Sei sulla pagina 1di 76
Cuaderno de Aprendizaje C a r r e r a Servicio Social A s i

Cuaderno de Aprendizaje

Carrera

Servicio Social

Asignatura

Formación Ciudadana

Nombre de la carrera SERVICIO SOCIAL CONTINUIDAD Título profesional ASISTENTE SOCIAL Nombre de la
Nombre de la carrera SERVICIO SOCIAL CONTINUIDAD Título profesional ASISTENTE SOCIAL Nombre de la

Nombre de la carrera

SERVICIO SOCIAL CONTINUIDAD

Título profesional

ASISTENTE SOCIAL

Nombre de la asignatura

FORMACION CIUDADANIA

Código

Interno

Duración

36 horas

Competencias de egreso vinculadas a la asignatura

Al término de la asignatura el alumno será capaz de conocer e identificar todos los aspectos relacionados con la ciudadanía participación.

Competencias

El estudiante será capaz de diferenciar los enfoques

profesionales

predominantes para la intervención con la infancia y generará estrategias de intervención acordes con los actuales requerimientos en el área.

Capacidad de comprender a la etapa de la infancia como un área de intervención prioritaria, dentro de un contexto familiar y comunitario

Nombre del autor Carolina Paz Martínez Sepúlveda Título profesional Asistente Social Universidad de Concepción
Nombre del autor Carolina Paz Martínez Sepúlveda Título profesional Asistente Social Universidad de Concepción

Nombre del autor

Carolina Paz Martínez Sepúlveda

Título profesional

Asistente Social

Universidad de Concepción

Grados académicos

Licenciatura

Servicio Social

Universidad de Concepción

Post Grado

Diplomado Interdisciplinario en Intervención Familiar

Universidad de Concepción

Áreas de especialización

1.

Mediación Familiar

2.

Intervención Familiar

 

3.

Responsabilidad Penal Adolescente

4.

Intervención con Adolescentes Agresores Sexuales en el Medio Libre.

5.

Trabajo Social y Redes

Objetivos de la asignatura O b j e t i v o g e n
Objetivos de la asignatura O b j e t i v o g e n

Objetivos de la asignatura

Objetivo general de la asignatura Proporcionar los elementos conceptuales y valóricos que contribuyan a la formación de la personalidad del individuo, su identidad social, su responsabilidad social, su convivencia y su participación de acuerdo a las normas del modelo social que se construye de manera que pueda aportar en este sentido a individuos, grupos y comunidad

Objetivos específicos de la asignatura

Conocer los enfoques conceptuales que permiten comprender la evolución de la ciudadanía en la modernidad.

Conocer y analizar las características de la Participación Ciudadana en Chile

Identificar

las

formas

en

que

las

políticas

públicas

favorece/restringen la

participación ciudadana.

 

Identificar y aplicar los conceptos de

pobreza, indigencia, marginalidad y exclusión social.

Comprender la relación existente entre

participación ciudadana y superación de brechas sociales.

Unidades temáticas de la asignatura

Nombre unidad

Sub-unidades

Unidad 1: Ciudadanía y Transformaciones Socioculturales

Noción de Ciudadanía Connotaciones del concepto de Participación Movimientos y Organizaciones Sociales Conceptos de Pobreza, Exclusión e Inclusión

Unidad 2: Prácticas Ciudadanas y Políticas Públicas

Procesos de Participación Ciudadana en las Políticas Públicas Ley 20.500 de Participación Ciudadana Participación ciudadana en el nivel local Instrumentos y recursos para la participación local Participación Ciudadana y Trabajo Social

Unidad 3: Metodologías Participativas

Metodologías para la activación ciudadana: Revisión teórico/metodológica Metodologías de Investigación Acción Participante Técnicas Participativas en IAP Análisis de experiencia IAP

UNIDADES DE CONTENIDO UNIDAD 1 CIUDADANÍA Y TRANSFORMACIONES SOCIOCULTURALES 1.1. Noción de Ciudadanía

UNIDADES DE CONTENIDO

UNIDAD 1 CIUDADANÍA Y TRANSFORMACIONES SOCIOCULTURALES

1.1. Noción de Ciudadanía……………………………

13

1.1.1.

Tipos de Ciudadanía………………………………………………

13

1.1.2.

Derechos y Obligaciones que derivan de la Ciudadanía

en

16

1.2. Connotaciones del Concepto de Participación………………

19

1.2.1.

Participación Ciudadana …………

20

1.3. Movimientos y Organizaciones Sociales…………………………

24

1.3.1. Movimientos Sociales

24

1.3.2. Organizaciones Sociales……………………………………………………25

1.4. Conceptos de Pobreza, Exclusión e Inclusión………

29

1.4.1. Pobreza…………………………………………………………………………

29

1.4.2. Exclusión Social……………………………………………………………

29

1.4.3. Inclusión Social…………………………………………………………

30

UNIDAD 2 PRÁCTICAS CIUDADANAS Y POLÍTICAS PÚBLICAS

2.1. Procesos de Participación Ciudadana en las Políticas Públicas…

32

2.1.1.

¿”Un Chile de Todos”?

32

2.2. Ley 20.500 de Participación

36

2.2.1.

Generalidades de la Ley……………

36

2.3. Participación Ciudadana en el nivel local…………

38

2.3.1.

Descentralización y Participación

38

2.4. Instrumentos y recursos para la Participación Local………

41

2.4.1. Canales de Participación a nivel local……

41

2.4.2. Instrumentos y mecanismos de participación ciudadana a nivel

local…………

42

2.5. Participación Ciudadana y Trabajo Social…………

46

UNIDAD 3 METODOLOGIAS PARTICIPATIVAS

3.1. Metodologías para la activación ciudadana: Revisión Teórico

 

/Metodológica

49

3.1.1.

Líneas Básicas de Intervención de la Metodología

Participativa…………

51

3.2. Metodologías de Investigación Acción Participante……

53

3.2.1. Análisis Participativo de la Pobreza (APP)……

53

3.2.2. Diagnóstico Rural Participativo (DRP)………

54

3.2.3. Seguimiento y Evaluación Participativos (SEP)…

54

3.3. Técnicas Participativas en IAP

57

3.3.1. Definición de IAP………………………

57

3.3.2. Etapas y Fases de una IAP…………

57

3.3.3. Técnicas Participativas en una

58

3.4. Análisis de experiencia

63

3.4.1.

Análisis caso: Recreación Saludable……………

63

RECURSOS PARA PROFUNDIZAR LOS APRENDIZAJES

Recursos complementarios

71

Webgrafía de estudio

71

Bibliografía

72

75

“Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos pueda cambiar el mundo. De
“Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos pueda cambiar el mundo. De

“Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos comprometidos pueda cambiar el mundo. De hecho es lo único que lo ha logrado” Margaret Mead

Estimadas y estimados Estudiantes:

Junto con brindarles una muy cordial bienvenida a la asignatura de Formación Ciudadana, me es grato motivarles para continuar el desafío de formarse como futuros profesionales a través del estudio y reflexión de esta área de intervención social, como es la comunidad y sus mecanismos de participación ciudadana, y cómo nosotros como Trabajadores Sociales, podemos ejercer un rol significativo como mediador de procesos de autogestión e independencia en los ciudadanos organizados y motivados frente a la solución de sus problemáticas y satisfacción de las necesidades sentidas de la población.

Les invito entonces, a leer y estudiar el presente cuaderno de aprendizaje, como un elemento básico para complementar su formación en este ámbito y profundizar sus conocimientos adquiridos a través de la revisión bibliográfica y de recursos complementarios señalados en este mismo documento.

Atentamente, Carolina Martínez Sepúlveda Asistente Social Docente IP Valle Central

Estimado(a) estudiante Esta actividad inicial de reflexión tiene por objetivo estimularlo hacia el aprendizaje de
Estimado(a) estudiante Esta actividad inicial de reflexión tiene por objetivo estimularlo hacia el aprendizaje de

Estimado(a) estudiante

Esta actividad inicial de reflexión tiene por objetivo estimularlo hacia el aprendizaje de los nuevos contenidos. Por favor revise en detalle las instrucciones de la actividad.

Nombre de la actividad de reflexión: ¿Por qué es importante esta temática en mi formación como profesional de las Ciencias Sociales?

Instrucciones para realizar la actividad:

Esta actividad nos permite reflexionar sobre nuestro quehacer profesional. Para ello se les pide realizar un autoanálisis.

Responda las siguientes preguntas:

1. ¿Por qué es importante para el Trabajador Social la adquisición de conocimientos y competencias en el ámbito de la formación ciudadana y participación social?

2. ¿Qué distingue al Trabajador Social con otro profesional de las Ciencias Sociales en la promoción de la Ciudadanía Activa y en el ámbito comunitario?

3. ¿Cuál debe ser mi rol como Trabajador Social y agente de cambio en el desarrollo de una política más inclusiva y participativa que favorezca el ejercicio democrático de la ciudadanía?

Estimado(a) estudiante: Esta actividad tiene por objetivo que usted identifique los conocimientos, habilidades y
Estimado(a) estudiante: Esta actividad tiene por objetivo que usted identifique los conocimientos, habilidades y

Estimado(a) estudiante:

Esta actividad tiene por objetivo que usted identifique los conocimientos, habilidades y actitudes que trae al inicio de la asignatura, los cuales haya podido adquirir en sus experiencias de aprendizaje previo, ya sea en estudios anteriores, o a través de su ejercicio laboral o experiencias personales. Por favor lea en detalle las instrucciones.

Nombre de la actividad de contextualización: ¿Cuáles son los conocimientos previos que tengo respecto de la Formación Ciudadana y Participación Social?

Instrucciones para realizar la actividad:

Esta actividad nos permite diagnosticar y reflexionar respecto de los conceptos básicos que me facilitaran la adquisición y profundización de los contenidos de este cuaderno de aprendizaje.

Responda las siguientes preguntas:

¿Qué es para Ud. la ciudadanía y qué es ser ciudadano?

¿Qué diferencias advierte entre ser persona y ser ciudadano?

¿Qué características debe tener una ciudadanía democrática?

¿Qué es la Participación Ciudadana?

El presente Cuaderno de Aprendizaje, está orientado a que Ud. adquiera y profundice sus conocimientos
El presente Cuaderno de Aprendizaje, está orientado a que Ud. adquiera y profundice sus conocimientos

El presente Cuaderno de Aprendizaje, está orientado a que Ud. adquiera y profundice

sus conocimientos en la temática de Ciudadanía y Participación Social.

En la Primera Unidad, Ud. encontrará la definición de los principales conceptos que fundamentan esta asignatura, tales como Ciudadanía y Participación Social, las cuales están directamente relacionados con la movilización de la comunidad, a través de movimientos y organizaciones sociales, como instrumentos de lucha para hacer frente

a las desigualdades y percepción de injusticia social, generadas por la pobreza y exclusión social.

En la Segunda Unidad, se entregará lineamientos generales de las políticas públicas de nuestro país que buscan favorecer procesos de participación ciudadana, particularmente a nivel local, a través de instrumentos y recursos utilizados por los gobiernos regionales y municipios.

Finalmente, en la Tercera Unidad, se profundizará en mecanismos para fomentar el ejercicio activo de la ciudadanía, a través de metodologías participativas con la comunidad, a fin de potenciar a los ciudadanos como protagonistas y gestores de los procesos de cambio que demandan. Particularmente, se analizará la Investigación Acción Participante en sus etapas y características generales.

Estimado(a) estudiante

Sea muy bienvenido(a) a los contenidos de la asignatura. Como institución tenemos un gran desafío de formarlo(a) a usted en esta modalidad, por tanto, siéntase en todo momento libre de acercarse a nosotros y hacernos llegar sus inquietudes. Recuerde que estamos a su servicio.

Estimado(a) estudiante: A continuación usted comenzará el estudio de la asignatura a través de las

Estimado(a) estudiante:

A continuación usted comenzará el estudio de la asignatura a través de las diversas Unidades y Sub-Unidades. Para que usted alcance los objetivos proyectados y que su aprendizaje sea de calidad, le entregamos algunas recomendaciones:

1. Tómese su tiempo para el estudio y acomódese en un lugar que le sea grato y sin distractores.

2. Deténgase en aquellas materias que le sean más difíciles de entender. Vuelva atrás toda vez que lo necesite.

3. Apóyese en el material complementario para el estudio, el cual le permitirá profundizar y obtener mayor información sobre un tema en particular.

4. Si se le presenta alguna duda que no pueda despejar en este documento, diríjase al foro de la asignatura y plantéesela a su tutor(a).

¡Bienvenido(a) al estudio!

Antecedentes de la Unidad

Nombre Unidad

Objetivos de aprendizaje de la Unidad

Sub-unidades

CIUDADANÍA Y TRANSFORMACIONES SOCIOCULTURALES

Conocer las definiciones de los principales conceptos que fundamentan esta asignatura.

Noción de Ciudadanía

Connotaciones del concepto de Participación

Movimientos y Organizaciones Sociales

Concepto de Pobreza, Exclusión e Inclusión Social.

1. Nombre de la Unidad:

CIUDADANIA Y TRANSFORMACIONES SOCIOCULTURALES

1.1. NOCIÓN DE CIUDADANÍA

Ciudadanía se define como el conjunto de derechos; y deberes que unen al individuo con la sociedad en la que vive, otorgándole la condición de ciudadano. Cuyo término se relaciona con ser miembro de una comunidad organizada, que le reconoce como sujeto de derechos, civiles, políticos, económicos, sociales y culturales; mientras que el individuo está obligado a cumplir con las leyes o normas de esa comunidad.

Esta definición implica necesariamente una idea de corresponsabilidad, frente a la cual el individuo que está dispuesto a exigir el ejercicio y cumplimiento de sus derechos, respete y actúe de acuerdo a las normas y deberes asociados a la construcción de una sociedad justa y garante de bienestar para cada uno de sus miembros.

Según Adela Cortina, filósofa española, hay una diferencia entre la ciudadanía pasiva, solo reclamadora de derechos, y la ciudadanía activa de quienes están dispuestos a reclamar sus derechos y a ejercerlos, a pechar con sus responsabilidades y a construir, participando en ella, la vida común. Edificar un Estado de Justicia, si no del Bienestar, o mejor, una Sociedad justa, es cosa de todos. (Cortina, 2006)

Montoya, J., y otros autores académicos de la Universidad Autónoma de Sinaloa, México (2012) en su libro Formación Ciudadana. Bachillerato Universitario, elaboran algunas definiciones de ciudadanía 1 , que otorgan mayor comprensión al significado del término:

La ciudadanía debe ser entendida como un conjunto de derechos, que cada miembro de la sociedad goza por igual.

La ciudadanía es un concepto mediador, porque integra exigencias de justicia y a la vez hace referencia a los que son miembros de una comunidad, une la racionalidad de la justicia con el calor del sentimiento de pertenencia.

1 Montoya, J., Flores, S., Llanes, A., González, O. y Armenta, E. (2012) Formación Ciudadana. Bachillerato Universitario. Sinaloa, México: Edición con fines académicos, no lucrativos, Universidad Autónoma de Sinaloa.

