Sei sulla pagina 1di 3

Capítulo 6 The Painting of-ngley Hall

(de The Mezzotint)

El Sr. S. Williams era un coleccionista de pinturas, y su especial interés eran las imágenes de antiguas casas de campo inglesas, iglesias inglesas y ciudades rurales. Un día, recibió una lista de precios de la tienda del señor Britnall, donde a menudo compraba pinturas. Con la lista había una nota del propio Sr. Britnall, diciendo que él pensaba que el número de pintura 978 podría interesar al señor Williams. Aunque el precio parecía bastante elevado, la descripción del número 978 hizo que el señor Williams quisiera verlo. Decidió ordenarlo de una vez.

La pintura llegó unos días más tarde y el Sr. Williams arrancó el periódico, sintiéndose bastante emocionado. Lo que encontró fue una imagen común de una gran casa de campo del siglo anterior. La casa tenía tres filas de ventanas, había árboles altos en cualquiera

lado y un jardín en frente. Las letras A.W.F. estaban en una esquina de la pintura, probablemente por el nombre del artista. En la parte posterior de la imagen había un trozo de papel, rasgado por la mitad, con las palabras '-ley Hall, -sexo'. No pudo ver nada muy especial sobre la imagen y no pudo entender por qué el señor Britnall pensó que le gustaría o por qué el precio era tan alto.

Decidió enviarlo a la tienda al día siguiente. Esa noche, un buen amigo, John Garwood, llegó a la casa de Williams y notó la pintura. 'Una nueva, eh,

Williams? Mmm

frente ", dijo. "¿Una persona?", Dijo Williams, acercándose. 'Oh, sí, ¡así es! yo

no lo había notado antes. "Solo se veía la cabeza de la persona. Era imposible decir si era un hombre o una mujer, pero estaba de pie bajo los árboles oscuros a un lado de la imagen, mirando la casa. "Y supongo que la luz es bastante buena", continuó Williams. "Todavía siento que es un poco caro, sin embargo. yo era

Mañana volveré a enviarlo. Poco después, los dos hombres salieron a cenar con algunos de sus amigos de la universidad y más tarde Williams invitó a algunos de ellos a su casa a tomar una copa. Uno de ellos, que también estaba interesado en el arte, notó la nueva pintura. "Muy interesante", dijo, "pero no te parece bastante horrible,

Williams? La luz es buena, pero esa persona parada frente a la casa es bastante aterradora. "Williams estaba demasiado ocupado sirviendo bebidas para mirar la pintura en ese momento, pero más tarde, en su camino a la cama, la miró de nuevo y se sorprendió para ver que la persona en la imagen ahora estaba justo en frente de la casa, no a un lado debajo de los árboles. La persona parecía estar sobre sus manos y rodillas, moviéndose hacia la casa. Se veía extremadamente delgado y vestía todo

Me gusta mucho. La luz es muy buena y me gusta mucho esta persona en el

negro, a excepción de una cruz blanca en la parte posterior. "¿Me estoy volviendo loco?", Se preguntó Williams.

Decidió cerrar la foto en un armario pero no quería irse directamente a la cama. 'Escribiré todo lo que le ha sucedido a la imagen desde que llegó aquí. Entonces, por la mañana, no pensaré que todo esto es un sueño ", pensó para sí mismo. Y eso es lo que hizo. Le resultó muy difícil dormir esa noche y, a la mañana siguiente, decidió pedirle a otra amiga, Nisbet, que viniera a ver la pintura. "Quiero que me digas exactamente lo que ves en la imagen, en detalle", le dijo a Nisbet, mostrándole la pintura. 'Explicaré por qué después.' 'Bueno, puedo ver una casa de campo, inglés,

' comenzó Nisbet. "¿Luz de luna?", Interrumpió Williams. '¿Estás seguro?

