Sei sulla pagina 1di 9
ROL DE LOS SUPREMOS CONSEJOS GRADO 33° EN EL ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y LA GESTION ECOLOGICA DE LAS CIUDADES Supremo Consejo Grado 33° para Espafia El hombre, ser finito, no podria arrancar a la Naturaleza sus mas ocultos secretos ni crear las ciencias y las artes si su inteligencia no fuese emanacién directa de la Causa Primera, y deducir de alli la consecuencia inmediata de que todos somos libres, todos hermanos, todos iguales y copropietarios de los frutos y productos del mundo entero. (Del Ritual de Grado 5°: Maestro Perfecto) Introducci6n Los Supremos Consejos de! Grado 33° tienen el insoslayable deber de procurar el bien comin social en el cual incluimos, en orden prioritario, la alimentacién, vivienda digna, salud, educacién y empleo adecuadamente remunerado. Dejando de lado las vacuas retoricas queremos ocuparnos en esta ponencia de la ordenacién del territorio y la adecuada gestién medioambiental que tiene como pilar fundamental el desarrollo sostenible, teniendo en cuenta que tanto en el entorno rural como en el urbano muchas personas luchan por mejorar la calidad de vida en tanto que otros quieren solo sobrevivir. El espacio urbano puede ser entendido como un entorno ecolégico, en el cual tienen lugar procesos naturales que inciden de forma notable en la calidad ambiental de la ciudad. El espacio libre juega un papel basico como soporte de dichos procesos, y también como elemento estructural fundamental para la integracion armonica del tejido urbano en el entorno natural y rural circundante. El reconocimiento de las funciones ambientales y territoriales del espacio no construido implica necesariamente un cambio en nuestra forma de entender, estudiar y ordenar los Ambitos urbanos y metropolitanos. Los Supremos Consejos pueden y deben participar en ese reconocimiento y colaborar con otros organismos e instituciones en el cambio de paradigmas sobre ordenamiento territorial y optimizacién ecolégica tanto del medio ambiente urbano como del rural. El concepto de servicio ecolégico aplicado al espacio libre, asi como la adopcién de planteamientos tedricos y metodoldgicos vinculados a la ecologia del paisaje, pueden facilitar esta adaptacién de la practica urbanistica hacia unos planteamientos mas sostenibles que los Supremos Consejos deben propiciar. EI importante papel que juegan o deben jugar las ciudades en las estrategias orientadas a la sostenibilidad es ampliamente aceptado en la actualidad. No obstante, la implementacion de criterios ecolégicos sélidos y de determinaciones ambientales efectivas en los instrumentos de ordenacién de los Ambitos urbanizados aun parece, a dia de hoy, claramente insuficiente. Esta situacion no se debe tanto a una carencia de conocimiento cientifico sobre la ecologia de las ciudades, como a una cierta inercia en la practica del urbanismo, que ha tendido a lo largo de su historia a subordinar el papel de los procesos y elementos naturales en relacion ala construccion fisica de la ciudad. Lanotable influencia de las ciudades en la problematica ambiental global, y el deteriora, de las condiciones de vida en los Ambitos urbanos a causa de procesos como la contaminacién atmosférica, la alteracién del clima local o la pérdida de espacios de considerable valor natural y paisajistico, aconsejan, desde una concepcién masonica, a revertir esta tendencia de la practica’ urbanistica incorporando progresivamente la dimensién ecolégica en los procesos de planificacion. Ecolégicamente, la ciudad o, en mayor medida, el territorio metropolitano, pueden ser entendidos como un mosaico de habitats, es decir, un medio ecoldgico heterogéneo y complejo. En este sentido, el espacio libre engloba un conjunto muy diverso de ecosistemas fragmentarios y con diferentes grados de alteracion. Estudios recientes en el campo de la ecologia urbana demuestran que estos espacios constituyen el soporte de importantes procesos ecolégicos que subsisten a las presiones antropicas derivadas de las actividades propias dela urbe, y que en ultima instancia son la base de una serie de servicios ecolégicos. Dichos servicios abarcarian desde la regulaci6n de los fendmenos hidrolégicos en el tejido urbano hasta la mejora de la calidad del aire, la moderacién de la temperatura ola provision de espacios para el refugio de la biodiversidad. El espacio no urbanizado no puede ser considerado un ambito residual, siempre disponible para el crecimiento de la ciudad, ya que, como expresion de la matriz territorial y soporte de procesos de naturaleza tanto socioecondmica como ecolégica, ejerce una funcién intrinseca muy valiosa para el conjunto del sistema urbano y constituye, en definitiva, un recurso fundamental para la consecucién de una deseable articulacion arménica entre