Sei sulla pagina 1di 6

Pubertad

Pubertad Ciclos de retroalimentación hormonales . 1.- hormona folicu- loestimulante -, 2.- hormona luteinizante -

La pubertad, adolescencia inicial o adolescencia tem- prana es la primera fase de la adolescencia y de la juventud. Normalmente se inicia entre los 9 y los 15 años de edad, y finaliza a los 19 o 20 años. [1][2] En la puber- tad se lleva a cabo el proceso de cambios físicos, en el cual el cuerpo del niño o niña adquiere la capacidad de la reproducción sexual, al convertirse en adolescentes. [3]

El crecimiento se acelera en la primera mitad de la puber- tad, y alcanza su desarrollo al final. Las diferencias cor- porales entre niños varones y niñas antes de la pubertad son casi únicamente sus genitales. [4] Durante la puber- tad se notan diferencias más grandes en cuanto a tamaño, forma, composición y desarrollo funcional en muchas es- tructuras y sistemas del cuerpo. Las más obvias son las características sexuales secundarias. En sentido estricto,

el término «pubertad» se refiere a los cambios corporales

en la maduración sexual más que a los cambios psicoso-

ciales y culturales que esto conlleva.

La adolescencia es el período de transición psicológica

y social entre la niñez y la vida adulta. La adolescencia

abarca gran parte del período de la pubertad, pero sus límites están menos definidos, y se refiere más a las ca- racterísticas psicosociales y culturales mencionadas ante- riormente.

1

1 Cambios corporales en la puber- tad

1.1 Pubertad en la mujer

En la pubertad de las niñas la hormona dominante en su desarrollo es el estradiol, un estrógeno. Mientras el estra- diol promueve el crecimiento de mamas y del útero, es también la principal hormona conductora del crecimien- to puberal y de la maduración epifiseal y el cierre. [5]

Los cambios físicos en niñas son los siguientes :

Crecimiento de vello púbico.

El vello púbico es por lo general la cuarta ma- nifestación de la pubertad. También se le refie- re como pubarquia, y los vellos se pueden ver por primera vez alrededor de los labios mayo- res. En alrededor del 15% de las niñas el vello púbico aparece aún antes de que los senos em- piecen a desarrollarse.

Cambios en la vagina, el útero y los ovarios.

La membrana mucosa de la vagina también cambia en respuesta de los niveles ascenden- tes de estrógenos, engordando y adquiriendo un color rosáceo. [6] También las características secreciones blancuzcas son un efecto normal de los estrógenos.

Inicio de la menstruación y fertilidad.

El primer sangrado menstrual, también cono- cido como menarquia aparece alrededor de los 12 a los 16 años (en promedio). Los periodos menstruales al inicio casi nunca son regulares y mensuales durante los primeros años. [7] La ovulación es necesaria para la fertilidad y pue- de o no presentarse en los primeros ciclos.

Cambio en la forma pélvica, redistribución de la grasa y composición corporal.

Durante este periodo, también en respuesta a los niveles ascendentes de estrógeno, la mitad inferior de la pelvis se ensancha (proveyendo

2

1 CAMBIOS CORPORALES EN LA PUBERTAD

un canal de nacimiento más ancho). Los tejidos adiposos aumentan a un mayor porcentaje de la composición corporal que en los varones, espe- cialmente en la distribución típica en las mu- jeres de las mamas, [8] caderas, brazos y mus- los. Esto produce la forma corporal típica de la mujer. [9]

Crecimiento de vello corporal.

En los años y meses posteriores a la aparición del vello púbico. [10] Otras áreas de la piel desa- rrollan vello más denso aproximadamente en la secuencia siguiente: vello axilar, vello perianal, vello encima de los labios y vello periareolar. Vello estimulado en mayor parte por los estró- genos y completado por los andrógenos.

Aumento de estatura.

El crecimiento es inducido por el estrógeno y comienza aproximadamente al mismo tiempo que los primeros cambios en los senos, o inclu- so unos cuantos meses antes, haciéndolo una de las primeras manifestaciones de la pubertad en las niñas. El crecimiento de las piernas y los pies se acelera primero. La tasa de crecimien- to tiende a alcanzar su velocidad máxima (tanto como 7,5-10 cm anuales).

Olor corporal, cambios en la piel y acné.

Niveles ascendentes de andrógenos pueden cambiar la composición de ácidos grasos de la transpiración, resultando en un olor corpo- ral más “adulto”. Esto a menudo ocurre uno o más años antes que la telarquia y la pubarquia. Otro efecto inducido por los andrógenos es el aumento en la secreción de aceite (sebo) en la piel y cantidades variables de acné. Este cam- bio incrementa la suceptibilidad al acné, que es un rasgo característico de la pubertad, variando en severidad.

