Sei sulla pagina 1di 9

Col e gio de Abogados de Costa Rica

C ODIGO DE MORAL PROFESIONAL

SESION 20

Sesió n o rdinari a de l a Jun ta Di rec ti va del

Colegio d e A bo g a d o s celebra d a a l as di e ci séis horas de l pri mero d e se tiembre d e mil n oveci ento s

c uare n ta y t r es . Con a s ist e n c i a d e l os l ice nci a do s

Guier, q u e presi de , H e rrera,

Echever r ía, Fernández, Gambo a, Jim é n ez y Bejara n o .

n . -Previ o es tudio del proyecto de C ó di g o de

Moral re d ac t a do por e n c argo e s p e cial d e est a Junta, por l os li cen c i a do s don Jo rg e Gu a rdi a, d o n Antonio P ica d o, d o n F e rn a ndo B a udrit , don Fr a n-

c i sco Esq u i ve \ y d o n H e rn á n Bej a r a no , exa min a -

das l as o b servac i o n es y a dic io n es pr o pu est as p or

l os miemb r os d e es t a d i rec ti va, li ce n cia d os Gui e r ,

Gu i do y Ferná n dez, a qui e n es se co mi s i o n ó p a r a

que revisara n el alud id o pr oyec t o; e n ate n c i ó n a

que e s preciso es t a bl ece r un c on j un to

que s irva n de g u ía a l a c o n du c t a d e l os p ro fesio n a -

les e n derecho ; y e n vis t a, a dem ás, de

mayor eficac i a d e l p ro pósit o es co n ve nien te

qu e p a ra l a

B re n es, Guido ,

de n o rm as

div idir en dos g ru p o s las di v er sas di s po s i c ion es

qu e se dicten , co m p r e ndi e ndo en l a pr imer a p a rt e

alg unos pri n ci pio s ge n e rales y e n l a seg und a l os

ac tos u omisio n es q ue s e h a creí d o n ecesa ri o

c orregir di sci plin a r ia m e nte , d e co n fo rmid a d c on

lo s a rtíc ulo s 1 4 , 15 Y 16 d e l R eg l a m e nto Int e r io r ,

se acordó aprob a r e l r ef erido pr oyect o c on l as

modificac i o n es y a di c i o nes s u g erid as por l a

c o mis i ó n revi s ad o r a y co n la s e nmi e nd as ac ep -

tadas po r la Junta al di s cutir s e

l a pub l icac i ó n del C ó digo e n " L a G aceta" p a r a l os

e f ecto s co n sig uiente s .

e l asunt o; y o rd e n a r

L A JUNTA DIRECTIVA

DEL COLE-

G IO DE ABOGADOS, e n a ten c i ó n a qu e es pr e-

cis

o e s tab l ece r un conj u nto d e norm as qu e si r va n

de

guía a l a co n d u cta de lo s pr ofes i o n a l es e n de r e -

c h o; y e n v i s ta , adem á s , de q u e p ara l a m ayor

cacia d e l propósito e s convenie n te d i vidir en do s

efi -

g rupos l as di ve rsas di s p os icione s que s e d icten ,

co mpr e ndiendo e n l a primera p arte a lgunos pr i n ci-

pios generale s y e n l a s egunda l os acto s u om isio-

ne s que se h a cr e ído ne ces ario c orre g ir di sc iplin a-

ri a mente ; de conformidad con l os a rtí culo s 14 , 15

Y 16 del Re g lamento Interior del C o leg i o ,

ACUERDA :

e m i tir el s i g u ient e

CODIGO DE MORAL 1 de se ptiembre de 1943

PRIMER A PARTE

CAPITULO UNICO

D e l os prin c ipio s ge n e rales

A rt íc ulo 1:

