Sei sulla pagina 1di 6
( b a r c ) . 2 0 1 6 ; 3 1 ( 1

PIEL

FORMACION CONTINUADA EN DERMATOLOGIA

FORMACION CONTINUADA EN DERMATOLOGIA www.elsevier.es/piel Cirugı´a dermatolo´ gica Es necesaria la profilaxis
FORMACION CONTINUADA EN DERMATOLOGIA www.elsevier.es/piel Cirugı´a dermatolo´ gica Es necesaria la profilaxis

Cirugı´a dermatolo´ gica

Es necesaria la profilaxis antibio´ tica en cirugı´ a dermatolo´ gica?

Antibiotic prophylaxis is needed in dermatologic surgery?

?

Antibiotic prophylaxis is needed in dermatologic surgery? ? Rafael Salido Vallejo a , * , Marcelino

Rafael Salido Vallejo a , *, Marcelino Gonza´ lez Padilla a , Irene Cuevas Asencio b

y Antonio Ve´ lez Garcı´ a-Nieto a

a Servicio de Dermatologı´a, Hospital Universitario Reina Sofı´a, Co´ rdoba, Espan˜ a b Servicio de Farmacia Hospitalaria, Hospital Universitario Reina Sofı´a, Co´ rdoba, Espan˜ a

Introduccio´ n

La infeccio´ n de la herida quiru´ rgica (IHQ) es una complicacio´ n poco frecuente en cirugı´a dermatolo´ gica que aparece en un 2- 3% de los pacientes intervenidos. Sin embargo, en presencia de determinados factores de riesgo estas tasas pueden elevarse hasta a un 28% 1 . La mayorı´a de las intervenciones quiru´ rgicas dermatolo´ gicas se realizan en localizaciones crı´ticas de la anatomı´a facial, por lo que las posibles complicaciones derivadas de una IHQ (dehiscencia de la sutura, necrosis del injerto o colgajo, cicatrizacio´ n ano´ mala) van a tener una importante repercusio´ n funcional y cosme´ tica 2 . El riesgo elevado de ciertos pacientes de desarrollar una IHQ y sus consecuencias hacen que la administracio´ n de profilaxis antibio´ tica sea una actuacio´ n extendida en cirugı´a dermato- lo´ gica para evitar esta complicacio´ n. La profilaxis antibio´ tica tiene como objetivo no solo prevenir la aparicio´ n de la IHQ, sino tambie´ n infecciones a distancia en individuos de riesgo, principalmente la endocar- ditis infecciosa y la infeccio´ n de pro´ tesis articulares. La falta de guı´as de consenso especı´ficas en cirugı´a dermatolo´ gica ha propiciado que se extrapolen datos de otras guı´as existentes en otras especialidades, como cirugı´a pla´ stica 3 , y que se utilicen recomendaciones generales emitidas por organismos oficiales de referencia en el campo de las enfermedades infecciosas como los Centers for Disease Control and prevention o

la Sociedad Espan˜ ola de Enfermedades Infecciosas y Micro- biologı´a Clı´nica 4 . Este de´ ficit de guı´as especı´ficas es motivo de confusio´ n en muchas ocasiones para el dermato´ logo, lo que suele ocasionar una indicacio´ n excesiva de la profilaxis antibio´ tica 5 . Este uso indiscriminado de antibio´ ticos provoca una aparicio´ n de resistencias bacterianas, produce una iatrogenia evitable y aumenta de forma injustificada el gasto sanitario. El presente artı´culo pretende revisar la bibliografı´a exis- tente en la administracio´ n de profilaxis antibio´ tica en cirugı´a dermatologı´a en funcio´ n de la evidencia cientı´fica disponible, ası´ como proponer un sencillo algoritmo que nos facilite la toma de decisiones en nuestros pacientes.

Infeccio´ n de la herida quiru´ rgica

Se define IHQ como una infeccio´ n desarrollada en los 30 dı´as posteriores al acto quiru´ rgico, y que asienta en la zona incisional, o´ rgano o espacio involucrados en la cirugı´a. Se dividen las IHQ en incisionales superficiales (piel), incisionales profundas (tejido blandos ma´ s profundos como la fascia y el mu´ sculo) y de o´ rganos/espacios (infeccio´ n en capas ma´ s profundas que la fasciomuscular) 6 . Existen determinados factores de riesgo que se han relacionado con un mayor porcentaje de aparicio´ n de la IHQ. Uno de los ma´ s aceptados, y que condiciona en gran

* Autor para correspondencia . Correo electro´ nico: rsalidovallejo@gmail.com (R. Salido Vallejo).

0213-9251/ # 2016 Elsevier Espan˜ a, S.L.U. Todos los derechos reservados.

722

p i e l ( b a r c ) . 2 0 1 6 ; 3 1 ( 1 0 ) : 7 2 1 – 7 2 6

Tabla 1 – Clasificacio´ n de las heridas quiru´ rgicas en relacio´ n con el tipo de campo quiru´ rgico en el que se producen

Tipo de herida quiru´ rgica

Descripcio´ n

Intervenciones dermatolo´ gicas ma´ s frecuentes

Tasas de

 

infeccio´ n

Clase I: limpia

Cirugı´a en campo este´ ril que no penetra en la mucosa digestiva, respiratoria ni genitourinaria y que no presenta signos de inflamacio´ n aguda ni traumatismo Cirugı´a que penetra en la mucosa digestiva, respiratoria o genitourinaria sin contaminacio´ n inusual Transgresiones menores de la asepsia quiru´ rgica

Cirugı´a dermatolo´ gica electiva

< 5%

Clase II: limpia-contaminada

Cirugı´a dermatolo´ gica en regiones nasal, oral, pabello´ n auricular, axilas, inguinal, perine´ , plantas de los pies y aparato ungueal

10%

Clase III: contaminada

Cirugı´a que penetra en la mucosa digestiva o

20-30%

genitourinaria con salida inusual de material Campos con inflamacio´ n aguda no purulenta Traumatismos abiertos recientes (< 4 h) Transgresiones mayores de la asepsia quiru´ rgica Clase IV: sucia Campos quiru´ rgicos infectados Traumatismo de ma´ s de 4 h de evolucio´ n o con tejido desvitalizado o cuerpos extran˜ os Territorios con supuracio´ n

Quistes no rotos Tumores con inflamacio´ n

Drenaje de abscesos Quistes rotos Hidradenitis supurativa

30-40%

medida la decisio´ n de la utilizacio´ n de profilaxis antibio´ tica, es el tipo de campo quiru´ rgico sobre el que se incide (tabla 1). La mayorı´a de las intervenciones quiru´ rgicas realizadas en dermatologı´a corresponderı´an a cirugı´as limpias, en las cuales

Tabla 2 – Factores de riesgo para el desarrollo de una infeccio´ n de la herida quiru´ rgica

´

A mbito de estudio a

Factores de riesgo

Derivados del paciente Cirugı´a dermatolo´ gica

Edad avanzada Tabaquismo Diabetes

Otras cirugı´as

Inmunosupresio´ n Factores nutricionales: obesidad, malnutricio´ n Insuficiencia renal cro´ nica Abuso de alcohol Enfermedades siste´ micas severas Enfermedad vascular perife´ rica Infecciones a distancia concomitantes Transfusio´ n sanguı´nea perioperatoria Radioterapia previa en el a´ rea quiru´ rgica

Derivados de la intervencio´ n quiru´ rgica

Cirugı´a dermatolo´ gica

Heridas clase III y IV Duracio´ n intervencio´ n > 2 h Localizacio´ n:

- Inguinal

- Perine´

- Escisio´ n en V-bloque en labio/ pabello´ n auricular

Debajo de la rodilla Te´ cnica quiru´ rgica:

-

- Injertos

- Colgajos

- Sutura a tensio´ n

Otras cirugı´as

Localizacio´ n en la mano Intervenciones mu´ ltiples simulta´ neas Implantes

a Evidencia obtenida procedente de estudios realizados en el a´ mbito de la cirugı´a dermatolo´ gica o de otras cirugı´as.

no estarı´a indicada de rutina la profilaxis antibio´ tica. En la tabla 2 se recogen los factores endo´ genos del paciente o aquellos que derivan de la intervencio´ n quiru´ rgica y que han mostrado un aumento significativo del porcentaje de IHQ, ya sea en estudios realizados en el a´ mbito de la cirugı´a dermatolo´ gica 7 o de otras cirugı´as.

