Sei sulla pagina 1di 36

ROSACRUZ

Julio/Agosto/Septiembre 2009

HARVEY SPENCF.R LEWIS, F.R.C.

(1883- 1939)

.y.iSLLCLSau

Volumen LXIII - 1

A ctividades R ecientes en la J urisdicción

Entrega del Certificado «El H um anitario» efectuada p or nuestro Gran Maestro, Fr José Luis Aguilar Moreno, a la Dra. Liliana Mayo Onega de Lima, Peni, el 31 de agosto último, en reconocimiento a la virtuosa y humanitaria labor que ha venido realizando durante 2 8 años, a favor de los niños con habilidades diferentes, así como de sus respectivas familias.

Grupo de rosacnices latinoamericanos que participó en la Gira Mística Cultural de la GLH

a Sudam érica,

Convención Internacional Rosacruz de Habla Hispana, del 9 al 12 de septiembre de 2009.

m ism a

que culminó en M ontevideo,

Uruguay,

donde se celebró la XIV

En la foto aparecen (de i. a d.) nuestro Resp. Gran Maestrv, Fe José Luis Aguilar Moreno,

el Resp. Maestro de la Logia Quito, Fr Francisco Hidalgo y Sor Maribel Aguilar Rodríguez, de H abla H ispana, el día 9 de septiem bre de 2 0 0 9 , en las instalaciones de la Logia

Titurel AMORC, de M ontevideo, Uruguay, organizadora de la Convención m encionada

Jefa del Depto. Administrativo de la GLH, en una cena ofrecida por la Logia de Ecuador.

Reunión de Grandes Consejeros dentro de la XIV Convención Internacional Rosacruz

Julio/Agosto/Septiem bre

2009

Revista Oficial en español de la Orden Rosacruz, AMORC

D irector:

José Luis Aguilar Moreno Gran Maestro

E ditor:

Rubén Colomo Badillo

Traductora de! Francés:

Marta Eugenia López Subirás

Publicada trimestralmente y distribuida por la Gran Logia AMORC Jurisdicción de Habla Hispana para ¡as Américas, A .C., Camino a Los Naranjos No. 102 Frente a Fracc. Real de los Naranjos 37237 León. Gto. - MÉXICO

Reserva al Título en Derechos de Autor de la Secretaria de Educación Publica No. 003570/95. Certificado de Licitud de Titulo No. 9547 y Certificado de Licitud de Contenido No. 6661, ambos expedidos por la Comisión Calificadora de Publicaciones y Revistas ¡lustradas de la Secretaria de Gobernación. Todos los derechos están reseñados. Impresa en: Abastecedora de Impresos, Santa Lucia No. 151, C.P 01400 México, D.F. - MÉXICO. Queda prohibida la reproducción total o parcial de "El Rosacruz ", sin previa autorización otorgada por escrito por el editor.

Suscripción anual:

Número suelto:

US S 20.00 US $ 5.00

Los pagos pueden ser realizados por cheque bancario

o giro postal dirigidos a esta Gran Logia.

Los artículosfirm ados son responsabilidad de sus autores y no representan necesariamente el criterio del Consejo Editorial, ni el de la Orden Rosacruz AMORC, salvo mención específica.

glhríírosacruz.org

Volumen LX III -1

INDICE

No. 336

/

2

3

4

5

16

18

20

25

28

33

34

35

36

Dr. H. Spencer Lewis, F.R.C. (1883 - 1939)

Actividades Recientes -Fotos

índice

Primer Documento Oficial de AMORC

Harvey Spencer Lewis, Un renovador del Rosacrucismo Christicm Rebise, F.R.C.

¿Por qué Tenemos una Orden Secreta? Dr. H. Spencer Lewis, F.R.C.

EL SÁNCTUM CELESTIAL Dos temas preocupanates José Luis Aguilar Moreno, F.R. C.

-Foto

La Magia del Sigilo Dr. H. Spencer Lewis, F.R.C.

¿Cómo se l'orj a el progreso? Dr. H. Spencer Lewis, F. R. C.

¿Somos esclavos del miedo? Dr. H. Spencer Lewis, F.R.C.

DEL ARCHIVO DE LOS RECUERDOS

PRÓXIMOS EVENTOS DE LA GLH

Suministros - Anuncio

Reunión de los integrantes de la Gran Logia Suprema de AMORC en Tolosa, Francia - Foto

COLABORACIONES

Para esta revista pueden ser enviadas al Consejo Editorial de la Gran Logia AM ORC de Habla Hispana para las Américas, al domicilio anotado al lado, a cuyo criterio queda su publicación Se requiere que los artículos sean correctam ente m eca­ nografiados en mayúsculas y minúsculas, a doble espacio, en hojas blancas, tamaño carta. Fotografías, se acompañarán de sendos negativos y textos explicativos. En ambos casos debe constar el nombre del autor y su declaración expresa, jirmada. autorizando la publicación del artículo o fo to en la revista. Los m anuscritos y fo to s no publicados no serán devueltos

Primer Documento Oficial de AMORC

We, iJit unúer-sicm u Mcuites ana isfc/Ufemen,

v/'Jtecc üorA, <?ity, were jfcnna/fy co/¿

s t i t u

t c a

m € ? t iá e r s

o / '

¿A e

Supreme RmgricHnGauncil Rncient sndllljsticat Qrder of the

tn ucctrUatvce t&¿¿h>¿ñ<£■■'/&ncàrUjtfUi *#u/Cere-

:Aonles, u/u¿£t ¿¿u at£rtc¿¿¿n umléfipnoÊèj csV/u*

r-

?

¿st/Worship/u! Grand rM. is r¡ G*- • ■ •Jtaerfea

■/ f . - '

'

'

Ciãim Cl» tsúdkl shnuné cóf fñe

O r D K R

tNAM ERICA

;ás {rxi/m

vvV/r

u

,

.

.

T T C /? 1\-A ,? S

/ N p *

, 0 *ICRVC1AN

md Eecitf.i/áa s/tw* Qf¿cer¿

LiX>q¿: js arehere:¿n¿o «5

be: n a d ti/u appoin ¿cd, ¿n con+ormi ç>

w ttn ífm FiñST Ames.:can MÃ?trmrro.

ligned

éái¿ çf A f r i i

in the

IS IS

I

- • T « íp *

4 ^>

i

«5» r r i

Qrwmt

j i * " »

r é i

>#/»/**•

(P T g y'Tfei y T g T ^ r -

P RONUNCIAMIENTO emitido y firmado en ocasión de la primera reunión del Consejo Supremo Americano de la «Antiguay Mística Orden de la Rosa Cruz» en la ciudad de Nueva York, el

día primero de abril de 19 15. Este fue el Primer documento oficial preparado por la Orden Rosacruz para su actual segundo ciclo de actividades en América, suscrito por el Dr. H. Spencer Lewis FJ como «Gran Maestro General» de la misma. En conmemoración al Centenario de la Iniciación

Rosacruz R °sacruz del Dr. Lewis, que recibió en Tolosa, Francia, el dial 2 de agosto de 1909, los números

del presente año de esta revista están dedicados a reproducir en sus páginas algunos artículos de

su autoría, cuya actualidad sigue prevaleciendo en nuestros días, así como documentos y fotografías --------- antiguas y escritos relacionados con las actividades Rosacruces que él inició oficialmente en 1915.

h¡¡ ç

Harvey Spencer Lewis

(1883-1939)

Un renovador del Rosacrucismo

Por Christian Rebisse, F.R.C.

Traducción:

Marta Eugenia López Subiros

L 25 DE NOVIEMBRE DE 1883 nace

Harvey

un personaje

Spencer Lewis,

asombroso y fuera de lo común que va a dar al Rosacrucismo una dimensión que no había conocido hasta entonces. Podría parecer presuntuoso querer trazar la biografía de tal hombre en algunas líneas, por su personalidad rica y compleja; tal no es nuestra ambición. Deseamos

sin embargo presentar las etapas esenciales de su vida, haciendo hincapié en las relaciones que mantuvo con los medios iniciáticos de su tiempo, elementos a menudo mal conocidos, si es que no deformados.

1. El despertar místico

De origen galés, los antepasados de Harvey Spencer Lewis se instalaron en Virginia antes de la RevoluciónAmericana El abuelo de Harvey, Samuel Lewis, nacido en 1816, fue descendiente de agricultores que trabajaron la tierra de Pensilvania. Su padre, de nombre Aaron Rittenhouse Lewis, excelente calígrafo, se había asociado con Daniel T. Ames, un químico especializado en el análisis de la tinta y el papel. Juntos habían abierto un gabinete u oficina de peritaje de documentos y escrituras en Nueva York. El joven hombre heredaría los talentos de dibujante de su padre.

El medio ambiente familiar de H. Spencer Lewis contribuyó mucho al desarrollo de su sensibilidad mística. Los Lewis, no se se limitan a ir cada domingo al templo metodista, se lee y se comenta también la Biblia. Hasta su decimosexto año, el joven muchacho participa con entusiasmo en las actividades del templo metropolitano de Nueva York. Le gusta cantar en la coral y escuchar las exposiciones del pastor, el Dr. S. Parkes. A menudo aprovecha los momentos de libertad para venir a meditar en este templo. Allí conoce sus primeras experiencias místicas, asimientos del alma que van a conducirle a preguntarse sobre la

©

p iy j i r m

.

naturaleza profunda del hombre, sobre la posibilidad de un diálogo entre el alma y los mundos superiores. En 1900, termina su escolaridad y encuentra un empleo a las ediciones Baker y Taylors. Este trabajo le permite tener a su disposición la cantidad de libros necesaria para su insaciable curiosidad. Desde la introducción del mesmerismo en los Estados Unidos por Charles Poyen, un discípulo de Puységur, en 1836, el país entero y más especialmente la ciudad de Nueva York, se apasiona por lo sobrenatural, el magnetismo y el espiritismo. De este entusiasmo nacieron por una parte el New Thought (Nuevo Pensamiento) y por el otro los Institutos de Investigaciones Psíquicas, dos comentes de ideas que van a marcar los años de juventud de Harvey Spencer Lewis.

2. Las investigaciones síquicas

Al contrario de la Sociedad teosófica, creada en los Estados Unidos en 1875 por Helena Petrovna Blavatsky, el New Thought rechaza el ocultismo puro. Propone una vía de expansión individual orientada hacia la realización del yo a través de aplicaciones concretas destinadas a solucionar los problem as cotidanos. Las investigaciones sobre las facultades desconocidas del hombre interesan también a la comunidad

científica. En 1884, el famoso psicólogo es- tadounidense William James crea en Boston la

Rosacru- American Society for Psychical Research, filial de Jul/Sep una socie<3ad del mismo tipo existente en Londres. W09 En 1905, tras la muerte de su director, el Dr. --------- Richard Hodgson, esta sociedad de investigaciones

¡£¡

psíquicas cesa sus actividades. Sin embargo, desde hacía unos años, otros grupos se habían formado, tales como la Liga de Investigación Psíquica de Nueva York, a la cual se adhería H. Spencer Lewis desde 1902. Si bien apenas cuenta con veinte años, se nombró a H. Spencer Lewis presidente de esta asociación.

En marzo de 1903, se casa con Mollie

Goldsmith, quien el año siguiente le da un hijo, Ralph Maxwell. H. Spencer Lewis es el encargado de

la redacción artística del Evening Herald de Nueva

York y preside al comité de inspección de los médiums, creado por ese diario. Es con la ayuda de este diario que crea Nueva York el Institute for Psychical Research que está formado por

científicos y médicos. Entre los miembros del

Instituto figuran personalidades como la escritora

y poetisa Ella Wheeler Wilcox (1850-1919) y el

Dr. Isaac Kauffmann Funk (1839-1919), muy conocido por sus obras sobre las ciencias psíquicas como: The Widow’s Mite and Other Psychic Phenomena (La Marmita de la Viuda y otros Fenómenos Psíquicos, 1904) y The Psychic Riddle (El Enigma Psíquico, 1907).

Bajo la dirección de Harvey Spencer Lewis, el Nueva York Institute for Psychical Research procede a realizar investigaciones destinadas a controlar las verdaderas capacidades de los médiums, lo que le conduce a desenmascarar a más de cincuenta simuladores. Durante este período, H. Spencer Lewis publica varios artículos relativos a estas investigaciones en distintos diarios, como Nueva York Herald y Nueva York World. Uno ellos, titulado «Greatest Psychic Wonder of 1906» («El Mayor Fenómeno Psíquico de 1906»), publicado en enero de 1907 en el Nueva York Sunday World, menciona las experiencias hechas por el Nueva York Institute for Psychical Research con unjoven médium indio.

