Sei sulla pagina 1di 5

A buen entender nuestro esta, que el hombre está dotado de una libre

voluntad de hacer las cosas en su medio pero con las limitantes que los
demás impongan sobre este, gracias al derecho Romano pudo dársele
dirección o regla de conducta que rigen las relaciones sociales, lo cual tomo
bastante tiempo para producirse lo que es hoy los sistemas de justicia. Y
como determinaron estas leyes, el hombre civilizado encuentra en su
conciencia y en su razón lo justo e injusto y a partir de ahí concebir los
derecho que se conocen naturales, pero el hombre en estado naturaleza
tiene una imperfecta visión de lo justo y se necesitaban leyes estrictas y en
texto para gobernar las relaciones sociales y a estas se le dieron el nombre
de derecho positivos.

El derecho romano es el conjunto de los principios de los derechos que han


regido en la sociedad romana en las diversas épocas de su existencia, desde
su origen hasta la muerte de Justiniano. Para muchas personas este derecho
es anticuado y caducado, pero esta tiene relevancia histórica: nuestro
derecho actual tiene sobre todo por origen las costumbres y el derecho
romano. Tiene que se estudiado como un modelo no solamente tenemos la
leyes si no como fue que estudiaron y usaron la lógica con una gran
delicadeza de análisis.

Durante los primeros siglos de Roma el derecho estaba íntimamente unido a


la religión, los romanos tenían expresiones diferentes al momento de crear
instituciones que fueran de origen divino y la que regían a los hombres.

No muchos evitaron confundir el derecho con la moral mismo Ulpiano fue


un ejempló al formular los tres grandes preceptos vivir honestamente, no
dañar a nadie, dar a cada uno lo que corresponde, solo la última tendría
sanción de la ley las otras vienen de conciencia.

De JUS derivase la Jurisprudentia y justilia que sería la justicia cualidad del


hombre. Ulpiano la define como la voluntad firme y continuada de dar a cada
uno lo suyo.

El derecho se divide en público y privado. El derecho público o publicum


comprende el gobierno del Estado romano, la organización de la
magistratura, regula las relaciones de los ciudadanos con los poderes
públicos. El derecho privado se subdivide en derecho de gente derecho
natural y derecho civil.

El derecho subjetivo, esto es, considerado como la facultad, el poder moral


de hacer, omitir o exigir alguna cosa, es la consecuencia inmediata de las
leves. Tanto de las morales como de las positivas, porque, en efecto, todas en
definitiva tienden únicamente a conceder derechos o garantizar los que ya
poseemos.

Se considera el derecho privado de los romanos desde el punto de vista de


su desenvolvimiento, después de la fundación de Roma hasta el reinado de
Justiniano, se pueden distinguir cuatro periodos:

1.0 De la fundación de Roma a la ley de las XI~ tablas (1 a 304 de Roma).

2.0 De la ley de las XII tablas al fin de la República (304 a 723 de Roma).

3.0 De la ley advenimiento del Imperio a la muerte de Alejandro Severo (723


a 988 de Roma, ó 235 de la Era cristiana).

4. De la muerte de Alejandro Severo a la muerte de Justiniano (225 a 565 de


la Era cristiana).

Se compone de costumbres antiguas de los pueblos itálicos que fundaron la


nueva ciudad. En el segundo, determinado por la ley de las X11 tablas, se
desarrolla gracias a la interpretación del pontífices y de los jurisconsultos, y
adquiere el carácter de derecho nacional. El tercer período marca su apogeo.
Felizmente extendido al contacto de las Legislaciones extranjeras,
coordinado y adaptado a las necesidades de la práctica por ingenios
eminentes, llega a alcanzar, bajo los Antoninos, su más alto grado de
perfección. Después, a partir de Diocleciano y durante el Bajo Imperio, cesa
de progresar. Los emperadores buscan la manera de poner las leyes en
relación con las costumbres de una sociedad nueva, y publican algunas
excelentes Constituciones. Pero el derecho, como ciencia, está herido de una
verdadera decadencia, y este último periodo es señalado, sobre todo, por los
trabajos de codificación.

Una gran oscuridad reino en los comienzos de roma; los relatos legendarios
de los historiadores y poetas latinos, tres poblaciones concurrieron a su
formación: una de raza latina, los Rannenses, que tenían por jefe a Rómulo;
otra de raza sabina, los Titienses, bajo el gobierno de Tatio; y, por último, la
raza etrusca, los Luceres, cuyo jefe lleva el título de Lucuwio.

La reunión de estas tribus distintas, bajo el mandato de un rey rotativo,


constituyeron la Roma original, de este hecho histórico, se puede decir con
firmeza que Roma fue fundada sobre tribus distintas y no sobre una unidad
étnica.
Cada una de las tribus se dividen en 10 curias que era una división artificial,
no como la gens que constituían agrupaciones que tenían un antepasado
común por línea paterna y esto tenia una división los mas altos de la cadena
patricios que eran los jefes de la gen y sus descendientes de las treintas
curias eran ricos y poderoso; la segunda en la cadena eran los clientes estos
estaban al lado de cada familia de patricios le debían respeto, obediencia,
abnegación, asistencia a su persona y bienes, no compartían lazos de sangre
y la ultima de la pirámide eran los plebeyos, clase social trabajadora
encargada de las tareas rurales, del comercio e industria, no participaban de
la organización política de ella.

