Sei sulla pagina 1di 11

UNIVERSIDAD NIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

Juego de identidades entre multiculturalismoseidentidadlocal:

una mirada a la Alianza Colombo-Francesa desde las relaciones públicas internacionales'

Andrés Alejandro Vargas Rubio

Andrea Paola Jiménez Jiménez Una Orozco Montesinos 4

Introducción

La ruta del plan de trabajo que se presentará a continuación tiene como ejes centrales, primeramente, situar históricamente un proceso de mestizaje social y cultural que ha configurado esa identidad compuesta de los barranquilleros. Dentro de este mestizaje la cultura francesa tuvo un lugar privilegiado en la construcción del lenguaje, la gastronomía y los espacios dando paso a hibridaciones culturales desde lo cotidiano, inicialmente. No obstante, y como segundo eje, los procesos de expansión y globalización de mercados en la última década han logrado la universalización de nuevas prácticas y productos culturales que son inyectados gracias a las dinámicas económicas de la ciudad. Sobre este fenómeno de industrialización cultural se retomarán algunas de las marcas que han entrado a la ciudad a redefinir, nuevamente, los patrones culturales y sociales, que esta vez se trasladan de los espacios físicos y

4 Comunicadores Social-Periodista de la Universidad Autónoma del Caribe.

¡ 6 1

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

tangibles a bienes más simbólicos como conciertos, obras de teatro, exposiciones de fotografía, literatura y música francesa.

Referente a este escenario global que se vive en uno local, se toma como unidad de análisis la 'Alianza Colombo-Francesa", como esa entidad que entra a jugar en la consolidación de ambas culturas a los públicos a los cuales se dirige, que más allá de cursos y eventos, son, en realidad, construcciones de ciudadanos globales que piensan el mundo desde la mirada de Francia, pero sus actuaciones aterrizan en los espacios de ciudad, como lo es Barranquilla. Para esto, se tomarán los estudios desde

el campo de las relaciones públicas internacionales como marco general

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

Se asentaron entonces los extranjeros en el refugio uterino que representaba la naciente capital de la Costa Caribe. Árabes, italianos y judíos fueron las principales comunidades que aportaron su quehacer cultural a la floreciente y plural Barranquilla. Este fenómeno se reprodujo y logró por imanar a otros extranjeros que encontraron en la ciudad el mejor terruño para establecerse. Así pues, 'La Arenosa' se convirtió en una pequeña urbe cosmopolita, con todos los ingredientes para consolidarse como una prometedora capital, punto de convergencia de avance y desarrollo, a la vanguardia de las necesidades impuestas por el tiempo y el espacio.

del análisis y la tensión de lo global-local entre Barranquilla y Francia por el capital cultural, mediado por una organización cultural. Finalmente se abordará desde marcos conceptuales, más que de orden antropológico, la construcción de estas nuevas identidades que no pueden ser pensadas como colcha de retazos sino como tejido complementario.

Y

fue de ese modo que el aporte extranjero en la ciudad quedó ratificado.

Si

bien es cierto que al principio el rechazo y la xenofobia llegaron a tocar

a

la población nativa, con el paso del tiempo y la creciente aparición de

nuevas etnias en menos del calor tropical de la región, los propios se fueron acostumbrando a los foráneos y el proceso de acercamiento se

Bienvenidos a Barranquilla

hizo palpable. Incluso, el giro que tuvo la imagen de los inmigrantes fue tal que pronto su reputación mejoró casi por completo y se les empezó

Una parte de la hemoglobina que recorre el torrente sanguíneo barranquillero es tricolor. Pero no viene con el patriótico amarillo, azul

a

considerar personas de alto nivel económico, con alta proyección y roce social.

y rojo; tampoco se tiñe de rojo, verde y amarillo y se adosa con una

estrella blanca de siete puntas en su centro. Una ración de los pálpitos diastólicos y sistólicos que retumban en el ser de la reciente Barranquilla viene pintada de azul, blanco y rojo. Porque allí habita Francia. Porque el país de los Pirineos ha sabido abrir un espacio para acunarse en el

corazón de los habitantes de la metrópoli más septentrional de Colombia. Por su tradición histórica, Barranquilla ha sido el lugar donde han

confluido diferentes culturas europeas, una especie de centro de gravedad que ha atraído cientos de inmigrantes desde el siglo XIX, cuando la ciudad se convirtió en el principal puerto del país y le hizo honor al mote de 'La Puerta de Oro'. Y fue en ese oleaje de inmigraciones donde

la diversidad cultural de la región halló su génesis.

