Sei sulla pagina 1di 5

Tópicos del Renacimiento y el Barroco

1. Amor post mortem: carácter eterno del amor, sentimiento que perdura después de la

muerte física. (Francisco de Quevedo, Amor constante más allá de la muerte)

2. Beatus ille: elogio de la vida campesina, rural, frente al ajetreo urbano y cortesano.

(Horacio, Epodos II) (Fray Luis de León, A la vida solitaria)

3. Captatio benevolentiae: El autor, poeta, pide al público que sea benevolente con él y con

su obra, pues a pesar de sus imperfecciones ha trabajado con buena voluntad.

(Cervantes, Don Quijote de la Mancha, I, Prólogo)

4. Carpe diem: aprovecha el día. Consiste en una invitación a disfrutar del presente sin

preocuparse del futuro. Aparece en unión de otros lugares comunes, como el de la fugacidad del tiempo (tempus fugit) (fugit irreparabile tempus) (Horacio, Carmina, XI) (Catulo, V, 1-6) (Luis de Góngora, Mientras por competir con tu cabello)

5. Collige, virgo, rosas. “Coge, muchacha, las rosas”. Es también una incitación a gozar del día, pero aplicado a una mujer. (Ausonio, De rosis nascentibus)

6. Contemptu mundi: menosprecio del mundo y de la vida terrena, que no son otra cosa que

un valle de lágrimas y de dolor.

7. Descriptio puellae: consiste en la descripción del ideal de la belleza femenina. El tópico

eleva a la dama a una posición inalcanzable, muchas veces divina, por lo que suele tener condición de casada, estar muerta o ser inaccesible por la superioridad de su linaje. Se convierte, así, en un amor platónico, objeto de su anhelo y razón de vivir. (Petrarca, Canzoniere, CCXCII) (Garcilaso de la Vega, Soneto XXIII) (Lope de Vega, No queda más lustroso y cristalino)

8. Dum vivimus, vivamus: mientras vivimos, vivamos. Concepción de la vida humana

como algo pasajero e irrenunciable con la consiguiente invitación a su goce y disfrute.

9. Efectos del amor: el hecho de que el amor se conciba como una enfermedad explica el

motivo de los efectos del amor: el insomnio, el mal color de cara, la intranquilidad, etc., son pruebas de que el poeta sufre la enfermedad del amor. (Ovidio, Amores, I, 2) (Francisco de Quevedo, Definiendo el amor)

10. Exclusus amor: Nombra, en esencia, el lamento proferido por el amante rechazado, a la

puerta de la amada, o, incluso, simplemente, la guardia que éste prolonga ante los batientes cerrados.

(Ovidio, Amores, I, 6) (Lope de Vega, A la ira con que una noche le cerró la puerta)

11. Flamma amoris ignis amoris: en la literatura erótica es el de considerar el amor como

un fuego interior. (Catulo, 83) (Garcilaso de la Vega, A Boscán desde la Goleta, Soneto XXXIII) 12.Foedus amoris: los enamorados tienen un pacto de amor de mutua fidelidad, cuyos garantes deben ser los dioses.

(Ovidio, Amores, III, 3) (Garcilaso de la Vega, Égloga I)

13. Fortuna mutabile: una reflexión sobre los avatares y vueltas de la fortuna, unas veces

favorable y otras desfavorable. (Francisco de Aldana, El ímpetu cruel de mi destino) (Lazarillo de Tormes, Prólogo)

14. Furor amoris: es el que expresa la concepción del amor como una locura.

(Ovidio, Metamorfosis, VII) (Antonio Alvares Soares, Amante que no puede olvidarse de

amor y seguir la razón)

15. Homo viator: nuestra vida es como un camino sobre el que nunca volvemos y, mientras

vivimos vamos cubriendo etapas y haciendo una ruta que no ha sido hecha por ningún otro. Peregrinatio vitae.

(Dante, Divina Comedia, Canto I) (Garcilaso de la Vega, Soneto I)

16. Invocatio musarum: es la invocación de las Musas.

(Lope de Vega, Gatomaquia, I)

17. Iurgia amoris: las peleas de enamorados, su ira, sus insultos son una prueba de amor.

(Propercio, I, 3)

18. Latet anguis in herba: la serpiente late entre la hierba. Aviso para los confiados; el

peligro, el mal, puede aparecer en cualquier parte, preferentemente en los lugares en apariencia bellos. (Virgilio, Bucólicas, III) (Luis de Góngora, La dulce boca)

19. Locus amoenus: lugar propicio para el amor, para el disfrute, para el gozo.

(Petronio, CXXXI) (Garcilaso de la Vega, Égloga II) (Fray Luis de León, A la vida

retirada)

20. Lugares de encuentro: aquel en el que el poeta describe los lugares de encuentro con la

amada. (Ovidio, Ars amatoria, I) (San Juan de la Cruz, Cántico espiritual)

21. Memento mori: recuerda que has de morir. Carácter cierto de la muerte como fin de la

vida. (Dante, Divina Comedia, Purgatorio, 33) (Luis de Góngora, De la brevedad engañosa de la vida)

22. Militia amoris: se trata de uno de los tópicos más fértiles de la literatura erótica, y

consiste en concebir el amor y todas sus vicisitudes como una empresa bélica.

