Sei sulla pagina 1di 32

https://www.itescam.edu.mx/portal/asignatura.php?

clave_asig=ACD-
0908&carrera=ISIC-2010-224&id_d=135
https://desarrollosustentable403.wordpress.com/unidad-1/ 2 3 4 etc
Introducción al Desarrollo Sustentable
La situación de degradación del medio ambiente en la que se encuentra el planeta
ha hecho que un número considerable de naciones tome conciencia de la
necesidad de replantear los conceptos que hasta ahora han servido para definir
crecimiento y desarrollo. En todo el mundo, a nivel de las instancias públicas, se
han creado entidades para enfrentar esta problemática y desde la sociedad civil
también han surgido un sinnúmero de organizaciones que trabajan en las distintas
aristas que conciernen al ambiente. El Sistema Nacional de Educación Superior
Tecnológica y el Sistema Nacional de Institutos Tecnológicos no podían quedar
fuera de esta preocupación.
El desarrollo sustentable es un concepto que comenzó a configurarse a fines de la
década de los sesenta cuando el Club de Roma convocó, en el año de 1968, a
científicos, académicos y políticos de treinta países para que analizaran las
grandes modificaciones que le estaba ocurriendo al medio ambiente.
Transformaciones que, a su vez, causaban significativos impactos a la sociedad
mundial. El objetivo de aquella convocatoria consistió no sólo en descubrir
métodos para estudiar las distintas expresiones de los cambios ambientales, sino
también en sensibilizar a los políticos de los países predominantes de la magnitud
de la crisis ambiental global.
Tres años después (1971) se reúne, en Founex, Suiza, un grupo de expertos
sobre desarrollo y el medio ambiente, quienes redactaron un documento marco
que serviría de base para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio
Humano que se celebró en Estocolmo en 1972. El tema especial fue la pobreza y
alrededor de éste se discutieron seis ejes muy sensibles: vivienda, agua, salud,
higiene, nutrición y catástrofes naturales. En ese mismo año coincide la
publicación de “Los límites del crecimiento” donde se explican cinco grandes
tendencias: la industrialización acelerada, el rápido crecimiento de la población, el
agotamiento de los recursos naturales, la expansión de la desnutrición y el
deterioro del medio ambiente.
Las dos obras fueron el sustento de la Declaración de Estocolmo, la cual tiene 7
proclamas y 24 principios. El principio número 1 expresa la convicción de que el
“hombre tiene el derecho fundamental a la libertad, la igualdad y el disfrute de
condiciones de vida adecuadas en un medio de calidad tal que le permita llevar
una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligación de proteger y
mejorar el medio para las generaciones presentes y futuras”. Sin la menor duda,
tales fundamentos fueron incuestionables e inobjetables.
En 1983 la ONU estableció la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el
Desarrollo. Esta Comisión quedó a cargo de la señora Gro Harlem Brundtland,
quien para ese momento fungía como Primera Ministra Ambiental de Suecia. El
grupo de trabajo, conocido como Comisión Brundtland, inició diversos estudios,
debates y audiencias públicas en los cinco continentes durante casi tres años. Las
tareas culminaron en abril de 1987, con la publicación del documento llamado
Nuestro Futuro Común, también conocido como Reporte Brundtland, en el cual se
reconoce que la pobreza es la mayor causa y efecto de los problemas
ambientales.
El documento advertía que la humanidad debía cambiar los modos de vivir y de
interacción comercial, si no deseaba el advenimiento de una era con niveles de
sufrimiento humano y degradación ecológica inaceptables. En contrapunto
propone el concepto desarrollo sustentable que dice: “el desarrollo sustentable es
el desarrollo que satisface las necesidades del presente, sin comprometer la
capacidad para que las futuras generaciones puedan satisfacer sus propias
necesidades” (UNWCED, 1987). Definición que entra en vigencia y se consolida
en la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo,
también conocida como la Cumbre de la Tierra, que se realizó del 3 al 14 de junio
de 1992.
El Reporte Brundtland sugiere que el desarrollo económico y social deben
descansar en la sustentabilidad, y como conceptos claves en las políticas de
desarrollo sustentable identifica los siguientes puntos: la satisfacción de las
necesidades básicas de la humanidad: alimentación, vestido, vivienda, salud; la
necesaria limitación del desarrollo impuesta por el estado actual de la organización
tecnológica y social, su impacto sobre los recursos naturales y por la capacidad de
la biosfera para absorber dicho impacto. De la misma forma, se centra en
estrategias prácticas para un crecimiento renovado, al igual que enfatiza la
necesidad para reorientar las tecnologías y manejar los riesgos asociados a ellas.
Es importante destacar que el desarrollo sustentable no se refi ere a un estado
inalterable de la naturaleza y de los recursos naturales, pero sí incorpora una
perspectiva de largo plazo en el manejo de los mismos. Es decir, ya no se apunta
a una “explotación” de los recursos naturales sino a un “manejo” de éstos.
Asimismo, destaca la necesidad de la solidaridad hacia las actuales y futuras
generaciones y defiende la equidad intergeneracional. Si bien es cierto que
algunos sectores han abusado del concepto usándolo para sus fines muy
particulares, es importante destacar que muchos organismos nacionales e
internacionales hacen esfuerzos por avanzar dentro de este nuevo estilo de
desarrollo. Los esfuerzos por lograr el consenso y operacionalización del
desarrollo sustentable involucran a muchos sectores de una manera dinámica,
entre los se puede destacar el sector educativo.
Quince años después (1987-2002) de la publicación del citado reporte, en el
quincuagésimo séptimo periodo de sesiones de la Asamblea de las Naciones
Unidas, celebrado en diciembre de 2002, se aprobó el proyecto de resolución
A/C.2/57/L.45 que proclama al periodo decenal que comienza el 1 de enero de
2005 “Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el Desarrollo
Sustentable”. Se designa a la Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), organismo rector de la promoción
del Decenio, con el mandato de preparar un proyecto de plan de aplicación
internacional. La resolución también invita a los gobiernos a que consideren incluir
medidas para aplicar el Decenio de las Naciones Unidas de la Educación para el
Desarrollo Sustentable en sus respectivos planes y estrategias a más tardar para
el año 2005 (González Gaudiano, 2003).
Hoy nos encontramos frente a una gama bastante amplia de entidades públicas y
privadas, grupos y movimientos preocupados por el tema de la sustentabilidad.
Son entidades que tienen algún nivel de incidencia en la concientización de la
ciudadanía y en las definiciones de las políticas públicas y privadas. El Instituto
Tecnológico, consecuente con su escala de valores, su visión y su misión, hace
suya la tarea de concientizar a sus estudiantes con el afán de lograr un
compromiso profundo y generalizado con una nueva ética: la ética de vivir de
manera sustentable y de materializar sus principios en la práctica, para que todas
las personas del mundo, sin distingo de razas y credos, puedan disfrutar de una
vida prolongada, saludable y plena de satisfacciones. (Diaz Coutiño, 2009)

Otra opinión
El uso de la frase desarrollo sustentable se puede remontar hasta la Comisión
Brundtland de 1983, en el que se define como “desarrollo que satisface las
necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones
futuras para satisfacer sus propias necesidades.”

Este ahora famosa frase se ha infiltrado en las agencias gubernamentales,


corporaciones multinacionales, las organizaciones no gubernamentales, y muchas
otras agencias que están tratando de incorporar la sostenibilidad en sus
operaciones diarias. De hecho, muchas empresas han crado departamentos de
Responsabilidad Social Corporativa (RSC), utilizando a menudo el desarrollo
sostenible como un componente clave de su política de RSE.

