Sei sulla pagina 1di 19

HISTORIA DE LA EDUCACIÓN Y LA PEDAGOGÍA

EDUCACIÓN MEDIEVAL

Durante la edad Media continúa el predominio de la educación cristiana, que llega ahora a su apogeo y adquiere otro carácter al surgir nuevos factores sociales y culturales.

1.Educación Monástica Y Catedral:

La Iglesia cumple ahora la tarea de concili ar la educación clásica con la educación salvadora del evangelio. La Iglesia salva el tesoro y la cultura de los pueblos; esta tarea y misión providencial la cumple la Iglesia mediante una institución de grandísima eficacia educadora: el monacato.

La pedagogía monástica no fue un proyecto de estudios o de normas educativas ideadas por algún pensador. Sin embargo, fue esencialmente la creación sólida de una firme institución, capaz de ir dominando con la piedad el trabajo y el estudio, la fuerza del ambiente. Los monasterios constituyen grandes colonias educativas a cuyos alrededores se van formando grandes núcleos de población.

Entre los monasterios hay que contar en primer lugar los de orden benedictina; en la Edad Media alcanzan su máximo desarrollo hasta convertirse en el eje de la educación monástica occidental. Después se desarrollan los monasterios y conventos de otras órdenes como lo cluniacenses y cistercienses y los de los franciscanos y los dominicos que también contribuyeron a la cultura y a la educación medieval.

En los monasterios lo esencial era la vida religiosa y sólo subdiariamente la cultura y la educación. Su aspecto intelectual era muy bajo, pero en cambio fue muy elevado su lado moral y espiritual. Su finalidad educativa más importante era la formación de los monjes.

Los obispos se preocuparon a lo largo de la alta Edad Media de la formación de aquellos jóvenes que querían acceder al sacerdocio. Recomendaban de esta forma a los párrocos esta formación, constituyéndose las escuelas parroquiales. Ellos mismos organizaron, junto a las catedrales, centros de estudio que recibieron el nombre de escuelas episcopales o catedralicias.

Las escuelas catedralicias se desarrollaron sobre todo a partir del siglo XI. En ellas la enseñanza estaba a cargo de un didascalus, aunque también participaba en ésta los mismos obispos, monjes y sacerdotes. Las escuelas catedralicias estaban destinadas principalmente a la formación de los clérigos. Su enseñanza estaba constituía por materias realistas y humanistas.

La educación de la mujer no sufrió tanto como la del hombre, puesto que su vida se transcurría en la tranquilidad del hogar doméstico. Para educar a sus hijas las personas poderosas acudían a veces a profesores civiles, pero la mayoría las entregaban a las religiosas. En los conventos se copiaban libros y se hacían labores.

2.Educación Palatina Y Estatal:

Con el transcurso del tiempo la educación monástica y eclesiástica medieval se había ido deteriorando. En los siglos VIII y IX hay como un oasis en esa época y es la actuación de dos grandes monarcas: Carlomagno y Alfredo el Grande. Ambos se preocupaban de la educación, no sólo de los eclesiástic os sino del pueblo y de la misma nobleza.

Carlomagno observó las deficiencias de la cultura eclesiástica y seglar de su tiempo y trató de subsanarlas. Para ello empezó por organizar su palacio, una escuela a la que asistieron él mismo, su familia y algunos nobles seleccionados por el servicio de la Iglesia y del Estado. Al frente de ella puso a Alcuino. En la escuela se enseñaba toda clase de materia, desde lo más elemental, como la escritura o la lectura, hasta los humanistas en latín.

Dicha escuela de palacio consiguió hacer de los toscos guerreros que rodeaban a Carlomagno personas instruidas y amantes de la cultura. Carlomagno organizó dos escuelas destinadas a la enseñanza de la música religiosa. Se crearon escuelas de dos grados: pequeñas y episcopales. En las primeras se enseñaba la lectura, la escritura, la gramática y música. En las segundas comprendía las siete artes liberales y debían servir de preparación a la teología.

La escuela palatina no cesó con la muerte Carlomagno, sino que continuó con su hijo Luis el Piadoso.

3. Educación Caballeresca:

Las condiciones sociales y políticas de esta época hacen que surja un tipo de hombre que se distinga por sus condiciones guerreras. De origen germánico, la caballería constituye un tipo de organización, coincidente en parte con el feudalismo, por el cual los caballeros se ven libres de los trabajos económicos y pueden dedicar toda su actividad a otros fines. En las relaciones con los demás caballeros debe obedecer a ciertas normas, que constituyen el código de honor. Finalmente, en su trato con la mujer ha de guardarle una consideración especial y de aquí surge la cortesía.

La educación del caballero se realizaba, cuando era niño en el seno de la familia, en el palacio propio. A los seis o siete años era cambiado bien a la corte, bien al palacio de otro caballero, que dando principalmente al servicio de las damas como paje. A los 14 o 15 años pasaba a ser escudero acompañando a su señor en las guerras y a su señora en las horas de paz en el castillo. A los 21 años era armado caballero en una ceremonia especial, y entonces adquiría una personalidad

independiente, aunque a veces era vasallo o tributario

El contenido de la educación del caballero desde el punto de vista intelectual era muy pobre; había incluso caballeros que no sabían ni leer ni escribir. En cambio, se cultivaban intensamente las destrezas físicas, corporales, entre las que se incluían la carrera, la equitación, la esgrima, el manejo del arco y de la lanza y la caza, que se cultivaban muy especialmente. No se descuidaba, sin embargo, la formación espiritual que consistía en el aprendizaje de oraciones, en el recitado de poesías, en la lectura y escritura, y la música y el canto.

de otro caballero.

La educación de la mujer no estaba tampoco descuidada, consistiendo principalmente en las faenas domésticas y en el cultivo de la poesía, la música y el canto. Ella fue exaltada por los caballeros en forma extraordinaria, como uno de sus ideales más queridos.

4. Educación Universitaria:

Otro momento en el desarrollo de la educación seglar en la Edad Media está constituido por el nacimiento de las Universidades en el siglo XII. Varios acontecimientos contribuyeron a formar este centro de enseñanza de finalidad esencialmente docente y dedicada a los estudios superiores:

La penetración de la ciencia árabe en el mundo cristiano a través de las escuelas de traductores como la de Toledo y la de Salerno.

