Sei sulla pagina 1di 15

Cosmovision animista*

Daniel R. Sánchez Profesor de Misiones Southwestern Baptist Theological Seminary

El animismo es ¡a creencia en una mtdtittid de seres espir-ittmtes poderosos, incluyendo dioses, ancestros y fuerzas impersonales, que tienen influencia sobre todos los aspectos de la vida humana y, por lo tanto, deben ser complacidos, aplacados y controlados. La cosmovision animista stipone que toda la naturaleza está interconectada, el universo está lleno de espiritiis, tos poderes se pueden controlar, y la adivinación es esencial. El mensaje cristiano tiene respuestas sólidas y poderosas par-a quienes están esclavizados por creencias y prácticas anlmistas. Los misioner-os transcutttirates qtie trabafctn con animistas deben esttidiar sus creencias y prácticas y cómo hacertes frente mientras proctaman et evangelio y fomentan la formación de comtmidades de fe de creyentes convertidos del animismo.

Palabras clave: Animismo, cosmovision, espirittis, ancestros, adivinación, chamán, evangelio

Animism is the belief in a multitude of powerful spirittial beings, including gods, ancestors, and impersonalforces, that e.xervise influence over alt aspects of human tife and therefore must be gratified, ptacated, and contrvlled. The animistic worldview supposes that alt nature is interconnected, the universe is fid I of spirits, the powers can be controlted, and divination is essentiat. The Christian message has solid and powerful answers for those who are enslaved by animistic beliefs and practices. Cross-culttirat missionaries who work with animists shotdd study their betiefs andpr-actices and how to deal with them as they proctaim the gospet andfoster- the formation of fellowships of converts from animism. Key words: Animism, worldview, spirits, ancestors, divination, shaman, gospel

Este artículo formó parte de un seminario impartido por el autor en el Seminario Teológico Centroamericano en julio de 2010. El tema general del se- minario fue la cosmovision y sus implicaciones para la obra misionera.

80 KAIROS No. 48/enero-junio 2011

INTRODUCCIÓN

Se cree que casi el cincuenta por ciento de las religiones del mundo se basan en una cosmovision animista. Según Gailyn Van Rheenen,

Stephen Neill calcula que el cuarenta por ciento de la población del mun- do basa sus vidas en creencias animistas. Ya que el animismo a menudo se esconde tras una fachada de otras religiones, el porcentaje indicado por Neill es probablemente bajo.'

Si esto es verdad, el animismo rige las vidas de más personas que cualquier religión en el mundo. Hay muchos animistas en las islas del Pacífico, en el sur de Asia, en Australia, en la India, en Siberia y en Norte y Sur América.- Por eso es importante estudiar a fondo el animismo y su impacto en nuestro continente. Antes de describir las características principales del animismo vale la pena hacer un par de observaciones preliminares. Primero, no hay una sola cosmovision animista, sino muchas, con gran di- versidad entre ellas. Sin embargo, comparten bastantes premisas y suposiciones básicas. Así, en cierto sentido en este artículo se hará una presentación genérica de la cosmovision animista. Segundo, a algunos no les agrada el término "animismo". Les parece un término despectivo que manifiesta un espíritu de su- perioridad cultural. Entonces, prefieren la expresión "religiones tribales" o "religiones primitivas". Sin embargo, como dice Alan Tippett, estos dos términos tienen sus debilidades, pues el ani- mismo está activo no sólo en culturas tribales, sino también en grandes áreas urbanas como Los Ángeles, Nueva Orleans y Sao Paulo, y no es cronológica ni conceptualmente primitivo.^ En este artículo, por ende, se utilizará el término "animista", no para mos- trar falta de respeto, sino porque ha sido utilizado por las ciencias

Christ in Animistic Contexts (Pas-

adena, California: William Carey Library. 1991), 25.

^ Eugene A. Nida y William A. Smalley, Introducing Animism (Nueva

York: Friendship Press. 1974), 5. •" Alan R. Tippett, "The Evangelization of Animists", en Perspectives on the World Christian Movement: A Reader, ed. Ralph Winter y Steven C. Haw- thorne (Pasadena. California: William Carey Library, 1999), 623. Cp. Nida y Smalley, Introducing Animism, 51.

