Sei sulla pagina 1di 11

Introducción

En los siguientes temas proporcionados del libro de “Historia de las doctrinas filosóficas”
abordaremos a autores como Karl Marx con el materialismo histórico y si método dialectico, así
como también Friedrich Engels, Wilhelm Dilthey, Friedrich Nietzsche, Henri Bergson, José ortega y
Gasset, Husserl, Max Scheler y por ultimo Martin Heidegger; en donde cada uno de ellos se
expresa de manera abierta aunque con dificultades por la época en que se discutieron dichos
temas.

Cada uno de los autores ya mencionados abarcara temas como el marxismo, el vitalismo,
fenomenología y axiología y el existencialismo; cada uno de ellos tiene sus pro y sus contra ya que
muchas veces no están de acuerdo con la forma en que dicho autor fundamento una teoría y estos
al no parecer de la misma forma que ellos pensaban la refutaron con otra teoría.
 El materialismo histórico
 Los debates que anteceden a la formulación de su proyecto filosófico y
 Algunos elementos conceptuales centrales de dicho proyecto.

La filosofía desarrollada por Marx tuvo un claro interés por comprender la manera en que las
condiciones materiales de la humanidad son las determinantes cruciales de nuestra forma de
comprender el mundo, la vía de reflexión filosófica por él desarrollada se define como marxismo.

El contexto intelectual y filosófico de la época estaba caracterizado principalmente por la notoria


influencia de la obra de Hegel, lo que fue determinante para el desarrollo inicial del pensamiento
de Marx.

La obra filosófica de Hegel se caracteriza por un claro escepticismo frente a las perspectivas
universales que los autores de la ilustración francesa defendían en favor de la razón, la ciencia y el
progreso. La interpretación de Hegel se trata de una interpretación alternativa que busca pensar
los problemas del devenir de la humanidad y el ser humano de una manera que él considera más
compleja.

Existió una disputa que consistía en oponer la visión de los jóvenes hegelianos de izquierda a las
interpretaciones de los hegelianos conservadores, quienes primordialmente dominaban las
direcciones de la universidad: Marx sugería que no es el espíritu histórico lo que determina la
dinámica de evolución de la humanidad, el espíritu encarnado en las ideas de una época en
realidad son el producto y resultado de las circunstancias históricas concretas.

Para Marx era posible reconstruir el sentido histórico de la humanidad, porque existen leyes del
cambio social que han regido las trasformaciones de la humanidad, llevo Marx a postular una
teoría de la sociedad concebida desde la perspectiva filosófica del materialismo histórico; la
satisfacción de necesidades básicas de los miembros. Para hallar comida, vestido y sustento la
única fuerza que tenían para lograr ese cometido era la energía del cuerpo humano. La obra de
Marx se enfocó precisamente en comprender cómo se dio el tránsito del modo de producción
feudal al modo burgués o capitalista.

Las clases sociales se definen a partir del papel que cumplen en relación con los medios de
producción, mientras que el feudalismo las clases se determinaban en función de la propiedad de
las tierras, en el capitalismo es la burguesía a quien detenta los medios de producción, y se
diferencia de quienes tan solo venden su mano de obra para ganar su sustento, es decir, la clase
proletaria.

Marx desarrolló una obra denominada capitalismo, así como la justificación de por qué sus
descripciones tenían validez. Esto último se conoce como método dialectico y fundamentalmente
Marx lo desarrollo para refutar la explicación económica denomínate de su época elaborada por
los economistas británicos David Ricardo y Adam Smith.
Friedrich Engels al respecto de lo que denomino la ley de la unidad y lucha de los contrarios,
afirmaba que todos los seres y sucesos en la naturaleza poseen parejas de opuestos o contrarios
internos que se hallan unidos y simultáneamente en lucha.

Los contrarios se dan en la materia y sus derivados: conciencia, pensamiento, sociedad, etcétera.
La lucha entre esos contarios es la causa transformadora.