62

Esta concepción se reforzaba con el paso de los años no solo en Barranquilla, sino en el país en general. Se comenzó a valorar la cuota extranjera y todo lo que esta podría representar. Muy rápido llegará la mercancía traída desde otras tierras y las costumbres exóticas de países lejanos. La resonancia ganada en estas épocas de 'prestigio foráneo' aún

se conserva. Parece que cada día cobra más fuerza. Hoy se evidencia en el

sentir de los barranquilleros una fascinación por las costumbres de afuera. Francia resuena en el eco de los latidos del corazón de Curramba, la bella'.

De LaFayette a Buenavista

El auge del internet y las nuevas tecnologías abrieron la ventana a los continentes que, hasta entonces, se hallaban cercados por los

63

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

límites geográficos. El 'sueño americano' empezó a anhelarse con más vehemencia y así comenzó una 'apertura cultural' que cruzó el Atlántico y tocó suelo europeo. Inglaterra, Alemania, España, Italia y Francia se erigieron como los destinos anhelados por todos. Lo que viniera de importación directo desde el 'Viejo Continente' tenía un valor agregado.

Sin embargo, pese el aflorar económico, social y cultural que se vivió en Barranquilla por ser la primera ciudad de inmigrantes del país y su privilegiada ubicación en el extremo noroccidental de América, no todo fue color de rosa. Esa reputación por lo que habitaba del otro lado del océano se dio de modo paralelo al renacer que se observó en la línea temporal de la historia del país y más concretamente en Barranquilla, después de atravesar por una crisis política y económica, un punto álgido donde la violencia no daba tregua y la desazón no se hacía esperar.

En una época de importantes adelantos para la ciudad, se funda

la primera emisora comercial de radio privada del país (la primera emisora de Colombia fue la estatal HJN de Bogotá). Elías Pellet Buitrago da inicio a la radio comercial en Colombia con la primera emisión de La Voz de Barranquilla. El Senado de la República aprueba el contrato de apertura de Bocas de Ceniza, trabajos que son terminados en 1936, inaugurándose de paso el Terminal Marítimo de Barranquilla por el presidente Alfonso López Pumarejo, en el marco de un periodo de importantes construcciones emprendidas por el gobierno central con la intención de establecer una sólida infraestructura que les permitiera al país y a los principales centros urbanos ingresar a los mercados internacionales.

Durante la primera mitad del siglo XX Barranquilla se consolida como la ciudad de mayor crecimiento poblacional y urbano de Colombia. La urbe se expandió hasta alcanzar los municipios vecinos, situación que se mantiene hasta la actualidad, y que dio origen a la creación del Área Metropolitana de Barranquilla en

Este estancamiento que se extendió por décadas sólo fue quedando atrás cuando los esperados años 2000 se asomaron y un renacer cultural y un 64

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

1981. Desde fines de los años 50 hasta finales del siglo XX, la ciudad se sume en una decadencia socioeconómica en gran parte debida al fracaso de la clase política y a la quiebra de importantes

sectores de la actividad industrial. (Tomado de Revista Credencial

Historia. Edición 202. «Colombia y el mundo 1930». Consultado el (27-10-2008)).

optimismo académico se tomaron la ciudad. Este espacio cronológico coincidió con la creación de grandes centros comerciales y la invasión de franquicias internacionales en el mercado local. El Buenavista se convirtió en una especie de 'enclave económico' que creaba un ideal en las personas: se estaba paseando en medio de una arquitectura tentadora, no acostumbrada por estos terruños, que acunaba en su interior una oferta ambiciosa que remitía las calles de la Arenosa' a los más codiciados 'malls' de Miami, o, para ir más lejos, al Galerías o al LaFayette franceses.

El seductor encanto de la vida parisina hizo mella en la cotidianidad barranquillera. El nuevo destino fueron las vitrinas de los grandes centros comerciales, pista de aterrizaje directo de las grandes marcas de la moda mundial, portadoras de un ideal de vida único, solo accesible por estos lugares con un vestido de Lacoste o una fragancia de Channel. Aun, sin estar disponibles en las tiendas nacionales, Christian Dior, Yves Saint Laurent y Louis Vuitton se convirtieron en los favoritos de los imitadores locales, que vieron en estos sinónimos de lujo y status una oportunidad para lucrar sus bolsillos. Una alteración en el orden de los fonemas fue suficiente para disimular la explícita copia de los derechos de quienes mandan la parada en las tendencias 'snobistas' alrededor del planeta. García Canclini (1996) no podía estar más en lo cierto:

La globalización imaginada se instala en un mundo cuyas fronteras geográficas se difuminan de manera inversamente proporcional

65

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

a la multiplicación de sus diversidades; los contrastes entre McDonald's y Macando, entre la heterodoxia cultural en Tijuana ciudad bisagrao la en tantos sentidos entrañable Buenos Aires y el cosmopolitismo mediático de Nueva York y Miami, son parte de procesos en donde multiculturalidad, interdisciplina, interculturalidad, se yuxtaponen y complementan. Latinoamericanos buscando lugar en este siglo prosigue esa afanosa búsqueda de la identidad y la diversidad, ahora desde una asombrada perspectiva regional acotada por una nueva transnacionalización financiera que es el marco, a su vez, de cualquier empeño de creación y/o propagación culturales.

El antropólogo argentino se acercó como nadie al fenómeno globalizante por el que atraviesa Latinoamérica desde el despuntar del nuevo siglo. La coexistencia de lo nativo y lo foráneo contrasta con las cada vez más aceptadas hibridaciones culturales inmersas en la cotidianidad de las ciudades. Para dar un ejemplo bastante elemental, basta con remitirse

a la oferta gastronómica de Barranquilla: hacer un rápido paneo de

360 0 permitirá observar que la ciudad se puede acceder a restaurantes

peruanos, mexicanos, chinos, árabes, japoneses, griegos, franceses, entre otros. Focalizando más el ejemplo, se nota una constante de inclusión

y novedosas opciones bastante características de un origen específico:

las (creperías' y las cavas de vinos se hacen sentir en nuestros ritos cada vez menos autóctonos y más multiculturales.

`El sabor del croissant'

Avanzaron los años y despuntó el siglo XX. Con un poco de impulso, la cultura francesa continuó su aterrizaje en los diversos escenarios de la cotidianidad del barranquillero. La culinaria no podía ser la excepción. Los francófilos abordaron en la comercialización de un alimento preparado con masa de hojaldre, típico de un desayuno parisino y tradicional en el país europeo.

66

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE L CAP.113 E

El cruasán a cuya forma de media luna se le atribuye su nombre en francés croissant que significa crecientecomenzó a distribuirse en tiendas y panaderías locales. De esta manera, el bocadillo empezó a formar parte de los comestibles frecuentes de los habitantes de la capital del Atlántico.

De igual forma, el baguette o pan francés, como sencillamente es denominado en Barranquilla, se introdujo en el mercado local. Esta característica variedad de pan, que posee una corteza crujiente y es mucho más largo que los demás, conquistó los paladares de barranquilleros. Hoy día, la demanda tanto del cruasán como del baguette es creciente en panaderías populares y supermercados de cadena.

En este sentido, ambas palabras se posicionaron en el dialecto de los nativos barranquilleros. No obstante, el estudio de la lengua francesa en la ciudad es bastante reducido. Los francófonos en la capital atlanticense corresponden a una minoría en proporción con otros idiomas como el inglés. Muy pocas instituciones de educación básica y media optan por el francés como segunda lengua. Sin embargo, se presenta un ligero aumento de los estudiantes de la lengua francesa, sobre todo en los centros de educación superior. Para Barbero (2004):

El Estado/nación se forja sobre una radical ruptura con las anteriores formas de organización política, económica, y cultural, un quiebre en línea de continuidad entre la tradicional comunidad orgánica de las culturas locales y la moderna sociedad nacional Ahora lo global rompe también con lo internacional introduciendo no una nueva forma de agregación de las naciones/estado sino un tipo de nexo histórico social.

Estas transformaciones en la vida cotidiana de los barranquilleros es lo que marca ese nexo histórico-social que menciona Barbero y más allá de una práctica vacía, son en realidad construcción de nuevas delimitaciones y organización política, económica, social y cultural. De hecho, el título

67

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

de "La puerta de oro de Colombia" es lo que definitivamente muestra que esas prácticas socioculturales se fueron expandiendo hacia el centro del país aportando de manera significativa a lo que advierte Barbero: una construcción colectiva del estado nación a partir del quiebre de las formas de organización e interacción tradicional.

Activando públicos: emergen nuevas identidades en la ciudad Fundada en 1966, la Alianza Colombo Francesa se crea en Barranquilla a partir de la iniciativa de un grupo de francófilos a través de donaciones voluntarias. En la actualidad, esta entidad sin ánimo de lucro, realiza una importante labor en cuanto a la cooperación educativa y cultural en la ciudad.

La Alianza Colombo Francesa forma parte de la Fundación Alianza Francesa (Fondation Alliance Française) con sede en París y depende, a su vez, del ministerio francés de Relaciones Exteriores. Dentro de la organización cuentan con una coordinación pedagógica y uno cultural, cuya principal función es apoyar el consumo cultural de la ciudad.

La entidad forma parte del tejido de Alianzas Francesas, considerada como la red cultural más importante mundialmente. En esta línea, la organización no apoya solo a los artistas franceses, sino a los nativos de otros francófonos, así como a los locales (donde la alianza tiene sedes y antenas) en cuanto a la promoción de diversos eventos culturales.