Pero ¿por qué hay un creciente énfasis en el desarrollo sostenible? ¿Qué significa
exactamente para satisfacer las necesidades del presente sin “comprometer la
capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”?

El énfasis en el desarrollo sostenible ha surgido debido a la percepción del estrés


que los humanos están causando al medio ambiente.

Los últimos 100 años han sido sin precedentes en términos de crecimiento de la
población y el avance tecnológico. No sólo hay más personas en el mundo que
nunca antes, la gente también consume más de los recursos naturales de la tierra
y emitiendo toxinas más en el medio natural que en cualquier otro momento de la
historia.

Sin embargo, estas prácticas de consumo están teniendo un gran impacto en la


capacidad de la tierra para sostenerse a sí mismo, como los ríos y los océanos
han sido contaminados, las temperaturas medias globales han aumentado, y más
áreas de la tierra han sido deforestadas. Muchos científicos coinciden en que si el
desarrollo humano continúa al ritmo que va ahora, la capacidad del planeta para
sostener la población humana sufrirán daños irreversibles.

Por lo tanto, el desarrollo sostenible ha surgido en respuesta a los efectos


perjudiciales que los seres humanos están teniendo sobre el medio ambiente. Se
aboga por el uso de los recursos naturales de una manera que preserve el medio
ambiente, por lo que las generaciones futuras de la humanidad también puede
beneficiarse de los recursos de la tierra, en lugar de tener estos recursos agotados
antes de tiempo .

Sin embargo, sería un error asumir que el desarrollo sostenible se centra


exclusivamente en el medio ambiente. En un mundo donde alrededor de 1.7
billones de personas viven en la pobreza absoluta, el desarrollo sostenible debe
incluir también la equidad social si se trata de lograr resultados a largo plazo.

Después de todo, la primera parte de la definición Brundtland es “satisfacer las


necesidades del presente”.

Pero si estas necesidades no se cumplen, entonces el desarrollo sostenible no se


ha aplicado adecuadamente. Por lo tanto, para que el desarrollo futuro sea
sostenible, debe ser extendido de manera más uniforme y permitir que las
poblaciones marginadas generan un poco de la riqueza.

1.1 Concepto de sustentabilidad.

Conceptos de ecología básicos y los elementos conceptuales del medio ambiente


que son necesarios para comprender y ejecutar acciones de gestión ambiental
desde el punto de vista del profesional de cualquier disciplina.

¿Por qué hay que estudiar ecología? La respuesta es bastante sencilla: porque
los profesionales de cualquier disciplina trabajan, directa o indirectamente,
modificando el ambiente. Lo menos que puede pasar es que sin un conocimiento
de ese medio que se modifica, difícilmente esto se hará con propiedad y
responsabilidad. Para ello habría que partir del principio de que es la cultura como
un todo la que modifica el medio natural adecuada o inadecuadamente. Por lo
tanto, es necesario rescatar o reafirmar identidad y singularidad de la cultura para
alcanzar los niveles más significativos de sensibilización sobre los problemas
ambientales (Ángel y Ángel, 2002).

¿Qué es la ecología? Señala E. Odum, que la palabra ecología procede de la


misma raíz que la palabra economía, cuyo sentido es la administración del trabajo
del hombre.
La extensión del concepto permite abordar los principios de la contabilidad
económica de costos e incluir al medio ambiente, así como a los sistemas y
progresos creados por el hombre. Esta apertura es un paso importante para
remediar los graves desequilibrios entre estos dos componentes necesarios del
medio ambiente total del hombre.
La esfera de acción de la ecología se ha ampliado considerablemente a medida
que el hombre ha tomado conciencia poco a poco de estos desequilibrios, una
actitud de cambio conocida como “movimiento para concientizar acerca del medio
ambiente”. Desafortunadamente el término ecología ha quedado identificado en la
mente del público con los problemas mucho más amplios del medio ambiente
humano, y se ha llegado a identificar con él todo lo que se refiere al medio
ambiente.
La ciencia de la ecología trata acerca de los ambientes de todas las plantas y
animales, y no únicamente de los humanos, por lo que es mucho lo que puede
aportar a la solución de algunas interrogantes generales acerca de los humanos y
su medio ambiente. La ecología debe ser entendida como una ciencia de la
realidad ambiental, como la física lo es respecto de la ingeniería. Así, al igual que
estamos limitados por las leyes de la fisica al construir aeronaves y puentes,
tambien lo debemos estar por los principios de la ecologia al modificar el medio.
Cuando E. Odum hace referencia a la palabra ecologia, introduce la idea de medio
ambiente:
¿qué es el medio ambiente? el termino medio ambiente incluye todos los
factores inorganicos (abioticos) y organicos (bioticos) de los cuales depende el
desarrollo de un ser vivo. Los factores abioticos pueden ser materiales (suelo,
agua) o energeticos (radiacion solar). Los factores bioticos comprenden otros
organismos.
Asimismo, para llegar a la comprension y definicion de desarrollo sustentable, se
sugiere considerar la definicion de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre
Medio Ambiente Humano emitida en Estocolmo, el dia 16 de junio de 1972, que
dice: El medio ambiente es el conjunto de componentes físicos, químicos,
biológicos y sociales capaces de causar efectos directos o indirectos, en un plazo
corto o largo, sobre los seres vivos y las actividades humanas.
Este razonamiento coloca al individuo frente a una ventana por la que puede ver a
los seres vivos no solo como individuos, sino por sus interacciones con el entorno
y el resto de las especies. En sintesis, el medio ambiente se situa entre el
funcionamiento de los sistemas naturales y los sistemas sociales; se situa en el
escenario mismo de la vida natural y social. No existe el desarrollo, ni la vida
humana, sin el sustento de la naturaleza. Se trata, especialmente, de comprender
que las personas son parte del medio ambiente y que cualquier cosa que puedan
hacer transforma el entorno de forma perjudicial o benefica.

El ecosistema es la unidad de trabajo, estudio e investigacion de la ecologia. Es


un sistema complejo en el que interactúan los seres vivos entre sí y con el
conjunto de factores no vivos que forman el ambiente: temperatura, sustancias
químicas presentes, clima, características geológicas, etc. (Echarri, 1998). Dicho
de otra manera, los ecosistemas son sistemas complejos, como el bosque, el rio o
el lago, formados por una trama de elementos fisicos (el biotopo, sustrato no vivo
del ecosistema, es decir, el conjunto de todos los elementos abióticos (no vivos).
.) y biologicos (la biocenosis o comunidad de organismos, conjunto de seres vivos
de un ecosistema).
Es decir, el ecosistema estudia las relaciones que mantienen entre si los seres
vivos que componen la comunidad, pero tambien las relaciones con los factores
no vivos.
El ecosistema magno es la ecósfera. Esta abarca todo el planeta y reune a todos
los seres vivos en sus relaciones con el ambiente no vivo de toda la Tierra. Pero
dentro de este gran sistema hay subsistemas, que son ecosistemas mas
delimitados. Asi, por ejemplo, el oceano, un lago, un bosque, o incluso, un arbol, o
una manzana que se este pudriendo son ecosistemas que poseen patrones de
funcionamiento en los que se puede encontrar paralelismos fundamentales que
permiten agruparlos en el concepto de ecosistema.
Para que funcionen, todos los ecosistemas necesitan una fuente de energia que,
fluyendo a traves de los distintos componentes del mismo, mantiene la vida y
moviliza el agua, los minerales y otros componentes fisicos del ecosistema. Dos
son las fuentes sustantivas de energia de las que depende el funcionamiento del
ecosistema: 1) la energia solar y 2) la energia producida por combustibles
quimicos, de tal modo que es posible distinguir entre sistemas impulsados por el
sol e impulsados por combustibles.
Con base en esta diferenciacion energetica, el ecosistema se clasifica en:
1. Ecosistemas naturales no subsidiados impulsados por energia solar. Ejemplos:
el pielago, bosques de zonas altas.
2. Subsidiados impulsados por ecosistemas naturales por energia solar. Ejemplos:
estuario de marea, algunas selvas tropicales.
3. Ecosistemas humanos subsidiados, impulsados por energia solar. Ejemplos:
agricultura, acuicultura.
4. Sistemas urbanos-industriales, impulsados por combustible. Ejemplos:
ciudades, ciudades satelites, parques industriales.