El pr ofesi o n al

e n d e r e cho d e b e actuar co n

i r re prochable di g n i d a d , no só lo e n e l eje r c i cio d e s u profesión , s in o e n l a v id a priv ad a . Su co nduc ta ja-

m ás d e b e in f ringir las norma s d e l hon o r y d e l a d e-

li c ade za qu e c ar a cte riza n a todo hombr e de b ien . Art íc ul o 2 :

e n d er e c ho h a d e se r l eal y

ve ra z y deb e actu a r d e buen a fe ; po r tan to, n o

a con s ej a rá nin g ún acto f r a udulento ni h a r á e n s u s escritos c ita s c o ntra rias a l a ver d a d . Artí c ulo 3 :

P a ra el pro fesion a l e n de r ech o e s t ará sie m -

pre, antes que s u pr o pio inte r és, l a ju s t ici a de l a te-

s i s que d e fie nde . Artí c ulo 4 :

El pr ofesi o n a l

En s u vida el profe s io na l en d e r e ch o d e be

c uidar c o n todo e s m e ro

c u a nt o pued a afe ctar s u i nd e penden c i a ec on ó mi-

d e s u h o n o r , elud i end o

ca, co mpromete r s u d e c o ro o di s m i nu i r , a unqu e

sea e n mín i m a m e did a , l a c on s ider ació n g ener a l

q

u e d e b e siemp r e mere ce r . D e be por

lo t a nt o ,

ndu ci r se mo r al .

co

e n t o d o co n e l m á x i mum

d e rigor

110

CODIGOS DE ETICA

Artículo 5:

Deben los profesionales en derecho respetar

y hacer respetar la ley y las autoridades públicas

legalmente constituidas. Artículo 6:

En sus alegatos verbales o e s critos , el profe - sional en derecho debe usar de la moderación y la

energía adecuadas, tratando de decir solamente lo necesario para la defensa de los derechos de la par-

te que patrocina. Cuando tuviere que criticar los fa-

llos judiciales o las alegaciones de su contrario, de-

berá abstenerse de toda expresión violenta o sarcás- tica; y si la gravedad del caso exige la energía en la expresión, deberá, no obstante, abstenerse de toda vejación inútil y de violencias impropias. Artículo 7 :

La publicación de avisos en los periódicos para el sólo efecto de dar noticia de la dirección y

el teléfono, es correcta, aunque no es aconsejable

hacerlo en forma llamativa . Debe, en consecuen- cia, el profesional en derecho abstenerse de toda publicación excesiva . Artículo 8 :

Los profesionales en derecho pueden aso- ciarse entre sí y aún es recomendable que lo hagan para asegurar la mejor atención a los a s untos . La asociación con terceros no profesionales en dere- cho con el propósito ostensible o implícito de aprovechar su influencia para conseguir a s untos , es contraria a la dignidad profesional . Artículo 9:

El profesional en derecho debe respet a r las disposiciones legales que establecen las incompa - tibilidades para ejercer la profesión y abstenerse de desempeñar cargos u ocupaciones incompati- bles con el espíritu de la misma . Artículo 10:

El profesional en derecho debe recono c er su responsabilidad cuando resultare de negligencia, error inexcusable o dolo , all a nándose a indemni- zar lo s daños y perjuicios oca s ionados. Artículo 11:

El profesional en d e recho puede prestar sus

s ervicios no sólo ante el Poder Judicial, sino ante

los otros Supremos Poderes; pero en todo ca s o de- be ajustarse a las mismas reglas de ética que go- biernan su actuación ante los tribunales . Artí c ulo 12 :

Es censurabl e que el profesional en derecho lleve a la prensa la discusión de asuntos que se ha- llan sub judice , ya sea directamente o de modo indi- recto, haciendo firmar los escritos a s u c liente. Sin

embargo, es correcta la publicación en folleto de sus

e s critos y de las sentencias, sin que pueda hacer lo

mismo con los escritos de su contrario, si no está de- bidamente autorizado por el letrado que lo patrocina. Artículo 13 :

El secreto profesional constituye a la vez un deber de cuyo cumplimiento ni ellos mismos pue- den eximirle; es un derecho con respecto a los jue-

ces, pues no podría escuchar expresiones confi- denciales si supiese que podría ser obligado a re- velarlas. Y llamado el profesional en derecho a declarar como testigo, debe concurrir a la citación ; pero en el acto y procediendo con absoluta inde- pendencia de criterio , deberá negarse a contestar aquellas preguntas cuya respuesta, a su juicio , sea susceptible de violar el secreto profesional. Artículo 14 :

