Sei sulla pagina 1di 24

PA121-01

SISTEMA DE GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO PARA LA DEFINICIÓN DE ESTRATEGIAS QUE EVITEN LA DESERCIÓN ESCOLAR EN LOS COLEGIOS DE MOCOA PUTUMAYO EN EL NIVEL DE EDUCACIÓN BÁSICA SECUNDARIA

JOSÉ MANUEL BURBANO CARVAJAL

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE INGENIERIA

MAESTRÍA EN INGENIERÍA DE DE SISTEMAS Y COMPUTACIÓN BOGOTÁ, D.C.

2013

PA121-01

SISTEMA DE GESTIÓN DEL CONOCIMIENTO PARA LA DEFINICIÓN DE ESTRATEGIAS QUE EVITEN LA DESERCIÓN ESCOLAR EN LOS COLEGIOS DE MOCOA PUTUMAYO EN EL NIVEL DE EDUCACIÓN BÁSICA SECUNDARIA

Autor:

José Manuel Burbano Carvajal

ESTADO DEL ARTE DESERCIÓN ESCOLAR

Director

Ing. Juan Carlos Guevara Bolaños, MsC.

PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA FACULTAD DE INGENIERÍA MAESTRÍA EN INGENIERÍA DE SISTEMAS Y COMPUTACIÓN BOGOTÁ, D.C.

2013

RESUMEN

La deserción escolar es un problema que se vive actualmente en los niños y jóvenes, para esto se debe generar planes o estrategias para poder evitar la deserción en los colegios. Para entender este problema se debe tener en cuenta el porque afecta tanto a la sociedad entender los factores que influyen la deserción, los tipos de motivación que existen para disminuirla, y por último las consecuencias que genera la deserción escolar.

Se dará a conocer como ha sido la deserción escolar en Colombia, a través de estudios realizados, como también la deserción que se ha visto en el departamento del putumayo.

Tabla de contenido

 

RESUMEN

3

INTRODUCCIÓN

6

1.

DESERCIÓN ESCOLAR

7

1.1 DESERCIÓN ESCOLAR EN AMÉRICA LATINA

7

1.2

DESERCIÓN ESCOLAR EN COLOMBIA

10

1.3

DESERCIÓN ESCOLAR EN PUTUMAYO Y

13

1.3.1 DESERCIÓN ESCOLAR EN PUTUMAYO

13

1.3.2 DESERCIÓN ESCOLAR EN MOCOA

14

1.3.3 PROBLEMÁTICA DE DESERCIÓN ESCOLAR EN EL PUTUMAYO

15

2.

MODELOS DE DESERCIÓN ESCOLAR

16

2.1 MODELO DE DESERCION ESCOLAR DE SPADY

16

2.2 MODELO DE DESERCIÓN ESCOLAR DE TINTO

16

2.3 MODELO DE DESERCIÓN ESCOLAR DE BEAN

17

3.

ENCUESTA NACIONAL DE DESERCIÓN ESCOLAR (ENDE)

18

4.

DIMENSIONES DE LA DESERCIÓN ESCOLAR EN COLOMBIA

19

3.1 ZONA DE UBICACIÓN DE LOS ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS

19

4.2 DIFICULTADES ACADÉMICAS

19

4.3 LA CONVIVENCIA ESCOLAR

19

4.4 EL FORTALECIMIENTO DE LA OFERTA EDUCATIVA

20

4.5 LA PERTENENCIA ESCOLAR

20

4.6 OTROS PROBLEMAS

20

5.

CONSECUENCIAS

20

6.

CONCLUSIONES

22

BIBLIOGRAFÍA

22

Lista de Tablas

Tabla 1. Tasa de Deserción Intra-Anual [12] Tabla 2. Tasa de Deserción Intra-Anual por Departamentos 2009 [12] Tabla 3. Deserción Escolar en Colombia Años 2000 y 2002 [10]

Lista de Figuras

Figura 1. Modelo de deserción escolar de Spady Figura 2. Modelo de deserción escolar de Tinto Figura 3. Modelo de deserción escolar de Bean

11

12

13

16

17

18

INTRODUCCIÓN

Se entiende que la educación es un activo que cualquier persona o individuo y sociedad debe tener como tal. La educación es de suma importancia ya que se caracteriza por ser un mecanismo primordial para que las naciones o países alcancen un nivel de desarrollo elevado. Cuando la educación se ve detenida a través de la deserción escolar, entonces se inicia un conflicto social. Si bien existen muchos factores que ocasionan la deserción escolar, el más sobresaliente ese el abandono de la escuela o el colegio. Esto es, en el corto plazo los estudiantes deciden desertar presumiblemente porque tienen problemas económicos; y creen que, que en algún momento puede ser cierto, el mercado laboral les compensara más que el seguir estudiando, pero esto se enfatiza cuando no se tiene una idea clara de lo que pasara en largo plazo. A largo plazo los alumnos que abandonan sus estudios de primaria o bachillerato, enfrentaran muchos problemas para adaptarse a un mercado trabajo calificado y conseguir un ingreso mas remunerado, a su vez estas personas son menos productivas y finalmente generan un costo social que es reflejado en bajo crecimiento, trampas de pobreza o bien desigualdades de los ingresos. La mayor deserción escolar trae consigo problemas de extra-edad y un rezago educativo para las poblaciones en edad de cursar la educación en el siguiente ciclo escolar.