El desarrollo del sentido corporativo dentro de las profesiones.

La estabilidad político - social en el momento más pacífico de la historia occidental.

El término de Universidad está tomado del latino Universitas y hace referencia al nombre que recibió en París al adquirir personalidad jurídica como corporación:

Universitas magistrorum et scholarium Parisium commorantium (Unión de los maestros y escolares que moran en París).

Tres notas esenciales hacen a la Universidad original:

Corporación: la Universidad llaga a tener existencia como tal en el momento en el que se cristaliza como corporación. Como en los Gremios, en los estudios se procede de escolar a bachiller y a maestro. Así como en el gremio para pasar de oficial a maestro era preciso producir una obra maestra, el doctor antes de ser maestro tenía que mostrar su capacidad en una “Lección Magistral”.

Universalidad: este nuevo centro de enseñanza permitía la máxima universalidad en sus centros de estudios. El concepto universalista del saber, la unidad de la lengua (el latín), la semejanza del contenido y del método en los estudios, la validez de los títulos, todo contribuía al constante trasiego e intercambio de profesores entre unos y otros centros universitarios.

Autonomía: dentro de la unidad que caracterizaba a todos los centros occidentales de estudios, había una gran variedad en la organización interna debido a su régimen autonómico. Cada centro se regía a sí mismo en lo académico, administrativo y jurídico. Las intervenciones de las autoridades civil y religiosa eran para conceder privilegios.

Su organización varía según las universidades. Unos constituyen sociedades o agrupaciones de maestros. Otras forman corporaciones de estudiantes y otras, como la de Salamanca, de estudiantes y maestros. Las Universidades se dividen en “naciones” que agrupan a los estudiantes de los diversos países, y en

“facultades” según los diversos estudios que originalmente eran artes, teología, medicina y derecho.

Respecto a la enseñanza universitaria consistía en general en la exposición y análisis de un texto, en las cuestiones o presentación de argumentos y en la discusión de temas sugeridos por el maestro.

5. Educación Gremial y Municipal:

Se constituye a finales de la Edad Media una nueva clase social que podemos llamar sintéticamente ciudadana o burguesa. Las ciudades y los gremios crearon y organizaron escuelas con lo que surge un nuevo elemento en la educación seglar medieval.

La educación gremial tenía naturalmente un carácter profesional. El alumno comenzaba su educación como aprendiz con un maestro de la profesión. A los quince o los dieciséis años termina su educación y adquiere la jerarquía de oficial.

Por su parte las ciudades, a medida que se desarrollaban, crearon también escuelas, las cuales se llamaron municipales. Eran independientes de las claustrales y catedrales. Los alcaldes nombraban a un rector o director quien se encargaba de seleccionar a los maestros.

No ha habido en la Edad Media teóricos de la Educación sobresaliente. Existieron en cambio muchos educadores, generalmente monjes y escolásticos como por ejemplo San Isidoro de Sevilla Santo Tomás de Aquino, San Isidoro, Alcuino, San Jerónimo.

6. Educación De Los Árabes:

Aunque limitada en su mayor parte a España, la enseñanza de los árabes tuvo una gran trascendencia porque fueron los sostenedores y transmisores de la cultura clásica a toda Europa, cundo ésta aún se hallaba en el periodo más oscuro de la Edad Media.

En España la educación de los árabes llegó a su apogeo en el siglo X con el Califato de Córdoba. Crearon multitud de escuelas primarias en las que enseñaba la lectura, escritura y versículos del Corán. Multiplicaron las bibliote cas en las que había millones de obras clásicas y sobre todo organizaron una enseñanza superior, en las que se cultivaron la filosofía, las matemáticas y las ciencias naturales, abandonadas entonces por la cristiandad.

La educación de la mujer, en contraste con la civilización cristiana de la época, fue especialmente atendida por los árabes. Las niñas recibían igual instrucción que los niños, y también disfrutaron de la enseñanza superior, dedicándose bastantes mujeres a la literatura y medicina.

Con los musulmanes colaboraron en la labor cultural los judíos, que en esta época alcanzaron una gran cultura intelectual en España y que contribuyeron también a la difusión de las ciencias y de la filosofía clásica.

Pedagogía Medieval:

No ha habido en la edad media teóricos de la educación sobresalientes. Existieron en cambio muchos educadores, generalmente monjes y eclesiásticos, algunos de los cuales escribieron sobre educación. Entre ellos se pueden hacer dos grandes grupos: uno constituido por los autores de enciclopedias pedagógicas, en los primeros siglos medievales; el otro por los filósofos de la escolástica, en la segunda parte de la edad media.

De entre los educadores que se distinguieron en los primeros siglos de la edad media hay que citar:

Casiodoro

San Isidoro

Beda El Venerable

Alcuino

Rabano Mauro

Scotus Erigena

Entre los pedagogos de la segunda parte de la edad media figuraban esencialmente los siguientes:

San Anselmo

Abelardo

Alberto Magno

Santo Tomás De Aquino

EDUCACIÓN CRISTIANA PRIMITIVA

Con la aparición del cristianismo cambia el rumbo de la historia occidental. Prescindiendo de sus circunstancias teológicas, aquél arranca, históricamente, de la religión hebraica y de la cultura helénica. De la primera recibe los libros del Antiguo testamento y la emoción religiosa; de la segunda, la visión filosófica y la actitud ética. 1. Primera Educación Cristiana:

Se desarrollo dentro del imperio romano y convivió durante cerca de 5 siglos. La educación cristiana se realizó en los primeros tiempos, los educadores fueron Jesús mismo, los apóstoles, los evangelistas y en general los discípulos de Cristo. Es una educación sin escuelas, como lo fue en la judaica en general todas las religiones en los primeros años de existencia. Surge una forma propia de enseñanza con carácter pedagógico, sino religioso, de preparación para la vida ultra terrena, y más concretamente para el bautismo, que se da en la edad adulta. Entonces surge la instrucción catequista creada por la iglesia misma o por delegados especiales que instruían llamados catecúmenos. esta preparación al principio muy elemental, fue desarrollándose poco a poco,

hasta convertirse en escuelas que estaban a cargo de los sacerdotes. Con el tiempo se comprendió la necesidad de contar con personal docente preparado para la educación y surgieron las escuelas catequistas, la primera de las cuales fue la escuela de Alejandría creada hacía 179 por Panteneus. Más adelante surge un tipo nuevo escolar, la escuela episcopal para la formación de eclesiásticos, en estas escuelas se daba una instrucción superior a los aspirantes a la iglesia (diáconos, sacerdotes, etc.) consistente en la enseñanza de la teología y el servicio eclesiástico. Finalmente, después de las invasiones de los barbaros, nace la escuela parroquial o presbiteral, la escuela en las iglesias rurales. Todas estas escuelas tienen, sin embargo, un horizonte muy limitado:

la formación de eclesiásticos; la mayoría de la población quedaba sin instrucción o la recibía en las escuelas romanas ordinarias, hasta que éstas desaparecieron con la invasión de los bárbaros. entonces la enseñanza se dio en los monasterios como los únicos sostenedores de la educación y la cultura. La educación monástica surgió en Oriente, entre los monjes que se retiraron al desierto y que organizaron los primeros monasterios. En ellos recibieron una enseñanza más ascética y más moral que intelectual. Sin embargo, esta no quedaba es excluida ya que con aquellos deberían poder leer las sagradas escrituras. en la regla de San Pacomio, hacia 320 -340, se prescribe que si un ignorante entra en el monasterio se le dará para leer 20 salmos y 2 episcolas; Si uno no sabe leer aprenderá con un monje letrado, a razón de tres horas de lección por día, las letras, las silabas y los nombres. Por su parte, la regla de San Basilio ordena que se admita desde la primera infancia a los niños que les lleven sus padres o a los huérfanos para enseñarles a leer y conocer la biblia.

El movimiento de la educación monástica culmina con la regla de San Benito, en ella se dispone la lectura de textos sagrados durante la comida de los monjes; la admisión de niños para su educación; el trabajo de los monjes ya que " la ociosidad es el enemigo del alma y las horas de lectura fuera de las comidas, tomando los libros de la biblioteca que debe haber en el monasterio haber en el monasterio, instituyéndose un inspector para hacer que se realicen las lecturas". 2. Primeros Educadores y Pedagogos Cristianos:

En los primeros siglos de la Iglesia, los pensadores que constituyen la llamada Patrística, o sea padres de la iglesia, casi todos son educadores, la mayor parte de ellos se formaron en la cultura y la filosofía griega y romana, especialmente en el neoplatonismo, trataron de conciliar aquellas con la nueva fe. Los Principales Educadores Fueron:

Clemente De Alejandría: (150-215) Educado en la filosofía griega y convertido al cristianismo, fue uno de los rectores de la importante escuela de Alejandría, como se ha dicho. Al mismo tiempo escribió el primer tratado cristiano de educación, el Pedagogo. Clemente, define al maestro como el logos, quien cuando dirige a los hombres a la virtud se llama logos pedagogo, y cuando enseña la verdad es logos didaskalos. El término pedagogo era usado en su acepción original y clásica del sirviente que

cuida el niño. Este concepto evolucionó y llegó a confundirse con el del mismo maestro.

Orígenes: (135-251) Discípulo de San Clemente, le sucedió en la dirección de la escuela de Alejandría, y poseyó una gran cultura. Recomienda el estudio de las ciencias, especialmente de las matemáticas y considera a la filosofía como la coronación del saber y el preámbulo para la doctrina religiosa, pues la virtud puede ser enseñada y aprendida. Orígenes escribió obras filosóficas importantes, entre ellas una Suma Teológica-Metafísica que influyo grandemente en la cultura posterior.

En la pedagogía monástica propiamente dicha habría que citar en esta época:

San Basilio: (330-379) A quien se debe la fundación de los monasterios del mundo católico oriental, hombre de gran cultura y cuyas reglas revelan un gran sentido pedagógico. Con él surge por primera vez la escuela monástica que tanto desarrollo alcanzo posteriormente.

San Jerónimo: (340-420) Se distinguió en la educación, además de por su acción monástica, por las dos cartas que escribió sobre la educación de las niñas, y que revelan el tipo de educación femenina del cristianismo primitivo, aunque siguiera frecuentemente las ideas y los métodos de Quintiliano.

San Benito: (480-543) El gran fundador de la orden benedictina y del monasterio del monte casino, tiene especial significación pedagógica más que por sus escritos por su acción educativa, que trascendió a toda Europa. Como se ha dicho, recomendó el trabajo manual, la lectura en alta voz y la copia de manuscritos.

3. San Agustín:

El más grande padre de la iglesia y uno de los pensadores más importantes de todos los tiempos, Aurelio Agustín, educado en la tradición helénica. en la escuela de retórica de Cartago se despierta en él la vocación filosófica leyendo a Cicerón y se dedicó a la enseñanza de la retórica y la elocuencia en su país natal. Después se dirige a Roma y Milán, donde se pone en contacto con el gran obispo San Ambrosio, quien le convierte el cristianismo ortodoxo.

San Agustín escribió numerosas obras, de las cuales las más importantes para nosotros son: Las Confesiones, autobiografía de su juventud de un gran valor psicológico: La Ciudad De Dios, que constituye la primera filosofía de la historia y que ha tenido una repercusión en la posterioridad y a su pequeño tratado. El Maestro, en el que expone sus ideas sobre educación a su hijo.

En la pedagogía de San Agustín se pueden distinguir dos épocas: una en la que acentúa el valor de la formación humanista y otra en la que afirma sobre todo la formación ascética. Pero en ambas lo decisivo para él es la formación moral, la

intimidad espiritual, que ilumina nuestra inteligencia y nos hace reconocer la ley divina eterna.

EDUCACIÓN GRIEGA

1. Educación Heroica o Caballeresca:

En sus inicios la sociedad griega fue de tipo pastoril y agrario; sin embargo, en el

proceso de construcción de esta civilización y el enfrentamiento con invasores, se fortaleció la expresión de hazañas bélicas que llegaron a dar dignidad a los guerreros. Los poemas Homéricos transmitieron los ideales de la cultura griega en este periodo y nos muestran una imagen de la vida de la nobleza griega primitiva. La Ilíada, que es una obra mucho más antigua que la Odisea, nos habla de un mundo situado en una época en que domina de modo exclusivo el espíritu heroico y encarna aquel ideal en todos sus héroes. El valiente es siempre el noble, el hombre de rango. La Odisea, pinta la existencia del hombre tras la guerra, sus viajes de aventuras y su vida familiar y casera. El ideal de educación en esta época, por tanto, se relacionaba con los conceptos de honor y valor, en el espíritu de la lucha y el sacrificio. Por esta razón, la totalidad de la atención educativa se daba de manera personal, de modo que el guerrero se ejercitaba en el manejo de las armas, pero también de la música y las buenas maneras para estar acorde a los ideales mencionados.