Es un estatus que garantiza a los individuos: iguales derechos y deberes, libertades y restricciones, poderes y responsabilidades.

Ciudadanía integra los derechos de los individuos, que han de ser protegidos, y los deberes que esos individuos tienen con la comunidad, que se concentran en el cumplimiento de las leyes y el buen ejercicio de los papeles sociales que ha cada uno le corresponde desempeñar.

La ciudadanía requiere de un vínculo especial, un sentido directo de pertenencia a una comunidad basada en la lealtad a una civilización que se posee en común.

Está íntimamente ligado por un lado, a la idea de derechos individuales y por el otro, a

la noción de vínculo con una comunidad particular.

La ciudadanía es plena pertenencia a una comunidad, donde pertenencia implica participación de los individuos en la determinación de las condiciones de su propia asociación.

La ciudadanía no es simplemente un estatus legal definido por un conjunto de derechos

y responsabilidades. Es también una identidad, la expresión de la pertenencia a una comunidad política.

La ciudadanía es común para todos, es aquello que nos hace iguales, hombres y mujeres, mestizos, indios y negros, serranos, costeños, amazónicos e insulares, católicos, protestantes y agnósticos, ricos y pobres, todos somos iguales en cuanto gozamos de los mismos derechos y tenemos las mismas obligaciones.

Por último la ciudadanía, como toda propiedad humana, es el resultado de un quehacer, la ganancia de un proceso que empieza con la educación formal (escuela) e informal (familia, amigos, medios de comunicación, ambiente social), porque se aprende a ser ciudadano, como a tantas otras cosas, pero no por la repetición de la ley ajena y por el látigo, sino llegando al más profundo ser sí mismo.

1.1.1 TIPOS DE CIUDADANÍA

El estudio e investigación de la ciudadanía no se ha circunscrito a una sola visión, sino que a lo largo de la historia se han desarrollado varias tendencias y/o líneas de pensamiento que han originado diversos caminos para su análisis, por ello hoy se habla de la existencia de varios tipos de ciudadanía.

En su libro Ciudadanos del Mundo. Hacia una teoría de la ciudadanía, Adela Cortina (2003) afirma que no ha existido una conceptualización única del concepto e incluso actualmente éste

tiene diferentes connotaciones. A continuación, se presenta brevemente los distintos tipos de ciudadanía que esta autora distingue:

Ciudadanía Política

La comunidad entera, es decir, los ciudadanos civiles tienen un espacio para tomar decisiones

y no solamente aquellos considerados especialistas. En la ciudadanía política el ciudadano se presenta como sujeto político que participa en el gobierno de los asuntos públicos. La ciudadanía en definición, constituye un elemento de identificación integrativa, para los individuos que interactúan y se desenvuelven con responsabilidad, derechos y obligaciones dentro de una comunidad política.

Ciudadanía Social El ciudadano es quien, además de poseer derechos civiles y políticos, libertades individuales y participación en el ámbito de la política, cuenta también con derechos sociales. Desde esta perspectiva, como señala Cortina:

Es ciudadano aquel que en una comunidad política goza no sólo de derechos civiles (libertades individuales, en los que insisten las tradiciones liberales, no sólo de derechos políticos (participación política), en los que insisten los republicanos, sino también de derechos sociales (trabajo, educación vivienda, salud, prestaciones sociales en tiempos de especial vulnerabilidad. La ciudadanía social se refiere entonces también a este tipo de derechos sociales, cuya protección vendría garantizada por el Estado nacional, entendido no ya como Estado liberal, sino como Estado social de derecho. 2

El Estado social de derecho consiste en incluir en el sistema de derechos fundamentales, no sólo las libertades clásicas, sino también los derechos económicos, sociales y culturales, las satisfacciones básicas y el acceso a ciertos fines fundamentales para todos los miembros de la comunidad, mismas que se presentan como exigencias éticas a las que el estado debe responder.

Ciudadanía Económica

A diferencia de la anterior (ciudadanía social), que puede entenderse fundamentalmente como

la simple posesión de determinados derechos, sin que se tenga la obligación de participar en la vida pública, el modelo de la ciudadanía económica aboga porque los individuos, en tanto colectivo social, no sólo sea depositaria de tales derechos sino que asuman también responsabilidades. Mientras la primera se caracteriza por ser pasiva, la económica es activa. La ciudadanía social sólo reclama de los ciudadanos sus derechos sin que ello implique

participación alguna, en cambio la económica demanda una mayor participación del ciudadano en los asuntos de la economía.

2 (Cortina; 2003: 66 )

Ciudadanía Civil La ciudadanía civil es entendida como el derecho de los individuos a la participación en los bienes culturales, educativos, científicos y tecnológicos de una comunidad política. Muy especialmente en la opinión pública y en el ejercicio de su actividad profesional. Como señala uno de los principales precursores de la teoría moderna de la ciudadanía, T. H. Marsahall:

El elemento civil está compuesto por los derechos necesarios para la libertad individual de la persona, libertad de palabra, pensamiento y fe, derecho a poseer propiedad y el derecho a la justicia. 3

Ciudadanía Intercultural y Cosmopolita Adela Cortina propone también una ciudadanía basada en el reconocimiento legal y emocional de unos hacia otros en su diversidad, dentro de cada nación. Pero también entre distintas naciones, teniendo como apoyatura la idea de que a pesar de las diferencias, hay algo que todos tienen en común, un grupo con el cual todos se sienten identificados: el de los seres humanos. De ahí que pueda también hablarse de una ciudadanía cosmopolita.

1.1.2 DERECHOS Y OBLIGACIONES QUE SE DERIVAN DE LA CIUDADANÍA EN CHILE

En Chile, la Constitución 4 reconoce la calidad jurídica de ciudadanos a los chilenos y chilenas que hayan cumplido 18 años de edad y que no hayan sido condenados a pena aflictiva, es decir, que no hayan sido sentenciados judicialmente a una pena igual o superior a tres años y un día de privación de libertad. Esta definición se establece en el artículo 13 de la Constitución.

La calidad de ciudadano otorga ciertos derechos políticos tales como 5 :

- Derecho a sufragio.

- Derecho a optar a cargos de elección popular y otros que la Constitución confiera.

La ciudadanía se pierde cuando:

- Hay pérdida de la nacionalidad chilena.

- Se es condenado a pena aflictiva.

- Hay condena que la ley califica como terrorista.

Toda persona, hombre o mujer, independientemente de su religión, edad, sexo o grupo social al que pertenezca tiene derechos que deben ser respetados por el Estado. Estos derechos, que son conocidos como derechos humanos, son innatos e inherentes a las personas, es decir, se poseen

3 (Marshall; 2005:21)

4 Constitución Política de la República de Chile, Capítulos II y III, Artículos 13 al 23.

por el solo hecho de ser persona. Además, son anteriores al ordenamiento jurídico de un Estado y resultan inalienables e inviolables, ya que están en la naturaleza misma del ser humano.

En la Constitución de 1980, en el Capítulo Tercero titulado De los derechos y deberes constitucionales, se garantiza a todas las personas de Chile dichos derechos.

Derechos garantizados por la Constitución

Derechos políticos:

- A sufragio

- A optar a cargos de opción popular

- A organizar partidos políticos y participar en ellos

Derechos civiles:

- A la vida

- A la integridad física y síquica

- Igualdad ante la ley

- Igualdad de acceso a la justicia, a un justo proceso, a ser juzgado por tribunales competentes, etc.

- Respeto y protección de la vida privada y pública

- Honra de la persona y su familia

- Inviolabilidad del hogar

- Inviolabilidad de las comunicaciones privadas

- Libertad personal

- Seguridad individual

- Libre residencia y circulación

- Libertad de conciencia y de creencia

- Libertad de reunirse pacíficamente

- Libertad de opinión e información

- presentación de peticiones a la autoridad

- libertad de asociación

- A la seguridad que la ley respetará la esencia de los derechos humanos

Derechos económicos, sociales y culturales:

- Protección de salud

- Educación

- Libertad de enseñanza

- Admisión a todas las funciones y empleos públicos

- Libertad de trabajo y su protección

- Seguridad social

- Sindicación

- Desarrollo de cualquier actividad económica

- Adquisición de toda clase de bienes

- Propiedad

- Autoría sobre creaciones intelectuales y artísticas y de la propiedad industrial

- A vivir en un ambiente libre de contaminación

1.2

CONNOTACIONES DEL CONCEPTO DE PARTICIPACIÓN

De acuerdo al Diccionario de la Real Academia, en relación a este concepto, del latín participatĭo, Participación es la acción y efecto de participar, tomar parte en algo, tener parte en una sociedad, o recibir una parte de algo.

Es decir, implica tres elementos centrales:

a) Ser parte, se refiere a la magnitud e intensidad de la participación y el origen de un compromiso hacia lo que se pertenece;

b) Tener parte, que implica asumir un rol por par te de los ciudadanos en los escenarios

de participación,

c) Y tomar parte, sugiere la capacidad de hacer y decidir, contar con mecanismos participativos y tener el derecho a usarlos.

De acuerdo a la Guía Metodológica para la Participación Social (2012) 6 la participación, en el sentido de “tomar parte” y “transformar” con otros el conjunto de relaciones y los espacios sociales, es lo que la define como una relación social, que puede expresarse de diversas formas:

participación comunitaria, social, política y ciudadana

Participación Comunitaria

La participación comunitaria es el proceso mediante el cual, la ciudadanía de manera organizada, ejerce influencia y comparte el control de las decisiones, asumiendo como comunidad, un papel protagonista en la defensa de sus intereses. Su connotación es relacional y puede incluir o no, espacios formalizados de participación.

Participación Social

Puede ser individual o colectiva e incidir en ámbitos sociales o comunitarios. Presupone aumentar la motivación, la capacidad y la posibilidad de que los individuos colectivamente, intervengan en los asuntos sociales. El trabajo profesional para incrementar las posibilidades de participación social de personas y grupos está relacionado con el apoyo organizativo, la formación para la organización y la creación de condiciones y estructuras para la participación social. Todo ello vinculado al fortalecimiento de la cultura democrática.

6 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

Participación Política

Según Laura Ulzurrun 7 (2001), Participación Política se define como las acciones realizadas por ciudadanos privados que están en alguna medida dirigidas a influir la selección del personal gubernamental o sus actividades, a introducir nuevos temas en la agenda, y/o a cambiar los valores y las preferencias conectadas directamente con la toma de decisiones políticas. Respecto de la Participación Ciudadana, este concepto se abordará con mayor profundidad, debido a que es un concepto más amplio, que abarca e incluye las connotaciones anteriores de participación, entendiéndose ésta como tomar parte en las decisiones sociales y políticas en un marco territorial concreto. 8 Se basa en la condición de ciudadanía.

concreto. 8 Se basa en la condición de ciudadanía. 1.2.1 PARTICIPACIÓN CIUDADANA El concepto de Participación

1.2.1 PARTICIPACIÓN CIUDADANA

El concepto de Participación Ciudadana considera a los individuos como sujetos activos y no tan sólo beneficiarios del proceso de desarrollo, enfatizando en la idea de que los ciudadanos son capaces de actuar y ayudarse a sí mismos, de comunicar sus necesidades y encontrar sus propias soluciones. De este modo, la participación ciudadana puede ser considerada como un medio a través del cual los ciudadanos ejercen influencia y control sobre las decisiones que los afectan.

7 Morales Diez De Ulzurrun, Laura. 2001. “Participación política y pertenencia a grupos políticos: los límites de las explicaciones individuales y la necesidad de considerar el contexto político.” Revista Española de Investigaciones Sociológicas 94: 153184.

8 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

La

participación ciudadana puede ser individual o colectiva pero depende de la posibilidad o no

de

ejercer los derechos de ciudadanía desde espacios formalizados: los derechos políticos desde

los instrumentos más comunes el voto y la adscripción a partidos políticos-, pero también, derechos civiles como el de asociación o de libertad sindical. 9 En este sentido, las acciones

gubernamentales y de las autoridades locales hacia la sociedad civil, deberán estar orientadas

a proporcionar espacios para la incorporación y satisfacción de las demandas y necesidades de los ciudadanos.

Según, Ignacia Fernández 10 (2006), al momento de definir qué se entiende por Participación Ciudadana, se encuentran dos tipos de posturas: las que la definen de modo instrumental, en función de su contribución a la eficacia y la eficiencia de las políticas públicas, y las que la comprenden como un camino para el fortalecimiento de la ciudadanía que, a su vez, es expresión del ejercicio de derechos ciudadanos. A la primera postura se le llama instrumental

y a la segunda, sustantiva.

a. Visión instrumental de la participación

La participación aparece como un fin instrumental cuando se entiende como una contribución

a mejorar la calidad de las políticas públicas que se implementan desde el nivel local, es decir, cuando incrementan la eficiencia y la eficacia de la gestión local.

A este nivel se valora sobre todo la participación de individuos y organizaciones en la

implementación de programas sociales a través de recursos humanos y financieros. También

se tiene presente el aporte para la toma de decisiones que resulta de generar sintonía de

prioridades entre los ciudadanos y el Estado, cuando este les consulta sobre sus necesidades.

Se trata de procesos de participación conducidos “de arriba hacia abajo”, donde el Estado invita

a los ciudadanos a sumarse a su gestión dentro de márgenes predefinidos. En este marco, los instrumentos son poco flexibles y están diseñados para obtener ciertos resultados.

b. Visión sustantiva de la participación

La participación aparece como un fin en sí mismo, vinculado a la profundización de la democracia, cuando se pregunta por la calidad del vínculo social. Esta apuesta radica en la valoración de lo público como el espacio para la interacción de los ciudadanos con el Estado, el rescate de la dimensión de integración social que tiene la participación y la necesaria relación entre esta y los derechos de la ciudadanía.

A diferencia de la visión instrumental de la participación, se trata de promover un proceso de participación “de abajo hacia arriba” que atiende a los deseos de los ciudadanos, se plantea

9 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

10 Ignacia Fernández, (2006) Socióloga de la Universidad Católica, Magíster en Ciencia Política Universidad de Chile y Doctora en Sociología Universidad de Barcelona, España. Participación ciudadana en el nivel local: Desafíos para la construcción de una ciudadanía activa. Corporación Expansiva, En Foco N°84.

como un proceso flexible en el que las diversas propuestas se ajustan a la diversidad de realidades locales y representa un acercamiento más profundo a la democracia, pues considera la mayor cantidad de opiniones. En estos casos es la sociedad civil la que toma la iniciativa y se vincula con las instituciones públicas en el nivel local o, por lo menos, estas instituciones se manifiestan proclives a generar espacios de encuentro en los que se canalicen las demandas, las aspiraciones y los deseos ciudadanos.

Estas dos opciones de participación no son opuestas por definición. La visión sustantiva también valora la contribución instrumental, pero la entiende como parte de un proceso más amplio, en el cual el que los ciudadanos se involucren en forma inducida en la gestión pública también les reporta beneficios.