"Una extensa red: la unidad en la diversidad"' *

La red de Alianzas Francesas ofrece una imagen de Francia abierta al

diálogo con todas las culturas del mundo. [

la Alianza Francesa aúna los recursos culturales locales y francófonos, fomenta el plurilingüismo, trabaja para el reconocimiento y la emergencia del principio de diversidad cultural. Las Alianzas Francesas son en cada

país, en cada ciudad, asociaciones de derecho local sin fines de lucro. Colombianas en Colombia, chinas en China, se construyen gracias al dinamismo de francófilos locales que reúnen

]

Así, en todos los campos,

68

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

profesionales para potenciar una acción de difusión del idioma y de las culturas francófonas. Esta destacada inserción en el tejido cultural y social de cada pueblo da a las Alianzas Francesas su fuerza y su inspiración [ ] Este marco asociativo de cooperación garantiza el diálogo, la

promoción recíproca de las dos culturas en contacto

.] La Alianza

Francesa de París garantiza el marco institucional de una dinámica vida asociativa. Promueve una política de intensa cooperación lingüística y

cultural en concertación con el Ministerio Francés de Asuntos Exteriores

La Alianza Francesa es un actor institucional privilegiado del

Ministerio Francés de Asuntos Exteriores

Las Alianzas Francesas son parte

] [

[.

íntegra del dispositivo cultural exterior de Francia. (Recuperado de

http://barranquilla.alianzafrancesa.org.co/spip.php?article94 el 16-11-

2011).

Se resalta claramente el componente de la globalización cultural, toda vez que: la visión institucional de "Una extensa red: la unidad en la diversidad",

el

diálogo con todas las culturas del mundo, el plurilingüismo, el reconocimiento

y

la emergencia del principio de diversidad cultural, la cooperación para el

diálogo, la promoción recíproca de las dos culturas en contacto y dinámica vida asociativa es lo que permite que los tejidos sociales entre culturas de dos continentes distantes se acerquen., se reconozcan y se legitimen en su cotidianidad, reforzándolas desde cada uno de estos centros.

Por otro lado, su complemento como Componente Organizacional, objeto

de interés principal en este artículo desde las Relaciones Públicas Internacionales,

resalta igualmente unas características que, vistas en una dinámica corporativa global, aportan a la comprensión de nuevas industrias culturales

internacionales: como asociaciones de derecho local sin fines de lucro, la difusión del idioma y de las culturas francófonas y como dispositivo cultural exterior de Francia. La consolidación de esta figura organizacional, amarrada

a los procesos históricos sociales de la ciudad es lo que permite una mayor

interacción y legitimización de una cultura "foránea" en nuestra vida cotidiana cada vez más marcada por

69

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

una visión global desde otro país. No obstante, Barbero (2002) advierte sobre las diferentes políticas culturales que debe pensar Colombia y la forma como estas instituciones culturales deben insertarse en ellas:

Las políticas culturales deberán en consecuencia asumir que su espacio real no es ya el de lo nacional o lo local sino ese otro más ancho y complejo de la articulación de la diversidad de las culturas locales dentro de la nación con la construcción del espacio cultural regional hispanoamericano, francófono, lusófono- y de éste con el de las políticas del mundo. Estamos hablando de la necesidad de una nueva institucionalidad mundial de lo cultural capaz de interpelar a los organismos globales como la OMC, el FMI o el BM. Nueva institucionalidad que sólo surgirá de la ruptura con la, hasta ahora pretendidamente única "relación fundante", la de la cultura con el Estado/nación. Necesitamos repensar la democracia des-estatalizando lo público, esto es, reubicándolo en el nuevo tejido comunicativo de lo social, o sea convocando y movilizando al conjunto de los actores sociales: instituciones, organizaciones y asociaciones, sean estatales, privadas o independientes, políticas, académicas o comunitarias.

Por su parte García Canclini, afirma que

Una política es democrática tanto por construir espacios para el reconocimiento y el desarrollo colectivos como por suscitar las condiciones reflexivas, críticas, sensibles para que sea pensado lo que obstaculiza ese reconocimiento (Culturas Híbridas, 2001).

De esta manera, según la perspectiva de sus colaboradores, pese a que en Barranquilla no se cuenta con los recursos suficientes para consolidar una apertura cultural amplía como en otras ciudades del país como Bogotá o Medellín, el trabajo de la Alianza Francesa como actor social se enfoca en la movilización de público, sobre todo joven, en la construcción de espacios culturales atractivos y el apoyo a nuevas propuestas de talento locales.