2. Educación Espartana:

La educación espartana, se caracteriza por ser obligatoria, colectiva, pública y destinada en principio a los hijos de los ciudadanos, aunque parece que en ocasiones se debió admitir a ilotas o periecos, y los hijos de un ateniense como Jenofonte se educaron en Esparta. La educación espartana estaba enfocada principalmente a la guerra y el honor, hasta tal punto que las madres espartanas decían a sus hijos al partir hacia la guerra: "Vuelve con el escudo o encima d e él",

en referencia a que mantuviesen el honor y no se rindiesen nunca, aunque con ello perdieran la vida. Esparta practicaba una rígida eugenesia. Nada más al nacer, el niño espartano era examinado por una comisión de ancianos en el Pórtico, para determinar si era sano y bien formado. En caso contrario se le consideraba una boca inútil y una carga para la ciudad. En consecuencia, se le conducía al Apótetas, lugar de abandono, al pie del monte Taigeto, donde se le arrojaba a un barranco. De ser aprobado, le asignaban uno de los 9.000 lotes de tierra disponibles para los ciudadanos y lo confiaban a su familia para que lo criara, siempre con miras a endurecerlo y prepararlo para su futura vida de soldado. Así es que la educación tenía reglas rigurosas de disciplina, obediencia y sometimiento a la autoridad. Los padres no educaban a sus hijos ya que, a partir de los siete años, los niños pasaban a depender del Estado y recibían una instrucción muy severa. Los niños aprendían técnicas de caza y lucha y se les daba gran importancia a los ejercicios físicos. El objetivo de la educación era formar ciudadanos obedientes y valientes guerreros. A los siete años o los cinco, según Plutarco, se arrancaba a los niños de su entorno familiar y pasaban a vivir en grupo, bajo el control de un magistrado

especial, en condiciones paramilitares. A partir de entonces, y hasta los veinte años, la educación se caracterizaba por su extrema dureza, encaminada a crear soldados obedientes, eficaces y apegados al bien de la ciudad, más que a su propio bienestar o a su gloria personal. Los muchachos deben ir descalzos, sólo se les proporciona una túnica al año y ningún manto y, sometidos a una subalimentación crónica, se les fuerza a buscarse su propio sustento mediante el robo. Las disciplinas académicas se centran en los ejercicios físicos y el atletismo, la música, la danza y los rudimentos de la lectura y escritura. Por lo que a la educación de las niñas se refiere, se encaminaba a crear madres fuertes y sanas, aptas para engendrar hijos vigorosos. Por ello, insistía igualmente en la educación física, así como en la represión sistemática de los sentimientos personales en aras del bien de la ciudad. 3. Educación Ateniense:

La educación en Atenas no era obligatoria, el padre tomaba la decisión de educarlo por sus propios medios o permitía que otra persona se hiciera cargo de su educación. A la edad de dieciocho años se le consideraba adulto y por consiguiente debía realizar el servicio militar. A la edad de siete años, el niño podía ir a la escuela si así lo deseaba el padre, la madre y la nodriza daban sus primeros pasos en la enseñanza del niño mediante historia, mitología, leyenda. Esto entorpecía un poco la enseñanza porque las mujeres desde temprana edad aprendían las labores domésticas, tales como: Cocinar, el tratamiento de la lana, el tejido y algunas veces aprendían sobre calculo y música. El niño comienza su formación cultural o paideia, se ven tres asignaturas que son:

Gramática, música y gimnasia. Los hijos de familias acomodadas contaban con la nodriza que era la encargada de su bienestar y un esclavo conocido como pedagogo quien lo acompañaba constantemente y educaba, también le era permitido castigarlo. La música es el símbolo de toda cultura, el niño aprendía con el citarista música instrumental, danza y canto. Aprendían a tocar la citara y el oboe. La gimnasia es una parte fundamental en el proceso de formación del adolescente, se practicaba en la palestra que era un terreno al aire libre. En la gimnasia griega el atleta practicaba desnudo, hacia unciones de aceite y se acompañaba por el oboe. Los deportes más practicados en Grecia fueron: La lucha, la carrera, el salto, lanzamiento de disco y jabalina, hoy en día se siguen practicando estos deportes en todo el mundo. La educación cambio en la segunda mitad del siglo V a de c., por el aporte de los sofistas que ayudaron a desarrollar la democracia y se incorporaron nuevas asignaturas (geometría, física, astronomía, medicina, artes, técnicas, retórica y filosofía). La educación en Esparta era totalmente diferente a la educación en Atenas ya que las mujeres practicaban en público varios deportes al igual que los hombres. Con esto se buscaba crear mujeres fuertes tanto física como mentalmente, para que sus hijos fueran fuertes y en condiciones para la guerra. El hombre ideal de los atenienses debía ser hermoso en lo físico y en lo moral, y se aspiraba a la combinación de la educación intelectual, moral, estética y física. Pero este ideal se refería solamente a la clase social de los esclavistas. El trabajo físico era considerado como un deber sólo para los esclavos. Sin embargo, como

resultado de un proceso de estratificación entre los esclavistas surgió un grupo significativo de personas pobres, pero que nacieron libres, que se veían obligados a practicar los oficios y otros tipos de actividades, incluyendo la enseñanza. Los esclavistas ricos mostraban una actitud despreciativa hacia estas actividades. 4. Educación Helenística:

La cultura helenística fue la heredera de la civilización griega clásica, que

pretendió una proyección universal, desde la perspectiva de los propios griegos. El

término

la etapa de la cultura griega que va desde el advenimiento del Imperio de Alejandro Magno (323 a.C.) hasta la aparición del Imperio bizantino (569 d.C.). La derrota de los persas a manos de los macedonios y la instauración del Imperio de

Alejandro Magno permitió llevar la cultura griega hasta la frontera de la India y Egipto con lo que también surge una nueva estructura política: la monarquía.

