo). 
 Reducen la permeabilidad.. 
 Pueden desarrollar mayores resistencias tempranas y finales. 
 
 

Figura 3. Plastificante en el concreto

Los  aditivos  plastificantes  se  pueden  utilizar  en  todo  tipo  de  concretos,  donde  se  requieran 
condiciones normales o particulares de colocación: 
 
 Mejoran los concretos bombeados, lanzados y los normales o convencionales. 
 Mejoran los concretos simples (sin refuerzo), reforzados, prefabricados, pretensados y 
normales. 
 Mejoran notablemente la manejabilidad de las mezclas, o alternativamente permiten 
reducir el agua a utilizar, ganando resistencias finales en el concreto. 
 Permiten  obtener  concretos  impermeables,  solos  o  en  combinación  con  los  aditivos 
incorporadores de aire. 
 
En resumen, el aditivo tipo A se utiliza por: 
 

10
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 La  disminución  del  agua,  que  tiene  por  objeto  incrementar  la  resistencia  del  concreto    sin 
aumentar  el  contenido  del  cemento,  disminuir  la  porosidad  de  la  pasta  de  tal  forma  que 
disminuya la permeabilidad; la consistencia del concreto será la misma que la del concreto sin 
aditivo a pesar de la disminución del agua. 
 
 Cuando  se enfrentan  casos  en  que  la  mezcla  contiene  cemento  en  exceso  para  garantizar  las 
resistencias debidas, con utilizar el aditivo tenemos una reducción de la cantidad de cemento 
requerido acompañado de una reducción en la cantidad de agua necesaria para la mezcla, debido 
a la disminución de la relación agua/cemento. 
 
Pero es importante recalcar que existe un límite en lo que se refiere a la economía del cemento ya 
que por debajo de cierta cifra se empieza a ver afectada la durabilidad de la estructura. 

3.2.‐ TIPO B – RETARDADOR 
 
Son aditivos que aumentan el tiempo de fraguado, es decir la mezcla permanece fluida más tiempo. 
Al uso de retardadores, en general, lo acompaña alguna reducción en la resistencia, principalmente 
en los primeros días, mientras que los efectos de estas sustancias en las  demás propiedades del 
concreto, como la contracción, pueden no ser previsibles. Por tanto, las pruebas de aceptación para 
los retardadores deberán hacerse con materiales de la obra para las condiciones previstas. 
 
Es  preferible  que el  aditivo  sea  presentado  bajo forma  líquida  y  las  dosis  a  utilizar  varían, en  la 
práctica,  entre  el  0,1  y  el  1%  de  la  masa  del  cemento.  La  dosis  media  debería  ajustarse  para  el 
cemento y los demás materiales que se va a emplear en la construcción. 
 
La acción de un retardador cambia mucho con: 
 
 La naturaleza del cemento y su dosificación. 
 La dosis del aditivo. 
 La relación A/C. 
 
Entre los productos base que se emplean para fabricar estos aditivos tenemos: 
 
 Los ácidos fosfórico, fluorhídrico, húmico. 
 La glicerina. 
 Fosfatos y fluoruros. 
 Óxidos de zinc y plomo. 
 El bórax. 
 Sales de magnesio y sales solubles de zinc. 
 Sulfato de cobre. 
 Compuestos de boro y caseína. 
 Hidratos de carbono de fórmula general Cn(H20)m. Los azúcares (los más utilizados) y sus 
compuestos como las glucosas, las sacarosas, el almidón, la celulosa. 
 El yeso crudo (o piedra de yeso) puede también ser considerado como un aditivo 

 Los aditivos retardadores se emplean particularmente en los siguientes casos: 

11
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 Colocación del concreto en época de calor, para contrarrestar el efecto acelerante de la 
alta temperatura. 
 Cuando se desea suprimir el efecto de las reanudaciones de trabajo. 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
Figura 4.Transporte de concreto con aditivo retardador 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
3.3.‐  TIPO C – ACELERANTE 

12
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
Figura 5.  Algunos de los usos de aditivos acelerantes (desencofrado rápido). 
Viga postensada 
 
Son  aditivos  químicos  generalmente  líquidos,  que  permiten  acelerar  el  fraguado  y  tener 
resistencias iniciales y finales más altas. La mayor parte de los acelerantes comúnmente usados 
producen  un  aumento  de  la  contracción  que  sufre  el  concreto  al  secarse.  Frecuentemente  se 
dosifican estos  aditivos entre  1,5  y  5,0%  de  la  masa  del  cemento  en  la  mezcla.  Con  los  aditivos 
acelerantes obtenemos las siguientes ventajas: 
 
 Desarrollo de resistencias más rápidamente. 
 Mejora de las características del terminado. 
 Disminución de los agrietamientos. 
 Cumplimiento de su función estructural más temprano. 
 
