Sei sulla pagina 1di 10

Capitulo I

Positivismo lógico. Contexto de justificación y contexto de

descubrimiento

La ciencia unificada

El proyecto institucional y tambien teorico comun a casi todos los


miembros del Circulo de Viena es la elaboración de la Enciclopedia para la
ciencia unificada. Dentro de la tradicion de Mach, Avenarius, etc., sus posturas
son netamente contrarias a la metafisica, y muy particularmente a tendencias de
Hegger o Heidegger. Carnap escribió un célebre articulo, la superación de la
metafisica mediante el analisis logico del lenguaje, en el que afirmó que en el
campo de la metafisica, el analisis logico ha conducido al resultado negativo de
que las pretendidas proposiciones de dicho campo carecen totalmente se
sentido.

Según Carnap, en las grande obras de la metafisica dos tipos de


pseudoproposiciones: unas contienen palabras a las que con criterio erroneo se
supone un significado, y otras que estan mal construidas sintacticamente. Esto
es a lo que Hempel llamó, luego, criterio empirista de significado, así como la
inadecuación de la forma de las proposiciones filosoficas a las prescripciones de
la lógica matematica, permitieron al positivismo logico aplicar radicalmente la
navaja de Ockham, descartando del pensamiento cientifico numerosos
conceptos y propuestas de la filosofía especulativa.

Entre las distintas tendencias existentes dentro del Circulo de Viena en


relación con la unificación de la ciencia acabó imponiendose el Fisicalismo,
formulado por Otto Neurath y aceptado finalmente por Carnap, cuyo estricto
empirismo e inductivismo le habían acercado al principio al solipsismo. Sin
embargo, el pretendido solipsismo era exlusivamente metodológico, puesto que
Carnap afirmaba rapidamente la posibilidad de un lenguaje intersubjetivo y dejó
claro que: “el mundo intersubjetivo forma el dominio de la ciencia”. Se introdujo
asi una tesis muy importante en la filosofia de la ciencia del siglo xx: la
intersubjetividad del conocimiento cientifico como garantia de su objetividad.
Para el Circulo de Viena, la intersubjetividad no era una garantía
suficiente, por eso adoptaron las tesis fisicalista, afirmando la existencia de una
base empirica común a todos los seres humanos, en la tradición de Locke y de
Hume. El Fisicalismo se interesa por los enunciados observacionales, que pasan
a ser la base de cada ciencia positiva. Al comparar la forma logica de dichos
enunciados se comprueba que es la misma: la unificación de la ciencia de
llevarse a cabo reduciendo todas las proposiciones observacionales a lenguaje
fisicalista, con lo cual se mostraria que existe un núcleo comun a todas las
ciencias positivas. La reducción a lenguaje fisicalista es el medio para llevar a
cabo el programa de unificación de la ciencia, y para ello hay que partir siempre
de enunciados empiricos, preferentemente observacionales.

Contexto de decubrimiento y contexto de de justificación

Una de las ideas más aceptadas por todos los defensores de la


concepcion heredada, implicita o explicitamente, es la distinción propuesta por
Reichenbach en 1938 entre el contexto de descubrimiento y el contexto de
justificación. Reinchenbach fue el primero en explicar esta contraposición, pero
algunos estudiosos del tema han mostrado que una distinción similar aparece en
la Logik der Forchung de Popper.

En los años 70, el giro historicista propugnado por Khun y por sus
seguidores supuso negar la separación entre esos dos contextos. Uno de los
puntos centrales del debate entre los defesores de la concepción heredada y sus
criticos fue esa distinción, que constituye una de las principales tesis de la
received view en filosofia de la ciencia.

Los autores de inspiración afirmaban que, al prescindir de los procesos


que llevan al descubrimiento de conceptos, hechos y teorías nuevas, los filosofos
de la ciencia se privan de aspectos fundamentales de la practica cientifica.