Recomendaciones generales de la profilaxis antibio´ tica

Existen una serie de recomendaciones generales en cuanto al uso de profilaxis antibio´ tica perioperatoria que son comunes a todos los tipos de cirugı´a, y que deberı´an seguirse como norma salvo en determinadas situaciones (alergia a fa´ rmacos, tipo de cirugı´a, pro´ tesis, etc,) en las que pueden modificarse de forma individualizada.

1. La IHQ se relaciona en la mayorı´a de las ocasiones con la carga bacteriana que alcanza la herida quiru´ rgica desde el momento de la incisio´ n hasta el cierre, por lo que necesitamos una alta concentracio´ n de antibio´ tico en la zona de la intervencio´ n durante la misma 8 . Aunque no existe un intervalo exacto de tiempo para la administracio´ n de la profilaxis, se recomienda hacerlo en los 60-120 min previos a la cirugı´a en funcio´ n del fa´ rmaco utilizado. Se considera o´ ptimo el momento previo a la incisio´ n (o durante la induccio´ n aneste´ sica).

2. La vı´a intravenosa es de eleccio´ n. En casos en los que no sea posible puede realizarse profilaxis oral.

3. Aunque la duracio´ n o´ ptima de la profilaxis antibio´ tica es desconocida, se establece como de eleccio´ n una u´ nica dosis de antibio´ tico (en funcio´ n de la duracio´ n de la intervencio´ n). En los casos en los que la duracio´ n de la intervencio´ n sea elevada, o la pe´ rdida de sangre sea mayor de 1 l, estarı´a indicada una segunda dosis del mismo antibio´ tico.

4. En la mayorı´a de los procesos quiru´ rgicos existe un consenso en cuanto a la utilizacio´ n de cefalosporinas de primera generacio´ n (cefazolina). En funcio´ n de la localiza- cio´ n y los agentes causales el antibio´ tico de eleccio´ n puede

p i e l ( b a r c ) . 2 0 1 6 ; 3 1 ( 1 0 ) : 7 2 1 – 7 2 6

723

cambiar. Deben utilizarse antibio´ ticos con el espectro ma´ s estrecho posible para evitar cambios en las tasas de colonizacio´ n de la flora bacteriana comensal e inducir aparicio´ n de resistencias. 5. No se ha observado beneficio en prolongar postoperator- iamente la profilaxis ma´ s de 24 h independientemente del uso de drenajes o cate´ teres.

Indicaciones de profilaxis antibio´ tica en cirugı´ a dermatolo´ gica

Profilaxis antibio´tica de la infeccio´n de la herida quiru´ rgica

No existen ensayos clı´nicos en cirugı´a dermatolo´ gica que sustenten una evidencia cientı´fica clara en cuanto a la utilizacio´ n de profilaxis antibio´ tica. Todas las recomendacio- nes se basan en estudios realizados en otras especialidades quiru´ rgicas, y en las recomendaciones que diferentes socie- dades cientı´ficas de prestigio (American Academy of Dermato- logy) realizan en funcio´ n de la presencia de factores de riesgo que se asocian con elevadas tasas de IHQ 9 . Parece clara la indicacio´ n de profilaxis antibio´ tica en cirugı´as dermatolo´ gicas realizadas en campos quiru´ rgicos limpios-contaminados, contaminados y sucios 10 . Sin embargo, la indicacio´ n en campos quiru´ rgicos limpios no esta´ tan clara. Aunque de forma general no se aconseja la

al

utilizacio´ n de profilaxis antibio´ tica en campos limpios,

igual que en cirugı´a pla´ stica, la recomendacio´ n de profilaxis antibio´ tica solo afecta a aquellos casos con factores de riesgo de cirugı´a limpia contaminada que justifiquen una mayor probabilidad de IHQ (grado de recomendacio´ n C:

opinio´ n de expertos) 11 . La mayorı´a de autores adoptan estas recomendaciones haciendo especial mencio´ n a la indivi- dualizacio´ n de cada caso, la entidad de la intervencio´ n y la relevancia de las posibles consecuencias de la IHQ en el paciente 12 . El uso de profilaxis antibio´ tica previa a la realizacio´ n de procedimientos quiru´ rgicos menores, como la crioterapia, electrocoagulacio´ n, la´ ser no ablativo, biopsias cuta´ neas y pequen˜ as extirpaciones no estarı´a justificado salvo en casos excepcionales 13 .

Seleccio´ n del antibio´ tico

La eleccio´ n de un antibio´ tico a la hora de administrar profilaxis empı´rica va a depender del agente pato´ geno sobre el que queremos actuar. Las bacterias pato´ genas ma´ s frecuentes van

a variar segu´ n la localizacio´ n, por lo que debemos ajustar el espectro antimicrobiano de la forma ma´ s precisa posible segu´ n la zona de la intervencio´ n (tabla 3). El Staphylococcus epidermidis forma parte de la flora normal de la piel de la parte superior del cuerpo en el 50% de los pacientes. Aunque es muy poco frecuente que sea causa de IHQ, es uno de los principales agentes pato´ genos productores de endocarditis bacterianas. En las a´ reas de piel glabra debemos utilizar antibio´ ticos que cubran al Staphylococcus aureus y al Streptococcus pyogenes fundamentalmente, mientras que en la mucosa oral y nasal los anaerobios y cepas de Streptococcus viridans son los

pato´ genos ma´ s frecuentes. Las a´ reas intertriginosas, pabe- llones auriculares, y las adyacentes al tracto gastrointestinal y genitourinario suelen estar colonizadas por S. aureus y bacilos gram —como la Pseudomona, Klebsiella o E. coli—. Pueden existir diferencias en la ecologı´a local en funcio´ n del a´ rea geogra´ fica, especialmente en cepas resistentes a antibio´ ticos como S. aureus meticilı´n-resistentes o algunas especies de Candida. Este condicionante podrı´a llevar a adaptaciones locales de las recomendaciones generales en funcio´ n de la prevalencia de estos microorganismos en determinados centros. Aunque la vı´a intravenosa es de eleccio´ n, por permitir una biodisponibilidad adecuada y garantizar el cumplimiento de su administracio´ n, en los casos en los que esta no sea posible

la vı´a oral es una buena alternativa. Siempre se deben utilizar

dosis en el rango elevado del margen terape´ utico (tabla 4). La utilizacio´ n de antibioterapia to´ pica no estarı´a justificada tras la intervencio´ n quiru´ rgica, ya que no ha demostrado beneficio en la prevencio´ n de IHQ en comparacio´ n con vaselina, y esta´ sujeta a posibles complicaciones como el desarrollo de dermatitis ale´ rgica de contacto 14 .

Profilaxis de infecciones a distancia

El riesgo de bacteriemia en la realizacio´ n de procedimientos invasivos en dermatologı´a se estima en un 1,9%. Este riesgo es muy bajo en comparacio´ n con otros procedimientos, como las extracciones dentales (60-90%) o incluso actividades de la

Tabla 3 – Pautas de profilaxis antibio´ tica de la infeccio´ n perioperatoria de la herida quiru´ rgica segu´ n la localizacio´ n y pato´ genos ma´ s frecuentes

Localizacio´ n

Agentes causales

Fa´ rmacos

Piel glabra

Staphylococcus aureus Streptococcus

Eleccio´ n

Cefazolina Amoxicilina Ampicilina Clindamicina Vancomicina Amoxicilina/clavula´ nico Cefoxitina Clindamicina Metronidazol Amoxicilina/clavula´ nico Gentamicina Azitromicina Claritromicina Ciprofloxacino

Alternativas

 

Alergia a b -lacta´ micos

Mucosa oral o nasal

Anaerobios

Eleccio´ n Alternativas Alergia a b -lacta´ micos

Streptococcus

Pabellones auriculares, a´ reas intertriginosas (axila, inguinal, perine´ )

