Sei sulla pagina 1di 63

51. A CRISTO CORONAD

1. A Cristo coronad, divino Salvador; Sentado en alta majestad es digno de loor; Al Rey de gloria y paz loores tributad, Y bendecid al Inmortal por toda eternidad.

2. A Cristo coronad, Señor de nuestro amor; Al Rey triunfante celebrad, glorioso vencedor; Potente Rey de paz, el triunfo consumó, Y por su muerte de dolor su grande amor mostró.

3. A Cristo coronad, Señor de vida y luz; Con alabanzas proclamad los triunfos de la cruz; A él solo adorad, Señor de salvación; Loor eterno tributad de todo corazón.

(G 235)

52. LOORES DAD A CRISTO EL REY

1. Loores dad a Cristo el Rey, suprema potestad; //De su divino amor la ley postrados aceptad//

2. Vosotros, hijos de Israel, ovejas de la grey; //Loores dad a Emanuel y proclamadle Rey//

3. Gentiles que por su perdón gozáis de libertad, //Al que de la condenación os libra, hoy load//

4. Naciones todas, escuchad y obedeced su ley //De gracia y de santidad, y proclamadle Rey//

5. Con la celeste multitud del trono en derredor, //Alzad canción de gratitud a Cristo el Salvador//

(G 241)

53. OH QUE TUVIERA LENGUAS MIL

1. ¡Oh, que tuviera lenguas mil para poder cantar Las glorias de mi Dios y Rey, y sus triunfos alabar!

2. Su nombre trae consuelo y paz, nos libra del temor; Salud, aliento y gozo es; vida da al pecador.

3. Quebranta el poder del mal, al preso libra hoy; Su sangre limpia al ser más vil, ¡Aleluya! limpio estoy.

4. Oh, mudos, de su amor hablad; y sordos, oíd su voz; Oh, cojos, de emoción saltad; ciegos, ved al Salvador.

5. Señor Jesús, ayúdame tu nombre a proclamar A todo el mundo en derredor, tu grandeza ensalzar.

(G 49)

54. HAY UN CANTO NUEVO EN MI SER

1. Hay un canto nuevo en mi ser, es la voz de mi Jesús Que me dice: Ven a descansar, tu paz conquisté en la cruz.

Coro Cristo, Cristo, Cristo, Dulce nombre es; De mi vida anhelo, De mi alma canto es.

2. Tengo, de su gracia celestial, gozo en su santo amor, Y riquezas fluyen a raudal desde el trono del Señor.

Coro Cristo, Cristo, Cristo, Dulce nombre es; De mi vida anhelo, De mi alma canto es.

3. Por las aguas hondas me llevó, pruebas en mi senda hallé; Mas por el sendero él me guió más sus huellas seguiré.

Coro Cristo, Cristo, Cristo, Dulce nombre es; De mi vida anhelo, De mi alma canto es.

4. Cristo en las nubes volverá, bajo el bello cielo azul; a su lado Él me llevará a vivir en gloria y luz.

Coro Cristo, Cristo, Cristo, Dulce nombre es; De mi vida anhelo, De mi alma canto es.

(G 156)

55. TRAS HERMOSO LUCERO

1. Tras hermoso lucero, los magos viajaban pensando a palacio llegar. Y llevaban regalos preciosos al Rey que deseaban venir a adorar. Al llegar a Belén ¡ved qué bella! Al llegar a Belén ¡ved la estrella! Con su luz alumbraba un establo y allí, En el heno dormía el gran Rey.

2. En el campo pastores cuidaban ovejas y vieron un gran resplandor. Luego el ángel del cielo les dijo:

“Os doy nuevas que hoy nació el Salvador”. Muchos ángeles bellos cantaron Al Señor, al Eterno alabaron. Los pastores buscaron al Niño y allí, En el heno dormía el gran Rey.

3. Ofrecieron los magos al Niño Jesús ricos dones con gran devoción. Los pastores humildes le dieron cariño de tierno y de fiel corazón. Yo también, oh Jesús, hoy me acerco; Yo también, oh Jesús, hoy te adoro, Y te ofrezco mi vida, regalo de amor; ¡Haz en ella tu trono, mi Rey!

(G 138)

56. SUENEN DULCES HIMNOS

1. Suenen dulces himnos, gratos al Señor, y óiganse en concierto universal. Desde el alto cielo, baja el Salvador, para beneficio del mortal.

Coro Gloria, gloria sea a nuestro Dios, Gloria sí, cantemos a una voz Y el cantar de gloria, que se oyó en Belén, sea nuestro cántico también.