Las siguientes sustancias se utilizan como base para fabricar los aditivos acelerantes: 
 
 Cloruros: cálcico, sódico, de aluminio, de hierro, amónico. 
 Nitrato y nitrito de calcio. 
 Formiato de calcio. 
 Trietanolamina. 
 Ácido oxálico. 
 Fluosilicato sódico. 
 Alunita. 
 Las bases alcalinas: sosa, potasa, amoníaco. 
 Carbonatos, silicatos y fluosilicatos, boratos de sosa o de potasa. 

13
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

El cloruro de calcio es el aditivo acelerante más común empleado y deberá añadirse en forma de 
solución como parte del agua de mezcla. Si se añade al concreto en forma seca, puede suceder que 
no todas las partículas secas se disuelvan durante la mezcla. Los terrones que no se disuelven en la 
mezcla pueden producir reventones o manchas negras en el concreto endurecido. En forma seca, 
el cloruro de calcio puede también reducir la eficacia de los aditivos inclusores de aire. La cantidad 
de cloruro de calcio añadida, en ningún caso deberá exceder del 2% en masa del cemento. Una 
cantidad  mayor  creará  problemas  y  puede  ser  perjudicial  para  el  concreto,  que  puede  hacerse 
rápidamente inmanejable, aumentar su contracción al secarse y corroer el refuerzo. 
 
El uso de cloruros de calcio o de aditivos que contengan cloruros solubles no se recomienda bajo 
ciertas condiciones: 
 
- En el concreto pre‐esforzado debido a los posibles riesgos de corrosión. 
- En concreto donde está sumergido (ahogado) el aluminio, por ejemplo tubo conduit, porque puede 
producirse una  fuerte  corrosión  del  aluminio,  especialmente  si  este está  en  contacto  con  acero 
incrustado y si el concreto está en un ambiente húmedo. 
- Cuando el acero galvanizado va a quedar en contacto permanente con el concreto. 
- En concreto sometido a reacciones entre álcalis y agregados o expuestos a suelos o agua que 
contenga sulfatos. 
 
Los aditivos acelerantes se usan generalmente en los siguientes casos: 
 
 Acabado más rápido de placas. 
 Colocación del concreto en tiempo frío. 
 Permiten reducir los tiempos de desencofrado. 
 Aumentan los usos posibles de las formaletas. 
 En la industria de los prefabricados. 
 Reducción de los períodos de curado. 
 Trabajos rápidos. 
 Reducción necesaria de las presiones sobre el encofrado. 
 Sellado, impermeabilización y obturación de grietas y venas de agua. 
 Trabajos en galerías de minas o túneles o paredes húmedas. 
 Trabajos bajo el agua. 
 Hormigones y morteros proyectados (lanzados). 
 
 
3.4.‐ TIPO D ‐ PLASTIFICANTE ‐ RETARDADOR 
 
Este aditivo busca fusionar las propiedades de dos sustancias, una de plastificante (acción primaria) 
y la otra de retardador (acción secundaria), así se aprovechan los dos efectos permitiendo controlar 
la pérdida acelerada de manejabilidad. 
 
La siguiente figura muestra la pérdida de asentamiento de mezclas de concreto con plastificante‐
retardador y sin aditivo 

14
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

       
   Figura 5. Pérdida del asentamiento de mezclas de concreto con plastificante – retardador y sin aditivo. 
 
 
El retardo del hormigón normalmente afecta un poco el desarrollo de la resistencia inicial (1‐3 días), 
comparada con al concreto sin aditivo, sin embargo luego de tres días se supera su influencia y es 
típico de hormigones con retardador que su resistencia a los 28 días sea superior a la del concreto 
sin aditivo para una misma relación agua/cemento 
 
En  el  siguiente  gráfico  se  muestra  el  comportamiento  de  retardadores  y  plastificantes  en  el 
desarrollo de resistencia. 

