Sei sulla pagina 1di 18

Página SiETE www.paginasiete.bo

1

Página SiETE www.paginasiete.bo 1 Diario Página Siete La Paz, Bolivia Herramientas de trabajo para el personal

Diario Página Siete

La Paz, Bolivia

Herramientas de trabajo para el personal de la Redacción (periodistas, reporteros gráficos, diseñadores, correctores, infografistas) y columnistas, colaboradores, etc.

I.- DECLARACION DE PRINCIPIOS II.- CÓDIGO DE ÉTICA III.- LEYES REFERIDAS AL DESEMPEÑO DEL PERIODISMO IV.- MANUAL DE ESTILO

DECLARACION DE PRINCIPIOS II.- CÓDIGO DE ÉTICA III.- LEYES REFERIDAS AL DESEMPEÑO DEL PERIODISMO IV.- MANUAL
I.- DECLARACION DE PRINCIPIOS 1.- Sociedad El diario Página Siete cree en una sociedad en

I.- DECLARACION DE PRINCIPIOS

1.- Sociedad

El diario Página Siete cree en una sociedad en la que se aliente la tolerancia, se luche contra el racismo, se respete los derechos de las minorías étnicas, religiosas, culturales, políticas, de opción sexual, etc., y se defiendan los derechos de las mujeres y de los excluidos, como los indígenas, en condiciones de igualdad o de discriminación positiva transitoria, que ayuda a establecer la igualdad de oportunidades.

El diario Página Siete cree en que la sociedad boliviana debe tenderse a la igualdad, la libertad y la inclusión, en la que se combata la pobreza, se generen oportunidades y se alienten las vías pacíficas y legales de resolución de problemas.

El diario Página Siete cree en una sociedad en la que el individuo asuma su destino con responsabilidad y consciente de las consecuencias de sus actos.

El diario Página Siete reconoce que Bolivia es un país en el que conviven diversas culturas y etnias y que es importante proteger los derechos de todas ellas. Al mismo tiempo considera importante alentar la interculturalidad, concepto que cree posible y deseable desarrollar.

2.- Estado

El diario Página Siete cree en un Estado sólido y transparente, que sea rector de políticas tendentes al bien común, respetuoso de las libertades y derechos, empeñado en actuar con eficiencia y transparencia, con funcionarios capacitados para desempeñar su labor conforme a las leyes y

susceptibles de ser fiscalizados, bajo la presunción de licitud y buena fe de su conducta.

El diario Página Siete cree en la institucionalidad del Estado, en la necesidad de que éste respete y haga respetar la ley y que refleje la complejidad y diversidad de la sociedad boliviana.

3.- Democracia

El diario Página Siete cree en la democracia como sistema político y entiende a aquella como las diversas formas de organización y de designación de autoridades y representantes que respete los derechos y la dignidad de los individuos y colectividades como un derecho fundamental.

El diario Página Siete cree en el pluralismo político, en la alternancia en el poder, en la limitación del poder público y en la elección por voto popular, secreto e informado, de las autoridades y representantes nacionales, departamentales y locales, aunque otras formas de designación para determinados cargos, si gozan de respaldo comunitario, deben ser aceptadas.

Tanto en elecciones por voto popular como en las que se den en la democracia comunitaria, el Estado debe asegurar que sean garantizados los derechos de las personas a emitir su opinión libremente.

4.- Economía

El diario Página Siete cree en una economía fuerte, productiva y competitiva, que acoja diversas formas de organización y respete los derechos de la totalidad de los

actores económicos, productivos y empresariales del país. La economía debe generar riqueza de manera sostenible y diversificada y no depender solamente de los recursos naturales.

El diario Página Siete cree en la necesidad de promover las actividades de la empresa privada y el emprendedurismo, alentando la responsabilidad social; cree también en el derecho del Estado a cumplir con un rol rector de la economía y redistribuidor de los recursos.

5.- Libre expresión

El diario Página Siete busca la protección y ampliación de la libre expresión, derecho que considera perteneciente a la ciudadanía y no solamente a los medios y a los periodistas. Por lo tanto, la información es un bien público, no una mercancía.

El diario Página Siete cree en la importancia de acercarse lo más posible a la objetividad y al reflejo de la verdad; cree en la autorregulación, por lo que sus políticas informativas y de opinión serán regidas por un código de ética y por reglas y técnicas que, sin negar la opinión política de cada persona, incluida la de los periodistas, permitan la búsqueda de la verdad.

El diario Página Siete cree en la presunción de inocencia y

en el derecho de que autoridades y lectores vean reflejados en el diario sus puntos de vista cuando consideren que han sido afectados por el contenido del periódico.

6.- Independencia

El diario Página Siete considera que su independencia periodística se basa en su independencia económica y por eso busca tener utilidades, aunque lo hace solamente en base a divulgar información obtenida mediante vías legales, éticas y con responsabilidad social.

El diario Página Siete es periodísticamente independiente de las actividades económicas o de otro tipo que desarrollan sus socios y accionistas.

El diario Página Siete considera el pluralismo como uno de sus pilares principales y permitirá el derecho de los ciudadanos a expresar sus ideas libremente en sus páginas, aún si no coinciden con los principios del periódico, excepto las que estén manifiestamente en contra de los derechos de las personas y las que atenten contra su dignidad.

Todos los integrantes de la Redacción de Página Siete están en la obligación de leer el presente Manual de Ética detenidamente y cumplir con lo que ordena.

4

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

4 Pagina SiETE www.paginasiete.bo II.- CÓDIGO DE ÉTICA Todos los integrantes de la Redacción de Página

II.- CÓDIGO DE ÉTICA

Todos los integrantes de la Redacción de Página Siete están en la obligación de leer el presente Manual de Ética detenidamente y cumplir con lo que ordena.

1.- Introducción

Según diversos estudios de la comunicación social y de otras disciplinas, la “objetividad” no existe de manera completa

y total. Son varias las razones por las que esa “objetividad” no

se puede alcanzar completamente: primero, porque la realidad como tal es inasible e irreproducible; segundo, porque todas las personas tienen una escala de valores, ideas y preconceptos que hacen analizar la realidad de manera diversa; tercero, porque el periodista, por las propias características de su trabajo, está obligado en todo momento a resumir, sintetizar, jerarquizar y generalizar, y ello impide un reflejo siempre adecuado de la realidad.

Todos esos argumentos son correctos. Sin embargo, el periodismo ha desarrollado en los últimos dos siglos una serie de técnicas y herramientas para que sus productos se acerquen

lo más posible a la “objetividad”, es decir al reflejo de la realidad

y la verdad más adecuado que sea posible. Entre ellas están

el restringir la presencia de las opiniones y juicios de valor propios; incorporar por lo menos dos opiniones o visiones divergentes sobre el tema que se trata; dar los suficientes elementos de contexto para hacer comprensible los hechos; argumentar usando honestidad intelectual; escribir evitando las valoraciones agresivas; redactar excluyendo las calificaciones que afecten a la persona en vez de a sus ideas o sus actos.

Para eso, el periodista debe hacer un esfuerzo consciente por

comprender y reconocer sus fobias y filias con el objetivo de anularlas o reducirlas en el momento de realizar su trabajo. Ese esfuerzo consciente tiene que ayudarlo a no prejuzgar lo que ve, no permitir que sus propias ideas y preconceptos influyan en su trabajo y no olvidar que los hechos deben ser retratados a través de una multiplicidad de miradas distintas.

Como señala el comunicólogo brasileño José Marques de Melo, la “objetividad” como tal no existe, pero sí debe estar presente como “desafío ético” es decir como una búsqueda, como algo a lo que se aspira. No se puede alcanzar la plena objetividad, pero debemos procurar acercarnos lo más posible a ella.