1.2 Pubertad en el hombre

En el comienzo de la pubertad en el varón se producen los siguientes cambios físicos y fisiológicos:

Desarrollo de la musculatura.

Formación del cuerpo de adulto.

Crecimiento de los testículos.

El crecimiento de los testículos es una de las primeras características por las cuales un jo- ven se puede dar cuenta de que está entrando a la pubertad ya que estos aumentan de tamaño, entre los 13-14 años hasta los 16. [11][12]

Crecimiento del vello púbico.

El vello púbico suele ser de entre las primeras cosas que ocurren cuando un joven ha alcanza- do la pubertad. Aparece primeramente alrede- dor de la base del pene brotando de una forma delgada con un color claro alrededor de los 11 años, hasta hacerse más gruesos y rizados; tam- bién se oscurecen y crecen hasta cubrir parte de los genitales.

Vello corporal.

El eje Hipotálamo-Hipófisis-Adrenal es el pri- mer eje que se ve afectado en la pubertad. Se empiezan a generar hormonas tales co- mo la androstenediona , DiHidroTestosterona (DHT), estrógenos y progesterona alrededor de los 7/8 años. Esta actividad elevada del eje H- H-Adrenal conocida como "adrenarquia" da lu- gar a la aparición del vello púbico, vello axilar, vello facial (barba y bigote), vello en las pier- nas y brazos, una línea de vello que se extiende desde el pene hasta el ombligo, en el pecho en- tre otras cosas.

Emisión nocturna de semen.

Durante su pubertad y adolescencia, el joven puede o no experimentar su primera emisión nocturna, también conocida como sueño hú- medo o polución nocturna. Normalmente es una expulsión de semen por el pene, realiza- da cuando el joven duerme y tiene sueños fre- cuentemente asociados con sexo o simplemen- te por el rozamiento del pene con la ropa. La cantidad total expulsada por el joven es aproxi- madamente la que cabría en una cuchara, debi- do a que el semen expulsado es en menor can- tidad en poluciones nocturnas, que en eyacu- laciones en forma consciente, (masturbación, sexo). Desde ese momento el joven puede fe- cundar un óvulo.

Crecimiento del pene.

Como se vio antes en el púber el primer cam- bio que ocurrió fue crecimiento de los testícu- los antes que el pene así que el joven no debe

3

pensar que tiene un pene pequeño, pero a me- dida que pasa el tiempo también crece su pe- ne llegando al tamaño que tendrá en la etapa adulta. [13] Aunque 14-15 cm es posiblemente una talla media de adultos, varía mucho en la población normal. [14]

Cuando un púber está en etapa del desarrollo físico, se da el crecimiento de la laringe, sus cuerdas vocales se tornan más gruesas de ma- nera que la voz de la persona quede gruesa y masculina. Estos van por períodos, puede ser

que al principio le salgan los llamados “gallos”

al hablar, luego se va tornando más grave la voz

y se ve que en el cuello empieza a salir la man- zana o nuez de Adán.

Olor corporal.

Alcanzada la pubertad, el joven comienza a expulsar olores característicos, especialmente tras el ejercicio físico. La expulsión de sudor por parte de las glándulas sudoríparas aumen- ta en la pubertad, lo cual se convierte, aunque no decisivamente, en un factor importante que contribuye al humano corporal. Este olor suele calificarse como desagradable y su intensidad puede variar de persona a persona y de momen- to en momento.

Crecimiento repentino en la estatura y peso

El joven que ha alcanzado la pubertad entra en un nuevo proceso de crecimiento en estatura de una duración mayor al de las niñas. Este pro- ceso de crecimiento usualmente dura hasta los 19 años de edad en varones, 16 en mujeres. No obstante el crecimiento de talla puede obser- varse hasta los 20 años.

Aumento de la libido, y consecuentemente, un im- pulso que puede llevar al joven a estimular sus ór- ganos genitales.

Incremento de la actividad de las glándulas sudoríparas. [15]

Incremento de la actividad de las glándulas sebáceas.