Figura 6. Desarrollo de resistencias de concreto con retardador 
 
Este aditivo es utilizado en plantas (centrales de mezclas) porque permite alcanzar y sobrepasar la 
resistencia  de  diseño  y  por  otro  lado  satisfacer  los  requerimientos  de  manejabilidad  a  pesar  de 
factores que afectan dicha característica del concreto en estado fresco.
15
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

3.5.‐ TIPO E ‐ PLASTIFICANTE – ACELERANTE 
 
Son una variedad de aditivos que cumplen una doble función: plastifican la mezcla aumentando su 
manejabilidad,  permitiendo  una  colocación  y  compactación  más  fácil  y  aceleran  la  ganancia  de 
resistencia a temprana edad y a edades tardías. 
 
 

 
Figura 7. Aditivo aplicado para endurecimiento rápido 
 
3.6.‐ TIPO F – SUPERPLASTIFICANTE 
 
Este aditivo apareció en el mercado alrededor de los años 70, coincidiendo con la necesidad  de la 
industria  de  la  construcción  y  de  los  diseñadores  de  reducir  las  secciones  de  los  elementos 
portantes  en  rascacielos,  puentes,  etc.  Se  precisaba  entonces  de  un  hormigón  con  la  reología 
necesaria para que escurriera como un fluido dentro de las formaletas congestionadas de acero y 
que brindara resistencias muy por encima de las normales ya que las secciones eran mínimas. 
 
Los  superplastificantes  son  de  una  categoría  superior  a  la  de  los  plastificantes,  permite 
dosificaciones hasta 5 veces mayores, sin alterar significativamente el tiempo de fraguado ni su 
contenido de aire. 
 
La  aplicación  práctica  de  los  aditivos  superplastificantes  se  encuentra  en  la  elaboración  de 
concretos  con  altas  resistencias,  con  un  porcentaje  de  cemento  balanceado,  sin  problemas  de 
contracción y fisuramiento de las mezclas que contienen cemento en exceso. El gran incremento 
de resistencia del hormigón cuando se usan superplastificantes es debido a la notable disminución 
de la porosidad de la pasta (reducción en el agua de la mezcla) y otras características del concreto 
también  se  ven  beneficiadas,  éstas  son  la  reducción  de  la  permeabilidad  y  el  incremento  en  la 
durabilidad del concreto. 
 
Otras  aplicaciones  inmediatas  de  las  mezclas  fluidas  se  dan  en  el  bombeo  del  concreto,  la 
colocación (concreto tremie), estructuras esbeltas y/o densamente armadas; pues el rendimiento 
es muy alto compensando de esta manera los costos. 

16
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
 

PROPIEDADES 
 
3.7.‐ IMPERMEABILIZANTES 
 
El  objeto  de  obtener  concretos  y  morteros  impermeables  es  impedir  el  paso  del  agua  o  su 
absorción,  pero  también  hacerlos  lo  más  resistentes  posibles  contra  la  penetración  de  agentes 
agresivos que puedan producir la descomposición del hormigón. 
 
Existen dos procedimientos para lograr la impermeabilidad: el primero es revestir la superficie del 
hormigón con una capa impermeable, generalmente a base de material bituminoso siempre que 
no se trate de proteger de agentes agresivos como la gasolina, kerosene, aceites, etc., caso en el 
cual  hay  que  recurrir  a  recubrimientos  especiales.  El  segundo  método  se  basa  en  lograr 
impermeabilizar toda la masa del hormigón o del mortero, o sea la impermeabilización integral de 
los mismos, lo cual se alcanza añadiendo a la mezcla un aditivo adecuado. 
 
El agua puede penetrar  al concreto por presión, que es el caso de obras  sumergidas, como por 
ejemplo: paredes de presas o depósitos; o por capilaridad, donde los aditivos incorporadores de 
aire pueden servir como impermeabilizantes. 
 
 

 
 
Figura 8. Concreto impermeabilizado para zapatas. 