2. Salte, de alegría lleno el corazón, la abatida y pobre humanidad; Dios se compadece, viendo su aflicción, y le muestra buena voluntad.

Coro Gloria, gloria sea a nuestro Dios, Gloria sí, cantemos a una voz Y el cantar de gloria, que se oyó en Belén, sea nuestro cántico también.

3. Sientan nuestras almas, noble gratitud, hacia el que nos brinda redención, Y a Jesús el Cristo, que nos da perdón, tributemos nuestra adoración.

Coro Gloria, gloria sea a nuestro Dios, Gloria sí, cantemos a una voz Y el cantar de gloria, que se oyó en Belén, sea nuestro cántico también.

(G 114)

57. OÍD UN SON EN ALTA ESFERA

1. Oíd un son en alta esfera:

“¡En los cielos, gloria a Dios! ¡Al mortal paz en la tierra!” Canta la celeste voz. Con los cielos alabemos, al eterno Rey cantemos, A Jesús, que es nuestro bien, con el coro de Belén; Canta la celeste voz:

“¡En los cielos, gloria a Dios!”

2. El Señor de los señores, el Ungido celestial, A salvar los pecadores, Toma forma corporal. ¡Gloria al Verbo encarnado, en humanidad velado!; ¡Gloria a nuestro Redentor, A Jesús, Rey y Señor! Canta la celeste voz:

“¡En los cielos, gloria a Dios!”

3. Príncipe de Paz eterna, gloria a Ti, a Ti, Jesús, Con tu vida y con tu muerte Nos ofreces vida y luz. Has tu majestad dejado, a buscarnos Te has dignado; Para darnos el vivir, En la cruz fuiste a morir. Canta la celeste voz:

“¡En los cielos, gloria a Dios!”

(G 126)

58. EMANUEL 1. Dios nos amó, a su Hijo dio, Y lo nombró nuestro Emanuel. La profecía fue en él cumplida; Dios con nosotros, nuestro Emanuel.

2. Dios descendió y se encarnó; Jesús nació, nuestro Emanuel. Vino a salvarnos, vino a redimirnos; Dios con nosotros, nuestro Emanuel.

(G 112)

59. GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS

1. ¡Gloria a Dios en las alturas! Que mostró su gran amor, dándoles a sus criaturas un potente Salvador. Con los himnos de los santos Hagan coro nuestros cantos de alabanza y gratitud, Por la divinal salud, y digamos a una voz:

¡En los cielos gloria a Dios!

2. ¡Gloria a Dios! la tierra cante al gozar de su bondad, pues le brinda paz constante En su buena voluntad. Toda tribu y lenguas todas Al excelso eleven odas, por Jesús, Rey Emanuel, Que les vino de Israel, y prorrumpan a una voz:

¡En los cielos gloria a Dios!

3. ¡Gloria a Dios! la Iglesia entona, en toda vicisitud por Jesús, que es su corona, Su cabeza y plenitud. Vigilante siempre vive y a la lucha se apercibe, mientras llega su solaz En la gloria y plena paz, donde exclame a una voz:

¡En los cielos gloria a Dios!

(G 119)

60. TU DEJASTE TU TRONO

1. Tú dejaste tu trono y corona por mí, Al venir a Belén a nacer; Mas a ti no fue dado el entrar al mesón Y en pesebre te hicieron nacer.

2. Alabanzas celestes los ángeles dan, en que rinden al Verbo loor; Mas humilde viniste a la tierra, Señor, a dar vida al más vil pecador.

3. Siempre pueden las zorras sus cuevas tener, Y las aves sus nidos también; Mas el Hijo del Hombre no tuvo un lugar en el cual reclinara su sien.

4. Tú viniste, Jesús, con tu gran bendición para darnos de tu salvación, Mas con odio y desprecio te hicieron morir, Aunque vieron tu amor y virtud.

5. Alabanzas sublimes los cielos darán, Cuando vengas glorioso de allí, Y tu voz entre nubes dirá: "Ven a mí, Que hay lugar junto a mí para ti."

(G 139)

61. VENID FIELES TODOS

1. Venid, fieles todos a Belén marchemos De gozo triunfantes henchidos de amor, Y al Rey de los cielos humilde veremos:

Coro ///Venid, adoremos///, a Cristo el Señor.

2. El que es Hijo eterno del eterno Padre, Y Dios verdadero que al mundo creó, De seno virgíneo nació de una madre:

Coro ///Venid, adoremos///, a Cristo el Señor.