2 Pubertad precoz

La pubertad precoz es la pubertad anormalmente tempra- na. Este trastorno está motivado por una activación pre- matura del sistema de hormonas sexuales, en concreto, de

las gonadotropinas. Las causas por las que se alteran estas hormonas son, en la mayoría de las ocasiones, descono- cidas, sobre todo en las niñas, mientras que en los niños se suele asociar con frecuencia a procesos orgánicos. [16]

En las chicas aparece la menstruación cuando aún no es- tá informada sobre ella, porque nadie espera que a los 8 años surja la primera menstruación. Otras veces la apari- ción del vello púbico antes de tiempo y el crecimiento de los pechos y la aparición del acné hacen la niña sentirse distinta a las demás amigas de su edad. Los especialistas señalan además que esa pubertad precoz puede tener con- secuencias posteriores notables, y citan, por ejemplo, la posibilidad de acumular grasas o padecer una apreciable resistencia a la acción de la insulina, exceso de peso o, en algunos casos, un exceso de vello. [cita requerida]

3 Pubertad retrasada

Se habla de retraso puberal o pubertad retrasada en las niñas cuando a la edad de 13 años no se ha iniciado el desarrollo mamario (botón mamario). En los niños, cuan- do a la edad de 14 años no ha comenzado el aumento del volumen testicular y es inferior a 4 ml (medido con el orquidómetro de Prader). Este concepto también abarca una pubertad con progresión muy lenta que no alcanza el estadio final en un tiempo normal o la detención de una pubertad ya iniciada. [17]

La causa más frecuente es el retraso constitucional del crecimiento, que se considera una variante del crecimien- to normal. [17] No obstante, sucede con cierta frecuen- cia que los niños o niñas son erróneamente encuadra- dos como retraso constitucional cuando en realidad existe una causa orgánica subyacente. Esto es debido a que los análisis bioquímicos por sí solos (tales como las analí- ticas sanguíneas) no resultan suficientes para excluir la presencia de determinados trastornos, [18] como sucede en la enfermedad celíaca. Una baja estatura, el retra- so en la velocidad de crecimiento (tanto en altura como en peso) y/o la pubertad retrasada pueden ser las únicas manifestaciones clínicas de la enfermedad celíaca activa, en ausencia de cualquier otro síntoma. [19][20][21][22]

Ciertas enfermedades crónicas pueden provocar retra- so puberal, principalmente enfermedades gastrointesti- nales y sistémicas, [17] tales como la enfermedad celíaca no diagnosticada ni tratada (que a menudo se presen- ta sin síntomas digestivos), [17][20][23] la enfermedad in- flamatoria intestinal, la cirrosis hepática, la fibrosis quís- tica, la insuficiencia renal crónica, la diabetes mellitus, el hipo e hipertiroidismo, la artritis reumatoide juvenil, el lupus eritematoso sistémico, la anemia de Fanconi, la talasemia mayor, la hiperprolactinemia, la anorexia ne- viosa, la bulimia y el hipogonadismo, entre otras. El ejer- cicio excesivo en las atletas de competición también pue- de ser una causa de retraso puberal. [17]

4

5 REFERENCIAS

4 Véase también

Impúber

Menarquia

Pubarquia

Telarquia

5 Referencias

[1]

[3]

[4] Marshall (1986), p. 176-7

[5] MacGillivray MH, Morishima A, Conte F, Grumbach M, Smith EP (1998). «Pediatric endocrinology update:

an overview. The essential roles of estrogens in pubertal growth, epiphyseal fusion and bone turnover: lessons from mutations in the genes for aromatase and the estrogen re- ceptor». Horm. Res. 49 Suppl 1: 2-8. PMID 9554463.

[6] Gordon (2005), p. 151

[7] Marshall (1986), p. 186–7

[8] Marshall (1986), p. 187

[9] Marshall (1986), p. 188

[10]

Tanner JM, Davies PS (1985). «Clinical longitudinal stan- dards for height and height velocity for North American children». J. Pediatr. 107 (3): 317-29. PMID 3875704.

[11] Marshall (1986), p. ?

[12]

Lee PA, Reiter EO (2002). «Genital size: a common ado- lescent male concern». Adolescent medicine (Philadelphia, Pa.) 13 (1): 171-80, viii. PMID 11841963.

[13] Jones, Kenneth W. (2006). Smith’s Recognizable Patterns of Human Malformation. St. Louis, Mo: Elsevier Saun- ders. ISBN 0-7216-0615-6.

[14] Marshall (1986), p. 180

[16] «Pubertad precoz». aeped.es. enero de 2011. Consultado el 2 de agosto de 2016.

[17] Cañete R, Mata C, Aguilar M. Unidad de Endocrinología Pediátrica. Servicio de Pediatría. Hospital Universitario Reina Sofía. Córdoba (2011). «Retraso puberal. Hipogo- nadismos». Protoc diagn ter pediatr (Revisión) 1: 205-17.

