Sei sulla pagina 1di 3
Tema: La sana doctrina Predicado 27 de Marzo de 2 Anhelos Primer Culto Apóstol Sergio

Tema: La sana doctrina

Predicado 27 de Marzo de 2

Anhelos

Primer Culto Apóstol Sergio G. Enríquez O. Guatemala, 15 de Agosto del Año de la Preparación

Necesitamos aprender a discernir nuestro corazón, porque engañoso es el corazón; como también debemos saber que no es el cerebro el que maquina todo, sino que, el corazón es el que dirige la vida de una persona, humanamente hablando, porque cuando una persona muere, su cerebro muere también, pero ese personaje sigue pensando.

Deléitate en Jehovah, y él te concederá los anhelos de tu corazón. (Salmos 37:4 RVA)

¿Cuál será el anhelo del corazón, al que se refiere la cita anterior?, si no nos deleitamos en Jehová ¿cuál será entonces el anhelo de nuestro corazón?, porque podemos tener muchos anhelos que llegarán pero no precisamente porque nos estemos deleitando en Jehová. En el libro de Ruth 3:11 Booz le dice a Ruth que ella es una mujer virtuosa y entonces él haría todo lo que ella dijera. Booz representa a Jesús y Rut a la Iglesia; Jesús le dice a la Iglesia que hará todo lo que ella diga, aunque parezca matriarcado, pero no lo es; en realidad es una historia de amor. En la cita de Ruth 3:5, le dice Ruth a Nohemí, en este caso, Nohemí es figura del Espíritu Santo; que ella, refiriéndose a Ruth, haría todo lo que El le mande; lo cual se convierte en un círculo virtuoso; y el Espíritu Santo lo que está ordenando es, los anhelos del Padre. Es por eso que debemos conocer los anhelos del Padre para podernos deleitar en Dios, porque si alguien tiene anhelos pecaminosos, no se está deleitando en Dios. El rey David, a pesar de los errores que cometió, él tenía un corazón que se deleitaba en Jehová y en cada conquista o batalla, apartaba oro, plata y piedras preciosas para la construcción del templo de Dios; porque David tenía el anhelo de agradar el corazón de Dios en todo momento.

ANHELO POR LA SEGURIDAD

Por la desolación del afligido, por los gemidos del menesteroso, me levantaré ahora, dice el SEÑOR; lo pondré en la seguridad que anhela. (Salmos 12:5 LBLA)

Habrá personas que se deleitan en Jehová, pero son menesterosos, o sea, necesitados al extremo de todo, pero no dejan de deleitarse en Jehová y eso mueve Su corazón a que les conceda sus anhelos. Existen cristianos que no se enfocan quizá en orar específicamente, porque pasan deleitándose en Jehová todo el día y eso se convierte en su oración, pero aun cuando no oren por algo específico, Dios se lo concede porque el punto es deleitarnos en El. Cuando Dios ve en nuestro corazón que anhelamos lo que El anhela, se fusiona el mismo deseo en nuestra vida y empezamos a caminar de acuerdo a Sus planes con deleite en nuestro corazón, porque El quiere que nosotros queramos lo que el quiere, que amemos lo que El ama y que odiemos lo que El odia. Pero el punto de la cita anterior es que El desea seguridad para nosotros y a nosotros solo nos queda deleitarnos en El, simplemente Dios sabe qué es lo que anhelamos y si verdaderamente nos estamos deleitando en El, nos concederá nuestros anhelos. Existen varios cantos que hablan del anhelo del corazón nuestro en estar siempre a la sombra del Dios Altísimo, porque en realidad hay corazones que verdaderamente desean agradar a Dios, estar bajo Su sombra pero no solamente para sentirse protegidos, sino, por estar cerca de El.