3. En pobre pesebre yace reclinado, Al hombre ofreciendo eternal salvación, El Santo Mesías, el Verbo humanado:

4. Cantad jubilosas, célicas criaturas, Resuenen los cielos con vuestra canción. ¡Al Dios bondadoso, dad gloria en las alturas!

Coro ///Venid, adoremos///, a Cristo el Señor.

5. Jesús, celebramos tu bendito nombre Con himnos solemnes de grato loor; Por siglos eternos adórete el hombre.

(G 140)

62. ES JESÚS ¡QUÉ BELLA HISTORIA!

1. ¿Quién es el que en Belén reyes y pastores ven? ¿Quién a solas ayunó, y la tentación venció?

Coro Es Jesús, ¡Qué bella historia! mi Señor el Rey de gloria; A sus pies le adoraré, ¡Aleluya! cantaré.

2. ¿Quién tres años enseñó y al enfermo levantó? ¿Quién a niños recibió, con amor los abrazó?

3. ¿Quién al Padre siempre oró y su voluntad buscó? ¿Quién por mí en la cruz murió, y mi pena allí pagó?

Coro Es Jesús, ¡Qué bella historia! mi Señor el Rey de gloria; A sus pies le adoraré, ¡Aleluya! cantaré.

4. ¿Quién la tumba conquistó, con poder resucitó? ¿Quién al cielo ascendió, junto al Padre se sentó?

(G 177)

63. QUÉ BELLA HISTORIA

1. ¡Qué bella historia! de su excelsa gloria Bajó el Salvador, Jesús, mi Redentor. Nació en pesebre, despreciado y pobre, Varón de lágrimas y de dolor.

Coro ¡Oh cuánto le amo! y fiel le adoro; Él es mi vida, mi Redentor; El Rey de gloria vino a salvarme, Y a revelarme al Dios de amor.

2. ¡Qué gran misterio, tan incomprensible! El Verbo se encarnó y al mundo descendió. El plan oculto revelóse al hombre, Y por su tierno amor me levantó.

Coro ¡Oh cuánto le amo! y fiel le adoro; Él es mi vida, mi Redentor; El Rey de gloria vino a salvarme, Y a revelarme al Dios de amor.

3. ¡Don admirable, tan incomparable! De plena salvación, y eterna redención. Cristo divino brilla en mi camino; Su luz alumbrará mi corazón.

Coro ¡Oh cuánto le amo! y fiel le adoro; Él es mi vida, mi Redentor; El Rey de gloria vino a salvarme, Y a revelarme al Dios de amor.

(G 174)

64. DIME LA HISTORIA DE CRISTO

1. Dime la historia de Cristo; grábala en mi corazón; Dime la historia preciosa, ¡cuán melodioso es su son! Di cómo cuando nacía, ángeles con dulce voz “Paz en la tierra”, cantaron, “y en las alturas gloria a Dios”.

Coro Dime la historia de Cristo; grábala en mi corazón; Dime la historia preciosa, ¡cuán melodioso es su son!

2. Dime del tiempo en que a solas en el desierto se halló; De Satanás fue tentado, mas con poder le venció. Dime de todas sus obras, de su tristeza y dolor, Pues sin hogar, despreciado anduvo nuestro Salvador.

Coro Dime la historia de Cristo; grábala en mi corazón; Dime la historia preciosa, ¡cuán melodioso es su son!

3. Di cuando crucificado Él por nosotros murió; Di del sepulcro sellado; di cómo resucitó.

En

esa historia tan tierna miro las pruebas de amor;

Mi

redención ha comprado el bondadoso Salvador.

Coro Dime la historia de Cristo; grábala en mi corazón; Dime la historia preciosa, ¡cuán melodioso es su son!

(G 173)

65. UN DÍA

1. Un día que el cielo sus glorias cantaba, Un día que el mal imperaba más cruel, Jesús descendió, y al nacer de una virgen, Nos dio por su vida ejemplo tan fiel.

Coro Vivo, me amaba; muerto, salvóme; Y en el sepulcro mi mal enterró; Resucitado, Él es mi justicia; Un día Él viene, pues lo prometió.

2. Un día lleváronle al monte Calvario, Un día claváronle sobre una cruz; Sufriendo dolores y pena de muerte, Expiando el pecado, salvóme Jesús.

Coro Vivo, me amaba; muerto, salvóme; Y en el sepulcro mi mal enterró; Resucitado, Él es mi justicia; Un día Él viene, pues lo prometió.

3. Un día dejaron su cuerpo en el huerto, Un día Jesús de dolor reposó. Velaban los ángeles sobre el sepulcro De quien por nosotros su vida entregó.