Las leyes de la dialéctica de abstraen. Dichas leyes no son, en efecto, otra cosa que las leyes más
generales de estas dos fases del desarrollo histórico y del mismo pensamiento.

 Ley del trueque de la cantidad en cualidad, y viceversa: en la primera parte de la lógica, en


la doctrina del ser
 Ley de la penetración de los contrarios: toda la segunda parte, con mucho la mas
importante de todas de su lógica.
 Ley de la negación de la negación: figura como la lay fundamental que preside la
estructura de todo el sistema.

El debate sobre el método dialectico es en el fondo el planteamiento de un problema respecto de


cómo genera conocimiento del mundo social, es decir, definir cuál es el método correcto y
apropiado para explicar las circunstancias concretas que nos rodean. Para Marx la estructura
económica es el elemento central a partir del cual se constituye los ejes de modo de producción.

Marx postulará el método dialéctico, el cual define como una serie de pasos bastantes específicos.
Es conocer las expresiones concretas de la realidad, para después realizarlas mediante la
abstracción de sus particularidades y generalidades, después demostrar como es que esas
características son parte fundamental de nuestra experiencia en el mundo concreto.

El método dialectico de conocimiento permite a Marx explicar las facetas de un modo de


producción como el capitalista y señalar cómo la producción, distribución, cambio y consumo son
parte de un mismo proceso.

Al ser humano hay que entenderlo como un ser natural y, como tal, es un ser que tiene fuerzas
naturales. La naturaleza humana no es fija. Los individuos tiene conciencia, historia y, por lo
mismo, deben hacerse humanos, es decir, humanizarse.

Entre las fuerzas que el hombre posee, la principal es el trabajo. Esta capacidad de producir es lo
que constituye la esencia huma; ella los distingue de los animales. El hombre es sociable y político
porque su esencia consiste en las relaciones sociales que, básicamente, son relaciones de
producción.

El trabajador pone su vida en el objeto, pero a partir de ese momento dicha vida ya no le
pertenece a él sino al objeto. Por esta razón, al quedar enajenado el trabajo de una persona, ella
misma queda enajenada.
 El vitalismo
A los filósofos que coinciden en calificar la vida como la realidad principal se les agrupó bajo el
rubro de vitalistas, pero entre ellos no había uniformidad doctrinal, debido principalmente a las
diferencias de manera de concebir la vida.

El biólogo concibe a la vida de su dimensión natural y el biográfico la considera como la existencia


humana en cuanto es vivida.

La escisión entre naturaleza y cultura no es aceptable porque el ser humano no se enfrenta con la
naturaleza, sino que es un ser cultural: la cultura se nos da por la naturaleza, y esta, a su vez se nos
da a través de la cultura. Dilthey no está de acuerdo con la oposición entre génesis y la estructura,
sino más bien mediante la comprensión psicológica y subjetiva de sus aspectos genéticos.

La tarea de la filosofía es fundamentar las ciencias del espíritu.

El hombre se comprende a sí mismo; no es lo explicativo, sino los descriptivo lo que nos hace
comprender la vida.

Dilthey la llamó “el principio fenoménico. Solo es el acto de conciencia se da el enfrentamiento


entre el yo y el objeto.

La estructura de la experiencia en que surge el mundo exterior consta de dos elementos : una
impulsión y una resistencia, Dilthey lo ejemplifico así; cuando un niño trata de obrar satisfaciendo
sus impulsos, al ver entorpecida su intención, adquiere la conciencia del impedimento y de
desagrado.

La vida histórica es el conjunto de pensamientos y temores del individuo, las instituciones creadas,
las creencias y las leyes.

Dilthey llamaba concepción del mundo a cualquier elaboración de una idea general y compleja
acerca de la realidad de la ida, las concepciones del mundo no son producto del pensamiento,
aunque es verdad que la voluntad de conocer y la captación de la realidad son algunos factores. Es
una concepción del mundo entrar las tres dimensiones vitales: la representación objetiva, la
estimación de los valores y la acción de la voluntad.