En la organización política, la política es de forma de monarquía pero no es


una monarquía absoluta; el rey que era designado por los comicios después
de haberse consultado con los Dioses a través de augurios que determinasen
quien era el mejor. El rey esta asistido por el senado que lo conformaban los
jefes principales de las familias patriarcas y más viejos. Los comitia curiata
comprendían los miembros de las treinta Los comitia curiata comprendían
los miembros de las treinta curias, patricios y clientes. Esta asamblea
constituía, entre los romanos, la forma más antigua del Poder legislativo. Sus
decisiones se convierten en leyes curias, patricios y clientes. Esta asamblea
constituía, entre los romanos, la forma más antigua del Poder legislativo. Sus
decisiones se convierten en leyes.

Las reforma de Servio Tulio quería una igualdad de los plebeyos con los
patricio después de hacer una pero solo llego hacer que las curias tuvieran
más gente que incluían a los plebeyos pero seguían siendo mayoría de
patriarcas ocurre otra cuando tulio llego a ser rey a mediados del siglo VII
a.C. estableció una nueva organización romana. Divide desde luego el
territorio de Roma en cuatro regiones o tribus urbanas, y el campo romano
en un cierto número de tribus rústicas . Esta división no está fundada, como
la antigua, sobre la distinción de razas: es geográfica y administrativa. Cada
tribu comprende todos los ciudadanos que están domiciliados, sean
patricios o plebeyos. Estableció el censo para conocer la fortuna de todos los
habitantes sin distinción para que todos contribuyeran al sostenimiento del
estado. A partir de la fortuna de cada ciudadano , tulio estableció una
repartición desde el punto de vista militar y pago de impuesto y en cinco
clases sociales.

El año 245 de Roma, la monarquía es derribada. El rey es sustituido por dos


magistrados patricios, elegidos por un año y teniendo iguales poderes, los
cónsules. A un mismo tiempo, la autoridad religiosa es separada de los
poderes civiles y confiada al gran pontífice. Este cambio no aprovecha
apenas a los plebeyos, quienes permanecen excluidos de todas las
magistraturas. mayoría, es de las m& desdichadas. Arrebatados al cultivo de
la tierra por las guerras incesantes, son obligados a pedir prestado dinero a
los patricios y a los plebeyos más ricos, que hicieron causa común con cl
patriciado. Los exagerados intereses vinieron a aumentar las deudas, y los
deudores, en la imposibilidad de pagar. Se ven expuestos a todos los rigores
que el derecho primitivo, autoriza contra ellos y ante tal situación llenos de
ira salen se Roma y y van hacia el monte Aventino. Sobreviene una especie
de tratado, con arreglo al cual la plebe obtiene protectores de sus intereses.
Estos son dos magistrados exclusivamente plebeyos: los tribuni plebe. Son
declarados inviolables y armados de un derecho de seto que pueden oponer,
en Roma y dentro de un radio de una milla alrededor de Roma, a las
decisiones de todos los magistrados, lo mismo que a los de los cónsules y del
senado. Luego que fueron establecidos, los tribunos toman la costumbre de
reunir la plebe en las asambleas, en donde deliberan y votan las
resoluciones, llamadas plebiscitos, que no tienen fuerza obligatoria más que
para ella misma. Los patricios a los que los tribunos no tenían por los demás
el derecho de convocar, no asistieron jamás a estas reuniones, o concilia
plebis. Es difícil saber con arreglo a qu6 base se forman desde luego los
concilia. Mas, en seguida, los tribunos convocaron a los plebeyos, sobre el
foro, conforme al domicilio de ellos, es decir, por tritura.

La ley de las doce tablas Hacia el año 301, tres patricio fueron enviados a las
ciudades griegas de la Italia meridional con el objetivo de estudiar esas leyes
que en ese estado estaban en rigor. Regresaron al cabo de un año trayendo
las leyes griegas Hermodoro, desterradas de Éfeso, los auxilia en su misión
toma una parte importante en la confección de la ley de las XII tablas, tanto
que los romanos le elevaron una estatua que Plinio dice existir todavía en su
tiempo. Un año después publicaron sus trabajos escritos en sobre diez
tablas que fueron ratificadas por la comitia centuriata pero resulto
insuficiente llena de lagunas y vacíos y mandaron nuevamente los
decenviros que incluían a tres plebeyos, pero este en cambio al anterior viaje
fue sigiloso, sin consultas populares y redactando dos leyes mas, llamada
tablas inicuas. Ley de las XII tablas reglamentó a la vez el derecho público y
el derecho privado. Los romanos la consideraron como la fuente propia de
su derecho. Es la ley, por excelencia, y todo lo que de ella deriva es calificado
de legilimum. Además, las leyes posteriores no han hecho frecuentemente
más que desenvolver el derecho de las XII tablas, y jamás, hasta Justiniano,
ninguna de sus disposiciones ha sido objeto de una revocación expresa. Los
antiguos autores alabaron con una admiración un poco exagerada su
concisión y su sencillez.

Durante este periodo, los plebeyos, por un progreso lento pero continuado,
obtienen por fin lo que habían esperado inútilmente de la ley de los decenviros: la
igualdad con los patricios, tanto en el derecho público como en el derecho privado.

Después de la calda de los decenviros, los comicios por centurias, que hablan
ratificado la ley de las XII tablas, prosiguieron investidos del poder legislativo y le
ejercieron solos, poco más o menos, al principio de este periodo. Pronto apareció
una fuente importante de derecho escrito: los plebiscitos. Pero, sobre todo, el
derecho no escrito es el que se desarrolla gracias a la interpretación y los
jurisconsulta y al edicto y los magistrados.