Coro Vivo, me amaba; muerto, salvóme; Y en el sepulcro mi mal enterró; Resucitado, Él es mi justicia; Un día Él viene, pues lo prometió.

4. Un día la tumba ocultarle no pudo, Un día el ángel la piedra quitó; Habiendo Jesús a la muerte vencido, A estar con su Padre en gloria ascendió.

Coro Vivo, me amaba; muerto, salvóme; Y en el sepulcro mi mal enterró; Resucitado, Él es mi justicia; Un día Él viene, pues lo prometió.

(G 208)

66. ¡GLORIA, GLORIA, ALELUYA!

1. Es el Dios de los ejércitos en quién yo confiaré Y con címbalos de gozo al Señor ensalzaré, Él despide los relámpagos, más nunca temeré, Él es mi protector.

Coro ¡Gloria, gloria, aleluya! ¡Gloria, gloria, aleluya! ¡Gloria, gloria, aleluya! A Cristo doy loor.

2. Con ejército no gana sus victorias el Señor Ni con fuerza lucha contra Satanás, el Tentador, La potencia del Espíritu, ha dicho el Dios de amor Es lo que vencerá.

Coro ¡Gloria, gloria, aleluya! ¡Gloria, gloria, aleluya! ¡Gloria, gloria, aleluya! A Cristo doy loor.

3. En Belén de Palestina el Señor Jesús nació Y después de treinta años en la cruenta cruz murió Pero vive para siempre, pues la tumba ya venció Su nombre alabaré.

Coro ¡Gloria, gloria, aleluya! ¡Gloria, gloria, aleluya! ¡Gloria, gloria, aleluya! A Cristo doy loor.

(G 535)

67. A TI LA GLORIA

1. A ti la gloria ¡oh nuestro Señor!

A ti la victoria, gran Libertador.

Te alzaste pujante, lleno de poder, Más que el sol radiante al amanecer.

Coro A ti la gloria ¡oh nuestro Señor!

A ti la victoria, gran Libertador.

2. Gozo, alegría, reinen por doquier, Porque Cristo hoy día muestra su poder; Ángeles cantando himnos al Señor Vanle aclamando como vencedor.

3. Libre de penas, nuestro rey Jesús Rompe las cadenas de la esclavitud. ¡Ha resucitado, ya no morirá! Quien muera al pecado en Dios vivirá.

Coro A ti la gloria ¡oh nuestro Señor! A ti la victoria, gran Libertador.

(G 220)

68. AL CRISTO VIVO SIRVO

1. Al Cristo vivo sirvo y Él en el mundo está; Aunque otros lo negaren yo sé que Él vive ya. Su mano tierna veo, su voz consuelo da, Y cuando yo le llamo, muy cerca está.

Coro Él vive, Él vive, hoy vive el Salvador; Conmigo está y me guardará mi amante Redentor. Él vive, Él vive, me imparte salvación. Pues en el cielo reina hoy Y en mi corazón.

2. Cordero inmolado Contemplo tu perdón, No hay prueba o tristeza, Que nuble tu amor, Fiado estoy que Cristo Cual Sacerdote Real, Intercediendo siempre Por mi alma está.

Coro Él vive, Él vive, hoy vive el Salvador; Conmigo está y me guardará mi amante Redentor. Él vive, Él vive, me imparte salvación. Pues en el cielo reina hoy Y en mi corazón.

3. Regocijad, cristianos, hoy himnos entonad; Eternas aleluyas a Cristo el Rey cantad. Ayuda y esperanza es del mundo pecador, No hay otro tan amante como el Señor.

Coro Él vive, Él vive, hoy vive el Salvador; Conmigo está y me guardará mi amante Redentor. Él vive, Él vive, me imparte salvación. Pues en el cielo reina hoy Y en mi corazón.

(G 224)

69. ¡VICTORIA, VICTORIA!

1. ¡Victoria! ¡Victoria! Cantemos la gloria del Rey poderoso que resucitó. Quedó abolido el poder de la muerte:

El fuerte vencido por uno más fuerte; Satán derrotado y Jesús vencedor.

2. El Crucificado, por Dios coronado, Es Rey soberano, glorioso Señor; Daránle honores, dominio y grandeza; Reconocerán su eterna realeza, Pues digno es Cristo de todo loor.

3. Corona celeste adorna su frente, los ángeles todos le rinden honor. Ya pronto el cetro terrestre empuñando, Cual rey le veremos en paz dominando, En cielos y tierra triunfante Señor.

(G 227)

70. OH CRISTO, NUESTRA ROCA AQUI 1. Oh, Cristo, nuestra Roca aquí, y Abrigo de la tempestad, Dichoso quien se esconda en Ti, Abrigo de la tempestad.