La obligación del secreto se extiende a las confidencias efectuadas por terceros al profesional en derecho en razón de su ministerio. Por eso debe guardar reserva acerca de las conversaciones lle- vadas a cabo para realizar una transacción que fra- casó, y respecto de los hechos que ha conocido só- lo por tal medio . El secreto cubre también las con- fidencias intempestivas de los colegas. Artículo 15 :

L a obligación del secreto cede a las necesi-

dades de la defensa personal del profesional en de- recho , cuando es objeto de persecuciones de su cliente. Puede revelar entonces lo que sea indis- pen s able para su defensa y exhibir, con el mismo objeto, los documentos que aquél le haya confiado . Artículo 16 :

El profe s ional en derecho , salvo que la ley disponga lo contrario, tiene absoluta libertad para aceptar o rechazar los asuntos en que se solicite su intervención, sin necesidad de expresar las causa s que lo determinen a ello. Sin embargo, es racional que se abstenga de defender una tesis contraria a

sus convicciones políticas, sociales o r eligiosas, y

cargo de defender un caso seme-

jante a otro que ha atacado ante los tribunales. En

s uma, sólo debe aceptar el asunto que permita un

que no se haga

debate serio, sincero y leal . Artículo 17 :

Después de aceptado un asunto y aunque no

h a ya sido aún iniciado el juicio, el profesional en derecho no puede revocar su determinación para asumir la defensa del adversario de su cliente . Artículo 18:

Debe el profesional en derecho actuar con el mayor celo , prestando sus servicios en amparo del

COLEG 10 DE ABOGADOS DE COSTA RICA

1I1

legítimo interés de s u c liente ; ma s no debe opo- nerse a l a s incorrecciones de éste, abandonando la

cobro es demasiado a lto o exiguo, esto último no se tr a ta de r acionale s c a sos de excepción .

si

di

r ecció n s i no puede impedir la consumación de

Artículo 25 :

ellas . E n s u carácter de consejero que actúa con

Es una pr á ctica recomendable la de que

el

indepe nd e nci a complet a , se cuid a r á de no compar - tir la pas ión d e l litigant e, al que d e be diri g ir y no seg u i r ci e ga m e nte. Artíc ulo 19 :

U n a v ez ace ptado un asunto, el profesional en derec h o d e be hacer lo posible p o r no renunci a r , sin justa c au sa, a la c ontinuación del patrocinio . Si

po r mot ivo s a tendibl e s d ecide , no obst a nte , inte -

rrump ir s u a c tu ación , debe cuidar se

de que s u ale-

ja m ie nt o n o s ea intempestivo .

A r tíc ul o 2 0 :

profe s ional en derecho convenga con su cliente la

s uma que éste deb e abon a rle por honorarios , indi-

con c l a r i dad l a forma de pago , antes de to-

cando

mar a su cargo la dirección del asunto . Se aconse-

j a la estipulación de que el honorario sea cubierto

en tres cuotas iguales , pagaderas al presentarse la demanda o la contestación, la querella o la defen-

s a ; al fallarse e l negocio en primera instancia, a la terminac ión del j uicio . Artículo 26:

En la aprecia c ión de los servicios que deben

S i e l a bandono del patrocinio se debe a una deslea lt a d del c liente, que en una o otra forma le ha

er retribuido s, recomiéndase tener en cuenta, si es posible en forma separada:

s

ocu lta d o la verdad o le ha hecho objeto de engaños,

a)

Las actuaciones esenciales establecidas por

de

b e e l profesional e n derecho reserv a rse cuidado-

la ley para el desarrollo del juicio en las dis-

sa

m e nte las causas que lo obligan a alejarse, siem-

tintas instancias;

p

r e que la revelación de l as mismas

pueda perjudi-

b)

Las actuaciones de prueba;

car a s u p a trocinado , p u es el secreto profesional de-

e)

Las actu aciones de trámite ;

be estar por e ncima de toda reacción personal .