De acuerdo a lo señalado por Fernández (2006), existen principalmente cuatro niveles de participación:

- Información: Las autoridades generan espacios para mantener a la ciudadanía informada respecto de las actividades que realizan. Pueden informar también acerca de sus definiciones estratégicas y los recursos disponibles para la gestión.

- Consulta: Las autoridades abren espacio de consulta a la opinión de la ciudadanía sobre determinadas materias a modo de cabildos o plebiscitos.

- Decisión: Si la consulta es vinculante, los ciudadanos también participan en la toma de decisiones. En este caso, puede tratarse de una participación acotada a una decisión particular o extenderse a un amplio rango de acciones y decisiones de la gestión local como ocurre, por ejemplo, cuando se dan procesos de planificación participativa.

- Control Social: las autoridades rinden cuentas a la ciudadanía respecto de los compromisos establecidos y esta última posee algún margen de facultades para vetarlas en caso de incumplimiento a través de la promoción de mociones de censura o la solicitud de remoción de una autoridad.

A modo de resumen, a fin de aclarar más las connotaciones del concepto de Participación, se presenta la siguiente tabla 11 con las principales semejanzas.

Concepto

Se diferencia de los otros

Exige

Se parecen (todos)

especialmente

Participación

Se vincula a la toma de decisiones en espacios institucionales de participación.

El reconocimiento de los derechos de ciudadanía de las personas y grupos que participan.

Se trata de procesos, no de conductas.

Política y

Participación

 

Ciudadana

En todo caso se pretenden el bien colectivo.

 

Se vincula a la toma de decisiones sociales en una comunidad específica o en un territorio concreto.

La vinculación de las personas y

Siempre suponen una toma de conciencia de lo colectivo.

grupos

Participación

Comunitaria

que participan

a una comunidad o

a un territorio

Precisan de estrategias de empoderamiento individual y grupal.

Se trata de actuaciones que pueden llevar a cabo una acción colectiva.

concreto.

Participación

Se vincula a la implicación en las decisiones sobre lo social en cualquier espacio organizativo (institucional o no) o territorial.

Todas las anteriores en función de cuáles sean los objetivos.

Social

Tabla 1. Semejanzas y diferencias connotaciones del concepto Participación.

11 Tabla extraída de Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

1.3

MOVIMIENTOS Y ORGANIZACIONES SOCIALES

1.3.1 MOVIMIENTOS SOCIALES

Según, Meducci 12 , un movimiento social es un sistema de acción colectiva en el que convergen de manera más o menos estable, muy diferentes significados, fines, formas de solidaridad y organización. De acuerdo a este autor, su origen está relacionado con la tradición mecanicista del pensamiento occidental, y fue exitosamente incorporado en el siglo XIX a las filosofías historicistas del progreso y la revolución. Por tanto, los movimientos sociales en sus inicios surgen con los procesos de atomización social, alineación y percepción de injusticia social.

Diversos autores han definido este concepto, presentando a continuación, algunas de ellas, las cuales tienen en común la acción colectiva y el cambio social.

Un movimiento social es un actor colectivo que interviene en el proceso de cambio social 13

“Los movimientos sociales son aquellas acciones colectivas con alta participación de base que utilizan canales no institucionalizados y que, al mismo tiempo que van elaborando sus demandas, van encontrando formas de acción para expresarlas y se van constituyendo en sujetos colectivos, es decir, reconociéndose como grupo o categoría social 14

“Un movimiento social es un actor colectivo movilizador que, con cierta continuidad y sobre las bases de una elevada integración simbólica y una escasa especificación de su papel, persigue una meta consistente en llevar a cabo, evitar o anular cambios sociales fundamentales, utilizando para ello formas organizativas y de acción variables” 15

En base a lo expuesto, a la hora de realizar una definición operativa de los movimientos sociales, se puede señalar, que son actores políticos colectivos de carácter movilizador que persigue objetivos de cambio a través de acciones (generalmente no convencionales) y que para ello, actúan con cierta continuidad, a través de un alto nivel de integración simbólica y un bajo nivel de especificación de roles, a la vez que se nutre de formas de acción y organización variables. 16

12 Alberto Melucci. (1999) Colectiva, vida cotidiana y democracia. El Colegio de México, 1999. Capítulo 1. Teoría de la acción colectiva. (Pag. 25-54)

13 Rudolph Heberle, 1951

14 Elizabeth Jelin, 1986

15 Joachim, Raschke, 1994

16 Salvador Marti Puig, Profesor Titular de la Universidad de Salamanca, España. Doctor en Ciencia Política y de la Administración (1997), Máster en Estudios Latinoamericanos (1994) y Licenciado en Ciencia Política y Sociología (1992).

Movimientos Sociales e Internet

El medio no determina ni delimita a los movimientos sociales. Para que los actores políticos colectivos se movilicen y persigan cambios y transformaciones sociales, depende de canales de comunicación adecuados. Tradicionalmente, han sido las calles y avenidas, el escenario de las manifestaciones ciudadanas fuera de la institucionalidad. En la actualidad, el uso masivo de internet facilita la aparición de movimientos sociales, dado que en este nuevo escenario, las tecnologías de la información juegan un papel fundamental, por el gran alcance que tienen y la posibilidad de conocer variados contextos ideológicos, políticos y culturales.

En este contexto, Lago y Marotais 17 exponen, en este escenario global y con la base tecnológica de Internet, las redes sociales de resistencia emplean de manera innovadora las redes informáticas, la política informativa y las formas organizativas en red. Dentro de esta nueva lógica, la capacidad de influir en la producción del espacio constituye un medio muy importante para acrecentar el poder social.

De igual forma, a través de las redes sociales, las organizaciones y movimientos sociales tienen la oportunidad de socializar y difundir sus ideas y acciones más allá de los límites territoriales y fronteras locales, con la posibilidad de obtener el reconocimiento, apoyo y simpatía a nivel global, utilizando la visibilidad de la acción y mediatización de sus mensajes, como un nuevo instrumento de lucha.

Los principales atributos 18 de los movimientos sociales en internet, son Flexibilidad (tejidos por actores que los constituyen, construcción y de-construcción permanente), Horizontalidad (descentralizadas, sin jerarquía), Interconexión (flujos multidireccionales de información), Articulación (Posibilitan acciones colectivas), Multiplicación (potencian a fuerzas aisladas y dispersas) e Intercambio (se fundamentan en valores compartidos).

1.3.2 ORGANIZACIONES SOCIALES

Una organización social se define como un grupo de personas o de ciudadanos que se asocian e interactúan entre sí, a fin de alcanzar objetivos en común. La organización se da en un espacio, tiempo y cultura determinada, presenta un orden jerárquico establecido, normas y reglas que los miembros de la organización deben cumplir.

La Norma Internacional ISO 26000 19 , constituye una Guía sobre la Responsabilidad Social que involucra a todas las organizaciones del planeta. Su texto incluye la siguiente definición de organización:

17 Lago, Silvia, Marotias, Ana. Los Movimientos Sociales en la Era de Internet Razón y Palabra [en línea] 2006, 11 (Diciembre-Enero) Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199520736012> ISSN 1605-4806

18 León, O., Burch, S. y Tamayo, E. (2001), Movimientos Sociales en la Red. Quito, Ecuador. Agencia Latinoamericana de Información.

19 ISO- Organización Internacional de Normalización, es una guía que establece líneas en materia de Responsabilidad Social establecidas por la Organización Internacional para la Estandarización. Cuenta con una membresía de 163

“Unidad social de personas, sistemáticamente organizada y gestionada para satisfacer una necesidad o para perseguir objetivos colectivos sobre una base continua. Todas las organizaciones tienen una estructura de gestión que determina relaciones entre funciones y posiciones, y subdivide y delega roles, responsabilidades y autoridades para llevar a cabo tareas definidas. Las organizaciones son sistemas abiertos en las que ellas influyen y son afectadas por el medio más allá de sus fronteras.”

Con respecto al ámbito de acción, el PNUD (2000) ha realizado una clasificación de las organizaciones sociales. Entre ellas cabe destacar las organizaciones con fines económicos, en las que los individuos persiguen mejoras en sus condiciones laborales, productivas, tecnológicas, capacidad de negociación y representación política. En segundo lugar, las asociaciones vecinales, en las que los individuos buscan un mejoramiento en las condiciones físicas (acceso a servicios básicos y equipamiento comunitario) y del medio ambiente social (seguridad y relación con los vecinos) de sus comunidades de residencia. En tercer lugar, la asociatividad recreativo-cultural, que busca la creación de instancias para el uso del tiempo libre y el desarrollo de formas de expresión artística y cultural. 20

Según Rodríguez y Ríos (2002) 21 , las organizaciones sociales son de variados tipos y cumplen diversas funciones en el sistema social. Según el tipo de relación que establecen con otras organizaciones y las diferencias específicas que resultan de ellas, cambia su denominación. Así, frente al Estado y sus agencias, se denominan Organizaciones No Gubernamentales, u ONG. Cuando se resalta la diferencia con el Estado en general, no sólo con agencias específicas, se denominan Organizaciones de la Sociedad Civil, especialmente cuando se constituyen como organizaciones de ciudadanos. Cuando la referencia es a las empresas privadas, se les denomina Organizaciones Sin Fines de Lucro. Desde el punto de vista de los sectores de la economía, se agrupan en el Tercer Sector, siendo el Primero el estatal y el Segundo las empresas productivas de bienes y servicios con fines de lucro.

Las organizaciones sociales incluyen acciones colectivas destinadas a producir un bien colectivo, como apagar incendios, pavimentar aceras o tener un barrio más seguro; fundaciones y corporaciones de filantropía, caridad y conmiseración hacia personas afectadas por algún tipo de deprivación, exclusión o situación de necesidad; organizaciones para representar intereses sectoriales, como sindicatos, colegios profesionales y asociaciones empresariales; organizaciones de profesionales que dispensan servicios a segmentos de la población, incluyendo hospitales, clínicas, escuelas, colegios y universidades. Como se puede

organismos nacionales de normalización de países grandes y pequeños, industrializados, en desarrollo y en transición, en todas las regiones del mundo. ISO cuenta con un portafolio de más de 18.400 normas*, que proveen a las empresas, el gobierno y la sociedad de herramientas prácticas en las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, ambiental y social. 20 César A. Salazar, Mónica M. Jaime. (2009) Participación en Organizaciones Sociales en Chile. ¿Una Alternativa para Mejorar el Bienestar Económico de los Hogares? Estudios de Economía. Vol. 36. N°2, Diciembre 2009, Pág. 191 215.

21 Darío Rodríguez M, René Ríos F (2002) Gobernar los Cambios: Chile, más allá de la crisis. Luis Moya S. (Editor). 2002. pp. 133-152. DOS Ministerio Secretaría General de Gobierno. LOM Ediciones. Santiago.

apreciar la gama de formas organizativas, servicios que prestan, modalidades de financiamiento y estructuración de la propia organización es altamente variado y diverso.

En Chile, el Estado reconoce e incluye a las organizaciones sociales como sujetos de intervención de las políticas públicas, clasificándolas principalmente, en dos categorías 22 :

Organización territorial: Son las Juntas de Vecinos que representan a las personas que residen en una misma unidad vecinal y cuya finalidad es promover el desarrollo de la comunidad, defender los intereses, velar por los derechos de los vecinos y colaborar con las autoridades.

Organización funcional: Son aquellas con personalidad jurídica y sin fines de lucro, que tenga por finalidad representar y promover valores e intereses específicos de la comunidad dentro del territorio, de la comuna o agrupación de comunas respectivas.

Ahora bien, resulta interesante conocer cuáles podrían ser las motivaciones o aspectos que generan la participación de las personas o grupos en las organizaciones sociales.

Según Franco, P., y Guilló, C. (2012), 23 hay algunos aspectos que influyen en que las personas participen socialmente, los más significativos parecen ser los siguientes.

Las características individuales: la cultura participativa de referencia, la experiencia previa de participación.

Estar en el lugar oportuno, en el momento apropiado, para construir algo nuevo con otras personas.

Las creencias y la percepción de injusticia, identidad y eficacia.

El beneficio personal que se pretende obtener a través de la participación. Refugio psicológico, sentimiento de pertenencia de un grupo de iguales. Desahogo, buscar amigos.

El beneficio social que se pretende obtener a través de la participación.

El contexto sociocultural favorable o no a la participación. Una sociedad muy individualista no genera contextos favorables de participación, aunque la organización puede surgir ante una necesidad perentoria sea o no favorable el contexto.

El contexto organizativo favorable o no a la participación.

23 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

El contexto político favorable o no a la participación y a sus demandas.

Las posibilidades de éxito de la organización para conseguir sus objetivos.

Se organizan y agrupan en función de intereses comunes tales como la cultura, el medio ambiente, la recreación, la tercera edad, etc.

1.4

CONCEPTOS DE POBREZA, EXCLUSIÓN E INCLUSIÓN

1.4.1 Pobreza

La pobreza es una situación social y económica caracterizada por una carencia marcada en la satisfacción de las necesidades básicas. Las circunstancias para especificar la calidad de vida y determinar a si un grupo en particular se cataloga como empobrecido suelen ser el acceso a recursos como la educación, la vivienda, el agua potable, la asistencia médica, etc.; asimismo, suelen considerarse como importantes para efectuar esta clasificación las circunstancias laborales y el nivel de ingresos. 24

Pobreza y exclusión son términos relacionados, dado que la carencia de bienes materiales y precariedad económica, suelen estar ligadas a la incapacidad de participar plenamente en la vida social, esto, por privación de una formación educacional adecuada, situación laboral inestable o inexistente y ausencia de redes sociales.

Franco, P., y Guilló, C. 25 señalan que, aunque la mayoría de las y los autores ponen el acento en que la exclusión es producto de variables económicas, y, sobre todo en una consecuencia de la evolución del empleo en la sociedad capitalista, la sociedad red o en el mundo global; la dimensión social y, sobre todo, política, de la exclusión se abre paso desde la teoría y la práctica. Se comprueba que no es solo una cuestión de individuos que se ven arrastrados por las condiciones socioeconómicas que no controlan, sino que es precisamente, la falta de posibilidades de control la que provoca que a determinados individuos, de determinadas características (por su edad, por su sexo, por su cultura, por sus discapacidades…), se les niegue el poder para cambiar la realidad.

1.4.2 Exclusión Social

La exclusión social es un fenómeno multidimensional, relacionado con la pérdida de integración o participación del individuo en la sociedad, en uno o varios de estos ámbitos:

1 Ámbito económico en la producción o el consumo de bienes y/o servicios

2 Político-legal, ausencia de participación y representatividad política, fuera del sistema administrativo, falta de protección social.

3 Social- relacional, ausencia de redes o problemática dentro de las redes sociales o familiares En consecuencia, es posible señalar que la exclusión social resulta ser la negación de la ciudadanía, dado que imposibilita el goce de los derechos civiles, políticos y sociales vinculados,

24 Definición extraída de Definicion ABC: http://www.definicionabc.com/social/pobreza.php#ixzz3AL6afzM0

25 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

en cada sociedad, según la pauta de derechos y deberes que condiciona legalmente la inclusión en la comunidad sociopolítica.

1.4.3 Inclusión Social

La inclusión social se caracteriza por la posibilidad de pertenecer a un sistema o grupo societario, cuando el individuo reúne determinadas características o logra adaptarse al criterio de selección. Este concepto está relacionado con la integración, la cohesión, la justicia social y consiste en materializar la posibilidad de participación igualitaria de todas las personas de una sociedad en todas las dimensiones sociales (económica, legal, política, cultural, etc.). 26

sociales (económica, legal, política, cultural, etc.). 26 Ilustración 2. De la Exclusión a la Inclusión Social.

Ilustración 2. De la Exclusión a la Inclusión Social.

Por favor revise el siguiente enlace para complementar su estudio:

Nombre del contenido del enlace

Ciudadanía y Participación Ciudadana

Enlace

Nombre del contenido del enlace

Entrevista

sobre

las

formas

de

participación

ciudadana

26 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

Antecedentes de la Unidad

Nombre Unidad

Objetivos de aprendizaje de la Unidad

Sub-unidades

PRACTICAS CIUDADANAS Y POLÍTICAS PÚBLICAS

Comprender los mecanismos, espacios e instrumentos de la Política Pública para favorecer procesos de participación ciudadana.

Procesos de Participación Ciudadana en las Políticas Públicas

Ley 20.500 de Participación Ciudadana

Relacionar el quehacer profesional del Trabajador Social con el ejercicio de la participación ciudadana.

Participación Ciudadana en el nivel local

Instrumentos y recursos para la participación local

 

Participación Ciudadana y Trabajo Social

2. Nombre de la Unidad:

PRACTICAS CIUDADANAS Y POLÍTICAS PÚBLICAS

2.1 Procesos de Participación Ciudadana en las Políticas Públicas

2.1.1 ¿“Un Chile de todos”?

Chile es una republica democrática, lo cual significa que el poder de la nación reside en el pueblo, sin la participación de éste, la democracia pierde su esencia, “La fuerza de una democracia depende de la voluntad de un pueblo en mantenerla" (Mario Verdugo y Ana María García)” 27 .

La participación ciudadana se remonta a las bases históricas de la creación de la democracia en las antiguas polis griegas, siendo aquellos que participaban de la cosa común o pública (Res Publica) denominados “Politikos”, por el contrario a quienes se mantenían alejados de los asuntos del bien común, se les llamaba “idiotikos” (Idiotas)

Hoy en día, Chile como el resto de América Latina vive procesos de reformas estructurales, modernizando el aparato administrativo político, consolidando los fundamentos de la democracia. Estas transformaciones están relacionadas con el desarrollo progresivo del modelo económico neoliberal, basado en el crecimiento económico hacia afuera, que finalmente determina los límites de la participación ciudadana y los ejes de las políticas sociales.

Este modelo económico tiene como base política, la reducción del tamaño del Estado y lo relega a un plano secundario con un rol subsidiario. En relación a la participación ciudadana, las reformas estructurales tienen como objetivo la descentralización y desconcentración de instituciones públicas, lo que implica cambios en la concepción de lo público y lo privado, desplazando el eje publico a asuntos más privados, por lo que el Estado debe redefinir su relación con la sociedad, cambiando la forma de incorporación de la ciudadanía en la formulación de políticas públicas y su participación democrática.

De acuerdo a lo planteado en unidad anterior, se entiende por participación ciudadana en políticas públicas como “… la acción a través de la cual la ciudadanía, tanto organizada como de

27 http://www.bcn.cl/ecivica/partciud/

forma individual, se hace parte de los procesos de toma de decisiones sobre cuestiones que le afectan. 28 En base a ésta definición, cabe preguntar ¿existe hoy una real participación ciudadana en la “cosa pública”?.

Actualmente, esa pregunta gira en el mundo político como un torbellino de cambio, debido a la modernización estructural del Estado, que requiere más que nunca una participación activa, efectiva y real por parte del pueblo, el cual se ha limitado históricamente a delegar su poder en una urna cada cierto tiempo, o en alguna asamblea, para lo cual, según la legislación chilena, deben estar inscritos en los registros electorales a contar de los 18 años de edad. Ciertamente la participación ciudadana, como lo indica la definición, va mucho más allá que el solo hecho de sufragar cada cierto tiempo, el ciudadano debe participar en la toma de decisiones de las cuestiones que le afectan. Para ello, el Estado debe crear las instancias y los mecanismos necesarios para posibilitar la incorporación eficaz de la opinión ciudadana en las distintas etapas de la formulación y gestión de las políticas públicas.

Los mecanismos de participación ciudadana son una serie de herramientas establecidas en la Constitución con el fin de asegurar y garantizar que la sociedad tenga una posibilidad real e igual de participar en las decisiones públicas y comunes, por ello se estipula que todos los individuos con capacidad de voto tiene derecho al uso de los mecanismos de participación, los cuales brindan las siguientes derechos y garantías:

1. Elección de representantes a través del sufragio universal, individual y privado

El mecanismo e instrumento básico de participación popular en Chile es la representación política, la cual es el derecho constitucional mediante el cual un ciudadano manifiesta su voluntad de elegir a los representantes públicos que deberá velar por las necesidades de la nación. También es utilizado el sufragio en la aprobación o rechazo de ciertos actos de gobierno.

El ciudadano y los partidos políticos, son quienes tienen como tarea, la organización y reorganización del Estado cada vez que un periodo gubernamental llega a su fin, a través del voto individual. El conjunto de ideas y doctrinas políticas relacionadas a la búsqueda del bien común en la

sociedad, se aglutinan en forma diversa en el sistema pluripartidista chileno, siendo un partido

político “

voluntarias, dotadas de personalidad jurídica, formadas por ciudadanos

que comparten una misma doctrina política de gobierno, cuya finalidad es contribuir al funcionamiento del régimen democrático constitucional y ejercer una legítima influencia en la conducción del Estado, para alcanzar el bien común y servir al interés nacional.” 29

asociaciones

Además, “Son actividades propias de los partidos políticos sólo las conducentes a obtener para sus candidatos el acceso constitucional a los cargos públicos de elección popular, para lo cual y

28 http://presupuestoparticipativolacosta.blogspot.com/2009_06_01_archive.html

29

LEY

ORGANICA

CONSTITUCIONAL

DE

http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=29994

LOS

PARTIDOS

POLITICOS,

Extraída

de:

con el objeto de poner en práctica los principios y postulados de sus programas, podrán participar en los procesos electorales y plebiscitarios en la forma que determine la ley orgánica constitucional respectiva.” 30

2. El plebiscito

Es una herramienta utilizada por el Presidente de la República para refrendar una decisión con la opinión del pueblo. El Presidente anuncia el uso del plebiscito y los ciudadanos votan para apoyar o rechazar la decisión puesta en cuestión.

3. Acceso a la Información Relevante:

Consiste en poner en conocimiento público información relevante acerca de sus políticas, planes, programas, acciones y presupuestos, asegurando que ésta sea oportuna, completa y ampliamente accesible. Dicha información se publicará en medios electrónicos u otros.

4. Cuenta Pública Participativa:

Consiste en entregar anualmente una cuenta pública participativa a la ciudadanía de la gestión de sus políticas, planes, programas, acciones y de su ejecución presupuestaria, la cual puede ser entregada de manera presencial o virtual.

5. Consultas Ciudadanas:

Consiste en señalar aquellas materias de interés ciudadano en que se requiera conocer la opinión de las personas y sobre estos temas efectuar consultas ciudadanas de manera informada, pluralista y representativa.

6. Consejos de la Sociedad Civil:

Consiste en establecer Consejos de la Sociedad Civil, de carácter consultivo, que estarán conformados de manera diversa, representativa y pluralista por integrantes de asociaciones sin fines de lucro que tengan relación con el tema del órgano público que lo convoca. 31

Otros mecanismos de participación ciudadana política, de orden secundario, son:

7. Cabildos Ciudadanos

8. Presupuestos participativos

30

LEY

ORGANICA

CONSTITUCIONAL

DE

LOS

PARTIDOS

POLITICOS,

Extraída

de:

http://www.leychile.cl/Navegar?idNorma=29994

31

Información

extraída

de:

http://www.participacionciudadana.gob.cl/faqs/14-cuales-son-los-mecanismos-de-

participacion-ciudadana-en-la-gestion-publica-exigidos-por-la-ley/

9.

Escuelas de Gestión Pública para Dirigentes Sociales

10. Consejo Nacional y Consejos Regionales del Fondo de Fortalecimiento de las Organizaciones de Interés Público

11. Consejos Comunales de Organizaciones de la Sociedad Civil

12. http://www.gobiernoabierto.gob.cl/

2.2 Ley 20.500 de Participación Ciudadana

2.2.1 Generalidades de la Ley

La ley 20.500 fue promulgada en el año 2011, bajo la presidencia de Sebastián Piñera, la cual trata sobre asociaciones y participación ciudadana en la gestión pública.

El objetivo básico de la ley es el establecimiento de una participación ciudadana activa en asuntos públicos y la formación de un marco jurídico para la asociatividad de la ciudadanía.

Dentro de los objetivos generales de la ley, el Gobierno de Chile indica: “Fomentar la participación ciudadana para promover una cultura de corresponsabilidad, fortaleciendo los espacios de comunicación entre el gobierno y la ciudadanía, aumentando la transparencia, eficacia, eficiencia y efectividad de las políticas públicas” 32

Los objetivos generales del proyecto creados durante el gobierno del ex presidente Sebastián Piñera son los siguientes:

a) Promover las responsabilidades de las personas y la sociedad civil.

b) Profundizar la transparencia y disponibilidad de la información pública.

c) Descentralizar la toma de decisiones.

d) Promover la participación ciudadana en la adaptación de las políticas públicas a la realidad local.

e) Asegurar

inclusividad,

participación.

libre

acceso

y

no

discriminación

en

las

instancias

de

f) Ampliar la libertad de elección de los ciudadanos, aumentando la posibilidad de acceso a la prestación de servicios públicos.

g) Fortalecer la participación política.

Los objetivos políticos estratégicos de la implementación de la ley, corresponden básicamente al fortalecimiento de las organizaciones civiles, promoción de una cultura de

32

http://www.participacionciudadana.gob.cl/politica-para-la-participacion-ciudadana/

corresponsabilidad Estado ciudadanía, mejorar y fortalecer espacios, y mecanismos de información ciudadana y la promoción del control ciudadano sobre las acciones de organismos públicos. 33

Con respecto a la implementación de la ley, busca desarrollar o mejorar un marco jurídico especial para la asociatividad ciudadana, a través de mecanismos mejorados y más simples, por ejemplo; en la obtención de la personalidad jurídica por parte de corporaciones y asociaciones diversas. A su vez establece la participación ciudadana como un derecho, agregando en la ley constitucional de administración, la forma en la que la gestión pública debe proceder en post la apertura y organización de las modalidades formales en la que la ciudadanía participara de las gestiones públicas.

En el plano local, se crea un nuevo espacio de participación social, se instauran los “Consejos comunales de la sociedad civil” y crea la figura de Ordenanzas Municipales para la participación a nivel comunal.

33 http://www.msgg.gob.cl/wp-content/uploads/2011/11/PoliticaParticipacion.pdf

2.3 Participación Ciudadana en el Nivel Local

2.3.1 Descentralización y Participación Ciudadana

Según Borja (1987), “la participación de la comunidad local es crucial para la construcción y el funcionamiento de la democracia local. La Participación Ciudadana es, a la vez, un medio y un objetivo democrático.” 34

De acuerdo a lo señalado en el párrafo anterior, el Estado debe garantizar procesos democráticos operando con una lógica descentralizada, incorporando a los usuarios y a la comunidad a nivel local en los procesos de desarrollo y participación social.

La descentralización 35 en términos amplios se puede entender como la transferencia de responsabilidades de planificación, gerencia y recaudación y asignación de recursos, desde el gobierno central a una entidad distinta que posea patrimonio propio, personalidad jurídica distinta de la del nivel central y un grado de autonomía.

En Chile, desde el inicio de la transición a la democracia, se han realizado importantes esfuerzos para llevar a cabo un proceso de descentralización política y administrativa, los cuales se canalizan particularmente a través de los gobiernos regionales y municipios. Algunos de los hechos relevantes de los últimos treinta años son ley de rentas municipales (1979), el traspaso de la administración de la salud y la educación (1981), la elección de alcaldes y concejales (1992) y la ley de gobiernos regionales (1993).

Si bien, el proceso de descentralización en Chile, presenta lentos avances y no garantizan necesariamente una participación social que construya ciudadanía a nivel local, éste proceso permite el establecimiento de mecanismos conducentes a favorecer la administración y gestión local.

La gestión local es un proceso social donde se administran y movilizan los recursos humanos, financieros y materiales por parte de los ciudadanos de una localidad, para potencializar y fomentar la iniciativa colectiva. Se interrelacionan actores, intereses y procesos de negociación, abriendo así espacios de participación ciudadana.

34 Borja, J. (1987): Descentralización y Participación Ciudadana, Instituto de Estudios de Administración Local, Madrid,,

Pág.169.

35 Dpto. Política y Descentralización SUBDERE, Gobierno de Chile.

Graciela Spinelli (2002), 36 señala: “La capacidad de gestión social de los gobiernos locales está relacionada directamente con la capacidad de satisfacer las expectativas y necesidades de la comunidad local y la capacidad de co-responsabilizar a la propia sociedad, tanto en el control como en la implementación de las políticas sociales. Para ello, resulta necesario establecer redes de conexión con las nuevas formas de organización social (ONG, Entidades intermedias, organizaciones de base, Iglesias, etc.) que interactúan en la gestión pública tanto en el nivel de control como en el nivel de aplicación de algunas políticas.

Ahora bien, cabe preguntarse ¿por qué potenciar y favorecer proceso de participación ciudadana a nivel local?

Señala Sabatini (1997) 37 que la dimensión territorial/local es un espacio por excelencia para procesos participativos por cuanto los conflictos que a ese nivel se presentan cautivan en forma directa el interés de las personas, particularmente en cuanto sienten que sus acciones pueden, efectivamente, incidir en la vida del lugar.

Carmona y Masbernat (1997) 38 señalan que, la participación ciudadana fortalece la gestión local, incrementa la eficiencia y eficacia de las decisiones comunales, contribuyendo al mejoramiento de la calidad de vida y la superación de la pobreza, por lo que se considera fundamental para la profundización democrática.

Los estudios y publicaciones realizadas por diversos autores, comparten la idea de que la comuna es el espacio privilegiado para hacer efectiva la participación ciudadana, por la cercanía e identidad que se da entre representantes y representados, y las decisiones responden a las necesidades presentadas por los vecinos.

