Sei sulla pagina 1di 21

 

[Escribir el nombre de la compañía]
 
 
 

La iniciación al
silencio y a la oración
en los niños 
 
 
 
Módulo VII
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 

OBJETIVOS
I. Jesús maestro de oración nos enseña que su Padre
es también nuestro Padre.
II. Las Parábolas del Reino.

CONTENIDO
 
I. Incorporar las Parábolas para Orar.
II. Profundizar en la enseñanza de Oración que nos regala el
Maestro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
 
 

ORAR CON LAS PARÁBOLAS

“El tiempo se ha cumplido. El Reino de Dios


está cerca. Conviértanse y crean en la Buena
Noticia.”

1. Jesús, Maestro de Oración


 
Desde las más antiguas señales de humo y las palomas mensajeras, pasando por los tambores de las 
tribus más primitivas, hasta los más sofisticados celulares y las comunicaciones satelitales de nuestros 
días han pasado ríos de historia. El presente nos encuentra inmersos en una gran aldea global en la 
cual la moderna tecnología de la información nos permite interactuar unos con otros, al menos 
conectarnos, sea cual sea, más lejos o más cerca, el lugar en el que estemos. 
 
Basta recordar que no hace demasiados siglos atrás, en 1836, las palomas mensajeras fueron 
reemplazadas en su función por el telégrafo eléctrico que inventara el estadounidense Samuel Morse. 
Ese, para su época extraño aparato, transmitía señales eléctricas a través de claves. Cada letra se 
“traducía” como una secuencia de puntos y rayas (impulsos eléctricos cortos y largos, 
respectivamente) configurando el texto de los mensajes. 
 
Pero con el advenimiento de las telecomunicaciones, los mensajes cambiaron de “transporte” y 
empezaron a viajar en forma de ondas (por el aire) o de señales eléctricas (por cables). Los teléfonos, 
ya inalámbricos, la radio, la televisión y el fax estimularon un contacto más veloz y más eficaz entre las 
personas y entre los pueblos. 
 
La red global, o Internet, acabó por “achicar” el planeta, estrechando a las sociedades más alejadas de 
la tierra a través de las imágenes e informaciones segundo a segundo. Parece un sueño, pero es la 
realidad en la que estamos, aunque muchas veces nos preguntemos, si por tan conectados, estamos 
verdaderamente comunicados. 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
Reflexionamos
 
a. ¿Por qué se le atribuye a la tecnología una gran importancia en las comunicaciones? 
b. ¿Qué elemento inauguró la era de las telecomunicaciones? ¿Cuáles les sucedieron? 
c. ¿Qué significa que el mundo ha llegado a parecerse a una enorme aldea? 
d. ¿Cuáles son los medios de comunicación más utilizados en la sociedad actual? 

Sabías qué ?
A partir de los tambores, en muchos pueblos originarios de África y Sudamérica se desarrollaron 
elaborados sistemas de comunicación. En la tribu jabo, el responsable de hacer cumplir las leyes, 
ejecuta sonidos especiales para llamar al orden, convocar a las personas y poner fin a la reunión…  
Algo así como lo que nosotros hacemos muchas veces en nuestras sociedades mediante el tañido de las 
campanas. 
 
Palabras importantes
 
En otro plano, la comunicación con Dios en cambio no depende del 
espacio ni del tiempo y todos y cada uno de los seres humanos, 
cualquiera sea su condición, cultura o medio social, puede utilizar el 
vehículo más íntimo que posee para comunicarse con su Creador: la 
ORACIÓN. 
 
Jesús “nos pasó el secreto” de la oración con nuestro Padre Dios. Él 
es el Maestro de oración que instruyó a sus discípulos, y nos 
instruye, para que OREMOS CON UN CORAZÓN PURO Y UNA FE VIVA Y PERSERVERANTE. 
 