El bosque como ecosistema


El bosque es un ejemplo de ecosistema, pues se compone de aire, suelo, agua,
nutrientes y especies particulares de animales, pajaros, insectos,
microorganismos, arboles y otras plantas. Si se cortan algunos arboles, el resto de
los elementos se afectara. Los animales y los pajaros pueden perder su habitat, el
suelo erosionarse, los nutrientes ser desplazados y el curso de las vias fluviales
cambiar, entre otras consecuencias.

Sustentabilidad
En el pensamiento de la mayoría de la gente común la sustentabilidad se refiere a
la sobrevivencia de la gente y a tratar de evitar el desastre ecológico. En cambio,
el discurso profesional es complejo y técnico. Sin embargo, ambos enfoques
comparten la perspectiva antropocéntrica. La sobrevivencia y el bienestar humano
es el asunto básico, mientras que la naturaleza entra, en este panorama, tan sólo
como un medio.
Por otro lado, se han desarrollado otras concepciones que hace referencia a la
sustentabilidad fuerte (strong sustainability), la cual afirma que el capital natural es
el que debe ser sostenido; mientras que la sostenibilidad débil (weak
sustainability) se enfoca hacia el bienestar (Jamieson, 1998). Independientemente
de las limitaciones o aciertos de los conceptos, en el fondo la sustentabilidad no es
un ajuste tecnológico, tampoco es un asunto de nuevas inversiones financieras, es
un cambio de valores.

Otra opinión
Queremos aplicar la palabra “sostenibilidad” a cualquier sistema que está en
equilibrio relativo. En otras palabras, no importa cuántos recursos se extraen del
sistema, si todavía tiene la capacidad de perdurar en el tiempo.
Si tuviéramos que mirar a principios de los pueblos cazadores-recolectores que se
basan en el medio ambiente natural para su sustento, veríamos cómo iban a
extraer la comida del medio ambiente (a través de búsqueda de alimento o de
caza para la alimentación) de una manera que no altere el equilibrio del entorno
natural.
Por ejemplo, después de haber recogido las bayas, los frutos con el tiempo
volvería a crecer para el uso de otras formas de vida en el futuro.
Su impacto sobre el medio ambiente estaba bien dentro de la capacidad del medio
ambiente para regenerar sus recursos, así se diría que este nivel de la actividad
humana es sostenible.
Sin embargo, la actividad humana actual en el ambiente esta extremadamente
fuera de la capacidad del medio ambiente natural para sostenerse a sí misma.
Para citar sólo un ejemplo, la pesquería de bacalao del Atlántico en la costa este
de Canadá fue objeto de sobrepesca drásticamente en los años 1970 y 1980.
Que finalmente se derrumbó en 1992, y muchos expertos dudan que alguna vez
volverá a la normalidad.
Un nuevo examen de las pesquerías mundiales revela que la abundancia de atún,
el bacalao y el pez espada han disminuido un 90%.
Es evidente que esto es un problema global, con graves consecuencias para la
longevidad de las poblaciones de peces del mundo.
Pero aún más sorprendente es la prevalencia de la sobre-explotación de los
recursos en casi todas las facetas del medio ambiente natural.
La destrucción de la selva amazónica, el agotamiento del acuífero de Ogallala
(recursos de agua subterránea) en los Estados Unidos, y la sobreexplotación de
las especies en peligro son otros ejemplos de la sobreexplotación de los recursos.
Todos estos ejemplos ponen de relieve cómo los seres humanos tienen un exceso
de recursos extraídos en el medio ambiente hasta el punto que el medio natural
está a punto (si no está ya ) al borde del colapso.
Además de la sobreexplotación, los seres humanos también se suman a las cosas
con el medio ambiente que afectan negativamente el buen funcionamiento de los
sistemas naturales.
El CO 2; emitido por nuestros coches, centrales eléctricas, fábricas están
contribuyendo al cambio climático mediante el aumento de la cantidad de carbono
en la atmósfera.
El plástico que se utiliza a menudo encuentra su camino a los océanos, causando
la muerte de peces y aves, y la emisión de sustancias químicas tóxicas.
Todos estos contaminantes son productos del desarrollo humano contemporáneo
y están envenenando el medio natural del que dependemos para nuestro sustento.
La sobre-explotación de los recursos y la alta incidencia de la contaminación son
dos razones por las cuales el desarrollo humano actual es insostenible.
El entorno natural, simplemente no puede soportar el daño que los seres humanos
están causando a ella de forma indefinida.
Esto no quiere decir que debemos volver a sociedades cazadoras-recolectoras,
pero que tenemos que integrar la sostenibilidad en las formas actuales y futuras
del desarrollo.
Debemos darnos cuenta de la importancia de los sistemas naturales en el buen
funcionamiento del medio ambiente y participar en el desarrollo, que no sobre
extraigan o sobre contaminen estos sistemas.
Si se inscriben en el contexto del desarrollo sostenible, la sostenibilidad significa
estar conscientes de los límites del entorno natural y el logro de un nivel de
desarrollo que puede durar mucho más tiempo en el futuro.
Otra opinión

CONCEPTO 1

La sustentabilidad se refiere a la administración eficiente y racional de los


recursos, de manera tal que sea posible mejorar el bienestar de la población
actual sin comprometer la calidad de vida de las generaciones futuras.

CONCEPTO 2

Es el estado o calidad de la vida, en la cual las aspiraciones humanas son


satisfechas manteniendo la integridad ecológica. Esta definición, lleva implícito el
hecho de que nuestras acciones actuales deben permitir la interacción con el
medio ambiente y que las aspiraciones humanas se mantengan por mucho tiempo
(Mooney, F. 1993).

CONCEPTO 3

El término sustentabilidad refiere al equilibrio existente entre una especie con los
recursos del entorno al cual pertenece. Básicamente, la sustentabilidad, lo que
propone es satisfacer las necesidades de la actual generación pero sin que por
esto se vean sacrificadas las capacidades futuras de las siguientes generaciones
de satisfacer sus propias necesidades, es decir, algo así como la búsqueda del
equilibrio justo entre estas dos cuestiones.
Es decir, la propuesta de este concepto es que se explote un recurso pero que se
esa explotación, utilización se lleve a cabo por debajo de los límites de renovación
del mismo. Porque solo así se podrá preservar satisfactoriamente las capacidades
de quienes vengan detrás nuestro.

Un caso típico y muy difundido acerca de este equilibrio entre especie y uso de
recursos que la sustentabilidad busca y propone es el que se cierne en torno a la
madera proveniente de la tala de árboles en bosques.
Como es sabido si se tala demasiado un bosque se corre el riesgo que este
desaparezca, pero si ese uso o aprovechamiento de la materia prima se realiza a
conciencia y debajo de un cierto límite en el cual jamás se comprometa la
extinción de este recurso, entonces, se podrá equilibrar la cuestión, es decir,
seguirán habiendo bosques y además se podrá seguir utilizando la madera para
construir lindas mesas que luego alegren y adornen nuestros entornos.
Pero además del caso de la madera que expusimos, hay otros recursos como ser
el agua, el suelo fértil y la pesca que pueden ser sustentables o dejar de serlo si
es que no se cumple con ese justo equilibrio del cual hablábamos más arriba,
porque cuando se traspasa ese límite será muy difícil poder retomar y volver a las
condiciones anteriores.