Estas investigaciones no satisfacen a H. Spencer Lewis, ya que contrariamente a lo que entonces se admite, él no creía que los fenómenos producidos por los médiums proceden de la manifestación de

espíritus. Está persuadido de que se originan en facultades del espíritu aún desconocidas. Para perfeccionar sus conocimientos, estudia los textos de Thomson Jay Hudson (1834-1903). Este autor, doctor en filosofía, goza de un renombre internacional desde la publicación en 1893 de su primer libro, Law of Psychic Phenomena, a Working Hypothesis for the Systematic Study of

Hypnotism, Spiritism, Mental Therapeutics

(La

H. Spencer

Lewis lee también los libros de Sir Oliver Lodge, como la Supervivencia Humana, que estudia facultades aún no reconocidas o Más Allá de Filosofía y los Libros, obras más orientadas hacia la psicología.

Ley de los Fenómenos Psíquicos

).

3. El encuentro con May Banks-Stacey

Durante los años 1906-1907, H. Spencer Lewis olvida las investigaciones psíquicas, que juzga estériles. Este tiempo es para él un período de reflexión. Al dedicarse diariamente a la meditación, observa que a través de esta práctica encuentra respuestas a las preguntas en relación con los misterios del ser. Intrigado, se confía a una persona que conociera en el Instituto de Investigaciones Psíquicas de Nueva York, May Banks-Stacey (1846-1919). Esta mujer asombrosa, viuda del coronel Stacey May Humphreys (1837-1886), era miembro de la Sociedad teosófíca y del Theosophist Inner Circle,

May Banks-Stacey

el círculo interior y esotérico de esta sociedad. Apasionada por el Oriente, había estudiado las enseñanzas de Swami Vivekananda (1862-1902). También había frecuentado el Eastern Star (la Estrella de Oriente), una de las más antiguas obediencias masónicas mixtas y el Manhattan Mystic Circle, rito masónico de adopción, de los que parece haber sido la instigadora en 1898.

May Banks-Stacey es muy versada en el esoterismo, en particular, en astrologia y en quiromancia. Cuenta H. Spencer Lewis que ella le informa que en uno de sus viajes a Oriente se habría encontrado con rosacruces. Es por la boca de esta mujer que escucha hablar de ellos por primera vez. Vivamente interesado, comienza entonces a hacer investigaciones sobre esta misteriosa fraternidad.

4. La iniciación

En la primavera del año 1908, el jueves siguiente de Pascuas, mientras se encontraba en un banco para meditar, conoce una experiencia mística que va a decidir el resto de su existencia. Durante esta experiencia, comprende que el conocimiento al cual aspira no se encuentra en los libros, sino en lo más profundo de sí mismo. Adquiere también la convicción que debe viajar a Francia para entrar en contacto con la Orden de la Rosa-Cruz. Esta experiencia mística marca profundamente a H. Spencer Lewis y se convierte en el inicio de su «peregrinaje hacia el Este». Con la esperanza de obtener información sobre el Rosacrucismo en Francia, decide escribir a un librero parisiense cuyo catálogo posee. Recibe pronto esta respuesta: «Si usted viene a París y si no ve inconveniente de pasar al estudio del Sr ,

profesor de Lenguas, residiendo N o

, Saint-Germain, quizá podría decirle algo respecto al círculo sobre el cual investiga. Convendría que

le diera este billete

de traer al mundo a una pequeña niña, Vivian Sybil. La situación financiera de H. Spencer Lewis no le

permite pensar hacer un viaje al extranjero. Sin embargo, una ocasión inesperada se presenta. Su

Boulevard

».

Su mujer Mollie acababa

La Torre de Toulouse

padre, Aaron Lewis, experto en documentos y también genealogista reputado, necesitaba un ayudante para llevar a cabo en Francia in­ vestigaciones por cuenta de la familia Rockefeller. El 24 de julio de 1909, los dos hombres se embarcan a bordo del Amerika, de la Hamburgo Amerika Line, con dirección a Europa. Al llegar a París, H. Spencer Lewis visita al profesor de Lenguas y al librero con quienes había entrado en contacto. Finalmente, es en el Sur de Francia, en Toulouse, que va a proseguir su búsqueda. Recordemos que la Rosa-Cruz renovada por Joséphin Péladan y Estanislao de Guaita, creada en 1887, es decir, la Orden Cabalística de la Rosa- Cruz, encontraba también su fuente en un misterioso círculo rosacruz de Toulouse del cual la historia apenas retuvo los nombres del vizconde Lapasse y de Firmin Boissin. ¿No dice Pedro Dujols (1862-1926) en su libro la Caballería Enamorada, Trovadores, Félibriges y Rosacruces, que «gente bien informada habla aún, bajo el abrigo, de la moderna Rosa-Cruz de Toulouse»? ¿Pero es con miembros de este grupo que H. Spencer Lewis entra en relación? Eso sigue siendo un misterio.

El

Rosacruz

Jul/Sep

El 12 de agosto de 1909, es conducido a una

2009 pequeña aldea situada en la periferia de Toulouse,

donde encuentra a Raynaud E. de Bellcastle-Ligne. Este último, un hombre de setenta y ocho años, le hace visitar la Logia Rosacruz de la cual es el encargado, ya que este templo está en silencio desde los años 1850. Después de haberlo detenidam ente interrogado acerca de sus investigaciones y sus motivaciones, lo inicia en la Orden de la Rosa-Cruz. A la salida de esta recepción, su iniciador le comunica que puede ahora instalar la Orden en los Estados Unidos.

5. La renovación del Rosacrucismo

H. Spencer Lewis tardará varios años para preparar el resurgimiento americano de la Orden. Durante este período, sus actividades pro­ fesionales evolucionan y a partir de 1912, él se convierte en jefe de publicidad en la American Voltive Company. Escribe también algunos artículos, como «The Modem School of Science» (La Escuela Moderna de la Ciencia), que aparece en octubre de 1912 en el American Philomathic Journal. Esta revista lo presenta como el antiguo presidente del Nueva York Institute for Psychical Research, «Lecturer, Columbia Scientific Academy, Metropolitan Institute of Sciences, and Vice- president, Psycho-Legal Society».

En mayo de 1913, tiene el dolor de perder a su

H Spencer Lewis en una de sus fases de trabajo

A m erican

—— **»w»«• % UM tutu Jo a>t*mcmÂfmc u rn a l —

Ptiilom athlc

-li

iàm*»*t*

mmii ií - —I

~

TTU M id»m ÍA iA «I Sò m m

.n :r

• AMOMC

esposa, muerta como consecuencia de un ataque de apendicitis mal curado. Fue afectado pro­ fundamente por esta desaparición que rompía su vida familiar. Durante el mismo año, tras

circunstancias que permanecen mal conocidas, H. Spencer Lewis entra en relación con Eugéne Dupré, secretario del Templo de Esenia, una logia martinista instalada en Egipto. Antes de establecerse en El Cairo, este Martinista parisino había frecuentado a los grupos dirigidos por Papus. En una carta con fecha del 23 de julio de 1913, Eugéne Dupré envía a H. Spencer Lewis los rituales y certificados de las Iniciaciones necesarias para la creación de una logia martinista en los Estados Unidos. Parece que

la

llegada de la guerra de 1914-1918 haya impedido

el

resultado de este proyecto.

En diciembre de 1913, H. Spencer Lewis confía

a

los miembros del Nueva York Institute for

Psychical Research su intención de establecer la Orden de la Rosa-Cruz en los Estados Unidos invitándolos a adherirse a ella. Deberá sin embargo esperar aún algún tiempo para alcanzar este proyecto. Después de un período difícil, H. Spencer ve por fin amanecer la aurora. A mediados del año 1914, se casa de nuevo con Martha Morfier, una joven mujer que había conocido algunos meses

antes. Esta esposa comprensiva va a apoyarlo discretamente en su gran proyecto, el de la restauración del Rosacrucismo. Algunos meses más tarde, las cosas se concretan y es después de una reunión celebrada el jueves lo. de abril de 1915, que nace oficialmente laAntigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz (AMORC) en los Estados Unidos. H. Spencer Lewis es electo a la cabeza de esta Orden, que, bajo su dirección, conoce un rápido desarrollo. En los meses que siguen, se asiste al nacimiento de logias rosacruces en Nueva York, Pittsburgh, Filadélfia, Boston, Wilmerding, Altona, Rochester, Harían, Detroit.

En enero de 1916, H. Spencer Lewis lanza The American Rosae Crucis, revista mensual destinada a los Rosacruces, consagrada a la ciencia, filosofía y religión. Hasta su muerte, en 1939, escribirá regularmente artículos sobre filosofía y la mística rosacruz para esta revista, que cambiará varias veces de nombre para pasar a ser en 1929 The Rosicrucian Digest. Además de los artículos que escribirá sobre temas en relación con la espiritualidad, H. Spencer expresará a veces sus'opiniones sobre los distintos protagonistas del mundo del esoterismo. Es así como a partir de 1916, criticará severamente aAleister Crowley. al que presenta como un mago negro que no tiene nada que ver con el Rosacrucismo, (American Rosae Crucis, octobre 1916, p. 22-23).

O)

0

pflAAAA^

6. H. Spencer Lewis francm asón

La AMORC agrupa a hombres y a mujeres de todos los horizontes, y se encuentran miembros que pertenecen a la Sociedad Teosófica o a distintas obediencias Masónicas. En 1917, H. Spencer Lewis recibe la iniciación masónica a los grados de aprendiz y compañero en la Normal Lodge N° 523 de Nueva York. Su afiliación masónica será de corta duración y se termina definitivamente al cabo de algunos meses. Es natural que tome esta decisión, ya que la Orden de la Rosa-Cruz está en plena extensión. Ya desde el final del año 1916a veces no logra asumir sus actividades profesionales y decide consagrarse exclusivamente a la Rosa- Cruz. La Orden se organiza poco a poco y para facilitar el trabajo de los Rosacruces, H. Spencer Lewis escribió numerosos textos destinados a la enseñanza de los miembros.

El Templo R+C

7. Las relaciones internacionales

En esa época, Europa está en plena Guerra Mundial, y H. Spencer Lewis sabe que las actividades rosacruces se redujeron a nada en el Viejo Continente. Una vez que vuelve de nuevo la —paz, intenta en sucesivas ocasiones reconstruir la unidad mundial de la Rosa-Cruz buscando a los Rosacruces europeos que lograron sobrevivir al

de 1921, entra en contacto con

2n°'J Theodor Reus, que vivía entonces en Munich. Este

El

Rosacruz n

Jul Scp

u

,

i

conflicto. En junio

último, sucesor de John Yarker para el rito de Memphis-Misraím y el Ordo Templi Orientis (O.T.O.), seguía el mismo proyecto. Theodor Reus presenta a la O.T.O como una orden descendiente de la Rosa-Cruz alemana del siglo XVII. H. Spencer Lewis, que ignora la naturaleza exacta de la O.T.O., parece creerle. ¿Cómo podría poner en duda la sinceridad del que se presenta a la vez como el sucesor de John Yarker y el continuador de Papus?

Un proyecto de colaboración toma forma, y Theodor Reus ofrece al dirigente de la AMORC una carta que le confiere, con carácter honorario, los grados de 33o., 90o. y 95o. para el rito de Memphis-Misraím, y el VII para la O.T.O. Como lo indica la carta redactada para la circunstancia, «H. Spencer Lewis es Switzerland, Germany, Austria and to represent our Sov^Sanctuary as Gage of Amity near the Supreme Council of the AMORC at San Francisco (California)». Se trata de una carta puramente honoraria, nombrándolo embajador de la O.T.O ante la AMORC de California. Precisemos que H. Spencer Lewis no se iniciará ni en el rito de Memphis-Misraím ni en la O.T.O., y que nunca participará en las tenidas rituales de las órdenes dirigidas por Theodor Reus. Las relaciones entre el dirigente de AMORC y el de la O.T.O sólo duran algunos meses. En septiembre de 1921, dándose cuenta de que los ideales y los proyectos de Theodor Reus son incompatibles con los del Rosacrucismo, H. Spencer Lewis rompe definitivamente toda relación con este interlocutor y su grupo.

