Sei sulla pagina 1di 9

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUMBES FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS E.A.P AGROINDUSTRIAS

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUMBES FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS E.A.P AGROINDUSTRIAS ASIGNATURA: AGROEXPORTACIÓN DOCENTE: LIC. ALEX ALFRETH

ASIGNATURA:

AGROEXPORTACIÓN

DOCENTE:

LIC. ALEX ALFRETH ARMESTAR AMAYA.

UNIVERSIDAD NACIONAL DE TUMBES FACULTAD DE CIENCIAS AGRARIAS E.A.P AGROINDUSTRIAS ASIGNATURA: AGROEXPORTACIÓN DOCENTE: LIC. ALEX ALFRETH

ESTUDIANTE:

AREVALO PALACIOS ANDY

CABALLERO JIMÉNEZ JUNIOR

CASTILLO INFANTE FRESIA

CORONADO VEGA ABIGAIL

TUMBES – 2016

COSTOS, GARANTIAS, PLAZOS Y MONTOS A FINANCIAR, MARCO LEGAL APLICABLE A LOS CREDITOS

En el comercio internacional, como en cualquier otra actividad empresarial, las empresas obtienen su financiación en función de la transacción de comercio exterior que estén realizando.

Normalmente las empresas suelen acudir a la financiación de las operaciones a través de las Entidades Financieras.

En el comercio internacional se suele acudir a las entidades financieras en busca de financiación a corto plazo y en algunos casos los propios exportadores e importadores financian con fondos propios sus ventas o compras en el exterior.

Sólo en operaciones a medio y largo plazo se busca un leasing y en algunos casos se instrumenta la financiación mediante operaciones de factoring, aunque también se accede al crédito a medio y largo plazo de Bancos y Cajas de Ahorro con el objeto de financiar inversiones.

I.

COSTOS

El costo de una financiación será el tipo de interés que aplique la entidad financiera en la operación. El tipo de interés puede ser fijo o variable. El tipo de interés que aplicará una entidad financiera a las financiaciones de operaciones de comercio exterior puede ser:

Fijo: cuando ha sido pactado con la entidad financiera en el momento de solicitar la financiación de esta operación, o porque son las condiciones acordadas para la utilización de la "Póliza de Crédito para operaciones de Comercio Exterior".

En este caso se conocerá el coste exacto de la financiación para incluir el coste en el precio de la mercancía.

Cada

vez

se

utiliza menos

el

financiaciones en euros.

tipo

fijo

y

sólo

se

utiliza para

Variables: en este caso se ha pactado con la entidad financiera que el coste de la financiación será el precio a que esté un determinado índice en el momento de ejecutar la operación de financiación, incrementado en un diferencial que suele oscilar entre el 1,5% y el

3,0%.

El tipo de referencia que suele pactarse son índices conocidos y publicados diariamente en prensa especializada o que se publican en distintos sistemas de información.

Los tipos de referencia actualmente utilizados son:

EURIBOR: es el tipo de interés del euro en el mercado europeo.

LIBOR: se utiliza para las divisas y es el tipo de interés en el mercado de Londres. Se publica diariamente a las 11:00 (LIBOR = LONDON INTERBANK OFERED RATE).

El coste de una operación podrá, en consecuencia, ser una magnitud conocida de antemano o dependerá de la evolución de tipos de cambio y de interés futuros.

El coste de una operación si tiene un seguro de cambio es:

INTERESES DE LA FINANCIACIÓN + COSTE DEL SEGURO + COMISIONES Y GASTOS

Coste de una operación sin seguro de cambio es:

INTERESES DE LA FINANCIACION +/- DIFERENCIAS DE CAMBIO + COMISIONES Y GASTOS

Un

elemento del coste también será si

los intereses se

pagan por

adelantado o al

final,

ya

que

esto

nos

influirá en

el

importe que

necesitamos financiar.

En las operaciones de comercio exterior cabe que tanto el exportador como el importador soliciten financiación.

II.

FINANCIACIÓN DEL EXPORTADOR

En toda exportación se pueden distinguir dos fases:

  • a. Desde que se recibe el pedido hasta que se entrega la mercancía, y que incluye básicamente el periodo de fabricación.

  • b. Desde que se entrega la mercancía hasta que se cobra, ya que normalmente estas operaciones no se cobran al contado, sino que por razones comerciales se suele conceder al importador cierto aplazamiento en el pago.