Nosotros agregaríamos a las palabras de Márquez de Melo que, si bien la “objetividad” completa no se alcanza, sí se puede lograr el “juego limpio”. El periodista y editorialista de Página Siete son personas que “juegan limpiamente”. Es en ese sentido, tienen que esforzarse para que los materiales que publiquen demuestren una “distancia” con los hechos, ofrezcan una mirada desapasionada sobre los sucesos, tengan un afán por mostrar diversos puntos de vista y brinden un contexto que explique los sucesos. En definitiva, los periodistas y editorialistas de Página Siete deben procurar, en todo lo que sea posible, acercarse a la “verdad” de los hechos, que aquí usamos como sinónimo de “objetividad”.

Específicamente en lo que se refiere a las secciones informativas, el periodista no debe tomar partido por una causa, posición o acción política determinada. Los periodistas del diario Página Siete no pueden establecer que un ministro

Página SiETE www.paginasiete.bo

5

“se equivoca”, que un dirigente “miente”, que un empresario es “antipatriota”. Obviamente, en el marco de textos informativos con múltiples fuentes y miradas diversas, serán vertidos conceptos como esos y otros muchos, pero sin salir de los márgenes de lo que ya hemos debatido en párrafos anteriores.

Todo lo anterior no implica que el diario Página Siete sea una empresa periodística sin posiciones y que no tenga una mirada crítica del mundo. La tiene. Pero considera que un medio de comunicación es un espacio en el que principalmente se confrontan las ideas, un terreno en el que los actores sociales, políticos, económicos y otros debaten sus posiciones.

El diario Página Siete tomará posición sobre los sucesos de la sociedad, pero lo hará en sus páginas editoriales. Los periodistas y editores que deseen expresar opiniones deberán solicitar al director el espacio necesario para publicar una columna, que irá firmada. Página Siete reconoce la vigencia de la denominada “Columna sindical” y cualquier redactor puede solicitar escribir en ese espacio.

En la primera edición de Página Siete fue publicada la “Declaración de Principios” de la empresa que publica el periódico.

2.- Comienza el Código

2.1.- La opinión, información y publicidad deben estar claramente diferenciadas entre sí. El lector debe saber con certeza si los espacios del periódico se refieren a una de las tres categorías mencionadas. La información es el relato de hechos y datos; la opinión revela juicios de valor y creencias; la publicidad es un espacio adquirido a través de un pago. En el caso de los textos de “análisis” y otros géneros que están en un espacio intermedio entre la información y la opinión, estos deben ir siempre firmados y tener alguna advertencia gráfica que aclare esa situación. En caso de publicidad presentada bajo el formato de información, debe colocarse la palabra “publicidad”.

2.2.- El diario Página Siete considera a la información como un bien social y no una mercancía. Por eso, el derecho de estar informado le pertenece al público. Concebir la información como un bien social implica que ésta le ayudará

a tomar decisiones y participar en la vida de la sociedad.

2.3.- El periodista hace un servicio social y por lo tanto debe evitar el protagonismo, la publicidad y la arrogancia. Es deseable que en lugares públicos se comporte con mesura y sensatez.

2.4.- Una columna es “sagrada” en el sentido que no puede ser censurada o su sentido cambiado, a menos que

vulnere los principios del código ético del periódico. Sería muy inusual que una columna sea censurada en el diario Página Siete, excepto que, por ejemplo, utilice un lenguaje

inaceptable

o llame a delinquir. En un caso como ese, la columna de

todas maneras será publicada, la dirección del diario colocará un comentario sobre su contenido y se le quitará

al columnista la posibilidad de seguir publicando en el periódico.

2.5.- Las cartas de personas que se han sentido afectadas por el contenido del diario deben publicarse siempre y podrán llevar un comentario del director si así se estima conveniente.

2.6.- Las cartas con comentarios, preguntas, observaciones, críticas, etc. que no tengan la intención de ser publicadas, deben ser respondidas siempre a su remitente.

2.7.- El diario publicará una fe de erratas cada vez que se publique una información con error. Lo hará sin eufemismos ni ambages.

2.8.- El plagio es un delito grave que no se aceptará en

el periódico. Todo el material informativo que haya sido

tomado de alguna fuente debe ser atribuido adecuada y claramente.

2.9.- Cada vez que se presente información que no convenga

o afecte a los intereses de una persona o institución, el

diario hará los máximos esfuerzos por obtener la opinión de esa parte afectada. Si aquello no se lograra, se informará detalladamente a los lectores los esfuerzos realizados.

2.10.- Se respetará la vida privada e íntima de las personas. No se informará sobre esos aspectos en el diario Página Siete, excepto que su mención tenga relevancia noticiosa, pero esa debe ser la excepción y siempre con autorización del director.

2.11.- El periodista del diario Página Siete sólo responde, en cuanto a su trabajo profesional, a sus superiores del periódico.

2.12.- No se publicarán en el periódico fotografías chocantes u obscenas o que afecten la dignidad de las personas que retratan o la de sus familiares. No se publicarán fotografías que muestren la peor expresión de las personas retratadas.

2.13.- El periódico podrá no publicar acusaciones graves que no tengan fundamento o pruebas. Ello se cumplirá aunque sean presentadas por declaraciones “on the record” o bajo la modalidad de “solicitada”.

2.14.- El diario Página Siete no toma partido, en sus

secciones informativas, por ninguna persona, organización, partido político, etc. Tampoco realiza “campañas” a favor

o en contra de temas, excepto de beneficencia. Esto vale también para los columnistas.

2.15.- El diario prohíbe a sus periodistas recibir obsequios

o favores de valor significativo que puedan afectar su

independencia o su capacidad de realizar un buen trabajo periodístico. Ante invitaciones a viajes, el periódico

resolverá si aceptarlas o no. En caso de aceptarlas, la información que provenga de ellas debe cumplir con lo establecido por el presente código de ética.

6

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

2.16.- Ningún periodista del diario podrá recibir retribución económica de ninguna otra entidad o institución, excepto que esté claramente distanciada de su ámbito de acción, no cause conflicto de intereses y siempre con la autorización de la dirección del periódico.

2.17.- Los funcionarios del periódico (no sólo los periodistas) no pueden prestar su imagen, voz, nombre, etc. para promover actividades comerciales, publicitarias o propagandísticas de empresas o entidades fuera de las del diario Página Siete.

2.18.- Los periodistas del diario Página Siete no deben obtener información, documentos, fotografías, etc. por medios que sean contrarios a la ley o contravengan este manual de ética.

2.19.- Una persona debe saber si está siendo grabada. Se podrán usar cámaras o grabadoras ocultas sólo en casos excepcionales y con autorización de la dirección del periódico.

2.20.- El diario no dejará de entrevistar ni de reflejar las opiniones de ninguna personalidad relevante por más que ésta haya realizado críticas al periódico o no haya aceptado en el pasado conceder entrevistas a los periodistas que trabajan en éste. En ese sentido, en Página Siete no existen “listas negras” de personas impedidas de emitir su criterio.

2.21.- Ningún material que haya sido preparado por personas ajenas al periódico, por más que sea fidedigno, podrá ser publicado sin aclarar su origen.

2.22.- La mejor fuente para la redacción de una noticia es la que se identifica con nombre y apellido. Cuando ello no se pudiera lograr, el periodista deberá procurar identificarla lo mejor posible, aunque no mencione su nombre. Una vez que se tome esa decisión, que será explicada a los lectores, el periódico respetará el secreto de la fuente. Si posteriormente se comprobara que la información era incorrecta y que la fuente la dio a conocer a sabiendas de ello, el periódico divulgará el nombre de esa fuente.

2.23.- La Ley de Imprenta identifica al director como el responsable del contenido del periódico ante posibles causas judiciales. Por ello, el director tiene derecho a veto de todo el material del periódico.

2.24.- No se debe editorializar en los titulares informativos ni opinar en las noticias.

2.25.- Las fuentes tienen derecho al silencio. Si bien en un régimen democrático los funcionarios públicos y otras personas deben actuar con transparencia e informar sobre sus actos, ello no debe entenderse como un derecho ilimitado del periodista.