La deserción escolar se ha constituido en una dificultad muy grande para la implantación de políticas educativas distritales en el lapso reciente, pues los logros en el aumento de cobertura y acceso a la educación contrastan con los de eficiencia interna del sistema educativo, entre ellos la deserción, esto significa que el aumento de la capacidad de inclusión del sistema educativo es concomitante con el aumento de su capacidad de exclusión, o más bien, su incapacidad de retención y permanencia de la población escolar. La creciente proporción de niños y adolescentes que abandonan el sistema escolar ha contribuido a mermar los resultados de los esfuerzos que en materia de política se han realizado para universalizar el acceso a la educación. Según la Encuesta de Calidad de Vida de 1997 (ECV-97), del total de niños entre 6 y 18 años, aproximadamente el 80% asistía a una institución educativa; del 20% restante, el 22% nunca había asistido, mientras que el 78% se había retirado. Según datos del Ministerio de Educación Nacional, en 2001, aproximadamente el 24% de los niños en edad escolar (entre 5 y 17 años) se encontraba por fuera del sistema.

Lo niveles de educación en Colombia son bajos con respecto al promedio mundial, es inminente generar planes de contingencia o programas encaminados a aumentar la asistencia y evitar la deserción escolar, principalmente en educación primaria donde se presentan las tasas más altas de abandono escolar. Es necesario lograr que los niños que no asisten a la escuela ingresen a un sistema educativo que además de garantizarles cupos deberá ofrecerles una educación equitativa y de calidad. Para lograr que la deserción escolar no siga haciendo de las suyas, se da a conocer tres objetivos básicos en educación:

cobertura con equidad, calidad y eficiencia, puntos sobre los cuales el actual gobierno se encuentra trabajando.

1.

DESERCIÓN ESCOLAR

Se entiende como deserción escolar como el abandono del sistema escolar por parte de los estudiantes, provocado por la combinación de factores que se generan tanto al interior del sistema como en contextos de tipo social, familiar, individual y del entorno. La tasa de deserción Intra-anual tiene en cuenta el año escolar, esta se complementa con la tasas de deserción interanual que calcula aquellos que desertan al terminar el año escolar [1]. También es vista la deserción como un problema educativo que afecta el desarrollo de la sociedad, este problema se presenta por la falta de recursos económicos y por desintegración por parte de la familia. Este problema también es considerado como un fenómeno social que es ocasionado por diversas causas ya sean políticas, económicas, familiares, etc. Lo cual debe ser estudiado para determinar las posibles soluciones, así como su prevención [2].

La deserción escolar es considerada como el hecho de que los niños y jóvenes que asisten tanto a la escuela como el colegio, dejan de asistir a estos lugares para completar su desarrollo y su preparación académica, trayendo consecuencias inadecuadas en la vida las personas desertoras como también en la vida social de un país. Este problema educativo afecta el desarrollo del individuo que está dejando de asistir a la escuela o el colegio y también de la sociedad en la que aquel, esta conviviendo. Lo que normalmente se entiende que es el motivo por el cual se da la deserción escolar es básicamente estos dos ítems [3]:

- Problemas Económicos.

- Asuntos de desintegración familiar.

El contexto social y familiar están ligados con la escasez de recursos ofrecidos y la pertinencia de la educación impartida, que por lo general estos conducen a la repitencia y a la desmotivación por la educación. El contexto individual y del entorno va aplicado a las condiciones de pobreza y marginalidad, inserción laboral temprana, violencia y anomalías familiares, entre otros. En conclusión la deserción escolar puede asociarse relativamente con los problemas de ofertas son relacionados al sistema educativo y problemas de demanda que son relacionados con el individuo y el entorno donde vive [4].

1.1 DESERCIÓN ESCOLAR EN AMÉRICA LATINA

En los países de Latinoamérica se registraron avances en el pasado decenio en cuanto a la educación primaria, y, en menor medida, respecto de la cobertura secundaria. En efecto, las tasas de asistencia a la educación escolar en los 90’s se elevaron hasta niveles superiores al 90% en gran parte de los países, y en la secundaria llegaron al 70%. Pese a esto, subsisten deficiencias y retrasos en materia educacional, ya que una proporción de

niños y niñas sigue abandonando el sistema escolar tempranamente y un alto porcentaje de los adolescentes que transitan del ciclo básico al medio desertan antes de completarlo, sin haber alcanzado el capital educacional mínimo y las destrezas requeridas para mantenerse fuera de la pobreza durante la vida activa [5].

Los sistemas educacionales de buena parte de los países de Latinoamérica comparten en mayor o menor medida los siguientes rasgos: insuficiente cobertura de la educación preescolar, elevado acceso al ciclo básico, y escasa capacidad de retención ya sea a nivel primario como en el secundario. De manera que la repetición y el retraso escolar (fenómenos que con alta frecuencia anteceden a la deserción escolar) unidos a un bajo nivel de aprendizaje de los contenidos básicos de la enseñanza [5], actúan contra el aprovechamiento del potencial de los niños, niñas y jóvenes. Los efectos negativos se acumulan a lo largo del ciclo escolar, incidiendo de manera desigual en las oportunidades que generan bienestar, sobre todo en sectores donde existe pobreza. Los factores que han contribuido a reducir la deserción escolar son: El aumento de la cobertura, iniciación, ampliación y mayores programas como becas y materiales escolares gratuitos aparte de programas de alimentación escolar [8].