No había luna allí cuando la obtuve. Nisbet miró a su amigo de forma extraña. '¿Continúo? La casa

tiene una, dos, tres filas de ventanas

creo, a la luz de la luna

-¿Pero qué pasa con la gente? -interrumpió Williams otra

vez. "Nadie en absoluto", dijo Nisbet. 'Pero de qué se trata todo esto. ¿Williams? "" Lo explicaré en un momento ", respondió Williams. 'Puedes ver

¿algo más? 'Bueno, déjame ver. el único otro detalle interesante es que una de las ventanas en la planta baja está abierta ", dijo Nisbet.

"¡Dios mío!", Gritó Williams. "Está dentro de la casa ahora." Corrió, al otro lado de la habitación para ver por sí mismo. Efectivamente, la descripción de Nisbet era correcta. Williams fue a su escritorio y escribió rápidamente por un minuto o dos. Luego trajo dos pedazos de papel a Nisbet. La primera fue una descripción de la pintura tal como era en ese momento, que Nisbet firmó. La segunda fue la descripción de Williams de la pintura la noche anterior, que Nisbet leyó pero no creyó.

"Esto es lo más extraño que he escuchado o visto", dijo Nisbet. "Lo primero que debemos hacer es tomar una fotografía de la pintura antes de que cambie nuevamente. Entonces deberíamos tratar de averiguar dónde está este lugar en Inglaterra. Siento que hay algo extraño y

terrible que suceda allí. '' Sí, y también quiero pedirle a John Garwood que escriba una descripción de lo que vio cuando miró la pintura anoche. Solo pudimos ver a la persona, debajo de los árboles en este lado de la casa ", dijo Williams, señalando a un lado de la imagen.

John Garwood se acercó de inmediato y, mientras escribía su descripción, Nisbet fotografió la pintura. Entonces los tres amigos decidieron ir a caminar. "Tal vez nos ayude a pensar con más claridad", dijo Nisbet. Regresaron a la casa de Williams a eso de las cinco de la tarde y se sorprendieron al encontrar al sirviente de Williams, Robert, sentado y mirando la pintura. Cuando los tres hombres entraron, él se puso de pie, avergonzado, 'debo disculparme por estar sentado en su silla, señor', le dijo a Williams. "Pero no pude dejar de mirar esta imagen". Por favor, no se disculpe, Robert. ¿Qué piensas de la pintura? Me interesa escuchar tu opinión ", dijo Williams.

'Bien, señor. No es el tipo de pintura que dejaría ver a mi hija pequeña. Está muy asustada y creo que esta persona extraña y delgada que lleva un bebé le daría malos sueños.

Los tres hombres no dijeron nada. Esperaron a que Robert se fuera. Tan pronto como la puerta se cerró, corrieron hacia la pintura. Robert tenía razón. La extraña y huesuda persona estaba de vuelta en la imagen, alejándose de la casa y, en sus brazos largos y delgados, era un bebé. Durante dos horas, los tres hombres se sentaron y observaron la imagen, pero

no cambió de nuevo. Fueron a cenar.

Después de la cena volvieron y, para entonces, la persona ya no estaba y la casa parecía tranquila y tranquila a la luz de la luna. Decidieron leer libros sobre Essex y Sussex para encontrar a Hall Hall. Fue un trabajo duro, pero muchas horas después, en un

Guía de Essex, Williams encontró la siguiente información: "El pueblo de Anningley tiene una interesante iglesia del siglo XII y al lado de la iglesia, en un hermoso parque, se encuentra Anningley Hall, que solía ser la casa de campo de la familia Francis. No

miembros de esta familia ahora viven; el último bebé de la familia desapareció misteriosamente en el medio de una noche de septiembre de 1802. Nadie podía descubrir quién se llevó al bebé, pero la gente sospechaba que era un miembro de la familia Gawdy. Algún tiempo antes de que el bebé desapareciera, Tom Gawdy fue sorprendido robando por Sir John Francis, el padre del niño, y Gawdy fue ahorcado por su crimen. La gente dice que la familia Gawdy quería venganza y que la tomaron al robar al último hijo de la familia Francis.

"Bueno, parece que se vengaron, si la historia de nuestra pintura es cierta, ¿verdad?", Dijo Williams. La pintura no ha vuelto a cambiar desde entonces. Ahora cuelga en el museo en Anningley, en Essex.