Sei sulla pagina 1di 23

English text from The Garden of the Good Shepherd A Sticker Calendar to Count the Fifty Days of Easter by Peter Mazar (c) 2000 Archdiocese of Chicago: Liturgy Training Publications. 1-800-933- 1800.www.LTP.org All rights reserved. Used with permission and translated by Xhonané Olivas, Arelis Marrero y Vanessa Gómez.

******************

El Jardín del Buen Pastor Presentación

Traducido por Xhonané Olivas

El Tiempo Pascual dura 50 días (o siete semanas), y va desde el Domingo de Pascua hasta Pentecostés. Cada semana, a través de este material, estaremos meditando en Jesús en diferentes escenarios. En una semana estaremos en la pradera, en otra alrededor de la mesa, otra en lo alto de una colina, o en el cielo o en el mar.

Este material, te guiará cada día en cada uno de estos escenarios. Cuando sigas este calendario, incluye un tiempo de oración. Esto es lo que puedes hacer:

- * Ora en familia cada día durante los 50 días de Pascua, tal vez a la misma hora.

- * Haz la señal de la Cruz con agua bendita para recordar tu Bautismo.

- * Canta una canción.

- * Anuncia la imagen a meditar.

- * Busca el pasaje de la Biblia del día, léelo en voz alta, identifica la imagen en el pasaje y habla al respecto, sobre todo si algo no queda claro.

- * Dibuja la imagen. Tal vez quieras crear este paisaje en un poster.

- * Ora por la gente alrededor del mundo y por las diferentes intenciones de tu familia. Termina con un Padre Nuestro.

- * Da la paz a cada miembro de tu familia.

Durante tu tiempo de oración en familia, tal vez quieras hablar con más detalle sobre la imagen del día. Por ejemplo, cuando lean sobre del león, puedes platicar sobre la vez que escuchaste a un león rugir. O el día que hablen sobre las ovejas, puedes comentar si has tocado la nariz de una de ellas. Platica sobre abejas, barcos, carnes asadas… Algunas familias tratan de visitar un zoológico, o jardín, o lago, o granja cada Pascua para poder maravillarse de las cosas que están viendo en este calendario.

Los pasajes bíblicos que leerás durante estos días y semanas del Tiempo Pascual, presentan a Jesús

resucitado. Jesús será representado como un pastor, un cocinero, un jardinero, un reportero de clima,

y uno de esos días, Jesús, nos entregará las

llaves de la tierra santa de Dios. ¡Y aquí es donde queremos quedarnos a vivir la Pascua para siempre!

un capitán de barco y hasta un encargado de zoológico

Compilado por Xhonané Olivas

1ª Semana La pradera del Buen Pastor

¡La Pascua ha llegado! ¡Salgamos todos! Así como las ovejas disfrutan los pastos verdes, ¡así nosotros también podemos disfrutar del aire fresco y del sol de la Pascua! El Señor Jesús será nuestro pastor. Donde haya peligros, Jesús nos protegerá como el pastor protege a sus ovejas. Cuando no sepamos a dónde ir, Jesús nos mostrará el camino. Cuando estemos cansados o hambrientos, Jesús nos dará descanso y nos dará de comer. La Pascua es un tiempo de 50 días de aventuras. Y empezamos nuestra aventura esta semana, la semana más gloriosa y de mayor alegría de todo el año litúrgico.

Día 1 Domingo de Pascua

El Buen Pastor Leer Jn 10, 14-15

Para meditar:

Dibuja a un pastor parado en una pradera. La palabra pastor significa el que “cuida, guía y apacienta el ganado”. Un pastor protege a sus ovejas. Las ovejas comen pasto y durante la primavera ellas están muy contentas porque hay mucho pasto que comer. El pastizal donde las ovejas pastan se llama zona de pastoreo. Jesús se llama a sí mismo “el buen pastor”. A un mal pastor no le importa si sus ovejas tienen pasto para comer, sin embargo, un buen pastor guía a sus ovejas a pastos verdes. Un buen pastor protege a sus ovejas con su propia vida.

Día 2

El cayado del pastor Leer Sal 23, 1-6

Para meditar:

Dibuja el cayado en la mano del pastor. Las ovejas pueden ser tercas igual que la gente. A veces se van por otros lados y llegan a perderse. La labor del pastor es encontrar a las ovejas que se pierden y asegurarse de que estén a salvo de todo peligro. Los pastores tienen cayados- unos palos con un gancho en un extremo- para ayudar a las ovejas por caminos rocosos y para guiar a las ovejas testarudas/tercas a lugares seguros. En la Biblia hemos escuchado que Moisés también tenía un cayado. Hoy en día, los obispos llevan un cayado llamado báculo, que se parece al cayado de un pastor y es un símbolo de sabiduría y liderazgo amoroso.

Día 3

La reja del redil Leer Jn 10, 1-6

Para meditar Dibuja un redil cerca del pastor.

Compilado por Xhonané Olivas

La reja del redil o corral de ovejas es lo que encierra el lugar en donde duermen las ovejas y están a salvo en las noches. Dibuja una reja cerca del pastor. Muchos artistas han dibujado a Jesús como el buen pastor. Nosotros queremos representar al buen pastor como un pastor joven. Cerca de mil años antes de que naciera Jesús, vivió un pastor joven llamado David.

Día 4

La puerta del redil Leer Jn 10, 7-10

Para meditar Dibuja la puerta del redil. En los tiempos de Jesús, los pastores dormían junto a la puerta del redil. El cuerpo del pastor era como una puerta. El pastor impedía la salida o entrada al redil. Por las noches, el pastor se aseguraba de que las ovejas no se perdieran. Los pastores también las protegían de animales peligrosos que quisieran meterse, como los lobos. Jesús se llamó a sí mismo, "la puerta del redil". Jesús vigila cuando las ovejas entran y cuando salen. Él mismo protege a las ovejas y da su vida por ellas. ¿Quién crees que son las ovejas?

Día 5

La oveja y el carnero Leer Jn 21, 15-17

Para meditar Dibuja a una oveja y a un carnero dentro del redil. Jesús le dijo a Pedro que alimentara a sus ovejas. Al macho se le llama carnero.

En la primavera, nacen muchos animalitos. Algunos de ellos nacen de huevo como son los insectos, los pescados, las lagartijas o los pájaros. Las vacas tienen becerros. las ovejas tienen corderos. Y así como a los niños les gusta jugar, así también hay animales que les gusta jugar. ¿Alguna vez haz visto a un potrillo o a un cordero correr y saltar? Todas estas cosas hacen que escuchemos muchos sonidos

diferentes en la primavera. Algunos animales zumban, silban, relinchan o rebuznan sonidos hacen los animales? ¿Qué sonidos hacen las ovejas y los carneros?

De alguna manera, la primavera nos hace sentir jóvenes. Todo nos parece nuevo y refrescante. La primavera nos hace sentir que estamos en el cielo, en donde viviremos en plenitud y no tendremos

hambre o frío y el cantar nunca cesará

¿Qué otros

en

donde saltaremos y bailaremos de alegría.

Día 6

El cordero Leer Jn 1, 35-36

Para meditar Dibuja un corderito junto a la oveja y al carnero.

Un cordero es una oveja bebé. Jesús se llama a sí mismo el Buen Pastor, pero Juan el Bautista lo llama el cordero de Dios. Los domingos, cuando partimos el pan y servimos el vino que se han convertido en el cuerpo y la sangre de Cristo, también nosotros llamamos a Jesús el cordero de Dios. En este momento cantamos: "Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros".

Qué extraño es que Jesús pueda ser el pastor y el cordero y hasta la puerta del redil

¿no es cierto?

Compilado por Xhonané Olivas

Durante las siete semanas de Pascua, a través de los símbolos de cada día que iremos agregando a "El Jardín del Buen Pastor", veremos cómo Jesús puede ser muchas cosas. Y también nos imaginaremos cómo nosotros podemos ser como un pastor que protege con cariño a sus ovejas o un cordero jaquetón que hace a otros reír.

Día 7

El lobo Leer Jn 10:11-12

Para meditar Dibuja a un lobo cerca del redil. El Buen Pastor protege a las ovejas de los lobos hambrientos. Hay una historia sobre San Francisco de Asís que cuenta cómo él ayudó a que unas personas y un lobo hicieran la paz. Si el lobo dejaba de comerse las ovejas de estas personas, ellas le darían de comer. Al principio la gente no pensaba que era justo alimentar al lobo después de que se había comido algunas de sus ovejas. Y tampoco el lobo estaba muy contento comiéndose la comida que le daban. Al lobo le

gustaba más las ovejas

A mucha gente le gusta mucho esta historia porque nos enseña sobre la justicia y la misericordia de Dios. Nosotros no podremos llegar al cielo mientras no dejemos a un lado las cosas tan apetitosas de este mundo. No podremos llegar al cielo, a menos de que nuestra misericordia sea más grande que nuestra justicia.

pero un trato es un trato.

Compilado por Xhonané Olivas

2ª Semana ¡Bienvenidos a la mesa del Señor!

Traducido por Arelis Marrero.

J esús dijo que el cielo será como un banquete. La gente va a ser

Jesús dijo que el cielo será como un banquete. La gente va a ser invitado a sentarse a cenar con

Dios. Esta semana pondremos la mesa para la comida del cielo y podrás dibujarla en tu jardín.

a sentarse a cenar con Dios. Esta semana pondremos la mesa para la comida del cielo

Hacer una buena comida, preparar hermosamente la mesa y compartir la cena es importante para vivir

la vida cristianamente. El Señor Jesús se dio a conocer a sus seguidores alrededor de una mesa. Jesús

 

continúa dándose a conocer cada vez que comemos y bebemos juntos en paz y en unidad.

 

Día 8

 

En la mesa

 

Leer Génesis 43, 26-34

 

Para meditar

Dibuja una mesa grande.

 

¿Conoces la historia de José? La parte de la historia que escuchamos en la lectura bíblica, habla de la

 

cena que José compartió con sus hermanos, pero ellos no lo reconocieron.

 

Después de su muerte y resurrección, Jesús se sentó en la mesa con sus amigos, así como José había

 

hecho con sus hermanos. Ellos reconocieron a Jesús cuando cenó. Nosotros también sabemos que Jesús

está vivo cuando compartimos en su Santa Cena.

 

Todos los domingos, cuando celebramos la Eucaristía, nos reunimos alrededor de una mesa que

 

llamamos altar. Ponemos un plato de pan y una copa de vino sobre el altar , y luego le damos gracias a Dios, quien resucitó a Jesús de entre los muertos. Jesús nos dijo que el pan es su cuerpo y el vino es su

sangre.

 

Día 9

Las sillas

Leer Génesis 18, 1-8

Para meditar

Dibuja unas sillas alrededor de la mesa

 

Un día, tres extraños visitaron a Sara y a Abraham. La mayoría de la gente tiene miedo a los extraños.

Ellos también tenían miedo. Sin embargo, les dieron un lugar cómodo para sentarse y les ofrecieron

 

algo de comer y beber. Sara y Abraham los trataron como huéspedes de la casa sin saber que los

 

extraños eran el mismo Dios, pero disfrazado.

 

Sara y Abraham mantuvieron una sonrisa en sus labios cuando los extranjeros llegaron y los

 

interrumpieron. Compartieron, no solo la comida y la bebida, sino que les ofrecieron también su

 

tiempo. Así fue como Sara y Abraham se sentaron a cenar con Dios.

 

Compilado por Xhonané Olivas

Día 10 El pan Leer Rut 2, 8-14 Para meditar
Día 10
El pan
Leer Rut 2, 8-14
Para meditar

Dibuja una hogaza de pan trenzado.

 

Ruth hizo pan con grano de cebada. Otras personas usan trigo o centeno o una combinación de

 

ambas. Para hacer pan, el grano es molido para hacerse harina, haciéndola tan fina como el polvo. Se

 

debe agregar la cantidad adecuada de agua y de levadura y amasar muy bien la mezcla en la masa. La

levadura es un ser vivo que crece y crea pequeñas burbujas de gas en la masa, lo que lo hace hincharse

como un globo. Cuando se hincha lo suficiente, se cocina en un horno y se convierte en pan.

 
Jesús se llamó a sí mismo el "pan de vida". Piensa en cómo se hace

Jesús se llamó a sí mismo el "pan de vida". Piensa en cómo se hace el pan. ¿Qué crees que Jesús quiso

decir al llamarse a sí mismo "pan"?

de vida". Piensa en cómo se hace el pan. ¿Qué crees que Jesús quiso decir al

Día 11

El vino

Leer Isaías 55, 1-2

Para meditar

Dibuja una botella de vino sobre la mesa El profeta Isaías nos habla sobre el
Dibuja una botella de vino sobre la mesa
El profeta Isaías nos habla sobre el vino, la leche y el pan que Dios ofrece libremente en un
banquete maravilloso.
Para hacer vino por primera vez hay que aplastar las uvas y recoger el jugo que sale de ellas. Luego, se
añade levadura al jugo. La levadura crece rápidamente en el jugo y poco a poco éste se transforma
en vino. Pero, puede haber un gran problema cuando la levadura crece y burbujea . ¡Si el recipiente
que contiene el jugo es demasiado pequeño, todo lo que hay en el puede explotar!

Con toda esta efervescencia, el vino parece estar vivo. Tal vez esa sea una razón por la que Jesús dijo

que una copa de vino es el signo vivo y santo "de la alianza de su sangre." Un pacto es un acuerdo

 

sagrado, una promesa. Jesús prometió estar con nosotros para siempre. Él se quedó entre nosotros

 

en el regalo del Espíritu Santo.

 
El Espíritu Santo fluye a través de la iglesia como el jugo que fluye de

El Espíritu Santo fluye a través de la iglesia como el jugo que fluye de las uvas, como la sangre que

fluye en nuestras venas.

Santo fluye a través de la iglesia como el jugo que fluye de las uvas, como

Día 12

 

La leche

Leer Deuteronomio 26, 8-10

 

Para meditar

Dibuja una jarra de leche en la mesa, junto con el pan y el vino.

 

En primavera, cuando hay un montón de hierba verde que las vacas pueden comer, ellas producen una

gran cantidad de leche. Con toda esa leche, la gente celebra la primavera, haciendo comidas

 

especiales, tales como pay de queso.

 

Compilado por Xhonané Olivas

La Biblia nos habla de un lugar llamado "la tierra que mana leche y miel".

La Biblia nos habla de un lugar llamado "la tierra que mana leche y miel". Esta es la tierra que Dios le prometió a Sara y Abraham. Esta es la tierra que Moisés y Miriam querían ir. La tierra santa. La tierra

prometida.

le prometió a Sara y Abraham. Esta es la tierra que Moisés y Miriam querían ir.

Algunas personas dicen que el cielo será un lugar donde nadie tendrá hambre o sed, en el que

 

nadie estará triste o solo. Y otros dicen que cuando ayudamos a los hambrientos y consolamos a los

tristes, comenzamos a vivir en esta tierra prometida, sin importar el lugar en donde estemos.

 

Día 13

El pote de miel

Leer Marcos 1, 4-6

Para meditar

Dibuja un pote de miel encima de la mesa

 

Las abejas recolectan el néctar dulce de las flores y las guardan dentro de sus cuerpos. El néctar se

 

convierte en la miel. La miel sale de las abejas y ellas las colocan en un lugar especial hecho de cera

que se llama panal. (La cera también sale de las abejas.)

 

Un hombre llamado Juan el Bautista comió miel mientras estuvo en el desierto, aunque él no tiene una

personalidad muy dulce. De hecho, él tenía un carácter fuerte. Hablaba la verdad con valentía. Le

 

decía a la gente que tenían que vivir de manera justa y compartir lo que tenían, para que su vida fuera

sencilla y sin egoísmos.

 
Tal vez Juan aprendió esto de las abejas. Ellas trabajan desinteresadamente para los demás. Ellas

Tal vez Juan aprendió esto de las abejas. Ellas trabajan desinteresadamente para los demás. Ellas

comparten lo que tienen y trabajan por el bien común.

abejas. Ellas trabajan desinteresadamente para los demás. Ellas comparten lo que tienen y trabajan por el

Día 14

 

Las frutas

 

Leer Cantar de los Cantares 4, 16

 

Para meditar

Dibuja un tazón de frutas sobre la mesa.

 

En la primavera las flores florecen y muchas de éstas se convierten en frutas. Con el tiempo la fruta

 

madura. Unas de las primeras en madurar son las fresas. Luego vienen las cerezas, los albaricoques, los

melocotones y las ciruelas. En algunos lugares, éste es el momento en que las fresas maduran. Así la

 

personas disfrutan esta temporada de Pascua comiendo pastel de fresas, tarta de fresa, pastel de fresa

y mermelada de fresa. Para ellos, ¡la Pascua sabe a fresas!

 

En la Biblia, el libro del Cantar de los Cantares es un poema de amor. Una mujer y un hombre se

 

cantan el uno al otro acerca de lo enamorados que

Ellos cantan durante la primavera cuando el

jardín está lleno de flores y bayas, cuando los árboles de manzana florecen y también lo hacen las uvas

en sus viñas.

 
¿Qué flores están floreciendo en tu comunidad? ¿Qué variedad de sabores y fragancias puedes disfrutar

¿Qué flores están floreciendo en tu comunidad? ¿Qué variedad de sabores y fragancias puedes disfrutar

en cada primavera? ¿Por qué tú crees que a las personas, cuando se enamoran, les gusta cantar?

puedes disfrutar en cada primavera? ¿Por qué tú crees que a las personas, cuando se enamoran,

Compilado por Xhonané Olivas

3ª Semana Los Cielos revelan la Gloria de Dios

Traducido por Xhonané Olivas

Después de estar en casa durante el invierno, el tiempo de Pascua es un tiempo para salir y disfrutar de los paisajes. Podemos disfrutar del sol y de la lluvia. Tal vez veamos una lluvia con truenos y relámpagos o un arcoíris. Cada noche durante estos días, vamos a ver cómo la luna cambia sus crecientes haciéndose cada vez más grandes. En esta tercera semana de Pascua, estaremos observando el cielo, las nubes, la lluvia y el

trueno. Con nuestra vista en el cielo, abriremos nuestros cinco sentidos a las maravillas de la

naturaleza y alabaremos a Dios, creador de todo lo que existe.

Día 15

El Sol Leer Sal 19, 1-6

Para meditar:

Dibuja un sol en lo alto del cielo. Sin el sol, no habría vida en la tierra. Los romanos nombraron al domingo: el día del sol ("Sunday" en inglés). Los cristianos usan

otro nombre para este día: El día del Señor. Nosotros sabemos que Dios es el dador de vida.

Los cielos revelan la gloria de Dios. El Señor hizo el sol, la tierra, las estrellas y los planetas.

Y el Señor nos hizo a nosotros también. En un día domingo, Jesús resucitó de entre los muertos. Este es también el día en que el Espíritu Santo fue enviado a su Iglesia. Los domingos cantamos: "¡Este es el día que hizo el Señor!"

Día 16

La Nube Leer I Reyes 8, 2-11

Para meditar:

Dibuja a una nube en el cielo, considera que después dibujarás lluvia y truenos debajo de ella. A veces, especialmente al amanecer y al anochecer, las nubes se ven hermosas con colores rosas, naranjas y rojos. Cuando el rey Salomón construyó el templo para Dios, una hermosa nube bajó del cielo y entró en el templo. La nube era el signo de que Dios estaba ahí.

Compilado por Xhonané Olivas

Cuando Jesús ascendió a los cielos después de haber resucitado de entre los muertos, desapareció de entre las nubes. Esto es un símbolo de que Jesús y Dios están juntos para siempre. Artistas y poetas piensan que las nubes son signos maravillosos de Dios. ¿Será porque no se puede agarrar una nube?

Día 17

La Lluvia Leer Mt 5, 43-48

Para meditar:

Dibuja gotas de lluvia debajo de la nube. Igual que el sol, la lluvia trae vida. Sin embargo, mucha lluvia o poca lluvia puede dañar a los seres vivos. La historia de Noé es sobre un diluvio. La Biblia también tiene historias sobre sequías, incluyendo una en tiempos del profeta Elías. Durante la primavera nos preocupan las inundaciones o las sequías. El éxito de las siembras depende de la lluvia. Jesús comparó la misericordia de Dios con una llovizna. Así como la lluvia cae sobre todos, así la misericordia de Dios es para todos, sin importar si somos malos o buenos, si lo merecemos o no. Dios es misericordioso con todos.

Día 18

Los Truenos Leer Job 28, 20-26

Para meditar:

Dibuja a un trueno debajo de la nube. En el libro de Job se utiliza esta palabra. Las tormentas limpian el aire y lavan la tierra. Los científicos dicen que los truenos agregan nitrógeno a la tierra que sirve como fertilizante. Uno de los títulos de Dios en la Biblia es "el Dios de la tormenta". Las tormentas hacen que algunas personas sientan que Dios está cerca. Las tormentas pueden asustarnos pero también pueden ser emocionantes. Durante fuertes tormentas, hay personas que oran, cantan o, por lo menos, se aseguran de que nadie se espante. Después de varios años, la gente puede todavía recordar cuando se protegieron de una de estas tormentas.

Día 19

El Granizo Leer Job 38, 28-30

Para meditar:

Dibuja un poco de granizo debajo de la nube.

Compilado por Xhonané Olivas

A diferencia de la lluvia o el trueno, el granizo no hace ningún bien. Al contrario, arruina

los árboles frutales, las siembras, los animales, los parabrisas y hasta puede lastimar a personas que no se refugien rápido. El granizo se forma en tormentas muy ventosas. El viento lleva las gotas de lluvia a partes altas en donde se congela. Después cae y puede volver a partes altas en donde se forma otra capa de hielo. Si esto se repite varias veces, el granizo puede llegar a tener el tamaño de una pelota de baseball. Cuando uno de estos granizos se llega a partir, parece una cebolla. El autor del libro de Job en la Biblia, se pregunta sobra los peligros que Dios ha creado. Hay muchas preguntas y pocas respuestas. Job, así como nosotros, fija su mirada en admiración silenciosa en la creación de Dios: atemorizante pero hermosa a la vez.

Día 20

El Viento Leer Ez 37, 7-10

Para meditar:

Dibuja una ráfaga de viento en el cielo. En esta lectura del profeta Ezequiel, al viento se le llama, el aliento de Dios. El viento de Dios hizo que los huesos se convirtieran en personas vivas. El viento de Dios trajo nueva vida. ¿Alguna vez has visto que el viento se lleve las flores de un árbol? ¿O has visto que el viento sea tan fuerte que tire árboles? Cuando el Espíritu Santo vino sobre los apóstoles en Pentecostés, apareció como un fuerte viento dentro del cenáculo. ¡Imagínate que un viento entrara en tu casa! ¡Quedaría todo sin ningún lado! Después de esto, los seguidores de Jesús, salieron a la calle y empezaron

a hablarle a todos sobre Jesús. La ráfaga de viento de Dios les dio valentía y nueva vida.

Día 21

El Arcoíris Leer Gen 9, 12-15

Para meditar:

Dibuja un arcoíris en el cielo. El arcoíris se forma cuando la luz del sol pasa por gotas de agua. La luz blanca del sol, al pasar por el agua, se divide y revela los colores que vemos. Un arcoíris que va desde una nube hasta la tierra parece como un puente que une el cielo y la tierra, nuestra morada en el Cielo y el planeta Tierra. En los tiempos de Noé, después del terrible diluvio, el arcoíris fue el símbolo que Dios usó para su alianza con toda la Tierra. Dios hizo una alianza, un acuerdo de que los cielos y la tierra gozarían de paz. Cuando vemos un arcoíris, podemos recordar que el amor de Dios es para siempre.

Compilado por Xhonané Olivas

4ª Semana El viento y el mar le obedecen

Traducido por Arelis Marrero

¿Alguna vez has ido a navegar en un lago o en el mar? Esta cuarta

¿Alguna vez has ido a navegar en un lago o en el mar? Esta cuarta semana de Pascua vamos

a navegar por los mares y los lagos. ¡Todos a bordo!

a navegar en un lago o en el mar? Esta cuarta semana de Pascua vamos a

La Biblia está llena de historias de barcos. Hay una larga historia de un personaje llamado

 

Jonás que trató de navegar lejos de Dios. Esa es la historia donde un enorme pez se tragó a

Jonás. También está la famosa historia de Noé y su gran barca. Una de las lecturas de esta

 

semana nos cuenta el momento en el que Jesús calmó una tormenta en el mar. Otra

 

nos cuenta sobre un naufragio. La buena noticia es que, no importa qué problemas se

enfrentan en estas historias, todo el mundo llega a sus destinos sanos y salvos.

 

Día 22

 

El Barco

 

Leer Mateo 8, 23-27

 

Para meditar:

Dibuja un barco y colócalo sobre el mar. Muchos de los seguidores de Jesús eran
Dibuja un barco y colócalo sobre el mar.
Muchos de los seguidores de Jesús eran pescadores y sabían todo acerca de los barcos. Ellos
sabían cómo identificar las tormentas y cómo mantener sus embarcaciones en buen
estado. Este era un trabajo muy duro.
Algunas personas piensan que ser miembro de la iglesia es como estar a bordo de un barco. Se
tienen muchas responsabilidades y todo el mundo tiene que ayudarse unos a otros. A veces
hay tormentas, otras veces se navega en un mar calmado. Y estamos siempre en
movimiento, es como estar en un barco, navegando constantemente hasta llegar a la orilla.
Día 23
El mástil
Leer: Ezequiel 27, 4-7

Para meditar:

Dibuja un mástil en el medio de la embarcación. El mástil del barco tiene la forma de una

 

cruz y es lo que sostiene la vela.

 

Los artistas han presentado la iglesia como un barco enorme con espacio suficiente para

 

todos. El barco navega hacia el cielo. Sin embargo, un barco no se mueve a menos de que

 

algo lo empuje. Nuestro barco es empujado por el viento. Esto significa que necesita una

 

vela para atrapar el viento. Mañana la vela se une al mástil.

 

El mástil de la embarcación de la iglesia es la santa cruz de Jesucristo. ¿Por qué crees que la

cruz de Jesús va en el medio de la barca?

 

Compilado por Xhonané Olivas

Día 24 La Vela Leer: Hechos de los Apóstoles 27, 33-44 Para meditar: Dibuja la
Día 24
La Vela
Leer: Hechos de los Apóstoles 27, 33-44
Para meditar:
Dibuja la vela de un barco en el mástil de manera que parezca que está atrapando el viento.
Nuestra lectura de hoy nos relata la historia cuando San Pablo se encontraba en un
naufragio. En la iglesia todos los días durante el tiempo de Pascua leemos poco a poco el libro
de los Hechos de los Apóstoles. Una vieja canción cristiana dice que ser un miembro de la
iglesia es como navegar en un barco. La canción se nos dice que el Espíritu Santo es el
viento que mueve el barco y el Espíritu Santo es también el mar en el que el barco
navega. ¿Cómo puede el Espíritu Santo ser todas estas cosas a la vez?
Día 25
La red
Leer : Marcos 1, 16-20

Para meditar:

Dibuja una red de pesca que cuelgue de la barca y toque el mar.

 

Cuando Jesús conoció a los hermanos Pedro y Andrés, estaban de pesca. Jesús les dijo que iba

a enseñarles a pescar a la gente. Eso probablemente hizo reír a Pedro y Andrés, pero dejaron

de pescar y fueron a seguirlo. Jesús entonces, llamó los hermanos Santiago y Juan, que

 

también estaban pescando. Ellos también siguieron a Jesús.

 

¿Qué crees que Jesús quiso decir acerca de pescar personas?

 

Cuando la gente se bautiza se sumerge en agua. Algunos bromean que este baño convierte a

 

las personas bautizadas en peces. Hace mucho tiempo los cristianos se llamaban a sí

 

mismos "pequeños peces". Estamos felices de estar atrapados en la red que Jesús usa para

 

darnos vida.

 

Día 26

Los peces

Leer: Juan 21, 4-8

Para meditar:

Dibuja un pez en la red.

 

Cuando se unen las primeras letras de las palabras griegas para "Jesucristo, el Hijo de Dios y

Salvador", forman la palabra griega que significa pez. El pez se convirtió en un símbolo para

los cristianos. Los cristianos llamamos a Jesús el gran pez y nosotros somos los pequeños

 

peces.

 

Después de que Jesús resucitó, él quiso demostrarles a sus apóstoles que todavía se

 

preocupaba por ellos. Ellos habían estado pescando toda la noche sin pescar nada. Temprano

en la mañana, Jesús les dijo que fueran a pescar de nuevo. Esta vez, con Jesús mirando

 

desde la orilla, atraparon muchos peces.

 

Compilado por Xhonané Olivas

Día 27

El asado

Leer: Juan 21, 9-14

Para meditar:

Dibuja una pequeña parrilla de barbacoa con un pescado encima.

 

¿Pescado para desayunar? Eso es lo que Jesús le ofreció una mañana para sus apóstoles. Se

trataba de una barbacoa al aire libre a orillas del mar. Jesús tomó el pan y los peces

 

y compartió estos alimentos con ellos.

 
Hasta que Jesús les dio a estos alimentos, sus seguidores no estaban seguros de que
Hasta que Jesús les dio a estos alimentos, sus seguidores no estaban seguros de que era
él. Ellos sabían que Jesús había sido asesinado unos días antes. Tenían problemas para
creer que Jesús había resucitado de entre los muertos. Pero el desayuno barbacoa que Jesús
les preparó, ayudó a sus discípulos a entender.
Jesús resucitado está con nosotros en nuestro trabajo, en nuestras comidas, en todas las
cosas simples y ordinarias que hacemos. Él nos alimenta. Ahora tenemos que alimentar a
otros.
Día 28
El Leviatán
Leer: Salmo 104, 24-30

Para meditar:

Dibuja un Leviatán en el mar.

 

El libro de Job describe el Leviatán como una de las creaciones más maravillosas de

 

Dios. Algunas personas piensan que el Leviatán es realmente un calamar gigante, con muchos

tentáculos. Las criaturas del mar son impresionantes y pueden parecer más sorprendentes,

 

ya que rara vez se pueden ver.

 

Algunas personas piensan que el Leviatán representa las cosas a las que la gente tiene miedo.

Cuando calmamos el temor, dominamos al Leviatán. Domar la serpiente de mar nos recuerda

 

la historia de San Jorge y el dragón. En una versión de la historia, Jorge hace que el dragón se

convierta en su mascota.

 

Compilado por Xhonané Olivas

5ª Semana El jardinero prepara el paraíso

Traducido por Vannesa Gómez

Después de que Jesús muere, sus seguidores lo sepultaron en el jardín. Cuando María Magdalena fue a visitar la tumba de Jesús, vio a alguien que pensaba que era el jardinero. ¡Era Jesús! María estaba feliz de ver a Jesús vivo. En la quinta semana de Pascua exploraremos un jardín. Cualquier jardín puede recordar el lugar donde Jesús fue sepultado, un lugar que se llenó con las maravillas de la vida. Los jardines nos recuerdan el paraíso, la tierra que Dios plantó para ser nuestro hogar.

Día 29

Las Hojas del Árbol de la Vida Leer Apocalipsis 22:1-5

Para reflexionar Dibuja hojas entre las ramas de un árbol. En primavera las personas plantan árboles. ¿Qué se necesita para mantener un árbol sano y

verde y en crecimiento? ¿Luz solar? ¿Agua? ¿Buena tierra? ¿Qué pasaría si el sol brillara por 24 horas seguidas? ¿Qué pasaría si la lluvia cayera hasta que el árbol se inundara? Para que las cosas buenas estén

bien, debe mantenerse el equilibrio. El Equilibrio trae salud, crecimiento y permite que la

vida continúe. El libro de Apocalipsis nos dice que las hojas del árbol de la vida "son para la sanidad de las naciones." ¿Qué necesita ser sanado en las naciones del mundo? Nombra una cosa buena (una hoja) que puedas compartir con los demás, para ayudar a las personas a mantenerse saludables.

Día 30

Las Flores del Árbol de la Vida Leer Isaías 55:12-13

Para reflexionar

Dibuja unas flores en el árbol de la vida.

El árbol de la vida tiene hojas, flores y frutos que nos harán saludables. Las lecturas de hoy también mencionan a los árboles. Cuando hay guerras o tormentas u otros actos de violencia, a menudo los árboles son destruidos. Durante muchos años, los árboles permanecen heridos y tardan en crecer. Los árboles en ruinas nos recuerdan la violencia. Los árboles sanos con flores, son un signo de que las personas se tratan de manera justa. Que hay justicia en vez de pelea y malos entendidos.

Compilado por Xhonané Olivas

Día 31

El fruto del Árbol de la Vida Leer Gálatas 5:22-26

Para reflexionar El domingo pasado le hemos dibujado hojas al árbol de la vida. Ayer dibujamos las flores y

ahora, las flores han producido frutos. Dibujafrutas entre las ramas del árbol de la vida. El libro del Apocalipsis dice que el árbol de la vida tiene doce frutos, uno diferente cada mes. Esto no es sólo un árbol ordinario, ¿verdad? En la carta a los Gálatas, San Pablo nos dice que debemos comer hasta hartarnos de los "frutos del Espíritu Santo." Escuche con atención los nombres que Pablo da a estas frutas.

Una ensalada llamada "ambrosía" se hace con muchos tipos de fruta. Ambrosía significa

"inmortal." ¡Algunas personas imaginan que los santos comen ambrosía en el cielo! Pablo nos dice que si compartimos el fruto del Espíritu viviremos la vida eterna.

Día 32

El Búho/Lechuza Leer Salmo 102:6-12

Para reflexionar Dibuja un búho y pegarlo en el hueco del tronco del árbol. Eso sería un buen lugar para que una lechuza construya un nido y críe a sus crías. La persona que primero cantó el Salmo 102 estaba triste y se imaginó que las lechuzas son

tristes. Algunas personas piensan que el ulular de un búho suena triste e incluso espeluznante.

¿Has notado alguna vez que la sabiduría se representa con un búho? Un búho sentado en lo alto de un árbol, nos mira y parpadea; pareciera como si nada lo molestara. Esto pudiera ser la razón por laque la gente representa a los sabios con búhos; por que las personas sabias por lo general son calmadas y cautelosas. La Biblia habla a menudo acerca de una mujer llamada Sabiduría. Los artistas a veces la muestran con un búho cercano. El libro de Proverbios dice que la Sabiduría es como un árbol de la vida para todas las personas que se sientan alrededor de ella. ¿Qué crees que significa eso? La próxima vez que veas un búho, piensa en la persona triste que escribió el salmo de hoy. Piensa también en la mujer llamada Sabiduría.

Día 33

El Olivo Leer Génesis 8:6-11

Para reflexionar Dibuja un olivo. Puedes dibujarlo creciendo cerca de un arroyo. Los olivos crecen lentamente. Esto hace a un árbol maduro valioso. La gente planta olivos, y otros tipos de árboles, como forma de dar a las futuras generaciones algo valiosas y sagradas.

Compilado por Xhonané Olivas

Una aceituna tiene un poco de aceite en su interior, y se necesitan exprimir muchas aceitunas para obtener un poco de aceite. En tiempos bíblicos, la gente quemaba el aceite de oliva en las lámparas, lo usaban para aliviar las ampollas y cortaduras y cocinaba con el; tal como lo hacen en nuestros días. En el sacramento de Unción los enfermos, el aceite se frota sobre el cuerpo de la persona enferma. Los miembros de la Iglesia oran para que la persona enferma se sane. En el sacramento del Bautismo y la Confirmación, el aceite se mezcla con el perfume y este aceite fragante se pone en la cabeza de la persona.

Día 34

La Palmera

Leer Juan 12:12-17

Para reflexionar Dibuja una palma por el arroyo. De las palmeras crece un fruto pegajoso, dulce y café llamado dátil. La palmera datilera

crece mejor cuando el clima es cálido. Las palmeras datileras son uno de los pocos árboles que pueden sobrevivir en un desierto. Parece mágico tener un árbol tan grande y verde creciendo en el desierto. La gente piensa que son un buen símbolo de fuerza y persistencia en la vida. Estos arboles sobreviven en condiciones extremas. Cuando Jesús entro sentado sobre la mula a la ciudad deJerusalén, las personas lo recibieron con ramos de palma. Ellos sabían que Jesús les estaba trayendo nueva vida.

En la iglesia, justo antes de la Pascua, nosotros también usamos ramas de palma. Sabemos

que Jesús ha venido a ser la resurrección y la vida para todos aquellos que creemos en él.

Día 35

Rosas y Lirios Leer Cantar de los Cantares 2:1-19

Para reflexionar Dibuja rosas y los lirios en el jardín del Buen Pastor. Las rosas representan el amor y la devoción. Los lirios representan una forma de vida simple y saludable. A muchos santos los muestra sosteniendo rosas y los lirios. Muchos cristianos son nombrados Rosa o Lily (lirio) o alguna otra versión de estos nombres. Por ejemplo, el nombre

de Susana viene de la palabra hebrea para lirio.

Ahora es un buen momento para plantar un jardín. Plantar un jardín nos ayuda a imitar a Dios, quien plantó el jardín del paraíso. Por supuesto, no es suficiente con plantar el jardín, es necesario cuidarlo todo el tiempo. Casi todo lo que es bueno y que vale la pena, requiere trabajo y dedicación para mantenerlo bien.

Compilado por Xhonané Olivas

6ª Semana ¡Oh! ¡Qué hermosa ciudad!

Traducido por Vannesa Gómez

En la sexta semana de Pascua nos encontramos con el día 40 del tiempo Pascual, día de la Ascensión. (En algunos lugares la fiesta se celebra el domingo siguiente.) En este día, Jesús lleva a sus compañeros a caminar por la montaña. En la cima de la montaña, Jesús bendijo a sus amigos. Luego ascendió al cielo y desapareció entre las nubes. Jesús entra al cielo triunfante. A donde Él fue, lo seguiremos.

Durante esta semana, en espíritu marcharemos por la ladera con Jesús. Entraremos al cielo. Las doce puertas de La Ciudad Santa se abrirán en el cielo . Dios nos dará la bienvenida y nos pedirá entrar, ya que somos hijas e hijos de Él. ¡Somos las reinas y los reyes del cielo!

Día 36

Las puertas de la Ciudad Leer Apocalipsis 21:9-14

Para reflexionar Dibuja una ciudad en el tope de la montaña. Dibuja murallas y puertas alrededor de la

ciudad.

La canción "¡Oh, qué hermosa ciudad!", nos recuerda que hay "doce entradas a la ciudad,

¡Aleluya!” Estas entradas están hechas de perlas que brillan como el oro y el cristal. Cada puerta lleva el nombre de cada uno de los doce apóstoles. Esperamos que nuestros nombres, también estén grabados en las piedras de esta brillante ciudad.

Día 37

El templo Leer Apocalipsis 21:22-25

Para reflexionar

Dibuja un templo en el centro de la ciudad

El templo es la casa de Dios. La Biblia nos dice que Dios vive en medio de la ciudad. ¡No habrá

necesidad de un edificio especial! Dios será el templo.

Una vieja canción nos recuerda que Dios -como un edificio- es "tan alto" y "tan bajo” y "tan amplio" que no podemos entrar, a menos que Jesús nos abra la puerta. Imagina caminar dentro de Dios, de la misma manera en la que caminamos por un edificio. Imagínate cómo será morar en Dios.

Compilado por Xhonané Olivas

Día 38

¡Aleluya! Leer Apocalipsis 19:6-9

Para reflexionar Dibuja un banderín y escribe la palabra Aleluya en él. Colócalo sobre la parte superior del templo. Esa palabra viene de la lengua hebrea y significa "alabado sea Dios". Aleluya es el canto de los ángeles. Un día vamos a cantar con ellos en el cielo, en la Ciudad Santa de Dios. Vamos a cantar Aleluya una y otra vez con gran entusiasmo y alegría. Aquí en la tierra se canta aleluya para ensayar nuestra parte en el coro de los cielos. Cuando cantamos aleluya hacemos que la tierra suene como el cielo.

Día 39

Los tronos Leer Apocalipsis 22:1-5

Para reflexionar Un trono es una hermosa silla. Reyes y reinas se sientan en tronos. Dibuja tronos y colócalos frente al templo de Dios. El libro del Apocalipsis dice que del trono de Dios fluye agua viva. Esta agua hace de la ciudad de Dios un lugar verde y fecundo. Los hijos de la realeza son parte de ella y se les da responsabilidades adicionales. Sus acciones son observadas cuidadosamente. Con el tiempo van a llegar a sentarse en los tronos. Sentarse en el trono les recuerda que deben honrar a sus familias, actuando con justicia y

compasión.

Somos hijos de Dios y él ha preparado tronos para nosotros en la Ciudad Santa. Si nosotros damos vida a la palabra, si la vida fluye desde nosotros en la forma que fluye del trono de Dios, las promesas de la Biblia nos dicen que que reinaremos con el Padre por los siglos de los siglos.

Día 40

La novia Leer Oseas 2:18-20

Para reflexionar

Dibuja una novia en uno de los tronos. El trono lo puedes decorar con una paloma. Mañana

dibujarás el novio al lado de la novia.

El profeta Oseas nos dijo que Dios nos ama de la misma forma en que la novia y el novio se aman. Y cuando amamos a Dios como él nos ama, como una novia y el novio, todas las criaturas de la tierra vivirán en paz. La gente se casará con Dios en un matrimonio, que ni siquiera la muerte podrá separar. El Señor Jesús pensaba lo mismo. Dijo que el cielo será semejante a un banquete de boda. En el cielo todo y todos van a ascender con Cristo a un amor que durara para siempre.

Compilado por Xhonané Olivas

Día 41

El novio Leer Apocalipsis 19:6-9

Para reflexionar Dibuja un novio en el trono al lado de la novia (puedes decorar el trono con un cordero).

¡Aleluya! ¡El día de la boda ya está aquí! El novio, el Señor Jesús, Cristo, el Cordero de Dios, nos ha invitado a la boda y ¿adivinen qué? ¡Vamos a ser la novia! Trata de imaginar que boda tan maravillosa. Para prepararnos para el gran evento, tomaremos un baño de lujo. Luego perfumaremos nuestros cuerpos, y nos pondremos un vestido de novia espectacular.

¿Cuándo pasará esto? En el sacramento del Bautismo se nos limpia y perfuma y se nos da una

túnica brillante para ponernos. En el sacramento de la Eucaristía nos unimos a la fiesta de bodas, donde los ángeles cantan: "Bienaventurados los que son invitados a la cena de las

bodas del Cordero."

Día 42

Las coronas Leer Isaías 62:3-5

Para reflexionar

Las coronas son sombreros que se hacen en forma de círculo. Reyes, reinas y los hijos de la realeza usan coronas. Dibújale coronas a la cabeza del Novio y la Novia. Ellos son la reina y el

rey de la Ciudad Santa de Dios. ¡Hoy es el día de la coronación!

Las coronas pueden estar hechas de oro y joyas. También puede estar hecha de flores.

Compilado por Xhonané Olivas

7ª Semana El Zoológico Celestial

Traducido por Xhonané Olivas

Cuando Dios hizo a Adán, él no tenía un compañero. Dios hizo que los animales caminaran frente a Adán para que él les pudiera dar un nombre a cada uno de ellos. El Jardín del Edén era como un zoológico. Era también como una casa con mascotas. En esta última semana del tiempo Pascual, conoceremos a algunos de los animales más maravillosos y únicos en el Jardín de Dios. Algunos animales tienen pelo, otros plumas. Algunos tienen dientes muy afilados y garras, otros tienen aguijones… todos ellos beben de la fuente del agua de la vida.

Día 43

El agua Leer Ap 7, 13-17

Para reflexionar Hay una fuente en el jardín. Dibuja una fuente y un chorro de agua que fluye desde ella para

que parezca que rocía agua hacia arriba y cae a su alrededor. El libro del Apocalipsis dice que aquellos que aman al Señor, beberán de las aguas de la vida. Este es el último libro de la Biblia. Las palabras sobre el agua, nos recuerdan del primer libro

de la Biblia llamado Génesis.

El Génesis nos dice que un arroyo regaba el jardín del Edén y después de dividía en cuatro grandes ríos. Dos de esos ríos se encuentran en el país de Irak, los ríos son el Tigris y el Éufrates.

Día 44

El ciervo Leer Sal 42, 1-5

Para reflexionar Dibuja un ciervo cerca de la fuente, como si estuviera bebiendo agua de ella. Los ciervos viven en lugares salvajes. Ellos son tímidos y normalmente se esconden en los

bosques. Ellos también necesitan de agua para sobrevivir, así como nosotros. Un buen lugar

para poder ver a un ciervo es en un arroyo en donde no haya muchos árboles a su alrededor. Los venados a veces evitan este tipo de lugares porque tienen miedo de ser vistos. Sin embargo, ahí es donde está el agua. En el salmo de hoy, el deseo de un ciervo de beber agua, se compara con el el amor que tiene una persona por Dios. Así como el ciervo busca agua, así nosotros buscamos a Dios. Nosotros añoramos beber de la gracia refrescante de Dios. Y para poder beber, necesitamos ir a donde está el arroyo… no nos podemos esconder.

Compilado por Xhonané Olivas

Día 45

El león Leer Daniel 6, 14-23

Para reflexionar

Dibuja un león cerca de la fuente. Los leones son feroces, pero a la gente le gusta verlos porque son juguetones, protectores y hermosos. El rugido de un león es increíble. Su sonido viaja por millas. El rugido es tan fuerte que puede hacer que se te pare el pelo. Una vieja canción americana dice que Jesús es como un león que ruge tan fuerte que hasta los muertos escuchan su voz. El poderoso rugido de Jesús,

despertará a los muertos.

Día 46

La colmena Leer Jueces 14, 5-9

Para reflexionar Dibuja una colmena lejos de donde puedan las abejas picar a alguien. La historia de Sansón nos cuenta de unas abejas que hacen una colmena ¡adentro de un león!

La colmena es el hogar de la reina de las abejas quien es la que da vida a las nuevas abejas. La abeja reina es la única que pone huevos. Las otras abejas son las que se hacen cargo de

ellos y luego cuidan a las abejas que acaban de nacer.

Todo sobre las abejas es maravilloso, ¡inclusive su aguijón! Pareciera como si las abejas siempre se ayudaran unas a otras, y su cooperación es un signo perfecto de lo que es ser parte

de la Iglesia. Este verano, estemos al pendiente de las abejas. Tengamos cuidado de no lastimarlas. Podemos disfrutar de la miel. También podemos disfrutar de la hermosura y la fragancia de las velas hechas con cera de abejas. Nosotros podemos imitar a las abejas, ayudándonos y protegiéndonos mutuamente. Ellas nos enseñan lo que significa ser miembro de la Iglesia.

Día 47

El pavorreal

Leer I Reyes 10, 21-25

Para reflexionar Dibuja un pavorreal en cualquier parte del jardín. El rey Salomón tenía muchas cosas maravillosas, y entre ellas, uno de los animales más maravillosos: el pavorreal.

Compilado por Xhonané Olivas

Cada una de las plumas del pavorreal parece como si tuviera un ojo en ella. Cuando el pavorreal abre su cola, pareciera como si cientos de ojos te estuvieran viendo. Eventualmente, las plumas del pavorreal se caen. Este proceso de perder plumas para que nazcan nuevas se le llama “mudar o cambiar de plumas”. Algunas personas piensan que las nuevas plumas del pavorreal son un buen símbolo del Tiempo Pascual, en el que celebramos la nueva vida que nos da Jesús en nuestro bautismo.

Día 48

El Pelícano Leer Gen 1, 20-23

Para reflexionar

Dibuja un pelícano cerca del mar. Hoy escuchamos que Dios creó los peces y las aves en el mismo día. Los pelícanos son peces marinos que pescan con su pico. Los pelícanos son buenos padres, ellos le dan de comer a sus crías los peces que pescan. Una leyenda dice que los pelícanos alimentan a sus crías con su propia sangre. Esto no es verdad, pero sería un gran ejemplo si así lo fuera. En la Sagrada Eucaristía, Jesús nos ofrece su propio cuerpo y sangre como alimento. Como cristianos, Jesús nos llama a ayudarnos y a alimentarnos mutuamente, así como lo hace el pelícano con sus crías o como una madre y un padre lo son con sus hijos, o como Dios se compadece de las aves del cielo.

Día 49

El Fénix

Leer Job 29, 14-20

Para reflexionar Dibuja un fénix en la parte alta de la palmera. Los pelícanos y los pavorreales son aves reales, pero el fénix es sólo una leyenda. No existe realmente. Sin embargo, gente en todo el mundo ha contado historias del fénix, el ave de fuego. Una leyenda dice que el fénix vivió en el paraíso. El ave se puso triste cuando Adán y Eva pecaron y tuvieron que irse del paraíso. Esta ave salió volando para buscarlos. El fénix, quiso enseñarles el camino de regreso al jardín de Dios, pero se perdió y se hizo vieja, hasta que llegó el momento en que murió.

El ave voló hasta lo alto de una palmera y ¡estalló en llamas! En las cenizas había un huevo, y

del huevo nació un nuevo y hermoso fénix. A muchas personas les gusta esta historia y la cuentan en Pascua. Esta historia nos enseña que la vida es más fuerte que la muerte.

Compilado por Xhonané Olivas

Día 50- Domingo de Pentecostés

La paloma Leer Cant 2, 8-17

Para reflexionar Dibuja una paloma en cualquier parte del jardín. ¡Hoy es el día número 50 y último de Pascua! ¡Hoy “la voz de la tórtola es escuchada en la tierra”! Hoy, con el dibujo de la paloma, nuestro jardín está completo. Observa tu jardín. Alégrate de que Jesús es nuestro pastor y nuestras ovejas. Alégrate de que

Jesús es nuestro pan y nuestro vino, nuestra leche y nuestra miel. Jesús es como el pelícano y como el fénix. Jesús es como el barco y el pescado. Jesús es como la puerta, como la lluvia,

como el arcoíris y el sol.

Cuando nuestros ojos se abren por el poder del Espíritu Santo para ver en lo profundo del corazón de este mundo… ¡Jesús lo es todo! En el bautismo hemos recibido el regalo del Espíritu Santo. Y por ser bautizados, nosotros también podemos ser pan rico y nutritivo para alimentarnos unos a otros. Podemos rugir como leones, ulular como el búho o zumbar como las abejas. Podemos correr como los venados o volar como las palomas o nadar como el feroz leviatán. Por ser bautizados, también podemos ser el novio y a novia, el rey y la reina en la ciudad santa de Dios.

Compilado por Xhonané Olivas