Theodor Reus

8. Una recepción en el Gran Oriente de París

Durante el año 1926, H. Spencer Lewis entra en relación con varias personalidades del mundo del esoterismo europeo. El primero de ellos es François Jollivet-Castelot, antiguo camarada de Papus y presidente de la Sociedad alquímica de Francia. Este personaje, quien publica desde 1920 una revista consagrada a la alquimia, titulada la Rosa-Cruz, se convierte en miembro honorario de AMORC.

Por medio de un músico francés residente en los Estados Unidos, Maurice Jacquet (1886- 1954), H. Spencer Lewis entra también en contacto con las más altas autoridades de la Francmasonería francesa, en particular con Camille Savoire (1861-1951), Gran Comendador del Gran Colegio de los ritos del Gran Oriente.

Relaciones amistosas se instauran, y el año siguiente, cuando el Imperator de AMORC va a Francia para encontrarse con los a Rosacruces de ese país que, bajo su dirección, ponen las bases de la renovación del Rosacrucismo en Francia, es calurosamente recibido por las autoridades masónicas parisinas.

I

L

a

W

N ouveaux

s

e

Javus

+

(k

C

r

o

l

x

T ra fisu n tó ifl

Camille Savoire invita a H. Spencer Lewis a participar en una ceremonia excepcional que reúne el 20 de septiembre de 1926 a los Francmasones titulares del 18o.Grado, el de Rosacruz.

Como lo precisa el boletín del Gran Oriente, en el transcurso de la reunión, «el Muy Ilustre Hermano Spencer Lewis, 33o., Imperator de los R.C. de Estados Unidos en Tampa (Florida), es introducido en el gran capítulo con los honores acordes a su rango.

Es recibido solem nemente por el Gran Comendador que, en términos elevados, le da la bienvenida y le agradece su visita y lo ruega se siente en el Este, donde, por su presencia, honrará esta im portante tenida que reúne a los representantes de todos los capítulos de la Federación».

GRAND

ORiENT

d e

f r a n g e

GRANO

C0LLÊGE

DES

RITES

 
 

svrsiwx c$a«K2&.

 

» v »

t

*

*■».***«► *

m m m

o

o

m

m

u

u

 

i r

 

i v *

h

•» o»»**»»

 

M

«*•

» Iw v * (TMMk*

Precisemos que es probablemente a título honorario que se le califica entonces de Grado 33o., ya que él no posee este grado masónico.

9. La técnica al servicio del ideal

Luego de su regreso a los Estados Unidos, H. Spencer Lewis, con su espíritu en ebullición incesante, emprende nuevas actividades. Tiene un \ g ¿

proyecto de crear una estación de radio que emita programas específicos. No quiere hacer una radio de propaganda para AMORC, sino un instrumento consagrado a las artes, a la cultura y a la espiritualidad en general. Desde 1903, él mismo había construido un aparato de radio y en noviembre de 1912, había obtenido una licencia de operador. Estaba pues en posesión de todos los elementos que permitían poner esta experiencia al servicio de su ideal. La radio no tarda en emitir y en abril de 1927, El Triángulo Místico, la revista de AMORC, hace referencia a las actividades radiofónicas de la Orden. Una vez más, H. Spencer Lewis demuestra creatividad introduciendo un nuevo estilo, por ejemplo haciendo intervenir a los auditores en directo por medio del teléfono y con otras innovaciones que serán copiadas a continuación por numerosas estaciones de radio.

10. Nicolás Roerich

Desde noviembre de 1927, AMORC dejó Florida para instalarse en San José, en California. Es el inicio de las actividades del Rosicrucian Park, cuya arquitectura se inspira en el estilo del Egipto antiguo. A partir de 1930, H. Spencer Lewis se dedica a hacer construir un museo egipcio. Reconocido por el Consejo internacional de los museos (ICOM) y por el Museo nacional egipcio de El Cairo, éste recibe, aún hoy, a un público muy £i numeroso y sigue siendo el más grande museo

R osacru z egipcio de la costa oeste de los Estados Unidos. A

M/Slp

principios de los años treinta, la Orden de la Rosa- Cruz pasó a ser un movimiento muy importante.

-

Su renovador, H. Spencer Lewis, es el ímperator,

el dirigente de una organización mundial. Juzga pues necesario establecer un Consejo Supremo Internacional, -World Council- compuesto por quienes dirigen la Orden en las distintas partes del mundo (Francia, Dinamarca, Holanda, Canadá, Puerto Rico, Bolivia, Australia, Suecia, Inglaterra. China, Polonia

Entre sus miembros, hay que resaltar la presencia del pintor ruso Nicolás Roerich (1874- 1947), quien era rosacruz desde 1929, época en la que se le propuso como candidato al Premio Nobel de la Paz. El mismo H. Spencer Lewis informa de que se entrevistó con este artista en la inauguración del Roerich Museum de Nueva York, en octubre de 1929.

Los dos hombres establecen relaciones amistosas, por ello Nicolás Roerich, es nombrado legado, representante de AMORC y tendrá que cumplir algunas misiones para la Orden.

En 1934, en un viaje a China y Mongolia para encontrar plantas susceptibles de combatir la desertización del prado americano, el pintor ruso se detiene en Kharbin para encontrarse con los Rosacruces. La prensa local informará de las actividades rosacruces en las cuales participó en esta estancia en China.

Nicolás Roerich (1874-1947)

El A lquim ista

(1939)

Pintura del

Dr.

Harvey Spencer Lewis

11. El escritor, el conferencista y el artista

Durante el año 1929, H. Spencer Lewis publica varios libros, entre los cuales están el Rosicrucian Questions andAnswers (Preguntasy Respuestas Rosacruces), que presenta a la Orden a través de una serie de preguntas y respuestas y se interesa por su historia; luego The Mystical Life o fJesús (La Vida Mística de Jesús), un ensayo sobre la vida mística del Cristo, tema sobre el cual volverá de nuevo en una publicación posterior.

Siempre preocupado por adaptar las ense­ ñanzas tradicionales a la vida moderna, escribe Self Mastery and Fate with the Cycles o f Life (El Dominio del Destino con los Ciclos de la Vida), una obra original que propone un método de regular su vida utilizando los ciclos planetarios y biológicos que puntúan nuestra existencia.

Dotado de un pensamiento profundo siempre alerta, Harvey Spencer Lewis no estaba privado de humor, en sus conferencias, gustaba de colocar máximas humorísticas que desencadenaban ráfagas de risas. Hombre de gran corazón, había sabido guardar una simplicidad ejemplar a pesar de sus importantes responsabilidades.

Músico, ejecutaba con talento el violonchelo y el piano. Era un excelente pintor que realizó cuadros

cuyos temas están vinculados íntimamente a sus centros de interés. Así pues, uno los más antiguos que nos hayan llegado, Arabian Nights (Noches de Arabia) 1917, evoca el Oriente. Egipto es para él una fuente de inspiración inagotable y dedica varios cuadros tales como The Love Idol (El ídolo del Amor) o también Entrance to Karnak Temple (Entrada al Templo de Karnak), Luxor, que pinta in situ en 1929 durante un viaje.

El esoterismo no está ausente en sus lienzos, como da prueba The Alchemist (El Alquimista), terminado algunos meses antes de su muerte.

12. Humanismo y fraternidad

H. Spencer Lewis concedía a la fraternidad una importancia particular y tenía una conciencia aguda respecto de la igualdad entre todos los hombres y las mujeres, cualesquiera que fuesen sus orígenes. En sucesivas ocasiones, se expresó sobre este punto en sus escritos.

A partir de 1929, en el Dominio de la vida, un folleto de información sobre AMORC, destaca «que no existe superioridad racial». En Las Mansiones del alma (1930), precisa que «la filiación común de todos los seres humanos demuestra el hecho de que todos son hermanos y hermanas, dependiendo de un único Creador y de la misma esencia, de la misma vitalidad y la misma conciencia, independientemente toda cuestión de raza, creencia, color u otros elementos distintivos de la individualidad».

En un artículo consagrado a la cuestión de las razas en el Rosicrucian Forum, una publicación reservada a los miembros de la Orden, afirmaba que como Rosacruces

«no podemos concebir que ninguna distin­ ción se haga en nuestra organización en lo que se refiere a la raza o el color de piel».

(Rosicrucian Forum, «The race question», junio de 1931, p. 187.)

13. Las Mansiones del alma

En 1930, H. Spencer Lewis publica Mansions o f the Soul (Las Mansiones del alma), un libro que trata de los orígenes y la naturaleza del alma humana. Menciona los vínculos de ésta con el alma universal y su evolución a través de sus encar­ naciones sucesivas. Paralelamente a sus actividades de dirección en AMORC, sigue manteniendo relaciones con otras personalidades del mundo del esoterismo. En septiembre de 1930, entra en contacto con Cesare Accomani, alias Zam Bhotiva, el dirigente de la Fraternidad de los Polares. Esta extraña Orden Iniciática pretende ser guiada por el «centro iniciático rosacruz del Asia misteriosa», cuya misión es reconstruir la «fraternidad polar», con el fin de preparar la llegada del Espíritu bajo el signo de la Rosa y la Cruz. Entre las dos Guerras Mundiales, los Polares reúnen a numerosos ocultistas franceses, como René Guénon, Maurice Magre, Jean Chaboseau, Femand Divoire, Jean Riviére o el alquimista Eugéne Canseliet. Esta orden va a convertirse en uno de los grupos principales de la Federación Universal de los Órdenes y Sociedades Iniciáticas, llamada más comúnmente «FUDOSI».

El

Rosacruz

Jul/Sep

2009

< V \*v i

r

P ü

*

ftsfnWrrsSI»

Jlrtttrmvtf

•tfotnlrf

14. Una federación internacional

En los años que preceden a la Segunda Guerra Mundial, reina gran confusión en el ámbito de las organizaciones esotéricas. Algunos se preocupan,

Logotipo de la FUDOSI

en particular, en los movimientos rosacruces creados en Bélgica por Emile Dantinne, como la Orden de la Rosa-Cruz Universitaria y la Orden Hermética, Tetramigesta y Mística (O:: H::T:: M::) fundadas respectivamente en 1923 y 1927. Sobre los consejos de François Wittemans, Jean Mallinger (1904-1982), colaborador cercano de Émile Dantinne, le escribió a Harvey Spencer Lewis el 11 de enero de 1933: «Estaríamos muy honrados de poder afiliamos a la eminente Orden Rosacruz, de la cual es el Jefe y el Guía [ ] seríamos muy felices de poder colaborar en las

H. Spencer Lewis

actividades del AMORC

»

acoge favorablem ente la petición de los Rosacruces europeos. En agosto de 1934, viaja a Bruselas para participar en la creación de la FUDOSI, federación destinada a agrupar a las órdenes iniciáticas auténticas. Se convierte en uno de los tres dirigentes de esta organización mundial. Será allí la ocasión para él de volver con la tradición martinista. En efecto, durante este primer congreso de la FUDOSI, Victor Blanchard, dirigente de la

Orden Martinista y Sinárquica, le confiere las iniciaciones y la autoridad necesarias para el establecimiento del Martinismo en los Estados Unidos.

Durante su viaje a Europa, H. Spencer Lewis tuvo la ocasión de visitar el planetario Zeiss en Munich. De vuelta a San José, consagra toda su energía a diseñar los planos y poner a punto el mecanismo de lo que iba pronto a convertirse en el primer planetario construido por un Americano. En julio de 1936, se inaugura el edificio de estilo bizantino construido para albergar el planetario. Esta creación audaz da prueba del genio del primer Imperator de AMORC.

H. Spencer Lewis era un humanista y fue miembro de numerosas sociedades y asociaciones

Planetario Rosacruz.

San José, Ca., E.U.A.

filantrópicas. Apesar de sus actividades incesantes y de los numerosos viajes que efectúa al servicio de AMORC, encuentra tiempo de consagrarse a la escritura. En 1936, publica The Symbolic Prophecy ofthe Great Pyramid(La Profecía Simbólica de la Gran Pirámide), un libro que menciona los conocimientos misteriosos de los Egipcios.

Al año siguiente, publica aún dos obras. En la primera, The Secret Doctrines o fJesus, 1937 (Las Doctrinas secretas de Jesús), prosigue una reflexión iniciada en una obra anterior. En la segunda, Mental Poisoning (Envenenamiento Mental), denuncia los efectos de las sugestiones negativas y creencias

Harvey Spencer Lewis, músico

supersticiosas. Muestra cómo las leyes vinculadas a

la actividad del subconsciente condicionan nuestra

vida y propone claves permitiendo no solamente liberarse de todas las formas de envenenamiento mental, sino también de utilizar la sugestión con un objetivo constructivo.

