Sei sulla pagina 1di 22

Teoría General de Sistemas

Teoría General de Sistemas En el actual contexto, caracterizado por la globalización y exigencia de soluciones

En el actual contexto, caracterizado por la globalización y exigencia de soluciones a los problemas del mundo real, nace la Teoría General de Sistemas ante las limitaciones de la ciencia para resolver situaciones complejas mal estructuradas. Este curso es de una naturaleza teórico-práctica y está diseñado para brindar al estudiante del V ciclo de la Carrera Profesional de Ingeniería de Sistemas, una visión amplia de los aspectos relacionados a la Teoría General de Sistemas, así como su actuación dentro de diversas metodologías que se utilizan para estudiar problemáticas y plantear soluciones a los diferentes problemas de la realidad.

Sesión 06

El Paradigma Científico y Paradigma de Sistemas. Las 3 R’s. Debate.

1.

Paradigmas

Paradigma, palabra utilizada de manera no muy frecuente pero que define el modelo de ver el mundo en que los hombres viven; es decir un paradigma define la visión del hombre. Esta visión de su mundo físico y también social, simbólico e imaginario al mismo tiempo. Desde el mismo mundo de la naturaleza, hasta el mundo de las instituciones colectivas (como las empresas o el estado); el mundo de los vínculos afectivos (como la familia o los amigos); el de la cultura; el mundo de un entorno cada vez más creciente y cada vez más dependiente de las tecnologías, y también el mundo de lo trascendente y sagrado (la religión). La discusión entre distintos paradigmas que constituyen la visión del hombre la concentramos entre el Paradigma Científico y el Paradigma de Sistemas.

2. El Paradigma Científico

y el Paradigma de Sistemas. 2. El Paradigma Científico Thomas Kuhn nos ofrece la siguiente definición

Thomas Kuhn nos ofrece la siguiente definición de paradigma científico: “Una constelación de logros conceptos, valores, técnicas, etc compartidos por una comunidad, que científica, que conforman una particular visión de la realidad que, a su vez, es la base del modo en que dicha comunidad se organiza”. A esta definición hay que agregar que las bases del Paradigma Científico son el Reduccionismo, la Replicación y la Refutación.

El Reduccionismo La explicación simple es la que puede reducir un fenómeno a sus unidades elementales y concebir el conjunto como una suma del carácter de las unidades. La causalidad simple es la que puede aislar la causa y el efecto, y prever el efecto de la causa según un determinismo estricto. Tomemos como ejemplo al ser humano. Se trata de un ser evidentemente biológico. Es, al mismo tiempo, un ser cultural, meta- biológico que vive en un universo de lenguaje, ideas y conciencia. Pero a esas dos realidades (biológica y cultural), el paradigma de simplificación nos obliga ya sea a desunirlas, ya sea a reducir la más compleja a la menos compleja. Así estudiamos al hombre biológico en los departamentos de Biología (su anatomía,

y estudiamos al hombre cultural en los departamentos de ciencias

su fisiología

humanas y sociales. Estudiamos el cerebro como órgano biológico y al espíritu y al pensamiento como realidad psicológica. Olvidamos que uno no existe sin lo otro, si bien son tratados como conceptos diferentes

)

La Replicación Este principio sustenta que mediante la repetición de los procesos de investigación en el mundo real, podemos obtener leyes o principios que luego nos lleven a inferir o deducir comportamientos futuros del objeto de estudio.

La Refutación Argumento cuyo objeto es destruir las razones del contrario, necesaria para crear nuevo conocimiento mediante la negación de una "verdad" previa

Al paradigma científico se le deben importantes avances de la ciencia y la humanidad. Durante el siglo XIX, esta visión planteó la posibilidad de trabajar el raciocinio a través de la inducción y la deducción. Por ello, la Universidad se reorganiza para un conocimiento científico comprobado, racional y objetivo. El paradigma científico fragmentó el saber, dividiendo por cursos en disciplinas, dividió las instituciones en centros, departamentos y secciones. Con este proceso burocrático restringe la ciencia y cada profesional a una especialidad impulsando la especificidad y promoviendo la pérdida de una concepción global

3. El Paradigma de Sistemas

A Comienza el siglo XX el universo empieza a ser visto ya no es una máquina compuesta de una cantidad de objetos separados, sino una unidad indivisible y armónica, una red de relaciones dinámicas de la cual el observador humano y su conciencia forman parte esencial. Aparece el término “pensamiento complejo”. Según E. Morín, el fenómeno de lo complejo se reconoce por una serie de rasgos:

La necesidad de asociar el objeto a su entorno: En Física, las ex leyes de la naturaleza, supremas, a las cuales obedecen los objetos, se han convertido hoy en leyes de interacción que solo tienen existencia en relación con los objetos. En biología sabemos que la relación del ser con su entorno es vital. Las experiencias de laboratorio con animales enjaulados han demostrado su eficacia. Cuanto más autónoma es una organización viviente, más depende de su entorno.