[18] Wei C, Crowne EC (Sep 9, 2015). «Recent advances

in the understanding and management of delayed pu-

berty». Arch Dis Child (Revisión). archdischild-2014- 307963. doi:10.1136/archdischild-2014-307963. PMID

[19] Mearin ML (Jun 2015). «The prevention of coeliac

disease». Best Pract Res Clin Gastroenterol (Revisión) 29 (3): 493-501. doi:10.1016/j.bpg.2015.04.003. PMID

[20] Leffler DA, Green PH, Fasano A (Oct 2015). «Ex- traintestinal manifestations of coeliac disease». Nat Rev Gastroenterol Hepatol (Revisión) 12 (10): 561-71. doi:10.1038/nrgastro.2015.131. PMID 26260366.

[21] Guandalini S, Assiri A (Mar 2014). «Celiac di- sease: a review». JAMA Pediatr 168 (3): 272- 8. doi:10.1001/jamapediatrics.2013.3858. PMID

[22] Levy J, Bernstein L, Silber N (Dec 2014). «Celiac di- sease: an immune dysregulation syndrome». Curr Probl Pediatr Adolesc Health Care (Revisión) 44 (11): 324-7. doi:10.1016/j.cppeds.2014.10.002. PMID 25499458.

[23] Tersigni C, Castellani R, de Waure C, Fattorossi A, De Spirito M, Gasbarrini A, Scambia G, Di Simone

5

6 Bibliografía

Gordon, Catharine M.; Laufer, MR (2005). «Cap. 4:

Fisiología de la pubertad». En Emans SJH, Golds- tein DP, Laufer, MR, eds. Ginecología Pediátrica y Adolescente (5th ed. edición). Philadelphia: Lip- pincott, Williams & Wilkins. pp. 120-155. ISBN

Gungor, Neslihan; Arslanian SA (2002). «Chapter 21: Nutritional disorders: integration of energy me- tabolism and its disorders in childhood». En Sper- ling, MA ed. Endocrinología pediátrica (2ª ed. edi- ción). Philadelphia: Saunders. pp. 689-724. ISBN

Marshall, William A.; Tanner, JM (1986). «Cap. 8: Pubertad». En Falkner F, Tanner JM, eds. Cre- cimiento humano: tratado comprensivo (2ª ed. edi- ción). Nueva York: Plenum Press. pp. 171-209.

Rosenfield, Robert L. (2002). «Cap. 16: Pubertad femenina y sus desórdenes». En Sperling, MA ed. Endocrinología pediátrica (2ª ed. edición). Phila- delphia: Saunders. pp. 455-518. ISBN 0721695396.

Styne, Dennis M. (2000). «Cap. 18: The testes: di- sorders of sexual differentiation and puberty in the male». En Sperling, MA ed. Endocrinología Pediá- trica (2nd ed. edición). Philadelphia: Saunders. pp.

565-628. ISBN 0721695396.

7 Enlaces externos

pp. 565-628. ISBN 0721695396 . 7 Enlaces externos • Wikimedia Commons alberga contenido multi- media