75. El camino hacia la Luz

Poco tiempo después de su regreso de un viaje a

Europa donde había participado en un congreso de

la FUDOSI, que reunía a los dirigentes mundiales del

Rosacrusismo, la salud de Harvey Spencer Lewis declinó. El haberse dedicado al servicio de otros durante tantos años, comenzaba a pagar el precio. Al

igual que las personas fuera de lo común, fue criticado

y calumniado, pero trabajó siempre con ardor y

convicción al servicio de su ideal. Se apagó el 2 de

agosto de 1939 a la edad de 56 años. Así desaparecía

el que, tras una larga búsqueda, había conseguido

dar una nueva fuerza al Rosacrucismo a través de la Antigua y Mística Orden de la Rosa-Cruz. Esta es la razón por la que, sin caer en el culto de la personalidad, que es contrario a la ética rosacruz, los

miembros y los dirigentes actuales de AMORC le están tan agradecidos por el trabajo realizado.

Si Harvey Spencer Lewis dio a AMORC una nota particular, es necesario sin embargo destacar que la Orden ha evolucionado mucho. En realidad, este movimiento iniciáticoy filosófico mundial nunca ha dejado de mejorarse gracias a las inves­ tigaciones y a los trabajos de sus dirigentes y sus miembros. De acuerdo con la voluntad de su renovador, las propias enseñanzas fueron enriquecidas y constantemente actualizadas, con el fin de adaptarse siempre a la evolución de las conciencias, de la ciencia y la sociedad. Cerca de un siglo después de su resurgimiento, la Orden Rosacruz, fiel al espíritu de Harvey Spencer Lewis,

reuniendo a hombres y a mujeres sin distinción de raza, de clase social, ni de religión, en un espíritu de humanismo, fraternidad y espiritualidad, constituye hoy en día uno de los movimientos esotéricos más dinámicos e innovadores.

A

A

A

©

¿Por qué tenemos una Orden Secreta?

Una explicación del Rosacrucismo

Por el Dr. H. Spencer Lewis, Ph.D., F.R.C.

(De «American Rosae Crucis», Febrero 1917)

La pregunta se hace a menudo: “¿Por qué es

necesario tener una orden secreta para promulgar

las enseñanzas m aravillosas que nosotros tenemos?”

A esta pregunta hay muchas respuestas y

algunas de éstas se observan aquí:

Primero, la idea de una orden secreta, es para unir a los estudiantes en un cuerpo, para el estudio, el trabajo y las obligaciones definidas, tal como se hace para la unidad de pensamiento y propósito.

No hay otra escuela o instituto dondequiera que sea que, tratando con los temas diversificados y comenzando con los mismos elementos de una educación, que sostenga a sus estudiantes tan de cerca al trabajo y mantenga tal determinación de propósito por parte del cuerpo de estudiantes, como sociedad secreta correctamente organizada.

Si se utiliza este mismo punto, esta misma ley

es también aplicada por organizaciones o grupos de trabajadores malvados, debido a la eficacia que produce.

D

Rosacruz

Cuando está utilizada para el bien significa un

bien maravilloso; cuando está utilizada para el mal,

1

Ju¡/Sep significa un gran poder.

2009

^

--------- Ademas, las enseñanzas que nuestra Orden

,

,

,

promulga no son para todos. Esto es verdad, no porque lo decretemos así, sino porque muchos no están listos para recibirlas y entenderlas. Hay muchas energías y fuerzas en la naturaleza que se pueden utilizar para lo maravillosamente bueno, que todos nosotros admitimos que serían peligrosas en las manos del incompetente, del no sincero o del malvado.

Si nos confunde esta opinión, basada sobre experiencias de mil o más años, el error puede ser remediado por los que piensen de otro modo. Pero, una demanda extensa por nuestras enseñanzas, una demanda por cada humano por tal conocimiento, si está manifestada siempre sinceramente, acompañada con generosidad, traerá una respuesta rápida de nuestra parte y nuestro trabajo estará abierto a todos.

El tiem po ha dem ostrado y continúa demostrando, que por cada centenar de hombres y mujeres que buscan ocasionalmente, son solamente quince o veinte quienes están dispuestos a dedicar una hora o un día a la semana al estudio profundo y cuidadoso de las leyes y de los principios implicados en nuestro trabajo. Que el humano promedio esté dispuesto a hacer lo que alguien le diga de cualquier gran secreto de la vida, que realice un cierto milagro o que haga una cierta curación o que aplique de otra manera las enseñanzas de nuestra Orden, se comprende. Pero

tal buena voluntad de ser demostrado o de ser dado cierto hecho o ley interesante, no constituye un deseo sincero de estudiar, dominar, ni aplicar generosamente las leyes y las fuerzas de la naturaleza para el bien de la humanidad.

Y ése es el por qué tenemos una orden, una enseñanza sistematizada, una organización secreta

y un método de seleccionar quién recibirá y quién

no recibirá las enseñanzas. Sin embargo, lo mencionado anterionnente no significa que a causa de que pocos están dispuestos a estudiar y a do­ minar las leyes, no todos deban beneficiarse por el conocimiento que nuestra Orden posee. De hecho el mismo propósito de nuestra Orden no es satisfacer los deseos personales de los miembros por el conocimiento, sino enseñarlos y ayudarles a trabajar en los intereses de la humanidad.

Mientras que solamente algunos pueden conocer las leyes, cada hombre, mujer y niño, incluso los animales, deben recibir las ventajas de este conocimiento. Cada Rosacruz, en intercambio por el conocimiento que él o ella recibe, promete hacer por lo menos un gran acto para la humanidad

o para algún hombre o mujer antes de pasar de

(

f

t

i

i

i

ó

n

:

esta vida. Nuestro trabajo es, por lo tanto, altruista, humanitario y utilitario.

El secreto en nuestra orden se aplica solamente al estudio y a la enseñanza de las leyes; la práctica de ellos debe ser abierta, para todos, sin consideración alguna hacia la raza, el color o el credo. Por muchos centenares de años, la Orden ha crecido con este principio, y es hoy el agente de más gran alcance, más silencioso, secreto, sin pretensión y generoso, bien conocido para el hombre.

Para curar al enfermo sin demanda por remu­ neración; para aconsejar y dirigir a aquellos que andan a tientas en la obscuridad con el consejo honesto e imparcial; para remediar y transmutar las fuerzas del mal en agentes del bien: éstos son los propósitos comprometidos de nuestra Orden.

¿Está USTED listo para ser un Rosacruz?

En su propia voluntad

de responderse,

encontrará usted la razón del secreto y de la exclusividad de nuestra Orden.

A

A

A

^entro Cultural Rosacruz AMORC GLH León, Gto., México

fíomoó una institución de S e . t v i . c L o ! > p a ta el desattoUo de Lab potencialidades del set humano, a ttavés de mecanismos de autoaptendizcge, utilizando p a ta esto La tecnologia más avanzada en La aenetación u distribución del

conocimiento tosactuz de rftm otc.

I NCLUIMOS en esta sección ei escrito

hecho por Fr. David Dávila Garza, Gran

de la Región N o.4 de México,

Consejero

sobre dos temas preocupantes que se han vuelto casi cotidianos en esta época actual:

Crisis y Violencia.

«En la actualidad estos dos tem as acaparan casi por completo la atención de la mayoría de nosotros en todo el país: la crisis económica y la violencia que vemos en todas partes. Si nosotros sabemos que el principio fundam ental establece al pensamiento como el origen de todo lo que existe en este mundo, entonces podemos suponer que habrá mas crisis y mas violen­ cia mientras avancen los meses en nuestra vida cotidiana.

Rosacruz

Jul'Sep

Si en todo lo que percibimos en nuestras platicas de cafe, en nuestras conversaciones con amigos y con compañeros, en nuestras

,

juntas

de trabajo, en los noticieros y en los

E L . S Á

N

C T U

M

C

E L E S T I A

L

Dos temas preocupantes

Por José Luis Aguilar Moreno, F.R.C.

periódicos, se nos habla del mismo tema,

entonces lo estaremos atrayendo con nuestra mente, con nuestros pensamientos de crisis

y de violencia; esto es lo que estarem os creando, porque el poder creativo del pensamiento es muy grande.

La m ayoría de nosotros no tomamos consciencia del poder que nosotros mismos

ejercemos a través de nuestros pensamientos,

-a través de lo que tenemos en nuestra mente-

en nuestra vida personal, familiar, profesional

o social: enferm edades, problem as, ac­

cidentes. Pero tam bién logros, felicidad, armonía, pues todo eso tenemos en nuestra mente, en nuestros pensamientos y también lo atraem os. E ntonces pensem os p o si­ tivamente, pensemos constructivamente para que nos vaya mejor a todos.

N osotros sabem os que nuestros pen­ samientos juegan un papel muy importante en todo nuestro entorno. Hay investigaciones

científicas, escritos antiguos que así lo afirman; aún la metafísica ha planteado que

este proceso

así se lleva a cabo. Ú l­

tim am ente lo explican en docum entales como la película «El Secreto». En todo este conocim iento se ha afirm ado que en el pensam iento se inicia todo el proceso creativo del mundo, ya sea a través de los efectos que el pensam iento provoca en nosotros para tomar nuestras decisiones y que obviamente nos llevan a tomar acciones o ya sea por la ley de la atracción. Pero lo que si sabemos con certeza, es que en el pensam iento se encuentra el origen y la posibilidad de mejorar lo que somos y eso es el mundo de hoy.

Tomando en cuenta lo anterior, invito a todos y cada uno de los rosacruces del mundo a que iniciemos un nuevo camino, un nuevo pensam iento libre, como un

C o n sejo

proceso de desintoxicación de nuestro entorno, para lograr que esas dos palabras crisis y violencia queden en reposo. No se trata de negar su existencia, sino se trata de

apagarlas de nuestras luces; tampoco se trata de cegamos ante la realidad, ni de rechazarlas porque sabemos que existen; sólo se trata de trabajar para que queden como flores sin florecer. Sabemos que todo aquello en lo que pensemos eso estaremos atrayendo hacia

nosotros,

tivamente para nosotros y para la humanidad.

entonces pensem os construc­

H aciendo esto, queridos herm anos y herm anas, pensando constructivam ente, desechando estos conceptos de crisis y violencia de nuestro vocabulario, estaremos trabajando para que nuestro mundo, nuestro entorno, nuestra vida personal y la de los demás, sea más satisfactoria, y claro que esto hará un mundo mejor para todos». A A A

de S o la z

(C o m ité de A v id a E spiritual)

El Consejo de Solaz de la Gran Logia AMORC Jurisdicción de Habla Hispana para las Américas, imparte ayuda metafísica desde su Gran Templo diariamente, de lunes a viernes, a las 13:00 Hrs. tiempo central de México (12:00 Hrs. P.M. tiempo astronómico), a través de un gmpo de miembros locales que trabajan en esta humanitaria labor, siguiendo las instrucciones indicadas por el Imperator para todas las Grandes Logias de la Orden.

Los miembros estudiantes de AMORC visitantes en la sede de esta Gran Logia, pueden unirse y participar en el Consejo de Solaz, siempre que acrediten su afiliación activa. Quienes deseen hacerlo así desde otras localidades, pueden unirse al Consejo mentalmente, a cualquier hora del día y desde sus ^ lugares de residencia, integrándose así a este noble trabajo a través del Consejo del Silencio.

JERARQUIA ESOTERICA

A todos los miembros de la Jerarquía Esotérica se les pide participar en el «Periodo Especial de Meditación» que se efectuará en la siguiente fecha de 2009:

Jueves 17 de Diciembre, a las 20:00 horas de su localidad.

Sus informes deberán enviarlos a la atención del Gran Maestro, a esta Gran Logia AMORC Jurisdicción de Habla Hispana para las Américas, en León, Gto., México.

LA MAGIA DEL SIGILO

Por Harvey Spencer Lewis, F.R.C

E N EL MUNDO ENTERO, hay cientos de

miles de personas que buscan la verdad y

se esfuerzan por comprender las leyes sub­

yacentes que regulan la vida en general. Varían de secta a secta, de culto a culto, nunca encontrando el contento que buscan. No se afilian a ninguna organización secreta simplemente porque rehúsan ligarse a todo lo que sea privado u oculto a los ojos del público.