La necesidad de unir el objeto a su observador: El conocimiento científico nos ha demostrado que los datos de conocimiento pueden se objetivos, es decir, independientes de su observador dado que se pueden confirmar por diferentes observadores. Sin embargo, las estructuras del conocimiento son producidas por espíritus humanos. La misma noción del objeto depende de nuestras representaciones.

El objeto, en cuanto está organizado, constituye un sistema: Nuestra mente no sigue una vía causal, lineal, unidireccional, sino, también, y a veces, sobre todo, un enfoque modular, estructural, dialéctico, interdisciplinario, donde todo afecta e interactúa con todo, donde cada elemento no sólo se define por lo que es o lo que representa en sí mismo, sino, y especialmente, por su red de relaciones con todos los demás

El elemento simple se ha desintegrado: La obsesión por lo elemental, por el ladrillo universal primero ha sido de una gran fecundidad en la historia de las ciencias físicas y biológicas.

La presencia de la paradoja y la incertidumbre: La diversidad de formas en que se nos manifiesta los distintos fenómenos o situaciones sociales demuestra la dificultad de explicarlos fuera de la perspectiva de la complejidad. La realidad de la paradoja, bajo el binomio orden-desorden, se manifiesta de múltiples formas:

unidad-diversidad, igualdad-desigualdad, riqueza-pobreza, bienestar-malestar. Todo el universo físico es visto hoy como una inmensa “red de relaciones” donde nada puede definirse de manera independiente, y en el que domina el “efecto mariposa”. Adentrémonos en el pensamiento sistémico. Cuando una unidad es una composición

o agregado de elementos (diversidad de partes no relacionadas), puede ser, en

general, estudiada adecuadamente bajo la guía de los parámetros de la ciencia cuantitativa tradicional (análisis- síntesis). El pensamiento sistémico supone el nacimiento de una nueva forma de pensar en términos de conectividad, relaciones y contexto. Según la visión sistémica, las propiedades esenciales de un organismo o sistema viviente, son propiedades del todo que ninguna de las partes posee. Emergen de las interacciones y relaciones entre las

partes. La aparición del pensamiento sistémico constituyó una profunda revolución en

la historia del pensamiento científico occidental.

Como señala F.Capra “el gran shock para la ciencia del siglo XX ha sido la constatación de que los sistemas no pueden ser comprendidos por medio del análisis. Las propiedades de las partes no son propiedades intrínsecas, sino que solo pueden

ser comprendidas en el contexto de un conjunto mayor”. Este nuevo pensamiento se reforzó por los descubrimientos revolucionarios de la física cuántica en el reino de los átomos y las partículas subatómicas. Veamos esas características esenciales:

La relación entre el todo y las partes: Los sistemas vivos son totalidades integradas cuyas propiedades no pueden ser reducidas a las de sus partes mas pequeñas. Son propiedades del conjunto, que ninguna de las partes tiene por sí sola.

Los niveles de complejidad: A través del mundo viviente nos encontramos con sistema dentro de sistemas.

El pensamiento en redes: Un cambio de esquema de objetos a relaciones.

El conocimiento aproximado: En el nuevo paradigma se admite que todos los conceptos y teorías científicas son limitados y aproximados. La ciencia nunca puede facilitar una comprensión completa y definitiva.

4. El Holismo

En teoría de sistemas, el holismo es la idea de que las propiedades de un sistema, no pueden determinarse con la simple suma de sus partes (o analizando sus partes de forma individual); sino que las partes o componentes deben verse como un todo. El holismo se resume en la frase: "El todo es más importante que la suma de sus partes", de Aristóteles

Por ejemplo, el enfoque reduccionista en biología evolutiva se ocupa del estudio de la química molecular de los ácidos nucleicos. Los holistas consideran que el análisis de los componentes no puede explicar toda la realidad. Piensan que el todo es algo más que la suma de las partes. El holismo biológica, por ejemplo, considera que los organismos vivos tienen propiedades que no se pueden predecir en función de sus componentes químicos. La diferencia fundamental existente entre ambos paradigmas radica en que el primero aplica un reduccionismo al apreciar la realidad, como característica metodológica fundamental de su forma de apreciar el mundo real, estando permanentemente a la búsqueda de una ley o principio que explique el comportamiento y permita la predicción de los fenómenos bajo análisis, refutando aquellas hipótesis que no resistan una comparación consecuente con el mencionado mundo real. Sin embargo el Pensamiento de Sistemas es integrador, en vez de reduccionista, tanto en el análisis de las situaciones como en las conclusiones que nacen a partir de allí, proponiendo

como en las conclusiones que nacen a partir de allí, proponiendo Teoría General de Sistemas -

soluciones globales en donde hay que tener en consideración diversos elementos y relaciones que conforman la estructura de lo que se define como sistema, así como también de todo aquello que conforme el entorno del sistema definido. La base filosófica que sustenta a esta posición es el Holismo.