' Gailyn Van Rheenen. Communicating

Cosmovision animista

81

sociales oficialmente y en mucha de la literatura académica y re- ligiosa. No obstante, respetamos la decisión de quienes usan otro término para referirse a esta cosmovision.

DEEINICIÓN DEL TÉRMINO "ANIMISMO"

Edward B. Tylor (1832-1917), reconocido como el fundador

de la antropología moderna, fue quien estableció el uso del tér- mino "animismo" para referirse a "la creencia general en seres

ca-

paces de una existencia continuada después de la muerte o des- trucción del cuerpo" y "otros espíritus hasta el rango de deidades poderosas".' En su desarrollo completo el animismo "incluye la creencia en deidades controladoras y espíritus subordinadas, en

resultando en algún tipo

almas y en una existencia en el futuro

espirituales"."* Estos seres espirituales incluyen "las almas

de adoración activa".* A continuación se citan varias definiciones más recientes de "animismo":

La creencia de que el mundo en el cual vivo es controlado por los espi- ritus personales e impersonales, que algunos de aquellos espíritus me afectan, y que me corresponde identificar cuáles son los espíritus que me afectan y buscar opciones para complacerlos y ganar cierto grado de éxito en la vida.'

La creencia que seres espirituales y fuerzas espirituales impersonales tie- nen el poder sobre los asuntos humanos y. consecuentemente, los seres humanos tienen que descubrir los seres y las fuerzas que les están in- fluenciando y, con frecuencia, manipular sus poderes."

La creencia en espíritus, incluyendo los espíritus de personas muertas tanto como los que no tienen origen humano.''

Edward B. Tylor. Primitive Culture: Researches into the Development

of

Mythology, Philosophy, Religion, Language, Art, and Custom, 6a. ed. (Londres- John Murray, 1920), 1:426.

' Ibid., 428.

* Ibid., 386. Pablo Alberto Deiros, Diccionario

hispano-americano

de

la

misión

(Miami: COMIBAM Internacional. 1997). 43.

' Van Rlieenen, Communicating

Christ, 20.

82 KAIROS No. 48/enero-junio 2011

La creencia en múltiples seres espirituales y almas que habitan el univer- so, en personas o en la naturaleza. Por lo general son conceptualizados como seres autónomos que representan diferentes esferas de influencia sobre la naturaleza (como los árboles, el agua, los animales, el clima, etc.) o lugares (como montañas, desiertos, bosques, etc.) o seres huma- nos (causando enfermedad, induciendo comportamiento de posesión o comportamiento maligno, ayudando, etc.).'"

En todas estas definiciones es claro que el animismo es la creencia en seres espirituales de personas muertas, de deidades y de fuerzas impersonales, que infiuyen en todos los aspectos de la vida de los seres humanos y que deben ser complacidos, apla- cados o controlados. Con esta definición básica ahora pasamos a describir las suposiciones de la cosmovisión animista.

SUPOSICIONES DE LA COSMOVISIÓN ANIMISTA

La cosmovisión animista se basa en muchas suposiciones, pero aquí se comentarán las cuatro más básicas y más amplia- mente sostenidas: toda la naturaleza está interconectada, el uni- verso está lleno de espíritus, los poderes se pueden controlar, y la adivinación es esencial."

Toda la naturaleza está interconectada

La cosmovisión animista ve una unidad en toda la naturaleza.

Los animistas creen que toda la vida está interconectada. Las per- sonas están íntimamente conectadas a los miembros de su familia, tanto

los vivos como los que ya pasaron a la esfera espiritual. También están

conectadas al mundo espiritual

con la naturaleza. Creen que las estrellas, los planetas y la luna afectan lo que sucede en la tierra. La esfera natural está tan relacionada con la esfe-

ra humana que los practicantes adivinan eventos presentes y futuros por lo que los animales están haciendo o sacrificando animales y analizando sus hígados, entrañas o estómagos. Muchos animistas también creen que

Los animistas se sienten conectados

Douglas J. Hayward, "The Evangelization of Animists; Power, Truth,

or Love Encounter?", International Journal of Frontier Missions 14/4 (octubre- diciembre 1997): 155. ' ' Otras suposiciones importantes son la perspectiva mística de la vida, la perspectiva cíclica del tiempo y la perspectiva ritualista de la vida.