70

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

En este orden de ideas, las redes sociales se convierten en una herramienta de divulgación directa y segmentada de los proyectos culturales de la entidad que van desde conferencias y exposiciones de arte hasta conciertos y proyecciones mensuales de cine alternativo, convocando a más de 300 personas fijas y movilizando a nuevos públicos. En este sentido,

Existe un programa "Alianzas en resonancia" destinado a promover las culturas extranjeras en Francia. De vez en cuando se enfocan sobre artistas de un país, en la galería, el teatro o el auditorio del boulevard raspail, paris. La fundación incita las alianzas a valorizar la cultura del país donde resida. (Recuperado de http://barranquilla. alianzafrancesa.org.coispip.php?article94 el 16-11-2011)

Esta visión estratégica es lo que ha permitido, desde una mirada de la planificación estratégica, la fidelización y aumento de públicos que asisten a los eventos de la Alianza Colombo Francesa en Barranquilla. La valoración de la cultura propia, popular, y de sus exponentes es lo que ha permitido en enclave cultural-organizacional entre organización y sus públicos. La visión cultural, se convierte en su modelo comunicativo por excelencia, lo cual permite una interacción cercana y más próxima, sin exclusión, menos apocalíptica y más integrada, en palabras de Umberto Eco, entre los públicos de la ciudad y la organización como mediación de la cultura francesa que, su vez, funciona como un prisma, permitiendo el intercambio de nuestra cultural local en su país. Este proceso de intercambio permanente construye públicos, pero también construye lo público, puesto que la Alianza Colombo Francesa es de las pocas instituciones que organizan eventos y crean movilización en torno a ellos. Lo cual desplaza -aunque lo complementa- a las dinámicas de mercado de las marcas v productos que se insertaron a través de los espacios comerciales que se adueñaron de lo público al mercantilizar la diversión, la cultura y lo político, como características constitutivas de generar ciudadanía y conciencia cultural.

71

Elementos del Plan Estratégico de la Fundación Allianza Francesa

La misión: crear un enlace cultural entre Francia y el mundo. La visión: hacerlo con madurez y respeto, adaptándose a cada país gracias a expertos, educar con calidad. Objetivos: Que Francia tenga buena presencia cultural y que los franceses sepan del mundo.

Por último hay que advertir que, aunque la Alianza Colombo Francesa en la ciudad es un actor Institucional, como organización aún no cuenta con un Departamento de Comunicación o Relaciones Públicas. La función difusora de información -actividad principal de la comunicación organizacional funcional y de tradición mecanicista y hasta organicista (Múnera, 2005) - recae directamente sobre el Coordinador Cultural, pues es quien organiza los eventos culturales apoyados por la institución. Por otro lado, La directora y subdirectora de la Alianza, asumen funciones de relaciones públicasdesde una mirada tradicional- o de lobby cuando se trata de "mercadear o publicitar" a la Alianza como marca cultural en la ciudad. Lo cual, da muestra que organizacionalmente ¡paradójicamente! responde a los modelos y culturas organizacionales de las empresas barranquilleras, donde los gerentes generales o jefes de Recursos Humanos, asumen las funciones del que debe velar por la gestión y el gobierno de la Comunicación en la Organización.

La mirada multicultural en la globalización: entre la pomposidad francesa

y el "barranquillero arrebatao"

María Teresa Nicolás Gavilán (2010) en su artículo "Persona multicultural, comunicación intercultural. La propuesta de Amin Maalouf" señala las discusiones sobre la identidad desde dos corrientes: la del sueco Ulf Hannerz y la del francés Denys Cuche. Por un lado, el autor sueco propone la figura del cosmopolita, un sujeto de gran movilidad, abierto al contacto con todas las culturas y que incluso adopta una actitud positiva

72

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

respecto a la diversidad misma, es decir, respecto a la coexistencia de diferentes culturas en su experiencia personal (Hannerz,1992).

Esta primera mirada de Hannerz podría usarse para pensar apresuradamente- a los barranquilleros como sujetos de gran movilidad y abierto al contacto con todas Las culturas que en la misma ciudad habitan. Y más allá de los otros sujetos, los bienes culturales que han asimilado y re-producido en la cotidianidad en el proceso de evolución histórica. Sin embargo, como precisa Giménez (2000):

No basta la movilidad para volverse genuinamente cosmopolita. Los migrantes laborales, los turistas internacionales, los exiliados y los expatriados siguen siendo en su mayor parte "localistas de corazón", y por ningún motivo desean desligarse de su lugar de

origen (pp. 6-7).

Aunque el análisis podría detenerse en la profundidad de lo que advierte Giménez, efectivamente los migrantes que "fundaron" Barranquilla son "localistas de corazón" o los barranquilleros que están en otro país mantienen su identidad, no es el principal objetivo de este artículo. No obstante, hay que advertir que en esta ciudad confluyen ambos tipos de sujetos.