Staphylococcus aureus Gram negativos Pseudomonas E. coli Klebsiella

Eleccio´ n Alternativas Alergia a b -lacta´ micos

724

p i e l ( b a r c ) . 2 0 1 6 ; 3 1 ( 1 0 ) : 7 2 1 – 7 2 6

Tabla 4 – Pautas de administracio´ n de antibio´ ticos en profilaxis de la infeccio´ n de la herida quiru´ rgica

 
 

Antibio´ tico

Categorı´a

Vı´a

Dosis

Inicio de la administracio´ n

Duracio´ n de la infusio´ n

Repeticio´ n

 

embarazo FDA

dosis a

Amoxicilina/clavula´ nico Amoxicilina Ampicilina Azitromicina Cefalexina Cefazolina

B

IV

2 g 2 g 2 g 500 mg 2 g 2 g 3 g si > 120 kg 2 g 400 mg 500 mg 500 mg 600 mg 600 mg 5 mg/kg 15 mg/kg 1 g

5-60 min

5 min

6 h

B

VO

30-60 min

-

6 h

B

IV

5-60 min

5 min

2 h

B

VO

30-60 min

-

NA

B

VO

30-60 min

-

6 h

B

IV

5-60 min

5 min

4 h

Cefoxitina

B

IV

5-60 min

5 min

2 h

Ciprofloxacino

C

IV

60-120 min

60 min

NA

 

VO

30-60 min

-

NA

Claritromicina

B

VO

30-60 min

-

NA

Clindamicina

B

IV

60 min

30 min

6 h

 

VO

30-60 min

-

6 h

Gentamicina

C

IV

90 min

30 min

NA

Vancomicina

C b

IV

120 min

60 min

NA

Metronidazol

B c

IV

60 min

60 min

NA

a

Tiempo de repeticio´ n de dosis antibio´ tica contabilizada a partir de la dosis inicial. NA (no aplica) se debe a que la repeticio´ n de la dosis se recomienda cuando la duracio´ n de la intervencio´ n es mayor a 2 veces la vida media de eliminacio´ n del fa´ rmaco. Salvo en intervenciones de duracio´ n extraordinariamente prolongada, no serı´a necesaria con estos antibio´ ticos.

b La vancomicina oral pertenece a la categorı´a B, mientras que la intravenosa a la C.

 

c Evitar su uso en el primer trimestre del embarazo.

 

vida diaria (2,1%). En la actualidad no disponemos de datos especı´ficos en cirugı´a dermatolo´ gica sobre la profilaxis de infecciones a distancia, no obstante en sujetos de riesgo se recomienda la profilaxis antibio´ tica para prevenir el desarrollo de estas infecciones, fundamentalmente endocarditis e infeccio´ n de pro´ tesis articulares 10 .

Endocarditis infecciosa

En 2007 la American Heart Association actualizo´ sus guı´as de recomendacio´ n de profilaxis antibio´ tica en cirugı´a para la prevencio´ n de endocarditis infecciosa, disminuyendo el nu´ mero de indicaciones en un 90% 15 . En cirugı´a dermatolo´ gica actualmente tan solo se recomienda en pacientes de alto riesgo (tabla 5) sometidos a procedimientos sobre piel infectada o que afectan a la mucosa oral. Aunque en la mayorı´a de las ocasiones las endocarditis infecciosas son polimicrobianas, se recomienda cubrir un

espectro especı´fico en funcio´ n de la localizacio´ n

sometida a

cirugı´a y su flora (tabla 6). En piel contaminada, los agentes productores de endocarditis ma´ s frecuentemente aislados son estafilococos y estreptococos b-hemolı´ticos, mientras que en mucosa oral es el Streptococcus viridans. Debido a la baja incidencia de bacteriemia durante procedimientos sobre la mucosa genitourinaria, no se recomienda profilaxis infecciosa en estos casos.

