Sei sulla pagina 1di 8

La Plata: una ciudad planificada

La “France-Ville” de Argentina
.
“Hemos dado a la nueva capital el nombre del río magnífico que la baña, y
depositamos bajo esta piedra, esperando que aquí queden sepultadas para
siempre, las rivalidades, los odios, los rencores, y todas las pasiones que han
retardado por tanto tiempo la prosperidad de nuestro país”. Con estas palabras
Dardo Rocha el 19 de noviembre de 1882 dio por fundada la cuidad de La Plata
colocando la piedra fundacional en medio del corazón de la futura cuidad.
La Plata fue diseñada y planificada hace más de un siglo para ser la capital de
la provincia de Buenos Aires (Argentina). Ubicada a 56 km. al sudeste de la ciudad
de Buenos Aires a la vera del río que le dio su nombre, representa para el mundo
entero un modelo de planificación urbana. Más conocida como la “ciudad de las
diagonales”, asegura al recién llegado que no hay forma de perderse entre sus
calles; sorprende al visitante con su trazado geométrico, arquitectura holística y
estilo europeo.
Todo comenzó a finales del siglo XIX, cuando la ciudad de Buenos Aires era
capital del país y al mismo tiempo capital de la provincia del mismo nombre. Tras
varias disputas se puso en marcha un proceso de federalización de la ciudad de
Buenos Aires llevado a cabo por Nicolás Avellaneda quien era por aquel entonces el
presidente de la nación. El 24 de agosto de 1880 se presento un proyecto de ley
para declarar la ciudad de Buenos Aires capital del país. En consecuencia la
provincia queda desmantelada de una capital provincial, fue entonces que el
gobernador de la provincia, Dardo Rocha emprendió un proyecto único para esa
época: planificar una cuidad, la cual se convertiría en la capital de la provincia de
Buenos Aires centro administrativo de su gobierno. Así surge la Cuidad de La Plata,
una cuidad ideada y diseñada antes de construirse.
La zona elegida para la instalación de la nueva cuidad fue las Lomas de
Ensenada, zona contigua al Rio de La Plata, conectada con Buenos Aires a través del
Ferrocarril Buenos Aires a Ensenada. La nueva cuidad fue emplazada a 10 km tierra
adentro de esta zona quedando a unos escasos 56 km de distancia de la cuidad
capital, cerca del Rio de la Plata y adyacente al pueblo de Tolosa.
Una vez encontrada la zona idónea, se convoco al Ingeniero Pedro Benoit que
trazo los planos de la futura capital provincial. Según rumores populares se cree
que Benoit se inspiro en la “France- Ville” que describe el conocido escritor Julio
Verne en su libro “Los quinientos millones de la Begun” en donde varios críticos y
periodistas han encontrado descripciones similares que califican a ambas ciudades.
También popularmente se cree que la cuidad tiene una carga masónica en su
diseño llevando a múltiples interpretaciones de su diseño.
Finalmente el 19 de noviembre de 1882 se inaugura la cuidad en presencia
del Gobernador Dardo Rocha, el Ministro Victorino de la Plaza y el Presidente Julio
Roca. Aquel día se coloca la Piedra Fundamental en una urna enterrada en el
centro geográfico de la ciudad actualmente conocida como Plaza Moreno.
En 1889 los planos de la cuidad fueron presentados en la Exposición
Internacional de Paris en donde recibe una medalla de oro.
Vista del Palacio Municipal y Plaza Moreno desde una de las torres de la Catedral