17
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
 
Los principales productos que sirven para fabricar aditivos impermeabilizantes integrales son: 
 
 Jabones metálicos (estearatos, oleatos y lauratos). 
 Sulfato de aluminio, carbonato sódico, oxalato sódico, coloides susceptibles de hincharse, a 
base  de  algas  marinas  (alginato  sódico,  por  ejemplo)  o  de  plantas  de  la  familia  de  las 
leguminosas (aunque la presencia de azúcar puede convertirlos en retardadores de fraguado). 
 
3.8.‐ ANTICONGELANTES 
 
Son  productos  químicos  solubles,  análogos  a  los  acelerantes,  que  activan  la  hidratación  del 
cemento; el calor de hidratación se desprende más a prisa. Pueden aumentar en algunos grados la 
temperatura del agua de amasado por reacción exotérmica o rebajar su punto de congelación. El 
hormigón  de  este  modo,  puede  endurecerse  antes  de  que  sobrevenga  su  congelación.  Pueden 
igualmente proteger el hormigón endurecido. Como en el caso de otros productos químicos, su 
acción depende: 
 
 De la concentración en el agua de amasado. 
 De la naturaleza del congelante 
 De la granulometría de la arena. 
 
Tomando determinadas precauciones permiten colocar concreto hasta a ‐10 grados centígrados. 
 
Los productos de base son en la mayoría de los casos, los mismos que los utilizados en el caso de 
los acelerantes. Los bi o trivalentes comprenden: 
 
 Un acelerante, aparte del CaCl2 pueden ser empleados silicatos o carbonatos alcalinos (sosa 
o potasa) y aluminato u oxalato sódico. 
 Un agente inclusor de aire, generalmente a base de lignosulfito. 
 Un dispersante, agua en el caso de un aditivo líquido; o tierra de infusorios, cal, en el caso 
de un aditivo en polvo. 
 Un producto que evita el envejecimiento como gluconato sódico o urea. 
 

 
Figura 9. Construcción de estructura de concreto a bajas temperaturas. 

18
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

Las  dosis  de  estos  aditivos  suelen  variar  de  1  a  3%  de  la  masa  del  cemento.  Se  emplean 
normalmente en los siguientes casos: 
 
 Colocación del concreto en tiempo frío (más económico que el calentamiento). 
 Protección de hormigones endurecidos contra heladas. 
 
 Prefabricación de hormigón manufacturado. 
 Concreto transportado (por ejemplo premezclado). 
 
 
3.9.‐ EXPANSIVOS O EXPANSORES 
 
Hace  ya  mucho  tiempo  que  se  pensó  en  fabricar  conglomerantes  expansivos  o  bien  agregar  al 
cemento productos susceptibles de hincharse, su objeto era compensar los efectos de la retracción 
o  bien  ejercer  esfuerzos  de  expansión  regulares.  Se  aprobaron  algunas  patentes  relativas  a  la 
adición de cal viva CaO o de MgO calcinadas, de anhidrita de yeso crudo o de polvos metálicos 
oxidables.  El  papel  de  estos  aditivos  consiste  en  aumentar  el  volumen  del  concreto  durante  el 
fraguado y antes de producirse el endurecimiento de la pasta. Las sustancias más comunes que 
tienen esta propiedad son: la limadura de hierro y el aluminio en polvo. Las primeras producen la 
expansión por la oxidación del hierro y el segundo porque reacciona con el cemento produciendo 
hidrógeno. 
 
Estos  aditivos  se  emplean  para  producir  concreto  ligero  denominado  "concreto  celular"  (de 
estructura porosa, por lo tanto tiene baja masa unitaria, lo anterior trae como consecuencia un 
descenso  de  la  resistencia  mecánica).  Una  de  las  aplicaciones  de  estos  aditivos  expansivos  es 
adicionarlo a hormigones o morteros que van a sellar ductos en concretos pre o post‐tensados. 
 

 
 
Figura 10. Viga de puente tensado. 

19
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

3.10.‐ LARGA VIDA 
 

Es una combinación de aditivos que se utilizan en la producción de morteros de larga vida. Están 
compuestos  por  estabilizadores  retenedores  de  agua  y  retardadores  plastificantes.  No  hay  que 
confundirlos con retardadores, puesto que lo que ocurre es que el fraguado se inicia tan pronto 
entra en contacto con la unidad de mampostería y toma prácticamente el mismo tiempo que un 
mortero sin aditivo. 
 
