Sei sulla pagina 1di 2

DIABETES TIPO 2

Autor: http://www.tratamientodiabetestipo2.com

Causas de la Diabetes Tipo 2

La Diabetes Tipo 2 también marcada por elevados niveles de glucosa en la sangre,


pero por diferentes razones que la Tipo 1. Inicialmente, la gente con diabetes tipo 2
generan gran cantidad de insulina. De hecho, producen más insulina que las
personas sanas. Pero conforme progresa la enfermedad, las células beta se van
agotando y la producción de insulina es disminuida gradualmente, y - aunque es
algo raro - puede inclusive dejar de producirse de repente.

El problema en esta forma de enfermedad involucra los receptores de insulina en


las superficies de las células – simplemente no responden a las señales para abrirse
y dejar entrar la glucosa y otros nutrientes, sin importar cuánta insulina esté
tocando a la puerta. Esta es una condición conocida como resistencia insulínica o
insensibilidad insulínica, y es la causa raíz del 90% de las diabetes diagnosticadas. [2]

Síntomas de la Diabetes Tipo 2

La gente con el tipo 2 de diabetes no experimenta las mismas señales y síntomas


de aquellos con el tipo 1. De hecho, muchos de ellos no tienen ningún síntoma. La
enfermedad es descubierta frecuentemente sólo durante una prueba de sangre de
rutina cuando se detecta una lectura alta de glucosa en la sangre en ayunas,
usualmente en el rango de 150 a 300 mg/dL. [2]

Las buenas noticias es que el tipo 2 es ocasionado por que el cuerpo se hace
“insensible” ó “resistente” a la insulina, a diferencia del tipo 1 en que las células
que generan la insulina son destruidas, Por lo tanto hay la posibilidad de revertir la
Diabetes Tipo 2 mediante un método llamado “Intervención Nutricional”.

Tratamiento Nutricional para la Diabetes Tipo 2

La Diabetes tipo 2 no es una enfermedad hereditaria. Cada vez hay más pruebas
irrefutables que es ocasionada por una descompensación alimenticia,
principalmente por alimentos procesados y desnaturalizados.

Es un efecto acumulativo de comer alimentos no aptos para el ser humano, tales


como la harina refinada (blanca) ó el azúcar.

Pero también es el resultado de una deficiencia de micronutrientes escenciales,


tales como ácidos grasos omega-3, fibra, antioxidantes, fitonutrientes, vitaminas
(especialmente vitamina D) y minerales.

Otros componentes de alimentos modernos como grasa polisaturadas, grasas


hidrogenadas (trans) vienen a redondear el cuadro, para producir la enfermedad
conocida como Diabetes Mellitus Tipo 2.
Nuestra sociedad busca cada vez alimentos con más "sabor", que se consiguen con
saborizantes artificiales y químicos, y conveniencia, que no se consigue con
alimentos naturales como verduras, frutas y semillas.

Así que para algunas personas la "Intervención Nutricional" está fuera de su


espectro de opciones válidas. Prefieren morir antes de dejar de probar sus
alimentos “sabrosos” a los que han sido acostumbrados por décadas. Y de hecho,
lo más probable es que sí mueran por esto.

Pero para aquellas personas realmente comprometidas con su salud, y que están
dispuestos a re-enseñar a su paladar, el método dietético para revertir la diabetes
es una solución real y lógica. Se requieren cambios radicales y quizá mucho
esfuerzo en un prinicpio, pero al final este precio se devolverá con creces.

Tratamiento con Insulina para Diabetes Tipo 2

La insulina no es la solución para los pacientes con Diabetes Tipo 2, pues sólo
enmascara el problema y no lo soluciona de raíz. De hecho con el tiempo, la
insulina empeora la situación.

Como vimos, las células desarrollan resistencia insulínica, es decir, por mucha
insulina que les llegue, esta hormona no logra abrir los receptores de glucosa de las
células, por lo tanto, es infructuoso el esfuerzo de inyectar más insulina en la
sangre.

Un efecto secundario es la obesidad, pues la insulina no sólo da la señal de que la


glucosa de la sangre sea consumida, sino que también da la señal para que el
exceso de energía sea almacenado en forma de grasa. [3]

Por lo tanto, lo recomendable es seguir el tratamiento nutricional para luchar contra


la insensibilidad de las células, y para restablecer la capacidad de nuestro propio
páncreas para generar la inslulina que naturalmente se requiere.

[1] Katzung, Bertram G. (2007). Chapter 41. Pancreatic Hormones & Antidiabetic Drugs., Basic &
Clinical Pharmacology, 9 edición, McGraw-Hill.

[2] Whitaker, Julian (2001). Reversing Diabetes. Warner Books

[3] Furhman, Joel (2003) Eat to Live, Little Brown & Co., New York