d)

Los incidentes ocasionales; y

Artículo 21:

e

) Los trabajos fuera del expediente: conferen-

E l pr o fe s ional e n derecho debe limitarse a

d ecir l e a l c liente si s u caso está o no amparado por

la ley, exponiéndole la s razones que tiene para es-

perar un a s olución favorable ; pero no debe ase g u- rar l e nun c a un triunfo con una certez a que él mis- mo no puede tener. Artícul o 22:

Si n c on s entimiento del c liente , el profe s io- nal e n dere c ho no puede colocar a un coleg a e n su

lugar, e s p ec ia l ment e si t a l s ustitución i mplica la

e l evació n de los honorarios . Sin emb a rgo , en caso de i mp e dimento súbito o imprevi s to , puede ha -

dando aviso inmediato al

cerse e l reemplazo, cliente.

c ias, con s ultas , correspondencia y otras ges- tiones diversas . Art í culo 27 :

Para la estimación del monto del honorario , se recomienda la con s ideración de los siguientes

factores:

a) La importanci a de lo s tra b a jo s y la cuantía

del a s unto;

b )

e ) La nov e dad y dificultad de las cuestiones ju- rídicas debatida s;

d ) La experiencia y especialidad del profe s io- nal ;

e ) La fortuna o situación pecuniaria del cliente ;

El é xito obtenido , en toda su trascendencia;

A

r tíc ulo 2 3 :

f)

E

l carácter de la intervención del profesio-

El profesional

en derecho

no debe tratar

nal , esto e s , si se trata de trabajos aislados o

nunc a co n el adversario de su cliente , sino con el

 

de servicio s fijos y constantes;

c

ol ega que lo dirija . Mas si por cualquier circuns-

g)

La responsabilidad que

se derive para el

tan ci a tuviere que hacerlo , debe informarle de su

profesional de la atención del asunto; y

pos i c ión de defens o r de su contrario. A s imismo

h)

El tiempo tomado por los servicios prestados.

deb e e v itar las persecuciones excesivas, los ga s tos

i nú til es y toda medida o diligencia que no sean cesa r ias p a r a la defensa de s u cliente . Artículo 2 4 :

ne -

E l profesional en derecho debe procurar el

mayo r ac ierto al e s timar su honorario . Debe evitar

e l e rr o r , t a nto por

la d ign i d a d profes ion a l resulta comprometida s i el

exceso como por defecto , pues

Artículo 28:

Lo s profes ionales en derecho deben evitar

los cobros judiciale s por honorarios hasta donde

s ea compatible con su derecho a percibir una re-

tribución razonable por sus servicios. Artículo 29 :

El honorario puede convertirse en un sueldo fijo , anual o mensu a l , s iempre que el importe del

11

2

C ODIGOS DE ETlCA

mism o c on s t i tu y a un a adecuad a r e tribuci ó n d e lo s servic i o s profesion a le s. Artículo 3 0 Debe el profesional e n derecho gu a rd a r r es- peto y considera c i ó n a los funcionario s que a dmi-

recci ó n del ne g ocio y más aún si de esa m a n e r a le

di f iculta o imposibilita el cobro de sus honor a r i o s .

SEGUNDA PARTE*

n

is tr e n ju s ticia y est a r dispuesto en todo momento

CAPITULO 1

a

prestar s u apoyo a la judicatura , c u ya alt a fun-

ci

ó n social requiere un constante auspicio de la

D

e la s rela c ion e s de l os abogados bachill e re s en

opini ó n forens e. Pero a s imismo d e b e mantener

s iempre la m á s c ompleta independencia, pue s s u

ca rácter d e auxiliar de la administr a ción d e ju s ti- cia no le convi e r te en dependiente o s ubordin a do

d e és ta.

Art í culo 31 :

Constituye falta grave, por la deslealtad que importan hacia el profesional adver s o , la práctica de mantener conversaciones privadas con los jue-

ces relativas a los asuntos que ésto s tienen pen- dientes de resolución , sobre todo si e n ell as se ar- gumenta sobre puntos que no constan en los escri-

to s o documentos que obran en el expedient e res -

pectivo . Merecen mayor censura tales entrevi s t a s

s i quien l as celebra en ese momento ejerce impor-

t a nte influencia política . Artículo 32 :

D e be el pr ofes ional en derecho re s petar en

l eyes y procuradores judiciales entre s í

Artículo 3 5 :

Lo s profes i o nale s e n derecho serán corregi- dos di s ciplin a r iamente:

l . Con a mones tación, c uando en términ os

injuriosos, de s pectivos o irrespetuosos se refi e-

ran a sus colegas, ya sea por corresponden cia

privada o en las presentaciones verbales o escri - tas ante cualquier autoridad del país , aunque n o

s uscriban las últimas, salvo que

biese cometido en juicio que se ventile o se ha-

ya ventilado ante los Tribunales de Justici a,

pues en ese ca s o será el Tribunal

imponer la sanción disciplinaria conforme l o

dispuesto en el a rtículo 215 de la Ley Orgáni ca del Poder Judicial.

2 . Con a monestación o su s pensión de uno o

el llamado a

el hecho se hu -

tod o momento la dignidad del col e ga , debiendo

dos meses , en el caso de que injurien a sus cole gas

ab

s teners e de toda expresión hirient e o mal é vola.

por la radio, la pren sa u otro medio de publicidad .

A

s imi s mo debe impedir toda maledicencia del

En éste y en los ca s os previstos en el inciso an te-

cl

i ente hacia s u a nterior director o haci a e l p a tro c i-

ri

o r , no se permitir á al ofensor rendir prueba t en-

nante de su a dver sa r io . La confianza , l a l e alt a d , l a

b e ne v ol e nci a, deben co n s tituir l a di s po s ición habi-

tu a l hacia el cole g a , a quien deb e facilit ars e la solu-

ción de incon v en i ente s moment á neo s -enferm e d a d ,

duelo o ausencia- y c on s iderarla siempre en un pie de i g ualdad, s alvo los respetos tradicionale s gu a r- dado s a la e d a d y a l as a utoridade s del Colegio . Artículo 33 :

El profe s ional e n derecho está e n el deber de

n e gar toda solidaridad y apoyo a jueces o colega s de c onducta moralmente censurable . Sin r e curr i r a la publicidad , debe combatir al primero , trat a ndo

d e poner en movimiento la opinión de sus colegas;

y al segundo , denunciándolo al Colegio, pues la solidaridad que debe unir a los profesionales en

derecho y el respeto que deben

a los jueces, no

i mplica la obligación de observar una a ctitud pa si -

va , que pued a tran s formarse en encubrimiento. Art ículo 34 :

Si n o media r e nuncia expr e sa del profesion a l que patro ci na a una parte, u otras cir c unstancia s le- gítima s, e s incorrecto que otro lo su s tituya en la di-

diente a demostra r l a veracidad de lo que hubiere afirmado y se e s time injurioso .

3 . Con s uspen s ión de uno a seis meses , si

c alumn ia ren a su s colegas por escrito o de palabra .

El Consejo de Disciplina, si se demostrare ser cierto el cargo o cargos, podrá conforme a las cir -

cunstancias, absolver al acu s ado , salvo que el he - cho se hubiese cometido en juicio que se ventile o

s e haya ventilado ante los Tribunales de Justici a,

pues e n ese caso será el Tribunal el llamado a im- poner l a sanción disciplinaria conforme lo di s - puesto en el artículo 215 de la Ley Orgánica del Poder Judicial .

4 . Con amonestación o suspensión de un mes

a dos años, cuando de obra atacaren a sus colegas ,

sea o no con ocasión o como consecuencia de lo s hechos previstos en este Código.

*

L as r e f o rma s y a di c i o n es a l os artíc ulo s 3 5 , incis os l .

3, 5 Y 6; 3 6 . i n c i sos

a

en s e s ión del 5 d e

4 y 5 , Y 37 , inci s o

l . fuer o n

prob a do s

por la Junta Directiva

juni o de 1961 .