2.26.- Las personas que han perdido un familiar, sufrido un accidente, etc. deben ser tratados con cortesía y respeto por los periodistas del diario y tienen derecho a no responder preguntas.

2.27.- Que una información importante haya aparecido en otro medio de comunicación antes que en el diario Página

Siete, no es razón para no hacerle seguimiento noticioso. Si

la noticia es primicial, deberá mencionarse el nombre del

medio de comunicación en el que la noticia fue difundida.

2.28.- Si un tema informativo tiene dos o más versiones muy diferentes entre sí dependiendo de las fuentes que se refieren a ella, el titular no reflejará ninguno de esos criterios de manera única. El periódico tendrá cuidado de reflejar también las posiciones minoritarias respecto a un asunto, siempre que sean relevantes.

2.29.- La manipulación de fotografías debe ser exclusivamente técnica. No se puede hacer ningún cambio

o alteración, excepto invertirla de derecha a izquierda o viceversa.

2.30.- Las entrevistas deben ser grabadas, pero siempre en conocimiento del entrevistado. El periodista debe procurar transcribir las ideas del entrevistado adecuadamente, aunque es lícito condensarlas y simplificarlas, siempre que ello no afecte su sentido. Muchos entrevistados hablan libremente, confiados en que solo será utilizado lo más importante y en el contexto adecuado, y el periodista no deben defraudar esa confianza.

2.31.- El periodista, al realizar una entrevista, puede contradecir, repreguntar, dudar de los datos, etc., pero no puede agredir al entrevistado ni tratar de forzarlo a que cambie de criterio.

2.32.- Si no se pudiera grabar una entrevista y el entrevistado señalara que la versión publicada del diálogo es incorrecta, se le dará a éste la razón.

2.33.- Se debe evitar en lo posible el uso de palabras malsonantes, vulgares u obscenas, a menos que sean parte de citas textuales y su inclusión sea relevante.

2.34.- No se debe usar frases o palabras ofensivas para grupos étnicos, razas, pueblos, etc. “Fuma como chino”, por ejemplo, o “trabaja como negro”, quedan prohibidas.

2.35.- Deben ser evitadas las referencias a raza, origen étnico, nacionalidad, etc., en las informaciones para evitar alentar prejuicios y preconceptos. Se podrán hacer excepciones cuando una mención de ese tipo aporte información valiosa y ayude a comprender mejor los sucesos relatados.

2.36.- No se publicarán fotografías que, para su obtención, hayan violado la privacidad de la persona, excepto que tenga relevancia o valor periodístico importante. En ese caso, su publicación será aprobada por el director.

2.37.- Los nombres de las personas que son víctima de violaciones o abusos sexuales no deben ser revelados. Tampoco se divulgarán los nombres de los menores de edad que estén involucrados en hechos que puedan afectar su dignidad (ver la parte sobre aspectos legales).

Página SiETE www.paginasiete.bo

7

2.38.- El periodista del diario Página Siete puede invocar la cláusula de conciencia cuando considere que se le ha solicitado hacer un trabajo que contradice sus creencias ideológicas o religiosas. En ese caso, el editor le asignará otro trabajo.

2.39.- El periodista debe ayudar a dar un sentido a las informaciones. Por ejemplo, señalar que “Bolivia producirá este año 10.000 barriles de petróleo” no significa nada para el lector común. ¿Es eso mucho? ¿Es poco? Por eso, habrá que decir algo así como: “Bolivia producirá este año la mitad de petróleo que el año pasado”.

2.40.- Las encuestas, cuando sean hechas por una empresa o institución especializada y cumpla con todos los requisitos metodológicos, será presentada como tal. En esos casos, se debe incluir el nombre de la empresa que

El contenido de este Manual de Ética de Página Siete ha sido sugerido por la dirección del diario y luego debatido y ajustado en reuniones con los integrantes de la Redacción. Se usaron múltiples fuentes para su elaboración, entre otras: Código de Ética de la Asociación de Periodistas de La Paz; Código de ética de la Federación (ahora Confederación) de periodistas de Bolivia; Código de Ética del Tribunal Nacional de Ética de Bolivia; Libro de Estilo del diario El País de Madrid; Código

hizo el estudio, la organización que financia la encuesta,

si la hubiera, el margen de error, la muestra, la fecha de

realización, etc.

2.41.- Los sondeos son consultas sin rigor metodológico; podrán ser utilizados como referencia, aunque advirtiendo de sus debilidades a los lectores.

2.42.- Las consultas al público, cuando las realicen periodistas del diario y recojan opiniones entrecomilladas

de entrevistados, tendrán que incluir, como estilo general, solo tres de éstas: una a favor del tema que se consulta, otra en contra y otra neutra, que podrá ser también curiosa

o diferente. Las tres elegidas deben ser las que mejor

sinteticen o resuman las opiniones generales. No vale la pena llenar grandes espacios del periódico con opiniones del público que pueden resultar redundantes.

Latinoamericano de Ética Periodística; Declaración de Principios del diario Folha de Sao Paulo; Código de Ética de El Universal de México; Código de Ética de la Asociación de Periodistas de EEUU; Marques de Melo, José, “Jornalismo:

Compreensão e Reinvençã”, editorial Saraiva, San Pablo, Brasil, 2009. Fue especialmente útil el Manual de Ética Periodística Comparada, redactado por Camilo Taufic a pedido del Observatorio de Medios Fucatel, Santiago, Chile.

8

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

8 Pagina SiETE www.paginasiete.bo III.- LEYES REFERIDAS AL DESEMPEÑO DEL PERIODISMO A continuación se presenta un

III.- LEYES REFERIDAS AL DESEMPEÑO DEL PERIODISMO

A continuación se presenta un breve listado de artículos de leyes bolivianas y de acuerdos internacionales que tienen que ver con el desempeño del trabajo periodístico. Su cumplimiento es obligatorio por parte de todo ciudadano boliviano y, obviamente, por los redactores de Página Siete.

1.- Constitución Política del Estado

Artículo 21

Las bolivianas y los bolivianos tienen los siguientes derechos:

2. A la privacidad, intimidad, honra, honor, propia imagen y dignidad.

5. A expresar y difundir libremente pensamientos u opiniones por cualquier medio de comunicación, de forma oral, escrita o visual, individual o colectiva.

Artículo 23 - II

… Todo adolescente que se encuentre privado de libertad recibirá atención preferente por parte de las autoridades judiciales, administrativas y policiales. Éstas deberán asegurar en todo momento el respeto a su dignidad y la reserva de su identidad…

Artículo 106

II. El Estado garantiza a las bolivianas y los bolivianos el derecho a la libertad de expresión, de opinión y de información, a la rectificación y a la réplica, y el derecho

a emitir libremente las ideas por cualquier medio de difusión, sin censura previa.

Artículo 107

I. Los medios de comunicación social deberán contribuir a la promoción de los valores éticos, morales y cívicos de las diferentes culturas del país, con la producción y difusión de programas educativos plurilingües y en lenguaje alternativo para discapacitados.

II. La información y las opiniones emitidas a través de los medios de comunicación social deben respetar los principios de veracidad y responsabilidad. Estos principios se ejercerán mediante las normas de ética y de autorregulación de las organizaciones de periodistas y medios de comunicación y su ley.

2.- Ley de imprenta

Artículo 2

Son responsables de los delitos cometidos por la prensa o por cualquier otro modo de exteriorizar y difundir el pensamiento:

1º. Los que firmen como autores una publicación;

2º. Los directores de diarios, revistas y publicaciones periodísticas;

3º. Los editores. Si los que aparecieran firmando una publicación como autores de ella no fuesen

Página SiETE www.paginasiete.bo

9

personas jurídicamente responsables, o no tuviesen la solvencia necesaria para responder por los delitos denunciados, será el director y en su defecto, el editor, el responsable. A falta de estos, y en todos los casos, las responsabilidades penales o pecuniarias recaerán sobre las personas enumeradas en el artículo 1° siempre que sean distintas de aquellos. La responsabilidad de las personas señaladas no es conjunta ni mancomunada, sino sucesiva, y se establece en el orden determinado.