Cosmovision animísta 83

están conectados con otros seres humanos.'^

Debido a esta supuesta unidad la cosmovision animista no hace una distinción entre los humanos y los animales. Los ani- males pueden ser ancestros de las personas. Las personas pueden convertirse en animales, árboles o piedras, los cuales pueden po- seer almas.'^

Lo cierto es que en unos grupos casi cada objeto del universo es visto como que posee cierta cantidad de fuerza de vida —la sustancia espi- ritual, inmaterial, sin la cual nada podría existir y que en realidad es el verdadero carácter y el secreto del poder,,. Casi tan importante como su identificación espacial con la naturaleza que le rodea, o la asociación temporal con los ancestros y descendientes, es la comprensión que el animista tiene de sí mismo como emparentado psicológicamente con los habitantes del mundo de los espíritus,'''

Las personas se ven a sí mismas en una relación viviente con otras perso- nas, el medio ambiente físico y el rnundo espiritual. Puesto que tienen un sentir fuerte de comunidad y experimentan relaciones profundas y perso- nales con otras personas en grupos sociales, las decisiones personales se hacen a rnenudo en términos de estos grupos,'^

Como se puede ver en estas declaraciones, la vida de los ani- mistas está interconectada con el mundo físico, el mundo espi- ritual, los espíritus de los seres vivientes y los espíritus de los muertos. Está entrelazada con la naturaleza y con el mundo espi- ritual. Ya que no separan estos dos mundos, como suelen hacer las personas de cosmovision occidental, todo lo que acontece en sus vidas está relacionado con los espíritus. La práctica de la vene- ración de los ancestros, por ejemplo, tiene implicaciones no sólo familiares sino también sociales y espirituales para quienes tienen cosmovision animista.

'^ Gaílyn Van Rheenen, "Defining an Animistic Worldvíew", 2003, http://

globalchristiancenter,com/academic-research/defining-an-animistic-worldview,

html,

'•"

Nída y Smalley, Introducing Animism, 51,

'"

Ibid.

"

Lausanne Committee for World Evangelization, "Thailand Report on

Christian Witness to Traditional Religionists (Asia and Oceania)", Lausanne Oc- casional Papers 16 (1980), 6,

84 KAIROS No. 48 / enero -junio 2011

La creencia que las almas de los seres queridos difuntos re- gresan en los que nacen en la comunidad refleja este concepto de la interrelación. Un estudiante africano en nuestro seminario que sufrió la pérdida de su madre anciana debido a una enfermedad aún continúa luchando para rechazar la idea que su hija recién na- cida posee el alma de su difunta madre. Una cosa que hace difícil rechazar esta idea, aparte del hecho que él creció con esta tradi- ción aun en un hogar cristiano, es que su hija se parece mucho a su abuelita.

El universo está lleno de espíritus

La cosmovision animista se basa en la suposición que el uni- verso está lleno de dioses, ancestros, fantasmas y muchas clases de espíritus.

Algunos son distantes. Otros están activos en la vida cotidiana de la gen- te; interfiriendo, ayudando, estorbando e influyendo en los eventos en sus vidas. Algunos son buenos, otros son malos, pero la mayoría tiende a ser caprichosa. Es importante recalcar que, para la mayoría de los practican- tes de religiones tradicionales, los elementos de aquel mundo espiritual están presentes y activos en este mundo. Aunque no se puedan ver, no son desconocidos ni apartados de los asuntos cotidianos de la gente."

Van Rheenan explica esta suposición de manera similar:

Los animistas asumen que el mundo visible está relacionado con el mun- do invisible. Una interacción existe entre lo divino y lo humano, lo sagra- do y lo profano, lo santo y lo secular. Las influencias de Dios, los dioses, los espíritus y los ancestros afectan a los vivientes. Se supone que estos son controlados por fuerzas espirituales, ya sean ancestros o fantasmas, dioses o espíritus, brujería o hechicería, maldiciones o mal de ojo. Ellos por su parte buscan apaciguar los poderes a través de sacrificios y liba- ciones, obtener poder para lidiar con el mal a través de ritos, y protegerse a través de talismanes y amuletos.'''

