Sei sulla pagina 1di 55

EL MOMENTO

ES AHORA

o momento é agora

the time is now

La urgencia de un acuerdo estratégico entre Argentina y Brasil en políticas de defensa, como columna vertebral de la UNASUR.

compendio

emilio Luis magnaghi

EL MOMENTO

ES AHORA

o momento é agora

the time is now

La urgencia de un acuerdo estratégico entre Argentina y Brasil en políticas de defensa, como columna vertebral de la UNASUR.

en políticas de defensa, como columna vertebral de la UNASUR. CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS PARA LA

CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS PARA LA DEFENSA NACIONAL

EL MOMENTO

ES AHORA

o momento é agora

the time is now

La urgencia de un acuerdo estratégico entre Argentina y Brasil en políticas de Defensa, como columna vertebral de la UNASUR.

AUTOR

emiLio Luis magnaghi

DISEñO gRÁFICO Y PUESTA EN PÁgINA

CLaudia grebenC - Fernanda PiFFaretti

FOTOgRAFíA TAPA

FederiCo garCía

CORRECCIÓN DE ESTILO

raQueL FerreYra

AUTOR - EDITOR:

emiLio Luis magnaghi

MENDOZA - ARgENTINA

OCTUBRE 2011

emiLio Luis magnaghi MENDOZA - ARgENTINA OCTUBRE 2011 Edición realizada por el: CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS

Edición realizada por el:

CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉGICOS PARA LA DEFENSA NACIONAL

Magnaghi, Emilio Luis

el momento es ahora, o momento é agora, the time is now. La urgencia de un acuerdo estratégico entre Argentina y Brasil en políticas de defensa, como columna verte- bral de la UNASUR. Emilio Luis Magnaghi. 1a ed. - Palmares: Emilio Luis Magnaghi, 2011.

106 p. 21x26 cm. ISBN

ISBN:

PRIMERA EDICIÓN | 200 EJEMPLARES copyright © EMILIO LUIS MAgNAgHI 2011 elmagnaghi@yahoo.com.ar Queda hecho el depósito de Ley 11.723

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este libro puede ser reproducido de ninguna manera sin el consentimiento del autor.

de ninguna manera sin el consentimiento del autor. emiLio Luis magnaghi Nació en Mendoza el 31

emiLio Luis magnaghi

Nació en Mendoza el 31 de julio de 1945; padre de tres hijos. Egresó del Liceo Militar general Espejo de Mendoza como subteniente de reserva. De profesión Abogado, le ha sumado a lo largo de los años,

la de empresario, piloto civil y especialista en Defensa nacional.

Fue director secretario de Bodegas y Viñedos giol y presidente de

la empresa estatal binacional Colombo-Argentina PROVICA. En la

década del '90 asumió la presidencia de La Cooperativa, Empresa Eléctrica de godoy Cruz Limitada, cargo que ocupa actualmente. También es director periodístico y presidente del grupo Editor del diario Ciudadano y Fm 102.7 emisora Cooperativa.

Por su incondicional apoyo, en 1998 es condecorado por la V Bri- gada Aérea de Villa Reynolds con el título de amigo de la Fuerza aérea argentina, premio que volverá a recibir, a nivel nacional, en 2004 en la Escuela de Aviación Militar ante el Presidente de la Na- ción Dr. Néstor Kirchner y el ministro de Defensa Dr. José Pampuro.

Es fundador y director del megaproyecto Santa Romana, que aspira

a convertirse en el mayor parque temático del interior del país y des- de su ubicación geográfica estratégica posicionarse como baluarte

de los valores que sostienen la identidad nacional. Aún en su etapa

final de desarrollo, sus múltiples actividades recreativas, didácticas

e institucionales promueven el conocimiento y la exaltación de va-

lores patrimoniales, históricos, culturales e identitarios, enaltecien- do especialmente la gesta de los héroes de la guerra de Malvinas.

A través de sus museos -Aeronáutico, Ferroviario, del Ejército y

Armada Argentina-, pretende rescatar, restaurar y resguardar obje-

tos y valores que conforman el acervo patrimonial de la Nación, procurando transmitirlos a ésta y próximas generaciones para que puedan comprender cabalmente la historia y en consecuencia cons- truir su propia identidad.

Abogado, empresario, editor periodístico, piloto civil, político, es- tanciero, restaurador y coleccionista, miembro del Club Americano, actualmente dirige el Centro de Estudios Estratégicos para la De- fensa Santa Romana, desde donde trabaja con convicción y profun- do sentimiento patriótico por la DEFENSA de la Nación Argentina.

PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA,
PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA,
PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA,
PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA,
PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA,
PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA,

PIEZAS PERTENECIENTES A LOS MUSEOS –AERONÁUTICO, FERROVIARIO, DEL EJÉRCITO Y ARMADA ARgENTINA– DE SANTA ROMANA, SEDE DEL CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉgICOS PARA LA DEFENSA NACIONAL.

CENTRO DE ESTUDIOS ESTRATÉgICOS PARA LA DEFENSA NACIONAL. índice CAPíTULO I SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL 1.

índice

CAPíTULO I

SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

1. globalización y Regionalización

11

2. Visión Estratégica del siglo XXI y los nuevos desafíos

14

CAPíTULO II

SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

1. Visión Estratégica para la Región en el siglo XXI

31

2. Liderazgo Político y Liderazgo Económico – La Integración Regional

35

CAPíTULO III

LA DEFENSA NACIONAL

1. Defensa y Políticas de Estado

53

2. La Cuestión Militar

56

3. Fuerzas Armadas y Marco Legal

66

4. Propuestas para mejorar el Sistema de Defensa nacional

76

CAPíTULO IV

OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

1. Los Intereses nacionales

83

2. Soluciones a implementar en el corto plazo

89

CAPíTULO V

SíNTESIS Y RESUMEN DE CAPíTULOS

1. Síntesis

99

2. Resumen de capítulos

101

SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

9

SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL 9 Capítulo I Situación Estratégica Mundial 1. globalización y Regionalización 2.

Capítulo I

Situación Estratégica Mundial

1. globalización y Regionalización

2. Visión Estratégica del siglo XXI y los nuevos desafíos

1. globalización y regionalización

"otros pueblos, sin duda, sabrán labrar y animar el bronce con más arte, dar al mármol la palpitación de la vida, abogar con mayor elocuencia, demostrar con el compás la revolución del cielo y señalar el nacimiento de los astros; tú, romano, recuerda que a ti te pertenece conquistar y gobernar el mundo; tus artes serán imponer las condiciones de la paz, perdonar a los vencidos, dominar a los soberbios". 1

Virgilio – siglo i aC

Con el resaltado en la frase de Virgilio, quiero subrayar que a este principio se ciñeron los romanos para conquistar el mundo. A este principio, tal vez, se aferraron los ingleses para construir el suyo. Ambos imperios, los únicos, fueron los que lograron establecer un período de paz más o menos duradero. A este principio lo olvidaron, o quizás no pudieron aplicarlo, las potencias que intentaron alcanzar la hegemonía mundial durante el siglo XX, en ese largo período que denominamos guerra Fría y que culminó con la caída de la Unión Soviética. Y es que durante ese período ocurrió lo que no había ocurrido nunca en la historia, el hombre había alcanzado, a través de la ciencia y la tecnología, el arma absoluta, el arma nuclear, que destruye al otro, y que también es capaz de desatar una contienda cuyas características y magnitud puede elevar a los extremos las acciones y consecuencias del conflicto.

Una escalada sin control hubiese significado la destrucción de ambos contendientes (los Estados Unidos y la Unión Soviética) y, posiblemente, la desaparición de gran parte de la población mundial.

12 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

13

De esta forma, el fin de la guerra Fría no marcó sólo el final de una forma de concebir la guerra, significó fundamentalmente el agotamiento de una manera de concebir el conflic-

to y el nacimiento de un nuevo concepto en materia de relaciones internacionales. Ahora,

las potencias que disputan la hegemonía mundial se encuentran abocadas en dirimir sus diferencias no ya en forma directa –actitud que terminaría por reeditar otra guerra fría–, sino que antes deberán agotar sus capacidades económicas, científico-técnicas y humanas

La regionalización ha surgido a partir de los '90 como una forma de defenderse y enfrentar esos efectos. Aquellas regiones que habían constituido las bases para esa regionalización, como Europa, la más avanzada, y América del Sur –primero con el establecimiento del MERCOSUR y la Comunidad Andina, y después con la UNASUR– han dado un gran paso para enfrentar los efectos no deseados y los desafíos que impone este nuevo orden mundial.

en

la resolución del gran conflicto mundial en el que se encuentran.

En síntesis, el nuevo orden mundial nos impone esfuerzos de comprensión y adaptación que pueden

Y

no es que la situación mundial que se nos presenta hoy contradiga la teoría del

resumirse en tres desafíos claramente identificados:

DESAFíOS DEL NUEVO ORDEN MUNDIAL

conflicto. Ocurre que al hacerse imposible la aplicación de la acción directa a causa de

las implicancias catastróficas que traerían aparejadas, se ha hecho más largo y duradero

el período intermedio entre la finalización de un conflicto y otro. nos encontramos,

por decirlo de algún modo, en un período de reacomodamiento de alianzas donde los principales actores mundiales miden sus fuerzas, intentan consolidar los lugares alcanzados (reconstruyéndose hacia adentro) y establecen alianzas, muchas de ellas queridas y deseadas y otras impuestas por la dinámica de la situación y de los cambios.

El ejemplo de Japón es elocuente. Hasta la caída del Muro de Berlín (el 9 de noviembre

de 1989), y hasta el comienzo de los '90, Japón era visto como un competidor de los Estados Unidos; había desarrollado una economía que crecía, en esos años, casi el doble

que Alemania y que, al parecer, iba a dejar muy atrás a los norteamericanos. Poco tiem-

po después, cuando ya se habían diluido los estruendos de la primera guerra del golfo

(agosto 1990-febrero 1991), los politólogos empezaron a hablar de Jamérica, en alusión a la sólida comunidad de intereses y cooperación entre las dos potencias. Hoy, podemos hablar del eje EEUU-Japón en relación al papel que juega este último en Asia, con res- pecto a las necesidades de los Estados Unidos en esa región.

En esta compleja red de interrelaciones, los países que, como el nuestro, no intervienen

en forma directa de esa puja por la supremacía mundial, han sufrido en algunos casos las

consecuencias adversas de las crisis que producen en lo económico y en lo político dicho reacomodamiento y, en otros, se han visto beneficiados. En nuestro caso particular, las crisis económicas que se produjeron en los centros más poderosos del poder mundial han afectado en menor o mayor grado a nuestra propia economía. A veces perjudicándonos y otras, beneficiándonos.

la globalización, la revolución tecnológica y la in- tegración regional. Esta última obliga, además, a pensar la alianza regional que permita alcanzar los objetivos nacionales sin menoscabar las arquitectu- ras políticas de las naciones que la conformen, de manera que todos ganen y nadie pierda.

globalizaciónRevolución tecnológica Integración regional Alianza regional

Revolución tecnológica Integración regional Alianza regionalglobalización

globalización Revolución tecnológica Integración regional Alianza regional

ASPANBRICS MERCADO COMÚN EUROPEO UNASUR MERCOSUR

BRICSASPAN MERCADO COMÚN EUROPEO UNASUR MERCOSUR

MERCADO COMÚN EUROPEOASPAN BRICS UNASUR MERCOSUR

UNASURASPAN BRICS MERCADO COMÚN EUROPEO MERCOSUR

ASPAN BRICS MERCADO COMÚN EUROPEO UNASUR MERCOSUR

MERCOSUR

1414 ELEL MOMENTOMOMENTO ESES AHORA.AHORA. OO MOMENTOMOMENTO ÉÉ AAggORA.ORA. THETHE TIMETIME ISIS NOWNOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

2. Visión estratégica del siglo XXi y los nuevos desafíos

Los hechos del 11 de setiembre de 2001 han actuado como catalizadores y aceleradores del proceso de acomodamiento global de la realidad post guerra Fría. Se comenzaron a definir los nuevos bloques o coaliciones para enfrentar las amenazas y desafíos que plantea la actual era global, caracterizada por la gran velocidad en la transmisión de la información y la horizontalidad de la economía. Asimismo, los Estados ven sobrepasada su soberanía por nuevas formas de injerencia, ya sean estatales o no.

Debemos entender que, hace ya muchos años, ha cambiado el paradigma de los conflictos de ejércitos confrontando con otros ejércitos similares en el campo de batalla, por el nue- vo paradigma donde se enfrentan combatientes, no todos los cuales pertenecen a ejércitos regulares conducidos por una nación; además usan distintos tipos de métodos y armas, muchas veces improvisadas.

El viejo paradigma fue el de la guerra entre Estados de la era industrial, que si bien no ha desaparecido, en los últimos cincuenta años se ha minimizado. El segundo paradigma, generalizado en el mismo período de tiempo (Vietnam, Argelia, Líbano, gaza, Irak, Afga- nistán, Colombia, entre otros), es lo que podríamos llamar la guerra entre la gente, pues es allí donde se disputa el conflicto y no en los grandes campos de batalla.

El general Sir Rupert Smith señala que este nuevo paradigma de guerras tiene algunas características que la tipifican: a. "los fines suelen ser diferentes", desde el momento que los actores que se enfrentan no son Estados como tales. b. "se pelea entre la gente", en las calles en las casas y con un importante ingrediente que es la prensa. c. "los conflictos tienden a prolongarse indefinidamente en el tiempo", porque muchos de ellos, aun cuando han terminado su etapa de confrontación, permanecen sin saber su final. d. "se pelea tra- tando de preservar a la propia fuerza", ya que una baja puede ser un costo político. e. "las armas que se usan pueden ser viejas o nuevas", pero adaptadas al nuevo tipo de conflicto. 2

Además de los cinco puntos que señala Rupert Smith, nosotros debemos agregar un sexto que creemos de gran importancia: los daños colaterales han dejado de ser la excepción.

2. SMITH, Rupert (general Sir), "The Utility of the Force The art of War in the modern world", Allen Lane an Imprintg of Penguin Books, p. 17. (Las citas en cursiva y entre comillas son textuales).

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

15

La defensa nacional es un concepto integral que incluye a la nación toda y en consecuencia a las Fuerzas armadas. La política de Defensa como tal constituye una política de Estado, debe sintonizarse con los acontecimientos del mundo actual y por lo tanto ser inseparable de la política exterior de la Nación.

La Defensa nacional, reafirmamos, es un concepto amplio que involucra a to- dos los campos de acción de una sociedad, que trasciende una posición ideoló- gica y que es afectada por sucesos o situaciones propias de la época, excedien- do lo estrictamente militar.

La legislación vigente no reviste un carácter de inmutable. La misma debe responder a las necesidades del país en el camino al logro de los intereses estratégicos nacionales.

La dinámica de los acontecimientos mostrará el camino que posibilite adecuar el funciona- miento del Instrumento Militar que se diseñe, sobre la base de las definiciones del más alto nivel político. El logro de los objetivos nacionales en el contexto presentado requerirá de una política exterior acorde a las exigencias de la nueva realidad estratégica global y de una nueva manera de enfrentar los nuevos desafíos en materia de defensa nacional.

La reconfortante confluencia entre la democracia como sistema político y la globaliza- ción ya instalada en un mundo cada vez más trasnacional e interdependiente representa un hito de valor extraordinario que signa de esperanza y optimismo a una gran parte del planeta. Estas realidades producen un influjo plenamente positivo al dar nueva fuerza y significación a valores referidos al bienestar general, las libertades individuales expresa- das en los derechos individuales, la más amplia libertad de culto y el efectivo ejercicio de la propiedad privada.

El instrumento militar (IM) debe desarrollar la capacidad de responder en tiempo y forma en concordancia con la política de Defensa fijada, ya que ha perdido realismo la an- tigua Teoría de Planeamiento Estratégico basada sobre la previsión de una guerra deter- minada, en una oportunidad definitiva y con una aproximada duración de las hostilidades.

16 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

La positiva vertiente del im, presente y futuro, hace imprescindible adhe- rir a la Estrategia del Conflicto. esto hace necesario un instrumento mili- tar sin determinismos ni enemigos prefijados, porque las FFaa no deben prepararse para una guerra determinada sino para ser útil al gobierno en el manejo de crisis derivadas de conflictos.

El panorama estratégico mundial enfrenta incertidumbres que tornan difícil cualquier proyección pero, desde el punto de vista de la Defensa, no se puede soslayar que el factor militar estará presente en cada una de las crisis que se desaten.

Como dijimos, la forma de hacer la guerra cambió y lo hizo de una manera asombrosa. En los últimos años, la manera de eludir, esquivar o minimizar los esfuerzos legales, po- líticos, gubernamentales y de organismos internacionales a través de recursos que, hasta hace apenas 20 años eran impensados, se han convertido hoy en moneda corriente.

La aparición en escena de las sociedades militares Privadas (smP) como un modo de eludir la legislación de las naciones y los organismos internacionales, así como sus reso- luciones, se han convertido en herramientas para proyectar el poder militar sin necesidad de rendir cuenta a los Estados participantes del conflicto ni a los organismos internaciona- les. Con ello, se saltean leyes nacionales y el derecho internacional, los parlamentos, tanto del agresor como del agredido e incluso, lo que dicta y prevé el derecho internacional humanitario. Esto nos lleva a pensar que nada detiene a los que desean alcanzar poder hegemónico, porque siempre habrá una brecha por la cual ingresar.

Sobre este tema casi no se encuentra literatura en castellano por ser un fenómeno muy reciente en los términos de la evolución del conflicto, pero sí es posible encontrarla en inglés y en francés. Las sociedades militares Privadas (SMP) o empresas militares Pri- vadas se ocupan de aquellas actividades que son de naturaleza estrictamente militar y pro- pias de las fuerzas armadas que, por alguna razón, tienen vedado realizar en el transcurso de operaciones militares. La intervención militar que permite proyectar el poder más allá de las fronteras, el trabajo sucio de esa intervención, es hecho hoy por esas empre- sas privadas: custodia a convoyes de suministro y abastecimiento de fuerzas irregulares, protección de objetivos vitales, ataques a objetivos vitales, insurrección, apoyo logístico

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

17

a insurgentes e incluso operaciones de combate. La lista de misiones que cumplen puede ser muy extensa. Estas "empresas" reclutan sus hombres –mercenarios– de los cuerpos de élite de los propios países participantes en los conflictos (SAS, SEAL, Legión Extranjera Francesa y otras), lo que les permite alcanzar un nivel de profesionalidad en el desarrollo de las acciones, capacidad combativa y eficacia dignas de las mejores fuerzas especiales. Por citar sólo algún ejemplo: Blakcwater, fundada en 1997, es una de las más conocidas empresas estadounidenses que realizan servicios militares privados, cuya sede principal se encuentra en Carolina del Norte y ofrece servicios militares de una excelente capacita- ción técnico-táctica; fue fundada por Erick Prince (ex SEAL de la armada estadouniden- se) y tuvo una participación muy activa durante el conflicto de Irak 3 .

nuestro país no puede estar ajeno a estas tendencias en materia de defen- sa del mundo actual y, por lo tanto, afrontar la incertidumbre de no saber a ciencia cierta cuándo y de qué manera tendrá necesidad de emplear sus medios militares para proteger sus intereses vitales, para forzar la resolu- ción de una crisis propia o colaborar en una de carácter internacional en la que se vean afectados intereses propios o que pongan en riesgo la paz y la seguridad internacional.

En consecuencia las Fuerzas Armadas deben considerar en sus planeamientos –aparte de las ya conocidas– las nuevas amenazas emergentes tales como el terrorismo internacional, las narcoacciones, la depredación del medio ambiente y la proyección del poder político-eco- nómico, a través de la acción militar, que una potencia extranjera intente realizar utilizando cualquier medio de expansión o intervención como las descriptas más arriba.

Los ciberataques no son ajenos a lo que nos referimos, basados en la velocidad e inten- sidad con la que se desarrolla la tecnología actual, que les permite penetrar los sistemas de defensa de cualquier país, independientemente de cuál sea el grado de hegemonía que éste detente. Si bien no están completamente definidas en su caracterización y menos aún en las implicancias posibles de su manifestación, las mismas son también transnacionales

3. El 28 de setiembre de 2007, Balckwater se vio envuelta en la muerte de 17 civiles, durante la guerra del golfo Pérsico. Erik Prince, fundador de Blackwater, anunció su renuncia a la presidencia ejecutiva de la misma, luego de que ese grave incidente fuera llevado a la Justicia en 2009.

18 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

y deben ser tomadas en el ámbito global. Su ocurrencia podría desestabilizar Estados, regiones y al sistema internacional todo.

Este panorama global también podría, eventualmente, amenazar a nuestro país y a nuestra Región, incluidas sus economías y recursos, con la posibilidad de producir efectos que, en primera instancia (algunos de ellos), serían de características policiales y quedarían encuadradas dentro de la Ley 24.059 de seguridad interior. Sin embargo esos efectos podrían adquirir una magnitud tal que haría que las fuerzas primariamente responsables no se encuentren en capacidad de enfrentarlos. Aspecto este previsto en la mencionada Ley N°24.059 y que requerirá la acción de las FFAA para restablecer el orden interno.