Nota: el concepto de “editor” en la Ley de Imprenta se refiere a “propietario”. Como en el diario Página Siete los propietarios no tienen injerencia en el manejo informativo, el concepto de “editor” de la Ley de Imprenta será, en éste periódico, sinónimo de “director”.

Artículo 13

Se delinque contra las personas individuales o colectivas, en los impresos que las injurian directa o indirectamente, sean o no falsas las imputaciones injuriosas.

Las autoridades judiciales y administrativas tienen la obligación de resguardar la identidad de los niños, niñas y adolescentes que se vean involucrados en cualquier tipo de procesos, salvo los casos expresamente previstos por este código. Los medios de comunicación cuando publiquen o transmitan noticias que involucren a niños, niñas y adolescentes, no pueden identificarlos nominal ni gráficamente, ni brindar información que permita su identificación, salvo determinación fundamentada del Juez de Niñez y Adolescente, velando en todo caso, por el interés superior de los mismos. El incumplimiento de esta disposición dará curso a la acción legal correspondiente.

6.- Declaración Universal de los Derechos Humanos

Artículo 12

Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

3.- Código Civil

7.- Convención Americana de Derechos Humanos

Artículo 17

Artículo 11

Toda persona tiene derecho a que sea respetado su buen nombre. La protección al honor se efectúa por este Código y demás leyes pertinentes.

Artículo 18

Nadie puede perturbar ni divulgar la vida íntima de una persona. Se tendrá en cuenta la condición de ella. Se salva los casos previstos por la ley. Artículo 287

El que por cualquier medio y de un modo directo ofendiere a otro en su dignidad o decoro, incurrirá en prestación de trabajo de un mes a un año y multa de treinta a cien días.

Si el hecho previsto en el artículo 283 y la injuria a que se refiere este artículo fueren cometidos mediante impreso, mecanografiado o manuscrito, su autor será considerado reo de libelo infamatorio y sancionado con multa de sesenta a ciento cincuenta días, sin perjuicio de las penas correspondientes.

4.- Código penal

Artículo 289

El sindicante de un delito contra el honor quedará exento de pena, si se retractare antes o a tiempo de prestar su indagatoria. No se admitirá una segunda retractación sobre el mismo hecho.

5.- Código niño, niña y adolescente

Toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad.

Nadie puede ser objeto de injerencias arbitrarias o abusivas en su vida privada, en la de su familia, en su domicilio o en su correspondencia, ni de ataques ilegales a su honra o reputación.

8.- Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

Artículo 13.2

El derecho de acceso a información pública puede estar sujeto a restricciones fijadas por ley únicamente con objeto de:

a. Asegurar el respeto a los derechos o a la reputación de los demás.

b. La protección de la seguridad nacional, el orden público o la

salud o moral públicas.

9.- Estatuto Orgánico del Periodista Boliviano

Artículo 17

El periodista está obligado a ser veraz, honesto y ecuánime en el ejercicio de su profesión, así como observar en el desempeño de sus funciones respeto a las normas éticas.

10.- Ley Contra el Racismo y toda forma de Discriminación

Artículo 17

10

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

Artículo 16.- (de las faltas). Se consideran faltas de los medios de comunicación cualquiera sea su naturaleza la autorización de la difusión y publicación de ideas racistas y discriminatorias, que se traducen en las siguientes:

1. Expresiones deliberadas y sistemáticas, consistentes en manifestaciones verbales o escritas, con el propósito de dañar la dignidad de determinada persona o grupo por motivos racistas o discriminatorios.

2. Difusión sistemática de mensajes con contenidos racistas o discriminatorios, en propagandas, espacios pagados, avisos solicitados y publicidad, que inciten al odio, desprecio, violencia o persecución de una determinada persona o grupos de personas.

3. Defensa o elogio de los actos de racismo o discriminación con el fin de justificar el odio, la violencia o la persecución de determinada persona o grupo.

Artículo 17.- (sanciones). Las sanciones previstas para los medios de comunicación son las siguientes:

1. Sanciones de primer grado.- Serán sancionados con diez (10) a ciento cincuenta (150) días multa, los medios de comunicación que hayan incurrido en las conductas de los numerales 1, 2 o 3 del Artículo 16 del presente Decreto Supremo, por primera vez.

2. Sanciones de segundo grado.- Serán sancionados con ciento cincuenta y uno (151) a trescientos (300) días multa, los medios de comunicación que hayan incurrido en las conductas de los numerales 1, 2 o 3 del Artículo 16 del presente Decreto Supremo, por segunda vez.

3. Sanciones de tercer grado.- Serán sancionados con inhabilitación temporal de funcionamiento de ciento cincuenta (150) a trescientos sesenta (360) días calendario, los medios de comunicación que hayan incurrido en las conductas de los numerales 1, 2 o 3 del Artículo 16 del presente Decreto Supremo, por tercera vez. En las posteriores reincidencias se aplicará directamente la máxima sanción establecida en el presente numeral.

Artículo 18.- (daños, perjuicios y cumplimiento de obligaciones). I. Independientemente de la sanción administrativa impuesta, el medio de comunicación cubrirá el resarcimiento de los daños y perjuicios que

pudiera haber ocasionado, que serán determinados judicialmente.

II. Se salva el derecho de repetición del medio de comunicación.

III. La aplicación de sanciones no exime a los medios de comunicación de la responsabilidad de cumplir con sus obligaciones laborales.

Artículo 19.- (inicio directo del procedimiento sancionatorio). La ATT iniciará directamente el procedimiento sancionatorio, sin necesidad de intimación previa, cuando los medios de comunicación incurran en las faltas descritas en el Artículo 16 del presente Decreto Supremo.

Artículo 21.- (conductas que no generan responsabilidad directa para los medios de comunicación). La publicación o difusión de ideas y mensajes racistas y discriminatorios no generará responsabilidad directa al medio de comunicación en los siguientes casos:

1. Cuando se publiquen o difundan como parte de cobertura informativa o de las tareas propias de la comunicación, sin que constituyan defensa o elogio de acciones de racismo y discriminación.

2. Cuando sean expresiones de terceras personas difundidas en programas en directo o con participación de la audiencia. En este caso, de conformidad a las normas de ética periodística, el medio de comunicación deberá advertir al público de abstenerse de expresiones de naturaleza racista o discriminatoria e interrumpir la declaración. En caso de que el medio de comunicación no aplique su autorregulación y de persistir la infracción será pasible a las sanciones establecidas en el Artículo 17 del presente Decreto Supremo.

3. Cuando corresponda a un programa independiente en espacios alquilados en radio y televisión, el responsable directo es el (la) director (a), productor (a), conductor (a) o el (la) que contrate el espacio del programa emitido. En caso de que el medio de comunicación no advierta y permita la infracción, será pasible a las sanciones establecidas en el Artículo 17 del presente Decreto Supremo.

Página SiETE www.paginasiete.bo

11

Página SiETE www.paginasiete.bo 11 IV.- MANUAL DE ESTILO Para todo lo que se refiera el uso

IV.- MANUAL DE ESTILO

Para todo lo que se refiera el uso del español que no esté mencionado en este manual, deben tomarse como referencia las disposiciones de la Real Academia de la Lengua Española.

1.- Uso del lenguaje

1.1.- El fin principal del diario es comunicar ideas, datos

y situaciones a un público amplio. Por ello el lenguaje

a ser utilizado debe ser el más simple, conciso, claro y comprensible que sea posible.

1.2.- El diario Página Siete se escribe en español y por lo tanto se procurará, siempre que sea posible, usar las versiones españolas de personajes, lugares, etc. Por ejemplo, se dirá “Nueva York” y no “New York”, “San Pablo” y no “Sao Paulo” y “Florencia” y no “Firenze”, siempre que sea posible y no resulte malsonante o absurdo. Obviamente, no se dirá “Río de Enero” sino

“Río de Janeiro”. Se preparará un listado de esas palabras

y nombres.