La profesora María Teresa continúa su texto con las ideas de Hannerz (1992) cuando sostiene que: El genuino cosmopolitismo es ante todo una orientación, una voluntad de comprometerse con el otro. Se trata de una actitud intelectual y estética de apertura a las experiencias culturales divergentes, una búsqueda de contrastes más que de uniformidades (p. 239) Y continúa: para el autor sueco los cosmopolitas serían los diplomáticos, los hombres de negocios internacionales y ejecutivos transnacionales, además de intelectuales urbanos que se mantienen en contacto a través de redes globales de intercambio cultural. Frente a la actitud del cosmopolita se contrapone la del localista. "Como tipo ideal, el localista es el que se identifica preferentemente con su cultura local

73

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

entendida como cultura anclada territorialmente y dinamitada a través de relaciones interpersonales" (Giménez, 2000, p. 6).

En este sentido, Barranquilla es una mezcla cultural, sería hasta ingenuo pensar en una cultura pura del barranquillero pues esta es, ante todo, un producto del mestizaje.

La crítica a esta propuesta de Hannerz, desde la mirada de la profesora María Teresa es la siguiente:

Desde el punto de vista identitario, difícilmente se puede atribuir

al cosmopolita una identidad transcultural y mucho menos global,

porque, aunque circula entre diferentes mundos culturales, no llega a

ser parte de ninguno de ellos. Según Friedman (1992) el cosmopolita

sólo puede desempeñar roles y participar superficialmente en la

realidad de otros pueblos, a esto se reduce toda su identidad.

Si se hace una comparación sintética entre Hannerz y Maalouf se pueden resaltar un punto de unión y otro de diferencia. Comparten la misma premisa de partida: la posibilidad de la coexistencia de diferentes culturas en la experiencia personal. Sin embargo, Hannerz se diferencia de Maalouf en que limita la posibilidad de la identidad cultural múltiple a algunas personas; en cambio el autor de Identidades asesinas afirma que "en todos nosotros coinciden (esas) pertenencias (culturales) múltiples" (N. laalouf, 1999, p. 12).

Esta confrontación entre Maaloulf y Hannerz es lo que permite avizorar que, efectivamente los barranquilleros vivimos en diferentes estadios culturales, pero nuestro desconocimiento de las culturas originarias, y el enraizamiento que han generado las hibridaciones, hasta el punto de volverlos naturales, ha formado dos tipos de sujetos: el que se resiste pensando en su cultura como universo cerrado a otras experiencias culturales en su cotidianidad y aquel que se siente "parte del mundo" con mercancías producto de las dinámicas económicas como simulación de la cultura de élite del país que intente imitar. Entre estas dos identidades,

74

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE

podría pensarse en la misma corriente de Maalouf que la reflexión de nuestro universo multicultural debe permitirnos el reconocimiento como ciudadanos del mundo por naturaleza y cultura, generar interacción

antes que rechazo y reivindicar históricamente las luchas que hoy día se desplazan entre la representación de los bienes y mercancías culturales

de los centros comerciales y la resistencia de la cultura popular local.

Aproximándonos en Denys Cuche: la identidad mixta, este sociólogo francés la presenta algunas reflexiones fundamentales para reformular un

nuevo concepto de identidad que se adecue a las características del mundo globalizado. Cuche (1996) afirma que "cada grupo o individuo, no está

Querer considerar

encerrado a priori en una identidad uniclimensional

la identidad como monolítica impide comprender los fenómenos de

identidad mixta, que son frecuentes en toda sociedad" (p. 91).

El autor precisa que entender la identidad de un modo monolítico deriva en errores como la pretendida doble identidad de jóvenes hijos de inmigrantes, a lo que él contesta diciendo que en estos hijos de inmigrantes no hay dos identidades que se enfrentarían entre ellas y entre las cuales se sentirían rasgados o rotos, sino una única y sincrética (Cuche, 1996 en Gavilán M. T, 2010).

A partir de aquí se citará textualmente a la profesora Gavilán para

comprender la lucha entre las tradiciones de Cuche y Maalouf. Los autores creemos pertinente esto para no desvirtuar los argumentos de la profesora y ofrecer una reflexión que responda a los postulados iniciales al final de este apartado.