Tabla 5 – Factores de alto riesgo para desarrollar una infeccio´ n a distancia en pacientes sometidos a cirugı´ a

Endocarditis infecciosa

Infeccio´ n pro´ tesis articular

Antecedentes de endocarditis infecciosa Va´ lvula prote´ sica o material prote´ sico utilizado en la reparacio´ n Cardiopatı´as conge´ nitas ciano´ ticas no reparadas

Infeccio´ n previa de la pro´ tesis

Inmunodepresio´ n

Cirugı´a reemplazo de pro´ tesis < 2 an˜ os

En casos en los que se haya producido durante la cirugı´a una apertura de la mucosa oral no programada, la profilaxis puede darse hasta 2 h despue´ s de la cirugı´a. La corta duracio´ n de la mayorı´a de las intervenciones dermatolo´ gicas hace innecesaria una repeticio´ n de dosis antibio´ tica, salvo en casos excepcionales en los que la cirugı´a tiene una duracio´ n mayor de 2 veces la vida media del antibio´ tico utilizado.

Infeccio´ n de pro´ tesis e implantes

El aumento progresivo de implantes de dispositivos internos en medicina y su riesgo de infeccio´ n de la vı´a hemato´ gena a partir de focos a distancia, ha motivado un creciente intere´ s en las actuaciones dirigidas a la disminucio´ n de este tipo de infecciones. Se ha identificado un grupo de pacientes (tabla 5) con un mayor riesgo de desarrollar infecciones de la pro´ tesis articular en procedimientos dentales 16 . Diferentes documen- tos de consenso extrapolan estos datos a procedimientos dermatolo´ gicos que perforan la mucosa oral, siempre teniendo en cuenta que el riesgo de bacteriemia es menor. Por esta razo´ n se recomienda el uso de profilaxis antibio´ tica en aquellos pacientes sometidos a cirugı´a dermatolo´ gica en la que se ve afectada la mucosa oral, o que se realiza sobre piel infectada 10 , ya que tambie´ n se ha sugerido que es una de las principales fuentes de infeccio´ n tardı´a de la pro´ tesis articular 17 . Las pautas de profilaxis son ide´ nticas a las de endocarditis, aunque existen pequen˜ as diferencias en la prevalencia de los microorganismos causales ma´ s frecuentemente aislados en las infecciones de la pro´ tesis articular, siendo S. aureus y S. epidermidis (tabla 6). La administracio´ n de la profilaxis anti- bio´ tica debe realizarse 60 mins antes de la incisio´ n. La American Heart Association no aconseja el uso de profilaxis antibio´ tica perioperatoria en pacientes con otros dispositivos implantados como marcapasos, desfibriladores internos, neuroestimuladores o derivaciones vasculares o ventriculope- ritoneales.

p i e l ( b a r c ) . 2 0 1 6 ; 3 1 ( 1 0 ) : 7 2 1 – 7 2 6

725

Tabla 6 – Profilaxis de endocarditis infecciosa e infeccio´ n de pro´ tesis articulares en cirugı´ a dermatolo´ gica

Indicacio´ n

Agentes causales

Fa´ rmacos a

Mucosa oral

Endocarditis:

Eleccio´ n:

Streptococcus viridans Infeccio´ n pro´ tesis articular:

Oral: amoxicilina 2 g Intravenosa: amoxicilina 2 g

Staphylococcus aureus Staphylococcus epidermidis

Oral:

Alternativas y ale´ rgicos a b -lacta´ micos:

 

- Azitromicina 500 mg

- Claritromicina 500 mg

 

-

Clindamicina 600 mg

Piel infectada

Endocarditis:

Intravenosa: clindamicina 600 mg Eleccio´ n:

Staphylococcus aureus, Streptococcus b-hemolı´tico Infeccio´ n pro´ tesis articular:

Staphylococcus aureus, Staphylococcus epidermidis

Oral: Amoxicilina 2 g Intravenosa: Amoxicilina 2 g Alternativas:

Oral:

-

Cefalexina 2 g Intravenosa:

 

- Cefazolina 2 g

- Ceftriaxona 1 g

Ale´ rgicos a b-lacta´ micos:

 

Oral:

 

- Azitromicina 500 mg

- Claritromicina 500 mg

 

-

Clindamicina 600 mg Intravenosa:

-

Clindamicina 600 mg

a Se recomienda iniciar la administracio´ n 30-60 min antes de la incisio´ n en la prevencio´ n de las endocarditis bacterianas y 60 min antes de la incisio´ n en la prevencio´ n de pro´ tesis articulares.

