Sei sulla pagina 1di 1

LA RELACIÓN DE AMISTAD ENTRE JOSÉ MARÍA PÉREZ DE URDININEA Y EL ALEMÁN OTTO PHILIPP

BRAUN

Fuente: Bolivia y Alemania: Facetas de una relación secular - Primera edición. La Paz, Bolivia: Plural
editores, 2011. / León Enrique Bieber.

Quizá el alemán más importante que se relacionó con la ciudad de Sucre en la primera mitad del
siglo XIX fue Otto Felipe Braun, quien participo en la guerra de la independencia en los ejércitos
libertadores. Su relación con Sucre se viabilizo principalmente a través de su gran amistad con la
familia del General José María Pérez de Urdininea, lo que dio lugar a que varios ciudadanos
alemanes que posteriormente llegaron a esa ciudad se casaran con descendientes del General
Urdininea, como ser Gerke, Shütt y Arehms.

Por documentos que existen se sabe que Pérez de Urdininea, quien llego a ser Presidente de la
Republica y Otto Felipe Braun, Mariscal del Ejército Boliviano, compartían no solo una estrecha
amistad, sino una conexión o parentesco político.

En una carta de fecha 22 de abril de 1828, desde el cuartel general de Pucarani, Urdininea, antes
de informarle que el general Sucre había sido herido, se refiere al alemán como su muy querido
ahijado y amado amigo. En una misiva, Urdininea le pide que se una con sus dos escuadrones y
dos compañías de Pichincha, a Lanceros y Ballivian que marchan a la capital con tres compañías de
artillería, para castigar a los facciosos. En el correr de la carta, que lleva el rotulo de
“reservadísima”, le pide que regrese para cumplir la instrucción, “con la velocidad del rayo, sin
pasar a abrazar a mi ahijada”, de lo que solo puede colegirse que el general boliviano fue padrino
de matrimonio del militar alemán.

El anteriormente citado es un ejemplo de la interesante participación de ciudadanos alemanes en


la misma formación de la republica boliviana, hace casi dos siglos.