A partir de ese momento, Benoit y Rocha se pusieron manos a la obra. Ahora


¿Cómo se las ingeniaron para hacer esta cuidad planificada? ¿Cuáles son las
características de esta ciudad?
La Plata se convierte en el paradigma de la planificación urbanista de finales
del siglo XIX, al igual que la ciudad de Belo Horizonte en Brasil y Yegros en
Paraguay, correspondiéndose una misma filosofía en la construcción y similitudes
en el trazado de las mismas: cuadricula perfecta, diagonales, plaza central y
numerosos espacios verdes, entre otras.
Teóricamente fueron construidas a través de las ideas del higienismo que
comenzaba a tomar importancia en esa época. Esta corriente surge en el contexto
de la incipiente implantación del liberalismo a mediados del siglo XIX cuando los
gobernantes comenzaron a considerar la posibilidad de gestionar las zonas urbanas
de un modo más sustentables en el área de saneamiento de las grandes ciudades.
Esto implica un mejoramiento en las condiciones de salubridad para evitar el
hacinamiento y la propagación de enfermedades y epidemias que venían
castigando los grandes aglomerados urbanos europeos como lo fueron el cólera y
la fiebre amarilla.
Esta corriente en boga durante finales del siglo XIX fue uno de los ejes que
sostuvo de forma teórica la planificación de la cuidad. Pero no fue el único, Benoit y
Rocha fueron hombre de su época, formados en los ideales de la ciencia
positivistas y el racionalismo.
Estas corrientes de pensamiento europeo impregnaron a la clase política
argentina de la época; las ideas de orden y progreso rondaron constantemente en
las decisiones de los gobernantes. Durante este periodo en Argentina se daba el
visto bueno a las tendencias del pensamiento del viejo continente.
En este sentido La Plata instauro uno de los ejemplos más claros de esta idea.
En abril de 1886 se convirtió en la primera cuidad con alumbrado eléctrico de
América del Sur y por consecuencia la primera en disponer de un servicio de
tranvía eléctrico.
Interior del Pasaje Dardo Rocha
Con este bagaje ideológico se dispusieron a crear esta “ciudad soñada”. El
trazado de la cuidad es una cuadricula que ocupa 25 km cuadrados, la cual
contienen numerosas avenidas y diagonales. Cuenta con un punto central, Plaza
Moreno, a partir de aquí se extienden dos diagonales que cruzan de norte-sur y
este-oeste toda la cuidad. El trazado de las calles tanto de norte-sur como este-
oeste está compuesto por calles, que cada 6 cuadras se convierten en avenidas. Las
intersecciones de las avenidas dan lugar a plazas y parques de las cuales también se
prolongan dos diagonales menores quedando las plazas y parques intersecados por
dos avenidas y dos diagonales. Una avenida de circunvalación bordea la ciudad,
formando las aristas perimetrales de este cuadrado ideal que consistió en el plano
urbano original e incluye cuatro avenidas curvas que evitan los vértices del
“cuadrado”, llamadas Boulevards.
Sobre la dirección sudoeste-nordeste y sobre uno de los ejes de simetría de la
ciudad están las Avenidas 51 y 53, que encierran el llamado Eje Monumental de La
Plata, donde están los “edificios fundacionales”, construidos al mismo tiempo en la
época de la fundación de la ciudad.
Un eje urbano secundario, especializado en la actividad bancaria, se creó
sobre la Avenida 7, entre la Plaza San Martín y la Plaza Italia, con las sedes de
bancos tanto públicos (municipal, provincial y nacional) como privados.
Sobre el borde nordeste de La Plata, Benoit proyectó el Paseo del Bosque, un
inmenso espacio verde y hacia su izquierda el Hipódromo de La Plata. El Bosque
sigue siendo el principal parque platense y el pulmón de la cuidad. Esta área se
convirtió en centro de ocio por excelencia de la cuidad, hoy en día se destacan su
lago, el anfiteatro Martín Fierro, su Jardín Zoológico y Botánico de estilo victoriano,
el observatorio astronómico, y el Museo de Ciencias Naturales de planta oval
greco-romano con estilo neoclásico y ornamentación precolombina.
Otra de las características que identifican a esta ciudad son sus calles
numeradas facilitando la ubicación de los caminantes y conductores. Los diferentes
tipos de calles quedan identificados con bandas de colores formadas por las
baldosas de las aceras, los diferentes colores reconocen calles pares e impares.
Tampoco se salvaron los arboles de la planificación. Se plantaron
estratégicamente diferentes tipos de arboles para diferenciar las calles, avenidas y
diagonales. Podemos encontrar tilos, jacarandas, arces americanos, naranjos, palos
borrachos, entre otros. Esto no tiene un porque sí, la planificación botánica de la
cuidad fue realizada para que las personas con minusvalías visuales pudieran
orientarse a través del aroma de los árboles.
Diagonal 73 con sus jacarandas florecidos
Una vez ya concretados los planos de la cuidad y la distribución de los
edificios públicos se convoca en 1881 un concurso internacional para que los
arquitectos de todo el mundo pudieran participar de las construcciones de los
principales edificios públicos de la cuidad dando como resultado una variedad de
construcciones arquitectónicas con variedad de estilos europeos ya que la mayoría
de los arquitectos participantes fueron de alemanes, franceses e italianos. Aun así
los edificios que se construyeron por fuera del concurso fueron llevados a cabo por
arquitectos mayoritariamente europeos.
Como resultado tenemos un Palacio Municipal de estilo neorrenacentista
alemán, con un reloj “Gillette” al mejor estilo inglés y el Salón Dorado de estilo
Barroco; la Casa de Gobierno con un estilo neorrenacentista con rasgos flamencos,
detalles románicos y barrocos; el Palacio Legislativo de estilo neoclásico con aires
renacentista alemanes.
También podemos encontrar la Terminal del Ferrocarril Oeste de La Plata con
un estilo ecléctico que combina elementos del neorrenacimiento italiano con
una mansarda de fuerte influencia francesa. Hoy en día este edificio se lo conoce
como el Pasaje Dardo Rocha y constituye uno de los centros culturales por
excelencia de la cuidad. Así mismo, convertida en otro centro cultural la Estación
Meridiano V con una arquitectura sencilla, de rasgos clásicos de origen francés.
Además sobre el eje fundacional se encontraba el Teatro Argentino de estilo
renacentista. Lamentablemente esta edificación sufrió un incendio en 1977
quedando totalmente destruida. Su reconstrucción supuso un nuevo concurso
dando como resultado una edificación de estilo brutalista.
Por último, la Catedral “Inmaculada Concepción”, que supuso una excepción,
ya que su diseño fue realizado por el Departamento de Ingenieros de la provincia
de Buenos Aires. Aun así la inspiraron las catedrales de Amiens (Francia) y la
de Colonia (Alemania). Actualmente es el mayor templo neogótico de América del
Sur y el único construido con ladrillo a la vista del mundo.