En la vida de Jesús podemos observar que, al fin de las actividades de cada día, pasaba las noches 
enteras en oración, conversando con su Padre (LC. 6, 12; Mc. 1, 35). Esto le permitió vivir en intimidad 
con él: “Yo estoy en el Padre y el Padre está en mí… El que me ha visto a mí, ha visto al Padre” (Jn. 14, 
9‐10) y experimentar la realidad de una vida nueva en Dios y desde Dios (Jn. 14, 1‐31). 
Sorprendidos por su manera de rezar y de relacionarse con su Padre, los discípulos le pidieron un día: 
“¡Señor, enséñanos a orar!” y Jesús les contestó “cuando quieran rezar, digan Padre nuestro…”  
(Lc. 11, 1‐4). 
 
El Padrenuestro no es “una fórmula” para orar: es la enseñanza de Jesús: que el Reino se haga realidad, 
que se cumpla siempre la voluntad del Padre, que haya pan en la mesa de todos, que se perdonen las 
ofensas que separan a los hermanos, que se puedan vencer las tentaciones y que el bien predomine 
siempre sobre l mal. 
Así mostró su relación íntima y de diálogo con su Padre y les dio confianza a sus discípulos para que 
también ellos se animaran a comunicarse de la misma manera con Él (Mt. 7, 7). 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
La oración fue el alimento diario de Jesús: no podía haber escuchado y servido a la gente de su pueblo, 
sin haber escuchado profundamente a Dios. Por eso les advirtió a sus discípulos que “no fueran como 
los hipócritas que les gusta orara de pie en las sinagogas para ser vistos por la gente” (Mt. 6, 5) y les 
enseñó a orar desde la vida y la historia con gestos y palabras (Mt. 6, 5‐8). Rezó con la gente del pueblo 
antes de curarla (Mc. 7, 34) y de perdonarla (Jn. 8, 1‐11), rezó con palabras de aliento y agradecimiento 
al descubrir las maravillas de Dios (Lc. 10, 21), rezó desde lo más profundo de su corazón cuando se 
sintió tocado por las necesidades (Lc. 9, 16) y por el dolor y el sufrimiento de la gente (Jn. 11, 41) e 
invitó a orar siempre con insistencia y sin desanimarse (Lc. 18, 1‐8; Lc. 11, 9‐11). 
 
Para ayudar a los discípulos a crecer en la fe, los invitó a vivir momentos de oración como el de la 
transfiguración (Mt. 17, 1‐13) y el monte de los Olivos (Lc. 22, 39‐43). Su confianza total en el Padre se 
puede observar cuando le entregó su vida en la cruz exclamando “Padre, en tus manos encomiendo mi 
espíritu” (Lc. 23, 46). (Consejo Episcopal Latinoamericano S.E.J. 1995) 
 
La relación con su Padre es la esencia de la oración de Jesús y la fuente de poder para realizar su obra de 
salvación. 
A través de su oración Jesús muestra su obediencia al Padre. Ella es la que le da fuerza para perdonar, 
bendecir, sanar, enfrentar la muerte y entrar en la resurrección. 
Jesús, en estos versículos, nos pide que recurramos al Padre como Él lo hizo. Dios siempre está 
dispuesto  a escucharnos y a darnos todo aquello que le solicitamos. 
 

Reflexionamos
 
Z ¿Cómo debemos actuar cuando un amigo nos solicita ayuda? 
Z ¿Por qué Dios está dispuesto a escuchar siempre nuestra oración?  
Z ¿Con quién compara Dios a su Padre? 
Z ¿Cuáles son las similitudes y diferencias en esta comparación? 
Z ¿Qué nos enseña Jesús con esta lectura? 
Z ¿Nos escuchará Jesús como nos escucha su Padre? Justifica tu respuesta. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
 
Actividad
 
¡A mover las manos!

a. Jesús antes de los momentos decisivos de su misión, oró al Padre. 
 
™ Busquen por equipos, estas citas del Evangelio de San Lucas e indiquen cuáles fueron esos 
momentos. 
 