La consideración de las nuevas amenazas dentro del pla- neamiento de las Fuerzas Armadas constituye una política de Estado, quedando librado a la política de cada uno la determinación y alcances de las situaciones de empleo de su respectivo Instrumento Militar. Hay países en nuestra región que han incluido la lucha contra las nuevas ame- nazas como una de las misiones asignadas a las Fuerzas Armadas, en atención a las particulares circunstancias que enfrentan, así como a su propia concepción política del tema.

PoLítiCas de estado FFAA NUEVAS AMENAZAS

PoLítiCas

de estado

PoLítiCas de estado FFAA NUEVAS AMENAZAS

FFAA

FFAA NUEVAS

NUEVAS

PoLítiCas de estado FFAA NUEVAS AMENAZAS

AMENAZAS

tema. PoLítiCas de estado FFAA NUEVAS AMENAZAS En Argentina, en virtud de lo expresado en los

En Argentina, en virtud de lo expresado en los considerandos del decreto N°727/2006, reglamentario de la Ley de Defensa, se rechaza toda utilización del Instrumento Militar hacia funciones usualmente conocidas bajo la denominación nuevas amenazas, que son, para nuestra legislación, responsabilidad de otras agencias del Estado.

Las nuevas amenazas (terrorismo, narcotráfico, por ejemplo), por la misma esencia de los delitos que involucran, tienen, sin duda, un componente internacional significativo. No obstante, ese componente internacional no habilita, en nuestro caso, el empleo de las Fuerzas Armadas de modo automático por el mero hecho de tratarse de una agresión externa. Para poder hacerlo, se debería cambiar el marco legal vigente.

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

19

en síntesis, la articulación de la defensa está en relación con la naturaleza de la probabilidad de amenaza y el interés nacional que afecta a cada es- tado. esto no implica iniciar una carrera por el balance del poder militar, sino mantener una disponibilidad de fuerzas aptas para enfrentar poten- ciales estadios de conflictos.

La fluidez de la situación en el plano internacional genera obligaciones con plazos peren- torios. Por ello el Instrumento Militar (im) debe disponer de un diseño que permita su empleo en forma adecuada y eficiente, bajo el concepto de que difícilmente contará con

el preaviso necesario.

determinación de posibles escenarios futuros como condicionantes del armado del instrumento militar

La globalización implica que la seguridad internacional se está volviendo crecientemen-

te interdependiente, que involucra intrínsecamente los intereses nacionales y regionales.

Para defenderlos, hay que contar con socios y aliados que permitan actuar en un cuadro multilateral. Esto implica una búsqueda constante de alianzas regionales, hemisféricas y mundiales, ya que la política exterior es la primera línea de defensa del país.

Para introducirnos en este subtítulo es muy importante comenzar transcribiendo la última exposición de Paul Kennedy, historiador y profesor emérito de la Universidad de Yale, EEUU, de origen británico y uno de los intelectuales más influyentes de EEUU. Ken- nedy tomó notoriedad mundial, convirtiéndose en uno de los mayores referentes del ámbito académico internacional, cuando en 1987 presenta su libro auge y caída de los imperios, donde anunciaba la caída de la Unión Soviética y la disminución del poder hegemónico de EEUU, precisamente dos años antes de la caída del muro de Berlín.

Paul Kennedy en su reciente artículo titulado tres razones por las que empieza una nueva era advierte un cambio de época determinado por los tópicos que enumera: a) la erosión continua del dólar como moneda de reserva; b) la parálisis del proyecto europeo y c) la

carrera armamentista que se verifica en Asia. Estos tres puntos están rediseñando el mundo.

A modo de introducción del tema expresa: "Cada época se deslumbró con sus propias revo-

20 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

luciones tecnológicas, de modo que me concentraré en algo bastante diferente: indicadores de cambio que sugieren que estamos acercándonos o que incluso ya hemos cruzado quizás, ciertas divisorias de aguas históricas en los difíciles mundos de la economía y la política".

respecto del primer factor, la erosión del dolar como moneda de reserva única o do- minante del planeta, sostiene: "Ya quedaron atrás los tiempos en que 85% o más de las reservas internacionales en divisas se tenían en ‘dólares billete; las estadísticas fluctúan mucho en este momento, pero la cifra actual es cercana al 60%. Pese a las aflicciones económicas de europa e incluso de China, ya no es una fantasía imaginar un mundo de tres grandes reservas el dólar, el euro y el yuancon algunas periféricas más pequeñas como la libra esterlina, el franco suizo y el yen japonés… la noción simplista de que la gente recurrirá al dólar estadounidense como ‘refugio seguroes contrarrestada por el endeudamiento cada vez más surrealista del país con prestamistas extranjeros… ¿Y un mundo con varias monedas de reserva representa más estabilidad financiera, o menos?" 4

Paul Kennedy desarrolla los otros factores diciendo: "la segunda transformación es la erosión y la parálisis del proyecto europeo, entendiendo por tal el sueño de Jean monnet y de robert schuman de que los heterogéneos estados-nación europeos se unieran de ma- nera estable, primero a través de la integración comercial y fiscal y luego comprometidos seria e irreversiblemente con un continente políticamente unido. las instituciones para hacer realidad ese sueño el Parlamento, la Comisión y la Corte de Justicia europeosya existen, pero la voluntad política de insuflarles verdadera vida desapareció, tristemente debilitada por el simple hecho de que políticas fiscales nacionales atrozmente divergen- tes son incompatibles con una moneda común europea. Para decirlo con crudeza, alema- nia y grecia, cada uno con sus antecedentes presupuestarios, no pueden marchar juntos hacia un estados Unidos de europa; pero nadie parece tener una respuesta para esta dicotomía, salvo tapar las grietas con más tramos de eurobonos y créditos del Fmi." 5

"…los europeos no tienen ni el tiempo ni la energía ni los recursos para concentrarse en otra cosa que no sean sus problemas. esto significa que hay muy pocos observadores en el continente que hayan estudiado lo que podría ser la tercera gran transformación de nuestra

4. KENNEDY, Paul, "Tres razones por las que empieza una nueva era", Traducido por Cristina Sardoy,

Copyright Tribune Media Services, noviembre de 2011.

5. Op. Cit.

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

21

época: la enorme carrera armamentista que se está produciendo en la mayor parte de asia oriental y el sur de asia. (…) en tanto las fuerzas armadas europeas cada vez se parecen más a una gendarmería local, los gobiernos asiáticos desarrollan resueltamente marinas de guerra de aguas profundas, construyen nuevas bases militares, adquieren aviones cada vez más sofisticados y prueban misiles con alcances cada vez más grandes. la discusión que hay se centra en la estructura militar de China, bastante menos en el hecho de que Ja- pón, Corea del sur, indonesia, india e incluso australia están haciendo lo mismo. (…) asia avanza al centro de la escena, en tanto europa pasa a ser un coro distante". 6

Si tenemos la voluntad de interpretar la situación mundial que se está configurando, ve- remos que los intereses vitales se encuentran cada vez más ligados a lo regional y que los problemas de seguridad –que ya no son solo nacionales sino, cada vez más, regionales– se dispersan en escenarios considerablemente más alejados de nuestro territorio.

considerablemente más alejados de nuestro territorio. Las Fuerzas Armadas del futuro deberán tener la capacidad
Las Fuerzas Armadas del futuro deberán tener la capacidad de desplegarse con la mayor rapidez
Las Fuerzas Armadas del futuro deberán tener la capacidad de desplegarse con la mayor
rapidez y combatir con eficacia en zonas muy distantes de sus bases operativas. Es decir,
defender intereses y fronteras estratégicas, esenciales para consolidar el orden internacio-
nal. La proyectabilidad y el accionar conjunto será por lo tanto, un requisito esencial para
las Fuerzas Armadas del futuro.
Debe entenderse por proyectabilidad,
en una primera etapa, a la capacidad del
IM o una parte del mismo, para llegar a
PROYECTABILIDAD
cualquier punto del país, a fin de ejercer
la
capacidad de control que hiciere falta,
teniendo en cuenta la extensión del país
y
la desproporcionalidad que existe en-
tre espacios a cubrir –extenso– y fuerzas
disponibles –escasas–. En una segunda
etapa, logrados los necesarios acuerdos
ACCIONAR
CONJUNTO
en el marco regional, habrá que extender esa capacidad de proyección más allá de las
fronteras nacionales.
6. Op. Cit.
FFaa
OBJETIVO
OPERACIONAL

22 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

ALgUNOS EJEMPLOS DE ALIANZAS ACTUALMENTE EN DESARROLLO

ASPAN
ASPAN
MERCADO COMÚN EUROPEO
MERCADO COMÚN EUROPEO

unasur (Unión de Naciones Suramerica-

nas) Está formada por doce Estados de Sudaméri- ca, con 390 millones de habitantes que representan el 68% de la población de América Latina. Tiene como objetivo construir, de manera participa- tiva y consensuada, un espacio de integración y unión en lo cultural, social, económico y polí- tico entre sus integrantes, utilizando el diálogo político, las políticas sociales, la educación, la energía, la infraestructura, la financiación y el medio ambiente, entre otros, para eliminar la desigualdad socioeconómica, lograr la inclu- sión social, la participación ciudadana y forta- lecer la democracia.

la participación ciudadana y forta- lecer la democracia. BRICS MERCOSUR UNASUR merCosur (Mercado Común del
BRICS
BRICS
MERCOSUR
MERCOSUR
UNASUR
UNASUR

merCosur (Mercado Común del Sur) Es una unión subregional integrada por Argentina, Brasil,

Paraguay, Uruguay y Venezuela en proceso de incorporación. Tiene como países asociados a Bolivia, Chile, Colombia, Perú y Ecuador, además de México en calidad de observador. Tiene como objetivo: la libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre países, el establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una política comercial común, la coordinación de políti- cas macroeconómicas y sectoriales entre los estados partes y la armonización de las legislaciones para lograr el fortalecimiento del proceso de integración.

los estados partes y la armonización de las legislaciones para lograr el fortalecimiento del proceso de

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

23

Respecto del accionar conjunto, si bien es una necesidad indiscutida, exige como con- dición previa para ser efectivo y no resistido por las FFAA –problema que sucede en todas las FFAA del mundo–, que dicho accionar conjunto sea precedido e iluminado por un objetivo operacional, pues cuando se pretende hacer conjuntez, sea esta nacional o regional, sin objetivo operacional como razón de ser, sólo estamos en presencia de una medida administrativa de racionalización, lo cual no es malo, pero no es accionar conjun- to y, en consecuencia, se resiste y se equivoca la esencia del mismo. Tenemos ejemplos

de ambos conceptos en nuestras FFAA y se puede afirmar que, cuando los miembros de una organización militar conjunta tienen frente a sí un objetivo operativo que alcanzar, el accionar es mancomunado, se aprovechan convenientemente las capacidades inherentes

a cada fuerza y desaparecen los egoísmos mezquinos, propios de la naturaleza humana.

Resulta muy simple explicitar el problema matriz: Sudamérica es una región rica en re-

cursos naturales que pueden despertar la apetencia de las grandes potencias hegemónicas

y en función de ello, se afirma la necesidad de preservarlos; la abundancia de recursos

naturales estratégicos es, entre otras cosas, lo que define a Sudamérica en el mundo. Cuando un recurso es escaso y puede tener valor estratégico para otro actor, se constituye en estratégico para el poseedor, aunque éste carezca de los medios para su explotación y aprovechamiento o momentáneamente no lo necesite.

en este contexto, no sería exagerado caer en la cuenta de que sólo se trata de una cuestión de tiempo para que sudamérica sea blanco de potencias hegemónicas, a las cuales estos recursos se les hagan indispensables o crí- ticos para su desarrollo.

En este sentido, últimamente se ha dado un gran paso adelante que ha sido la creación a fines de mayo de 2011, del Centro de Estudios Estratégicos para la Defensa en el marco de UNASUR (CEED). Los objetivos iniciales del flamante organismo pueden explicitar- se sencillamente, identificando aquellos intereses que deban defenderse, para desarrollar acuerdos desde lo teórico y hacer de la Defensa regional una realidad.

24 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Desde la Secretaría general de unasur (cargo rotativo) que encabeza la colombiana María Emma Mejía 7 , quien expuso sobre la necesidad de la creación de este organismo, se manifestó que "la unidad regional está por encima de las discrepancias que puedan existir entre los países miembros integrantes" y que por otro lado no hay otra forma práctica de hacerlo que no sea con acciones concretas: "Primero, precisar los objetivos críticos pasibles de ser conflictivos; después, determinar y consensuar las maneras de defenderlos y, por último, crear los organismos incluso fuerzas armadas unificadascapaces de llevar adelante esa tarea".

Vale la pena transcribir el punto de vista especial que sobre este tema expone el licenciado Diego ghersi desde la redacción de la agencia Periodística de américa del sur (APAS):

"sobre la posibilidad de crear actualmente Fuerzas armadas Unificadas para la Defensa regional, es quizás este último paso el que más alejado y dificultoso aparece en el hori- zonte mediato porque implica desarmar concepciones históricamente arraigadas en las actuales Fuerzas armadas de los países sudamericanos y su reemplazo por un paradig- ma superador: la Defensa Integrada de toda Sudamérica.

"hoy día, predomina en la región, la idea de que las naciones del sur son capaces aún de sostener por sí solas la defensa de sus soberanías y son funcionales al viejo y decimonó- nico ‘divide y vencerás’. Baste un ejemplo práctico para comprender mejor la situación planteada.

"no existe manera, en el actual estado de cosas, de que las Fuerzas Arma- das de Argentina puedan defender por sí solas su soberanía en la Patago- nia, frente al potencial de las naciones que la ambicionan y que, llegado el momento, simplemente procederá a tomarla. Lo mismo podría decirse de la capacidad de las Fuerzas Armadas de Brasil para la defensa del Amazonas".

7. María Emma Mejía. Política y diplomática colombiana, secretaria general de la UNASUR desde marzo de 2011 (propuesta por el presidente Juan Manuel Santos para remplazar al fallecido presidente argentino Néstor Carlos Kirchner). Fue ministra de Educación y de RREE de Colombia (gobierno de Ernesto Samper) y candidata a vicepresidenta en 1998.

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

25

"tampoco sirve pensar en invertir en la actualización y reequipamiento de los ejércitos nacionales en solitario. la extinta Unión soviética literalmente quebró su economía en el esfuerzo y creencia de que era posible sostener por sí sola una carrera militar contra la tecnología y los recursos de las potencia occidentales… sin embargo, diferente, desde el tamaño de la UnasUr, es pensar en un esfuerzo continental combinado y sustenta- do en todos sus flancos para disuadir cualquier pretensión de conquista, dado que la extensión territorial de Sudamérica, como unidad geopolítica, nos posicionaría entre unas de las regiones más grandes del mundo, con la tercera economía del orbe" 8 .

AMAZONAS BRASIL ARGENTINA PATAgONIA
AMAZONAS
BRASIL
ARGENTINA
PATAgONIA

nuevo paradigma de

defensa continental que otorga nue- va vida a las Fuerzas armadas de los países de la región" 9 , donde se sinte- tiza el objetivo de la nueva institución al manifestar su Secretaría general, que servirá para formar líderes mi- litares y civiles orientados a la de-

fensa y seguridad continental inte- grada y definirá el nuevo rol de las FFaa de los países de sudamérica.

Es

en

"

este

A pesar de estas expresiones que des- criben la realidad, podemos afirmar que, en el ámbito de la UNASUR se están dando los pasos que permitirán en un futuro próximo ir concretando por etapas sucesivas las aspiraciones que hacen a la Defensa común.

8. gHERSI, Diego, Artículo: Un gran paso adelante, Agencia Periodística de América del Sur, Integra-

ción Regional, Defensa Continental.

9. gHERSI, Diego, Op.Cit.

26 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

La revolución tecnológica está produciendo un cambio radical en los asuntos militares. Ésta consiste, en esencia, en la integración de nuevas tecnologías informáticas y de co- municación que dan origen a un sistema de sistemas que permite por un lado, un grado de conocimiento y certeza en el campo de batalla como nunca antes había existido y, en segundo término, hace posible establecer el combate a una creciente distancia del ene- migo y con una precisión de fuego mucho mayor. Es también evidente que las FFAA no podrán quedar al margen de este proceso innovador.

Lo antes expuesto, y como una especialidad de la revolución tecnológica general, ha llevado a que los países, cualquiera sea su dimensión, entren en alerta por lo que se deno- mina los ciberataques. A la exigencia de combate en tierra, el mar y el espacio aéreo, se les acaba de agregar otra dimensión: el ciberespacio. Las principales potencias militares del mundo están preparándose para evitar ese escenario, conscientes de las debilidades, no sólo de su sistema militar, sino de todo el complejo de infraestructura pública y priva- da, cada vez más dependiente de la informatización. Esta vulnerabilidad ha sido puesta últimamente en evidencia por los ataques emprendidos contra el Fondo Monetario Inter- nacional, varias firmas contratistas de Defensa de los Estados Unidos y otras cruciales para las comunicaciones y la economía como son google y Sony.

El creciente uso de la telecomunicación móvil y de la computación en la nube (cloudcom- puting, en inglés), que elimina la necesidad de contar con archivos físicos para almacenar información, duplicaría los riesgos de recibir un ciberataque.

El ministro de Defensa chino, geng Yansheng, admitió recientemente que su país cuenta con una unidad de 30 cibercomandos, destinados a entrenar a un sector de las Fuerzas Ar- madas, en la defensa de la infraestructura de la Nación. El Pentágono está conformando su propio modelo para llevar a cabo ensayos de simulacros durante los cuales se responden a bombarderos masivos de virus y correos electrónicos basuras, así como a la infiltración de códigos en sus redes de comunicaciones. El Ministerio de Defensa de Estados Unidos ha encargado a la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, y a la empresa Lockheed Martin –blanco reciente de un muy real ataque cibernético– trabajar en prototipos de polígonos virtuales destinados a simular ataques de potencias extranjeras y de piratas informáticos 10 .

10. Ver tapa de diario la nación, página 4, de la edición del domingo 19 de junio de 2011.

CAPíTULO I - SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

27

En la región sudamericana el tema no es menor, así por ejemplo en Brasil: "… en el mes de junio de este año, los sitios de la Presidencia de la república, el Fisco y el Portal Brasil, que congregan a todas las informaciones gubernamentales, estuvieron fuera del aire por ocho horas debido a acciones de hackers. el aumento de estos ataques a sitios gubernamentales y mails de autoridades públicas llevaron al ministerio de Ciencia y tecnología a crear, junto con el ejército brasileño, un centro de Defensa Cibernética permanente" 11 .

Como vemos, tanto en las grandes potencias como en la Región, la política en materia de seguridad informática, más allá de abarcar a todas las agencias del Estado, incorporan como núcleo central a las Fuerzas armadas, porque lo que está en riesgo es la Defensa nacional.

En lo que respecta al Estado Nacional Argentino, fue la Jefatura de gabinete de Ministros Nacionales donde se dio la alerta y concentró hasta este momento la mayor responsabili- dad; así el licenciado Eduardo Thill, subsecretario de Tecnología de gestión de la Jefatura de gabinete, expresó: "las herramientas y mecanismos con los que contamos dependen de los recursos tecnológicos, de las personas y de una política transversal que implemen- tamos para los organismos del estado". 12

Fruto de lo expuesto es que ha quedado claro que el gobierno argentino también identi- fica en internet un territorio de guerra y lanza un plan de ciberseguridad para combatir al terrorismo virtual que busca acceder a los secretos de Estado. La intención oficial es con- trolar eventuales ataques cibernéticos contra la Defensa nacional y la seguridad interior, mediante herramientas legales que le permitan defenderse de delitos informáticos que pongan en riesgo toda la información sensible acumulada por el sector público.

Así, el 2 de agosto de 2011, la Jefatura de gabinete creó mediante resolución Nº 580/2011, el Programa nacional de infraestructuras Críticas de información y Ciberseguridad, que depende de la Oficina Nacional de Tecnología de Información (ONTI). Se dispuso que el

11. Diario económico Valor, reproducido por el Cronista Comercial, pág. 13 del viernes 5 de agosto de 2011.

12. Diario la nación del domingo 17 de julio de 2011, sección Tecnología; "Bombardeo Informático en

la Argentina"

28

EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

trabajo se realice articulando diversas oficinas del gobierno. Además, se invita al sector privado, ONg y a las unidades académicas a participar de las propuestas e investigacio- nes para elevar los umbrales de seguridad de las infraestructuras críticas.

Es decir, ahora en la Argentina la nueva guerra fría o la guerra de los códigos –así llaman por estos días a los ataques virtuales que reciben las principales agencias y organismos gubernamentales– se encuentra bajo la dirección de la Oficina Nacional de Tecnología de Información (ONTI).

La mencionada resolución (Nª 580/2011), firmada por el ministro Aníbal Fernández en su carácter de Jefe de gabinete de Ministros Nacionales es vasta y ambiciosa, y se en- cuentra en una primera etapa de formación de la estructura para llevarla a cabo; esto deja entreabierta la posibilidad de pensar que se llamará a incorporar a las Fuerzas Armadas de la Nación, las que por su condición, características y objetivos de la Defensa nacional, no deberían quedar al margen de este proceso, dado que conforman una estructura clave, ineludible e imprescindible a ser tenidas en cuenta, en forma inmediata, para esta ciber- guerra de envergadura mundial.

inmediata, para esta ciber- guerra de envergadura mundial. Capítulo II Situación Estratégica Regional 1. Visión

Capítulo II

Situación Estratégica Regional

1. Visión Estratégica para la Región en el siglo XXI

2. Liderazgo Político y Liderazgo Económico La Integración Regional

1. Visión estratégica para la región en el siglo XXi

La expresión defensa común que aparece en nuestro Preámbulo de la Constitución Ar- gentina como objetivo del Estado ha alcanzado en nuestros días, producto de la globa- lización, un sentido más amplio. Hoy en día defensa común abarca, además del propio territorio, la integración regional en el área de Defensa.

Así, se ven distintas iniciativas tendientes a una defensa común en Europa y en otras regiones. En Sudamérica también existen políticas que se orientan en ese sentido, sin embargo, debe advertirse una importante diferencia entre los procesos que, en tal sentido, se desarrollan en una y otra área. Mientras en Europa el elemento impulsor de la gestión integradora fue y es fundamentalmente el comercio, en nuestro ámbito regional son otros factores los que hoy impulsan con mayor brío la acción unificadora: la seguridad, la defensa y la protección de los recursos naturales. Los grandes espacios son los temas que adquieren en la actualidad mayor importancia.

En el contexto de la Defensa, puede señalarse que, mediante el Consejo de Defensa Sud- americano de la UNASUR, en un período de tiempo que puede considerarse muy breve, se han alcanzado acuerdos que, de continuarse, adquirirán una verdadera relevancia.

No obstante se impone una aclaración. La defensa común que hoy se persigue en la Región no se advierte dirigida –al menos inicialmente– a la instalación de un sistema de asistencia recíproca en el sentido del TIAR, es decir, una asociación ofensivo-defensiva militar a nivel internacional, sino más bien a un sistema de cooperación, que debería generar, entre otros aspectos, una base industrial para la defensa común, compromisos de apoyos logísticos, acuerdos para la compra de material bélico, intercambio de infor- mación y, sobre todo, medidas de coordinación que faciliten, a cada uno de los miembros, adquirir la capacidad operativa necesaria en un marco de confiabilidad y colaboración.

32 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Por ello es que, si bien resulta difícil desprenderse del empleo de la expresión defensa común, ésta, en su utilización, debiera ser aclarada de modo de comprender lo que efec- tivamente hoy entraña en la órbita sudamericana.

En nuestro país, es el criterio que se desprende a partir de las prescripciones contenidas en diversas normas. Así, el decreto N°1.691/2006 que aprueba la directiva sobre organi- zación y funcionamientos de las Fuerzas Armadas, aborda el tema y expresa: "respecto de la participación de las Fuerzas armadas en la construcción de un sistema de Defensa subregional, basado en la consolidación progresiva y creciente de mayores niveles de confianza mutua, se tendrá presente que esta misión subsidiaria del instrumento militar deberá considerarse como factor a contemplar para el diseño y la determinación de las capacidades del instrumento militar, específicamente en lo que se refiere a la obtención de los necesarios niveles de interoperabilidad y complementariedad militar efectiva con los países de la subregión".

También se encuentra una referencia al tema en el decreto N°1.714/2009, que aprueba

la Directiva Política de Defensa Nacional. En el capítulo II, referido a la Concepción y posicionamiento estratégico de la República Argentina en materia de Defensa, se expresa:

"es política de estado profundizar, a nivel regional, la cooperación en materia militar

y de Defensa y, al mismo tiempo, avanzar, según las voluntades de los estados vecinos,

en la construcción de un sistema de defensa subregional que trascienda los niveles de

confianza mutua ya alcanzados y permita acceder a estadios cualitativamente superiores

a los que la cooperación militar y de Defensa de la subregión han logrado hasta el pre-

sente, a fin de asegurar las condiciones que contribuyan a garantizar el mantenimiento

futuro de la paz".

Todos estos factores colocarían a nuestras FFAA en un escenario nuevo que hoy no resulta fácil predecir. Esta incertidumbre exigirá, antes que nada, que nuestras Fuerzas Armadas tengan una capacidad de adaptación más rápida para todos esos cambios. Esa misma ra- zón nos obliga, sin embargo, a ser particularmente ambiciosos e imaginativos en nuestras propuestas.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

33

Las Fuerzas armadas deben comenzar cuanto antes un proceso de cam- bio radical y profundo si quieren seguir manteniendo su operatividad en ese futuro incierto.

En función de todo lo expuesto, podemos entonces preguntarnos y plantearnos como problema:

¿Cuáles son los factores necesarios para diseñar el instrumento militar argentino del futuro?

¿Cuáles son los factores necesarios para diseñar el instrumento militar argentino del futuro?

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

35

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL 35 2. Liderazgo Político y Liderazgo económico. La integración

2. Liderazgo Político y Liderazgo económico. La integración regional

De los tres desafíos enunciados en el Capítulo I, la globalización, la revolución tecnoló- gica y la integración regional, esta última merece una especial atención, dado que esta- mos convencidos que nuestra Región se convertirá, si somos capaces de construir la tan anhelada unión, en uno de los actores mundiales más importantes a lo largo del presente siglo. A fin de iniciar esa construcción deben, los países interesados, expresar con hechos concretos y no solamente con palabras, la vocación de unión para enfrentar los desafíos que podemos imaginar y vislumbrar a partir de la visión estratégica global que descri- bimos en el capítulo anterior. Brasil y Argentina, mejor dicho sus líderes, tienen en este sentido la responsabilidad de construir esa unión y entendemos que es esta la oportunidad de realizarla y hacerla visible al resto de los países de la Región.

Cuando el ministro de Defensa de Brasil Celso Amorín expresó durante su visita a la Ar- gentina que "… la estrecha cooperación con la argentina es esencial para toda américa

del sur. ninguno de nuestros vecinos constituye una amenaza. Pero la defensa no precisa

enemigos preestablecidos ", 13 está diciendo lo que nosotros intentamos desarrollar en

estas páginas. La situación estratégica de nuestra América del Sur, a la luz de los aconte- cimientos que conmueven al mundo de hoy, permite inferir que debemos vencer el pre- juicio de pasadas disputas territoriales o de preeminencias políticas coyunturales de otras épocas, que también respondían a concepciones geopolíticas del pasado y que influyeron en la política exterior de nuestras naciones del continente.

El cambio de paradigma está haciendo que importantes líderes de la Región se estén dan- do cuenta de que la complejidad territorial de la América del Sur (extensión, geografía, biodiversidad y recursos naturales), nos impone estrechar relaciones para aunar esfuerzos a fin de defender nuestros intereses vitales compartidos. "tenemos que establecer relacio- nes políticas fuertes que sirvan como elemento de disuasión extrarregional" 14 , sentenció Amorín en su visita a Buenos Aires, el pasado 5 de setiembre del 2011.

36 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Muchas veces nos hemos preguntado por qué algunos de nuestros líderes democráticos no están viendo o no se animan a aprovechar esta gran oportunidad que nos plantea el mundo de hoy. Son ellos, los líderes democráticos de Argentina y Brasil, quienes con habilidad y decisión deben cuanto antes afrontar el desafío.

"La historia, para cambiar la metáfora, no se mueve en línea recta, pero cuando líde- res hábiles y decididos la empujan, siempre se mueve" 15 .

A continuación expresamos algunas ideas e iniciativas de orden regional sobre las que la Argentina debería avanzar sin pérdida de tiempo.

15. HUNTINgTON, Samuel P. la tercera ola, Estado y Sociedad. Paidós. Barcelona, España, 1994, p.

282.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

37

alianza estratégica con la república Federativa del brasil y Liderazgo Político regional

1. alianza estratégica con la república Federativa del brasil

Antes de introducirnos en el tema, quiero expresar que rechazo enfáticamente aquellas opiniones que vienen del exterior de nuestro país y que consideran que la República Ar- gentina debe jugar el papel que juega Canadá en América del Norte con relación a los Es- tados Unidos; por el contrario, asevero –utilizando comparativamente los mismos países como ejemplo– que el rol de nuestro país en la Región debería ser igual o superior al que cumple Francia en Europa frente al liderazgo económico de Alemania. Esto debería ser así, si tenemos en cuenta que la Argentina superaba a Brasil en Producto Bruto Interno hace apenas poco más de cuarenta y cinco años 16 ; si consideramos nuestro desarrollo científico-tecnológico con el que llegamos a ser el único país de la Región con capacidad nuclear, mucho antes que Brasil, y diversos ítems más, entre los que podemos citar: edu- cación, transportes, infraestructura agroalimentaria, ingeniería genética, etcétera.

Más allá del esfuerzo de continuar avanzando en la consolidación del MERCOSUR y la UNASUR, en sus aspectos económicos, la República Argentina debe aspirar, como un interés fundamental de nuestro tiempo histórico, a alcanzar una alianza estratégica con la república Federativa del brasil. Esto es, constituirse en el aliado más confiable de Brasil, nación que detenta el mayor poder económico en la Región.

El objetivo no es –no debería ser– subordinarse a las políticas del más fuerte económi- camente, sino tratar con él de igual a igual, representando los intereses del resto de las naciones hermanas de la región.

Así como el liderazgo económico tiene un costo, que es fatalmente económico, el li- derazgo político conlleva también un costo en el empeño y el esfuerzo de ejercerlo. En nuestro caso, será el facilitarle a Brasil el ejercicio de su liderazgo económico, pero a su vez, exigirle que lo ejerza con equidad, justicia e igualdad hacia el resto de las naciones hermanas de la región.

16. PBI para el año 1965: Argentina U$S28.344.710.000, contra U$S21.790.040.000 de Brasil. Latino- américa: PBI nominales 1960-2008.

38 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Ambos países –Argentina y Brasil–, por la posición relevante que ocupan en la región

–grandes espacios, abundancia de reservas de recursos naturales, necesidad de tecnología

y, principalmente, necesidad de autodeterminación en lo que hace a la administración y

proyección de sus economías, el bienestar de sus habitantes y defensa de sus intereses vitales–, deben necesariamente complementarse.

América del Sur tiene 17,8 millones de kilómetros cuadrados de territorio, es el 42% del continente ame- ricano, es decir, representa el 12% de las tierras emer- gidas del planeta y está habitado por el 6% de la pobla- ción mundial. La Región Sudamericana alberga a doce naciones soberanas más la guyana Francesa (depar- tamento de ultramar de la Francia). Si exceptuamos a esta última, queda sólo un enclave colonial, al modelo del siglo XIX: las Islas Malvinas e islas vecinas, recla- madas por la República Argentina, a la que apoyan en su reclamo las demás naciones sudamericanas.

AMÉRICA DEL SUR

17,8 millones de km 2 de territorio

17,8 millones de km 2 de territorio

42 %

42 %

del continente americano

12% de las tierras emergidas del planeta

12% de las tierras emergidas del planeta

6%

6%

de la población mundial

El avance científico-tecnológico, los costos y el esfuerzo que insume el intento de acceder a los mismos y las restricciones que imponen los poseedores de nuevas tecnologías, principalmente a los países emergentes como los nuestros, indica que hay cosas que ningún país de la Región puede hacer solo. También en materia de Defensa nuestros países no poseen capacidad de ser autóno- mos. Ambas cosas nos están exigiendo complementariedad (Defensa común).

La aspiración de Brasil de acompañar su crecimiento económico con desarrollo tecnoló-

gico, acorde a las necesidades de la Defensa, permitiría la cooperación de nuestro país

a fin de incrementar sustancialmente el ya existente. La necesaria complementariedad

deberá hacerse efectiva a través de proyectos comunes, principalmente en lo científico- tecnológico, aprovechando ventajas que nuestro país posee y que deberíamos jugar a los efectos de complementarnos.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

39

Cabe destacar en este sentido, que una alianza de estas características con Brasil abriría posibilidades en diversos campos del conocimiento para nuestro país y para el conjunto de la Región que individualmente serían imposibles de conseguir. Existen tecnologías de punta que a Brasil, como país en un estado avanzado de desarrollo, le sería más fácil de obtener, dadas sus relaciones internacionales como integrante del BRIC (Brasil - Ru- sia - India - China) 17 , al que actualmente se le ha agregado Sudáfrica, constituyendo el BRICS. Las características de emergentes, pero tan desiguales de los países miembros de esta asociación, pareciera indicar que terminarán conformando un bloque más o menos homogéneo con una comunidad de intereses a defender.

Esto nos indica que la alianza estratégica con Brasil va más allá de conveniencias tran- sitorias de orden económico y comercial, porque además de incrementar la capacidad de negociación en diversos temas de política internacional, excede ampliamente los intere- ses nacionales en el sentido de la Defensa nacional y está en sintonía con el esfuerzo que nuestro país viene realizando en los últimos años en materia económica, política y de desarrollo científico-tecnológico.

2. Liderazgo Político regional

Más allá de los acuerdos y alianzas regionales que se realizan en sentido cooperativo, principalmente económico, la República Argentina debe tener presente –por su extensión, posición geográfica e historia– las posibilidades que tiene de ejercer el liderazgo político de la región, frente al liderazgo económico que Brasil intenta ganar en los últimos años.

A la Argentina le es posible establecer, con el resto de los países hermanos que confor- man la región sudamericana, lazos e intereses comunes de unión, no sólo económicos y políticos, sino fundamentalmente históricos. Compartimos el mismo idioma, grupo de creencias y, sobre todo, nos une una historia común de luchas por la independencia, de convivencia, donde se entrelazan próceres y epopeyas comunes.

17. briC: denominación para referirse a los cuatro países que por economía, población, extensión, pose- sión de recursos naturales, atracción de inversión extranjera, desarrollo tecnológico y demás, pueden con- vertirse en dominantes en las próximas décadas. El término fue acuñado hacia el 2001 por el economista Jim O'Neil, de goldman Sachs, y vaticina que la economía mundial será liderada en las próximas décadas por este grupo de países.

40 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

C o i r s Ó C t o s i m h u e
C
o
i
r
s
Ó
C
t
o
s
i
m
h
u
e
n
s
e
LIDERAZgO
e
ECONÓMICO
s
L
a
r
LIDERAZgO
POLíTICO
u
t
L
u
C
s
e
s
e
r
e
t
n
i

La República Argentina tiene la respon- sabilidad de asumir y ejercer el liderazgo político en la Región, frente al creciente liderazgo económico que, por vocación y derecho, parece pretender la República Federativa del Brasil.

Las diferencias culturales en nuestra Re- gión no se encuentran enmarcadas por las fronteras, sino que es fácilmente compro- bable las similitudes que hay entre los habitantes de las áreas fronterizas, con respecto a las áreas interiores de los res- pectivos países.

Actualmente no hay liderazgo político en la región. Existe un vacío que nuestro país está obligado a ocupar por razones geográficas, históricas y geopolíticas. Si Argentina renunciase a ocupar ese lugar

vacante, lo más probable es que lo asuma Brasil, desde su poder económico, constituyéndose así en un poder hegemónico. Esto necesariamente constituirá un desequilibro, que atentará contra la deseada seguridad, integración y cooperación de la Región.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

41

razones geográficas La República Argentina comparte fronteras con cinco de los doce países de la Región. Es en extensión, posesión de recursos naturales y desarrollo científico-tecnológico, como mínimo, el segundo territorio de la región.

razones históricas Madre Patria común. Luchas por la independencia y gue- rras por la organización nacional de cada una de ellas, se entrelazan y hasta confunden. Tradiciones y creencias comunes, idioma, costumbres, próceres compartidos. Si también hay historias de desencuentros, éstas no hacen más que afirmar las estrechas relaciones de aprecio y desaprecio que existen siempre entre hermanos.

de aprecio y desaprecio que existen siempre entre hermanos. razones geopolíticas La República Argentina no tuvo

razones geopolíticas La República Argentina no tuvo nunca una vocación hegemónica, liberó naciones herma- nas con vocación sudamericana y mantuvo siempre una vocación de liderazgo político. Sólo se expandió para alcanzar el espacio vital que le permitiera su desarrollo como nación independiente y la libertad de sus habitantes, dentro de los espacios que legítima- mente le correspondían y, en las guerras por la independencia, demostró esta vocación dando, respetando y facilitando la organización nacional, independencia y el gobierno de los pueblos liberados.

La república argentina tiene la oportunidad histórica de ejercer el lide- razgo político frente al creciente poderío económico del brasil, a través de su capacidad de constituirse en garantía de equidad y justicia en el ámbito del merCosur y de la unasur.

42 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

medidas para consolidar la alianza estratégica y el Liderazgo Político en la región.

a

a
a
a

señales claras que fortalezcan la intención de conformar una verdadera alianza estratégica

El ámbito de la Defensa deberá acompañar el esfuerzo de la maniobra estratégica, cuyo centro de gravedad recaerá en el ámbito de las relaciones internacionales. La defensa nacional, como instrumento de esas relaciones internacionales, pro- porcionará los medios con que cuenta para:

generar medidas de confianza mutua a través de la educación militar, desarrollos científicos-tecnológicos, ejercitaciones, participación en misiones de paz y coope- ración militar.

Integración política, cada vez más efectiva y concreta. Las Fuerzas Armadas, por formación, son especialmente aptas para la concreción de este objetivo de integra- ción. Lo han demostrado a través del desempeño en Organizaciones Militares de Paz, integrándose, uniendo esfuerzos con contingentes de otras nacionalidades y culturas diferentes y adaptándose rápidamente a doctrinas y procedimientos y así complementa sus capacidades, habilidades y programas.

Constitución de instrumentos conjuntos y combinados que permitan el ejercicio de la seguridad cooperativa y que apunten a la defensa de intereses comunes: recursos naturales, control del espacio terrestre, aéreo, fluvial y marítimo, protección del sistema democrático, representativo y federal, aseguramiento de la paz en la región, para que región de Paz deje de ser un lugar común y se transforme en una realidad con la necesaria interoperabilidad de sus medios y procedimientos.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

43

b

b
b
b
b

Constituirse en garantía de equidad, justicia e igualdad para el resto de los países hermanos de la región.

El ejercicio del liderazgo político fundado en el esfuerzo de imponer condiciones que garanticen la equidad, justicia e igualdad debe necesariamente:

Hacerse efectivo en los foros regionales e internacionales donde se debaten los asuntos regionales a la luz de los intereses de cada nación.

Exige asimismo, un esfuerzo de interpretación, comprensión y complementación con cada uno de los actores (países componentes de la región) sobre los que se pretende ejercer el liderazgo. Esto implica estrechar con cada uno de ellos los lazos de unión y cooperación. El aprovechamiento de las capacidades del área de Defensa nacional serán, en este sentido, un apoyo importante al esfuerzo del Área de Rela- ciones Exteriores para su concreción.

Las medidas de integración y cooperación, aprovechando las capacidades de las FFAA citadas en el punto anterior, serán de gran utilidad con el resto de los países de la Región.

Las Fuerzas Armadas de la Nación Argentina, que en otro momento histórico cons- tituyeron un mal ejemplo en la Región, se han constituido hoy en ejemplo de res- peto y subordinación a la Ley y al Poder Civil del Estado. Esta situación alcanzada con tanto esfuerzo por los poderes del Estado Nacional, el pueblo de la Nación y las propias Fuerzas Armadas debe ser aprovechada, también, para alcanzar el objetivo de afianzar el liderazgo político en la Región.

El fundamento es garantizar el equilibrio en la región que permita contrarres- tar las consecuencias no deseadas que un poderío económico y militar desigual puede acarrear, en detrimento de la aspiración de conformar un área de paz y seguridad en la misma. Que lo económico y militar (en este caso regional) estén subordinados a lo político, como debe ser, para garantizar el armónico crecimiento sustentable de la Región.

44 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

C

C
C
C

apoyo a la pretensión de la república Federativa del brasil de integrar, como miembro permanente, el Consejo de seguridad de las naciones unidas

Es indudable el interés de Brasil de integrar, como miembro permanente, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. ¿Por qué es importante para la República Argentina que un país de la Región –en este caso Brasil sobresale con los méritos necesarios para conseguirlo–, sea designado miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas? Según la Carta de Naciones Unidas, los Estados- miembros están obligados a aceptar y cumplir las decisiones del Consejo de Segu- ridad. Sólo las resoluciones del Consejo de Seguridad son de carácter obligatorio; los demás órganos de las Naciones Unidas no tienen ese carácter de obligatoriedad. Esto convierte al Consejo de Seguridad en un espacio privilegiado en el concierto de las naciones.

Para nuestra Región sudamericana sería de una importancia extraordinaria que uno de sus países tuviera ese lugar de privilegio, dado que el Consejo tiene, entre otras, las siguientes funciones (que a nuestro país por mantener un serio diferendo de soberanía –el único de la Región que reviste la gravedad que ha llevado a una gue- rra– interesan particularmente):

Mantener la paz y la seguridad internacionales de conformidad con los propósitos y principios de las Naciones Unidas.

Investigar toda controversia o situación que pueda crear fricción internacional, así como recomendar los métodos de ajuste de tales controversias o condiciones de arreglo.

Determinar si existe una amenaza a la paz o un acto de agresión y recomendar qué medidas se deben adoptar.

Los dos últimos son de vital importancia para los intereses nacionales, dado que el Rei- no Unido, a través de sus hechos consumados (permisos para explotación del mar que Argentina reivindica como propio, explotación de hidrocarburos y otros), incurre perma- nentemente en actos de agresión.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

45

En tal sentido, cabe destacar que el Consejo de Seguridad está compuesto por 15 miem- bros: cinco permanentes y diez electos por la Asamblea general por períodos de dos años. Desde la creación de las Naciones Unidas los miembros permanentes son China, Estados Unidos, Federación Rusa, Francia y Reino Unido. Cada miembro del Consejo tiene un voto, pero las decisiones sobre cuestiones de procedimiento se toman por voto afirmativo de por lo menos 9 de los 15 miembros. Aquellas decisiones tocantes a temas de fondo también requieren 9 votos afirmativos, pero esos tienen que incluir a los cinco miembros permanentes.

Esta regla de unanimidad de las grandes potencias, como se dice a menudo, es el poder de veto y en ello radica la importancia de que un miembro de la Región, que además sea nuestro principal aliado con una comunidad de intere- ses compartidos, ocupe ese lugar de privilegio internacional.

Brasil ha dado muestras indubitables de su apoyo a nuestro reclamo de soberanía por las Islas Malvinas –lo ha hecho por ser una Nación hermana y también por convenien- cia geopolítica–, así como numerosas muestras de su vocación sudamericana. El apoyo activo de la Argentina, que incluiría la voluntad de sumar a los otros países de la Región a acompañar la postulación del Brasil a formar parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como miembro permanente, sería mucho más que un gesto de buena voluntad y confianza mutua. Me animo a decir que constituiría el gran paso inicial hacia la construcción de una alianza estratégica regional, sustentable en el tiempo porque atraería hacia ella al resto de los países sudamericanos. La Argentina necesita de Brasil para resguardar sus intereses, como Brasil necesita de Argentina.

Una cosa es que Brasil llegue a ser la gran potencia de la américa del sur por voluntad y acuerdo de los países de la región y otra, muy distinta, es que lo fuera por el solo mérito de su potencialidad individual, generando un aumento del desequilibrio regional que impediría el entendimiento y los emprendimientos comunes.

46 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Cooperación Científico-tecnológica

PAíSES REFERENTES EN DEFENSA:

SUPREMACíA AÉREA

SUPREMACíA AÉREA

ENERgíA NUCLEAR DE COMBUSTILES

ENERgíA NUCLEAR DE COMBUSTILES

CONTROL

CONTROL

AERO-ESPACIO

TECNOLOgíA

SATELITAL

Casi todos los países del mundo que son considerados aptos para ser referentes mundiales en cuestiones de Defensa, dentro la multiplicidad de conocimientos y capacidades que se necesitan, poseen tres particulari- dades que son básicas y esenciales: en primer lugar, es el conocimiento para lograr la supremacía aérea de última generación, con tecnología furtiva/invisible (stealth, en inglés); en segundo lugar, el manejo del conocimiento y capacidad de adaptación de la ener-

gía nuclear de los combustibles, para la navegación marítima tanto de superficie como sumergible. Y por último, la capacidad de desarrollo de tecnología que permita el control del aero-espacio, como los combustibles sólidos (propulsantes de vectores) y la tecno- logía satelital, ambas muy desarrolladas en Argentina, con expertos y experiencias de reconocimiento mundial.

En función de lo expuesto, intentando ver la forma en que se puede lograr en el corto plazo una complementación que vaya más allá de lo meramente declamativo, y mientras acompañamos el esfuerzo y la decisión de construir la alianza estratégica entre ambos países, podemos referirnos a dos casos de actualidad:

Programa FX-2/3 - avión de combate multirrol FX-3 Con transferencia de tecnología

de combate multirrol FX-3 Con transferencia de tecnología Brasil se encuentra empeñado en modernizar su Fuerza

Brasil se encuentra empeñado en modernizar su Fuerza Aérea a partir de la adquisición de un nuevo avión de combate multirrol, destinado a reemplazar su desactualizada flota de combate.

Esta decisión de Brasil de modernizar sus medios aéreos y navales, así como el interés demostrado por potencias de primer orden –Estados Unidos y Francia, entre ellas– de facilitarle a ese país lo que necesite, aun a pesar de transferirle una importante cantidad de tecnología de punta a bajo costo, demuestra que no hay sólo un interés comercial en

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

47

la actitud de las potencias occidentales. Brasil se ha convertido, en nuestra Región, en un aliado confiable: se respeta, se hace respetar y es respetado. Finalmente, logrará moderni- zar su sistema de Defensa y, seguramente también, dará el salto tecnológico que necesita para producir sus propios medios.

El proyecto prevé la compra de 36 aviones y la construcción en Brasil de los que necesita para poner en línea sus capacidades con sus necesidades, son entre 100 y 120 aviones más para los próximos 15 años y para ello, exige una amplia transferencia de tecnología.

Si bien el proyecto se encuentra en estos momentos detenidos por razones políticas y eco- nómicas, por un lado, el presidente Lula no quiso cerrar un acuerdo, por razones de cor- tesía, poco tiempo antes del traspaso del poder a la presidente Dilma Rousseff y, por otro, el recorte fiscal que afectó tanto a este proyecto como al de la adquisición de patrulleros oceánicos navales y al ambicioso programa de construcción de submarinos (Prosub), que apunta a ensamblar sumergibles con tecnología nuclear; es muy probable que finalmente las necesidades estratégicas de Brasil impongan la concreción del mismo.

estratégicas de Brasil impongan la concreción del mismo. Los productos preseleccionados fueron: el de los fabricantes
estratégicas de Brasil impongan la concreción del mismo. Los productos preseleccionados fueron: el de los fabricantes
estratégicas de Brasil impongan la concreción del mismo. Los productos preseleccionados fueron: el de los fabricantes

Los productos preseleccionados fueron: el de los fabricantes estadounidense Boeing y su caza F/A-18 Super Hornet; el del productor francés Dassault y su Rafale, y el de fabricación sueca Saab con su Gripen NG. En un contrato que Bra- sil denominó FX-2 y se aprecia que, una vez que se retome el mismo, con la denominación FX-3, Brasil finalmente concretará la modernización de su Fuerza Aérea. El interés de los Estados Unidos quedó manifiesto recientemente a partir del envío a Brasil de una misión para ofrecer un acuerdo adi- cional a este intercambio con una importante oferta de buques de guerra que la Marina estadounidense se encuentra en vías de desprogramar.

De arriba hacia abajo:

F/A-18 Super Hornet - Rafaele - gripen Ng.

48 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Una misión estadounidense gestionó la venta a la Fuerza Aérea Brasileña del Boing Super Hornet, ofreciendo un acuerdo adicional a los intercambios Offset hasta ahora negociados, con una apreciable dotación de buques, aun actuales, que por razones presupuestarias, la USNavy está desprogramando 18 .

Este ofrecimiento y la decisión que en consecuencia se adopte tiene una gran importancia estratégica, dado que los barcos de guerra son muy modernos y de última tecnología (incorporan incluso las enseñanzas que dejó la guerra por las Islas Malvinas), que Esta- dos Unidos va a desprogramar por razones de recorte presupuestario pero que pasarían a engrosar sus reservas tácticas y estratégicas. La importancia de estas transferencias de buques de guerra en comodato está dada en que el costo exigido para transferir tan avan- zadas capacidades es solamente asegurarle a los Estados Unidos los presupuestos fiscales necesarios para el mantenimiento, conservación y operatividad de los mismos.

La compleja trama de negociaciones que implica el desarrollo de la contratación, en cuanto a las características y prestaciones del material a adquirir, así como las condicio- nes de pago y, principalmente las exigencias de transferencia de tecnología que Brasil exige para su concreción, dan una idea de lo difícil que se hace para un país emergente (aunque sea Brasil) acceder a nuevas tecnologías y mejoras sustanciales en sus sistemas de Defensa.

Un nuevo equipamiento como el que desea Brasil (aviones de combate multirrol de últi- ma generación) exige complementariedad, si es que en realidad apuntamos, en el media- no y largo plazos, a la defensa común (cooperativa) de nuestra Región.

La República Argentina debería coparticipar en el futuro proyecto FX-3 a fin de remontar las condiciones de nuestra Fuerza Aérea. Esto permitiría no sólo un incremento en las ca- pacidades de Defensa, sino también recibir transferencia de tecnología, lo que significa que en el país se fabricarían componentes críticos, se ensamblarían partes de los sistemas de armas, se capacitaría personal técnico y se obtendrían conocimientos de aplicación dual. Significaría además, desde el comienzo, poner en línea el material, los equipos técnicos y logísticos y avanzar hacia la deseada interoperabilidad entre los dos países.

18. Revista Fuerzas de Defensa y Seguridad, Nro 397, mayo 2011, Ed. grupo Edefa, p. 76.

CAPíTULO II - SITUACIÓN ESTRATÉgICA REgIONAL

49

Es posible también que al incrementar la compra de aviones (por coparticipación), en una nueva licitación (FX3) se alcancen mejores precios y condiciones de pago, así como una más importante transferencia de tecnología.

Este tipo de material, tan complejo y crítico, que representa un salto tecnológico cualita- tivo, no se renueva en el mediano y largo plazo, sino en el muy largo plazo. Si lo dejamos pasar dejaremos pasar una oportunidad, que retomarla insumiría entre 35 y 50 años.

Construcción de submarino nuclear. Proyecto Carem (inVaP - Cnea)

de submarino nuclear. Proyecto Carem (inVaP - Cnea) Brasil ha manifestado su intención de disponer de
de submarino nuclear. Proyecto Carem (inVaP - Cnea) Brasil ha manifestado su intención de disponer de

Brasil ha manifestado su intención de disponer de submarinos nucleares a fin de dotar, a sus fuer- zas navales, de un componente estratégico que le garantice el control y el ejercicio de su soberanía marítima. Para alcanzar este objetivo, necesita aso- ciarse a una potencia que sea capaz de aportarle los conocimientos necesarios (transferencia de tecno- logía) para el desarrollo del mismo. Sus negocia- ciones con algunas de esas potencias –entre ellas Francia– no ha tenido el resultado esperado hasta el presente, justamente por los inconvenientes y di- ficultades que surgen de esa necesaria transferencia de tecnología.

A pesar de que el desarrollo nuclear de la República Argentina decreció en sus capacida- des en los últimos años, en la Región, es el único país en condiciones de aportar conoci- miento, tecnología y experiencia para hacer frente a un proyecto de esas características.

El proyecto CAREM 25, se encuentra en avanzada etapa de ejecución y aunque, aún necesita tiempo y dinero para su concreción, puede convertirse en una excelente opción de intercambio científico tecnológico –de envergadura– con la República Federativa del Brasil. La Argentina es el único país en la Región que posee el conocimiento y la tecnolo- gía para afrontar un desafío de esta naturaleza. Una verdadera ventaja competitiva.

50 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

El prototipo de este proyecto, cuya planta ya se está desarrollando en Lima, provincia de Buenos Aires, consiste en un mini reactor nuclear capaz de proporcionar electricidad a 100.000 usuarios en módulos de 25 megavatios. CAREM es el acrónimo de “Central Ar- gentina de Elementos Modulares”. Un producto de aplicación dual, porque aporta la solu- ción ideal para países que, como el nuestro, tienen una gran demanda de energía en grandes extensiones de territorio y que por su tamaño y condiciones de seguridad, puede adaptarse a los requerimientos que exige la propulsión de buques de superficie y sumergibles.

Para finalizar, lo que es apenas una enumeración de medidas que se pueden intentar con- cretar para alcanzar una situación futura –y que están extensamente detalladas en el tra- bajo que da origen a este extracto–, que es de vital importancia para nuestra Nación y el resto de los países sudamericanos, quiero expresar que tengo la firme convicción de que, de producirse la alianza estratégica entre Brasil y Argentina de manera formal, mediante acuerdos firmados por las más altas autoridades de ambas naciones y refrendadas por los respectivos parlamentos, constituirá el acto político más importante desde los años de la independencia en nuestra región porque, en apenas unas pocas décadas, es seguro que estaremos en un camino de integración regional irreversible, al que me animo a cali- ficar como de no retorno.

Y es que el valor político del compromiso y el sentimiento de unidad que produce una alianza de esta naturaleza, que incluye al Instrumento Militar, por la valoración del inte- rés que la fundamenta –la protección de los intereses vitales de ambos Estados–, es muy superior a cualquier acuerdo, alianza o entendimiento de carácter económico y comercial.

una alianza política de esta naturaleza podrá sobreponerse y trascender a cualquier diferencia o desavenencia económica, comercial o, incluso, per- sonal que eventualmente pudieran surgir, sin importar quiénes ocupen circunstancialmente la Casa rosada o el Planalto.

LA DEFENSA NACIONAL

51

la Casa rosada o el Planalto. LA DEFENSA NACIONAL 51 Capítulo III La Defensa Nacional 1.

Capítulo III

La Defensa Nacional

1. Defensa y Políticas de Estado

2. La Cuestión Militar

3. Fuerzas Armadas y Marco Legal

4. Propuestas para mejorar el Sistema de Defensa Nacional

1. Defensa y Políticas de Estado

No es la intención desarrollar en forma exhaustiva en estas páginas los antecedentes his- tóricos, políticos o sociológicos que han tenido que ver con la pérdida de valores de nación o de unidad nacional de la sociedad argentina y que hacen que la Defensa nacional no sea un tema de agenda en el quehacer de los argentinos en general y de los gobiernos nacionales en particular.

A pesar de ello, conviene recordar que la Argentina, para hacer frente a las nuevas ame-

nazas –que hemos tratado de detallar en los capítulos anteriores–, producto del profundo cambio que ha sufrido el mundo en las últimas décadas, debe inevitablemente solucionar los distintos factores que atentan contra la unión nacional, ya que el diseño del Siste- ma de Defensa estará en relación con las amenazas y el interés nacional que pueda afectar.

Entendiendo primero la crisis de unidad nacional en que nos hallamos y, a continuación,

el nuevo orden mundial y regional que enfrentamos y que fuera descripto más arriba,

podremos comenzar a pensar los criterios de diseño que deberán tenerse en cuenta para definir las Fuerzas Armadas del futuro que necesita nuestro país para proteger un territo- rio tan extenso (espacios marítimos, aéreos y terrestres), así como sus intereses vitales.

La historia muestra que los conflictos suelen ser difíciles de prever si no se cuenta con un sistema de toma de decisiones y de planeamiento estratégico adecuado, moderno y realista, que nos proporcione la capacidad de adaptarnos a los cambios del mundo actual

y futuro. Estos sistemas, ponen el acento en la determinación de vulnerabilidades y las capacidades necesarias para minimizarlas, más que en la presencia de otro actor, que permita expresar un escenario con actores conocidos.

La desinversión en el rubro Defensa llevará años revertirla y como los conflictos, a co- mienzos del siglo XXI, son cada vez más sorpresivos, en caso de producirse no habrá posibilidades de recuperar las capacidades perdidas, aun destinando el dinero necesario.

54 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Además, el adiestramiento del personal no se logra de un día para otro, dado que requiere tiempo y ejercitación. Asimismo, lo más importante es que se frustran vocaciones, ya de por sí difíciles de obtener y mantener en cualquier profesión en estos tiempos. El capital humano, su vocación y entrenamiento, es el bien más preciado a cuidar por ser el de más difícil y lenta reposición.

"la respuesta institucional de las Fuerzas armadas a esta última realidad de presu- puestos operativos insuficientes fue de naturaleza compuesta: por un lado, se fueron disminuyendo las metas de adiestramiento, reversando muchas capacidades a un mínimo estado de latencia. Por otro, se naturalizó un relajamiento de los estándares logísticos, apelando a recursos (entendidos entonces provisorios), como el consumo de las reservas de repuestos y materiales, extensiones inapropiadas de los ciclos de mantenimiento de los sistemas, la canibalización, la suspensión de los programas de actualización técnica (documentación, capacitación), etcétera. la recurrencia sistemática (y por un tiempo invisible) a estas soluciones de cortísimo plazo fue consolidando las bases de la crisis logística que estructuralmente aqueja al sector" 19 .

La reducción del gasto militar argentino es una decisión unilateral, no compartida por la Región. Chile y Brasil lo han aumentado en los últimos años, al igual que la mayoría de los países del mundo y la región durante la primera década del siglo.

Que las Fuerzas armadas recuperen sus capacidades básicas y pongan en valor su equipamiento debe ser el objetivo central de la política de defensa.

En la actualidad, la organización de las Fuerzas Armadas (FFAA) de la República Argen- tina responde a necesidades del pasado; pensar en FFaa a mediano y largo plazo nos obliga a hacer una serie de reflexiones de nuestra historia y del presente para tratar de llegar a un futuro cierto y previsible.

19. Textual de la página oficial del Ministerio de Defensa.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

55

Los acontecimientos nacionales vividos en los últimos 75 años deben ser analizados en

detalle ya que si bien toda institución genera en su seno una subcultura con principios propios, en ningún caso pueden estar desvinculados de la sociedad de la que forma parte

y a la cual sirve. Esto ha sido producido por la falta de políticas de Estado en Defensa

nacional. No es que las Fuerzas Armadas sean difíciles de gobernar, lo que ha ocurrido

es que nunca se le han dado directivas precisas, impuesto límites y, fundamentalmente, fijado objetivos identificables, factibles y que sirvan para cumplir el objetivo político de

la Nación.

Diversos factores, que mucho tienen que ver con la participación militar en la conducción del país a lo largo de todo el siglo pasado, hicieron que el distanciamiento de las institu- ciones militares respecto de la sociedad fuera cada vez mayor, hasta llegar a la ruptura casi total en el último proceso militar (1976-1983). A medida que aquellas se alejaban de su función específica, sus principios, valores y pautas de conducta originales dejaron de tener incidencia sobre la sociedad. Su prestigio comenzó a debilitarse y se acrecentó el espacio existente entre los valores sustentados por la sociedad y los pretendidos por ellas.

56 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

2. La Cuestión militar

Atento a esta situación, en principio se puede afirmar que desde mediados del siglo XX el proceso de evolución social entre la sociedad y su Fuerzas Armadas no pudo desarrollarse en un marco de respeto y expectativas comunes, quedando en la actualidad las conse- cuencias a la vista: en la sociedad, algunas organizaciones cuestionan la necesidad de las mismas; por otro lado el poder político no termina de consolidar un camino que busque la reconciliación de las FFaa con la comunidad, y por otro lado, también hay sectores de estas últimas que se abocan a redimir el pasado.

Si bien no es tema de nuestro análisis, pero tomando como referencia la obra la esencia de lo político, de Julien Freund 20 , desarrollaremos los conceptos básicos que sustentan el rol de las FFAA en la sociedad.

"todo estado, en teoría, debe apoyarse sobre cinco pilares donde se encuentra incluido el tipo de insti- tucionalidad que toda sociedad demanda para sí: la justicia, la seguridad social, la defensa, la economía y la educación". Controlada "la convivencia interior", le queda al Estado prestarle atención al escenario ex- terior ya que "un estado que es incapaz de resistir a la presión del factor exterior, está amenazado de des- aparecer, bien por sufrir una ocupación (protectora- do), bien por resultar pura y simplemente anexado o repartido entre los vencedores, el hecho es que deja de existir como realidad política independiente" 21 .

ESTADO

ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN

JUSTICIA

ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN
SEgURIDAD SOCIAL

SEgURIDAD SOCIAL

SEgURIDAD SOCIAL
DEFENSA

DEFENSA

ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN
ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN

íAECONOM

ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN
ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN

EDUCACIÓN

ESTADO JUSTICIA SEgURIDAD SOCIAL DEFENSA íAECONOM EDUCACIÓN

20. Julien Freund (1921- 1993) sociólogo, catedrático de Sociología en Estrasburgo ("Sociologie du

Conflict").

21. FREUND, Julien, "La Esencia de la Política", Editorial Nacional, Madrid, 1968, p. 563.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

57

De acuerdo a la apreciación de los sucesivos gobiernos, estos pilares son enfocados polí- ticamente de diversas maneras, pero no cabe ninguna duda que son las bases fundamen- tales de toda nación. Ésta es conducida por el gobierno que rige su destino y una de sus funciones es asegurar la paz interior. Logrando la seguridad interior de sus miembros se evitan los riesgos de llegar al desorden y a la anarquía. Esta diversidad de enfoque de los sucesivos gobiernos en los temas esenciales de la nación, se debe a la carencia de un pensamiento estratégico, entendiendo por tal al conjunto de ideas que por su claridad, profundidad, realismo y grado de consenso permitirán a los dirigentes de una nación, poseer la necesaria coherencia en el tiempo, sobre los cinco pilares enunciados.

En cualquier orden de la vida, y mucho más aún en el caso de una nación, el estado de indefensión actúa como un estímulo, un incitador a tomar o servirse, sin correr riesgos, lo que se está ofreciendo. Difícilmente un curioso o un merodeador aguantarán la tenta- ción de tomar lo que hay dentro de una casa, que permanece totalmente equipada, con sus puertas abiertas, sin custodios a la vista y sin riesgo de hacerlo. Nuestro país, abundante en espacios, agua, recursos energéticos y alimentos, sin defensa que los proteja, constitu- ye una tentación para cualquiera que desee tomarlos.

Repasando estos conceptos, queda claro que el Es- tado debe analizar profundamente los factores inter- nos-externos para asegurar su subsistencia sobre la base de dos conceptos:

Buscar la unidad política que le permita con- formar su identidad nacional de forma tal que le facilite la conducción, teniendo como ejes rectores la identidad nacional de forma tal que le facilite la conducción, teniendo como ejes rectores la seguridad jurídica, confianza eco- nómica y estabilidad.

Determinar los intereses vitales cuya afecta- ción puedan poner en riesgo la subsistencia de la Nación. intereses vitales cuya afecta- ción puedan poner en riesgo la subsistencia de la Nación.

IDENTIDAD NACIONAL Seguridad Jurídica Confianza Económica Estabilidad INTERESES VITALES ESTADO
IDENTIDAD
NACIONAL
Seguridad Jurídica
Confianza Económica
Estabilidad
INTERESES
VITALES
ESTADO

58 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Creer que un país no posee hipótesis de conflicto o riesgos latentes que atenten contra sus intereses es no entender la esencia de la política y a su vez desconocer el rol de las FFAA ya que "… corresponde al hombre político y no al soldado el designar al enemigo" 22 . Para ello, se debe definir una estrategia de Defensa consensuada que pueda asumirse como política de estado. Este es un largo anhelo de las fuerzas políticas y la sociedad toda que, por diversas razones, se ha visto truncada a lo largo de las tres últimas décadas, ya que la Defensa no ha tenido la suficiente atención en orden a otras prioridades del Estado nacional, manteniéndose políticas erráticas en este ámbito.

Se debe destacar que no obstante los años transcurridos desde la publicación de la obra de Freund, en la década del ’60 del siglo pasado, en un contexto histórico (guerra Fría) y en un ámbito geográfico (Europa) distintos del escenario que se presenta hoy, creemos que sus conceptos, como principios generales, se mantienen vigentes.

La orientación para que las Fuerzas Armadas afronten el futuro cercano, de- sarrollándose racionalmente acorde a las posibilidades del país, optimizando recursos y satisfaciendo los roles que le son propios, debe tender a un modelo futuro, donde se disponga de un instrumento militar (IM) debidamente pla- nificado, organizado y equipado, con capacidad de disuasión y ubicado en una Argentina relevante en el orbe como aspiración nacional. No sólo creemos que esto es factible, sino que apostamos a lograrlo en un plazo menor a los próximos 10 años.

Describir cómo debe ser algo en el largo plazo puede parecer arriesgado. El futuro es imprevisible en sí mismo y 10 / 30 años pueden considerarse como un período demasiado largo como para realizar proyecciones confiables, aunque en esta materia, esos son los plazos que se necesitan para desarrollar con algún grado de confiabilidad y sustentación un sistema de carácter disuasorio y defensivo a la vez, frente a cualquier contingencia que nos obligue pasar a la acción para la defensa de la Nación.

22. FREUND, Julien, Op. cit., p. 639.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

59

Sin embargo, hablar de las Fuerzas Armadas en el mediano plazo consiste, en buena medida, en analizar aquellas grandes decisiones de nuestra política de Defensa que deben adoptarse hoy, porque es seguro que esas decisiones configurarán de forma precisa y determinante la realidad de la Fuerzas Armadas de ese futuro. La Realidad, y no la mito- logía, deberá regir nuestro pensamiento en materia de Defensa nacional.

Esto nos lleva a reflexionar sobre las líneas políticas básicas que definirán nuestras Fuer- zas Armadas del mañana y que puedan trascender en el tiempo sin modificaciones sustan- tivas en sus misiones concretas, en sus capacidades y en sus estructuras.

"La historia está sembrada con los restos de los países cuyas mitologías fueron más importantes que la realidad" 23 .

Así en principio, podemos destacar los tres grandes desafíos enunciados en el Capítulo I, que tendrán seguramente incidencia: la globalización, la revolución tecnológica y la integración regional.

En particular este último aspecto puede traer también cambios sustanciales en la arquitec- tura política y de seguridad del cono Sur. Sin perder autonomía y autodeterminación, no pueden descartarse los incipientes pasos que en materia de política de defensa común se han comenzado a dar en el marco de la UNASUR.

De a poco se está vislumbrando que los intereses vitales compartidos por los países de nuestra región, que podrían ser objeto de amenazas en este siglo XXI son, entre otros, los alimentos, el agua, la energía y las extensiones de territorio escasamente pobladas pero altamente productivas. Estos posibles escenarios de conflicto hacen que varios países sudamericanos hayan comenzado a pensar en trabajar en conjunto para reforzar y coordi- nar sus sistemas de Defensa. Sirvan dos ejemplos para ilustrar esta situación:

23. THUROW, Lester. "La guerra del siglo XXI (Head to Head)", Javier Vergara Editor SA, Buenos Aires, 1993, p.348.

60 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

1

En primer lugar: el acuífero guaraní constituye uno de los reservorios subterráneos de agua dulce más importantes del mundo, con una reserva estima- da de 50.000 km 3 , volumen su- ficiente para abastecer a la po- blación mundial actual durante unos 200 años, a una tasa de 100 litros/día por habitante.

Está localizado en el centro- este de América del Sur, entre 12° y 35° de latitud Sur y 47° y 65° de longitud Oeste. Se desa- rrolla en el ámbito de la cuenca del Río Paraná en alrededor de 1.175.000 km 2 y es compartido en orden de extensión territorial por los cuatro países del MER- COSUR: brasil, argentina, Paraguay y uruguay.

El volumen explotado actual- mente resulta insignificante si se lo compara con la reserva. En Brasil se emplean unos 500 pozos para el abastecimiento total o parcial de 300 ciudades de entre 5.000 y 500.000 ha- bitantes; también se lo utiliza para la industria, riego y ba- ñoterapia. En Uruguay están operando unos 135 pozos, con

CUENCA DEL RíO PARANÁ aCuíFero guaraní reservorio subterráneo de agua dulce transfronterizo más grande del
CUENCA DEL RíO PARANÁ
aCuíFero
guaraní
reservorio
subterráneo
de agua dulce
transfronterizo
más grande del
planeta.
1.175.000 km 2 de extensión
Reserva de
50.000 km 3 de agua dulce
Podría abastecer a
6.500 millones de habitantes
durante
200 años

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

61

caudales en surgencia de hasta 400m 3 /h y con bombeo hasta 1.000m 3 /h. El agua se emplea para abastecimiento humano, riego, industria, secado de grano, bañoterapia y control de heladas. en argentina, el uso está restringido a 7 perforaciones de 1.000 a 1.300m, situadas en entre ríos, que se emplean para bañoterapia y otras menores, de menos de 200m, en áreas donde el acuífero aflora o se ubica a poca profundidad (misiones y Corrientes), que se utilizan para abasto humano y para riego. En Paraguay se lo emplea para el abastecimiento de pequeñas comunidades (menos de 4.000 habitantes) con caudales escasos, dado que se capta sólo la sección superior del mismo. Pese a que desde 1994 las universidades de Buenos Aires y del Litoral por Argentina, las de Paraná y de Sao Paulo por Brasil, la de la República por Uruguay y la de Asunción por Paraguay, realizaron intentos conjuntos para mejorar el conocimiento del acuífero, es poco lo que se ha avanzado en tal sentido, debido al alto costo de los estudios. 24

2

Otro ejemplo: la determina- ción de los límites de la Pla- taforma Continental. En abril de 2011, el gobierno argentino presentó ante Naciones Unidas (ONU) –como ya lo habían he- cho antes los demás integran- tes de la UNASUR– la infor- mación sobre los límites de la Plataforma Continental Argen- tina, más allá de las 200 millas náuticas de sus costas, con la intención de que se reconozca la legalidad de sus aguas juris- diccionales y de su zona eco- nómica exclusiva hasta las 350 millas náuticas.

zona eco- nómica exclusiva hasta las 350 millas náuticas. 24. Información extraída de

24. Información extraída de http://www.gl.fcen.uba.ar/investigacion/grupos/hidrogeologia/hidrogeologia/

guarani.htm. Corresponde al trabajo "Acuífero guaraní", publicado por Miguel Auge, profesor titular de

Hidrogeología Universidad de Buenos Aires. Fecha de consulta octubre 2011.

62 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Ambas circunstancias mencionadas no son susceptibles de ser defendidas territorialmente por un solo país y necesariamente se requiere de una unidad regional de defensa para preservar estos recursos, que hacen a los intereses vitales de los países mencionados.

La defensa común, que supone lo precedentemente expuesto, impondría una impor- tante transformación de nuestro propio Sistema de Defensa, que pasaría de tener una dimensión eminentemente nacional a convertirse en una defensa común sudamericana. La transformación deberá comenzar por la concientización ciudadana, que no es más que tratar de interpretar lo que el país necesita en materia de defensa para complementarse con nuestros aliados naturales de la región y que pasamos a detallar.

relaciones cívico-militares

Concientización ciudadana en cuestiones de defensa

Respecto de los problemas socio-culturales manifestados, se puede concluir que la per- cepción que la sociedad tiene de sus Fuerzas Armadas, y el lugar que éstas ocupan como institución al servicio de los intereses nacionales, cambió a lo largo del siglo, como pro- ducto de la evolución natural de los grupos sociales en su conjunto. Casi cien años de intervenciones en el orden político dejaron un saldo negativo, estableciéndose una brecha difícil de cerrar.

A fines del siglo XIX y principios del XX, las instituciones militares ocupaban un rol relevante, tanto en el marco interno como en el internacional, y constituían un grupo de influencia significativo que contaba con la consideración de vastos sectores nacionales, manteniéndose al servicio de la política del Estado.

en el presente, este propósito se ve dificultado, por un lado, por haber caído las instituciones en el descrédito y por el otro, en virtud de que la globalización ha des- dibujado ciertas nociones muy ligadas al sentimiento nacional y al patriotismo. Hay que señalar que si bien esto es una innegable realidad, hay una percepción diferente de las FFAA en la Capital Federal que en el interior del país. En el interior, por la proximidad a la población, los continuos apoyos que recibe en los casos de emergencias naturales y por

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

63

la menor influencia de la prédica en contra de las mismas, la relación es más estrecha y la visión sobre éstas es mucho más positiva.

En relación con la globalización, hay un hecho muy propicio y es la creciente participa- ción de las FFAA en las diferentes misiones de paz de Naciones Unidas. En ese ámbito, el prestigio internacional alcanzado por las FFAA es un motivo de orgullo nacional y una muestra indubitable de la capacidad de las FFAA argentinas. Este aspecto, que ha sido una carta de presentación de nuestro país en foros internacionales, no ha tenido la debida repercusión y reconocimiento en el ámbito interno.

En ese sentido es interesante destacar la importancia que tienen los foros, conferencias, los centros de Estudios Estratégicos para la Defensa y otros, desde los que se podrá ir construyendo conciencia y experiencia en las futuras autoridades nacionales con respon- sabilidad en el tema. en la medida que el ministerio de defensa y el instrumento mi- litar encuentren eco en los otros niveles de la conducción nacional, se podrán ir acer- cando posiciones y de esta forma adoptar criterios comunes de estrategia nacional.

FFaa ESTRATEgIA DE DIFUSIÓN DE LA DEFENSA Y DEL INSTRUMENTO MILITAR INFORMACIÓN COMUNICACIÓN soCiedad
FFaa
ESTRATEgIA DE DIFUSIÓN
DE LA DEFENSA Y DEL
INSTRUMENTO MILITAR
INFORMACIÓN
COMUNICACIÓN
soCiedad

Es necesario entonces que se establezca un flujo de información ascendente y des- cendente, de ideas compartidas, ya que si el común de la gente no recibe una clara comunicación de lo que la organización quiere o necesita, comienza a no saber para qué está y ello provoca, en la mis- ma, ineficiencia y/o supervivencia. Esto no contribuye al logro del objetivo que se persigue, que es crear una estrategia de difusión de la Defensa y del Instrumento Militar (im). Como todo, es una decisión política de querer mostrar o no, con tes- timonios y hechos claros, a la profesión militar como socialmente atractiva y a la Defensa nacional como extremadamente necesaria.

64 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Esta visión, si es compartida, permitirá crear un sentido de compromiso que refuerce las convicciones de quienes pertenecen a la Institución Militar y en el resto de la sociedad, una idea más clara de qué son las Fuerzas Armadas y cuál es su razón de ser.

La milenaria necesidad de las Fuerzas Armadas no requiere reflexión para fundamentar su vigencia y misión. Precisamente es el punto más crítico cuando se debe argumentar un presupuesto o una misión ante la sociedad. Si las demandas son muy grandes y las ausencias muy notorias, los reclamos se centran en las cuestiones de bienestar inmediato (empleo, salud, educación) sin que haya un margen para otras demandas.

Por esto es particularmente importante que para las Fuerzas Armadas se generen incen- tivos en respuesta a las expectativas existentes. Esta acción es, en consecuencia, la única manera de influir en el proceso negativo de la valorización actual de las FFAA y su función para, a partir de allí, concientizar al resto de la sociedad sobre su necesidad e importancia.

En una lógica puramente estratégica, las capacidades de las que deben dotarse las FFAA están en función de las misiones que han de desempeñar, a la luz de las vulnerabilidades del país. sin embargo, la cantidad y calidad de las FFaa están también en función de los recursos humanos, materiales y presupuestarios que la nación tenga la posi- bilidad y voluntad de involucrar. Esto implica, por un lado, que no se deberán efectuar planificaciones que no consideren las restricciones fiscales y la coyuntura política y, por otro, asumir el riesgo de no proveer a la defensa común 25 de los intereses vitales de la Nación. Existen misiones de las Fuerzas Armadas que no pueden ser descuidadas, por el riesgo que conlleva su descuido: la defensa de la soberanía nacional (significa el control efectivo de los espacios terrestres, marítimos y aéreos) y aquellas subsidiarias que el Po- der Ejecutivo Nacional requiera y considere de extrema necesidad.

Las Fuerzas Armadas, para enfrentar los desafíos del presente siglo, deben contar con in- novación tecnológica, movilidad estratégica y táctica y la proyección necesaria, de acuer- do a los espacios a proteger; así como una efectiva capacidad de fuego, que les permita obtener superioridad aérea, terrestre y naval según la necesidad que dicte el planeamiento. Comando, Comunicaciones, Control, Inteligencia e Informática (conocido en la termino-

25. "Proveer a la defensa común". Preámbulo de la Constitución de la Nación Argentina.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

65

logía militar como: C3I2) y sostenimiento logístico confiable. Para lograrlos, es necesario cumplir en tiempo y forma con los presupuestos y las leyes que requiera la restructuración de las fuerzas más allá de los períodos o circunstancias políticas.

Por último, debe quedar claro que en el camino del planeamiento para alcanzar las fuerzas necesarias que permitan cumplir con la misión impuesta, el profesional militar debe ase- sorar al poder político, que fija los objetivos y toma las decisiones. Esta subordinación, que no significa identificación con una personalidad determinada, lo es al marco legal que lo justifica y encuadra, aspecto que desarrollaremos a continuación.

PresuPuestosLeYes

PresuPuestosLeYes FFaa Independientes del contexto político INNOVACIÓN TECNOLÓgICA MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y

FFaa

PresuPuestosLeYes FFaa Independientes del contexto político INNOVACIÓN TECNOLÓgICA MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y
PresuPuestosLeYes FFaa Independientes del contexto político INNOVACIÓN TECNOLÓgICA MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y
PresuPuestosLeYes FFaa Independientes del contexto político INNOVACIÓN TECNOLÓgICA MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y

Independientes

del contexto

político

PresuPuestosLeYes FFaa Independientes del contexto político INNOVACIÓN TECNOLÓgICA MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y
PresuPuestosLeYes FFaa Independientes del contexto político INNOVACIÓN TECNOLÓgICA MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y
INNOVACIÓN TECNOLÓgICA

INNOVACIÓN TECNOLÓgICA

MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y TÁCTICA

MOVILIDAD ESTRATÉgICA Y TÁCTICA

PROYECCIÓN NECESARIA

PROYECCIÓN NECESARIA

SUPERIORIDAD AÉREA, TERRESTRE Y NAVAL

SUPERIORIDAD AÉREA, TERRESTRE Y NAVAL

COMANDO C 3 i 2 en términos miliatares  

COMANDO

C3i2 en términos miliatares

 
 

COMUNICACIONES

CONTROL

CONTROL

 

INTELIgENCIA

 

INFORMÁTICA

SOSTENIMIENTO LOgíSTICO

Ley 24.948Ley

24.059decreto

66 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

3. Fuerzas armadas y marco Legal

síntesis del Contenido del marco Legal

Ley 23.554

En este orden de cosas, durante la Presidencia de Raúl Ricardo Alfonsín se llegó a la sanción el 5 de mayo de 1988 de la Ley 23.554, de defensa nacional. Esta ley derogó a la 16.970 dictada en 1966. La misma fue reglamentada durante la Presi- dencia de Néstor Kirchner, dieciocho años más tarde, mediante decreto del Poder ejecutivo n°727/2006.

La Ley 23.554 de Defensa Nacional define y establece las bases necesarias para la preparación, organización y funciones de la Defensa nacional, así como aquellas que refieren al control de las Fuerzas Armadas por parte del Estado nacional. Si bien separa la problemática de los conflictos internos del país (regulados por la Ley 24.059 de seguridad interior) con lo vinculado con la defensa nacional, establece en su artículo 2°, que la Defensa Nacional es "… la integración y acción coordinada de todas las fuerzas de la nación para la solución de aquellos conflic- tos que requieran el empleo de las Fuerzas armadas, en forma disuasiva o efec- tiva para enfrentar agresiones de origen externo". En otras palabras, establece la ecuación conflicto interno-seguridad interior y conflicto externo-defensa. Cabe destacar que el decreto del Poder Ejecutivo N°727/2006, Reglamentación de la Ley 23.554, en su artículo 1°, acota el empleo de las Fuerzas Armadas a su empleo "… ante agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas pertenecientes a otro/s estado/s".

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

67

otro/s estado/s". CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL 67 727/2006 De vital importancia es la Ley
otro/s estado/s". CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL 67 727/2006 De vital importancia es la Ley

727/2006

727/2006

De vital importancia es la Ley 24.948 de reestructuración de las FFaa dictada el 3 de abril de 1998. Ley, aprobada por consenso de ambas cámaras, no sólo nunca fue reglamentada, sino que su aplicación nunca se puso en práctica por existir otras prioridades en el Presupuesto nacional.

La ley se refiere a aspectos fundamentales para la Defensa tales como equipamien- to, remuneraciones, jerarquización, entrenamiento y su respectivo financiamiento. Establece que el presupuesto destinado a la función Defensa deberá incrementarse hasta completar el 15% en el quinquenio, siendo el primer año de aplicación (1999) no inferior al 3%.

También son partes del marco legal la Ley 24.059 de seguridad interior, pro- mulgada el 6 de enero de 1992. Esta ley establece en su articulado que las Fuerzas Armadas concurrirán en apoyo de la Seguridad interior empeñando sus medios logísticos, de ingenieros y comunicaciones y, en caso de necesidad, incluso sus elementos de combate ("… para el restablecimiento de la seguridad interior… en aquellos casos excepcionales… a criterio del Presidente de la nación, previa de- claración del estado de sitio"). A pesar de ello, en el artículo 32, inc. C) aclara que "… la misma no incidirá en la doctrina, organización, equipamiento y capacitación de las Fuerzas armadas…".

Cabe destacar que el decreto del Poder Ejecutivo N°727/2006, Reglamentación de la Ley 23.554 de Defensa Nacional, prohíbe expresamente contemplar al Sistema de Defensa Nacional "… en su formulación doctrinaria, en la planificación y adies- tramiento, en la previsión de las adquisiciones de equipos y/o medios…" el empleo en el ámbito de la Seguridad Interior.

En esencia, la Ley de Seguridad Interior, si bien contempla el empleo de las Fuerzas Armadas como un recurso excepcional, restringe (como el decreto 727/2006) la posibilidad de la preparación de las mismas para hacer frente a esa excepcio- nalidad.

Ley 24.429Ley

68 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW EMILIO LUIS MAgNAgHI 25.520 decreto 727/2006 La Ley
O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW EMILIO LUIS MAgNAgHI 25.520 decreto 727/2006 La Ley

25.520

decreto 727/2006

decreto 727/2006

La Ley 24.429 del servicio militar Voluntario promulgada el 5 de enero de 1995, surge como reacción al lamentable Caso Carrasco. Determina la caducidad del Ser- vicio Militar Obligatorio y su reemplazo por el Servicio Militar Voluntario y el Servicio Social Sustitutivo. Establece las obligaciones, normas y modalidades que regirán el Servicio Voluntario y la eventualidad del Servicio Social Sustitutivo, el que nunca fue puesto en vigencia. Esta ley nunca fue reglamentada.

