Sei sulla pagina 1di 169
Vulnerabilidad de las fuentes de abastecimiento de agua potable de la Ciudad de México en
Vulnerabilidad de las fuentes de abastecimiento de agua
potable de la Ciudad de México en el contexto de cambio
climático
INFORME FINAL
OSCAR A. ESCOLERO FUENTES
SANDRA E. MARTINEZ
STEFANIE KRALISCH
MARIA PEREVOCHTCHIKOVA
Julio de 2009
Vulnerabilidad de las fuentes de abastecimiento de agua potable de la Ciudad de México en
Vulnerabilidad de las fuentes de abastecimiento de agua
potable de la Ciudad de México en el contexto
de cambio climático
Contenido
Resumen Ejecutivo
1
1.
Introducción
6
2.
Metodología de Trabajo
8
3.
Fuentes de Abastecimiento
9
3.1.
Conceptualización
9
3.2.
Diagnóstico
11
3.2.1.
Sistema Cutzamala
11
3.2.2.
Sistema Lerma
36
3.2.3.
Sistema de Pozos Plan de Acción Inmediata (PAI)
63
3.2.4.
Pozos del Sistema de Agua de la Ciudad de México
84
3.2.5.
Sistema Chiconautla
89
3.2.6.
Manantiales
93
3.3.
Proyectos para nuevas fuentes de abastecimiento
97
4.
Cuantificación de la Vulnerabilidad de las Fuentes de Abastecimiento
104
4.1.
Revisión de Indicadores
104
4.2.
Selección de Indicadores
107
4.3.
Valoración de Indicadores – Determinación y Comparación de Vulnerabilidad 107
4.3.1.
Resultados Taller de Expertos
108
4.3.2.
Adaptación con base en el diagnóstico
108
5.
Cambio previsto del clima regional
114
6.
Impacto del Cambio Climático sobre la Vulnerabilidad
120
6.1. Impacto de los escenarios climáticos sobre la disponibilidad natural de agua
120
6.2. Otros efectos estacionales y locales:
123
6.3. Otros factores susceptibles al cambio climático
126
6.4. Evaluación de nuevas propuestas de abastecimiento frente al cambio climático 127
7.
Conclusiones
131
8.
Referencias
136
ANEXOS
139
A-1 Bibliográfía
140
A-1.1 Cambio Climático
A-1.2 Bibliografía relevante sobre los recursos hídricos en el área de estudio
A-2 Métodos de medición de vulnerabilidad
A-3 Medidas locales de adaptación al cambio climático
A-4 Taller de expertos
140
142
146
152
157
Índice de Figuras Figura 3-1: 12 Figura 3-2: 13 Figura 3-3: 15 Figura 3-4: 18
Índice de Figuras
Figura 3-1:
12
Figura 3-2:
13
Figura 3-3:
15
Figura 3-4:
18
Figura 3-5:
20
Figura 3-6:
21
Figura 3-7:
22
Figura 3-8:
25
Figura 3-9:
28
Figura 3-10:
33
Figura 3-11:
39
Figura 3-12:
45
Figura 3-15:
50
Figura 3-16:
51
Figura 3-15:
58
Figura 3-16:
59
Figura 3-17:
64
Figura 3-18:
75
Figura 3-19:
76
Figura 3-20:
78
Figura 3-21:
79
Figura 3-22:
81
Figura 3-23:
Figura 3-24:
84
Figura 3-25:
89
Figura 3-26:
Esquema del Sistema Cutzamala
Perfil del Sistema Cutzamala
Almacenamiento histórico en la Presa Valle de Bravo
Almacenamiento histórico en la Presa Villa Victoria
Almacenamiento histórico en la Presa El Bosque
Costo de operación del Sistema Cutzamala
Volumen de entrega histórico del Sistema Cutzamala
Distribución de uso de suelo
Erosión potencial y erosión actual en la Cuenca Valle de Bravo
Erosión potencial y erosión actual en la Cuenca Villa Victoria
Evolución del gasto del Sistema Lerma
. Hidrógrafos de 3 multi-piezómetros en el Valle de Toluca
Profundidad al nivel estático
Abatimiento anual – Tendencia al largo plazo, y tendencia reciente
Cambio en el uso de suelo en la Cuenca Alto Lerma
Tipos de degradación en la Cuenca Alto Lerma
Ramales de pozos del Sistema PAI y puntos de entrega de agua en bloque
Evolución del volumen concesionado del acuífero ZMVM
Balance Acuífero Cuautitlan-Pachuca
Red de flujo en el Valle de México
Balance del Acuífero Chalco-Amecameca (en hm 3 /año)
Uso de suelo en D.F
Colonias afectadas por los cortes en el sistema Cutzamala en 2009
Profundidad de los pozos del Sistema de Aguas Ciudad de México
Sistema Chiconautla
Uso de suelo (1976-2000) en el área local del Sistema Chiconautla
Esquema del Proyecto Temascaltepec
Esquema integral de proyectos para incrementar el suministro al
Dispersión de estimaciones de dT y dP en el Valle de Toluca
Diagramas de cambio de temperatura y precipitación para el año 2050
Reducción en la disponibilidad de agua para las áreas de captación
Aumento en las lluvias extraordinarias en la estación Xochimilco
Volcanes Nevado de Toluca y Iztaccíhuatl
Soluciones para la Sustentabilidad Hídrica en la Cuenca del Valle de México
82
92
Figura 3-27:
100
Figura 3-28:
103
Figura 5-1:
114
Figura 5-2:
116
Figura 6-1:
122
Figura 6-2:
124
Figura 6-3:
125
Figura 6-4:
128
Índice de Tablas Tabla 3-1: Características de los elementos que componen el Sistema Cutzamala Características
Índice de Tablas
Tabla 3-1:
Características de los elementos que componen el Sistema Cutzamala
Características de las presas que componen el sistema
13
Tabla 3-2:
14
Tabla 3-3:
14
Tabla 3-4:
17
Tabla 3-5:
22
Tabla 3-6:
26
Tabla 3-7:
Tipo y longitud de estructuras del Sistema Cutzamala (CONAGUA 2007ª)
Características fisicoquímicas y bacteriológicas en la presa de Valle de Bravo
Volumen de entrega histórico del Sistema Cutzamala
Intervalos de erosión hídrica
Erosión hídrica potencial
26
Tabla 3-8: Erosión hídrica actual
26
Tabla 3-9:
32
Tabla 3-12:
Cambio de uso de suelo en la Cuenca Valle de Bravo
Calidad del agua en afluentes de la presa Valle de Bravo
Erosión hídrica potencial en la Cuenca Villa Victoria
Erosión hídrica actual en la Cuenca Villa Victoria
Extracción estimada en base del gasto instantáneo, censo 2005
Unidades geológicas y su función en relación al agua subterránea
Datos de extracción asignada para el Acuífero Valle de Toluca
Diferentes balances realizados para el acuífero del Valle de Toluca
Datos de extracción asignada para el Acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco
Diferentes balances realizados para el acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco
Uso de suelo y cambio en la Cuenca Alto Lerma
Numero de pozos y longitud de acueductos de los ramales del PAI
Costos de operación del Sistema PAI
Producción promedio por ramal 2001-2006 (en m 3 /s)
Entrega de agua en m 3 /s al Distrito Federal por el Sistema PAI en 2008
Factores relacionados con la disminución de la extracción en el Sistema PAI
29
Tabla 3-10:
31
Tabla 3-11:
32
Tabla 3-13:
39
Tabla 3-14:
44
Tabla 3-15:
47
Tabla 3-16:
52
Tabla 3-17:
54
Tabla 3-18:
55
Tabla 3-19:
57
Tabla 3-20:
65
Tabla 3-21:
66
Tabla 3-22:
67
Tabla 3-23:
67
Tabla 3-24:
68
Tabla 3-25:
Población futura y cobertura de agua potable de los municipios del sistema PAI 70
Tabla 3-26:
73
Tabla 3-27:
74
Tabla 3-28:
76
Tabla 3-29:
Unidades hidrogeológicas en el acuífero Chalco-Amecameca
Extracción anual de los acuíferos del valle de México (REPDA, 2008)
Balance acuífero ZMVM
Balance del acuífero Texcoco
Características de los pozos del SACM en el acuífero ZMVM
77
Tabla 3-30:
85
Tabla 3-31:
Desigualdad en la calidad y cantidad del agua entregada a la Ciudad de México 86
Tabla 3-32:
Gasto promedio anual de los sistemas de SACM
Evolución del gasto del Sistema Chiconautla en m 3 /s
Manantiales que abastecen al Distrito Federal
Zona funcional y nivel de degradación
Estrategias enfocadas a incrementar el abastecimiento
Estrategias enfocadas a reducir la demanda
Indicadores internacionales en materia de agua
Valoración de los indicadores de vulnerabilidad
Resultados generalizados por tipo de vulnerabilidad
87
Tabla 3-33:
90
Tabla 3-34:
94
Tabla 3-35:
96
Tabla 3-36:
98
Tabla 3-37:
98
Tabla 4-1:
106
Tabla 4-2:
109
Tabla 4-3:
111
Tabla 4-4: Resumen del diagnóstico de las fuentes de agua potable, por indicadores
112
Tabla 4-5:
Resumen del diagnóstico de las fuentes de agua potable, por indicadores
Cálculo del efecto de los escenarios climáticos sobre la disponibilidad de agua
Meses con sequía en el Estado de México y Distrito Federal
Evaluación integrada de opciones de abastecimiento para la Ciudad de México
113
Tabla 6-1:
121
Tabla 6-2:
126
Tabla 7-1:
134
Resumen Ejecutivo Los efectos del cambio climático se han evidenciado de manera incremental y dramática
Resumen Ejecutivo
Los efectos del cambio climático se han evidenciado de manera incremental y
dramática alrededor del mundo. Debido al fracaso de los mecanismos de mitigación
propuestos en el Protocolo de Kyoto, la agenda política se orienta a la disminución de la
vulnerabilidad frente a los desastres frecuentes y los cambios a largo plazo, para lograr
una mejor adaptación a un fenómeno que ya no es reversible.
El abastecimiento de agua se reconoce como uno de los principales retos que
determinará la sustentabilidad de la Ciudad de México. Frente a un sistema de
abastecimiento que muestra señales evidentes de degradación, falta de inversión, y
reducción de la capacidad, los efectos del cambio climático requieren ser evaluados
para determinar su impacto y promover las estrategias que permitan enfrentar el reto.
En este contexto, el Gobierno de la Ciudad de México, a través del Centro Virtual de
Cambio Climático (CVCCCM) ha puesto en marcha una serie de proyectos que incluyen
el agua como uno de los ejes prioritarios de investigación.
El proyecto: Vulnerabilidad de las fuentes de abastecimiento de agua potable de la
Ciudad de México en el contexto de cambio climático, cuyo informe final se
presenta aquí, tuvo como objetivo lo siguiente:
 Diagnosticar la situación actual de las fuentes de abastecimiento
 Determinar la vulnerabilidad actual de las fuentes de abastecimiento
 Evaluar el impacto de los escenarios de cambio climático en la disponibilidad de
las fuentes de abastecimiento
 Revisar el impacto del cambio climático en el contexto de la vulnerabilidad de las
fuentes de abastecimiento
El término “vulnerabilidad” dentro del proyecto se refiere a la propensión que disminuya
la disponibilidad de agua potable entregada al Distrito Federal. Las fuentes de
abastecimiento son entendidas como el conjunto formado por las áreas de captación y
1
la infraestructura, hasta el punto de entrega al Distrito Federal. El área de captación corresponde
la infraestructura, hasta el punto de entrega al Distrito Federal. El área de captación
corresponde a las (sub)cuencas hidrológicas en el caso de fuentes superficiales y a
acuíferos en el caso del agua subterránea, mientras la infraestructura se compone de
presas, pozos, líneas de conducción, plantas de bombeo, etc. El proyecto trata todas
las fuentes que abastecen de agua potable al Distrito Federal: Sistema Cutzamala,
Sistema Lerma, Sistema de Pozos Plan de Acción Inmediata (PAI), Pozos y
manantiales del Sistema de Agua de la Ciudad de México incluyendo la Batería
Chiconautla.
Se realizó un extenso diagnóstico de los problemas actuales de las fuentes de
abastecimiento de agua, el cual incluyó factores infraestructurales, socio-
administrativos, y el análisis del estado ambiental de las áreas de captación. En todas
las fuentes se observa en los últimos años una disminución gradual en su aportación al
abastecimiento, que se relaciona básicamente con dos aspectos: infraestructura y
degradación en las áreas de captación. La infraestructura muestra limitaciones dada por
ejemplo por edad y falta de mantenimiento, el azolve en las presas del Sistema
Cutzamala o la densidad y problemas de diseño y construcción en los pozos del
Sistema PAI. En las áreas de captación, el abatimiento del nivel del agua en acuíferos
de hasta 2 m./año induce problemas de pozos parados, reducción en la extracción e
incrementos en los costos de operación. El deterioro en la calidad de agua se observa
en varias fuentes, destacando las presas del Cutzamala y los pozos localizados en el
este y sureste de la Ciudad de México. El cambio de uso de suelo, sobre todo en zonas
de mayor pendiente con desarrollo de agricultura, deforestación y urbanización,
desempeña un papel importante en la degradación de las cuencas incrementando la
erosión hídrica y afectando el escurrimiento y la recarga. En relación a los aspectos
socio-administrativos, destacan los conflictos sociales por demanda de agua e
infraestructura en los lugares de captación, así como extracciones que exceden los
volúmenes concesionados, y en general la falta de planeación y cooperación entre las
diferentes entidades, lo cual limita la capacidad de adaptación a cualquier cambio.
Para determinar y comparar la vulnerabilidad actual de las fuentes de abastecimiento se
utilizó un algoritmo simple de Análisis Multi-criterio (AMC). Los nueve indicadores que
se establecieron en el desarrollo del proyecto, así como la valoración para cada uno de
ellos y para cada fuente se obtuvieron combinando la visión del grupo de trabajo y
2
colaboradores (visión académica), y la visión de un grupo de expertos técnicos que han actuado
colaboradores (visión académica), y la visión de un grupo de expertos técnicos que han
actuado en el diseño, construcción y operación de las fuentes de abastecimiento de
agua a la CM.
Tabla 1: Valoración de los indicadores de vulnerabilidad. Los valores de 1-10 indican el impacto del indicador
en la disponibilidad de agua.
Pozos
Indicador
Cutzamala
Lerma
Pozos PAI
Chiconautla
SACM
Estado
9
7
8
7
7
Exposición a daños por
terceros
7
7
4
2
4
Capacidad
5
3
5
5
3
Disponibilidad
10
6
7
8
8
Calidad del agua
8
nd
7
8
nd
Degradación ambiental
10
8
7
8
8
Conflictos por demanda
del agua
9
7
6
6
6
Eficiencia económica
9
7
5
5
5
Situación administrativa
5
6
7
2
7
Suma
8.00
6.38
6.22
5.67
6.00
El sistema de abastecimiento más vulnerable corresponde al Sistema Cutzamala,
mientras el sistema menos vulnerable son los pozos del SACM. En la alta vulnerabilidad
del Sistema Cutzamala influye i) la reducción en la disponibilidad de agua teniendo en
cuenta que los sistemas superficiales responden rápidamente a los efectos de la alta
degradación en las áreas de captación y variaciones de los parámetros climáticos, ii) la
falta de inversión en mantenimiento y rehabilitación de la infraestructura por largos
períodos, iii) los conflictos por demandas sociales que genera este sistema de
abastecimiento y iv) los elevados costos de operación en relación al volumen aportado.
El análisis muestra que las 3 dimensiones – infraestructura, ambiental y socio-
administrativa – tienen una importancia comparable para la vulnerabilidad de las fuentes
de abastecimiento, por lo que todos deben ser tomados en cuenta en las soluciones
para mejorar la situación actual y la capacidad de adaptación a futuros cambios.
Sobre el actual estado crítico de las fuentes de abastecimiento, la creciente demanda
de agua y degradación del recurso, se evalúa como efecto adicional al cambio climático
(CC). El análisis de cuatro diferentes escenarios de CC da como resultados cambios de
temperatura de 1.3 – 1.9°C y dos tendencias diferentes en cuanto a precipitación: El
modelo HADGEM prevé una disminución entre 2-5% en la estación de lluvias, y
cambios entre -8 y +5% en la precipitación de la temporada seca. El modelo ECHAM a
3
Socio-
Ambien-
Infra-
admin
tal
estructura
su vez prevé un clima más extremoso, con aumento de las lluvias de verano de
su vez prevé un clima más extremoso, con aumento de las lluvias de verano de 0 a
11%, y una reducción de la precipitación de 12 a 23% en la época de estiaje. El mismo
efecto tienen otros procesos locales que no se reflejan en los escenarios generales,
como es el efecto de la isla de calor, la deforestación y el deshielo de los glaciares.
A partir de la precipitación y la evapotranspiración se calculó la disponibilidad natural de
agua (escurrimiento+recarga) en las áreas de captación real, dando como resultado una
disminución de 10-17%. Este valor se debería considerar un impacto mínimo, que
probablemente se verá agravado por los efectos estacionales y locales, y por la
ocurrencia de años extremadamente lluviosos y/o secos.
Se observa una clara diferencia entre escenarios de menor emisión y escenarios de
“laisser faire” (A2), lo cual pone en relieve la importancia de los esfuerzos que México
debe emprender para reducir las emisiones de GEI. Es difícil distinguir en el análisis
entre los efectos de cambio de cobertura de suelo, cambios locales del clima y los
efectos de un cambio climático global. Sin embargo, es evidente que todos estos
efectos apuntan en la misma dirección: un clima más extremoso con lluvias y sequías
más intensas, añadido a una menor capacidad de resiliencia de las cuencas para
amortiguar y regular estos efectos.
La capacidad actual de adaptación frente a estos cambios es sumamente baja, con
respecto a infraestructura, ecosistemas e instituciones. Medidas para aumentar la
resiliencia frente al CC necesariamente deben incluir el mantenimiento y saneamiento
de la infraestructura, protección y restauración de áreas de captación, reducción de la
demanda de agua y aprovechamiento de fuentes no-convencionales, las cuales a su
vez contribuirán a reducir la vulnerabilidad.
Las nuevas fuentes para abastecimiento de agua requieren la evaluación de la
disponibilidad futura teniendo en cuenta el impacto del CC y consumo de energía. Las
propuestas oficiales para la captación de nuevas fuentes de abastecimiento de agua
para el Distrito Federal incluyen sobre todo la importación de agua superficial desde
cuencas vecinas mediante grandes obras hidráulicas (Temascaltepec, Tecolutla,
Amacuzac), así como la adecuación de fuentes superficiales en el valle de México, el
uso de agua residual tratada (directo para usos que requieren menor calidad, posterior
a la infiltración en el valle o como importación desde el acuífero del valle de Mezquital),
4
y la infiltración masiva de agua pluvial en el sur del valle de México. En
y la infiltración masiva de agua pluvial en el sur del valle de México. En una evaluación
integrada claramente se observa que los grandes proyectos de trasvases (ej. desde el
Río Amacuzac o Río Tecolutla) son más susceptibles a los efectos de CC, tal y como se
está observando en el Sistema Cutzamala. A esto se suman los altos costos
ambientales y sociales. Las soluciones deben orientarse en principio a la combinación
de proyectos que integren la gestión del agua dentro de la cuenca, antes que priorizar
las grandes obras de importación. Esta gestión al interior de la cuenca debe de incluir
una mezcla e integración de muchas soluciones descentralizadas. Para esto se
necesita considerar todo el ciclo de agua urbana, desde el manejo de las áreas de
captación, protección civil, abastecimiento, reutilización, y transferencia intersectorial
hasta el saneamiento, ya que en un esquema cíclico un mal manejo de una
componente influye de manera negativa sobre los demás
5
1. Introducción La discusión acerca de los efectos negativos del cambio climático surgió a inicios
1. Introducción
La discusión acerca de los efectos negativos del cambio climático surgió a inicios de los
años noventa. Inicialmente, la discusión estuvo enfocada en la aceptación de los
cambios como fenómeno de origen antropogénico, así como en la validez de la base
científica y los modelos de cálculo, los cuales fueron incrementando su nivel de
certidumbre y detalle espacial. Actualmente, los pronósticos de aumento de 1.4 °C a 6
°C en la temperatura global dentro de este siglo, reciben una amplia aceptación en la
comunidad científica.
Los efectos del cambio climático se han evidenciado de manera incremental y
dramática alrededor del mundo. Debido al fracaso de los mecanismos de mitigación
propuestos en el Protocolo de Kyoto, la agenda política se orienta a la disminución de la
vulnerabilidad frente a los desastres frecuentes y los cambios a largo plazo, para lograr
una mejor adaptación a un fenómeno que ya no es reversible. La evaluación y
adaptación se enfoca en tres ejes claves en los cuales el agua juega un papel
preponderante: la seguridad alimenticia, el riesgo de la población frente a fenómenos
climáticos extremos y, el impacto sobre la disponibilidad de agua.
El agua ha sido un tema crítico para la sustentabilidad de la Ciudad de México (CM). La
creciente demanda de agua ha impactado de manera negativa y creciente en el balance
de las cuencas y acuíferos locales y vecinos, generando daños económicos y
ambientales que ya se muestran dramáticos. Las tradicionales prácticas de importación
de agua para satisfacer la demanda urbana aunada al déficit regional, ha llevado a
crecientes conflictos sociales y políticos en torno a la distribución y gestión del recurso
agua. Los problemas de abastecimiento a la CM van más allá de sus fuentes e incluyen