Nida agrega que los animistas creen que los espíritus afectan todas las áreas de sus vidas:

'"

Ibid

5.

"

Van Rheenen, "Defining an Animistic Worldview".

Cosmovision animista 85

Desde la concepción hasta la muerte, desde la mañana hasta la noche. desde la primavera hasta la cosecha, y desde el principio de cualquier proyecto (como construir una casa o cazar hipopótamos) hasta el fin, las fuerzas sobrenaturales están presentes y se tiene que lidiar con ellas apropiadamente o el fracaso es inevitable.'*

Esta creencia controla todas las actividades de los animistas. Muchas de sus prácticas religiosas son motivadas por el temor de ofender a los espíritus o de hacer caso omiso de ritos y ceremo- nias, lo cual puede resultar en castigos personales y comunales. Sus vidas a menudo son oprimidas por el terror relacionado con situaciones, lugares y acciones (como el mal de ojo) que pueden causar enfermedad o aun la muerte. En resumen, el mundo de los animistas está lleno de espíritus, algunos buenos, otros malos, pero todos con el poder de afectar sus vidas.

Los poderes se pueden controlar

El mundo de los animistas está repleto de poderes que los se- res humanos pueden usar para bien o para mal.

Una suposición básica que está implicada en todas las prácticas animis- tas es que los poderes espirituales se pueden controlar Si uno sabe la fórmula correcta, el mundo de los espíritus puede estar a su disposición, ya sea para bien o para mal. El animista no se interesa por buscar la vo- luntad de su dios, sino de compeler, implorar o forzar a su dios a hacer lo que el animista quiere.'''

Las relaciones de los animistas con los seres espirituales se ven en térmi- nos de poder. Los seres espirituales tienen que ser propiciados, forzados o apaciguados porque tienen poder El rito mágico se emplea debido a su poder para influenciar a las fuerzas impersonales y a los seres espiri- Varias metodologías de adivinación se emplean para determinar qué poder está causando mala suerte o enfermedad o a qué otros poderes se debe echar mano para contrarrestar tal poder negativo. El animismo es una religión de poder basada en la manipulación y la coerción de los poderes espirituales.'"

Nida y Smalley. Introducing^/[nimism. 55.

Ibid

Van Rheenen, "Defining an Animistic Worldview".

51.

86 KAIROS No. 48 /enero -Junio 2011

Philip Steyne recalca lo imprescindible de obtener poder sobre los seres espirituales y explica algunas maneras de hacerlo:

Este poder se puede obtener mediante la manipulación ritual, la cual pue- de tomar la forma de sacrificios, ofrendas, tabtjs, fetiches, ceremonias, y aun brujería y hechicería. El poder se puede obtener también por la imposición de manos, encontrando un ser espiritual, estatus religioso o usando la ropa o algo que estaba asociado previamente con tal persona. Cómo se obtiene no es lo importante. Tiene que ser obtenido cueste lo que cueste.-'

Los poderes pueden ser personales o impersonales. Los po- deres personales en la cosmovision de los animistas pueden ser una jerarquía de seres espirituales. Pueden incluir el Dios altísi- mo, creador de! universo, quien no está involucrado en el mundo, sino separado. Debajo de él puede haber una multitud de dioses menores y espíritus que la gente debe complacer. Los poderes im- personales pueden incluir los espíritus jefes de la tierra, el cielo, la mar, los animales y el fuego. También hay espíritus malos (los demonios), que pueden tomar posesión de las personas, y los es- píritus traviesos que asustan a quienes no les tratan con respeto.