En Chile, la forma de participación ciudadana en el municipio ha estado marcada tradicionalmente por tres niveles diversos de expresión:

a) Nivel propiamente político, conformado por los partidos políticos y cuyo escenario principal es el alcalde y el concejo municipal, este último cumpliendo funciones fiscalizadoras y normativas (legislativas);

b) Nivel social, compuesto por el conjunto de actores sociales de la comuna, donde destacan las juntas de vecinos, los clubes deportivos, los centros de madres y juveniles; entre otros;

36 Spinelli, G. (2002) Docente Universidad Nacional de Comahue, Neuquén, Patagonia Argentina. Ponencia Descentralización y Políticas Sociales en Congreso Internacional de Participación Ciudadana, realizado por la Universidad del Bio Bio, año 2002. 37 Sabatini, F. (1997). Participación y Localidad: Problemas. Conflictos y Negociación. Nociones de una Ciudadanía que crece. FLACSO-Chile.

38 Carmona E. y Masbernat, N (1997). Gestión participativa local: posibilidades y limitaciones. Estudios Sociales Corporación de Promoción Universitaria, Chile.

c)

El Consejo Económico y Social Comunal (CESCO), como espacio de participación institucionalizada que tiene funciones de consulta y opinión.

Un artículo electrónico de CVG 39 señala que, si bien la legislación en Chile ha evolucionado correctamente, consagrando y posibilitando instancias y mecanismos de participación ciudadana a nivel local, no cabe duda que aún se podría profundizar más en el tema y que en efecto, queda mucho por hacer y desarrollar, siendo un factor determinante de limitación, las incuestionables y permanentes deficiencias que viven los municipios en cuanto a la autonomía municipal y a recursos se refiere, constituyéndose estos en permanentes obstáculos para una participación ciudadana más efectiva.

Además, existe la hipótesis de que el conocimiento de los actores y organizaciones sociales es bajo y carente de formación específica relacionada con los espacios de participación democráticos, orientando sus acciones a satisfacer necesidades concretas concerniente a su espacio delimitado, pero no involucrándose más allá en procesos de decisión política, registrándose por lo general, escasa asistencia a reuniones de Concejo municipal que son abiertas, e instancias regionales que no son de conocimiento público.

39 CVG, Comunidad Virtual de Desarrollo Humano e Institucional, www.gobernabilidad.cl Artículo electrónico:

Participación Ciudadana en Gobiernos Locales, 2006.

2.4 Instrumentos y Recursos para la Participación Local

2.4.1 Canales de Participación a Nivel Local

Según Serrano, C 40 (1998), en Chile existen dos canales representativos de participación a nivel local: el de las Juntas de Vecinos y el Consejo Económico Social.

Junta de Vecinos.

Es una organización territorial cuya directiva es elegida democráticamente por los habitantes inscritos en ella de la respectiva unidad vecinal. Es una organización que podría ser el canal de la participación comunitaria por excelencia, por cuanto tiene vínculo directo con la municipalidad y cierta legitimidad frente a los vecinos del mismo territorio.

Las Juntas de Vecinos datan de 1968. En la actualidad corren en el riesgo de convertirse en instancias poco representativas, sin propósitos claros de acción, con modalidades tradicionales de operación, relación clientelar hacia el municipio y hacia los residentes. Compiten con otras organizaciones menos formales y quizás más efímeras en el tiempo, pero que exhiben mayor vitalidad y compromiso de sus miembros: las organizaciones funcionales que agrupan a las personas de acuerdo a intereses y problemas específicos: comités de allegados, grupos de salud, centros de padres, organizaciones de mujeres, clubes de ancianos, etc. (Serrano, 1995).

Consejo Económico y Social Comunal (CESCO)

El Consejo Económico y Social Comunal es un órgano asesor de la municipalidad compuesto por representantes de la comunidad local organizada, cuyo objeto es asegurar la participación de las organizaciones comunitarias de carácter territorial y funcional y de actividades relevantes en el progreso económico, social y cultural de la comuna. 41

La legislación 42 vigente señala que El Consejo Económico y Social Comunal estará integrado por el Alcalde, por derecho propio y por 10 miembros titulares y 10 miembros suplentes pertenecientes a agrupaciones organizadas, durarán cuatro años en sus cargos y se elegirán en conformidad a las normas, proporciones y procedimientos que se establecen en la misma ley.

40 Serrano, C. (1998) Participación Social y Ciudadanía: Un debate del Chile contemporáneo. Asesorías para el Desarrollo S.A., Chile.

41 Reglamento CESCO

42 Ley Nº 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades

2.4.2

Instrumentos y mecanismos de participación ciudadana a nivel local

Los gobiernos locales cuentan con una serie de mecanismos para hacer efectiva la participación local, las cuales van desde la información, hasta aquellos más complejos como el control social de las acciones municipales.

En 1999 se promulgó la Ley Nº19.602 que reemplazó, en la Ley Nº18.695 de Municipalidades, el Título IV “Del Consejo Económico y Social Comunal”, por un nuevo Título sobre Participación Ciudadana. En estas normas destacan los siguientes instrumentos y mecanismos de Participación Ciudadana 43 :

a. La Ordenanza de Participación:

La ley dispone que cada Municipalidad deberá establecer en una Ordenanza las modalidades de participación de la ciudadanía local, teniendo en consideración las características singulares de cada comuna, tales como la configuración del territorio comunal, la localización de los asentamientos humanos, el tipo de actividades relevantes del quehacer comunal, la conformación etárea de la población y cualquier otro elemento que, en opinión de la Municipalidad, requiera una expresión o representación específica dentro de la comuna y que al Municipio le interese relevar para efectos de su incorporación en la discusión y definición de las orientaciones que deben regir la administración comunal.

La Ordenanza de Participación Ciudadana se entiende como un conjunto de mecanismos que permiten a los ciudadanos de la comuna intervenir, tomar parte y ser considerados en las decisiones que apunten a la solución de los problemas que los afectan directa e indirectamente; ello en los distintos ámbitos y niveles de actividad de la Municipalidad y de desarrollo de la comuna.

De este modo, la Ordenanza debe tener el objetivo general de promover la participación de la comunidad local en el progreso económico, social y cultural de la comuna, dando especial énfasis a los siguientes aspectos:

Facilitar la interlocución entre el municipio y las distintas expresiones, organizadas y no organizadas, de la ciudadanía local.

Impulsar y apoyar variadas formas de participación ciudadana en la comuna, orientadas a la solución de problemas tanto del nivel local, como del regional y del nacional.

Fortalecer a la sociedad civil, la participación de los ciudadanos, y amparar el respeto a los principios y garantías constitucionales.

43 Extraído de Subsecretaria de Gobierno Regional y Administrativo. Gobierno de Chile.

Desarrollar acciones que contribuyan a mejorar la relación entre el municipio y la sociedad civil.

Impulsar y fomentar la educación y formación ciudadana desde la infancia, considerando mecanismos de participación y recepción de opinión de los distintos niveles etáreos, de acuerdo con su grado de madurez y desarrollo.

Constituir y mantener una ciudadanía activa y protagónica en las distintas formas y expresiones que se manifiestan en la sociedad.

Impulsar la equidad, el acceso a las oportunidades y la revitalización de las organizaciones comunitarias, con el objeto de promover la cohesión social.

Ejecutar acciones que fomenten el desarrollo local, a través de un trabajo en conjunto con la ciudadanía.

b. El Consejo Económico y Social Comunal (CESCO) (Referido anteriormente)

c. Las Audiencias Públicas

Cada Municipalidad deberá regular en la Ordenanza Municipal de Participación, las Audiencias Públicas por medio de las cuales el Alcalde y el concejo conocerán acerca de las materias que estimen de interés comunal, como asimismo las que no menos de cien ciudadanos de la comuna les planteen. En las comunas de menos de 5.000 habitantes, no se requiere la petición de cien ciudadanos, sino que es el concejo el que determina el número de ciudadanos necesario.

d. La Oficina de Información y Reclamos:

La ley dispone también que cada Municipalidad debe habilitar y mantener en funcionamiento una Oficina de Partes y Reclamos, abierta a la comunidad en general. La Ordenanza de Participación debe establecer un procedimiento público para el tratamiento de las presentaciones o reclamos, como asimismo los plazos en que el Municipio ha de dar respuesta a ellos los que, en ningún caso, pueden ser superiores a treinta días.

e. Los Plebiscitos Comunales:

Haciendo realidad el propósito de otorgar participación a la ciudadanía local en las decisiones que le conciernen, la ley considera que el Alcalde, con acuerdo del concejo o a requerimiento de los dos tercios del mismo o por iniciativa de los ciudadanos inscritos en los registros electorales de la comuna, someterá a plebiscito las materias de administración local relativas a inversiones específicas de desarrollo comunal, a la aprobación o modificación del Plan de Desarrollo Comunal, a la modificación del Plan Regulador u otras de interés para la comunidad local,

siempre que sean propias de la esfera de competencia municipal, de acuerdo con el procedimiento que se establece.

Otro instrumento, contemplado en la Ley 19.418, señalado en el Título V, Párrafo 3°, art. 43°, dice relación con un Fondo de Desarrollo Vecinal (FONDEVE) el cual tiene por objeto apoyar proyectos específicos de desarrollo comunitario presentados por las Juntas de Vecinos.

Específicamente, el Fondo de Desarrollo Vecinal es un instrumento de carácter económico, tiene por objetivo incentivar la participación y la integración de la comunidad organizada, generando ideas y proyectos que lleven a solucionar problemas específicos que afecten a estas organizaciones sociales territoriales de la comuna, es decir, juntas de vecinos. La característica fundamental es que permiten generar espacios en que la comunidad decide dónde y en qué se invierte un porcentaje del presupuesto municipal.

Este fondo es administrado por la respectiva municipalidad y está compuesto por aportes municipales, de los propios vecinos o beneficiarios y por los contemplados anualmente con cargo al Presupuesto General de Entradas y Gastos de la Nación. Estos últimos se distribuyen entre las municipalidades en la misma proporción en que ellas participan en el Fondo Común Municipal 44 .

Serrano, C. (1998) identifica cuatro tipos de FONDEVE en relación al tipo de participación que suscitan:

a. De carácter consultivo, en donde el municipio destina un monto de recursos y consulta a la comunidad sobre los problemas prioritarios llegando a un acuerdo con las organizaciones sobre las obras concretas que se ejecutarán.

b. De carácter temático, en que el municipio determina las problemáticas, las obras que se ejecutan y de acuerdo a estos criterios se convoca a organizaciones para que participen en la ejecución.

c. De carácter abierto y concursable.

d. Como estrategia de desarrollo, la que constituye una modalidad de planificación que adopta SECPLAC (Salinas, López de Santa María y Ossandón, 1997 45 ).

44 Fondo Común Municipal: El Fondo Común Municipal es un mecanismo de redistribución de los ingresos propios municipales, destinado a equilibrar el sistema financiero municipal de modo tal que se apoye a las municipalidades de menores recursos. 45 Salinas Z., María Soledad, López de Santa María F., Mauricio, Ossandón M., Cristina (1997) La Apertura de nuevos espacios para la participación comunitaria. Documento de Trabajo/ Centro de Investigaciones Sociales, ARCIS Universidad, Santiago de Chile.

Junto con los mecanismos ya mencionados, se destacan otros implementados por las algunas municipalidades y que favorecen también el ejercicio de la ciudadanía activa:

Presupuestos Participativos: Son una herramienta de participación y gestión de la comunidad, mediante la cual la ciudadanía pueden proponer y decidir sobre el destino

de parte de los recursos municipales y tiene como principal objetivo la participación directa de la ciudadanía en este proceso, con el fin de establecer las principales demandas y preocupaciones de los vecinos en materia generalmente de gastos

e incluirlos en el presupuesto anual de la comuna,

priorizando los más importantes y realizando un seguimiento de los compromisos alcanzados. Actualmente, en Chile, son 24 municipios 46 que utilizan este mecanismo de participación local.

(actividades, inversiones públicas

)

Cartas ciudadanas: Son un instrumento participativo entre el municipio y la comunidad, y permite abordar en conjunto diferentes temáticas de preocupación local, que requieren soluciones que van en beneficio de todos los habitantes de la comuna. Para ello, se realiza un compromiso público con responsabilidades y deberes que permitan el desarrollo de políticas comunales, para una mejora continua de programas y servicios ofrecidos por el municipio, además de los deberes y responsabilidades asumidas por la comunidad, en función de ser protagonistas de las mejoras y resultados. En síntesis, son un resumen de los compromisos a cumplir por los ciudadanos v/s los compromisos que adquiere la municipalidad para dar cumplimiento a alguna meta propuesta en conjunto.

46

2.5Participación Ciudadana y Trabajo Social

Uno de los principales objetivos del Trabajo Social como profesión dice relación con facilitar, promover e incentivar el mejoramiento de la calidad de vida de las personas, a través de la utilización de estrategias que favorezcan procesos de autogestión, por medio del desarrollo y potenciación de las habilidades y destrezas de las personas, de modo que éstas sean las protagonistas y responsables de los procesos de cambio esperados.

A fin de conseguir este propósito, necesariamente debe existir un reconocimiento del ciudadano como sujeto garante de derechos y deberes, como un actor de cambio responsable y activo, y no tan sólo como receptor de los beneficios, bienes y servicios resultantes de su participación en los programas sociales.

Por tanto, el rol del Trabajador Social como promotor de la participación social de las personas es altamente relevante para favorecer el ejercicio de una ciudadanía activa, de allí la importancia de que éste profundice y desarrolle sus habilidades y destrezas profesionales como gestor comunitario, y proveerse de formación y herramientas de metodologías participativas, que reconozcan verdaderamente al ciudadano como el principal responsable en la solución de las problemáticas sociales.

En este mismo contexto, Sanhueza y Delpiano (1998) 47 señalan “El Trabajo Social como profesión del ámbito de lo social, reconoce y eleva a la participación como un valor fundante de la propia identidad y sentido de pertenencia de la persona al contexto donde está inmerso. A través de ella, el sujeto pasa a sentirse parte y compartir con otros el espacio que habita, a desenvolverse con otros semejantes a él, que le recuerdan sus derechos y deberes; y que como tal, él mismo es garante de hacer respetar su derecho a participar en los distintos ámbitos de la vida, tanto en lo público como en lo privado, como también, responsable de participar de los beneficios y oportunidades que el Estado y el mercado le ofrecen”.

Para Pastor Seller 48 (2009) La participación ciudadana activa en los Servicios Sociales es un elemento esencial en la transversalidad y corresponsabilidad de las Políticas Sociales, facilita una orientación preventiva y educativa - no burocrática - de los Servicios Sociales y un modelo de gestión e intervención que posiciona de forma diferente a profesionales, instituciones, ciudadanos y entidades sociales ante los nuevos contextos. Supone concebir la participación como oportunidad y no como riesgo. Para ello, el gobierno local es un escenario privilegiado

47 Sanhueza, A. y Delpiano C. (1998) “La participación ciudadana es una oportunidad para el Trabajo Social”. Corporación Participa. Santiago de Chile. 48 Dº. Enrique Pastor Seller. (2009) El Trabajo Social en la dimensión de las políticas públicas de proximidad:

responsabilidad y compromiso social. Humanismo y Trabajo Social ISSN: 1696-7623 85

para la puesta en marcha de experiencias de participación ciudadana por su cercanía, accesibilidad, conexión y posibilidad de incluir la pluralidad y heterogeneidad de actores sociales en los asuntos públicos cotidianos.

