Sei sulla pagina 1di 84

Liahona

L a I g les i a de Jesuc ri s to de los Sa n tos de los Ú lt i m os Dí a s • Ju li o de 2010

A todo el mundo, pág. 24


Compartir el Evangelio sin ponerse a la defensiva, pág. 30
Las bendiciones de la pureza sexual, págs. 14, 42
Yo era conversa, pero ¿estaba convertida?, pág. 50
La función de la Escuela Dominical en el
mejoramiento del maestro, pág. 74
Cortesía del Primer concurso internacional de arte
La granja y el estanque de los Benbow, por Frank Magleby.
En marzo de 1840, el élder Wilford Woodruff, del Quórum de los
Doce Apóstoles, llegó a Hanley, Inglaterra, donde conoció a William
y a Ann Benbow, que eran conversos recientes. El élder Woodruff y
el hermano Benbow viajaron a la región de Herefordshire para en-
señarle a John, hermano de William, y a su familia. Los hermanos
Benbow invitaron después a los vecinos para que fueran a estar con
ellos para escuchar lo que los misioneros tuvieran que decir. Como
resultado, en ese estanque de la granja de los Benbow se bautizaron
13 personas.
También presentaron al élder Woodruff a su antigua congrega-
ción: más de 600 personas que habían formado su propia iglesia,
los Hermanos Unidos. Con el tiempo se bautizaron todos, excepto
uno. Más tarde, ese mismo año, donaron a la Iglesia su capilla de
Gadfield Elm. Véase “Para llenar la tierra”, pág. 24.
Liahona, julio de 2010

24

Mensajes 18 Elijamos el templo Secciones


4 Mensaje de la Primera Por Richard M. Romney
Los Santos de los Últimos Días de
8 Cosas pequeñas y sencillas
Presidencia: Amigos fieles
Por el presidente Henry B. Eyring India testifican de las bendicio- 10 Hablamos de Cristo:
nes de casarse en el templo. Él puede curar toda herida
7 Mensaje de las maestras 24 Para llenar la tierra
Por Sylvia Erbolato Christensen
visitantes: El fortalecimiento
de la familia y del hogar La Iglesia de Jesucristo está ya 11 El prestar servicio en la
diseminada por todo el mundo. Iglesia: Bendecida por mi
llamamiento
Artículos de interés Estas imágenes testifican de ese
Por Judith Castillo Martelo
progreso.
12 Hallar un hogar en el 30 Hablemos del Evangelio con 14 Lo que creemos: La pureza
Evangelio sexual bendice nuestra vida
Por Rozelle Hastwell Hansen confianza
Me encontraba a miles de
Por el élder M. Russell Ballard 16 Clásicos del Evangelio: ¿Qué
kilómetros de mi hogar, pero Es necesario que actuemos con aportaron los pioneros?
cuando entré en la capilla confianza, seguros en el cono- Por el presidente Stephen L
por primera vez, fue como si cimiento de quiénes somos y lo Richards
hubiera llegado a casa. que defendemos.
38 Voces de los Santos de los
Últimos Días

74 Noticias de la Iglesia
En la cubierta
Frente: Dedicación de Rusia, por
79 Ideas para la noche de hogar
Emin Zulfugarov. Atrás: Listo para
el convenio, por Erick Duarte. 80 Hasta la próxima: ¿Pelear,
huir o recibir los golpes?
Por R. Val Johnson

Julio de 2010 1
Jóvenes adultos Jóvenes Niños

46 70

42
42 Querida Frieda 46 Al grano 58 “De ninguna manera”,
me dijo.
Jóvenes adultos escriben cartas
de consejo una jovencita que es-
48 Póster: Creación que Por Truman E. Benson
duró 40 años
tá tratando de decidir si se debe Pensé que mi amigo haría
ir a vivir con su novio. 49 Nuestro espacio cualquier cosa que lo retara
a hacer; o sea, hasta hoy.
50 Cómo lo sé: El llegar a saber
Por Sonia Padilla-Romero 60 Guíenme, enséñenme
Por Anne-Mette Howland
52 Todo saldrá bien Estábamos perdidos en una
Por el élder Erich W. Kopischke nueva ciudad, así que oramos
Me aferré a mi testimonio para suplicar ayuda.
y me ayudó a permanecer
activo, especialmente en mi 62 El compromiso de un profeta
juventud. Por el presidente Thomas S. Monson
Busca la
Liahona que
56 Una familia eterna El presidente Monson relata una
historia de su propia familia en
Por Joshua J. Perkey cuanto a lo importante que son
está escondida A pesar de la pérdida de nuestros testimonios.
en este su familia, Uanci halla
ejemplar. consuelo al saber que su 64 Tiempo para compartir: Puedo
familia ha sido sellada por seguir el ejemplo de Jesucristo
la eternidad. Por Sandra Tanner y Cristina Franco

66 Las sombrillas de las pioneras


Por Marli Walker
Dos niñas pioneras, Christiana
y Sarah, llevaron consigo sus
sombrillas en un largo viaje.
52 ¿Podrían privarse de ellas cuan-
do tuvieran que hacerlo?
68 Nuestra página
70 Para los más pequeños

2 Liahona
Más en línea
juLio de 2010 Vol. 34 No. 7
Liahona 09287 002
Publicación oficial de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los
Últimos Días, en el idioma español. Liahona.lds.org
La Primera Presidencia: Thomas S. Monson, Henry B. Eyring,
Dieter F. Uchtdorf
El Quórum de los Doce Apóstoles: Boyd K. Packer, L. Tom
Perry, Russell M. Nelson, Dallin H. Oaks, M. Russell Ballard, Para los adultos
Richard G. Scott, Robert D. Hales, Jeffrey R. Holland,
David A. Bednar, Quentin L. Cook, D. Todd Christofferson,
Neil L. Andersen
“Elijamos el templo” (pág. 18) es un artículo acerca
Editor: Spencer J. Condie de los Santos de los Últimos Días de India que
Asesores: Keith K. Hilbig, Yoshihiko Kikuchi, Paul B. Pieper
Director administrativo: David L. Frischknecht disfrutan de las bendiciones del templo. Para ver más
Director editorial: Vincent A. Vaughn
Director de artes gráficas: Allan R. Loyborg fotos sobre esta historia, visite www.liahona.lds.org.
Editor administrativo: R. Val Johnson
Editores administrativos auxiliares: Jenifer L. Greenwood,
Adam C. Olson
Editores adjuntos: Ryan Carr Para los jóvenes adultos
Editora auxiliar: Susan Barrett
Personal de redacción: David A. Edwards, Matthew D. Flitton,
LaRene Porter Gaunt, Larry Hiller, Carrie Kasten, Jennifer Maddy, En “Querida Frieda” (pág. 42) los jóvenes
Melissa Merrill, Michael R. Morris, Sally J. Odekirk, Joshua J.
Perkey, Chad E. Phares, Jan Pinborough, Richard M. Romney,
adultos de Escandinavia le escriben cartas a
Don L. Searle, Janet Thomas, Paul VanDenBerghe, Julie Wardell
Secretaria principal: Laurel Teuscher
una jovencita que tiene la tentación de irse a vivir
Director de arte: Scott Van Kampen con su novio. Para aprender más sobre este
Gerente de producción: Jane Ann Peters
Personal de diseño y de producción: Cali R. Arroyo, tema, visite www.gospeltopics.lds.org y haz clic
Collette Nebeker Aune, Howard G. Brown, Julie Burdett,
Thomas S. Child, Reginald J. Christensen, Kim Fenstermaker, en “Chastity” [Castidad].
Kathleen Howard, Eric P. Johnsen, Denise Kirby, Scott M.
Mooy, Ginny J. Nilson
Asuntos previos a la impresión: Jeff L. Martin
Director de impresión: Craig K. Sedgwick
Director de distribución: Randy J. Benson
Para los jóvenes
Coordinación de Liahona: Enrique Resek, Daniel M. González
Para saber el costo de la revista y cómo suscribirse a ella fuera de Si te gusta leer “Al grano” (pág. 46), puedes
Estados Unidos y de Canadá, póngase en contacto con el Centro
de Distribución local o con el líder del barrio o de la rama. ver más preguntas y respuestas (en inglés)
Los manuscritos y las preguntas deben enviarse a en www.newera.lds.org. Haz clic en “Got
Liahona, Room 2420, 50 E. North Temple Street, Salt Lake
City, UT 84150-0024, USA; o por correo electrónico a: a Question?” [¿Tienes una pregunta?].
liahona@ldschurch.org.
Liahona (un término del Libro de Mormón que significa
“brújula” o “director”) se publica en albanés, alemán, armenio,
bislama, búlgaro, camboyano, cebuano, cingalés, coreano,
croata, checo, chino, danés, esloveno, español, estonio, fiyiano,
finlandés, francés, griego, hindi, holandés, húngaro, indonesio,
Para los niños
inglés, islandés, italiano, japonés, kiribati, letón, lituano,
malgache, marshalés, mongol, noruego, polaco, portugués, Imprime un cuaderno pionero para colorear
rumano, ruso, samoano, sueco, tagalo, tailandés, tahitiano,
tamil, telegu, tongano, ucraniano, urdu, y vietnamita. (La de www.liahona.lds.org.
frecuencia de las publicaciones varía de acuerdo con el idioma.)
© 2010 por Intellectual Reserve, Inc. Todos los derechos Colorea la imagen de David y Goliat en
reservados. Impreso en los Estados Unidos de América.
la pág. 72. Después lee el relato de las
El material de texto y visual de la revista Liahona se puede
copiar para utilizarse en la Iglesia o en el hogar, siempre que Escrituras de David y Goliat (en inglés) en
no sea con fines de lucro. El material visual no se puede copiar
si aparecen restricciones en la línea de crédito del mismo. www.friend.lds.org.
Las preguntas que tengan que ver con este asunto se deben
dirigir a Intellectual Property Office, 50 East North Temple
Street, Salt Lake City, UT 84150, USA; correo electrónico:
cor-intellectualproperty@ldschurch.org.
Para los lectores de México: Certificado de Licitud de título
número 6988 y Licitud de contenido número 5199, expedidos
por la Comisión Calificadora de Publicaciones y revistas ilustradas
el 15 de septiembre de 1993. “Liahona” © es nombre registrado En tu idioma
en la Dirección de Derechos de Autor con el número 252093.
Publicación registrada en la Dirección General de Correos número
La revista ­Liahona y otros materiales de la
100. Registro del S.P.M. 0340294 características 218141210. Iglesia están disponibles en muchos idiomas
For Readers in the United States and Canada:
July 2010 Vol. 34 No. 7. LIAHONA (USPS 311-480) Spanish en www.languages.lds.org.
(ISSN 0885-3169) is published monthly by The Church of Jesus
Christ of Latter-day Saints, 50 East North Temple, Salt Lake City,
UT 84150. USA subscription price is $10.00 per year; Canada,
$12.00 plus applicable taxes. Periodicals Postage Paid at Salt
Lake City, Utah. Sixty days’ notice required for change of address.
Include address label from a recent issue; old and new address
must be included. Send USA and Canadian subscriptions to Salt
Lake Distribution Center at the address below. Subscription help
line: 1-800-537-5971. Credit card orders (Visa, MasterCard,
American Express) may be taken by phone. (Canada Poste
Information: Publication Agreement #40017431)
POSTMASTER: Send address changes to Salt Lake Distribution
Center, Church Magazines, PO Box 26368, Salt Lake City, UT
84126-0368.

Julio de 2010 3
Mensa je de l a Primera Presidencia

Por el presidente
Henry B. Eyring
Primer Consejero de la
Primera Presidencia

Amigos fieles
U
no de los grandes tributos tribulaciones y experimentado
que puede rendir el Sal­ todos sus anhelos. Sus propósi­
vador es el de llamarnos tos son puros. No busca ningún
“amigos”. Sabemos que ama con un reconocimiento para Sí mismo,
amor perfecto a todos los hijos de sino otorgar toda la gloria a Su
Su Padre Celestial, pero Él reserva Padre Celestial. El amigo perfec­
este título especial a aquéllos que to, Jesucristo, es completamente
han sido fieles en su servicio a Él. generoso al ofrecer la felicidad
Seguro que recuerdan las palabras a otras personas.
de la sección 84 de Doctrina y Todos aquellos de nosotros
Convenios: “Y además, os digo, mis amigos, El amigo perfecto, que hemos concertado el convenio bautismal
porque desde ahora os llamaré mis amigos, Jesucristo, es comple- hemos prometido seguir Su ejemplo de llevar
conviene que os dé este mandamiento para tamente generoso al las cargas los unos de los otros como Él lo
que lleguéis a ser como mis amigos en los ofrecer la felicidad haría (véase Mosíah 18:8).
días en que viajaba con ellos para predicar a otras personas. Durante los próximos días tendrán muchas
el evangelio con mi poder” (D. y C. 84:77). Llegamos a ser Sus oportunidades de tomar el lugar de Él en
Llegamos a ser Sus amigos cuando servi­ amigos cuando servi- calidad de amigo; tal vez sea mientras anden
mos a los demás en Su lugar. Él es el ejemplo mos a los demás en por un camino polvoriento o viajen sentados
perfecto del tipo de amigo en el que debemos Su lugar. en un tren, o mientras busquen un lugar para
convertirnos. Desea únicamente lo mejor para sentarse en una congregación de la Iglesia.
los hijos de Su Padre Celestial. Su felicidad es Si están atentos, verán a alguna persona que
la de ellos y siente la tristeza de ellos como porta una carga pesada: quizá sea una carga
si fuera la Suya propia, ya que ha pagado el de tristeza, soledad o resentimiento y podrán
precio de todos sus pecados, tomado sobre Sí percibirlo únicamente si han orado para
todas sus enfermedades, soportado todas sus que el Espíritu les dé ojos para discernir los

4 Liahona
corazones, y si han hecho la promesa de fortalecer las los necesitados. Él nos bendecirá para que sintamos lo que
manos caídas. ellos sienten. A medida que persistamos en nuestro esfuer­
Puede que la respuesta a su oración sea el semblante zo de servirles, se nos concederá más y más el don de sentir
Ilustración fotográfica por John Luke; Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, por Harry Anderson

de un viejo amigo, al que no han visto desde hace años Su amor por ellos y esto nos brindará valor y fortaleza para
pero cuyas necesidades les vienen de repente a la men­ extender la mano una y otra vez con fidelidad.
te y al corazón y ustedes las sienten como si fuesen las Además, en el tiempo y en la eternidad, sentiremos
suyas. Esto ya me ha sucedido alguna vez. Viejos amigos el gozo de que se nos reciba entre aquellos que son Sus
se han puesto en contacto conmigo para alentarme desde amigos fieles. Es mi oración que todos nosotros y las per­
largas distancias y tras el paso de los años, cuando sola­ sonas a las que sirvamos reciban esta bendición. ◼
mente Dios podría haber­
les dicho de mi carga.
Los profetas vivientes de Cómo enseñar con este mensaje En La enseñanza: El llamamiento más
Dios nos han pedido que
seamos amigos fieles de
aquellos que vienen a la
L os miembros de la familia probablemente
participarán de manera más significativa
si se les pide que busquen algo en especial
importante se explica: “Si usted tiene amor
semejante al de Cristo, estará mejor prepa-
rado para enseñar el Evangelio. Será inspira-
Iglesia como conversos, y al escudriñar las Escrituras y las palabras de do a fin de ayudar a que otros conozcan al
que salgamos al rescate de los profetas (véase La enseñanza: El llama- Salvador y le sigan” (pág. 12). En el artículo,
los que se han desviado. miento más importante, págs. 60–61). Mien- encuentre principios que le ayudarían a ser
Podemos hacerlo y lo hare­ tras lea el artículo, pida a los miembros de un mejor maestro orientador. Analícelos
mos si recordamos siempre la familia que encuentren principios que les con su compañero, y mediten juntos con un
al Salvador. Cuando exten­ ayuden a ser dignos de ser llamados amigos espíritu de oración cómo podrían ser “amigos
demos la mano para prestar del Señor. fieles” de las personas a las que sirven.
socorro y aliviar una carga,
Él extiende la mano con
nosotros. Él nos conducirá a

Julio de 2010 5
Mensaje de la Primera Presidencia

Niños
Jesucristo,
Él desea lo
nuestro amigo Se entristece cuan-
mejor para perfecto do nos sentimos

E
nosotros. tristes o dolidos.
l presidente
Eyring dijo que
Jesús es nuestro
amigo perfecto. A
Es feliz cuando continuación se indi- Sufrió por nuestros
nosotros so- can varias maneras pecados para que
mos felices. en que Jesús nos podamos regre-

Izquierda: ilustraciones por Phyllis Luch, Robert T. Barrett, Beth M. Whittaker y Dilleen Marsh
muestra Su amistad sar con el Padre
Celestial.
perfecta.

Cómo ser amigos de Jesús


El presidente Eyring dijo que podemos llegar a ser amigos de Jesús cuando somos amigos de los demás en
Su lugar. Estas imágenes muestran algunas de las maneras
en que podemos ser amigos de otras personas. Escribe la le- a b
tra de la imagen junto a la frase que describa dicha imagen.

Podemos invitar a alguien a regresar a la Iglesia.


Podemos ser amigos de una persona que se sienta sola. c d
Podemos ayudar a una persona que esté triste.
Podemos recordar siempre a Jesús.

J ó venes
El chico nuevo
Por Matthew Okabe

M i familia acababa de mudarse al otro extremo del país y


yo tenía problemas para integrarme. En el nuevo barrio
había un grupo muy grande de jóvenes, pero ésta era la prime-
Un poco después, durante la clase de matemáticas, re-
conocí una cara familiar. Había visto a David en la clase de
seminario esa mañana. Me pidió que le dejara ver mi horario
ra vez que yo sería “el chico nuevo”. Lo peor de todo era que y descubrió que los dos teníamos el mismo horario de comi-
tenía que asistir a una nueva escuela, e inmediatamente me da. “Oye, ¿dónde estuviste hoy durante la hora de comer?”,
pasó por la cabeza este pensamiento: “¿Con quién me voy a me dijo.
sentar durante la hora de comer?”. Quizá vería a alguien de “Almorcé en un lugar apartado del comedor”, le respondí.
la iglesia, pero no quería imponerme y sentarme en la mesa “Bueno, pues mañana ven y siéntate conmigo a la hora de
de otros, ¡sobre todo porque no sabía si me querrían allí! comer”, dijo.
El primer día en la escuela se me hizo interminable. Final- Me siento agradecido por un amoroso Padre Celestial que
mente, llegó la hora de comer. Al entrar en el comedor lenta- conoce cada una de nuestras necesidades y contesta cada
mente, oré al Padre Celestial para que me ayudara a encontrar una de nuestras oraciones. También siento gratitud por que
a alguien conocido. Eché un vistazo a mi alrededor para ver si hubiera una persona dispuesta a extender una mano de
reconocía a alguien, pero no fue así. Entonces me dirigí a una amistad. Algo tan sencillo como una invitación puede marcar
mesa en un lugar apartado del comedor y allí almorcé. una enorme diferencia.

6 Liahona
M e n s a j e d e l a s m a e s t r a s v i s i ta n t e s

El fortalecimiento de Estudie este material y, si es pertinente, analícelo con las


hermanas a las que visite. Utilice las preguntas para que
la familia y del hogar le sirvan de ayuda para fortalecerlas y para que la Socie-
dad de Socorro forme parte activa de la vida de usted.

De las Escrituras: Génesis 18:19; Mosíah 4:15; ¿Qué pode- De nuestra historia
D. y C. 93:40; Moisés 6:55–58. mos hacer? Desde el principio, la Sociedad de Soco­
rro ha tenido la responsabilidad de fortalecer
1. ¿Qué ideas a las familias y los hogares. El profeta José
para fortalecer
Fortalecer en toda oportunidad las familias y los enseñó lo siguiente a las hermanas en una
“Cada uno tiene una situación familiar diferen­ hogares compartirá de las primeras reuniones de la Sociedad
con las hermanas?
te. Algunas familias tienen un padre y una madre Al meditar en sus
de Socorro: “Al llegar a casa, no hablen una
con hijos en el hogar, y hay parejas que ya no tie­ circunstancias perso- palabra áspera ni de enojo a su marido, sino
nen hijos en casa. Muchos miembros de la Iglesia nales, el Espíritu le dejen que la bondad, la caridad y el amor
comunicará ideas a coronen sus obras de hoy en adelante” 2.
están solteros, algunos son padres solteros y otros su mente.
son viudos que viven solos. En 1914, el presidente Joseph F. Smith le
2. ¿Qué prioridades dijo lo siguiente a las hermanas de la Sociedad
“No importa cómo esté constituida nuestra puede cambiar este
mes para fortalecer de Socorro: “Dondequiera que haya ignoran­
familia, cada uno de nosotros puede trabajar para
más a su propia cia, o por lo menos falta de comprensión con
fortalecerla o ayudar a fortalecer a otras familias. familia y hogar? respecto a la familia… [allí] esta organización
“[Un día] me quedé en la casa de mi sobrina y existe o está al alcance de la mano, según los
de su familia. Esa noche, antes de que los niños Si desea más infor- atributos e inspiración naturales que le corres­
se fueran a dormir, tuvimos una pequeña noche mación, visite www pondan, [las hermanas] están preparadas y
.reliefsociety.lds.org.
de hogar con un relato de las Escrituras. El papá listas para impartir instrucción con referencia
nos habló de la familia de Lehi y de cómo ense­ a esos importantes deberes” 3.
ñó a sus hijos que debían aferrarse a la barra de
hierro, la cual es la palabra de Dios. Aferrarse a
la barra de hierro los mantendría seguros y los
guiaría al gozo y a la felicidad; pero si se soltaban,
corrían el peligro de ahogarse en el río de aguas
turbias.
“Para demostrarles a sus hijos, la mamá hizo el
papel de la ‘barra de hierro’ a la que ellos debían
sujetarse, y el papá representó el papel del diablo,
tratando de alejar a los niños de su lugar seguro
y feliz. A los pequeños les encantó el relato y
aprendieron cuán importante es aferrarse a la ba­
rra de hierro. Después del relato de las Escrituras
llegó el momento de la oración familiar…
“Las Escrituras, la noche de hogar y la oración
Ilustración fotográfica por Robert Casey.

familiar fortalecerán a las familias. Tenemos que


aprovechar cada ocasión de fortalecer a las fami­
lias y apoyarnos mutuamente a fin de mantener­
nos en la senda correcta” 1.
Barbara Thompson, segunda consejera de la Presidencia
General de la Sociedad de Socorro.

Notas
1. Barbara Thompson, “Si fieles le somos”, ­Liahona, mayo de 2009, pág. 84.
2. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith, pág. 515.
3. Véase enseñanzas de los presidentes de la Iglesia: Joseph F. Smith, pág. 200.

Julio de 2010 7
Cosas pequeñas y sencillas
“Por medio de cosas pequeñas y sencillas se realizan
grandes cosas” (Alma 37:6).

D a t o s de i n t e r é s s o b r e t e m p l o s

Templo de Copenhague, Dinamarca

C erca del centro de Copenhague,


Dinamarca, se erige este precioso
edificio de ladrillos rojos que inicial­
templo. Cinco altas ventanas de
cristal de arte recorren cada costado
del edificio, que cuenta con un teja­
mente fue dedicado como la capilla do único de cobre y con una cúpula
Priorvej en 1931 y, tras su dedicación chapada en ese mismo material.
como templo el 23 de mayo de 2004, En la dedicación del templo, el
se convirtió en el número 118 de la presidente Hinckley pidió al Padre
Iglesia. Fue descrito como “un nuevo Este centro de reu- Celestial lo siguiente: “Conmueve
templo en un viejo armazón” 1. niones, construido el corazón de todos los que sirvan
por los miembros,
El original exterior, con su en este lugar para que comprendan Cómo aprovechar
se dedicó en 1931
fachada dotada de impresionan­ y más adelante se Tus divinos propósitos y Tu glorio­ mejor las lecciones
tes columnas a ambos lados de la utilizó como refu- sa obra de ‘Llevar a cabo la inmorta­ dominicales
puerta de madera, fue preservado gio contra bom-
lidad y la vida eterna del hombre’” • Durante la semana, lea las
bardeos durante la
y restaurado, mientras que el in­ (Moisés 1:39) 2. Escrituras y repase las guías
Segunda Guerra
terior se sometió a amplias obras Mundial. Una vez o manuales de estudio para
renovado el edifi- Notas
de reconstrucción. Los murales y 1. Véase “2004: Year in Review”, Church
los miembros de la clase.
cio, se convirtió en
las pinturas de escenas de paisajes News, 25 de diciembre de 2004, pág. 13. Consulte las preguntas que

Izquierda: fotografía de un centro de REUNIONES, por Alma Lind Petersen; fotografía del Templo de Copenhague,
el templo número
2. Véase “Dedicatory Prayer”, (oración

Dinamarca, por Craig Dimond; ilustración FOTOGRÁFICA, por Craig Dimond. Derecha: Los primeros misioneros
locales ejemplifican las distintivas 118 (abajo). dedicatoria), ldschurchtemples.com/
aparecen al final de cada lec-

enviados a la India, por Glen Hopkinson, prohibida la reproducción; FOTOGRAFÍAS, por Richard M. Romney
influencias danesas y suecas del copenhagen. ción y pregúntese a sí mismo
cómo se aplican a su vida.
• Póngase la meta de apren-
der algo nuevo en cada
clase a la que asista. Las
nuevas enseñanzas pueden
proceder del Espíritu, del
maestro o de los miembros
de la clase.
• Ore para comprender el
material que se estudie.
• Acuda a la clase preparado
para participar en la lección,
compartiendo reflexiones
personales y su testimonio.

8 Liahona
H i s t o r i a de l a I g le s i a e n el m u n d o

India

E n 1849, dos marineros mormo­


nes zarparon con rumbo a la
India. En Calcuta, comenzaron a
Desde entonces, el Libro de
Mormón ha sido traducido a cinco
de los veinte idiomas principales de
predicar el Evangelio de manera la India: hindi, tamil, telugu, urdu y
no oficial. En 1851, Joseph Richards bengalí (únicamente selecciones en
llegó para dar comienzo formal­ este último). En 1993 se estableció
mente a la obra misional en el país, la Misión India Bangalore, mientras Henry McCune, un converso de doce años, saluda a
algunos misioneros Santos de los Últimos Días cuando
bautizó a los primeros miembros que en 2007 se creó la Misión India llegan a Calcuta, India, en 1853.
de la Iglesia en la India y organizó Nueva Delhi, que cubriría el norte
una rama. Para 1852, ya había 189 de la India y varios países cercanos.
miembros y pronto construyeron La Iglesia ha recibido reconoci­
una pequeña capilla, el primer miento nacional por su labor con más
edificio de la Iglesia en Asia. de cincuenta grupos humanitarios del
No obstante, la labor misional pa­ país.
só por una época difícil a lo largo del
La Iglesia en la India
siglo posterior, hasta la llegada en
Miembros 8.200
1978 de matrimonios misioneros que
comenzaron a servir como represen­ Misiones 2
tantes de la Iglesia. Dichos matri­ Distritos 6
monios ayudaron a que la Iglesia Ramas 30
obtuviera un mayor reconocimiento
y fortalecieron a los miembros.

Abajo: Gideon y Hansen Prabhudas, de la


Rama Bangalore II. Derecha: Una reunión
de poseedores del sacerdocio procedentes
de la Rama Hyderabad IV.

Julio de 2010 9
Habl amos de Cristo

Él puede curar
toda herida
Por Sylvia Erbolato Christensen

S
ucedió el 16 de diciembre de 1991, en la fuente de fortaleza que necesitaba.
nuestro octavo aniversario de boda. En Cuando salí de esa reunión, todavía estaba
aquel día, nuestro primer hijo falleció desalentada; su consejo parecía tan sencillo y
como resultado de las acciones de una niñe­ al mismo tiempo tan inalcanzable… Mi madre
ra. Sólo tenía dos meses y medio. estaba desesperada también, ya que nada de
Los siguientes meses y años quedaron lo que me decía parecía ayudarme. Recuerdo
ensombrecidos por sentimientos de tristeza, que me dijo: “Por favor, ten fe y esperanza
enojo, decepción y desesperación. La conmo­ en nuestro Salvador, y permite que el tiempo
ción personal que me dominaba es indescrip­ sane tus heridas”.
Decidí tomar- tible. Nadie podía decir ni hacer nada para En mi camino personal para hallar gozo
me en serio el aliviar mi dolor. de nuevo, decidí tomarme en serio el conse­
Leí muchos libros y Escrituras, pero ningu­ jo que se me había dado y averiguar lo que
consejo que se no de ellos satisfizo mi angustiosa búsqueda significaba verdaderamente el poner mi fe en
me había dado de respuestas.  el Salvador. Las cosas no cambiaron inmedia­
y averiguar lo Tuve la singular oportunidad de disfru­ tamente, pero día tras día y año tras año, con
tar de los consejos del élder James E. Faust la ayuda de la oración y de un testimonio cre­
que significaba (1920–2007), en ese entonces miembro del ciente, llegué a saber sin ninguna duda que el
verdaderamen- Quórum de los Doce Apóstoles, gracias a su Salvador puede sanar nuestras heridas. 
te el poner mi fe amistad con mis padres (él conoció a mi ma­ Soy consciente de que no todo el mundo tie­
dre, Flavia, y a su familia mientras servía en ne la oportunidad de reunirse con un Apóstol,
en el Salvador.

Izquierda: detalle de Cristo y el joven rico, por Heinrich Hofmann, cortesía de C. Harrison Conroy Co.
Brasil como misionero). Estaba convencida como yo lo hice. Sin embargo, todos podemos
de que el élder Faust podría consolarme. tener y tenemos la oportunidad de conocer
Le hice muchas preguntas mientras él me al Salvador y reposar nuestras cargas en Él;
escuchaba con paciencia. El élder Faust ad­ y efectivamente, la presencia de Jesucristo en
mitió que lo que había experimentado era nuestra vida puede aliviar todo dolor.
ciertamente doloroso y sumamente difícil. Sé que tener al Señor en nuestra vida
Compartió varios pasajes de las Escrituras y me puede brindar gozo a nuestra existencia. Él es
dijo que debía hacer frente a mi dolor y lograr nuestro amigo, nuestro maestro, y un ejemplo
una sumisión total a la voluntad del Señor con de perseverancia hasta el fin. Verdaderamente
el fin de reunirme con mi hijo algún día. Me soportó todas las cosas y sabe lo que estamos
dijo: “Sylvia, ahora lo importante eres tú. Soy sufriendo (véase Alma 7:11–12). Su expiación
consciente de que te preocupas por tu hijo, ha llevado a cabo el milagro de recomponer
pero en realidad, deberías preocuparte por ti los fragmentos rotos en esta vida, como pre­
misma y por la manera de reconstruir tu vida. paración para la siguiente.
No será fácil, pero puedes sanar tu corazón Siempre estaré agradecida por las palabras
mediante la expiación de Jesucristo”.  del élder Faust y de mi madre. Me ayudaron
Entonces me dio una bendición para a darme cuenta de que, sea cual sea la tribu­
que pudiera comprender la función vital lación que esté atravesando, Jesucristo es la
que Jesucristo desempeña en nuestra exis­ única fuente constante de apoyo y de espe­
tencia y para que yo le permitiera que fuera ranza que tengo. ◼

10 L i a h o n a
E l p r e s ta r s e r v i c i o e n l a I g l e s i a

Bendecida por
mi llamamiento
E
Por Judith Castillo Martelo

“ l Señor la ha llamado a servir como


presidenta de nuestra Primaria”, me
yo estaba cultivando dones
y talentos que ignoraba
dijo el presidente de rama. Sólo ha­ que tenía.
bía pasado un año desde que salí de la clase Al año siguiente salí de Barranquilla,
de las Laureles y dos desde que me bauticé Colombia, para ir una semana a Bogotá con
en la Iglesia. No lo podía creer. mi madre, que necesitaba quimioterapia. Du­
“No tengo la paciencia necesaria para en­ rante aquel tiempo, oraba constantemente y
señar a los niños”, le dije. me sentía cerca del Señor. Decidí cambiar de
“¿Cree que su llamamiento viene de Dios?”, especialidad en mis estudios universitarios
me preguntó. “Cuando Él nos llama, nos pre­ y, por medio de la inspiración, supe que el
para y capacita” 1. Señor deseaba que dedicara mi vida a enseñar Una oportuni-
Sus palabras me llenaron de confianza y a niños. Cuando regresé a la facultad, comen­ dad de crecer
supe inmediatamente que el Señor me ne­ cé a seguir estudios de educación académica “Cada [llamamiento]
cesitaba en la Primaria. No tenía ni idea de especial. nos ofrece la oportu-
cómo cumplir con mi nuevo llamamiento, Supe que el Padre Celestial me había dado nidad de servir y de
pero sabía que Él me guiaría. el llamamiento en la Primaria para prepararme. progresar. El Señor
Deseaba hacer mi trabajo lo mejor posible, Al prestar servicio, descubrí mi verdadera voca­ organizó la Iglesia
pero unos meses más tarde le diagnosticaron ción y, a medida que he vivido el Evangelio de una manera que
cáncer a mi madre. Además de eso, yo estu­ y me he entregado al servicio, he sentido que proporciona a cada
diaba ingeniería de sistemas y me resultaba me encontraba entre los brazos del Señor. miembro la oportuni-
difícil cumplir con todas mis responsabilidades El testimonio que obtuve mientras servía dad de servir, la cual,
en el hogar, en la universidad y en la Primaria. en la presidencia de la Primaria y más tarde a su vez, conduce al
Mi ánimo comenzó a flaquear, y un domingo en la presidencia de la Primaria de estaca, me crecimiento espiri-
en una reunión dominical se desbordó el vaso ha mantenido como miembro de la Iglesia; he tual de la persona.
Sin importar de qué
y no pude contener las lágrimas. aprendido a enseñar con amor, a mirar con
llamamiento se trate,
Un miembro de mi barrio se dio cuenta los ojos de un niño y a recurrir al Señor para
les insto a verlo como
y me dio un consejo maravilloso: “Judith, obtener guía e inspiración.
una oportunidad
la mejor manera de superar las pruebas es Todos los días, al enseñar en una escuela
no sólo de fortale-
perderse uno mismo en el Evangelio y en el bilingüe de mi ciudad, pienso en los esfuer­
cer y bendecir a los
servicio a los demás”, dijo. “Al hacerlo, verás zos, los desafíos y las bendiciones de aque­ demás, sino también
cómo el Señor alivia tus cargas”. llos años. Los niños que asistían a la Primaria de llegar a ser lo
Al seguir su alentador consejo, mi actitud en aquella época son ahora adolescentes, que nuestro Padre
cambió, se fortaleció mi fe y quedé llena de pero sus ojos siguen brillando de amor por el Celestial desea que
determinación de servir al Señor. Mis pruebas Salvador y Su evangelio. lleguen a ser”.
Derecha: ilustración por Daniel Lewis

persistieron, pero me dediqué personalmente Sé que cuando el Seños nos llama, nos Presidente Dieter F.
a mi llamamiento y siempre estaba deseando enseña y capacita, y coloca líderes en nuestro Uchtdorf, Segundo
Consejero de la Primera
que llegara el domingo para ver a los niños; camino para ayudarnos a vivir este hermoso Presidencia, “Impulsen
ellos me enseñaban algo cada semana al mos­ evangelio de Jesucristo. ◼ desde donde estén”,
­Liahona, noviembre de
trarme su testimonio por medio de sus actos. 2008, pág. 56.
Nota
A medida que pasaban los meses, vi cómo el 1. Véase Presidente Thomas S. Monson, “Llamados
Señor estaba moldeando mi carácter y cómo a servir”, ­Liahona, julio de 1996, pág. 47.

Julio de 2010 11


Hallar un hogar en el

Evangelio Por Rozelle Hastwell Hansen

M
e crié en Perth, Australia, y divino mucho mayor que yo estaba a mi familia en Australia para con­
la religión para mí quedó en control. tarles las felices noticias, me quedé
en manos del destino. Fui Dos años más tarde, cuando asombrada y decepcionada al descu­
bautizada como metodista, asistí a regresé a Francia en calidad de brir que tenían una actitud negativa
escuelas religiosas, y acudí esporádi­ estudiante de intercambio, Kayla acerca de la Iglesia y que se oponían
camente a una congregación bautista Barth, una compañera de estudios a mi deseo de bautizarme.
con mi abuela. A pesar de la dispari­ de California, me invitó con entu­ Eso me pesó enormemente en el
dad espiritual, la oración me resultaba siasmo a asistir a la iglesia con ella. corazón. ¿Debía seguir adelante con­
algo natural gracias a mi abuela, que El entusiasmo sin límites que Kayla tra los deseos de mi familia, a la que
había compartido su fe conmigo y sentía por el Evangelio me fascinaba. amaba profundamente?, ¿o debería
me había enseñado a leer la Biblia. Escuché ávidamente cada una de sus retrasar el bautismo hasta que regre­
Estoy agradecida por su influencia palabras mientras compartía el plan sara a Australia, donde me exponía a
constante en mi vida ya que, a pesar de salvación. Todo me sonaba muy afrontar una oposición aún mayor?
de mi interés por lo mundano, por familiar, como si ya lo hubiera escu­ Mateo 19:29 me ayudó a tomar la
intuición, comencé a cultivar la creen­ chado antes. decisión: “Y todo el que haya dejado
cia en Jesucristo. Al mirar atrás, me Cuando entré en la capilla de casas, o hermanos, o hermanas, o
doy cuenta de que el Padre Celestial Angulema por primera vez, fue como padre, o madre, o esposa, o hijos o
me estaba preparando para aceptar el si me hubiera envuelto con una cálida tierras, por mi nombre recibirá cien
Evangelio restaurado e incorporarlo manta. Había llegado a “casa”. Ese veces más y heredará la vida eterna”.
en mi vida. mismo día, en la clase de Principios ¿Estaba dispuesta a poner al Salvador
Uno de esos acontecimientos del Evangelio, el misionero que estaba en primer lugar, incluso antes de mi
preparatorios ocurrió cuando tuve un enseñando compartió un poderoso familia? La respuesta era que sí, y el
accidente automovilístico mientras testimonio acerca de la Primera Visión. 16 de diciembre de 1989 fui bautizada
me encontraba de visita en Francia. Mientras explicaba la forma en que y confirmada como miembro de La
Unos instantes después de haber te­ nos testifica el Espíritu Santo, sentía Iglesia de Jesucristo de los Santos de
nido la fuerte impresión de que debía una calidez en el corazón que irra­ los Últimos Días. El tiempo que aún
colocarme el cinturón de seguridad, diaba todo mi cuerpo. Este poderoso debía pasar en Francia estuvo lleno
el vehículo derrapó y cayó por una testimonio me dejó una impresión de un gozo apacible como nunca
pendiente de 6 metros de profundi­ indeleble, la cual me ha acompañado antes había experimentado.
dad. Debido a la voz de advertencia a través de las tribulaciones que han Cuando regresé a Perth, mi familia
y a que logré recuperar la movilidad puesto a prueba mi fe. me recibió con los brazos abiertos,
Ilustración por Jeff Ward

de los pies y las piernas, mientras Más o menos un mes después de pero mis intentos de compartir
que otras personas que sufren lesio­ la primera vez que entré en la capilla el Evangelio con ellos se toparon
nes similares muchas veces quedan de Angulema, decidí bautizarme; te­ con rígida oposición. Incluso hicie­
paralizadas de manera permanente, nía 18 años y no necesitaba el permi­ ron arreglos para que fuera a ver a
comencé a comprender que un poder so de mis padres; pero cuando llamé “expertos” religiosos que podrían

12 L i a h o n a


“iluminarme” y ayudarme a ver el “error” del en febrero de 1991. En aquel entonces, mi


camino que había decidido seguir. Eso fue familia se sintió profundamente dolida, pero
una gran prueba de fe para mí, y tras una ahora han llegado a reconocer que la Iglesia
avalancha de propaganda antimormona, me es una bendición en mi vida. Al ver a nues­
encontré dudando mi decisión. tros hijos crecer en el Evangelio, han expre­
No obstante, en los rincones más íntimos de sado gratitud por las cosas que les estamos
mi corazón, no podía negar que lo que había enseñando y la clase de personas que están
experimentado en Francia venía de Dios, así llegando a ser.
que recurrí al Espíritu del Señor para que me Hace poco, una de mis hijas expresó gra­
fortaleciera. Ayuné y oré todos los domingos titud por la decisión que tomé de aceptar el
durante semanas, me sumergí en las Escrituras, Evangelio y formar una familia en el Señor. Su
recibí bendiciones del sacerdocio para obte­ sinceridad hizo que me emocionara porque
ner guía y fortaleza, y asistí a la Iglesia todas me di cuenta de que la decisión de vivir el
las semanas para relacionarme con los santos. Evangelio no sólo había bendecido mi vida,
En vez de concentrarme en lo que no podía sino también la de ella.
Cuando entré en la
comprender o en lo que no sabía, me concentré Estoy eternamente agradecida al Padre
capilla de Angulema
en las cosas que sí sabía: Soy una hija de Dios, Celestial por los milagros y los ángeles terre­
por primera vez, fue
Jesús es el Cristo, José Smith restauró la Iglesia nales que me llevaron al hogar: el evangelio
como si me hubiera en-
del Señor, el Libro de Mormón y la Biblia son la de Jesucristo. Después de veinte años me doy vuelto con una cálida
palabra de Dios, y las familias son eternas. Con cuenta de que las pruebas, el dolor y el riesgo manta. Había llegado
esta nueva perspectiva, mi testimonio comen­ de ofender a mi familia valió la pena. El Evan­ a “casa”.
zó a crecer y a fortalecerse de nuevo. gelio lo es todo para mí, es verdadero, es mi
El último desafío que tuve que afrontar hogar. ◼
aquel año fue el asunto de casarme en
el templo sin contar con la pre­
sencia de mi familia. Un joven
que había conocido en Francia
y con quien había estado
escribiéndome fue desde
California para visitarme
durante tres semanas.
Ambos llegamos a la con­
clusión de que queríamos
casarnos, pero yo tenía
que hacer frente a otra
difícil decisión: ¿Me caso
en el templo para sellar­
me por el tiempo y por
toda la eternidad, o me
caso en otro lugar para
que mi familia pueda
formar parte de la
ceremonia?
Seguí el consejo
de mi presiden­
te de estaca y
me casé en
el templo
Lo que creemos

La pureza sexual
bendice nuestra vida
L
a castidad significa ser moralmen­ tienta a creer que la intimidad sexual
te limpios en nuestros pensamien­ fuera del matrimonio es aceptable siem­
tos, palabras y obras. Esta pureza pre que el hombre y la mujer en cuestión
sexual “agrada a Dios” 1. Nuestro Padre estén enamorados. Esto no es cierto. Es
Celestial nos ha otorgado los poderes sa­ un grave pecado que profana el poder
grados de procreación con el fin de tener que Dios nos ha dado para crear vidas 5.
hijos y expresar amor dentro del matri­ Nuestro Padre en los Cielos nos ha
monio entre un hombre y una mujer. mandado a todos que vivamos la ley 1. Usted puede decidir
También nos ha dado la ley de castidad de castidad. Las bendiciones de cumplir ahora ser casto y nunca
para protegernos del daño que produce este mandamiento y las consecuencias de vacilar. Algunas personas
el compartir la intimidad física fuera del violarlo son las mismas para cada uno de quizá piensen que pue-
matrimonio. nosotros, independientemente de nuestros den cometer pecados
Nuestro Padre Celestial ha fijado límites impulsos, deseos o tentaciones sexuales. sexuales con la idea de
claros en cuanto a la castidad. Nos manda Si hemos cometido pecados sexuales, que no tienen más que
que no tengamos ninguna relación sexual el Señor nos perdonará si nos arrepenti­ arrepentirse después.
antes de casarnos. Una vez casados, se mos verdaderamente 6. La desesperación Esta actitud muestra irre-
nos manda que seamos completamente del pecado puede quedar reemplazada verencia por los manda-
fieles a nuestro cónyuge 2. Si rompemos por la dulce paz del perdón 7. mientos del Señor y una
la ley de castidad, hemos cometido un Al mantenernos sexualmente puros, falta de comprensión del
pecado grave3. El profeta Alma enseñó adquiriremos una mayor sensibilidad a arrepentimiento y de la
que los pecados sexuales son más graves la guía del Espíritu Santo y recibiremos rectitud 9.
que ningún otro, excepto el asesinato o fortaleza, consuelo y protección 8.
el negar al Espíritu Santo 4.
Satanás se burla de la castidad y de
la santidad del matrimonio cuando nos

Ilustraciones fotográficas por Welden C. Andersen; Lana Leishman;


Robert Casey; Jan Friis, © Henrik Als; Matthew Reier, y John Luke

“¿ O no sabéis que vuestro cuerpo es


templo del Espíritu Santo, que está
en vosotros, el que tenéis de Dios, y que no
sois vuestros?
“Porque habéis sido comprados por
precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro
cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son
de Dios” (1 Corintios 6:19–20).

14 L i a h o n a
4. Si siente una lucha inter-
na con tentaciones sexuales,
2. Por medio de la modes- incluyendo sentimientos de
tia en el vestir y en la apa- 3. La pornografía es adictiva atracción por personas del 5. Si ha cometido transgre-
riencia, muestran a Dios y destructiva. Les despojará mismo sexo, puede decidir siones sexuales graves, hable
que saben que su cuerpo de su respeto propio y de resistir estas tentaciones. El con su obispo o presidente
es una creación sagrada su autocontrol, y a menudo Señor proveerá “la salida”, de rama. Él le ayudará a
Suya. La modestia favorece conduce a pecados sexuales para que “[pueda] soportar” pasar por el proceso del
la castidad 10. más graves 11. las tentaciones 12. arrepentimiento 13.

6. Si ha sido víctima de una 7. Si está soltero y sa-


violación, incesto, abuso liendo con personas del
sexual u otros delitos de ca- sexo opuesto, trátelas
rácter sexual, no es culpable con respeto, planifique
de ningún pecado. Su obispo actividades constructivas
o presidente de rama puede y evite conversaciones o
8. Si está casado, sea fiel a su cónyuge en pensamientos, pala-
guiarle a lo largo del proceso actividades que despierten
bras y obras 15. No es apropiado coquetear con otras personas.
de recuperación emocional 14. sentimientos sexuales.
Manténgase apartado de situaciones en las que puedan surgir
tentaciones 16.

Notas
1. Jacob 2:7. 11. Véase Alma 39:9; 3 Nefi
Declaramos que el mandamiento de 2. Véase D. y C. 42:22. 12:28–30; D. y C. 42:23;
3. Véase Éxodo 20:14; D. y C. 121:45.
Dios para Sus hijos de multiplicarse y 1 Tesalonicenses 4:3. 12. Véase 1 Corintios 10:13; véase
4. Véase Alma 39:5. también Génesis 39:1–12.
henchir la tierra permanece en vigor. 5. Véase 1 Corintios 7:2–5. 13. Véase Enseñanzas de los pre-
6. Véase Isaías 1:18. sidentes de la Iglesia: Spencer
También declaramos que Dios ha man- 7. Véase D. y C. 58:42–43. W. Kimball, 2006, págs. 42–43,
8. Si desea más información, 48–50; véase Mosíah 26:29.
dado que los sagrados poderes de la consulte Para la fortaleza 14. Véase Leales a la fe, “Abuso o
de la juventud, págs. 26–28; maltrato”, pág. 4.
procreación han de emplearse sólo entre Principios del Evangelio (2009), 15. Véase Efesios 5:28; D. y C.
págs. 249–257; y Leales a la fe, 42:22–23.
el hombre y la mujer legítimamente ca- “Castidad”, págs. 41–46. 16. Véase 1 Tesalonicenses 5:22.
9. Véase Alma 42:30. 17. Véase “La Familia: Una Proclama-
sados como esposo y esposa 17. 10. Véase Leales a la fe, “Modestia”, ción para el Mundo”, ­Liahona,
pág. 119. octubre de 2004, pág. 49.

Julio de 2010 15
C l á s i c o s d e l E va n g e l i o

¿Qué Trajeron consigo un eleva­


do orden de lealtad y una alta
capacidad de firme devoción a

aportaron la causa que defendían…


Llego ahora a lo más grande
de todo lo que los pioneros
trajeron consigo, lo cual defino

los pioneros? como sabiduría, sabiduría en


cuanto a las cosas importantes
de la vida…
En primer lugar, reflexio­
nemos acerca del cuerpo del
hombre… Los pioneros apor­
taron un nuevo concepto del
cuerpo que le concedía un
El presidente Stephen L Richards nació el 18 de significado sagrado. Enseñaban
junio de 1879 en Mendon, Utah. Fue llamado co- que el cuerpo es el tabernáculo
mo apóstol en 1917, y como Primer Consejero en terrestre en el que se alberga el
la Primera Presidencia en 1951. A continuación espíritu del hombre, el hijo lite­
se ofrecen unos fragmentos seleccionados de un ral de Dios; enseñaron que no
discurso que pronunció en la conferencia gene- se puede profanar ni contami­
ral de abril de 1947, cien años después de que los nar, ni abusar de él en manera
pioneros llegaron al valle de Salt Lake. alguna, consumiendo venenos y
sustancias nocivas, sin ofender a
Dios, cuyo Espíritu mora en su
Por el presidente Stephen L Richards (1879–1959) interior… Aportaron consigo un
Primer Consejero de la Primera Presidencia
código de normas de salud…

P
ara comprender a los para que pudieran brindar a la En segundo lugar, su carácter
pioneros y sus logros, de­ civilización de la que habían o personalidad… [Los pioneros]
bemos examinar su moti­ huido, incluso a sus persegui­ enseñaron no sólo que el hom­
vación… Vinieron en busca de dores, los principios de vida y bre es hijo de Dios, del linaje
la libertad y la paz, como otros conducta que eran la fuente de más noble, sino que también
lo han hecho. Vinieron para su propia inspiración, cohesión, está destinado, si vive con este
construir casas para sí mismos, éxito y felicidad… fin, a asociarse con Su Padre
como otros lo han hecho. Vinie­ Entonces, ¿qué es lo que Celestial para llevar a cabo Sus
ron para adorar a Dios y practi­ aportaron los pioneros? Aporta­ obras eternas durante todo el
car su religión para satisfacer su ron la industria en una medida tiempo venidero…
conciencia, como otros lo han que pocas veces se ha equipa­ En siguiente lugar, la fami­
hecho; pero hay una razón por rado; enseñaron y practicaron el lia… ¿Qué sabiduría aportaron
Ilustración por Paul Mann.

la que vinieron que, a mi enten­ Evangelio de trabajo como base los pioneros respecto a la fami­
der, no tiene paralelo con nin­ del éxito y la felicidad… lia? Le otorgaron nada menos
gún otro movimiento pionero: Aportaron la educación aca­ que los atributos más nobles y
vinieron con el propósito decla­ démica y el gusto por todo lo exaltados que jamás se le hayan
rado de establecer una sociedad artístico y bello… concedido en toda la historia
del mundo. Enseñaron que no Lo más grande Ciertamente, el cielo que busca­ …Estas sabias aportaciones
sólo es una unidad básica para de todo lo que mos es un poquito más que la de las que hablamos y muchas
lograr una vida feliz y progresar los pioneros proyección de nuestros hogares otras no fueron sino principios
aquí en la tierra, sino que tam­ trajeron con- en la eternidad. Qué sublimes del evangelio del Señor Jesu­
bién constituye el mismísimo sigo [fue la] conceptos del hogar y la fami­ cristo, que habían sido restau­
cimiento de nuestra esperanza sabiduría. lia, tan distintos de los trágicos rados mediante el profeta José
de exaltación suprema en el males de la vida familiar actual: Smith… Gracias a la fe implícita
reino celestial de nuestro Dios. divorcios, hogares destruidos de los pioneros en este mensaje
o desatendidos, hijos descarria­ transcendental de vida y verdad,
dos que deben inspirarnos establecieron la casa del Señor
más bien compasión que “como cabeza de los montes”
ensañamiento, debido a (Isaías 2:2). Fue extraordinario
la desintegración de la que fundaran una comunidad
vida familiar… Oh, si la y transformaran un desierto
sabiduría que aportaron en ciudades y municipios, con
estos humildes pione­ los hogares, las escuelas y las
ros pudiera hallar una instalaciones de las que aho­
aplicación en las familias ra disfrutamos; pero un logro
del mundo, qué gran favor inmensamente mayor fue el
se haría al bienestar, a la establecer el reino de Dios y
felicidad y al progreso de la transmitir desde Sión este pro­
humanidad. vechoso mensaje de esperanza,
Por último… la herman­ fe y sabiduría eterna y divina a
dad. Enseñaron, de la mane­ toda la humanidad. Éste fue el
ra más realista, el concepto auténtico legado que nuestros
de que todas las naciones, nobles pioneros llevaron con­
tribus, lenguas y pueblos per­ sigo y nos dejaron a nosotros y
tenecen a la familia de Dios… a nuestros amigos… Es el don
Creían… que la única espe­ más precioso en la vida. Que
ranza firme de paz universal Dios nos ayude a atesorarlo,
residía en la transmisión de vivirlo y transmitirlo. ◼
esta doctrina de la hermandad
Se ha modernizado la puntuación, la orto-
por el mundo entero… grafía y el uso de mayúsculas en el texto.

Julio de 2010 17
templo
Elijamos el

Ése es el consejo de cada vez un mayor


Por Richard M. Romney
número de Santos de los Últimos Días de
Revistas de la Iglesia
India que saben que cuando se asiste a la
Casa del Señor, se reciben bendiciones.

S
e nota más al mirarles a los ojos; en ellos
se ve gozo, esperanza y fe, y un optimismo
que provoca una sonrisa cuando se les dice:
“Dime lo que sientes sobre el templo”.
Para los Santos de los Últimos Días de India, el
matrimonio en el templo brinda una comprensión
más profunda, un sentido de realización y el com­
promiso de guardar los convenios para siempre al
atesorar las promesas de la eternidad. A pesar de
que el templo más cercano es el de Hong Kong,
a miles de kilómetros de distancia, cada vez más
miembros encuentran la forma de llegar a la Casa
del Señor; guiados por la oración, la fe y el Espíri­
tu, deciden ser sellados en el templo. A continua­
ción, hay algunas de sus reflexiones e historias.

Encuentran fortaleza
William Prabhudas, de la Rama Bangalore
2, trabaja en un juzgado y sabe muy bien cuán
penoso es ver matrimonios deshechos. Ésa es una
de las razones por las cuales él y su esposa esta­
ban tan ansiosos por hallar fortaleza en el templo.
“Como la mayoría de los matrimonios, a veces
tenemos pequeños desacuerdos que resolver”,
dice, “pero el solucionarlos es mucho más fácil
cuando los dos tenemos una perspectiva eterna”.
La esposa, Sheela, explica que el ir al templo
no sólo les ha ayudado a ella y a su esposo si­
no también a sus hijas, Celesta, de trece años, y
Doris, de siete. “Nos sellamos como familia”, dice

18 L i a h o n a
“Nos sellamos como
familia. Fue un sen-
timiento muy lindo;
olvidamos el mundo
exterior y fue para
nosotros como estar
en el cielo. Siempre
hablamos de ello”.
Sheela Prabhudas

Sheela. “Fue un sentimiento Arriba: mano, miramos en los espejos siguiendo el buen ejemplo de
muy lindo; olvidamos el mun­ La familia y pensamos en la eternidad”, ellos.
do exterior y fue para nosotros Prabhudas recuerda. “Fue muy hermoso; “Desde que me uní a la Igle­
como estar en el cielo. Siempre viajó al Templo supe que quería estar con mi sia, ha sido un proceso continuo
hablamos de ello”. de Hong Kong, familia para siempre”. de cambio y mejora, de apren­
“¡Qué bendición fue sellarme China, (iz- der sobre el plan de salvación y
con mi esposa!”, dice el herma­ quierda) para Dos, siempre unidos de seguirlo”, dice Rejjie. “Pero la
no Prabhudas. “Y después nos sellarse. Es el A través de los años, los verdadera meta es volver a vivir
trajeron a nuestras hijas, vestidas templo que está hermanos Thomas, de la Rama con el Padre Celestial, nuestro
más cerca de
de blanco, para unirse a noso­ Hyderabad 4, han hecho gran­ Padre amoroso, que desea tanto
India.
tros. Eso me hizo pensar en la des esfuerzos por ser un buen que regresemos a Él que nos
pureza, pureza en nuestra vida ejemplo el uno para el otro. dio un Salvador, Su Hijo Jesu­
y en nuestro hogar. La pureza Cuando eran adolescentes, se cristo, para salvarnos del pecado
y el templo van de la mano. Si convirtieron a la Iglesia al mis­ y de una muerte permanente.
somos puros, el Señor —en Su mo tiempo; juntos procuraron Estoy agradecido de que el
Fotografía del Templo de Hong Kong, China, por Craig Dimond
Fotografías por Richard M. Romney, excepto donde se indique.

casa de promesas—, promete animar a la madre hasta que evangelio de Jesucristo nos haya
bendecirnos”. ella también se bautizó; los dos cambiado a mí y a mi familia, y
Celesta recuerda que su fa­ hermanos prestaron servicio en el asistir al templo es la culmina­
milia trabajó, planificó y ahorró la Misión India Bangalore; y al ción de todo ello”.
durante dos años para poder morir el padre, los dos ayudaron Rejjie explica que uno de
viajar al templo; pero sobre todo a consolar a su mamá. Recien­ los problemas que él y Me­
recuerda cuando estaba en el temente, ambos contrajeron tilda enfrentaron al tratar de
templo con sus padres y que su matrimonio. conseguir la aprobación de
tía, su tío y sus primos también Actualmente, Rejjie y Metilda, sus padres para casarse fue el
estaban allí para presenciar el su esposa, ya se han sellado en hecho de provenir de regiones
sellamiento de la familia. “Des­ el templo; y Rennie y su espo­ diferentes y de hablar distintos
pués, todos nos tomamos de la sa, Keerthi, se sellarán pronto dialectos. “Pero en el templo

Julio de 2010 19
“El evangelio de
Jesucristo nos ha
cambiado a mí y
a mi familia, y el
asistir al templo es
la culminación de
todo ello”.
no hay diferencias”, dice, “y eso
Rejjie Thomas
fue un gran recordatorio para
nosotros”. Él opina que el futuro
de India depende de los jóve­
nes. “Nosotros somos quienes
introduciremos los cambios”,
dice, mirando a Metilda. “Ésa es Arriba, de Rennie cuenta cómo conoció mejor fue que cuando termina­
la visión que los dos tenemos. izquierda a a su futura esposa cuando asis­ mos los estudios, mi hermano se
Debemos realizar las noches de derecha: Rejjie, tía a seminario mientras todavía casó; el padre de Keerthi quedó
hogar, el estudio de las Escritu­ Metilda, Keerthi investigaba la Iglesia. “Yo quería muy impresionado con la boda.
ras en familia y la oración fami­ y Rennie Tho- jugar al criquet en vez de ir, pe­ Al observar el buen ejemplo de
liar, y centrar nuestra atención mas. Abajo: ro el maestro de seminario me ellos, accedió a nuestro matri­
en el templo. Ése es nuestro A Rennie y dijo: ‘Tienes que poner a Dios monio y, de esa manera, honra­
futuro”. a Keerthi les primero’, y así lo hice. A pesar mos a nuestros padres y nuestro
Metilda está de acuerdo: gusta asistir de que era tímido, fui a la clase matrimonio quedó concertado
“Cuando le pregunto cómo a la Escuela y me senté en la última fila”. En en la forma apropiada”.
puede ser tan comprensivo y Dominical. la primera fila vio a Keerthi, que Rennie dice que lo que pasó
cariñoso, me contesta que es para entonces había sido miem­ entre él y Keerthi es un buen
porque el Evangelio le hace ser bro por sólo seis meses. Si bien ejemplo de cómo la perspectiva
mejor. Durante su misión, obser­ se hicieron amigos, no empeza­ de la Iglesia sobre el matrimo­
vó el ejemplo del presidente de ron a salir hasta que él regresó nio ha empezado a extenderse.
la misión que trataba a la esposa de su misión. Keerthi recuerda “Cuando me bauticé”, dice, “que
que, cuando al final un miembro se casara con otro
decidieron casar­ miembro era algo fuera de lo
se, fueron a hablar común; y era todavía más ra­
con sus respectivos ro que fueran al templo. Pero
padres para con­ ahora entendemos que debe­
vencerlos de que su mos casarnos con miembros
decisión era correcta. de la Iglesia; y nos aseguramos
“En seminario de prepararnos para el templo,
aprendimos que pues éste es la clave”.
debemos honrar a
nuestros padres, y El ejemplo del presidente
nosotros nos acordá­ Al entrar en el apartamento
bamos de ello”, dice. de Venkat y Lynda Dunna, de
con respeto y amor; y en el tem­ Rennie agrega: “El consejo la Rama Hyderabad 4, notarán
plo vemos el mismo escenario. que nos dieron fue que debería­ muchas evidencias de lo ena­
Al vivir ese modelo, y algún día mos terminar nuestras carreras y morados que están estos recién
mostárselo a nuestros hijos, esa que yo debía esperara a que mi casados. En la pared hay un
influencia fortalecerá a la Iglesia hermano se casara primero; así cartel, hecho a mano por él, pa­
en India”. que trabajamos y esperamos. Lo ra el cumpleaños de ella; sobre

20 L i a h o n a
la mesita cerca del sofá, hay un simpatizan con la Iglesia pero
álbum con las fotografías de la que no son miembros, también
boda; y al hablar, él le pasa el estaban construyendo una casa
brazo alrededor de los hombros y no querían tener una boda

“Los dos pensábamos:


‘El Señor nos ayudará’,
y así lo hizo”.
Venkat Dunna

y ella sonríe tan a menudo, que hasta que estuviera terminada. Arriba: Venkat dos pensábamos: ‘El Señor nos
resulta contagioso. “Mis padres no querían decir y Lynda Dunna ayudará’, y así lo hizo”.
Describen cómo se conocie­ que no, pero deseaban que es­ viajaron al Justo a tiempo para la boda
ron por medio de las activida­ peráramos varios meses, tal vez templo con se inauguró una nueva capilla
des de la Iglesia y lo contenta hasta un año”, recuerda Venkat. otras siete per- Santo de los Últimos Días donde
que estaba la madre de Lynda “Quien nos ayudó fue el sonas. El mis- se casaron e hicieron la recep­
cuando se comprometieron, Espíritu”, continúa. “Me sentí mo día en que ción, después de lo cual salieron
porque conocía a Venkat de la inspirado a decirles a todos que ambos se sella- inmediatamente para sellarse
Iglesia. Pero había un problema: Lynda y yo trabajábamos, y por ron, Lynda se en el Templo de Hong Kong,
selló también
él tenía un hermano mayor que lo tanto nos encargaríamos de China. “Siete personas viajamos
a su padre
era soltero y en India todavía todos los preparativos, pero que juntas al templo”, comenta Lynda.
fallecido.
hay personas que se aferran a era importante que nos casá­ “El mismo día en que Venkat y
la tradición de que los herma­ ramos lo antes posible y que yo nos sellamos, mi madre, mi
nos mayores son los que deben comenzáramos nuestro matri­ hermana y yo pudimos sellarnos
casarse primero. Sus padres, que monio yendo al templo. Los a mi padre, que había fallecido.

Julio de 2010 21
“Nos unieron nuestras familias y
amigos, pero también el Espíritu.
Esperamos que el Espíritu siempre
guíe nuestro matrimonio”.
Barat Powell

Fue un día maravilloso en todo Derecha: La


sentido”. historia de
Venkat, que actualmente Barat e Ishla
presta servicio como presidente comienza en
de una rama, dice que uno de realidad con
sus mayores deseos es ver un los padres de
templo en India algún día. “Será él (página si-
una gran bendición”, dice. “Con­ guiente). “Esta-
tribuirá a que edifiquemos Sión mos enseñando
la importancia
en el lugar donde estamos”.
del templo a
la generación
Un matrimonio guiado
más joven”, dice
La historia de Barat e Ishla
Sathiadhas,
Powell, de la Rama Chennai 2,
el padre de
comienza en realidad con los Barat.
padres de él, Sathiadhas Powell y
Suriya Kumari, que se casaron en
1981 y en 1991 se convirtieron
a la Iglesia. En 1993 llamaron
a Sathiadhas como presidente
de rama. Después de años de
ahorrar y de prepararse y antes un nuevo miembro de la Iglesia. el presidente de la rama y el de
de que se dedicara el Templo “Desde el primer día en que me la misión aprobaron su solicitud
de Hong Kong, ellos viajaron reuní con los misioneros supe para ser misionera, Ishla explica:
al Templo de Manila, Filipinas, que el Evangelio era verdadero y “De repente e inesperadamen­
para sellarse. me encantó”, afirma. Se hizo muy te cambié por completo de
Mientras su familia crecía e amiga de la familia del presiden­ idea; quería orar en cuanto al
iba madurando en el Evangelio, te de la rama, la familia Isaac, matrimonio”.
enseñaron a sus dos hijos la que había conocido la Iglesia Cuando Barat regresó de la
importancia de asistir al templo. por medio de la familia Powell. misión, le sorprendió el hecho
(Su hijo menor se encuentra ac­ Cuando ella se bautizó, a de que varias personas le dije­
tualmente prestando servicio en Barat le quedaban todavía ran que Ishla sería la mujer ideal
la misión). El matrimonio Powell cuatro meses en la misión. “La para él. Poco tiempo después,
estaba encantado de que cuando familia Isaac me decía que él los dos se encontraron breve­
Barat, su hijo mayor, se compro­ sería el perfecto compañero mente durante la boda de la hija
metió, de inmediato empezaron para mí, pero yo quería pospo­ del presidente Isaac, pero nunca
a hacer planes para casarse en ner el matrimonio y servir en hablaron mucho. La sociedad
el templo. Ishla, su novia, era una misión”, dice Ishla. Aunque india es muy formal en cuanto

22 L i a h o n a


celebraríamos con ellos en la ceremonia


legal, antes de partir, y les pedimos que
sacaran muchas fotos después de se­
llarse. Luego, lo celebraríamos otra vez
cuando regresaran.
“Estamos enseñando la importancia
del templo a la generación más joven”,
explica. “Alentamos a todas las per­
sonas a ir al templo y, por supuesto,
a la amistad entre los hombres y conversando. “Fue como si nos hubié­ queríamos que nuestros hijos lo hicie­
las mujeres, y tanto Barat como ramos conocido durante años”, afirma ran también”. Dice que en particular le
Ishla querían conducirse de Barat. complace la forma en que Barat e Ishla
forma apropiada. Ishla había aprendido en Instituto en respetaron a sus padres, así como las
Tres semanas después, Ishla cuanto al matrimonio en el templo y sabía costumbres de su pueblo y su propio
se encontraba orando y pregun­ que no aceptaría menos que eso. Barat albedrío.
tándose qué debía hacer, y lo pensaba lo mismo, pero tendrían que aho­ “En India, la gente habla de ‘matri­
mismo hacía Barat. “El Señor rrar dinero para viajar al templo; y, además, monios concertados’ y ‘matrimonios por
me indicó de tantas maneras que significaba que muchos amigos y miembros amor’”, dice Barat. “Nosotros pensamos
Barat era el hombre adecuado”, de la familia, incluso los padres de él, no que tenemos ambos”. En realidad, ellos
comenta ella. “Pero yo era muy tendrían los medios para viajar con ellos. prefieren llamar al suyo “un matrimonio
reservada, así que le pedí al Se­ “Es una distancia considerable y el guiado”. “Nos unieron nuestras familias
ñor: ‘Si esto es lo correcto, Señor, viaje es muy caro, pero todos estuvimos y amigos, pero también el Espíritu”, di­
indícame la forma en que pueda de acuerdo en que ellos debían ir” re­ ce. “Esperamos que el Espíritu siempre
hablar con él’”. cuerda Sathiadhas. Les dijimos que lo guíe nuestro matrimonio”. ◼
Por su parte, Barat relata:
“Yo había hablado de ella con
La cultura local y la cultura del Evangelio
varias personas, y todos tenían
sólo cosas buenas que decir. De “El propósito del Evangelio es transformar personas comunes en
pronto, pensé: ‘Tengo que hablar seres celestiales, y eso requiere cambio …
“Las tradiciones, la cultura o el modo de vida de un pueblo inevita-
con ella ahora mismo’, pero no
blemente incluyen algunas prácticas que deben cambiar aquellos que
sabía cómo, por lo que llamé a la
deseen hacerse acreedores de las bendiciones más grandes de Dios …
hermana del presidente Isaac y
“Existe una cultura singular del Evangelio, un conjunto de valores, expectativas y
le pregunté si le parecía correcto
prácticas comunes para todos los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos
que yo la llamara”.
de los Últimos Días. Este modo de vida del Evangelio proviene del plan de salvación,
Ishla continúa diciendo: de los mandamientos de Dios y de las enseñanzas de los profetas vivientes. Se mani-
“Cuando estaba orando, la her­ fiesta en el modo en que criamos a nuestra familia y vivimos nuestra vida”.
mana del presidente de la rama
Élder Dallin H. Oaks, del Quórum de los Doce Apóstoles, “Arrepentimiento y cambio”, ­Liahona,
me llamó y me dijo: ‘Barat quiere noviembre de 2003, págs. 37, 39.
hablar contigo, ¿puedo darle tu
número de teléfono?’” Media
hora más tarde los dos estaban

Julio de 2010 23


E
Abajo: El presidente Heber J. Grant dedicó el l presidente Thomas S.
Templo de Cardston, Alberta, el 26 de agosto Monson ha instado a los
de 1923; fue el primer templo que se dedicó
fuera de los Estados Unidos. Derecha: Paleta Santos de los Últimos
de plata que utilizó el élder David O. McKay al Días a que sigamos ejerciendo
colocar la piedra angular del templo en 1915.
nuestra fe y oraciones para que
los “lugares del mundo donde
nuestra influencia es limitada y
donde no se nos permite com­
partir el Evangelio” se abran
(véase la barra lateral de la pági­
na 25). Él estuvo presente en la
histórica reunión de 1974 en la
que el presidente Spencer W.
Kimball (1895–1985) instó a los
líderes de la Iglesia a alargar el
paso y a ampliar su visión para
magnificar el programa misio­

Para llenar la tierra


nal en el mundo entero y “para
encontrar las llaves que muchas
naciones parecen haber perdi­
do, mediante las cuales poda­
mos abrir esos mundos” 1.

Izquierda: estatua de Samuel H. Smith, por D. J. Bawden. Derecha: Los santos embarcan en Liverpool, por Ken Baxter.
El presidente Monson pro­
mete que pueden producirse
milagros a medida que persis­
tamos en nuestra fe y oracio­
nes. Él sabe por experiencia
que esto es cierto. En los años
posteriores a la súplica del
presidente Kimball, él presen­
ció un aumento espectacular
en el número de misioneros y
bautismos de conversos 2. Fue
Izquierda: Samuel H. Smith, hermano
del profeta José Smith, fue uno de los testigo de la apertura de mu­
primeros misioneros que predicó el chas regiones a medida que
Evangelio en los Estados Unidos. los Santos de los Últimos Días
Arriba: Los primeros misioneros
enviados a Inglaterra lograron gran obedecían la súplica del pre­
éxito en la predicación del Evangelio, sidente Kimball de orar para
así como los misioneros enviados a
que las naciones del mundo
países escandinavos y otros países de
Europa. abrieran sus puertas a la predi­
cación del Evangelio. El presi­
dente Monson jugó un papel
decisivo en la construcción del
Templo de Freiberg, Alemania.
Él presenció la apertura de
muchos países al Evangelio
tras la caída del Muro de Berlín
en 1989 3.

24 L i a h o n a
Fotografías por David Pickup.
“Les pido que con-
tinúen ejercitando
su fe y oraciones
en beneficio de
aquellas regiones
donde nuestra
influencia es limi-
tada y donde no se
Izquierda y arriba: La capilla de Gadfield Elm en Malvern,
Inglaterra, es la primera y más antigua capilla de los Santos de nos permite com-
los Últimos Días. En 1840, el élder Wilford Woodruff convirtió a partir el Evangelio
los 600 miembros de la congregación United Brethren [Herma-
nos Unidos] que se reunían allí. Donaron su capilla a la Iglesia,
libremente en este
y ésta se convirtió en el punto central de la obra misional en la momento; ocurri-
región. Más tarde, la vendieron para pagar los gastos a fin de
que los miembros locales se congregaran en Sión.
rán milagros si lo
hacemos”.
Presidente Thomas S.
Monson, “Bienvenidos a
la conferencia”, ­Liahona,
noviembre de 2009, pág. 6.

El barco Ellen Maria se prepara para zarpar de Días que vivían en las Islas Británicas. La emi- promesa de que devolverían el préstamo para
Liverpool, Inglaterra, con destino a los Estados gración fue posible gracias al Fondo Perpetuo que otras personas pudieran emigrar. Miles de
Unidos el 1 de febrero de 1851. En aquel enton- para la Emigración, que prestaba dinero a los conversos emigraron para unirse a los santos
ces, había más de 50.000 Santos de los Últimos empobrecidos Santos de los Últimos Días bajo la en los Estados Unidos.

Julio de 2010 25

Muchas “islas del mar” forma-
ron parte de los lugares en los
que el Evangelio comenzó a
arraigarse en el siglo XIX.
Extremo izquierdo: El terreno
de este centro de reuniones de
Hawai de 1882 se convirtió
en el sitio del Templo Laie,
Hawai, que se terminó en
1919 (izquierda). Abajo a la
izquierda: Después de que los
Él y todos los profe­ misioneros llegaron a Nueva
Zelanda en 1854, el Evangelio
tas de los últimos días floreció. Abajo: Esta réplica de
desde la restauración la Estela 5 (uno de los ochenta
del Evangelio saben monumentos de Izapa, Chiapas,
México) es conocida como la
que estas palabras Piedra del Árbol de la Vida y
escritas por el profeta parece representar el sueño de
José Smith en marzo de Izquierda: fotografía del centro de reuniones de 1882, cortesía del Museo de Historia de la Iglesia. Lehi (véase 1 Nefi 8).
Arriba: La promesa, por Al Rounds. Abajo a la izquierda: Construir ahora para la eternidad, por
Sylvia Huege de Serville, cuarto concurso internacional de arte. Abajo: El sueño de Lehi, por Araceli
1842 son verdaderas: “El Andrade, séptimo concurso internacional de arte.

estandarte de la verdad
se ha izado; ninguna
mano impía puede de­
tener el progreso de la
obra; las persecuciones
podrán encarnizarse, los
populachos se podrán
combinar, los ejércitos
podrán juntarse y la
calumnia podrá difa­
mar; mas la verdad de
Dios seguirá adelante
valerosa, noble e inde­
pendientemente hasta
que haya penetrado en
todo continente, visita­
do todo clima, abarcado
todo país y resonado
en todo oído, hasta que
se cumplan los propó­
sitos de Dios y el gran

26 L i a h o n a
Derecha: En los años de la dé-
cada de 1960, muchas personas
de Nigeria y Ghana obtuvieron
un testimonio al leer libros de Creí

E
la Iglesia. Cuando llegaron los
n 1964, Joseph
misioneros en 1978, cientos de
africanos estaban preparados William Billy
para bautizarse. En menos de un Johnson leyó el tes-
año, se habían bautizado y con-
timonio del profeta
firmado unas 1.700 personas.
José Smith y el Libro
de Mormón y llegó a la
conclusión de que eran
la palabra verdadera
de Dios. El Espíritu no
tardó en hacerlo ir de
puerta en puerta para
compartir el mensaje.
Con el tiempo, fundó
diez congregaciones con
más de 1.000 creyentes.
En junio de 1978, tuvo
la firme impresión de
que debía escuchar
la BBC por la radio. Él
recuerda: “Escuché el
mensaje del presidente
Spencer W. Kimball de
que todos los varones
dignos del mundo
entero podrían recibir
el sacerdocio. Me eché
a llorar de gozo”.
Véase E. Dale LeBaron,
“Steadfast African Pioneer”,
­Ensign, diciembre de 1999,
pág. 45.

Arriba: Fotografía de bautismos nigerianos en 1978, por Janath Cannon.


Arriba: Ordenación por Santos de los Últimos Días en Sierra Leona, por Emile
Wilson. Derecha: Bautismo en Sierra Leona, por Emile Wilson.

Julio de 2010 27
Izquierda: Los colores y texturas de este hay más de 1.500 miembros que viven
bordado captan la energía del tremendo en Polonia, un país que quedó pro-
crecimiento de la Iglesia en México, fundamente afectado por la Segunda
Centroamérica y Sudamérica duran- Guerra Mundial. Su testimonio está
te los últimos cincuenta años. Estos arraigado en las mismas creencias que
miembros aman el Libro de Mormón y comparte el resto de los Santos de los
frecuentan el templo, representado aquí Últimos Días, como la Primera Visión
por el Templo de Ciudad de Guatemala, (representada abajo por un artista
Guatemala. Abajo: En la actualidad, polaco).

Jehová diga que la obra


está concluida” 4.
Aunemos nuestra fe
y oraciones para que
las regiones que actual­
mente están cerradas se
abran y se produzcan
milagros al aceptar la
invitación del presidente
Monson. ◼

concurso internacional de arte. Izquierda: “La primera visión de José Smith”, por Januza Mostyl, cortesía del Museo de Historia de
Notas

la Iglesia. Arriba a la derecha: fotografía del presidente HINCKLEY, por Gerry Avant. Arriba en el centro: “Misioneros incansables”,
por Jueling Chen, cuarto concurso internacional de arte, prohibida la reproducción. Arriba al extremo derecho: fotografía de
Arriba a la izquierda: “Los lamanitas florecen como la rosa en el desierto”, por Maria Gladis Barrientos de Monterroso, tercer
1. Véase Spencer W. Kimball,
“Id por todo el mundo”,
­Liahona, noviembre de

misioneros en Japón, cortesía del Museo de Historia de la Iglesia. Derecha: Dedicación de Rusia, por Emin Zulfugarov.
1974, pág. 2.
2. Véase “Status Report on
Missionary Work: A Conver-
sation with Elder Thomas S.
Monson, Chairman of the
Missionary Committee of
the Council of the Twelve”,
­Ensign, octubre de 1977,
pág. 8.
3. Véase Garold y Norma
Davis, “Detrás del muro:
La Iglesia en Alemania
Oriental”, ­Liahona, febrero
de 1992, pág. 12.
4. Enseñanzas de los Presi-
dentes de la Iglesia: José
Smith, págs. 149–150.
5. “President Hinckley Visits
Asian Saints, Dedicates
Hong Kong Temple”,
­Ensign, agosto de 1996,
pág. 74.

28 L i a h o n a
Japón: La Iglesia
crece en Asia

E n una charla fogone-


ra en Tokio, Japón,
en 1996, el presidente
Gordon B. Hinckley
habló a los miembros
de la visita que el élder
Heber J. Grant, en aquel
entonces miembro del
Quórum de los Doce
Apóstoles, hizo a Japón
en 1901: “Él y otros tres
misioneros… se retiraron
a un lugar tranquilo y
apartado y dedicaron
Japón para la predicación
del Evangelio”.
Tras destacar el creci-
miento de la Iglesia en
Japón (donde actualmen-
te viven más de 123.000
miembros), el presidente
Hinckley dijo: “Si el pre-
sidente Grant estuviera
aquí ahora, lloraría de
gratitud” 5.

Arriba: Los miembros de Asia miembros de Taiwán, lo que muestra 1 de septiembre de 1901. Arriba: El
celebraron la visita en 1996 del que el Evangelio funciona en cual- élder Francis M. Lyman, Apóstol, se
presidente Gordon B. Hinckley y quier cultura. Arriba a la derecha: reunió con otros líderes de la Iglesia
su esposa, Marjorie. Arriba en el El élder Heber J. Grant (centro), junto en agosto de 1903 en San Petersburgo,
centro: Imágenes de Asia y de Santos con los misioneros, dedicó Japón para Rusia, para dedicar ese país para la
de los Últimos Días rodean a estos la obra misional en este lugar el predicación del Evangelio.

Julio de 2010 29


30 L i a h o n a
Ilustraciones por Gregg Thorkelson.


Por el élder
M. Russell Ballard
Del Quórum de los
Doce Apóstoles

Hablemos del Evangelio


con confianza
Nosotros no tenemos que defender ni justificar nada si basamos
nuestra posición en las enseñanzas del Hijo de Dios y hacemos
lo posible por guardar Sus mandamientos.

N
os encontramos en una lucha titánica, mormones explican sus creencias, la forma en
y así ha sido siempre desde la alborada que se expresan insinúa que esperan recibir
de la historia de la humanidad. El bien crítica.
y el mal nos han acompañado siempre, así Aquella no fue la primera vez que escuché
como el derecho de elegir entre ambos. Deseo ese tipo de observación; pero cuanto más he
compartir algunas ideas con respecto a perma­ pensado en ello, mejor he entendido lo fácil
necer firmes en la verdad. que es, si no tenemos cuidado, comunicar la
Hace poco vi algunas investigaciones so­ impresión de que estamos a la defensiva cuan­
bre la forma en que otras personas ven a los do hablamos con otras personas.
miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Creo que, en parte, comprendo las razo­
Santos de los Últimos Días; es un tema que nes. Desde el día en que José Smith salió de
me ha interesado desde hace mucho tiempo la Arboleda Sagrada, en la primavera de 1820,
porque, en mis asignaciones de la Iglesia, he ha habido quienes han reaccionado a nuestro
tenido mucho que ver con la obra misional. El mensaje en forma negativa, incluso con hostili­
saber cómo nos ve la gente es un punto im­ dad. José mismo nos dice que no tuvo una ex­
portante para comprender la manera de ex­ periencia agradable la primera vez que intentó
plicarnos mejor. En aquel estudio particular se relatar lo que había visto a alguien que no fuera
mostraba una observación interesante: indica­ de su familia. El ministro protestante con el que
ba que a veces, a los que no son miembros de compartió su mensaje le dijo que “todo aquello
la Iglesia, les parece que los miembros están era del diablo” y que ya “no había tales cosas
a la defensiva; incluso uno de los participan­ como visiones ni revelaciones” ( José Smith—
tes llegó al extremo de decir que cuando los Historia 1:21).

Julio de 2010 31


Si en aquel momento José pensó que eso era malo, era como parte de su propio patrimonio. Esos relatos nos inspi­
porque todavía no se había dado cuenta del implacable ran y motivan, tal como debe ser, y espero y ruego que en
poder del adversario. Cuanto más progresaba la Iglesia, más nuestra relativa comodidad, no olvidemos nunca a aquellos
hostilidad parecía atraer, y el pequeño grupo de santos tenaces y fieles Santos de los Últimos Días ni las lecciones
fieles fue expulsado de un lugar a otro. Tal vez a José le que podemos aprender de ellos.
pareciera que la situación no podía ser peor después de la Sin embargo, ya no estamos en 1830 ni somos sólo seis
orden de exterminación que emitió el gobernador de Misuri personas. ¿Podría esa actitud defensiva que los demás ven
contra los miembros de la Iglesia y del terrible sufrimiento a veces en nosotros indicar que todavía pensamos que nos
que el Profeta y otros pasaron en la cárcel de Liberty. Por tratarán como a una minoría antipática, forzada a huir hacia
supuesto, tal situación empeoró, y José y Hyrum pagaron el Oeste? En nuestra interrelación con otras personas, ¿espe­
con la vida su obra, su testimonio y su fe. Ese fue el acto ramos siempre tener que defendernos? Si es así, tenemos que
final que impulsó la gran jornada hacia el Oeste, dirigida corregir el curso que seguimos. El estar continuamente espe­
por Brigham Young, a través de la pradera norteamericana rando crítica u objeciones puede conducirnos a una timidez
hasta su lugar de refugio en medio de las Montañas Rocosas malsana y a una posición defensiva que no tiene buen efecto
de los Estados Unidos. en los demás; además, no está de acuerdo con lo que hemos
Los relatos de privaciones y sacrificio de los Santos de llegado a ser hoy en día como Iglesia y como institución de
los Últimos Días son ahora parte imborrable de la historia; seguidores de Jesucristo.
incluso los conversos a la Iglesia que no han tenido ante­
pasados que hayan vivido aquellas experiencias adoptan Miremos el ejemplo del Salvador
a la gente y los acontecimientos de nuestros comienzos Como en todas las cosas, podemos mirar al Salvador
como nuestro ejemplo. Desde el
principio de Su ministerio Él se en­
frentó a una hostilidad encarniza­
da. Cuando empezó a predicar en
las sinagogas de Nazaret, algunos
quisieron lanzarlo por un preci­
picio (véase Lucas 4:28–29); no
obstante, Él no se dejó intimidar;
ya sabía que en la mayoría de los
casos lo iban a interpretar mal.
Sin embargo, fue intrépido pa­
ra declarar Su Evangelio em­
pleando frases como: “Oísteis
que fue dicho… Pero yo os
digo…” (Mateo 5:21–22). Él
sabía lo que quería decir,
y lo decía sin disculparse.
Como dicen las Escrituras,
“les enseñaba como quien
tiene autoridad, y no como los
escribas” (Mateo 7:29).
Si queremos que nos respeten
hoy en día por lo que somos,
debemos desenvolvernos con

32 L i a h o n a


confianza, seguros por el conocimiento de en las comunidades de costa a costa y de nor­


quiénes somos y de lo que creemos, y no te a sur, por todos lados se encuentran Santos
como si tuviéramos que disculparnos por de los Últimos Días. Aun cuando la concen­
nuestras creencias. Esto no quiere decir que tración de miembros es mayor en el oeste,
debamos ser arrogantes ni prepotentes; siem­ cada vez es más común encontrar a alguien
pre debemos considerar como un principio que conozca personalmente a un Santo de los
básico el respeto por el punto de vista de los Últimos Días; además, muchos miembros de
demás: es parte integral de los Artículos de la Iglesia han llegado a distinguirse socialmen­
Fe (véase Artículos de Fe 1:11). Pero si nos te. Un artículo sobre la Iglesia que apareció
comportamos como si fuéramos una minoría recientemente en la revista Time hacía notar
perseguida o como si esperáramos incom­ este hecho y publicaba fotografías de varios
prensión o crítica, las Santos de los Últimos
personas lo percibirán Días prominentes 1.
y reaccionarán de De por sí, esa pro­
acuerdo con ello. Si queremos que nos respeten minencia asegura que
Exhorto a los ex hoy en día por lo que somos, cada vez se hablará más
misioneros a que sean debemos desenvolvernos de la Iglesia y que los
especialmente percep­ Santos de los Últimos
tivos en cuanto a esto.
con confianza, seguros por el Días se van a encontrar
Ustedes dedicaron conocimiento de quiénes somos embarcados en más y
dos años de su vida y de lo que creemos. más conversaciones
a tocar puertas y a sobre el Evangelio. Es
aclarar toda pregunta preciso, entonces, que
y objeción imaginable. seamos honrados, direc­
En sus conversaciones actuales, es fácil que tos, sinceros, interesantes, respetuosos hacia
se sientan como si todavía estuvieran tocando las opiniones de los demás y completamente
puertas, pero no lo están. Si se encuentran en abiertos en cuanto a la nuestra.
una situación de compartir sus creencias, no A continuación hay dos sugerencias para
tienen por qué andar con tanto cuidado que entrar en conversaciones abiertas sin estar a
den la impresión de ser evasivos o de esperar la defensiva.
que los critiquen. El apóstol Pablo dijo: “No
me avergüenzo del evangelio de Jesucristo” 1. No permitan que los asuntos que no
(Romanos 1:16), y tampoco debe avergonzar­ sean pertinentes tomen precedencia sobre
se ninguno de nosotros. Yo contemplo con los temas más importantes.
expectativa y agradezco profundamente toda Los miembros de la Iglesia muchas veces
oportunidad de compartir mi testimonio del han permitido que otras personas establezcan
maravilloso mensaje de la Restauración; y no el tema de la conversación. Un ejemplo de
recuerdo haber ofendido nunca a nadie al ello es la cuestión del matrimonio plural. Eso
hacerlo. terminó como práctica oficial de la Iglesia en
Una de las razones por las que este tema 1890; estamos ahora en 2010, ¿por qué segui­
tiene validez en la actualidad es porque la mos hablando del asunto? Fue una práctica;
Iglesia está fortaleciéndose cada vez más. En se dio por terminada, y seguimos adelante. Si
los Estados Unidos, ocupamos el cuarto lugar alguien les habla de la poligamia, limítense a
entre las religiones en el número de afiliados; reconocer que en un tiempo se practicó pero

Julio de 2010 33


que ya no se practica y que la gente no debe “Como los católicos, los judíos y los musul­
confundir a los polígamos con nuestra Iglesia. manes lo han sabido durante siglos, esa aten­
En una conversación común, no pierdan tiem­ ción es inevitable una vez que una institución
po tratando de justificar la práctica de la poliga­ o grupo alcanza suficiente tamaño o promi­
mia en tiempos del Antiguo Testamento ni en nencia para atraer interés”.
conjeturar por qué se puso en efecto durante A continuación, el artículo trata de disuadir
una época en el siglo XIX. Esos pueden ser a la gente de organizar un boicot contra la red
temas válidos entre historiadores y eruditos trasmisora o los negocios afiliados, idea que
religiosos, pero creo que si lo convertimos algunos de nuestros miembros promovían
en un tema principal de conversación sobre con entusiasmo:
la Iglesia, estaremos sólo reforzando ideas “Como institución, La Iglesia de Jesucristo
preconcebidas. de los Santos de los
Me doy cuenta de Últimos Días no orga­
que a veces tales con­ niza boicots; tal acción
versaciones surgen generaría simplemente
debido a relatos que
Lo más importante de nosotros la clase de controversia
aparecen en los medios y de nuestro testimonio es que que complace a los me­
de comunicación, pero basamos nuestras creencias en dios de comunicación
eso no cambia nada. lo que Jesucristo enseñó y que y que, al final, aumen­
En 2009, un canal de taría el público para las
televisión presentó una
tratamos de seguirle. series… los Santos de
serie sobre polígamos los Últimos Días deben
en la que se mostraba comportarse con digni­
la sagrada ceremonia dad y consideración.
del templo; esto causó gran consternación “Esto no es solamente el modelo que Jesu­
entre los miembros de la Iglesia, lo cual es cristo enseñó y demostró en Su vida, sino que
comprensible. A todos nos ofendió. también refleja que la fortaleza y la madurez
Pero cito de un artículo que publicó en res­ de los miembros de la Iglesia hoy en día es
puesta a esa representación el Departamento un hecho real…
de Asuntos Públicos de la Iglesia en su sitio “Si la Iglesia permitiera que los críticos y los
Web. Al leerlo, noten el tono del escrito: no es adversarios escogieran el terreno donde llevar
en absoluto defensivo y, sin embargo, respon­ a cabo sus luchas, arriesgaría desviarse del
de a un simulacro improcedente de una de objetivo y de la misión a la que se ha dedi-
nuestras ceremonias religiosas más sagradas: cado con éxito durante casi ciento ochenta
“Al igual que otros grupos religiosos, La años. En cambio, la Iglesia misma va a deter-
Iglesia de Jesucristo de los Santos de los minar su propio curso mientras continúa pre-
Últimos Días se encuentra a veces recibiendo dicando el evangelio restaurado de Jesucristo
atención de Hollywood o de Broadway, de por todo el mundo” 2.
series de televisión, libros o noticieros. Algunas Y este otro ejemplo: En 2007, un productor
representaciones de la Iglesia y de su gente de cine independiente estrenó una película so­
son bastante exactas; otras son imágenes falsas bre la masacre de Mountain Meadows. El des­
o responden a conceptos estereotipados. Y, cribirla como una película mala sería generoso;
de cuando en cuando, hay algunas de pésimo francamente era pésima, incluso los críticos
gusto. de Hollywood la censuraron. Los promotores

34 L i a h o n a


hicieron lo posible por provocar a la Iglesia para que la estar a la defensiva. Nosotros no tenemos que defender ni
tomara como tema principal de conversación. Pero, de he­ justificar nada si basamos nuestra posición en las enseñan­
cho, hicimos caso omiso de ello, negándoles así por com­ zas del Hijo de Dios y hacemos lo posible por guardar Sus
pleto el privilegio de establecer ellos nuestra agenda. El mandamientos.
resultado fue un fracaso total en los cines y bastante tinta Es una gran bendición tener las doctrinas de Jesucristo,
roja en la cuenta bancaria del productor. Entretanto, segui­ que son claras para los que estudian las Escrituras y adop­
mos respondiendo de manera constructiva e inteligente tan Sus enseñanzas. Al seguir Su doctrina, llegamos a
y comunicándonos de igual forma con los descendientes saber que todos somos hijos de Dios y que Él nos ama.
de aquellos que tuvieron parte en los terribles sucesos de Por seguir a Cristo, sabemos de dónde vinimos antes de
Mountain Meadows. nacer, qué propósito tenemos para estar aquí en la tierra
Hace poco, la imprenta de la Universidad de Oxford y a dónde iremos cuando salgamos de esta vida terrenal.
publicó un libro bien informado titulado en inglés Massacre El plan de salvación es claro y es el plan de Dios para la
at Mountain Meadows que documenta los hechos que se felicidad eterna de Sus hijos.
relacionan con esa tragedia. Hay mandamientos que Dios nos ha dado para dirigir
nuestra vida; son Sus mandamientos y nadie está autoriza­
2. Destaquen el hecho de que los Santos de los do a cambiarlos a menos que sea por revelación directa
Últimos Días enseñamos y vivimos lo que Jesucristo de Dios a Su profeta escogido.
enseñó y que procuramos seguirle. Por todo el mundo, la gente se está alejando cada vez
Al fin de cuentas, lo más importante de nosotros y de más de las enseñanzas del Señor y encaminándose hacia
nuestro testimonio es que basamos nuestras creencias en una sociedad secular, algo que el apóstol Pablo describió
lo que Jesucristo enseñó y que tratamos de seguirle vivien­ con estas palabras:
do de una manera que sea acep­
table ante Él y ante nuestro Padre
Celestial.
 Ése es el fundamento en el
que nos basamos y era el funda­
mento de José Smith, quien dijo:
“Los principios fundamentales de
nuestra religión son el testimonio
de los apóstoles y de los profetas
concernientes a Jesucristo: que
murió, fue sepultado, se levantó al
tercer día y ascendió a los cielos; y
todas las otras cosas que pertene­
cen a nuestra religión son única­
mente apéndices de eso” 3.
Siempre que tengamos una
conversación acerca de la Iglesia,
debemos basarla en eso: Seguimos
a Jesucristo; nos empeñamos en
vivir de la forma que Él enseñó.
Ésa es la base de nuestra fe y de
nuestra vida y es la posición más
firme que podemos tomar sin

Julio de 2010 35


J ó v enes

Salvemos a Kathy
Por Darwin Richardson

E n enero de 1976, recibí una llamada tele­


fónica de un amigo que trabajaba para los
servicios sociales que me preguntó si mi espo­
amigos acerca de diferencias doctrinales, sabía
que ella todavía no conocía lo suficiente la
Iglesia como para defenderla. Decidí traer a
sa y yo estaríamos dispuestos a acoger a una un invitado más, Richard Jones, que acababa
joven en nuestra familia. En aquel momento de regresar de la misión.
teníamos dos hijos propios, pero aceptamos El día de “Salvemos a Kathy” fue un día
abrir nuestro hogar a Kathy, que tenía 17 años. de ayuno y oración para todos nosotros. Yo
Poco después de llegar a nuestra casa, Kathy rogué que el Espíritu estuviera presente en la
nos preguntó si podía asistir a la iglesia con reunión y que no hubiera ninguna contención.
nosotros. Por supuesto, le respondimos que sí, Cuando llegamos a la iglesia aquella tarde,
y pronto Kathy comenzó a asistir a la iglesia con percibimos cierta animosidad, pero el minis­
regularidad. Muchos de sus amigos, que perte­ tro de los jóvenes nos recibió calurosamente
necían a su congregación anterior, se percataron y nos invitó a que habláramos de la Iglesia
de su ausencia y se entristecieron al averiguar y de nuestras creencias al grupo. A medida
que estaba asistiendo a la Iglesia SUD. que Richard compartía lo que entonces
Un día después de clases, Kathy nos dijo era la primera charla misional y enseñaba
que su iglesia anterior estaba planeando or­ acerca de la Restauración, los más o menos
ganizar una tarde de “Salvemos a Kathy” con quince jóvenes presentes en la sala escucha­
ocasión de la reunión del ministerio de los ron atentamente. Incluso el ministro de los
jóvenes de dicha iglesia. Kathy me preguntó si jóvenes se quedó embelesado.
la podía acompañar a esa reunión y ayudarla Después pasamos el resto de la tarde contes­
a defender la Iglesia. Acepté con cierto reparo tando preguntas y participando en una mara­
ya que, aunque no deseaba discutir con sus villosa conversación acerca del Evangelio. La

“Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana qué justificar sus creencias; simplemente, deben explicar­
doctrina; sino que, teniendo comezón de oír, se amonto­ las con un espíritu de amor y bondad. La verdad siempre
narán maestros conforme a sus propias concupiscencias, prevalece cuando se enseña la doctrina verdadera.
“y apartarán el oído de la verdad…” (2 Timoteo 4:3–4). Figuran aquí unos ejemplos:
Ésta es la época que Pablo vio. Ahora existe cada vez 1. Seguimos la doctrina de Jesucristo de prestar servicio a
más gente que cree que no hay Dios ni Cristo, ni plan de nuestros semejantes. Prestamos servicio tanto a los que
redención, ni Expiación, ni arrepentimiento, ni perdón, ni son miembros de nuestra Iglesia como a los que no lo
vida después de la muerte, ni resurrección, ni vida eterna, son. La gran obra de servicio humanitario que llevamos
ni familias eternas selladas para estar juntas para siempre. a cabo por todo el mundo alivia sufrimiento y penurias.
¡Qué vacía debe de ser la vida sin las bendiciones de la Hacemos todo lo posible por compartir nuestros recur­
plenitud del evangelio restaurado de Jesucristo! Los Santos sos de tiempo y dinero para atender a las necesidades
de los Últimos Días seguimos a Jesucristo; conocemos el de nuestros miembros tanto como de los de otras reli­
plan de felicidad, el gran plan de redención por medio del giones, reconociendo que “en cuanto lo hicisteis a uno
Señor Jesucristo; conocemos las doctrinas de Jesucristo y de éstos, mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”
debemos procurar vivir de acuerdo con ellas, hoy y siem­ (Mateo 25:40).
pre. La responsabilidad de enseñar las doctrinas del Señor 2. Seguimos la doctrina de Jesucristo de esforzarnos por
y de aprender a edificar Su Iglesia recaerá sobre la gene­ vivir según la Palabra de Sabiduría, que es la manera
ración joven. Tengan a bien recordar que no tienen por perfecta de disfrutar de un cuerpo sano; evitamos el

36 L i a h o n a


animosidad que habíamos percibido al princi­ mujer. Es un mandamiento que ha estado


pio se desvaneció rápidamente a medida que en vigencia desde el principio del mundo.
explicamos tranquilamente nuestras creencias. Dios dijo: “Por tanto, dejará el hombre a su
Había respeto en ambos grupos. El Espíritu Santo padre y a su madre, y se allegará a su mujer,
llenó el cuarto cuando compartimos nuestro y serán una sola carne” (Génesis 2:24). Dios
testimonio y respondimos a las preguntas. instruyó a Adán y a Eva diciéndoles: “Fruc­
Al final de la conversación, el ministro nos tificad y multiplicaos; y henchid la tierra y
agradeció que hubiéramos asistido. Entonces, sojuzgadla” (Génesis 1:28).
mientras nos disponíamos a marcharnos, una Los profetas de nuestros días han rea­
joven se levantó y dijo que quería comentar­ firmado ese mandamiento en “La Familia:
nos algo. Nos dijo que antes de que llegára­ Una Proclamación para el Mundo”, publica­
mos, no pensaba que los mormones fueran da en 1995:
cristianos, pero que ahora creía que quizá “Dios ha mandado que los sagrados po­
éramos mejores cristianos que ella misma. deres de la procreación han de emplearse
No habríamos podido escribir un mejor sólo entre el hombre y la mujer legítima­
guión para el final de nuestra conversación. mente casados como esposo y esposa…
Sé que la reunión nunca habría salido bien “La familia es ordenada por Dios. El matri­
si no hubiéramos ayunado y orado, rogado monio entre el hombre y la mujer es esencial
que el Espíritu estuviera presente, y suplica­ para Su plan eterno” 4.
do al Señor que no hubiera contención. Sólo 5. Seguimos a Jesucristo y enseñamos los
cuando el Espíritu Santo está presente pode­ primeros principios del Evangelio y todas
mos ser eficaces al compartir el mensaje del las demás doctrinas maravillosas de la
Evangelio. Restauración que, si se aceptan de corazón
y se obedecen, brindarán paz, gozo y felici­
dad a los hijos y a las hijas de Dios. Es así
de sencillo.
abuso de todo tipo de drogas, porque nues­ Que Dios nos bendiga en nuestros esfuer­
tro cuerpo físico alberga a nuestro espíritu zos por ser felices al conocer y seguir las en­
eterno y porque la felicidad en esta vida señanzas del Señor Jesucristo, y al entablar con
se obtiene siendo espiritualmente fuerte y los demás conversaciones sobre el Evangelio
físicamente sano. restaurado sin ser ofensivos. ◼
3. Seguimos a Jesucristo al cumplir la ley de Tomado de un discurso pronunciado en la ceremonia de
castidad. Dios dio este mandamiento y nun­ graduación de la Universidad Brigham Young, el 13 de
agosto de 2009. Si desea ver el texto completo en inglés, vaya
ca lo ha revocado ni cambiado. Esta ley es a www.newsroom.lds.org y haga clic en “News Releases &
clara y sencilla: Nadie debe tener relaciones Stories”.
sexuales fuera de los límites que el Señor Notas
1. Véase de David Van Biema, “The Church and Gay
ha establecido y eso se aplica tanto a cual­ Marriage: Are Mormons Misunderstood?” [“La Iglesia
quier tipo de comportamiento homosexual y el matrimonio entre homosexuales: ¿Son incompren-
didos los mormones?”], Time, 22 de junio de 2009,
como a las relaciones heterosexuales fuera págs. 49–53.
del vínculo del matrimonio. El violar la ley 2. “The Publicity Dilemma” [“El dilema de la publicidad”],
newsroom.lds.org/ldsnewsroom/eng/commentary/
de castidad es un pecado. the-publicity-dilemma; cursiva agregada.
4. Seguimos a Jesucristo al cumplir con la 3. Enseñanzas de los Presidentes de la Iglesia: José Smith,
2007, págs. 51–52.
ley de Dios sobre el matrimonio, que es 4. Véase “La Familia: Una Proclamación para el Mundo”,
la unión legal entre un hombre y una ­Liahona, octubre de 2004, pág. 49.

Julio de 2010 37
V o c e s d e l o s S a n t o s d e l o s Ú lt i m o s D í a s

Para ir al templo contestadas: nos dijeron que el Fondo


general de la Iglesia de ayuda para los

D esde que nos bautizamos en


2001, mi esposo y yo conversa­
mos muchas veces acerca de viajar
en seguida nos dimos cuenta de que
quizá nunca llegaríamos a tener sufi­
cientes ahorros.
participantes al templo* podía ayudar­
nos. Mis hijos y yo nos regocijamos
por la noticia y poco después hicimos
al templo con nuestra familia para Como sabíamos que una familia el viaje al templo que tanto habíamos
sellarnos juntos por la eternidad. Sin eterna era mucho más valioso que estado esperando.
embargo, nuestros planes se inte­ cualquier cosa que pudiéramos tener Gracias a la generosidad de otros
rrumpieron cuando a él, tras diag­ en la tierra, decidimos vender la única Santos de los Últimos Días, ahora
nosticarle enfermedad del hígado, cosa de valor que teníamos: la motoci­ somos una familia eterna. ◼
falleció antes de que pudiéramos ir. cleta de mi difunto esposo. Después de Chhom Koemly, Camboya
Después de la muerte de mi espo­ haberla vendido por una considerable *El Fondo general de ayuda para los
so tenía el corazón destrozado, pero suma de dinero, nuestros corazones participantes del templo fue creado para
mi deseo de que nuestra se regocijaron al saber que brindar ayuda económica a los miembros
familia estuviera sellada
por la eternidad era cada
a
P oco a poco,
comenzamos
ahorrar algo de
pronto podríamos sellarnos
a nuestro amado padre y
de la Iglesia que sin esta ayuda, no podrían
cubrir los costos para asistir al templo.

vez mayor. Sin embargo,


además de viuda era ma­ dinero para nuestro
esposo.
Pero la felicidad nos Un
dre de cuatro hijos, sabía viaje al templo,
pero después de
duró poco. Una semana ventilador,
que no sería fácil ahorrar
el dinero que necesitaba que entraron en
después de haber vendido
la motocicleta, regresamos una
para llevar a mi familia nuestro hogar a
robar, nos dimos
de la capilla y nos encontra­ aspiradora
desde Camboya hasta el
Templo de Hong Kong,
mos con que habían entra­
cuenta de que quizá do a robarnos. Cuando nos y un plato
China, aproximadamen­ nunca llegaríamos
a tener el dinero
dimos cuenta de que había de galletitas
te a 1.600 kilómetros de desaparecido el dinero de
suficiente.
distancia.
A pesar de nuestros
exiguos ingresos, mis hijos
U n verano, nuestra joven familia
viajó 3.200 km a lo largo del
país por el nuevo trabajo de mi
y yo sabíamos que debía­ esposo. Nos entusiasmaba muchí­
mos llegar al templo para simo nuestra nueva aventura, pero
ser sellados como familia nos sentíamos muy lejos de nuestro
por la eternidad. Yo seguí hogar, nuestras familias y todo lo
trabajando demás que conocíamos. Llegamos
arduamente a nuestra nueva casa durante un
en la lavan­ la venta aguacero y, en un intento por
dería de un de la mo­ proteger la alfombra recién colocada
hotel y mis tocicleta, nos en ella, descargamos la camioneta
hijos tenían invadió un con paraguas sobre la cabeza y
Ilustraciones por Antonio Didonato.

trabajos es­ profundo dolor. Du­ sábanas debajo de los pies. Estába­
porádicos; rante meses después mos al tanto de que las lluvias
poco a po­ del robo, seguimos su­ fuertes habían estado provocando
co, comen­ plicando poder encontrar inundaciones en los sótanos y,
zamos a ahorrar una manera de ir al templo. por eso, estábamos nerviosos y le
un poco de dinero Varios meses más tarde, echamos un vistazo al nuestro
para nuestro viaje, pero nuestras oraciones fueron después de haber descargado todo.

38 L i a h o n a
tan lejos de nuestro hogar.
El hermano Sewell se quedó con
nosotros toda la noche, tratando de ga­
narle a la inundación. Cuando el nivel
del agua del sótano superó los 30 cm
de profundidad, nos sugirió que llamá­
ramos al departamento de bomberos;
ellos llevaron bombas grandes que
terminaron solucionando el problema.
A la mañana siguiente, la hermana
Sewell y otros miembros de nuestro

A la
medianoche,
tocaron el timbre
nuevo barrio llegaron con comida, ex­
tensiones eléctricas (alargadores) y más
aspiradoras. Estábamos asombradísi­
y al abrir la puerta mos de su bondad. Finalmente, resca­
de un tirón, me tamos todas nuestras pertenencias.
encontré con el Agradezco mucho el ser miem­
hermano Lindsay bro de La Iglesia de Jesucristo de los
Sewell, la única Santos de los Últimos Días. Donde­
persona que quiera que vaya, tengo hermanos y
conocíamos del hermanas que esperan con los brazos
barrio. abiertos para darle la bienvenida a mi
familia y para ayudar en los momen­
Todo parecía estar bien aquella mis lágrimas se tos de necesidad. ◼
noche y, cuando nuestros tres hijitos mezclaban con
finalmente se durmieron, Greg y yo el agua que ¿Tan ocupada
nos apresuramos a hacer nuestra cama.
Ambos estábamos agotados e irnos a
inundaban el
piso. como para
descansar nos parecía una excelente Llamé al único miembro de la Igle­ no prestar
idea, pero por alguna razón, Greg sen­
tía que debía desempacar otra caja.
sia que conocíamos de nuestro ba­
rrio, el hermano Lindsay Sewell, para
servicio?
“Por favor”, le dije, “vayamos a
dormir. Podemos desempacar por
la mañana”.
preguntarle cómo se ponía en funcio­
namiento la bomba de desagüe para
drenar el agua. El hermano Sewell
E n 1997 nuestro presidente de
rama anunció que la rama llevaría
a cabo un proyecto de servicio en el
Dijo que no con la cabeza y se diri­ me dio algunos consejos rápidos y vecindario de nuestro centro de reu­
gió al sótano. Después de un breve entonces volví a poner manos a la niones, y que llevaríamos a cabo esa
momento, le escuché gritar. Aterro­ obra para tratar de proteger nuestras actividad para unirnos a los miem­
rizada, corrí al sótano y me encontré pertenencias. A medianoche tocaron bros de la Iglesia de todo el mundo
con una pequeña inundación. Allí el timbre, y al abrir la puerta de un en la conmemoración del 150 aniver­
estábamos: uno junto al otro mientras tirón, encontré al hermano Sewell, sario de la llegada de los pioneros al
la fría lluvia empezaba a llegarnos que venía cargado con un ventilador, Valle del Lago Salado.
hasta los tobillos. Inmediatamente una aspiradora de agua y un plato de La actividad consistía en limpiar
nos pusimos en movimiento y comen­ galletitas con trocitos de chocolate. calles y rellenar baches. El presidente
zamos a arrastrar una caja tras otra por “Me parece que les vendría bien un de rama dijo que nos ensuciaríamos,
la empinada escalera. Me sentía com­ poco de ayuda”, dijo con una sonrisa pero que la actividad podría darnos
pleta y desesperadamente perdida, y radiante. De pronto, ya no me sentía la oportunidad de hablar con otras

Julio de 2010 39
Voces de los Santos de los Últimos Días

personas acerca de la Iglesia.


Me parecía que no iba a ir, porque
Nos olvidamos de nosotros
mi profesor había programado cla­ mismos en Sicilia
ses adicionales a la misma hora de la
actividad. Sentía que todos compren­
derían, pero entonces me topé con un
folleto titulado Fe en cada paso. Al leer
“M e llamo Omar Interdonato”,
comenzaba el correo elec­
trónico. “Soy el hijo de Fiorella, de
con una mujer de más de cuarenta
años, vestida toda de negro: una
tradición de Italia tras la muerte
algunos extractos sobre las penurias Italia. Espero que todavía recuerde su de un ser querido. Cambiamos el
que los Santos pasaron durante su via­ bautismo”. inicio de nuestra presentación a fin
je a pie hacia el oeste de los Estados Treinta años atrás, a mi compañero de hacer hincapié en el plan de sal­
Unidos, me emocioné hasta derramar de misión y a mí nos habían asignado vación. La mujer nos invitó a pasar
lágrimas. Algunos Santos dejaron sus a la isla de Sicilia y estábamos sirvien­ y allí nos reunimos con ella, dos de
cómodos hogares para ir al desierto, do en Siracusa, una hermosa ciudad sus hijas adolescentes y una de sus
sin estar seguros de con qué se en­ sobre la costa del Mediterráneo. Los amigas. Nos enteramos de que la
contrarían. Otros continuaron, incluso domingos nos reuníamos en un viejo mujer se acababa de quedar viuda
después de que la mitad de los inte­ chalet, con los pocos miembros de la y tenía cuatro hijos adolescentes a
grantes de su familia falleciera en el Iglesia que vivían por allí, y llevába­ quienes cuidar. Mostramos la filmina
trayecto. En medio de la enfermedad, mos a cabo la reunión sacramental El hombre en búsqueda de la feli-
el dolor, el hambre y la pobreza, tuvie­ en la sala del mismo. cidad y nos invitaron a regresar la
ron fe en que, si emigraban al oeste, La obra misional era difícil y te­ semana siguiente.
estarían libres de la opresión. níamos pocos bautismos. Un tiempo después, la
Me sentía mal porque los primeros En la ciudad trabajaban madre, junto con el hijo
Santos hubieran tenido que hacer tan
grandes sacrificios, incluso el de dar
deciséis misioneros de
tiempo completo y ya
M i compañero
y yo nos
arrodillamos en
mayor y dos hijas adoles­
centes, su abuela y su ami­
su propia vida en algunos casos, para habían tocado todas las ga se bautizaron. Después
el borde de una
asegurarse de que la Iglesia siguiera puertas una y otra vez.
cresta que daba
avanzando. Gracias a su sacrificio y Pero un día en que mi
a un valle, le
su fe, ahora disfruto de las bendicio­ compañero y yo estába­
ofrecimos nuestro
nes del Evangelio. mos estudiando el mapa
corazón y nuestra
Entonces me di cuenta de cuán de la ciudad, notamos
alma a Dios y
pequeño, en comparación, sería el sa­ una pequeña aldea que
comenzamos a
crificio que tendría que hacer. Se me se encontraba a unos po­
tocar puertas.
estaba pidiendo que diera apenas dos cos kilómetros de nuestro
horas de servicio y que compartiera apartamento, en las afue­
el Evangelio con unas pocas perso­ ras de la ciudad.
nas, y, aún así, me estaba excusando Atravesamos los cam­
para no ir. pos de dicha aldea a pie, nos arrodi­
Me olvidé de las clases adicionales llamos en el borde de una cresta que
y participé en la actividad. Me ensu­ daba a un valle y le ofrecimos nuestro
cié, pero las personas se acercaron y corazón y nuestra alma a Dios. Luego
preguntaron acerca de la Iglesia. Me comenzamos a tocar puertas en un
sentí feliz por haber participado y más grupo de edificios con numerosos
adelante me gradué en la universidad, apartamentos, que conformaban la
a pesar de haber faltado a unas pocas mayor parte de la aldea.
clases. ◼ Finalmente, en una de las
Ngozi Francisca Okoro, Nigeria puertas nos encontramos

40 L i a h o n a
de la misión, seguí en contacto con D. y C. 18:15–16) por saber que la olvidarnos de nosotros mismos y
la familia pero, hasta que recibí el co­ vida de Fiorella cambió para siem­ servir a otras personas en la isla
rreo electrónico, me había pregunta­ pre gracias a que mi compañero y de Sicilia! ◼
do qué habría sucedido con Fiorella, yo tomamos la decisión de avanzar, Louis Menditto, Nevada, EE. UU.
la joven amiga de las hijas.
“Mi madre ha sido fiel al Evangelio
toda su vida y en 1983 se casó con
¿De dónde vine?
un buen miembro de la Iglesia de
la Rama Messina, con quien se selló
en el templo”, escribió su hijo. “Yo
D e pequeña a menudo me pregun­
taba: “¿De dónde he venido?”. En
lo profundo de mi corazón, sabía que
divorcio. Empaqué todas mis perte­
nencias, vinieron conmigo mis dos
hijos y el tercero que estaba en camino
nací en 1984 y mi hermana, Verónica, había vivido en algún lugar antes de y regresé a la casa de mis padres.
en 1987. Todos somos activos en la convertirme en quien soy ahora, pero En algún momento de esos cinco
Iglesia. Yo presté servicio en la Misión no tenía idea de dónde era eso. años, mi madre se había unido a La
Italia Roma desde el año 2005 hasta Durante muchos años tuve miedo Iglesia de Jesucristo de los Santos de
2007, con la esperanza de compensar de decírselo a alguien, incluso a mis los Últimos Días. Ella me había ha­
al Señor por las dificultades de dos padres, por miedo de que pensaran blado de la Iglesia cuando la visitaba
misioneros que decidieron predicar que estaba loca. Pero, un día, durante y me había pedido que hablara con
el Evangelio en el pequeño pueblo los primeros años de mi adolescencia, los misioneros. Finalmente, accedí,
de Floridia”. tuve suficiente valor para preguntarle pero, antes de reunirme con ellos, me
Hubo momentos durante la mi­ al pastor de nuestra iglesia: “¿Dónde hice a la idea de que aceptaría escu­
sión en que me pregunté si los dos vivíamos antes de venir a la tierra?”. char las charlas misionales sólo si los
años de sacrificio valían la pena, Él me contestó que no debía pensar élderes podían decirme dónde había
pero ¡cuán grande es mi gozo (véase en esas cosas; dijo que nadie vivía en vivido antes de llegar a ser quien soy
ninguna parte antes de nacer, sino que ahora.
sencillamente no existimos de ninguna Para mi asombro, ellos no sólo con­
manera antes. testaron mi pregunta, sino que además
Temía qué él estuviera en lo cierto y la respuesta la sacaron directamente de
que yo realmente estuviera loca, pero la Biblia (véase Job 38:4–7; Jeremías
aun así no podía dejar de pensar en 1:5; Judas 1:6). ¡Después de eso, les
eso. Seguí buscando, pero nadie tenía presté toda mi atención! Su respuesta
ninguna respuesta. me ayudó a entender por qué, durante
Cuando tenía 18 años, mi toda mi vida, había sentido que vivía
familia se mudó. Pensaba que desde antes. A partir de allí, compren­
quizá los pastores de nuestro dí que había vivido en una existencia
nuevo pueblo supieran más premortal con mi Padre Celestial.
que el del anterior, así que de­ No pasó mucho tiempo antes de
cidí hacerle la pregunta a uno llegar a ser miembro de la Iglesia. Por
de ellos. Su respuesta fue la primera vez en mi vida, sentía que era
misma: me dijo que no era nor­ alguien y que tenía un destino que
mal pensar en tales cosas y sugirió alcanzar: regresar a casa a mi Padre
que fuera a ver a un psiquiatra. Celestial.
Poco después de eso, dejé de Estoy agradecida porque los mi­
ir a la iglesia. Conseguí un trabajo, sioneros hayan podido contestar la
conocí a un joven y me casé. pregunta que nadie más había podi­
Cinco años más tarde, el do responder. ◼
matrimonio terminó en Betty Hollowell, Indiana, EE. UU.

Julio de 2010 41
Querida


Frieda Jóvenes adultos le escriben cartas


con consejos a una joven adulta
que está considerando la posibili-
dad de irse a vivir con su novio.

E
n un mundo de valores cambiantes, el pero compartieron su testimonio y experien-
permanecer fieles a nuestras normas es cias de la vida real para ayudarla a tomar la de-
de vital importancia para sobrevivir espi- cisión correcta. A continuación siguen algunos
ritualmente. El comprometernos sinceramente a extractos de las cartas que jóvenes de la edad
honrar nuestros convenios puede fortalecernos de Frieda escribieron y dieron permiso para
en contra de la tentación. que compartiéramos.
El élder Neal A. Maxwell (1926–2004) del
Quórum de los Doce Apóstoles habló acerca Toma la decisión de casarte en el templo
de una decisión que puede ayudarnos a per-
manecer fieles: “Josué no habló de escoger
el año próximo a quién habrán de servir; él
A ntes de que mi amiga Erika* se fuera a
vivir con su novio, que no es miembro
de la Iglesia, le aseguró a su familia que no se
dijo ‘hoy’. Hoy, mientras existe la luz del día alejaría del Evangelio. Pero desde que Erika
y antes de que la oscuridad se convierta en se metió en esa situación, le resulta difícil sa-
algo corriente. (Véase Josué 24:15.) … Decidan lir. Piensa que es demasiado doloroso y difícil
ahora, a fin de que dentro de mil años, cuando volver al camino correcto.
recuerden este momento, puedan decir que Lamentablemente, tengo muchos amigos
fue un momento importante: fue un día de que, al igual que Erika, se han inactivado

Ilustración fotográfica por John Luke; fondo © Shambhala Publications


resolución” 1. porque creyeron que podían mantener todo
Frieda*, una joven adulta miembro de la bajo control, incluso mientras vivieran fuera del
Iglesia que vive en Europa, está pasando por margen de las normas de la Iglesia. La realidad
uno de esos momentos de decisiones. Ella di- es que el ignorar las normas hace que sea más
ce que quiere casarse en el templo algún día, fácil para Satanás tener el control.
pero está considerando la idea de irse a vivir Yo aprendí de las experiencias de mis ami-
con su novio que no es miembro. Tiene pla- gos. Cuando tenía 17 años, tomé la decisión
nes de arrepentirse y volver a ser activa en la de obtener un testimonio inquebrantable, ya
Iglesia después de algunos años y casarse con que sabía que lo necesitaría si deseaba sobre-
alguien en el templo, pero, por el momento, vivir espiritualmente. El obtener un testimonio
sólo quiere pasarla bien. fuerte y el llegar a saber que el Padre Celestial
Se invitó a los jóvenes adultos de Escandina- tiene un plan para mí fueron las dos cosas
via a escribirle cartas a Frieda. Ellos no sabían que me salvaron.
cuál era su verdadero nombre ni dónde vivía, Hay algo de lo que estoy segura: estoy

42 L i a h o n a


Jóvenes adultos

S i es tan fuerte lo que tú y tu novio
sienten el uno por el otro, llévalo a
los jardines del templo, cuéntale de tus
deseos de un matrimonio eterno y há-
blale de tus creencias. Si no está intere-
sado en saber por qué el matrimonio en
el templo es tan importante para ti, él
no es para ti. Persevera en tu sueño de
casarte en el templo.
Steen Hylander, Dinamarca

S é que puede ser casi irresistible estar


con la persona que amas; también
sé que a veces sencillamente deseamos
hacer las mismas cosas que hace el resto
de la gente. Es fácil pensar que habrá
tiempo para arrepentirse más adelante,
pero no es así. Cuando ignoramos con-
tinuamente lo que el Espíritu nos dice,
perdemos la capacidad de escucharlo,
tal como me pasó a mí. Si no nos dete-
nemos, dejaremos de sentir que lo que
estamos haciendo está mal y no sentire-
mos más la necesidad de arrepentirnos.
Nombre omitido

E l testimonio que puedo darte es que


nuestro Pastor puede darnos todo lo
que necesitemos. Mi Pastor me ha dado
lo que necesitaba en los momentos en
que he ido en pos de Sus caminos.
Puedes estar completa. Puedes ser
eternamente feliz, más allá de lo que
las palabras pueden describir, porque
Jesucristo expió tus pecados.
Anna Palm Gerrbo, Suecia

Julio de 2010 43


H e hecho cosas de las cuales me aver-


güenzo. Creía que el Padre Celestial
me perdonaría y siento que lo ha hecho,
decidida a casarme en el templo. El templo es
el único camino que conduce a la verdadera
felicidad y es la única manera de que algún
pero no puedo perdonarme. Siempre día podamos vivir con el Padre Celestial y con
pensé que perdonarme a mí misma sería Jesucristo. Si quiero ir al templo, tengo que se-
sencillo, pero he llegado a darme cuenta guir las normas del Evangelio, que he decidi-
de que no es así. do vivir porque sé que es lo correcto, aunque
Nombre omitido podría llegar a ser difícil.
Tómate un tiempo para ver en qué direc-

S é cómo se siente al estar enamorada


de alguien y no poder continuar con
la relación porque no terminará en un
ción vas encaminada y piensa acerca de hacia
dónde te llevará mañana lo que decidas hoy.
Amanda Bernskov, Dinamarca
matrimonio en el templo. Es difícil, inclu-
so desgarrador, pero este dolor temporal Busca lo que realmente necesitas

C
no es nada comparado con la tristeza reo que lo que todos queremos, más que
eterna que tendrías si quebrantaras los cualquier otra cosa en este mundo, es
convenios que has hecho con el Padre que nos quieran. Pero el amor verdadero es
Celestial. Hay esperanza y algo mejor mucho más que sentirse atraído por alguien:
está esperándote. Implica confiar y desear lo mejor para la otra
Marie Bertilson Olsson, Suecia persona; no es egoísta, sino que ofrece cariño
y a veces es sacrificado, lo cual quiere decir

H oy, mientras busco una esposa, los


pecados de mi pasado me persiguen.
Desearía poder decirle a mi futura esposa:
que estamos dispuestos a dar y a sufrir por él
si tuviéramos que hacerlo.
Frieda, tu vida y la vida de muchas otras per-
“Te he amado desde antes de conocer- sonas dependen de las decisiones que tomes
nos y me he reservado para ti”, pero en el futuro cercano. Puede ser difícil escoger
no puedo. No le desearía ni a mi peor lo correcto si todavía no has decidido de qué
enemigo que pasara por el dolor que he lado estás. Recuerda que Satanás trabaja horas
sentido durante los últimos tres años al extras para desintegrar familias. Ten la valentía
arrepentirme de mis pecados. Antes que de hacer lo que sabes que es correcto y no te
nada, desearía haber tenido la fortaleza conformes con nada que sea menos que un
de permanecer cerca de Dios y guardar
matrimonio en el templo por la eternidad.
Sus mandamientos.

Fotografía del Templo de Estocolmo Suecia © Stefan Hallberg


Si deseas amor verdadero, busca al Dador
Nombre omitido
del amor verdadero: Dios. El amor verdade-
ro es un atributo espiritual, no una fantasía
sexual, y éste, que es el mayor de todos los
dones, solamente lo puedes recibir de Dios.
David Isaksen, Noruega

Decide regresar

C uando tenía alrededor de 17 años, em-


pecé a sentir que no me identificaba más
con la gente de la Iglesia. Durante esa misma
época, mis padres se divorciaron y dejaron

44 L i a h o n a


Jóvenes adultos

Nunca estás sola
“Nosotros no fijamos las normas pero se nos
manda enseñarlas y mantenerlas. La norma
se mantiene: abstinencia antes de casarse y
de asistir a ella. Yo seguía yendo, pero había fidelidad total en el matrimonio. No obstante
perdido la fe en el matrimonio eterno. Cuando cuán diferentes parezcamos para el mundo,
conocí a Kristian*, no fue difícil dar la espalda no obstante lo ridiculizadas que sean nuestras
a la Iglesia y apartarme, y así lo hice. normas, no obstante cuánto sucumban a la
Vivimos juntos durante casi cuatro años tentación otras personas, nosotros no vamos
antes de separarnos. Yo quería empezar a ir a ceder, no podemos ceder… 
de nuevo a la capilla, pero tenía miedo de “Si ustedes, nuestros jóvenes, se sienten so-
que todos fueran a hacerme cualquier tipo de los, recuerden que en la actualidad hay millones
preguntas. Entonces fui a visitar a mi hermana. de ustedes en la Iglesia… Dondequiera que es-
En su barrio nadie me conocía ni sabía duran- tén, en los estudios, en el trabajo, divirtiéndose
te cuánto tiempo había estado alejada de la o en las fuerzas armadas, nunca están solos”.
Iglesia, así que durante mi estadía comencé a Presidente Boyd K. Packer, Presidente del Quórum de los
Doce Apóstoles, “El estandarte de la verdad se ha izado”,
ir nuevamente a la capilla. Cuando volví a mi ­Liahona, noviembre de 2003, pág. 26.
casa, seguí yendo a mi barrio. El primer do-
mingo tenía mucho miedo, pero las personas
simplemente se sentían contentas de que yo
estuviera allí. cómo sería la vida si se casaba con él, aunque
Sabía que tenía que escoger de qué lado no fuera en el templo. Pensó: “Quizá pueda
estaría; no podía seguir caminando con un pie funcionar; quizá podamos llegar a un acuerdo.
al lado del Señor y con otro al lado del mundo. Quizá, con el tiempo, él cambie. Quizá pueda
He empezado a reunirme con mi obispo y él traerlo al Evangelio”.
me ha ayudado a entender la Expiación. Ha Pensó mucho al respecto, y lloró y oró.
sido largo el camino del arrepentimiento y no En el fondo sabía que siempre había querido
siempre ha sido fácil. Todavía me falta progresar casarse en el templo, pero lo que sentía por
y aún tengo muchas cosas que aprender, pero su novio hacía que fuera difícil tomar una
ahora soy más feliz. Sé que escogí lo correcto al decisión. Finalmente, terminó con él. Fue una
decidir volver a la Iglesia. Tuve que decidirme de las cosas más difíciles que hizo, pero puso
entre lo que sentía y lo que sabía que era lo su confianza en el Señor.
correcto, y luego actuar en consecuencia. En la primavera de 2007, se casó con un
Nombre omitido hombre maravilloso. Ahora están sellados el
uno al otro por esta vida y por la eternidad y
Sé firme cuando tus decisiones sean rectas ella es realmente feliz por haber decidido es-

H ace algún tiempo una amiga estaba pa-


sando por algo similar. Mi amiga Sarah*
siempre tuvo un testimonio fuerte de la Iglesia
perar hasta encontrar a alguien a quien amar
y con quien poder casarse en el templo.
Si no sabes qué decisión tomar, ora al res-
y sus verdades. Desde que éramos jovencitas, pecto hasta que lo sepas. Deposita tu confian-
tanto Sarah como yo teníamos un gran deseo za en el Señor. Sé, por haber visto a Sarah y
de casarnos en el templo. también por experiencia propia que, cuando
Cuando ella tenía 17 ó 18 años, conoció a lo hacemos, Él nos bendice. ◼
un joven y empezó a salir con él, quien tenía Anna Lindgren, Suecia
una gran personalidad siendo muy fácil que a *Se ha cambiado el nombre.
uno le cayera bien. No era miembro, pero, al
Nota
principio, eso no parecía ser un problema. 1. Neal A. Maxwell, “¿Por qué no ahora?”, ­Liahona,
Con el tiempo, ella empezó a pensar en abril de 1975, pág. 41.

Julio de 2010 45
Al grano
¿Por qué la Iglesia hace tanto hincapié
en el servicio? ¿Por qué no podemos tan
sólo divertirnos?

E l evangelio de Jesucristo
hace hincapié en ayudar a
nuestros semejantes. No basta con
a otras personas, sino que
también nosotros llegamos a ser
mejores seres 1.
El servicio
puede ser muy
divertido si se
¿Con quién debo
hablar en cuanto a
compadecerse de una persona Es más, el servicio puede aborda con recibir la bendición
necesitada; tenemos la responsa- ser muy divertido si se aborda una actitud patriarcal?
bilidad de actuar. “Sed hacedores
de la palabra, y no tan solamente
oidores” (Santiago 1:22).
con una actitud correcta. Piensa
en tus dones y talentos y en la
forma en que puedes utilizar-
correcta.
E l presidente James E. Faust
(1920–2007), Segundo Con-
sejero de la Primera Pesidencia,
El Salvador enseñó: “En cuan- los para ayudar a otras perso- dijo: “La bendición patriarcal es
to lo hicisteis a uno de éstos, nas. El servicio individual es un privilegio único y extraordina-
rio que pueden recibir aquellos
miembros fieles de la Iglesia que
tienen la madurez suficiente como
para comprender la naturaleza y
la importancia de dichas bendi-
ciones… Al igual que muchas
otras bendiciones, las bendicio-

Ilustraciones fotográficas por Matthew Reier, Noel Maglaque y John Luke. Jesús sanando al ciego, por Carl Heinrich Bloch,
nes patriarcales deben ser solici-
tadas por la persona o la familia
de quien la desea” 1.
Si te sientes espiritualmente
preparado para recibir tu bendi-
ción patriarcal, en primer lugar

utilizado con permiso del Museo Histórico Nacional de Frederiksborg en Hillerød, Dinamarca.
debes solicitar una cita a fin de
mis hermanos más pequeños, efectuar una entrevista con el
a mí lo hicisteis” (Mateo 25:40), obispo o presidente de rama,
y el rey Benjamín enseñó que quien determinará tu prepara-
“cuando os halláis al servicio de ción y dignidad. Si él siente que
vuestros semejantes, sólo estáis estás preparado, recibirás una
al servicio de vuestro Dios” recomendación. Luego podrás
(Mosíah 2:17). El prestar servi- gratificante, ¡y también puedes ponerte en contacto con el pa-
cio a otras personas demuestra disfrutar al prestar servicio con triarca de estaca para concertar
nuestra dedicación al Señor y al tus amigos! Reúne un grupo de una cita.
bienestar de Sus hijos. personas e intercambien ideas Nota
1. James E. Faust, “Bendiciones
El servicio no sólo ayuda a sobre cómo pueden prestar Patriarcales”, ­Liahona, junio de
otras personas, también puede servicio de una forma nueva y 1983, pág. 30.
conducir a nuestro propio creci- creativa, te sorprenderá cuán
miento espiritual. Cuando pres- gratificante puede llegar a ser.
tamos servicio en llamamientos Nota
1. Véase Dieter F. Uchtdorf, “Impulsen
y realizamos otros actos de desde donde estén”, ­Liahona, no-
servicio, no sólo fortalecemos viembre de 2008, pág. 56.

46 L i a h o n a
Jóvenes

¿Por qué es importante el pionero que todos compartimos. fortalecieron la Iglesia en el lugar
Día de los Pioneros? ¿Se En algunas comunidades se donde tú vives.
celebra en toda la Iglesia? realizan espectáculos al aire libre, El presidente Dieter F. Uchtdorf,

E n el Día de los Pioneros se


conmemora la llegada del
primer grupo de pioneros mor-
Independien-
temente del
sitio donde
desfiles, conciertos y caminatas
con carros de mano como parte
de la conmemoración. En otros
Segundo Consejero de la Primera
Presidencia, dijo: “¡Cuán grandes
son el gozo y el privilegio de ser
mones al valle de Lago Salado el vivas, el 24 lugares, la conmemoración pue- parte de esta Iglesia mundial y
24 de julio de 1847. En Utah es de julio es un de ser algo tan sencillo como una de que nos enseñen y edifiquen
un día festivo oficial del estado, buen momento excursión familiar o un momento los profetas, videntes y revelado-
y a la correspondiente celebra- para recordar de reflexión personal. Indepen- res!… Ahora que el mensaje del
ción, que incluye un desfile, se lo que los pri- dientemente del sitio donde los evangelio restaurado de Jesucris-
la denomina Days of ’47 (“Los meros Santos miembros de la Iglesia vivan, to se está aceptando por todo el
días de 1847”). Se trata de una de los Últimos o de si existe una celebración mundo, todos somos pioneros
oportunidad en la que se rinde Días hicieron formal o de si sólo es un minuto en nuestra propia esfera de ac-
homenaje a todas las personas por todos de reflexión, se trata de un mo- ción y circunstancias” 1. ◼
que han contribuido a edificar el nosotros. mento adecuado para recordar ¿Qué relatos sobre los pioneros te inspi-
estado, independientemente de lo que los primeros Santos de los ran? Háznoslo saber escribiéndonos a
su religión u origen. Últimos Días hicieron por todos liahona@ldschurch.org.
Asimismo, los Santos de los nosotros, incluso los pioneros Nota
1. Dieter F. Uchdorf, “Escuchemos
Últimos Días de varias partes locales que la voz de los profetas”, ­Liahona,
del mundo pueden unirse para julio de 2008, pág. 3.
rendir dicho homenaje al legado
48 L i a h o n a
Los pioneros trabajaron en el Templo de

la pena terminar lo que es de mayor valor.


Salt Lake desde 1853 hasta 1893. Siempre vale
Creación que
duró 40 años

Izquierda: Ilustración de FOTOMONTAJE, por Scott Welty. Dibujo ARQUITECTÓNICO, por Truman Osborn Angell, cortesía de la Biblioteca de Historia
de la Iglesia. Fotografía de obreros de CONSTRUCCIÓN, por Charles William Carter, cortesía de la Biblioteca de Historia de la Iglesia.
Jóvenes

Nuestro espacio
Mi pasaje Cómo obtener
preferido un testimonio
de las
Escrituras
2 Nefi 32:5 ha sido
E l testimonio es una parte
muy importante de nuestra
vida como miembros de la Iglesia.
mi pasaje preferido de las Escrituras Para obtener un testimonio, haz
desde que estaba en la Primaria, ya lo que Moroni nos invita a hacer:
Rendir homenaje que nos dice lo que debemos hacer medita en tu corazón el mensaje o
a los pioneros cuando se nos da el don del Espíritu el principio que desees saber si es

C ada mes de julio, muchos miembros de la


Iglesia de todo el mundo hacen una pausa para
rendir homenaje a los pioneros que entraron al Valle
Santo. Debemos recibirlo y ser dignos
de Él, y entonces el Espíritu Santo nos
guiará en la senda correcta.
verdadero, y luego pregunta a Dios
en el nombre de Jesucristo si lo es.
Quienes así lo hagan y pregunten
del Lago Salado el 24 de julio de 1847. La siguiente Peaches C., 16 años de edad, con fe obtendrán un testimonio
es una experiencia que una jovencita compartió con Trinidad, Indias Occidentales de la verdad mediante el poder
nosotros: del Espíritu Santo (véase Moroni
“En ocasiones, nuestro barrio realiza actividades en 10:3–5). Puedo testificarte que si
memoria de los pioneros”, dice Analee B. de la ciudad oras con toda la fe de tu corazón,
de Burke, en el estado de Virginia, EE. UU. “Las perso- nuestro Padre Celestial contestará
nas se visten con vestuarios pioneros y por lo general tu oración.
efectuamos algún tipo de ‘jornada’, que en realidad Cuando era investigador, decidí
Derecha: Fotografía de una representación pionera de Welden C. Andersen;

es una caminata. También hablamos acerca de los orar y preguntar a nuestro Padre
pioneros, y jugamos a los mismos juegos que ellos so- Celestial si todo lo que había
lían jugar. En Virginia hace mucho calor y hay mucha aprendido era verdadero. Jamás
humedad durante el verano, y siempre efectuamos es- en la vida hallaré palabras para
fotografías de paisajes naturales de Deanna Van Kampen

tas festividades al aire libre, de modo que con el clima describir el sentimiento que tuve,
caluroso realmente nos sentimos como pioneros. pero sé que fue la respuesta de mi
“Personalmente, casi siempre estoy leyendo algún Padre Celestial y gracias a ella, he
libro sobre la historia de la Iglesia, ya que ese tipo de “Sí, todas las cosas que de la recibido muchas bendiciones.
libros me hace apreciar aún más a los pioneros y me tierra salen, en su sazón, son Jordi R., 20 años de edad, Santo
ayuda a comprender mejor por lo que ellos pasaron”. hechas para el beneficio y el uso Domingo, República Dominicana
En tu área, ¿de qué modo rinden homenaje a los del hombre, tanto para agradar
pioneros de la Iglesia pasados o presentes? Recuer- la vista como para alegrar el
da que un pionero puede ser cualquier persona corazón” (D. y C. 59:18).
que haya preparado el camino para que otras lo
transiten.

J u l i o d e 2 010 49
Cómo lo sé

El legar a
Por Sonia Padilla-Romero
saber
C
uando tenía catorce años de
edad, unos misioneros Santos
de los Últimos Días vinieron a
nuestro hogar y nos enseñaron a mi
madre y a mí. Pronto nos invitaron
a bautizarnos; mi madre declinó la
invitación, pero yo la acepté. Al pen-
sar en ello, creo que no estaba con-
vertida, y pienso que, como muchos
adolescentes, quería hacer algo fuera
de lo normal.
Conforme aprendí las Durante el año siguiente asistía a
doctrinas del Evangelio, la Iglesia sola. No sentía que forma-
ba parte del grupo y no comprendía
mis circunstancias difíciles mucho de lo que se enseñaba; no enseñaba. Más que nunca sentía que
no cambiaron, pero me obstante, era activa. Al año siguiente no formaba parte del grupo.
sentía más feliz. viví fuera de mi hogar y asistí a una Por supuesto, no se lo dije a mis
escuela de enseñanza secundaria de padres, pues había invertido mucho
la Iglesia en la Ciudad de México. tiempo en convencerlos de que me Fotografía cortesía de Sonia Padilla-Romero; detalle de

Aunque dicha escuela me había permitieran asistir a esa escuela. ¿Cómo


La Segunda Venida, por Grant Romney Clawson

agradado mucho durante mi visita podría admitir que después de todo,


inicial y me había esforzado mucho quizás ése no fuera el lugar para mí?
para que se me aceptara en ella (y Debido a mi orgullo, simplemente me
para convencer a mis padres de que enfrenté a las dificultades en silencio.
me permitieran asistir), enseguida Mi difícil situación empeoró cuan-
comprendí que no era sencillo estar do me enteré de que mis padres se es-
sola. Aún no tenía un testimonio. No taban divorciando. Sentí como si todo
comprendía realmente quién era José mi mundo se estuviera destruyendo.
Smith ni lo que el Libro de Mormón Fue en ese momento que mi obispo

50 L i a h o n a
Jóvenes

Como nuevo miembro aprendí
que no importa si no compren-
des todas las cosas del Evangelio
de inmediato. Lo que importa es
que entiendas que el Salvador
expió tus pecados y que Él te
comprende perfectamente, aun
cuando ninguna otra persona
lo haga.

escuela secundaria de la Iglesia cambió


la visión que yo tenía de quién era y de
lo que mi vida podría ser. Al graduarme
Él me conocía, y eso lo cambió todo. permanecí en la Ciudad de México, y
Tal vez sea común para los nuevos lo primero que hice tras haber hallado
miembros de la Iglesia sentirse que un sitio donde vivir fue buscar el barrio
me llevó aparte y me preguntó cómo no forman parte del grupo tal como local de modo que pudiera continuar
estaba. Le relaté todo en cuanto a mis me sentía yo. Lo que he aprendido teniendo un lugar de refugio, un lugar
penas y frustraciones. “Siento como si es que no importa si no comprendes donde podría crecer en el Evangelio.
ya no supiera nada”, le dije. todas las cosas del Evangelio de in- Poco después de ello, presté servicio
Ese buen obispo comenzó a ense- mediato. Lo que importa es que com- misional en la Manzana del Templo,
ñarme sobre el Evangelio. Empezamos prendas tu relación con nuestro Padre en Salt Lake City. Hallé gran gozo al
con el modo de comunicarnos verda- Celestial y que Él tiene un propósito compartir con otras personas las verda-
deramente con nuestro Padre Celestial. y un plan para tu vida. Es importante des que me habían proporcionado un
Con el transcurso del tiempo hablamos que sepas que el Salvador expió tus fundamento sólido en un tiempo que
sobre la Expiación. Él me enseñó las pecados y que Él te comprende per- se consideraría como una época turbu-
verdades del Evangelio y, por primera fectamente, aun cuando ninguna otra lenta de la vida.
vez, sentí que tenía un testimonio. persona lo haga. Una vez que conocí Estoy agradecida por ser miembro
Estaba contenta de tener algo a que esas doctrinas, otras cosas comenza- de la Iglesia. Sé que nuestro Padre
asirme en ese periodo de incertidum- ron a aclararse. Celestial nos tiene presentes a cada
bre. Aun cuando me sentía incapaz de Gracias al amor de mi obispo y a uno de nosotros y que tiene un plan
ayudar a mi familia, pude sentir una su paciencia al enseñar, la época de la para nuestra vida. Ha sido una gran
sensación de felicidad al estar cerca escuela secundaria llegó a ser un pe- bendición verlo revelar Su plan que
de nuestro Padre Celestial. Sabía que riodo positivo en mi vida. El asistir a la tiene para mí. ◼

Julio de 2010 51


Todo
saldrá bien
Tengan fe y confianza en el Señor, las actividades de los Hombres Jóvenes; pero
aun cuando nos veíamos solamente una vez
y Él proveerá.
por semana, el ser buenos amigos contribuyó

N
ací en Alemania, de padres buenos y a que los tres nos mantuviéramos activos en
considerados que eran miembros de la Iglesia.
la Iglesia. Durante la Segunda Guerra Más adelante noté que muchos de los jóve-
Por el élder Mundial, cuando mi padre tenía diez años, nes mayores se volvieron menos activos en la
Erich W. conoció el Evangelio por medio de un amigo Iglesia y tenía mucho miedo de que algún día
Kopischke en Stettin, que es ahora parte de Polonia. Por yo llegara a perder mi testimonio. En aquellos
De los Setenta la guerra, en ese tiempo no había misioneros días éramos tan pocos los jóvenes activos en
en Stettin; después que él aceptó el Evangelio, la Iglesia en Alemania que cuando se volvían
lo enseñó a su familia y ellos se convirtieron. menos activos, de inmediato se notaba su
Más tarde, conoció a mi madre, que también ausencia. Eso atemorizaba a mis padres, que
vivía en Alemania Oriental y donde tampoco lo habían dado todo por criar a sus hijos en la
había misioneros. Mi papá le enseñó el Evan- libertad religiosa y que entonces se pregunta-
gelio y ella lo aceptó; se casaron y después se ban: “¿Qué podemos hacer para no perder a
mudaron a Alemania Occidental poco antes Erich?”.
de que yo naciera. Un día, cuando yo tenía más o menos cator-
En aquella época no había en Alemania ce años, mi familia regresaba a casa después de
muchos miembros de la Iglesia. En la escuela la iglesia. Una vez más habíamos notado que
yo era el único. Desde niño obtuve un fuerte algunos jóvenes se habían apartado. Les dije a
testimonio de que Dios vive y de que ésta es mis padres: “Quiero que me arrastren hasta la
Su Iglesia verdadera. Nunca dudé de la veraci- iglesia hasta que tenga veintiún años; luego ¡me
dad del Evangelio; me aferré a ese testimonio, cuidaré solo!”. De verdad se lo dije, y mi mamá
lo cual me mantuvo activo durante mis años me lo repetía con frecuencia.
de juventud.
La decisión sobre la carrera
El temor de apartarme Este aspecto explica el motivo por el que,
Tenía dos amigos de mi edad que también cuando tenía unos diez años y asistía a la
eran activos en la Iglesia; eran hermanos y los escuela primaria, mis padres tomaron una
tres crecimos juntos, pero sólo nos veíamos decisión en cuanto a mi educación. En Alemania
los domingos porque vivíamos a casi veinti- se comienza a temprana edad con estudios
cinco kilómetros de distancia. Nos encontrá- avanzados. Mis padres decidieron no dejarme
bamos en las reuniones del sacerdocio y en comenzar esos cursos porque habían visto a

52 L i a h o n a


Jóvenes

muchos jóvenes apartarse de la Igle- los estudios y, dos años después de siempre había querido ser maestro, y
sia mientras asistían a las instituciones la misión me casé con la que es mi en Alemania no se puede ser maestro
de enseñanza; por eso, me dijeron: esposa, Christiane, y ya no tuve opor- sin seguir estudios universitarios. Sin
“Puedes ir a cualquier lado, menos al tunidad de asistir a la universidad. embargo, al fin llegué a serlo: maestro
Gymnasium [la escuela preparatoria Hubo un momento en que me sentí de religión, enseñando en el Sistema
para la universidad], porque no que- triste por la decisión de mis padres, Educativo de la Iglesia. Se puede decir
remos que el mundo nos arrebate a ya que sentía que me había limitado que eso es lo que soy ahora: un maes-
nuestro hijo”. mucho. tro. De modo que recibí un testimonio
La decisión significó que recibiría Entonces se me ocurrió pensar: de que vale la pena escuchar a los pa-
una educación básica y luego seguiría “Lo que hicieron mis padres lo hi- dres, seguir sus consejos y confiar en
una carrera vocacional, que en mi cieron para protegerme; lo hicieron que ellos nos aman, oran por nosotros
caso fue un título en negocios. Eso por amor y no será una desventaja y saben lo que es mejor para nuestro
limitó mucho mis posibilidades pro- para mí”. Y aun cuando en ocasiones bienestar. El deseo de mantenerme
fesionales. Terminé la capacitación pareció ser una desventaja desde el activo en la Iglesia era tan fuerte en
cuando tenía dieciocho años y luego punto de vista del mundo, ya podía mí y el deseo de protegerme era tan
me llamaron para ser misionero en entender que nunca iba a ser una fuerte en mis padres que al fin todo
Munich, Alemania. Me encantó ser verdadera desventaja. Decidí hacer se combinó para mi bien.
misionero. una carrera en el negocio de seguros
Cuando terminé la misión, me y más tarde llegué a ser ejecutivo de La enseñanza superior que recibí
encontré sin muchas opciones para la compañía en la que trabajaba. Otra cosa que contribuyó a que me
seguir una carrera. Había terminado Uno de mis problemas era que mantuviera fuerte en mi juventud fue

Busquemos en
la luz de Cristo

C uando se es joven, se tienen muchos


interrogantes y los amigos y otras
personas cuestionan lo que uno está ha-
de la Iglesia o no, esta promesa
se cumpliría de acuerdo con la
profecía; y seríamos mejores hijos
ciendo. Una de las respuestas a esos interro- e hijas, mejores amigos, mejores
gantes se encuentra en Moroni 7:19, donde empleados, mejores misioneros, mejores
Mormón nos enseña esto: “Por tanto, os personas. Como dijo Pablo: “Examinadlo
suplico, hermanos, que busquéis diligente- todo; retened lo bueno” (1 Tesalonisenses
mente en la luz de Cristo, para que podáis 5:21).
Ilustración fotográfica por Christina Smith.

discernir el bien del mal; y si os aferráis a He visto a tanta gente en el mundo


todo lo bueno, y no lo condenáis, cierta- que dice: “Acepto esto que es bueno, pero
mente seréis hijos de Cristo”. no acepto esto otro”. Esas personas se
Es un pasaje maravilloso de las Escritu- privan de la verdad. Pero las Escrituras
ras. La luz de Cristo es nuestra conciencia nos exhortan a aferrarnos a todo lo que es
y es un don que nuestro Padre Celestial y aferrarnos a ellas y no rechazarlas. bueno y a examinar nuestra conciencia en
da a cada uno de sus hijos. Debemos Siempre he pensado que si todas las la luz de Cristo.
pensar constantemente en cosas buenas personas hicieran eso, ya sean miembros Élder Erich W. Kopischke, de los Setenta.

Julio de 2010 53


En las clases de seminario e


instituto, muchas veces los
maestros nos decían: “Al leer
este pasaje de las Escrituras,
inserten en él su propio nom-
bre”. Descubrí que podía
leerlas como si fuera Nefi,
Helamán o Moroni.

el programa de seminario, que co- misiones y casi todos, varones y mu- Era como un sueño: de pronto podía
menzó en Alemania en 1972, cuando jeres, se han mantenido activos en la verme en la misma situación en la que
yo tenía catorce años, y que tuvo un Iglesia. se encontraban las personas sobre las
gran impacto en mi vida. Todavía me Cuando pienso en la forma en cuales estaba leyendo.
acuerdo de la maestra de seminario que obtuve mi testimonio y en lo que Las Escrituras me ayudaron a
por la gran impresión que me dejó y tuvo en mí la mayor influencia, pue- entender que la fe es algo real; no es

Alma 46:20: Vengan, por Walter Rane, cortesía del Museo de Historia de la Iglesia.
porque influyó en mí de manera muy do afirmar que realmente fueron las simplemente saber los hechos que
positiva. clases de seminario e instituto a las describen teóricamente, sino que
Debido a la experiencia en semina- que asistí; fue el hecho de aprender la fe nos conecta a la realidad de la
rio y al estudio personal de las Escri- en las Escrituras principios y doctri- existencia del Señor. Eso es algo que
turas cuando era jovencito, aprendí nas del Evangelio, con un grupo de aprendí durante la temporada que
a amarlas. El estudio fortaleció mi amigos y de una maestra a la que asistí a seminario cuando era jovenci-
testimonio y nunca he dejado de sen- admirábamos. to. Tengo una fe certera de que si el
tir amor por las clases de seminario y Una de las mejores cosas que pue- Señor nos da una asignación, pode-
de instituto. En Alemania enseñé una den hacer al estudiar las Escrituras es mos “ir y hacer” (véase 1 Nefi 3:7), y
de las primeras clases de seminario aplicarlas a ustedes mismos. Con fre- Él proveerá lo necesario para que la
matutino; era una clase excelente que cuencia los maestros nos decían: “Al cumplamos.
a los jovencitos les gustaba y asistían leer este pasaje de las Escrituras, inser-
a ella todas las mañanas, a pesar de ten en él su propio nombre”. Descubrí La fortaleza que se recibe de las
que algunos tenían que recorrer una que podía leerlas como si fuera Nefi, Escrituras
distancia bastante grande. Todos los Helamán o Moroni y eso cambiaba to- Un pasaje de las Escrituras que
jóvenes de aquel grupo cumplieron talmente el escenario mientras las leía. realmente me ayudó cuando era

54 L i a h o n a


Jóvenes

joven es el de Josué 1:6–9 que, en tener con ellos algunas conversacio- La misión les man-
parte, dice: “Esfuérzate y sé valiente… nes sobre el Evangelio. tendrá despejado
esfuérzate… para cuidar de hacer con- Tengo plena confianza y fe en el camino
forme a toda la ley… no te apartes de que cuando el Señor nos da una
ella ni a la derecha ni a la izquierda,
para que prosperes…”
Cuando era joven, pensé: “Una
asignación, todo saldrá bien si no
nos apartamos de ella “ni a la dere-
cha ni a la izquierda”. Yo no sabía
U na de las cosas más importantes que
puede hacer un joven es prepararse
para prestar servicio en una misión. Es
vez que reciba una asignación del que aquel día íbamos a terminar importante prepararse espiritual, física y
Señor no me volveré ni a la derecha temprano la tarea de corresponden- pedagógicamente; estudien las Escrituras
ni a la izquierda” y, como resultado, cia; no siempre se saben esas cosas con diligencia, estúdienlas a diario con la
tuve algunas buenas experiencias. con anticipación. No podemos decirle ayuda de las clases de seminario e instituto.
Por ejemplo, un día, mientras estaba al Señor lo que tiene que pasar, pero Después vayan a cumplir una misión y sean
en una capacitación de negocios, tenía con fe y confianza en Él, casi siempre lo mejor que puedan ser.
que ir a una reunión de la Iglesia todo saldrá bien. Llegarán a saber que las experiencias
pero también debía encargarme de El estudio de las Escrituras y el de la misión son la mejor educación para
la correspondencia en el trabajo. ejemplo de mis padres me dieron ustedes. Es una forma magnífica de poner en
Normalmente, esa tarea nos llevaba algo muy importante, incluso cuan- práctica todo lo bueno que hayan aprendido
a mí y a los otros aprendices hasta una do era joven: ambos me ayudaron a en el seno familiar, en la Iglesia y en las clases
hora después del horario regular de desarrollar gran fe en que el Señor de seminario y de instituto. Si ustedes, los varo-
trabajo; pero para llegar a mi reunión me ayudaría y bendeciría en mi vida nes, y ustedes, las jóvenes que así lo deseen, se
de la Iglesia, tenía que ir a Hamburgo diaria. ◼ preparan para ser misioneros y prestan servicio
en el tren de las 17:30. Cuando les en una misión, eso les despejará el camino de
hablé a los demás del problema me su vida. Mi deseo para mis hijos e hijas y para
dijeron: “¡Buena suerte! ¡No vas a ustedes, los jóvenes de la Iglesia, es que sean
llegar a tiempo!” dignos de cumplir una misión cuando lleguen
Les contesté: “Sí, voy a llegar, por- a la edad apropiada, y que acepten
que ésa es una reunión importante”. esa oportunidad de todo corazón y
Se encogieron de hombros y comen- la magnifiquen.
taron sarcásticamente: “¡Ah, sí! Tú y Deseo para todos ustedes, inclu-
tu fe. Crees que porque eres religioso yendo a mis propios hijos, gran fe y
todo te va a salir bien. En este caso, confianza en el Señor, a fin de que
tendríamos que terminar con la co- disfruten de Sus maravillosas pro-
rrespondencia diez minutos antes de mesas. Sé que el Señor les brindará
la cinco, y eso nunca ha sucedido”. las experiencias, las dificultades y
“Bueno, lo que tenga que pasar pasa- las bendiciones que sabe que serán
rá”, respondí; “pero esta noche tengo para su propio bien. Tengo un testi-
que llegar a Hamburgo a tiempo”. monio certero de que si ejercemos
Y, lo crean o no, por primera y gran fe y confianza en el Señor, Él
única vez en tres años, aquel día proveerá.
terminamos todo diez minutos antes Élder Erich W. Kopischke, de los Setenta.
de las cinco de la tarde, y yo llegué
a la estación a tiempo para tomar el
tren. Aquello causó gran impresión a
mis compañeros, lo que me permitió

Julio de 2010 55
Por
 Joshua J. Perkey
Revistas de la Iglesia

Una familia eterna

C
uando conocí a Uanci Kivalu, tenía Lo que en un La voz de Uanci empezó a temblar. Levanté
una gran sonrisa. Sin embargo, cuan- principio pare- la vista del cuaderno en el que escribía y vi
do se sentó y el tono de su voz pasó lágrimas en sus ojos.
a ser serio, me pregunté qué iría a compartir cía una tra- “Un día, mi hermano menor ’Alekisio tenía
esa simpática jovencita de 16 años. “Mi histo- gedia, con el una herida en las caderas y se le infectó”,
ria es acerca del templo”, dijo. tiempo, condu- continuó. “Mejoró durante un tiempo y mi
Uanci es de Tonga, una nación insular padre volvió a la Iglesia. Pero luego mi papá
llena de altísimos cocoteros, bananeros jo a la familia volvió a inactivarse”.
majestuosos y grandes plantas de taro. La de Uanci al Uanci estaba llorando a mares y el pañuelo
mayoría de los jóvenes que había visto en templo. que le di enseguida se empapó, al igual que
la isla parecían satisfechos con la vida y sus mangas, mientras trataba sin éxito de
sonreían tanto como Uanci lo había hecho secarse las lágrimas.
unos momentos antes. A la juventud tonga- “Mi hermanito empeoró y luego murió.
na de su edad le gusta bailar, cantar, jugar Tenía tan sólo 12 años”.
netball (similar al baloncesto femenino) y Por un momento, Uanci hizo una pausa,
pasar tiempo con sus familias. Por lo general, abrumada por sus sentimientos, y yo empecé a

Fotografías familiares por Joshua J. Perkey; fotografía del Templo


son un grupo de personas alegres. Sin em- comprender por qué se había puesto tan seria.
bargo, la seriedad de Uanci se mezclaba con Esa jovencita ya había sufrido una gran trage-
una emoción más profunda que yo no podía dia en su vida. Pero también había una luz de
identificar, y me sorprendió. esperanza que brillaba a través de sus ojos.
de Nuku‘alofa Tonga por Welden C. Andersen

“Quiero hablar acerca del templo”, repitió. “Luego”, comenzó nuevamente, “mi padre
“Cuando era pequeña”, comenzó Uanci, finalmente decidió regresar a la Iglesia. Al
“mis hermanos, mi hermana y yo éramos principio, le resultaba difícil. Nuestro obispo,
miembros de la Iglesia. Asistíamos a la capilla nuestros líderes, nuestros parientes y nues-
todos los domingos con mi mamá. Me en- tra familia le daban aliento diciéndole que
cantaba el templo y me encantaba ir con los el único medio por el cual nuestra familia
jóvenes a efectuar bautismos por los muertos. podría estar unida de nuevo, para ver a mi
Sentía el Espíritu cuando estaba allí. Pero mi hermano otra vez, sería si nos sellábamos
papá no quería ir a la Iglesia”. en el templo.

56 L i a h o n a


Jóvenes

La paz del
templo
“A los que sean dignos
y les sea posible asistir
al templo, les exhor-
to a que vayan con
frecuencia. El templo es un lugar donde
podemos encontrar paz. Allí recibimos
una renovada dedicación al Evangelio y
una redoblada determinación de guardar
los mandamientos”.
Presidente Thomas S. Monson, “Hasta que
nos volvamos a ver”, ­Liahona, mayo de 2009,
pág. 113.

“Luchamos mucho después de


que mi hermano falleció”, continuó
Uanci. “Pero mis padres se esforzaron
mucho y recibieron sus ordenanzas.
Finalmente, nos sellamos en el tem-
plo como familia el 10 de octubre de
2008, exactamente un año después
de la muerte de ’Alekisio. Mi obispo
tomó el lugar de mi hermano menor.
Jamás había experimentado algo tan
indescriptible”.
Las lágrimas de Uanci no eran lá-
grimas de tristeza, sino de gozo. Ella
y su familia habían ido a la casa del
Señor y se habían sellado en el tem-
plo, y ella sabía lo que eso significa-
ba. Si su familia permanecía digna
de los convenios que había hecho,
estarían juntos para siempre.
Al pensar en Uanci, la imagino
atravesando a pie el campus de
Liahona, la escuela secundaria que
la Iglesia tiene en Tonga, la cual se
encuentra junto al templo. Mientras
camina, Uanci se queda mirando la
aguja del angel Moroni y su silueta de
oro que brilla con el sol. Una vez más
hay lágrimas en sus ojos, pero también
sonríe, porque sabe que volverá a ver
a ’Alekisio. ◼

Julio de 2010 57
“¡DE NINGUNA
MANERA!”, me dijo.
“Que si entre vosotros hay quien beba vino o bebidas fuertes, he aquí,
no es bueno ni propio a los ojos de vuestro Padre” (D. y C. 89:5).

Por Truman E. Benson


Basado en una historia verídica

A
ntes pensaba que mi mejor Por lo general, Chase viene a
amigo, Chase, estaba dis- jugar a mi casa después de la es-
puesto a hacer cualquier cuela. Me gusta que venga, porque
cosa. Cuando lo desafié a saltar des- mi madre y mi padre todavía están
de el último escalón del porche de en sus trabajos. Es divertido jugar
mi casa, no sólo lo hizo, sino que con Chase. Nos encanta inventar
¡corrió para tomar vuelo! bromas. Chase es amigo de todo
Cuando lo reté a subirse a la el mundo. Jamás lo escuché hablar
montaña rusa en la que uno iba de mal de otras personas, incluso cuan-
cabeza, no sólo se subió, sino que do todo el mundo lo hace.
¡se sentó en el primer asiento! Hoy, Chase y yo jugamos balon-
Y cuando le dije que jamás se ani- cesto. Como hacía mucho calor, le
maría a saludar a Julia, la niña más pregunté a Chase si quería tomar
linda de toda la escuela, no sólo la algo.
saludó, sino que ¡se sentó y se que- “Sí, por supuesto”, dijo Chase y,
dó hablando con ella durante cinco al mismo tiempo, dejó rodar la pe-
minutos! lota sobre el césped y corrió hacia
A mí me parecía que Chase era la entrada de mi casa.
capaz de hacer cualquier cosa. Me Entramos y fuimos a la cocina.
parecía… hasta hoy. Cuando abrí el refrigerador, la ola
Chase viene a mi casa práctica- de aire frío nos puso el vello
mente todos los días. Nuestras casas de los brazos de pun-
están muy, muy cerca la una de la ta. Cuando le eché
otra; sólo hoy una casa entre su casa el primer vistazo
y la mía. Los días que Chase no viene al refrigerador,
son los domingos y los lunes: los do- sólo vi jugo y
mingos va a la iglesia y los lunes tiene leche; pero,
una especie de noche familiar. Un par luego, me
de veces me invitó; comimos galletas llamó la aten-
y jugamos. Fue muy divertido. ción una lata
58 L i a h o n a


Niños

abierta que había en la esquina. “¿Quieres probar?”, pregunté.
“El Señor te ha manda- Mi papá había dejado una lata “¿Qué es?”, preguntó Chase.
do cuidar debidamente de cerveza abierta. Si tomábamos “Cerveza”, contesté. “Mi padre la to-
de tu cuerpo; para hacer- algunos sorbos no se daría cuenta, ma todo el tiempo. No se dará cuenta
lo, guarda la Palabra de así que saqué la lata. si solamente tomamos un sorbito”.
Sabiduría”. Chase me miró. Levantó las cejas,
Para la Fortaleza de la apoyó las manos sobre la cadera y
Juventud, folleto, 2001,
págs. 36.
dijo algo que jamás pensé que le
escucharía decir.
“¡De ninguna manera!”, dijo
Chase.
“¿Acabas de decir que no?”, le
pregunté.
“La cerveza no hace bien”, dijo.
“No debemos tomarla. Te hace
hacer cosas tontas”.
“No si sólo tomas un sorbito”, dije.
“Mira, te mostraré”.
Me llevé la lata a la boca, tomé un
sorbito y sonreí. Sabía horrible, pero
no quería quedar como un tonto.
“¿Ves? ¿Te parezco más tonto?”, le
pregunté.
“Me parece que me voy a ir a ca-
sa”, dijo Chase. “No tomes más de esa
cosa. No es una buena idea”.
Mientras observaba a Chase salir
por la puerta e irse corriendo por
la acera de regreso a su casa, no
pude evitar preguntarme por qué Ilustración por John Zamudio; Jesucristo, por Harry Anderson,

él estaba dispuesto a hacer prác-


ticamente cualquier cosa, pero no
quería tomar ni siquiera un sorbito
cortesía del Museo de Historia de la Iglesia

de cerveza.
Después de que Chase se fue,
tomé otro sorbito. “¡Puaj! Esta cosa
es realmente asquerosa”, pensé al
dejar la lata de vuelta en la esqui-
na del refrigerador.
Después de todo, quizá Chase
tenía razón. ◼
Julio de 2010 59
“¡Pues aun cuando [ellos] se olvidare[n], yo nunca me olvidaré de ti” (1 Nefi 21:15).

Guíenme, enséñenme
Por Anne-Mette Howland
Basado en una historia verídica

C
uando tenía diez años, mi fa- regresarían; pero, después de un señaló hacia el final de la calle.
milia se mudó de Dinamarca rato, nos dimos cuenta de que está- “Siento que debemos tomar esa
a Canadá. Llevábamos muy bamos solos y perdidos. dirección”, dijo.
poco tiempo allí cuando dos herma- “¿No deberíamos pedirle a al- Me puse a llorar de nuevo.
nas que vivían enfrente de nuestra guien que nos indicara el camino?”, ¿Cómo iba a saber qué ca-
casa me invitaron a mí y a mi her- le pregunté a Poul. mino debíamos tomar?
mano de doce años, Poul, a tomar el Poul volvió a consolar-
autobús con ellas para ver la ciudad. “Crean en ustedes me. “Tienes que tener fe en
Poul y yo estábamos entusiasma- mism[os]. Crean que seremos guiados”, dijo.
dos por ir y, aunque mi madre no que nunca están Cuando dijo eso, me invadió
estaba muy segura de que fuera sol[os]. Crean que un sentimiento de paz. Tuve la im-
una buena idea, finalmente nos siempre serán presión de que debía tener fe y dejar
dio permiso. Mi madre les dio guiad[os]”. que mi hermano me guiara.
dinero a las dos hermanas para Elaine S. Dalton, Después de caminar un largo
que pagaran nuestro boleto y les Presidenta General de las Mujeres Jóvenes, rato, llegamos a una laguna. “¿Re-
“¡Crean!”, ­Liahona, mayo de 2004, pág. 110.
pidió que nos cuidaran, ya que mi cuerdas esta laguna?”, me preguntó
hermano y yo todavía no sabíamos Poul. “¡Pasamos junto a ella cuando
inglés. Ellas prometieron que nos íbamos del aeropuerto a nuestra
cuidarían. “No sabemos inglés y no sabemos casa!”.
Los cuatro nos subimos al autobús cuál es nuestra dirección”, respondió. Me sentí mejor al oír el entusias-
y comenzamos el viaje. Después de “Llamemos a mamá”, sugerí, seña- mo que había en su voz. Nos sen-

Ilustración por Sam Lawlor; fotografía © Busath Photography


un rato, el autobús se detuvo y las lando una cabina telefónica que se tamos junto a la laguna y oramos
niñas nos hicieron señas para que encontraba cerca. nuevamente.
nos bajáramos. Nosotros las segui- “No tenemos dinero y no sabemos De pronto, Poul miró a lo lejos.
mos y todos empezamos a caminar cuál es nuestro número de teléfono”, “¿Ves aquello?”, gritó. Se paró y co-
por la ciudad. dijo Poul. menzó a correr, y yo me puse de
Entonces, de repente, ¡las niñas Me puse a llorar y Poul me rodeó pie de un salto para seguirlo.
comenzaron a correr en diferentes con un brazo. “Quédate tranquila, “¿Qué es lo que ves?”, grité.
direcciones! Intentamos seguirlas, Anne-Mette. Hagamos una oración”. “¡Es el cartel de la lavandería que
pero desaparecieron por esquinas Nos acurrucamos y le pedimos al está cerca de nuestra casa!”.
que no conocíamos. Al principio Padre Celestial que nos ayudara a en- Caminamos hacia el cartel y de
pensamos que simplemente es- contrar el camino para regresar a casa. allí encontramos nuestra calle y en
taban bromeando y que pronto Después de la oración, Poul seguida vimos a nuestra madre que
60 L i a h o n a


Niños

estaba de pie fuera de la casa y co-
rrimos hacia ella y la abrazamos.
Una vez que entramos, mamá
dijo: “Cuando vi que las dos ni-
ñas regresaban a su casa, fui a
preguntarles dónde estaban
ustedes. La madre de ellas
no fue muy amable; dijo
que éramos extranjeros y
que debíamos regresar al
país del cual habíamos
venido”.
Mamá nos rodeó
con sus brazos a los
dos. “Quiero que se-
pan que no todas las
personas aquí piensan
de esa manera, y que
conoceremos a mu-
chas personas que
nos recibirán y serán
nuestros amigos. Hoy
esas niñas los dejaron
solos, pero me alegra
que hayan recordado
que el Padre Celestial
jamás lo hará”.
Entonces nos arrodillamos
y le dimos gracias al Padre
Celestial por habernos guiado
de regreso a casa y por haber
llegado a salvo. ◼
Julio de 2010 61


El compromiso
de un profeta
Por el presidente Thomas S. Monson

E
n la primavera de 1848, mis al Valle del Lago Salado. Un legado de fe
tatarabuelos, Charles Stewart
Miller y Mary McGowan
Miller, dejaron su hogar en
Otros de mis antepasados se
enfrentaron a penurias similares; sin
embargo, durante esas épocas,
U n legado es un regalo muy valioso
que heredamos de nuestros ante-
pasados. Los tatarabuelos del presidente
Escocia, viajaron a St. Louis, su testimonio permaneció Monson, Charles y Mary Miller, le dieron un
Missouri, con un grupo de firme e inmutable. De legado de fe en el evangelio de Jesucristo.
Santos, y llegaron allí en todos ellos recibí un Completa los espacios en blanco con pala-
1849. legado de dedicación bras del relato.
Mientras la familia completa al evangelio
se encontraba en de Jesucristo. La familia Miller comenzó su larga
St. Louis trabajando Con todo mi co- jornada en _________________.
para ahorrar suficiente razón y con todo el Trabajaron en St. ____________ para
dinero a fin de com- fervor de mi alma, ahorrar dinero a fin de terminar su viaje.
pletar su viaje hasta el declaro que Dios Una ____________ de ____________
Valle del Lago Salado, vive. Jesús es Su mató a muchas personas.
una plaga de cólera se Hijo, el Unigénito del Después de que sus padres y dos her-
extendió por la región. Padre en la carne. Él manos murieron, los ____________ niños
En un lapso de dos se- es nuestro Redentor; Miller siguieron viajando.
manas, murieron cuatro Él es nuestro Media- Ellos tenían ____________ bueyes y
integrantes de la familia. dor ante el Padre. Nos ____________ carromato cubierto.
Los niños que sobrevivie- ama de una manera que Margaret, la bisabuela del presidente
ron quedaron huérfanos, no llegamos a comprender Monson tenía ____________ años.
entre ellos mi bisabuela Margaret, plenamente y, dado que nos Fueron desde St. Louis, ____________,
que tenía trece años en ese momento. ama, dio Su vida por nosotros. La gra- hasta el ____________ del Lago Salado.
Los nueve niños Miller que titud que siento hacia Él no se puede El presidente Monson dijo: “Entrego mi
quedaron siguieron trabajando y expresar con palabras. ____________ y mi fortaleza para servir
ahorrando para ese viaje que sus Entrego mi vida y mi fortaleza [a Jesucristo]”.
Ilustraciones por Maryn Roos

padres y hermanos jamás completa- para servirlo y para dirigir los asun-
rían. Se fueron de St. Louis durante tos de Su Iglesia de acuerdo con Su
la primavera de 1850 con cuatro voluntad y Su inspiración. ◼
bueyes y un carromato cubierto y, De un discurso de la conferencia general de
finalmente, ese mismo año, llegaron abril de 2008.

62 L i a h o n a


Niños

Un pionero de la actualidad
U n pionero es alguien que va a algún lugar o hace algo primero y les muestra a otras
personas qué camino deben seguir. Haz un dibujo de alguien que conozcas o de alguien
de tu familia que sea un pionero en la actualidad.

No hay que empujar un carro, ni irse del hogar ni andar dos mil kilómetros
para un pionero ser.

Mas hay que vencer temores

con gran valor y fe, y trabajar haciendo el bien


para un pionero ser.
(“Para ser pionero”, Canciones para los niños, págs. 138–-139).

Julio de 2010 63
T i e m p o pa r a c o m pa r t i r

73.
97

EN
AG
M
I
S;
DO
VA
ER
RES
OS
TODOS LOS DERECH
OM.
N.C
CTIO
LLE
CO
CE

N
DE
VI
PRO
0,
01
©2

Sigo el ejemplo de Jesucristo cuando soy buen(a)


amigo(a) de ______________________________________.

Sigo el ejemplo de Jesucristo cuando ayudo a mi


hermano o hermana a ____________________________.

Sigo el ejemplo de Jesucristo cuando oro para darle


gracias al Padre Celestial por _____________________.

Sigo el ejemplo de Jesucristo al _____________________


______________________________________.

64 L i a h o n a
Niños

Puedo seguir
el ejemplo de Jesucristo
Por Sandra Tanner y Cristina Franco

J
esucristo dijo: “Ven, sígueme”. Noso- Diario de las Escrituras Julio 2010
tros podemos seguir a Jesús al hacer Lee Lucas 18:22.
las cosas que Él hizo. Las imágenes Ora al Padre Celestial para saber
Izquierda, desde arriba: Imagen de Cristo, por Heinrich Hofmann, cortesía de C. Harrison Conroy Co.; Cristo y los niños, por Harry Anderson, © IRI;

que se encuentran en la página opuesta de qué manera puedes seguir a Jesús.


El leproso que dio las gracias por John Steel, prohibida su reproducción; El buen samaritano, por Walter Rane, cortesía del Museo de Historia de la
Iglesia; Señor, sálvame, © Gary L. Kapp, prohibida su reproducción; Agradable ante Dios, © Simon Dewey; derecha: ilustración por James Johnson.

muestran cómo Jesús instó a las personas Memoriza Lucas 18:22.


a tener fe en Él. Él enseñó que es impor- Elige una de estas actividades, o
tante dar gracias por las bendiciones que inventa una:
recibimos. Reunió a los niños a Su alrede- • Ayuda a otra persona a memorizar
dor para poder estar con ellos y enseñar- Lucas 18:22.
les. Jesús amaba a las personas con las que • Realiza la actividad que se encuentra
estaba y nos dijo que amáramos a nuestro en la página 64. Recorta las huellas,
prójimo. Mediante la parábola del buen y cuando hagas algo para seguir el
samaritano, Jesús enseñó acerca del amar ejemplo de Jesucristo, escríbelo en el
a otras personas. espacio en blanco y agrega una huella
Un viajero fue atacado por ladrones y al camino.
lo dejaron para que muriera. Un sacerdote • Hazte amigo de alguien que tenga
y un levita vieron al hombre herido, pero alguna discapacidad o que esté solo.
los dos pasaron de largo sin ayudar. Final- Piensa en el ejemplo de Jesús a fin
mente, un samaritano llegó y se detuvo pa- de que te ayude a saber qué puedes
ra ayudar al hombre: le vendó las heridas y hacer. Puedes visitar a la persona o
lo llevó a un mesón. El samaritano le dejó pasar tiempo con ella y darle ánimo
dinero al posadero para que cuida- o ayudarla.
ra del hombre (véase Lucas 10:30–
37). Este relato nos muestra qué ¿En qué forma te ayuda lo que has
significa seguir el mandamiento hecho a entender este pasaje de las
de amar a nuestro prójimo. Escrituras?
Escribe en tu diario o haz un dibujo
acerca de lo que hayas hecho. ◼

Julio de 2010 65
Las sombrillas de las pioneras “La caridad es el amor puro de Cristo, y permanece para siempre” (Moroni 7:47).
Por Marli Walker
Basado en una historia verídica


S
arah! Sarah, ¡despierta!”, dijo y Sarah les habían rogado que las y fue enterrado en la llanura.
Christiana Larsen, de cinco dejaran llevar sólo una de sus co- Una vez que la familia Larsen lle-
¡ años, a su hermana menor.
“Es hora de irnos”.
sas preferidas a su nuevo hogar.
Después de todo, dejarían las mu-
gó al Valle del Lago Salado en 1857,
a Christiana le encantaba ir a la
Sarah, de tres años, se esforzó por ñecas, los libros y los juguetes. Las Iglesia con otros niños de su edad.
abrir los ojos. dos niñas escogieron sus hermosas Christiana y Sarah, felices, llevaban
“Pero todavía está oscuro afuera”, sombrillas. sus sombrillas a la Iglesia todos los
se quejó con somnolencia. Cuando amaneció, Christiana y domingos para que el fuerte sol del
“Lo sé, pero mamá dice que su familia abordaron el barco que desierto no les diera en la cara.
tenemos que empezar temprano. navegaría hasta Estados Unidos. Es- A medida que pasaban los días y
El barco que nos llevará a Estados taban entusiasmados por ir a Sión, las semanas, el dinero y la comida
Unidos saldrá pronto”. a pesar de haber tenido que dejar de la familia empezaron a acabarse.
La familia Larsen se había unido amigos, familia y su hogar. Una noche, Christiana oyó a sus
a la Iglesia en Dinamarca y ahora La travesía por el océano fue lar- padres hablar acerca del problema.
iban a realizar el largo viaje para ga y cansadora. Durante las caluro- Su padre dijo que conocía a una
unirse a los Santos en el Valle del sas tardes en el barco, las dos niñas familia que había sido bendeci-
Lago Salado. usaban sus bonitas sombrillas para da con una buena cosecha de
Christiana ayudó a Sarah a vestir- resguardarse del sol. Si el viento granos. Los Larsen podrían
se. Luego, las niñitas, con lágrimas soplaba en la dirección correcta, el entregarles algo suyo a
en los ojos, echaron un último vis- barco avanzaba sin problemas; pe- cambio de algo de ha-
tazo alrededor de su cómoda habi- ro, si cambiaba el curso, el barco se rina, pero ¿qué tenían
tación. Sabían que pasaría mucho veía obligado a dar marcha atrás y para entregarles?
tiempo antes de que volvieran a a veces debían retroceder la misma Christiana, en voz
dormir en camas de verdad. distancia que habían avanzado. alta, dijo. “Puedes
“No olvides tu sombrilla, Sarah”, Cuando los Larsen llegaron a entregarles mi
dijo Christiana mientras recogía Estados Unidos, compraron un sombrilla y
su propia sombrilla con encaje de carromato y un buey y comenzaron la de Sarah,
seda. “Mamá dijo que las empacaría el largo viaje hasta el Valle del Lago papá”.
con la ropa de cama”. Salado. El viaje fue áspero y calu- “Pero ustedes
Mamá y papá habían dicho que roso, así que Christiana y Sarah a adoran esas sombri-
no podían llevar nada más que lo menudo preferían caminar. llas, Christiana. ¡No podría hacerlo!”.
Ilustración por Brian Call

indispensable en el viaje a Estados Tal como muchas otras familias “Está bien, papá”, dijo Christiana.
Unidos. Después de empacar la ropa pioneras, la familia de Christiana su- “Necesitamos la comida más de lo
de cama, sus prendas de vestir y he- frió penurias y tragedias durante el que necesitamos las sombrillas”.
rramientas, no quedaría mucho lu- viaje: el hermano recién nacido de Al día siguiente, el padre de
gar para nada más. Pero Christiana Christiana murió durante el trayecto Christiana cambió las hermosas
66 L i a h o n a
Niños

sombrillas de encaje por un poco su mirada con tristeza hacia el lugar Cuando hizo su oración esa
de harina, la cual se convirtió en donde antes estaban las sombrillas. noche, le dio gracias al Padre
comida para toda la familia. Pero al recordar el maravilloso pan Celestial por la bonita sombrilla
Esa noche, mientras Christiana se que había comido para la cena, que había ayudado a alimentar
preparaba para irse a dormir, dirigió la tristeza se convirtió en gratitud. a su familia. ◼

“ E l sacrificio es la
prueba suprema
del Evangelio; y significa
consagrar el tiempo, los
talentos, las energías y
los bienes materiales para
llevar adelante la obra de Dios”.
Élder Quentin L. Cook del Quórum de los Doce
Apóstoles, “¿Es usted un santo?”, ­Liahona,
noviembre de 2003, pág. 96.

Julio de 2010 67
Nuestra página
Cuando era pequeño, mi
madre me llevaba a muchos
bautismos; sin embargo, el año
pasado, cuando ya tenía la
edad suficiente para bauti-
zarme, estaba muy nervioso:
tenía miedo de no poder
participar correctamente de
la ordenanza, como las personas a las que había visto.
Y, más que nada, tenía miedo de entrar en el agua.
Pero el Espíritu Santo me ayudó. Me pareció que todo
el tiempo escuchaba las palabras: “¡No temas! ¡No
temas!”. El Espíritu Santo me ayudó a superar esos
problemas y entonces me pude bautizar, algo que era
muy importante para mí. Fui muy bendecido. Cuando
salí del agua, ya no le tenía más miedo y me sentía
bien en mi interior.
Bryan K., 9 años, Taiwán

Beatriz da S., 10 años, Brasil

Esfuérzate y prepárate

N o me fue bien en el ensayo de len-


gua malaya durante el examen del
primer semestre y mi puntaje dentro de la
El día del examen, me sorprendí al ver
que ¡el tema que la maestra había elegido
era el mismo para el cual me había prepa-
ver que había mejorado tanto.
Obtuve un testimonio con respecto al
trabajo: sé que, si oramos y trabajamos
clase disminuyó muchísimo. Estaba muy rado! Gracias a que me había esforzado y arduamente, recibiremos la inspiración
molesto, pero sabía que la culpa era sólo me había preparado, aunque no sabía cuál que nos ayudará a lograr el éxito en
mía, ya que había pasado muchas horas sería el tema, escribí muy bien y ¡me saqué nuestro trabajo.
después de la escuela jugando con ami- la nota máxima! Mi maestra se sorprendió al Ethan D., 11 años, Malasia
gos en vez de hacer la tarea y estudiar. Mi
madre y yo hicimos un plan para ayudarme
a mejorar. Cada día, cuando mamá me lo
pedía, terminaba la tarea sin quejarme y los
dos orábamos para que me fuera bien en el
examen del segundo semestre. Me esforcé
durante todo el semestre. Una semana an-
tes del examen, mi madre sintió que debía
preparar un tema especial para la parte del
examen que consistía en una composición.
La maestra decide qué tema será y la nota
que nos ponen depende de cuán bien haya-
mos escrito acerca de ese tema.

68 L i a h o n a
Niños

A Melanie A., que tiene 3 años
Gino A., 6 años, Filipinas
y es de México, le gusta ayudar
a su mamá a juntar sus juguetes
después de jugar. Ahora que tie-
ne tres años, ayuda en la capilla
deslizando las sillas para que
otras personas puedan juntarlas
Edwin M., tiene 9 años, es de Costa
después de las reuniones domini-
Rica y canta muy bien; le gusta can-
cales. Melanie ama al presidente
tar “Oración de un niño”. Le gusta
Monson y le encanta verlo en la
nadar. A menudo, en la escuela, les
televisión durante la conferencia.
explica el Evangelio a sus amigos
y les recuerda que no deben decir
malas palabras.

S i quisieras enviar un dibujo, una fotogra-


fía, una experiencia, un testimonio o una
carta para Nuestra página, hazlo por correo
electrónico a liahona@ldschurch.org, y anota
A veces cuando estoy acostada en la cama, “Our Page” en el renglón de Asunto.
me imagino qué podría pasar si la casa se
Con cada envío se debe incluir el
Extremo inferior izquierdo: ilustración © Getty Images

incendiara, y entonces me asusto mucho.


nombre completo y la edad del niño, además
Cuando sucede eso, oro al Padre Celestial.
del nombre de los padres, del barrio o de la
Entonces me viene un sentimiento de tran-
rama, y de la estaca o distrito, junto con el
quilidad y puedo dormirme sin problemas.
permiso de los padres por escrito (es acep-
Estoy agradecida por poder orar al Padre
table por correo electrónico) a fin de utilizar
Celestial cada vez que estoy asustada o triste.
Él me ayuda a superar todas las cosas. la foto y el envío del niño. Es posible que se
modifiquen los envíos para fines de longitud
Lea M., 9 años, Alemania
o de claridad.

Julio de 2010 69
Pa r a lo s m á s p e q u e ñ o s

“Fiel amigo es Jesús. Siempre cerca está” (Canciones para los niños, pág. 37).

¿Quién es Jesús?
Por Eliana Osborn

Basado en una historia verídica


1. “¡Cuidado! ¡El allosaurus te atra-
pará!”, rugió Teddy mientras perseguía
al dinosaurio de Cole alrededor del
sofá, con su allosaurus.
“Nadie puede detenerme. Soy un
tyrannosaurus rex”, dijo Cole, hacien-
do que su dinosaurio rebotara por las
paredes.

3. “¿Quién es esa persona en la


pared?”, preguntó Teddy mientras
comía su barrita de queso.
“Jesús, obviamente”, dijo Cole.
“¿Quién es Jesús?”, preguntó
Teddy.
Cole no sabía qué decir. Él pen-
saba que todos conocían a Jesús.
“Vive en el cielo y ama a todas
las personas”, fue todo lo que se
le ocurrió responder.
“Está bien”, dijo Teddy. “¿Quieres
ir afuera?”.

4. Cole estaba arrodillado junto


a su cama esa noche, preparándo-
se para hacer su oración, cuando
2. Los niños daban entró papá.
fuertes pisotadas por to- “¿Te divertiste hoy con Teddy?”,
da la casa, como si fue- preguntó papá.
ran dinosaurios ruidosos “Sí. Jugamos en el cajón de
y hambrientos, hasta arena y con los dinosaurios. Papá,
que mamá les llevó algo Teddy me preguntó quién era
de comer. Jesús y yo no supe qué decirle”.
70 L i a h o n a
Niños

5. Papá señaló una imagen que había en la pared, 7. “Parece que podrías decirle a Teddy esas dos co-
sobre la cama de Cole, que era de Jesús rodeado de sas”, dijo papá.
niños. “¿En qué piensas cuando miras ese cuadro?”, “Quizá a Teddy le gustaría ir a la capilla conmigo
preguntó papá. algún día”, dijo Cole. “Entonces podría aprender
muchísimas cosas acerca de Jesús.
Además, es divertido”.

6. “Pienso en que quiero


vivir con Jesús y con el Padre
Celestial algún día. Y pienso
en que Jesús fue amable con
las personas cuando estuvo
en la tierra”, dijo Cole.

8. Papá besó a Cole en la cabeza.


Ilustraciones por Jennifer Tolman

“Eres un buen niño, Cole. El Padre


Celestial y Jesús están muy orgullosos de
ti. Teddy es muy afortunado de tenerte
como amigo”. ◼

Julio de 2010 71
Pág i n a pa r a c o lo r e a r

David y Goliat

Ilustración por Beth M. Whittaker.

“Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes


a mí con espada y lanza y jabalina; mas
yo vengo a ti en el nombre de Jehová de
los ejércitos, el Dios de los escuadrones de
Israel” (1 Samuel 17:45).

72 L i a h o n a
Pa r a lo s m á s p e q u e ñ o s

Niños

Jornada pionera
Por Arie Van De Graaff
E stos pioneros están tra-
tando de llegar a casa,
¿puedes ayudarlos a en-
contrar el camino correcto?
Ilustración por Arie Van De Graaff.