Los que se rehúsan a afiliase a alguna organización de naturaleza secreta encuentran que el conocimiento, si es valioso, debe ser ofrecido libremente al mundo. Ellos hacen la pregunta: «¿Si el conocimiento puede elevar a la humanidad, por qué es mantenido lejos de todos, a no ser de los iniciados?» Esta pregunta es formulada generalmente solamente por aquellos que no están dispuesto a hacer algún esfuerzo deliberado a favor de lo que podrían recibir

En el transcurso de los siglos grandes verdades fueron veladas. Tales verdades, sin embargo, no fueron ocultadas a la mente del hombre.

El

Rosacruz

Jul/Sep

2009

La Biblia, por ejemplo, es un libro más secreto y, al mismo tiempo, más revelador de todos cuántos ya se escribieron. Sus grandes verdades están veladas, más no con un peso tal que no pueda ser levantado. ¿Por qué, entonces, pocos son los que lo comprenden? La respuesta es simple: La mayoría

de las personas no está dispuesta a gastar el tiempo

o de hacer un esfuerzo consciente necesario para levantarlo el velo.

Consideremos por ejemplo, a la organización secreta conocida como Francmasonería. Se afirma que la Masonería encierra principios secretos que son revelados solamente a sus iniciados. No siendo miembro de esta augusta fraternidad, no sé exactamente lo que contiene o revela; pero es evidente que debe tener y divulgar algo valioso, en caso contrario, no sería la organización tan poderosa que sabemos es.

Sin embargo, si la Masonería sostiene tras de

un conocimiento de todos los principios y leyes

y

si revela las medios por los cuales sus miembros

pueden utilizar este conocimiento de modo para realizar hechos considerados milagrosos, sería un despropósito separar al mundo de ese conocimiento. Las multitudes tal vez oyeron, esperando algo, más no estarían preparadas para recibir las grandes verdades en su sencillez, de

manera que le darían la espalda.

Tomemos a los Rosacruces, que se sabe poseen y enseñan muchos de los principios y leyes secretas que posibilitan al hombre vivir según pretendió su Creador. ¿Qué ocurriría si esta gran fraternidad ofreciera amplia y libremente sus enseñanzas al mundo entero? Muy pocas

personas prestarían oídos; menos comprenderían y menos todavía los pondrían en práctica para conocer sus beneficios. Sin embargo, las enseñanzas rosacruces no son ocultadas al público; están a disposición de todos los que buscan con sinceridad en el corazón. ¿Por qué, entonces, la mayoría de los que buscan la verdad no sacan provecho de ellas? ¿Será simplemente porque deben gastar tiempo y energía para absorber y comprender tales enseñanzas? ¡Ellos no están dispuestos a hacer eso!

En la búsqueda de la verdad, el individuo está tan enredado en el laberinto de las complejidades exteriores, que no se permite oír y comprender las simplicidades interiores. Busca en todas partes, esperando encontrar fuera la respuesta que debe venir de la silente voz interior.

El hombre interno todo lo conquista, si tiene la oportunidad necesaria. El nada pide, mas ofrece todo, y busca a Dios solamente si tiene como objetivo romper las comentes y abrir la puerta por la cual podrá salir y conquistar. Él se proyecta al espacio cósmico y utiliza las fuerzas más sutiles. Crea vida en todas las células y percibe cuando y donde existe el mal. Encuentra la fuerza en el amor. ¿De qué manera, por tanto, ese hombre interno puede ser liberado? Lo que Dios concedió es sagrado; ¿sin embargo, por qué el hombre inferior está encadenado, encarcelado e impedido de manifestarse? ¿Qué mayor problema conoce el hombre que no sea éste un problema tan personal?

Conociendo muy bien el poder de su interior, Jesús solamente pedía que sus seguidores tuviesen fe. El sabía que ellos no podían comprender las leyes y principios subyacentes a sus obras; solamente por la fe ellos tendrían la capacidad de obtener lo que pretendían. Comprendidas por aquellos que estaban sin preparación o que eran indignos, las leyes serían perniciosas a la influencia de Jesús. Lo mismo sucedería en el caso del muchacho delante del mago: el muchacho ve al mago realizar un truco extraordinario y puede que éste le revele el secreto. No obstante, al intentar

hacer lo mismo que hace el mago, no lo consigue. Después de que algunas tentativas sin éxito, el muchacho voltea hacia el mago y exclama: «Usted sabía que no era cierto».

Jesús, por lo tanto, estaría en la misma posición del mago. Si hubiese explicado las leyes y los principios simples, todos habrían buscado dem ostrarlos. Dada su extrem a falta de preparación, el fracaso habría sido el resultado.

En base a nuestros registros y experiencia, aprendemos que las grandes verdades sólo pueden ser preservadas si fueron mantenidas en secreto y consideradas sagradas. Para que los que las conocen realicen el máximo bien posible, deben trabajar en secreto, sin revelarlas a los que no están preparados para recibir este conocimiento. «No tire sus perlas a los cerdos» sería mejor entendido si fuera expresado «no tire sus grandes verdades a las mentes sin preparación».

Esta afirmación es válida a despecho de como la encaremos, y algún día todos los buscadores llegarán a percibir que las grandes verdades son comprendidas solamente por aquellos que son dignos y que están preparadas para recibirlas. Los no preparados comprenderán equivocadamente.

Sólo Dios, en su sabiduría infinita, posee toda la verdad y toda la ley de este gran poder llamado sigilo. Dios es siempre el más secreto de los secretos, que jamás puede ser contemplado por el hombre mortal y que sólo es revelado a través del hombre interno e inmortal. Por tanto que Él pueda revelarse a los ojos del hombre profano o exterior, sería considerada una imposibilidad por causa de su propia simplicidad.

El Poder del Sigilo

El Poder del Sigilo -el grande, místico y mencionado poder mágico del sigilo- está siempre presente dentro de todos nosotros. Se trata del poder que, conocido y practicado, cambia toda la vida de la persona y de las condiciones que la

rodean, incluyendo su progreso material y espiritual. Se trata del poder por el cual ascendieron todos los grandes hombres, fueron realizadas todas las grandes obras y conseguidos todos los progresos del hombre interno y del hombre exterior.

Alcanzar el éxito es el factor más destacado en la mente de todos. A despecho de como vi­ sualicemos el éxito, tenemos cierto objetivo por alcanzar. Alcanzando el éxito, diremos: soy exitoso. Quizás nuestro concepto del éxito es acumular una inmensa cantidad de dinero para realizar un gran plan a favor de todos los implicados. O puede ser que deseemos alcanzar éxito como pintor, ingeniero, músico o escultor, o quizás deseamos dedicar la vida al servicio de la humanidad, más somos obstaculizados por algunas circunstancias. Cualquiera que sea nuestro objetivo, precisamos alcanzarlo para tomarlo un éxito.

¿De esa manera podemos alcanzar nuestro objetivo? ¿A través del trabajo arduo? Muchas personas trabajan arduamente todos los días, dando el máximo de sí mismos y trabajando concienzudamente; sin embargo, pocos son exitosos o alcanzan sus objetivos. ¿Ahorrando centavos? Los bancos de ahorro poseen miles de clientes ahorradores, sin embargo, pocos están próximos al éxito de lo que estaban muchos años atrás.

¿Estudiado mucho y absorbiendo todo el conocimiento que podamos? ¿Qué dicen los millares con formación superior que tienen en la punta de la lengua un vasto y valioso conocimiento? Algunos están en una posición cuyo salario mal da para su sustento; algunos son incapaces de mantener su posición; otros son tristes y fracasados.

¿Planeando y programando? En casi todos los

casos,

fracasos de planes y proyectos transcurren

ej que, sin embargo, eran bastante viables y que Rosacruz trajeron éxito a algunos y fracaso a muchos. No, jui/sep el éxito no es alcanzado por ningunos de estos 2009 métodos exclusivamente. Es verdad que es --------- necesaria cierta dosis de trabajo, conocimiento,

ahorro, planeación y programación para alcanzar el éxito; pero solamente con eso no conseguiremos alcanzar nuestros objetivos. Todas estas cosas son inútiles sin el gran poder subyacente a ellas.

La Ley Subyacente

La totalidad del universo se basa en la gran ley subyacente al Poder del Sigilo. No hay una sola persona en el mundo entero que pueda decirnos lo que Dios es, por lo tanto El es un secreto para el hombre. Nadie puede decirnos cómo la más pequeña hoja de hierba es creada, por eso también eso es un secreto. Si todas las leyes secretas del universo fueran reveladas, por su egoísmo el hombre intentaría hacer un trabajo mejor que Dios, y ocurriría que el universo estaría en una condición crítica. Por eso, Dios y sus leyes precisan continuar secretos.

Hay muchos peritos pretenciosos listos para decimos lo que es Dios, así como hay científicos dispuestos a revelamos que es una hoja de hierba. Ellos y nosotros sabemos que la hierba está constituida de moléculas compuestas de ciertos elementos químicos, y que estas moléculas están compuestas de átomos, éstos de electrones, etc. Más cómo y por qué estos electrones se combinan para constituir átomos, éstos para constituir moléculas, éstas para constituir la hoja de hierba, dándole color y forma, es un secreto, y continuará siempre siendo un secreto para el egoísta hombre exterior.

El hombre interno, sin embargo, la única parte real del hombre, puede conocer y de hecho conoce el secreto de la creación, pues lo utiliza en todas las oportunidades. En su interior se proyecta al espacio cósmico y utiliza sus energías sutiles, que crean vida en todas las células. Para que tenga el poder y la capacidad de crear cosas, debe también poseer el secreto de ese poder. Puede materializar su deseo si está de acuerdo a la ley y orden del propio universo.

La llamada mente del hombre, es decir, la mente

exterior, objetiva, no es nada en sí misma, porque

solamente la mente de Dios, la mente interior, crea y manifiesta todas las cosas. En su manifestación exterior, el hombre no pasa de ser un medio o una

m áquina cuya finalidad sea satisfacer las

momento futuro, pues el Ser interior sabe más qué hacer y cuándo hacer.

Mantenga Sigilo

orientaciones del hombre interno. Porque el hombre exterior, a través de una voluntad propia, tiene hasta

Debemos también hacer otra cosa, fácil en un aspecto, pero, difícil en otro: ¡Mantener sigilo!

cierto punto el derecho de elegir y de hacer lo que

Debemos mantener sigilo en cuanto a las cosas

le

agrade, y ve eso como poder. Cree que también

que pretendemos realizar, pues de este modo

él

puede crear y así se coloca aparte de todo lo

podemos esperar conseguir la energía mental

demás. Es de este modo que el hombre exterior

necesaria que nos lleve a nuestro objetivo. No

se separa del hombre interno, viniendo a conocer

debemos hablar a nadie. Sólo debemos hablar con

el

fracaso. El se rehúsa a comulgar y a dar oído a

nosotros mismos, pues en el propio acto de revelar

la

voz interior, impidiéndole crear y terminar aquello

nuestros planes, utilizamos la energía mental

que el hombre externo desea.

necesaria para realizarlos. Sigilo significa la

Es por la actividad mental que sabemos que vivimos. Por esta misma actividad, concebimos

conservación de la energía mental, que es necesaria para el éxito.

ideas, hacemos planes y decidimos cómo y cuándo

 

Para ilustrar la manera por la cual el sigilo

estas ideas deben ser manifestadas. Todos nuestros

conserva y acumula energía mental, recurramos a

planes, ideas y acciones son concebidos, creados

la

dínamo común usada para generar electricidad.

y dirigidos por el hombre interno y son manifiestos

por medio de la actividad física. Así, concebimos una idea, hacemos planes de acuerdo con ella, y llevamos los planes hasta el fin, lo que resulta en un éxito o un fracaso. El resultado será el éxito, si permitimos que el Ser interior trabaje sin

interferencias.

El mejor medio de llegar a nuestro objetivo del éxito es trabajar según la línea de menor resistencia. Nuestro Ser interior nos da esta noción de lo que significa para nosotros el éxito, de manera que sea establecido el objetivo. Deseamos alcanzar el éxito; por lo tanto, debemos hacer solamente las cosas que a eso contribuirán. Algunos preguntarán:

¿cuáles son esas cosas? Es aquí que tocamos la ley directora del poder del sigilo o del se- creto.Nuestra mente objetiva recibe instrucciones por los impulsos o las sugerencias de la mente interna. Debemos oír y seguir esas sugerencias en sus mínimos detalles para alcanzar el éxito. No debemos permitir interferencia de la mente objetiva, exterior, ni permitir que realice cosas que se opongan a las sugerencias interiores. No debemos dejar de lado tales sugerencias en un

La dínamo genera energía eléctrica solamente mientras haya otra fuente de energía que la ponga

en movimiento. Cuando esa otra fuente se suprime,

la dínamo para. Mientras que la dínamo es llevada

a trabajar, tenemos la energía, que puede ser

utilizada de muchas maneras. Si no utilizamos la energía, se desperdicia. Si la utilizamos, debemos

usarla mientras es generada por la dínamo.