A continuación se da a conocer la magnitud de la deserción escolar antes de completar el ciclo secundario en 18 países de Latinoamérica. Se elaboro una clasificación de los adolescentes de entre 15 y 19 años de edad. Los datos obtenidos indican grandes diferencias entre países, así como entre los contextos urbano y rural [6].

- Datos Generales: En promedio cerca del 37% (15 millones) de los adolescentes en Latinoamérica entre 15 y 19 años abandonan la escuela a lo largo del ciclo escolar, y casi la mitad de los que desertan lo hacen tempranamente, antes de completar la educación primaria. Sin embargo, en varios países la mayor parte de deserción se produce una vez completado ese ciclo y frecuentemente durante el transcurso del primer año de la enseñanza media. A lo que se dio a conocer anteriormente hay que añadir 1.4 millones de niños y niñas que nunca asistieron a la escuela o abandonaron antes de completar el primer año básico.

- Diferencias según el nivel institucional del país: En países donde se ha logrado niveles educacionales relativamente más altos, la tasa global de deserción escolar en las zonas urbanas fluctúa entre 16% y el 25%; en otro grupo el abandono escolar oscila en torno de un promedio de 37%, mientras que en un reducido número de países, con nivel más bajo de cobertura de la educación primaria, la deserción afecta entre el 40% y el 50% de los adolescentes. Así en zonas urbanas de Argentina, Chile, y Panamá la tasa de deserción durante los ciclos primarios y secundarios afecta a uno de cada cinco adolescentes, elevándose a uno de cada tres en las zonas urbanas del El Salvador, Guatemala y Nicaragua. En las zonas rurales, en Brasil, Colombia y Perú dos de cada cinco adolescentes de entre 15 y 19 años abandonan la escuela antes de completar la secundaria, mientras que en Bolivia, Honduras y México lo hacen dos de cada tres, y en ambos grupos de países

-

-

alrededor del 80% de la deserción se concentra durante o al finalizar la educación primaria.

Diferencias por sexo: En las zonas urbanas, las niñas abandonan la escuela con menor frecuencia que los niños; progresan a lo largo del ciclo escolar con menor repetición y una mayor proporción de los jóvenes que de los varones entre 15 y 19 años de edad egresan de la educación secundaria sin ningún retraso. En las zonas rurales, en cambio, las mujeres tienden a dejar la escuela más tempranamente que los hombres, particularmente durante los primeros años de primaria, y en algunos países como: Bolivia, Guatemala, Paraguay, Perú y Republica Dominicana, un porcentaje mayor de niñas que de niños no ingresan al sistema o lo abandonan sin completar el primer grado.

Las tasas de deserción escolar, siguen siendo muy altas, pese a la elevada cobertura de la educación básica (casi 90%), al incremento de la matricula en educación secundaria (alrededor 70%) [5] [7] y a la reducción del abandono escolar en casi todos los países durante la década pasada. Hoy uno de los desafíos de los sistemas educacionales de América Latina.

Por otro lado, el abandono escolar es mucho más frecuentemente entre los adolescentes de los hogares de menores ingresos, y esta es una de las principales vías a través de las cuales se reproducen las desigualdades sociales. En 11 de 17 países, más de la mitad del total de niños que no terminan el ciclo primario pertenecen a dichos hogares [7]. En la

salida influyen otros factores, como el trabajo, la falta de recursos y el embarazo precoz. Mientras en las zonas urbanas el 53% de los jóvenes que están trabajando no acaban la educación secundaria, en las zonas rurales el porcentaje asciende al 71%. La baja educación de la madre (cinco o menos años de estudio) incrementa el riesgo de deserción

en más de un 170% [7].

A pesar de que la gran mayoría de los niños completan la educación primaria, su

deficiencia radica en la baja calidad y falta de educación enfocada a los requerimientos que surgen en el medio de trabajo. A pesar de los avances logrados a fines de la década pasada el rezago de las zonas rurales en comparación con las urbanas seguía siendo

elevada [8].

En Latinoamérica, el acceso universal a la educación primaria está garantizado, sin embargo, la generalización del acceso a la enseñanza ha traigo consigo el surgimiento de nuevas dificultades. Por una parte, la eficiencia interna del sistema ha decrecido, aumentando las tasas de reprobación y deserción de los estudiantes [9]; en ese sentido, los esfuerzos deben concentrarse no solo en la cobertura y el acceso, sino también en la progresión y conclusión de ciclo educativo, especialmente para la población más pobre. Pero el verdadero problema del sistema educativo latinoamericano no es su insuficiente cobertura, sino la escasa capacidad de retención de los niños y adolescentes de escuelas y colegios. Todos entran, pocos terminan. La deserción escolar tiene varias causas [9]:

económicas, que incluyen tanto a la falta de recursos para enfrentar los gastos que

demanda la asistencia a la escuela, como el abandono que se produce para trabajar o buscar empleo; falta de interés de los educandos, debido a que los estudiantes sienten que las enseñanzas de los maestros no vale la pena, o que la educación no les garantiza un empleo bien retribuido; el bajo rendimiento escolar; y , en caso de los adolescentes, una razón de deserción prematuramente la escuela es el embarazo adolescente y la subsiguiente maternidad.