¿Paciente en riesgo de endocarditis o de infección de prótesis articular? Intervención sobre No Sí
¿Paciente en riesgo de endocarditis o de
infección de prótesis articular?
Intervención sobre
No
piel infectada
¿Cumple algún criterio?
Intervención sobre
Amoxicilina 2 g
- Cirugía limpia-contaminada,
mucosa oral
contaminada o sucia
- Duración cirugía > 2 horas
Amoxicilina/Clavulánico
- Localización:
2 g i.v.
- Debajo de la cintura
- Mano
- Labio/Pabellón auricular
¿Apertura
- Injerto
mucosa oral u ORL?
- Colgajo
No
- Cierre a tensión
- Radioterapia previa
Cafazolina 2 g i.v.
- Inmunodepresión

Figura 1 – Propuesta de algoritmo de decisio´ n sobre la profilaxis antibio´ tica en cirugı´ a dermatolo´ gica.

Conclusiones

La utilizacio´ n de profilaxis antibio´ tica en cirugı´a dermato- lo´ gica sigue siendo controvertida en la actualidad. La falta de ensayos clı´nicos controlados en intervenciones quiru´ r- gicas cuta´ neas, que nos permitan demostrar la efectividad

de la antibioticoterapia en la prevencio´ n de la IHQ, hace que las guı´as actuales se basen en recomendaciones de expertos y datos extrapolados de cirugı´as similares. En este artı´culo proponemos un sencillo algoritmo de profilaxis antibio´ tica en cirugı´a dermatolo´ gica en funcio´ n de estas recomenda- ciones de las diferentes sociedades y organismos compe- tentes (fig. 1).

726

p i e l ( b a r c ) . 2 0 1 6 ; 3 1 ( 1 0 ) : 7 2 1 – 7 2 6

Sin embargo, se precisan estudios que aporten una evidencia cientı´fica de mayor calidad en cirugı´a dermatolo´ gica y nos permitan optimizar la profilaxis antibio´ tica, reduciendo las tasas de infecciones en pacientes de riesgo sin producir una promocio´ n de las resistencias antibio´ ticas de los diferentes agentes pato´ genos.

Conflicto de intereses

Los autores declaran no tener ningu´ n conflicto de intereses.

Puntos clave

1. Aunque carecemos actualmente de guı´as especı´ficas para el uso de profilaxis antibio´ tica en cirugı´a der- matolo´ gica, es de suma importancia una correcta seleccio´ n de los pacientes que ma´ s pueden benefi- ciarse de esta pra´ ctica.

2. La administracio´ n del antibio´ tico deber realizarse de forma previa a la incisio´ n, con un tiempo que varı´a en funcio´ n de las caracterı´sticas farmacocine´ ticas del antibio´ tico elegido.

3. La vı´a de eleccio´ n es la intravenosa, siendo la cefa- zolina el antibio´ tico de eleccio´ n en piel glabra y la amoxicilina/clavula´ nico en los casos en los que se perfore la mucosa oral/respiratoria.

4. La profilaxis de endocarditis bacteriana e infeccio´ n de pro´ tesis articular solo estarı´a indicada en pacientes de alto riesgo que van a ser sometidos a intervenciones que incluyen la mucosa oral o aquel- las realizadas sobre la piel infectada.

5. La profilaxis postoperatoria de antibio´ ticos orales o to´ picos no estarı´a justificada para prevenir la infec- cio´ n de la herida quiru´ rgica.

b i b l i o g r a f i´ a

6. Centers for Disease Control and Prevention. Surgical Site Infection (SSI) Event. Procedure-associated Module. Atlanta:

CDC; 2015 [comnsultado 17 Nov 2015]. Disponible en: http://

www.cdc.gov/nhsn/PDFs/pscManual/9pscSSIcurrent.pdf