Sei sulla pagina 1di 6

LOS CREADORES

56

Destapando sedimentos:

los creadores que sobrevivieron a la explosión

REPORTAJE DE ANA CASTRO Y VERÓNICA MORENO IMÁGENES CEDIDAS POR LOS ARTISTAS

"Si tras una explosión, los elementos no sedimentan, desaparecen", sentencia Hisae Yanase, ceramista, pintora y escultora japonesa afincada en Córdoba desde hace más de cuarenta años. Luego, apela a la esperanza, a los sedimentos, y habla de La Fragua, MODO, El Arsenal… Y es que, tras la explosión de las banderas azules en los balcones, ¿qué fue del tejido cultural?

Obras de Hisae Yanase , ceramista, pintora y escultora japonesa afincada en Córdoba “TODO SE
Obras de Hisae Yanase , ceramista, pintora y escultora japonesa afincada en Córdoba “TODO SE

Obras de Hisae Yanase, ceramista, pintora y escultora japonesa afincada en Córdoba

“TODO SE DESMORONÓ DE PRONTO y la vida cultural se redujo, con alguna honrosa excepción”, explica Pablo García Casado, poeta y director de la Filmoteca de Andalucía en Córdoba. Una injusticia cósmica cayó sobre la vida cultural cordobesa y sus artistas más consolidados tuvieron que ponerse a salvo –los más jóvenes aún eran meros espectadores–. Por suerte, allí es- taban los búnkeres: los bares, la amistad –el principal motor de las iniciativas culturales vivas– y la iniciativa privada. Esta tarea de prospección arqueológica para desenterrar a los supervivientes no es sino una muestra de la creación en Córdoba, desde los artistas de trinchera a los culturers, para impregnarse de sedimento con el que mirar hacia el futuro.

Desde el búnker: los creadores entre escombros

Pelearon, libraron la guerra por el futuro azul desde las trin- cheras y, cuando perdimos, se sumieron en el luto. Dejando a un lado los escombros, los artistas más consolidados no solo sobreviven: se han redefinido y brillan. En el ámbito de las artes plásticas, figuras como Manuel Gar- cés, Rita Rutkowski, María Ortega Estepa, Miguel Gómez Losada o Marisa Vadillo son estrato fértil y Miguel Ángel Moreno Carretero e Hisae Yanase, claros artistas de trinche- ra. Volcados con la Asociación de Amigos de Medina Azahara, Moreno y Yanase han impulsado charlas, talleres y múltiples acciones colaborativas, con la autofinanciación y el micro- mecenazgo como pilares, que constatan que “cuando un pro- yecto es interesante, está bien elaborado y contagia ilusión, la gente está interesada en colaborar”, como explica Yanase. Su constancia y honestidad hacen de Margarita Merino, que ya ha dejado su impronta en lugares como los Patios del Rey

Heredia o el proyecto Viana Visiones Contemporáneas, una superviviente eterna, como ha demostrado con la puesta en marcha de su Galería Taller. En ella imparte diversos talleres, expone objetos artísticos, desarrolla proyectos de interioris- mo… Por su parte, Antonio Blázquez se acerca al arte desde lo lúdico y reivindicativo y se dispone a hacer “una especie de borrón y cuenta nueva personal con la que cuestionarme voluntariamente todo lo que he hecho hasta ahora”. Atrincherada entre lanas y agujas y estrechamente vinculada al movimiento Urban Knitting Córdoba, María Morilla traba- ja con técnicas vinculadas a lo textil y acaba de poner en mar- cha su proyecto Toc Toc Craft. “He creado mi propia marca de bolsos y complementos en los que, desde principio a fin, estoy implicada”, señala. En el campo de la ilustración, Pedro Peinado es todo un referente por su calidad y su visión poética. Actualmente, extiende sus ilustraciones por toda la península entre gira y gira con Bandaàparte Editores. Alfred Portátil, que toma su nombre de su proyecto artístico vital, las ilustraciones portátiles –“algo pequeño, fácil de transportar, que es ligero y mínimo pero que contiene la esencia de las cosas”, explica–, destaca la labor de sus compañeros Falansh (Rafael Ángel Sánchez), Andrés G. Leiva y Raquel Boucher, aunque señala que en la ciudad “se respira un poco de desencanto, la sen- sación de que hay que salir fuera porque aquí nunca sucede nada importante”. Beatriz Sánchez, francotiradora audiovisual en continua exploración de nuevos lenguajes, reconoce estar más volcada en el mundo de la música en la actualidad. Realiza una im- portante labor “de guerrilla” desde sus talleres de vídeo, en

mundo de la música en la actualidad. Realiza una im- portante labor “de guerrilla” desde sus