Dentro de los planteamientos de este autor, se destaca el cambio de paradigma de intervención social, donde el profesional asume la responsabilidad directa de la solución de los problemas de los usuarios, confinándole a éstos el rol de meros clientes objetos de una intervención cualificada centrada en el proceso y no en el desarrollo de las personas. Por el contrario, el nuevo enfoque se caracteriza en una relación de igualdad y alianza no directivo, sino que colaborativo, que implica considerar al sujeto-cliente como ciudadano, con capacidades y potencialidades para resolver sus propias problemas y los de su entorno, situando al Trabajador Social no como agente principal sino como sujeto activo que favorece la autonomía y co-responsabilidad de las personas.

Por otra parte, Teresa Zamanillo (1993) 49 señala que en Trabajo Social, la participación en considerada desde una doble perspectiva: instrumental o finalista.

- Como un medio: Se convierte en algo instrumental al servicio de la atención de necesidades y la creación de recursos. Los recursos profesionales, conocimientos e información, se pongan a disposición de los grupos comunitarios. Se alienta y estimula la autoayuda y la ayuda mutua de los miembros de la comunidad, que es concebida como una organización dotada de recursos profesionales y materiales, necesarios para atender las necesidades sociales con una orientación instrumental.

- Como fin en sí misma: Lo fundamental es la participación e implicación de los individuos en los procesos que les afectan. Este planteamiento es fundamentalmente ideológico y la participación no se concibe como un requisito técnico, sino como una exigencia ideológica. Los procedimientos metodológicos de este enfoque están sobre todo en la Investigación Acción Participativa, que plantea la utilización de diferentes técnicas de Investigación Social cualitativas, que permitan no sólo el conocimiento de la comunidad, sino la implicación de la población en el mismo, como una garantía del proceso de implicación posterior en la realización de actividades comunitarias.

Por favor revise el siguiente enlace para complementar su estudio:

Nombre del contenido del enlace

Ley 20.500

Enlace

https://www.youtube.com/watch?v=K4S8_UeWBXY

49 Teresa Zamanillo (1993) “La I A P en trabajo social”. Documentación Social nº 92, julio-septiembre. Cáritas Española. Madrid.

Antecedentes de la Unidad

Nombre Unidad

Objetivos de aprendizaje de la Unidad

Sub-unidades

METODOLOGIAS

Comprender los principales fundamentos y principios de las Metodologías Participativas

Metodologías para la activación ciudadana:

PARTICIPATIVAS

Revisión

teórico/metodológica

Conocer y comprender técnicas y herramientas de la Investigación Acción Participante, a través de la teoría y la revisión de una experiencia práctica.

Metodologías de Investigación Acción Participante

Técnicas Participativas en IAP

 

Análisis de experiencia IAP

3.

Unidad Metodologías Participativas

3.1Metodologías para la activación ciudadana: Revisión

Teórico /

Metodológica

A fin de que la Participación Ciudadana se plasme como una práctica democrática que otorgue un mayor protagonismo a los individuos y grupos en todos los espacios societarios, de modo de ampliar las posibilidades para su influencia en el sistema político, más allá del acto electoral; es preciso que las autoridades gubernamentales otorguen mayores espacios de inclusión social a través de metodologías orientadas a favorecer la participación activa de los ciudadanos.

El modelo convencional aborda las “necesidades” de la población, sin la población. Esta a su vez, cede su protagonismo de dos maneras, a través del diagnóstico de las necesidades, el cual es elaborado por los responsables políticos de las instituciones; y a la través de la gestión, la que queda en manos de los técnicos y funcionarios intermedios, profesionales y/o voluntarios. De este modo, las personas son por lo general, excluidos de los sistemas de decisión y gestión de la política social.

El enfoque participativo está orientado a la activación de la ciudadanía en el abordaje de las necesidades en el campo de la política social. Esta persigue dos objetivos fundamentales:

Intervenir en la génesis social de los problemas, no sólo en sus efectos; y recurrir a metodologías que permitan replantear la relación entre los agentes implicados, desvelando los intereses en

juego y facilitando el protagonismo de los colectivos excluidos. Esto último implica que las personas e instituciones que participan en el programa deberían estar abiertas al autoanálisis y a la evaluación de sus intereses y expectativas (análisis de la demanda). En especial, conviene evitar que las instituciones introduzcan sus criterios y valoraciones como marco incuestionado del trabajo; así mismo, los profesionales y voluntarios deberían dejar de ampararse en una supuesta neutralidad de la técnica y estar dispuestos a no dejar de lado una consideración expresa de sus eventuales intereses corporativos. Por último, habría que procurar que la población-objeto pasara a constituirse en sujeto principal del proceso, adoptando las otras instancias (instituciones, profesionales, voluntarios) un papel subsidiario o de apoyo. 50

50 Carlos Pereda, Miguel Ángel de Prada y Walter Actis (2003) Investigación Acción Participativa: Propuesta pata un ejercicio activo de la ciudadanía. Conferencia Encuentro de la Consejería de Juventud. Córdoba, junio de 2003.

A continuación, se presentan algunos Principios de la Metodología Participativa 51 que orientan la Investigación- Acción con la comunidad.

Desacreditar los estereotipos del investigador:

- Desacreditar el mito que dice que los “expertos” en el campo de la investigación vienen de instituciones formales.

- Los expertos son los individuos y las comunidades afectadas.

- Considera el conocimiento popular y las experiencias del pueblo como legítimas y significantes.

- Involucra a las comunidades afectadas y a los individuos en todos los aspectos de la investigación y durante el proceso de crear estrategias de acción.

Centrada en las Personas

- El proceso de la investigación y el análisis se basa y responde a las experiencias y las necesidades de las personas.

- Funciona como herramienta para unir a la comunidad ya que los une detrás de problemas y necesidades comunes.

Investigación para crear poder

- Desarrolla el conocimiento y la capacidad de análisis en miembros de la comunidad, lo cual le da más poder a la comunidad de llevar las riendas sobre algún asunto en específico.

- Promueve el crecimiento y el liderazgo dentro de la comunidad.

- Cambia las dinámicas de poder injustas y desiguales a nivel individual, colectivo y sistemático.

- Construye una base de personas que están activas y comprometidas con asuntos sociales y políticos.

Orientado a la Acción

- El proceso de investigación y los resultados de la misma promueven acciones informadas y estratégicas para generar cambios sociales positivos para la sociedad.

3.1.1 Líneas Básicas de Intervención de la Metodología Participativa

51 Extraído de http://www.researchfororganizing.org/. Conjunto de herramientas está diseñado para las organizaciones e individuos que desean utilizar la investigación-acción participativa (IAP)

A continuación, se presenta algunas orientaciones estratégicas de este tipo de metodología participativa. Pereda, de Prada y Actis (2003) 52 exponen las siguientes cinco líneas básicas de intervención social.

a) Pasar de la relación sujeto/objeto (gestores/clientes) a la relación sujeto/sujeto.

Los protagonistas principales -y necesarios- de todo el proceso son las personas afectadas por los problemas que se quieren abordar. En cuanto a los voluntarios externos, los profesionales y los políticos, asumen un papel subsidiario y, en última instancia, uno de sus principales objetivos consiste en volverse innecesarios. En función de este criterio, los profesionales han de procurar adaptarse al ritmo y al lenguaje de los destinatarios, dejando de lado su jerga profesional y adoptando una actitud de escucha y diálogo permanente.

b) Partir de las demandas o necesidades sentidas por los afectados, como condición necesaria para que sean ellos los principales protagonistas del proceso.

Tales demandas pueden aparecer espontáneamente en un momento dado y servir de punto de enganche para un proceso de IAP, o pueden surgir tras una primera etapa de reflexión en la que las personas afectadas hacen un diagnóstico de su situación y definen, a partir de él, sus demandas e intereses.

c) Unir la reflexión y la acción, o la teoría y la praxis, evitando tanto el verbalismo (teorizar sin llevar a la práctica) como el activismo (actuar sin reflexionar sobre lo que se está haciendo).

Esta actitud debe estar presente en todas las fases de la IAP, pero de una forma más intensa en los momentos de programación y evaluación que, a la larga, tienden a constituir "un proceso en espiral de planificación, acción, observación y reflexión.

d) Comprender la realidad social como una totalidad, concreta y compleja a la vez.

Esto supone no limitar el análisis o las posibilidades de acción en ningún sentido y abrirse a la interdisciplinariedad del conocimiento, aprovechando los aportes de los diversos enfoques (antropológico, sociológico, psicológico, histórico, etc.), que se entienden como complementarios. Algunos autores entienden esta forma de abordar la acción social como un esfuerzo por conjugar los niveles micro y macro de la sociedad que estarían mutuamente implicados.

e) Plantear el proceso de IAP como una vía de movilización y emancipación de los grupos sociales en situación de dependencia.

52 Carlos Pereda, Miguel Ángel de Prada y Walter Actis (2003) Investigación Acción Participativa: Propuesta pata un ejercicio activo de la ciudadanía. Conferencia Encuentro de la Consejería de Juventud. Córdoba, junio de 2003.

Esto implica una actitud comprometida políticamente por parte de los participantes, incluidos los profesionales, que tienen que superar la supuesta neutralidad del saber técnico. Se trata de una característica central en el contexto de una sociedad marcada por la desigualdad y la dependencia de las clases populares.

3.2 Metodologías de Investigación Acción Participante

En relación a las Metodologías Participativas, en el siguiente apartado, se presenta una síntesis de los enfoques de este tipo de investigación más conocidos, los cuáles fueron definidos por Pérez de Armiño 53 (2000), en el Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo.

54

Además de la IAP 55 , algunos de los más conocidos son:

Análisis participativo de la pobreza (APP)

Diagnóstico Rural Participativo (DRP)

Seguimiento y Evaluación Participativos (SEP)

3.2.1 Análisis Participativo de la Pobreza (APP)

Instrumento participativo de estimación de la pobreza a escala nacional, ideado por el Banco Mundial y orientado al diseño de políticas gubernamentales contra la pobreza.

El APP suele tener una duración de entre tres semanas y ocho meses, y utiliza diferentes enfoques participativos, como el diagnóstico rural participativo y el diagnóstico rural rápido. Tales enfoques y metodologías tratan de generar un espacio en el que las comunidades pobres puedan expresar su propia visión sobre la dinámica y el contexto de la pobreza, las estrategias de afrontamiento que contra ella ejecutan, y las intervenciones públicas. De esta forma, a pesar de que el APP se orienta no al diseño de proyectos comunitarios sino a la obtención de información para el diseño de políticas gubernamentales, su pretensión consiste en que los beneficiarios de éstas expongan sus perspectivas y conocimientos, y se involucren en el proceso de investigación y en el análisis de los resultados, en lugar de ser meramente entrevistados por un investigador externo que les extraiga información. (Pérez de Armiño, Dir (2000))

53 Ldo. en Geografía e Historia por la Universidad de Deusto, Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad del País Vasco (UPV) y diplomado en Estudios Europeos así como en Ayuda Internacional Humanitaria. Director del Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo.

54 Este diccionario online permite el acceso a los contenidos de las distintas entradas del diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo dirigido por Karlos Pérez de Armiño y editado por Icaria y Hegoa en el año 2000. http://www.dicc.hegoa.ehu.es/

55 En el siguiente capítulo de esta unidad, se abordará en profundidad esta metodología.

3.2.2 Diagnóstico Participativo (DRP)

Enfoque que agrupa diversos métodos y técnicas orientados a que la población local analice su realidad, exprese sus problemas y prioridades, y utilice la información generada por su análisis para llevar a cabo el diseño, ejecución, seguimiento y evaluación de los proyectos de desarrollo. Es por tanto un enfoque que busca dar la voz a la población vulnerable y propiciar un proceso para su empoderamiento, a diferencia de otro enfoque que le precedió en el tiempo, el diagnóstico rural rápido (DRR), que se utiliza meramente para recabar información por parte de especialistas externos. Por consiguiente, en el DRP el papel del agente externo no es el de un investigador que extrae información para diseñar un proyecto, sino el de un facilitador que alienta la participación, la concienciación y el empoderamiento para el cambio en sus vidas.

En la actualidad no se emplea exclusivamente en áreas rurales, sino también en zonas urbanas y para todo tipo de intervenciones de desarrollo y acción comunitaria: desarrollo rural, gestión de recursos naturales, establecimiento de los derechos a la tierra de los indígenas, resolución de conflictos, violencia urbana, prevención de sida, gestión de parques naturales, empoderamiento de las mujeres, etc.

Una de las principales aportaciones del DRP, como de otros enfoques participativos, es que abre las puertas a que las políticas públicas y las intervenciones de cooperación para el desarrollo puedan ser influidas por las percepciones de los pobres y vulnerables, haciéndolas más ajustadas a sus necesidades. (Pérez de Armiño, Dir (2000))

3.2.3 Seguimiento y Evaluación Participativos (SEP)

Método de seguimiento y evaluación de los proyectos de desarrollo mediante la participación conjunta de las agencias de desarrollo, la administración y la población local.

El seguimiento y la evaluación son dos tareas esenciales en la gestión del ciclo del proyecto de desarrollo, a fin de juzgar la eficiencia de éste y el grado de consecución de sus objetivos. Habitualmente, tales funciones las han desempeñado técnicos externos midiendo y comparando las acciones y sus resultados con indicadores preestablecidos según procedimientos estandarizados. El método Seguimiento y Evaluación Participativos, SEP

(Participatory Monitoring and Evaluation,

tradicional, ya que se basa en que la población local, las agencias de desarrollo y los gestores

surge como alternativa a este sistema

PME),

públicos se reúnan para decidir juntos cómo se debe medir el progreso del proyecto y qué acciones se deben tomar a partir de los resultados de la evaluación.

Este método, contribuye al aprendizaje de la población, al desarrollo de sus capacidades y al empoderamiento. Tiene cuatro principios básicos:

1.

Participación: incluir a la población en el diseño del proceso y en el análisis de los datos, siendo ésta la principal diferencia respecto a los sistemas convencionales.

2. Aprendizaje,

sobre todo práctico, como fundamento para una mejora y acción

correctiva continuadas.

3. Negociación entre el mayor número de personas implicadas para consensuar qué debe ser objeto de seguimiento y evaluación, cómo y cuándo se recogerán los datos, qué significado tiene la información, cómo compartir los resultados y qué acciones emprender.