1.2 DESERCIÓN ESCOLAR EN COLOMBIA

Según el Ministerio de Educación Nacional MEN [1] la deserción puede observarse como el abandono del sistema escolar por parte de alumnos, provocado por factores que se generan en contextos de tipo social, entorno, familiar e individual. Un estudio realizado [10] da a conocer que este fenómeno no perjudica a los mismos estudiantes y a sus familias sino también al mismo País, en este caso Colombia. La deserción escolar produce que se restrinjan las posibilidades de desarrollo social y las que están en directa relación con el capital humano.

Según las estadísticas del MEN la tasa de deserción escolar en Colombia fue del 5% en el año 2003. De las deserciones que se presentaron en el año 200, la tasa global en el sector urbano oscilo entre el 20 y el 25% [7]. Las tasas más altas de deserción escolar en Colombia se presentan en primer grado de primaria: 7.7% en las zonas urbanas y 30.5% en las rurales; 18.8% en la educación pública y 12.7% en la educación privada. En las aéreas rurales del 50% de los niños y niñas abandonan el sistema escolar educativo al finalizar su formación básica primaria. En Colombia para entender el fenómeno de deserción escolar basta tomar la población total de matriculados en educación primaria y media en el 2004 (10.524.547 estudiantes), la tasa de deserción promedio fue de 7.05% anual, con estas cifras se estableció que terminarían el ciclo completo de educación un 47.31% [10] de los estudiantes que iniciaron, que de cada 100 niños que ingresan al sistema de educación, solo terminarían 53 el ciclo educativo, lo cual es preocupante. La situación educativa en Colombia, según datos reportados por la Unicef (Fondo De Naciones Unidas para La Infancia) en abril de 2006 [11], se refleja las siguientes estadísticas relevantes a la deserción escolar en Colombia, de un total de 2 millones de niños y niñas entre 5 y 6 años, apenas el 38% están matriculados en educación preescolar. Hay 4’700.000 entre niños y niñas entre 7 y 11 años, y la matricula en educación primaria era de algo de más de 5 millones, cifra que muestra el problema de extra-edad en este nivel educativo. Hay más de 5 millones de niños y niñas y adolescentes entre 12 y 17 años, y la matricula de educación secundaria esta alrededor de 4’200.000, quedando sin atención cerca de 800.000 de los matriculados, más de un millón estaban en extra edad; la cobertura neta de educación secundaria en zonas urbanas es el 66% y en zonas rurales era del 24%.

A través de estudios realizados [12] se muestra la tasa de deserción Intra-anual en Colombia, este corresponde a los estudiantes que dejan de estudiar durante el transcurso académico, estas estadísticas muestran el grado y la transición:

estas estadísticas muestran el grado y la transición: Tabla 1. Tasa de Deserción Intra-Anual [12] La

Tabla 1. Tasa de Deserción Intra-Anual [12]

La Tabla 1 Muestra como ha sido en índice de deserción en a través de los años 2003- 2009, donde se observa que el total ha ido decrementando considerablemente, aunque en el 2007 2009, la diferencia es de 0.35. Esto indica que ha bajado la deserción lo cual permite que la educación siga afianzándose dentro de la niñez y la juventud. A continuación se da a conocer la tasa de deserción intra-anual por Departamento del año 2009 [12]:

Tabla 2. Tasa de Deserción Intra-Anual por Departamentos 2009 [12] Según el estudio que se
Tabla 2. Tasa de Deserción Intra-Anual por Departamentos 2009 [12] Según el estudio que se

Tabla 2. Tasa de Deserción Intra-Anual por Departamentos 2009 [12]

Según el estudio que se realizo anteriormente la Tabla 2 muestra como los departamentos de Guainía, Putumayo y Vichada muestran más deserción escolar, quizás la deserción se presenta en esos departamentos porque son olvidados, y existe pobreza el cual es un factor muy grande de deserción.

1.3

DESERCIÓN ESCOLAR EN PUTUMAYO Y MOCOA.

1.3.1 DESERCIÓN ESCOLAR EN PUTUMAYO

El estudio sobre la deserción escolar básica y media indica que hay mayor deserción escolar en los denominados “nuevos departamentos”, estos departamentos se caracterizan por una alta dispersión poblacional y un alto grado de desplazamiento. La situación económica en “nuevos departamentos” no es muy buena, de manera que se tiene mayor incidencia de deserción escolar de parte de los estudiantes por la pobreza. En Departamentos como Guainía, Guaviare, Caquetá y Putumayo la tasa de deserción escolar duplica el promedio Nacional [13]. El estudio de deserción escolar en Colombia entre los años 2000 y 2002 se observa que los departamentos mencionados anteriormente tienen un porcentaje relativamente alto de acuerdo a la siguiente tabla [10]:

relativamente alto de acuerdo a la siguiente tabla [10]: Tabla 3. Deserción Escolar en Colombia Años

Tabla 3. Deserción Escolar en Colombia Años 2000 y 2002 [10]

Como se observa en la Tabla 3 Putumayo, Guaviare y Caquetá poseen los mayores índices de deserción, esto genera una problemática de deserción escolar, de manera que los jóvenes por diferentes motivos abandonan la escuela o el colegio para dedicarse a otras labores.

Para el año 2004, de los 12.823 entre niños y niñas desplazados por la violencia en el Departamento del Putumayo, en edad escolar (5 a 17 años), únicamente el 36% de ellos se vincularon a Instituciones Educativas [14], quedando por fuera el 64%, lo cual corresponde que ese porcentaje de niños y niñas no podrá educarse, y abrirse puertas a esta sociedad. Para el 2006 [15] se da a conocer que se conto con 86.527 personas matriculadas, lo cual se registro una deserción de 12.093, que

equivale al 14.0% del total que anteriormente se había matriculado; igualmente 4.161 estudiantes, esto equivale al 4.8% que reprobaron los cursos.

