Sei sulla pagina 1di 6

Nombre de la materia

Estrategias de Aprendizaje

Nombre del alumno


Manuel Corona Arciga

Nombre de la Tarea
Caso de estudio 1

Unidad 1
Guía de análisis de caso Harvard
La administración de las escuelas
públicas de Chicago

Nombre del Profesor


Mónica Castelló Barajas

Fecha
14 de mayo 2017
Unidad 1: Guía de análisis de caso Harvard
Estrategias de Aprendizaje

Guía de análisis de caso Harvard


La Administración de las Escuelas Públicas de Chicago.

Caso de estudio 1
En el año 2005 en la ciudad de chicago, se dio inicio a un programa que permitiera
mantener y acelerar los logros que se habían tenido en cuanto a la calidad educativa en
las escuelas públicas de esa ciudad. Este proyecto fue encargado al Director ejecutivo,
Arne Duncan, quien junto a su equipo aceptaron el reto de llevar a la excelencia a todas
las escuelas. Para lograrlo, se planearon tres estrategias claves, mejorar la lectoescritura,
fortalecer el capital humano y proporcionar más oportunidades de aprendizaje a los
alumnos. Un primer paso fue que todos los alumnos de educación básica, debían recibir
dos horas diarias de instrucción pedagógica de lectoescritura. Se identificaron planes de
estudio para clasificar a los alumnos, de kínder a quinto grado y de sexto a octavo grado.
También diseñaron planes de estudio para las materias de matemáticas y ciencias.

Derivado de este ambicioso plan, destaca la importancia que se le dio a la lectoescritura


como una manera eficaz de proporcionar a los estudiantes herramientas que les
permitieran una mejor comprensión de los contenidos que estudiaban en sus centros de
estudio, ademas de ayudarlos a ser alumnos que debatieran y expresaran sus ideas con
mas claridad.

Enseguida, dentro del desarrollo de este documento, se responden algunos


cuestionamientos que pueden ayudar a entender la educación en el caso de las escuelas
públicas en Chicago.

La relación entre la lectura, la escritura y el pensamiento puede ser explicada a partir de


las diferentes interpretaciones derivadas de la perspectiva cognitiva y sociocultural de
Vygotski (1985) sobre el desarrollo cognitivo, así como de las derivadas de las
aportaciones de Olson (1998) sobre la utilidad de la cultura escrita por su directa
contribución “al crecimiento de la racionalidad y la conciencia” (p. 14). Para Vygotsky
(1985), el lenguaje y el pensamiento se encuentran completamente entretejidos en la vida
humana, forman, junto con la atención y la memoria lógica, un sistema de relaciones

2
Unidad 1: Guía de análisis de caso Harvard
Estrategias de Aprendizaje

interfuncionales que caracterizan a la conciencia humana. Los instrumentos mediadores


verbales, según Vygotsky, son decisivos por su eficacia en el desarrollo de las funciones
mentales. De allí el valor que el autor le atribuye al aprendizaje colaborativo, al permitir el
crecimiento cognitivo del sujeto y el desarrollo tanto de su pensamiento como de su
lenguaje.

Para Vygotsky (1978) el lenguaje escrito es la forma más elaborada del lenguaje que
permite, en parte, el complejo proceso de apropiación cultural. De hecho, sostiene
Wertsch (1993) que Vygotsky estimaba de incalculable valor la formulación verbal, el
debate y la resolución de problemas; de ahí que la instrucción en lectura y escritura se
ubicó en el centro de sus intereses teóricos y prácticos, dada la fuerte preferencia por la
lengua escrita como instrumento mediador verbal para representar y resolver una amplia
gama de problemas.

Para Olson (1998), leer y escribir se constituyen en verdaderas herramientas


intelectuales, que tienen profunda influencia en el individuo en función de las prácticas en
las que él interviene y del uso que hace de ellas como instrumentos para pensar y
comunicarse. Su uso para el pensamiento permite, a quienes ponen en marcha la lectura
y la escritura, operar sobre las ideas, transformarlas y producir nuevos conocimientos, al
mismo tiempo que incide sobre la constitución de la mente por el contacto permanente
con las actividades letradas. Olson le asigna también relevancia a la escritura por sus
funciones representacionales y sostiene que la actividad con la escritura contribuye a
determinar los significados del mundo y a proporcionar definiciones para ellos; a
transformar las ideas en hipótesis, inferencias y suposiciones que pueden luego
transformarse en conceptos, principios y explicaciones, es decir, en conocimiento.

Plantear la estrecha relación que existe entre la lectura, la escritura y el pensamiento


convoca directamente a hacer referencia a la potencialidad de ambos instrumentos para
reestructurar y dar forma al pensamiento, lo que Wells (1990) denominó la función
epistémica del lenguaje escrito. Wells (1990), en su modelo sobre el dominio de la lengua
escrita, propuso el nivel epistémico, que comprende el dominio de lo escrito como una
manera de pensar y de usar el lenguaje para desarrollar el pensamiento y el

3
Unidad 1: Guía de análisis de caso Harvard
Estrategias de Aprendizaje

conocimiento. Este nivel integra los otros tres niveles propuestos en el modelo: el
ejecutivo, el funcional y el instrumental, que se corresponden con el dominio del código,
leer y escribir para resolver requerimientos, y la capacidad para comunicar y acceder a
informaciones.