Catedral de La Plata
Como ya se ve, la variedad de concursantes y de proyectos aprobados
desencadenó una multitud de construcciones de raíces arquitectónicas diferentes.
Sumado a que, desde el emplazamiento de la cuidad surgió la necesidad de mano
de obra constructora, se instalaron en la incipiente cuidad legiones de personas
mayormente de origen inmigrante; de esta manera se podría decir que nace “su
aire cosmopolita”.
Poco a poco esta ciudad se fue convirtiendo en centro administrativo e
intelectual de la Provincia de Buenos Aires. A lo largo del siglo XX fueron
apareciendo nuevos actores y edificaciones en la cuidad que la fueron modelando
hasta lo que hoy es en día: se fundó la Universidad Nacional de La Plata, a partir de
entonces la cuidad recibe gran afluencia de estudiantes de todo el punto del país
dándole un aire jóven e intelectual; se instalo la petrolera estatal Yacimientos
Petrolíferos Fiscales (YPF), la cual construyó la destilería de La Plata, que fue la
décima destilería más grande del mundo; se fundaron sus clubes de futbol:
Gimnasia y Esgrima de La Plata y Estudiantes de La Plata; se construyo la Casa
Curutchet, a cargo del francés Le Corbusier, constituyendo la única obra unifamiliar
en Sudamérica del arquitecto; La Republica de los Niños, el primer parque temático
de Latinoamérica y el Estadio Único de La Plata.
La cuidad de la Plata se ha convertido en un espacio rico y ordenado con
multitud de espacios verdes, movida joven, variedad de centros culturales,
movimientos artísticos y deportivos variados, centros y departamentos de
investigación científica y una población cosmopolita.
La Plata por ser una cuidad proyectada antes de construirse, constituye una
obra maestra del pensamiento racionalista triunfante de la Revolución Francesa, en
medio del afianzamiento de la Revolución Industrial, la consagración de la ciencia
positivista.Postulada para ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la
UNESCO, los especialistas aseguran que representa el pensamiento imperante de
una época, con las primeras ideas republicanas y una incipiente concepción
ambientalista sustentable.

Interessi correlati