5. El Enfoque de Sistemas

La aparición del enfoque de sistemas tiene su origen en la incapacidad manifiesta de la ciencia para tratar problemas complejos. El método científico, basado en reduccionismo, replicación y refutación, fracasa ante fenómenos muy complejos por varios motivos:

El número de variables interactuantes es mayor del que el científico puede controlar, por lo que no es posible realizar verdaderos experimentos

La posibilidad de que factores desconocidos influyan en las observaciones es mucho mayor

Como consecuencia, los modelos cuantitativos son muy vulnerables

Al enfoque de sistemas puede llamársele correctamente Teoría General de Sistemas aplicada (TGS aplicada). Siendo cada vez más evidente que los métodos del paradigma ciencia, por los cuales las ciencias físicas han logrado un gran progreso, no son aplicables en “el otro lado del tablero”, a todos los sistemas de la ciencia de la vida, ciencias conductuales y ciencias sociales. El mundo está hecho de entidades físicas y sistemas vivientes. Hay un conocimiento creciente de que, en tanto esas dos clases de sistemas comparten muchas propiedades, sus atributos respectivos son tan

diferentes que aplicar los mismos métodos a ambos, conduce a grandes conceptos falsos y errores. El método científico que nos ha sido de gran utilidad para explicar el mundo físico debe complementarse con nuevos métodos que pueden explicar el fenómeno de los sistemas vivientes. El enfoque de sistemas y la teoría general de sistemas de la cual se deriva, están animando el desarrollo de una nueva clase de método científico abarcando en el paradigma de sistemas, que puede enfrentarse con procesos como la vida, muerte, nacimiento, evolución, adaptación, aprendizaje, motivación e interacción.

La Complejidad

El problema de la complejidad es especialmente patente en las ciencias sociales, que deben tratar con un gran número de factores humanos, económicos, tecnológicos y naturales fuertemente interconectados. En este caso la dificultad se multiplica por la imposibilidad de llevar a cabo experimentos y por la propia intervención del hombre como sujeto y como objeto (racional y libre) de la investigación. La mayor parte de los problemas con los que tratan las ciencias sociales son de gestión: organización, planificación, control, resolución de problemas, toma de decisiones, etc. En nuestros días estos problemas aparecen por todas partes: en la administración, la industria, la economía, la defensa, la sanidad, etc. Así, el enfoque de sistemas aparece para abordar el problema de la complejidad a través de una forma de pensamiento basada en la totalidad y sus propiedades que complementa el reduccionismo científico

El aporte del Enfoque de Sistemas

El método de la ciencia es esencialmente analítico. Toma un problema difícil y concentra sus esfuerzos en la resolución a partir de descomponer, conceptual y/o físicamente, sus partes hasta tanto puede ofrecer una respuesta al problema. Esto es estupendo cuando el problema planteado obedece a una realidad perfectamente definida y estructurada. El enfoque analítico es muy útil cuando queremos, al decir del Profesor J.J. Ostériz:

"Saber cada vez más de cada vez menos", es decir, el enfoque analítico procurará conocer más detalle. El conocimiento de la física del átomo, nos conduce a los protones y neutrones, pero ha sido posible conocer partes cada vez más pequeñas. En biología, el enfoque analítico nos ha permitido, entre muchos otros aportes, indagar y conocer las intimidades de los órganos, de las células y de cada uno de los componentes internos, y a los que a su vez los integran. Desafortunadamente, existe una gama de situaciones en las cuales el enfoque analítico no es suficiente. Consideremos la complejidad dinámica, un número cualquiera, pequeño o grande de elementos, cuyas interacciones varían a lo largo del tiempo generando una conducta cambiante. Quizás dividir y conocer cada parte por separado nos deje, finalmente, alguna frustración al no poder explicar el origen de la conducta general. Característicamente encontraremos situaciones como la descrita en los sistemas sociales y para su estudio la ciencia social presenta particularidades para enfrentar las de aquellos que son difíciles, cuando no imposibles de encarar, con el método de la ciencia. La gerencia (administración) al involucrar a personas, amén de tratar usualmente problemas de baja estructuración, también presenta dificultades para ser abordada con el argumento del método de la ciencia. En auxilio de la ciencia, y para complementarla, el pensamiento de sistemas ofrece la posibilidad de manejar la complejidad, de tratar la totalidad, de sintetizar a partir de los elementos un sistema en la visión del observador para ofrecer una solución. En este punto, cabría preguntarnos ¿Acaso no es síntesis lo que hacemos cuando, luego del análisis para comprender los componentes y sus interacciones en un sistema de información, junto a los requerimientos de los usuarios, la tecnología disponible y de los procesos, componemos y sintetizamos (diseñamos) un nuevo sistema? El enfoque de sistemas, y el pensamiento de sistemas, empleado para tratar con la complejidad, en el ámbito de las ciencias sociales y la administración proporciona la posibilidad de manejarlas y comprender la conducta.

6.

Reflexiones

Simplicidad contra complejidad. No podemos hacer frente a problemas complejos, de aquí que intentemos aportar versiones más simples. Al simplificar nuestras soluciones, éstas pierden realismo. Por tanto, estamos divididos entre la incapacidad de resolver problemas complejos y la falta de aplicabilidad de soluciones obtenidas de modelos simples

Optimización y Suboptimización. Solamente podemos optimizar sistemas cerrados, como son los modelos en los cuales se conocen todos los supuestos y condiciones limitantes. Las situaciones de la vida real son sistemas abiertos, porciones que pueden, a lo mejor, estar parcialmente optimizadas. Además, optimizar los subsistemas no garantiza que el sistema total óptimo se logre, en tanto que la

optimización del sistema total (si se llega a lograr) no garantiza que puedan optimizarse al mismo tiempo todos los subsistemas.