LOS CREADORES

los que transmite “maneras de hacer

y

sentir en el arte, cómo desmontar

y

construir” porque “hay que perder

el respeto a las cosas para empezar a crear”. Junto a ella, pelean por la mino- ritaria disciplina de la videocreación en Córdoba figuras como Juan López López y Verónica Ruth Frías. Al volver la vista hacia las letras, sor- prende que, “pese a que en el mundillo

literario de Córdoba se suele asociar con la poesía, podemos presumir de gente como Joaquín Pérez Azaústre, Salvador Gutiérrez Solís, Vicente Luis Mora, Javier Fernández, Alejan- dro López Andrada, etc. en el ámbito de la narrativa”, valora Mario Cuenca Sandoval, autor de Los Hemisferios, que se encuentra a punto de entregar su nueva novela de no-ficción. Gutiérrez Solís, que se ha estrenado en el thriller con su nueva novela Los amantes anóni- mos, añade: “Ya no somos esos elemen- tos extraños, nos hemos consolidado”. El relato corto vive su momento dora- do en la ciudad. La Asociación Mucho Cuento, que celebra en este 2016 su décimo aniversario, ha dado un hogar y una oportunidad al cuento y a sus crea- dores en la ciudad gracias a sus múlti-

ples actividades (talleres, clubes de lec- tura, actos en los institutos, lecturas…)

y a la publicación de una quincena de

libros. “Mucho Cuento y sus integrantes seguiremos escribiendo cuentos y es- tableciendo las condiciones necesarias para que todos los interesados en el cuento puedan seguir y coger confian- za”, proclama el finalista del Premio de la Crítica en 2000 Francisco A. Ca- rrasco, uno de sus integrantes, junto a figuras como Antonio Luis Ginés, Rosa Galisteo o Cecilia Silveira. En lo poético, este 2016 pasará a la memoria colectiva cordobesa como el año en el que Eduardo García nos dejó. Francisco Onieva, ganador del último Premio de Poesía Gil de Biedma

58

Las artes

escénicas

destacan como la disciplina que más se ha rearmado, a medio camino entre el escenario y los espacios públicos

a medio camino entre el escenario y los espacios públicos "En la verbena del pueblo, te

"En la verbena del pueblo, te acuerdas". Obra del ilustrador Alfred Portatil

con Vértices, apela al “sentimiento de imprevista orfandad que nos deja su pérdida”, pero se muestra optimista sobre la poesía cordobesa: “Nunca ha habido tantas y tan variadas propuestas. En esta heterogeneidad radica la riqueza del momento actual”. Muchas de estas voces –algunas conso- lidadas como Rafael Antúnez, Eduar- do Chivite, María González o Raúl Alonso, y otras novísimas– han pasado por el ciclo de poesía impulsado por Al- berto Guerrero en Limbo 0 movido por “la amistad y la admiración”. De él han resultado una serie de plaquettes muy cuidadas a nivel estético diseñadas por Enrique del Castillo. Guerrero ya plani- fica un nuevo ciclo, Noches en Contu- bernio, que tendrá lugar en un bar de la Ribera. Alonso, poeta de escritura lenta, incide en que Guerrero ha conseguido mostrar “la otra cara de la poesía: más intimista, más libre, menos filtrada por condicionamientos mediáticos. Ha sin- tetizado la esencia de la cultura desde lo underground”.

Pero son muchos más los que hacen de lo poético en Córdoba un espectáculo pirotécnico asentado. Juana Castro ha visto reeditado uno de sus libros cum- bre gracias a la iniciativa Genealogías, Pablo García Casado trabaja en algunos apuntes sin un proyecto definido, José Daniel García se ha estrenado en la narrativa con Fundido a Rojo, Alejandra Vanessa ha iniciado en solitario su pro- yecto de gestión cultural Chusneo, Juan Antonio Bernier ha sido nombrado gestor de la Fundación Rafael Botí, Ra- fael Espejo ha obtenido el Premio Ojo Crítico de RNE por Hierba en los tejados… Las artes escénicas destacan como la disciplina que más se ha rearmado, a medio camino entre el escenario y los espacios públicos, y han emergido propuestas de calidad al margen de las instituciones. La más arriesgada y con- solidada, Vértebro Teatro, integrada por Juan Diego Calzada, Nazario Díaz y Ángela López, apela al “amor al oficio, cabezonería, constancia, fe y resisten- cia” como las claves de su continuidad,

Fotografías de María Teresa Sánchez, del coletivo Muxer junto a la apuesta por hacer de

Fotografías de María Teresa Sánchez, del coletivo Muxer

Fotografías de María Teresa Sánchez, del coletivo Muxer junto a la apuesta por hacer de la

junto a la apuesta por hacer de la compañía su primer oficio. En todos sus proyectos persiguen la sorpresa, mantener la proximidad con el público, llevar sus obras a espacios no convencionales y hablar de lo actual. Mientras que continúan con Oro y Futuro Público, trabajan en su próxima obra, Díptico por la identidad, que se estrenará a finales de 2017 y augura un antes y un después en su trayectoria. La Pública, con Paco Nevado al frente, junto a Raquel López Lobato, Julieta García e Inmaculada Nevado, es otra de las iniciativas que han regalado creación y experimentación a la ciudad desde su propio búnker, El Arsenal. “Con ella inten- tamos abrir una línea en la ciudad que dé estabilidad a los proyectos de danza contemporánea”, explica Nevado. Su úl- tima producción, ILUCC…, se sitúa en un paisaje de montaña nevado para hablar del regreso del fascismo. Tampoco hay que pasar por alto la labor desarrollada por Pepe Ciclo o Alas Circo Teatro en lo relativo al circo o el proyecto Efímera, que combina artes escénicas y audiovisuales. Lide- rado por Hugo Lasarte, reputado videocreador que firma sus trabajos, de notoria proyección internacional, bajo el sello Hugo Redrose, e Irene Lázaro, actriz profesional e impulsora de la iniciativa Corto Circuito, en sus creaciones buscan des- pertar emociones a través de un uso atemporal de la música próximo a lo onírico, partiendo de temas como la feminidad y la memoria cinematográfica. En danza, 2016 ha sido el año de volver la vista hacia lo propio

gracias a Arenas Nobles, con la que Fer- nando Solano regresa a la ciudad tras pisar teatros de medio mundo. Además de la labor de enseñanza y difusión rea- lizada desde su escuela Danza Estudio Córdoba, Solano, que echa en falta el impulso de producciones propias en la ciudad, trabaja en un documental que aunará las 25 danzas autóctonas de Cór- doba, Danzadas. Folclore y divertimento en la provincia de Córdoba, y ha retoma- do su guión Una fantasía sobre Picasso. Y así, dejando atrás los escombros, los creadores del búnker sorprenden e iluminan. Sus propuestas hacen poso, crean sedimento, aunque ellos aún tie- nen pesadillas con las explosiones. Pero continúan, pelean por aquello en lo que creen: su arte es el búnker.

Culturers, los cerebros que decidieron no fugarse

No aparecen en los grandes medios, no ocupan portadas de periódicos, no son cabezas de cartel de los grandes eventos culturales… aún. Recuerdan lo que fue

la Candidatura 2016 pero es algo que no les quita el sueño, ellos son más de no talk, all action. Son los jóvenes que están creando la cultura de base, esa que se grita bajito en cualquier sótano, bar, tumblr, fanzine o blog y que hace que siempre haya algo que ver, leer, oír o bailar en Córdoba. Uno de estos proyectos es la Jam de poesía que se celebra en el pub irlan- dés O’Donoghue’s desde 2013, que gira en torno a la espontaneidad y libertad creativa que caracterizan las improvisa- ciones de jazz. En cada sesión se invita a un poeta/cantante tras cuya interven- ción hay un período de micro abierto. Con este formato, el poeta José Ignacio Fernández, organizador del evento, se propone bajar la poesía a la puerta del bar y acercarla a los no habituales del género. “En la Jam no se busca encon- trar al próximo poeta con vocación de eterno, la Jam es un puente para que la gente se interese y comience a vivir la poesía”, afirma. Otra iniciativa en la que se experimenta

puente para que la gente se interese y comience a vivir la poesía” , afirma. Otra
Obra de Violeta Cejas, artista e ilustradora Productos de María Morilla, trabaja con técnicas vinculadas

Obra de Violeta Cejas, artista e ilustradora

Obra de Violeta Cejas, artista e ilustradora Productos de María Morilla, trabaja con técnicas vinculadas a
Obra de Violeta Cejas, artista e ilustradora Productos de María Morilla, trabaja con técnicas vinculadas a

Productos de María Morilla, trabaja con técnicas vinculadas a lo textil en su proyecto Toc Toc Craft.

con lo escénico y las palabras es Poesía Random. Juega con el concepto “random”, que procede de la programación web, y aplica ese elemento “aleatorio” a la crea- ción poética y a la dinámica escénica. “Consiste en una web de enlaces en la que se incluyen textos de un número x de poetas, alternados con vídeos de artistas visuales y gifs. Cada elemento interactivo cuenta con dos enlaces. El público asisten- te es el que elige uno u otro mediante un click; el orden se sucede así de una manera totalmente aleatoria”, explica la poeta Es- tefanía Cabello, una de las organizadoras. Carmen Rocamora, otra de sus promo- toras, precisa que “surgió en el verano de 2015 cuando Estefanía, Vero (Verónica Moreno) y yo pensamos en organizar un recital no convencional y en el que se im- plicara al público en la acción”. Tanto Rocamora como Cabello fueron finalistas del Premio UCOpoética, orga- nizado por la Universidad de Córdoba, en el que participan universitarios de toda Andalucía. En él, un jurado elige a cinco finalistas cuyo premio es un seminario de poesía impartido por el narrador Javier Fernández. Desde su papel de profesor, ha podido tomarle el pulso a la creación poética joven y valora: “a partir de lo que he podido percibir es muy positiva. Los ganadores de las cuatro ediciones (María Sánchez, Laura Franco, Carlos Catena y

Rosa Berbel) dan muestra de la diversi- dad de propuestas y de la calidad de las nuevas generaciones”. Algunos de los finalistas de este certa- men también aparecen en la antología La punta del iceberg, editada por Edicio- nes en Huida, que forma parte de su ini- ciativa para compilar la poesía última en cada provincia andaluza. Contaron con José Ignacio Montoto para hacer la edición cordobesa: “El porqué del título es algo sencillo: la punta del iceberg es ese pequeño porcentaje que comienza a asomar en la poética de los autores seleccionados. Hay una gran inquietud poética en las generaciones más jóve- nes y eso es algo que se puede compro- bar día a día en los ambientes literarios de la ciudad”. El libro compila poemas de autores como María González, Jesús Leirós, Ana Castro, Ángel de la Torre, José Ignacio Fernández, Carmen Roca- mora, Alba Moon, Estefanía Cabello y Selene Urbano. Pero hay vida más allá de la poesía en Córdoba y, al alzar la vista para contem- plar el resto de disciplinas, sobresale la labor de centros educativos como la Escuela Superior de Arte Dramático y Danza de Córdoba y la Escuela de Arte Mateo Inurria, donde se riega la semilla de ese paisaje cultural cordobés. Rafael Blanes forma parte de esa “gene-

ración de escena”. En la actualidad, está inmerso en su proyecto El Garito Tea- tro, junto a Rubén Gutiérrez y Victoria Castillo. Esta compañía de teatro joven ve la luz cuando Blanes y Gutiérrez terminaron su formación y decidieron no cambiar Córdoba por la gran ciudad. En 2014 apuestan por el microteatro, un formato poco explotado en Córdoba. “La respuesta del público de la ciudad fue muy satisfactoria. Sorprendente- mente, tuvimos una afluencia de 60 personas en nuestra primera represen- tación”, comenta Blanes. Pero no todo son luces, también apela a la “fuga de cerebros” y la dificultad de encontrar espacios en los que escenificar sus propuestas como los principales obs- táculos que debe sortear el teatro joven en la ciudad. El grupo teatral Believe, dedicado al teatro musical, también sobresale dentro de esta generación. Representó hasta 2014 el musical Superhéroes, fi- nanciado mediante una plataforma de crowdfunding o micromecenazgo, que posibilitó su puesta en escena fuera de los circuitos teatrales convencionales. Especializada en diseño y fotografía encontramos la “generación Mateo”. María Teresa Sánchez, alumna del ciclo de fotografía de la Escuela de Arte Mateo Inurria, pertenece a dos colecti-

Irene Lázaro, actriz e impulsora de la iniciativa Corto Circuito vos relacionados con esta disciplina:
Irene Lázaro, actriz e impulsora de la iniciativa Corto Circuito vos relacionados con esta disciplina:

Irene Lázaro, actriz e impulsora de la iniciativa Corto Circuito

vos relacionados con esta disciplina: El Visor y Muxer, ambos integrados por “gente dispuesta al cambio”. El primero, cen- trado en el reportaje social, nace en la Escuela y actualmente está constituido por cinco artistas, mientras que el segundo parte de una propuesta del Ayuntamiento de Montemayor para celebrar el Día de la Mujer Rural y lo conforman cuatro fotógrafas que exploran el papel de la mujer rural a través de la fotografía y el audiovisual. En el terreno de las artes plásticas, los jóvenes creadores son artistas que han terminado sus estudios superiores en otras ciudades y vuelven para desarrollar su carrera profesional en Córdoba, ya que no existe formación de Bellas Artes en la ciudad. Este es el caso de Violeta Cejas, Licenciada en Bellas Artes en Granada y centrada en el diseño gráfico a nivel pro- fesional. Ha realizado tres exposiciones individuales, una en la Escuela de Arte Mateo Inurria para exponer su trabajo de final de carrera y otras dos centradas en la ilustración vecto- rial, muy influenciadas por su faceta de diseñadora gráfica y de diseño de videojuegos. Cejas destaca el trabajo que desarrollan en la ciudad Clara Gómez Campos, Jesús Zurita, Jess García (creador del fanzi- ne Fritanga) y Carmen Nogales (ilustradora infantil). Gómez Campos y Zurita han estudiado Bellas Artes en Sevilla y están más orientados a la comercialización del arte en su forma tra- dicional, es decir, a través de exposiciones, concursos y venta en galerías. Por su parte, García y Nogales se valen del mer- chandising y de productos de fácil reproducción para vender sus creaciones, que están disponibles en tiendas online y que promocionan a través de las redes sociales. Vinculado a la Casa de la Juventud encontramos a Coché, que se considera grafitero e ilustrador y ha realizado varias intervenciones en la ciudad. Considera que el sector del gra- fiti en Córdoba empieza a florecer. “Creo que debemos crear

61

Estas son las semillas de la cultura en Córdoba. Tan solo tenemos que regarlas un poco y dejar que su obra suceda

pensando en el ahora”, apunta. Un género muy unido a las artes plás- ticas es el del cómic. Aquí sobresale la obra de Jesús Taguas, que pertenece al Aula de Cómic y al proyecto de la Casa de la Juventud Dinamo Cómic. A través

de este último la Casa de la Juventud or- ganiza anualmente el Certamen Trampa

y las Jornadas Tebeo en la Calle. “Existe cada vez más talento, especialmente gráfico. Parece que las chicas están

cogiendo el relevo del cómic y la ilus- tración”, valora Taguas acerca del sector

y destaca nombres como Miguel Ángel

Ruiz, Miguel Ángel Ruano o Teksu Chan. Estas son las semillas de la cultura en Córdoba. Tan solo tenemos que regarlas un poco y dejar que su obra suceda. Los

culturers todavía no están mediatizados

y no forman parte de ninguna genera-

ción (al menos que ellos sepan). Ganas no les faltan, medios quizás sí, pero aún tienen todo por conquistar.

LOS CREADORES

Por un futuro #doityourself

Hay algo más terrible que la destrucción del mundo: que éste siga ahí tras la explosión. Pese a la falta de apoyo ins-

titucional o las dificultades para dar a conocer sus iniciativas, los artistas más consolidados han seguido creando y los más jóvenes han demostrado que es

posible quedarse en Córdoba e impulsar proyectos. ¿Cómo? Gracias al entusias- mo independiente y a hogares como MODO, La Fragua, El Arsenal, Limbo… “Hay una buena cultura porque la es-

tamos haciendo los independientes y poco a poco las instituciones nos están tendiendo la mano para llegar a espa- cios de colaboración que serán sin duda muy fructíferos”, afirma Nevado. Es el futuro #doityourself, que busca conta- giar entusiasmo desde la acción propia.

Estos son los sedimentos: la constancia de los creadores, su entusiasmo inde- pendiente.

¿Y ahora qué? Ahora todo.

Estos son los sedimentos: la constancia de los creadores, su entusiasmo inde- pendiente. ¿Y ahora qué?