Wikimedia Commons alberga contenido multi- media sobre Pubertad. Commons

6

8 ORIGEN DEL TEXTO Y LAS IMÁGENES, COLABORADORES Y LICENCIAS

8 Origen del texto y las imágenes, colaboradores y licencias

8.1 Texto

Pubertad Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Pubertad?oldid=94807157 Colaboradores: Sabbut, Uno~eswiki, Lourdes Cardenal, Ma- nuelGR, Robbot, Vivero, Abcdefg~eswiki, Rosarino, Sms, SimónK, Cookie, Tostadora, Tano4595, Xatufan, Geom, Cinabrium, Fmariluis, Loco085, Periku, Balderai, Chewie, Elsenyor, Renabot, FAR, Pati, Airunp, Taichi, Emijrp, Rembiapo pohyiete (bot), Magister Mathe- maticae, Guanxito, Orgullobot~eswiki, RobotQuistnix, Chobot, Maxvall, Aeoris, Yrbot, Amadís, FlaBot, Vitamine, .Sergio, YurikBot, Ferbr1, Jdottone, Mherlandsen, Txo, Ernesto Graf, Brit, Maldoror, Er Komandante, Tomatejc, Jarke, Nihilo, Paintman, Axxgreazz, BOT- policia, CEM-bot, Bienchido, Baiji, Roberpl, Rastrojo, Rosarinagazo, Montgomery, FrancoGG, Fsd141, Thijs!bot, Ty25, Roberto Fia- done, Yeza, Juan25, Irfit, Sole758, Ninovolador, ProgramadorCCCP, Cratón, Isha, Jgrullon88, Hanjin, Gusgus, Mpeinadopa, JAnDbot, VanKleinen, Yorusti, Mansoncc, Tecno-mago, Muro de Aguas, Hidoy kukyo, Maximiranda, Millars, Humberto, Netito777, Ale flashe- ro, ZrzlKing, Amanuense, Bedwyr, Behemot leviatan, Pólux, Gafillas, Dhidalgo, Bucephala, AlnoktaBOT, Cipión, Cinevoro, VolkovBot, Snakeyes, Technopat, Galandil, Eunispero, Libertad y Saber, Matdrodes, BlackBeast, Lucien leGrey, Posible2006, Muro Bot, Anghelina, BotMultichill, Jmvgpartner, SieBot, PaintBot, Macarrones, Carmin, Cobalttempest, Daniel dj, Dorwinrin, Bigsus-bot, BOTarate, Manwë, Jaqs, Outdisplay, BuenaGente, Mafores, PipepBot, Fadesga, Tirithel, Nicholasraul, Alejandro270494, Manakev, StarBOT, Sonsaz, Ni- cop, Danthalas, Eduardosalg, Leonpolanco, Gallowolf, Pan con queso, Alecs.bot, Ctsm500, Petruss, BetoCG, Alexbot, Antonio Peinado, Rαge, Alfonso Márquez, Frei sein, Drum guy, Camilo, UA31, Ucevista, MARC912374, AVBOT, David0811, LucienBOT, MastiBot, Angel GN, AguaitantPV, Diegusjaimes, Davidgutierrezalvarez, MelancholieBot, Felipe26, CarsracBot, Luckas Blade, Arjuno3, Saloca, Andreasmperu, Luckas-bot, FariBOT, Vic Fede, Jorge 2701, Joseno93, RadiX, SuperBraulio13, Xqbot, Jkbw, Dreitmen, Dan6hell66, Ri- cardogpn, Emiliojose44, Lonkonao, Surfaz, Igna, Botarel, Groucho Marx, Panderine!, Beatlefantomas, JPHM95, BOTirithel, Hprmedina, Halfdrag, RedBot, DEGA8, PatruBOT, Dinamik-bot, Angelito7, Michel fifa10, Tarawa1943, Blaztix, Foundling, Wikiléptico, EmausBot, Savh, AVIADOR, Allforrous, Sergio Andres Segovia, Rubpe19, MercurioMT, Mecamático, Jmar333, Emiduronte, Jcaraballo, Nsimean, Goose friend, Movses-bot, Lilizayu, Hpjavier2011, Pilar Ramos, KLBot2, Jaluj, Travelour, Invadibot, AgusBaba, -seb-, Gusama Romero, Hola1234567891011, Vetranio, LlamaAl, Elvisor, Andreabrit, Helmy oved, SMmix888, EduLeo, 2rombos, Syum90, Manuel Ruiz Pon- ce, Pegyzyta, Eclipsis Proteo, Danieljofrepino, Manuelcitooxx, Jean70000, Addbot, AngelHM, Balles2601, Hola 12345, Captchastormes, Favadu001, BallenaBlanca, Eat Cereal, Falcon 3000, Suayed1230, Mariadlcarmenvt, Pepepancreas, Churrasco italiano, Yolber01200128, Mr. Violín, Matias147, Sophie Lopez, TheGamesLVR, Brandonbonilla5, Jarould, Paola julajuj, Niconuno11, Elreysintrono, Vítor, Jcruzal- calde, Ela Bruno, CAPTAIN RAJU, Fernando2812l, GACGG, Azucena Romero Cayetano, Uknow16, Alejandro310704, Thiagofransuar, Angelinabailerinaloca, Shareef37, Cotelani, Perezzuritamanuel22, Marsmello, Pepi 100% real y Anónimos: 758

8.2 Imágenes

Archivo:Commons-logo.svg Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/4a/Commons-logo.svg Licencia: Public do- main Colaboradores: This version created by Pumbaa, using a proper partial circle and SVG geometry features. (Former versions used to be slightly warped.) Artista original: SVG version was created by User:Grunt and cleaned up by 3247, based on the earlier PNG version, created by Reidab.

Archivo:Hormons_feedback_-_Sprzężenie_zwrotne_hormonow.svg Fuente: https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/f/fd/ Hormons_feedback_-_Sprz%C4%99%C5%BCenie_zwrotne_hormonow.svg Licencia: CC-BY-SA-3.0 Colaboradores: ? Artista original:

?

8.3 Licencia del contenido