Incrementalismo contra innovación.- Suponiendo que somos incapaces de partir drásticamente de patrones de solución establecidos, buscamos soluciones cercanas a las actualmente aceptadas (Incrementalismo) y creemos mejorar los sistemas existentes mediante el análisis de la operación de los subsistemas componentes (mejoramiento de sistemas). Estos enfoques nunca tienen éxito en la solución total de los problemas, lo cual requiere la adopción de nuevos diseños a nivel del sistema total.

“El enfoque de sistemas ofrece una base para la integración al permitir visualizar la organización total en interacción con su ambiente y la conceptualización de las relaciones entre los componentes internos o subsistemas”

Sesión 07

Leyes y Barreras del Pensamiento Sistémico. Esquemas Analíticos.

1. El Pensamiento Sistémico Para poder comprender la realidad no se requiere solo estudiar sus elementos aislados, sino que es necesario analizar cómo están estructurados y relacionados entre sí.

cómo están estructurados y relacionados entre sí. El Pensamiento sistémico aparece formalmente, a partir de

El Pensamiento sistémico aparece formalmente, a partir de los cuestionamientos que hizo Ludwing Von Bertalanffy sobre la aplicación del método científico en los problemas de la Biología, debido a que éste se basaba en una visión mecanicista y causal, que lo hacía débil como esquema para la explicación de los grandes problemas que se dan en los sistemas vivos. Este cuestionamiento le llevó a plantear una reformulación global en el paradigma intelectual para entender mejor el mundo que nos rodea, surgiendo formalmente el paradigma de sistemas. En su nivel más amplio, el pensamiento sistémico abarca una amplia variedad de métodos, herramientas y principios, todos orientados a examinar la interrelación de fuerzas que forman parte de un proceso común. Hay una forma del pensamiento sistémico que se ha vuelto sumamente valiosa como idioma para describir el logro de un cambio. Esta se denomina “dinámica de sistemas”.

El pensamiento sistémico es un nuevo modo de ver el mundo y un nuevo modo de pensamiento. Esto significa pensar en los términos del contexto, las relaciones, las formas y los procesos.

del contexto, las relaciones, las formas y los procesos. Contempla el todo y las partes, así

Contempla el todo y las partes, así como las conexiones entre las partes y estudia el todo para poder comprender las partes. Es lo opuesto al Reduccionismo.

El pensamiento sistémico permite estudiar la conexión que existe entre las diversas disciplinas para predecir el comportamiento de los sistemas.

2. Leyes del Pensamiento Sistémico

2. Leyes del Pensamiento Sistémico Nacido en 1947 en la ciudad de Stanford, Peter Senge se

Nacido en 1947 en la ciudad de Stanford, Peter Senge se graduó en ingeniería en la Universidad de Stanford para pasar luego al MIT, donde fue director del Centro de Aprendizaje Organizacional de la Sloan School of Management y fundador de la Society for Organizational Learning. Senge se volvió inmensamente popular gracias a una obra revolucionaria que la Harvard Business Review eligió, en 1997, como uno de los textos más influyentes de las últimas dos décadas: La Quinta Disciplina (1990).

1. Los problemas de hoy provienen de las soluciones de ayer.-

Las soluciones que simplemente desplazan los problemas a otra parte de un sistema a menudo pasan inadvertidas porque quienes resolvieron el primer problema no son lo mismos que quienes heredan el nuevo. Es decir, si intentamos analizar el problema no nos daremos cuenta que en muchas ocasiones éste es debido a algo que sucedió en el pasado pero que es posible que la repercusión de las decisiones que se tomaron, no recaigan sobre los que originaron el problema.

2. Cuanto más se presiona al sistema, este más reacciona.-

El Pensamiento sistémico tiene un nombre para este fenómeno “Realimentación Compensadora”. Ésta se da cuando las intervenciones bien intencionadas provocan respuestas del sistema que compensan los frutos de la intervención. Lo que provoca es que cuanto más esfuerzo realizamos para mejorar las cosas, más esfuerzo se requiere. Ejercer más presión, ya sea mediante una intervención agresiva o mediante una tensa contención de los instintos naturales es agotador. Cuando los esfuerzos iniciales no producen mejoras duraderas se presiona más pensando que el mayor empeño superará todos los obstáculos, sin ver que nosotros mismos estamos contribuyendo a crear más obstáculos.

3. El comportamiento mejora antes de empeorar.-

Las intervenciones de “bajo apalancamiento” resultan muy tentadoras al producir resultados en el corto plazo. La realimentación compensadora habitualmente implica una demora entre el beneficio a corto plazo y el perjuicio de largo plazo. La demora en un círculo explica por qué los problemas sistémicos son tan difíciles de reconocer. Una solución puede parecer muy acertada al hacer desaparecer los síntomas o mejorando la situación. Con el paso de un par de meses o de años puede regresar o resurgir reforzado con lo que nos encontraremos con un problema mayor.