Lc. 3, 21  Lc. 9, 28  Lc. 22, 41‐44    Lc. 6, 12  Lc. 9, 18‐20  Lc. 22, 31‐32 
b. Leé Jn. 11, 38‐42. ¿En qué momento reza Jesús? ¿Por qué? 
c. Jesús nos enseña la manera de rezarle a nuestro Padre del Cielo. Leé Mt. 6, 9‐14 y escribí en tu 
cuaderno: ¿Cuáles son las recomendaciones que nos hace? 
 
 
 
Pedí en tu familia que, entre todos, escriban una sencilla oración, del carácter que          
deseen, para poner en común con el resto de las oraciones hechas por todas las familias 
de la clase. 
Luego en clase, ofrezcan a Jesús la oración de las familias, rezándolas en voz alta, y 
después, canten juntos una canción. 
 
 
 
 
 
 

Para Recordar
No es necesario subir al cielo para hablar con Dios, ni gritar para que nos oiga. Está tan
cercano a nosotros que escucha el menor movimiento de nuestros labios, y nuestra palabra
más íntima. No necesitamos alas para ir a su búsqueda: cerremos unos momentos nuestra
puerta interior, quedémonos en soledad y miremos dentro de nosotros mismo; Él habita
allí.

Santa Teresa de Jesús

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
2. Jesús nos enseña que su Padre es también nuestro Padre
 
Muchas veces les contamos a nuestros amigos como son nuestros papás. Así también nuestro amigo 
Jesús nos habla de su Papá, que es Dios. Lee los textos que siguen, que también son Palabra de Dios. 
 

“El que me ha visto, ha visto al Padre”

“Les aseguro que todo lo que pidan al


Padre en mi nombre Él se los
concederá… pidan y recibirán y
tendrán una alegría que será perfecta”.

  (Jn. 16, 23b-24b) “Mi Padre que está en el cielo hace salir
su sol sobre malos y buenos y hace caer la
lluvia sobre justos e injustos”.

(Mt. 5, 45)

“Miren los pájaros del cielo; ellos no siembran ni cosechan, ni acumulan en graneros y,
sin embargo, el Padre que está en el cielo los alimenta. ¿No valen ustedes acaso más
que ellos?... Miren los lirios del campo, cómo van creciendo sin fatigarse ni tejer. Yo les
aseguro que ni Salomón en el esplendor de su gloria se vistió como uno de ellos. Si
Dios viste así la hierba de los campos, que hoy existe y mañana será echada al fuego,
¡cuánto más hará por ustedes!... El Padre que está en el cielo sabe lo que ustedes
necesitan”.

(Mt. 6, 26. 28-30.32)

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
Actividades
 
Z ¿Qué dice Jesús de su Padre?

Í ¿Cómo es Dios? (Explícalo con tus palabras). 
 
 

Í Escribe en los cuadrados en blanco el número que corresponde para poner en orden la oración 
que Jesús nos enseñó: 

santificado sea tu nombre

y hágase tu voluntad

no nos dejes caer en la tentación

Padre nuestro

así en la tierra como en el cielo

y perdona nuestras ofensas

y líbranos del mal

que estás en el cielo

danos hoy nuestro pan de cada día

como nosotros perdonamos a los que nos ofenden

venga a nosotros tu Reino

 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
Í Escribe tu Padrenuestro Personal
 

 
 
 
 
 
 
 
 

3. Un mensaje de amor: La Palabra de Dios


 

“Felices los que escuchan la Palabra de Dios y la practican.”

La Biblia es un conjunto de libros que nos revelan cómo Dios acompañó siempre a su Pueblo. 
 
Veamos si juntos podemos aprender un poquito más sobre ella… 
 
Está dividida en dos partes: el                                               y el 
El AT relata desde la                   y  tiene   libros. 
El NT relata desde el                   y está formado por: 
Los cuatro evangelios             ;               ;     y        . 
Los hechos de los Apóstoles, las Cartas y el Apocalipsis.  
 