Para Olson (1998) “la lengua escrita no sólo nos ayuda a conocer y a recordar lo pensado
y lo dicho, también nos invita a ver lo pensado y lo dicho de modo diferente” (p. 16). El
análisis de Olson sobre el papel que la escritura, la lectura y la cultura escrita en general
han desempeñado en la estructuración de la mente y en los cambios conceptuales
destaca los procesos cognitivos involucrados en la creación, el almacenamiento y el uso
de símbolos con funciones representacionales. Le asigna un vasto poder a la escritura al
sostener que la cultura escrita contribuye a determinar los significados del mundo, a
proporcionar definiciones para ellos y a transformar las ideas en conocimiento. Agrega
que estos procesos se logran gracias a la estructuración del discurso escrito,
transformando palabras y proposiciones en objetos de conocimiento y transformando la
intencionalidad de un enunciado en objeto de discurso.

Durante las últimas décadas se ha privilegiado el concepto de lectoescritura como acción


para la mejora de las escuelas, esta ha adquirido un papel protagonista en la educación
temprana. Anteriormente, los expertos raramente consideraban la lectoescritura como un
aspecto esencial del crecimiento y desarrollo sano en los niños pequeños.

Con el inicio a la lectura comienza una nueva etapa en sus vidas, leer es tal vez el recurso
cognitivo por naturaleza, no solo proporciona información, sino que va formando al
pequeño, creando hábitos de reflexión, análisis, esfuerzo, concentración; además de
entretener y ayudar a la evasión. El niño que lee bien tendrá más facilidad para dominar
las técnicas que le permitirán expresarse por escrito, que es una de las tareas más
complejas porque supone la adquisición del código escrito, lo cual requiere cierto grado
de desarrollo intelectual.

Entre otras razones para privilegiar la lectoescritura y por lo que se debe tomar en cuenta,
tanto por el gobierno como por los educadores, es que se movilizan las funciones

4
Unidad 1: Guía de análisis de caso Harvard
Estrategias de Aprendizaje

mentales y se agudiza la inteligencia, lo cual se refleja en el rendimiento escolar;


proporciona información y conocimientos; permite el acercameiento a costumbres e
historias; incrementa el sentido crítico, estimula la capacidad de atención y obliga a la
concentración, desarrolla la creatividad, la fantasía y la imaginación. Permite al niño
expresarse y desarrollar su memoria visual; fomenta la concentración y la voluntad.

Dos actividades que pueden ayudar al desarrollo cognitivo del alumno pueden ser,
desarrollar cambios en la concepción de lo que es leer, aprender a leer es, desde el
inicio, aprender a buscar el significado de un texto, que no sea solo introducir letras o
sílabas sin sentido para el lector, es encontrar textos completos en situaciones reales de
uso y tener necesidad de elaborar su sentido.

En cuanto a enseñar a leer, el profesor debe ser mediador y facilitador de aprendizaje,


debe existir interrelación, maestro alumnos y evitar que los niños sean espectadores y
reproduzcan letras y sílabas; los niños deben compartir y confrontar sus ideas, ya que los
niños son capaces de aprender a leer y escribir y de hacerlo con gusto, siempre que se
le proporcione:
 un clima cálido, acogedor para sus experiencias propias, su cultura, su lenguaje,
capaz de incentivar sus iniciativas, sus curiosidades, sus exploraciones, sus tomas
de decisiones;
 situaciones de aprendizaje relacionadas con la vida real, que tengan sentido para
ellos, que entren en sus proyectos, que les den ganas de actuar, compartir y de
aprender más para poder actuar y comunicar mejor;
 textos auténticos, de todos tipos, que sirvan para algo; materiales múltiples,
estimulantes y variados, que corresponda a la diversidad de sus deseos,
necesidades y proyectos;
 el apoyo metodológico adecuado que les permite ser realmente activos.

Otra actividad sería dar prioridad a la lectura y escritura en la política educativa, otorgando
especial atención a la lectura y escritura en la educación preescolar y en los primeros
grados de primaria; para esto se requiere que exista confianza y ánimo a las personas
involucradas, que les permita ser y sentirse actores de una gran obra nacional. Además,

5
Unidad 1: Guía de análisis de caso Harvard
Estrategias de Aprendizaje

el gobierno debe proporcionar el presupuesto necesario para los programas específicos,


y llevar a cabo una renovación curricular y de revisión de materiales didácticos existentes
en cada plantel escolar.

Conclusion
La visión del papel que juega la lectoescritura en la vida de los alumnos, nos debe llevar a
comprender que mediante la lectura y la escritura se puede acceder a nuevos modos de
conocer, también, que es lectoescritura por donde se accede a nuevas formas de pensar
y de razonar, a partir de las representaciones que se van construyendo y que se
organizan en categorías y estructuras.

El éxito para lograr la calidad de la educación y que haya mas alumnos que egresan del
sistema educativo básico, está en reunir esfuerzos y lograr el mejoramiento de las
habilidades de lectoescritura de los estudiantes de educación básica. Con la lectoescritura
se fomenta la comprensión lectora y el buen uso del lenguaje, además de que
proporciona las herramientas para que sean buenos lectores, pero también invita a tener
interés por la lectura.

Se debe partir del caso Harvard para considerar que sí es posible la transformación y
elevar el nivel de la educación, hace falta la suma de esfuerzos de todos los actores que
influyen en la educación de cada país, para lograr el éxito y obtener resultados cercanos o
iguales a los obtenidos en las escuelas de Chicago.

Referencias
La lectura, la escritura y el pensamiento. Función epistémica e implicaciones pedagógicas
Stella Serrano Universidad de los Andes Mérida, Venezuela retomado el 10 de mayo de
2017 de http://www.scielo.org.co/pdf/leng/v42n1/v42n1a05.pdf

PROYECTO PRINCIPAL DE EDUCACION en América Latina y el Caribe, recuperado el


día 10 de mayo de 2017 de 2017 de
http://unesdoc.unesco.org/images/0009/000967/096791s.pdf