La adivinación es esencial

La cosmovision animista asegura que personas con poderes especiales (chamanes, curanderos, brujos, sacerdotes, etc.) pue- den descubrir las causas de las enfermedades, las maldiciones y los contratiempos y adivinar el futuro. La práctica de la adivina- ción se basa en la suposición que se puede comunicar con los es- píritus y recibir de ellos la información que se desea. Van Rheenen describe esta práctica de la siguiente manera:

Los adivinadores utilizan un sinnúmero de métodos variados para determinar la voluntad de los poderes espirituales. Inspeccionan presa- gios, usan la astrología. adivinan por medio de técnicas, utilizan ordalías, dependen de la dirección de los muertos, interpretan sueños y visiones y adivinan mientras están poseídos. Estos tipos de adivinación se basan en

Philip Steyne. Gods of Power: A Study of the Beliefs and Practices Animists (Houston: Touch Publications. 1990). 60.

of

Cosmovisión animista

87

el concepto de que el universo funciona harmoniosamente como un or- ganismo. Las estrellas en los cielos, las señas de la naturaleza, los sueños en la noche y los deseos de los seres espirituales están todos interrelacio- nados y conectados con lo que ocurre en el mundo. Lo que le sucede a una parte del organismo se refleja en las otras partes. El astrólogo lee las señas en los cielos para determinar los acontecimientos en el mundo. Él cree que estos elementos trabajan juntos harmoniosamente en un mundo interconectado."

EL ANIMISMO Y LAS ESCRITURAS

Los misioneros que enfrentan prácticas animistas no están sin recursos para responder eficazmente. El recurso primordial y más autoritativo es la Palabra de Dios. A continuación se dan ejemplos de cómo la Biblia trata con el animismo directa e indirectamente.

Animismo en el Antiguo Testamento

El libro de Levítico proporciona instrucciones claras acerca de la adoración correcta de Dios y los tipos de ofrendas que le son aceptables. 1 Samuel 28 relata el juicio de Dios contra Saúl por consultar a la adivina de Endor. 1 Reyes 18 narra la confrontación de poder entre Elias y los profetas de Baal, incluyendo la pregunta (¿quién es el Dios verdadero? v. 21), la ordalía ("el que respon- da con fuego, ése es el Dios verdadero", vv. 22-24), el climax (Jehová envió fuego y consumió el holoeausto, vv. 36-38) y el veredicto ("¡Jehová es el Dios!", v. 39). En Isaías 57 encontramos la condenación de prácticas animistas. Los israelitas son llamados "hijos de la hechicera" (v. 3) y acusados de adorar árboles (v. 5), sacrificar sus hijos (v. 5), ofrecer libación (v. 6) y usar fetiches (v. 8). Luego Dios les revela su naturaleza como Señor del universo (vv. 14-21).

Confrontaciones de poder en el Nuevo Testamento

El Nuevo Testamento relata bastantes encuentros de poder que recalcan la superioridad del poder de Dios. Por ejemplo, en Marcos 1:22-27 Jesús ordena al demonio guardar silencio y salir

^^

Van Rheenen, "Defining an Animistic Worldview".

KAIROS No, 48/enero -junio 2011

del poseído, y en Lucas 8:26-39 liberta al gadareno de una legión de demonios. En Samaria, Felipe obra muchas liberaciones (Hch. 8:5-8), y en Filipos Pablo liberta a la esclava que ganaba dinero adivinando (Hch. 16:16-18). Pablo advierte de la práctica animis-

ta de sacrificios a los demonios (1 Co. 10:20-21) y declara que

"no tenemos lucha contra carne y sangre sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celes- tes" (Ef. 6:12).

RESPUESTA CRISTIANA AL ANIMISMO

El mensaje cristiano tiene respuestas sólidas y poderosas para los que están esclavizados por creencias y prácticas animistas. Para hacer frente a este desafío, debemos estar preparados para ministerio transcultural y tener una estrategia eficaz.