la ciudad y el entorno natural y rural. Apesar de que, ya desde finales del siglo XIX, se han venido desarrollado propuestas tedricas y modelos urbanisticos que con caracter anticipatorio defienden una vision mas “sostenible” de la integracion de la ciudad en su entorno y del papel de los espacios abiertos, se puede afirmar que la practica coun del urbanismo no ha asumido atin de forma generalizada estos presupuestos. Eldesarrollo sostenible La Comision Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo definen al desarrollo sostenible como “la satisfaccion de las necesidades de la generacion presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades". El desarrollo sostenible ha emergido como el principio rector para el desarrollo mundial a largo plazo y trata de lograr, de manera equilibrada, el desarrollo econémico, el desarrollo social y la proteccion del medio ambiente. En 1992, la comunidad internacional se reunié en Rio de Janeiro, Brasil, para discutir los medios para poner en practica el desarrollo sostenible. Durante la denominada Cumbre de la Tierra de Rio, los lideres mundiales adoptaron el Programa 21, con planes de accién especificos para lograr el desarrollo sostenible en los planos nacional, regional e internacional. Esto fue seguido en 2002 por la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, que se aprobé el Plan de Aplicacién de Johannesburgo. El Plan de Aplicacién se bas6 en los progresos realizados y las lecciones aprendidas desde la Cumbre de la Tierra, y prevé un enfoque mas especifico, con medidas concretas y metas cuantificables y con plazos y metas. En 2012, veinte afios después de la historica Cumbre dela Tierra, los lideres mundiales se reuniran de nuevo en Rio de Janeiro para: 1. Asegurar el compromiso politico renovado con el desarrollo sostenible. 2. Evaluar el progreso de su aplicacién deficiente en el cumplimiento de los compromisos ya acordados. 3. Abordar los desafios nuevos y emergentes. E125 de septiembre de 2015, en la Sede de la ONU de New York, 193 lideres mundiales se comprometieron para lograr durante los proximos quince afios cumplir los “Objetivos del Desarrollo Sostenible” propuestos que son los siguientes:Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo. 1. Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutricion y promover la agricultura sostenible. 2. Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades. 3. Garantizar una educacién inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos. 4. Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las nifias. 5. Garantizar la disponibilidad de agua y su gestion sostenible y el saneamiento para todos. 6. Garantizar el acceso a una energia asequible, segura, sostenible y moderna para todos. 7. Promover el crecimiento econémico sostenible, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos. 8. Construir infraestructuras resilientes, promover la industrializacién inclusiva y sostenible y fomentar la innovacion: 9. Reducir la desigualdad en y entre paises. 10. Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles. 11. Garantizar modalidades de consumo y produccién sostenibles. 12.Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climatico y sus efectos. 13.Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible. 14.Proteger, restablecer y promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, gestionar los bosques de forma sostenible, luchar contra la desertificacion e invertir la degradacién de las tierras y poner freno alla perdida de diversidad biolégica. 15.Promover sociedades pacificas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso alajusticia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles. 16.Fortalecer los medios de ejecucién y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible. Los Supremos Consejos de! Grado 33° deben hacer suyos estos objetivos pues suponen ideales supremos de justicia y fraternidad y promoverlos ya que sustentan criterios de bien comin en consonancia con nuestros mas intimos y altruistas deseos. La consecucién de los primeros objetivos supondra superar las ‘asignaturas pendientes” que arrastran nuestra civilizacién, y especialmente a lo referente a “el dar de comeralhambriento’. Laordenacion del territorio Los dos términos que componen la expresion ordenaci6n del territorio no tienen fijados significados basicos plenamente compartidos, ni tampoco la locucién que los une. Es frecuente que se cite la Carta Europea de la Ordenacién del Territorio (CEOT) como fundamento compartido para posteriores enunciados propios. Pero esta declaracién de principios aprobada en 1984, bajo los auspicios del Consejo de Europa, por el Comité de Ministros del ramo, no es clara conceptualmente. Confunde los resultados con el instrumento al definir la ordenacién del territorio como "la expresién espacial de la politica econémica, social, cultural y ecolégica de toda sociedad", y complica mas las cosas al afiadir que es "ala vez una disciplina cientifica, una técnica administrativa y una politica’, Desde nuestro punto de vista la ordenacién del territorio es esencialmente una funcion publica, una politica compleja de reciente y todavia escasa implantacion, que puede y debe apoyarse sobre instrumentos juridicos (convenios internacionales, leyes, decretos), sobre practicas administrativas y principios consolidados (planificacin, participacién, etc.) y en diferentes conocimientos cientificos, en aportaciones necesariamente pluridisciplinares (aspecto que si recoge la CEOT), entre las que cabe un papel propio y relevante a la geografia. En tanto que funcién publica o politica, la ordenacién del territorio es, sobre todo, un instrumento no un fin en si mismo, un medio al servicio de objetivos generales como el uso adecuado de los recursos, el desarrollo, y el bienestar o calidad de vida de los ciudadanos. Con respecto al territorio, hay que sefialar que es necesaria la clarificacién de los conceptos de mayor contenido espacial o geografico que le atafien, entre ellos se encuentran los dos términos que componen el nombre de esta actividad politica El territorio es el espacio geografico adscrito a un ser, a una comunidad, a un ente de cualquier naturaleza, fisica o inmaterial: el espacio de vida de un animal, el area de aparicién de una especie vegetal, el ambito de difusién de una lengua o de cualquier otra practica social, etc. Cuando se atribuye a un grupo humano complejo (un pueblo, una nacién, una sociedad) se convierte en uno de los integrantes fundamentales de su proyecto comin: en soporte y recurso basico, ambito de vida, paisaje propio e invariante en la memoria personal y colectiva. En definitiva en el espacio geografico en el que se vive y que corresponde manejar y administrar para bien de los individuos y del conjunto dela comunidad. Con respecto a la ordenacién, hay que indicar que el término orden es polisémico. Se utiliza en relacién a la distribucién fisica de los hechos en el espacio con el sentido de indicar cémo se localizan; pero con frecuencia incluye también un matiz positivo de disposicion adecuada o conveniente, hasta llegar a convertirse en canon o regia de distribucion, como en los ordenes de la arquitectura clasica. Dentro de este concreto campo semantico, pero con todos esos matices, se encuentra el término orden referido al territorio.A la disposici6n en el espacio geogrdfico de determinados hechos naturales (estructuras geolégicas, red hidrografica, tipos de suelo, formaciones vegetales, etc.) 0 de origen humano (localizacién de los asentamientos, trazado de las redes de comunicacién, entre otros) se le atribuye generalmente un sentido estructurante o mayor significacion para el conocimiento y utilizacién del territorio. El orden existente en un territorio dado puede referirse a la descripcién y comprension de los integrantes del mismo que consideramos principales o también expresar una percepcién o valoraci6n cualitativa de su distribucion. Los elementos que significamos especialmente y su evaluacién cambian de unos momentos a otros, seguin las culturas y los grupos sociales, dependen de la capacidad para conocer y utilizar el Ambito considerado. Asi, por ejemplo, un tendido ferroviario antes valorado como factor de expansién urbana puede mas tarde ser considerado como una barrera; una red de vias pecuarias, clave para la actividad ganadera en una larga etapa histérica, queda como espacio de dominio publico sin uso social alguno; el encauzamiento y embovedado de un rio en su curso urbano valorado como una actuacién saludable y reductora de riesgos hace tan sdlo unos afios, puede entenderse ahora como la eliminaci6n irreparable de un importante recurso natural, ambiental y de ordenacién; una insalubre area pantanosa se convierte en zona protegida por sus valores naturales como humedal. La politica de ordenacién del territorio La ordenacién del territorio es la voluntad y la accion publica para mejorarla localizacion y disposicion de los hechos en el espacio geografico propio; especialmente de aquéllos a los que atribuimos un sentido estructurante o un mayor significado respecto a las necesidades y condiciones de vida de quienes lo habitan. La voluntad y los actos para disponer, de la forma considerada mas conveniente, determinados hechos en el territorio forman parte de las tareas habituales para su administracion o gobierno. Se pueden encontrar facilmente ejemplos, incluso correspondientes a situaciones muy Poco evolucionadas, en los que el espacio geografico atribuido a un organo de poder ha sido considerado unitariamente para proponer determinadas acciones de ocupacién y utilizacién. Actuaciones muy drasticas de ordenacién o reordenacién de conjunto se producen en situaciones extremas de dominio de espacios invadidos o colonizados. Se puede definir la ordenacién del territorio como: “La acci6n y la practica de disponer con orden, a través del espacio de un pais y en una vision prospectiva, los hombres, las actividades, los equipamientos y los medios de comunicacién que ellos pueden utilizar, tomando en consideracién las limitaciones naturales, humanas, econdmicas 0 incluso estratégicas” Entendido el término ordenacién es un sentido muy genérico todos los hechos mencionados en esta definicién son decisivos para comprender el orden territorial existente o para configurar el que se desea, pero esta definicion nos parece excesiva para su reflejo en una practica politica definida y concreta en la actualidad, al menos en Ambitos como los europeos que, por otra parte, estan entre los pocos dotados del nivel de desarrollo institucional, administrativo y politico suficiente como para poder llevar a cabo, en términos democraticos, una politica de la complejidad de la ordenacion del territorio. La tantas veces referida accion despotica del regimen de Nicolae Ceaucescu, arrasando centenares de aldeas rumanas para concentrar la poblacion en nuicleos mayores y mejor dotados en servicios, no tiene sentido ni, afortunadamente, posibilidad alguna en un marco politico que deba partir de los criterios de los propios habitantes del tertitorio a ordenar. La mejora del orden territorial es una funcién publica compleja, un objetivo sostenido en el que intervienen todas las administraciones, los principales agentes sociales e, individualmente, los ciudadanos que lo desean. Llegados a este punto resulta imprescindible, a efectos meramente de clarificacion conceptual, hacer referencia a los niveles 0 escalas de actuacion ordenadora en el territorio. Como funcién publica el concepto de ordenacién tiene interés en cualquier dimensién; cada nivel politico en la organizacién territorial de un Estado tiene atribuidas competencias propias respecto a un espacio geografico que es comtina todos. La ordenacién del Ambito municipal est atribuida histéricamente al poder local y ha dado lugar a lo que comunmente llamamos urbanismo, un término justificado en su origen pero impropio en la actualidad y que deberia ser sustituido por la expresion ordenacién municipal, ya recogida en Ios instrumentos legales. La responsabilidad de las instituciones locales se refiere a todo el término municipal y a actuaciones o hechos que no estan limitados a la incidencia del proceso de urbanizacion. Cualquier actuacion de ordenaci6n, a la escala que sea, consiste principalmente en establecer para un espacio dado 0 para un ambito a definir la distribucién de los usos del suelo y la localizacién de las estructuras y los sistemas que posibilitan la mayor integracién funcional de todo el territorio planificado. Este esquema basico se puede encontrar, mas o menos explicito, en instrumentos de ordenacién correspondientes a todos los niveles politico-administrativos que ejercitan esta practica. Dicho planteamiento, en su estructura mas simple 0 desarrollada, no debe imponerse indiferenciadamente a cualquier situaci6n, sino ser tomado como punto de partida junto alos caracteres propios que singularizan cada espacio geografico. Los contenidos concretos de los planes de ordenacién del territorio deben respetar las competencias de la ordenacién municipal y dar cabida a las actuaciones de las administraciones superiores justificadas en el interés general supralocal, y en todo tiempo y lugar los masones deberemos oponernos a todas las formas espurias de recalificacion de terrenos y en especial a la creciente corrupcién urbanistica que arruina a nuestras ciudades. La gestion ecolégica de las ciudades Las directrices ecolégicas que pueden establecerse como puntos clave en la construccién de las caracteristicas de las ciudades sostenibles se basan en un informe de denominado "12 GREEN GUIDELINES" desarrollado por CDBC’s (International Advisory Group for Green and Smart) para intentar definir unas reglas o normas para el desarrollo urbano inteligente a todos los niveles. Estos indicadores ecoldgicos se diseminan en tres grandes grupos: La forma urbana, el transporte y la energia, y los recursos que describen de manera concisa las bases de la ciudad sostenible... ,Como disefiar ciudades mas sostenibles? Tres apartados de importancia dividen el documento con las siguientes orientaciones: 1.La Forma Urbana: Identificacién del limite de crecimiento urbano, desarrollo orientado al transporte mediante el concepto DOT, pequefios bloques, espacios verdes publicos. 2.ElTransporte: Transporte no motorizado, transporte puiblico, control de coches. 3.La Energia y Recursos: Los edificios verdes, renovacién y distribucién de la energia, gestion de residuos, la eficiencia del agua. Las normas ecoldgicas establecidas en el citado informe para las ciudades sostenibles son las siguientes: 1. Limite de crecimiento urbano Cada ciudad debe establecer un limite limite de crecimiento urbano. El limite debe establecerse sobre la base de un andlisis riguroso de las sensibilidades ecoldgicas, la capacidad del medio ambiente, y la eficiencia o productividad de los diversos usos de la tierra. 2. Desarrollo orientado al Transporte Una directriz ecolégica basica es abordar el crecimiento que maximiza los beneficios del transporte publico, mientras se enfatiza fuertemente a sus usuarios, las personas. El transporte publico debe ser el medio de transporte preferido para viajes de larga distancia y corta. El aumento de la densidad de las personas que trabajan y viven alrededor de las estaciones de transporte es una de las mejores maneras de hacer el transporte publico mas efectivo, por lo que se deben de establecer reglas concretas y puntos de acceso faciles al transporte publico. 3. Usos mixtos Todas las unidades residenciales deben estar cerca de al menos seis tipos de servicios dentro del radio de 500 metros de la entrada del edificio residencial (Servicios: escuelas, oficinas de correos, bancos, alquiler, clinicas, centros de actividades, restaurantes, etc.). Larelacién de trabajadores/residentes debe estar entre 0,5y 0,7. 4. Pequefios bloques Los bloques deben ser menor o igual a 2 hectareas y el 70% de los bloques debe cumplir con esta norma, con excepcién de las zonas industriales. Los pequefios bloques son el elemento esencial de un transporte urbano eficaz en red. Crean una densa malla de calles estrechas y caminos que son mas amigable para los peatones. Crean variedad de espacios publicos, arquitecturas y actividades, lo que aumenta la vitalidad del vecindario. Con “superbloques’, todo el trafico se concentra en algunas avenidas principales. El resultado neto, es la congestién del trafico. Las calles anchas también crear obstaculos ala circulacién de peatones, favoreciendo asi mas alos conductores. 5.Espacios publicos verdes De acuerdo con los indicadores ecolégicos el espacio verde accesible y utilizable debe comprender entre 20-40% de la zona urbana construida. Los grandes espacios pliblicos permiten que un grupo diverso de personas que conviven juntos, creen vitalidad econémica y un aumento del valor de las propiedades. Los espacios, puiblicos pueden dar identidad a barrios y un sentido de lugar, que es vital para la creacion de la comunidad y mejorar la calidad de vida. Altos niveles de densidad pueden hacer que las areas urbanas ecolégicas sean intuidas como espacios incémodos 0 apretados. 6. Transporte Las orientaciones ecoldgicas que se establece en las ciudades mas atractivas del mundo hacen hincapié en el entorno peatonal a escala humana. No se produce contaminacién, mientras que se proporciona beneficios para la salud humana. Redes densas para caminar y usar las bicicletas permiten que los desplazamientos sean mas eficientes, fomentando asi que la gente de los barrios periféricos sea mas feliz y saludable. Todas las nuevas actuaciones urbanisticas deben estar dentro de un radio de 500 metros de un autobiis o estacién de transporte publica. Para la ciudad en su conjunto, al menos el 90% de la evolucién debe ser dentro un radio de 800 metros de una estacién de transporte publico. Hacer accesible el transporte pubblico es una de las mejores maneras de reducir la dependencia del automévil en el area metropolitana. Si el transporte puiblico es una opcion de primera clase, la gente a menudo optar por no conducir. Dentro de las directrices ecolégicas cada ciudad debe de tener una estrategia para el control de los vehiculos y su estacionamiento, indudablemente va aparejado con un transporte pUblico de calidad. Aqui juega un papel fundamental el coste econdmico, medio ambiental, de salud, aire limpio, etc. 7. Edificios Verdes En la denominada “arquitectura verde" deben de existir unas politicas y normas ecologicas coherentes que exigen un ratio minimo de edificios que contengan alguna calificacion estndar seguin perfil urbano. Amedida que los inversionistas y los residentes comprenden la importancia de los impactos ambientales y sociales de las construcciones mas ecolégicas, aumentan las posibilidades de una mayor venta de los edificios mas verdes. 8. Renovacion y distribuci6n dela energia Con aplicacién de medidas sustentables y coherentes en la poblacién es posible una reduccién de 30 al 50% en el consumo de energia primaria en una ciudad. Aqui la tecnologia juega un papel fundamental y deberdn aplicarse medidas y partidas ‘econémicas para actuar con contundencia en las ciudades del futuro. 