La sustentabilidad puede estudiarse e incluso manejarse a través de varios niveles


de tiempo y espacio y también en muchos contextos de organización económica,
social y ambiental. Puede enfocarse el tema ya sea desde una mirada global del
planeta o bien desmenuzarlo, descomponerlo en varias partes como ser por
sectores económicos, municipios, barrios, países, casas individuales.

Mientras tanto, sea cual sea el ángulo o lugar desde el cual se lo aborde es
importante destacar que se trata de un tema sumamente importante a atender en
el mundo entero dado que de él depende que le dejemos a nuestros hijos, a las
generaciones venideras un mundo habitable, sano y en el que los recursos
naturales abunden y no se hallen agotados por la irresponsabilidad humana de un
uso poco solidario.

... via Definicion ABC https://www.definicionabc.com/general/sustentabilidad.php

CONCEPTO DE EQUIPO

La sustentabilidad se refiere al equilibrio y administración de los sistemas


biológicos y de los recursos, de tal manera que se pueda conservar la diversidad
y la productividad de estos y que garanticen satisfacer las necesidades del
presente pero sin que se afecten o sacrifiquen las de la generación futura.

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS

Desarrollo sustentable y el crecimiento económico en México, ND, Desarrollo


sustentable, consultado el 27 de agosto de 2015 de:
http://www.promexico.gob.mx/desarrollo-sustentable/
Tecnológico de monterrey, (2010). El concepto de sustentabilidad y la
importancia de cuidar el medio ambiente. Consultado el 26 de agosto de 2015 de:
http://educacionejecutivablog.com/2010/03/26/el-concepto-de-sustentabilidad-y-la-
importancia-de-cuidar-el-medio-ambiente/
Definicionabc.com (n.d.) definición de sustentabilidad. Consultado el 26/08/2015
de: http://www.definicionabc.com/general/sustentabilidad.php
1.2 Principios de la sustentabilidad.
Muchos principios han surgido para poner la sostenibilidad en términos más
concretos y cuantificables.
Probablemente, el principio más básico de aprender, en el que todos los demás se
basan, es que la capacidad de carga.
La capacidad de carga se refiere a la “carga máxima” un área en particular de la
tierra puede sostener sin afectar negativamente a otros organismos en ese
entorno.
Se determina observando la cantidad de alimento disponible, los nutrientes, el
hábitat, los recursos hídricos, y otras necesidades requeridas para el buen
funcionamiento de una población dada.
Si la población, ya supera la capacidad de la tierra para proporcionar estas
necesidades, entonces diríamos que esa población ha superado la capacidad de
carga de la tierra.
Aunque la capacidad de carga se ha aplicado tradicionalmente a la especie en
áreas localizadas, mucho trabajo se ha hecho para evaluar la capacidad de carga
del planeta para los seres humanos.
Aunque este enfoque ha sido criticado por su incapacidad para captar plenamente
la complejidad de la relación entre el hombre y su entorno, sirve como una
herramienta útil para concebir la sostenibilidad.
En última instancia, hay una cantidad finita de los recursos disponibles en la tierra
para el consumo humano y una capacidad de carga no existente.
Si la capacidad de carga se excede, teóricamente, la población podría
experimentar una disminución significativa de la población.
Una forma emergente de la sostenibilidad es cuantificar a través de análisis de la
huella ecológica.
A diferencia de la capacidad de carga, que mide la población total de un terreno
puede llevar, una Huella Ecológica mide la cantidad de área y el agua de una
población dada que realmente necesita para producir los recursos que consume.
Por ejemplo, cuando la contabilización de todos los terrenos necesarios para
producir todos los recursos utilizados en una ciudad, veríamos que el área de la
tierra que una ciudad utiliza es en realidad mucho mayor que el área geográfica de
su forma de construcción ocupa.
En 2006, se estimó que la huella ecológica del planeta fue de 1,4 veces el tamaño
de la Tierra. Esto significa que necesitaríamos un área que es 1,4 veces más
grande que la tierra con el fin de mantener los actuales niveles de consumo.
A pesar de la complejidad inherente a la medición de la huella ecológica de un
área, sigue siendo una valiosa herramienta para evaluar la sostenibilidad de un
área en particular y determinar si un área se está convirtiendo en más o menos
sostenible a medida que avanza el tiempo.
Otro principio clave en la literatura de la sostenibilidad es el principio de
precaución o enfoque de precaución.
Es más relevante para las autoridades que tienen que tomar decisiones políticas
en un contexto de incertidumbre.
El principio de precaución establece que cuando haya peligro de daño irreversible
al medio ambiente, deben tomarse medidas para proteger el medio ambiente,
incluso si existe incertidumbre científica.
Es decir, incluso si la ciencia no puede probar más allá de una duda razonable de
que una acción en particular se lleva a la degradación del medio ambiente, se
deben poner en marcha para evitar daños al medio ambiente de todos modos.
Una de las ventajas de este enfoque es que hace más fácil para los responsables
políticos a favor del medio ambiente sobre otros intereses y que sirve como una
herramienta relativamente fácil de aplicar a los casos en que el consenso científico
puede estar ausente.
Otra opinión

PRECAUTORIO
INTERDEPENDENCIA
EFICIENCIA Y MESURA
PRINCIPIO DE EQUILIBRIO

PRECAUTORIO

Si reconocemos que la naturaleza es más sabia que los seres humanos


deberíamos actuar con precaución y cautela cuando no disponemos de los
suficientes conocimientos sobre los efectos que pueden ocasionar en el ambiente
ciertas tecnologías y compuestos químicos que podrían poner en riesgo a los
seres humanos o a las otras especies.

INTERDEPENDENCIA

Deriva de la premisa de que todo está conectado a todo, es decir que ni en la


naturaleza ni en la sociedad hay fenómenos que operan de forma aislada o
independiente. El ser humano no es más que un hilo en el tejido de la vida y el
daño a una parte del tejido puede afectar a la totalidad del mismo. Dependemos
de los sistemas sustentadores de vida y todas las formas de vida tienen valor ya
que prestan servicios ambientales incluyendo a las bacterias.

EFICIENCIA Y MESURA

Deriva de la premisa de que en la naturaleza no hay nada gratuito. Todo lo que


aparentemente nos provee la naturaleza de forma gratuita como el oxígeno,
significa millones de años de evolución, su destrucción implica grandes pérdidas a
veces irreversibles. Si cortamos los bosques a un ritmo más rápido de su
capacidad de regeneración natural, perderemos el recurso.

PRINCIPIO DE EQUILIBRIO
La naturaleza se encuentra en permanente cambio y recomponiendo equilibrios
dinámicos, pero cuando un elemento se pierde o disminuye mucho, puede ocurrir
una ruptura que impida recomponer el equilibrio del ecosistema y, en
consecuencia, producir su colapso.

Por eso este principio significa que el uso humano de un recurso no debiera
rebasar un umbral crítico y el impacto humano no sobrepasar la capacidad de
carga de los ecosistemas.

