Sei sulla pagina 1di 2

Caso CEMEX Español

Inversión Extranjera Directa de Cemex


En poco más de una década, la mayor cementera de México, Cemex,
de una operación principalmente mexicana en la tercera empresa cementera más grande
del mundo detrás de Holcim de Suiza y del Grupo Lafarge de Francia. Cemex ha sido
un en México y actualmente controla más del 60 por ciento del mercado de cemento
en ese país. El éxito interno de Cemex se ha basado en gran medida en una obsesión
la fabricación eficiente y un enfoque en el servicio al cliente que es tops en la industria.
Cemex es un líder en el uso de la tecnología de la información para hacer coincidir la
producción con la demanda de los consumidores. La empresa vende cemento listo que
puede sobrevivir por sólo 90 minutos antes solidificación, entrega tan precisa es
importante. Pero Cemex nunca puede predecir con certeza total qué demanda será en
cualquier día, semana o mes. Para manejar mejor impredecible demanda, Cemex
desarrolló un sistema de tecnología de la información transparente, incluyendo
sistemas de posicionamiento global montados en camiones, transmisores de radio,
satélites y hardware, que le permite controlar la producción y distribución de cemento
como ningún otro empresa puede, respondiendo rápidamente a cambios imprevistos en
la demanda y reduciendo el desperdicio.
Los resultados son menores costos y un servicio al cliente superior, ambos factores
diferenciadores para Cemex. La compañía también presta atención a sus distribuidores:
unos 5.000 en México solo que puede ganar puntos hacia recompensas por alcanzar
objetivos de ventas. Los distribuidores pueden convertir esos puntos en acciones de
Cemex. Los distribuidores de gran volumen pueden comprar camiones y otros
suministros a través de Cemex con importantes descuentos. Cemex también es conocida
por su comercialización unidades que se centran en los usuarios finales, los propios
constructores. Por ejemplo, los camiones Cemex alrededor de los sitios de construcción
mexicanos, y si el cemento de Cemex se está usando, las cuadrillas de construcción
ganan balones de fútbol, gorras y camisetas. La estrategia de expansión internacional de
Cemex estuvo número de factores. En primer lugar, la empresa deseaba reducir su
dependencia del mercado de la construcción, caracterizado por una demanda muy
volátil. En segundo lugar, la empresa compró una enorme demanda de cemento en
muchos países en desarrollo, donde se estaba realizando o se necesitaba una
construcción significativa. En tercer lugar, la empresa creía que las empresas de
construcción de los países en desarrollo mejor que las establecidas multinacionales de
cemento, todas ellas de países desarrollados.
En cuarto lugar, Cemex creía que podría crear un valor significativo al adquirir cemento
ineficiente empresas en otros mercados y la transferencia de sus habilidades en servicio
al cliente, marketing, tecnología de la información y gestión de la producción a esas
unidades. La empresa se embarcó en serio en su estrategia de expansión internacional a
principios de los años noventa. Inicialmente, Cemex otros países en desarrollo,
adquiriendo cementeros establecidos en Venezuela, Colombia, Indonesia, Filipinas,
Egipto y varios otros países. También compró dos estancamientos empresas en España
y les dio la vuelta. Fortalecido por el éxito de sus empresas españolas, Cemex comenzó
a buscar oportunidades de expansión en los países desarrollados. En 2000, Cemex
compró Southland, con sede en Houston, una de las mayores cementeras de los Estados
Unidos Estados Unidos, por 2.500 millones de dólares. Tras la adquisición de
Southland, Cemex tenía 56 plantas de cemento en 30 países, la mayoría de los cuales se
obtuvieron mediante adquisiciones. En todos los casos, Cemex la transferencia de sus
conocimientos tecnológicos, de gestión y de comercialización a las unidades, mejorando
así su rendimiento. En 2004, Cemex realizó otro importante la compra de RMC de Gran
Bretaña por $ 5.8 mil millones. RMC era un enorme multinacional de cemento con
ventas de $ 8 mil millones, sólo el 22 por ciento de los cuales estaban en los Estados
Unidos Reino Unido y operaciones en más de 20 naciones, incluyendo muchas naciones
europeas donde Cemex no tenía presencia. Finalizada en marzo de 2005, la adquisición
de RMC Cemex en una potencia mundial en la industria del cemento con más de $ 15
mil millones en ventas y operaciones en 50 países. Sólo cerca del 15 por ciento de las
ventas de la compañía son ahora generados en México. Luego de la adquisición de
RMC, Cemex encontró que la planta de RMC la ciudad de Rugby estaba funcionando a
sólo el 70 por ciento de la capacidad, en parte porque la producción repetida
los problemas siguieron causando un cierre del horno. Cemex trajo un equipo
internacional de especialistas para solucionar el problema, y aumentó rápidamente la
producción al 90 por ciento de la capacidad. Avanzando, Cemex ha dejado claro que
continuará expandiéndose y está mirando las oportunidades en el sector de la venta
rápida, las economías en crecimiento de China e India, donde actualmente carece de
presencia, y donde sus rivales ya se están expandiendo. Sin embargo, no todas las
expansiones de Cemex han funcionado como estaba previsto.
En 2006, Cemex anunció que abandonaría Indonesia tras una larga disputa con la
gobierno allí. Cemex ingresó a Indonesia en 1998 como parte de una privatización
patrocinada por el FMI mediante la compra de un 25 por ciento de participación en un
fabricante de cemento indonesio propiedad del gobierno Semen Gresik. En ese
momento, Indonesia prometió permitir a Cemex adquirir una participación mayoritaria
en Semen Gresik en 2001. Sin embargo, el país nunca concedió ese permiso, ya que
intereses, incluidos políticos y sindicatos, expresó preocupaciones sobre "los activos
indonesios manos extranjeras "y presionó al gobierno central para bloquear el acuerdo.
Un Cemex frustrado llegó a un acuerdo para vender su participación del 25 por ciento a
otra empresa indonesia.