La energía consumida sólo puede ser sustituida por una nueva carga, que es apenas suficiente para las necesidades actuales. Si no necesitamos inmediatamente la energía y no siempre dis­ ponemos de la fuerza que mueve la dínamo para generarla, necesitamos acumular algo de la energía para usarla cuando sea necesaria. Hacemos eso por medio de una batería, de modo que podamos usar energía inmediatamente.

La mente objetiva se puede comparar con la dínamo y la mente interior como la fuerza o poder detrás de ella. Mientras el hombre desperdicie la energía dinámica de su mente, nunca tendrá energía suficiente para materializar sus grandes planes o ideas. Usar la energía para revelar innecesa­

El

Rosacruz

Jul Sep

2009

riamente los planes a otro, agota el abaste­ cimiento. La batería puede ser comparada con la voluntad del hombre, por medio de la cual produce un esfuerzo volitivo, mas, haciendo esto, retiene la mayor parte de la energía producida para el Ser interno. Decidiendo mantener sigilosos sus planes y acciones, el individuo acumula enorme cantidad de energía mental.

El sigilo acarrea poder, porque los otros nunca sabrán si nuestros planes fueron cambiados, desechados o si dejaron de ser satisfactorios para nuestras propias decisiones. Debido a esto, pasaremos a ser vistos como personas que no conocen el fracaso. El mundo aplaude el éxito. Recurre a personas exitosas en busca de consejos. La persona exitosa es depositaria de confianza y las grandes oportunidades le son concedidas.

El sigilo, combinado con una dosis normal de trabajo, inteligencia, ahorro e ideas, causa el éxito

a cualquier empresa, desde que aceptamos las

sugerencias de nuestro Ser interno, que jamás nos lleva por caminos errados. El sigilo exige silencio, pues en silencio llegan los mejores regalos de Dios. En silencio podemos comulgar con nuestro Ser interno y recibir instrucciones. El silencio es armonización con las fuerzas o energías más refinadas del Cósmico. El nos da fuerza, valor y confianza. El sigilo requiere que el ser exterior coopere con el Ser interno.

Tengamos siempre en mente el poder del sigilo. Llevémoslo siempre en nuestra alma y comencemos

a ponerlo en práctica. Tenemos libre acceso a él. Debemos utilizarlo con la misma espontaneidad, dándonos a nosotros mismos, a nuestro Dios y

nuestros semejantes. Utilicemos este secreto para alcanzar el éxito. Esa es la ley de Dios, que es siempre el poder secreto y la gloria.

A

A

A

(El Rosacruz, Biblioteca Virtual. Artículo de los años 3()'s)

¿

£

¿ P

v &

p á á tfa

d

e

£ a

¿ ‘ u

ie /i ffia

á

a

c

v

u

z ,

C

M

t&

fâ C

£a Chden (flosacxwz, (UliüÜtC, pxesmte en toda el manda, es una fraternidad na scctaxia de ñomáres y mujeres dedicadas a ía investigación,estadio y aplicación práctica de ta¿ leyes tuztuxales y espirituales. ¿i pxapósito de ía Oxganicación es ayudax a todas para nüwí en axmanía con Coa fuerzas cósmicas creativas y constructivas, para el logra de salud, felicidad y paz. £a Cxden es catwcida intertmcianaímente coma ía ClnUgua y

AiCstica Oxden Jtasae Cxucis y tanto en (ünéxica como en ataos continentes, constituye ía única fauna de actividades (Rosavuiees integradas en una sala institución. £a U.At.K.Jt.C. (por sus iniciales) na vende sus enseñanzas. Has da liBremente a sus miembros afiliados junta can otros Beneficias. (Paxa información completa acerca de las ventajas de la afiliación Jlosacruz, escriüa una caita al domicilia citada aãaja y

pida el folleto gxataito titulada

íDamínia de fa Vida.

(Diríjase a:

£ócu¿kwa ¿Puten ffitijacuiz, CLÍWffiC CZpda. ¿?aafa£JVa. S27, (Pficina Ce/Uta, ey.3 7 0 cw , £eén, çt* . - J ié x s e v

http://www.rosacruz.org

¿COMO SE FORJA EL PROGRESO?

Por H. Spencer Lewis, F.R.C. (Revista El Rosacruz)

CÓMO puede evaluar su propio progreso

químico está capacitado para soluciones un

J

alguien que anhela alcanzar la gran meta del

problema de química, a menos que él esté al frente

desarrollo espiritual? Esa persona creerá tal vez que los maestros emplean métodos psíquicos, pero quizás se pregunte si no habrá otros métodos más positivos que no incluyan factores intangibles.

del problema. No podríamos decir qué es capaz de ejecutar un gran músico, a menos que esté inspirado por algo compatible con el desarrollo elevado de su habilidad musical.

Todo desarrollo cultural y mental corresponde en especial al Ser Interno, y sólo se observa cuando ese desarrollo se manifiesta exteriormente. Es semejante al poder contenido en un cartucho de dinamita. No se puede reconocer el alcance de su energía con sólo examinar el material externo con el que está fabricado. Dejar caer al suelo la dinamita no pone a prueba la energía que contiene.

Golpearla con un palo o con una piedra no es un método para descubrir su poder. Probándola químicamente para ver si cambia de color o de tamaño tampoco nos revelará el secreto de su energía. Hasta que se prueba correctamente utilizando los métodos adecuados, se revela su verdadera naturaleza.

Sucede lo mismo respecto al desarrollo psíquico, mental, cultural y místico. Todos los sistemas tienden a formar una reserva de poder. Ho hay forma de probar la capacidad mental de un hombre pesando, midiendo o analizando importantes materias y luego reducirlas a una base sobre la cual, por comparación, se pueda emitir un juicio, a menos que el hombre se dedique a dichas materias. No hay forma de afirmar que un

La naturaleza de muchas de las facultades y poderes psíquicos del hombre es conservativa, y están destinados a propósitos específicos, es decir, sólo se expresan en determinados canales, pero mientras esos canales no se abren, las facultades no se manifiestan. Esa facultades poseen un poder invalorable en el desarrollo mental y psíquico. Cuando se usan en forma apropiada, tienen un valor incalculable. Sin embargo, tendrían muy poco valor si se manifestaran en forma constante.

Impresiones Mentales Confusas

Si durante todo el día las facultades psíquicas inculcaran en la consciencia extema una premonición de lo que va a ocurrir, la mente estaría llena en todo momento con las impresiones de los acontecimientos pronosticados. Se perturbaría la tranquilidad mental, se perdería la habilidad para relajarse y reposar y no habría tiempo para pensar o razonar. La mente se tomaría en una masa desequilibrada de impresiones confusas. Muy pronto el valor de la intuición sería negativo y preferíamos no poseerla.

Los poderes curativos y creativos del ser psíquico que pueden desarrollarse mediante cursos

apropiados de estudio y ejercicio, no son poderes con los cuales se puede jugar como se jugaría con la cadena de un reloj o con un anillo en los momentos de nerviosismo. Dichos poderes internos sólo se liberan cuando el proceso constructivo del cuerpo humano los necesita realmente. Mientras el ser humano goce de buena salud y los procesos constructivos sólo requieran en forma moderada la ayuda de los poderes creativos para conservar en buen estado el cuerpo humano, dudaríamos de que nuestros estudios hubieran desarrollado tales poderes. Cuando nos ataca una enfermedad o se nos presenta una emergencia y, por lo tanto, necesitamos verdaderamente la ayuda de los poderes que hemos desarrollado, descubrimos con satisfacción que tenemos a la mano una reserva.

Armonía Psíquica

Podemos decir lo mismo con respecto a la armoníapsíquica con el Cósmico. Tal entonamiento es extremadamente intangible e indefinido en una persona activa, normal y saludable.

No medimos nuestra situación en la vida de acuerdo con las cosas afortunadas y normales, sino por las cosas desafortunadas y desagradables. Consideramos la vida saludable, tranquila y serena como una cosa positiva con la cual podemos contar, y sólo cuando nos falta ciertas cosas a las que hemos estado acostumbrados, nos volvemos conscientes de cualquier cambio que sucede en nuestra vida.

En otras palabras, hemos adoptado las condiciones negativas como una medida para evaluar lo que sucede en nuestra vida. Sabemos bien cuando somos afortunados; sabemos que ha ocurrido un cambio desafortunado cuando nos faltan las cosas que deseamos o que hemos poseído. Sabemos que nuestra salud no es satisfactoria ima vez que descubrimos que estamos enfermos. Cuando conseguimos a cada paso las cosas que deseamos, las aceptamos en forma más o menos complaciente y suponemos que se trata de algo totalmente normal y que no es nada extraordinario.

 

¿Podría una persona con un corazón saludable

Si siempre estuviéramos tan conscientes de

Un grave Accidente

estar consciente de ello en todo momento? ¿Consideraría que, debido a que no siente sus latidos en todas partes de su cuerpo, no está sano? ¿Diría usted que una persona es irracional porque dice que duda de la existencia, debido a que no siente palpitar su corazón en todo momento?

la buena salud como lo estamos de la más leve enfermedad, podríam os valorar mejor los beneficios y bendiciones de la salud. Si estuviésemos profundamente conscientes y apreciáramos nuestra buena fortuna como lo hacemos con las situaciones desafortunadas, podríamos valorar mejor los cambios que se

Un joven que estuvo varado en el mar sin medios de comunicación, se concentró durante toda la noche con la esperanza de que su madre lo visualizara en su pequeño bote de motor flotando sobre el océano. En efecto, la madre recibió el mensaje visual y telefoneó a la policía; ésta dirigió su búsqueda hacia el mar en vez de seguir buscando en tierra. Ninguna otra prueba le habría revelado a este joven la habilidad que tenía para transmitir mentalmente un mensaje, como cuando tuvo una verdadera necesidad de hacerlo. Existen muchos métodos mediante los cuales un estudiante puede reconocer su progreso, si él se tomara el tiempo necesario para analizarse. Primero, debe

realizan

en nuestra vida. Cuando mejoramos

preguntarse si todas las cosas materiales de la vida,

nuestro entonamiento con el Cósmico y atraemos

todas las indulgencias de la mente objetiva -los

Rosacruz

a nuestro cuerpo un influjo de energíavital y creativa

pasatiempos, las experiencias interesantes y los

jul/Sep

que nos conserva en buen estado previniendo así

incidentes divertidos del pasado- son tan

2qq9

las enfermedades, damos por sentado que es una

atrayentes ahora como lo fueron anteriormente. Si

--------- cosa normal gozar de buena salud.

descubre que algunas de esas cosas le parecen

absurdas en la actualidad y que sólo fueron una inútil pérdida de tiempo y de dinero, que fueron cosas infantiles, sórdidas o que menoscabaron su dignidad, entonces puede estar seguro de que su desarrollo cultural ha progresado. Debe advertir, también si aún le atraen los mismos temas de lectura. Si descubre que en el presente sólo le interesan las lecturas intelectuales, instructivas, apacibles y constructivas, entonces puede estar seguro de que ha progresado intelectualmente.

Problemas de la Vida

Después debe poner a consideración los problemas de la vida. Si descubre que sus puntos de vista son más amplios y que sus problemas ya no tienen el poder de deprimirlo, de hacerle sentir temor o indecisión, puede estar seguro de que su comprensión acerca de los verdaderos valores de la vida ha progresado.