un complejo sistema de captación y conducción que enfrenta fuertes limitaciones. El
envejecimiento de la infraestructura, los costos de operación, la falta de inversión en
mantenimiento y rehabilitación, así como el deterioro de las fuentes de agua en
cantidad y calidad, ha llevado al sistema de abastecimiento al límite de la operabilidad
física y económica.
Frente al contexto de cambio climático, los efectos negativos en las fuentes de
abastecimiento de la CM pueden verse agravados. La cuestión en qué grado aumenta
6
la vulnerabilidad en la disponibilidad de las fuentes frente a los diferentes escenarios de cambio
la vulnerabilidad en la disponibilidad de las fuentes frente a los diferentes escenarios de
cambio climático es esencial para la toma de medidas preventivas de adaptación.
El Gobierno de la Ciudad de México desarrolló estrategias y planes para enfrentar el
reto en materia de abastecimiento de agua a su población. Estas se incluyen en el Plan
Verde, la Estrategia Local de Acción Climática (ELAC) y el Plan de Acción Climática. A
través del Centro Virtual de Cambio Climático de la Ciudad de México (CVCCCM) se ha
puesto en marcha una serie de proyectos que consideran el agua como uno de los ejes
prioritarios de investigación.
En este contexto, el presente proyecto se enfoca en determinar los factores que inciden
en la vulnerabilidad de las fuentes de abastecimiento de la CM, cumpliendo así parte de
la estrategia planteada por el Gobierno de la Ciudad de México. El término
“vulnerabilidad” dentro del proyecto se refiere a la propensión que disminuya la
disponibilidad de agua potable entregado al Distrito Federal por parte de estas fuentes
de abastecimiento. Se determinan y evalúan tanto factores que están directamente
relacionados al cambio climático, como otros que son de relevante importancia para el
sostenimiento de las fuentes.
7
2. Metodología de Trabajo La metodología de trabajo integró lo siguiente:  Conceptualización e identificación
2. Metodología de Trabajo
La metodología de trabajo integró lo siguiente:
 Conceptualización e identificación de las fuentes de abastecimiento al
Distrito Federal.
 Recopilación y revisión de bibliografía relacionada al cambio climático,
vulnerabilidad y agua, en el contexto internacional, nacional y local.
 Revisión de metodologías para la determinación de vulnerabilidad
(cualitativa y cuantitativa).
 Revisión de medidas locales de adaptación al cambio climático.
 Diagnóstico de las fuentes de abastecimiento enfocado principalmente a las
áreas de captación e infraestructura y revisión de proyectos para el futuro
abastecimiento de agua al D.F.
 Revisión de indicadores existentes a nivel internacional, nacional y local para
la temática agua.
 Determinación de indicadores que inciden en la vulnerabilidad de las fuentes
de abastecimiento con base en el diagnóstico y un taller de expertos.
 Valoración de indicadores y determinación cualitativa de la vulnerabilidad de
la infraestructura, ambiental y socio-administrativa.
 Evaluación del impacto de los escenarios de cambio climático en la
disponibilidad de las fuentes de abastecimiento.
 Discusión del impacto del cambio climático en el contexto de la
vulnerabilidad de las fuentes de abasteciendo actuales y futuras.
 Elaboración de informe y mapas.
8
3. Fuentes de Abastecimiento 3.1. Conceptualización En el presente trabajo se consideran todas las fuentes
3. Fuentes de Abastecimiento
3.1.
Conceptualización
En el presente trabajo se consideran todas las fuentes que abastecen de agua potable
al Distrito Federal, con excepción del río Magdalena: Sistema Cutzamala, Sistema
Lerma, Sistema de Pozos Plan de Acción Inmediata (PAI), Pozos y manantiales del
Sistema de Agua de la Ciudad de México.
Las fuentes de abastecimiento son entendidas como el conjunto formado por las áreas
de captación y la infraestructura, hasta el punto de entrega al Distrito Federal. El área
de captación corresponde a las (sub)cuencas hidrológicas en el caso de fuentes
superficiales y a acuíferos en el caso de agua subterránea. Los efectos antropogénicos
y del cambio climático actúan en estos sistemas y influyen sobre la disponibilidad
natural del agua. Las áreas de captación se ubican en tres cuencas hidrológicas: la
Cuenca del Valle de México, la Cuenca del Río Cutzamala y la Cuenca Alto Lerma. La
infraestructura cumple la función de captar y conducir el agua, y determina la capacidad
del volumen de entrega. La componen presas, pozos, líneas de conducción, plantas de
bombeo, etc.
Estas fuentes incluyen una compleja estructura de manejo en la que actúan organismos
de diferentes niveles: federal, regional, estatal y local. La CONAGUA es la instancia a
nivel federal y actúa a nivel regional a través del OCAVM (Organismo de Cuenca
Región XIII, Aguas del Valle de México). El OCAVM opera como fuente externa el
Sistema Cutzamala ubicado en la cuenca vecina del mismo nombre, la presa y planta
potabilizadora Madín en la Cuenca Valle de México 1 , y 217 pozos del Sistema PAI
(Programa de Acción Inmediata) 84 de los cuales fueron transferidos al Gobierno del
DF.
El SACM (Sistema de Aguas de la Ciudad de México) es el organismo operador para
abastecer de agua al Distrito Federal. Fue conformado en 2003 al fusionarse la
entonces Dirección General de Construcción y Operación Hidráulica (DGCOH) y la
Comisión de Aguas del Distrito Federal (CADF). El SACM opera dentro de la Cuenca
Valle de México 549 pozos en el D.F, 39 pozos en el Edomex (Sistema Chiconautla), y
1 La cual aquí no se incluyó, porque abastece a la zona conurbada en el Estado de México, no al Distrito Federal.
9
fuentes superficiales, entre ellos 68 manantiales. Adicionalmente es responsable del Sistema Lerma, que corresponde a
fuentes superficiales, entre ellos 68 manantiales. Adicionalmente es responsable del
Sistema Lerma, que corresponde a baterías de pozos en los acuíferos Valle de Toluca y
Iztlahuaca-Atlacomulco. Del Sistema Lerma se entrega agua tanto al D.F. como a zonas
del Edomex dentro de la ZMVM.
Dada la alta prioridad del abastecimiento de agua tanto para el Distrito Federal como
para el Estado de México, en ocasiones los gobiernos intervienen de forma directa en la
gestión. El Estado de México cuenta con una Secretaria de Agua, la CAEM (Comisión
de Agua del Estado de México) y 22 organismos operadores.
La intervención de dependencias federales, estatales y municipales en la gestión del
agua en la cuenca, ha contribuido a la falta de planeación que ha llevado a la
explotación intensiva del recurso y al déficit regional. Al mismo tiempo, la práctica del
“tributarismo” hídrico para satisfacer la demanda urbana está generando e
incrementando conflictos sociales y políticos, por lo que estos factores se deben
considerar en la vulnerabilidad de las fuentes.
10
3.2. Diagnóstico 3.2.1. Sistema Cutzamala El Sistema Cutzamala aprovecha el agua de la cuenca alta
3.2.
Diagnóstico
3.2.1. Sistema Cutzamala
El Sistema Cutzamala aprovecha el agua de la cuenca alta del río del mismo nombre.
Esta conformada por las presas Tuxpan y el Bosque, en Michoacán; Colorines, Ixtapan
del Oro, Valle de Bravo, Villa Victoria y Chilesdo, en el Estado de México. Con
excepción de esta última, que se construyó para aprovechar el agua del río
Malacatepec, los otros embalses formaban parte del Sistema Hidroeléctrico Miguel
Alemán. Actualmente, solo 3 m 3 /s es usado para generación de energía durante horas
pico para abastecer los requerimientos de energía para los sectores agrícola e
industrial.
El sistema ha sido diseñado, construido y operado por el Gobierno Federal. Consistió
de tres etapas, iniciando en 1982 con el aprovechamiento de la Presa Villa Victoria que
aportó 4 m 3 /s. En esta etapa se construyó la obra complementaria para la operación
que consistió en plantas de bombeo, subestaciones eléctricas, canales, torre de
oscilación y la planta de tratamiento de Los Berros, entre las más importante.
La segunda etapa se concluyó en 1985 e incluyó el aprovechamiento de la presa Valle
de Bravo la que aportó un caudal de 6 m 3 /s al sistema. La obra complementaria incluyó
la construcción de plantas de bombeo, líneas de conducción, túneles, torres de
oscilación y sumergencia, subestaciones eléctricas y se amplio la capacidad de la
planta potabilizadora Los Berros.
La tercera etapa se puso en funcionamiento en 1993 e integró los subsistemas Chilesdo
y Colorines para sumar un aprovechamiento de 9 m 3 /s. El subsistema Chilesdo se
encuentra en operación desde 1993 aportando 1 m 3 /s en promedio y 5 m 3 /s en época
de avenidas (Conagua, 2007 c ). La Presa Chilesdo capta el escurrimiento del río
Malacatepec, evitando que escurran hasta la presa Colorines. Esto reduce el costo de
operación, debido a que la carga de bombeo desde la presa Colorines a la planta
potabilizadora es de 980 metros, en tanto desde la presa Chilesdo a la planta es de 275
metros. Las obras complementarias para el funcionamiento de este subsistema incluyó
la construcción de plantas de bombeo, conducción y torres de sumergencia y oscilación.
El subsistema Colorines aprovecha las aguas de las presas Tuxpan y El Bosque, en el
11
Estado de Michoacán e Ixtapan del Oro en el Estado de México, mediante su captación
Estado de Michoacán e Ixtapan del Oro en el Estado de México, mediante su captación
en la presa derivadora Colorines para un suministro promedio de 8 m 3 /s. Las obras
complementarias incluyeron planta de bombeo, torres de sumergencia y oscilación,
subestación eléctrica, conducciones y se amplio la capacidad de la planta potabilizadora
Los Berros.
Las tres etapas del sistema originalmente fueron diseñadas para importar al Valle de
México un caudal máximo de 19 m 3 /s (599 hm 3 /año), sin embargo, el sistema se ha
estabilizado en 16 m 3 /s (505 hm 3 /año). Los números para el volumen actual varían, el
SACM reporta una entrega de 6.73 m 3 /s (1993-2007) al Distrito Federal, el OCAVM un
volumen de 9.6 m 3 /s. (Estas diferencias podrían indicar el volumen entre extracción y
entrega, reflejando las fugas en la conducción). El volumen entregado al Edomex es de
alrededor de 6 m 3 /s. La Figura 3-1 detalla los elementos y etapas del sistema.
a
Figura 3-1:
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA, 2007
Esquema del Sistema Cutzamala (Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del
Infraestructura
Valle de México, CONAGUA, 2007 a)
El sistema está integrado por siete presas (tres de almacenamiento y cuatro
derivadoras), que almacenan agua del río Cutzamala. Además lo integran seis
macroplantas de bombeo que en conjunto vencen un desnivel de más de 1100 metros,
un acueducto de 205.7 km con tubería de acero y concreto con diámetros entre 1.07 y
12
3.50 metros, 43.99 km de túnel, 72.55 km de canal abierto, y la planta potabilizadora
3.50 metros, 43.99 km de túnel, 72.55 km de canal abierto, y la planta potabilizadora
Los Berros que consta de 5 módulos de 4000 l/s cada uno (Conagua, 2007 c ). La Figura
3-2 muestra el perfil del sistema.
a
Figura 3-2:
Perfil del Sistema Cutzamala (Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA, 2007
México, CONAGUA, 2007 a)
Las tablas 3-1, 3-2 y 3-3 resumen las características de los elementos que componen el
sistema.
Tabla 3-1:
Características de los elementos que componen el Sistema Cutzamala
Elemento
Tipo
Capacidad
Elevación
Observaciones
actual
Tuxpan
Presa derivadora
5 hm 3
1751
Altura al NAME 1 762
El Bosque
Almacenamiento
202
hm 3
1741
Altura del vertedor
Ixtapan del Oro
Presa derivadora
0.5
hm 3
1650
Altura al NAME 1 650
Colorines
Presa derivadora
1.5
hm 3
1629
Valle de Bravo
Almacenamiento
394
hm 3
1768
Villa Victoria
Almacenamiento
186
hm 3
2545
Chilesdo
Presa derivadora
1.5
hm 3
2396
Planta de Bombeo 1
Bombas
20
m 3 /s
1600
Planta de Bombeo 2
Bombas
24
m 3 /s
1722
Opera en serie con la P.B 3 y 4
13
Elemento Tipo Capacidad Elevación Observaciones actual Planta de Bombeo 3 Bombas 24 m 3 /s
Elemento
Tipo
Capacidad
Elevación
Observaciones
actual
Planta de Bombeo 3
Bombas
24
m 3 /s
1833
Opera en serie con la P.B 2 y 4
Planta de Bombeo 4
Bombas
24
m 3 /s
2178
Opera en serie con la P.B 2 y 3
Planta de Bombeo 5
Bombas
24
m 3 /s
2497
Planta de Bombeo 6
Bombas
5 m 3 /s
2324
Planta
Planta potabilizadora
Los Berros
20
m 3 /s
2540
potabilizadora
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA, 2007 a
NAME. Nivel de Aguas Extraordinarias
P.B. Panta de Bombeo
Tabla 3-2:
Características de las presas que componen el sistema
Nombre
Corriente
Entidad
Año de
principal
construc
ción
Cap.
total
(hm 3 )
Cap.
útil
(hm 3 )
Altura
Long.
Ancho
% apor-
cortina
corona
corona
tación al
(m)
Sistema
Valle
de
Río
México
1944
457
394
56
148
8
38
Bravo
Amanalco
Villa
Río San
México
1944
254
186
18
251
4
25
Victoria
José
Malaca-
tepec
El
Río
Michoacán
1954
248
202
68
600
8
nd
Bosque
Zitácuaro
Colorines
Río Tuxpan
México
1944
3
nd
nd
nd
Nd
nd
Chilesdo
Río Malaca-
México
1993
nd
nd
nd
nd
Nd
nd
tepec
Tuxpan
Río Tuxpan
Michoacán
1957
20
nd
nd
nd
Nd
nd
Ixtapan
México
nd
nd
nd
nd
nd
Nd
nd
del Oro
Tabla 3-3:
Tipo y longitud de estructuras del Sistema Cutzamala (CONAGUA 2007ª)
Tipo de conducción
Tuberías
Canal
Túnel
ongitud
Etapa de
Tramo
Acero
Concreto
Longitud
Longitud
Total
Construcción
Longitud
Diámetro
Longitud
Diámetro
(km)
(km)
(Km)
(m)
(Km)
(m)
Presa Villa Victoria – Planta
Potabilizadora
13.00
13.00
1a
Planta potabilizadora – Portal de
Salida Túnel Analco
93.68
1.88
2.5
a 3.5
76.00
2.50
15.80
Presa Valle de Bravo – Planta
Potabilizadora
29.10
4.00
1.83
a 3.17
14.50
2.50
7.50
3.10
2a
Presa Colorines – Presa Valle de
Bravo
6.44
1.92
2.5
a 2.9
2.28
2.50
2.24
Presa Chilesdo – Planta
Potabilizadora
1.07 a
11.80
2.50
1.73
9.30
1.37
22.00
Presa Tuxpan – Presa El Bosque
14.95
7.05
3a
Presa Ixtapan del Oro – Canal
Bosque Colorines
1.20
1.20
Presa El Bosque –Presa Colorines
35.90
15.80
51.70
Segunda Línea
2.90
1.83
a 3.17
90.50
2.50
93.40
Total
13.20
192.58
72.55
43.99
322.32
14
A continuación, se analizan las tres presas de almacenamiento debido a su importancia dentro del
A continuación, se analizan las tres presas de almacenamiento debido a su importancia
dentro del sistema.
Presa Valle de Bravo
La Presa Valle de Bravo abarca una superficie de 2900 ha, con una profundidad
promedio 21 m y máxima de 39 m. La capacidad máxima de almacenamiento fue
inicialmente de 457 hm 3 , reducida por azolve a 394 hm 3 . El volumen almacenado esta
en relación con la precipitación y la extracción. Los almacenamientos históricos
mensuales se muestran en la Figura 3-3.
La extracción promedio para el Sistema Cutzamala es de 6 m 3 /s, con máximos de 15
m 3 /s (OCAVM). Si bien el volumen de extracción de la presa es muy variable, en
general, los máximos se registran desde abril y hasta septiembre, en coincidencia con
la
época de lluvia. En concordancia, los mayores niveles de almacenamiento inician en
el
mes de septiembre, como resultado de la acumulación de los escurrimientos de lluvia
y
la disminución de la extracción, y se mantienen hasta el mes de marzo. A partir de
marzo inician los descensos, llegando a niveles de almacenamiento mínimo en el mes
de junio, e iniciando su recuperación en septiembre.
Figura 3-3:
Almacenamiento histórico en la Presa Valle de Bravo
Fuente: Organismo de Cuenca del Valle de México, CONAGUA.
15
De los registros para el período 1991-2008, el mínimo nivel de almacenamiento se alcanzó en
De los registros para el período 1991-2008, el mínimo nivel de almacenamiento se
alcanzó en junio de 2006, cuando el almacenamiento estuvo por debajo del nivel
promedio de los últimos 16 años. Esto se explica por la reducción en la precipitación
durante el período 2004-2005 que afectó no sólo el almacenamiento en la presa, sino
también los manantiales que abastecen de agua potable a las zonas residenciales de
Valle de Bravo (Pichardo Pagaza, 2007).
Los niveles extraordinariamente bajos registrados en 2006, fueron compensados con el
trasvase de agua desde la presa Colorines entre finales de 2006 e inicio de 2007. El
trasvase por un lado, permitió recuperar el nivel de la presa, pero por otro, se estima
ocasionó la propagación de lirios en el almacenamiento. El mecanismo de trasvase
desde otras presas del Sistema Cutzamala hacia la de Valle de Bravo es habitual
cuando esta última alcanza valores mínimos. Las presas aportantes son usualmente El
Bosque y Colorines.
La Figura 3-3 muestra para el año 2008 un nivel de almacenamiento aun más bajo al
reportado en 2006. Esto deriva en los cortes en el abastecimiento que actualmente se
implementan en la ZMCM.
La presa Valle de Bravo presenta un deterioro significativo en la calidad del agua.
Teniendo en cuenta las concentraciones de nitrógeno total y la frecuencia de
manifestaciones relacionadas con ésta, se clasifica al embalse con un grado de
eutrofización moderadamente alto a muy alto. Las evaluaciones llevadas a cabo por
Conagua reportaron una tendencia constante hacia un mayor grado de eutrofización
basada en manifestaciones tales como, la generación de brotes de micromalezas
acuáticas, infestación de hidrófitas como Eichornia crassipes, mortandad de peces,
espuma, malos olores. Según la clasificación de la OCDE que tiene en cuenta la
concentración de clorofila, el embalse pasó de un estado eutrófico (hasta el año 2000),
a un estado hipertrófico. El deterioro es atribuido a la presencia de nutrientes en los
sedimentos y a las descargas excesivas de nitrógeno y fósforo procedentes de los ríos.
La Tabla 3-4 muestra la evolución de la calidad de agua, teniendo en cuenta valores
promedio para cada parámetro Conagua/IMTA (2006).
Los sedimentos en los embalse son de particular importancia en la dinámica del
reciclado de contaminantes y en especial de nutrientes (Conagua/IMTA, 2006). En los
16
cuerpos de agua oligotróficos la mayoría de los compuestos quedan atrapados en los sedimentos. Sin
cuerpos de agua oligotróficos la mayoría de los compuestos quedan atrapados en los
sedimentos. Sin embargo, en lagos eutróficos-hipertróficos, como la presa Valle de
Bravo, los sedimentos están enriquecidos con nutrientes y su liberación puede superar
el flujo hacia los mismos. La legislación mexicana no tiene en cuenta la calidad de los
sedimentos en los cuerpos de agua. A pesar de ello, cabe mencionar que la Conagua
reporta concentraciones de metales pesados en sedimentos tal como aluminio (63.07
mg/kg y 38.25 mg/kg) y plomo (21.29 mg/kg). Adicionalmente, los bioensayos de
toxicidad aguda en sedimentos reportan “No tóxicos” en 2002 y “Levemente tóxicos” en
2003.
Tabla 3-4:
Características fisicoquímicas y bacteriológicas en la presa de Valle de Bravo
CNA/
CNA/
CNA/
CNA/IDE
CNA/IDE
CNA/IMT
ACUA-
ACUA-
ACUA-
Parámetros
CA
CA
A (2001)
GRANJAS,
GRANJAS,
GRANJAS,
(2000)
(1999)
(2002)
(2003)
(2004)
pH
6.8
7.1
8.7
7.12
6.06
8.5
Conductividad (mhos/cm)
133
126
108.67
146.94
125.35
137.5
Turbiedad (UTN)
3.6
3.8
nd
5.5
8.97
23.74
Alcalinidad (mg/l)
81.7
92.4
nd
65.5
81.5
89.2
Dureza total (mg/l)
Transparencia (m)
DBO 5 (mg/l)
DQO (mg/l)
NTK (mg/l)
76.1
84.7
nd
58.7
71.5
59.2
1.4
2.23
1.41
1.26
nd
1.3
5
nd
nd
4.24
5.8
3.2
8
8
13.56
10.33
11
6.18
0.74
0.68
nd
0.57
0.52
0.40
N-amoniacal (mg/l)
0.08
0.12
0.37
0.14
0.21
0.24
Nitritos (mg/l)
0.006
0.003
0.028
0.02
0.14
0.01
Nitratos (mg/l)
0.106
0.116
0.232
0.106
0.184
0.20
Fosfato total (mg/l)
0.145
0.066
nd
0.182
0.071
0.034
Ortofosfatos (mg/l)
Grasas y aceites (mg/l)
0.024
0.004
0.176
0.077
nd
nd
0.2
0.33
nd
0
0.4
0.87
SAAM (detergentes)
(mg/l)
0.104
0
nd
0.011
nd
nd
Sólidos Totales (mg/l)
107
126
nd
105.91
93.05
91
Sólidos Totales Fijos (mg/l)
36
40
nd
23.63
25.76
26.1
Sólidos Total Volátiles (mg/l)
71
86
nd
81.19
67.2
65
Sólidos Disueltos Total (mg/l)
Sólido Suspendido Total mg/l
82
92
nd
97.18
83.58
82.58
25
34
nd
8.74
9.47
8.41
Coliformes Total NMP/100 ml
Coliforme Fecal NMP/100 ml
9000
19
nd
7021.44
6477.91
5379.81
120
4
nd
3401.66
4012.75
508.18
Los valores presentados corresponden a promedios.
Fuente: Conagua/IMTA, 2006
En los últimos años, la aplicación de medidas de saneamiento ha contribuido a reducir
las concentraciones de algunos parámetros, sin embargo se reportan valores que
superan los límites de aluminio y, color y turbiedad en época de lluvia. De acuerdo a los
17
parámetros considerados en la legislación mexicana, el agua del embalse se considera apta para abastecimiento
parámetros considerados en la legislación mexicana, el agua del embalse se considera
apta para abastecimiento de agua potable. Aunque, cabe aclarar que los parámetros
considerados en la legislación nacional son insuficientes para una evaluación
adecuada.
Presa Villa Victoria
La Presa Villa Victoria se ubica a una altitud de 2544 m.s.n.m, tiene una capacidad total
de 254 hm 3 y una capacidad útil de 186 hm 3 . La presa provee 25% (15.6 m 3 ) del agua
potable para la ciudad de México. Su principal aporte es el río La Compañía, además de
otros escurrimientos de menor importancia y manantiales.
Figura 3-4:
Almacenamiento histórico en la Presa Villa Victoria
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA
Los almacenamientos históricos mensuales (Figura 3-4) muestran un comportamiento
semejante a la Presa Valle de Bravo. El almacenamiento se reduce debido al
incremento en la extracción durante los meses de abril a agosto en coincidencia con la
época de lluvia. A partir de agosto el almacenamiento crece como resultado de la
acumulación de escurrimientos y la disminución en la extracción.
De los registros obtenidos para el período 1993-2008, los niveles más bajos de
almacenamiento correspondieron al período 1995-1996, iniciando su recuperación a
partir de octubre de 1996. A diferencia de la Presa Valle de Bravo, el almacenamiento
18
para el año 2006 muestra el comportamiento de un año más cercano al promedio. El
para el año 2006 muestra el comportamiento de un año más cercano al promedio. El
almacenamiento mensual más bajo se observa en diciembre de 2008, y se estima
corresponde a la menor precipitación debido que a partir de octubre, cuando se espera
la acumulación de escurrimientos, el almacenamiento inicia un marcado descenso.
Respecto al deterioro en la presa, Conagua/IMTA (2006) reporta problemas de
contaminación por aguas de desecho de origen doméstico, erosión del suelo y arrastre
de fertilizantes e insecticidas utilizados en la agricultura. Durante un recorrido de campo
se pudo observar la degradación de los afluentes, la avanzada erosión del suelo en el
área que llega hasta la formación de cárcavas, y el nivel de almacenamiento
extraordinariamente bajo. Evaluaciones acerca de la magnitud del deterioro, no están
disponibles para esta presa.
Presa El Bosque
La Presa El Bosque se ubica a una altitud de 1741 m.s.n.m, tiene una capacidad total
de 248 hm 3 y una capacidad útil de 202 hm 3 . La profundidad máxima de la presa es de
aproximadamente 40 m, con un ancho de 4 km y una longitud 6 km. Los principales
usos son el riego agrícola en los municipios colindantes al sur, suministro de agua
potable y generación de electricidad. Se abastece de las corrientes del río Zitácuaro o
San Juan Viejo, del río San Isidro y parte del río Tuxpan a través de túneles y canales,
así como de escurrimientos intermitentes y manantiales.
Los registros de almacenamiento para el período 1996-2008 (Figura 3-5) muestran un
comportamiento similar a los casos anteriores, en relación a las fluctuaciones anuales
máximas y mínimas. Respecto al comportamiento para el período considerado, los
niveles mínimos se registraron entre 1997-1998. En 2006 se reporta otro período de
mínima cuando el embalse estuvo a 30% de capacidad debido a la escasa lluvia y la
gran cantidad de azolve que acumuló a causa de los arrastre después de la
construcción de una autopista. En concordancia con la situación actual que presenta el
abastecimiento a la ZMCM, los tres últimos meses de 2008 registran niveles de
almacenamiento muy bajos, solo superior al año 1997.
19
Figura 3-5: Almacenamiento histórico en la Presa El Bosque Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del
Figura 3-5:
Almacenamiento histórico en la Presa El Bosque
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA
Respecto al deterioro en la presa, Conagua/IMTA (2006) reporta problemas de
contaminación por aguas de desecho de origen doméstico, erosión del suelo y arrastre
de fertilizantes e insecticidas utilizados en la agricultura. Evaluaciones acerca de la
magnitud del deterioro, no están disponibles para esta presa.
Costos de operación del Sistema Cutzamala
El requerimiento anual de energía necesario para operar el sistema son
aproximadamente 1787 millones kWh, representando un costo de 1348 millones de
pesos (Figura 6). La energía consumida para bombear el volumen total de agua desde
el sistema Cutzamala sólo hasta la planta de tratamiento equivale a la energía que
consume la ciudad de Puebla, con una población de 8.3 millones de habitantes
(Legorreta et al, 1997). El costo de operación se incrementa en 357 millones de pesos
con el costo de personal y del proceso de tratamiento de agua, sin embargo estos
rubros representan sólo el 21% del costo total de operación. Si consideramos
solamente el costo total de operación del sistema (1705 millones de pesos en 2006)
para abastecer 16 m 3 /s (505 hm 3 /año), el costo promedio por metro cúbico de agua es
de 3.4 pesos.
20
1800 Costo total 1600 Costo energía 1400 1200 1000 800 600 400 200 0 2002
1800
Costo total
1600
Costo energía
1400
1200
1000
800
600
400
200
0
2002
2003
2004
2005
2006
Año
Figura 3-6:
Costo de operación del Sistema Cutzamala
(en millones de pesos constantes de 2006)
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA, 2007 a
Aporte del Sistema Cutzamala
El Sistema Cutzamala aporta agua en bloque a la ciudad de Toluca y a 21 delegaciones
y municipios de la ZMCM, beneficiando a 4.11 millones de habitantes.
El registro de entrega al Distrito Federal para el período 1991-2006 (Tabla 3-5, Figura
3-7), muestra el cambio más significativo a partir de 1994. El incremento se asume esta
relacionado con la puesta en funcionamiento de la tercera etapa del sistema. A partir de
1994, las variaciones en el volumen entregado son menos significativas y pueden estar
relacionadas con i) variaciones en la precipitación y almacenamiento de las presas, ii)
problemas de funcionamiento en uno o mas componentes del sistema, iii) errores en la
medición, iv) extracciones clandestinas desde las conducciones, v) cambios en la
demanda. En un sistema tan complejo, incluso la suma de dos o más de estos factores
puede llevar a una reducción temporal en la entrega.
Cabe mencionar que la entrega de agua no es constante durante el año, sino muestra
subes y bajas significativos en tiempos de lluvia y sequía respectivamente. Esto debido
a la alta sensibilidad al régimen de precipitación de un sistema de abastecimiento de
agua superficial.
21
Millones de pes
Tabla 3-5: Volumen de entrega histórico del Sistema Cutzamala Año Distrito Federal Estado de México
Tabla 3-5:
Volumen de entrega histórico del Sistema Cutzamala
Año
Distrito Federal
Estado de
México (*)
Volumen
(hm 3 /año)
(hm 3 /año)
(hm 3 /año)
1991 238.9
78.1
317
1992 224.9
89.7
314.5
1993 251.8
90.4
342.2
1994 304.3
106.3
410.6
1995 309.1
121.4
430.5
1996 305.6
145.6
451.3
1997 320.7
159.2
479.9
1998 313.1
141.6
454.7
1999 319.3
159.4
478.7
2000 306.7
176.5
483.2
2001 303.1
173.3
476.5
2002 303.6
176
479.6
2003 310.7
185.2
495.9
2004 310.7
177.7
488.4
2005 310.4
182.8
493.2
2006 303.5
177.3
480.8
Fuente: Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México, CONAGUA, 2007 a
550
500
450
400
350
300
250
200
150
100
D.F
Est. de M éxico
50
Total
0
1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006
Año
Figura 3-7:
Volumen de entrega histórico del Sistema Cutzamala
Áreas de Captación
Cuenca del Río Cutzamala
La cuenca hidrológica Río Cutzamala integra la Región Hidrológica 18 Balsas, siendo
uno de los principales afluentes del río del mismo nombre. La superficie de aportación
es de 10 619.14 Km 2 y se encuentra delimitada al norte por la región hidrológica 12
22
hm3
Lerma-Santiago, al sur por la cuenca hidrológica Río Medio Balsas, al este por la cuenca
Lerma-Santiago, al sur por la cuenca hidrológica Río Medio Balsas, al este por la
cuenca hidrológica Río Amacuzac, y al oeste por la cuenca hidrológica Río Tacámbaro.
Se desarrolla en los estados de México, Guerrero y Michoacán. La disponibilidad de
agua superficial desde el nacimiento del Río Zitácuaro hasta donde se localiza la
estación hidrométrica El Gallo, fue realizada por Conagua con base en la siguiente
ecuación:
D = Ab – Rxy
siendo Ab = Cp + Ar + R + Im –(Uc + Ev + Ex + Av)
Ab = 2246.5 + 0.0 + 3392.2 + 0.0 – (3595.5 + 59.2 + 472.0 + 0.0)
= 5638.7 - 4126.7
D = 1512.0 - 1919.5;
D = - 407.5 Déficit
Cp.- Volumen medio anual de escurrimiento natural
Ar.- Volumen medio anual de escurrimiento desde la cuenca aguas arriba
Uc.- Volumen anual de extracción de agua superficial
R.- Volumen anual de retornos
Im.- Volumen anual de importaciones
Ex.- Volumen anual de exportaciones
Ev.- Volumen anual de evaporación en embalses
Av.- Volumen anual de variación de almacenamiento en embalses
Ab.- Volumen medio anual de escurrimiento de la cuenca hacia aguas abajo
Rxy.- Volumen anual actual comprometido aguas abajo
D.- Disponibilidad media anual de agua superficial en la cuenca hidrológica
EH.- Estación hidrométrica
Esta clasificación de déficit indica la disponibilidad cero, la alta presión sobre el recurso
agua, y la disminución del agua almacenado en sus principales presas.
23
Conflictos por el uso de agua en la cuenca Actualmente en la cuenca se perfilan
Conflictos por el uso de agua en la cuenca
Actualmente en la cuenca se perfilan principalmente seis tipos de problemas relativos al
agua que implican real o potencialmente un conflicto entre sus usuarios. Estos
problemas se relacionan con el uso del agua en piscifactorías, la venta de fuentes de
abastecimiento (principalmente manantiales), la escasez de agua para una parte de la
población, las inundaciones y afectaciones de tierra vinculadas con el Sistema
Cutzamala, la contaminación del agua y la extracción de agua del subsuelo. La
demanda no-cubierta de la población local es especialmente grave en la zona Mazahua,
grupo de población cuyas demandas no cumplidas por las autoridades llevaron a la
escalación del conflicto con la toma de la planta potabilizadora los Berros. Por ejemplo
en la zona alrededor de la Presa Villa Victoria un censo en familias Mazahua arrojó que
8 de cada 10 familias de esta región no cuentan con agua intradomiciliaria entubada
para beber, el agua que se toma es de mala calidad 2 .
A continuación se realiza un análisis para las áreas de captación de las presas de
almacenamiento, con base en estudios previos.
Área de Captación Presa Valle de Bravo
La cuenca Valle de Bravo-Amanalco, también conocida como cuenca Valle de Bravo, se
ubica en el oeste del Estado de México y abarca una superficie total de 61 548
hectáreas (con la cuenca cerrada de San Simón), incluyendo al municipio de Amanalco,
la mayor parte del municipio de Valle de Bravo, y superficies menores de los municipios
de Donato Guerra, Villa de Allende, Villa Victoria, Temascaltepec, Almoloya de Juárez y
Zinacantepec.
En estudios previos (CNA/IMTA, 2006), se analizaron tendencias basados en datos de
registros hidrométricos correspondientes a cinco estaciones y registros de precipitación
para cuatro estaciones ubicadas en la cuenca.
2 PROGRAMA INTEGRAL DE APOYO A LA NUTRICIÓN EN LA ZONA MAZAHUA, PIAN-MAZAHUA,
Octubre 2008
24
Sin embargo, la evaluación de tendencias en el escurrimiento y variación climática se enfrentó a
Sin embargo, la evaluación de tendencias en el escurrimiento y variación climática se
enfrentó a las limitaciones dadas por registros incompletos y series de datos para
períodos relativamente cortos, entre las más importantes. La evaluación de tendencia
climática para las cuatro estaciones climatológicas indica una leve tendencia negativa
para la precipitación y aumento ligero en la temperatura. No existen registros de
sedimentos para el área que permitan evaluar la relación entre precipitación,
escurrimiento, sedimentos. Los análisis realizado por CNA/IMTA (2006) y Chacón el at
(2002) atribuyen las tendencias en temperatura y precipitación a fenómenos naturales y
un impacto derivado del crecimiento de la urbanización y cambio de uso de suelo.
Uso y degradación del suelo
La Figura 3-8 muestra la distribución de uso de suelo. Los bosques son predominantes
y se desarrollan principalmente al sur y este de la cuenca Valle de Bravo. La agricultura
se lleva a cabo en zonas de baja pendiente y hasta pendientes del 50% produciendo
éstas últimas, la degradación del suelo fértil.
3%
1%
2%
Bosques
6%
Agricultura
4%
Pastizales
Frutales
Cuerpos de agua
52%
Urbano
32%
Usos diversos
Figura 3-8:
Distribución de uso de suelo
Uno de los principales problemas detectados en la cuenca de Valle de Bravo, es la
erosión hídrica, que además de disminuir la productividad del suelo afecta la calidad del
agua y la capacidad de almacenamiento en el embalse.
La CNA/IMTA (2004) y CNA/IMTA (2006) evaluaron la erosión hídrica potencial y actual
en la cuenca, siguiendo la metodología de la Ecuación Universal de Pérdidas de Suelo
(EUPS) adaptada a las condiciones de México. La erosión hídrica potencial se
considera como la pérdida de suelo que se puede presentar bajo la influencia de cuatro
25
factores: la erosividad de la lluvia, la erosionabilidad del suelo, y el grado y longitud
factores: la erosividad de la lluvia, la erosionabilidad del suelo, y el grado y longitud de
la pendiente. La erosión hídrica actual se determina a partir de la erosión hídrica
potencial y de dos factores atenuantes del proceso de erosión, como son, la cobertura
vegetal (con el uso y manejo de suelo) y la presencia de prácticas mecánicas para la
conservación del suelo y agua. Los resultados de la erosión hídrica potencial,
agrupados por intervalos (Tabla 3-6), se detallan en la Tabla 3-7.
Tabla 3-6:
Intervalos de erosión hídrica
Intervalo
Características
(t ha -1
año -1 )
Nula (menor de 5)
No aporta sedimentos a embalses y cauces
Ligera (5 a 10)
Pendientes de hasta 5%. Erosión ligera
Moderada (10 a 50)
Pendientes de 5-20%. Parcelas en lomeríos y laderas con cultivos de
escarda. Erosión moderada.
Alta (50 a 200)
Pendientes de 20-50%. Terrenos con agricultura, deforestación y
sobrepastoreo. Erosión alta.
Muy Alta (mayor de
Pendientes mayores a 50%. Terrenos con agricultura y bosques con escasa
cubierta vegetal, erosionadas y con sobrepastoreo. Erosión muy alta
200)
Tabla 3-7:
Erosión hídrica potencial
Area (%)
Intervalo (t ha -1 año -1 )
Area (ha)
Nula (menor de 5)
0.00
0.00
Ligera (5 a 10)
0.00
0.00
Moderada (10 a 50)
1835.19
2.98
Alta (50 a 200)
9357.30
15.20
Muy Alta (mayor de 200)
48 392.14
78.62
Laguna San Simón
28.16
0.05
Laguna Capilla Vieja
108.74
0.18
Presa Corral de Piedra
38.08
0.06
Presa Valle de Bravo
1 789.17
2.91
Total
61 548.78
100
Tabla 3-8: Erosión hídrica actual
Area (%)
Intervalo (t ha -1 año -1 )
Area (ha)
Nula (menor de 5)
30 331.57
49.28
Ligera (5 a 10)
8237.34
13.38
Moderada (10 a 50)
7124.76
11.58
Alta (50 a 200)
8901.81
14.46
Muy Alta (mayor de 200)
4989.15
8.11
Laguna San Simón
28.16
0.05
Laguna Capilla Vieja
108.74
0.18
Presa Corral de Piedra
38.08
0.06
Presa Valle de Bravo
1789.17
2.91
Total
61 548.78
100
26
20 10 40 30 15 35 19°15' 25 19°20' 19°05' 19°10' 75 70 80 90
20
10
40
30
15
35
19°15'
25
19°20'
19°05'
19°10'
75
70
80
90
95
400,000
05
85 100°05'
99°55'
100°10'
100°15'
100°00'
UBICACIÓND E LA ZONADE ESTUDIO
#S
San Agus tín Canohill as S egunda
Sec ción
N
V
i
l
l a
d e
A l l e n d e
S
abana del R efugio
#S
V i
l
l
a
d e
V i
c
t o r i a
W
E
S
Ejido D e San M artín
#S
SIMBOLOGÍA
Sabana delM adroño ( El M adroño)
#S
Propie
dad Laguna S ec a
#S
EROSIÓN HÍDRICA ACTUAL
EN TONELADAS POR HECTÁREA
POR AÑO
Mesas de San M artín
Ej ido l a S abana de S an Jerónim o
#S
#S
Cerro de G uadalupe
#S
Sabana Taborda Primera S ecc ión
#S
Sabana de La Peña (La Peña)
#S
Sabana de San J erónim o
0-5
#S
San M artín O bis po (S an Mar tín San Pedro)
#S
Ranc hería de San Martín O bispo
Al
m o l o y a
d e
#S
Prov idenci a
(5ta. S ecc ión San M ateo Amanalc o)
#S
5-10
J
u á r e z
El Potrero
San Antonio Hidal go (
R
anc hería de S an Antonio)
#S
#S
San Antonio de laLaguna
Sabana Taborda Segunda Secc ión
#S
#S
Capulín Pri mera S ecc ión
#S
10-50
D o n a t o
G
u
e r r a
San Sebas tián el G rande
#S
Pueblo Nuevo
San Sim ón de la Laguna
#S
#S
50-200
El
C
apulín Tercera Secc ión (Palo M ancornado)
#S
San M ateo
#S
> 200
Agua Bendi ta
Rincón deG uadalupe
#S
#S
I
x t a p a n
San Sebas tián el C hico
#S
Nueva Coloni a Tres Puentes
#S
San M iguel (S an Miguel Tenex tepec )
d
e l
O r o
#S
El Pedregal
#S
Huacal Vi ejo
#S
San Luc as
Fuente:
#S
San G abr iel Ix tl a
Sa
n
M i guel X ooltepec
#S
#S
Elaborado a partir del modelo digital del terreno utilizando la
Am anal co de B ecerr a
Ecuación Universal de Pérdida deSuelo
#S
#S
#
San J erónimo P ri m era Sec
ción( El Convento)
Y
San Luc as C uarta Sec c ión (San Franc is c o)
San Bartolo
#S
San J uan
#S
A = RKLSCP
#S
San Franc isco Mi hual tepec
#S
Santa Maria Pipiol tepec (P ipioltepec )
El Zac atonal
#S
#S
Z
i n a c a n t e p e c
HaciendaN ueva
#S
SIMBOLOGÍA CONVENCIONAL
Polvillos (San Bar tolo Q uinta Sec c ión)
#S
San Jerónimo
#S
Z Cabec eras
El Arc o
#S
La C andelaria
#S
Localidades
San G asp
ar
El
Oj o de Agua
#S
Límites municipales
#S
Capilla V i eja
#S
Zona urbana
Límite de la cuenca
San Antonio
#S
Cuerpo de agua
Corral de Piedra
#S
Coloni a Ri nc ón Vil la del Valle
#S
Tres Puentes
#S
Los Tizates
CURVAS DE NIVEL
CARRETERAS
#S
Barrio de G uadalupe
Ri nc ón deE stradas
#S
#S
Carretera pavimentada
3000
El Temporal
La B oquilla (C erro el Cualtenc o la Boqui lla)
#S
Maestra
#S
Terracería
Santa Ros a
#S
(equidistancia de 100 metros)
Brecha
El Cas tellano
#S
Vereda
Valle de B rav o
#S
#
Y
EscalaNumérica 1:140,000
El Anc ón
#S
San M ateo Acatitlan
#S
Escala Gráfica
Los A lam os
#S
0
Lo
ma
de R odríguez
5000
5000
#S
El Trompi llo
#S
Metros
El Cerr il lo (S an J osé El C errillo)
#S
Monte A lto
#S
Loma de C hihuahua
San Sim ón el Al to
#S
#S
Los S aucos
CARTOGRAFÍA D E REFERENCIA
#S
INEGI.1975, 1982, 1999 y 2000. Cartografía Topográfica y Temática escala 1:50,000, en formato
La P al m a
#S
Las A hujas
#S
analógico y digital, de las cartas E 14a37, E14a47, E14a36 y E14a46.
La C ompañía (C er ro Colorado)
#S
S
a
n
t
o
INEGI. ITE R (2000) XII Censo de Población y Vivienda 2000, con datospor localidad.
Mes a de J aimes
#S
T
o
m
á
s
IIIGECEM, 2000. Ortofotos digitales escala 1:10,000 en formato TIFF.
La C ompañía (Tres Espigas )
Tenantongo
#S
#S
Los límites municipales se obtuvieron del IIIGECE M.
San Ram ón
#S
La V olanta
Ranc ho Av andaro Countr y C lub
#S
La validación de la informac ión vectorial para la zona de estudio se realizó mediante
Casas Viejas
#S
#S
trabajo de campo y con apoyo de las ortofotos digitales.
T
e m a s c a l t e p e c
El Aguac ate
(El As err ader o)
El Fresno (El Fres no la Com pañía)
#S
#S
Coloni a Valle E s condido
#S
INFORMACIÓN DE REF ERENCIA
Peña Blanca
Ranc ho Espinos
Proyección: Universal Transversa de Mercator (UT M).
Meridiano Central : -99.0
#S
#S
#S
Elipsoide: GRS 80.
Cuadrícula UTM: a cada 5,000 metros.
Mata R edonda (Pas o H ondo)
Ejido S an Jos é P otrerill os (E sc al erill
as)
#S
Datum: ITRF92.
Cuadrícula Geográfica: a cada 5 minutos.
Falso Este: 500,000.
Referencia de las cotas: Nivel medio del m ar.
Cerro G ordo
Falso Norte: 0.0
Agua Fría
La Mec edora
#S
#S
#S
Santo Tom as el P edregal
O t z o l o a p a n
#S
Barranca Fres ca
#S
Cuadri lla de D olores
#S
C O N A G U A
La
Laguna
#S
Tier ra G rande (La Lom a)
Comisión Nacional del Agua
#S
La H uerta San A gustín
#S
GERENCIA REGIONAL DE AGUAS DEL VALLE DE M ÉXICO Y S IS TEMACUTZAMALA
GERENCIA DE ORGANISMOSDEL AGUA
Los P ozos (P inar
de O sori os )
#S
PROYECTO
"PLAN PARA LA GE STIÓN INTEGRAL DEL AGUA Y RE CURSOS ASOCIADOS
DE LA CUENCA V ALLE DE BRAVO, ESTADO DE MÉXICO"
Z a c a z o n a p a n
MAPA DE EROSIÓN HIDRÍCA ACTUAL DE LA CUENCA VALLE DE BRAVO, ESTADO DE MÉXICO
REVISÓ
APROBÓ
CONFORME
ING. EDGAR ORTEGA FLORES
M. Sc.GUILLERMO RENTERÍA D EL MAR
ING. JORGE MALAGÓN DÍAZ
JEFE DE PROYECTO
GERENTE DE ORGANISMOS DEL AGUA
GERENTE REGIONAL
100°00'
100°15'
3
000
70
80
90
400,000
95
05
100°10'
75
99°55'
85 100°05'
2,1
,000
1 0
20
15
25
30
35
40
19°15'
19°20'
19°05'
19°10'
T e m a s c a l t e p e c

27

La Figura 3-9 muestra la variación entre erosión potencial y erosión actual, donde se evidencia
La Figura 3-9 muestra la variación entre erosión potencial y erosión actual, donde se
evidencia la importancia de la cobertura vegetal y prácticas de manejo.
90
Erosion Potencial
80
Erosion Actual
70
60
50
40
30
20
10
0
Nula
Ligera
Moderada
Alta
Muy Alta
Cuerpos de
agua
Figura 3-9:
Erosión potencial y erosión actual en la Cuenca Valle de Bravo
Los resultados indican que cerca de 79% del área de la cuenca presenta suelos
susceptibles a erosionarse por efectos de la lluvia, lo que obliga a mantener una
cubierta vegetal adecuada para disminuir los efectos de degradación. Aproximadamente
50% de la cuenca presenta tasas de erosión hídrica nula, que engloba las zonas de
bosque no perturbadas y con buen manejo, así como áreas de pastizales y predios
agrícolas en los que se aplican prácticas conservacionistas como terrazas, surcado al
contorno, cultivos de cobertura. La tasa de erosión ligera y moderada cubre 25% del
área correspondiendo a zonas agrícolas con prácticas de manejo, que sin embargo,
requieren de prácticas adicionales para incrementar su eficiencia. Las tasas de erosión
mayores a 50 t/ha/año se presentan en 22.5% de la superficie. Estas áreas
corresponden a zonas agrícolas de riego y temporal y, praderas y pastizales
sobrepastoreados en laderas y que no cuentan con al menos una práctica sencilla de
conservación.
El cambio de uso de suelo determinado por CNA/IMTA (2004) y CNA/IMTA (2006)
indica un incremento progresivo del área de bosque, alcanzando para el período 1986-
2004 un aumento de 2623 hectáreas (Tabla 3-9). La superficie dedicada a la agricultura
se redujo 841 hectáreas para igual período, luego de un incremento de 2074 hectáreas
en el año 2001, con respecto al año 1986. Esto último se lo relaciona con el auge de
28
cultivos de papa y hortalizas que se desplazaron a las áreas de pastizales naturales con
cultivos de papa y hortalizas que se desplazaron a las áreas de pastizales naturales con
disponibilidad de agua. El área de pastizales muestra una pérdida acelerada de 2245
hectáreas para el período 1986-2004, si bien indica una recuperación de 600 hectáreas
en el año 2004 con relación al año 2001. El fenómeno de crecimiento urbano es
progresivo; las zonas urbanas muestran un incremento de 248 hectáreas entre 1986-
2004. Este proceso se desarrolla principalmente en terrenos ejidales cercanos a Valle
de Bravo, que brindan facilidades de acceso y belleza del paisaje.
Tabla 3-9:
Cambio de uso de suelo en la Cuenca Valle de Bravo
Superfície (has)
Uso de suelo
*
*
***
1986
2001
2004
Cambio 2004 respecto 1986
Agricultura
18
724.23
20
797.90
17
882.72
-841.52
Agua
1563.80
1710.84
1779.04
215.24
Bosque
32
821.79
33
397.21
35
444.78
2622.99
Pastizal
7584.38
4739.49
5339.27
-2245.11
Zona urbana
854.58
903.33
1102.97
248.39
61 548.78
61 548.78
61 548.78
Fuente: Conagua/IMTA 2006
Fuentes de contaminación
Las principales fuentes de contaminación que afectan la Presa Valle de Bravo se
agrupan en descargas de agua residual, desechos orgánicos y nutrientes provenientes
de la acuacultura, agua de retorno agrícola, desechos sólidos y erosión del suelo:
a) Una de las principales fuentes de contaminación la constituyen las descargas de
agua residual. En la cabecera municipal de Valle de Bravo, el sistema de drenaje es
combinado y cubre el 86%. Las aguas residuales y pluviales colectadas son tratadas en
la planta El Arco con capacidad de 100 l/s y posteriormente descargadas al río Tilostoc,
del otro lado de la cortina de la presa. Actualmente, esta planta trabaja a su capacidad
máxima. Los sistemas de fosas sépticas cubren el resto de la cabecera municipal
(barrio San Antonio, Colonia Sánchez y Avenida Juárez) y el área conurbada (El Arco,
San Gaspar, El Cooporito, La Peña y Avándaro). Otros sistemas de desalojo lo
constituyen las descargas directas a ríos, a barrancos y al embalse de la presa. La
mayor fuente de contaminación al lago fue el río Amanalco que, hasta el año 2005
recibía las descargas directas del municipio del mismo nombre. El sistema de
tratamiento construido recientemente permite tratar las aguas residuales de la cabecera
29
municipal y localidades próximas. Aún quedan comunidades en el área rural que requieren de acciones
municipal y localidades próximas. Aún quedan comunidades en el área rural que
requieren de acciones urgentes de saneamiento.
Actualmente, el río Los Tizates es el que presenta el mayor grado de contaminación, y
esta considerado como un curso de aguas residuales, seguido del río Los Gonzáles y
Amanalco. Según datos de INEGI, el arroyo Las Flores o Tizantes y la presa de Valle de
Bravo reciben 5.9 hm³/año de agua residuales.
b) Los desechos orgánicos y nutrientes provenientes de la acuacultura es otra fuente de
contaminación. En la parte alta de la Cuenca, el agua es utilizada para producción de
trucha en 94 granjas de las cuales aproximadamente 30% hace su aprovechamiento
bajo las normas y el resto es irregular (Pichardo Pagaza, 2007). Las instalaciones
utilizan el agua limpia de los manantiales y en el proceso se carga de nutrientes,
químicos y sólidos provenientes de los alimentos y excretas. Según estimaciones, la
producción de las 500 toneladas de trucha cultivada en la cuenca, genera por año 533
toneladas de materia en suspensión, 91 toneladas de amoniaco, 3.75 toneladas de
nitratos, 4.8 toneladas de fosfatos y 10.5 toneladas de fósforo total.
c) Agua de retorno agrícola. El principal aporte proviene del río Amanalco, donde se
localiza la zona agrícola más importante de la cuenca. Este río arrastra importantes
cantidades de fosfatos y nitratos utilizados en la agricultura.
d) Otra fuente de contaminación corresponde a los desechos sólidos que son
descargados a barrancas y ríos, y arrastrados por el agua hasta llegar al embalse. Tal
es el caso del arroyo Las Flores o Tizantes, Rincón de Estrada y Tres Puentes
(CNA/IDECA, 1999).
e) Erosión del suelo. Evaluaciones realizadas por el IMTA entre 1993 y 2006
determinaron que 60% de los nitratos, fosfatos y azolves provienen del área de
captación del río Amanalco, principal afluente de la presa. En esta porción de la cuenca
se desarrolla la agricultura en parcelas con pendientes de hasta 50%, presentando
suelos altamente erosivos. Con base en la cartografía de erosión hídrica potencial
estimaron que 66.08% de la superficie (15 438.44 ha) presentaba tasas de erosión
superiores a 160 t/ha/año, equivalente a 1.98 millones de m 3 de azolves, en tanto el
resto de la superficie (7 924.56 ha) presentaba tasas de entre 80-160 t/ha/año,
equivalentes a 0.51 millones de m 3 de azolves.
30
La Tabla 3-10 muestra resultados de calidad del agua en los cauces afluentes a la
La Tabla 3-10 muestra resultados de calidad del agua en los cauces afluentes a la
presa Valle de Bravo. De manera general se concluye que cumplen parcialmente con
los criterios ecológicos de calidad de agua (CECA). Los parámetros fuera de la CECA
son turbiedad, color, grasas y aceites, nitritos, ortofosfatos, aluminio y coliformes
fecales.
Tabla 3-10:
Calidad del agua en afluentes de la presa Valle de Bravo
C.E.C.A.
C.E.C.A.
CNA/ACU
CNA/ACUA
CNA/ACUA
CNA/IDECA,
CNA/IDECA,
Parámetro
LAB. AGUA
PROT. VIDA
AGRANJA
GRANJAS,
GRANJAS,
1999
2000
POTABLE
ACUÁTICA
S, 2002
2003
2004
Oxígeno Disuelto (mg/l)
4
5
8.0
± 0.6
8.1
± 0.3
6.34
7.59
9.05
PH
6.4
± 0.5
6.5
± 0.5
7.2
7.5
7.22
Conductividad (µmhos/cm)
107
± 55
105
± 43
203
105.67
106.04
Turbiedad (UTN)
6.4
± 12.0
7.0
± 7.5
18.8
8.91
59.50
Dureza total (mg/l)
62.1
±15.6
76
± 7
63.5
65.58
53.27
Alcalinidad (mg/l)
400
68.1
± 21.3
79
± 16
76.5
76.98
81.82
Cloruros (mg/l)
11.5
± 2.7
DBO 5 (mg/l)
< 1
4.3
4.6
2.12
DQO (mg/l)
6 ± 5
11
± 1
8.8
12.63
25.99
NTK (mg/l)
0.475
± 0.332
0.35 ± 0.12
0.8
0.547
0.406
N-NH 3 (mg/l)
0.06
0.04
± 0.10
0
0.4
0.295
0.478
N-NO 2 (mg/l)
0.05
0.006
± 0.005
0.002
± 0.004
0.04
0.023
0.026
N-NO 3 (mg/l)
5
0.458
± 0.345
0.516
± 0.418
0.09
0.152
0.106
Fosfato Total (mg/l)
0.208
± 0.263
0.061
± 0.051
0.23
0.135
0.146
Ortofosfatos (mg/l)
0.1
0.018
± 0.035
< 0.001 ± 0.00
0.13
Grasas y aceites (mg/l)
Ausente
Ausente
0.3
± 0.7
1
0.5
0.8
1.186
SAAM (mg/l)
0.5
0.1
0.01
± 0.03
0
0.012
Sulfatos (mg/l)
500
0.005
4.1
± 4.6
3.1
6
5.95
Silicatos (mg/l)
35.8
± 11.8
Sólidos Sedimentables (mg/l)
0.2
± 0.5
0
Sólidos Totales (mg/l)
1000
152
± 111
158
± 68
165.7
120.5
411.5
Sólidos Total Volátiles (mg/l)
109
± 94
108
± 58
129.2
93
317.68
Sólidos Totales Fijos (mg/l)
41± 33
49
± 12
36.5
27.5
93.83
Sólidos Disueltos Total (mg/l)
500
85
± 36
116
± 38
98.7
102.83
219
Sólido Suspendido Total mg/l
500
66
± 95
42
± 34
67
17.66
194.17
Coliformes Totales NMP/100ml
Coliformes Fecales NMP/100ml
1 407 995
255 719
1 249 112
1000
200
,
549 007
65 377
304 781
Fuente: Conagua/IMTA 2006
Área de Captación Presa Villa Victoria
La Cuenca Villa Victoria abarca una superficie de 61 926 hectáreas. Comprende los
municipios de San José del Rincón, Villa Victoria, y parte de San Felipe del Progreso,
Almoloya de Juárez, Villa de Allende, e Ixtlahuaca en el Estado de México, y Zitácuaro,
Angangueo y Ocampo en el Estado de Michoacán. De éstos, los municipios de San
José del Rincón y Villa Victoria conforman el 86% de la cuenca. En tanto los municipios
31
del Estado de Michoacán participan con sólo 0.6% de la superficie total de la cuenca
del Estado de Michoacán participan con sólo 0.6% de la superficie total de la cuenca y
corresponde a la parte menos degradada.
Degradación del suelo
La erosión hídrica potencial y actual en la cuenca fue determinada por Conagua,
(2007 b ) siguiendo la metodología de la Ecuación Universal de Pérdidas de Suelo
(EUPS). Los resultados para la erosión hídrica potencial y actual se expresan en la
Tabla 3-11 y Tabla 3-12.
Tabla 3-11:
Erosión hídrica potencial en la Cuenca Villa Victoria
Intervalo de erosión potencial
(t ha -1 año -1 )
Area (%)
Area (ha)
Nula (menor de 5)
2158.5
3.49
Ligera (5 a 10)
8128.1
13.13
Moderada (10 a 50)
18 772.9
30.31
Alta (50 a 200)
20 918.7
33.78
Muy Alta (mayor de 200)
11 949.5
19.30
Total
61 927.7
100
Tabla 3-12:
Erosión hídrica actual en la Cuenca Villa Victoria
Intervalo de erosión hídrica
actual (t ha -1 año -1 )
Area (%)
Area (ha)
Nula (menor de 5)
14 776.1
23.9
Ligera (5 a 10)
15 060.8
24.3
Moderada (10 a 50)
23 844.2
38.5
Alta (50 a 200)
7366.0
11.9
Muy Alta (mayor de 200)
880.6
1.4
Total
61 927.7
100
La erosión potencial de los suelos presentan valores elevados (intervalo de moderado a
muy alto) en 83.4% de la superficie de la cuenca. Esto está en función de las elevadas
pendientes y la presencia de suelos delgados de ladera. En este contexto, una
cobertura vegetal intacta y buenas prácticas de gestión cumplen un rol preponderante
en disminuir la tasa de erosión (Figura 3-10), sin embargo el grado de deterioro en la
cuenca es alto.
La erosión hídrica actual en rangos que van de moderado a muy alto se reducen al 52%
de la superficie. Sin embargo, esto es mucho más elevado que en la Cuenca de Valle
de Bravo donde el total para estos rangos es de 34%.
32
45 Erosion Potencial 40 Erosion Actual 35 30 25 20 15 10 5 0 Nula
45
Erosion Potencial
40
Erosion Actual
35
30
25
20
15
10
5
0
Nula
Ligera
Moderada
Alta
Muy Alta
Figura 3-10:
Erosión potencial y erosión actual en la Cuenca Villa Victoria
Destaca la reducción del intervalo de erosión muy alto en más del 90 %. Sin embargo
es necesario aclarar que la erosión actual moderada, que considera valores de pérdida
de suelo entre 10 – 50 tn/ha/año, es elevada para el tipo de terreno presente en la
cuenca con pendientes pronunciadas y bajas tasas de formación de suelo. De aquí la
importancia de poner en práctica estrategias de conservación de suelo y vegetación,
tendientes a lograr niveles de erosión permisible que permitan alcanzar el equilibrio y
mantener el nivel de productividad.
Caracterización hidrológica
La caracterización hidrológica de la cuenca fue realiza por Conagua, (2007 b ) aplicando
el modelo SWAT. Los resultados fueron estimados para un año característico y para
toda la cuenca, sin considerar el embalse y zonas de playa de la presa.
El escurrimiento promedio estimado fue de 4169 m 3 /s para el año representativo. Hacia
el interior de la cuenca y en función del porcentaje aportado a la presa, el área de San
José del Rincón es el de mayor importancia, aportando aproximadamente 54% (2325
m 3 /s) del total. En general existe buena correlación entre el área total y el porcentaje
aportado para toda la cuenca. A diferencia, los coeficientes de escurrimiento estimados
muestran variaciones entre 0.195 a 0.291 según las áreas, siendo el promedio para el
33
área de 0.26. La zona noreste presenta los coeficientes más elevados, en tanto la zona
área de 0.26. La zona noreste presenta los coeficientes más elevados, en tanto la zona
sur los más bajos.
La producción de sedimentos o degradación específica indica valores de entre 1.1 a 9.1
tn/ha/año, y un promedio de 6.05 tn/ha/año. Teniendo en cuenta la media nacional de
2.7 tn/ha/año, la cuenca se encuentra en un estado avanzado de deterioro. Los
resultados confirman los datos obtenidos por el método de la Ecuación Universal de
Pérdidas de Suelo, e indica una fuerte degradación del suelo por erosión hídrica como
producto de las prácticas de manejo, la torrencialidad de los escurrimientos y las
condiciones físicas de las cuencas.
Otro parámetro estimado para la cuenca fue el volumen de percolación que está
controlado por las características del suelo. El promedio de infiltración estimado fue de
71.85 hm 3 . En general, la tasa de infiltración no muestra variaciones espaciales
importantes en el área. La evaporación total se estimó por diferencia en un balance
simplificado (Evaporación = Precipitación – Escurrimiento – Infiltración).
Precipitación
(hm 3 /año)
Escurrimiento
(hm 3 /año)
Infiltración
(hm 3 /año)
Evaporación
(hm 3 /año)
479.02
131.48
71.85
275.68
Fuentes de contaminación
Las principales fuentes de contaminación que afectan la Presa Villa Victoria son las
descargas de agua residual, el agua de retorno agrícola, los desechos sólidos y erosión
del suelo. Este último fue tratado en los apartados anteriores.
Según datos del Gobierno del Estado, la cuenca genera un volumen promedio de 127
l/s de aguas residuales que son descargadas sin tratamiento previo. El servicio de
drenaje en las comunidades de la cuenca presenta un rezago de hasta 100% según
reportes de INEGI, afectando directamente la presa y cauces afluentes.
Con respecto al municipio de Villa Victoria, la Cabecera Municipal, San Diego
Suchitepec, Jesús María, San Pedro del Rincón y Mina Vieja vierten las aguas
residuales sin tratamiento a la presa Villa Victoria. Asimismo, varias localidades entre
ellas la de Palizada, descargan sus aguas residuales sin tratamiento al Río Salitre. El
34
Arroyo Chiquito se encuentra contaminado por las descargas de aguas residuales de la Colonia Gustavo
Arroyo Chiquito se encuentra contaminado por las descargas de aguas residuales de la
Colonia Gustavo Baz y otros asentamientos humanos. Cabe destacar que la Cabecera
Municipal de Villa Victoria (con 3576 habitantes), cuenta con una planta de tratamiento
de 22.5 l/s que hasta 2007 no operaba por falta de colectores.
En el municipio de San José del Rincón, la Cabecera Municipal y el Ejido vierten el
agua residual sin tratamiento a afluentes del Río Lerma; en tanto las comunidades de
Providencia, Palo Seco, San Joaquín Lamillas, La Soledad y San Antonio Pueblo
Nuevo, lo hacen a afluentes de los ríos Lerma y Balsas.
A pesar de la búsqueda exhaustiva, no se ha encontrado información acerca del
impacto de los retornos de riego y desechos sólidos para la cuenca.
Área de Captación Presa El Bosque
La búsqueda exhaustiva de estudios previos llevada a cabo con el fin de determinar la
situación de las áreas de captación de las presas del sistema, arrojo resultados
negativos para el área El Bosque. La búsqueda en el Organismo de Cuenca del Valle
de México, Comisión Nacional del Agua - Regional Michoacán, Consejo de Cuencas del
Balsas, así como en instituciones académicas confirma esto. Según expresiones, en
parte se debe a cuestiones políticas relacionadas con los partidos gobernantes.
35
3.2.2. Sistema Lerma Antes de la construcción del Sistema Cutzamala, la importación de agua de
3.2.2. Sistema Lerma
Antes de la construcción del Sistema Cutzamala, la importación de agua de la Cuenca
Alto Lerma al Valle de México fue la única fuente externa de agua. Conforme presentó
fuertes impactos por la explotación intensiva, fue parcialmente sustituida por el Sistema
Cutzamala.
La primera etapa del Sistema Lerma fue construida entre 1942 y 1951 e incluyó la
captación de manantiales y agua superficial de Almoloya del Río y su conducción hasta
los tanques de Dolores en Chapultepec, atravesando el túnel Atarasquillo - Dos Ríos.
Se captó un caudal de 4 m 3 /s de la región Lerma situada a aproximadamente 300
metros por arriba de la altura del DF y se perforaron los primeros 5 pozos de entre 50 y
308 metros de profundidad. Con la crisis de abastecimiento de agua al D.F. en la
década de 1960, se firmaron convenios con el Gobierno del Estado de México (1965-
1970) que terminaron en la construcción de una amplia batería de pozos en la cuenca
del Alto Lerma (acuíferos Valle de Toluca e Ixtlahuaca-Atlacomulco). Para agosto de
1970 se habían perforado 188 pozos de los cuales se extraían 10 m 3 /seg.
Adicionalmente se construyeron los ramales de la Presa Alzate a Ixtlahuaca, el de
Jiquipilco y los pozos de La Gavia. El proyecto incluyó un sistema de compensaciones
al Edomex, que consistió en la desecación de las lagunas locales para repartir 7000 ha
de tierras agrícolas, el abastecimiento local para agua potable y agricultura, y la
dotación de 1 m 3 /s de agua para los municipios de la zona conocida como NZT
(Naucalpan, Zaragoza y Tlalnepantla).
Infraestructura
Actualmente el Sistema Lerma abarca 250 pozos activos conectados a los acueductos.
Además el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) opera varios pozos de
riego y abastecimiento local de agua potable, sumando un total de 398 pozos a cargo
de este organismo distribuidos en los acuíferos Valle de Toluca (70% de la extracción) y
Ixtlahuaca-Atlacomulco (30%). Según información brindada por la Dirección Local de la
Conagua, el uso de los pozos se desglosa de la siguiente manera:
36
 87 pozos de riego (9.5 hm 3 /año)  40 pozos de agua potable
 87 pozos de riego (9.5 hm 3 /año)
 40 pozos de agua potable (9.0 hm 3 /año)
 123 pozos conectados a los acueductos (152 hm 3 /año)
 134 pozos con uso mixto
acueductos)
(182 hm 3 /año, de
estos 167 hm 3 /año para
 17 pozos fuera de operación
(Volúmenes basados en gasto instantáneo de un censo en 2005)
Los pozos que abastecen al D.F. cuentan con una profundidad total promedio de 200 m,
siendo sus máximos y mínimos 61 y 401 m respectivamente.
El sistema se divide en la parte norte y sur. Los dos acueductos se unen en la entrada
al túnel Atarasquillo-Dos Ríos el cual tiene una longitud de 14 km atravesando la Sierra
de las Cruces hacia el Valle de México. El agua en el sistema norte se capta por medio
14 ramales que abastecen acueductos a presión (20 km acueducto simple y 48 km dos
acueductos paralelos), incorporando 3 subestaciones y 2 plantas de rebombeo. El
sistema sur incluye un acueducto a presión de 28 km, más uno a gravedad de igual
longitud. La infraestructura cuenta además con la planta de bombeo y planta cloradora
Almoloya, y la planta cloradora Atarasquilla, en la que se tratan ambos caudales antes
de entrar al túnel Atarasquillo-Dos Rios. Este túnel tiene una capacidad total de 15 m 3 /s
y diámetro de 3.2 m, mientras el acueducto original tiene 2.5 m de diámetro (Silva
1999).
En cuanto al requerimiento de energía eléctrica hay que mencionar que para el trasvase
de agua se aprovecha el desnivel natural de 273 metros entre los dos valles, por lo que
el
agua a partir del túnel Atasquarillo fluye por gravedad. No se cuenta con datos sobre
el
costo o consumo de energía para operar el acueducto y los pozos. Breceda-Lapeyre
(2004) estimó el consumo de energía en 0.52 kWh/m 3 para el sistema Lerma, a un
precio de 0.865 $/kWh.
En cuanto a la edad de la infraestructura, partes del sistema Lerma se pueden
considerar bastante antiguas. Los ramales de la Presa Alzate, Ixtlahuaca, Jiquipilco y
los pozos de La Gavia (188 en total) fueron construidos en los años 60, rebasado por
mucho la vida útil estimada en 30 años. En general, el numero de pozos fuera de
37
operación ha aumentado constantemente de 8 en 1997 a 39 en 2008, igualmente distribuidos en
operación ha aumentado constantemente de 8 en 1997 a 39 en 2008, igualmente
distribuidos en los subsistemas Villa Carmela (sur) e Ixtlahuaca (norte).
Con respecto a otras causas potenciales de cierre de pozos, en 1989 la Cía.
Perforaciones Leor menciona la disminución del bombeo por: el número de pozos
continuamente parados por extracción de arenas en Ixtlahuaca; pozos suspendidos
para no afectar la estabilidad de las presa Álzate y Ramírez, y pozos suspendidos por
mala calidad del agua subterránea. Según la Dirección de Hidrogeología del SACM, la
causa más importante del cierre, la reposición y rehabilitación de pozos del sistema, es
la edad de los mismos.
Capacidad del Sistema
Dado que la capacidad total del acueducto y túnel es de 15 m 3 /s, se cuenta con
capacidad adicional para incrementar la conducción. Lo mismo aplica para los pozos
que en general extraen caudales por debajo de su capacidad total. Los datos de los
gastos instantáneos de un censo que condujo CONAGUA en 2005 muestran que los
pozos actualmente conectados a los acueductos cuentan al menos con capacidad de
10.6m3/s.
Por lo tanto, la limitante para incrementar el abastecimiento no está dada por la
capacidad de la infraestructura, si no por el balance de los acuíferos. Multiestudios
(2007) determinó que el caudal de tan solo 16 pozos (de un total de 289) podría
incrementarse en 778 l/s. Como efecto de este incremento en la extracción, se estimó
un abatimiento de 1 m/año en los niveles dinámicos, aceptable al mediano plazo, pero
claramente no sustentable.
Aporte del Sistema Lerma
El caudal máximo histórico de trasvase para el Sistema Lerma fue de 14.6 m 3 /s en el
año 1974. A partir de allí disminuyó la extracción de agua para el envío al D.F. En 1985
se envió 6.24 m 3 /s y en 1989 se redujo a 4.32 m 3 /s. Esto se debió a la entrada en
operación del Sistema Cutzamala, y a la detección de problemas de agrietamiento y
hundimiento asociados a la extracción intensiva de agua subterránea. En la Figura 3-11
se observan los gastos facturados de pozos por ramal reportados por el SACM para los
últimos años. En ambos subsistemas la extracción disminuyó en 28% durante los
38
últimos 10 años, alcanzando un total de 7.8 m 3 /s. Las reducciones más fuertes
últimos 10 años, alcanzando un total de 7.8 m 3 /s. Las reducciones más fuertes de entre
37-46% se dieron en los ramales Almoloya, Jocotitlan e Ignacio Ramirez.
12.00
10.00
8.00
6.00
4.00
2.00
0.00
1997
1998
1999
2000
2002
2003
2004
2005
2006
2007
Sistema Sur
4.11
3.92
3.83
3.97
3.68
3.44
3.22
3.27
3.23
3.10
Sistema Norte
6.60
6.72
6.76
6.30
5.62
5.33
4.96
4.97
4.96
4.73
Total
10.71
10.64
10.59
10.27
9.30
8.77
8.18
8.24
8.19
7.83
Figura 3-11:
Evolución del gasto del Sistema Lerma (pozos conectados al acueducto)
Tabla 3-13: Extracción estimada en base del gasto instantáneo, censo 2005
Riego
Agua potable
Acueducto
Total
Total
Nº pozos
167
119
252
398
m³/s
14931284
19175703
328568377
362675364
Acuífero Toluca
Nº pozos
229
m³/s
5881296
14510368
226197872
246589536
%
39
76
69
68
Nº pozos
169
Acuífero Iztlahuaca-
Atlacomulco
m³/s
9049988
4665335
102370505
116085828
%
61
24
31
32
Fuente: Censo 2005, Dirección Local Estado de México, Conagua
El volumen facturado incluye los caudales que abastecen a comunidades mexiquenses
a lo largo del acueducto, y 1m 3 /s (31.53 hm 3 /año) que supuestamente el SACM
suministra a la zona NTZ (Naucalpan, Tlalnepantla, Atizapán). Para abarcar la
extracción total de pozos del SACM en los valles de Ixtlahuaca y Toluca, se debe
considerar los volúmenes de abastecimiento de agua potable a 17 municipios locales
(293 000 habitantes) y el riego de 9350 has de cultivos.
Calidad del agua y fuentes potenciales de contaminación
Respecto a la calidad del agua que se extrae, datos de monitoreo de la Dirección Local
de la CONAGUA para el período 1991-1998, muestran valores bajos en conductividad y
temperatura (con promedios de 220 y <20°C). En el año 1998 aparecen por primera vez
39
Gasto promedio m3/s
valores elevados de conductividad (hasta 978) en 6 de 39 pozos muestreados. En 2004, el
valores elevados de conductividad (hasta 978) en 6 de 39 pozos muestreados. En 2004,
el muestreo realizado indica problemas de metales pesados en 8 pozos ubicados en los
municipios de Toluca, Metepec y Calimaya. De estos uno sobrepasa la NOM-127 en
Cromo, tres en Fe, dos en Mn, uno en Pb y dos en Hg. Según los datos del SACM, en
el año 2007 se encontraron 7 pozos parcialmente parados por problemas de calidad del
agua en Almoloya y Tlaloc.
En relación a los riesgos existe un alto potencial de contaminación del acuífero, dado
por los niveles de agua relativamente someros, el material del subsuelo y la abundancia
de fuentes de contaminación en superficie. Si bien este riesgo está mitigado por la
presencia de un acuífero somero que recibe gran parte de la recarga urbana, es
necesario remarcar la gran cantidad de pozos (alrededor de 900 en el acuífero de
Toluca, incluyendo pozos abandonados) que aumenta la conectividad entre los
acuíferos y puede actuar como conducto para la infiltración de agua de mala calidad.
Una ventaja en esto es la presencia de protección sanitaria (ademes ciegos hasta una
profundidad promedio de 30 m.) en buena parte de los pozos construidos en los años
80.
Las fuentes potenciales de contaminación incluyen:
 Los cuerpos de agua superficial altamente contaminadas por descargas de
aguas residuales.
 Fuentes puntuales en las zonas industriales (parte del Sistema Lerma se
ubica en el corredor industrial Toluca-Lerma).
 Una gran cantidad de basureros ubicados en áreas de alta infiltración (ver
mapa).
40
41

41

La UAM, (1993) señala la existencia de dos zonas con potenciales problemas, una en la
La UAM, (1993) señala la existencia de dos zonas con potenciales problemas, una en la
Laguna de Almoloya y la otra a lo largo del cauce del Río Lerma. En la laguna se
detectó la existencia de turbas, y el incremento en las concentraciones de sólidos
totales disueltos (de 500 ppm en 1970 a 1500 ppm en 1992). En la rivera del Río Lerma
la problemática está dada por la infiltración de aguas residuales de la ciudad de Toluca
y alrededores, y las descargas industriales del corredor Toluca-Lerma.
Otro riesgo a la calidad del agua lo constituye la posible inversión del flujo subterráneo
por bombeo que puede inducir agua contaminada desde el valle hacia los pozos del
Sistema Lerma.
Áreas de captación – Acuífero Valle de Toluca
El acuífero Valle de Toluca se localiza en el Estado de México, dentro de la cuenca Alta
del Río Lerma situada al sur del Altiplano Mexicano y limitada al norte por el acuífero de
Atlacomulco-Ixtlahuaca, al sur por el cerro de Tenango, al suroeste por el Volcán
Nevado de Toluca y al este por la Sierra de las Cruces y Monte Alto, cubriendo un área
total aproximada de 2738 km 2 .
La zona de Ixtlahuaca-Atlacomulco tiene una extensión superficial de 2894 km 2 . El valle
se estrecha de sur a noroeste y está rodeado principalmente por cuerpos de roca
volcánica de composición andesítica-basáltica como el Cerro de la Guadalupana al
oeste, Sierra Acambay en el norte, volcán Jocotitlan en el este, y la prolongación norte
de la Sierra de las Cruces en el sureste.
En el área afloran y subyacen varias unidades con diferente comportamiento hidráulico.
En el Valle de Toluca el medio poroso es representado por los depósitos no
consolidados que rellenan la cuenca, entre estos tobas y arenas (Qtb-a), aluvión (Qal) y
la formación Tarango (Tpt). Su espesor es de aprox. 200 metros en el valle, alcanzando
hasta 300 metros por debajo del cauce del Río Lerma.
Otras unidades estratigráficas que constituyen un medio poroso son los conos
volcánicos recientes (Qbc) y los flujos del Nevado de Toluca (Qn) (Qtb-n). Estas rocas
volcánicas fracturadas representan importantes zonas de recarga para los acuíferos de
la planicie (por ejemplo el Nevado de Toluca), o bien constituyen propiamente acuíferos.
Las unidades estratigráficas Xochitepec (Tomv), la formación Las Cruces (Tomv) y
42
algunos Andesitas (Tpv, Qa) están afectadas por fracturas solo en forma superficial y en algunas
algunos Andesitas (Tpv, Qa) están afectadas por fracturas solo en forma superficial y en
algunas áreas, y están consideradas en general como unidades acuifugas. La
formación Chichinautzin (Qbc) en la sierra del mismo nombre, es la que presenta un
fracturamiento más amplio y definido, por lo que se considera otra importante zona de
recarga. En la Tabla 3-14 se resumen las unidades y se especifica su función e
importancia hidrogeológica.
En el subsuelo de la planicie se ha logrado determinar la presencia de una capa de
tobas de baja permeabilidad que permite separar un acuífero superior funcionando
como libre, y un acuífero inferior que funciona como confinado o semiconfinado. No
existe información suficiente para evaluar la extensión y continuidad del acuitardo y por
lo tanto, la conectividad entre los dos acuíferos. El sistema de flujo en el acuífero es
local e intermedio.
Los hidrógrafos de piezómetros en la zona (Figura 3-12) muestran en algunos casos,
que los niveles someros mantienen un comportamiento fundamentalmente diferente al
acuífero profundo (PL 113), lo cual estaría indicando poca conexión entre los 2
acuíferos. En otros, el cambio de comportamiento es más bien gradual, lo que podría
estar indicando mayor conectividad o el drenado de diferentes capas por pozos
profundos y someros (PL 201). En PL 140 no se observa diferencia por lo que se
presume que no existe acuitardo en esta parte.
El sistema acuífero tiene como fronteras laterales a las sierras perimetrales del Valle de
Toluca. La continuidad geológica de este sistema se da hacia al valle de Ixtlahuaca, a
través del estrechamiento de Perales por medio de los depósitos aluviales que marcan
el curso del río.
La configuración piezométrica de 1970 demuestra una convergencia del flujo desde las
zonas de recarga en las sierras, hacia el río Lerma y sus lagunas. El patrón de flujo y
las condiciones de descarga han sido modificados localmente por el abatimiento del
nivel del agua subterránea a causa de la extracción. En la parte oriental, el flujo que
baja de la Sierra de las Cruces es interceptado directamente por los pozos del Sistema
Lerma, los cuales además ya reciben aportaciones desde la planicie debido a los
cambios en los gradientes.
43
Tabla 3-14: Unidades geológicas y su función en relación al agua subterránea Unidad Ubicación Permeabi
Tabla 3-14:
Unidades geológicas y su función en relación al agua subterránea
Unidad
Ubicación
Permeabi
Espesor
Medio
Recarga
Barrera
Acuífero
lidad
Basaltos y
Sur y Poniente
Baja a
Masivo
Compacta
.
Acuifuga
Andesitas
muy baja
Xochitepec
(Tomv)
Andesita
Baja a
Masivo
Compacta
(+)
Acuifuga
(Tpv)
muy baja
Las Cruces
Sierra de las
Cruzes, parte-
aguas entre los
valles
Baja a
Masivo
Compacta,
++ fracturada,
Vrec importante
por extensión y
prec
Acuifuga
(Tomc)
muy baja
fracturada
Domos
Baja a
Masivo
Compacta
(+)
Acuifuga
andesiticos
muy baja
(Qa)
Tobas y
partes bajas
Media a
00
Granular
++
superior
arenas
del valle
alta
muy
(Qtb)(Qtb-a)
formando
bueno)
terrazas
Lacustres
Zonas de
Media-
0
Granular
(+)
superior
(Qla)
Lagunas
baja
Aluviales
Media
00
(hasta 300
Granular
+
superior
(Qal)
or debajo del
ío Lerma)
Chichinaut-
Sierra
Alta
Fracturada
+++ (fractura-
superior
zin y Conos
Volcánicos
recientes
(Qbc)
Chichinautzin
miento amplio)
local)
oriente
Flujos del
Nevado de
Toluca (Qn,
Qtb-n)
Faldas del
volcán, exten-
sión hacia N y
E, hasta Sierra
Las Cruzes
Alta
000 en el
olcán, 100-
00m hacia el
alle
Granular y
+++
superior en
fracturado
(gran extensión,
el valle
prec. altas)
Qtb)
Tarango
Media a
00
(sup)
Granular
superior
(Tpt)
Bajando de las
sierras del
occidente,
subyace a
depósitos del
valle
alta
++
en partes altas
de sierras
50
(inferior)
Granular y
occidentales
nferior
fracturado
Tobas
Muy baja
0
lacustres (no
cementado
aflora)
No afloran,
intercalados
entre Qal, Tpt,
Granular y
Acuitardo
ntre sup e
nf
44
Figura 3-12: . Hidrógrafos de 3 multi-piezómetros en el Valle de Toluca. (Sonda I corresponde
Figura 3-12:
. Hidrógrafos de 3 multi-piezómetros en el Valle de Toluca. (Sonda I corresponde al
nivel más profundo, Sonda VI/VII al más somero)
45
Balance del Acuífero Valle de Toluca Recarga Directa y Entradas Laterales: La recarga a los
Balance del Acuífero Valle de Toluca
Recarga Directa y Entradas Laterales:
La recarga a los acuíferos se divide en recarga natural por infiltración de la lluvia y
recargas inducidas por procesos antropogénicos. La Conagua estima un volumen total
de recarga de 336.8 hm 3 /año, constituido por 110 hm 3 /año en el valle, 225.57 hm 3 /año
proveniente de las sierras, y alrededor de 2 hm 3 /año debido al retorno de riego. Cabe
mencionar que la última cifra solo corresponde a un 4% del volumen de agua
concesionado para riego. En el mismo estudio de disponibilidad de la Conagua se
consideró un coeficiente de recarga de 6.7% de una precipitación promedio de 800 mm.
Esto constituye una gran simplificación que no considera las diferencias en geología y
relieve, cobertura del suelo, así como la mayor precipitación en las partes altas.
Las zonas más importantes de recarga son el Nevado de Toluca y la Sierra
Chichinautzin, seguido por la Sierra de las Cruces. Un balance hecho para el SACM en
cambio, calculó las entradas laterales desde las sierras en 330 hm 3 /año Para el Sistema
Lerma es especialmente relevante la recarga en las sierras Las Cruces y Chichinautzin
debido a que los pozos captan de manera directa la recarga proveniente de estas
sierras.
En ninguno de los balances (Tabla 3-16) se incluyen la recarga inducida por fugas en
las ciudades, ni la infiltración por debajo del cauce del Río Lerma y otros cuerpos de
agua. El organismo operador de Toluca estima las fugas de agua potable en 35%, lo
cual sumaría un volumen de 14.5 hm 3 /año de recarga potencial adicional. La infiltración
desde los cuerpos de agua y ríos requiere atención dado que puede ocasionar impactos
en la calidad de la recarga.
Para poder estimar mejor la recarga, así como para incluir los procesos de cambio en la
cuenca, sería recomendable realizar una zonificación del medio geológico por medio de
diferentes coeficientes y considerar la distribución espacial de la precipitación. Por
medio de los hidrógrafos y registros de precipitación se puede establecer el tiempo de
transito para poder deducir la influencia de los cambios de la geología y la precipitación
para los volúmenes de recarga.
46
Extracción Para estimar la extracción total del acuífero se usaron los títulos registrados en el
Extracción
Para estimar la extracción total del acuífero se usaron los títulos registrados en el
REPDA 2008, con correcciones para la extracción de los pozos del Sistema Lerma,
teniendo en cuenta que la extracción real es mayor a la concesionada (Tabla 3-15).
Tabla 3-15:
Datos de extracción asignada para el Acuífero Valle de Toluca en el REPDA
corregidos con información de la Dirección Local de la Conagua
Púb-Urb
Agric
Indust
Serv
Pec
Mult
Dom
Total
REPDA
m
3 /año
234.27
39.90
36.19
8.27
0.01
45.66
1.51
365.82
Nº Concec
218
105
178
38
1
209
6
755
%
64.0
10.9
9.9
2.3
0.0
12.5
0.4
Gob DF
m
3 /año
90.912
5.881
-32.257
“Real”
m
3 /año
325.187
45.785
36.193
8.268
0.010
13.406
1.515
430.36
%
75.6
10.6
8.4
1.9
0.0
3.1
0.4
* En el uso múltiple del REPDA se incluye el título del SACM por 32.26 hm 3 , lo cual corresponde a
extracción para riego, uso potable local y trasvase de agua. En el uso PU se incluye el título del SACM de
3
149.8 hm
, sin embargo la Dirección Local de la CONAGUA reporta la extracción del SACM para
abastecimiento local de agua potable y aportes al acueducto Lerma con 240.7 hm 3 , por lo cual se agregó
la diferencia al uso público-urbano. Esto resulta en una diferencia de 83 hm 3 entre el volumen total
concesionado y real.
La extracción total fue estimada en 430 hm 3 /año dominando el uso público-urbano con
75%; de esto 226 hm 3 /año corresponden al trasvase para el Valle de México, 14.5
hm 3 /año a abastecimiento local de agua potable gestionado por el SACM y los restantes
85 hm 3 /año a abastecimiento por organismos locales. De estos últimos tan solo el
organismo operador de Toluca extrae 41 hm 3 /año por medio de 77 pozos. La
información presentada es consistente con estimaciones de la Conagua que indican
848 pozos en operación, con un volumen anual de extracción de 422.34 hm 3 /año. La
extracción se concentra en el área de la Ciudad de Toluca y zona industrial y a lo largo
del Río Lerma, donde se ubican los pozos del Sistema aquí analizado.
Descargas naturales
Las descargas naturales de un acuífero pueden ser por manantiales, ríos y
evapotranspiración en zonas de niveles freáticos someros (p.e. humedales). Con
respecto a manantiales en el Alto Lerma, existen 3 tipos (Asteroide, 2007). El grupo A
se manifiesta en las partes altas (zona de recarga), en el contacto de tobas arcillosas
con otros materiales más permeables sobreyacentes. Estos manantiales son muy
sensibles a la precipitación; las descargas son bajas (aprox. 5 l/s) y se reducen
considerablemente (casi 90%) en tiempos de estiaje. El grupo B se ubica en la parte
47
superior del acuífero. Presentan caudales mayores dado la extensión de las áreas de recarga y
superior del acuífero. Presentan caudales mayores dado la extensión de las áreas de
recarga y son más estables a lo largo del año. Los manantiales del grupo C se ubicaban
en algunas depresiones de los valles en donde el límite superior de la zona saturada
alcanzaba la superficie topográfica. Muchos de éstos desaparecieron paulatinamente
por la extracción de los pozos distribuidos en sus alrededores. En un balance realizado
para el SACM, se estimó la descarga por manantiales en 4.4 hm 3 /año (140 l/s
constantes).
El lecho del río Lerma constituye otra zona de descarga natural que esta siendo
afectada por la extracción intensiva. La configuración de niveles de 2007 muestra
importantes conos de abatimiento en la ciudad de Toluca, zona industrial y valle de
Ixtlahuaca-Atlacomulco, lo cual esta invirtiendo el flujo y disminuyendo el aporte al Río
Lerma. En los últimos años, el flujo base del río se constituye en gran parte por
aportaciones de aguas residuales.
Una meta explícita del Sistema Lerma fue abatir los niveles del agua para evitar la
pérdida por evapotranspiración estimada en 4 m 3 /s (Asteroide, 2007). Esto fue puesto
en práctica con la desecación de gran parte de las lagunas, las cuales constituían
importantes zonas de descarga natural del acuífero.
Entradas y Salidas laterales
Según Asteroide (2007), existe una salida importante de agua hacia el acuífero
Ixtlahuaca-Atlacomulco por el estrechamiento de Perales; una franja menor a 5 km de
ancho que se localiza al poniente de la presa Alzate y que tiene al Río Lerma como
centro. Esta salida se da debido a la mayor permeabilidad de los depósitos aluviales en
el lecho del río, comparada con la formación Tarango que limita esta franja. Con base
en la configuración de los niveles en 2004, se estimó una salida de 56.1 hm 3 /año hacia
Ixtlahuaca. La Conagua estimó un valor total de salida de agua de 53.6 hm 3 /año
teniendo en cuenta las salidas laterales, manantiales y flujo base. Esto muestra que la
salida de agua por el estrecho de Perales es dominante.
Déficit
Un estudio fue realizado para determinar el abatimiento del nivel del agua (Asteroide
2007) basado en 58 piezómetros distribuidos en el valle. Los resultados muestran para
el período 1957-2007 un abatimiento promedio de 27 m (0.675 m/año), cambiando la
48
profundidad promedio al nivel del agua de 8 m a 35 m. Este resultado contrasta
profundidad promedio al nivel del agua de 8 m a 35 m. Este resultado contrasta con los
resultados de Conagua que reportan un abatimiento promedio de 35 m entre 1970 y
1995 (1.4 m/año) basado en mediciones de 40 piezómetros. Otros datos indican para el
acuífero abatimientos promedios de 1.57 m/año entre 1968-1974, de 0.56 m/año entre
1974-1984 y de 0.14 m/año entre 1984-2001. Sin embargo, en los últimos años la
profundidad promedio al nivel del agua tiende a estabilizarse en 33.5 m, mientras
algunas zonas muestran niveles más profundos.
En la Ciudad de Toluca y zona industrial el abatimiento inicial entre1968 y 1970 fue de
18.54 m, con lo cual la profundidad al nivel del agua llego a los 32 m. Posteriormente,
se observa un abatimiento promedio de 0.64 m/año, con épocas de atenuación y
pequeña recuperación. La Conagua en 2002 reporta para esta zona las máximas
profundidades al nivel del agua entre 80 y 90 metros. Mientras Asteroide (2007) reporta
que desde los últimos años la profundidad al nivel del agua tiende a estabilizarse en 52
m.
En la zona donde se ubica el Sistema Lerma Sur el abatimiento es menor. Se reporta
de 0.22 m/año entre 1968 y 2007. La tendencia desde 1996 es la de estabilización y
leve recuperación, en alrededor de 22 m de profundidad promedio. Aparte de las
tendencias generales, se observan variaciones que sugieren que el acuífero reacciona
sensiblemente a cambios en la recarga, por lo cual se debe evaluar el desplazamiento
temporal de estas reacciones.
Para calcular el volumen drenado se requiere estimar un coeficiente de
almacenamiento. Mientras Conagua (2002) calcula el coeficiente de almacenamiento en
0.045, el SACM usa un rendimiento específico de 0.28. Si se calcula con el primer valor,
se obtiene un volumen drenado del acuífero en el valle de 148.2 hm 3 /año entre 1968-
1974, 12.9 hm 3 /año entre 1984-2001 y alrededor de cero para el periodo más reciente.
En la Figura 3-15 se muestra la profundidad inicial en 1968 y en 2008, y en la Figura
3-16los abatimientos para este período, así como las tendencias recientes (2002-2008)
basado en datos de piezómetros de la Conagua. Aún si los valores varían de lo antes
expuesto, las tendencias se mantienen.
49
Figura 3-13: Profundidad al nivel estático (a ~200m, basado en los piezómetros de CONAGUA) 50

Figura 3-13:

Profundidad al nivel estático (a ~200m, basado en los piezómetros de CONAGUA)

50

Figura 3-14: Abatimiento anual – Tendencia al largo plazo, y tendencia reciente (basado en piezómetros
Figura 3-14: Abatimiento anual – Tendencia al largo plazo, y tendencia reciente (basado en piezómetros

Figura 3-14:

Abatimiento anual Tendencia al largo plazo, y tendencia reciente (basado en piezómetros de la CONAGUA)

51

Cabe mencionar que en lo aquí expuesto se ha seguido el enfoque tomado en los
Cabe mencionar que en lo aquí expuesto se ha seguido el enfoque tomado en los
balances tradicionales realizados para la región (Tabla 3-16), que no distinguen entre
un acuífero somero y profundo, debido a la falta de información sobre la extensión y
continuidad del acuitardo. Sin embargo es importante mencionar que el acuífero somero
capta una buena parte de la recarga local y de las fugas de redes y retornos de riego
agrícola, actuando como un amortiguador e interceptor de la contaminación urbana e
industrial. Se asume que el acuífero somero se encuentra cerca de su capacidad total
reflejado en los datos de hidrógrafos y problemas de inundación de infraestructura
subterránea en la ciudad de Toluca.
Tabla 3-16:
Diferentes balances realizados para el acuífero del Valle de Toluca
[Hm3/año]
CCRECRL, 1993
Conagua
SACM
Comentario
2738
área acuífero.
Superficie (km 2 )
2053
área valle
ENTRADAS
378
336.8
298.65
24.29
hm 3 /año (estimado
Recarga directa
81 hm 3 /año
para cerrar balance,
valle
110.04 hm 3 /año (prec
800 mm, coef de 0.067)
corresp. a 11.8mm)
Infiltración de
cuerpos de agua
No relevante
No relevante
Recarga de
montaña
31.33 del Nevado, 36.4
de Sierra de las Cruces
Total 67.77 hm 3 /año
Requiere
Ver entradas
Ve entradas horizontales
zonificación
horizontales
detallada
Entradas Laterales
101 hm 3 /año Nevado
de Toluca,
198 hm 3 /año Sierra de
las Cruces
94.6 Nevado, 63.1 Sierra
de Las Cruces,
Total 157.8 hm 3 /año
330.46 hm 3 /año
Fugas en red de
agua potable
Toluca: 35%
(14.5 hm 3 /año)
~2 hm 3 /año (2% de 3000
Vol-riego: 45
Retorno de Riego
3
m
3 /ha)
hm /año
SALIDAS
383
476
304.72
Requiere
56.11
(por el estrecho de
evaluac. con
Salidas Laterales
2
Perales hacia Ixtlahuaca)
piezometría
actual
Descargas
Q-manantiales.
naturales
53.6 hm 3 /año, incluye
salidas subterráneas
4.4 (solo manantiales)
bajo
300.32 (Censo 1992,
430 hm 3 /año
Extracción bruta
383
422.4
caudal Sistema Lerma
2008
2004)
Evapotransp.
0
0
DEFICIT
S=0.045
S=0.28 (arenas finas)
Evolución
piezométrica
-85.5 hm 3 /año (1984-
1996 12m)
-6.07 hm 3 /año (1998-2004,
con SIG)
Déficit calculado
-5.0
-140.4
-6.1
52
Áreas de Captación - Acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco El acuífero de la zona Ixtlahuaca-Atlacomulco está conformado
Áreas de Captación - Acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco
El acuífero de la zona Ixtlahuaca-Atlacomulco está conformado por materiales lacustres
y depósitos aluviales de granulometría y porosidad variable. Los primeros,
principalmente tobas intercaladas con arenas, arcillas y limos, forman el relleno del valle
desde el sur de Ixtlahuaca hasta el norte de Atlacomulco. El aluvión conformado por
limos, arenas y gravas, se exhibe sobre todo en los cauces del río Lerma y algunos
arroyos tributarios. El valle se encuentra limitado al norte y noreste por rocas volcánicas
básicas (Sierra de Acambay), al este por la prolongación norte de la Sierra de las
Cruces y el Volcán Jocotitlan, al sur por el estrecho de Perales, y al oeste por andesita-
basalto del Cerro la Guadalupana. El espesor se estima en poco más de 300 metros y
se le considera un acuífero del tipo semiconfinado. La transmisividad fue estimada entre
0.14 y 74.05 x 10 -3 m 2 /s, mientras el coeficiente de almacenamiento en 0.008.
El flujo subterráneo tiene dos direcciones: de sureste a noroeste, y de sur a norte,
circulando desde las partes altas hacia el valle, es decir, de los alrededores de la presa
Antonio Alzate a la localidad de Ixtlahuaca de Rayón, y desde Pedro de los Baños hacia
Atlacomulco.
Balance del Acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco
Recarga y entradas horizontales
En general, los basaltos que rodean el valle son permeables y están muy fracturados,
constituyendo importantes zonas de recarga. La recarga tiene lugar por la infiltración de
agua de lluvia a través del fracturamiento de las rocas y su circulación hacia el valle. La
precipitación media anual (~750 mm/año) oscila entre 653 y 861 mm en las porciones
altas, mientras que en las porciones bajas es de 700 a 800 mm.
La recarga total estimada por la Conagua fue de 119 hm 3 /año para el periodo 1981-
1992. Mientras el SACM (2009) estima entradas subterráneas horizontales de 210.294
hm 3 /año usando piezometría de 2004. Además de las aportaciones por concepto de
recarga en las zonas altas, fuera del área de balance este volumen incluye a la entrada
por el estrecho de Perales mencionado anteriormente.
Extracción
En la Tabla 18 se especifica el volumen total extraído del acuífero a través del bombeo
y para todos los usos. El uso público-urbano es el dominante (78.5%). La mayor parte
53
de la extracción (107 hm 3 /año) se destina a abastecer el sistema Lerma y
de la extracción (107 hm 3 /año) se destina a abastecer el sistema Lerma y se concentra
en la porción sureste del acuífero.
Tabla 3-17:
Datos de extracción asignada para el Acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco en el REPDA
corregidos con información de la Dirección Local de la Conagua
PU
Agric
Ind
Serv
Pec
Mult
Dom
Total
REPDA
m
3 /año
18.40
17.38
3.15
0.02
0.15
18.07
0.002
57.18
Nº Concec
132
73
14
1
2
158
1
381
%
32.2
30.4
5.5
0.0
0.3
31.6
0.0
Gob DF
107.036
9.050
-13.484
“Real”
m
3 /año
125.44
26.44
3.15
0.02
0.15
4.58
0.002
159.78
%
78.5
16.5
2.0
0.0
0.1
2.9
0.0
* En el uso múltiple del REPDA se incluye el título del SACM por 13.484 hm 3 , lo cual corresponde a extracción
para riego, uso potable local y trasvase de agua. Se reemplazó este volumen por las extracciones estimadas por
la dirección local de la Conagua de estos pozos para cada uno de los 3 usos. Esto resulta en una diferencia de
más de 100 hm 3 entre el volumen concesionado y el “real”.
Descargas naturales y Salidas
El SACM identificó, por medio de la piezometría de 2004, una salida de agua de 85.3
hm 3 /año hacia el norte y a través de unos pocos manantiales con bajos caudales.
Déficit
Los datos de 27 piezómetros del SACM (Asteroide, 2007) indican un abatimiento inicial
muy fuerte de 1.85 m/año entre 1968 y 1974 (partiendo de una profundidad inicial de 14
m), el cual disminuye a 0.12 m/año entre 1975 y 2001, con una etapa de leve
recuperación entre 1987-1998. Desde 2001 el nivel tiende a estabilizarse en
aproximadamente 28.7 m, el doble de la profundidad inicial. En la parte sur, donde se
ubican los pozos del Sistema Lerma, la profundidad media actual oscila en 37.5 m,
comparado con 20 m en la zona noroeste. Considerando la estabilización de los niveles,
el valor actual del déficit debería ser cercano a cero, con zonas de abatimiento
localizados.
54
Tabla 3-18: Diferentes balances realizados para el acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco [Hm3/año] Conagua SACM
Tabla 3-18:
Diferentes balances realizados para el acuífero Ixtlahuaca-Atlacomulco
[Hm3/año]
Conagua
SACM
Comentarios
Superficie (km 2 )
2894 km 2 área acuífero
~ 2000 km 2 área de balance
ENTRADAS
119
210.29
276.6
Recarga directa
145.424 hm 3 /año (prec 750
mm, coef de 0.067)
100.5 hm 3 /año (prec 750mm,
coef de 0.067)
66.3 (para cerrar
balance, daría coef de
0.0442)
154.2
(sería coef de
0.23)+
Entradas Laterales
210.29 hm 3 /año
56.11 estrecho de
Perales
Retorno de Riego
(Vol-riego: 26.4 hm 3 /año)
SALIDAS
123.2
178.06
245
Salidas Laterales
85.27 (norte, piezometría 2004)
Descargas
18 hm 3 /año
0.1261 (solo manantiales)
Q-man parece muy bajo
naturales
Extraccion bruta
105.2 (1992)
92.662 (Censo 1992, caudal
Sistema Lerma 2004)
159.8
hm 3 /año 2008
Evapotransp.
0
0
DEFICIT
S=0.001-0.0015
S=0.28 (arenas finas)
Evolución
-4 hm 3 /año
piezométrica
+31.58 hm 3 /año (1998-2004, con
SIG)
+31.6
Déficit calculado
-4.2
+31.6
Efectos adversos a causa de la extracción
En párrafos anteriores se describió en detalle el descenso del nivel del agua debido a la
extracción. Esto ocasiona conos de abatimiento y cambios en el patrón de flujo que
podrían afectar la calidad del agua. Asimismo, se ha reportado la afectación a
humedales y lagunas que forman parte de las ciénegas del Lerma, declaradas como
áreas de protección de flora y fauna.
Agrietamiento y hundimiento del terreno se ha reportado desde los años setenta. En
1978 se concluye que las grietas se deben a la explotación de agua subterránea y se
localizan en formaciones lacustres compresibles, cerca de las transiciones geológicas
con formaciones más compactas. Sin embargo, no se han reportado daños a la
infraestructura del sistema por esta causa.
55
Áreas de Captación - La cuenca superficial La zona de interés se ubica en la
Áreas de Captación - La cuenca superficial
La zona de interés se ubica en la parte alta del Río Lerma dentro de la Región
Hidrológica No. 12 denominada Río Lerma-Chapala. La cuenca Alto Lerma está
formado por los valles de Toluca e Ixtlahuaca, que están conectados por el estrecho de
Perales. El Río Lerma fluye en dirección sur-norte en la parte más baja del valle, el cual
en tiempos de lluvia recibe aportaciones de numerosos afluentes que descienden de las
sierras circundantes. Originalmente formaba una amplia zona lacustre, y a partir de la
década de 1970 fue progresivamente drenada para ampliar la frontera agrícola.
El análisis de uso de suelo sobre el acuífero de Toluca, en la parte sur de la cuenca,
muestra que alrededor de 60% corresponde a tierras agrícolas (principalmente
agricultura de temporal), seguido por bosques (22%) y pastizales inducidos (10%). La
vegetación natural en las sierras circundantes al valle son bosques de encino, pino y
oyamel, los cuales han sufrido procesos de deforestación y degradación drásticos.
El corredor industrial, localizado al este de la ciudad de Toluca a lo largo de la carretera
hacia México, es fruto del desplazamiento industrial del Valle de México hacia el río
Lerma, posterior al terremoto de la ciudad de México en 1985 (Garfias 2002). Los
procesos de urbanización, industrialización y extracción de agua han marcado y
degradado de forma muy importante a la cuenca.
Cambio de uso de suelo
La transformación del medio natural de la subcuenca del Alto Lerma ha estado
subordinada desde la colonia al interés económico, ya que en este periodo la
producción maicera fue remplazada por la ganadera. Sin embargo, la transformación
más drástica se dio a partir de la segunda mitad del siglo XIX con el proyecto de
desecación de las lagunas del Lerma y alcanzó su punto más crítico en las décadas de
1970 y 1980 cuando se consolidó el proceso de industrialización.
Analizando los cambios en el uso de suelo entre 1976 y 2000, se observan pérdidas de
17% en las áreas de bosque, principalmente en las sierras (Tabla 3-19, Figura 3-15).
Otros procesos dominantes son la expansión de la agricultura de humedad en las áreas
correspondientes a las antiguas lagunas, y la expansión urbana e industrial en el valle
que creció 1128%. Con respecto a la expansión urbana, el dato de 108 km 2 parece muy
56
conservativo, tomando en cuenta el fuerte crecimiento de la zona conurbada de Toluca en los
conservativo, tomando en cuenta el fuerte crecimiento de la zona conurbada de Toluca
en los últimos 9 años.
Tabla 3-19:
Uso de suelo y cambio en la Cuenca Alto Lerma
(elaboración propia en base de las coberturas de INEGI)
Área en km2
% de superficie total
taza cambio
1976
2000
1976
2000
%
Total Agricultura
2272.79
2498.88
59.24
63.73
9.95
Agricultura de Humedad
105.48
169.21
2.75
4.32
60.41
Agricultura de Riego
337.90
361.95
8.81
9.23
7.12
Agricultura de Temporal
1829.40
1967.72
47.68
50.18
7.56
Area sin Vegetación Permanente
5.54
4.64
0.14
0.12
-16.19
Total Bosque
1051.07
877.02
27.39
22.37
-16.56
Bosque cultivado
1.02
0.03
Total Bosque de Encino
55.22
46.03
1.44
1.17
-16.65
Bosque de Encino
41.27
28.51
1.08
0.73
-30.91
Total Bosque de encino con veg. sec.
13.95
17.52
0.36
0.45
25.54
Bosque pino-encino
36.84
46.67
0.96
1.19
26.67
Total Bosque de Pino
583.83
477.67
15.22
12.18
-18.18
Bosque de Pino
563.78
456.99
14.69
11.65
-18.94
Bosque de pino con veg. sec.
20.05
20.68
0.52
0.53
3.16
Total Bosque de oyamel
374.15
306.65
9.75
7.82
-18.04
Bosque de oyamel
346.97
279.05
9.04
7.12
-19.58
Bosque de oyamel con veg. sec.
27.18
27.60
0.71
0.70
1.56
Pastizal inducido
415.06
394.50
10.82
10.06
-4.95
Pradera de alta montaña
14.58
13.76
0.38
0.35
-5.66
Popal-Tular
49.52
5.90
1.29
0.15
-88.08
Asentamientos / Ciudades
8.83
108.44
0.23
2.77
1128.41
Cuerpos de agua
19.38
18.03
0.51
0.46
-6.94
Total general
3836.77
3921.18
El cambio de uso de suelo en el periodo 1976-2000 no refleja en su totalidad los
procesos de degradación en la cuenca. La Figura 3-16 muestra que la parte baja de las
sierras y piedemonte sufre fuerte erosión hídrica, mientras en el valle dominan procesos
de degradación química. Los niveles de deforestación y sobrepastoreo reducen la
infiltración e incrementan la erosión. Solo las áreas de bosques remanentes en las
partes altas de las sierras no presentan degradación aparente (INE, 2004).
57
Figura 3-15: Cambio en el uso de suelo en la Cuenca Alto Lerma (basado en

Figura 3-15:

Cambio en el uso de suelo en la Cuenca Alto Lerma (basado en coberturas de INEGI)

58

Figura 3-16: Tipos de degradación en la Cuenca Alto Lerma (Fuente: INE, 2004) Con respecto
Figura 3-16:
Tipos de degradación en la Cuenca Alto Lerma (Fuente: INE, 2004)
Con respecto al agua superficial destacan los procesos de desecación de las lagunas y
la contaminación extrema. El río Lerma se origina en los manantiales que formaban las
lagunas de Almoloya del Río, Lerma y San Bartolo, constituyendo una zona lacustre en
proceso avanzado de madurez. En 1943, las tres lagunas cubrían un área de 10 705
hectáreas. En los primeros años de funcionamiento del Sistema Lerma, la disminución
de la superficie ocupada por las lagunas permitió la concesión en 1957 de 2000
hectáreas. En el año 1993, el área se redujo a 3200 hectáreas (UAEM, 1993) como
producto del bombeo del agua subterránea y el drenaje de la zona lacustre. La
desecación de las lagunas fue prevista en el convenio que se celebró entre los
gobiernos del Estado de México y Ciudad de México en 1968 para el comienzo de la
segunda etapa del sistema Lerma. En este convenio se planeó incorporar los terrenos
ganados al uso agrícola. Todo ello ha modificado las formas de vida, el paisaje y la
economía de los habitantes de la zona (Legoretta et al., 1997).
El cauce del Río Lerma recibe las descargas de aguas residuales de Toluca y
poblaciones vecinas, así como del corredor industrial Toluca-Lerma, produciendo el
incremento en el caudal y un alto grado de deterioro de la calidad del agua.
Actualmente constituye una de las cuencas más contaminadas del país especialmente
59
en su tramo Lerma-Atlacomulco. Otra parte de las descargas domésticas e industriales sin tratamiento son
en su tramo Lerma-Atlacomulco. Otra parte de las descargas domésticas e industriales
sin tratamiento son vertidas a las lagunas (como la Laguna de Almoloya) y afluentes del
río. Como ejemplo se puede mencionar la Ciénaga Chimaliapan en el municipio de
Lerma. Este cuerpo de agua disminuyo su superficie de 3500 ha en 1951, a 460 ha en
1963 y se estima que recibe descargas residuales a razón de 100 l/seg (Ruiz-Rivera,
2006).
Es difícil predecir las tendencias de los procesos de degradación, dado que no se
cuenta con la información necesaria. Sin embargo, es de esperar que las estrategias
planteadas en el Plan de Manejo del Acuífero y la atención política que ha recibido la
cuenca, puedan contribuir a revertir ciertos procesos y recuperar en parte la vegetación
natural.
Situación administrativa
En los acuíferos de Toluca e Ixtlahuaca-Atlacomulco rige la veda para nuevas
extracciones desde 1965, sin embargo estas medidas no han tenido efecto.
Actualmente, se elabora el plan de manejo del acuífero de Toluca el cual podría
plasmarse en un reglamento local. Dicho plan contiene como una de sus estrategias
principales: “Lograr el equilibrio de los volúmenes del acuífero y recuperar los niveles
freáticos”, lo cual de hecho son dos cosas muy diferentes. Mientras lo primero se podría
probablemente lograr manteniendo los niveles de extracción actual, y con medidas de
gestión de demanda y cuidado de las zonas de recarga; el segundo objetivo
definitivamente implicaría cortes drásticos en los volúmenes de extracción y esto es
improbable que suceda. Desde el punto de vista de la degradación y contaminación de
la cuenca, este plan puede ser más efectivo dado la alta prioridad que ha recibido para
la aplicación de programas de eco-rehabilitación.
En relación a derechos de agua, el Gobierno del DF a través del SACM cuenta con dos
títulos de concesión en los acuíferos del Alto Lerma. El título de concesión Nº.
5DFE100309/26HMSG96, otorgado en 1996, abarca los pozos del Sistema Lerma
(conectados a los acueductos) y permite una extracción de 149 796 000 m 3 de los
acuíferos Toluca e Ixtlahuaca-Atlacomulco. El título vence a finales del año 2015, lo cual
podría reabrir la discusión y renegociación de los volúmenes del trasvase. El título Nº.
60
08MEX106021/12IMGR01 otorgado en 2001, permite la extracción anual de 45 741 517 m 3 .
08MEX106021/12IMGR01 otorgado en 2001, permite la extracción anual de 45 741 517
m 3 . Fue emitido para incluir los pozos que administra y opera el SACM para el
abastecimiento de agua potable y riego en comunidades locales y vence en el año
2021.
Las incongruencias en torno a los volúmenes asignados y extraídos se deben a que
cuando el SACM declaró los gastos de los pozos correspondientes al segundo título de
concesión, estos no fueron respetados. Por otro lado, algunos pozos aparecen
repetidos en ambos títulos (según información del SACM: 105 pozos del sistema sur, 84
del norte y 68 pozos de riego), y por ellos se cobra el derecho de agua dos veces.
Demanda local actual y futura
La demanda de agua potable no-cubierta y futura aumenta la presión sobre el recurso y
constituye una fuente de conflicto, eso se menciona aquí, ya que influye en el balance
futuro del agua y en el posible aumento en las exportaciones de agua.
Actualmente, los pozos del Sistema Lerma abastecen a 273 318 habitantes ubicados en
17 municipios locales (principalmente municipios rurales), con un volumen de 19.176
hm 3 /año, lo que hace dotación de 192 l/hab/d. En total son 34 municipios ubicados en
los acuíferos que capta el Sistema Lerma, con un total de 2 794 000 habitantes
(proyección 2010 CONAPO), de los cuales 15% (431 187 habitantes) no cuentan con
cobertura de agua potable a nivel domiciliario. La cobertura más baja se observa en
San Felipe de Progreso (63%), el cual forma parte de la zona Mazahua. Tomando estas
cifras como base y asumiendo la misma dotación de 192 l/hab/d, la demanda local
actual no-cubierta de agua potable se calcula en 30 hm 3 /año.
Hay que destacar, que la demanda no-cubierta no se debe a la falta del líquido, sino a
la falta de infraestructura. Al mismo tiempo hay que mencionar (según el Organismo
Operador) que a principio de 2008 se desperdiciaron unos 400 l/s tan solo por fugas en
la red de abastecimiento de la ciudad de Toluca. Allí, el promedio de habitantes
consume entre 170 y 200 litros de agua al día, pero hay zonas donde este consumo se
incrementa hasta en 350 l/hab/d.
La CONAPO estima que la población en los 34 municipios que abarcan los acuíferos
del Sistema Lerma crecerá hasta alcanzar 3 641 800 habitantes en el año 2030
61
(crecimiento de 30% en 20 años). Esto significa un aumento hipotético de 59.7 hm 3
(crecimiento de 30% en 20 años). Esto significa un aumento hipotético de 59.7 hm 3 /año
(1.884 m 3 /s) en la demanda local domestica de agua asumiendo una dotación de 192
l/hab. Esto significa un aumento de 15% de la extracción total que marcó el REPDA
para los dos acuíferos en 2007. No se incluye aquí el crecimiento de la demanda
industrial, asumiendo que el incremento en la demanda se podrá abastecer con el reuso
de agua tratada, el cual hasta ahora casi no se practica y está previsto en los planes de
gestión del acuífero Valle de Toluca.
Conflictos por el agua
El convenio entre los gobiernos del Distrito Federal y el Estado de México para el
trasvase por medio del sistema Lerma, incluyó la desecación de las lagunas y el reparto
de 7000 ha de tierra agrícola a los campesinos, así como otras obras para compensar
los daños causados. Entre estas se incluye el abastecimiento de agua a 17 municipios
del Estado de México (más parte de la zona NTZ) por parte del SACM, quien asume
todos los gastos de operación y mantenimiento de los pozos correspondientes. Las
relaciones de las autoridades del Distrito Federal con las del Estado de México han
estado marcadas en gran parte por los conflictos sociales a raíz de la operación del
sistema Lerma (Legoretto, 1997). Son particularmente notorios los conflictos suscitados
por la sequía de 1973, lo que obligo a los campesinos a tomar el agua de los
acueductos y pozos del Lerma disminuyendo el abasto a la Ciudad de México. En
general han sido comunes los conflictos entre las localidades y grupos de población por
el uso de tierra y agua en el valle de Toluca (Ruiz-Rivera, 2006), que se ha visto
agravado por la creciente expansión urbana e industrial. Sin embargo, se puede resumir
que los conflictos en torno al sistema Lerma se están llevando sobre todo al nivel
institucional, mientras la acción organizada de grupos civiles se concentra todavía en el
Sistema Cutzamala.
62
3.2.3. Sistema de Pozos Plan de Acción Inmediata (PAI) El Plan de Acción Inmediata (PAI)
3.2.3. Sistema de Pozos Plan de Acción Inmediata (PAI)
El Plan de Acción Inmediata (PAI) se elaboró en 1970 por la entonces Comisión de
Aguas del Valle de México (CAVM), para satisfacer la creciente demanda de agua
potable del Valle de México. La primera etapa del plan contempló el aprovechamiento
transitorio de los acuíferos del valle por medio de 9 baterías de pozos, así como la
captación de agua superficial en la cuenca a través de la presa Guadalupe en el norte, y
de 3 presas en la parte alta del Río Pánuco. La segunda fase consideraba la
importación de agua de la cuenca del Balsas. En total el plan preveía la aportación de
31.83 m 3 /s al Valle de México.
Del PAI original, algunas baterías de pozos en la zona oriente y las presas en la Cuenca
Alta del Río Pánuco se veían imposibilitadas por la baja disponibilidad y la demanda en
la zona. La segunda etapa del plan se vio plasmada en el Sistema Cutzamala que inició
su operación en 1982. Los pozos del PAI entraron en operación en 1974 como una
solución temporal al problema de abasto y se convirtieron en una fuente regular y vital
de suministro de agua en bloque para el D.F. y el Estado de México. De los pozos
originales, en 1995 se transfirieron 84 al Sistema de Aguas de la CM (SACM) y 70
pozos al Estado de México, y en 1997 fueron transferidos 17 pozos al Estado de
Hidalgo.
Actualmente el sistema de pozos PAI se integra por 7 ramales de 218 pozos (156 en
operación en 2006), que extraen agua de los acuíferos Cuautitlan-Pachuca, Zona
Metropolitana del Valle de México (ZMVM) y Texcoco (Figura 3-17). El sistema, operado
por el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM), además incluye 8
acueductos de más de 200 km en total, 5 plantas de rebombeo y la presa y planta
potabilizadora Madín (Conagua 2007 d ).
63
Figura 3-17: Ramales de pozos del Sistema PAI y puntos de entrega de agua en
Figura 3-17:
Ramales de pozos del Sistema PAI y puntos de entrega de agua en bloque al D.F.
(cuadros rojos), CONAGUA 2007c
Infraestructura
Para el presente trabajo, se hará referencia a los ramales del PAI Norte (Tizayuca-
Pachuca, Teoloyucan y Los Reyes-Ferrocarril), Ramal Los Reyes-Ecatepec y los
ramales de Sur (Tláhuac-Nezahualcoyotl y Mixquic-Santa Catarina) de los cuales se
deriva agua al DF. Los componentes de infraestructura se enlistan en la Tabla 3-20.
64
Tabla 3-20: Numero de pozos y longitud de acueductos de los ramales del PAI que
Tabla 3-20:
Numero de pozos y longitud de acueductos de los ramales del PAI que abastecen al
D.F.
Ramal
#
En operación
Longitud
Distancia
Edad
Distancia mín.
Pozos
2006
del ramal
hasta
promedio
entre pozos
entrega
Tizayuca-
33
29
17.9
km
9.5
km
19.2
años
360
m
Pachuca
Teoloyucan
48
34
19.5 y 2.1
7.1
km
7.3 años
220
m
Los Reyes-
49
38
19.7
km
18.6 km
16.3
años
<200 m
Ferrocarril
Los Reyes-
35
21
10.3
km
3.2
km
16 años
200
m
Ecatepec
Tláhuac-
20
14
6.5km
7.6
km
10.1
años
<150 m
Nezahualcoyotl
Mixquic-S.
19
9
4.2
km
13.6
años
>300 m
Catarina
5.8 y 4.0
km
Fuente: Conagua, 2007 c
Ramales del Norte
Los ramales Tizayuca-Pachuca, Teoloyucan y Los Reyes-Ferrocarril alimentan en su
conjunto a la planta de bombeo Barrientos. El agua es entregada al Estado de México
en los tanques NZT, Cerro Gordo, San Juan Ixhuatepec y al Distrito Federal en el
tanque Chalmita (Figura 20).
El numero de pozos activos y fuera de operación se observa en la tabla 21. La
profundidad promedio de los pozos originales es entre 300 y 200 m respectivamente
para los ramales Teoloyucan y Tizayuca-Pachuca. La distancia entre los pozos ha
disminuido con la construcción de nuevas perforaciones y en algunos casos llega a ser
menor de 150 m, lo cual puede ocasionar interferencia durante el bombeo y afectar la
productividad. En este sentido, Conagua reporta los niveles estáticos más profundos
hacia el centro de los ramales. En relación a la productividad de los pozos, esta es muy
variable. Una zona de buena productividad existe en la parte norte del ramal
Teoloyucan y la parte sur del ramal Tizayuca-Pachuca, sin embargo es notable la
disminución en los pozos del Ramal Los Reyes-Ferrocarril a partir del año 2000.
Ramal Los Reyes-Ecatepec
Este ramal, en el noroeste del municipio Ecatepec y en la trayectoria del Gran Canal de
Desagüe, consta de 35 pozos de los cuales solo 21 se encontraron en operación en
2006 (Conagua 2007 c ). Presenta las mismas características que el ramal Los Reyes-
Ferrocarril, entre ellas baja productividad en el sur y alta productividad en el norte, así
65
como concentraciones altas de Na, Cl y SDT. El ramal alimenta a los tanques y
como concentraciones altas de Na, Cl y SDT. El ramal alimenta a los tanques y plantas
de bombeo Ecatepec (Tulpetlac) y el Risco, de éste último se entrega agua en bloque al
D.F. En el año 2008, este ramal no entrego agua al D.F.
Ramales del Sur
En el sur de la ciudad son los Ramales Tláhuac-Nezahualcóyotl y Mixquic-Santa
Catarina que abastecen de agua al tanque la Caldera, del cual se entrega agua en
bloque al Distrito Federal. El ramal T-N se ubica a lo largo del canal Chalco, por donde
fluyen aguas residuales de sur a norte. El ramal consta de 20 pozos de los cuales 14 se
encontraron en operación por el OCAVM en 2006 (Conagua 2007 c ). El ramal Mixquic-S.
Catarina se encuentra en el límite entre Tlahuac (DF) y Chalco (Edomex). Abarca 19
pozos, pero tan solo 9 de ellos estaban en operación en 2006 debido a problemas en la
calidad de agua. En general, los pozos presentan una baja productividad.
Régimen de Operación
En el ramal Norte la política de operación es la de una oferta de caudal de 80% de la
capacidad total para poder cubrir adecuadamente posibles contingencias, con un caudal
de reserva de 20%. La planta Barrientos tiene una extensión que excede las
necesidades actuales de bombeo. No se cuenta con información sobre la capacidad de
los conductos y demás plantas.
Costos
El costo anual de operación del sistema PAI para entregar un caudal promedio de 8.2
m 3 /s es de 682.6 millones de pesos. De estos, 77% corresponden a costos por energía
eléctrica. Los costos por m 3 de agua entregado se resumen en la Tabla 3-21.
Tabla 3-21:
Costos de operación del Sistema PAI (CONAGUA 2008)
Costo anual
Costo por
Costo de energía
3
3
Volumen m 3 /s
Costo anual
de energía
m
por m
8.2
$ 682 600 000
$ 522,600,000
2.640
2.021
66
Extracción La producción media anual del sistema se ha reducido en el período 2001-2006, debido
Extracción
La producción media anual del sistema se ha reducido en el período 2001-2006, debido
a la disminución en los caudales aportados por los ramales Mixquic-Santa Catarina y
Los Reyes-Ecatepec.
Tabla 3-22:
Producción promedio por ramal 2001-2006 (en m 3 /s)
Ramal
2001
2002
2003
2004
2005
2006
Tizayuca-Pachuca
1.26
1.20
1.32
1.26
1.27
1.27
Teoloyucan
1.44
1.47
1.60
1.55
1.58
1.51
Los Reyes-Ferrocarril
1.77
1.82
1.69
1.68
1.70
1.69
Los Reyes-Ecatepec
1.42
1.28
1.27
1.19
1.15
1.13
Tláhuac-Nezahualcoyotl
0.78
0.70
0.69
0.72
0.71
0.72
Mixquic-S. Catarina
0.55
0.55
0.60
0.48
0.41
0.28
Fuente: Conagua, 2007 c
Del agua extraída, se entrega alrededor de 5 m 3 /s al Estado de México, mientras el
volumen entregado al Distrito Federal corresponde a 2.61 m 3 /s en el 2008
Tabla 3-23:
Entrega de agua en m 3 /s al Distrito Federal por el Sistema PAI en 2008
Sistema Norte
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Promedio 2008
Chalmita
2.391
2.461
2.387
2.398
2.433
2.494
2.427
Risco
-0.33
-0.27
-0.2
-0.13
-0.186
-0.2
-0.219
Sistema Sur
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Promedio 2008
Texcoco
0
0
0
0
0
0
0.000
La Caldera
0.434
0.458
0.434
0.366
0.332
0.387
0.402
Tlahuac
0
0
0
0
0
0
0.000
V. Centroamericana
0
0
0
0
0
0
0.000
Total
Ene
Feb
Mar
Abr
May
Jun
Promedio 2008
2.496
2.653
2.621
2.635
2.579
2.678
2.610
Fuente: Dirección de Operación, SACM.
Problemas asociados a la infraestructura, producción y calidad del agua
El descenso de la producción puede relacionarse con los siguientes factores:
 El abatimiento promedio entre 1 y 2 m del nivel estático en todos los ramales.
 El efecto de la interferencia entre pozos construidos a poca distancia.
67
 Problemas de calidad del agua que requieren la mezcla y dilución (en algunos casos
 Problemas de calidad del agua que requieren la mezcla y dilución (en algunos
casos se entrega agua que sobrepasa los limites establecidos para agua potable.
 Afectaciones a los pozos por hundimientos diferenciales en el subsuelo.
Tabla 3-24:
Factores relacionados con la disminución de la extracción en el Sistema PAI
Ramal
Pozos fuera
Edad
Distancia
Problemas
de operación
Promedio
mín. entre
de Calidad
Abatimiento
anual del n.e.
2006 (%)
pozos
Tizayuca-
12%
19.2
años
360
m
(HCO3)
1-2 m
Pachuca
Teoloyucan
29%
7.3 años
220
m
Na, Cl
1-2 m
Los Reyes-
22%
16.3
años
<200 m
Na, Cl
1-2 m
Ferrocarril
Los Reyes-
40%
16 años
200
m
Na, Cl, SDT
2 m
Ecatepec
Tláhuac-
30%
10.1
años
<150 m
Mn
1 m
Nezahualcoyotl
Mixquic-S.
53%
13.6
años
>300 m
NH4
1 m
Catarina
(Na, Cl, Fe)
En relación a las condiciones naturales de calidad del agua, los ramales del norte se
caracterizan por altos niveles de Na, Cl, HCO 3 , dureza y SDT, que en algunos casos
rebasan los valores de la NOM-127 (Conagua 2007 d ). El ramal Tizayuca-Pachuca
proporciona agua de buena calidad, aún si muy bicarbonatado. En el ramal Teoloyucan
destacan algunos pozos (cercanos a la laguna Zumpango) con altas concentraciones
en Na y Cl. De igual manera los ramales Los Reyes-Ferrocarril y Los Reyes-Ecatepec
presentan mala calidad en su parte media y norte por las altas concentraciones de Na y
Cl. Estas condiciones se pueden asociar a largas trayectorias del flujo subterránea o a
un cambio de la dirección de flujo induciendo agua desde la antigua zona de descarga
en Texcoco o bien induciendo flujos verticales, que podrían afectar la calidad de agua
en las baterías del sur.
En cuanto a evidencias de contaminación, los pozos del ramal Tláhuac-Nezahualcóyotl
presentan altas concentraciones de Mn y en el norte del ramal este elemento llega a
sobrepasar la norma NOM-127. Dado que las concentraciones han ido aumentando y
son precisamente los pozos del norte que presentan mayor productividad, en dado
momento quizás será necesaria una planta de tratamiento (Conagua 2007 d ). El origen
de este elemento se debe a que la extracción de agua de estratos profundos induce el
drenaje de capas sobreyacentes de arcillas, que proveen agua rica en Fe y Mn. Estos
elementos se incrementan cerca de la antigua zona de descarga en los alrededores del
68
lago de Texcoco, donde además el agua incrementa su salinidad (Consejo Nacional de Investigación, 1995).
lago de Texcoco, donde además el agua incrementa su salinidad (Consejo Nacional de
Investigación, 1995).
En el ramal Mixquic-S. Catarina, la mayoría de los pozos tiene contenidos de nitrógeno
amoniacal por encima de la NOM-127, además de valores dispersos de Na, Cl y Fe
(Conagua 2007 d ). El nitrógeno tiene un comportamiento diferente a los demás
compuestos y es directamente de origen antropogénico aportado por la infiltración de
agua de mala calidad. De continuar con la extracción en esta zona, se requerirá la
instalación de una planta de tratamiento.
El hundimiento del terreno y esfuerzos diferenciales pueden deformar la columna del
pozo y causar que esta pierda verticalidad, o en el peor de los casos se colapse. En
general, los ramales localizados en la zona lacustre y en el contacto de ésta con las
formaciones volcánicas son potencialmente más afectados por el fenómeno (ramales T-
N y M-S.C. que rodean a la Sierra Santa Catarina).
Administración
Cabe mencionar que los pozos del Sistema PAI no están registrados en el REPDA,
siendo la CONAGUA la institución que recauda los pagos por derechos de agua y al
mismo tiempo opera estos pozos. El agua se cobra en bloque a los estados a los cuales
se entrega.
El Sistema PAI es operado directamente por el OCAVM de la CONAGUA y en su
totalidad abastece a 4 delegaciones del D.F., 2 municipios del Estado de Hidalgo y 14
municipios del Edo. de México (Tabla 3-25). Los pozos se localizan en 17 municipios y
delegaciones, de las cuales sólo 6 reciben agua de este sistema mientras las restantes
11 entidades reciben el abastecimiento de otras fuentes. Esto podría traer futuros
conflictos por la creciente demanda.
En los 31 municipios/delegaciones de la Tabla 3-25 (con un total de 13.6 millones de
habitantes) un 7.7% de la población (más de 1 millón) no cuenta con servicio de toma
domiciliaria de agua potable. Algunos municipios en el este presentan muy bajas
coberturas tal como Chicoloapan o Atenco con 77%. Asumiendo una dotación mínima
de 100 l/hab/d, esto representa una demanda actual adicional de 1.207 m 3 /s (o 38.05
hm 3 /año) para aumentar la cobertura de agua potable a un 100%. Para cubrir esta
69
demanda mediante los pozos PAI, el sistema tendría que aumentar su extracción en un 16%
demanda mediante los pozos PAI, el sistema tendría que aumentar su extracción en un
16% (con base en la extracción de 2006).
Teniendo en cuenta la proyección de población de la CONAPO para el año 2030 y con
base en la misma dotación (100 l/hab/d), la demanda se incrementaría en 1.58 m 3 /s (o
50 hm 3 /año) que representa 21% de la extracción del PAI. Asumiendo una dotación
media-alta de 200 l/hab/d y una pérdida por fugas en la red de 38%, el incremento en la
demanda para 2030 aumenta a 5.1 m 3 /s (160.7 hm 3 /año), lo que presenta 67 % de la
extracción actual del Sistema PAI. Dada la situación actual, esta demanda no puede ser
cubierta por el sistema PAI, y la perforación de nuevos pozos incrementaría el grave
deterioro que presentan los acuíferos.
Como ejemplo de cómo la demanda de agua en el origen de la fuente puede afectar la
cantidad de agua entregada por la misma, se puede mencionar el municipio de
Ecatepec. Allí se ubican 200 pozos de los cuales 50 pertenecen al Sistema PAI (Ramal
Los Reyes-Ecatepec) operado por el OCAVM y el SACM (Sistema Chiconautla) para
llevar agua a otras áreas de la ZMVM. El municipio de Ecatepec reclama que se le
entreguen estos 50 pozos para compensar el déficit en el abastecimiento de agua
potable que tiene el propio municipio (La Crónica de Hoy, 25-11-2008).
La situación administrativa del Sistema PAI ocasiona problemas para la reposición de
pozos (resultado del Taller de Expertos), ya que varios municipios en el Edomex se han
opuesta a la perforación de nuevos pozos para sustituir pozos fuera de operación o en
zonas de alto abatimiento.
Tabla 3-25:
Población futura y cobertura de agua potable de los municipios que aportan y
reciben agua del sistema PAI
Pob sin
Abast
Aport
Municipio
EDO
ProyPob_2010
Pob_increm
% sin AP
AP
PAI
PAI
Atenco
Mexico
51
240
36
505
23.7048
12
146.34
1
Atizapan de Zaragoza
Mexico
478
184
-38 103
4.956414
23
700.78
1
Azcapotzalco
D.F.
415
123
-71 656
4.311237
17
896.93
1
Chicoloapan
Mexico
256
054
374
939
22.57947
57
815.63
1
Coacalco
Mexico
325
391
112
632
7.246534
23
579.57
1
Coyotepec
Mexico
43
619
14
785
7.541496
3289.525
1
Cuautitlan
Mexico
143
496
122
891
13.54316
19
433.89
1
1
Cuautitlan Izcalli
Mexico
541
170
111
158
9.930457
53
740.65
1
Ecatepec
Mexico
1 743 838
37
108
11.08629
193 326.9
1
1
G. A. Madero
D.F.
1 157 362
-224 169
3.473727
40
203.59
1
Hueypoxtla
Mexico
39
987
11
595
5.325596
2129.546
1
70
Huixquilucan Mexico 251 307 92 375 16.74144 42 072.42 1 Ixtapaluca Mexico 565 086 551
Huixquilucan
Mexico
251
307
92
375
16.74144
42
072.42
1
Ixtapaluca
Mexico
565
086
551
112
12.61334
71
276.24
1
Iztapalapa
D.F.
1 860 402
-30 007
3.72371
69
275.98
1
Jaltenco
Mexico
27
951
3
397
4.23341
1183.28
1
La Paz
Mexico
252
527
47
823
14.3724
36
294.19
1
Naucalpan
Mexico
790
648
-190 670
6.760167
53
449.12
1
Nextlalpan
Mexico
25
843
12
928
17.09194
4417.07
1
Nezahualcoyotl
Mexico
1067 770
-337 962
3.680685
39
301.25
1
Tecamac
Mexico
364
620
405
265
12.36896
45
099.69
1
1
Teoloyucan
Mexico
81
476
25
971
7.592352
6185.945
1
Tizayuca
Hidalgo
66
750
35
419
1
1
Tlahuac
D.F.
382
218
114
537
4.037894
15
433.56
1
Tlalnepantla
Mexico
652
113
-170 033
7.106183
46
340.34
1
Tolcayuca
Hidalgo
12
265
504
1
1
Tultepec
Mexico
126
177
59
076
9.066854
11
440.28
1
Tultitlan
Mexico
522
887
136
002
6.618651
34
608.07
1
Valle de Chalco
Mexico
344
522
3
903
2.524479
8697.387
1
1
V. Carranza
D.F.
434
859
-77 328
5.889748
25 612.1
1
Xochimilco
D.F.
432
946
81
163
13.18616
57
088.95
1
Zumpango
Mexico
150863
111
892
18.26809
27
559.79
1
Suma
13 608 694
1 363 000
1 042 600
20
17
Área de captación
La cuenca del Valle de México se subdivide en 5 acuíferos, de los cuales los acuíferos
Cuautitlan-Pachuca y Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) son los más
importantes para el presente trabajo. Sin embargo, dado el comportamiento regional y
la continuidad hidráulica del sistema, se incluirán en la descripción los acuíferos
Texcoco y Chalco-Amecameca.
Acuífero Cuautitlan-Pachuca (C-P)
Se ubica en la parte norte de la cuenca y abarca los ramales del PAI-norte y la batería
de pozos Chiconautla del SACM. En el año 2008 este acuífero aportó un volumen
aproximado de 118 hm 3 (3.74 m 3 /s) al Distrito Federal.
Se desarrolla en rocas volcánicas fracturadas y depósitos aluviales que componen un
graben con dirección NE-SW. Presenta un pequeño parteaguas en la Sierra de
Guadalupe al sur y en la planicie muestra continuidad hidráulica con los demás
acuíferos de la parte septentrional de la cuenca. La dirección principal de flujo es desde
Pachuca en el noreste a Cuautitlan, incorporándose paulatinamente flujos de las
cadenas montañosas colindantes (Sierra de Tepotzotlan, zona colindante a la cuenca
de Apan, y recarga local del SW de la Sierra de las Cruces).
71
Acuífero Zona Metropolitana del Valle de México En general, el sistema acuífero regional de la
Acuífero Zona Metropolitana del Valle de México
En general, el sistema acuífero regional de la Cuenca del Valle de México está formado
por tres grandes cuerpos. Un paquete arcilloso de origen lacustre con espesor variable,
de muy baja permeabilidad y muy heterogéneo (“capa dura”) que actúa como acuitardo.
Esta unidad originalmente confinó al acuífero principal en 23% de la superficie de la
cuenca, sin embargo debido al descenso del nivel del agua, el área donde éste funciona
como acuífero libre se ha extendido. El acuífero principal, actualmente en explotación,
está formado por rellenos aluviales y piroclástos, la formación Tarango (que subyace al
piedemonte en la parte occidental del valle) y cuerpos basálticos-andesíticos. Tiene un
espesor muy variable pero generalmente mayor a 200 m. A esta unidad granular
subyacen la formación Tepozteco (secuencia piroclástica) alcanzando hasta 600 m de
espesor en el sur y 100-200 m en el norte. Las rocas volcánicas fracturadas llegan
hasta los 2000 m en el centro del valle, disminuyendo hacia los márgenes.
La mayoría de las rocas que forman la parte meridional de la ZMVM son permeables,
especialmente los basaltos cuaternarios de la Sierra de Chichinautzin. Allí se
encuentran en general suelos poco profundos y no existe escurrimiento, la mayor parte
de la precipitación se infiltra y recarga al acuífero. En la Sierra de las Cruces se
encuentran ríos e importantes manantiales (de los cuales también se abastece la
Ciudad de México), sin embargo también existe la infiltración principalmente por
fracturas. Los lomeríos en el piedemonte, a los que subyace la formación Tarango, son
importante áreas para la recarga por lo que la urbanización constituye uno de los puntos
críticos para el balance hídrico. La Sierra de Guadalupe muestra permeabilidad
secundaria por fracturamiento, pero no tan importante como la Sierra Chichinautzin.
Acuífero Texcoco
El acuífero Texcoco cubre un área de 938 km 2 , y dentro de los municipios que lo
integran habita una población de aproximadamente 1 500 000 habitantes. Según
estimaciones de CONAPO, en 2030 la población llegará a 2 470 000 habitantes. El
acuífero Texcoco está comunicado hacia el norte con el acuífero Cuautitlán-Pachuca y
hacia el oriente con el acuífero Zona Metropolitana del Valle de México a través de los
materiales aluviales y lacustres comunes en estas planicies (Ariel Consultores 2004).
72
Como los otros 3 acuíferos del valle, presenta extracción intensiva. El flujo natural es en
Como los otros 3 acuíferos del valle, presenta extracción intensiva. El flujo natural es en
dirección este-oste, desde la Sierra Nevada y los lomeríos hacia la planicie lacustre. Sin
embargo, la concentración de la extracción en el área de la Ciudad de Texcoco ha
formado un importante cono de abatimiento que parcialmente ha invertido el flujo. El
descenso del nivel piezométrico entre 1990 y 2006 corresponde a un promedio de 20 m,
alcanzando hasta –30 m en la parte central del acuífero (Ariel Consultores 2004).
Acuífero Chalco-Amecameca
El acuífero Chalco-Amecameca, se encuentra en la porción sureste del Valle de México,
colindando al este con la Sierra Nevada, al sur con el estado de Morelos, al oeste con el
Distrito Federal y al norte con el acuífero Texcoco. Cubre un área de 1393 km 2 , y dentro
de los municipios que lo integran habita una población de aproximadamente 1 100 000
habitantes, la que según CONAPO llegará a 1 750 000 habitantes en el año 2030. La
precipitación pluvial media anual varía de 1000 mm en la sierra a 600 mm en las partes
bajas. Los drenajes superficiales de mayor importancia están representados por los ríos
Ameca y La Compañía (Ariel Consultores 2004). Los elementos geomorfológicos
principales son las sierras, cerros y lomeríos que bordean al valle, y las partes planas
que corresponden a varias depresiones lacustres en procesos de desecación (como el
antiguo Lago de Chalco).
Las unidades hidrogeológicas son similares al resto del valle y se resumen en la Tabla
3-26, la primera unidad corresponde al acuitardo y la última al basamento del acuífero.
Tabla 3-26:
Unidades hidrogeológicas en el acuífero Chalco-Amecameca
Unidad
hidrogeológicas
U
Sedimentos lacustres
I
U
Depósitos aluviales Qal, Formación Tarango
2
U
Vulcanitas del mioceno, si se encuentran fracturadas deben tener un acuífero
3
U
4
Vulcanitas del oligoceno que junto con las calizas del Cretácico representan el
basamento y/ o de baja permeabilidad
La parte extrema oriental está formada por rocas de baja permeabilidad que pueden
considerarse como zonas de recarga a los acuíferos de la planicie, al propiciar
escurrimientos superficiales que en parte se infiltran al subsuelo a través de las rocas
de la Formación Tarango. Este acuífero está comunicado hacia el norte con el acuífero
73
Texcoco y hacia el oriente con el acuífero Zona Metropolitana del Valle de México a
Texcoco y hacia el oriente con el acuífero Zona Metropolitana del Valle de México a
través de la continuidad de los depósitos lacustres y aluviales.
Debido a que las profundidades de los niveles estáticos varían de 10 a 80 m, se puede
decir en términos generales que no se presenta evapotranspiración, ni caudales base.
Las observaciones piezométricas muestran un abatimiento continuo del nivel del agua
del orden de 1 m/año, llegando hasta 2 m hacia el este de la población de Chalco (Ariel
Consultores 2004).
Extracción
La Tabla 3-27 muestra la extracción anual de agua según datos del REPDA 2008.
Como se observa, la mayor cantidad de agua se extrae del acuífero ZMVM que
subyace a la Ciudad de México. Según el estudio de disponibilidad se reporta una
extracción total de 1248.6 hm 3 para 2002, lo que concuerda aproximadamente con los
resultados del análisis del REPDA 2008. Del volumen de agua concesionado, 58%
abastece al DF y 42 % al Estado de México. Se estima que la extracción real puede
estar por debajo del volumen concesionado debido a que se deja de bombear algunos
pozos por problemas con los niveles o de la calidad de agua. Por ejemplo el SACM que
abastece al DF y que tiene concesionado más de 50% del volumen total de extracción,
actualmente solo está extrayendo 440 hm 3 /año de los 670 hm 3 /año que tiene
concesionado.
Tabla 3-27:
Extracción anual de los acuíferos del valle de México, registrado en el REPDA, 2008
Acuífero
PU
Agric
Ind
Serv
Pec
Mult
Dom
Total
hm 3 /año
Chalco
vol
77.02
10.31
1.82
0.14
0
2.93
92.22
%
83.5
11.2
2.0
0.2
0.0
3.2
0.0
Cuautitlan
vol
389.26
57.48
25.38
0.16
1.38
26.99
0.01
500.66
%
77.7
11.5
5.1
0.0
0.3
5.4
0.0
Texcoco
vol
69.54
44.38
1.66
0.04
0.31
15.96
0.0005
131.89
%
52.7
33.6
1.3
0.0
0.2
12.1
0.0
ZMVM
vol
1018.79
44.53
79.16
5.16
1.26
53.16
0.78
1202.84
%
84.70
3.70
6.58
0.43
0.11
4.42
0.06
El acuífero que sigue en importancia es el de Cuautitlan-Pachuca, con más de 500
hm 3 /año de extracción. Ariel Consultores en 2004 estimó una extracción bruta de 588
hm 3 /año.
74
A pesar de la veda rígida y el fuerte desbalance del acuífero, el volumen concesionado
A pesar de la veda rígida y el fuerte desbalance del acuífero, el volumen concesionado
ha aumentado en 63 hm 3 /año durante los últimos 10 años (Figura 3-18). Destaca que
del incremento de 25 hm 3 /año entre 2007-2008, casi 80% corresponden a uso industrial
en el norte de la ciudad, tanto en el DF (Atzcapotzalco, Miguel Hidalgo) como el Estado
de México (NTZ, Ecatepec).
Dada la inoperabilidad del instrumento de la veda, investigadores de la UAM han
propuesto reglamentos locales para los acuíferos del valle como una alternativa como
promover la conservación de estas importantes reservas de agua al futuro.
1200
1100
1000
900
800
700
1999
2000
2001
2002
2003
2004
2005
2006
2007
2008
Extracción
1073
1080
1082
1082
1086
1086
1097
1107
1111
1136
Figura 3-18:
Evolución del volumen concesionado del acuífero ZMVM
Balance de acuíferos
Para los balances de los acuíferos se utilizó en gran parte la información recopilada por
Ariel Consultores en 2004, siendo la más actual que se encontró al respecto.
Balance Acuífero ZMVM
El acuífero de la ZMVM recibe aportaciones laterales desde las Sierras (sobre todo del
sur y suroeste). Tanto Lesser (2005) como la Conagua no incluyen la recarga por lluvia
en el valle como parte del balance, con el argumento de que el aquitardo y la
impermeabilización del área urbana impiden la recarga. Lo interesante en el balance de
Lesser (2005) es que se estima que dentro del recurso no-renovable que se aprovecha
y que figura como minado en Tabla 3-28, la mayor parte de agua es aportada por el
acuitardo (agua de mala calidad) y la menor parte corresponde al abatimiento de
alrededor de 1.4 m/año.
75
Hm3/a
Tabla 3-28: Balance acuífero ZMVM Lesser 2005 (hm 3 /año) Conagua 2002 (hm 3 /año)
Tabla 3-28:
Balance acuífero ZMVM
Lesser 2005
(hm 3 /año)
Conagua 2002
(hm 3 /año)
Flujo horizontal
255
279
Extracción
408
507
Minado
153
228
( -19.45 hm 3 /año abatimiento,
124 252 hm 3 /año acuitardo )
Balance Acuífero Cuautitlán-Pachuca
En la Figura 3-19 se muestra el balance de este acuífero basado en Ariel Consultores
(2004). Se observa un desbalance de 226 hm 3 /año como resultado de una extracción
mayor a la recarga actual. Cabe mencionar que 112 hm 3 /año de la extracción total
corresponden a los trasvases de agua hacia el D.F., por lo que la sobre-explotación
podría reducirse a la mitad si se dejara de aportar agua a esta entidad.
Figura 3-19:
Balance Acuífero Cuautitlan-Pachuca
El balance toma en cuenta la entrada horizontal de agua. Si bien se considera que la
interconexión hidrogeológica hacia el sur ha sido inhibida por la extracción intensiva,
análisis de datos piezométricos actuales (2005, Figura 3-20) demuestran que al
contrario, los fuertes abatimientos en el norte podrían inducir aportaciones mayores de
flujo proveniente del ex lago de Texcoco. Esto es un punto vulnerable, dado que el área
76
de Texcoco abarca la antigua zona de descarga del sistema acuífero y en algunos estratos
de Texcoco abarca la antigua zona de descarga del sistema acuífero y en algunos
estratos contiene agua con alto contenido de sales.
Balance Acuífero Texcoco
El balance del acuífero Texcoco para el período 1990- 2006 basado en el estudio de
Ariel Consultores (2004) se presenta en la Tabla 3-29. Allí se observa que la extracción
de la reserva no-renovable del acuífero (minado) supera a la recarga promedio anual,
resultando en un desbalance de más de 100%. La entrada de agua horizontal proviene
de la Sierra Nevada y representa un riesgo para la calidad de agua debido a la
degradación en esta zona. La salida se efectúa hacia el Acuífero ZMVM.
Tabla 3-29:
Balance del acuífero Texcoco
Concepto
hm 3 /año
hm 3 /año
1990
2006
Recarga lluvia
25.4
25.4
Flujo horizontal
23.7
23.7
Recarga natural
49.1
49.1
Recarga inducida
35.9
50.7
Recarga total
85.0
99.8
Extracción bruta
130.9
172.6
Flujo horizontal
8.9
8.9
Manantiales
10.4
10.4
Descarga total
150.2
191.9
Minado
65.2
92.1
77
Figura 3-20: Red de flujo en el Valle de México (basado en datos piezométricos de
Figura 3-20:
Red de flujo en el Valle de México (basado en datos piezométricos de la CONAGUA
en 2005)
78
Balance Chalco-Amecameca El balance de este acuífero fue estimado por Ariel Consultores (2004) y se
Balance Chalco-Amecameca
El balance de este acuífero fue estimado por Ariel Consultores (2004) y se presenta en
la Figura 3-21.
Recarga inducida
Manantiales
Agrícola
Público urbano
3.3
1.7
29.0
Extracción
Bruta
103.5
Minado del acuífero
Entradas
Salidas
Horizontales
42.3
Horizontales
17.7
3.2
Recarga Recarga natural natural 37.0 37.0
Recarga Recarga inducida inducida 30.7 30.7
Extracción Extracción neta neta 72.8 72.8
Extracción Extracción bruta bruta 103.5 103.5
Figura 3-21:
Balance del Acuífero Chalco-Amecameca (en hm 3 /año)
Recarga
19.3 lluvia
La extracción prácticamente se ha duplicado entre 1990 y 2006, creciendo de 57 a 104
hm 3 /año. Esto supera la recarga natural y la recarga total promedio, resultando en un
desbalance de más de 40 hm 3 /año. La principal entrada de agua proviene de las
laderas del Popocatépetl, y se efectúa una pequeña salida hacia el Acuífero de Texcoco
de 3.2 hm 3 /año.
Dinámica en la Cuenca Superficial
El ciclo hidrológico de la cuenca del Valle de México ha sido alterado desde varios
siglos atrás con la extracción de agua del subsuelo, la importación de agua desde
cuencas vecinas, la urbanización, el entubamiento de ríos, la exportación de enormes
cantidades de agua pluvial y residual. Los efectos incluyen la desaparición de
manantiales, desecación de lagos, hundimiento del terreno, degradación química,
erosión eólica y disminución de la recarga por sellamiento y degradación en laderas y
piedemontes, así como la contaminación de cuerpos de agua superficial y
contaminación inducida hacia los acuíferos.
79
En cuanto al cambio del uso de suelo, el proceso predominante es la urbanización de
En cuanto al cambio del uso de suelo, el proceso predominante es la urbanización de
las planicies de la cuenca. Carrera-Hernández (2007) analizó su impacto sobre la
recarga potencial en la cuenca. El resultado estima una disminución de 20% (de 1.9 a
1.6 m 3 /s) de la recarga potencial en la parte sur-oeste de la cuenca donde se ubica la
Cd. de México. Esto solo significa la disminución en 1.5% de la recarga potencial en
todo el valle, la cual se había calculado en 23.77 m 3 /s. Sin embargo, este ejercicio se
realizó usando la cobertura de suelo de 1985, cuando el área urbanizada se limitaba a
la planicie. En los últimos años, el proceso de urbanización en laderas y los
asentamientos ilegales en suelos de conservación al sur, así como en la Sierra de
Guadalupe y Sierra Santa Catarina, entre otras, representan un riesgo para la
sustentabilidad del sistema (Figura 3-22).
Hacia el sur de la ciudad, en la Sierra Chichinautzin, la falta de servicios de drenaje en
los asentamientos ilegales favorece la infiltración a través de las fracturas del subsuelo,
poniendo en riesgo la calidad del agua que recarga el acuífero y manantiales. Sobre los
lomeríos en el sur-oeste y oeste (Formación Tarango) la expansión del suelo urbano
disminuye la infiltración, aumenta la cantidad e intensidad del escurrimiento y propicia la
erosión, inundaciones y azolve de presas.
Conagua (2005) identificó y delimitó la degradación de la estructura hidrológica de la
Región XIII (Cuenca Valle de México y Región de Tula), en función de la pérdida de
atributos naturales. Se delimitaron las áreas naturales estables en las partes altas, al
oriente en la Sierra Nevada y al poniente en las Sierras de Monte Alto, Monte Bajo y
Sierra de las Cruces. Se detectó degradación hídrica ligera con problemas de pérdida
superficial de suelo y azolves en las porciones bajas, básicamente en las llanuras
circundantes a Cerro Gordo (Sierra Guadalupe) y otros sitios en la porción nororiental.
El nivel de erosión hídrica moderada y fuerte se localizó en las superficies de lomeríos
correspondientes al piedemonte, tanto en el sector oriental como en el occidental. Los
valores extremos se ubican en pequeñas porciones al occidente de la Ciudad de
México, entre el talud de transición de las zonas bajas y el piedemonte. La degradación
química se localizó ampliamente en las porciones bajas y de transición hacia lomeríos,
y ocupan básicamente la región de Texcoco y Tizayuca. La degradación física se
extiende con valores de fuertes a extremos en los alrededores de la Ciudad de México,
en los municipios de Villa Nicolás Romero, Cuautitlán Izcalli, Tepozotlán, Ecatepec,
80
Tultitlán, Atizapán, Tlalnepantla, Pachuca, Amecameca, y rodeando prácticamente a la Sierra de Guadalupe. Figura
Tultitlán, Atizapán, Tlalnepantla, Pachuca, Amecameca, y rodeando prácticamente a la
Sierra de Guadalupe.
Figura 3-22:
Uso de suelo en D.F (Fuente: SIG Metropoli 2025, 2008)
Existe una indisoluble relación entre el abastecimiento, la distribución del agua y el
crecimiento de la ciudad en las partes altas. La historia de la ciudad comprueba que ahí
donde se lleva el agua, se finca la urbanizacion. La primera conurbación con un pueblo
cercano se dio a partir del siglo XVII; fue con Tacuba y se registro precisamente a lo
largo de la calzada por donde se abastecía a la ciudad del agua proveniente de
Chapultepec. Lo mismo sucedió a principios de siglo con la extensión de la ciudad hacia
el sur, a partir de la construcción del acueducto de Xochimilco. Con el sistema Lerma se
supero la limitante de urbanizar arriba de la cota de 2350 msnm; y con el sistema
Cutzamala, se volvió a rebasar los límites de la urbanización que alienta el agua.
81
Figura 3-23: Colonias afectadas por los cortes en el sistema Cutzamala en 2009 (Fuente: SIG
Figura 3-23:
Colonias afectadas por los cortes en el sistema Cutzamala en 2009 (Fuente: SIG
Metropoli 2025)
Tanto el Macrocircuito como el Acuaférico son distribuidores del agua procedente del
sistema Cutzamala que ingresa a la ciudad en la cota de 2500 msnm. Técnicamente, el
agua podría distribuirse a las urbanizaciones asentadas por debajo de dicha cota, como
Sierra de Guadalupe, Las Cruces y Ajusco que en su mayoría se abastecen de pipas
(principalmente los sectores de bajos ingresos). El Acuaférico se describe como “uno de
los principales detonadores de la urbanización de la sierra del Ajusco, incentivando el
cambio de uso de suelo agrícola a urbano, valorizando una vasta zona y sentando así
82
las bases para la conurbacion del valle de México con el de Cuernavaca” (Legoretto et
las bases para la conurbacion del valle de México con el de Cuernavaca” (Legoretto et
al., 1997). La Figura 3-23 muestra las colonias afectadas por los cortes recientes en el
suministro del sistema Cutzamala, las cuales incluyen zonas de la sierras del sur.
Efectos de la extracción intensiva
El hundimiento está considerado como el problema ambiental más importante de la
ciudad, y se atribuye al drenado de las arcillas que sobreyacen al acuífero por efecto de
la extracción y las fuerzas verticales de las construcciones. El hundimiento varía entre 6
y 28 centímetros al año. Una tercera parte de este problema se atribuye a la
impermeabilización y dos terceras partes a la extracción (Sheinbaum, 2004).
Dependiendo del lugar y la profundidad de la extracción del agua, la relación entre
abatimiento del nivel piezométrico y hundimiento del terreno varía de 1.3% en la zona
lacustre con extracción a más de 80 m, a más de 30% en profundidad de extracción de
hasta 60 m. en los lagos Churubusco y Texcoco. El hundimiento diferencial causa
daños a la infraestructura urbana, y se considera responsable del alto índice de fugas
en los sistemas de agua y drenaje (32-38% según diferentes fuentes). El fenómeno
tiene otra manifestación en los contactos abruptos entre la zona lacustre y los aparatos
volcánicos (p.e. alrededor de la Sierra Santa Catarina, Guadalupe, y Cerro de la
Estrella), en donde se observa la formación de fisuras superficiales con aberturas
considerable que dañan la infraestructura y ponen en riesgo a la población.
Se estimaba que solo los materiales por arriba de 80 m de profundidad eran
compresibles debido al alto contenido de arcillas, sin embargo mediciones de 2004