FUENTE BIBLIOGRÁFICA:

Principios de la sustentabilidad, (nd), consultado el 30 de agosto de 2015, de:


http://www.academica.mx/sites/default/files/adjuntos/35272/u1_introduccion.pdf

1.3 Dimensiones de la sustentabilidad.


Como se señaló anteriormente, la sostenibilidad consiste en algo más que el
medio ambiente.
A menudo se divide en tres dimensiones:
la sostenibilidad ambiental, sostenibilidad económica y sostenibilidad sociocultural.
Cuando se aplica a los modelos de negocios, estas tres dimensiones se refieren a
menudo como “la triple línea de base”, ya que representan tres consideraciones
importantes que los negocios deben hacer, para como llevar a cabo sus funciones
diarias.
Sostenibilidad del medio ambiente, como se describió anteriormente, se refiere a
la protección del medio ambiente natural de una forma que asegura su longevidad.
Sostenibilidad económica, como se describe en el siguiente capítulo, se refiere a
la distribución equitativa de la riqueza entre la gente de hoy en día y para las
generaciones futuras de la humanidad.
Sostenibilidad sociocultural sugiere respetar los valores de diferentes culturas y
asegurar que cada cultura tiene una voz en cómo se desarrolla su futuro.
Aunque cada dimensión representa un aspecto diferente de la sostenibilidad, no
debe ser vista de manera aislada.
Por el contrario, debe ser vista como tres elementos interrelacionados para lograr
el desarrollo sostenible.
Otra opinión
DIMENSIÓN ECOLÓGICA, NATURAL O AMBIENTAL

Exige que el desarrollo sea compatible con el mantenimiento de los procesos


ecológicos, la diversidad biológica y la base de los recursos naturales. Promueve
la protección de los recursos naturales necesarios para la seguridad alimentaria y
energética y, al mismo tiempo, comprende el requerimiento de la expansión de la
producción para satisfacer a las poblaciones en crecimiento demográfico.
DIMENSIÓN SOCIAL

Requiere que el desarrollo aspire a fortalecer la identidad de las comunidades y a


lograr el equilibrio demográfico y la erradicación de la pobreza. Implica promover
un nuevo estilo de desarrollo que favorezca el acceso y uso de los recursos
naturales y la preservación de la biodiversidad y que sea “socialmente sustentable
en la reducción de la pobreza y de las desigualdades sociales y promueva la
justicia y la equidad.

DIMENSIÓN ECONÓMICA

Demanda un desarrollo económicamente eficiente y equitativo dentro y entre las


generaciones presentes y futuras. Demanda utilizar recursos financieros, técnicos
y humanos para desarrollar tecnologías más limpias. El desarrollo económico
desde la perspectiva de la sustentabilidad no puede basarse en la viabilidad de un
proyecto sin considerar el impacto social y ambiental.

FUENTE BIBLIOGRÁFICA:

Dimensiones de la sustentabilidad, (nd), consultado el 01 de septiembre del


2015, de:
http://www.academica.mx/sites/default/files/adjuntos/35272/u1_introduccion.pdf
Escenario Económico De La Sustentabilidad

Cuando hablamos de la economía, en general estamos hablando de la


producción, distribución y consumo de bienes y servicios.

En un nivel muy básico se trata de la producción de bienes y de cómo las


personas están dispuestas (o so capaces de) pagar por esos bienes.

Cuando se trata de necesidades humanas básicas como comida, agua y refugio,


es particularmente importante tener en cuenta o no, como una determinada
población puede darse el lujo de proveerse asi misma de estas necesidades.

Esto no es tanto un problema en los países desarrollados, pero si en muchos


países en desarrollo como en África, esto si es un gran problema, porque gran
parte de la población africana es incapaz de generar suficiente capital financiero
para satisfacer sus propias necesidades básicas.

Por lo tanto, en una escala global, hay una distribución desigual de la riqueza
entre los ricos (desarrollados) y los países pobres (en desarrollo).

Sin embargo, este sistema económico no es sostenible, porque una gran parte de
la población del mundo tiene sus necesidades básicas insatisfechas.

La mejora de la sostenibilidad económica del mundo significa lograr una


distribución más equitativa de la riqueza entre los países ricos y pobres.

Esto significa que los países más pobres necesitan convertirse en actores
económicos más activos, aumentando su capacidad de producir bienes y servicios
que sean rentables.

Esto a su vez permitira ofrecer más capital financiera de la población de menores


ingresos, que entonces será capaz de comprar más bienes propios, lo que pondrá
más dinero en el sistema económico, y luego permitir que el ciclo se repita.

Sostenibilidad económica sólo se puede lograr cuando cada país sea capaz de
satisfacer las necesidades básicas de sus poblaciones, que sólo puede suceder si
las poblaciones más pobres tienen suficiente capital financiero para alcanzar las
necesidades básicas en el primer lugar.

Sin embargo, lograr la sostenibilidad económica sigue siendo una tarea cada vez
más difícil.
Una de las realidades del sistema económico mundial es que la mayoría del
capital financiero está controlado por intereses privados o corporaciones.

Estas entidades sólo se ocupan de lograr un beneficio, y los problemas sociales a


menudo son ignoradas por completo.

Por ejemplo, algunas empresas bioagrícolas occidentales han desarrollado las


“semillas terminator” que producen las plantas con semillas estériles, de modo que
las plantas no pueden crecer de nuevo al año siguiente.

Esto obliga a los agricultores a comprar nuevas semillas cada año en lugar de
cultivos de plantas con semillas del año anterior.

Este es un caso claro de que las corporaciones occidentales utilizan su poder para
obligar o sumir a un mas a las poblaciones agrícolas de bajos ingresos en la
pobreza, generando al mismo tiempo un aumento de los beneficios corporativos.

Se trata de casos como estos donde la sostenibilidad económica sigue siendo


difícil de alcanzar.
Otra opinión
El debate economía - medio ambiente es uno de los que ha suscitado las
polémicas más arduas en términos de su relación con la sustentabilidad. Se ha
señalado con razón que aún la ciencia económica no tiene una respuesta
convincente a la crítica ecológica. La economía falla al valorar la riqueza global de
las naciones, sus recursos naturales y especialmente los precios de las materias
primas.

Por ejemplo, si nos referimos al precio de los recursos energéticos agotables, es


evidente que su valoración siempre es menor que la real en términos de su
preservación para las futuras generaciones. También es posible cuestionarse si el
precio que las industrias tienen que pagar por insertar residuos no reciclados al
ambiente tampoco sea el racional.
Entonces, cuáles serán los precios adecuados. Aquí se
incorpora usualmente la noción de externalidades como los aspectos ambientales
que no tienen valoración cuantitativa en la contabilidad o en el proceso de
producción. De allí la importancia de valorizar los recursos al menos por su costo
de reposición y construir con ellos por ejemplo, cuentas del patrimonio natural para
saber qué y cuánto tenemos, cómo lo podríamos usar en diferentes alternativas y
cuánto nos queda en cada caso.

Para desarrollar el tema de la dimensión económica de la sustentabilidad se


puede plantear la pregunta: ¿Es posible la sostenibilidad ambiental con la
economía de mercado? Esta cuestión requiere de un debate en el que se requiere
admitir como modelo económico sostenible desde el punto de vista ambiental a
aquél que se adecua a los ciclos biogeoquímicos de la materia, y le permite así
perpetuarse en el tiempo.

Existen una serie de acuerdos que al establecer


determinadas metas ambientales, de manera de influir en las formas, productos y
subproductos de las actividades económicas. Existen también normas que
promueven influir en la mejora ambiental de la actividad de una empresa, pero
cuya aceptación y desarrollo son plenamente voluntarias, (normas ISO 14000). A
otra escala, también existen procedimientos de evaluación de los impactos
ambientales generados por un proyecto o actividad.
Pero sin duda la pregunta trae a colación, según el mismo autor, otra que plantea:
¿Es posible hacer sostenible la relación que mantienen la economía y el medio
natural sin cambiar el modelo económico? El modelo económico actual se basa en
la búsqueda de la plusvalía. Toda actividad está hecha a través de esta lógica, en
la que además el interés privado prevalece sobre el interés colectivo. El dueño de
los recursos tiene derecho a explotarlos de la forma que mejor convenga a sus
intereses, es decir de la forma que mayor plusvalía obtenga. Visto el panorama,
las administraciones parecen intentar hacer lo posible por que la mayor plusvalía
se obtenga realizando actividades sostenibles, ya sea mediante ayudas a la
mejora tecnológica o certificando sellos que mejoren la imagen de la empresa.
Pero el camino andado en este sentido ya que sólo se producen mejoras parciales
y el modelo económico sigue siendo insostenible.

