Sei sulla pagina 1di 2

Del circulo vicioso al círculo virtuoso (predicado el domingo 7.12.

17, consagración de diezmos)


Romanos 12.21 "No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal."

"Un círculo vicioso es una situación que no sabemos cómo romper exactamente porque parece que
siempre se repite la misma historia". Se ilustra con el ejemplo de una bola de nieve, que crece
mientras se mantiene rodando, pero finalmente choca contra un obstáculo insuperable y se
deshace.

No pueden coexistir, se anulan mutuamente. Yo concibo ambos círculos en un solo, uno que va
"hacia atrás" mientras el otro va "hacia adelante". No hay dos movimientos simultáneos. Por ello
debemos aprender a "desaprender" costumbres y hábitos que no nos permiten alcanzar los objetivos
positivos que deseamos.

¿Por qué algunas personas que parecen tenerlo todo a su favor se quedan a mitad del camino
mientras otras que han nacido en circunstancias adversas alcanzan cada objetivo que se
proponen? Esta es la idea: el talento o la "suerte" no aseguran el éxito. Las personas que logran
sus sueños lo consiguen desarrollando una habilidad que puede aprenderse: la de ver más allá de lo
aparente para superar los límites de nuestras propias circunstancias particulares.

Si es como sostengo, que es un solo circulo, y que uno anula el otro, veamos las acciones del
circulo virtuoso que nos llevarían a la bendición del desarrollo en los aspectos importantes de
nuestras vidas.

1. Familia
a. Juan 10.10 dice que "El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he
venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia."

b. El circulo negativo nos quiere llevar de mal en peor en nuestras relaciones


familiares. Ahí vemos las dos intenciones, claramente. Por un lado, tenemos al
enemigo de nuestras almas, al diablo mismo, que pretende nuestro fracaso
absoluto, es anárquico y destructivo. Aspira al desorden familiar, a la incongruencia
afectiva.

c. Por ello, teniendo el daño potencial del circulo vicioso, tenemos que hacer algo
concreto para cambiar el rumbo de nuestro hogar. No podemos esperar algo
diferente haciendo siempre lo mismo, ¿verdad...?

d. No se puede apagar un fuego echándole gasolina. Tenemos que detener el


movimiento negativo del círculo. Entiendo que no será fácil, pues para ello
debemos darle lugar al perdón, la paciencia (extrema muchas veces), dar nuevas
oportunidades una y otra vez, y sacrificar nuestros derechos constantemente.
Pero es posible con Dios, pues si hay algo cierto es que "todo lo puedo en Cristo que
me fortalece", Filipenses 4.13

2. Finanzas
a. Lucas 19.24-26 "Y dijo a los que estaban presentes: Quitadle la mina, y dadla al
que tiene las diez minas. Ellos le dijeron: Señor, tiene diez minas. Pues yo os digo
que a todo el que tiene, se le dará; mas al que no tiene, aun lo que tiene se le
quitará".

b. Muchos se encuentran sin poder salir jamás del circulo vicioso de la necesidad y
pobreza financiera. Algunos de ellos culpando la "mala suerte", la poca educación,
las desventajas de la crianza en pobreza a la que los sometieron los padres, etc. No
podemos quedarnos de brazos cruzados, maldiciendo nuestra suerte, sin hacer
algo por cambiar la situación. Muchas veces, ni siquiera Dios podría hacer algo,
pues le tenemos "las manos amarradas" con nuestra incredulidad y, mas aun,
nuestra inacción.
c. El circulo vicioso financiero se manifiesta siempre igual: falta de iniciativa,
sentimiento de lástima por uno mismo, vivir de prestado, gastar mas de lo que
gano, generación deudas, mas necesidad, mas deudas, etc.

d. La Biblia está llena de enseñanza clara respecto a las finanzas, para prosperar, para
disfrutar, para alcanzar la satisfacción anhelada por cada uno de nosotros.
i. El trabajo, "Porque también cuando estábamos con vosotros, os
ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. Porque
oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no
trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno. A los tales
mandamos y exhortamos por nuestro Señor Jesucristo, que, trabajando
sosegadamente, coman su propio pan." 2 Tesalonicenses 3.10-12
ii. El ahorro, "El dinero mal habido pronto se acaba; quien ahorra, poco a
poco se enriquece", Proverbios 13.11
iii. La educacion, "La enseñanza del Señor es perfecta, porque da nueva vida.
El mandato del Señor es fiel, porque hace sabio al hombre sencillo". Salmos
19.7
iv. La generosidad, "Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos
días lo hallarás." Eclesiastés 11.1. "Traed todos los diezmos al alfolí y haya
alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los
ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre
vosotros bendición hasta que sobreabunde." Malaquías 3.10

3. Espiritualidad
a. Gálatas 5.16-17 "Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la
carne. Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra
la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis".

b. El circulo vicioso en la espiritualidad del cristiano se da cuando no alcanzamos a


poner los frenos suficientes a los deseos de la carne que se manifiestan
constantemente. Esa tal "carne" no nos dejará en paz hasta que estemos con un
cuerpo glorificado, así que mas vale que nos vayamos acostumbrando a esa lucha, y
levantemos las barreras apropiadas.

c. El circulo virtuoso en nuestra espiritualidad, alejándonos de las tinieblas del


pecado, se da cuando cultivamos responsablemente las disciplinas espirituales
como la lectura de la Palabra de Dios, la oración personal sincera, congregarnos y
servir a nuestros semejantes. Un viejo dicho evangélico, ciertísimo, dice: "la
oración te aleja del pecado, el pecado te aleja de la oración". Alimentar el "temor
de Dios" en nuestro interior es vital, cuando perdemos la vergüenza ante Dios por
nuestros errores, estamos a un paso del desastre.

Conclusiones

Sin duda necesitamos dar "pasos de fe" para comenzar a cambiar el movimiento del "circulo", de
vicioso-negativo a virtuoso-positivo. También hará falta mucha paciencia para comenzar a ver los
primeros frutos, y bastante perseverancia.

Lo cierto de esto de los círculos, vicioso y virtuoso, es que "o vas, o venís". No hay otra... Pero la
buena noticia es que Dios, a través de Su Espíritu Santo, quiere acompañarnos en esa iniciativa de
cambio. "Mi poder se perfecciona en la debilidad..." 2 Corintios 12.9

La Escritura de inicio nos dice que debemos vencer el mal "haciendo el bien", esto habla de
acción, entonces no esperemos para "ver qué pasa", démosle inicio al cambio, no dejemos que "la
bola de nieve" se agrande tanto que reviente... Es la hora de cambiar.