Sei sulla pagina 1di 3
Ludmilla ​​ Andromeda ​​ Jimenez ​​ Cordoba ​​ A01378783 Luis ​​ Xavier ​​ Cortés ​​

Ludmilla​​Andromeda​​Jimenez​​Cordoba​​A01378783

Luis​​Xavier​​Cortés​​Rodríguez​​A01374746

Noé​​Abelardo​​Hernández​​Ayala​​A01378880

Mtra.​​Nachyelli​​Buitrón​​M.

27/10/2017

Autoempleo​​y​​gobierno​​​​Incapacidad​​de​​actuar

El mundo del trabajo en México puede ser descrito como el aumento de la precariedad de las condiciones laborales, los salarios y la flexibilidad de los modos de empleo. Dicha insuficiencia ha generado que millones de personas trabajan en la informalidad. En los últimos años, ha aumentado el número de personas que al verse en esta situación deciden autoemplearse. Es importante conocer las repercusiones que las políticas públicas tienen con nuestra sociedad. El presente ensayo pretende demostrar que los altos niveles de autoempleo en el país derivan de la incapacidad del gobierno mexicano​​para​​generar​​nuevas​​fuentes​​de​​empleo.

En primer lugar, se debe mencionar que la creación de empleos se ha convertido en uno de los retos más importantes de las naciones en desarrollo, y nuestro país no es una excepción. Nuestro primer argumento remarca que México se ha visto incapaz de generar suficientes empleos bien remunerados para la creciente población. De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), desde 1995 se han incorporado más de un millón de personas al año a la población económicamente activa, principalmente mujeres y jóvenes. Aun así, el número de empleos disponibles no ha aumentado con el mismo ritmo. Por ejemplo, a la fecha se han creado alrededor de 2 millones 840 mil empleos en el sexenio de Enrique Peña Nieto, lo cual equivale a alrededor de 475 mil empleos anuales. Entre 2005 y 2017, la población que trabaja en la informalidad aumento de 11.6 a 14.1 millones de personas, representando a cerca del 30% de la población económicamente activa. Por otro lado, el trabajo asalariado tuvo un lento desempeño, manteniendo niveles alrededor del 40% de la población​​en​​el​​mismo​​periodo​​de​​tiempo.

Una vez probado que la demanda de empleos es mayor que la oferta, se incluirán las principales razones por las que no se ha solucionado. Se argumenta que desde 1970 se ha disminuido sistemáticamente la inversión pública y privada nacional, y a su vez el crecimiento de empleos ha disminuido. Hoffman (2000) observó dicho cambio durante la década de los 80, cuando las tasas de crecimiento anual del PIB y generación de empleos disminuyeron en 74% y en 35% respectivamente. Los recortes que se pueden apreciar en los recientes años muestran una tendencia similar. En los primeros 5 meses del 2017, se realizaron tres ajustes al gasto público en áreas de desarrollo social y económico, reduciendo dicho gasto en 20% o 57 millones de pesos comparándolo con el año pasado (Olvera, 2017). Se espera que dichos recortes tengan un efecto similar a lo experimentado en la década

de​​los​​80.

Tomando en cuenta lo anterior, se debe señalar que se han llevado a cabo políticas gubernamentales para incentivar el empleo y la mejora de las condiciones de los trabajadores. A pesar de que el

autoempleo es causado por el desequilibrio entre la oferta y la demanda de

trabajadores, el Estado ha creado diversas alternativas para solventar las necesidades de la población de obtener ingresos. La Secretaria de Trabajo y Previsión Social y el Servicio Nacional del Empleo

crecimiento

del

han

herramientas​​y​​conocimientos​​que​​se​​pueden​​realizar​​como​​actividades​​productivas.

creado

diversos programas que proporcionan capacitación laboral, facilitando el acceso a

En conclusión, a pesar de que las personas que se auto emplean son considerados como parte de un sector marginal, residual y arcaico, representan un sector importante. Dicho sector, cada vez se integra más son los trabajos para agrícolas de subsistencia y urbanos, por la falta de divulgación acerca de las herramientas proporcionadas por el gobierno. Una vez dicho esto se puede apreciar que los grupos son heterogéneos, y por lo tanto, su dinámica depende de muchos factores. García (2006) señala que “los ingresos derivados de algunos trabajos por cuenta propia pueden ser equiparables a los obtenidos en​​algunas​​ocupaciones​​asalariadas​​en​​momentos​​históricos”.

Referencias:

Castillo​ ​Fernández,​ ​D.,​ ​&​ ​Vela​ ​Peón,​ ​F.​ ​(2013).​ ​​Movilidad​ ​laboral​ ​y​ ​transmisión​ ​intergeneracional del​​autoempleo​​informal​​en​​México.​​Recuperado​​de:

Dulce​ ​Olvera​ ​(2017).​ ​​La​ ​deuda​ ​se​ ​fue​ ​al​ ​techo,​ ​pero​ ​la​ ​inversión​ ​pública​ ​cae​ ​al​ ​nivel​ ​de​ ​1995-1996; ¿a​​dónde​​va​​el​​dinero?​​Sin​​Embargo.​​Recuperado​​de:

Instituto​ ​Nacional​ ​de​ ​Estadística​ ​y​ ​Geografía​ ​(2017).​ ​​Encuesta​ ​Nacional​ ​de​ ​Ocupación​ ​y​ ​Empleo (ENOE).​ ​Recuperado​ ​de:​​ ​​http://www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/regulares/enoe/ Núñez​ ​Rodríguez,​ ​Gaspar.​ ​(2006).​ ​​Inversión​ ​pública​ ​y​ ​crecimiento​ ​económico​ ​en​ ​México:​ ​Un​ ​enfoque de​​contabilidad​​del​​crecimiento.​​Perfiles​​latinoamericanos.​​Recuperado​​de: