Sei sulla pagina 1di 6
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo Ambiente de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo
Ambiente de Trabajo III: Iluminación
Ing. Oscar Pesci
Módulo 1

4. Leyes Fundamentales de la luminotecnia

4.1. Ley de la inversa del cuadrado de la distancia

La iluminancia producida en un punto de una superficie por una fuente luminosa en la dirección determinada por la recta que une la fuente con el punto de la superficie y para una distancia dada, se deduce la Fig. 4.1.

y para una distancia dada, se deduce la Fig. 4.1. Fig. 4.1.- Distribución del flujo luminoso

Fig. 4.1.- Distribución del flujo luminoso sobre distintas superficies.

El manantial luminoso puntual F emite el mismo flujo en todas direcciones del espacio. En la superficie S 1 colocada perpendicularmente a una dirección determinada distante del foco 1 m se obtendrá una iluminancia regular E 1 ; en otra superficie S 2 = 4.S 1 , distante 2 m, una iluminancia E 2 ; y en S 3 = 9.S 1 , distante 3 m, E 3 , cuyos valores serán:

E 1 E 2 =

E

1

=

E

1

4

3

9

E

Ec.4.1

En los tres casos la intensidad luminosa I=Φ/Ω es la misma, ya que el ángulo sólido es común a las tres superficies por lo que se puede establecer la siguiente ley:

“Para un mismo manantial luminoso las iluminancias en diferentes superficies situadas perpendicularmente a la dirección de la radiación son directamente proporcionales a la intensidad luminosa del foco, e inversamente proporcionales al cuadrado de la distancia que la separa del mismo”

Esta ley se expresa por la fórmula:

E =

I

d

2

Ec.4.2

La ley de la inversa del cuadrado de la distancia se cumple cuándo se trata de una fuente puntual de superficies perpendiculares a la dirección del flujo luminoso y cuando la distancia es grande en relación con el tamaño del foco, Fig. 4.2. Para fuentes de luz secundaria (luminaria), se considera suficientemente exacta, si la distancia es por lo menos cinco veces; la máxima dimensión de la luminaria.

Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo Ambiente de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo
Ambiente de Trabajo III: Iluminación
Ing. Oscar Pesci
Módulo 1
de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar Pesci Módulo 1 Fig. 4.2.- Distribución del flujo luminoso sobre
de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar Pesci Módulo 1 Fig. 4.2.- Distribución del flujo luminoso sobre

Fig. 4.2.- Distribución del flujo luminoso sobre distintas superficies.

Según esta ley, un manantial con una intensidad luminosa uniforme de 36 candelas, que emite luz en un ángulo sólido siempre constante, producirá sobre una superficie situada perpendicularmente a la dirección de radiación, a las distancias de 1,2 y 3 m, las siguientes iluminancias:

En la superficie a 1 m

En la superficie a 2 m

En la superficie a 3 m

E 1 =

I

36

= = 36

d

2

1

1

2

E

E

2

=

3 =

I

36

=

d

2

2

I

2

2

36

=

d

2

3

3

2

= 9

= 4

lux

lux

lux

De donde se deduce que: E 1 = 4 E 2 = 9 E 3

Se puede observar que el mismo flujo luminoso para la distancia de 2 m se reparte sobre una superficie cuatro veces mayor que para la distancia de 1 m, y de la misma forma para la distancia de 3 m se reparte sobre una superficie nueve veces mayor. Como E = I=Φ/S, la iluminación resultante en cada superficie es respectivamente cuatro y nueve veces menor que en S.-.

4.2. Ley del coseno

En el caso anterior la superficie estaba situada perpendicularmente a la dirección de los rayos luminosos, pero cuando forma con ésta un determinado ángulo α, como el manantial F’ de la Fig. 4.3, la fórmula de la ley de la inversa del cuadrado de la distancia hay que multiplicarla por el coseno del ángulo correspondiente cuya expresión constituye la llamada "ley del coseno” que se enuncia así:

E =

I

d

2

.cos(

α

)

Ec. 4.3

“La iluminancia en un punto cualquiera de una superficie es proporcional al coseno del ángulo de incidencia de los rayos luminosos en el punto iluminado.”

Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo Ambiente de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo
Ambiente de Trabajo III: Iluminación
Ing. Oscar Pesci
Módulo 1

En la Fig. 4.3 se representan dos fuentes de luz F y F´ con igual intensidad luminosa (I) y a la misma distancia (d) del punto P. A la fuente F con un ángulo de incidencia α igual a cero, corresponde un cos0 = 1, y produce una iluminación en el punto P de valor:

 

I

Ec. 4.4

E =

d

2

.1

De la misma forma el F´ con un ángulo α = 60°, al que corresponde el cos60° = 0,5, producirá en el mismo punto una iluminación de valor:

E

'

' I

' p

=

d

2

.0,5

Ec. 4.5

Por lo tanto, E 0 = 0,5 · E p , es decir, para obtener la misma iluminación en el punto P, la

intensidad luminosa de la fuente F´ debe ser el doble de la que tiene la fuente F. En la práctica, generalmente no se conoce la distancia d del foco al punto considerado, sino su altura h a la horizontal del punto, y al ser cos (α) = h / d y d = h/cos (α), sustituyendo este valor en la fórmula anterior se obtiene la siguiente en la cual interviene la altura h.

E =

I

h

2

[

. cos(

α

)

] 3

Ec. 4.6

la altura h. E = I h 2 [ . cos( α ) ] 3 Ec.

Fig.4.3.- Iluminancia en un punto desde dos fuentes de luz con diferente ángulo de incidencia.

4.3. Iluminancia normal, horizontal y vertical.

Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo Ambiente de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo
Ambiente de Trabajo III: Iluminación
Ing. Oscar Pesci
Módulo 1

En la Fig. 4.4 el manantial luminoso originado por el foco F ilumina tres planos situados en posiciones normal, horizontal y vertical respecto al mismo. Cada uno de ellos tendrá una iluminancia llamada:

E N = iluminancia normal

E H = iluminancia horizontal

E V = iluminancia vertical

= iluminancia horizontal E V = iluminancia vertical Fig. 4.4.- Iluminancia normal, horizontal y vertical en

Fig. 4.4.- Iluminancia normal, horizontal y vertical en un punto.

El valor de la iluminancia normal, horizontal y vertical para el punto P de la figura se determina de la siguiente forma:

Iluminación normal.

Aplicando la ley de la inversa del cuadrado de la distancia:

E

N

=

I

α

d

2

Ec. 4.7

Siendo I α = intensidad luminosa bajo el ángulo α. Prácticamente, sólo se considera la iluminancia normal de un punto en el caso que este se encuentre situado en la vertical del manantial luminoso sobre el plano horizontal.-

Iluminancia horizontal.

Aplicando la ley del coseno

Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo Ambiente de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo
Ambiente de Trabajo III: Iluminación
Ing. Oscar Pesci
Módulo 1

E

E

H

H

=

=

E

I

N

α

d

2

. cos(

. cos(

α

α

)

)

y en relación con la altura h

E =

H

I α

h

2

[

. cos(

α

)

] 3

Iluminación vertical.

Aplicando la ley del coseno

E

E

V

V

=

=

E

E

N

N

.cos( β )

)

sen(

α

E =

V

E =

V

I

α

h

I

2

α

a

2

.sen(

[

. sen(

α

[

). cos(

α

)

] 2

; (en función de la altura h)

α

)

] 3

; (en función de la distancia horizontal a)

Ec. 4.8

Ec. 4.9

Ec. 4.10

Ec. 4.11

Ec. 4.12

4.4. Iluminación de planos inclinados.

El plano vertical puede cambiar a través de un ángulo como el que aparece en la Fig. 4.5. Dicho ángulo es el que forma el plano vertical que contiene al punto P con el plano de incidencia de la luz.

contiene al punto P con el plano de incidencia de la luz. Fig. 4.5.- Iluminancia en

Fig. 4.5.- Iluminancia en el punto P.

Teniendo esto en cuenta, la expresión anterior se transforma en:

Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo Ambiente de Trabajo III: Iluminación Ing. Oscar
Ingeniería en Seguridad e Higiene en el Trabajo
Ambiente de Trabajo III: Iluminación
Ing. Oscar Pesci
Módulo 1

E

I

=

P h

α

2

.cos

α

2

.sen

α

.cos

γ

[lx]

Ec. 4.13

Donde, h es la altura vertical de la fuente de luz sobre el plano horizontal que contiene al punto

P.

4.5.

Ley de Lambert

Existen superficies emisoras o difusoras como la de la figura 4.6 que al observarlas desde distintos ángulos se tiene la misma sensación de claridad. A estas superficies se las denomina emisores o difusores perfectos. Si L o es la luminancia según la normal y L α la luminancia según el ángulo de observación α, se verifica que L α = L o para cualquier ángulo α. Como L o = I o /S y L α = I α / S. cos (α) se cumple la ecuación I α = I o cos (α.).- Esta relación se conoce como Ley de Lambert y sólo la cumplen los emisores o difusores

perfectos.

Uno de los difusores más perfectos que se conocen es el óxido de magnesio. También

cumplen esta Ley, con gran aproximación, la superficie de color blanco mate y los metales

fundidos.

la superficie de color blanco mate y los metales fundidos. Fig. 4.6. Invariabilidad de la luminancia

Fig. 4.6. Invariabilidad de la luminancia con el ángulo de incidencia.