Sei sulla pagina 1di 12

La expulsión jesuita.

La supresión de la

Compañía de Jesús por

parte de Carlos III

Juan David Pineda Henao

La Compañía de Jesús

La Compañía de Jesús • La Compañía de Jesús o más conocidos como jesuitas, es una

La Compañía de Jesús o más conocidos como

jesuitas, es una orden religiosa católica fundada en

1534 por San Ignacio de Loyola. Es conformada por sacerdotes, y hermanos religiosos.

Su principal actividad es en el campo educativo en

el cual han destacado por la intelectualidad de quienes conforman la orden, así como por su

entrega a la misión y a la comunicación católica.

con el papa

basada en “vínculo especial de amor y servicio”

según la formulación de la orden.

La orden posee una estrecha unión

La expulsión de la Compañía de Jesús se produjo el 27 de febrero de 1767,

con la publicación del Real decreto de

expulsión expedido por Carlos III.

Frente a esta medida, se especula que se de debió a la inseguridad que

sentía el monarca frente al poder que

poseía la Orden. Así, provechando como excusa el motín de Esquilache (sucedido el año

anterior), acusó a los miembros de la Compañía de formar una

organización que parecía inofensiva,

pero que escondía un daño potencial.

los miembros de la Compañía de formar una organización que parecía inofensiva, pero que escondía un

Motín de

Esquilache

EL motín de Esquilache fue una revuelta producida en Madrid en 1766. La situación fue tan grave, que incluso el Monarca se consideró en peligro. Las causa del motín fue el rechazo a las reformas promovidas por el marqués de Esquilache. Estas reformas influyeron en el alza del precio de alimentos de primera necesidad, lo que produjo hambre en la

población. A esta situación, se le agregó el

descontento por la prohibición de cierto

tipo de vestimenta tradicional: capa y sombrero.

situación, se le agregó el descontento por la prohibición de cierto tipo de vestimenta tradicional: capa

Causas de la Expulsión

El rey aseguraba tener razones “urgentes, justas y necesarias que me reservo en mi real ánimo” por lo cual nunca dio una razón concreta de la expulsión, las especulaciones no se dieron a esperar.

Para el monarca la Compañía formaba una organización insidiosa,

además de esto no tenían un buen referente debido había sido

expulsada de Portugal en 1759 por supuesta conspiración al regicidio.

Las

teorías

sobre

el

regicidio,

que

eran

alimentadas

con

las

especulaciones

sobre

un

complot

para

asesinar

al

rey

José

I

de

Portugal, conllevó a la expulsión de dichas tierras en 1759.

El rey no estaba seguro de la lealtad de la

compañía en tierras americanas, pues

persistía el miedo a que la orden realizara una mala administración de los bienes como en

Francia donde fueron acusados y

posteriormente expulsados en 1762. Además, se temía que la orden formara reinos

independientes a través de la integración de

sus misiones en América y Las Filipinas.

Los jesuitas tenían grandes enemigos en todas

las ramas sociales, entre ellas la corte, donde se les acusaba de ser los autores de la

circulación de peligrosos rumores. Uno de

ellos aseguraba la bastardía del rey, fruto del adulterio de Isabel Farnesio y el cardenal Alberoni.

rumores. Uno de ellos aseguraba la bastardía del rey, fruto del adulterio de Isabel Farnesio y
rumores. Uno de ellos aseguraba la bastardía del rey, fruto del adulterio de Isabel Farnesio y
rumores. Uno de ellos aseguraba la bastardía del rey, fruto del adulterio de Isabel Farnesio y

La pesquisa secreta

Aunque habían demasiados motivos para que el pueblo realizara la rebelión, el

gobierno decidió creer que eran los

jesuitas quien la motivaron.

Con

tal fin

se creó

una comisión

para

investigar de manera secreta la

participación de la orden en el motín. Dicha comisión estaba precedida por Pedro Rodríguez de Campomanes.

El 31 de diciembre de 1766, la comisión

la

presentó

los

resultados

de

investigación basados en testimonios y

Consejo

aceptaron el informe que dio como resultado el decreto de expulsión.

fuentes.

El

el

monarca

y

en testimonios y Consejo aceptaron el informe que dio como resultado el decreto de expulsión. fuentes.

Los resultados de la pesquisa fueron varios, los cuales “implicaban” a la

orden.

1º La lealtad al papa: la Compañía pasaba por encima del Concordato de 1753. Este fue un acuerdo a través del cual el papa le otorgaba al

monarca el derecho de nombrar a los obispos y proveer los beneficios

eclesiásticos, otorgándole todo el poder absolutista a la Corona de España. Este pacto no se lograba aplicar en la Compañía de Jesús debido a que la orden tenía su centro fuera de tierras españolas.

las exorbitantes riquezas” que contenía la orden y las actividades en América: los jesuitas era la única orden que tenía autorización para

poseer haciendas, con la justificación de su propio sostenimiento. A esto

se le unía la explotación clandestina de minas, así como una irregular pesca de perlas.

Además de lo anterior, fueron acusados de comerciar ilegalmente con

Filipinas y de practicar el contrabando con el enemigo inglés.

Un conflicto ideológico adicional enfrentó la Compañía con la Corona Española. En esta época se estaban realizando unas reformas

educativas, con las cuales no estaban de acuerdo la Compañía de

Jesús, ya que expulsaba cátedras propias de la escuela jesuítica por cambiarlas por cátedras de la ortodoxia, por ejemplo: historia

eclesiástica o literatura patrística.

jesuítica por cambiarlas por cátedras de la ortodoxia, por ejemplo: historia eclesiástica o literatura patrística.

La expulsión

Los alcaldes de la corte recibieron el

comunicado donde decía que su rey había

resulto que los Jesuitas salieran extrañados

de sus dominios.

A la media noche, el alcalde interrumpió en cada una de las seis casas de los religiosos en Madrid, les leyó el decreto, los obligó a recoger sus pertenencias y viajar inmediatamente en los carruajes que ya estaban preparados.

En

solicitado ómnium Ecclesiarum que restauraba la Compañía de Jesús en tierras

1814,

el papa Pío VII emitió la bula

españolas. A partir de este momento la

Compañía fue reintroducida en España por Fernando VII.

Pío VII emitió la bula españolas. A partir de este momento la Compañía fue reintroducida en

Consecuencias

La educación: las consecuencias en la educación fueron bastante notorias, debido a que se cerraron varios colegios. Aunque varios fueron tomados por otras órdenes religiosas, se percibió un drástico cambio en la

educación.

Con la ausencia de la Compañía, que era líder en la educación, la Corona aprovechó para reformar los planes de estudio de las universidades.

Un gran número de casas de la orden fueron subastadas a precios muy

bajos para enviar el dinero a la Corona, que no pasaba por el mejor momento económico.

En América las consecuencias para la Corona fueron muchísimo más

notorias, pues la orden de los jesuitas era muy querida por el pueblo americano, lo que generó un rechazo contra la Corona.

La orden enseñaba el valor de la obediencia, por lo tanto el Monarca se

quedó sin su mayor aliado en la evangelización.

Bibliografía:

Churraca, A. ( 1987 ) . expulsión de la compañía de Jesús .

christus . cristianismo y mundo contemporáneo . , 4 - 20 . Lynch, j . ( 2010 ) . España del siglo XVIII. Barcelona : libros de

Historia .

Segurado, E. M. (s . f . ). La expulsión de los Jesuitas de américa . Reflexiones sobre el caso de nueva España .

Recuperado el 10 de septiembre 2016 de

Sitios web consultados :