1.3.- Se usará en el diario Página Siete la forma de acentuación española, aún para palabras no españolas. Por eso, se dirá “Taiwán” y no “Taiwan” y “París” y no “Paris”.

En caso de los nombres extranjeros que tengan una escritura similar al español, se aplicarán las normas de acentuación. En ese sentido se dirá “Benjamín Netanyahu” y no “Benjamin…” o “Nicolás Sarkozy” en

vez de “Nicolas…”.

1.4.- Cuando surja algún nombre en otro idioma que no haya sido usado todavía en el periódico, se utilizará su forma castellana más fácil de leer, si hubiera más de una. Con el tiempo se establecerá un listado de esas palabras.

1.5.- Como el diario Página Siete se escribe en español, las palabras que se escriban en lenguas extranjeras, que no sean de uso común, deben escribirse con cursiva. Un listado de esas palabras que, sin ser españolas, puedan escribirse sin cursiva se construirá paulatinamente.

1.6.- En español no son comunes las formas en las que los nombres van con inicial. Por ejemplo, en inglés se dice “John F. Kennedy” pero nosotros debemos escribir “John Kennedy”. En el caso de “George W. Bush” lo correcto deberá ser decir “George Bush (h)”.

1.7.- El diario Página Siete hará esfuerzos por reducir el rasgo machista del idioma español. Todos los cargos, funciones o profesiones que sean desempeñados por mujeres deberán ser colocados en femenino: jueza, senadora, diputada, parlamentaria, gerenta, presidenta, ministra, abogada, arquitecta, médica, oftalmóloga, árbitra, etc. La Real Academia recomienda no usar versiones femeninas que resulten malsonantes, como “fiscala”, “dirigenta” y otras.

1.8.- No se usará la palabra “hombre” como sinónimo de “ser humano” o “persona”. Las palabras “sujeto” o “individuo” deben ser evitadas debido a que pueden

12

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

sonar despectivas.

1.9.- En el caso de la transcripción de una entrevista no se deben incluir en ella errores de sintaxis, dubitaciones, tartamudeos, etc., excepto que añadan información y sean relevantes, pero nunca si eso causara algún grado de molestia o degradación del entrevistado.

1.10.- El periodista tiene que esforzarse por “traducir”

e “interpretar” el lenguaje excesivamente técnico,

especializado o erudito, para que lo entiendan la mayor parte posible de los lectores.

1.11.- En los textos informativos, las oraciones no deberían tener más de 25 palabras y tendrían que tener el orden de sujeto-verbo-predicado. Esta regla debe servir también para los otros géneros, aunque se puede usar con flexibilidad.

1.12.- Es siempre preferible usar los verbos en su forma activa que en su forma pasiva. Es mejor “Los hinchas aclaman a Ronaldo” en vez de “Ronaldo estaba siendo aclamado por los hinchas”.

1.13.- El diario usará opciones como “dijo ayer”, considerando que el lector está leyendo la noticia al día siguiente. En la versión de internet, se dirá “dijo hoy”, puesto que el lector la lee el mismo día.

1.14.- Se debe evitar decir “joven poeta”, “anciana compositora”, etc. Es siempre preferible mencionar la edad de la persona a la que nos referimos.

1.15.- En los textos noticiosos no se debe añadir tratamientos honoríficos o profesionales como

“excelencia”, “don”, “ilustre”, “licenciado”, “ingeniero”

o “doctor”. No se dirá: “el asesor de la Gobernación,

licenciado Mario Pérez, informó ayer…” sino “el asesor de la Gobernación, Mario Pérez, informó ayer…”. El diario debe ayudar a combatir las jerarquizaciones de la sociedad, y este tipo de tratamiento, en cierta medida, contribuye a esa estratificación. Obviamente la excepción se dará en los textos en los que colocar la profesión del entrevistado, lo mismo que su edad, su

experiencia, etc., añada información.

1.16.- En el caso de títulos de la realeza, sí se debe colocar el título: por ejemplo: “reina Sofía”.

1.17.- En el caso del Papa actual, debe usarse, siempre que no cause confusión, sin su número. Se dirá: “El papa Benedicto” y no “Benedicto XVI”, debido a que se sobreentiende que se está hablando de él. Si pudiera haber confusión, habría que añadir el número. Para el resto de los papas, sí debe colocarse el número: “A diez años de la muerte de Juan Pablo II”.

1.18.- Excepto que la persona sea más conocida por sus dos nombres o apellidos, se usará solamente el primer nombre y el apellido paterno. No se escribirá “la asesora de la alcaldía, Marion Rosario Aliaga Rojas…”, sino “la

asesora de la alcaldía, Marion Aliaga…”.

1.19.- Siempre que sea posible, se usará una forma resumida de los nombres de instituciones públicas. Se dirá por ejemplo, “Viceministerio de Producción Industrial” en vez de su nombre oficial “Viceministerio de Producción Industrial a Mediana y Gran Escala”.

1.20.- Una vez que una persona ha sido nombrada por su nombre y apellido, en los siguientes párrafos sólo se mencionará su apellido.

1.21.- En aras de la fluidez, se puede evitar colocar el nombre de la persona junto al cargo en la misma oración. La aclaración puede realizarse en la siguiente o incluso en otro parágrafo. Por ejemplo: “El ministro de Gobierno informó que todos los tripulantes del avión accidentando resultaron muertos. El ministro Sacha Llorenti añadió que los bomberos…”.

1.22.- Si bien los titulares deben ser lo más sucintos y directos, en lo posible deben contener todos sus artículos y respetarse la sintaxis del español. No se puede decir “MAS gana elecciones para gobernador” sino “El MAS gana las elecciones para gobernador”.

1.23.- Los textos deben escribirse pensando que muchos lectores no tienen referencias sobre los hechos narrados. No debe presuponerse que el lector sabe de lo que trata la noticia. Deben explicarse siempre los antecedentes. Incluso las notas secundarias y los recuadros deben entenderse en sí mismos, sin depender de los otros textos de la misma página.

1.24.- Siempre que sea posible, todos los textos deben tener la mayor precisión. No se puede decir “un grupo de cocaleros” o un “número de dirigentes cívicos”, sino decir las cantidades, las afiliaciones sindicales específicas, etc.

1.25.- Ninguna columna debe ser parte de una “serie”. El lector no necesariamente ha conocido las anteriores piezas y, por lo tanto, no le interesará una cuyo título diga algo así como “Los errores de Menem (V)”. Si el autor desea proseguir con el mismo tema en columnas subsiguientes, podrá hacerlo, pero utilizando cada vez un titular diferente y cuidándose de que la nueva columna tenga sentido en sí misma. Si fuera necesario podrá hacer referencia a su nota anterior.

1.26.- Las cartas que envían los lectores deberán publicarse previamente uniformadas y editadas por motivos de espacio y claridad. El editor deberá aclarar, si el autor de la carta no lo ha hecho con precisión, a qué se refiere su contenido: una crítica a algo que el diario dijo, la declaración de una autoridad, etc. El editor usará las mismas normas generales del manual de ética y estilo del periódico para editar las cartas.

2.- Símbolos, signos, abreviaturas

Página SiETE www.paginasiete.bo

13

2.1.- No deben usarse las abreviaturas en los textos. Se dirá “bolivianos” en vez de Bs, “dólares” en vez de $us, “centímetros” en vez de cm. Se dirá “Cochabamba” y no Cbba. Se aceptarán excepciones, por razones de espacio, solamente en los titulares, epígrafes, tablas y cuadros. En tales casos, el plural de las abreviaciones no se marcará con una “s” final: no se dirá 10 cms, sino 10 cm.