Así pues, precisa, la dificultad "proviene de la incapacidad de pensar la mezcla cultural" (p. 92). El problema, según Cuche, está en la "cerrazón mental" de algunos para admitir una identidad mixta. Para el autor es posible que la identidad se configure como una unidad con elementos pertenecientes a otras culturas: Cada persona configura su identidad a partir de sus diversas pertenencias sociales (de sexo, de edad, de clase

75

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

social, de grupo cultural, etc.), el individuo que participa de varias culturas elabora a partir de estos diferentes materiales su identidad personal única operando una síntesis original. El resultado es pues una identidad sincrética, y no doble (1996, p. 92). Y para ilustrar su propuesta menciona varios ejemplos, entre ellos los siguientes: en el Maghreb tradicional no era raro que los miembros de antiguas familias judías presentes desde hacia siglos fuesen designados "judíos árabes", dos términos que aparecen poco conciliables desde el auge de los nuevos nacionalismos. En otro contexto, en el Perú contemporáneo existen peruanos calificados como chinos y que se reconocen como tales, descendientes de chinos llegados a Perú en siglo xix. Se sienten plenamente peruanos, pero permanecen muy atados a su identidad china. Este autor precisa también el caso de Fujimori (Cuche, 1996). Como se deduce de los textos anteriores, la propuesta del francés no adolece de la limitación que se anotaba en el caso de Hannerz, sino todo lo contrario, ya que presenta un concepto de identidad que reconoce que las personas sean capaces de configurarse partiendo de influencias pertenecientes a distintas culturas.

Las propuestas de Cuche encuentran un reflejo paralelo en las de Maalouf, y no sería extraño que este último las tornara en cuenta, aunque no hace ninguna referencia expresa a este autor.

Maalouf (1999) centra el problema principal al que se enfrentan las personas con distintas influencias culturales en los siguientes términos:

"elegir entre afirmar a ultranza su identidad y perderla por completo" (p. 43).

El escritor libanés puntualiza que las dos opciones antes mencionadas tienen su raíz en "esa concepción estrecha, exclusivista, beata y simplista que reduce toda identidad a una sola pertenencia que se proclama con pasión" (1999, p. 13).

La concepción "tribal" de identidad que sigue dominando el mundo

76

UNIVERSIDAD

AUTÓNOMA DEL CARIBE

es una concepción heredada de los conflictos del pasado, que

muchos rechazaríamos sólo con pensarlo un poco más pero que seguimos suscribiendo por costumbre, por falta de imaginación o

resignación, contribuyendo así, sin quererlo, a que se produzcan las tragedias que el día de mañana nos harán sentirnos sinceramente conmovidos (p. 37).

entero

Por lo anterior, y a modo de solución, el autor de Identidades asesinas propone un nuevo modo de entender la identidad personal; un concepto de identidad que aúne las distintitas pertenencias culturales que pueden configurar a una persona inmersa en el mundo globalizado. ¿Qué concepto de identidad propone Maalouf?

En clave autobiográfica, presenta los dos postulados esenciales de su proposición: entender que la identidad está integrada por una pluralidad de elementos culturales y que éstos pueden pertenecer a distintas culturas.

Lo que hace que yo sea yo, y no otro, es ese estar en las lindes de dos países, de dos o tres idiomas, de varias tradiciones culturales. Es eso justamente lo que define mi identidad. ¿Seda acaso más sincero si amputaran de mí una parte de lo que soy? (Maalouf, 1999, p. 9).

Esta identidad, identidad compuesta, es una identidad con

no obstante Maalouf no utilice este término, porque los

elementos culturales que una persona interioriza pertenecen a distintas tradiciones culturales.

multicultural

vocación

Esta identidad compuesta, es una identidad con vocación multicultural; no obstante Maalouf afirma que:

No está hecha de compartimentos, no se divide en mitades, ni tercios o en zonas estancas. Y no es que tenga varias identidades:

tengo solamente una, producto de todos los elementos (culturales)

77

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

que la han configurado mediante una dosificación singular que nunca es la misma en dos personas (1999, p. 10). Como afirma el autor libanés, la identidad de una persona no es una yuxtaposición de pertenencias autónomas, no es un mosaico; es un dibujo sobre una piel tirante; basta tocar una sola de esas pertenencias para que vibre la persona entera (1999, p. 34).

El glamour de los Elíseos es un ideal que ha calado en la mente de los barranquilleros y en sus aspiraciones como 'seres de mundo'. Sin embargo, no solo las pretensiones 'fashionistas' e intentos de `socialités' es el modelo que se quiere imitar tornando como referencia la nación gala. El acervo cultural propio de los franceses es un modelo a seguir que nutre la producción artística y que invita a una pedagogía alejada de los convencionales parámetros cuadriculados de la educación tercermundista tantas veces insuficiente-. Sobre el particular, García Canclini (2001) afirma:

Mucho ojo, esa concentración de capacidades comunicacionales

hace preocupantes pero no omnipotentes a las empresas mediáticas. "El poder no está contenido en una institución, ni en el Estado, ni

los sectores llamados populares

en los medios de comunicación

participan en esas relaciones de fuerza" (Culturas híbridos).