4. Flexibilidad en el proceso, para adaptarse a los cambios en los beneficiarios (número, papel, conocimientos) y en su entorno. (Pérez de Armiño, Dir (2000))

A continuación se resumen las principales características de los enfoques más conocidos según Pérez de Armiño (2000)

 

Investigación Participativa (IAP)

Acción

Diagnóstico Participativo (DRP)

Rural

Seguimiento y Evaluación Participativos (SEP)

Análisis

Participativo

de

la Pobreza (APP)

Cuándo surge

1970

Finales 1980

1990

1990

Dónde surge

Universidades

ONG (y universidades)

ONG

Banco Mundial

 

Usuarios principales

ONG, Universidades

 

ONG, agencias

ONG, agencias

Banco Mundial

 

internacionales

internacionales

 

Educación,

   

Evaluación de pobreza nacional

 

Objetivo

empoderamiento

Empoderamiento

Estudio del Impacto

Orientado a

Proyecto de desarrollo local

Proyecto de desarrollo local

Proyecto de desarrollo local

Políticas de pobreza

 

Actores principales

Población local

Población local

Población local

Combinación de externos y locales

Técnicas principales

Combinación de técnicas (Diagnóstico Rural Rápido/ Participativo, etc.)

Visuales

Combinación de técnicas (Diagnóstico Rural Rápido/ Participativo, etc.)

Combinación de técnicas (Diagnóstico Rural Rápido/ Participativo, técnicas convencionales)

Resultados

Programas, proyectos

Acción local sostenible e instituciones

Evaluación del proceso del proyecto

Valoración de la pobreza a nivel nacional

Innovación principal

Combinación de análisis, educación, empoderamiento, participación y acción.

Conducta, comportamiento.

Contribución de la población local para determinar indicadores de éxito.

Escala nacional y combinación con métodos convencionales

 

Recurso clave ignorado previamente

Capacidades y

Capacidades de la población local

Percepciones de la población local sobre el impacto

Conocimiento local para mejorar políticas nacionales contra la pobreza

conocimiento local

Tabla 2. Características de los enfoques participativos más conocidos 56 .

56 Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Página 54. Madrid, España: EAPN España.

3.3 Técnicas Participativas en IAP

3.3.1 Definición de IAP

La IAP (Pérez de Armiño, 2001 57 ) es un método de investigación y aprendizaje colectivo de la realidad, basado en un análisis crítico con la participación activa de los grupos implicados, que se orienta a estimular la práctica transformadora y el cambio social. Combina dos procesos:

conocer y actuar, implicando en ambos a la población cuya realidad se aborda. Proporciona un método para analizar y comprender mejor la realidad de la población (sus problemas, necesidades, capacidades, recursos) y les permite planificar acciones y medidas para transformarla y mejorarla. Es un proceso que combina la teoría y la práctica, y que posibilita el aprendizaje, la toma de conciencia crítica de la población sobre su realidad, su empoderamiento, el refuerzo y ampliación de sus redes sociales, su movilización colectiva y su acción transformadora.

3.3.2 Etapas y Fases de una IAP 58

I. Etapa de pre-investigación: Síntomas, demanda y elaboración del proyecto.

1. Detección de unos síntomas y realización de una demanda (desde alguna institución, generalmente administración local) de intervención.

2. Planteamiento de la investigación (negociación y delimitación de la demanda, elaboración del proyecto).

II. Primera etapa. Diagnóstico. Conocimiento contextual del territorio y acercamiento a la problemática a partir de la documentación existente y de entrevistas a representantes institucionales y asociativos.

3. Recogida de información.

4. Constitución de la Comisión de Seguimiento.

5. Constitución del Grupo de IAP.

6. Introducción de elementos analizadores.

7. Inicio del trabajo de campo (entrevistas individuales a representantes institucionales y asociativos).

8. Entrega y discusión del primer informe.

57 Ldo. en Geografía e Historia por la Universidad de Deusto, Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad del País Vasco (UPV) y diplomado en Estudios Europeos así como en Ayuda Internacional Humanitaria. Director del Diccionario de Acción Humanitaria y Cooperación al Desarrollo.

58 Basado en el cuadro elaborado por T. Alberich "Ejemplos de fases y técnicas en la IAP", incluido en el Artículo de Joel Marti, La Investigación Acción Participativa. Estructura y Fases. Madrid, España.

III.

Segunda etapa. Programación. Proceso de apertura a todos los conocimientos y puntos de vista existentes, utilizando métodos cualitativos y participativos.

9. Trabajo de campo (entrevistas grupales a la base social).

10. Análisis de textos y discursos.

11. Entrega y discusión del segundo informe.

12. Realización de talleres.

IV. Tercera etapa. Conclusiones y propuestas. Negociación y elaboración de propuestas concretas.

13. Construcción del Programa de Acción Integral (PAI).

14. Elaboración y entrega del informe final.

V.

Etapa

síntomas.

post-investigación:

Puesta

en

práctica

del

PAI

y

evaluación.

3.3.3 Técnicas Participativas de una IAP

Nuevos

Existe un variado abanico de técnicas participativas que permiten el desarrollo de cada una de las etapas anteriormente mencionadas, y cuya adecuada utilización, favorece la dinámica transformadora de la realidad que se pretende conseguir con la IAP.

A continuación, se presenta una breve síntesis de cada una de ellas, las cuales, en su mayoría, fueron extraídas del Documento Los Instrumentos de la Investigación Acción Participativa. La Caja de Herramientas de Cristino Barroso Ribal 59 .

1.- El análisis de fuentes/datos secundarios. Las fuentes secundarias son datos existentes, publicados, sobre la zona. Se trata, de realizar una primera aproximación (fundamentalmente cifrada) a la realidad de la zona. La explotación de los datos secundarios también es una forma de averiguar lo que se dice de la Comunidad desde fuera: censos, informes, documentos, datos oficiales, entre otros. Dar a conocer esas concepciones sugiere (a los de dentro y a los que vienen de fuera) una serie de preguntas y respuestas que ayudarán a detectar necesidades, potencialidades y recursos.

2.- La observación sistematizada participante. Un objetivo central de la observación participante es comprender las percepciones de la comunidad local y asimilarlas, a través de

59 Cristino Barroso Ribal, Docente de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad de la Laguna, Tenerife, España. ESPECIALIZACIÓN (Códigos UNESCO): 630499 Fuerzas armadas y sociedad. 631009 Calidad de Vida. 630703 Políticas sociales. 630705 Servicios sociales. 630999 Sociología de la Juventud. 635906 Sociología política. 636309 Grupos sociales. 636310 Problemas sociales

diversos instrumentos que suponen la participación en los procesos cotidianos de la comunidad. Las herramientas principales de observación son: grabadoras, máquinas fotográficas y notas de campo, utilizándolas siempre con la aprobación, e incluso dirección

(cuándo, dónde, cómo

usarlas) de las personas con quienes contactamos. Los datos

recopilados se sistematizan y presentan en forma de diagramas, perfiles, calendarios estacionales, informes sencillos, entre otros.

La observación sistematizada participante se puede llevar a cabo a través de variados instrumentos de recolección de datos, tales como los que se presentan a continuación:

a. Croquis o mapa social: Es un instrumento de representación gráfica que posibilita la

ubicación de las casas, las calles, las plazas, los caminos, las fuentes de agua, las

También facilita la

recolección ordenada de información comunitaria (situación de las viviendas, redes

y sobre el manejo que se hace del espacio de la comunidad.

instituciones públicas, las iglesias, otros focos asociativos, etc

sociales, tejido asociativo

)

b. Pirámides de población: La construcción de pirámides de población, según edad y sexos, permite el conocimiento de acontecimientos pretéritos, la situación social (e incluso sanitaria) presente y aspectos futuribles (por ejemplo, la tendencia reproductora)

c. Sociogramas o diagramas de conjunto: Los sociogramas son gráficos que muestran los sistemas de relación entre personas, entidades, y/o asociaciones. Estas relaciones pueden ser de parentesco, económicas, educativas. Los sociogramas permiten conocer la ubicación y percepción de las personas, los grupos, las instituciones y asociaciones. Asimismo facilitan la comprensión de los procesos de decisión y de dependencia recíproca.

d. Matrices de valoración: El recuento y valoración positiva y negativa de la situación del barrio en cuanto a entradas y salidas de bienes y servicios permite definir la diversidad de productos y servicios originados en la comunidad (qué tenemos, desde cuándo, y su valoración), así como la dependencia e importancia de los bienes y servicios procedentes del exterior (qué obtenemos, de dónde, de quién, y su valoración). Generalmente, este recuento se realiza con las mujeres de la comunidad.

e. Escalas de estratificación social: La jerarquización social sirve para contrastar las diferencias de riqueza, tal y como son percibidas por las personas, y establecer una estratificación social relativa. Se requiere, previamente, la construcción de un listado de indicadores de bienestar/malestar en un hogar, luego se establecen números (o calificativos) con los que se valora, por vivienda, la situación de riqueza/pobreza. Esto se hace mediante entrevistas personales y discusiones en grupo, con los lideres formales e informales y vecinos adultos de la comunidad.

f. Estudio de hogares: Es un informe integral sobre diversos aspectos de la vida familiar, la producción y el consumo, la división interna del trabajo, el mercado y el entorno natural y social. Se hace con varias familias más o menos representativas.

g. Calendarios estacionales: El calendario estacional muestra el ritmo de vida urbana. Se basa en observaciones directas, entrevistas focalizadas y discusiones en grupo. En él se representan conjuntamente las interrelaciones relativamente complejas entre los ciclos naturales estacionales (primavera, verano, otoño e invierno) y sus repercusiones, en un sencillo cuadro de gráficos ordenados sucesivamente. Se hace un cuadro en el que se representan los meses y en cada uno de ellos se cuantifica (de menor a mayor) la actividad productiva, con los esfuezos necesarios (humanos, financieros, materiales). Lo mismo respecto a otras actividades.

h. Perfiles históricos: Las cronologías y tendencias históricas sirven para hacer visible de forma sencilla los acontecimientos históricos claves y los cambios más relevantes percibidos por la población local (constitución del barrio, construcción de la iglesia, sistema de carreteras y transportes, fuentes de agua, llegada del alumbrado público y de las casas, cambios climáticos, epidemias, migraciones) particularmente por los adultos mayores de la comunidad.

3.- Entrevista. Existen muchas definiciones de este concepto. Uno de los significados más completos es la que ofrece Acevedo y López (2000) 60 la cual señala que, sí bien la entrevista inicialmente se consideró una técnica exclusiva del periodismo, en la actualidad se ha convertido en una herramienta utilizada en muchos campos profesionales con el propósito de desarrollar un intercambio de ideas significativo encaminado a una mutua ilustración. Este concepto de mutua ilustración es importante ya que permite diferenciar la entrevista del discurso, del interrogatorio o de la conversación (cuyo objetivo es la obtención de placer por medio del intercambio verbal). Para estos autores, la entrevista es una "forma oral de comunicación interpersonal, que tiene como finalidad obtener información en relación a un objetivo".

60 Acevedo, I. A. y López, A. F. (2000). El proceso de la entrevista. Concepto y modelos . México: Ed. Limusa.

4.- El Trabajo en Grupo. El trabajo en grupo es fundamental en la I.A.P. Los

4.- El Trabajo en Grupo. El trabajo en grupo es fundamental en la I.A.P. Los distintos grupos de base son, en realidad, grupos de acción.

a. Discusiones en grupo: Pueden efectuarse con personas elegidas al azar (por ejemplo,

en un bar o en el mercado), o con personas sistemáticamente seleccionadas (por sexos,

o con grupos ya existentes (colectivo de jóvenes, asociación de

Se les pide responder a una serie de cuestiones, buscando

una respuesta consensuada a cada una de las preguntas. Las preguntas pueden ser

descriptivas, pero también pueden suponer discusiones, tomas de decisiones y acciones.

edades, ocupaciones

),

vecinos, de propietarios

).

b. Grupos de discusión: A diferencia de lo anterior, aquí interesa la discusión de temas y problemas concretos, entre personas de distintas organizaciones y grupos, aunque homogéneos en cuanto a niveles culturales, edades y sexos. Otra diferencia es que interesa más lo que se dice y cómo se dice (análisis de discursos), los deseos, los

Es un grupo totalmente ficticio: muere con la

temores, las ideologías, las estrategias discusión.

c. Talleres: Es un tipo de discusión en grupo, aunque más sistematizado, tanto en la composición/selección de las personas actuantes, como en la institucionalización del espacio, del tiempo y de las relaciones.

d. Juegos sociológicos (dinámicas de grupos): Las dinámicas de grupo son herramientas empleadas en estos para tratar determinados temas, de forma que los miembros puedan trabajar y sacar conclusiones de forma práctica y amena, en la mayor parte de los casos. Se emplean para aspectos muy diversos, pero son de gran utilidad en temas que sean engorrosos de tratar. Por tanto, son medios, pero no fines en sí mismos.

e. Asambleas: Es adonde van dirigidas las exposiciones y ponencias de los diversos grupos de trabajo e informes. Es el grupo mayoritario y decisorio. Es la expresión de la Comunidad.

5.- Técnica FODA: Esta técnica consiste en elaborar un cuadro resumen que permite definir y contextualizar el problema en el ámbito de estudio a partir de cuatro marcos de análisis:

fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas.

Una forma de aplicar esta técnica puede ser la siguiente: se plantea el tema u objeto de estudio de forma clara y concisa. A partir de aquí el grupo hablará primero, a través de una lluvia de ideas, sobre los aspectos positivos o “de éxito” (fortalezas y oportunidades) que relacionan ese tema con el territorio. Las ideas sobre las que se esté de acuerdo se van escribiendo sobre un panel. Posteriormente, también mediante lluvia de ideas se extraen los aspectos negativos o “de riesgo” que también es importante tener en cuenta. El panel definitivo será un primer acercamiento a la realidad del territorio, y se recomienda utilizarla en las primeras instancias con la comunidad, en el proceso de Diagnóstico.

 

POSITIVAS Factores de éxito

NEGATIVAS Factores de riesgo

Circunstancias internas

FORTALEZAS

DEBILIDADES

Circunstancias externas

OPORTUNIDADES

AMENAZAS

Tabla 3. Técnica FODA

3.4

Análisis de Experiencia IAP

A continuación, se presentará una experiencia de Investigación Acción Participativa,

destacando los principales elementos que caracterizan a esta metodología, a fin de facilitar una mayor comprensión del tema.

3.4.1 Análisis Caso: Recreación Saludable 61

La presente experiencia tuvo lugar entre Diciembre de 2004 y Mayo de 2005, en 43 corregimientos del Valle del Cauca, Colombia.

Resumen. Este proyecto estuvo orientado a estimular la construcción y fortalecimiento del tejido social, a fin de contribuir a la prevención de la violencia y la promoción de la convivencia pacífica, especialmente entre niños y jóvenes. La intención central fue disponer las habilidades, destrezas y capacidad creativa individuales y las potencialidades de los colectivos rurales, para garantizar el funcionamiento de un modelo de transmisión de conocimientos de los jóvenes a los niños y, de esta manera la multiplicación de factores sociales favorables a un ambiente saludable, preventivo frente a los flagelos de la sociedad ampliamente conocido por todos, desde la recreación como ámbito pedagógico.