4. El camino fácil usualmente lleva al mismo lugar.-

Si las soluciones fueran visibles u obvias para todos, tal vez ya la hubieran encontrado.

En muchas ocasiones se insiste en soluciones conocidas mientras los problemas fundamentales persisten o se empeoran, éste es un buen indicador de un pensamiento asistémico.

5.

La cura puede ser peor que la enfermedad.-

A veces la solución fácil o familiar no sólo es ineficaz, sino adictiva y peligrosa. La consecuencia de las mejoras a corto plazo conducen a una dependencia a largo plazo que los pensadores sistémicos denominan “el Desplazamiento de la Carga”.

Las estructuras donde se desplaza la carga muestran que toda solución de largo plazo debe fortalecer la aptitud del sistema para sobrellevar sus propias cargas. A veces esto es difícil, pero otras es muy fácil.

6. Cuánto más rápido se avance, más lento se llega

Los principios sistémicos pueden desanimar y decepcionar en un principio y se pueden transformar en excusas para la inacción, para no hacer nada en vez de tomar decisiones contraproducentes, o decisiones que empeoren las cosas. Las implicaciones de la perspectiva sistémica no llevan a la inacción sino a un nuevo tipo de acción que parte de otra manera de pensar.

7. La causa y efecto no necesariamente están relacionadas en el tiempo y espacio Los síntomas más obvios que indican la existencia de problemas no tienen por qué darse en el mismo espacio y tiempo que la causa. La raíz de las dificultades no se encuentra en agentes externos, sino en nosotros mismos. Hay mucha disparidad fundamental entre la naturaleza de la realidad de los sistemas complejos y los modos predominantes de pensar sobre esa realidad. El primer paso para corregir esa disparidad consiste en abandonar esta idea de que la causa y el efecto están próximos

en

el espacio y el tiempo.

8.

Pequeños cambios producen grandes resultados

El

pensamiento sistémico enseña que los actos pequeños y bien focalizados a veces

producen mejoras significativas y duraderas, si se realizan en el sitio apropiado. Los pensadores sistémicos lo denominan “Principio de la Palanca”. Afrontar un problema difícil suele requerir ver donde se encuentra el punto de apalancamiento. Se realizaría un cambio con el mínimo esfuerzo que llevaría a una mejora significativa duradera. Los cambios de alto apalancamiento en los sistemas humanos no resultan obvios para quien no comprende las fuerzas que actúan en esos sistemas.

9 Dividir elefantes no produce dos elefantes pequeños

La mayoría de los problemas administrativos requieren ver su totalidad que genera los

problemas. Un problema donde no hay apalancamiento posible se debe a que no pueden ser examinados solo en parte sino en su totalidad.

10. Se puede encontrar el pastel y comerlo, pero no todo al mismo tiempo

A veces los dilemas más enredados dejan de serlo cuando se ven desde la

perspectiva sistémica. Son producto de un pensamiento por instantáneas y no por proceso, y se ve de manera diferente cuando se piensa en el cambio a través del tiempo. Muchos dilemas son producto del pensamiento estático.

11. No hay culpas.

Se suele culpar a las circunstancias externas de los problemas. El pensamiento sistémico muestra que no hay nada externo, sino que nosotros y la causa de nuestros problemas forman parte de un solo sistema.

3. Barreras del Pensamiento Sistémico

Los problemas del Pensamiento Sistémico, según Senge (1992), son trágicos en las organizaciones, donde pasan inadvertidos. Luego, para remediarlos, se debe comenzar a identificar las 7 barreras del Pensamiento Sistémico

1. Yo soy mi Puesto

La mayoría de las personas se ven dentro de un “sistema” sobre el cual no ejercen ninguna influencia. Ven sus responsabilidades como limitadas por el puesto que ocupan. Cuando las personas de una organización se concentran únicamente en su puesto, no sienten mayor responsabilidad por los resultados que se generan cuando interactúan todas las partes. Más aun, cuando los resultados son decepcionantes, resulta difícil saber porque. Sólo se puede suponer que “alguien cometió una falla”.

2. El Enemigo Externo

Según Senge, es la propensión a culpar a un factor o a alguna persona externa cuando

las cosas salen mal, incluso algunas organizaciones lo llevan a un mandamiento:

siempre se encontrará a un agente externo a quien culpar. Todos tenemos la propensión a culpar a un factor o una persona externa cuando las cosas salen mal. Cuando nos concentramos solo en nuestra posición no vemos que nuestros actos la trascienden. Cuando esos actos tienen consecuencias que nos perjudican, incurrimos en el error de pensar que estos nuevos problemas tienen un origen externo. Como la persona perseguida por su propia sombra, no podemos deshacernos de ellos.

3. La Ilusión de Hacerse Cargo

Está de moda ser “proactivo”. Los gerentes proclaman la necesidad de hacerse cargo para afrontar problemas dificultosos. La actitud proactiva se ve como un antídoto contra la actitud reactiva, la de esperar que una situación explote antes de hacer algo. A menudo, la “proactividad” es reactividad disfrazada. Si nos volvemos más agresivos para luchar contra el “enemigo externo”, estamos reaccionando, no importa como lo llamemos. La verdadera proactividad es un producto de nuestro modo de pensar, no de nuestro estado emocional.