(Ovidio, Ars amatoria, II) (Cristóbal de Castillejo, Sermón de amores)

23. Militia est vita hominis super terram: la vida de los hombres sobre la tierra es lucha.

Job, 7, 1. Carácter bélico de la vida humana, entendida como campo de batalla en el que se desarrolla una continua lucha frente a todo: los hombres, la sociedad, el destino. (Fernando de Rojas, La Celestina, Prólogo)

24. Mirada y amor: el enamoramiento por la mirada. Hay miradas que enamoran y que

hieren. (Propercio, I) (Juan del Encina, Ojos garcos ha la niña) (Gutierre de Cetina)

25. Mundus retrorsum: mundo al revés. Vinculado al tema amoroso.

(Garcilaso de la Vega, Égloga I)

26. Nihil novum sub sole: nada nuevo bajo el sol. Eclesiastés, 1, 9. Es una variación de

otros en los que se indica que el hombre se afana y cree descubrir cosas nuevas, cuando

siempre la vida ha sido igual para todos: nos repetimos constantemente.

27. Nom omnis moriar: no del todo moriré. La inmortalidad que el autor espera gracias a su

obra. (Horacio, Carmina, III)

28. Oculos sicarii: ojos homicidas. Carácter simbólicamente asesino de la mirada,

especialmente en el amor.

(Lope de Vega) (Francisco de Quevedo, En cárcel de metal, ¡Oh, atrevimiento!)

29. Omnia mors aequat: la muerte iguala a todos. Carácter igualitario de la muerte que, en

su poder, no discrimina a sus víctimas ni respeta jerarquías. (Horacio, Carmina, 1, 4) (Francisco de Quevedo, Estas que veis aquí pobres y oscuras)

30. Praeceptor amoris: está representado en aquellos textos en que los poetas quieren

mostrarse como maestros en el arte de amar, consejeros para quienes quieran triunfar. (Ovidio, Ars amatoria)

31. Quomodo fabula, sic vita: así como el teatro es la vida. Carácter representativo de la

vida humana: dramatización única e irrepetible de nuestra existencia. (Séneca, Epístolas, LXXXVII) (Francisco de Quevedo, Epicteto) (Pedro Calderón de la Barca, El gran teatro del mundo, I)

32. Religio amoris: la amada es un ser superior, celestial, angelical; su belleza y su

perfección son propios de un ser divino. Por ello, se iguala con los ángeles o el propio Dios.

(Garcilaso de la Vega, Soneto V)

33. Remedia amoris: la enfermedad del amor tiene remedios. (Efectos del amor,

enfermedad del amor). (Ovidio, Remedia amoris) (Propercio, I, 1) (Lope de Vega, La esclava de su galán)

34. Roces de amor: cuenta cómo el enamorado, en cualquier ocasión que se le presente,

busca el contacto con la amada.

35. Sic transit gloria mundi: así pasa la gloria del mundo. Carácter pasajero de la fortuna o

reputación humana, condenada a verse arrastrada por la muerte.

(Pedro Calderón de la Barca, El príncipe constante)

36. Somnis imago morte: el sueño remeda la muerte. Estar dormido es como estar un poco

muerto: ausencia de conciencia. (Francisco de Quevedo, Al sueño)

37. Tempus fugit: el tiempo huye. Hace referencia al paso irremisible del tiempo, que todo

lo acaba. (Virgilio, Geórgicas, III) (Luis de Góngora, Que se nos va la Pascua) (Francisco de Quevedo, ¡Ah de la vida!)

38. Ubi sunt?: ¿qué fue de aquello? Es una serie de preguntas retóricas sobre el destino de

las personas que nos han precedido, e incluso de todo aquello que vivieron un día (galas, amores, músicas, bailes). Su encanto radica precisamente en esa falta de respuesta que induce a la reflexión, a idealizar los recuerdos, a evocar el pasado para reencontrarse con lugares, sentimientos y personas del ayer, a añorar lo perdido, lo que pudo ser. Una

modalidad de este tópico es el sic transit gloria mundi (en esto se ha convertido lo que en otro tiempo fue la gloria del mundo).

39. Vanitas vanitatum: Eclesiastés, vanitas vanitatum omnia vanitas (vanidad de vanidades,

todo es vanidad). La inutilidad de los placeres mundanos frente a la certeza de la muerte. (Lope de Vega, A una calavera de mujer)

40. Varium et mutabile Semper fémina: variable y mudable, siempre es la mujer. Carácter

inestable de la mujer presentada desde una perspectiva misógina como ser cambiante e

indeciso. (Virgilio, La Eneida, Libro VI)

41. Venatus amoris: caza de amor. La relación amorosa es presentada como cacería del ser

amado.

(San Juan de la Cruz, Tras un amoroso lance)

42. Vera amicitia: amistad verdadera. La adversidad es la prueba definitiva para reconocer

a los auténticos amigos. (Epicteto de Frigia) (Cicerón, De amictia, 64) (Ovidio, Tristia, I, V) (Ovidio, Tristia, I, IX) (Francisco de Aldana, El ímpetu cruel de mi destino)

43. Vita flumen: La vida es como un río que va a dar a la mar, que es la muerte.

44. Vita tam quam somnis: en la vida los hombres soñamos o bien representamos un papel

como en un sueño (teatro o representación); pero no es la vida verdadera, ya que somos

como muñecos de trapo que alguien (Dios) mueve a su antojo y al final tenemos que dejar de representar para morir. (Pedro Calderón de la Barca, La vida es sueño, II, 19)

45. Vulnus amoris: se trata de la exposición del sentimiento contradictorio que provoca el

amor, que es concebido como una dulce herida. (Meleagro, V, 613) (Ovidio, Amores, I, 1) (Francisco de Medrano, Quien te dice que

ausencia causa olvido)