Estudios mas recientes han mostrado que la distinción reichenbachiana


es una autentica clave de bóveda de la concepción heredada, porque se vincula
estrechamente a distinciones tan importantes como la que se hace entre lo
factual y lo normativo, entre lo lógico y lo empírico, o entre la historia interna y
externa de la ciencia.
A partir de la obra de Khun, ha habido diversas propuestas alternativas a
la distinción de Reichenbach, incluyendo la del autor de esta obra, quien ha
propuesto distinguir entre los contextos de educación, innovación evaluación y
aplicación en la actividad cientifica.

No es los mismo cómo se llega a un resultado cientifico y cómo dicho


ressultado se expone y justifica luego ante el público. En el caso de Kepler
mencionado por Reinchenbach, la analogía entre la Santísima Trinidad y el
sistema solar le sirvió para desarrollar sus investigaciones; pero la teoría final
empiriamente justificada, nada tiene que ver con esas especulaciones
teológicas. De ahí que, según Reichenbach, las cuestiones relativas al contexto
en que se verifican los descubrimientos científicos no son objeto de la
epistemología ni de la filosofía de la ciencia, sino de la psicología y de la historia.

Lo único que interesa a la filosofía de la ciencia es el resultado final, la


manera en que son expuestas y justificadas las teorías cuando constituyen un
producto elaborado. La génesis de las teorías y su descubrimiento no poseen
virtualidad desde el punto de vista de la epistemología cientifica.

Surgío asi una tendencia a considerar las teorias cientificas como


autenticas Weltsanscbauungen o concepciones del mundo, en la medida en que
todo lenguaje lo es (segundo Wittgenstein, Toulmin).

La tarea de la filofia de la ciencia pasaría a ser el estudio de las


especificidades de las Weltsanscbauungen cientificas, en función de los
sistemas línguisticos-conceptuales que las caraterizan, incluyendo el uso de
dichos sistemas, con sus aceptaciones y rechazos. Aparecían asi las primeras
tentaivas de interrelacionar la filosofia de la ciencia con los estudios de historia y
sociología de la ciencia, que posteriormente culminan en la obra de Khun.

Pero estas primeras criticas apenas afectaron afectaron a la mayoría de


los defensores de la concepción heredada, que permanecieron fieles a la
distinción estricta entre la fase de descubrimiento y la fase de justificación de los
descubierto, objeto de la filosofía de la ciencia.
En la primera fase en efecto, puede haber influencias metafisicas,
religiosas, politicas, etc., que impulsen la actividad del cientifico. Pero en el
momento de la justificación de sus teorias se impone la racionalidad más estricta
y la dura confrontación de sus predicciones y de las consecuencias de sus
teorías con la experiencia. De ahí que el empirismo antimetafísico de la
concepción heredada se haya centrado exclusivamente en el analisis del
contexto de justificación de las teorías cientificas.

La ciencia unificada

El circulo de Viena, a reunirá a diferentes miembros de distintitas


disciplinas, en la que se propondrán en común la elaboración de un proyecto
teórico, que es la elaboración para la ciencia unificada. Siguiendo la tradición de
Mach, Avenarius, etc; posturas contrarias a la metafísica, y particularmente a
tendencias europeas, como las Hegel o Heidegger, de corte fenomenológico y
hermenéutico (Echeverria, 1999)

Se propondrán pues, como meta, lograr conciliar los resultados de los


investigadores individuales con los demás campos de la ciencia, asi como la
dilucidación de problemas filosóficos tradicionales, que conducirían a que, por
un lado se desenmascare como pseudoproblemas para luego subordinarlos al
juicio de la ciencia experimental. La tarea del trabajo filosófico consiste la
dilucidación de problemas y enunciados, y no en la formulación de enunciados
“filosóficos” propios. (Hegselmann; 1995)

Carnap, escribió (Echeverría, 1999) a este propósito un artículo, de título


“la superación de la metafísica mediante el análisis lógico del lenguaje”, en el
que concluye que “en el campo de la metafísica, el análisis lógico ha conducido
al resultado negativo de que las pretendidas proposiciones de dicho campo
carecen totalmente de sentido”. El método de para resolver los problemas
filosóficos, será pues el del “análisis lógico” del cual Russel dirá: “fue creado
lentamente en contacto con las investigaciones críticas de los matemáticos. En
mi opinión fue un avance similar fue alumbrado por Galileo en la Física:
resultados singulares demostrables toman el lugar de afirmaciones
indemostrables referidas a la totalidad, afirmaciones para que las solo se puede
apelar a la imaginación”: (Hegselmann; 1995)