Toda la actividad física de Nietzsche se puede resumir en tres rubros: critica a la moral, critica a la
metafísica y critica a las ciencias positivas, esto significa que la moral platónica ponía por encima
de la realidad que vive el hombre, la idea de un mundo no tangible, se trataba de una moral
antinatural. Por otra parte nos conduce a mundos irreales, la separación entre el ser aparente, que
es el único que vemos, y el ser real, que nunca percibimos.

Lo único que podemos tener en el mundo son perspectivas, cada quien, en cada momento, tendrá
su propia perspectiva.
Nietzsche propuso tres ideas: cerca de la verdad, acerca del lenguaje y acerca de los valores.

Nada importa si un juicio es verdadero o falso; lo que se debe tener en cuenta es la relación de
provecho o nocividad que dicho juicio tenga con la vida.

La vida humana debe entenderse en su totalidad, en su dimensión natural, como un complicado


conjunto de impulsos, pasiones y capacidades; como proyecto constante de superación y de
creación.

El superhombre de Nietzsche puede entenderse en dos sentidos; individual y social. El


superhombre, en sentido social, se refiere a la creación de una nueva cultura, a nuevas tablas de
valores fincadas sobre una mejor afirmación de la vida; en sentido individual, se refiere a personas
con voluntad de poder, con capacidad de superarse a sí mismas y a las de su grupo.

Para Bergson, el objetivo principal es la captación de la realidad.

La filosofía sí tiene interés por llegar a conocer la realidad; que se llama intuición, con la cual capta
la realidad en su esencia i intima. La intuición, según Bergson, es producto simultáneo del
intelecto, el instinto y voluntad.

Los fenómenos o las apariencias se mueven en el tiempo de la física; la esencia de la realidad,


sobre todo la vida, se mueve en la duración. La duración real se fundamenta en la memoria.

Según ortega y Gasset, la filosofía no es algo que el ser humano produzca por razones de utilidad
o de capricho, sino que “es algo constitutivamente necesario al intelecto”.

El conocimiento de este ser es la aspiración de la filosofía. El objeto de la filosofía es el estudio del


ser fundamental en el mundo, no es algo que se no dé inmediatamente y, por otra parte, ese ser
es por completo diferente de todo otro ser intramundano.

Vivir es lo que permite considerar a la vida como perspectiva, como una realidad móvil, dinámica y
cambiante; no se obtiene por medio de la razón pura, sino a través de la razón vital; la razón vital
se identifica con razón histórica porque, a partir del sujeto, está funcionando desde determinada
realidad social e histórica.

 Fenomenología y axiología
Edmund Husserl formulo el propósito de restaurar la filosofía como ciencia estricta y fundamental,
que tiene como objetivo captar las esencias utilizando los métodos apropiados.

La filosofía tiene que estructurarse como fenomenología, con las siguientes características:

 La fenomenología es un método para hacer de la filosofía una ciencia estricta que ofrezca
certezas, so sólo relativismos y subjetivismos.
 La fenomenología es una ciencia descriptiva teorética. Su objetivo es llegar a la descripción
de las esencias, después de que estas hayan sido intuidas.
 La fenomenología es la ciencia de los fenómenos, Para Hume, fenómeno es un estado
psíquico.
 La fenomenología es una ciencia fundamental y filosofía primera y fenomenología
trascendental.

Husserl propuso el método fenomenológico, este método se desarrolla en tres etapas:

1. Actitud natural. El hombre de la calle, en su relación con las cosas, se encuentra en actitud
natural. La actitud filosófica aparece cuando empezamos a dudar o a problematizar.
2. Reducción. Esta fase consiste en poner entre paréntesis determinada existencia, negando
su validez en ese momento.
3. Intuición eidética. Los objetos comunes hasta el ser mismo de ellos, lo cual se lograría
mediante una vivencia de la conciencia.

Intencionalidad, significa el carácter de aquellos actos que consisten en tender hacia algo, es la
particularidad que tiene la conciencia de ser conciencia de algo, es decir, de llevar, en calidad de
cotigo.