9. Gestion de residuos Todos los edificios deberian contar con instalaciones de clasificacion de residuos. Todos los residuos domésticos deben seleccionarse. La recogida de residuos peligrosos debe ser una prioridad. Al menos del 30 al 50% de los residuos deben ser transformados en composty del 35 al 50% reciclados 0 reutilizados. 10. Eficienciaen el agua Todos los edificios de las urbes deberian tener el 100% en la adopcién de dispositivos de ahorro de agua. En los espacios verdes que rodean los edificios deben adoptarse plantas que requieran bajo consumo de agua. Toda el agua de consumo deberia ser controlada y al menos un 20 a un 30% del suministro de agua deberia estar reciclado de las aguas residuales y agua de lluvia. Lacontribucién del Rito Escocés Antiguo y Aceptado al desarrollo sostenible La transformaci6n de la sociedad propugnada por el Rito Escocés Antiguo y Aceptado no ha de conseguirse a través de procedimientos revolucionarios, sino a través del cambio de los individuos, se desprende que uno de los medios especificos para lograr sus ideales sea la accién educadora. Nuestro Rito se constituye en una escuela de formacién del hombre que intenta convertir a cada mason en un estimable ciudadano del mundo. Fomentar en la poblacién la llamada “educacién medioambiental” es una necesidad acuciante y afrontar las posibles futuras catastrofes requiere una politica medio ambiental desarrollada con la metodologia que podriamos denominar de las “Tres P”: Predecir, Prevenir y Proteger. Entendiendo predecir en sentido amplio. Es evidente que lo que no pueda ser recelado, temido o sospechado no podrd ser prevenido y que la proteccion que se disponga debera ser operativa, eficaz y conformada adecuadamente con correspondencia a las distintas eventualidades que pudieran sobrevenir. En los antiguos rituales masénicos no estan, obviamente por razones cronoldgicas, las palabras: Medio ambiente, energias renovables, sostenibilidad, biodiversidad, cambio climatico, etc. pero tanto en los propios rituales como en la tradicién masénica oral y en nuestros mismos usos y costumbres si estan implicitos todos estos conceptos y con una especial relevancia a su integracién en la cotidianeidad mediante la utilizacién prioritaria de la razn, con el objetivo del progreso de la humanidad en armonia y con justicia. La idea masonica de “progreso en armonia’ aplicada a la tecnologia y al medio ambiente entrafia un incremento del bienestar fisico, psiquico y social, con amor, tolerancia, entendimiento, acuerdos entre los hombres y respeto para los otros 8,7 millones de especies animales y vegetales con las que compartiremos en armonia la bidsfera, alejandonos asi de la posible sexta extincion, que si ocurriera, supondria que probablemente no sobreviviriamos nosotros mismos. Elideal masénico de justicia podria disminuir la pobreza, aminorar la que hoy es creciente brecha entre paises ricos y pobres. La pobreza no podra eliminarse, es ut6pico pensar lo contrario, pero si reducirse considerablemente y ello seria una’magnifica forma de proteccién medio ambiental. Como afirmé Indira Gandhi (1917- 1984) en la Cumbre de la Tierra de Estocolmo: “La pobreza es la peor forma de contaminacion ambiental”. La ecuanimidad y la prudencia, dos virtudes masénicas con raices Pitagoricas deben ayudar a superar el bucle de retroalimentacién negativa que se establece entre pobreza y contaminacién. Son datos objetivos que los paises con menor Producto Interior Bruto (PIB) tienen mayores indices de deforestacion, mayor contaminacion ambiental, tienen tasas de natalidad exageradamente altas con desastrosos indices de mortalidad infantil, menor longevidad y en definitiva, son mas insalubres. EI Rito Escocés Antiguo y Aceptado debe tener una sefiera exigencia que se antoja imprescindible: contribuir a hacer avanzar la reflexion, y las respuestas, en toro a la encrucijada social que nos ha tocado vivir. Como decia Séneca “la sociedad no es una muchedumbre congregada de cualquier modo, sino un conjunto de hombres vinculados por el respeto a la Justicia y la busqueda del provecho comin” y como masones nos incumbe la misi6n insoslayable de purificar el corazén de la civilizacion contemporanea. Bibliografia 4J. Allende (2000), Medio ambiente, ordenacién del eritorio y sostenibilidad, Comunidad Econémica Europea (1990). Libro verde sobre el medio ambiente urbano L. Duhl (1989). La ciudad sostenible, su funcién y su futuro. 4J.M. Garcés (1999), Plan de ordenamiento territorial, Manual prospectivoy estratégico. D. Gomez Orea (2008). Ordenacién territorial. ‘A, Precepo (2009) Nuevas realidades territoriales parael siglo XI. S. Rueda (2012). Ellibro verde de a sostenibilidad urbana y local en la era della informacion.