Preparación de los obreros

Paul Hiebert ha recalcado que en la cosmovision de Occidente se ha eliminado el nivel intermedio de seres y fuerzas sobrena- turales que operan en el mundo.-'' Él explica que la perspectiva occidental tiene sólo dos niveles de realidad. El nivel religioso

incluye la fe, los milagros, problemas del otro mundo (espiritual)

y lo sagrado, y el nivel científico incluye la vista, la experien-

cia, el orden natural, los problemas de este mundo y lo secular. Hiebert cuenta que al ir al campo misionero, él no estaba prepara- do para enfrentar los desafíos del nivel intermedio, el cual incluía las prácticas animistas y la presencia de espíritus malignos en las personas. Dice: "Yo estaba acostumbrado a presentar a Cristo con argumentos racionales, no con evidencias de su poder en la vida de personas enfermas, poseídas y menesterosas". Sigue explican- do: "Corno científico yo había sido entrenado a tratar con el mun- do empírico en términos naturalistas. Como teólogo se me enseñó cómo contestar las preguntas máximas en términos teístas. Para mí la zona intermedia no existía".-" En la preparación de obreros

Paul G, Hiebert, "The Elaw of the Excluded Middle", en ed. Winter y Hawthorne, 414-21,

-^

Perspectives,

Cosmovisióii animista

89

transculturales es absolutamente necesario dar atención al medio excluido.

Áreas de estudio

El obrero transcultural debe estar bien informado acerca de las creencias y prácticas animistas y cómo hacerles frente. Es necesa- rio estudiar y observar lo relacionado con:

• la magia (manipulación de espíritus y poderes)

• la curandería (búsqueda de sanidades por los espíritus)

• la hechicería (utilización de la magia negra para poner conjuros y causar daños)

• la adoración a ancestros (búsqueda de comunicación con sus espíritus)

• los ritos de purificación (medios para conseguir limpieza

y poder)

• la adivinación (búsqueda de información y dirección de los espíritus)

• la posesión demoniaca (control de personas por demo- nios)

• la guerra espiritual (confrontaciones con los espíritus del maligno)

• los sustitutos funcionales (prácticas bíblicamente sólidas

y culturalmente apropiadas que pueden llenar los vacíos

en las vidas de los que abandonan el animismo) Esta lista incluye las creencias y prácticas más básicas y co- múnmente observadas en culturas animistas, si bien hay otras que se deben estudiar también. Conocer la cosmovision animista ayu- dará al obrero transcultural a identificar tanto las barreras como los puentes para la comunicación del evangelio.

Recomendación de estrategias

Tippett ha dado una serie de sugerencias prácticas para guiar a los animistas a una fe personal y exclusiva en Jesucristo." Los consejos siguientes se basan en gran parte en sus recomendacio- nes.

" Tippett, "The Evangelization of Animists", 625-31.

90 KAIROS No. 48/enero-Junio 2011

Hay que prestar atención al problema del encuentro de reli- giones. Los animistas no se convierten a Cristo gradualmente. Aunque puede haber simpatizantes que caen bajo la influencia del Espíritu de Dios, la transición del paganismo a la fe cristia- na es un acto claro y definido, un cambio de vida específico, un "salir de algo" y un "entrar a algo muy diferente", un cambio de lealtad —o, en la analogía bíblica, un cambio de ciudadanía (Ef. 2:12-13). El libro de Josué termina con un desafío de este tipo:

"Escogeos hoy a quién serviréis" (24:15). Hay que prestar atención al problema de la motivación. Los animistas pueden estar interesados en el cristianismo por una gran variedad de razones —algunas buenas, otras malas. Cuando di- cen que quieren recibir a Cristo, ¿desean añadir un dios más a su colección de dioses o espíritus? ¿Desean adquirir poder así como Simón (Hch. 8:9-24)? Por supuesto, no todos los animistas son así; hay miles que reciben a Cristo sinceramente. No obstante, debemos hacernos la pregunta: ¿Cuál es el papel del consejero pastoral cuando un converso en perspectiva se acerca para res- ponder al evangelio? Hay que prestar atención al problema de la semántica. Podemos estar usando las mismas expresiones, pero con signifi- cados diferentes. Palabras como "sacrificio", "salvación", "libera- ción" y "purificación", pueden tener un significado teológico para nosotros pero otro muy diferente en contextos animistas. Hay que prestar atención al problema de las estructuras socia- les. Los animistas tal vez organicen sus vidas en una forma muy diferente que el evangelista que llega a ellos, y él tiene que recor- dar que el proceso de la evangelización debe conducir a la forma- ción de grupos de comunión cristiana con estructuras autóctonas. Hay que prestar atención al problema de la incorporación. Una prueba del evangelismo bíblico es que provee una manera de in- corporar a los nuevos creyentes a una comunidad de fe. La Gran Comisión no termina con hacer convertidos, sino incluye también bautizar y enseñar (Mt. 28:19-20). Hay que prestar atención a los vacíos en la vida de los nuevos creyentes relacionados con las prácticas culturales de la comu- nidad, por ejemplo, las celebraciones de los ritos de transición (nacimientos, bodas, funerales, etc.). Si estos vacíos no se llenan