Sin embargo, el simple hecho de analizar nuestra salud o nuestro estado financiero, no constituye un examen adecuado. En primer lugar, es improbable que hiciéramos tal examen cuando todas las cosas parecen indicar que hemos progresado. Por lo general, hacemos un análisis de nuestra situación cuando hay motivos de duda, cuando nuestra salud se encuentra quebrantada, sufrimos problemas financieros o falta de empleo, cuando el ambiente que nos rodea es desagradable, o algo similar nos perturba y nos obliga a analizar la situación. Considerar tales incidentes como una indicación de progreso o falta de progreso, es engañarse a sí mismo. ¿En qué criterio se basa usted para medir su progreso en la vida? ¿Qué significa la vida para usted? Si se encontrara en un barco que se estuviera hundiendo o en un edificio envuelto en llamas y donde toda escapatoria pareciera imposible, ¿haría usted lo que han hecho millones de personas en circunstancias similares? ¿Ofrecería todas sus pertenencias mundanas y las bendiciones de que goza a cambio de su vida? ¿Estaría dispuesto a entregar todas las cosas materiales a cambio de librarse del dilema? Si la vida significa tanto para usted, que estaría dispuesto a sacrificar

cualquier cosa material para conservarla, sin lugar a dudas, su vida será de gran valor para usted en

el futuro. Si usted aceptara vivir otra vez sabiendo

que no poseerá absolutamente nada, entonces

deberá considerar que ahora es muy afortunado. Con este punto de vísta, no importa cuánto progreso alcance financiera, social, políticamente,

o en cualquier otra forma; desarrollará una

compresión más intensa y más vital de la vida.

Midiendo el Progreso

Si mañana se convirtiera en millonario, ¿diría usted que su desarrollo ha progresado? Esto sería en verdad difícil, porque existen millonarios que no tienen la menor idea de lo que significa realmente el desarrollo y el progreso. Si estuviera

en perfecto estado de salud, sin sufrir ningún dolor

o malestar, ¿diría usted que ha progresado? Eso también sería muy difícil, ya que el mundo está lleno de gente saludable que no tiene más interés en su

propio desarrollo, en el progreso psíquico o en el dominio de sí mismo, que el que tiene un niño en la cuna.

¿Diría usted que liberarse de las preo­ cupaciones, de los cuidados, ansiedades, responsabilidades, deudas obligaciones, tareas, trabajo, etc., indica que ha progresado? Existen hombres sin preocupaciones, responsabilidades, obligaciones, deudas, ansiedades, trabajo, que no tienen más comprensión de lo que usted y yo queremos decir por progreso, que la que tiene el árbol bajo el cual duermen. El progreso no se puede medir con ninguno de esos criterios. Hay un tiempo y un lugar para cada desafío y para cada prueba, y habrá un tiempo y un lugar para cada demostración y cada manifestación del desarrollo que se está efectuando en su interior. Su primer deber y obligación para con usted mismo es continuar con deseos de progresar y esforzarse por lograrlo. Su deber está claramente definido. Una vez que haya empezado, no debe dudar ni preguntar cómo y cuándo se logra el progreso. Alcanzará el progreso siempre y cuando dirija su mirada hacia la Luz, la Vida y el Amor. A A A

H AY MUCHAS personas hoy en día que

están bajo el dominio emocional del miedo

persona muy ignorante, que no razona, que es de escasa inteligencia, tiene menos temor a lo desconocido que la persona que posee

tengan consciencia directa de la extensión de conocimientos esta superficiales y nociones de

sabiduría. El niño que no conoce mucho de la vida,

tiene menos temor a las cosas desconocidas y se emociona menos por su falta de conocimientos, que el adulto que ha adquirido algunos conocimientos y se ha ocupado de manera incoherente e inadecuada de muchos asuntos que le han dado una idea falsa o incompleta de principios importantes. El niño que nada sabe del fuego, no le teme. La persona que tiene solamente una pequeña experiencia acerca del fuego se convierte en esclava del miedo que le tiene, mientras que el individuo que ha aprendido mucho acerca de él y que ha tenido mucha experiencia en manejarlo, no le tiene temor, y lo mismo sucede con muchos elementos y principios de la vida.

en sus pensamientos y actos, sin que

influencia, mientras que, por otra parte, hay muchas personas que sí se dan cuenta de que el mayor problema que tienen que resolver es ese

Frankenstein esclavizador del miedo.

Muchos de nuestros miembros y numerosos amigos, así como millares de individuos que no tienen relaciones con nuestra organización, nos escriben de vez en cuando preguntando si podríamos ayudarlos a escapar de esta influencia sutil y siempre presente del temor. No nos apresuremos a decir que estamos seguros de que el temor no afecta nuestra vida; pudiéramos ser como millones de personas que aseguran estar libres de creencias supersticiosas y, sin embargo, una investigación superficial de sus pensamientos y prácticas de vida demostraría que sí se dejan guiar, más o menos, por credos, dogmas, ideas y prácticas de superstición que han adoptado inconscientemente. Tal vez la causa principal del miedo, que es casi universal en los seres humanos de todas partes, es el temor a lo desconocido.

Entre psicólogos y psiquiatras se clasifica el miedo a lo desconocido como emoción fun­ damental y como emoción lógica y racional; pero la parte extraña de este temor a lo desconocido es que aumenta con cierto grado de inteligencia y con cierto grado de conocimientos adquiridos. La

Se ha observado que a medida que conocemos mejor los principios fundamentales de las leyes naturales, tememos menos a lo desconocido, a los principios desconocidos, al funcionamiento ignorado de estos principios y a las situaciones y condiciones ignoradas. La mayor expresión del miedo a lo desconocdido la manifiesta un persona cualquiera cuando se da cuenta de que está en su lecho de muerte o cara a cara con la posibilidad de un tránsito inminente. La comprensión de que el estado futuro y las condiciones futuras más allá de la frontera de la vida son desconocidos, engendra los terrores más horribles y hace de las

perspectivas del fallecimiento, el cuadro más espantoso, la imagen más terrorífica en la mente humana, entre aquellos que consideran ese estado futuro como algo desconocido.

A pesar de que cada rama, cada denominación, cada división y secta de la religión cristiana, enseña que la vida más allá de la muerte, o sea la vida que sigue a esta existencia terrenal, es una experiencia magnífica y hermosa, llena de todas las po­ sibilidades de alegría y felicidad, y a pesar de que todas estas denominaciones cristianas entonan cantos de alegría con la esperanza de su contacto espiritual en el futuro, el cristiano común y corriente, en su lecho de muerte, es semejante a una persona cualquiera que no tiene religión alguna, por lo que respecta a su temor de lo desconocido, más allá de la tumba. No decimos esto como crítica de la religión cristiana, sino como crítica de las debilidades de la fe humana. Parece que la fe brindara apoyo al ser humano en asuntos de valor temporal o pasajero, pero cuando se trata de cosas que han de tener mayor duración e influencia continua, parece que la fe tuviera poco valor frente a la falta de conocimiento positivo. Solamente a- quellos que tienen un conocimiento convincente de lo que les aguarda en lo futuro, o aquellos que tienen una fe sublime y trascendente, carecen de temor ante el cambio que se efectúa en el momento del tránsito, y no temen a lo que está más allá de la línea fronteriza.

Este rango de miedo a lo desconocido se manifiesta cuando personas normales entran a un edificio que no conocern y se encuentran en la oscuridad cuando van a cruzar el umbral de un cuarto desconocido. El temor a lo que está más allá del umbral en ese caso, es idéntico al miedo al futuro. Hay quienes temen hacer un viaje en un vapor a través del Pacífico o del Atlántico, porque como nunca han atravesado el océano y no tienen la convicción o el conocimiento positivo de lo que está más allá del horizonte, lo temen. He hablado con muchas personas que comenzaron a expresar este temor en el momento mismo en que el buque se alejaba del muelle y apuntaba su proa hacia el

horizonte de alta mar. Inmediatamente comenzaron

a preguntarse qué traería la noche y qué el mañana,

y qué sucedería en la oscuridad de la noche o en caso de una tormenta, o qué pasaría cundo pusiéramos el pie en tierra extranjera. Pero he

observado que los niños pequeños a veces se precipitan hacia un cuarto oscuro o en lugares vacíos, sin tener consciencia de ningún temor, sin ninguna vacilación que pudiera impedir sus acciones. Sin embargo, después que se ha dicho algo al niño acerca de la oscuridad y se le han dado algunos conocimientos acerca de su peligro

o posibles peligros o peligros imaginarios, este

pequeño conocimiento lo hace consciente de que hay más conocimientos que él no posee y es esta falta de mayores conocimientos lo que constituye el elemento de lo desconocido

Decir al niño que no debe ir a tal o cual parte porque allí está el «coco», lo que era muy común en décadas pasadas, ha dado a los niños más temor por lo desconocido que ninguna otra cosa y ha ejercido una influencia en ellos para toda la vida. El coco, ese personaje ficticio, mítico, sobrenatural de la infancia, creció a medida que los niños crecieron, hasta convertirse en un monstruo como Frarnkenstein, cuando llegaron a adultos, y se encontraba siempre más allá del umbral, detrás de la puerta, o escondido detrás de algún velo o cortina, listo para apresarlos si se aventuraban muy lejos.

El Complejo del Miedo

Esto nos conduce al segundo análisis del complejo del miedo. Se trata de una vacilación que inconscientemente nos afecta y nos posee en nuestro pensamiento y acciones, cuando nos aventuramos en nuevas líneas de conducta, nuevos actos, nuevos campos de pensamiento. Afecta al hombre tanto en sus asuntos como en sus actividades sociales, y afecta a la mujer en el hogar, en sus asuntos familiares y sociales; afecta al joven

y al anciano por igual. Las experiencias de la vida que nos dan sabiduría y conocimientos son las únicas cosas que al fin libran a esos hombres y

mujeres de la influencia del temor. La emoción del

miedo no está siempre en la superficie y no es fácil reconocerla. Muchas personas, si no la mayoría de los hombres y mujeres educados e inteligentes, dan nombres diferentes a este personaje del temor. El nombre más común es el deprecaución o «tener cuidado». Otros nombres usados son: Juicio, Análisis, Preparación, Consideración y Prevención. Quienes aseguran que no tienen creencias supersticiosas os dirán que la vacilación de que a veces dan muestras se debe a un impulso interior,

a una «corazonada», cuando en realidad se trata

de una creencia supersticiosa de que el miedo les está alertando.

La vida es una conquista continua desde la hora del nacimiento hasta la del tránsito. La vida no es simplemente un periodo de adquisiciones. No venimos a esta vida con las manos vacías y la mente vacía, como un libro en blanco con sus páginas prontas a ser llenadas con experiencias humanas y con lecciones y conocimientos que tenemos que aprender amargamente o con alegría. Venimos a esta existencia fortificados con una sabiduría interior, divina, omnipotente, que está pronta y que es suficiente para permitimos dominar cualquier situación y elevarnos más allá de aquellas expericencias de la vida que aguardan a los que no son valerosos sino cobardes. Por lo tanto, nuetra vida es una conquista que resulta de un desafío

que hacen la sabiduría y el yo interno a la ignorancia

y superstición terrenales que nos rodean. Solamente

aquél que no tiene miedo es el que conquista un buen éxito y solamente el valiente es el que recibe la palma de la recompensa.

Rosacruz

Jul/Sep

2009

Las leyes divinas y cósmicas no se sostienen en nuestra valentía, mientras que la cosnciencia y la mente de Dios que están en nosotros nos dan todos los medios necesarios para dominar los gérmenes de las enfermedades, las flaquezas de la vida y las debilidades que hemos adquirido. Sin miedo en nuestra consciencia y con una mente amplia y abierta y con una actitud voluntaria de dejar prevalecer las leyes de Dios y de la naturaleza, nuestra batalla contra las adversidades de la vida

es fácil. Pero cuando damos oportunidad al miedo para que nos influencie, o cuando permitimos que su influencia sutil nos afecte inconscientemente, porque rehusamos expulsarlo de nuestro ser, la conquista de la vida se convierte en una larga y pesada batalla en la cual las probabilidades están contra nosotros en un grado tan alto que el ser humano común y corriente no puede ganar las recompensas que debería.

Vacilaciones

Hay una gran diferencia entre la vacilación que proviene de una verdadera precaución y la vacilación que proviene de un miedo consciente o subconsciente. Podemos tener un vivo espíritu aventurero y estar libres de todo temor, aún al internamos en campos desconocidos o al tomar

parte en exploraciones en territorios ignorados o en regiones inexploradas de cualquier continente,

y hasta al entrar al cráter de algún volcán semi­

dormido, y sin embargo, al mismo tiempo puede tenerse precaución. La precaución no cohíbe nuestras acciones y retarda nuestro proceder, sino que más bien nos hace estar en guardia ante las cosas desconocidas o ante las posibiilidades futuras.