FUENTE BIBLIOGRÁFICA:

 Desarrollo sustentable itescam, dimensión económica, (nd), consultado el


04 de septiembre del 2015, de:
https://www.itescam.edu.mx/portal/asignatura.php?clave_asig=ACD-
0908&carrera=ISIC-2010-224&id_d=135
Escenario Natural De La Sustentabilidad
Existe un consenso general en la comunidad científica que el desarrollo humano
en los últimos 100 años está teniendo un efecto negativo en el funcionamiento
adecuado del medio ambiente natural.

Muchos de estos efectos negativos indican que las formas actuales de desarrollo
humano son actualmente insostenibles.

El propósito de este capítulo será ilustrar por qué el desarrollo humano es


ambientalmente insostenible observando varios indicadores de la degradación
ambiental.

Con el lanzamiento de la película de Al Gore Una verdad incómoda, se ha


prestado mucha atención a los impactos del desarrollo humano en el clima global.

A pesar de las controversias que rodean la película, la premisa del documental se


basa en evidencia científica sólida.

En particular, la creciente conciencia de los impactos humanos sobre el clima que


llevó a la creación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio
Climático (IPCC), que es un órgano científico intergubernamental encargado de la
tarea de examinar y evaluar la información científica más reciente sobre el cambio
climático.

En su informe más reciente en 2007, el IPCC:

(1) llegó a la conclusión inequívoca de que el planeta se estaba calentando,

(2) se atribuye la mayor parte del aumento de las temperaturas mundiales al


aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) por los seres
humanos,

(3) el calentamiento global y el mar y su elevación del nivel continuará durante


siglos, incluso si las emisiones de gases de efecto invernadero se estabilizan en
un futuro próximo, y que

(4) del calentamiento de la Tierra, la temperatura global promedio podría aumentar


en 1.1 a 6.4 ° C a lo largo del siglo 21.
Estas son las conclusiones alarmantes de que el IPCC llegó a base en la
evidencia científica que revelan la destrucción que los seres humanos
profundamente arraigados están causando al medio ambiente.

Desafortunadamente, la mayoría de los países han sido incapaces de frenar las


emisiones de gases de efecto invernadero a pesar de numerosos acuerdos
internacionales para estabilizar las emisiones de carbono.

Sin embargo, con el fin de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y
frenar el cambio climático, el mundo necesita trabajar en conjunto para lograr
resultados.

Otro indicador de la degradación ambiental es la deforestación de muchos de los


hábitats naturales de la tierra.

Los bosques son de vital importancia para el buen funcionamiento de los


ecosistemas (que se describe con más detalle en la sección 2) y en la regulación
de la concentración de carbono en la atmósfera.

No sólo proveen refugio, alimento y hábitat para miles de millones de animales,


sino que extraen CO2 de la atmósfera y lo reemplazan con oxígeno.

Esta última función es particularmente importante para la prevención del cambio


climático, como los árboles almacenan carbono que absorben de la atmósfera, lo
que reduce las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera.

Sin embargo, la eliminación a gran escala de árboles (deforestación) para el


desarrollo humano se ha incrementado hasta el punto que han sido alrededor de
la mitad de los bosques maduros tropicales de la Tierra destruidos desde 1947.

Este porcentaje tiene enormes implicaciones, ya que esto significa que hay menos
árboles para absorber carbono de la atmósfera.

Otro indicador alarmante que los humanos ham inducido so las consecuencias en
el medio ambiente es el “Gran Parche de Basura del Pacífico”, ubicado en el norte
del Océano Pacífico.

Este parche es básicamente un giro flotantes de basura (plástico, compuestos


químicos, y otra basura) que ha permanecido atrapado en el Océano Pacífico
debido a las corrientes.
Aunque es difícil determinar el tamaño de la mancha, algunas estimaciones
sugieren que se trata de entre 700000 - 15000000 dekilometros cuadrados.

Estos plásticos eventualmente se convierten en pequeñas partículas, debido a la


fuerza de la corriente, pero permanecen suspendidas en la capa superior del
océano.

La vida marina pequeña ingiere estos productos químicos tóxicos, que finalmente
se abren paso hasta la cadena de alimentos, cuando los peces más grandes
comen los peces más pequeños.

Como resultado, grandes segmentos de la cadena alimentaria marina se han visto


incluidas en el consumo de materiales tóxicos vertidos en los océanos por los
seres humanos.

Estos son sólo algunos de los numerosos indicadores de la degradación ambiental


causada por el desarrollo humano.

Algunos otros que valdría la pena mirar sería el derretimiento de los casquetes de
hielo en el Polo Norte, la contaminación de arroyos y ríos, aumento del nivel del
mar, y la extinción a gran escala de especies de animales.

Cada indicador proporciona un aspecto preocupante en las consecuencias del


desarrollo humano y los peligros de no incorporar la sostenibilidad en la utilización
de los recursos naturales.
Otra opinión
La dimensión ecológica de la sustentabilidad promueve la protección de los
recursos naturales necesarios para la seguridad alimentaria y energética y, al
mismo tiempo, comprende el requerimiento de la expansión de la producción para
satisfacer a las poblaciones en crecimiento demográfico.

La dimensión ecológica de la sustentabilidad está condicionada por la provisión de


recursos naturales y de servicios ambientales de un espacio geográfico.

Es fundamental incorporar la dimensión ecológica en la toma de decisiones


políticas y, asimismo, es necesario examinar las consecuencias ambientales de la
apropiación de los recursos naturales que cada sociedad promueve en las
distintas etapas históricas.
FUENTE BIBLIOGRÁFICA.

Desarrollo sustentable itescam, dimensiones de la sustentabilidad, (nd),


consultado el 04 de septiembre del 2015, de:
https://www.itescam.edu.mx/portal/asignatura.php?clave_asig=ACD-
0908&carrera=ISIC-2010-224&id_d=135
Sustentabilidad Sociocultural

A fin de explicar la sostenibilidad socio-cultural, primero tenemos que entender lo


que la palabra “sociocultural” significa.

Sociocultural es una combinación de las palabras “sociedad” y “cultura”. Podemos


definir a la sociedad como cualquier grupo de personas que viven juntos como una
comunidad.

La cultura puede ser definida como las creencias y los valores característicos de
un determinado grupo social o étnico.

Cuando combinamos los dos términos, llegamos a la siguiente definición: es el


estudio de las distintas formas que los diversos grupos culturales conducen sus
vidas.

Por lo tanto, cuando miramos el mundo desde una lente sociocultural, estamos
comparando cómo los diferentes grupos de personas que interactúan con el
mundo que los rodea y los valores y creencias que inspiran sus acciones.

Sin embargo, la diversidad y el carácter distintivo de los grupos socio-culturales


del mundo se ha ido reduciendo rápidamente en los últimos 100 años debido a las
fuerzas de la globalización.

La naturaleza cada vez más conectado del mundo ha llevado a la proliferación de


una cultura occidental dominante.

Por ejemplo, las películas de Hollywood se puede ver casi en cualquier parte del
mundo, y esto da forma a los valores de los pueblos en otras partes del mundo.