Julio de 2010 73
Noticias de la Iglesia
Presidencias de Escuela Dominical
aprenden función importante
Por Lauren Allen

C
Revistas de la Iglesia
ada domingo, en el Barrio Highland Utah Como presidente de la Escuela Dominical de ba-
30, Richard Christiansen y sus consejeros de rrio, el hermano Christiansen tiene la responsabilidad
la presidencia de la Escuela Dominical lle- de servir de recurso para los padres, los líderes y los
van a cabo una rutina conocida en prácticamente maestros con el fin de ayudarlos a mejorar la ense-
todas las unidades de la Iglesia. Se aseguran de ñanza que tiene lugar en el hogar y en la Iglesia.
que cada clase tenga maestro, y a los alumnos “La enseñanza es lo que realmente importa, y
que estén en los pasillos los alientan a ir a sus el ser un maestro eficaz ayuda a los demás a estar
salones de clase. entusiasmados por aprender”, dijo el hermano
Sin embargo, el hermano Christiansen ha cap- Christiansen.
tado la visión de que sus responsabilidades no se Una de las herramientas que se encuentra a
limitan a arrear alumnos y tocar timbres. disposición de las presidencias de la Escuela Do-
Una de las funciones principales de cada minical es el curso de mejoramiento de maestros,
quórum y organización auxiliar es enseñar a los que se puede dar durante el horario de la Escuela
miembros los principios del Evangelio que son Dominical. El curso consta de doce lecciones que
esenciales para su salvación. La función de una se encuentran en el manual La enseñanza: El
presidencia de la Escuela Dominical, como la del llamamiento más importante, y puede darlo un
hermano Christiansen y sus consejeros, es ayudar miembro de la presidencia de la Escuela Domini-
a los líderes de las organizaciones auxiliares y del cal bajo la dirección del obispo.
sacerdocio con esta responsabilidad actuan- “Éste es un curso que puede resultarle útil a cual-
do como especialistas en la capacita- quier miembro de la Iglesia que esté interesado en
ción de maestros dentro del barrio. mejorar sus técnicas de enseñanza”, dijo el herma-
“La enseñanza es el medio prin- no Osguthorpe, ya sea en el hogar o en el salón
cipal con el cual cuenta la Iglesia de clases. “Las lecciones ayudan a los participan-
para fortalecer a los miembros, tes a aprender a enseñar por medio del Espíritu,
ayudarlos a profundizar su testi- a fomentar el aprendizaje activo y diligente y a
monio de la Restauración y obte- enseñar de tal modo que los miembros estén
ner la salvación y la exaltación”, deseosos de poner en práctica los principios
dijo Russell T. Osguthorpe, del Evangelio en su propia vida”.
presidente general El hermano Osguthorpe comenta que
de la Escuela los presidentes de la Escuela Domini-
Dominical. cal asisten regularmente al conse-
jo de barrio, como se explica
en el Manual de Instruccio-
nes de la Iglesia, Libro 2,
para así poder entender
cuáles son las metas que
el obispo tiene para los
miembros del barrio y
ponerse de acuerdo en
R ec u r sos pa r a mej o r a r l a enseñ a n z a

cuanto a la manera de ayudar a mejorar la ense-


ñanza a fin de que esas metas puedan alcanzarse. M ediante el uso de las Escritu-
ras, el manual La enseñanza:
El llamamiento más importante
Durante el consejo de barrio o de rama, el
obispo o el presidente de rama puede invitar al (artículo número 36123 002) y la
presidente de la Escuela Dominical a dar instruc- sección “Enseñanza del Evangelio
ción acerca de los principios que se relacionen y liderazgo” del Manual de Ins-
con la enseñanza y el aprendizaje del Evangelio. trucciones de la Iglesia, Libro 2,
El hermano Osguthorpe indica que también po- los miembros podrán mejorar
dría dar un informe de la asistencia a las clases de su enseñanza y cumplir con el
la Escuela Dominical de los jóvenes y los adultos llamado hecho por el presidente
y pedir la ayuda de otros líderes del barrio para Gordon B. Hinckley (1910–2008)
ayudar a los que no asistan con regularidad. de enseñar el evangelio de Jesu-
“La enseñanza más eficaz de la Iglesia tiene lugar cristo “[mejor] de lo que jamás
en los hogares donde padres fieles viven los prin- lo hayamos hecho” (“Tenemos
cipios del Evangelio y les enseñan esos principios mucho por hacer”, L­ iahona, julio
a sus hijos. Las organizaciones auxiliares existen de 1995, pág. 100).
con el fin de servir de apoyo para el hogar en esos “Debemos fortalecernos a noso- miembros de la Iglesia
deberes sumamente sagrados. La presidencia de tros mismos y a nuestra gente a fin a perfeccionar sus técnicas de
la Escuela Dominical es un recurso del barrio para de que nuestros maestros hablen enseñanza y a ser conscientes
ayudar a los padres y a los maestros a cumplir sus desde el corazón más que desde de la importancia de mejorar la
responsabilidades”, dijo el hermano Osguthorpe. los libros y que transmitan su amor enseñanza del Evangelio. El curso
Cuando la enseñanza del Evangelio que im- por el Señor y Su preciosa obra, y, trata temas como enseñar por
parten los padres y los líderes de la Iglesia tiene de algún modo, esto se encenderá medio del Espíritu, fomentar el
éxito, puede fortalecer el testimonio de los miem- en el corazón de las personas a aprendizaje diligente y usar mé-
bros y ayudarlos a venir a Cristo, dijo. quienes enseñen”, dijo el presiden- todos de enseñanza eficaces.
“La única manera razonable de medir la efica- te Hinckley (Teachings of Gordon B. El manual La enseñanza: El
cia de la enseñanza del Evangelio [en un barrio] Hinckley, 1977, págs. 619–620). llamamiento más importante está
es observar la fidelidad de los miembros. Si más El propósito del curso Enseñan- disponible en más de treinta idio-
jóvenes varones prestan servicio en misiones; si za del Evangelio que se encuentra mas. Póngase en contacto con
más jóvenes y jovencitas [crecen y] se casan en el en La enseñanza: El llamamiento los centros de distribución locales
templo; si más padres leen las Escrituras, llevan a más importante es ayudar a los para saber si está disponible. ◼
cabo la noche de hogar y van al templo a adorar
con regularidad, la enseñanza está mejorando”. ◼

E x p l i c aci ó n de los c a m b i os a l progr a m a de mej o r a mien to de m a estros

E n una carta con fecha del 17 de noviembre de 2006,


la Primera Presidencia anunció cambios en la forma de
administrar el programa de mejoramiento de maestros,
pero todavía hay algo de confusión. A continuación se
detalla qué fue lo que las nuevas normas descontinuaron
y qué cosas siguen vigentes.

Descontinuado: Vigente:
No existen más los puestos de coordinador de mejoramiento de maes- Las responsabilidades del coordinador de mejoramiento de
tros de estaca y coordinador de mejoramiento de maestros de barrio. maestros de barrio o rama ahora recaen sobre el presidente
de la Escuela Dominical.
Se han discontinuado las reuniones trimestrales de mejoramiento El curso de mejoramiento de maestros que se encuen-
de maestros. tra en La enseñanza: El llamamiento más importante se
puede seguir impartiendo, según se necesite. ◼

Julio de 2010 75
Nuevos presidentes de misión comienzan servicio

L
a mayoría de los más de cien Dinamarca Jens H. Andersen Nicaragua Managua Javier F. Monestel
nuevos presidentes de misión y Copenhague Sur
sus respectivas esposas comenza- Ecuador Guayaquil Javier Montalti Nigeria Enugu John K. Buah
Sur Oklahoma Oklahoma Nolan S. Taylor
ron su servicio de tres años este mes Inglaterra Leeds Jerel D. Lindley City
en misiones por todo el mundo. Florida Jacksonville James W. Barry Panamá Ciudad Craig L. Ward
Florida Orlando Garth V. Hall de Panamá
Misión Nuevo presidente Paraguay Asunción Horacio D. Madariaga
Florida Tallahassee Dale Jensen
Norte
Alabama Birmingham Richard N. Holzapfel Florida Tampa Bruce P. Summerhays
Pensilvania William A.
Argentina Buenos Richard M. Gulbrandsen Guatemala José E. Maravilla Filadelfia Schaefermeyer
Aires Norte Retalhuleu
Perú Arequipa Arturo Fernández
Argentina Buenos Michael J. Stapley Hawai Honolulu John C. Dalton IV
Perú Cusco Wilson B. Calderón
Aires Sur Honduras San Ronald L. Veirs
Pedro Sula Perú Lima Norte Lawrence P. Blunck
Argentina Córdoba Alfredo L. Salas
Idaho Boise Kent H. Cannon Perú Lima Oeste J. Scott Dorius
Arizona Mesa R. Spence Ellsworth
India Bangalore Randy D. Funk Perú Trujillo Terry D. Turk
Arizona Tempe Dean L. Howes
Indiana Indianápolis Kent H. Collins Filipinas Butuan Mernard P. Donato
Armenia Yerevan Reese A. Carter
Indonesia Jakarta George H. Groberg Filipinas Cagayán William A. Hernaez
Australia Brisbane Fritjof F. Langeland de Oro
Australia Melbourne Dennis R. Lifferth Iowa Des Moines Dirk O. Jergensen
Filipinas Cauayan Rodolfo A. Carlos
Australia Perth Paul L. Cahoon Italia Milán David R. Wolfgramm
Filipinas Iloilo Ryan V. Pagaduan
Brasil Campinas R. Marshall Tanner Italia Roma Thomas Kelly
Filipinas Naga Ronald D. Bliesner
Brasil Curitiba Derek L. Cordon Japón Nagoya Scott O. Baird
Filipinas Quezón City David W. DeLaMare
Brasil Goiânia Ramón C. Prieto Kenya Nairobi Steven H. Broadbent
Polonia Varsovia Stanford W. Nielson
Brasil João Pessoa Gordon J. Hall Corea Daejeon Mark C. Furniss
Puerto Rico San Juan Jorge M. Alvarado
Brasil Londrina Eduardo L. M. Tavares México Chihuahua Gerardo Angulo
Rusia Moscú Stephen J. Sorenson
Brasil Ribeirão Preto Gilson R. Prieto México Culiacán Rolando Cantú
Rusia Samara Ralph J. Sartori
Brasil Santa Maria Isaías D. Ribeiro México León Karim Del Valle
Sierra Leona Richard Roggia
Bolivia La Paz Héctor K. Quintanilla México Mérida Netzahualcoyotl Salinas Freetown
Bolivia Santa Cruz Fernando E. Calderón México Ciudad de Robert H. Hicken Sudáfrica Durban James C. Von Stetten
México Este
California Carlsbad Bruce M. Cook España Málaga Richard R. Clegg
México Ciudad de Tom R. Tervort
California Long Beach Ted F. Bubert II México Noroeste Taiwán Taichung Clark T. Bishop
California Los Stephen R. Baker México Ciudad de Carlos Villarreal Texas Fort Worth Joseph M. Sagers
Ángeles México Oeste Texas McAllen Stephen J. Trayner
California San William E. Jardine México Monterrey Alan R. Walker Texas San Antonio Stephen E. Jones
Bernardino Este Tonga Nuku‘alofa ‘Aisake K. Tukuafu
Canadá Edmonton Chris W. Campbell México Villahermosa Nicolás Castañeda Uganda Kampala Eric C. Jackson
Canadá Montreal Nelson C. Cannon Michigan Detroit Douglas D. Holmes Uruguay Montevideo Ronald W. Heaton
Canadá Toronto Oeste Bradford J. Brower Misuri St. Louis Stephen D. Clark Oeste
Chile Antofagasta Leland E. Bruce Mongolia Kris J. Mecham Utah Salt Lake City Bruce R. Winn
Chile Concepción Neall W. Humphrey Ulaanbaatar Utah Salt Lake City Bruce E. Miller
Chile Rancagua James D. MacArthur Nevada Las Vegas Jerry B. Black Sur
Chile Santiago Oeste Richard W. King Oeste Utah St. George Keith G. Leonard
Colorado Denver Sur Alan R. Maynes New Hampshire David L. Wilkey Venezuela Valencia Jorge G. Montoya
Manchester
Colombia Carlos A. Gaviria Virginia Richmond James C. Perry
Barranquilla Nuevo México Wayne K. Miller
Albuquerque Washington DC Norte James R. Matsumori
República Checa David R. Irwin Washington Everett D. Keith Wilson
Praga Nuevo México Spencer V. Jones
Farmington Washington Leonard D. Greer
República Gary L. Packer Kennewick
Democrática del Nueva York Rochester Jack R. Christianson
Congo Lubumbashi Nicaragua Managua Carlos F. Arredondo Washington Seattle Todd S. Larkin
Norte Wisconsin Milwaukee Timothy M. Jones ◼

76 L i a h o n a
En las noticias

La Iglesia realiza cambios El élder Oaks se


dirige a la Facultad
en las misiones de Derecho de la

A
fin de adaptar los recursos Las Misiones Alemania Munich/ Universidad Harvard
a las necesidades cambiantes, Austria, Suecia Zürich y partes de la
la Iglesia ha creado 10 misio-
nes nuevas y ha fusionado otras con
misiones vecinas. Como resultado,
Misión Alemania Francfort se conver-
tirán en la Misión Alpina de Habla
Alemana.
E l élder Dallin H. Oaks del Quórum
de los Doce Apóstoles reciente-
mente pronunció un discurso ante los
el total de misiones ahora será Las Misiones Illinois Chicago alumnos de la Facultad de Derecho
de 340. Norte y Sur se convertirán en la de Harvard durante su quinto ciclo
La Iglesia ha creado las siguientes Misión Illinois Chicago. anual de la serie Mormonismo 101.
misiones: La Misión Illinois Peoria será di- Cada año la Organización de
República Democrática del Congo suelta y se dividirá entre las Misiones Alumnos Santos de los Últimos Días
Lubumbashi, Guatemala Retalhuleu, Iowa Des Moines, Misuri St. Louis y de la Facultad de Derecho de Harvard
México Ciudad de México Noroeste, Nebraska Omaha. invita a un miembro de la Iglesia a
México Villahermosa, Nuevo México Las Misiones Irlanda Dublín y hablar acerca de las creencias básicas
Farmington, Nicaragua Managua Escocia Edinburgo se convertirán del mormonismo y a responder pre-
Norte (la Misión Nicaragua Managua en la Misión Escocia/Irlanda. guntas que los alumnos tengan.
se llamará Misión Nicaragua Managua La Misión Italia Catania será di- El élder Oaks explicó la creencia
Sur), Perú Cusco, Perú Lima Oeste, suelta y se dividirá entre las Misiones SUD de que el Padre Celestial,
Filipinas Iloilo y Utah St. George. Italia Roma e Italia Milán. Jesucristo y el Espíritu Santo son tres
La Iglesia ha fusionado las siguien- La Misión Japón Hiroshima será di- seres separados, cuya identidad es
tes misiones: suelta y se dividirá entre las Misiones diferente, pero que tienen unidad de
Las Misiones Australia Melbourne Japón Fukuoka y Japón Kobe. propósito. Además relató brevemente
Este y Oeste se convertirán en la La Misión Corea Seúl Oeste se el plan de salvación para explicar el
Misión Australia Melbourne. convertirá en parte de la Misión propósito de la vida.
Las Misiones Australia Sydney Corea Seúl. Ofreció su testimonio de Jesucristo
Norte y Sur se convertirán en la La Misión Nueva Jersey Cherry Hill y del poder de la Expiación con las
Misión Australia Sydney. será disuelta y se dividirá entre las siguientes palabras: “Para mí, el mi-
Las Misiones Puerto Rico San Misiones Nueva Jersey Morristown y lagro de la expiación de Jesucristo es
Juan Este y Oeste se convertirán en Pensilvania Filadelfia. incomprensible, pero el Espíritu Santo
la Misión Puerto Rico San Juan, y La Misión Ohio Cincinnati será di- me ha testificado de su veracidad y
partes de la misión Este pasarán a for- suelta y se dividirá entre las Misiones me regocijo por poder dedicar mi
mar parte de las Misiones República Ohio Columbus y Virginia Occidental vida a proclamarla”.
Dominicana Santo Domingo Este Charleston. Prosiguió explicando que la Iglesia
e Indias Occidentales. La Misión España Bilbao será di- confía en fuentes de verdad, entre las
La Misión Alemania Hamburgo suelta y se dividirá entre las Misiones cuales se encuentran las Escrituras y
pasará a ser parte de la Misión España Barcelona, España Madrid y la revelación modernas.
Alemania Berlín. España Málaga. ◼ “No estamos fundados en la sabi-
duría del mundo ni en las filosofías
de los hombres, sin importar cuán
tradicionales o respetadas sean éstas”,
dijo. “Nuestro testimonio de Jesucristo
se basa en las revelaciones de Dios
a Sus profetas y a nosotros en forma
personal”. ◼

Julio de 2010 77
E n la s n o t i c i a s

Cardenal elogia aquellos formados por el evan- dignos de confianza en la defen-


gelio de Jesucristo, los que sa de los principios morales que
esfuerzo conjunto deben convertirse en defen- tienen en común”.
por defender la sores de la libertad humana”, Mencionó que juntas, ambas
libertad de religión dijo. iglesias defienden su postura en
El Cardenal George, cuanto a asuntos como el abor-

E n el primer discurso que pro-


nunciara un cardenal en la
Universidad Brigham Young, Su
Arzobispo de Chicago y
Presidente del Congreso
Estadounidense de Obispos
to, la pornografía y el matrimo-
nio entre personas del mismo
sexo.
Eminencia, el Cardenal Francis Católicos, se dirigió a un grupo “La libertad de religión no
George dijo que los católicos y de 12.000 alumnos Santos de puede reducirse a la libertad de
los Santos de los Últimos Días los Últimos Días e integrantes culto ni tampoco a la libertad
deben unirse para defender del cuerpo docente de la univer- de conciencia individual”, dijo.
la libertad de religión en los sidad en el Centro Marriott, en “Libertad de religión significa
Estados Unidos. Provo, Utah, EE. UU. que los grupos religiosos, al
“Cuando el gobierno no Expresó su gratitud por que igual que las personas religio-
protege la conciencia de “los católicos y los Santos de sas, tienen el derecho de ejer-
los ciudadanos, son los orga- los Últimos Días han llegado a cer su influencia en el ámbito
nismos religiosos, sobre todo verse unos a otros como aliados público”. ◼

Noticias mundiales breves


Renovación del Templo Se crea colgante de Abejita Santos latinoamericanos
de Ogden de Honor protagonizan exhibición
El Templo de Ogden, Utah, Junto con varios cambios Hace poco, el Museo de
que tiene casi 40 años, será que se le hicieron al programa Historia de la Iglesia inauguró
sometido a una renovación del Progreso Personal, ahora se una nueva exhibición bilingüe
que tardará entre 18 y 24 encuentra disponible un colgan- llamada “Mi Vida, Mi Historia:
meses. El diseño central del te de la Abejita de Honor para Stories of Faith and Inspiration
interior del templo seguirá las mujeres jóvenes que no from Latin American Saints”
siendo el mismo, pero el se limiten a los requisitos [Mi vida, mi historia: Historias
exterior presentará un nuevo básicos. Para recibir el de fe e inspiración de Santos
diseño, para el cual se usarán colgante, las mujeres jóvenes latinoamericanos], la cual
nuevas piedras y cristales. El deben volver a leer el Libro de resalta experiencias espirituales
edificio será remodelado con Mormón y completar 40 horas de la vida de 24 miembros. Sus
el fin de satisfacer los requisi- adicionales de servicio después fotos están colgadas en toda
tos antisísmicos y contará con de haber recibido el medallón la exhibición y hay quioscos
tecnología de vanguardia y del Reconocimiento a la Mujer audiovisuales interactivos que
con equipo que gaste menos Virtuosa. Parte de este servicio permiten a los visitantes co-
recursos energéticos. Se le debe incluir el ayudar a otra nocer un poco más acerca de
agregará un estacionamiento jovencita a completar las metas la vida de los participantes. La
subterráneo. de su Progreso Personal. Este exhibición está disponible en
premio es un colgante pequeño línea en español e inglés en
que se coloca en la misma cade- lds.org/museum. Haga clic en
na que el medallón. Exhibits and Galleries, y
luego en Current Exhibits. ◼

78 L i a h o n a
Comentarios Ideas para la noche de hogar

Reflejan el amor del Salvador Este ejemplar incluye artículos y actividades que pueden usarse en la noche de
Mientras estudiábamos el hogar. A continuación se proveen algunos ejemplos.
Mensaje de la Primera Presidencia,
“Bendecida por mi llamamiento”, pág. 11: Al dar la lección, considere hablar acerca de
nos fijamos en las ideas de cómo
adaptar las enseñanzas a los niños cómo el Señor alivió las cargas de la autora conforme ella servía
más pequeños y a los adolescentes, con todo el corazón. Invite a los integrantes de la familia a
las cuales ayudarán a nuestra familia expresar cómo han sido bendecidos al servir al Señor.
y también a las familias que visita- “¿Qué aportaron los pioneros?”, pág. 16: Considere la
mos. Sabemos de su compromiso de
opción de hacer una lista de las cuatro aportaciones de sabiduría
hacer que las verdades del Evangelio
sean sencillas, que se puedan aplicar que el presidente Stephen L Richards presenta en este artículo.
a cada persona individualmente Hablen acerca de cómo esos puntos pueden fortalecer a su
y que sean duraderas de manera familia y bendecir la vida de las personas que sigan el ejemplo de
significativa. El presidente Monson
ustedes.
es un profeta de Dios y los miembros
de la Primera Presidencia reflejan el “Hablemos del Evangelio con confianza”, pág. 30: Podría pedir a los miembros de su
amor del Salvador al enseñarnos y al familia que analicen la forma de aplicar la siguiente declaración del artículo: “Tengan a bien re-
orar por nosotros. Nosotros también cordar que no tienen por qué justificar sus creencias; simplemente, deben explicarlas con un es-
los amamos y oramos por ellos.
píritu de amor y bondad. La verdad siempre prevalece cuando se enseña la doctrina verdadera”.
Familia Dias, Brasil
“ ‘De ninguna manera’, me dijo”, pág. 58: Después de leer o relatar la historia, podrían
representar maneras de responder cuando enfrenten una tentación. Los integrantes de la familia
Pósteres de inmenso valor podrían practicar decir “De ninguna manera” en voz alta, tal como dijo Chase. ◼
Los pósteres de la revista son
de un inmenso valor para nuestra
familia. Transmiten un mensaje visual

¿Qué hay de la noche de hogar?


breve y claro de las enseñanzas de
la Iglesia. Colgamos un marco junto
a la puerta principal y, pasadas unas “¿Qué hay de la noche de hogar? ¿No vamos a hacerla esta noche?”, preguntó Leilani, mi
pocas semanas, ponemos un póster
hija de seis años. Me invadió un sentimiento de culpa. Mi esposo y yo habíamos tratado de
diferente. Eso nos ayuda a todos a
guardar los mandamientos. Hemos tener la noche de hogar, pero, con tantos asuntos que requerían nuestro tiempo, habíamos per-
impreso cada póster que se encuen- dido el hábito. El recordatorio de Leilani hizo que volviéramos a comprometernos a no descuidar
tra en internet desde el año 2001; la noche de hogar bajo ninguna condición.
realmente son una bendición para
A medida que Leilani y su hermana, Nadia, han ido creciendo, han querido enseñar durante
nosotros. ¡Gracias!
la noche de hogar lo que aprendieron en la Primaria, y hasta dibujan sus propias ayudas visuales
Familia Schwarzwälder, Alemania
para explicar los principios que desean enseñar. Como padres, sentimos gozo al escuchar que
hablan acerca del Evangelio y a menudo podemos explayarnos en el tema que han escogido.
Tenga a bien enviar sus comentarios
o sugerencias a liahona@ldschurch “¿Qué hay de la noche de hogar? ¿No vamos a hacerla esta noche?”, son las palabras que
.org. Es posible que lo que se reciba me esfuerzo por no escuchar que se repitan. Sé que la mejor época para enseñar a los niños
sea editado a fin de acortarlo o es cuando son pequeños. El mundo podrá ejercer su influencia pero, si trabajamos y crecemos
hacerlo más claro. ◼ junto a nuestros hijos, podemos alcanzar nuestra meta de criar hombres y mujeres que tengan
principios.
Patricia Cárdenas de Prado, Guatemala ◼

Julio de 2010 79
H a s ta l a p r ó x i m a

¿Pelear, huir o
recibir los golpes?
Por R. Val Johnson
Revistas de la Iglesia

Ilustración fotográfica por David Stoker


A
quella tarde, cuando tenía catorce años,
no estaba seguro de qué debía hacer. Me
arrinconaron contra la pared exterior de la
escuela y un buscapleitos me pegaba. Dado que
estaba rodeado por media docena de sus amigos,
decidí recibir los golpes.
Me dio puñetazos y luego me pateó muchas
veces. Cuando nos enfrentamos a la persecución, ¿qué
Finalmente, él y sus amigos se fueron. Llegó opciones tenemos como discípulos de Cristo?
el autobús y me subí a él, y no levanté la cabeza
hasta que se detuvo en mi parada. Casi cincuenta
años más tarde, todavía me pregunto si lo que hice todavía sigue siendo atacada. Por lo general, se
fue por cobardía o por templanza cristiana. malinterpreta nuestra doctrina. Suposiciones de
Esta experiencia resalta algunas preguntas difí- personas que no están informadas, acusaciones
ciles de responder, con las cuales nos enfrentamos ilógicas y mentiras descaradas circulan como si
los Santos de los Últimos Días: Cuando atacan nues- fueran la verdad.
tras creencias, ¿peleamos, huímos o simplemente ¿Qué debemos hacer? Como discípulos que se
recibimos los golpes? esfuerzan por “ser testigos de Dios en todo tiempo,
Las palabras del Salvador parecen claras: “A cual- y en todas las cosas y en todo lugar” (Mosíah 18:9),
quiera que te golpee en la mejilla derecha, vuélvele debemos hacer algo, pero como no podemos salir
también la otra” (Mateo 5:39). A menudo me he corriendo, ¿acaso peleamos o recibimos los golpes?
preguntado: ¿Estaría Jesús simplemente usando En cuanto a estos asuntos, podemos sacar
una metáfora para enseñarles a Sus seguidores a no ejemplo de los profetas. En las últimas conferen-
responder a los insultos con sangrientas represalias, cias generales, he notado varios discursos en los
como era la práctica habitual? Quizá. que se explica la posición de la Iglesia en cuanto
Pero presten atención al consejo que se encuen- a asuntos controvertidos. Los oradores no castigan
tra en Doctrina y Convenios. ni capitulan, sino que a menudo buscan los puntos
En 1833, la Iglesia estaba sufriendo graves en común que tienen con aquellos que no están de
persecusiones, sobre todo en Misuri. En defensa acuerdo con nosotros. Son respetuosos, tratan de
de sus vidas, los miembros de la Iglesia tomaron entender y se esfuerzan por que se los entienda 1.
las armas. Justo en esa época, el Señor reveló la Quizá haya ocasiones en las que la única
sección 98. En ella, les enseñó a reprimirse, dentro opción sea pelear, huir o recibir los golpes, pero
de los límites. Tenían derecho a defenderse pero si a menudo tenemos una mejor opción: podemos
se refrenaban, Él los recompensaría. Si los ofenso- procurar tender una mano de amor, como hicie-
res buscaban el perdón, los Santos debían perdo- ron Jesús y Sus apóstoles. ◼
nar “setenta veces siete” (versículo 40). En cuanto Nota
1. Véase Dallin H. Oaks, “El amor y la ley”, ­Liahona, noviem-
a salir a luchar, en primer lugar debían reclamar la bre de 2009, pág. 26; Jeffrey R. Holland, “Seguridad para
paz y salir solamente si el Señor así lo mandaba. el alma”, ­Liahona, noviembre de 2009, pág. 88; Jeffrey R.
Holland, “… mis palabras… jamás cesan”, ­Liahona, mayo
Los tiempos han cambiado desde aquellos de 2008, pág. 91; Robert S. Wood, “Instrumentos de la paz
terribles días, pero en algunos modos la Iglesia del Señor”, ­Liahona, mayo de 2006, pág. 93.

80 L i a h o n a
Pa l a b r a s d e C r i s t o
Prohibida su reproducción.

Los cargadores, por J. Kirk Richards.


El 4 de noviembre de 1856, los rescatadores y la agota- día. Su compasión y valor ejemplifican el espíritu de las
da y hambrienta compañía de carros de mano de Martin palabras que el Señor pronunció en el sermón del monte,
llegaron al río Sweetwater en Wyoming. Grandes trozos al igual que el sacrificio y el sufrimiento de esos santos
de hielo flotaban en el río, que en algunos lugares tenía que luchaban por llegar a Sión en sus carros de mano.
30 metros de anchura y el agua llegaba a la cintura. “Bienaventurados los que lloran, porque ellos reci-
Cuando los pioneros lo vieron, los recuerdos del sufri- birán consolación…
miento y de las muertes que ocurrieron al cruzar días “Bienaventurados los que padecen persecución por
antes el río Platte, hizo que muchos lloraran y suplica- causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los
ran la ayuda del Señor. Varios jóvenes se ofrecieron pa- cielos…
ra llevar a las mujeres, a los niños y a los débiles al otro “Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es
lado del helado río. La tarea tomó la mayor parte del grande en los cielos” (Mateo 5:4, 10, 12).
Cortesía del Museo de Historia de la Iglesia

E
l progreso de la Iglesia en los países de Centro y
Sudamérica ha sido impresionante y continúa siendo
en la actualidad. Estos miembros aman el Libro de
Mormón (véase arriba).
Sin embargo, no todas las naciones nos permiten com-
partir el Evangelio dentro de sus límites. Al igual que lo
han hecho otros profetas, nuestro profeta, el presidente
Thomas S. Monson nos ha pedido que sigamos adelante
con nuestra fe y oraciones “en beneficio de aquellas regio-
nes donde nuestra influencia es limitada y donde no se
nos permite compartir el Evangelio libremente en este mo-
mento; ocurrirán milagros si lo hacemos”. Aceptemos el reto
de nuestro profeta. Se abrirán nuevas áreas al Evangelio
tal como lo han hecho en el pasado en respuesta a nuestras
oraciones. Véase “Para llenar la tierra”, pág. 24.