La precaución, la preparación, el análisis y el estudio son cosas excelentes de procedimiento en todos los asuntos de la vida; ellos conducen al progreso y son aliados de la aventura. El miedo, por otra parte, frustra nuestros planes y nos hace retroceder, o nos esclaviza a nuestra posición presente y nos impide avanzar, crecer, expandimos

o desarrollamos.

Herencia

Algunos aseguran que el miedo es una cualidad heredada, especialmente cuando el complejo del miedo está fuertemente desarrollado y no es de índole sutil o subconsciente. No discutiré este punto porque puede ser verdad que cierto grado de miedo haya sido heredado por sustos o situaciones temibles experimentadas por la madre

durante el periodo prenatal, o por una herencia de cobardía procedente de alguno de los progenitores; pero ya sea heredado o adquirido, el miedo es una emoción que puede dominarse y para la cual no hay excusas, y mucho menos la de que sea el resultado de alguna experiencia de nuestros progenitores.

El miedo es la antítesis completa de la valentía. Nos impide ser lo que deberíamos ser; nos roba nuestra divina herencia, que es mucho mayor que cualquier herencia de nuestros padres terrenales.

En primer lugar, el individuo común, en su falta de conocimiento y en su negativa voluntaria a investigar y estudiar los principios más fun­ damentales de nuestra existencia, no comprende que el miedo a una cosa la anima, la fortalece y la eleva hasta convertirla en un amo que nos flagela y nos mantiene en posición humilde e inactiva.

Desde el momento en que permitimos que nuestra consciencia forme una imprensión comprensiva de alguna cosa, debido al miedo que tenemos a ella, creamos esa cosa como una realidad para nosotros, aunque antes no tenía existencia. Cuando damos crédito o consideración a nuestro temor de algo, inmediatamente atamos nuestros pies y nuestras manos con las cadenas que esa cosa terrible ha creado fingidamente por nuestra imaginación o debido a las creencias supersticiosas de la época.

He visto a personas en estado de perfecta salud subir a un buque e inmediatamene acudir a su camarote para devestirse y acostarse, por miedo al mareo. Las he visto varias horas más tarde padeciendo todos los desagrados del mareo y las he oído contar los efectos desagradables del movimiento del barco cuando, en realidad, el barco estaba todavía anclado con toda seguridad, inmóvil junto al muelle sin haberse movido ni un centímetro de donde había estado por varios días. La creencia de que el buque iba a emprender viaje poco después, cuando en realidad debía partir después de la media noche, ha hecho que muchas personas padezcan del mareo una hora después de media

noche, aún cuando el buque, por algún retraso, estuviera todavía atracado al muelle aguardando la marea alta para partir al amanecer. He visto personas que suben a un aeroplano completamente convencidas de que desde el momento en que entraran a él sentirán mareos y, la influencia de este miedo se ha manifestado antes de que hubiera alguna causa física para ello.

Hay hombres y mujeres que han emprendido negocios con tal timidez, con tal vacilación y con una actitud mental basada en el miedo, que desde el mismo comienzo el resultado de sus planes estaba destinado al fracaso, y cada error, cada incidene que retardaba su progreso, y cada suceso desgraciado, podía atribuirse claramente al temor que dominaba sus pensamientos y acciones. Más fortunas se han perdido en manos de quienes vacilaban por miedo, que en manos de aquellos que se aventuraban demasiado rápidamente y sin precauciones. La audacia y el valor engendran poder y producen una actitud mental optimista, constructiva y dada a la aventura, y ésto a su vez atrae condiciones más favorables aún cuando hubiere algunas otras adversas que fuera necesario

dominar. El miedo crea una actitud pesimista, en lo interior, si no en lo extemo. Y esta actitud mental atrae el fracaso e inhibe el pensamiento constructivo

y pone a la mente cínica, dudosa, en capacidad

de crear perspectivas desfavorables que, a su vez, se convierten en realidades que esclavizan al individuo.

Hay una sola manera para que cada individuo elimine de su consciencia la influencia del miedo. Es, ante todo, familiarizándose con los principios fundamentales de la vida y estableciendo en la mente y en el corazón una convicción firme de que todas las actividades del universo son e- sencialmente constructivas y buenas y de que solamente nuestro ángulo especial o punto de vista personal con respecto a algunas de estas fuerzas

y funciones del universo, es lo que las hace tener

la falsa apariencia de ser destructivas. El segundo punto es establecer en nuestra mente y nuestra consciencia la verdad absoluta y eterna de que

El

Rosacruz

Jul/Sep

todos los procesos buenos y constructivos de la naturaleza son el resultado de la consciencia constructiva, benéfica, misericordiosa y amante de Dios, y que Dios es amor y bondad, y que todo lo que parece injusticia y oposición, se debe a nuestra falta de comprensión, a nuestra falta de in­ terpretación de las cosas, tal como ellas son. El tercer punto es convencerse de que el hombre posee el poder creador de Dios y de que es dueño de su propia carrera en la vida y de que puede crear, mental y físicamente, las cosas que requiere, las cosas que imagina y las cosas que lo harán lo que debe ser o lo que Dios dispuso que debiera ser. El cuarto es practicar los principios de esta fe o creencia en la omnipotencia y bondad de Dios, y en el poder creador interior del hombre, rehusando visualizar lo que es desgraciado, destructor, infeliz, pecaminoso o inarmónico para con nuestros mejores intereses. El quinto punto es

í NUESTRAS CUBIERTAS~

ser algo aventurero y audaz y comprender que podemos dominar el mal más fácilmente, de lo que podemos escapar a las conclusiones y creaciones de nuestro propio pensamiento; que la pobreza, la mala salud, la infelicidad, la miseria y el fracaso en la conquista de la vida, son cosas que creamos si les damos vida y poder, gracias a nuestro miedo, a nuestra creencia, a nuestro temor. Sed, pues, valerosos y aseguráos de que vuestra vacilación, vuestro sumo cuidado, vuestras dudas y retardos al investigar, no se deban al miedo, para que no se conviertan en las cadenas que os sujeten a un sitio falso en la vida, y permitid que sólo la imagen luminosa del éxito y la felicidad pase ante vosotros como un desfile glorioso en el horizonte, mientras os encontréis por fuerza en alguna falsa posición y tengáis que presenciar tan sólo el maravilloso desfile.

A

A

A

Portada: Dr. H. Spencer Lewis, F.R. C. Composición alegórica con base a una fotografía que le fue tomada el 22 de enero de 1931, estando ya en pleno desarrollo la sede del Parque Rosacruz. Contraportada: Reunión de la Gran Logia Suprema de AMORC, integrada por el Comité Directivo y los Grandes Maestros de las varias jurisdicciones de la Orden. La sesión tuvo lugar en Tolosa, Francia, en septiembre último, con motivo de la Celebración del Centenario de la Iniciación Rosacruz

2009 ^recibida por el Dr. Harvey Spencer Lewis, F.R.C. en la mencionada ciudad, el 12 de agosto de 1909.^

Del Archivo de ios Recuerdos

/ ---------------------------------------------------------------------------------

Fotografía del Dr. H. Spencer Lewis en 1925

(El Rosacruz - Abr/Jun. 1994)

Fotografía que el Dr.Harvey Spencer Lewis F.R.C., dedicara a la Logia Quetzalcóatl de la Ciudad de México, D. F. el 26 de Octubre de 1925, publicada en el número de esta revista «El Rosacruz» de Abr/Jun. de 1994. La fotografía original se conserva en la Logia mencionada.

PRÓXIMOS EVENTOS DE LA GLH EN 2009 Y 2010

Noviembre 2 a 18 de 2009 VIAJE MÍSTICO CULTURAL DE LA GLH A EGIPTO (*) La GLH se complace en invitar a sus miembros a participar y disfrutar de este atractivo viaje, visitando importantes ciudades del lejano Oriente y los tradicionales santuarios místicos del pasado. Tendrán la oportunidad de recibir las Iniciaciones en la Gran Pirámide, en el Lago Moeris y en la Esfinge. Igualmente tomarán parte en las Ceremonias Especiales en Edfu y Philae -en recintos privados para rosacruces estas dos- y en Tell-el-Amarna. Esta gira tendrá un cupo limitado de participantes, por lo que se les sugiere hacer su reservación mediante el pago de un anticipo de US$ 300.00.

Febrero 26 a 28 de 2010 IX CONVENCION NACIONAL ROSACRUZ DEL PERÚ Hotel Los Delfines. Salón Mediterráneo. Lima. Perú Invitado de Honor a la Convención: Gran Maestro Fr. José Luis Aguilar Moreno. Cursos pre-Convención. Distinguidos Expositores: Fr.: Pedro Raúl Morales, Decano de los Conferenciantes de la GLH, Fr. Diógenes Maradey, Fr.Víctor Raúl Díaz y Fr.Alberto Dulanto Pardo. Informes: Sor. Mary de Mendieta. Calle Zaragoza 483, Puerto Libre. Teléfono número (511) 461 6972 ó a los números ó (511) 436 9204 y 445 7892. e-mail: amorcperu2010@yahoo.es

Mayo 28 a 30 de 2010 CONVENCIÓN NACIONAL DE CHILE

(*)

Invitado de Honor a la Convención:

Previa a la Convención: Gira Mística Cultural visitando en Chile: Viña del Mar, Valpa­

raíso y Fortmont; así como la enigmática

Informes: Gran Consejera Sor. Verónica Lynch, e-mail: thorkath2003@yahoo.com

Gran Maestro Fr. José Luis Aguilar Moreno.

Isla de Pascua y en Argentina: Bariloche

Julio 1 a 3 de 2010 VII CONVENCIÓN NACIONAL U.S.A. 2010 “Sabiduría Antigua para Tiempos Modernos” Sede: Renaissance Hotel, Long Beach, Ca., E.U.A. Cursos pre-Convención. Invitado de honor a la Convención: Gran Maestro, Fr. José Luis Aguilar Moreno. lnformes:Gran Consejero Fr. Feliciano Orozco, Tel. (562) 5371242. e-mail:frcfoo@ aol.com

Agosto 13 y 14 de 2010 CONVENCIÓN TRILINGÜE (Holandés. Inglés y Español) Curazao, Antillas Holandesas.

El

Rosacruz

Jul/Sep

2009

(*) Para mayores informes de estos eventos, contactarse con Sor. Maribel Aguilar Rodríguez de esta Gran Logia, a los teléfonos 00 52 477 104 42 76 Conmutador y 00 52 477 104 49 76 Fax, o por las direcciones electrónicas <glh@rosacruz.org> o <maribel0602@hotma¡l.com>

s

DIFUSION ROSACRUZ

La “Fama Fraternitatis”, precisa de una manera que a veces es alusiva y, otras, muy concreta, la vida y la búsqueda m ística de Christian Rosenkreutz “heredero” de la familia g e r m á n ic a R + C ).

La “confessio Fraternitatis” proporciona en el precisiones sobre la Fama e. Igualmente, sobre la Orden Rosacruz. Precio US $14.00 más gastos de envío.

año 1615 ciertas los comienzos de

LA.TRH.OGfA

ROSAC'FttJGKS l)KU>S

K iuua rrM tv m iio ii'-

( i w

t N

m

F r a tc ru itiiiis

\.n siU xi.\s O afafticu s

En 1616 aparecen “Las Bodas Químicas de Christian Rosenkreutz”, relata alegórico -unque en nuestros días todavía sea considerado por muchos comc^ un texto exclusivamente histórico- sobre la naturaleza profunda y real de la Fraternidad Rosacruz. Precio US $14.00 más gastos de envío.

Los Rosacruces de todos los tiempos se han distinguido por su inquietud, tesón

y

persistencia para conocer los secretos del universo en todos los planos. En

la

actualidad, son los investigadores Rosacruces de todo el mundo, agrupados en el

concejo Internacional de Investigaciones Rosacruces (C.I.1R), quienes realizan esta labor fundamental. Sin embargo, el esfuerzo realizado por estos investigadores solamente adquieren sentido cuando los resultados obtenidos de divulgan y otras personas pueden beneficiarse con ellos. La presente publicación responde a la necesidad de contar con un medio a través del cual todos los Rosacruces afiliados a la G.L.H. Puedan conocer los temas de investigaciones y los resultados obtenidos por los miembros del C.I.I.R. De nuestra Jurisdicción. Precio US $5.00 más gastos de envío.

■n

^

w

»»■■«»?A<«i

Este curso nos plantea un estudio completo sobre la influencia del color

y como sus vibraciones pueden influir en nuestra conciencia excitándola, subyugándola o calmándola. Precio US $12.00 más gastos de envío.