Según [15] para el año 2007, la Secretaria de Educación Departamental reporto un total de 98.275 personas matriculadas en los niveles de preescolar, básica primaria, básica secundaria, y media. Esa cifra da a conocer el 94% de toda la población en edad escolar, estimada en 104.515 personas para un mismo año. En el nivel de preescolar se registraron 7.695 personas que representan el 7.8% de la población matriculada; en básica primaria se matricularon 58.218 personas, esto equivale a 59.2%; en básica secundaria se presentaron 26.599 equivalentes al 27.1% y en media se matricularon 5.763 esto equivale al 5.9% de la población total matriculada en el departamento.

En educación para el Putumayo, la meta para los cuatro años 2006-2010, era crear 33.790 nuevos cupos educativos, a través de la Secretaria de Educación Departamental en el año de 2003 reporto un aumento de 6.075 nuevos cupos equivalente a un 16% más respecto al año 2002 [16].

La Red Solidaria Social (RSS) reconoció que los niveles de violencia y el desplazamiento forzado genero miedo en los niños y menores de edad, al igual que los maestros que decidieron huir de las zonas de riesgo o dejar la docencia ante la negativa de trasladarse a esos lugares donde los maestros han renunciado o han sido amenazados por los diferentes grupos armados que existen en Colombia. La RSS [17] dio a conocer que la situación es muy crítica en el Departamento como el Putumayo, donde unos 27 mil entre niños y jóvenes abandonaron su escuelas y sus colegios respectivamente. Por eso se muestra en [10] que existe mucha deserción escolar en el Departamento y una de las causas es la violencia o la pobreza. Es impactante vivir esa situación, que la Secretaria de Educación Departamental buscan casa por casa los menores para re integrarse a la educación como tal.

1.3.2 DESERCIÓN ESCOLAR EN MOCOA

Mientras que en el interior del país los padres de familia desean un cupo para los niños, niñas y jóvenes [18], en el Departamento de Putumayo el sector de la educación llama a gritos a los estudiantes para que retornen a sus instituciones educativas. Se realizo un análisis de 69.400 estudiantes de una matrícula mínima de 70.460, existe una diferencia de 1060 estudiantes, esto demuestra que el índice de deserción siempre es bastante alto, la pregunta que la Secretaria de Educación Departamental se hace es ¿En dónde estarán esos 1060 estudiantes?

La gratuidad total de la educación no es muy convincente para los estudiantes del departamento del Putumayo, esta grava situación reunió en la ciudad de Mocoa, a las autoridades educativas de la región con una delegación del ministerio, estos

evaluaron el aislamiento que presentan los estudiantes en cursar estudios de primaria y bachillerato, se da a conocer que el poco interés de padres de familia en matricular a sus hijos y la desmotivación de los jóvenes en asistir a las aulas escolares para terminar sus estudios. Esto genera un problema regional como también el déficit de la educación en el Departamento. Esta situación es preocupante para las autoridades del departamento, si se tiene en cuenta que si continúa la deserción escolar, muchos profesores deberán ser reubicados, por el motivo que no hay alumnos para dictarles sus respectivas clases.

Centrándonos en la capital del departamento del Putumayo, Mocoa, el entonces secretario municipal de educación [18] dio a conocer que si en Mocoa, continua la deserción escolar, laboralmente se deben ajustar aproximadamente a 50 docentes por el hecho que no tienen alumnos para dictar sus respectivas clases, el Ex secretario Municipal menciono que se habían matriculado 10.700 alumnos, en comparación a la misma fecha del año pasado cuando se tenía asegurada matriculas para 12.600 niños, lo cual se necesitan recuperar los niños que no han sido matriculados, no se sabe el motivo de la decisión de estar aislados de las aulas escolares, pero aun así se está realizando una campaña para que ningún niño deje de asistir a sus escuelas o colegios, teniendo en cuenta que el 33% de la población estudiantil viene de familias desplazadas. El Ingeniero John Molina Ex Secretario Municipal dio a conocer también que las matriculas son gratuitas, y fue duro al indicar que si alguna institución educativa está cobrando la matricula escolar, debe darse a conocer rápidamente al la Secretaria de Educación, ya que está prohibido cobrar matriculas.

1.3.3 PROBLEMÁTICA DE DESERCIÓN ESCOLAR EN EL PUTUMAYO

A través de estos se estudios se identifico la siguiente problemática [16]

- No se garantizaría la gratuidad real y efectiva de la educación, porque los establecimientos educativos cobran ítems diferentes a los académicos conocidos como “costos por servicios complementarios”, estos se constituyen en una gran barrera económica que limita el acceso al sistema y se convierte en un factor clave deserción.

- Las instituciones educativas desconocen la normatividad, de manera que exigen a los niños y niñas en situación de desplazamiento uniformes, útiles escolares y otros gastos a la matricula, esto se asemeja a un factor de discriminación social.

- Limitaciones del programa de almuerzos escolares.

- No se puede asegurar el acceso y la permanencia de los niños y niñas desplazados en las instituciones educativas.

- Baja aplicabilidad para la niñez y adolescencia desplazada.

- Inexistencias de sistemas confiables de información sobre cobertura y calidad de la atención.