La pérdida de manejabilidad y el fraguado se inicia una vez los compuestos son absorbidos por las 
unidades  de  mampostería  permitiendo  que  se  produzca  el  proceso  normal  de  hidratación.  De 
manera análoga a los retardadores, la dosis de estos aditivos se debe incrementar en la medida que 
aumenta la temperatura, porque la velocidad de la reacción química del cemento con el agua se 
aumenta con la temperatura. 
 
 
3.11.‐ COLORANTES 
 

Figura 11. Concreto con aditivo colorante. 
 
El hormigón puede ser coloreado en toda su masa gracias a polvos finos constituidos, la mayoría de 
las  veces,  por  óxidos  metálicos  naturales  o  sintéticos,  mezclados  con  el  cemento.  Están 
caracterizados por sus curvas granulométricas. Las cualidades que se exigen a los colorantes son 
las siguientes: 
 
 Regularidad del tono y elevado poder colorante. 
 Buena aptitud de mojado y mezcla fácil de efectuar. 
 Insolubilidad en el agua. 
 Estabilidad ante la luz y los agentes atmosféricos. 
 Neutralidad química. 

20
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

Las aplicaciones que se obtienen de estos productos colorantes son numerosas, entre ellas 
tenemos: 
 
 Enlucidos decorativos 
 Revestimiento del suelo: baldosín de cemento, losas, etc. 
 Hormigón manufacturado y prefabricado: elementos de fachada, elementos decorativos, 
bloques, bordillos de acera, señalización de carreteras, etc. 
 Esculturas, revestimiento de piscinas, pista de tenis. 
 
 
3.12.‐ INHIBIDORES DE CORROSIÓN 
 

Figura 12. Estructura de concreto con inhibidor de corrosión. 
 
Las armaduras de acero colocadas en el hormigón están protegidas de la oxidación porque están 
sumergidas, por lo menos durante las primeras edades, en un medio básico. El acero se recubre de 
una capa protectora muy delgada y queda pasivo. Sin embargo, el concreto puede carbonatarse 
con el tiempo, el PH puede descender y la protección del acero ya no queda asegurada. Desde hace 
algún  tiempo,  ciertos  investigadores  han  ensayado  aditivos  de  productos  destinados  a  evitar  la 
corrosión;  los  inhibidores  de  corrosión  actúan  formando  en  la  superficie  del  metal  una  película 
protectora muy insoluble. 
 
Los inhibidores de corrosión más usados, utilizados disueltos en el agua de amasado del concreto, 
en dosis variable del 1 al 3% de la masa de cemento, son: 
 
 Nitrito sódico. 
 Benzoato sódico. 
 Cromato potásico. 
 Molibdatos de sodio o de potasio. 
 Fosfatos. 
 
Igualmente puede añadirse una cantidad del orden del 10% de estos productos a una lechada de 
cemento,  destinada  a  recubrir  las  armaduras  de  acero  antes  del  vaciado  del  hormigón  en  los 
encofrados o moldes. 

21
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

3.13.‐ FUNGICIDAS, GERMICIDAS, INSECTICIDAS 
 

En ciertos casos particulares, el hormigón (como la madera) puede ensuciarse o ser atacado por 
parásitos de origen vegetal o animal (solamente cuando ya está  carbonatado). Es el caso de las 
obras de hormigón o juntas de mortero conservadas en medio ambiente: húmedo, agresivo (agua 
dulce o salada, agua sucia, etc.). 
 
Pueden crecer  en los morteros y hormigones, cuando su superficie  no es suficientemente lisa y 
compacta,  hongos  microscópicos,  mohos  o  algas.  Hay  un  medio  preventivo  que  consiste  en 
incorporar al cemento, durante su amasado, sales de cobre. 
 
Se han advertido ataques superficiales en el concreto que pueden profundizar 10 mm, y se deben 
a un hongo que llega en las formaletas o encofrados de madera. Hay también microorganismos que 
pueden  atacar  el  hormigón.  Los  animales  marinos,  los  moluscos  perforantes,  ciertos  gusanos  e 
insectos pueden deteriorar las obras. 
 
