Sei sulla pagina 1di 3

https://es.wikihow.

com/dirigir-la-adoraci%C3%B3n (como dirigir la adoración)

Definición de Lenguaje Corporal

La comunicación puede definirse como la


interacción entre dos o más personas, con el
propósito de compartir un significado.
Partiendo de la premisa de que todo
comunica, podemos decir que los seres
humanos somos capaces de enviar una gran
cantidad de mensajes sin necesidad de
utilizar palabras, seamos conscientes de ello
o no. Lenguaje corporal, por lo tanto, es la capacidad de transmitir información a través
de nuestro cuerpo. Revela completamente nuestras sensaciones y la percepción que
tenemos acerca de nuestro interlocutor.

También denominado como kinésica o comportamiento kinésico, el lenguaje corporal se


ocupa de estudiar las referencias expresivas, comunicativas, que ostentan nuestros
movimientos corporales y asimismo de aquellos gestos conscientes, inconscientes, que
hemos aprendido, o somatogénicos, ya sean no orales, de percepción visual, táctil o
auditivo.

Nuestro cuerpo trasmite lo que las palabras no pueden decir


La comunicación no verbal es una parte inseparable del mensaje transmitido, y en
ocasiones puede ser el propio mensaje. Muchos expertos afirman que la mayor parte de la
información que procesamos no proviene de las palabras, sino de comportamientos,
especialmente aquellos unidos con las emociones.

De acuerdo al Profesor Albert Mehrabian, quien ha sido pionero en la comprensión de la


comunicación humana desde los años 60’s, el 7% del significado de un mensaje son las
palabras, el 38% corresponde a la manera en la que se dice (el tono y los matices) y el 55%
restante es el lenguaje no verbal.

El lenguaje no verbal, engloba los gestos, ademanes, postura, expresiones faciales y


contacto visual, pero no solo eso. Nuestra conducta, la ropa, la higiene personal, el arreglo
del cabello y los accesorios, también forman parte de él. Así mismo, el espacio físico
alrededor de nosotros aporta gran significado a nuestro mensaje.
Por ejemplo, aquellos movimientos de nuestro cuerpo que aparecen a instancias de una
presentación o conversación oral, muchas veces pueden tener una intención concreta o
aparecer de manera no planeada y entonces esto en general es lo que estudia el lenguaje
corporal. Si estamos desconformes porque alguien llegó tarde a una reunión, muchas veces,
para manifestárselo en lugar de expresarlo con palabras, es habitual que se levante el brazo
que lleva el reloj y se lo indique a quien llegó tarde con un golpe en el mismo, a modo de
reprobación por su llegada tarde.

Los gestos son sin dudas uno de los recursos más presentes en el lenguaje corporal ya que
implican el movimiento de alguna parte de nuestro cuerpo, articulaciones, músculos de
brazos, manos, cabeza, para expresar una sensación o sentimiento al respecto de algo o de
alguien y tienen la misión de demostrar la aprobación o el rechazo a ellos.

Por otra parte, se encuentra la expresión facial, otro recurso del lenguaje corporal con el
cual podremos comunicar emociones y estados de ánimo ante eventos o personas.
Normalmente se la usa para enfatizar el contenido del mensaje hablado. Tanto es así que
con ella podremos demostrar disconformidad, atención al interlocutor, reproche, entre
otros.

La mirada también por su lado tiene una importancia excluyente ya que nos brinda
información sobre el estado de nuestro interlocutor, entre otras cuestiones. Así, si las
pupilas se dilatan la persona estará interesada por la charla, si parpadea mucho por segundo
nos demostrará la intranquilidad que siente, si alguien evita el contacto visual directo es
porque normalmente oculta algo.

Ni hablar de la sonrisa, que es la principal manera de indicar con el cuerpo la felicidad que
se tiene como consecuencia de algo.

Un código de comunicación universal

La manera en la que las distintas culturas del mundo se comunican entre sí, ha sido
discutida a menudo. El psicólogo Paul Ekman, experto en micro expresiones faciales,
demostró que algunos elementos básicos del lenguaje corporal son universales y por lo
tanto todos somos capaces de identificarlos intuitivamente. Él asegura que todos los seres
humanos compartimos el mismo código de comunicación cuando se trata de las siete
emociones básicas: alegría, por ejemplo ante el nacimiento de un hijo, ira, cuando tal vez
no se logra lo que se desea, tristeza, cuando peleamos con un ser querido, repulsión,
desprecio, miedo, después de mirar una película de terror y sorpresa, tal puede ser el caso
de la respuesta al cumpleaños de uno organizado en secreto.

Por otro lado, los gestos más refinados pueden variar en distintas partes del mundo y deben
ser aprendidos o modificados mediante la observación inconsciente del medio ambiente,
por ejemplo, los ademanes que indican ‘sí’ y ‘no’.

El lenguaje corporal es importante en las comunicaciones de uno-a-uno, y puede ser aún


más importante en interacción de grupo, pues aunque solo una persona esté hablando, cada
individuo proyecta con su cuerpo lo que siente o piensa en ese momento. Cuanto mayor sea
el grupo, mayor impacto tendrá esta herramienta de comunicación.

No hay duda de la relevancia que tiene el lenguaje corporal. A todos nos gusta analizar a
los demás y somos psicólogos aficionados, en cierto modo porque tenemos que serlo. Si
aprendemos a observar cuidadosamente a nuestro interlocutor para tratar de entender mejor
lo que siente y dice en realidad, lograremos un mejor nivel de comunicación.

https://www.definicionabc.com/comunicacion/lenguaje-corporal.php