La Ley 25.520 de inteligencia nacional fue dictada el 3 de diciembre de 2001 y reglamentada en 2002. Se encuentra en vigencia y ejecución. Agrupa al Sistema Nacional de Inteligencia en tres niveles, secretaría de inteligencia (antes SIDE), responsable de la Inteligencia Nacional; dirección nacional de inteligencia Cri- minal, responsable de la Inteligencia Interior, y dirección nacional de inteligen- cia estratégica militar, responsable de la Inteligencia Estratégica Operacional y Táctica. La ley es muy clara y taxativa en la división de las áreas de responsabilidad de cada uno de los niveles. Otorga una gran importancia a la protección de los de- rechos y garantías de los habitantes, al personal de Inteligencia y su capacitación y al control parlamentario sobre el Sistema de Inteligencia.

el decreto n°1.691/2006 del Poder ejecutivo nacional, que refrenda y aprueba las directivas del Ministerio de Defensa sobre organización y funcionamiento de las Fuerzas Armadas, establece las pautas organizativas que deben regir a las FFAA para su mejor desempeño en el Sistema de Defensa Nacional. Determina la misión principal de las FFAA y sus misiones subsidiarias, aclarando, en este último caso con bastante precisión, los límites a los que deben ajustarse las mismas. Enfatiza con absoluta prioridad la necesidad de que la organización debe estar iluminada por la acción militar conjunta. Finalmente, establece pautas claras para priorizar la cuantificación y dimensionamiento de las capacidades, como también los criterios a considerar para el equipamiento de las FFAA.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

69

PODER CODENA EJECUTIVO
PODER
CODENA
EJECUTIVO
NACIONAL ARENAC DENAC MINISTERIO DE ESTADO MAYOR DEFENSA CONJUNTO AREMIL DEMIL CORTO PLAZO MEDIANO PLAZO
NACIONAL
ARENAC
DENAC
MINISTERIO DE
ESTADO MAYOR
DEFENSA
CONJUNTO
AREMIL
DEMIL
CORTO PLAZO
MEDIANO PLAZO
DENAC MINISTERIO DE ESTADO MAYOR DEFENSA CONJUNTO AREMIL DEMIL CORTO PLAZO MEDIANO PLAZO LARgO PLAZO PLANES
LARgO PLAZO
LARgO PLAZO
PLANES
PLANES
DENAC MINISTERIO DE ESTADO MAYOR DEFENSA CONJUNTO AREMIL DEMIL CORTO PLAZO MEDIANO PLAZO LARgO PLAZO PLANES

Habiendo sido descriptos los antecedentes legales vigentes, en síntesis podemos decir que el sistema de defensa debería funcionar de la siguiente manera: el Poder ejecutivo nacional, con su órgano de asesoramiento Codena, debe confeccionar la aprecia- ción y resolución estratégica nacional (arenaC) y su consecuente directiva estratégica nacional (denaC). Con es- tos documentos, el ministerio de defen- sa y el estado mayor Conjunto deben desarrollar, en una primera instancia, la apreciación y resolución estratégica mi-

litar (aremiL) y la directiva estratégica militar (demiL), para luego dar lugar en una etapa posterior, (pero dentro de la estrategia militar), al desarrollo de planes de corto, mediano y largo plazo.

Lo anteriormente expresado se puede exponer de una manera más simple a los efectos de lograr una comprensión más sencilla de los mecanismos vigentes:

Conforme surge del artículo 11 de la Ley de Defensa, sin perjuicio de las competencias que tiene asignadas en la Ley de Ministerios, el Ministerio de Defensa tiene a su cargo la dirección, ordenamiento y coordinación de las actividades propias de la Defensa que no se reserve o realice directamente el Presidente de la Nación o que son atribuidas a otro funcionario, órgano u organismo.

Es el Ministerio de Defensa el órgano de trabajo del Consejo de Defensa Nacional, que es a su vez, el órgano que asiste y asesora al Presidente de la Nación "en la determinación de los conflicto, de la hipótesis de conflicto y de guerra, así también en la adopción de las estrategias, en la determinación de las hipótesis de conflictos y en la preparación de los planes y coordinación de las acciones necesarias para su resolución" 26 .

26. Ley 23.554 de defensa nacional, artículo 12.

70 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

El Presidente de la Nación, asesorado por el Consejo de Defensa Nacional, es quien adop- tará las decisiones en todos los casos.

Por su parte, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas asiste y asesora al mi- nistro de Defensa en materia de estrategia militar y asimismo realiza el planeamiento estratégico militar de acuerdo a orientaciones dadas por el Presidente de la Nación, a través del ministro de Defensa.

El Decreto N°727/2006, que reglamenta a la Ley de Defensa, también hace referencia a las funciones del CODENA y dispone que, en cumplimiento de su misión, debe elaborar informes, evaluaciones, dictámenes y proyectos periódicos y especiales para la determi- nación de situaciones de riesgo que puedan afectar la soberanía e independencia nacional, proponiendo en tales casos las medidas y/o acciones que se estimen necesarias para su resolución. A su vez, el Presidente de la Nación le puede requerir la preparación de un diagnóstico comprensivo de la situación estratégica nacional. Será luego el Ministerio de Defensa el encargado de la elaboración final del documento producido por el CODENA, para lo cual deberá tener en consideración los aportes de los sectores involucrados.

Por último, el Decreto N°1.729/2007, que aprueba el Ciclo de Planeamiento de la Defen- sa Nacional, establece que este "… se iniciará con el dictado de una Directiva de Política de Defensa nacional (DPDn), suscrita por el Presidente de la nación a propuesta del ministerio de Defensa, a partir de la cual el estado mayor Conjunto de las Fuerzas armadas formulará el Planeamiento estratégico militar correspondiente, el que se ma- terializará en los documentos: a) Directiva para la elaboración del Planeamiento es- tratégico militar (DePem), b) apreciación y resolución estratégica militar (aremil), c) Directiva estratégica militar (Demil), d) Plan militar de Corto, mediano y largo Plazo. los estados mayores generales de las Fuerzas armadas serán responsables de la elaboración del planeamiento contribuyente correspondiente".

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

71

análisis del marco legal vigente

En nuestro caso, de acuerdo al marco legal vigente, las Fuerzas Armadas sólo actuarán en legítima defensa ante una agresión estatal militar externa, tal como establece el Decreto 727/06, firmado el 22 de noviembre de 2006, que reglamenta la Ley de Defensa nacional (Ley N°23.554). Además esta Ley de Defensa de 1988 establece que la defensa es la integración y la acción coordinada de todas las fuerzas de la Nación (artículo 2) y que todo el pueblo es integrante del Sistema de Defensa Nacional.

El Decreto N°727/06 fue firmado el 12 de junio de 2006 y dispone, sin hacer referencia a

la legítima defensa: "las Fuerzas armadas, instrumento militar de la Defensa nacional,

serán empleadas ante agresiones de origen externo perpetradas por fuerzas armadas per- tenecientes a otro/s estado/s, sin prejuicio de lo dispuesto en la ley n°24.059 de seguridad interior y la ley n°24.948 de reestructuración de las Fuerzas armadas en lo concerniente a escenarios en los que se prevé el empleo del instrumento militar y a las disposiciones que definen el alcance de dicha intervención en operaciones de apoyo a la seguridad interior".

La legítima defensa constituye, en realidad, un instituto particular, cuyo desarrollo se construye hoy a partir del concepto que estatuye el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas.

A su vez el Decreto 1.691/06 estableció que "la misión principal de las Fuerzas armadas,

instrumento militar de la Defensa nacional, es la de conjurar y repeler toda agresión externa militar estatal, a fin de garantizar y salvaguardar de modo permanente los inte- reses vitales de la nación, cuales son los de su soberanía, independencia y autodetermi-

nación, su integridad territorial y la vida y libertad de sus habitantes".

Los intereses vitales mencionados están, además, claramente establecidos en la Consti- tución nacional y se llaman vitales porque hacen a la existencia misma de la Nación. El ya mencionado Decreto 1.691/06 (directivas sobre organización y funcionamiento de las Fuerzas Armadas) dispone que el Planeamiento estratégico por Capacidades reem- place al modelo basado en hipótesis de conflicto 27 , encontrándose detallado el nuevo

27. Se trata del modelo desarrollado por Henry C. Bartlett sobre el planeamiento estratégico por capacidades.

72 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

método en el Decreto 1.729/07, firmado el 8 de diciembre de 2007 por el Presidente Nés- tor Kirchner que establece el Ciclo de Planeamiento de la defensa nacional (CPdn), que buscaba que, en un lapso de cuatro años, se transitara por un proceso de planeamiento que concluyera en la definición de cómo deben ser las FFAA a mediano y largo plazo.

Lo antes mencionado culmina el 11 de noviembre de 2009, con la firma de la Presidenta de la nación, Cristina Fernández de Kirchner, del decreto nº1.714/09 denominado Directiva de Política de Defensa Nacional (dPdn), que es el documento rector de la totalidad del proceso de planeamiento.

no había existido públicamente hasta ese momento, en argentina, una directiva estratégica nacional firmada por un Presidente. La falta de dicho documento llevó por años a las Fuerzas Armadas a autoimponerse misiones y tareas, redactando planes estratégicos que carecían de apoyo y continuidad política y presupuestaria. Esto equivale a decir que a falta de planes de largo plazo se ha improvisado, con mucha creatividad y buena voluntad por cierto, pero sin respaldo y coherencia a través de los años.

No obstante lo expresado, cabe acotar que en realidad, con anterioridad al Decreto N°1.691/2006, que aprueba la directiva sobre la organización y funcionamiento de las Fuerzas Armadas, se encontraba vigente una directiva estratégica que fue dejada sin efec- to a partir de la vigencia del decreto mencionado, la misma era la orientación que el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas impartía anualmente para actualizar las pre- visiones de empleo y evolución del Instrumento Militar y contaba, para su elaboración, con el asesoramiento del Ministerio de Defensa, del Estado Mayor Conjunto y de los Estados Mayores generales de las Fuerzas Armadas.

Cabe destacar que esta última resolución, el Decreto N°1.714/09, ha sido la que ha mar- cado definitivamente el principio del control civil por parte de las Fuerzas Armadas, dado que la misma fue dictada en un entorno con hegemonía del poder político y fue hecha pública a la ciudadanía toda, en tanto que la anterior directiva era secreta.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

73

impacto del marco Legal Vigente en el sistema de Planeamiento

Antes de que se dictara el decreto Nº1.714/09, que estableció el DPDN, y por orden del Ministerio de Defensa a través de la Resolución provisoria Nº207, que confecciona el SAM (Secretario de Asuntos Militares), se comenzó a estudiar el redimensionamiento de la FFAA y por ende, las adquisiciones de material bélico requerido, esto a los efectos de ir elaborando en forma anticipada el ProCamiL (Proyecto de Capacidades Militares).

El trabajo efectuado se encuentra, en efecto, como uno de los objetivos de la Secretaria de Planeamiento del Ministerio de Defensa, relacionado con la evaluación del Proyecto de Capacidades Militares, enmarcado en el planeamiento militar del corto, mediano y largo plazo, e intervenir en su aprobación. Este estudio está en coincidencia con el criterio, ya expuesto, de reemplazo del modelo basado en hipótesis de Conflicto, por el de Capacidades militares para el Planeamiento estratégico militar y el correspondiente diseño de fuerzas del instrumento militar.

Como dijimos, se comenzó a trabajar de esta manera dado que existía un círculo vicioso entre el hecho de que mientras no se sepa cómo deben ser las FFaa (a mediano y lar- go plazo), no se podrá iniciar ninguna acción en el corto plazo, pues no se sabrá si dicha acción será coherente y/o coincidente con esas Fuerzas armadas que surgirán del CPdn (Ciclo de Planeamiento de la defensa nacional dictado mediante decreto

nº1.729/07).

Entretanto se intentaba ejecutar el CPDN, el principal problema lo produjo la falta de resolución en materia de decisiones sobre las inversiones a ejecutar en el corto plazo, por no estar claramente definidos el mediano y el largo.

Con esta premisa, se bloquearon todas las posibilidades de adquisiciones importantes, para el reequipamiento del Instrumento Militar (im), que cada vez más desactualizado, se desprograma y se hacía cada vez más vetusto, dejando a la Nación en el estado actual sin capacidad operacional y de disuasión "hasta tanto las tres fuerzas, más el Estado Mayor Conjunto (EMCO), terminaran el estudio precedente".

74 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Con este argumento, se comenzaron a elaborar los estudios correspondientes y se pasaron varios años de un preciado tiempo, donde todo fue deteriorándose cada vez más. Frente

a esta situación los jefes de Estados Mayores, ante el deterioro de las capacidades de

sus respectivos instrumentos militares pero, fundamentalmente, ante la disminución de oficiales jóvenes que se produce, entre otras causas, por la falta de motivación profesio- nal, buscan adquirir efectos esenciales que les permitan mostrar y disponer de algo para trabajar y, con ello, lograr un instrumento que alimente vocacionalmente a su gente. Con esto pretenden detener o, al menos, disminuirla constante baja de gente joven de las filas de las FFAA.

Como anteriormente dijimos, creemos que los argumentos que se acaban de exponer no alcanzan para reemplazar el sentimiento generalizado que tiene gran parte de los inte- grantes de las instituciones, que está referido a que por muy buena voluntad que se tenga para manejar las gravísimas restricciones presupuestarias impuestas, ha sido un factor determinante para agravar aún más el deterioro de los recursos humanos y materiales con que hoy día cuentan las Fuerzas Armadas.

Al igual que ha pasado en otros ciclos de planeamiento, al fin del último año, que es cuando deben plantearse los requerimientos, también han sido rechazados por exceder la capacidad presupuestaria. El caso es que los presupuestos de las últimas décadas de las Fuerzas Armadas apenas han superado lo que se necesita para afrontar los gastos de funcionamiento con limitaciones, ya sea para el pago del personal militar y hacer frente compromisos ineludibles en el ámbito internacional.

A pesar de lo expuesto, en 2010, al asumir el nuevo ministro de Defensa, solicitó que se

le elevara a su conocimiento nuevamente los requerimientos rechazados, resultantes del planeamiento, a los efectos de efectuar una evaluación personal del trabajo mencionado. La elevación del trabajo en consulta, por parte del Ministerio de Defensa, para su co- nocimiento, debate y análisis en la totalidad del ámbito gubernamental, así como en los partidos políticos de la oposición y en organismos especializados en la materia, sería un gesto enriquecedor, de alto contenido democrático. De ese modo, se podría contar con el aporte y participación de toda la comunidad, en el seno de un intercambio de ideas acerca del diseño de presupuesto que se pretende adoptar para las Fuerzas Armadas para

el mediano y largo plazo.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

75

El mejor ejemplo que se puede poner, referido a la adquisición de un importantísimo sistema de armas (y cuyo conocimiento y objetivos fueron públicamente debatidos por el Honorable Congreso de la Nación), fue cuando se asignaron los fondos al Ministerio de Defensa en el Presupuesto para el año 1974, que dio origen al Plan nacional de Cons- trucciones navales, del Comando general de la armada, cuya ejecutoriedad fue dada, por decreto del 28 de marzo de 1974, firmado por el entonces Presidente de la Nación, general Juan Domingo Perón.

Por último, es de importancia mencionar que la Ley 24.948, en su artículo 27, dispone el incremento del total de los recursos presupuestarios destinados para la función Defensa en forma anual hasta completar el 15% en el quinquenio, siendo el primer año (1999) no inferior a 3%. La aplicación del mencionado artículo 27 de la Ley n°24.948 fue sus- pendida por el artículo 25 de la Ley n°25.401, que aprueba el Presupuesto general de la administración nacional para el ejercicio 2001, publicada en el boletín oficial el 4 de enero de 2001. Esta ley, aunque no satisfacía todas las necesidades de las FFAA, era un excelente comienzo y oportunidad para detener el deterioro del equipamiento, comenzar a restituir las capacidades y fundamentalmente disponer, aunque más no sea con una parte del IM, las condiciones mínimas para producir la necesaria disuasión que la Defensa exige.

76 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

4. Propuestas para mejorar el sistema de defensa nacional

necesidad de organizar el sistema de ciencia, tecnología y desarrollo para la defensa e incorporarlo al sistema nacional

La Defensa nacional precisa de la ciencia, la tecnología y el desarrollo para hacer frente a necesidades de distintas áreas que si bien constituyen un todo, permiten diferenciarse claramente por su finalidad, objetivos y principios por los que deben regirse. Ellas son:

sistema de CienCia, teCnoLogía Y desarroLLo naCionaL neCesidades de La deFensa naCionaL en CienCia Y
sistema de CienCia, teCnoLogía
Y desarroLLo naCionaL
neCesidades
de La deFensa naCionaL
en CienCia Y teCnoLogía
aPoYo a La
LogístiCa
de materiaLes
inVestigaCiÓn
Y desarroLLo
ProduCCiÓn
Para La
deFensa
Mantener la
APTITUD COMBATIVA
del Sistema de Defensa
Obtener una
VENTAJA
AUTOABASTECIMIENTO
en tiempo de Crisis
COMPETITIVA
COSTO-EFICIENCIA
NICHOS DE EXCELENCIA
CIENTíFICO-TÉCNICA
NICHOS DE PRODUCCIÓN
PARA LA DEFENSA
LOgíSTICA gENÉTICA
LOgíSTICA DE MANTENIMIENTO
LOgíSTICA gENÉTICA
LOgíSTICA DE MANTENIMIENTO

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

77

1

2

apoyo Científico tecnológico a la Logística de materiales

La finalidad y objetivo de la Logística de Materiales 28 es mantener la aptitud combativa de los sistemas de armas que emplean los medios de la defensa. Este objetivo se traduce en la urgencia de solucionar los problemas y está relacionado al mantenimiento de las capacidades, en primer lugar para que esas capacidades no se diluyan y, en segundo término, para hacer frente a las exigencias operacionales y de entrenamiento de las mismas, para que no se pierda la cadena de conocimiento.

El principio rector que se aplica en este sector es el de costo-eficiencia. Esto signi- fica que las autoridades militares necesitan soluciones urgentes porque la pérdida de tiempo puede implicar la imposibilidad de cumplir con los objetivos impuestos a sus organizaciones y, en tiempo de guerra, vidas humanas. La decisión deberá tomarse entonces a partir de la evaluación de conveniencias según los factores de costo, utili- dad y tiempo. Para explicitarlo con un ejemplo: si el remplazo de un componente de un sistema resulta más económico adquirirlo que desarrollarlo y garantiza la misma o mejor prestación en menor tiempo, se tomará la decisión de adquirirlo.

investigación y desarrollo

Sólo dos o tres países en el mundo son hoy capaces de afrontar el desarrollo de un sistema de armas en forma integral. El avance científico-tecnológico actual (no sólo en lo que se refiere a los sistemas de Defensa), en proceso de crecimiento acelerado, se ha hecho muy costoso e insume gran cantidad de tiempo. Esta si- tuación no permite que naciones emergentes, como la nuestra, accedan a todos los conocimientos y todas las tecnologías necesarias para desarrollar un sistema de armas en forma integral con una base científica. El desafío es pensar el futuro y buscar en ese futuro información.

28. La Logística de materiales hoy incluye a la logística de mantenimiento y a la logística genética. A los fines del presente trabajo se entiende por "logística genética" a aquella que procura la genera- ción de capacidades militares (adquisición de medios militares significativos con su soporte logísti- co). Definición extraída del "Informe para la Modernización del Sistema Logístico de la Defensa", disponible en línea: www.mindef.gov.ar

78 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Toffler 29 nos dice que el joven hoy debe "… aprender a prever la dirección y el ritmo del cambio. Debe, por decirlo técnicamente, aprender a hacer previsiones reiteradas, probables, cada vez más lejanas, acerca del futuro. Y lo propio han de hacer los maestros" 30 , de esos jóvenes.

Nuestra necesidad, en este sentido, debe responder a explotar el avance alcanzado hasta ahora en distintos sectores del conocimiento y la investigación, y a captar aquellos conocimientos –transferencia de tecnología–, siempre que sea posible, cada vez que adquirimos un nuevo sistema de armas en forma autónoma o asocia- dos a un aliado estratégico.

La finalidad y el objetivo que deberán regir el área de Investigación y Desarrollo para la Defensa serán para obtener una ventaja competitiva que nos permita participar en el desarrollo de sistemas de armas donde participen dos o más actores –aliados estratégicos– del marco regional, principalmente.

Ventaja competitiva: será aquel conocimiento, aptitud y experiencia que nos con- vierta en actor indispensable para alcanzar resultados requeridos en el desarrollo de sistemas de armas y capaces de absorber transferencia de tecnología de punta. El objetivo se logrará, entonces, seleccionando nichos de excelencia científico tec- nológica sustentables y realistas. Algunos de ellos, la Argentina ya los posee o tiene la base de conocimiento necesaria para incrementarlos. Para decirlo de una manera simple: serían aquellos aspectos científico-técnicos donde nos propusiéramos correr la frontera del conocimiento. Resulta evidente que no son, ni pueden ser muchos –los que sea factible desarrollar con tiempo, presupuesto y capacidades–, nuestros presupuestos, aunque fueran un alto porcentaje de nuestro PBI, resultaría exiguo para alcanzar todo y el tiempo necesario que impondría, muy extenso.

