Sei sulla pagina 1di 4

HISTORIA DE ROMA

La historia de Roma se extiende a lo largo de doce siglos y se divide en tres periodos que están determinados por el sistema de gobierno: Monarquía, República e Imperio.

Monarquía

Rómulo y Remo, después de restituir a su abuelo Numitor en el trono de Alba Longa, deciden fundar una ciudad en el lugar en que fueron recogidos por la loba, a las orillas del río Tíber, en una zona del monte Palatino que se ha denominado Roma quadrata. Rómulo asesina a Remo y se convierte en el primer rey de Roma, quien, según la tradición, fundó la ciudad de Roma en el 753 a.C. y la monarquía se mantuvo hasta el 509 a.C. Contó con siete reyes,

incluido Rómulo. Todos los reyes, excepto Rómulo, fueron elegidos para gobernar con carácter vitalicio. Los antiguos historiadores afirman que el rey era designado por sus virtudes y no por su ascendencia, pero sabemos, que a partir del quinto rey, Tarquinio Prisco, la monarquía se convirtió en hereditaria. Los reyes tenían en exclusiva el derecho de auspicium, es decir, la capacidad de interpretar los designios de los dioses en nombre de Roma. El derecho de aupicium era fundamental en Roma, pues pensaban que ninguna actividad pública se podía llevar a cabo sin el beneplácito de los dioses. La voluntad divina solo se podía conocer a través de los auspicios. Así pues, los romanos consideraban al rey jefe de la religión nacional y mediador del pueblo ante los dioses. En la monarquía romana el rey también disponía del imperium gracias al que el rey se convertía en jefe militar y también en juez supremo. Podía nombrar pontífices o sacerdotes para que actuasen como jueces, pero solo él tenía la autoridad suprema ante cualquier cuestión que se le planteara, aunque contara con un consejo que le asistiera durante los juicios. El rey también nombraba a los senadores. El Senado solo se reunía por orden del rey y discutía tan solo los temas que este había elegido. Su misión era aconsejar al rey quien solo tenía que contar con su aprobación para declarar la guerra a un pueblo extranjero. El poder del rey se mostraba a través de varios símbolos: iba acompañado de un séquito de doce personas que le llevaban la fasces, o insignias, tenía el derecho exclusivo de sentarse sobre su trono que recibía el nombre de silla curul y se vestía con la toga picta, una túnica púrpura, un calzado rojo y una diadema plateada sobre la cabeza.

Roma quadrata
Roma quadrata
vestía con la toga picta , una túnica púrpura, un calzado rojo y una diadema plateada
vestía con la toga picta , una túnica púrpura, un calzado rojo y una diadema plateada
vestía con la toga picta , una túnica púrpura, un calzado rojo y una diadema plateada

La República

Este periodo de la historia de Roma se extiende desde el 509 al 27 a. C. El sistema de gobierno republicano era más complejo que el de la monarquía y trataba de evitar los abusos de poder de la etapa anterior. Contaba con las siguientes instituciones:

Dos magistrados elegidos por los ciudadanos detentaban el poder de manera colegiada, es decir, debían decidir por consenso, y ambos tenían el mismo poder. En principio recibían el nombre de pretores, pero luego pasaron a llamarse cónsules.

Había una serie de magistraturas (cargos públicos) que se ocupaban de diferentes funciones (censores, ediles, cuestores, etc.)

El Senado, órgano consultivo que existía en la Monarquía, se modificó para dar entrada a los plebeyos. Desde el s. V a.C. los ciudadanos se dividían en dos grandes clases sociales: los patricios, (descendientes de los padres -patres- fundadores de Roma) que constituían la clase noble, y los plebeyos, que no tenían derecho de ciudadanía pleno y que eran en general comerciantes y artesanos. Para conseguir más derechos los plebeyos se amotinaron y los patricios les concedieron tener representantes en el Senado, los llamados tribunos de la plebe, que eran elegidos anualmente. Posteriormente se fueron logrando otros avances. El aumento de la riqueza dio lugar a una nueva aristocracia compuesta por patricios y plebeyos enriquecidos, y el ingreso en el Senado se convirtió en un privilegio hereditario para estas familias. El Senado se convirtió en un órgano fundamental de poder que declaraba la guerra, firmaba la paz, establecía alianzas con pueblos extranjeros, decidía la fundación de colonias y gestionaba las finanzas públicas.

Expansión romana durante la República Durante este periodo Roma termina la conquista de la península itálica que había comenzado en la Monarquía. A través de diferentes enfrentamientos bélicos controló todo el territorio peninsular y se lanzó a la conquista del Mediterráneo.

Las Guerras Púnicas

Fueron

las

guerras

que

entablaron

los

romanos

con

los

Mediterráneo oriental y contaron con tres etapas:

cartagineses

por

el

control

de

Primera Guerra Púnica (264 241 a.C.). Se produjo en Sicilia y en la península ibérica que se repartieron entre las dos potencias.

Segunda Guerra Púnica (218 202 a.C.) Es la más conocida, por la expedición de Aníbal contra Roma cruzando los Alpes con elefantes. Aníbal venció a los romanos en cuatro batallas, pero fue derrotado en Zama y esto provocó la llegada de los romanos a Ampurias y la posterior conquista de la península ibérica.