Personas que ven en los medios occidentales como conducir sus vidas de
acuerdo a las creencias y los valores occidentales que influye en ellos para llevar
una vida más occidental.

Esto lleva a la destrucción de los viejos valores y lenguas, y la creciente similitud


entre las diferentes poblaciones en el mundo.

Aunque sin duda hay mucha resistencia a este poder de Occidente, está claro que
los medios occidentales juegan un papel importante en la vida de las personas en
todo el mundo.
La sostenibilidad socio-cultural significa la promoción de la diversidad de los
distintos grupos culturales y asegurar que las comunidades culturales distintivos
son capaces de afirmar su propia identidad y conservar sus propios valores.

Sin embargo, con la creciente influencia de los medios de comunicación


occidentales como se ha descrito anteriormente, hacen difícil mantener la
identidad propia de su grupo cultural.

De hecho, muchos grupos culturales sienten que están siendo atacados por la
cultura occidental, en su lucha por mantener su lengua y sus tradiciones
culturales.

Este problema es especialmente preocupante en la industria del turismo, cuando


las comunidades más pequeñas en todo el mundo han decidido aprovechar el flujo
mundial de turistas internacionales.

Mientras que atraer a los turistas extranjeros pueden ser económicamente


beneficioso, ya que trae el dinero extranjero en las regiones pobres de lo contrario,
también puede comprometer la integridad de las distintas culturas.

Por ejemplo, el desarrollo local puede poner primero a los extranjeros sobre la
población local, y las comodidades para los turistas extranjeros en lugar de a los
residentes locales.

La población local puede permanecer carentes de servicios básicos de


saneamiento o el transporte, mientras que los extranjeros reciban beneficios para
mejorar su experiencia.

Esta afluencia de extranjeros también cambiar los valores culturales de la


población local, que se enteran de que hablar en inglés o la adopción de gestos
más occidental es más conveniente para los turistas occidentales.

El turista extranjero contribuyen a este problema esperando a los locales a actuar


de determinada manera y se supone que son en su mayoría estan para atender a
los turistas.

La mejora de la sostenibilidad socio-cultural de la industria del turismo se requiere


que los turistas exhiban una mayor sensibilidad cultural para las poblaciones
locales que visitan.
La dimensión sociocultural de la sostenibilidad es un aspecto importante pero a
menudo descuidado del desarrollo sostenible.

En cambio, la mayor parte de la atención parece estar en el logro de la


sostenibilidad ambiental y económica.

Sin embargo, la sostenibilidad socio-cultural es lo que hace que la población


diversa en el mundo sea única, y da a los grupos con un patrimonio común un
sentido de identidad y pertenencia
Otra opinión
Sabido es que el origen de los problemas ambientales guarda una relación
estrecha con los estilos de desarrollo de las sociedades desarrolladas y
subdesarrolladas. Mientras en las primeras el sobreconsumo provoca
insustentabilidad, en las segundas es la pobreza la causa primaria de la
subutilización de los recursos naturales y de situaciones de ausencia de cobertura
de las necesidades básicas que dan lugar a problemas como la deforestación, la
contaminación o la erosión de los suelos.

En relación con la sustentabilidad social,


debemos tener en cuenta que ella implica promover un nuevo estilo de desarrollo
que favorezca el acceso y uso de los recursos naturales y la preservación de la
biodiversidad y que sea “socialmente sustentable en la reducción de la pobreza y
de las desigualdades sociales y promueva la justicia y la equidad; que sea
culturalmente sustentable en la conservación del sistema de valores, prácticas y
símbolos de identidad que, pese a su evolución y reactualización permanente,
determinan la integración nacional a través de los tiempos; y que sea
políticamente sustentable al profundizar la democracia y garantizar el acceso y la
participación de todos en la toma de decisiones públicas.

En el siguiente gráfico, se aprecia la inclusión de los actores sociales en el


contexto de sus interacciones con los distintos componentes del Estado.
Las condiciones que permiten alcanzar un desarrollo sustentable requieren de
acuerdos que incluya a los actores sociales, políticos y la agenda pública del
Estado.

FUENTE BIBLIOGRÁFICA:

 Desarrollo sustentable itescam, dimensiones de la sustentabilidad, (nd),


consultado el 04 de septiembre del 2015, de:
https://www.itescam.edu.mx/portal/asignatura.php?clave_asig=ACD-
0908&carrera=ISIC-2010-224&id_d=135

Conectando Las Tres Dimensiones Del Desarrollo Sustentable

Aunque el análisis anterior revisado de cada dimensión por separado, es


importante tener en cuenta la relación entre cada uno de los tres reinos también.

A menudo, los impactos que se sienten en una de las dimensiones tiene


consecuencias en las otras dimensiones también.

Por ejemplo, los sistemas económicos son los que guían la producción y el
consumo de recursos.

Las leyes de la economía determinan lo que el precio de un producto en particular


se venderá en el mercado, que a su vez determina la demanda, que
posteriormente determina la cantidad a producir de un producto en particular.
Si hay una gran demanda de un recurso (por ejemplo, bacalao del Atlántico),
entonces los proveedores tratarán de extraer la mayor cantidad de ese recurso
como sea posible.

Sin embargo, se ven limitados por la cantidad de ese recurso que se mantiene en
el entorno natural.

Si más de ese recurso se extrae (que es lo que ocurrió frente a la costa este de
Canadá), entonces estos no tienen nada que vender, por lo que el sistema
económico en que se basa dicho recurso se estrellará.

Por lo tanto, los sistemas económicos dependen de las condiciones para su


productividad, y las fluctuaciones en el medio ambiente tendrá ramificaciones para
la economía.

Sin embargo, el ámbito socio-cultural es también interrelacionado con los sistemas


económicos y el medio ambiente.

En particular, los valores ambientales de una cultura a menudo son diferentes de


los valores ambientales de otra cultura.

Por ejemplo, la gente Tl’azt’en aborigen en la Columbia Británica de Canadá ven


su lugar en la naturaleza diferente a los demás canadienses.

Ellos se consideran sólo una parte interdependiente de una red más grande
natural.

Es decir, se perciben como parte de la naturaleza, en lugar de separarse de ella.

Esta es la base de la relación de los aborígenes con los bosques que habitan, y
que muestran un mayor respeto por los recursos que extraen de su entorno.

Sin embargo, las empresas canadienses forestales ven el bosque totalmente


diferente, sino que ven a los bosques por los recursos madereros que
proporcionan.

Los bosques están allí, para servir a los intereses económicos y generar un
beneficio.
Sin embargo, esta diferencia en los ideales genera un choque de valores, ya que
ambas partes actuarán de manera diferente hacia los bosques.

Las acciones de algunas de las empresas forestales, la extracción de madera a


menudo ha tenido efectos negativos sobre las poblaciones aborígenes de la
Columbia Británica que dependen de los bosques para otras cosas.

La aplicación de la sostenibilidad socio-cultural significa ser sensible a los valores


locales y proporciona una voz en la forma que los recursos locales son
gestionados.
Otra opinión
Vision Sistemica De La Sustentabilidad
El desarrollo sustentable, busca el balance entre los procesos ecológicos, los
sociales y los económicos, de manera que estos sectores se vean beneficiados y
se produzca bienestar. Apostar a una sola forma de política y gestión de las
empresas, desvinculada de lo social y lo ambiental, ha llevado a un grave
deterioro de los recursos y pone en riesgo el bienestar de los pobladores y su
desarrollo futuro.