El periodo helenístico estuvo marcado por el triunfo de Grecia como fuente de cultura universal y, como resultado de las conquistas de Alejandro, se adoptó su estilo de vida en todo el mundo antiguo, que a su vez fue enriquecido con los conocimientos y tradiciones de los pueblos conquistados. La educación deja de ser asunto de la ini ciativa privada y se convierte en educación pública y el papel del pedagogo se eleva acentuando el desarrollo del aspecto intelectual con un componente mínimo de lo físico y lo estético. La lectura, la escritura y el cálculo se desarrollan más, pero también los métodos de castigo corporal. Viene la enseñanza superior, que además del carácter militar, también representa en mayor grado la cultura general y la científica. Por otra parte, promueve el establecer los programas de estudio. Pedagogía Griega:

El nacimiento de la pedagogía griega tiene como característica la claridad y la transparencia, pero a diferencia de la filosofía y la política, no existe un tratado sistemático o unitario para educar, aún así va muy ligada a la ideas educativas que expusieron Platón y Aristóteles. La pedagogía griega significó la base de ésta ciencia durante muchas periodos posteriores ya que tanto en el renacimiento como en épocas actuales, se ha enfocado de nuevo la vista a estas técnicas creadoras las cuales tienen un fervor humanístico y una creatividad que la determinan. Los Principales Pedagogos Fueron:

lo utilizo por primera vez el historiador alemán Droysen para designar a

Los Sofistas: Son los primeros educadores profesionales conscientes que tuvo la historia. El que se les considerara como embaucadores es a causa de que estuvieran en contra de la educación tradicional y que pidieran retribución por sus enseñanzas. Eran profesores ambulantes de aquella Grecia que se convertía en una potencia comercial y económica, la cual también tuvo un cambio de su régimen aristocrático al democrático en el cual el poder lo podían ejercer hombres libres, pero para esto debían tener una preparación educativa más alta independiente de la música y la gimnástica que predominaba en esta época. Entre los primeros sofistas se encuentran principalmente Protágoras, Trasímaco, Gorgias e Hippias.

Sócrates:(470 A.C-399A.C) Lanzó duros ataques contra los sofistas. Frente a estos que creían saber todo, Sócrates proclamo con humildad:

“Sólo sé que no se nada". Asimismo, criticaba a todos aquellos que se esforzaban por conocer el mundo circundante, lanzando su lema:

"Conócete a ti mismo" (Aquí el origen lejano del Método Introspectivo). Consideraba que la ignorancia era la causa de todos los males, por eso debería propenderse al conocimiento del bien para así apartarse del mal:

La inteligencia debería regir la conducta humana. Llamaba Paideia a la manera particular de su enseñanza. Su método era el interrogativo (Socrático), que en su mecánica comprendía dos momentos: a) La Ironía b) La Mayéutica La Ironía tenía un carácter motivador. Aquí la persona que discute, plantea una serie de preguntas a su interlocutor, con miras a demostrarle que no conoce el tema y de despertar en él, vivo interés por su conocimiento; en este instante empieza el segundo momento, la Mayéutica prosiguen las preguntas, pero esta vez, para conducir al interlocutor a la sesión de la verdad.

Platón: (427A.C-347A.C) Brillante discípulo de Sócrates. Enseñaba a sus discípulos en su jardín Academo, de aquí el nombre de Academia que tuvo su escuela. Escribió varias obras, siendo la más importante de ellas "La República”, que es un compendio de sus principales ideas. Entre sus principales ideas educativas tenemos las siguientes: 1.-Hay que instruir jugando o como él decía textualmente: "No emplees violencia con los niños cuando les das lecciones, haz de manera que instruyan jugando y así lo pones mejor en situación de conocer las disposiciones de cada uno". 2.- Reconocía la relación que existe entre la madurez mental del alumno la materia que se enseña: "Es preciso que los niños y los jóvenes, decía se dediquen a los estudios.

Isócrates:( 436A.C-338A.C) El ideal del “retor” en Isócrates, Isócrates quiere enseñar al pueblo medio, a hablar bien, pensando que la palabra es el medio natural y magnifico para el cultivo de la propia persona. Isócrates del Logos, palabra, porque es la palabra la que distingue al hombre de los demás seres animados, condiciona todo el proceso moral, artístico, científico, y es el medio más adecuado para administrar la justicia. El discurso para él se convierte, en un instrumento de acción, particularmente política, en un medio del que se vale el pensador para hacer circular sus ideas e influir con ellas sobre sus contemporáneos.

La Retórica es el arte supremo por excelencia, a la que la educación de un hombre debe orientarse. La instrucción de la dialéctica tiene algunos principios generales:

1. El orador ha de aprender a prescindir de toda técnica mecánica, que

le obligue a hablar subyugado por aquella.

2. Hay que iniciarlo mediante el estudio de una teoría retórica, o

principios generales de composición y elocución.

3.

La enseñanza práctica es esencial en el aprendizaje de la oratoria.

4. El alumno debe reflexionar sobres sus propias teorías y sobre las

demás teorías de los demás.

Isócrates piensa, que todos los griegos, a través del dominio de sí mismos por la palabra y la expresión, pueden realizar el ideal del hombre virtuoso; es integral porque en la retórica está implicada la formación científica, la filosofía y la política. Con él, en efecto, la “paideia” griega se realiza en la Retórica, y con él aparece en el horizonte de la cultura occidental antigua, la disyunción de la filosofía y retórica.

Aristóteles:(384A.C-347A.C) Llamado también el Estagirita, por haber nacido en Estagira, Macedonia; maestro de Alejandro Magno, discípulo de, Platón. Es considerado como la cabeza mejor organizada de la historia. Sus estudios y conocimientos fueron vastos, iban desde la Filosofía hasta las Ciencias Naturales y en todos estos terrenos dió un valioso aporte a la cultura humana. Entre sus aportes educativos tenemos los siguientes: 1. Estableció los pasos didácticos, anticipándose bastante a Herbart, siendo estos los siguientes: a) Exposición al que corresponde la percepción como fenómeno psicológico. b) Grabación al que corresponde la Memorización como fenómeno psicológico. c) Ejercicio, al que corresponde la Asociación como fenómeno psicológico. 2.Descubrió el Método Deductivo, estableciendo sus leyes.