Estas dos fases son susceptibles de financiación:

La financiación de la primera fase se denomina prefinanciación de exportaciones.

La financiación de la segunda fase se denomina postfinanciación de exportaciones.

El exportador puede estar interesado en financiar la primera parte, la segunda o ambas.

No obstante, la financiación de la primera fase tan sólo se suele solicitar cuando la fabricación del pedido obligue al exportador a realizar fuertes desembolsos y tenga una duración considerable. El exportador debido a los problemas de globalización de los mercados y a la fuerte competencia, tiende a conceder aplazamientos de pago a los importadores, de forma que el mismo se realice cuando el importador ya ha recibido la mercancía o incluso cuando ya la ha vendido a sus clientes. En este caso el exportador está financiando la operación compra al importador, y la financiación que soporta nace desde el momento en que recibe el pedido, ya que tienen que financiar la materia prima y el plazo de fabricación, hasta que una vez remitida al importador la mercancía, éste efectúa el pago dentro del plazo pactado.

Entre el importador y el exportador pueden pactar cualquier medio pago para liquidar el producto de la transacción comercial:

Cheque personal o bancario.

Transferencia bancaria.

Remesa simple.

Remesa documentaria.

Crédito documentario.

III.

FINANCIACIÓN DEL IMPORTADOR

El importador puede realizada cuando:

solicitar

a

su banco financiación de la compra

a) Tiene

que pagar

al

contado y

no

dispone de

los fondos:

El

importador tiene que pagar la compra en el momento de recibirla, pero él antes de poder venderla nuevamente tendrá que elaborarla o, si se trata de un producto final, puede que le lleve algún tiempo su venta y su posterior cobro.

Este periodo (el que se media entre el momento que tiene que pagar su compra y el momento que va a cobrar su posterior venta) es el que tratará de financiar.

b) Descuento por pronto

pago:

El

exportador puede conceder al

importador un aplazamiento en el pago, pero, alternativamente, también le puede ofrecer un descuento si paga al contado (descuento por pronto pago).

Si este descuento es superior al coste de la financiación que tendría que solicitar el importador para poder pagar al contado, le interesará pagar al contado.

Ejemplo: supongamos una compra de 6.000 €. El exportador concede un aplazamiento de 90 días o un descuento por pronto pago del 2% [que equivale a un tipo anual del 8% (= 2% * 360 /90)]. El importador puede obtener financiación de su banco al 6 %.

  • 1. Si paga a los 90 días, el importador tendrá que pagar 6.000 €.

2.

Si paga

al contado tendrá un descuento del 2%

(120 €),

mientras que el coste de su financiación a 90 días será de 90 €.

90 € = 6000 * 6 % * 90 / 360 En definitiva, tendrá que pagar 5.970 €

5.970 = 6.000 - 120 +90

Le convendrá, por tanto, pagar al contado, beneficiándose del descuento.

Si el importador efectúa un pago total o parcial antes de la entrega de las mercancías por parte de exportador está

financiando, en exportador.

el

importe

del

pago,

la

operación

al

Cuanto mayor sea el pago o exista más plazo entre el pago y la entrega de la mercancía, más amplia será la financiación que el importador concede al exportador.

Aunque no es una forma muy usual, suele darse en aquellas operaciones en las que el plazo de entrega suele ser dilatado, normalmente por tener la mercancía un periodo de fabricación prolongado, o bien porque el importador desea asegurarse el compromiso de la entrega por parte del exportador.

Los medios de pago utilizados son:

El cheque personal o bancario.

La transferencia bancaria.

Los créditos documentarios con cláusula roja, o con pago parcial

 

anticipado.

IV.

PLAZOS

Según el plazo

que se establezca nos encontramos con las siguientes

modalidades de financiación:

A corto plazo: son operaciones hasta 180 días y financian las compras y ventas correspondientes a la actividad de la empresa. La financiación a corto plazo es para operaciones por hasta 180 días. Las empresas suelen acudir a las entidades financieras financiando este tipo de operaciones con pólizas de crédito a corto plazo, específicas para operaciones de comercio exterior o simplemente con pólizas de crédito.

En algunos casos y por tener opciones a formas de financiación alternativa y que no consumen riesgo de crédito concedido por las entidades financieras se utiliza la financiación mediante factoring. Hay empresas que autofinancian este tipo de operaciones corriendo, los exportadores, con los riesgos clásicos de un prestamista.