 

 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
Actividades
 
Í Responde:
 
™ ¿Qué noticia nos trae la Palabra de Dios? Escríbela. 
™ ¿Dónde está la Palabra de Dios? 
™ Une con flechas: 
 
“Antes de escuchar la Palabra de Dios, nos hacemos la señal de la cruz…
 
… en la frente         …para guardarla, recordarla y vivirla”
 
…en la boca             …para comprenderla con nuestra inteligencia”
 
…en el corazón           …para que la anunciemos a nuestros hermanos”
 
™ Recordemos la Parábola del Sembrador…  
¿Cómo se debe recibir la Palabra de Dios para que dé fruto y su fruto sea abundante? 

Í Completa:

El sembrador representa a  
La semilla representa a 
La tierra representa a 
Las semillas que cayeron en tierra fértil representan a las personas 
 
Entonces: ¿Cómo debemos recibir la Palabra de Dios? 

Í Observa y aprende:
 
ƒ Observa tu Biblia y escribe a continuación los nombres de los elementos que se deben buscar (a, b y 
c) para encontrar una cita bíblica: 
 
a.  
b . 
c. 
 
ƒ Abre tu Biblia al azar ¿Cómo se escribe la cita que encontraste? 
 
 

 
10 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
 
ƒ Entonces, ¿qué quieren decir las siguientes citas? 
 
Mt. 6, 9‐13 
Mc. 8, 1‐10 
 
ƒ Busca en la Biblia Lc. 2, 1‐7 y copia el versículo 7. 
 
ƒ Une con flechas la cita bíblica con el tema que le corresponde: 
 
Lc. 3, 21-22 Jesús llama a sus primeros discípulos

Mc. 6, 34-44 Las Bodas de Caná

Mt. 6, 9-13 La multiplicación de los panes

Jn. 2, 1-11 Jesús y Zaqueo

Mc. 10, 17-22 El Bautismo de Jesús

Mt. 1, 18-25 El joven rico

Jn. 1, 35-42 El Padrenuestro

Lc. 19, 1-10 El nacimiento de Jesús


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
11 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
4. Jesús y sus obras: Los Milagros

“Cuando Jesús salía de allí, acompañado de sus discípulos y de una gran multitud, el hijo
de Timeo- Bartimeo, un mendigo ciego- estaba sentado junto al camino. Al enterarse de
que pasaba Jesús, el Nazareno, se puso a gritar: “¡Jesús,
Hijo de David, ten piedad de mí!” Muchos lo reprendían
para que se callara, pero él gritaba más fuerte: “¡Hijo de
David, ten piedad de mí!” Jesús se detuvo y dijo:
“Llámenlo”. Entonces llamaron al cieguito y le dijeron
“¡Ánimo, levántate! Él te llama”. Y el ciego, arrojando su manto, se puso de pie de un
salto y fue hacia Él. Jesús le preguntó: “¿Qué quieres que haga por ti?” Él le respondió:
“Maestro, que yo pueda ver” Jesús le dijo: “Vete, tu fe te ha salvado”. Enseguida
comenzó a ver y lo siguió por el camino”

Mc. 10, 46-52

Actividades
 
Í ¿Qué palabra falta?
 
™ Lee con atención, descubre la palabra, completa y reflexiona. 
 
Jesús acompaña sus palabras con numerosos 
que manifiestan que el Reino de Dios ya está presente en Él y entre nosotros. 
Los             son signos que invitan a creer en Jesús. 
A través de los       , Jesús se muestra como el Hijo de Dios que vino a traernos la 
Salvación. 
 
 
 
™ Busca en la Biblia las siguientes citas y señala a qué milagro de Jesús se refieren: 
 
Jn. 2, 1-10 Mc. 7, 32-37
Lc. 5, 17-26 Mc. 5, 25-34
Mc. 8, 22-26 Jn. 6, 5-14 
 

 
12 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
Í Piensa y responde: 

1. ¿Dónde ocurren hoy los milagros? 
2. ¿Cuál es el mayor milagro? 
 