EDUCACIÓN ORIENTAL

1. La Educación Oriental:

El pueblo chino es uno de los más antiguos y culto de la historia. Su devenir histórico comprende tres grandes etapas:

a. La primitiva, la arcaica, de carácter agrícola y matriarcal que llega hasta aproximadamente el s. XXIII AC.

b. La feudal, de carácter guerrero y patriarcal que alcanza hasta el s. V AC.

c. La Imperial, de los funcionarios andarines que llega hasta nuestra época.

La base de la cultura china está constituida por la familia. En la época primitiva el centro era la madre, en la feudal lo fue el padre, como lo ha sido hasta ahora. La educación en la etapa agrícola estaba determinada por el régimen matriarcal. La mujer llevaba el peso del trabajo y la educación de los hijos. En la etapa feudal, la educación se realizaba hasta los siete años en la casa paterna. Luego pasaban a vivir con un señor que les enseñaba las artes de la guerra y las cortesías de la paz. En teoría estaban en esta escuela hasta los 20 años donde se ejercitaban en danzar, tirar el arco y conducir el carro. La educación de adolescente terminaba con la toma del birrete, que facilitaba la entrada a la vida pública. Las hijas de los nobles se educan también al principio en la casa materna, pero después pasan a vivir con una familia ajena. Se les enseña las artes domésticas y e stán ahí hasta la época del matrimonio.

En la época Imperial la educación queda constituida en dos grandes sectores: la de la masa del pueblo, de carácter elemental; y la educación de los funcionarios mandarines, de grado superior. La primera se daba en la casa o por maestros en escuelas privadas y su contenido se limitaba a aprender el complicado alfabeto chino, que cuenta con miles de signos y que demoraba de tres a cinco años de estudio. Se le añadían la enseñanza de ciertos preceptos de Confucio y alg unas materias prácticas como la aritmética y la geometría. La disciplina era muy rigurosa empleándose frecuentemente duros castigos físicos. La educación de los mandarines era abierta a todas las personas que pudieran rendir los exigentes exámenes para los cargos directivos del gobierno. Los exámenes estaban organizados por grados de dificultad según el cargo al que se aspiraba. Su contenido principal estaba compuesto por las ideas y preceptos morales, jurídicos e históricos de los libros de Confucio y se llevaban a cabo con trabajos escritos en prosa y en verso, pero siempre reproduciendo las ideas originales de

Confucio

En China no hubo durante mucho tiempo educación pública ni escuelas superiores ni Universidades hasta entrada la modernidad. Por ello, la cultura china se ha conservado intacta durante tantos siglos, sin que hubiera posibilidad de desarrollo científico. Esto se produjo a la falta de libertad de los habitantes pertenecientes a la cultura china, que permaneció por lo mismo como una cultura cerrada a todo desarrollo científico.

2. La Educación india:

La sociedad india ha estado constituida esencialmente por tres núcleos de pobladores:

a. Los aborígenes, asentados en los valles del Indo y el Ganges.

b. Los Grávidas, de origen asiático.

c. Los Arios, de origen europeo.

La educación india se adecua a cada jerarquía de casta existente. En las inferiores se reducía a la puramente familiar, como en las sociedades primitivas, es decir, a la participación en los quehaceres agrícolas y domésticos. Por el contrario, en la casta de los brahmanes se disfrutaba de una educación superior. “Este sistema de los brahmanes que configuró todo el país era el sistema de una clase señorial, al cual externamente no aspiraba en modo alguno al poder, pues dicha clase imperante se apoya en una esmerada educación literaria de la juventud. Esta educación consiste en enseñar un conocimiento regular a todo lo largo de la vida y la fundación de la familia para la propagación de la casta.

La educación de los indoeuropeos se realizaba en la familia hasta los siete años en que el niño era admitido como un novicio o escolar por un maestro (upanayana), con él permanecía hasta los doce en que recibía el cordón sagrado que le investía de hombre libre. En las demás castas no brahmánicas la educación

estaba encomendada a maestros ambulantes, que enseñaban improvisadamente al aire libre y se reducía a la lectura y escritura.

Una influencia poderosa en la educación y cultura hindú fue Gautama Buda (560 - 480 a. de C.) Buda era de origen noble y con sus doctrinas religiosas cambió la vida espiritual de su país. Su doctrina en encierra en “cuatro nobles verdades”:

a. Todo lo que existe está sometido al sufrimiento.

b. El origen de todo sufrimiento reside en los deseos humanos.

c. La supresión de los sufrimientos viene de la supresión de los deseos.

d. La vida que conduce a esta supresión es el noble sendero óctuplo: buen juicio,

buena aspiración, buen hablar, buena conducta, buena vida, buen esfuerzo, buena

atención y buena concentración.

3.La educación egipcia:

La educación estaba íntimamente ligada a la religión y alcanzó un gran desarrollo. La primera educación la recibían los niños, que en la masa del pueblo era monógama y en las clases dirigentes era polígama. Los padres se caracterizaban por cuidar con gran afecto a los hijos. A los seis u siete años los niños asistían a las escuelas, al principio sólo reservadas a los hijos de las clases altas, pero posteriormente se generalizaron quedando divididas en dos clases: las escuelas elementales para el pueblo y las escuelas superiores o eruditas para los hijos de los funcionarios. En las primeras se enseñaba la lectura, la escritura, la geometría y el cálculo. En las escuelas superiores se deba la instrucción más importante y en ellas estaban los alumnos hasta los 17 años. Asistían a ellas quienes se preparaban para escribas y otros cargos del Estado. En ellas se enseñaban todas las técnicas y artes necesarias para la vida del país, así como las normas de administración. Los alumnos aprendían la complicada escritura jeroglífica y la hierática, compuestas de centenares de signos. Como libro de lectura se empleó el libro dePhatolep “Doctrina de la sabiduría”, que puede considerarse como el primer libro pedagógico conocido.

En El Libro de los Muertos, del escriba realH um efer , se expresa el carácter de la moralidad egipcia al hablar de la confesión que ha de dar el muerto: “No he hecho nada malo. No he dejado a nadie morirse de hambre. No he matado a nadie. No he mandado a matar a nadie. No he hecho mal a nadie. No he disminuido los sacrificios y las ofrendas al Templo. No he cometido adulterio. No he agrandado ni achicado la medida del trigo. No he alterado los pesos de la balanza, No he echado a las ovejas d e los pastos. No he impedido ninguna procesión de ningún dios”.

La educación egipcia se caracteriza por su afán práctico, el egipcio conoce para aplicar su conocimiento. De aquí surge una técnica de la aplicación práctica y no un empeño por buscar una ciencia libre.

4.

La Educación Hebrea:

La trascendencia histórica del pueblo hebreo no está en el orden político como los otros pueblos anteriores, sin embargo, ha cumplido una misión de la mayor importancia al constituir la base de dos religiones, una nacional, el judaísmo y otra de carácter universal, el cristianismo. El pueblo hebreo fue un pueblo marcado por la religión y estuvo guiado por los patriarcas, sacerdotes, rabinos y profetas.

La época anterior al destierro su régimen social era patriarcal. La base de la vida era la familia de carácter poligámico donde el hombre tenía un marcado predominio sobre la mujer. La educación era puramente doméstica y familiar, dirigiéndola el padre, quien podía llegar a disponer de la vida y la muerte de sus hijos.

EDUCACIÓN ROMANA

La educación romana tiene como fondo, igual que la griega, una civilización anterior, en este caso la etrusca, que alcanzo un gran desarrollo y que ha influido grandemente en aquella, sobre todo en su arte y su religión, y se sospecha que también en su educación, aunque carecemos de datos suficientes para demostrar esto último.

1. Educación En La Época Heroica-Patricio:

La educación de la primera época de la república tenía como esta misma un carácter eminentemente aristocrático; se dirigía a los nobles, que a la vez eran guerreros y terratenientes. Solo más tarde entraron a participar en ellos los plebeyos, y nunca los esclavos, procedentes en su mayor parte de los pueblos sometidos.

La influencia de las familias era todopoderosa. El padre ejercía la máxima autoridad la patria potestad; pero la mujer, la madre, ocupo en el hogar un lugar más elevado que en Grecia.

2. Educación Romana Bajo La influencia griega:

La influencia de la cultura helénica tuvo la virtud de despertar la cultura de Roma, dando nacimiento a su literatura y a su educación escolar.

La educación romana anterior, de tipo familiar, patriarcal, experimenta varias transformaciones. Los ciudadanos más ricos tuvieron maestros o preceptores privados, generalmente griegos inmigrados, que introducían a sus hijos en la lengua y la cultura helénica. En esta época se fundan o desarrollan escuelas independientes, aunque siempre con carácter privado o particular.

La Escuela primaria del ludus magister, llamada también del ludus literarius, comenzaba a los siete años; tenía un programa muy elemental, consistente en la lectura, la escritura y el cálculo, con algunas canciones, pero con una disciplina muy rigurosa y frecuentes castigos corporales.

Comenzó el en s. I A.C con la creación de las escuelas municipales, en las que el estado interviene más bien con subvenciones una cierta inspección; pero después llega hacerse su legislador y director.

La política escolar del estado romano comenzó con César, quien concede el derecho de ciudadanía a los maestros de las artes liberales, y sigue con Vespasiano en el s. I D.C, libera de impuestos a los profesores de la enseñanza media y superior, manteniéndoles beneficio los emperadores siguientes.

La organización de la enseñanza en la época imperial siguió siendo parecida a la de la época anterior con sus dos grandes el gramático y el retórico.

Pedagogía Romana:

Respondiendo al carácter de la educación romana, sus teóricos mas pragmáticos que idealista y más retorico que filosófico. pero también hay entre ellos pensadores que dieron una educación ética, espiritual a sus escritos.

Catón El Viejo: (234-149 A.C) o Porcio Catón Mayor fue el primer romano en escribir sobre educación, los libros fueron sobre educación del niño y preceptos para el hijo.

Marco Terencio Varron: (116-27 A.C) Representa la transición de la educación antigua a la nueva Helenística. Autor de una obra famosa disciplinas en nueve libros, trató especialmente la gramática y su enseñanza de un modo científico.

Marco Tulio Cicerón: (106-43 A.C) El más grande de los pensadores romanos ejerció una gran influencia sobre la educación. Dotado de una gran cultura clásica. Cicerón fue uno de los primeros en tratar la educación desde el el punto de vista psicológico al estudio la lección de la profesión que debe ser de acuerdo a su personalidad.

Lucio Anneo Síneca: (4A.C-66 D.C) El gran filósofo estoico, nacido en España; en sus obras aparece frecuentemente la preocupación por la actividad educativa. Su frase célebre fue: " No hay que estudiar para la escuela sino para la vida".

Plutarco: (48-120 D.C) Su mayor influencia educativa la ha ejercido por medio de célebres Vidas Paralelas, que han servido a lo largo de la historia para inspiración de numerosas y prominentes personalidades.

Quintiliano: Marco Fabio Quintiliano nació hacia el año 40 D.C en Calahorra, España. Es el más importante de los pedagogos romanos, hijo de un profesor de retórica. Estudio en su país y después pasó a roma donde pasó varios años practicando en el famoso jurista Domitias. Las ideas pedagógicas de Quintiliano reflejaban las ideas de su tiempo y especialmente las de Cicerón.

EDUCACIÓN PRIMITIVA

1. Cultura y sociedad de los pueblos primitivos:

La educación existe desde que hay hombres sobre la tierra, y la vida de éstos se calcula que empezó unos 3.000 siglos. El conocimiento de la cultura y la

educación de los pueblos primitivos se obtiene de los restos y productos prehistóricos y de la vida de los pueblos primitivos actuales. Se Suele Distinguir dos etapas principales en el desarrollo de esa vida primitiva: la del hombre cazador y la del hombre agricultor, que se calcula comenzó hace 10 ó 12.000 años. El hombre cazador es nómada, y vive en pequeños grupos dispersos, sin relación apenas entre sí. Se refugiaban en cuevas o chozas provisionales que abandona tan pronto como escasea o desaparece la caza en el terreno en que se halla. El hombre nómada, cazador se convierte poco a poco en agricultor y ganadero, adquiriendo así cierta estabilidad y formando clanes y tribus.