ANHELO POR VER SU ROSTRO

Tema: La sana doctrina Predicado 27 de Marzo de 2 Anhelos Primer Culto Apóstol Sergio

Tema: La sana doctrina

Predicado 27 de Marzo de 2

Anhelos

Primer Culto Apóstol Sergio G. Enríquez O. Guatemala, 15 de Agosto del Año de la Preparación

Este es el linaje de los que la buscan, de los que anhelan por ver el rostro del Dios de Jacob. (Salmos 24:6 FTA)

Esta es la vida de aquellos que están pidiéndole a Dios verlo y esa es su constante pregunta:

¿cuándo te veremos?, pero eso dependerá del nivel de amor que El encuentre cuando venga, porque todos le verán, pero en diferentes tiempos porque los que estén ardiendo en amor por verlo, lo verán en la cita de amor en Su parusía, y los que no creyeron a Su mensaje, también lo verán pero cuando venga en Su epifanía a enfrentar al anticristo, al falso profeta y a la bestia, entonces lo verán pero será en otro tiempo. En cambio nosotros, lo que somos receptores y emisores de amor, lo veremos tal y como El, pero en secreto y saldremos en el arrebatamiento juntamente con El. La virtud que podamos amar, es resultado de que El nos amó primero, nuestro Señor Jesucristo sembró en nuestro corazón la semilla del amor y al dar fruto, obtenemos amor para nuestro Dios y nuestro prójimo, pero nuestra prioridad será, amor por verlo. Es por eso que debemos amar la venida de nuestro Señor Jesucristo, debemos estar inquietos por ver si es hoy, y si no lo vemos hoy, mañana debemos seguir inquietos por verlo, hasta que se llegue el día en que lo veremos.

ANHELO POR SU PALABRA

Para el director del coro. Masquil de los hijos de Coré. Como el ciervo anhela las corrientes de agua, así suspira por ti, oh Dios, el alma mía. (Salmos 42:1 LBLA)

Cuando anhelamos verdaderamente la presencia de Dios, lloramos con solo escuchar Su palabra; no nos importa nada más que estarlo escuchando de día y de noche sin escatimar ningún esfuerzo queremos estar a Sus pies conociéndolo cada día más y más.

ANHELO POR ESTAR EN SU CASA

Anhelo habitar en tu casa para siempre y refugiarme debajo de tus alas. (Salmos 61:4 NVI 1984)

No podríamos ponernos en una posición de reclamo a Dios con nada que le pidamos, pero sí podemos anhelamos estar en la casa de Dios todos los días y El nos lo concederá a pesar de los tropiezos que podamos tener.

ANHELO POR ESTAR A LA PUERTA

Anhela mi alma, y aun desea con ansias los atrios del SEÑOR; mi corazón y mi carne cantan con gozo al Dios vivo. (Salmos 84:2 LBLA)

Debemos anhelar estar cerca de Dios todo el tiempo, principalmente si podemos estar en el Lugar Santísimo, en Su Santa Presencia, pero si por alguna razón, no hemos alcanzado la estatura; por

Tema: La sana doctrina Predicado 27 de Marzo de 2 Anhelos Primer Culto Apóstol Sergio

Tema: La sana doctrina

Predicado 27 de Marzo de 2

Anhelos

Primer Culto Apóstol Sergio G. Enríquez O. Guatemala, 15 de Agosto del Año de la Preparación

lo menos que nos permita estar en Sus Atrios. Un ejemplo lo podríamos ver como lo hacen los judíos, que sin tener templo, no tienen ni Atrio, y se conforman aunque sea en acercarse a las piedras que encuentran en lo que llaman: el muro de los lamentos; ellos tienen el anhelo de buscar

a Dios y se conforman con tener solamente una piedra donde recostarse para orarle a Dios.

Debemos tener en nuestro corazón el anhelo de ser atraídos por El en todo momento, como

consecuencia de una desesperación por verle, por escucharle y que un día podamos abrazarlo físicamente, que en realidad hayamos traspasado la dimensión espiritual y que podamos verlo cara

a cara como le sucedió a Moisés y ardiendo en amor por El.

Interessi correlati