4. La Fijación en los Hechos

Estamos condicionados para ver la vida como una serie de hechos, y creemos que para cada hecho hay una causa obvia. La ironía es que hoy, las primordiales amenazas para la supervivencia de nuestras organizaciones, no vienen de hechos repentinos sino de procesos lentos y graduales. Si nos concentramos en los hechos inmediatos, a lo sumo podemos predecir un hecho antes de que ocurra, para tener una reacción óptima. Pero no podemos aprender a crear.

5.

La Parábola de la Rana Hervida

Es mucho más fácil percibir los cambios en el medio ambiente cuando son repentino que cuando son lentos y graduales. Para aprender a ver procesos lentos y graduales tenemos que aminorar nuestro ritmo

frenético y prestar atención no solo a lo evidente sino a lo sutil. No eludiremos el destino de la rana a menos que aprendamos a detectar esos procesos graduales que a menudo plantean para todos las mayores amenazas.

6. La Ilusión de que se Aprende con la Experiencia

Cuando nuestros actos tienen consecuencias que trascienden el horizonte de aprendizaje, se vuelve imposible aprender de la experiencia directa. Aquí surge un fundamental “dilema de aprendizaje” en las organizaciones: se aprende mejor de la

experiencia, pero nunca experimentamos directamente las consecuencias de muchas de nuestras decisiones más importantes. El análisis de los problemas más importantes de la empresa, que trascienden los límites funcionales, se convierte en un ejercicio inexistente o riesgoso.

7. El Mito del Equipo Administrativo

Con frecuencia, los equipos empresariales suelen pasar el tiempo luchando en defensa de su “territorio”, evitando todo lo que pueda dejarlos mal parados y fingiendo que todos respaldan la estrategia del equipo, para mantener la apariencia de un equipo cohesivo. Nuestra educación no nos capacita para admitir que no conocemos la respuesta, y la

mayoría de las empresas refuerzan esa lección al recompensar a las personas que saben defender sus puntos de vista, pero no a los que indagan problemas complejos haciendo preguntas incomodas y difíciles.

4. Esquemas Analíticos

Hay una forma del pensamiento sistémico que se ha vuelto sumamente valiosa como idioma para describir el logro de un cambio fructífero en las organizaciones. Esta forma, es llamada “dinámica de sistemas”.

Población disminución aumento
Población
disminución
aumento

tasa de

nacimientos

tasa de

migración

tasa de

mortalidad

La Dinámica de Sistemas es una metodología para el estudio y manejo de sistemas complejos, tal como los que se encuentran en los negocios y otros sistemas sociales. Proporciona una dirección práctica, a la solución de problemas. La diferenciación, con otros métodos, es el estudio de la retroalimentación de los sistemas, donde X afecta a Y e Y retorna y afecta a X, obteniéndose una serie de causas y efectos. No se puede

estudiar el enlace entre X e Y, independiente del enlace entre Y y X, y tratar de predecir cómo se comportará el sistema. La relación de la Dinámica de Sistemas con el Pensamiento Sistémico es que ambos estudian la misma clase de sistemas, desde la misma perspectiva; sin embargo el Pensamiento Sistémico solo llega hasta la construcción de los Círculos Causales y nubes de pensamiento, mientras que la Dinámica de Sistemas, continua con la construcción y prueba de un modelo de simulación por computadora, permitiendo la posterior prueba de políticas alternativas en el modelo.

Sesión 08

Investigación Sistémica y Teoría General de Sistemas

1. La Investigación Sistémica Se defina a la Investigación Sistémica o Investigación de Sistemas como la investigación que incorpora tres dominios interrelacionados de investigación disciplinada como son: la teoría de sistemas, la filosofía de sistemas y la metodología de sistemas. En contraste con el paradigma analítico, reduccionista y lineal causal de la ciencia clásica, la filosofía de sistemas plantea una reorientación de pensamiento de la visión del mundo, manifestada por un modo de pensamiento expansionista, no lineal dinámico y sintético. La investigación sistémica procede por abordar en forma expansionista lejos del reduccionismo tratando de integrar todos los elementos relacionados con la problemática y tratarlos como un sistema. Considera que los fenómenos no son lineales debido a sus retroalimentaciones que usa para su control y adaptación. Contrariamente a la interacción causa-efecto lineal. El objeto de estudio de la investigación sistémica son los problemas de niveles de complejidad donde las propiedades sinérgicas son predominantes. Estos están relacionados con sistemas donde convive el hombre

2. La Teoría General de Sistemas La teoría de sistemas comprende un conjunto de conceptos interrelacionados aplicables a todos los sistemas. Inicialmente los lineamientos fueron datos por Bertlanffy y Boulding. Plantean que el enfoque científico ha conducido a la especialización y aislamiento de cada campo. La teoría de sistemas surge para integrar las ciencias. Busca encontrar propiedades validas en todos los sistemas y estructuras similares o isomorfismos en diferentes campos. Luego plantear herramientas para transferirlos a otros campos. Organizar los niveles de complejidad que es el principal problema de la ciencia tradicional. La metodología de sistemas nos provee de un conjunto de modelos, métodos y herramientas. Las metodologías instrumentalizan la teoría y filosofía de sistemas en análisis, diseño, desarrollo, solución de problemas y gestión de sistemas complejos. Cambia la visión analítica, reduccionista y lineal-causal por un paradigma expansionista, dinámico (no-lineal) y sintético modo de pensar.