2.2.- No pueden abreviarse las fechas. Se escribirá: “Evo Morales fue posesionado el 22 de enero”, no “el 22-1”. Se aceptarán excepciones, por razones de espacio, solamente en los titulares, epígrafes, tablas y cuadros.

2.3.- Debe evitarse el uso de símbolos ($, º). Los símbolos pueden usarse, por motivos de espacio, en titulares y tablas. (Ver el punto 3.3 para algunas excepciones).

2.4.- La tonelada se abreviará con tn.

2.5.- Las medidas de peso: kilogramo, kg; quintal, qq; libra, lb, y arroba, @.

3.- Números, horas

3.1.- En español las cifras con miles se dividen con puntos, no con comas: “3.400 años” y no “3,400 años”. Los decimales se escriben con comas y no con puntos:

“60,5%” y no “60.5%”.

3.2.- Los años no están divididos por puntos. No se dirá “En 1.973 se produjo el golpe de Pinochet”, sino “En

1973…”.

3.3.- Los números se escriben con letras entre el cero y el diez y con números del 11 en adelante

Para los números redondos de más de centena de mil, se escribirán de forma mixta: 110 mil; 250 mil. Para las cifras menores a centena de mil se escribirá con números: 15.000, 34.000.

Las excepciones a esta regla son: uso de fechas: “2 de marzo”; de direcciones: “Calle Jaén, número 8”; de números de habitaciones o departamentos: “Hotel Radisson, habitación 7”; de resultados deportivos:

“Bolivia venció 3 a 0 a Brasil”; de los grados de los terremotos: “El sismo tuvo un intensidad 6 en la escala de Richter”; de la hora cuando tenga fracciones: “a las 4:30 de la mañana” (se usarán dos puntos para separar los números); en los cronometrajes: “corrió 100 metros en 9 segundos” o “la atleta terminó la maratón en 2h 50m y 10s” sin comas ni puntos; en los grados de latitud o longitud: “ese país termina en el grado 9 de latitud sur…”; cuando se haga referencia a un porcentaje: “8%”,

“21%”.

Se escriben con números romanos los nombres de reyes, papas y otras autoridades: “Juan Pablo II”.

3.4.- Se evitará el uso de cifras inferiores a la unidad. Se escribirá “900 gramos” en vez de “0,9 kilos”.

3.5.- Es incorrecto usar el sufijo “avo” para establecer los números ordinales. Se dirá “decimocuarto” y no “catorceavo” ni 14avo.

Habrá una excepción en los ordinales para eventos deportivos, por ejemplo la 2da. Etapa, 2ra. Etapa, etc.

3.6.- La escritura de las décadas seguirá la regla general,

y por eso se la hará con números: “en los años 70”, pero no “los años 70s”.

3.7.- Cuando se trate de cifras con varios dígitos, se procurará su simplificación, usando decimales y redondeándolas. Por ejemplo, no se dirá: “El padrón electoral biométrico registró a 5.234.561 personas” sino a “5,2 millones de personas”. No se usará: “Bolivia aumentó sus exportaciones a 4.890.321.345 de dólares” sino “Bolivia aumentó sus exportaciones a 4,8 mil millones de dólares”.

3.8.- Siempre que se presente una cifra que no esté en bolivianos debe hacerse su conversión a dólares.

3.9.- Se dirá “mil millones” en vez de “billón” (de la nomenclatura inglesa) o “millardo” (de la francesa). Para las cifras de volúmenes de gas, se usará la nomenclatura inglesa: TCF

3.10.- En las listas donde se incluya más de tres nombres

y hagan referencia a las edades, se colocará el primer

nombre y entre paréntesis la edad: “Juan Riquelme (de

18 años), Pedro Martínez (8), María Velasquez (10).”

3.11.- Cuando un dato se menciona varias veces en una misma nota (como monedas, porcentajes, etc.), habrá que evitar la repetición de las palabras. Por ejemplo, no se dirá: “Los precios de las entredas son: curva

sur: 15 bolivianos, curva norte: 10 bolivianos, recta:

20 bolivianos, preferencia. 100 bolivianos”. Es mejor

mencionar la moneda sólo al comienzo y al final.

4.- Comillas, siglas

4.1.- Cuando una cita incorpora a otra, deben usarse comillas dobles para la más larga y comillas simples para la que está al interior de la primera.

4.2.- Los apodos o alias se escriben con doble comilla. Por ejemplo, se dirá: Marco “Diablo” Etcheverry.

4.3.- Los títulos de películas, libros, discos, obras teatrales, neologismos (tuitero, bloguero), palabras en idiomas diferentes al español, etc., irán con cursiva. Ejemplos: se estrenó la película El ascensor en los cines de La Paz; la novela Mientras Miguel soñaba salió a la venta, etc.

4.4.- Las siglas se usarán siempre en mayúsculas. Se dirá el FMI y no el Fmi. Las excepciones serán las que tienen tres sílabas o más y que formen una unidad que se pueda leer como una palabra. (en ese caso, la sigla se convierte en un acrónimo).

14

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

Ejemplos con mayúsculas: COB, MAS, MNR, ADN, MSM, EBO, UMSA, ENTEL, COTEL, ONU, NNUU, FBF, TV, BCB, INE, TSE, AH1N1, DEA.

Ejemplos con altibajas: Conamaq, Senamhi, Sergeotecmin, Comcipo.

4.5.- La sigla siempre tendrá la aclaración de su significado, excepto que sea muy conocida: “ENTEL”, por ejemplo, o partidos políticos, etc. no requieren aclaración. El redactor y el editor deberán usar esta regla con criterio.

4.6.- En ocasiones, para permitir una mayor fluidez del texto, se puede aclarar el significado de la sigla en otra oración o párrafo. 4.7.- Las siglas de otros idiomas, como DEA, deben ser aclaradas solamente con su traducción al español.

4.8.- Las siglas que dupliquen sus letras para formar el plural no deben tener puntos. Por ejemplo, se dirá “EEUU” y no “E.E.U.U.” ni “EE.UU.”.

4.9.- La sigla mantiene el artículo de su significado en español: “el FMI”, debido a que es “el Fondo…”.

4.10.- Sida, que empezó siendo una sigla, ya se ha convertido, por su uso, en una nombre común. Debe escribirse con minúscula y sin cursiva. Otras palabras similares son “ovni”, “radar”, etc.

También “internet” se puede incluir en este caso y por eso debe escribirse con minúscula. En el caso de esta palabra deberá evitarse, en lo posible, colocar el artículo, para no escribir “la internet” (como indica la Real Academia de la Lengua) que es una forma ajena al lenguaje boliviano.

4.11.- No se pueden volver plurales las siglas. Por ejemplo: “las ONG trabajan desde hace años” y no “las ONG’s…” ni “las ONGs”. En ese sentido, se dirá “las AFP” y no “las AFPs”.

4.12.- En los titulares se evitará el uso de las siglas, excepto que sean de uso común. Nuevamente, el redactor deberá usar esta regla con criterio.

5.- Signos ortográficos:

La coma

5.1.- La coma sirva para hacer pausas, diferenciar elementos de una serie y ayudar a la entonación.

5.2.- No se debe usar coma entre el sujeto y el verbo. Se escribirá “El presidente Morales inauguró ayer…” y no “El presidente Morales, inauguró ayer…”.

5.3.- Se debe usar comas para encerrar frases subalternas dentro de oraciones: “La vida en el trópico, excepto por la presencia de insectos, es muy agradable”.

5.4.- Después del vocativo debe haber una coma: “René, presta atención a la música”.

5.5.- Se debe escribir una coma cuando reemplaza al verbo: “Padrón biométrico, una proeza de los bolivianos…”.

El punto

5.6.- Se escribe un punto al finalizar una frase u oración.

5.7.- Se usará un punto:

- Al final de las comillas de cierre: El ministro gritó: “pido a todos ser más patriotas”.

- Detrás de un paréntesis: El obrero salió de su casa (que quedaba en Villa Armonía).