Tercer Guerra Púnica (149 146 a.C.) Tuvo lugar en territorio africano y significó la destrucción total de Cartago por Publio Cornelio Escipión el Africano.

total de Cartago por Publio Cornelio Escipión el Africano. Imagen de © José Luiz Bernardes Ribeiro

Imagen de © José Luiz Bernardes Ribeiro /, CC BY-SA 4.0,

Conflictos internos

https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=53809379

Mientras los comerciantes plebeyos ricos y las grandes familias patricias acrecentaban su poder por la expansión de Roma, los campesinos pobres se arruinaban, por lo que tuvieron que emigrar.

La ciudad de Roma se convirtió en el lugar al que llegaba un gran número de campesinos empobrecidos que vivían de los repartos públicos de comida o de su actividad como clientes, es decir, plebeyos al servicio de los patricios.

Entre los acontecimientos más importantes se produjeron los intentos de reforma agraria de los hermanos Graco, que suponía el reparto de suelo público entre los pobres y la distribución de trigo entre el pueblo. Sin embargo, los senadores no estuvieron de acuerdo y los dos hermanos fueron asesinados.

Otro acontecimiento destacado fue el levantamiento de los pueblos itálicos para reclamar el derecho de ciudadanía que les habían prometido. Después de un enfrentamientos bélico (91-88 a.C.) en el que fueron derrotados, obtuvieron el derecho de ciudadanía.

Por último, se produjo la revuelta de los esclavos de Espartaco (73-71 a.C.) La revuelta se extendió por toda Italia y los esclavos vencieron varias veces a los ejércitos romanos, aunque finalmente fueron sometidos por Craso y Pompeyo.

El fin de la República

Después de la revuelta de los pueblos itálicos, se produjo en Roma una guerra civil protagonizada por Mario, jefe del partido popular y Sila, líder del partido senatorial. Las consecuencias de esta guerra fueron catastróficas para Roma pues los odios entre ambos bandos produjeron asesinatos y confiscación de bienes.

bandos produjeron asesinatos y confiscación de bienes. Posteriormente los generales Pompeyo y Craso obtuvieron el

Posteriormente los generales Pompeyo y Craso obtuvieron el consulado. Durante su mandato Roma se aseguró el dominio del Mediterráneo oriental y controlaron gran parte de Asia. A ellos dos se unió Julio César y formaron el primer triunvirato, para controlar la anarquía que reinaba en Roma. Cada uno de ellos tenía el control de una parte del territorio romano. Sin embargo, pronto murió Craso en la guerra y se inició una guerra civil entre Pompeyo y Julio César que ganó este último.

César, convertido en único gobernante de Roma, inició algunas reformas importantes: concedió la ciudadanía a regiones como la Galia e Hispania, amentó el número de senadores e introdujo algunos cambios en el calendario. Sin embargo, ante la concentración de poder en una única persona los partidarios de la república se alarmaron y un grupo de conjurados acordaron asesinarlo en los idus de marzo del 44 a.C.

Posteriormente hubo un segundo triunvirato entre Octavio (hijo adoptivo de César), Marco Antonio y Lépido instituido por el Senado para gobernar durante cinco años, pero, al igual que en el anterior, se produjo la muerte de Lépido y Octavio y Marco Antonio se enfrentaron en una nueva guerra cuyo vencedor fue Octavio y con él comenzó el Imperio.

El Imperio

El Imperio romano comprende el periodo de tiempo que va desde el 27 a.C. hasta el 476 de nuestra era en que se produjo la caída del Imperio Romano de Occidente. Se divide en dos partes: Alto Imperio hasta que obtiene el poder el emperador Diocleciano (284 d.C.) y Bajo Imperio, hasta 476 d.C.

El Imperio ocupa un periodo muy largo, emperadores:

en el que se suceden diferentes

dinastías de

emperadores: en el que se suceden diferentes dinastías de Con Octavio se inicia la dinastía julio-claudia.

Con Octavio se inicia la dinastía julio-claudia. Octavio fue investido con los títulos de augustus (majestuoso) y prínceps (el primero del Senado). Modificó el equilibrio de poderes vigente durante la República. Octavio Augusto dedicó muchos esfuerzos a pacificar el territorio. Es lo que se denominó pax augusta. Augusto introdujo las siguientes reformas:

Dos órganos administrativos nuevos que dependían del emperador: el Consejo de príncipe y el Alto funcionariado que fueron limitando el poder del Senado.

Creación de la guardia pretoriana, guardia personal del emperador y de la Cohortes urbanas que debían vigilar la ciudad.

La distribución de los ciudadanos ricos en dos grupos: orden senatorial y orden ecuestre.

Potenciación del comercio con comunicaciones rápidas y eficaces.

El Senado controlaba Roma y las regiones más cercanas y romanizadas, mientras que las más alejadas y problemáticas estaban gobernadas por legados que nombraba Augusto directamente.

Augusto mejoró los ingresos del estado a través de nuevos impuestos. Embelleció la ciudad de Roma y utilizó los nuevos edificios como propaganda del nacimiento de una nueva era de paz y prosperidad. También llevó a cabo reformas sociales con la recuperación de tradiciones morales del pueblo romano y la integridad del matrimonio.

Entre los emperadores más significativos para Roma, destacan los antoninos. Trajano consiguió la máxima expansión del Imperio.

En el 212 Caracalla concedió la ciudadanía romana a todos los hombres libres del Imperio. En 284 Diocleciano accedió al trono y estableció una monarquía absoluta que se conoció como Dominado. El emperador se convirtió en la encarnación personal de la divinidad y no en su representante.