Para el área de Investigación y Desarrollo no será posible aplicar el principio de costo-eficiencia, por cuanto existe una necesidad de alcanzar la excelencia. En

29. Alvin y Heidi Toffler son autores de "La tercera ola", "El choque del futuro" y "Cambio de poder", entre otras obras. Su consultora estratégica asesora a empresas y gobiernos de todo el mundo. 30. TOFFLER, Alvin. "El choque del Futuro". Plaza & Janes Editores, Barcelona, España, 1990, p. 288.

CAPíTULO III - LA DEFENSA NACIONAL

79

3

ella habrá que poner el esfuerzo máximo y todos los recursos nacionales posibles (humanos, económicos y materiales).

Producción para la defensa

La finalidad y el objetivo de la Producción para la Defensa es la de lograr el au- toabastecimiento del sistema de defensa en tiempo de crisis. Esto es, asegurar el flujo de materiales: municiones, componentes críticos, repuestos para mantenimiento y otros, que no será posible adquirir una vez que las operaciones estén en desarrollo.

Nuestro sistema de producción para la Defensa ha perdido en los últimos años la capacidad de autoabastecimiento de aquellos efectos críticos necesarios para el sostenimiento de operaciones. Resulta indispensable revertir esta situación dado que la dependencia del exterior en estos insumos críticos –por ejemplo: munición para las tres fuerzas– representa una vulnerabilidad muy grande.

El objetivo en este sentido se logrará seleccionando nichos de Producción para la defensa. Este principio rector permitirá determinar aquellas cosas que debemos necesariamente procurarnos con desarrollos propios y autónomos y aquellas que serán posibles adquirir, sin poner en riesgo el Sistema de Defensa nacional.

Para el área de producción para la Defensa tampoco será aplicable el principio de costo-eficiencia. Será preciso determinar qué se produce en el país y quién lo produce (empresa estatal o privada), determinar reglas claras y obligatorias y com- promisos en tiempos estratégicos.

Un ejemplo de ello es la producción de munición que hace apenas unos años se realizaba para el reaprovisionamiento de las tres Fuerzas Armadas, capacidad que se ha perdido, entre otras causas, por la privatización en los años ‘90 de la fábrica de latón que posibilita la fabricación de vainas. La empresa de latón fue comprada por capitales extranjeros vecinos y posteriormente cerrada. Consecuencia de esto es que el área de Defensa hoy necesita importar munición (con los gastos que ello significa en divisas para el Presupuesto nacional), un insumo básico e imprescindible para el entrenamiento, la capacitación y el mantenimiento de las capacidades de combate.

80 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Complementación de las tres áreas que hacen al desarrollo científico-tecnológico para la defensa

Las tres áreas enunciadas, aunque se expliciten separadamente, se encuentran estrecha- mente enlazadas y se complementan en la totalidad de sus interfaces.

El área de Apoyo a la Logística de Materiales determina las necesidades de funcionamien- to del Sistema de Defensa que orientará las actividades del apoyo logístico y presupues- tarias; requerirá asimismo del área de Investigación y Desarrollo para aquellas soluciones tecnológicas que por ser de su incumbencia –nichos de conocimiento de excelencia– le sea factible alcanzar. El área de producción para la Defensa será la encargada de sumi- nistrar los insumos críticos necesarios para no depender del exterior y asegurar el normal desarrollo de operaciones tanto disuasivas como efectivas en caso necesario.

Visto de esta manera, organizado el sistema de Ciencia y Tecnología, se podrá orientar en su conjunto a las diversas áreas de la Defensa. Permite, por ejem- plo, contrastar el sistema de capacidades alcanzado a través del planeamiento estratégico y conocer la factibilidad de su aplicación; orientar el sistema de Educación para la Defensa por cuanto permitirá determinar las necesidades de perfiles necesarios para cubrir las distintas áreas con personal idóneo: ingenie- ros, técnicos, investigadores y otros.

necesidad de complementación con el sistema de Ciencia y tecnología nacional

Dijimos reiteradamente que la Defensa nacional no constituye una responsabilidad ex- clusiva del área de Defensa. La Defensa nacional es una responsabilidad integral del Estado en el que todas sus áreas deben estar involucradas. El sistema de Ciencia y tec- nología para la defensa deberá estar inserto, formar parte y depender, en gran medida, del sistema de Ciencia y tecnología nacional. Es, este último, el que debe orientar y consolidar los esfuerzos que permitan, a través de la actividad estatal y privada, obtener los resultados deseados según las necesidades expresadas.

SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

81

necesidades expresadas. SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL 81 Capítulo IV Objetivos de Defensa nacional 1. Los Intereses

Capítulo IV

Objetivos de Defensa nacional

1. Los Intereses Nacionales

2. Soluciones a implementar en el corto plazo

1. Los Intereses Nacionales

Se trata de exponer conceptos básicos que sirvan de sustento para el desarrollo futuro del Instrumento Militar, dentro de la agenda de Defensa. Para ello es necesario mantener como objetivo general de la temática a analizar la problemática de la política de defensa del país, para determinar qué intereses vitales y/o estratégicos nacionales fijan criterios de diseño para el instrumento militar (im), teniendo en cuenta que si bien algunos son ex- plícitos en el tema, otros en tanto, dependerán de la postura desde la cual se los aborden.

La perspectiva de la Defensa basada en la salvaguarda de los intereses vitales como criterio estructurante del Instrumento Militar tiene sustento normativo en nuestro país.

el decreto n°1.691/2006, que aprueba la directiva sobre la organización y funcionamiento de las Fuerzas armadas, dispone: "la misión principal de las Fuerzas armadas, instrumento militar de la Defensa nacional, es la de conjurar y repeler toda agresión externa militar estatal, a fin de garantizar y salvaguardar de modo permanente los intereses vitales de la nación, cuales son los de su soberanía, independencia y autodeterminación, su integridad territorial y la vida y libertad de sus habitantes".

Y, de acuerdo con el marco normativo vigente, el diseño del Instrumento Militar se efec- túa en función de criterio de capacidades en reemplazo del modelo basado en hipótesis de conflicto. Cada Estado opta por los criterios que estime adecuados para definir sus propias políticas, con las que se podrá o no estar de acuerdo. Son, como tales, opinables.

También debemos contemplar como objetivos específicos el de analizar el marco legal que hoy en día tiene vigencia (al que ya hemos hecho alusión en el Capítulo III) y pon-

84 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

derar la incidencia del contexto internacional, especialmente las causas determinantes del escenario futuro, que condicionarán la organización necesaria de las Fuerzas Armadas para afrontar la incertidumbre del nivel estratégico militar. Por ello, también se deben tener presentes las políticas de desarrollo del IM que tienen algunos países.

No escapa a esta situación nuestra historia diplomática de las últimas décadas, para com- prender mejor cómo nos hemos insertado en el pasado en el contexto internacional y cómo nos proyectamos al escenario futuro.

Nuestro país adoptó, en general, para actuar en dicho contexto durante mucho tiempo, una actitud neutral y empleó, al mismo tiempo, una política de aislacionismo en algunos foros. Aunque en forma indirecta, encontramos quizás su ejemplo más representativo du- rante la Segunda guerra Mundial, con su decisión de mantenerse neutral y no tomar parte del lado de los aliados hasta último momento. Como consecuencia de ello, la Argentina fue sometida en sus relaciones a un gravísimo boicot económico y político durante mucho tiempo, con vigencia residual todavía, después de más de sesenta años de haber finalizado la Segunda guerra Mundial.

Una percepción sobredimensionada de nuestra influencia, una sobreestimación de nues- tra posición real en el mundo y una conducción de las relaciones exteriores que, a ve- ces, no llevó un rumbo claro motivaron, posiblemente, que en la posguerra nuestro país continuara rivalizando, accionando con políticas cambiantes, contraproducentes y hasta confrontativas para con las potencias dominantes. Esto hizo que, ocasionalmente, fuéra- mos presentados como un país desestabilizador en la región, recibiendo como respuesta políticas discriminatorias de los países del denominado primer mundo, produciendo la obstaculización de nuestro desarrollo.

Por todo ello, podemos afirmar que, independientemente de cuáles sean las características del nuevo orden mundial, en la política exterior se debe mantener una continuidad de largo plazo, sosteniendo una línea u orientación política a lo largo del tiempo que vaya más allá de los períodos presidenciales. Esto permite aumentar la credibilidad y confiabilidad respecto de los países de mayor influencia y la posibilidad de materializar, entonces, políti- cas funcionales para los intereses de un país periférico como el nuestro, que necesita impe- riosamente desarrollarse económicamente de una forma sustentable, adecuada y armónica.

CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

85

Para ello es necesario definir claramente los intereses vitales y estratégicos a los que el estado arribe, a través de un planeamiento estratégico, más allá de los que específica- mente detalla la Constitución nacional y que son el fundamento de nuestra nacionalidad. Cabe recordar que los intereses vitales son aquellos que hacen a la supervivencia de la Nación, de su patrimonio material y cultural y de ellos depende la existencia de nuestro Estado, su organización política, su sistema de gobierno, su integridad, su unión y su credibilidad. Estos intereses vitales nos darán una idea del Instrumento Militar necesario para el presente y el futuro.

debe quedar claro que los intereses vitales son fijados por la nación en función de su supervivencia y lo son con independencia de la existencia de cualquier otro actor que pueda o no asignarle un valor.

A tales efectos, a continuación se hace una enunciación primaria de los que han sido considerados interés vitales, los mismos se han extraído del libro Blanco de la Defensa nacional de la República Argentina de 1999 y la Defensa nacional en la agenda Demo- crática del año 2003.

86 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

intereses Vitales

Aquellos que el Estado nacional ha determinado con carácter permanente y que se en- cuentran identificados explícitamente en la Constitución nacional y su Preámbulo, aclarándose que de ser vulnerados, afectaría trascendentalmente la existencia de nuestra Nación. Son los siguientes:

intereses VitaLes La integridad territorial. La soberanía nacional. La vida, la libertad y los bienes
intereses VitaLes
intereses
VitaLes
La integridad territorial.

La integridad territorial.

La soberanía nacional.

La soberanía nacional.

La vida, la libertad y los bienes de los ciudadanos.

La vida, la libertad y los bienes de los ciudadanos.

La capacidad de autodeterminación de nuestra nación.

La capacidad de autodeterminación de nuestra nación.

el sistema de gobierno representativo, republicano federal.

el sistema de gobierno representativo, republicano federal.

intereses estratégicos

Son aquellos que contribuyen a materializar los intereses vitales.

Aunque también son bastante estables, deben ser redefinidos periódicamente de acuer- do a las variables que presente el escenario político y estratégico, el desarrollo de las relaciones internacionales y los cambios que se operen en el país y su entorno, relacio- nados con la ciencia, la cultura, la política y el progreso y el desarrollo en general. A los representantes del pueblo legítimamente constituido les corresponde actualizarlos; en la actualidad se infiere que podrían ser los siguientes

CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

87

intereses estratégiCos
intereses
estratégiCos
La paz y seguridad internacional.

La paz y seguridad internacional.

el crecimiento económico nacional sobre la base de un criterio y desarrollo sustentable.

el crecimiento económico nacional sobre la base de un criterio y desarrollo sustentable.

La educación y el desarrollo social.

La educación y el desarrollo social.

La preservación sustentable del medio ambiente y de los recursos renovables y no renovables.

La preservación sustentable del medio ambiente y de los recursos renovables y no renovables.

el desarrollo científico-tecnológico.

el desarrollo científico-tecnológico.

La promoción y defensa del proceso de integración en el marco del merCosur y la

La promoción y defensa del proceso de integración en el marco del merCosur y la unasur.

el fortalecimiento del control sobre nuestros espacios terrestres, marítimos y aéreos.

el fortalecimiento del control sobre nuestros espacios terrestres, marítimos y aéreos.

La preservación del posicionamiento argentino en el sistema antártico.

La preservación del posicionamiento argentino en el sistema antártico.

Para remarcar esta descripción meramente enunciativa, resulta interesante tener en cuenta los siguientes conceptos que Carlos José María Martínez 31 manifiesta en forma precisa:

"(…) para que nuestra estrategia pueda responder adecuadamente a los desafíos del futuro, pareciera ser condición indispensable la superación de cierta desidia, cuando no desconfianza o rechazo, observable en gran parte de nuestra dirigencia y sociedad por todo aquello que se relaciones con la defensa nacional, que ciertamente no se agota en la defensa militar del país".

31. Carlos José maría martínez. Licenciado y profesor de Estrategia en la Escuela de Defensa Nacional y la Escuela Superior de guerra del Ejército.

88 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

"Debe comprender que el conflicto, así se lo llame de esa manera o se lo designe con expresiones del tipo escenarios que resulten de determinadas amenazas, no es un fenó- meno perverso sino algo natural en las relaciones humanas.

"Detectarlo y diseñar estrategias para resolverlo, a veces priorizando elementos de cola- boración por sobre los de enfrentamientos o a veces, eludiéndolo, difiriéndolo o solamen- te y cuando no existan alternativas, enfrentándolo en las mejores condiciones, es algo irrenunciable para que en el complejo mundo de la posguerra fría nuestro país pueda preservar con eficacia a sus intereses fundamentales" 32 .

Por lo expuesto en relación a los intereses vitales y estratégicos y dada la importancia que tiene el tema como medio de construir un sistema regional acorde a las exigencias del nuevo orden internacional, los nuevos desafíos que el mismo impone y las nuevas opor- tunidades que ofrece, propongo que la alianza estratégica con la república Federativa del brasil sea considerada como un interés Vital, orientador de políticas de Estado en materia de Relaciones Internacionales y de Defensa y que permita que nuestro país, en el mediano y largo plazo, se constituya en un actor principal en la construcción de la agenda regional.

Argentina debe definir claramente su postura internacional y, principalmente, su perspec- tiva y actitud en la Región (Sudamérica). Mientras nuestro país no lo haga, el resto de los países de la Región estarán expectantes y dubitativos; Brasil lo viene intentando con mayor o menor éxito, pero es evidente que, por ahora, no lo puede hacer solo. Ésta es una oportunidad que no podemos perder.

32. MARTíNEZ, Carlos José María, "Medio Siglo de Estrategia en la Argentina". 4/98 Edición impresa - Escuela de Defensa Nacional. Buenos Aires, 2003.

CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

89

2. soluciones a implementar en el corto plazo

Como anteriormente dijimos, se hace necesario e indispensable tratar en forma urgente el qué hacer, mientras se está a la espera de que se aprueben los requerimientos surgidos del planeamiento para la Defensa.

Así las cosas, el mientras tanto se lo debe analizar en función de las necesidades y urgen- cias, sin que sean excluyentes de otras. En principio se pueden mencionar las siguientes:

a

incorporar a las Fuerzas armadas argentinas al rol real, donde se desempeñan las demás fuerzas armadas del mundo, en especial las de los países limítrofes.

Esto implica adquirir y poner en valor una limitada capacidad operacional para

nuestras Fuerzas Armadas de carácter disuasivo y la inmediata integración con las Fuerzas Armadas brasileñas, con quienes, por razones esenciales, debemos pasar

a ejercer de inmediato el carácter de socios estratégicos que ambos países han

decidido darle a nuestra relación bilateral, no sólo en capacidad disuasiva, sino también de integración regional.

Es bastante significativo que los países de la Región no hayan descuidado la De- fensa en aquellos aspectos que hacen a la modernización y la actualización de su equipamiento militar. Esto no significa que posean hipótesis de conflicto en la región, significa que han comprendido el valor de sus intereses vitales y que ne- cesitan desarrollar capacidades para protegerlos. Por mencionar solo un ejemplo, durante el 2009 la presidenta Bachelet logró el visto bueno de los gobiernos de Estados Unidos, Rusia, Francia y Holanda para la compra de vehículos destinados

a dar mayor movilidad táctica a la artillería del ejército. El visto bueno de los paí- ses del Norte también incluyó la posibilidad de compra de helicópteros y aviones cazabombarderos y la adquisición de un satélite de comunicaciones cívico-militar. Los gastos en rearme de la República de Chile, suman desde los ‘90 a la fecha aproximadamente 7.000 millones de dólares.

90 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

b

Perú, por su parte, a pesar de denunciar a su vecino –Chile– de iniciar una carrera armamentista que calificó como una asimetría bélica, planea actualizar su armada con la repotenciación y la compra de buques de guerra –destructores misilísticos–

y la adquisición de torpedos del tipo SUT-246. En el ejército, a pesar de contar

con alrededor de 300 tanques T-55 de origen ruso, la modernización incluiría la

adquisición de 100 tanques más T-72 o, incluso, los más modernos T-80, del mis- mo origen, así como la formación de varias unidades antitanques y la compra de pertrechos para mejorar la logística.

ejecución de un plan de actualización y reequipamiento de las Fuerzas ar- madas que permita su modernización, en lo que hace a la adquisición de las capacidades necesarias para hacer frente a los nuevos desafíos en materia de defensa nacional.

A los efectos de poder cumplir con los objetivos que se propongan en los planes

de corto, mediano y largo plazo, que seguramente están en proceso de elabora- ción y aprobación, se hace necesario la inmediata puesta en marcha de un plan de equipamiento que pueda suplir lo que, en su momento, dispuso el gobierno Nacional y los partidos políticos de la oposición, la Ley 24.948, denominada Ley de reestructuración de las Fuerzas Armadas. 33

La pérdida de capacidades que afecta actualmente al instrumento militar, se hace cada vez más grave porque, al no disponer de los elementos básicos y necesarios para el adiestramiento, progresivamente se va perdiendo la cadena de conoci- miento necesaria para traspasar a las nuevas generaciones las técnicas y habili- dades cognitivas. Falencia que, además, impide la acumulación de enseñanzas y lecciones tan necesarias cuando nuestras Fuerzas Armadas deben afrontar desafíos junto a fuerzas de otros estados en ejercitaciones o cumpliendo obligaciones inter- nacionales como son las operaciones militares de paz.

33. La Ley 24.948, en el art. 27 proponía en 5 años aumentar el 15% del presupuesto militar, a partir del año 1999; debiendo ser, en ese primer año de aplicación, no menor al 3% anual del PBI (actualmente está en el 0,86%). Para ello sólo era necesario dejar sin efecto la suspensión establecida en el art. 25, de la Ley de Presupuesto N° 25.401, del año 2001.

CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

91

C

Procuración de medios para la defensa:

Se debe sancionar por parte del Honorable Congreso de la Nación la ley para la "procuración de medios para la defensa", que fue presentada en el año 2003, que cuenta con media sanción de Diputados y el dictamen favorable de la Comi- sión de Defensa del Senado.

La sanción de la mencionada ley permitiría poner en movimiento la reactivación del imprescindible Complejo Industrial Militar.

Estas son las inversiones con costos no recuperables que no deben medirse en términos estrictamente económicos, sino en los del reaseguro para la Defensa nacional, creación de puestos de trabajo y, fundamentalmente, la generación de capacidades tecnológicas para evolucionar a futuro.

Como lo expresamos en la última parte del capítulo III, la producción para la defensa es uno de los pilares básicos sobre los que se fundamentan las necesidades de ciencia y tecnología en este ámbito. El impulso renovador que desde la conducción del Ministerio de Defensa le han dado a los modernos conceptos de logística genética y logística de mantenimiento, necesitan del Complejo industrial militar –que durante la década de los '90 fue prácticamente desmantelado–, para sostener la aptitud y las capacidades de las fuerzas, así como para generar los medios que permitan desarrollar nuevas capacidades necesarias para el futuro.

92 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Un primer paso alentador ya se ha dado en este sentido y es la reac- tivación del CINAR –Complejo Industrial Naval Argentino– y de la FAdeA –Fábrica Argentina de Aviones– y una reciente noticia:

en la inauguración del SIMPRO- DE –Simposio de Investigación y Producción para la Defensa– el ministro de Defensa anunció un ambicioso plan para desarrollar, en un lapso de aproximadamente 4 años, no menos de 40 aviones Pampa.

Por otro lado, la FAdeA compró la patente y licencia de fabrica- ción de motores para el avión IA-58 "Pucara", a la empresa francesa TURBONICA, con lo que se pretende convertir a este veterano bimotor en un intercep- tor de aviones ilegales.

DE ARRIBA HACIA ABAJO:

Aviones Pampa en proceso de fabricación en FAdeA. Aviones Pampa en vuelo. Fabricación de motores Pucará en FAdeA Aviones Pucará.

Fabricación de motores Pucará en FAdeA Aviones Pucará. CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL 93
Fabricación de motores Pucará en FAdeA Aviones Pucará. CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL 93
Fabricación de motores Pucará en FAdeA Aviones Pucará. CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL 93
Fabricación de motores Pucará en FAdeA Aviones Pucará. CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL 93

CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

93

Mientras se van dando estos trascendentes pasos hacia la producción nacional para la De- fensa, algunos países han ofrecido en un tiempo de entrega récord –seis meses– aviones que están siendo reemplazados por otros de superioridad aérea. Estos aviones, además de reducir la diferencia de poder de combate en la Región, permitiría negociar en mejor posición la Defensa común con los países de la misma.