Ecológicamente, queda cada vez más claro que muchas de las industrias, la
agricultura y el uso de los recursos naturales renovables y no renovables no es
sustentable.
En la medida que el tiempo pasa, mayor es el número de voces que claman por
políticas y estrategias que promuevan el desarrollo de procesos industriales
ecológicos, agrícolas y urbanos; así como de nuevos patrones de producción y
consumo que reduzcan el flujo de materiales y de energía por unidad de la
actividad económica.

Estas manifestaciones son ingredientes que motivan a abordar el desarrollo


sustentable desde una perspectiva de enfoques múltiples con el propósito de
entender las condiciones sociales, económicas, técnicas, ambientales y
legislativas bajo las cuales opera un modelo económico específico.
Dado que el planeta Tierra es un sistema cerrado
en materiales (no intercambia materia con su entorno), y abierto en energía (recibe
diariamente la radiación solar y emite calor hacia el espacio), hoy se sabe que el
desarrollo sustentable de la biósfera puede construirse cerrando los ciclos de
materiales y apoyándose para ello, en la energía solar: en la biósfera, la energía
solar mueve los ciclos de materiales como el agua la rueda de un molino.

Estos ciclos hacen que los residuos se reconviertan permanentemente en


recursos, o también que todos los materiales sean objeto de reutilizaciones
sucesivas, no existiendo en puridad ni recursos ni residuos, ya que todo acaba
siendo reutilizado.

La sustentabilidad se relaciona con la


calidad de vida de una comunidad, toda vez que los sistemas económicos,
sociales y ambientales que constituyen la comunidad también contribuyan a
mantener un nivel significativo de salud y capacidad productiva para los habitantes
tanto presentes como futuros.

En este marco se plantean las siguientes preguntas:


¿Cómo ha cambiado la calidad de vida de la comunidad en los últimos 20 ó
40 años?
 ¿Cómo ha cambiado económicamente?
 ¿Hay menos o más empleos mejor pagados? ¿Un mayor número de
personas trabajan más y ganan menos o más personas viven mejor?
 ¿Hay más o menos pobreza y gente de la calle?
 ¿Es más fácil o más difícil para la gente tener acceso a una vivienda?
 ¿Cómo ha cambiado socialmente?
 ¿Hay menos o más crímenes?
 ¿Hay menos o más gente participando en servicios comunitarios?
 ¿Cómo ha cambiado ambientalmente?
 ¿La calidad del aire de las áreas urbanas es mejor o peor?
 ¿La calidad del agua es mejor o peor?
FUENTE BIBLIOGRÁFICA.
 Visión sistémica de la sustentabilidad, (nd), consultado el 07 de septiembre
del 2015,
de:http://www.academica.mx/sites/default/files/adjuntos/35272/u1_introducci
on.pdf
 Desarrollo sustentable itescam, visión sistémica de la sustentabilidad, (nd),
consultado el 07 de septiembre del 2015, de:
https://www.itescam.edu.mx/portal/asignatura.php?clave_asig=ACD-
0908&carrera=ISIC-2010-224&id_d=135

Otra opinión
Enfoque sistemático de la Sustentabilidad

Con el fin de comprender mejor cómo y por qué las formas actuales de desarrollo
no son sostenibles, podemos mirar a la sociedad humana desde un punto de vista
sistémico.

En cuanto a la sociedad humana, desde un punto de vista sistémico, significa


analizar cómo la sociedad se ha desarrollado históricamente y cómo los métodos
de hacer las cosas se han vuelto arraigados en particular en la población de
personas .

Dado que las formas actuales de desarrollo desde su origen proliferaron desde el
Oeste, la mayor parte del siguiente análisis se centrará en la sociedad occidental.

Sin embargo, cabe señalar que los sistemas occidentales se han convertido en la
principal forma de llevar a cabo transacciones a nivel mundial.

Probablemente el mayor contribuyente al desarrollo no sostenible y la degradación


ambiental es la concepción que la sociedad humana tiene de sí misma con el
medio natural.

En 1967, Lynn White, un historiador norteamericano, publicó un artículo en


Science titulado “ Las raíces históricas de nuestra crisis ecológica” En él, llamó la
atención sobre una importante explicación de la destrucción humana inducida por
el medio ambiente:

la separación del hombre de sí mismo con la naturaleza.

Sostuvo que la sociedad occidental se ve cada vez más como un dominador de la


naturaleza, y que la naturaleza sólo existe para el beneficio de la explotación
humana.

Estos puntos de vista se hizo aún más dominante durante la Revolución Industrial,
los seres humanos fueron capaces de lograr avances tecnológicos que maximiza
el consumo de recursos al tiempo que prepara el camino para un mayor nivel de
desarrollo.

Esta separación entre el hombre y la naturaleza ha formado a los modelos de


negocios y sirve como base para el desarrollo humano.

Las empresas hacen negocios con la base de que el medio ambiente natural
existe solamente para proporcionar recursos para la fabricación y otras actividades
económicas.

Sin embargo, este sistema de desarrollo no tiene debidamente en cuenta los


límites naturales de la tierra y la irreversibilidad de algunas formas de degradación
ambiental.
Lograr la sostenibilidad ambiental significa cambiar el sistema de una manera que
refuerze la conexión de la humanidad con el medio ambiente, de modo que el
consumo de recursos y la degradación ambiental puede ser tenido en cuenta
adecuadamente en los modelos económicos.

En cuanto a que el sistema económico del capitalismo también proporciona una


idea de por qué el desarrollo humano es intrínsecamente insostenible.

El capitalismo es ahora la base principal para la realización de negocios dentro de


los países y entre éstos y las corporaciones globales que están ejerciendo cada
vez más poder en el escenario mundial.

Sin embargo, los sistemas capitalistas no toman bien en cuenta la degradación


ambiental en sus modelos y, de hecho incluso puede animar a una mayor
degradación.

Este concepto puede tal vez ser el mejor iluminado con famosa analogía de Garret
Hardin: “La Tragedia de los Comunes”.

Hardin describe una situación en la que una pequeña población de pastores de


vacas viven en una parcela de tierra que se conoce como un “bien común”, porque
todo el mundo comparte la misma.

Es en el mejor interés racional de cada pastor criar o cuidar tantas como vacas
como sea posible a fin de maximizar el beneficio.

Sin embargo, con cada nueva vaca que se presenta a la parcela de tierra, la tierra
se degradada cada vez más .

Es de interés para cada pastor maximizar el pastoreo de todas las vacas como
sea posible, pero la degradación ambiental resultante sería perjudicial para todos y
nadie sería capaz de criar vacas en los años siguientes.

Esta analogía pone de relieve la explotación inevitable que podrían resultar del
consumo de recursos sin control: si todas las empresas iban a explotar los
recursos de la mayor cantidad posible y emitir tanta contaminación como sea
posible luego del medio ambiente podría ser destruido al punto del colapso.

Tal es el caso cuando la población humana comparte un recurso común como la


atmósfera o los océanos.
El sistema capitalista dicta que cada empresa debe maximizar sus beneficios
económicos, lo que significa que la degradación ambiental es un pensamiento
secundario para muchas empresas. Como resultado, el ambiente se vuelve cada
vez destruido en beneficio del desarrollo humano.

En el corazón del desarrollo sostenible es la evaluación crítica de los sistemas en


los que la sociedad humana se ha desarrollado.

La comprensión de cómo estos sistemas se han infiltrado en el desarrollo humano


nos permitirá allanar el camino para un futuro más sostenible.

Sin embargo, esto no es tarea fácil, ya que la sociedad humana se ha desarrollado


a lo largo de valores profundamente arraigados y tradiciones.

Lograr el desarrollo sostenible requiere un cambio de estos valores profundamente


arraigados y una integración adecuada con el medio ambiente natural en las
futuras formas de desarrollo humano.