Vivían en casas rudimentarias, pulimentaban la piedra y después conocen el fuego y emplean algunos metales; cultivaban algunos cereales como el trigo y la cebada, algunas legumbres como la lenteja y la arveja, y poseían animales domésticos como el perro, el toro y el caballo, el asno, la cabra, la oveja y el cerdo.

En la época del hombre cazador, el varón ocupaba el lugar más importante y la mujer uno secundario. En la edad del agricultor la mujer aparece en un lugar preeminente, por estar a su cargo, además de las faenas domésticas, las labores agrícolas. La base de la vida de estos grupos sociales era la familia, bien en forma de poligamia o bien en la de monogamia; se practicaba el matrimonio con mujeres fuera del clan (exogamia), en forma de compra o rapto.

Estos grupos no carecen de cultura, aunque sólo aparezca en formas rudimentarias. En primer lugar, poseían armas y utensilios domésticos y de labranza fabricados o mejor facturados por ellos. En las sociedades más desarrolladas se formaron quizá grupos o sociedades secretas para el ejercicio de ciertas actividades o profesiones, como la herrería y la fabricación de armas.

2.La educación de los pueblos primitivos:

Esencialmente era una educación natura, espontánea, adquirida por la convivencia de padres e hijos, adultos y menores. Bajo la influencia o dirección de los mayores, el ser juvenil aprendía las técnicas elementales necesarias para su vida: la caza, la pesca, el pastoreo, la agricultura y las faenas domésticas.

La educación de los pueblos primitivos se puede dividir en dos grandes etapas: la del hombre cazador y la del hombre agricultor. En los pueblos cazadores, los procedimientos para la educación o mejor para la crianza de los hijos son muy laxos, dejándoles en gran libertad; la razón de esto es que esos pueblos carecen de la disciplina que impone la guerra. Los pueblos cazadores no conocen ésta porque no poseen riquezas o propiedades que puedan incitar al ata que y al robo de los otros pueblos. Sin embargo, hay el hecho sorprendente de que en este período primitivo, en la edad paleolítica, es cuando se realizan las pinturas y dibujos rupestres.

En los pueblos agricultores y ganaderos de la época, las condici ones de vida y la educación cambian grandemente; en primer lugar, las faenas agrícolas y ganaderas requieren un orden, una normalidad y estabilidad que no poseen los grupos cazadores. La generación joven tiene que aprender los fenómenos meteorológicos, el cultivo de las plantas, el cuidado de los animales. Por otra parte

al ocupar la madre un lugar más importante en la vida de la familia y del clan, es de suponer que tuviera mayor influencia sobre sus hijos.

Aparte de esta educación espontánea, hay en los pueblos primitivos una forma intencional de educación llamada iniciación de los efebos. Mediante ella, los jóvenes reciben, alejados de las familias y los clanes, en lugares apartados, un entrenamiento muy riguroso para iniciarlos en los misterios del clan y prepararlos para las actividades guerreras. El sentido de estas prácticas es la disciplina del alma; los ejercicios son danzas, ascetismo, mortificaciones que provocan estados anímicos y éxtasis pasajeros. Pero también se practica toda clase de ejercicios con una finalidad racional: partidas de caza, ejercicios de armas, corporales, de desmonte y plantación.

Esta iniciación termina con una gran ceremonia de ordenación a la que asiste todos los miembros de la tribu y en la que se somete a los muchachos a pruebas rigurosas y duras para probar su estado de entrenamiento.

3. La educación en los pueblos indoamericanos:

En la historia de la cultura y la educación, los pueblos aborígenes de América ocupan una posición especial entre las sociedades primitivas y las civilizadas. En general, han pasado por las mismas etapas que los pueblos primitivos, es decir, por la de los cazadores y la de los agricultores; pero han ido más allá que éstos, alcanzando un grado superior social y cultural, aunque sin llegar tampoco al de los pueblos orientales.

Se reconoce en la América precolombina dos grandes centros de cultura, s ituados geográficamente en la zona mexicana y en la zona peruana, los aztecas en el norte y los incas en el sur, dominaron a los pueblos anteriores (mayas, aymarás, etc.), y con ello dieron origen a una civilización basada en el sistema de clases sociales y a una educación subsiguiente. Estos pueblos no conocieron elementos esenciales de civilización como la escritura alfabética, el arado, la rueda y el hierro. En cambio, tuvieron un espíritu arquitectónico muy desarrollado, perceptible en sus grandes construcciones de piedra.

Las clases sociales dominantes son la militar y la sacerdotal, quedando aparte la masa del pueblo, la cual estaba organizada en gens o clases. En este sentido, los pueblos indoamericanos son pueblos civilizados.

Los aztecas tuvieron un conocimiento astronómico muy desarrollado y en particular poseyeron un calendario complicado. Su escritura era muy primitiva basada en ideogramas y fonogramas, el cultivo de maíz era la base de su agricultura, su religión tenía rasgos crueles tales como sacrificios humanos. La Educación en los mayas tenía un carácter tradicionalista; hasta los 14 años el niño era educado en el seno de la familia, y en forma dura y austera, con castigos muy severos. Al terminar la educación doméstica comenzaba la educación pública dada por el estado en dos instituciones: elcalmélac y el telpochcalli (casa de jóvenes). Al primero asistían los hijos de los nobles, al segundo los de la clase media. El resto de la población no podía asistir a estos establecimientos. En el calmélac predominaba la formación religiosa y en el telpochcalli la guerrera.

Los mayas fueron de temperamento más pacífico y de una cultura muy avanzada; conocieron una cronología y poseyeron también un calendario propio.

Los incas la educación era semejante, pero con algunas variantes. En primer lugar, existía una menor diferenciación de clases sociales, quedando casi reducidas al predominio de los incas o nobles, de carácter militar. La educación la recibían aquellos en las casas de enseñanza (yacahuasi) dada por los mautas, que no eran propiamente sacerdotes. Allí aprendían las artes de la guerra y la técnica del kipú, especie de registro manual numérico, más de los cantos y tradiciones de su raza, hasta los 16 años en que se entraban en la vida pública después de sufrir una iniciación especial. Las jóvenes nobles eran educadas también en casas especiales por ancianas que las iniciaban en las tareas domésticas, la alfarería.