Sesión 09

Exposición y debate de las principales Metodologías de Sistemas.

1.

Las Metodología de Sistemas

Las metodologías de sistemas tenemos a las que a continuación se mencionan:

La Metodología de los Sistemas Blandos

La Metodología de la Dinámica de Sistemas

La Metodología del Sistema Viable.

2. La Metodología de los Sistemas Blandos

La Metodología de Sistemas Blandos (Soft System Methodology (SSM)), que parte del concepto de Weltanschauung (del alemán: visión, perspectiva o imagen particular del mundo) de Peter Checkland, que es una técnica cualitativa, en donde aborda problemas no estructurados. Las percepciones de las personas son distintas, a veces contradictorias, y muchas veces confusas. Esta Metodología se ocupa de problemas donde existe un alto componente social, político y humano. A comparación de los sistemas duros, que se ocupan más de la tecnología. Es decir, La Metodología de Sistema Blandos es una manera muy útil de acercar situaciones complejas sociales, y encontrar sus respuestas correspondientes.

2.1 Origen de la Metodología de los Sistemas Blandos

La MSB se originó de la comprensión que los sistemas “duros” estructurados, por ejemplo, la Investigación de Operaciones técnicas, son inadecuados para investigar temas de grandes y complejas organizaciones. Así nace La Metodología de Sistemas Blandos con el propósito expreso de ocuparse de problemas de este tipo. Él había estado trabajando en la industria por un número de años y había trabajado con un cierto número de metodologías para sistemas duros. Él vio cómo éstos eran inadecuados para ocuparse de los problemas extremadamente complejos que tenían un componente social grande. Por lo tanto, en los años 60 va a la universidad de Lancaster en un intento por investigar esta área, y lidear con estos problemas suaves;. Él concibe su “Soft Systems Methodology (Metodología de Sistemas Blandos)” a través del desarrollo de un número de proyectos de investigación en la industria y logró su aplicación y refinamiento luego de un número de años. La metodología, que más o menos la que conocemos hoy, fue publicada en 1981. A este punto Checkland estaba firmemente atrincherado en la vida universitaria y había dejado la industria para perseguir una carrera como profesor e investigador en la ingeniería de software.

2.2 Uso de la Metodología de los Sistemas Blandos

La MSB aplica los sistemas estructurados al mundo actual de las organizaciones humanas. Pero crucialmente sin asumir que el tema de la investigación es en sí mismo es un sistema simple. La MSB por lo tanto es una manera útil de acercarse a situaciones complejas y a las preguntas desordenadas correspondientes.

2.3

Pasos de la Metodología de los Sistemas Blandos

Se deben tomar las siguientes medidas (a menudo se requieren varias repeticiones):

1. Investigue el problema no estructurado.

2. Exprese la situación del problema a través de “gráficas enriquecidas”. Las gráficas enriquecidas son los medios para capturar tanta información como sea posible referente a la situación problemática. Una gráfica enriquecida puede mostrar límites, la estructura, flujos de información, y los canales de comunicación. Pero particularmente muestra el sistema humano detrás de la actividad. Éste es el elemento que no está incluido en modelos como: diagramas de flujo o modelos de clase.

3. Definiciones de fondo de los sistemas relevantes. ¿De qué diversas perspectivas

podemos observar esta situación problemática?

Las definiciones de fondo se escriben como oraciones que elaboren una transformación. Hay seis elementos que definen como bien formulada a una definición de fondo. Se resumen en las siglas CAPWORA:

Cliente. Todos los que pueden ganar algún beneficio del sistema son considerados clientes del sistema. Si el sistema implica sacrificios tales como despidos, entonces esas víctimas deben también ser contadas como clientes.

Actores. Los agentes transforman las entradas en salidas y realizan las actividades definidas en el sistema.

Proceso de transformación. Este se muestra como la conversión de las entradas en salidas.

Weltanschauung. La expresión alemana para la visión del mundo. Esta visión del mundo hace el proceso de transformación significativo en el contexto.

Dueño. Cada sistema tiene algún propietario, que tiene el poder de comenzar y de cerrar el sistema (poder de veto).

Restricciones ambientales. Éstos son los elementos externos que deben ser considerados. Estas restricciones incluyen políticas organizacionales así como temas legales y éticos.

4. Modelos conceptuales.

Concepto formal del sistema.

El otro sistema estructurado.