Coro En tierra de cansancio Jesús Roca es, Jesús Roca es, Jesús Roca es; En tierra de cansancio Jesús Roca es, Y Abrigo de la tempestad.

2. Sombra eres Tú y escudo fiel, y Abrigo de la tempestad; ¿Por qué temer con tal broquel, y Abrigo de la tempestad?

Coro En tierra de cansancio Jesús Roca es, Jesús Roca es, Jesús Roca es; En tierra de cansancio Jesús Roca es, Y Abrigo de la tempestad.

3. Refugio Tú eres, Salvador, y Abrigo de la tempestad; Sé nuestro gran Auxiliador, y Abrigo de la tempestad.

Coro En tierra de cansancio Jesús Roca es, Jesús Roca es, Jesús Roca es; En tierra de cansancio Jesús Roca es, Y Abrigo de la tempestad.

(G 153)

71. CRISTO CUAL PASTOR

1. Cristo, cual Pastor, oh guía nuestros pasos en tu amor; Nuestras almas siempre cuida, guárdalas, oh Salvador. Oh bendito Jesucristo, nos compraste por tu amor; Oh bendito Jesucristo, somos tuyos ya, Señor.

2. Tuyos somos, fiel amigo, sé Tú nuestro Defensor; Da al rebaño tuyo abrigo, de este mundo pecador. //Oh bendito Jesucristo, oye nuestra petición//.

3. Aunque somos tan indignos, nos prometes recibir; Tú ofreces bendecirnos, del pecado redimir. //Oh bendito Jesucristo, Te buscamos hoy, Señor//.

4. ¡Oh Pastor, hoy Te buscamos! Te pedimos tu favor; Llénanos de amor, rogamos; óyenos, buen Salvador. Oh bendito Jesucristo, sin cesar tu amor nos das; Oh bendito Jesucristo, ¡Hasta el fin nos amarás!

(G 154)

72. YO TE BENDIGO

1. Yo te bendigo, oh mi Redentor, tú, la confianza de mi corazón; Ya que sufriste por mi condición, Quita mis penas, quita mi temor.

2. Tú eres Rey de gracia y perdón; omnipotente reinas por doquier; Señor Jesús, domina nuestro ser; tu luz alumbre siempre el corazón.

3. Eres la vida, nuestra inspiración; en ti descansa todo mi querer; Sosténnos siempre por tu gran poder, y en la prueba danos protección.

4. Tu providencia guarda del azar en esta corta vida terrenal; Otra esperanza no hay para el mortal; tus fuerzas siempre nos harán triunfar.

(G 343)

73. ERES DEL MUNDO, CRISTO, LA ESPERANZA

1. ¡Eres del mundo, Cristo, la esperanza! Habla y aquieta nuestro corazón; Salva a tu pueblo de falsa confianza, Falsos intereses y mortal pasión.

2. Eres del alma Don del alto cielo, Al alma hambrienta das de vida el pan; Haz que tu Espíritu nos dé el consuelo, Y ponga fin al angustioso afán.

3. En la oscuridad Ven a nuestro lado; En nuestra senda oscura, sé la luz. Con tu poder Jesús mata el pecado, que nada nos aleje de tu cruz.

4. Por tu gran bondad De la culpa y juicio Nos rescataste a santa libertad. De nuestro amor Señor toma el sacrificio, Y en nuestras vidas haz tu voluntad.

5. Cordero de Dios Surges victorioso Sobre la muerte, y vida eterna das. Fieles seremos al pregón glorioso:

¡Tú para siempre, Cristo, reinarás!

(HB129)

74. DOMINARÁ JESÚS EL REY

1. Dominará Jesús, el Rey, En todo país que alumbra el sol, Regido por su santa ley, //Y puesto a prueba en su crisol//

2. Le ensalzarán en la canción Que eternamente elevarán. En Nombre de Él cada oración //Cual un perfume suave harán//

3. Paganos mil traerán su don:

Delante de Él se postrarán. Prez, honra y gloria al Salvador //Naciones todas alzarán //

4. Propicio entonces nos será El brazo fuerte del Señor. Del poderoso librará //al que no tiene ayudador //

5. Toda criatura traiga honor A nuestro Rey Salvador. Los ángeles mil himnos den, //Y todo hombre un gran Amén//

(TH 374)

75. EN EL NOMBRE DE JESÚS

En el nombre de Jesús se doble, doble toda rodilla De los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

Y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria del Padre. Y tú, amigo, confiesa que Jesucristo es el Señor, // para gloria del Padre //

(G 149)