- Detrás de un guión largo: Bolivia es un país exportador de materias primas – especialmente gas–.

- No se usará el punto después de tres puntos suspensivos ni de los signos de admiración e interrogación.

Guión largo y guión corto

5.8.- El guión largo se usa para separar: “El club Strongest –a diferencia del Bolívar– no entrena los lunes”.

5.9.- El guión corto se usa para unir: “Las relaciones peruano-bolivianas”

5.10.- En los titulares no se separarán las palabras con un signo de guión cuando falte espacio en un renglón.

Mayúsculas

5.11.- Se escriben con mayúsculas:

- Los nombres propios.

- Las instituciones: “El Ejército japonés…” pero no “un ejército de pobres”.

- El Gobierno, cuando se trata de sinónimo del Órgano Ejecutivo o de Estado.

- Los organismos públicos o privados: “El Instituto Nacional de Estadística”.

- Las regiones geográficas: “Golfo Pérsico”.

- Los acontecimientos históricos: “La Guerra del Pacífico”, “la Segunda Guerra Mundial”.

- Los premios y condecoraciones: “El Premio Nobel”, el “Cóndor de los Andes”, pero no los premios genéricos: “ganó la medalla de oro en natación”.

- Las universidades, cuando la palabra esté acompañada del nombre de la entidad:

“Universidad de Columbia, Universidad de Buenos Aires”.

- Las fases de la historia o las eras (Renacimiento y Paleolítico).

Página SiETE www.paginasiete.bo

15

- Las palabras “Papa”, “Sumo Pontífice” y otras que hagan referencia al líder de la Iglesia Católica irán con mayúscula cuando no esté precedido del nombre. “el Papa dio ayer un discurso en El Vaticano” y no “el Papa Benedicto XVI”.

- Los otros cargos jerárquicos religiosos irán con minúscula, así vayan presididos o no del nombre: “arzobispo de El Alto”, “pastor Salcedo”. La única excepción será la de “Cardenal Julio Terrazas”.

5.12.- En los títulos de libros, películas, etc., se escribirá con mayúscula sólo la primera palabra, excepto que se refiera a nombres propios: “Lo que el viento se llevó” y no “Lo que el Viento se Llevó”.

5.13.- Los cargos sólo del Presidente y Vicepresidente irán en mayúsculas cuando no estén acompañados del nombre: “El Presidente”. Pero se escribirá “el ministro San Miguel”. Otros cargos públicos o de representación política, como ministros, viceministros, directores, asesores, jefes, senadores, concejales, etc., no deben ir en mayúscula en ningún caso. Las instituciones sí llevarán mayúscula por ser nombres propios: “Ministerio de Educación”, pero no así los cargos: “ministro de Educación”.

Alcaldía y Gobernación se escribirán con altibajas.

5.14.- No se escriben con mayúscula:

- Los meses y las estaciones del año (“septiembre” y “primavera”); las disciplinas académicas (“periodismo”, “derecho penal”); los puntos cardinales (“norte”). Cuando se refiere a los hemisferios se debe usar mayúscula.

6.- Errores comunes

6.1.- Con adverbios: es incorrecto decir: “El prefecto trabaja duro”; debe decirse “El prefecto trabaja duramente”.

6.2.- Con gerundio: es incorrecto decir: “El Gobierno trabaja empobreciendo a la gente”. Se dirá “El Gobierno trabaja para empobrecer a la gente”; es incorrecto: “Un barco, llevando 100 personas, naufragó”. Deberá decirse:

“Un barco, que llevaba 100 personas, naufragó”.

6.3.- Con citas: Se debe tener cuidado con las que son directas o indirectas. No se puede decir: “El Presidente dijo que ‘yo trabajo a favor de Bolivia’”, pero sí: “El Presidente dijo: ‘yo trabajo a favor de Bolivia’” o “El Presidente dijo que trabaja a favor de Bolivia”.

6.4.- Con bolivianismos: “La manifestación se realizó a la cabeza de Rubén Costas”. Debe decirse: “La

manifestación se realizó encabezada por Rubén Costas”; en lugar de decir “los manifestantes fueron gasificados” debe emplearse: “los manifestantes fueron dispersados con gases”.

7.- Elementos tipográficos y sus características

7.1.- Estos son los elementos tipográficos del diario:

Titular o título, antetítulo, epígrafe, entretítulo, pie de foto, firma, referencias al pie, crédito de foto o de infografía.

7.1.2.- Titular o título: debe ser claro, conciso y respetar las normas gramaticales. En el caso de titulares de los textos considerados informativos, debe expresar la idea central del tema; en esos casos, la entrada de la nota debe ser una ampliación del titular.

7.1.3.- Antetítulo y epígrafes: dan información adicional a la presentada en el titular o título, que debe desarrollarse en el texto. Su redacción debe cumplir con las normas gramaticales.

7.1.4.- Entretítulo: se usa para ayudar a la lectura de textos especialmente largos, para dividir los artículos en temas diferentes y para volverlos más ágiles.

7.1.5.- Pie de foto: cada fotografía deberá tener una lectura de foto que aclare qué es lo que sucede en ella, pero sin mencionar obviedades como “senadora Ana María Romero” como lectura de la foto de la senadora Ana María Romero.

7.1.6.- Firma: el diario Página Siete buscará que sus periodistas firmen todos los textos que no sean propios de la cobertura usual.

7.1.7.- La firma tendrá estas jerarquías: cuando vaya después del titular, al inicio de la nota, implicará que el texto es extenso e importante; cuando vaya al final de la nota se entenderá que el artículo es menos importante y se usará también en el caso de que exista otra nota firmada por el mismo periodista en la misma página; las iniciales al final del texto se usarán para materiales menos relevantes.

7.1.8.- En la primera página no aparecerán notas firmadas.

7.2.- Referencias al pie: se escribirán en cursiva y servirán para mencionar los antecedentes de un columnista o colaborador; para añadir información a los textos; para mencionar el nombre de la agencia noticiosa, etc.

7.3.- Crédito de foto o de infografía: cuando se trate de una fotografía del diario Página Siete, el crédito irá en uno de los costados de la foto, con el añadido de “Página Siete”.

7.3.1.- El mismo formato se usará para las infografías.

7.3.2- Cuando la fotografía se haya obtenido de una agencia u otros servicios informativos, no irá el crédito del fotógrafo, sólo el de la agencia.

16

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

8.- Los géneros

8.1.- Introducción

El diario Página Siete considera que se pueden agrupar los géneros en tres grandes áreas: géneros informativos, géneros opinativos y géneros interpretativos.

Como ya hemos visto en la página xi de este libro, la información es el relato de hechos y datos y no refleja las opiniones del redactor; la opinión, por el contrario, incluye juicios de valor, creencias, comentarios, etc.; la interpretación es un espacio intermedio entre la información y la opinión. Al usar este género, el periodista tiene mayores licencias y puede incluir sus criterios pero sin llegar a opinar. Los textos de géneros interpretativos deben ir firmados e incluir la palabra “análisis”.

Lo que se acaba de señalar sobre los géneros tiene que ver con la presencia, mayor o menor, de opiniones e informaciones. Respecto del estilo de redacción, los textos interpretativos pueden ser redactados como “periodismo narrativo” o “literario”.

Aunque existen innumerables definiciones y una amplísima bibliografía sobre este género, tomaremos aquí la siguiente( 1 ): “el periodismo literario une las técnicas narrativas con la redacción noticiosa. Desarrolla la destreza de contar historias y aplicarla en las maneras de narrar la realidad. La crónica, la entrevista y el reportaje pueden aprovechar las herramientas utilizadas en la prosa de ficción para cautivar al lector. Si el redactor se plantea escribir literatura de no ficción, el periodismo es un arte, aunque tenga la camisa de fuerza de la realidad (…). El periodismo literario no está divorciado de la noticia. Al contrario, la perpetúa en escritos que trascienden el papel barato. Hoy se hace necesario desplegar las destrezas de los mejores narradores para atrapar al lector. Para que lea hasta la última línea”. El periodismo literario, también denominado “nuevo periodismo” combina lo mejor de la literatura con lo mejor del periodismo.