Cosmovision animista

91

con sustitutos cristianos funcionales, los creyentes continuarán observando sus prácticas antiguas en formas sincréticas. Hay que prestar atención al vacío cultural. Una pregunta bá- sica siempre es pertinente: ¿Qué significa para un cristiano con- vertido del animismo ser un cristiano en un mundo animista y participar en una comunidad de animistas convertidos? Esta pre- gunta encierra una serie de otras. ¿Cómo satisface el convertido del animismo sus necesidades físicas y espirituales que emergen del estilo de vida anterior? ¿Cómo hace frente a problemas del pe- ligro, la muerte, la enfermedad y la hechicería? ¿Cómo descubre la voluntad de Dios para su vida? Van Rheenen añade las siguientes palabras de orientación:

El papel del ministro cristiano es dirigir la atención del animista a la cruz —el sírnbolo del gran sacrificio que Dios hizo de su hijo para limpiar de pecado y liberar de Satanás. El gran mensaje al animista es que Dios ha entrado poderosamente en la historia humana a través del ministerio y la muerte de Cristo para quebrantar las cadenas de Satanás. Cristo ha "des- armado los poderes y las autoridades" (Col. 2:15). Por eso, para el cris- tiano en una sociedad animista, la craz significa liberación —liberación de las fuerzas demoniacas contra las cuales está peleando, liberación de las reglas y los requisitos que estos poderes intentan imponer sobre la sociedad, y liberación del pecado que ha separado a su gente de Dios y

ha causado falta de harmonía en la sociedad

ranía de Dios en palabra y en hechos

Cuando se proclama la soberanía

Él debe proclamar la sobe-

de Dios y lealtad total de la humanidad hacia él, los principados y los poderes están siendo derrotados.^''

CONCLUSIÓN

Un estudio detallado de las premisas, creencias y prácticas de la cosmovision animista puede ayudar a desarrollar estrategias contextualizadas de evangelización y discipulado. Este estudio puede comenzar con un análisis de las suposiciones de la cosmo- visión animista. Un resumen de esa cosmovision debe incluir las siguientes suposiciones:

• Hay un Dios supremo, pero él está distante.

• La lucha es con los espíritus inferiores a Dios, a los cuales se les debe temer y pacificar con ofrendas y sacrificios.

^'

Van Rheenen, Communicating

Christ, 133.

92 KAIROS No. 48 / enero -jimio 2011

• Todas las enfermedades son causadas por espíritus malos; por eso se necesita el chamán para adivinar de dónde vie- nen las enfermedades.

• Hay vida después de la muerte y se debe ofrecer sacrifi- cios a los espíritus de los difuntos para que no hagan daño, sino que traigan bienestar.

• Todo está interconectado en el universo y el mundo.

• El poder se necesita para controlar el mundo de los espí- ritus. Todas estas suposiciones se deben evaluar a la luz de las en- señanzas bíblicas. Luego el obrero transcultural debe hacer un análisis de su propia cosmovisión y cómo le servirá de ayuda o estorbo en su ministerio en culturas animistas. Así, el desarrollo de estrategias para alcanzar a grupos animistas con el evangelio estará informado por el conocimiento adquirido.

individualuse.

holder'sexpresswrittenpermission.However,usersmayprint,download,oremailarticlesfor

maynotbecopiedoremailedtomultiplesitesorpostedtoalistservwithoutthecopyright

CopyrightofKairósisthepropertyofSeminarioTeologicoCentroamericanoanditscontent