Decía Carnap (Echeverria, 1999), que en las grandes obras de la


metafísica abundan dos tipos de pseudopropociciones: unas que contienen
palabras a las que con criterio erróneo se supone un significado, y otras que
están mal construidas sintácticamente. La inadecuación de la forma de las
proposiciones filosóficas a la prescripciones de la lógica matemática, permitieron
al positivismo lógico aplicar radicalmente la navaja de Ockham, descartando del
pensamiento científico numeroso conceptos y propuestas de la filosofía
especulativa (Echeverría, 1999)

La remarcada intuición que los metafísicos consideran como fuente de


conocimiento, no se rechazada del todo por el positivismo lógico, no obstante,
se exigirá y se pretenderá gradualmente una justificación racional adicional para
todo conocimiento intuitivo. Todos los medios son permitidos para quienes
buscan, sim embargo, los descubrimiento deben resistir la contratación. Se
rechazará la doctrina que considere a la intuición un modo de conocer que es
más valioso y que llega a mayor profundidad, que logra conducir más allá de los
contenidos empíricos sensibles y que no necesita estar ligado por las estrechas
ataduras del pensamiento conceptual. (Hegselmann; 1995)

Para llevar a cabo, este proyecto, era prioritario elaborar una “filosofía
científica”, el cual se discutió por el circulo de Viena en el Primer Congreso
Internacional sobre Ciencia Unificada, pero con un nuevo nombre “Congreso
para la Unidad de la Ciencia”, se exhortaba a reflexionar sobre la unidad de la
ciencia y sobre la manera de lograrla: los problemas lógico-sintácticos, los de la
inducción y la probabilidad, las aplicaciones de la lógica a otras disciplinas, la
sociología científica y la historia de la ciencia eran señalados expresamente
como ámbitos de trabajo de Congreso. De hecho, la historia de la ciencia fue
poco investigada por el Círculo de Viena, que abundó, en cambio, en trabajos
sobre biología, psicología y semiótica, entendidas desde un punto de vista
conductista. (Hegselmann; 1995)

De las diferentes tendencias existentes en el Circulo de Viena,


(Echeverria, 1999) se terminó imponiendo el Fisicalismo para todas las ciencias,
aquellas que no lo cumplan, no son pues consideradas ciencia, esta postura
Fisicalista fue formulada por Otto Neurath y aceptado finalmente por Otto
Neuratt. Este postura, sumado con el riguroso y estricto inductivismo y
empirismo, hacían llevar al Circulo de Viena, a una posición “solipsista”, el cual
para ser superado, dejara Carnap claro la posibilidad d existencia intersubjetivo,
añadiendo un tesis muy importante en la filosofía de la ciencia del siglo xx : la
intersubjetividad del conocimiento científico como garantía de la objetividad.
(Echeverría).

Positivismo lógica y Ciencia Psicológica

La disciplina psicológica,(Hardy, 1998) también de vio influida por el


positivismo lógico, asi tenemos como representantes del positivismo lógico, el
conductismo radical planteado por Watson y Skinner, tenía pues distintos
aportaciones que el positivismo lógica tenia para la psicología, dos de ellos en
concreto parecieron especialmente importantes para los psicólogos en su
búsqueda del camino científico, y fueron adoptados por su virtud científica en la
década de los años 30: la axiomatización formal de las teorías y la definición
operacional de los términos teóricos. (Hardy, 1998)

Los positivistas lógicos argumentaban que el significado de un término


teórico consistía en los procedimientos que lo ligan a los términos de
observación. Así, por ejemplo, la “masa” sería definida como el peso de un objeto
a nivel del mar. Se rechazarían los términos que no pudieran ser definidos de
esta forma, considerándoseles como sin sentidos metafísicos. Estas definiciones
fueron llamadas definiciones operacionales.