COLEGIO DE ABOGADOS DE COSTA RICA

113

5 . Con suspensión de uno a seis meses cuan-

do s e autentique firme falsa; pero si esa autentica-

c ión se hace a sabiendas de la falsedad, la pena se-

r á de suspensión de seis meses a cinco años o in-

h a bilitación, según la gravedad de los hechos.

6 . Con amonestación en caso de que se pre s -

te , e n cualquier forma, a que por su medio o me-

di a nte su auxilio litiguen personas no autorizadas

p a ra hacerlo o legalmente impedidas . Caso de

re i ncidencia la pena será de uno a sei s meses de

s u s pensión .

7 . Con amonestación o suspensión de uno a

Consejo de Disciplina podrá tomar en con s idera- ción las razones que la parte haya tenido para prescindir de los servicios del profesional sustitui-

do en la dirección del negocio ; y

Consejo estuvieren s uficientemente acreditadas , podrá según la gravedad específica de las mismas , absolver al inculpado, sin perjuicio de corregir al profesional su s tituido , s i fuere del caso . 9. Con amones tación o suspensión de uno a tres meses, si arreglan extrajudicialmente un nego- cio , en cualquier sentido, con la parte contraria a

la que patrocinan , s in el con s entimiento expreso,

si a juicio del

tres meses, en el evento de que se sustituyan a un

e

s crito y firmado del profesional que defiende a

profesional en la dirección de cualquier negocio,

esa parte. Para el efecto de agravar la sanción, el

si a ntes no se les presenta

constancia escrita del

Consejo de Disciplina tomará en cuenta si por la

s

u s tituido, de estar de acuerdo con el cambio o, en

actuación irregular del profesional, el contrario es-

s

u defecto, de estar satisfecho de sus honorarios y

tuvo imposibilitado para cobrar los honorarios

no tener reclamo pecuniario contra el cliente, por

convenidos o los legales a falta de convenio, en un

raz ó n del mismo asunto. Si el profesional no diere la constancia alu-

dida , el sustituto para poder hacerse cargo del ne- gocio sin incurrir en sanción, deberá manifestar sin demora al juez de la causa, por escrito, que no le ha sido entregada la precitada constancia, a fin de que el primitivo director del asunto quede ente- rado de esa circunstancia y proceda en defensa de sus intereses como lo estime conveniente. No obstante lo dicho, si la intervención fue -

re urgente para evitar perjuicios irreparables

p a rte, como los que podrían venir de dejar vencer,

s in aprovechar, los términos para ofrecer pruebas,

p a ra plantear o para contestar incidentes, para in-

t e rponer recursos pertinentes y otros casos d e

i g u a l índole , el profesional podrá actual sin la

con s tancia previa aludida; pero deberá procurarla en el curso del mes siguiente a su primera inter-

v ención, o, en subsidio, hacer al juez del negocio , dentro del referido plazo, la manifestación de que habla el párrafo anterior . 8. Con amonestación o suspensión de uno a cuatro meses, cuando , sin intervención en un ne- gocio, suministren oficiosamente informes a las partes acerca de la marcha del mismo, ° censuren ante aquéllas la actuación de los colegas.

a la

El Consejo de Disciplina determinará, para el efecto de graduar la sanción, si los informes o las censuras tienen o no por objeto lograr la direc-

c i ón del negocio en vez de alguno de los profesio-

nales en derecho que intervienen en él, y si se ha conseguido por ese medio la dirección del mismo . Tanto para los efectos de lo dispuesto en es- te inci s o , como de lo indicado en el inciso 7 , el