Estos aviones ofertados, que sólo pueden ser ofrecidos como material de rezago –no por su estado, sino por sus prestaciones y capacidades que han sido superadas por aviones de última generación que esos países están adquiriendo– pueden ser considerados como un avión "brecha", para evolucionar en algunos años a un sistema de armas más avanzado.

Demás está decir que frente a la actual situación de crisis financiera y económica por la que está pasando el mundo, el valor de esos aviones con sus repuestos y armamentos es casi irrisorio y simbólico en relación al de su valor real; lo que lo convierte en una gran oportunidad para el adquiriente –en este caso Argentina– y una salida para el país vende- dor dado que lo contrario llevaría al desguace y desprogramación de los mismos por lo caro e inútil de su preservación.

Por último, otra ventaja no cuantificable que esta adquisición "brecha" produciría sería que permitiría en un breve lapso de tiempo, entrenar como mínimo a 50 pilotos de la Fuerza Aérea, cuestión esencial para detener las bajas de oficiales, por falta de motiva- ción, al no contar con las capacidades aéreas para proyectarse en la carrera.

d

Políticas de estado que orienten el proceso de cooperación e integración regional.

Por último, es necesario que la totalidad del espectro político nacional, sin excluir a ningún sector, firmen acuerdos programáticos que posibiliten hacer previsiones en el corto, mediano y largo plazo. La continuidad en el tiempo es para este área de la conducción del Estado un factor fundamental. Entre otras cosas, las políticas de Estado permitirán ir reconvirtiendo paulatinamente y sin acciones traumáticas, al Instrumento Militar en una herramienta útil e imprescindible para la política ex- terior de la Nación, como ocurre en todas las naciones evolucionadas del mundo.

94 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Se debe tener presente que las políticas de Relaciones Exteriores y Defensa deben ser un activo de largo plazo, acumulado por la Nación y cuya administración pro- visoria le es confiada a cada gobierno, de un modo muy acotado y por el término de su mandato.

Como se describió a través de los diferentes capítulos de esta contribución y como expre- sa el título de esta obra:

"el momento es ahora"

Creemos que existe una verdadera urgencia

y que el tiempo que pasa no se puede recuperar a la luz

de las circunstancias y de los hechos transformadores

que se están produciendo en el ámbito militar internacional.

luz de las circunstancias y de los hechos transformadores que se están produciendo en el ámbito

Esa urgencia surge de la percepción de que el mundo ha cambiado y lo ha hecho de una manera muy radical desde la caída del Muro de Berlín, que marcó el fin de la guerra Fría. No es sólo la revolución tecnológica y de la dinámica en las relaciones internacionales que han impuesto el fenómeno de la aparente globalización; es evidente también que con- ceptos como el de soberanía, Estado nacional, alianza estratégica, intereses comunes, de- fensa cooperativa y tantos otros, están siendo analizados y discutidos desde perspectivas muy distintas a las que se usaban hace apenas unos años. Esta percepción, como pudimos ver a lo largo de estas páginas, es compartida por personas que gozan de un importante reconocimiento internacional, las que advierten un cambio de paradigma, que incluso para muchos, ya está ocurriendo 34 .

34. Recordar lo expuesto por Paul Kennedy citado en la pag. 19 del cap.1. Este afamado e influyente histo- riador manifiesta y desarrolla las tres razones por las que considera que el mundo actual está comenzando una nueva era.

CAPíTULO IV - OBJETIVOS DE DEFENSA NACIONAL

95

Cuando hablamos de Políticas de Estado estamos entendiendo que el futuro se piensa hacia el mediano y el largo plazo. Esos son los plazos de los objetivos políticos y de los objetivos estratégicos, pero siempre se construye, lo pensado y lo planificado, desde el corto plazo, que es el tiempo de la acción, es decir desde el presente.

PoLítiCas de estado Presente Futuro CORTO PLAZO MEDIANO PLAZO LARgO PLAZO Acciones Objetivos Políticos y
PoLítiCas de estado
PoLítiCas
de
estado
Presente Futuro CORTO PLAZO MEDIANO PLAZO LARgO PLAZO Acciones
Presente
Futuro
CORTO PLAZO
MEDIANO PLAZO
LARgO PLAZO
Acciones

Objetivos Políticos y Estratégicos

Dijimos que la nueva situación mundial, el nuevo orden –o como le queramos llamar– im- pone nuevos intereses o, por lo menos, ha transformado la perspectiva que se tenía sobre los viejos intereses. El mundo cambió y la percepción del mundo también lo hizo, incluso en la dimensión de los valores. Esto hace necesario, como en todas las épocas, generar nuevas capacidades. Las viejas, concebidas para hacer frente a los antiguos desafíos, no serán efectivas para esta situación global novedosa que ya estamos viviendo.

Políticas de Estado en materia de Defensa requieren reforzar la alianza interior, aquella que dio origen a la nacionalidad. Esta es una necesidad que imponen las nuevas circuns- tancias y es lo que permitirá al país enfrentar los nuevos desafíos mostrando fortaleza y firmeza hacia afuera, para entusiasmar a nuestros aliados naturales.

Se impone renovar la alianza interna y externa, dado que los cambios de paradigmas han transformado las relaciones y los contratos existentes. Para enfrentar el futuro es preciso ponerse primero de acuerdo, lograr la paz interior, consensuar objetivos comunes y reno- var la esperanza.

96 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

Entre los objetivos concretos de esta renovación estará la de revertir el profundo debilitamiento del sistema de Defensa nacional. Valores como el compromiso nacional, orgullo patriótico, sentido de pertenencia; aquello que en cualquier empresa se llama cultura de la empresa y que se manifiesta en el compromiso de la organización hacia su personal y del personal hacia la organización, hoy lo encontramos debilitado a nivel nacional.

Finalmente, es imprescindible que los líderes de nuestra América del Sur se sienten a hablar. Deberían iniciar esa conversación enumerando los intere- ses vitales que comparten nuestros países; luego deberían hablar sobre las amenazas para la región que en este nuevo mundo debemos enfrentar y, que lo son, en tanto y en cuanto afectan a esos intereses vitales compartidos. A continuación, se darían cuenta de cuáles son las oportunidades que nos esta- mos perdiendo por caminar por diferentes veredas y competir entre nosotros y posiblemente puedan entender quienes sacan rédito de nuestras diferencias, desconfianzas y recelos.

SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL

97

diferencias, desconfianzas y recelos. SITUACIÓN ESTRATÉgICA MUNDIAL 97 Capítulo V Síntesis y resumen de capítulos

Capítulo V

Síntesis y resumen de capítulos

1. síntesis Esta brevísima síntesis tiene por objeto expresar los factores a tener en cuenta

1. síntesis

Esta brevísima síntesis tiene por objeto expresar los factores a tener en cuenta –mientras se diseñan las políticas de Estado en materia de Defensa para el mediano y el largo pla- zo– para ir corrigiendo, adecuando, actualizando y direccionando el esfuerzo de sumar al Instrumento Militar de la Nación, así como los demás componentes que integran la estructura de la Defensa, al resto de los componentes del Estado nacional.

Por lo expresado anteriormente los factores a tener en cuenta, son los siguientes:

1

La alianza estratégica con brasil, razón de ser fundamental de este compendio,

a la luz de todos los fundamentos que se han expresado a lo largo de estas páginas,

debería ser considerado un interés vital. Así también lo avalan las expresiones de importantes referentes políticos de ambos países a lo largo de los últimos treinta años.

A fuerza de ser repetitivo, considero que debemos interpretar la situación mundial que se está configurando y darnos cuenta que los intereses vitales se encuentran cada vez más ligados a lo regional y que los problemas de Defensa ya no son sólo nacionales sino, cada vez más regionales.

Nuestras vastas áreas de enorme riqueza compartidas por todos los países de nues- tra Región, los cambios que se han producido en el mundo en estos últimos años

a partir del fin de la guerra Fría y la complejidad territorial de nuestra América

del Sur, por su extensión, variada geografía, biodiversidad y recursos naturales,

nos impone estrechar relaciones para aunar esfuerzos a fin de defender nuestros intereses vitales compartidos.

100 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

CAPíTULO V - SíNTESIS Y RESUMEN

101

2
2

3

4
4
5
5

6

definir con claridad los objetivos a los que debe propender la Defensa nacional,

a fin de contribuir a preservar los Intereses Vitales nacionales y los regionales, que surgen de la nueva visión del mundo y, principalmente, de los compromisos que ha asumido y que deberá asumir nuestro país en la Región.

Establecer un adecuado marco legal para el funcionamiento del área de la Defen- sa, para lo cual deben efectuarse de inmediato, las correcciones legislativas a las normas que componen el espectro jurídico para la defensa y el funcionamiento de las Fuerzas Armadas; principalmente aquellas que reglamentan, complementan o modifican la Ley 23.554, de Defensa Nacional, teniendo en cuenta que la situación de contexto en el que las mismas fueron dictadas, tanto en lo político nacional, como en lo regional y global, ha cambiado sustancialmente, según surge del aná- lisis realizado.

2. resumen de Capítulos

CAPíTULO I

situaCiÓn estratégiCa mundiaL

A

diferencia de los grandes imperios romano o británico, las grandes potencias durante

la

guerra Fría no pudieron imponer las condiciones de una paz duradera porque, en ese

período, apareció el arma absoluta, el arma nuclear capaz de destruir todo, pero también

capaz de desatar una contienda de magnitud inimaginable.

Los hechos del 11 de setiembre de 2001 han acelerado el proceso de acomodamiento global de la realidad post guerra Fría. Esta era global, plantea amenazas y desafíos ca- racterizados por la gran velocidad de transmisión de la información y la horizontalidad de la economía, siendo los Estados sobrepasados en su soberanía por nuevas formas de injerencia, ya sean estatales o no.

Restablecer convenientes relaciones cívicas-militares, sobre la base de la voluntad

Nos encontramos en un período de reacomodamiento de alianzas donde los actores prin- cipales intentan consolidar sus posiciones alcanzadas mediante el establecimiento de nue-

y

predisposición que han demostrado los factores políticos y sociales de la Nación

vas alianzas, algunas deseadas y otras impuestas por la dinámica de los cambios.

y

Fuerzas Armadas en los últimos años.

Propender, mediante políticas de Estado, a la concientización ciudadana sobre la necesidad de la Defensa nacional y regional. Éste no es ya un aspecto que debe tenerse en cuenta solo en nuestro país, sino que debería formar parte de la agenda regional que se elabore en el marco de la UNASUR.

Adaptar el Instrumento Militar (IM) a los recursos humanos y presupuestarios que la Nación les asigne. La determinación de escenarios futuros, como condicio- nantes de las organizaciones militares y las capacidades que las mismas deberán disponer serán, en este sentido, la manera más efectiva y realista de alcanzar su conformación.

De allí entonces, la necesidad de comprender que la Defensa es un concepto amplio que involucra a todos los campos de acción de una sociedad, que trasciende una posición ideológica y que es afectada por sucesos o situaciones propios de la época, excediendo lo estrictamente militar.

El Instrumento Militar, en consecuencia, no debe prepararse para una guerra determinada,

sino que debe alistarse para ser útil al Poder Ejecutivo en el manejo de crisis derivadas de conflictos. Estos serán diferentes a los que estábamos acostumbrados en la era industrial;

la guerra entre Estados, si bien no ha desaparecido, ha dado lugar sin embargo a un nuevo

paradigma que podríamos llamar ‘la guerra entre la gente’, pues es allí donde se disputa hoy el conflicto.

102 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

El marco global impone, para hacer frente a las nuevas amenazas, la necesidad de cons- tituir bloques interdependientes; dicha situación nos obliga, en el corto plazo, a aunar esfuerzos con los países de la región, en el convencimiento de que ninguno de ellos, por sí solo, estará en capacidad de defenderlos.

este sintético bosquejo de los escenarios futuros ya nos estaría indicando, al menos, tres condicionantes para pensar nuestro instrumento militar.

Debe tener capacidad de proyección para desplegar en cualquier punto de nuestro te- rritorio y luego para desplazarlo más allá de las propias fronteras si así fuera requerido.tres condicionantes para pensar nuestro instrumento militar. Debe estar consolidado en su accionar conjunto y

Debe estar consolidado en su accionar conjunto y desarrollado para integrarse a los que, de hecho, son nuestros aliados regionales.más allá de las propias fronteras si así fuera requerido. Debe estar integrado al Sistema de

Debe estar integrado al Sistema de Ciberseguridad Nacional para poder protegerse de esta nueva amenaza tecnológica.a los que, de hecho, son nuestros aliados regionales. CAPíTULO V - SíNTESIS Y RESUMEN 103

CAPíTULO V - SíNTESIS Y RESUMEN

103

CAPíTULO II

situaCiÓn estratégiCa regionaL

La expresión Defensa común que aparece en nuestro Preámbulo constitucional como ob- jetivo de Estado ha alcanzado, en nuestros días, producto de la globalización, un sentido más amplio. Hoy en día Defensa común es, además del propio territorio, la integración regional en el área de Defensa.

Algunos documentos recientes, tales como los decretos 1.691/2006 y Decreto 1.714/2009 indican la tendencia en ese sentido.

Más allá del esfuerzo de seguir avanzando en la consolidación de la UNASUR en sus aspectos económicos y de Defensa común, la República Argentina debe aspirar, como un interés fundamental de nuestro tiempo histórico, a alcanzar una alianza estratégica con la república Federativa del brasil.

Esto no debe significar una subordinación a las políticas del más fuerte económicamente, sino tratar de igual a igual, complementándose en materia no sólo económica, sino funda- mentalmente política y militar.

Argentina debe ser al Brasil, como mínimo, lo que en Europa Francia es a Alemania, cons- tituyéndose así en garante de equidad, justicia e igualdad para el resto de los países de la región. Razones geográficas, históricas y geopolíticas y la necesidad de la Argentina, como la del resto de los países a ejercer la soberanía efectiva sobre tan extensos territorios, avalan esta pretensión.

Entre las numerosas acciones que debe emprender nuestro país para dicha alianza estraté- gica y liderazgo político regional, cabe resaltar una por su gran trascendencia y ella es el apoyo a la pretensión de la República Federativa del Brasil de integrar como miembro permanente el Consejo de seguridad de naciones unidas. Si esto se llegara a dar en el futuro, los beneficios serían enormes para nuestro país, entre otras razones por la cuestión Malvinas y si no se materializare, la voluntad argentina de imponerlo, ya se constituiría en un fuerte lazo en la alianza y una clara demostración del liderazgo político en la región.

104 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

desde el punto de vista de la cooperación científica y tecnológica, lo expresado en este capítulo, le permitiría a nuestro país compartir con brasil tres proyectos de gran significación estratégica de cara al futuro. ellos son:

El Programa FX (Avión de Combate multirrol), con transferencia de tecnología.significación estratégica de cara al futuro. ellos son: La construcción de buques (submarinos y de superficie),

La construcción de buques (submarinos y de superficie), con propulsión nuclear y también con transferencia de tecnología.de Combate multirrol), con transferencia de tecnología. El desarrollo de la capacidad espacial tanto en la

El desarrollo de la capacidad espacial tanto en la construcción de vectores como de satélites ya que nuestro pís cuenta con experiencia y tecnologías apropiadas.nuclear y también con transferencia de tecnología. CAPíTULO V - SíNTESIS Y RESUMEN 105 CaPítuLo iii

CAPíTULO V - SíNTESIS Y RESUMEN

105

CaPítuLo iii

La deFensa naCionaL

Para que la Argentina pueda hacer frente a las nuevas amenazas, debe consolidar su iden- tidad y unión nacional, ya que no sólo hoy el mundo enfrenta otros riesgos, sino que estos aparecen en forma imprevista.

El camino para comenzar a lograr el deseado objetivo de la unión nacional es la clara definición de un pensamiento estratégico que contenga las políticas de Estado que le den coherencia en el tiempo a los cinco pilares que toda sociedad reclama: justicia, seguridad social, defensa, economía y educación.

Al menos en los últimos treinta años, en el tema de la Defensa, hay en el país algunas divergencias que los gobiernos no han terminado de solucionar. Por causas, enfoques e ideologías diferentes, subyace un peligroso divorcio entre la sociedad y sus Fuerzas Ar- madas, lo cual atenta contra el concepto de la Defensa, que es un problema de la Nación y no sólo de su Instrumento Militar. Estas divergencias han provocado una prolongada desinversión en esta área de la política, perdiéndose en proporciones importantes la capa- cidad operacional del Instrumento Militar.

Esto, a su vez, ha afectado a la parte más esencial de ese instrumento que es su personal, no sólo por no poder adiestrarse en lo específico y evolucionar tecnológicamente, sino también porque ha perdido su incentivo vocacional, prueba de ello es la constante deser- ción de oficiales jóvenes que luego de una costosa formación han abandonado las filas de las Fuerzas Armadas. El capital humano es el bien más preciado a cuidar, por ser un bien de difícil y lenta reposición.

Sería muy importante que desde lo político se muestre a la profesión militar como so- cialmente atractiva y a la Defensa como extremadamente necesaria, para que el estado de indefensión no continúe descendiendo hasta niveles poco menos que irrecuperables.

El marco legal para regular la marcha de la Defensa ha tenido los vaivenes de la política argentina. Con el advenimiento de la democracia, las tres primeras leyes que regulaban el desenvolvimiento de la misma prometían un futuro promisorio. Con sus más y con sus menos, se podía ir construyendo un aceptable sistema de Defensa nacional, pero los

106 EL MOMENTO ES AHORA. O MOMENTO É AgORA. THE TIME IS NOW

EMILIO LUIS MAgNAgHI

decretos sancionados con posterioridad, producen cuando menos la inmovilidad del sis- tema, que ya adecuadamente consolidado con el control político sobre lo militar, había comenzado a evolucionar.

Mientras esto sucedía, también se cambió el sistema de planeamiento estratégico, aban- donándose el sistema por hipótesis de conflicto y adoptándose el sistema por capacidades. Estas demoras siguieron postergando decisiones y el IM continuó perdiendo capacidades.

Por último, en este capítulo se hace una propuesta para mejorar el sistema de de- fensa a través de la definición y organización de las áreas de apoyo científico a la lo- gística de materiales, logística genética, la investigación y desarrollo y la producción para la defensa.

CAPíTULO V - SíNTESIS Y RESUMEN

107

CAPíTULO IV

obJetiVos de deFensa naCionaL

Cualquier organización civil o militar, para que tenga sustento, razón de ser y sea eficien- te, debe ser estructurada por y para una finalidad clara.

La razón de ser del Instrumento Militar argentino es, de acuerdo a la Constitución nacio- nal y las leyes específicas, la de proteger mediante la disuasión o el empleo efectivo de los medios, si fuera necesario, los intereses vitales de la nación.

Establecida la finalidad del IM, corresponde definir con claridad cuáles son los intereses Vitales y los intereses estratégicos, ya que ello orientará, sin lugar a dudas, cómo debe ser el IM a crear y mantener.

El libro Blanco de la Defensa nacional, de 1999, y la Defensa nacional en la agenda Democrática, del año 2003, han definido con claridad meridiana ambos intereses. Corres- ponde entonces al poder político trabajar en esa dirección, bajo la ecuación capacidades, prioridades, riesgos y beneficios que la Nación tenga.

A lo largo de este trabajo se han presentado los problemas y los enfoques sobre la temáti- ca que nos ocupa y también se ha mencionado que mientras los grandes problemas de la Defensa se analizan y resuelven, resulta imprescindible tomar decisiones en lo inmediato.

así las cosas, el mientras tanto se lo debe analizar en función de las necesidades y urgencias, que en principio, sin que sean excluyentes de otras, se pueden mencionar a las siguientes:

Proceder de inmediato a incorporar a las Fuerzas Armadas al rol real en que se desem- peñan las demás Fuerzas Armadas del mundo y en especial de los países limítrofes.excluyentes de otras, se pueden mencionar a las siguientes: Ejecución de un plan de actualización y

Ejecución de un plan de actualización y reequipamiento de las Fuerzas Armadas.Armadas del mundo y en especial de los países limítrofes. Procuración de medios para la Defensa.

Procuración de medios para la Defensa.de actualización y reequipamiento de las Fuerzas Armadas. Políticas de Estado que orienten el proceso de

Políticas de Estado que orienten el proceso de cooperación e integración.Ejecución de un plan de actualización y reequipamiento de las Fuerzas Armadas. Procuración de medios para

VISTA PANORÁMICA DE LA PLATAFORMA DONDE SE ESTACIONAN PARA SU EXPOSICIÓN LAS AERONAVES QUE INTEgRAN

VISTA PANORÁMICA DE LA PLATAFORMA DONDE SE ESTACIONAN PARA SU EXPOSICIÓN LAS AERONAVES QUE INTEgRAN EL MUSEO AERONÁUTICO DE SANTA ROMANA.

SE TERMINÓ DE IMPRIMIR EN EL MES DE NOVIEMBRE DE 2011 ESPACIO COLOR MENDOZA SA. Rivadavia 76, 3er. piso, of. B de la Ciudad de Mendoza - espaciocolor@gmail.com