Los productos que pueden agregarse al hormigón o al mortero para protegerlo de lo anterior, son 
a base de arseniato de cobre o de mercurio, de fenoles o de creosota. Contra los insectos puede 
emplearse también una adición del 2 al 4% de diclorodifeniltricloroetano o exaclorocicloexano. 
 
 
3.14.‐ ESPUMANTES PARA APLICACIONES ESPECIALES 
 
 

Figura 13. Relleno fluido de densidad y resistencia controlada para andenes. 
 
Recientemente se han desarrollado aplicaciones constructivas que demandan efectuar un ajuste 
sobre la densidad de mezclas de concreto o mortero, bien sea con el propósito de reducir la carga 
muerta de la estructura de ciertos elementos no estructurales como en morteros de afinado de 
pisos o el pendientado de cubiertas previo a la impermeabilización flexible. 
 
También puede ser necesaria la incorporación de espuma en mezclas cementosas con el fin de 
conferir propiedades aislantes desde el punto de vista térmico o acústico. 
 
22
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

Últimamente  se  han  desarrollado  morteros  autonivelantes  para  la  elaboración  de  rellenos  de 
zanjas,  base  para  pavimentos  y  andenes,  que  gracias  a  sus  características  de  fluidez,  permiten 
ejecutar este tipo de rellenos con un rendimiento mayor en comparación con los convencionales 
de  material  compactado;  también  permite  que  estos  rellenos  puedan  ser  reexcavados  con 
posterioridad. 

  3.14.‐ OTROS ADITIVOS  INCORPORADORES DE AIRE 

Figura 14. Vista microscópica de concreto con burbujas de aire incorporado. 
 
 
El  descubrimiento  de  los  aditivos  incorporadores  de  aire  se  hizo  alrededor  del  año  1930,  su 
utilización  ha  sido,  sin  duda,  uno  de  los  mayores  progresos  realizados  en  la  tecnología  de  los 
hormigones, puesto que mejoran, a la vez, las propiedades de los hormigones en estado frescos y 
las de los hormigones en estado endurecidos. 
 
Los  aditivos  incorporadores  de  aire  no  producen  las  burbujas  de  aire  que  quedan  distribuidas 
dentro  de  la  masa  del  hormigón,  sino  que  estabilizan  las  burbujas  de  aire  que  normalmente  se 
forman  durante  el  proceso  de  la  mezcla  de  los  ingredientes  del  concreto.  Estas  burbujas 
pequeñísimas,  cuyo  diámetro  promedio  es  del  orden  de  70  micras,  se  distribuyen  en  grandes 
cantidades, constituyéndose en esferas que facilitan el movimiento de unas partículas respecto de 
las otras, por lo cual aumentan grandemente la plasticidad y manejabilidad de la mezcla (por esta 
razón se pueden clasificar como plastificantes con reducción del contenido de agua para producir 
una determinada manejabilidad). 
 
Las principales sustancias que sirven de base para fabricar aditivos incorporadores de aire son: 
 
 
 Aceites y grasas de origen animal y vegetal. 
 Jabones alcalinos de ácidos grasos naturales como el estearato de sodio, los oleatos (derivados 
del ácido oleico), los lauratos (derivados del ácido laurico). En realidad, lo que se emplea no son 
los ácidos grasos puros, sino una mezcla de ácidos grasos extraída del sebo, llamada estearina 
(los ácidos grasos del sebo son principalmente los ácidos estéricos, palmítico y oleico). 
 Sulfonatos de alcohol graso. 
 Jabones sódicos de ácidos polihidroxicarboxilicos. 
23
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

 
Con los usos de los aditivos incorporadores de aire se obtienen los siguientes beneficios: 
 
 Reduce la permeabilidad del concreto. 
 Reduce la segregación y la exudación. 
 Aumenta la plasticidad y la manejabilidad. 
 Protección contra la acción de aguas agresivas. 
 Mejorar la durabilidad a ciclos de humedecimiento y  secado. 
 