- Restricción de cupos debido a limitaciones en la planta docentes y a nivel de infraestructura física.

- Se hacen muy pocos proyectos que se encaminan a explorar el desarrollo artístico y cultural de los grupos poblacionales, pero más específicamente el de los jóvenes.

2. MODELOS DE DESERCIÓN ESCOLAR

2.1 MODELO DE DESERCION ESCOLAR DE SPADY

La propuesta de Spady [21], desarrolla su propuesta basada en la teoría del suicidio de Durkheim, quien sostiene que el suicidio es el resultado de la ruptura del individuo con el sistema social por su imposibilidad de integrarse a la sociedad. Spady afirma que estos tipos de integración afectan directamente la retención de alumnos en las instituciones educativas. Sugiere que la deserción es el resultado de la falta de integración de los estudiantes en el entorno de la educación escolar y superior, en tanto que no se logra el éxito cuando las actitudes y los intereses no son compatibles al ambiente académico. A continuación en la Figura 1 se muestra el modelo de deserción escolar dado a conocer por Spady

el modelo de deserción escolar dado a conocer por Spady Figura 1. Modelo de deserción escolar

Figura 1. Modelo de deserción escolar de Spady

Este modelo contiene cinco variables independientes: El desempeño académico, el desarrollo intelectual, la congruencia normativa, el apoyo de pares y la integración social, todas vinculadas indirectamente a través de dos variables dependientes: la satisfacción y el compromiso institucional que finalmente llevan a la decisión de la deserción.

2.2 MODELO DE DESERCIÓN ESCOLAR DE TINTO

El modelo combina los enfoques psicológicos y sociológicos que responden a las variables tanto individuales como las asociadas al colectivo; en estas últimas se da especial

importancia al rol de las instituciones en el proceso de deserción. El modelo de tinto explica las decisiones de los estudiantes por permanecer o cambiarse de las instituciones de educación escolar o superior. Este atraviesa por la integración social [21] y académica de los estudiantes [22], aquellos que alcanzan mayores niveles de integración, tienen mayores posibilidades de permanecer en las instituciones.

En el modelo, la integración académica tiene mayores posibilidades de lograrse, si la institución formula y ejecutar acciones que propicien dicha integración, de tal forma que exista una intervención institucional en la decisión de desertar del estudiante. Por otra parte la integración social puede ser intervenida a través de programas de bienestar que permitan un acercamiento del estudiante a sus pares y directivas académicas. A

se muestra el

continuación en la Figura 2¡Error! No se encuentra el origen de la referencia.,

modelo de deserción escolar de tinto.

de la referencia. , modelo de deserción escolar de tinto. Figura 2. Modelo de deserción escolar

Figura 2. Modelo de deserción escolar de Tinto

Si bien el modelo explica las variables no explicita una metodología en particular, que ayude a las instituciones a solucionar el problema; sin embargo, el comportamiento de estas variables arrojan suficientes pistas para establecer acciones de tipo estructural o extracurriculares.

2.3 MODELO DE DESERCIÓN ESCOLAR DE BEAN

Toma el modelo de tinto y le incorpora las características del modelo de productividad desarrollado en el contexto de las organizaciones laborales [23]. Un aspecto importante a destacar es la afectación en las creencias del estudiante por los componentes institucionales: Calidad de los cursos, calidad de los programas y de los servicios de bienestar. En general, Bean [24] extrapola la satisfacción laboral a la estudiantil, argumentando que los comportamientos son similares, en tanto que influye notoriamente en la deserción voluntaria. A continuación en la Figura 3¡Error! No se encuentra el origen de la referencia. se muestra el modelo de deserción escolar de Bean:

Figura 3. Modelo de deserción escolar de Bean Esta deserción voluntaria, que Bean denomina síndrome

Figura 3. Modelo de deserción escolar de Bean

Esta deserción voluntaria, que Bean denomina síndrome de deserción escolar, es una clara diferencia con los modelos anteriores, en tanto que: a diferencia de tinto [21] y Spady [22], que incluyen aquellos estudiantes que abandonan involuntariamente debido a un despido académico, Bean no hace ninguna distinción entre los estudiantes que voluntariamente desertan y los que se ven obligados a irse debido a los malos resultados académicos. El abandono por motivos académicos, según Bean, es esencialmente voluntario, no debido a la insuficiencia preparación [25].

El modelo de deserción escolar seleccionado para el desarrollo del proyecto es el modelo ende (Encuesta nacional de deserción escolar), el cual cuenta con dimensiones y problemas, que generan deserción escolar en las instituciones educativas.

3. ENCUESTA NACIONAL DE DESERCIÓN ESCOLAR (ENDE)

La Encuesta Nacional de deserción Escolar-ENDE [19] indaga sobre la magnitud de la deserción escolar y sobre las características y condiciones familiares, sociales, institucionales e individuales que se relacionan con la problemática de la deserción escolar.

Es la primera encuesta que determina la temática específica de la deserción escolar realizada a nivel nacional, de manera que toca temas educativos e involucra a los diferentes agentes asociados a la educación (Secretarios, directivos, docentes, estudiantes, padres, desertores).

Esta es la primera encuesta en términos de complejidad y magnitud a nivel latinoamericano sobre el tema especifico de la deserción/permanencia escolar. En algunos países existen encuestas nacionales sobre educación, pero de manera muy generalizada y no específicamente sobre deserción permanencia escolar.