Mantuvieron además que las teorías científicas consistían en axiomas que


relacionaban a los términos teóricos entre sí. Por ejemplo, un axioma central de
la física de Newton era que “que la fuerza es igual a la masa por la aceleración”
o “F = M x A” (Fuerza es igual a masa por aceleración). Esta afirmación teórica
expresa una ley científica putativa y debe contratarse por medio de predicciones
derivadas de ella. Desde el momento en que cada término tiene una definición
operacional. Es posible toma una medida operacional de la “masa” de un objeto,
acelerarlo hasta una velocidad mensurable, y, a continuación, medir la fuerza
resultante generada por dicho objeto. Si la fuerza predicha se corresponde con
la fuerza medida en el experimento, el axioma se vería confirmado; si los valores
fueran diferentes, el axioma no sería confirmado y necesitaría ser revisado

Desde el punto de vista del positivismo lógico, las teorías explicaban


porque predecían. La explicación de un evento consistía en mostrar que podía
ser predicho a partir de las circunstancias precedentes, en combinación con
alguna ley científica que las cubriera. De este modo, para explicar por qué un
jarrón se rompe cuando cae al suelo, deberíamos mostrar que dado el peso del
jarrón (la masa definida operacionalmente) y la altura desde la que cae (la
aceleración en la gravedad terrestre definida operacionalmente), la fuerza
resultante sería suficiente para romper la estructura de porcelana del objeto

Fue S.S Stevens (1939, citado en Hardy, 1998), el psicólogo que incorporó
las definiciones operacionales a la psicología, denominó al positivismo lógico
“ciencia de las ciencias”, por haber estudiado desde un punto vista lógica la
ciencia y establecer sus hallazgos con una lógica forma explícita. La ciencia de
la ciencia prometía convertir a la psicología en -una ciencia natural indiscutible»
(como Watson había deseado) y unificarla con otras ciencias en el esquema
positivista lógico de la “unidad de la ciencia”. El operacionalismo promete
terminar, de una vez por todas, con las discusiones estériles en torno a la
terminología psicológica. (Hardy 1998)

Según el operacionalismo, (Hardy 1998) los términos que no pudieran


definirse operacionalmente, no tenían significado científico alguno, y se
considerarían términos científicos a aquellos que pudieran ser definidos
operacionalmente de forma que todo el mundo estuviera de acuerdo. La
revolución del operacionalismo ratificó la afirmación del conductismo de ser la
única psicología científica, ya que sólo el conductismo era compatible con el
requisito operacionalista de que los términos teóricos estuvieran ligados a
términos observables. En la psicología, esto significaba que los términos teóricos
no podían referirse a entidades mentales, sino a clases de conducta. De aquí se
derivaba que la psicología mentalista carecía de carácter científico y, por tanto,
debía ser reemplazada por el conductismo. (Hardy, 1998)

John K Dashiell (1939, citado en Hardy, 1998) observó que la filosofía y


la psicología se estaban volviendo a reunir, pero no de forma que los filósofos
establecieran la agenda ele trabajo de los psicólogos, como anteriormente, ya
que la psicología había conseguido librarse de ese tipo de tiranía, sino para
dilucidar los métodos apropiados para la ciencia. En la aproximación ele la
filosofía y la psicología estaban presentes dos ideas del positivismo lógico. La
primera era el operacionalismo; la segunda era la demanda de que las teorías
científicas estuvieran constituidas por axiomas formalizados matemáticamente.
Conclusiones

 Se concluye que la unificación de la ciencia se realiza mediante la


fiscalización de la misma, atreves de un lenguaje fisicalista
 La psicología conductista, ponderó como la única corriente
científica en el campo de la psicología. Descartando a todas las
corrientes Mentalistas.
 La opracionalización y la axiomatización de teorías fueron los
recursos metodológicos y conceptuales de las que se valió la
psicología, conceptos propios del positivismo lógico, para obtener
el carácter de ciencia
Referencias Bibliográficas

Hardy, T (1998) Historia de la psicología. España. Prentice hall iberia.

Hegselmann, R (1996) La concepción científica del mundo, el círculo de Viena.

España. Textos del Bronce

Echeverría, J (1999) Introducción a la metodología de la ciencia. España.

Cátedra