Objetivo General. Contribuir al desarrollo integral de 8.600 niños y niñas entre los 5 y 12 años,

de 344 jóvenes en 43 Corregimientos del Departamento del Valle del Cauca para promover el

fomento y desarrollo de valores sociales, actitudes, destrezas y conocimientos, para generar espacios de convivencia pacífica y minimizar riesgos de violencia implementando un proceso

de evaluación, seguimiento y sostenibilidad a través de la generación de redes de procesos

cooperativos de los niños, las niñas y los jóvenes.

Diseño Metodológico. El proyecto se ha planteado como una contribución a la validación y afianzamiento del método de trabajo formación investigación - acción participación - transformación de los niños, las niñas y los jóvenes con sus comunidades. Consta de tres fases que sintéticamente son las siguientes:

- Fase inicial: Incluyó la presentación de la propuesta a las instituciones educativas de básica primaria de los Corregimientos, a las Corporaciones Municipales de Recreación, a los Administradores de los Parques Recreacionales de los Corregimientos, a líderes de las comunidades y a los jóvenes para la sensibilización y la concertación de los respectivos ajustes metodológicos del Proyecto. En esta fase se levantaron los datos iniciales de un diagnóstico sobre cada uno de los corregimientos.

61 Extraído de http://www.redcreacion.org/documentos/simposio4if/ASanclemente.html

- Fase intermedia: Incluyó la capacitación mediante campamentos lúdico-pedagógicos, para los jóvenes facilitadores de los Corregimientos a través de la metodología de juegos, manifestaciones artísticas, actividades culturales, pedagógicas, ambientales y el trabajo sobre los valores sociales. Igualmente la evaluación cuantitativa y cualitativa de la capacitación desarrollada. Resultado del campamento los ocho jóvenes de cada corregimiento elaboraron un perfil del plan que desarrollarían con 200 niños y niñas del corregimiento; por lo que esta fase también implicó el acompañamiento y seguimiento al trabajo con los niños y niñas.

- Fase final: Incluye el informe de evaluación y sistematización del programa.

De la Investigación Acción Participativa

1. Contextualización Sociocultural: Análisis de los rasgos particulares que relevan las relaciones sociales, culturales, económicas y ambientales en relación con el entorno concreto, partiendo de la reconstrucción de su experiencia histórica como sociedad y ubicando en este caso, los lugares que ha jugado la formación de los individuos. En otras palabras esta indagación a manera de gran diagnóstico comunitario debe develar en un nivel inicial las complejas relaciones de las comunidades, su cultura y su desenvolvimiento en el entorno, en tanto pertinencia, identidades y desarrollo, en este caso desde el ámbito recreativo.

2. Generación del conocimiento: En este momento el proceso solicita la constitución de grupos dinamizadores de la comunidad, que van a producir una serie de acciones en coordinación con el equipo facilitador o de " expertos". Estos grupos están integrados por los jóvenes que van a aplicar lo aprendido con los niños de los 43 corregimientos y a partir de esta experiencia a generar conocimiento propio sobre su realidad recreativa y cultural.

3. Recuperación crítica: En este momento los equipos en conjunto con los facilitadores, analizan y destacan los elementos más significativos en lo social, lo cultural, económico, ideológico y lo ambiental. Se trata de revitalizar diferentes formas organizativas y/o manifestaciones culturales, recreativas, deportivas y comunitarias que incluso pueden estar amenazadas o en procesos de desaparición debido a factores externos desestructuradores, lo que es frecuente en diferentes regiones geoestratégicas. La búsqueda de fortalecimiento de la identidad, de apropiación territorial y de autonomía son los imperativos en esta fase de la IAP.

Las técnicas Implementadas

Observación Participante: Durante las visitas a los corregimientos se levantó información sobre la vida de las comunidades como se explicó anteriormente.

Aplicación de encuestas (entrevistas estructuradas): Durante las visitas por grupos que se conforman entre los asistentes a la reunión, se diligencia una encuesta que diagnóstica las potencialidades recreativas, turísticas, deportivas y culturales, su realidad actual y las formas organizativas e infraestructura que las soporta. Otra encuesta es la orientada a captar la percepción de los gerentes de corporaciones y los administradores de parques, sobre el uso del tiempo libre en su municipio y las políticas recreativas que se pueden implementar para mejorar los niveles de vida en estos.

Grupos Focales o de discusión: En el espacio del campamento con dos jóvenes de cada corregimiento se hace un análisis sobre los principales problemas que aquejan a la juventud y a la niñez en la zona rural, de qué manera estas poblaciones aprovechan el tiempo libre y qué alternativas habría frente a estas problemáticas. Se trata de que esta reflexión grupal sirva para que los jóvenes amplíen sus fronteras y precisen elementos comunes y diferencias en la realidad de sus localidades, construyendo mucho más una mirada como departamento.

Revisión bibliográfica: Todo el trabajo etnográfico con las técnicas antes presentadas, se complementa con el diseño documental, que hace uso de fuentes primarias y secundarias. Monografías de localidades, bibliografía especializada producida sobre políticas recreativas, legislación deportiva, uso del tiempo libre y demás información pertinente.

Principales Resultados

La información valorada permite mostrar una zona rural empobrecida desde el punto de vista de sus vocaciones económicas, un aislamiento de las políticas estatales en contraste con los grandes esfuerzos de la comunidad organizada, entre estos los jóvenes por mejorar sus niveles de vida.

En este contexto tanto la encuesta como la observación directa nos muestran que la mayoría de corregimientos beneficiados por el proyecto no cuentan con espacios deportivos, recreativos y culturales adecuados. Pese a lo anterior los pocos escenarios con que cuentan los corregimientos son utilizados por los grupos juveniles donde existen, o por los comités de deportes de las juntas de acción comunal, organizando torneos deportivos especialmente de fútbol.

El marco del proyecto contribuyó a facilitar el diálogo y la interacción de los diferentes actores comunitarios, entre las cuales están las instituciones educativas, las corporaciones para la recreación popular y líderes de grupos juveniles. Estimulando de esta manera el tejido social institucional a nivel local y municipal en torno a las problemáticas infantiles y juveniles.

Convocatoria y participación por encima del 100% de los jóvenes invitados, teniendo en cuenta que la cobertura prevista era de 344 JOVENES y a las actividades de capacitación asistieron en total 391 JOVENES. Mostrando con ello un fortalecimiento del trabajo juvenil, al tiempo que se subraya la necesidad sentida de este tipo de programas de capacitación y desarrollo social.

La metodología utilizada para el desarrollo de las capacitaciones generó elevación de los niveles de autoestima, facilitando el trabajo en grupo para la gestión comunitaria; Cualificación de habilidades y destrezas tanto en recreación pedagógica como en el campo de los derechos, deberes y valores sociales para la prevención de la violencia.

En estrecha relación con el anterior aspecto se destaca la capacidad de autogestión puesta en marcha por los jóvenes a su regreso al corregimiento, valorada y reconocida por los gerentes de las corporaciones, lo cual ha garantizado en gran medida la ejecución del plan de trabajo propuesto por los jóvenes, para estimular el liderazgo en los niños y niñas de cada uno de los corregimientos.

Por favor revise el siguiente enlace para complementar su estudio:

Nombre del contenido del enlace

Conferencia Investigación Acción Participativa

Enlace

https://www.youtube.com/watch?v=7SYqL7_BP50

Estimado(a) estudiante: A continuación se le presentan Mapas Conceptuales por cada una de las unidades
Estimado(a) estudiante: A continuación se le presentan Mapas Conceptuales por cada una de las unidades

Estimado(a) estudiante:

A continuación se le presentan Mapas Conceptuales por cada una de las unidades tratadas en la asignatura. Revíselos detalladamente pues le servirán para hacer una síntesis de la materia abordada y cómo se relacionan los diversos conceptos ahí tratados.

Mapa Conceptual Unidad 1:

síntesis de la materia abordada y cómo se relacionan los diversos conceptos ahí tratados. Mapa Conceptual

Mapa Conceptual Unidad 2:

Mapa Conceptual Unidad 2:

Mapa conceptual Unidad 3:

Mapa conceptual Unidad 3:
Estimado(a) estudiante: A continuación lo invitamos a discutir respecto de los contenidos tratados en la
Estimado(a) estudiante: A continuación lo invitamos a discutir respecto de los contenidos tratados en la

Estimado(a) estudiante:

A

continuación lo invitamos a discutir respecto de los contenidos tratados en

la

asignatura, con la finalidad que tanto elabore un argumento donde plantea

su opinión, como también, que escuche la opinión de sus compañeros(as) de clase en el foro que en su Aula se dispondrá para tales efectos. De esta forma

no solo logrará transferir su nuevo aprendizaje en un proceso de autoevaluación, sino y lo más importante, aprenderá a partir de lo que plantean los otros(as).

Pregunta orientadora Unidad 1:

¿De qué manera los Trabajadores Sociales, como ciudadanos y profesionales de las ciencias sociales, pueden favorecer procesos de ciudadanía activa y participación social?

Pregunta orientadora Unidad 2:

¿Cuál es el rol y qué funciones desempeña un Trabajador Social en los procesos de participación ciudadana a nivel local?

Pregunta orientadora Unidad 3:

¿Cuáles son las técnicas y/o herramientas de IAP que más utilizan los Trabajadores Social en su quehacer profesional comunitario? Ejemplos.

Webgrafía Nombre enlace: Participación Ciudadana – Gobierno de Chile Enlace:

Webgrafía

Webgrafía Nombre enlace: Participación Ciudadana – Gobierno de Chile Enlace:

Nombre enlace: Participación Ciudadana Gobierno de Chile Enlace: http://www.participacionciudadana.gob.cl/

Nombre enlace: Ley 20.500 Enlace: http://www.participacionciudadana.gob.cl/ley-20-500/

Nombre enlace: División de Organizaciones Sociales Enlace: http://www.participemos.gob.cl/

Nombre enlace: Nacionalidad y Ciudadanía Enlace: http://www.senado.cl/capitulo-ii-nacionalidad-y-

Nombre enlace: Participación Social en Chile Enlace:http://www.ministeriodesarrollosocial.gob.cl/btca/txtcompleto/mide

Nombre enlace: Manual de Metodologías Participativas Enlace: http://www.redcimas.org/wordpress/wp-

Bibliografía

Montoya, J., Flores, S., Llanes, A., González, O. y Armenta, E. (2012) Formación Ciudadana. Bachillerato Universitario. Sinaloa, México: Edición con fines académicos, no lucrativos, Universidad Autónoma de Sinaloa.

Adela Cortina (2003) Ciudadanos del Mundo. Hacia una teoría de la ciudadanía. Madrid, España.

Constitución Política de la República de Chile, Capítulos II y III, Artículos 13 al

23.

Franco, P., y Guilló, C. (2012) Guía Metodológica para la Participación Social. Madrid, España: EAPN España.

Morales Diez De Ulzurrun, Laura. 2001. “Participación política y pertenencia a grupos políticos: los límites de las explicaciones individuales y la necesidad de considerar el contexto político.” Revista Española de Investigaciones Sociológicas 94: 153184.

Ignacia Fernández, (2006) Socióloga de la Universidad Católica, Magíster en Ciencia Política Universidad de Chile y Doctora en Sociología Universidad de Barcelona, España. Participación ciudadana en el nivel local: Desafíos para la construcción de una ciudadanía activa. Corporación Expansiva, En Foco N°84.

Alberto Melucci. (1999) Colectiva, vida cotidiana y democracia. El Colegio de México, 1999. Capítulo 1. Teoría de la acción colectiva. (Pag. 25-54)

Salvador Marti Puig, Profesor Titular de la Universidad de Salamanca, España. Doctor en Ciencia Política y de la Administración (1997), Máster en Estudios Latinoamericanos (1994) y Licenciado en Ciencia Política y Sociología (1992).

Lago, Silvia, Marotias, Ana. Los Movimientos Sociales en la Era de Internet Razón y Palabra [en línea] 2006, 11 (Diciembre-Enero) Disponible en:<http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199520736012> ISSN 1605-

4806

León, O., Burch, S. y Tamayo, E. (2001), Movimientos Sociales en la Red. Quito, Ecuador. Agencia Latinoamericana de Información.

César A. Salazar, Mónica M. Jaime. (2009) Participación en Organizaciones Sociales en Chile. ¿Una Alternativa para Mejorar el Bienestar Económico de los Hogares? Estudios de Economía. Vol. 36. N°2, Diciembre 2009, Pág. 191 215.

Darío Rodríguez M, René Ríos F (2002) Gobernar los Cambios: Chile, más allá de la crisis. Luis Moya S. (Editor). 2002. pp. 133-152. DOS Ministerio Secretaría General de Gobierno. LOM Ediciones. Santiago.

Ley Orgánica Constitucional de los Partidos Políticos

Borja, J. (1987): Descentralización y Participación Ciudadana, Instituto de Estudios de Administración Local, Madrid,, Pág.169.

Dpto. Política y Descentralización SUBDERE, Gobierno de Chile.

Sabatini, F. (1997). Participación y Localidad: Problemas. Conflictos y Negociación. Nociones de una Ciudadanía que crece. FLACSO-Chile.

Carmona E. y Masbernat, N (1997). Gestión participativa local: posibilidades y limitaciones. Estudios Sociales Corporación de Promoción Universitaria, Chile.

Serrano, C. (1998) Participación Social y Ciudadanía: Un debate del Chile contemporáneo. Asesorías para el Desarrollo S.A., Chile.

Reglamento CESCO

Ley Nº 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades

Salinas Z., María Soledad, López de Santa María F., Mauricio, Ossandón M., Cristina (1997) La Apertura de nuevos espacios para la participación comunitaria. Documento de Trabajo/ Centro de Investigaciones Sociales, ARCIS Universidad, Santiago de Chile.

Sanhueza, A. y Delpiano C. (1998) “La participación ciudadana es una oportunidad para el Trabajo Social”. Corporación Participa. Santiago de Chile.

Dº. Enrique Pastor Seller. (2009) El Trabajo Social en la dimensión de las políticas públicas de proximidad: responsabilidad y compromiso social. Humanismo y Trabajo Social ISSN: 1696-7623 85

Teresa Zamanillo (1993) “La I A P en trabajo social”. Documentación Social nº 92, julio-septiembre. Cáritas Española. Madrid.

Carlos Pereda, Miguel Ángel de Prada y Walter Actis (2003) Investigación Acción Participativa: Propuesta pata un ejercicio activo de la ciudadanía. Conferencia Encuentro de la Consejería de Juventud. Córdoba, junio de 2003.

T. Alberich "Ejemplos de fases y técnicas en la IAP", incluido en el Artículo de Joel Marti, La Investigación Acción Participativa. Estructura y Fases. Madrid, España.

Acevedo, I. A. y López, A. F. (2000). El proceso de la entrevista. Concepto y modelos. México: Ed. Limusa.