El Louvre, la torre Eiffel, el Arco del Triunfo, son muestras tangibles que simbolizan las ambiciones de los nacidos en esas tierras y que a lo largo de la historia han sobresalido por sus innumerables logros en la guerra, las ciencias, las artes y la política. No hay de lo que se sientan más orgullosos los franceses que de la Bastilla y su revolución sin precedentes. País de la Ilustración, de mentes brillantes como Voltaire y Rousseau, sus ideales claros a lo largo de la historia lo delatan como uno de los más prósperos y estables en todos los aspectos.

Aunque en sus calles se siga palpando la brecha entre burgueses y gente del común, aunque no a todos los desvele una exposición de arte o un concierto de ópera y muchos prefieran comerse un croissant a orillas de

78

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARI BE

la torre Eiffel, o compartir vino y salchichón con un grupo de amigos

a espaldas del Sena, lo cierto es que en París, en Lyon, en Burdeos, en

cada región del país que más turistas recibe al año por todo esto y demás- se respira un aire que destila arte y que se siente orgulloso de los sucesos que lo llevaron hasta allí. Quizás sea su geografía, enmarcada por un río encantador, unas cordilleras coronadas de nieve y un mar, un canal y un

océano que bañan sus costas. Quizás sea su talento inspirador que brota como semilla abierta y los haga acreedores del mayor número de Nobel de Literatura. O será, tal vez, porque su estructura educativa está diseñada para que todos tengan acceso a la educación gratuitamente y se garantice así el progreso de una nación que no se ha estancado ni por pandemias, ni guerras mundiales ni el debacle de una moneda compartida, que amenaza de a ratos con desplomar la economía.

Francia es grande por su patriotismo y los líderes que pare; emularla no es tarea fácil. Pero abre sus puertas para compartir una parte de su corazón en cada lugar que lo requiera, que sea capaz de creer en una sociedad progresista, que entienda de una vez por todas que los cimientos que la erigen van encauzados en un modelo participativo, lejos de la exclusión

y la falta de oportunidades, abierto al conocimiento y al desarrollo social de una comunidad que quiere y merece caminos más reales y acertados para su consolidación.

Hoy día, dirigido por el mercado, la cultura francesa pretende penetrar en los mercados del Caribe y lo ha hecho a través de negocios como las "creperías" y los vinos que, ayudados por las marcas, cada vez se hacen más presentes en nuestros ritos cada vez menos autóctonos y cada vez más multiculturales.

Referencias Bibliográficas

• Cuche, D. (1996). La notion de culture dans les sciencies sociales.

París: La Découverte.

79

ESTUDIOS EN COMUNICACIÓN DESDE EL AULA. PROYECTO INTEGRADOR, TRANSVERSAL E INTERDISCIPLINARIO

Friedman, T. (1992) Being the world: globalization and localizarion. En M. Featherstone (Ed.), Global culture (pp. 311328). Londres: Sage.

García Canclini, N. (2001) Culturas Híbridas. Estrategias para entrar) salir de la modernidad. Paidós. Buenos Aires.

García Canclini, N. Coordinador- (1996) Culturas en globalización: América Latina-Europa-Estados Unidos: libre comercio e integración. Editorial Nueva Sociedad. Caracas.

Nicolás Gavilán, María Teresa (2010) "Persona multicultural, comunicación intercultural. La propuesta de Amin Maalouf. En Comunicación Sociedad, núm. 14, julio-diciembre, 2010, pp. 199-216. Universidad de Guadalajara, México.

Giménez, G. (2000). Identidades en globalización. Espiral, 7, (19),

27-48.

Girnénez, G. (2005). Cultura, identidad y metropolitanismo globla. Revista Mexicana de Sociología, 67 (3); 483-512.

Hannerz, U. (1992). Cosmopolitan and locals in world culture. En M. Featherstone (Ed.), Global culture (pp. 237-251). Londres: Sage.

Maalouf, A. (1999). Identidades asesinas. Madrid: Alianza.

Martín-Barbero, J. (2002) Pensar la globalización desde la cultura. En Iteso encuentros panamericano y2001. Guadalajara, México.

Múnera Uribe, P. (2005) El Comunicador Corporativo: entre la teoría) la práctica. De la etimología de la comunicación a la organización dable. Medellín, Colombia.

80

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARJBE

-Revista Credencial Historia. Edición 202. «Colombia y el mundo 1930». Consultado el 27-10-2008.

Zona Franca de Barranquilla. «Quiénes somos - Antecedentes». Consultado el 26-1-2010.

8 1