A medio plazo: son operaciones a más de 180 días y hasta 5 años y financian aquellas compras y ventas internacionales correspondientes a bienes de equipo o a bienes de consumo cuyo periodo de maduración en la empresa es mayor de 180 días. La financiación a medio plazo es aquella que supera el plazo de 180 días. Corresponde a bienes que por su largo periodo de maduración en la empresa necesitan una financiación a medio plazo, así como las operaciones de bienes de equipo cuyo periodo de financiación puede alcanzar hasta los tres años. La financiación es casi siempre bancaria.

Asimismo, en operaciones a dos y tres años se suele obtener también financiación mediante leasing.

En los casos de compraventa entre empresas de un mismo grupo internacional, pueden obtener financiación intragrupo, sin acudir al mercado bancario.

A largo plazo: se utiliza para financiar inversiones. La financiación a largo plazo se utiliza fundamentalmente para la financiación de inversiones. En este caso la financiación es a largo plazo, más de tres años, y, por regla general, la financiación de estas operaciones es por la vía bancaria.

También se suelen financiar las inversiones a medio plazo, hasta cinco años mediante empresas de leasing.

Algunas operaciones de inversión pueden financiarse parcialmente mediante ayudas de organismos multilaterales o de organismos de ayuda oficial al desarrollo.

Tienen también importancia las financiaciones mediante inversión industrial directa que las casas matrices hacen a sus filiales. Asimismo, mediante la ampliación de capital en la empresa se podrán financiar inversiones sin acudir al mercado bancario.

V.

MONTOS

Los montos se refieren a cada compromiso de préstamo.

En el caso de los créditos, los montos representan los compromisos brutos -según el anuncio hecho- contraídos por los prestamistas en el momento de la firma o conclusión de las negociaciones, y no reflejan la medida en que los préstamos se hayan desembolsado realmente ni la medida en que se han reembolsado o utilizado para otros fines.

En cuanto a los bonos, los montos representan el total anunciado en la fecha de Emisión.

Monto, es el Valor en unidades de una Moneda o la cantidad de una transacción.

VI.

MARCO LEGAL APLICALBLE A LOS CREDITOS

En el Marco legal se desarrollan las transacciones dentro de los mecanismos de financiamiento (emisión directa de valores mobiliarios y emisión de valores a través de procesos de titulización de activos) y de inversión (transacción de valores en la rueda de bolsa y en el mecanismo de instrumentos de emisión no masiva, bajo la conducción de la BVL; los fondos mutuos; los fondos de inversión, etc.), así como la operatividad de la bolsa de valores, los agentes de intermediación, las instituciones de compensación y liquidación de valores, las empresas clasificadoras de riesgo, entre otros.

Permite que el crédito fluya hacia las actividades productivas para, asi, crecer y crear empleos.

Actualmente se demandan leyes que satisfagan de manera justa y ágil los derechos tanto de deudores como acreedores, en aquellos casos en los que un acreditado se vea imposibilitado para cumplir sus obligaciones financieras. Así mismo, debe contarse con legislación sencilla, equitativa y eficaz, acorde con las necesidades de nuestra realidad productiva y comercial, que reglamente la constitución de garantías de crédito.

Existen limitaciones tanto por lo que respecta a los sujetos que pueden otorgar ciertos tipos de créditos, como en cuanto a los bienes muebles susceptibles de otorgarse en garantía. Los actos jurídicos mediante los cuales se constituyen las garantías están, a la fecha, sujetos a formalidades y registros costosos, lentos e ineficientes, en tanto los procedimientos de ejecución que se dan por la falta de pago tienen una duración excesiva.

Par el buen funcionamiento del proceso de crédito se requiere de estabilidad financiera, una banca capitalizada y un marco legal moderno, respetado y bien delimitado. Sin embargo, existe un tema al que se resta

importancia y es transcendente para evitar las consecuencias de un crédito mal otorgado,” estado de derecho al interior de las organizaciones”; es decir, la capacidad de una empresa para respetar y cumplir con sus propias reglas del juego al pie de la letra. Y es que las empresas, tratase de la banca o de cualquier proveedor que tenga capacidad financiera para otorgar crédito a sus clientes, con frecuencia vive un conflicto muy común entre el departamento de ventas, el de crédito y cobranza: vender más a como dé lugar o controlar la c artera vendida; en la mayoría de los casos resulta más fácil vender que cobrar.

VII.

BIBLIOGRAFÍA:

www.camara.es: © Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España.

http://www.cal.org.pe/pdf/diplomados/19marcolegal.pdf