5. Comparación de 4 con 2.

6. Cambios factibles, deseables.

7. Acción para mejorar la situación problemática.

2.4

Fortalezas de la Metodología de los Sistemas Blandos

La MSB da la estructura a situaciones problemáticas de temas organizacionales y políticos complejos, y puede permitir que ellos tratados de una manera organizada. Fuerza al usuario a buscar una solución que no sea sólo técnica.

Herramienta rigurosa a utilizar en problemas “sucios”.

Técnicas específicas.

2.5

Limitaciones de la Metodología de Sistemas Blandos. Riesgos

La MSB requiere que los participantes se adapten al concepto completo.

Tenga cuidado de no angostar el alcance de la investigación demasiado pronto.

Es difícil montar el gráfico enriquecido, sin la imposición de una estructura y de una solución particular ante la situación problemática.

La gente tiene dificultades para interpretar el mundo de una manera distendida. Ello a menudo muestra un deseo compulsivo para la acción.

2.6 Supuestos de la Metodología de Sistemas Blandos. Condiciones

Asume que la mayoría de los problemas de gestión y organizacionales no pueden ser considerados como puros “problemas de sistemas” pues el sistema es también muy complejo de analizar.

Sin embargo la aplicación de un acercamiento sistemático en una situación asistémica es valioso.

3. La Dinámica de Sistemas

La Dinámica de Sistemas fue creada por el Ingeniero Jay Wright Forrester, un profesor del Massachussets Institute of Technology (M.I.T.) quien la denomino “Dinámica Industrial”. Fue el mismo Forrester quien, en 1961 edito el libro “Industrial Dynamics”, Cambridge, Massachussets, M.I.T. Press, presentando así los resultados de la investigación comenzada en 1956, momento en el cual comenzó a estudiar el comportamiento de los sistemas en movimiento. En dicho libro publica la primera aplicación de dicha metodología, que fue el análisis de la estructura de una empresa norteamericana, y el estudio de las oscilaciones muy acusadas en las ventas de la empresa. La dinámica de sistemas, permite ir más allá de los estudios de casos y teorías descriptivas. Esto es así porque no está restringida a sistemas lineales, pudiendo hacer pleno uso y análisis de las características no lineales. Combinados con los ordenadores, los modelos de la dinámica de sistemas permiten una simulación eficaz de sistemas complejos. El estudio de sistemas complejos, hasta ahora desagregados para facilitar y comprender su análisis, cambio con la aplicación de la metodología mencionada, permitiendo estudiar el comportamiento “real” del sistema en situaciones reales. Entendiendo un sistema como una unidad cuyos elementos interaccionan juntos, afectándose unos a otros, de modo que todas sus acciones operan a una meta común; percibiéndose como una identidad que lo distingue del ambiente que lo rodea, y que es capaz de mantener esa identidad a lo largo del tiempo y bajo entornos cambiantes, adaptándose. La dinámica de sistemas implica que no existen las situaciones lineales, como las de causa y efecto, sino que, por el contrario, cada acción se ve influenciada por variables controlables y no controlables acaecidas en el momento de la toma de decisión, de modo que cada una de estas características afecta las condiciones y resultados futuros. Las distintas variables que podemos asociar a las partes del sistema sufren cambios a lo largo del tiempo, como consecuencia de las interacciones que hay entre ellas mismas y su entorno, que en los casos de sistemas complejos, forman la “historia” del comportamiento del sistema.

3.1 Etapas de la Dinámica de Sistemas

Esta Metodología presenta 9 etapas, las cuáles son:

1. Descripción del Sistema.

2. Diagrama Causal.

3. Cuadro de Variables.

4. Diagrama Forrester.

5. Sistema de Ecuaciones.

6. Calibrado del Modelo.

7. Análisis de Sensibilidad.

8. Validación del Modelo.

9. Utilidad del Modelo.

4. El Modelo de Sistema Viable

El Modelo del Sistema Viable es un desarrollo puramente cibernético para el diseño y el diagnóstico de organizaciones. Proporciona una metodología completa para estructurar una organización de acuerdo con sus objetivos y establecer las formas de gestión adecuadas a éstos. Presenta la enorme ventaja de la formalización que permite conseguir diagnósticos rápidos en problemas de muy diversa índole. Se refiere al modelo más representativo y de mayor uso de la cibernética, elaborado por el inglés Stafford Beer. Este modelo representa la estructura, las actividades, interrelaciones y flujos de información en las organizaciones; permitiendo obtener la flexibilidad necesaria para sobrevivir en medios ambientes en extremo cambiantes y complejos. Actualmente, se encuentra ampliamente desarrollado en todos sus aspectos y existe una bibliografía bastante completa, relativa tanto a sus aspectos teóricos y conceptuales como a aplicaciones prácticas y resultados conseguidos. Dispone además de una serie de herramientas ya desarrolladas que facilitan la labor de implementación de sistemas de información siguiendo el modelo. El Modelo del Sistema Viable es un desarrollo puramente cibernético para el diseño y el diagnóstico de organizaciones. Proporciona una metodología completa para estructurar una organización de acuerdo con sus objetivos y establecer las formas de gestión adecuadas a éstos. Presenta la enorme ventaja de la formalización que permite conseguir diagnósticos rápidos en problemas de muy diversa índole.