La deserción y la permanencia escolar son dos fenómenos multidimensionales, de manera que se recogen los siguientes factores:

- Contexto social-regional.

- Condiciones de las instituciones educativas.

- Condiciones familiares.

- Condiciones individuales.

4. DIMENSIONES DE LA DESERCIÓN ESCOLAR EN COLOMBIA

Según las entrevistas y encuestas realizadas a directivos y docentes de instituciones, como también investigaciones relevantes [19] [5] [7] [8] muestran las dimensiones más sobresalientes que inciden en la deserción escolar, los cuales son las siguientes:

- Zona de ubicación de los establecimientos educativos.

- Dificultades académicas.

- La convivencia escolar.

- Fortalecimiento de la oferta educativa.

- Pertenencia Escolar.

- Otros problemas.

3.1 ZONA DE UBICACIÓN DE LOS ESTABLECIMIENTOS EDUCATIVOS

La zona de ubicación de los establecimientos educativos inciden en la deserción escolar de los estudiantes, los cuales dan a conocer los siguientes problemas.

- Las instituciones educativas son muy lejanas de los hogares.

- La zona sufre permanentemente desastres naturales.

- La zona donde está la institución educativa es insegura.

4.2 DIFICULTADES ACADÉMICAS

Las dificultades académicas, fomentan la deserción escolar de niños, niñas y jóvenes, los cuales dan a conocer los siguientes problemas:

- Expulsión.

- Extra edad.

- Repitencia.

4.3 LA CONVIVENCIA ESCOLAR

La convivencia escolar puede generar deserción escolar en los estudiantes, sus problemas son los siguientes:

- Maltrato entre compañeros.

- Conflictos hogares y establecimientos educativos.

- Conflictos docentes directivos- estudiantes.

4.4 EL FORTALECIMIENTO DE LA OFERTA EDUCATIVA

Si no se fortalece la oferta educativa puede generar deserción escolar en los estudiantes, los problemas asociados a esta dimensión son los siguientes:

- Oferta educativa incompleta.

- Falta de docentes.

- Institución educativa con instalaciones inadecuadas.

4.5 LA PERTENENCIA ESCOLAR

La pertenencia escolar puede generar deserción escolar en los estudiantes, los problemas asociados a esta dimensión son los siguientes:

- Poca importancia a la educación escolar.

- Interés por la educación no formal.

- Pedagogía inadecuada.

- Horarios no flexibles.

4.6 OTROS PROBLEMAS

Existen otros problemas asociados a la deserción escolar, los cuales son los siguientes:

- Cambios de domicilio.

- Laboran a temprana edad.

- Maternidad o paternidad a temprana edad.

- Enfermedad.

5. CONSECUENCIAS

Las consecuencias negativas en la sociedad y en la comunidad que puede generar la deserción escolar en los niños y adolescentes son las siguientes [20]:

- Se consigue solamente un mal trabajo esporádico o a tiempo parcial, puesto que los buenos trabajos fijos y bien remunerados, los obtienen los que tienen más y mejor educación escolar.

- Se disminuye el porcentaje de graduados en la comunidad, lo que la hace más pobre y menos eficiente.

- Se disminuye el tiempo de esperanza de vida, motivado por la mala alimentación, falta de asistencia médica, etc.

- No conseguir una buena educación, hasta el nivel que cada uno pueda, aunque ésta sea un patrimonio personal, que dura para siempre y nadie se lo puede quitar.

- No poder conseguir buenos ingresos económicos, para poder elegir la calidad de vida deseada y no la que le impongan, por su mala educación.

- No poder conseguir un mejor y mayor acceso, al cuidado profesional de la salud que quiera y las veces que quiera, lo que conlleva menos y peores años de vida.

- No poder dar a sus propios hijos, la mejor educación que pudiera existir, para que mejoren, si es posible la vida que llevaron sus padres.

- No poder o tardar mucho en conseguir, un buen trabajo a tiempo completo, debido a los pocos estudios realizados, por lo que tienen que estar, más tiempo desempleado en caso de crisis laborales colectivas o individuales.

- No poder ofrecer a su cónyuge, lo que consideren que es lo mejor.

- No poder tener amigos, ni convivir con personas cultas y educadas, que su presencia y costumbres le ayudaran a mejorar su forma y calidad de vida.

- Sufrir las consecuencias de los recortes de programas sociales de salud y beneficencia, los cuales suelen incidir directamente en las personas más pobres, es decir a los menos estudiados, que suelen ser los que más desertaron de la escuela.

- No poder alimentarse mejor y más saludablemente por falta de conocimientos y posibilidades de compra de productos beneficiosos, para evitar caer en el consumo obligatorio de la comida chatarra, que conlleva tanta obesidad, diabetes y problemas circulatorios.

- No poder cerrar el círculo vicioso familiar, si es que lo hubo, de desertores escolares anteriores, para que la familia venidera, empiece un nuevo tipo de calidad de vida.

- No poder conseguir una vida más saludable, lo que conllevará más posibilidades de obtener una mejor situación económica, pues la relación salud dinero es visible y no se puede ocultar.

- No poder elegir la profesión que le guste, para no terminar inscribiéndose en el ejercito, por la falta de estudios.

- No poder pertenecer a una comunidad y a una sociedad, donde por su educación sea más saludable y tenga mejor calidad de vida, que en otra de bajos ingresos generales.