Tres elementos constituyen la conciencia: un yo, un pensar y un pensamiento. El ego o yo es el


centro de la constitución estructural. Después viene el cotigo, que es el acto mismo de la
representación, es el acto de la conciencia que da el sentido originario; el tercer elemento es el
cogitatum, el contenido, esto es, el polo objetivo de la intencionalidad.

Al esquema ego-cotigo-cogitatum, Husserl lo llamó vía fenomenológica trascendental; hay que


distinguir la noesis y el noema. La noesis es el acto intencional. El noema es el aspecto objetivo del
contenido intencional, es decir, es el correlato intencional de la noesis.

Scheler distinguía tres clases de saber: el inductivo, el de la estructura esencial y el metafísico

 El saber inductivo es de las ciencias positivas, se basa en el instinto de dominación. Su


objeto es la realidad y tiene como finalidad utilizarla por medio de la técnica.
 El saber de la estructura esencial es el saber que nos permite captar el que de las cosas. Su
objeto es lo a priori.
 El saber metafísico aparece cuando se logra trabar los resultados de las ciencias positivas
con los de la filosofía, cuando está orientada al conocimiento de las esencias.

Scheler sostenía que la región de lo a priori se identifica con la región de lo formal. Puede ser algo
a priori material. La ética Scheler propuso es a priori y material. El “deber ser” scheleriano es
material, en cuanto que tiene contenido.
En Scheler el valor es el que da contenido y fundamento al deber moral, en forma que la frase
correcta no es “el acto X es bueno porque debe ser”, sino “el acto X debe ser porque es bueno”.

Los valores existen independientemente de las cosas que puedan ser sus depositarios.

Los valores son cualidades valiosas, son objetos ideales que se hacen reales a través de sus
depositarios.

El concepto básico de persona está relacionado con lo axiológico. Ser persona, en este caso, es ser
portador y realizador de valores. La persona se convierte entonces en la concreta y esencial de
actos diversos.

La conciencia se identifica con el ser persona cuando en ella están presentes y unificadas las
diversas maneras en que la conciencia se puede comprender a sí misma.

Las principales especies de personas plurales, son cuatro: aquellas en las que la unida se hace por
omisión; otras que la unidad se obtiene por convivencia y comprensión de los miembros; a veces
la unidad se produce por las prescripciones externas; por ultimo las personas singulares también
pueden unirse por simpatía.

 El existencialismo
El existencialismo se puede definir como la corriente filosófica según la cual la principal de la
realidad es la existencia humana.

Existencialismo alemán, y de Jean-Paul Sartre como representante del existencialismo francés.

Todos los problemas tiene forma de pregunta, todos preguntan por el ser de algo, es decir,
interrogan por “el ser “o la “manera de ser” de algún ente, pero no se preocupan por el ser
mismo. ¿Qué es ser? Esta pregunta es ontológica y mientras que las demás son onticas y
secundarias.

En el hombre su esencia consiste en “ser relativamente a“Heidegger lo llamó existir o existencia.

Hay una gran diferencia entre el ser del “ser-ahí” y el ser de los demás entes ya que estos tiene un
ser que ya está hecho, mientras que el hombre tiene que ir realizando su ser en cada instante.

La existencia depende” la estructura fundamental del hombre”, consiste “ser en el mundo”.

El “ser en el mundo” es una estructura unitaria y triple.

Heidegger nos decía que el “ser en “equivale al ahí mentado en la expresión “ser-ahí”. El ahí
designa esa situación peculiar del ser humano consistente en que cada instante “le va su ser”.
Fácilmente se comprende que el conocimiento queda realizado dentro de la propia esfera
constitutiva del hombre. La verificación consiste en un “mostrarse los entes es su identidad”; en
otras palabras, la proposición es verdadera en cuanto que “es descubridora”.

La esencia de la verdad consiste en su “ser descubridor”. El fenómeno de la verdad radica en que ,


descubriendo a un ente, se le permite mostrarse en su identidad.