Í Vocales alocadas… 
 
™ Coloca las vocales que faltan y encuentra un mensaje de Jesús. 
 

J S S N S P D
Q T NG M S
F

Reza con tus compañeros


 
 
Señor, tú que eres la luz, permítenos como el
ciego ver con los ojos de la fe.
Señor, tú que eres la vida, ayúdanos a
anunciar que tienes el poder para devolver la
vida a quienes la han perdido, perdonando
los pecados para salvarnos.
Gracias, Señor, por realizar tantas obras maravillosas imponiendo
tus manos a los necesitados.
Amén.

 
13 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 

3. La vida nueva en nosotros: El Bautismo


 
“Nicodemo le preguntó: -¿Cómo un hombre puede nacer cuando ya es
viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el seno de su madre y
volver a nacer? Jesús le respondió: -Te aseguro que el que no nace del
agua y del Espíritu no puede entrar en el Reino de Dios. “

Jn. 3, 4-5
Celebremos la Alegría de ser hijos de Dios
 
Actividades
 
Í Mi Bautismo: ¡Un gran regalo!
 
™ Completa con la ayuda de tu familia: 
 
Me bautizaron el        de        de            en la Iglesia     
Mis padrinos de Bautismo son       y  
El ministro del sacramento se llama                 . 
 
 
™ Busca en el libro de la Palabra de Dios: Juan 3, 1‐5 y reflexiona con tus compañeros qué quiere 
decir “nacer de nuevo”. 
 
™ Los hombres necesitamos signos para comunicarnos y entendernos… Por ejemplo, el semáforo 
en rojo nos dice que no podemos cruzar, los globos en un lugar nos indican una celebración o 
fiesta… Dibuja y escribe algún signo que nos comunique algo. 
 
Los signos expresan mucho más de lo que muestran.
Dios Padre nos ama tanto que quiere compartir su vida con nosotros. Esa “vida de
Dios”, que Él gratuitamente nos da, se llama gracia. La gracia, la vida de Dios, nos
llega a través de “canales de Amor”: los sacramentos.

 
14 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
El primer sacramento es el Bautismo.
Y para ello también utiliza signos, elementos simples, como el agua,
para hacer “visible” su obra de Salvación.
 
En el Bautismo Dios nos da la nueva vida, luz y fuerza para
siempre.
 
 
 
 
Actividades
 
Í Signo y significado
 
™ Une con flechas lo que corresponda: 
 
   Signo                Significado 
 
Aceite (Crisma)        Dios nos llama, nos elige para decirnos “hijo querido”. 
 
           Vestiduras blancas         Dios nos habla, nos ilumina con la verdad  
                                                      y nos pide una respuesta de fe. 
 
            Luz             Dios nos lava, nos hace nacer del agua  
                                                                         y del Espíritu purificando nuestro corazón. 
 
            Libro de la Palabra         Dios nos unge, nos consagra, nos hace suyos. 
 
            Agua             Dios nos reviste de Cristo. 
 
            Nombre           Dios nos ilumina. 
 
 
™ Completa la frase utilizando la clave: 
Claves
 
 
El Bautismo me compromete a… a: 1
e: 2
V_v_r c_m_ v_rd_d_r_ cr_st__n_. i: 3
o: 4
                3     3               4       4             2          1     2    4     3      3 1    4 
u: 5
 

 
15 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
™ Encuentra en esta sopa de letras 4 palabras que describen la vida nueva de un bautizado y 
señálalas con un color: 
 
 
Q  W  E  R  T A U I O P A W B
S  O  L  I  D A R I O X C W N
V  B  N  M  Q E E R T Y U R U
A  S  D  F  G G J K L M N E R
Q  C  O  M  P R O M E T I D O
S  D  F  G  H E K L Z X C R V
V  B  N  M  O B E D I E N T E
 
 
™ Completa las siguientes frases: 
 
Por el bautizmo soy        de mi prójimo.   
Hermano de                . 
Miembro de la gran familia de la                 .      
Hijo adoptivo de            . 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
16 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
4. Jesús nos explica el Reino por medio de Parábolas
 
Jesús anunciaba el Reino de Dios por todas partes. Hablaba con mucha claridad y autoridad sobre la 
manera de hacer presente el Reino de Dios entre nosotros. Pero a muchas personas les costaba 
entender. ¿Qué es el Reino? ¿Cómo es el Reino? ¿Dónde está el Reino? Jesús se los explicaba por 
medio de parábolas. 
 
Las Parábolas
 
Son narraciones o cuentos, que Jesús usaba para explicar la realidad del Reino. Jesús usaba ejemplos 
sencillos, tomados de la vida cotidiana de su pueblo, para hablarles del Reino de Dios. Les hablaba de la 
tierra, de las semillas que crecen, de los pastores y sus ovejas, del aceite de las lámparas, de los 
pescadores y sus redes, de los servidores buenos o malos, de los pobres y sus hijos. 
 
No había que ser muy instruido para comprender lo que Jesús enseñaba por medio de las parábolas, 
pero sí había que abrir el corazón para poder comprenderlas. 
 
 
Mensajes y mensajeros
 
Hay dos tipos de predicadores: los palabreros y farsantes y los que hablan con el corazón y cumplen lo 
que dicen. Los primeros son profesionales de la palabra. Los segundos son los testigos de la verdad. 
 
Jesús es el mensajero de Dios

Cuando Jesús cumplió los 30 años, salió a predicar el evangelio. Hablaba con mucho poder, autoridad y 
sabiduría. Su forma de predicar era muy sencilla e ingeniosa.  
El pueblo lo llamaba Maestro. Nadie hablaba con Él. Jesús no era como los palabreros o los farsantes, 
que dicen y no hacen. Jesús hablaba de corazón. Decía lo que sentía y predicaba lo que creía. El pueblo 
lo entendía con facilidad. 
 
Jesús predicaba la buena noticia del Reino de Dios. Tenía mucha creatividad e imaginación para enseñar. 
Hablaba con la gente sencilla del pueblo y se acomodaba a su entender. 
Utilizaba comparaciones sencillas: la levadura, la oveja, la mostaza, la vela, las monedas, el pastor , la 
viña, la pesca, el padre bueno, la semilla, el samaritano y muchas otras. 
Al final de cada historia sacaba una conclusión. Esta historia recibe el nombre de Parábolas. 
 
Los evangelios nos han conservado una gran cantidad de parábolas. Los discípulos las recordaron con 
facilidad. Hagan una lluvia de ideas de las parábolas que recuerden. Si no recuerdan muchas, abran su 
Biblia y encuentren diez parábolas. Esta parábola manifiesta una gran ternura. 
 

 
17 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
¿Quién de ustedes, si tiene cien ovejas y se le pierde una de ellas, no deja noventa y nueve
y va a buscar a la descarriada hasta que la encuentra?

Y cuando la encuentra, la carga sobre sus


hombros llenos de alegría, y al llegar a casa reúne
a los amigos y vecinos y les dice:
¡Alégrense conmigo, porque he encontrado la
oveja que se había perdido!

Pues les aseguro que también en el cielo habrá


más alegría por un pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no
necesitan convertirse.
Para responder: 
 
• ¿Qué título darías a esta parábola? 
• ¿A qué representa el buen pastor? 
• ¿A quiénes representa la oveja perdida? 
 
Actividades
 
Í Reconociendo…
 
™ Algunas parábolas son muy famosas. Une cada parábola con la cita bíblica correspondiente. 
 