Sin  embargo,  se  tiene  que  tener  en  cuenta  que  a  medida  que  aumenta  la  dosis  del  aditivo 
incorporador de aire, aumenta el volumen de aire incorporado, sólo que después de cierta dosis se 
satura la solución y aunque agregamos más aditivo el contenido de aire no aumentará. 
 
 
4.‐  RECOMENDACIONES DE EMPLEO Y PRECAUCIONES 
 
El empleo de un aditivo supone, en primer término, que haya sido correctamente escogido, y a 
continuación que está bien utilizado. Las recomendaciones de empleo están dadas en general por 
las informaciones del fabricante. 
Las precauciones que deben tomarse son: 
 
 Productos en polvo, conservarlos en un sitio seco, sobre todo si el envase es defectuoso. 
 Productos líquidos, puede formarse un sedimento, de manera que es preferible agitarlos 
antes de su utilización. 
 En invierno, en regiones donde desciende mucho la temperatura, es necesario conocer su 
punto de congelación y almacenarlos. 
 Cerciorarse de que no se ha excedido el plazo límite de utilización. 
 Atenerse a las instrucciones para su empleo, en especial en el caso de tener que manipular 
productos tóxicos. 
 
Entre los errores más frecuentes tenemos: 
 
 Errores de dosificación. 
 Exceso global (por ejemplo confusión entre las unidades de medida). 
 Exceso de dosificación local debido al mal reparto del producto. La homogeneidad y la 
buena distribución del aditivo en la masa de los morteros o de los hormigones es 
fundamental. 
 Las incompatibilidades con ciertos conglomerantes. Esta es la razón por la cual conviene 
siempre controlar los productos en la obra, mediante ensayos preliminares y luego durante la 
producción del hormigón. 
 La utilización simultanea de varios tipos de aditivos que pueden no ser compatibles 
(consultar con el distribuidor especializado). 

24
UNIVERSIDAD NACIONAL DEL ALTIPLANO – UNAP ADITIVOS

5.‐ CONCLUSIONES 
 
 
 Se pudo apreciar que los aditivos tienen características diferentes que deben cumplir para su 
uso. 
 
 Pudimos apreciar que los aditivos nos pueden ayudar a resolver problemas o limitaciones en 
cuanto a los procesos constructivos, asi por ejemplo: conservar, acelerar fraguado, retardar 
fraguado, etc. Pero teniendo en cuanto que el usarlos podría alterar algunas propiedades del 
concreto. 

25
 
   

 
 
REFERENCIAS BIBLIOGRAFÍAS 
 
 ‐  ANDERCOL  S.  A.  Manual  de  aplicaciones  ‐  Aditivos   para  concreto.  Medellín 
(Colombia). 
 
 ANEFHOP (Agrupación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado). Manual de 
consejos prácticos sobre hormigón. Madrid (España). 
 
 ICONTEC. Normas técnicas colombianas para el sector de la construcción ‐ I. Bogotá (Colombia): 
Legis editores s. a.  1989. 
 
 ‐  ICPC,  SOLINGRAL.  Manual  de  dosificación  de  mezclas  de  concreto.  Medellín 
(Colombia).  1974. 
 
 NORMAS COLOMBIANAS DE DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN SISMO RESISTENTE. NSR/98. Asociación 
colombiana de Ingeniería sísmica. Bogotá (Colombia). 1998. 
 
 ‐  PORTLAND  CEMENT ASSOCIATION  (P.C.A.).  Proyecto y control de mezclas de 
concreto. México: Limusa. Primera edición.  1978. 
 
 SIKA ANDINA S.A. Manual de productos. Bogotá (Colombia): Publicaciones cultural ltda.  1991 
 www.sika.com.co 
 

 TEC. Cátalogo de consulta técnica. Bogotá (Colombia).  1991. 
 
 TECNOCONCRETO S. A. Hojas técnicas sobre aditivos. Bogotá (Colombia). 
 
 TOXEMENT. Catálogo general de especificaciones técnicas. Bogotá (Colombia): Gráficas Carman. 
 www.toxement.com.co E‐mail: atencioncliente@toxement.com.co 
 

 ‐  VENUAT,  Michel.  Aditivos  y  tratamientos  de  morteros y  hormigones.  Barcelona 


(España): Editores técnicos asociados S.A. 1972. 
 
 www.avingenieria.com 

26