- No poder tratar diariamente con personas que tengan sus mismos deseos de superación escolar, profesional y social.

- No poder vender bien los estudios realizados e ir aumentando los ingresos, para mejorar los grados de educación y la calidad de vida.

- No poder vivir en comunidades más seguras y que tengan mejores servicios públicos, como calles, alumbrado, parques públicos, escuelas, bibliotecas, etc

- No poder vivir en una comunidad económicamente más desarrollada y más segura físicamente, donde no exista el flagelo de las drogas, crímenes, embarazos adolescentes, etc.

- Tener que habitar en comunidades, donde la calidad de vida sea mala, debido a la falta de ingresos de las personas, lo cual repercute en la disminución de los impuestos recaudados y por lo tanto de los servicios públicos ofrecidos

- Tener que habitar en comunidades en las que hay una manifiesta deserción escolar, la cual produce a su vez grandes bolsas de desempleo, de personas enfermas, de personas que viven cheque a cheque, de crímenes, etc.

6.

CONCLUSIONES

La deserción escolar es un problema educativo que afecta al desarrollo de la sociedad, y se da principalmente por falta de recursos económicos y por una desintegración familiar, al igual es un factor motivado por varios elementos tanto internos como externos, por ejemplo externos: presiones económicas, influencia negativa de padres, amigos, familiares, maestros, complejidad de las materias y en los internos: desinterés personal, no tener motivación en la vida, desagrado por la escuela, materias.

BIBLIOGRAFÍA

[1]. Deserción Escolar. Ministerio de Educación Nacional de Colombia. Disponible Online:

[2]. Definición de Deserción Escolar. Psicopedagogía- Psicología de la educación para

padres

y

profesionales.

Disponible

Online:

[3]. Deserción Escolar. Porque nos Interesa su futuro, esperanza para la vida.

Disponible

[4]. Investigaciones sobre desarrollo social en Colombia. Cuadernos PNUD-MPS. Disponible Online: http://www.fuac.edu.co/download/AREAS/2esw.pdf

[5]. La deserción escolar en América Latina: Un tema prioritario para la agenda regional.

Educación

Disponible Online:

y

conocimiento:

una

nueva

mirada.

*6+. Gajardo, M. “Deserción Escolar: Un problema urgente que hay que abordar”. Formas & Reformas de la Educación Series Políticas. Santiago de Chile. 2003.

[7]. Elevadas tasas de deserción escolar en América Latina. Informe de la CEPAL Panorama Social de América Latina 2001-2002. Disponible Online: http://www.eclac.cl/cgi-

[8]. La deserción escolar en América Latina. Problemas y políticas de la educación básica. Disponible Online: http://probypolamirita.wordpress.com/2011/12/07/la-desercion- escolar-en-america-latina/

[9]. Corichi C.S. La deserción escolar en América latina. Organización Editorial Mexicana. 2010. Disponible Online: http://www.oem.com.mx/laprensa/notas/n1863778.htm

[10]. Contraloría General de la Republica. “La deserción Escolar en la Educación Básica y Media”. Dirección de Estudios Sectoriales-Agenda Nacional de Educación. 2006. Disponible Online: http://www.aducesar.com/media/files/arc0000045.pdf

*11+.

Guerrero,

J.P.

“Continua

la

deserción

escolar”.

2006.

Disponible

online:

[12]. Formulario C600-2002. SINEB-R166 2003-2007. Cálculos: Oficina de Planeación del Ministerio de Educación Nacional (MEN) Septiembre de 2010. Disponible en:

[13]. “El Drama de la Deserción Escolar”. Acceso a la Educación de la población vulnerable. Disponible Online: http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/article-113591.html

[14].

Secretaria de Educación del Departamento del Putumayo. Archivos 2004.

 

[15].

“Cobertura

de

la

Educación”.

Disponible

Online:

[16+.

“Situación

Humanitaria

Departamento

del

Putumayo”.

Sala

de

Situación

Humanitaria.

Disponible

 

Online:

[17+. “Aumenta la deserción escolar por el desplazamiento Forzado”. La prensa Web.

Online:

Disponible

[18].

“Deserción

Solidario

escolar,

y

preocupa

las

autoridades”.

la

Gobernación

del

Disponible

Putumayo,

Online:

Putumayo

Competitivo,

Marcaremos

Diferencia.

[19+. “Encuesta Nacional de Deserción Escolar-Ende”. Educación de Calidad El Camino a la

Online:

Prosperidad.

2011.

Disponible

*20+. “La deserción escolar. Orígenes y repercusión en los hijos, familia y sociedad. 2011. Disponible Online: http://blog.micumbre.com/2011/05/02/la-desercion-escolar-origenes- y-repercusion-en-los-hijos-familia-y-sociedad/

*21+. Spady, W.G. “Dropouts from higher education: An interdisciplinary review and synthesis”. Interchange, 1 (1), 64-85. 1970

*22+. Tinto, V. “Dropout from higher education: A theoretical synthesis of recent research”. Review of Educational Research, 45, 89-125. 1970

[23]. Himmel, E. “Modelos de análisis de la deserción escolar estudiantil en la educación superior”. Calidad en la educación (17), 91-108. 2002

*24+. Bean, J. “Dropout and turnover. The synthesis of a test of casual models of student attrition”. Research in higher education (12), 155-187. 1980

*25+. Pietras, S.A. “The impact of academic advising on GPA and retention at the community collegue level”. Indiana University of Pennsylvania. 2010