Sei sulla pagina 1di 2

GLOBULOS ROJO

Los glóbulos rojos, conocidos también como eritrocitos o células rojas de la


sangre, que están presentes en la sangre en cantidades de aproximadamente 4,5
a 6,0 x 10 6/mm³ en condiciones normales. Ellos son, básicamente consisten de
globulina y la hemoglobina (que consta de 4 moléculas de proteínas estructura
terciaria y 4 grupos hemo que contienen hierro, cada ión de hierro es capaz de
unirse libremente a dos átomos de oxígeno, uno para cada molécula de
hemoglobina), y su función es la de transportar oxígeno (principalmente) y
dióxido de carbono (en cantidad menor de edad) a los tejidos. Los eritrocitos viven
durante unos 120 días.

GLÓBULOS BLANCOS
Función
Los glóbulos blancos son parte del sistema inmunológico encargado de combatir a
los gérmenes. Son una especie de guerreros que flotan en tu sangre esperando
poder atacar a invasores, como los virus y las bacterias. Existen varios tipos de
glóbulos blancos y cada uno tiene una función especial en la lucha contra
diferentes tipos de gérmenes que enferman a la gente.
Nombre
Los leucocitos o glóbulos blancos
son los miembros de un enorme ejército de células de la sangre El número de
estos en comparación con los eritrocitos es muy inferior, 1 por cada 600, pero su
función, al igual que el de sus compañeros es vital.
Se puede decir que hay unas cinco divisiones dentro de este ejército blanco que
actúa como un ejército de choque contra los invasores patógenos.

PLAQUETAS
funcion
Las plaquetas son pequeños fragmentos de células sanguíneas. Su función es
formar coágulos de sangre que ayuden a sanar las heridas y a prevenir el
sangrado. La médula ósea produce las plaquetas. Los problemas pueden surgir
cuando se tienen pocas o demasiadas plaquetas o éstas no cumplen su función
correctamente.
Nombre
Las plaquetas, también conocidas como trombocitos, son pequeñas células que se
encuentran en la sangre. Tienen formas irregulares y no poseen núcleo, este
hecho las diferencia del resto de células y elementos que forman la sangre como
los eritrocitos o glóbulos rojos y los leucocitos o glóbulos blancos, entre otros.