EL RICO Y LÁZARO Lucas 13, 6-9

LA HIGUERA QUE NO DA FRUTO Mateo 25, 31-46

EL SEMBRADOR Lucas 16, 19-31

EL BUEN SAMARITANO Mateo 25, 14-30

LOS TALENTOS Lucas 10, 25-37

EL JUICIO FINAL Lucas 18, 9-14


 
18 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 

EL GRANO DE MOSTAZA Marcos 4, 30-32

EL FARISEO Y EL PUBLICANO Lucas 8, 4-15

Í El Reino de Dios
 
™ Encuentra seis de las palabras que utilizó Jesús en sus parábolas. 
 
R M A C Z A A B N I O T
H D A L L I M E S R O P
A L L T A L E N T O S B
K C P R M A Z A T S O M
N I B S O D A C S E P A
E C A D H U Z C A T R V

 
™ Lee las parábolas que se citan y escribe en el casillero correspondiente el título de cada una. 
 
 
1                   P                   
2                            A                   
3                R                            
4          A                
5                B                
6                         O                
7                      L                
8                A             
9             S    
 
 
1‐ Lucas 15, 11‐32 
2‐ Lucas 10, 29‐37 
3‐ Lucas 13, 22‐30 
4‐ Lucas 8, 16‐18 
5‐ Lucas 8, 4‐15 
6‐ Lucas 19, 11‐28 
7‐ Lucas 16, 19‐31 
8‐ Lucas 13, 20‐21 
9‐ Lucas 6, 47‐49 

 
19 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
 
™ Busca en esta sopa de letras los siguientes personajes de las parábolas: 
 
comerciante – pescador – pastor – padre – sembrador – viñador

A  C  O  M E  R C I  A N T  E P
B  O  R  P  P A P A D R E  D E
C  T  R  C  R O D A R B M E S
O  S  E  M O C S O S U A N C
M  A  V  I  Ñ A D O R T S  I  A
E  P  S  E  M B R A D O R V D
R  A  P  R  O D A C S E P R O
 
 
 
Lo importante de cada parábola es la enseñanza que transmite. No sirve de nada conocer la historieta si 
no se conoce su mensaje de salvación. Después de leer una parábola, debemos preguntarnos: ¿Qué 
mensaje nos enseña el Señor a través de ella? 
 
 
 
Í Parábola del hijo pródigo
 
 
En las parábolas siempre hay un personaje que las 
protagoniza. Uno de estos personajes más atractivos es 
el padre que recibe al hijo perdido. 
 

Lc. 15, 11-32

¿Qué enseñanza nos ofrece esta parábola?

 
 
20 
 
La iniciación al silencio y a la
oración en los niños 
Módulo VII
 
™ ¡Vamos a trabajar con las parábolas de Jesús! ¡A ver si nosotros también somos capaces de 
comprenderlas! 
 
• El grano de mostaza – Mc. 4, 30‐33 
• La levadura – Mt. 13, 33 
• El tesoro escondido – 13, 44 
• La red – Mt. 13, 47‐48 
• Los invitados al banquete – Lc. 14, 15‐24 
• La oveja perdida – Lc. 15, 1‐7 
 
& Respondamos: 
 
¿Qué ejemplo usa Jesús para hablarnos del Reino? 
¿Qué nos enseña Jesús sobre el Reino en estas parábolas? 
¿Cómo podemos poner en práctica en nuestra vida esto que Jesús nos enseña? 
 
Í Te proponemos
 
Una parábola para rezar cada día de la semana: 
 
Lunes: La oveja perdida (Mt. 18, 12‐14) 
Martes: Los trabajadores y los salarios (Mt. 20, 1‐16) 
Miércoles: El buen samaritano (Lc. 10, 29‐37) 
Jueves: El rico necio (Lc. 12, 16‐21) 
Viernes: La higuera estéril (Lc. 13, 6‐9) 
Sábado: El fariseo y el publicano (Lc. 18, 9‐14) 
Domingo: EL padre misericordioso (Lc. 15, 11‐32) 
 
 

 
21