Heidegger concreto el ser del “ser-ahí” en la siguiente frase: “El ser de ‘ser- ahí’ consiste en un
‘pre-ser-se -- en el ser – ya-en—como ser-cabe’”.

Heidegger decía, parece que el “ser-ahí” nunca podrá mirado como una totalidad.

Cuando el “ser-ahí” no alcanza el terminado de su “ser en mundo” , permanece incompleto, esto


es, conserva alguna posibilidad; pero cuando alcanza ese término, en ese mismo instante deja de
seguir.

Estos tres elementos corresponde a los tres momento del tiempo de la física, es decir: el prae, al
futuro; el ya en, al pasado, y el cabe, al presente.

 El prae. Este momento de la temporalidad no expresa algo que el “ser-ahí” aun no es, pero
que después habrá de ser, si no que se refiere a su “ser advenidero”. El “ser relativamente
a su fin” lo que advenir hacia sí mismo.
 El ya en. No se refiere que el “ser-ahí” fue en el “pasado” y que ya no es
 El cabe. Este aspecto de la temporalidad no dice que algo que el “ser-ahí” sea tan solo en
el instante presente, sino que alude a ese existenciario consistente en el que el “ser-ahí”
siempre es “presentando se a si mismo las cosas” .

Sartre se enfocó más en la reflexión sobre la existencia, es decir, los entes. Tiene como
propósito hacer una fenomenología del ser, es decir, estudiar el ser a través de los fenómenos,
ya que son lo único que nosotros podremos percibir.

EL ser que percibe o conoce es la conciencia. Lo conocido al conocimiento; y este a la


conciencia.

Sartre distinguía entre “el ser de los fenómenos” y “el fenómeno del ser”. Consiste en la
manifestación o aparición, mientras que el segundo es la condición misma para que se dé el
anterior. El primero es óntico mientras que el segundo es ontológico; el ontico es reducible a
conceptos y se puede captar mediante la reflexión; el ontológico solamente se capta por la
conciencia prerreflexiva o fáctica.

En el ser hay dos regiones: la de “los ser para sí” y la de “los ser en sí”. La primera comprende
a seres humanos y la otra a los no humanos.

 El ser-para sí. Consiste en trascenderse para ir hacia un objeto, esto es, dirigir su
mirada hacia él.
 El ser en sí. los no-humanos, son lo contrapuesto a la conciencia o al para-si; por
consiguiente, si la conciencia siempre es lo que no es, por que ella siempre es
conciencia de otra cosa, entonces los seres- en- sí siempre serán lo que ellos son.

Según Sartre, la libertad es la posibilidad que tiene la existencia para segregar la nada aislante.

La libertad des el ser del hombre. La libertad no debe entenderse como algo posterios a la
constitución del ente humano, sino más bien habrá que considerarla como la esencia misma de
dicho ente, de manera que, como decía Sartre, “ no hay diferencia entre el ser humano y el ser
libre”.

 La libertad es una obligación


 La libertad segrega la nada.

El conocimiento, como relación originaria entre el en-sí y el para-sí, implica una negación, o no ser,
como condición para su existencia.

El conocimiento es algo inherente a la realidad humana, de manera que ésta, sin aquel, no es
concebible.
 Conclusión
En estos cuatro capítulos se trató de estudiar a los grandes filósofos discutiendo sus diferentes
tipos de vista ante un mismo tema en concreto.

En el marxismo el principal autos es Marx que plantea las diferentes clases sociales y
dependiendo a los diferentes enfoque ya sea capitalista o en el sistema feudal: y sobre el método
dialectico que el lo utilizo para refutar teorías después de analizarlas mediante abstracción de sus
particularidades y generalidades.

Ahora bien al analizar a los demás autores todos tienen su punto de vista pero con una teoría
fundamentada de las cuales son muy buenas y estoy de acuerdo con ellos.

Bibliografía

Chávez Calderón, Pedro

Historia de las Doctrinas filosóficas

Quinta edición

Pearson Educación de México, S.A de C.V

México, 2015

ISBN: 978-607-32-3382-8

Páginas: 200-259