8.2.- Breves descripciones de los géneros

No es fácil establecer con precisión los límites de los géneros periodísticos.

Muchas veces las diferencias son borrosas y, en otras, un texto periodístico incorpora técnicas de varios de ellos. Sin embargo, para ayudar a facilitar el trabajo de la redacción, este manual presente breves descripciones de las características principales de los géneros usados en Bolivia:

(1)

Tomado de talleres de escritura creativa. www.fuentetajalite-

raria.com. La definición es más completa que la presentada aquí.

8.3.- Géneros informativos

8.3.1.- Nota o noticia:

Debe usar el estilo denominado “pirámide invertida”. La entrada de la nota (“lead”) debe ampliar la información contenida en el titular. Siempre que sea posible, no debe haber un enfoque diferente entre el titular y la entrada de la noticia.

La entrada de la noticia, en lo posible, debe responder a las tradicionales preguntas “qué”, “quién”, “cuándo”, “cómo”, “por qué” y “dónde”. Si no se pudiera responder a estas preguntas en el primer párrafo de la noticia, se las deberá responder en los siguientes. Incluyamos un comentario adicional sobre las preguntas que acabamos de mencionar. Estas no son patrimonio del periodismo. La investigación policíaca, la sociología, la medicina y otras disciplinas usan estas preguntas para ordenar sus investigaciones y argumentaciones.

En lo que respecta al diario Página Siete, todos los materiales periodísticos, independientemente del género utilizado, deben responder a esas preguntas en el desarrollo del texto.

El epígrafe debe reflejar datos importantes que no estén contenidos en la entrada.

La noticia tiene que tener sentido independientemente de hasta qué párrafo sea leída.

8.3.2.- Nota o noticia ampliada

La nota o noticia ampliada, como lo dice su nombre, es un texto informativo más extenso, con más detalles, que incorpora recuadros y notas secundarias y que, en ocasiones, puede acercarse a un lenguaje de tipo interpretativo y no exclusivamente informativo. Este material es más ambicioso y mejor preparado que una noticia.

8.3.3.- Entrevista

La entrevista es una herramienta para recoger información pero puede ser también un género periodístico cuando incorpora las preguntas y respuestas de una manera extensa y literal.

En ese caso, la entrada debe incluir una descripción del entrevistado y adelantar algunos de los tópicos más importantes de los que trata la entrevista. El periodista sólo podrá incorporar sus comentarios u observaciones sobre el entrevistado o el diálogo que

Página SiETE www.paginasiete.bo

17

mantuvo en la entrada del texto, no entre las preguntas y respuestas. Las preguntas deben ser lo más breves posibles. Si la entrevista tuviera recuadros, deben ser comprensibles en sí mismos, sin necesidad de leer el texto principal.

8.3.4.- Entrevista-perfil

En el género entrevista-perfil, el periodista puede incorporar, en el desarrollo del texto, sus comentarios y observaciones, datos de contexto, información biográfica, etc.

8.4.- Géneros de opinion

8.4.1.- Editorial

El editorial es el texto mediante el cual el diario hace conocer sus opiniones sobre temas diversos que le interesan a la sociedad. Estará escrito con un estilo formal e impersonal. Un editorial debe, per se, tomar posición sobre algún asunto, haciéndolo de manera directa, sin eufemismos. Ello no implica, sin embargo, usar un lenguaje irrespetuoso ni tampoco eludir una argumentación completa del asunto, que debe incluir también las razones de la parte que se critica.

8.4.2.- Columna

La columna es un artículo de opinión que se publica periódicamente en el periódico. Irá con foto y firma del autor. Es de exclusiva responsabilidad de éste. Se espera que el columnista exprese con claridad sus ideas, tome partido si lo desea y use un estilo más personal. Al pie del texto se explicará quién es el autor y su militancia política, si la tuviera.

8.4.3.- Caricatura

La caricatura se debe considerar también un espacio de opinión, similar a una columna.

8.4.4.- Artículo

El artículo tiene las mismas características de la columna, excepto que no se publica periódicamente ni lleva la foto del autor. Al igual que en el caso de las columnas, se aclarará al pie del artículo quién es el autor, su militancia, etc.

8.5.- Géneros interpretativos

8.5.1.- Análisis

El género análisis tiene características similares a las de la nota ampliada, salvo que debe añadir un rasgo adicional de interpretación y de tono personal del autor.

8.5.2.- Reportaje

El reportaje implica realizar un trabajo en terreno, de reportería. El periodista no puede redactar un reportaje desde su escritorio, esa sería más bien una nota ampliada. El reportaje tiene que incluir, además, material que pueda hacer generalizable el tema que trata. Debe incorporar varias versiones, entrevistados, información documental, datos estadísticos, etc.

8.5.3.- Crónica

También es deseable la presencia del periodista en el terreno y debe implicar el uso de un lenguaje más literario y creativo.

8.5.4.- Perfil

El género perfil busca, con información que proviene de diferentes fuentes, dar una idea lo más completa posible sobre un personaje, tanto sobre sus aspectos positivos como negativos, polémicos o críticos.

8.6.- Características de estilo para crónicas, reportajes y perfiles

Al margen de si se usan o no las técnicas del “periodismo literario”, al escribir géneros interpretativos (crónicas, reportajes, perfiles) se deben tener en cuenta estas características:

La entrada y el cierre son quizás las partes más importantes de todo el texto.

La entrada debe contener un giro lingüístico especial, una anécdota original, una cita (breve) provocadora, la descripción de algo inusual, un diálogo inesperado, la presencia de un personaje excéntrico, etc.

También son deseables las entradas que retraten la experiencia de una persona determinada, de la cual se “descolgarán” luego el resto de los datos.

Obviamente, en este tipo de materiales no debe estar presente la “pirámide invertida”, aunque las preguntas “qué”, “quién”, etc. deben ser respondidas a lo largo del texto. Pueden también usarse técnicas de suspenso pero el lector debe conocer de qué trata el tema principal del mismo como máximo hasta en el tercer párrafo.

Aunque se omita el tema principal del texto hasta el tercer párrafo, todas las entradas deben empezar con una idea, imagen o acción fuerte, conmovedora, inesperada,

18

Pagina SiETE www.paginasiete.bo

etc., que atrape el lector. Es lo que los periodistas norteamericanos llaman “always start with a bang”.

El cierre o párrafo final también debe ser redactado con mucho cuidado, sobretodo buscando que el texto tenga precisamente un “cierre”. Este parágrafo debe darle “unicidad” a todo el artículo, “redondez” y sentido o que sirva como colofón, resumen o epílogo. Grandes autores, como Gabriel

García Márquez, han usado la técnica de referirse en el parágrafo final al tema presentado en la entrada de la nota, para dar un sentido de “circularidad”.

Los textos deben estar construidos según una estructura que tenga una lógica ilación de temas, argumentaciones y acciones. Un asunto debe llevar a otro. Se debe evitar las inconexiones y las discontinuidades.

Diario fundado el 24 de abril de 2010 Director: Raúl Peñaranda Undurraga. Jefe de Redacción: Cándido Tancara Castillo. Jefe de Informaciones: Martín Zelaya Sánchez. Compañía Editora Luna Llena S.A. Nº de Depósito Legal: 4-3-25-10 Dirección:

Avda. 20 de Octubre 2665, Edificio Torre Azul, piso 18. Teléfonos: Central: (591) 2-2611700; Comercial: (591) 2-2900700. Suscripciones: (591) 2-2611734. Web: www.paginasiete.bo - La Paz, Bolivia

(591) 2-2611700; Comercial: (591) 2-2900700. Suscripciones: (591) 2-2611734. Web: www.paginasiete.bo - La Paz, Bolivia