tanto de la mitad o más . No habrá lugar a sanción alguna cuando en el caso a que se refiere este aparte , el profesional hiciere consignar en el respectivo convenio , por escrito, que la ausencia de la firma del profesional contrario se debe a negativa de éste a realizar el convenio , y acompaña , además constancia de que el contrario no tiene reclamo pecuniario contra su patrocinado por razón del negocio . Y aún sin tal constancia, cuando se acompañe la de haberse de- positado a la orden del funcionario que conozca del asunto, para serle entregada al profesional contrario, la suma de los honorarios convenidos o se contemple y cumpla en el arreglo de forma de pago convenida entre él y su cliente. 10. Con amonestación o suspensión de uno a tres meses, cuando sin intervenir en un negocio , presten sus servicios para que las partes lo arre- glen, y el arreglo se verifica sin el consentimiento expreso y escrito de todos o alguno de los direc - tores. Para determinar la sanción, el Consejo de Disciplina tomará en cuenta el mayor o menor da- ño sufrido por los profesionales interesados en el negocio, y todo sin perjuicio de las responsabili- dades en que hubieren incurrido los patrocinado- res del arreglo con prescindencia de otro u otros de los directores del asunto.

11 . En general, con amonestación, cuando

en sus relaciones mutuas, los profesionales en derecho faltaren a la lealtad más cabal y a la de- bida consideración en el trato , ya sea éste de pa- labra o por escrito, en forma o con ocasión no previstas en alguna de las disposiciones del pre- sente Código.

114

CODIGOS DE ETICA

CAPITULorr

De las relaciones de los abo g ados, bachilleres en leyes y procuradores judiciales con sus c lientes

Artículo 36 :

Los profesion a les en derecho serán corregidos :

l. Con amonestación o suspensión de uno o dos meses , si aconsejaren por malicia o ignorancia inexcusable, la iniciación de un pleito evidente- mente temerario, que hubiere ocasionado perjuicio grave al cliente.

2 . Con suspen s ión de un mes o un año, si

abandonaren sin ju s ta excusa la atención o la tra-

mitación del negocio de su c - liente . Si por cualquier causa decidiere el profesio- nal retirarse de la dirección del asunto o no pudiere atenderIa, deberá comunicarIo por escrito al juez o tribunal que conoce del mismo, para que lo ponga en conocimiento del interesado , a fin de que éste nombre nuevo director; y mientras no transcurran ocho días o no se haya gestionado b a jo una

nueva direcci ó n profesional, deber á hacer todas las gestiones necesarias a efecto d e evitar perjuicio a s u cliente. Para fijar el castigo disciplinario, se tomarán en consideración si sólo ha habido retardo apreciable en la tr a mitación del negocio , o si

s e ha originado perjuicio de otra naturaleza

en daño del c liente, o si el abandono o des- cuido han motivado, de modo evidente y sin excusa admisible, la pérdida del litigio . Para que el cliente pueda acusar la violación

a que se refiere este inciso, es indispensable que el abandono no se deba a negligencia de

de no haber suplido lo s

gastos respectivos, no obstante haber sido requerido en ese sentido por el profesional . 3. Con amonestación o suspensión de un mes a un año, si dejaren de extender , en defensa de su buen nombre , el recibo correspondiente por las sumas recibidas de su cliente, o dejaren de lle- var un detalle minucioso de los gastos hechos a fin de comprobarIe en c ualquier momento la inver- sión de sus fondos , o no observaren en la custodia de los valores y documentos que hayan r ec ibido , la mayor corrección posible. El Consejo de Di s ci - plina tomará en cuenta para la agravación del c as- tigo, si por la negligencia del profesional se per - dieren o extraviaron esos valores o documento s con perjuicio real para el c liente .

su parte o al hecho

4 . Con suspensión de 6 meses a 5 años e in-

habilitación, de acuerdo con la gravedad de los he- chos, si incurriere en malversación, defraudación , exacción o cualquier otro delito o falta de carácter pecuniario en perjuicio de su cliente .

5 . Con suspensión de dos meses a cinco año s,

s i extorsionaren o trataren de extorsionar a su client e

mediante la negativa a devolverle documentos o va - lores en su poder, salvo que por sus características el hecho no constituya el delito de extorsión, pues en este caso se estará a lo dispuesto en el inciso que an- tecede.

6 . Con inhabilitación, si entraren en inteli-

gencia con la parte contraria a su patrocinado o

c on terceros, para perjudicar a su cliente, o causa-

ren ese perjuicio por malicia inspirada por cual- quiera otra causa .

7 . Con suspensión de un mes a dos año s, s i

exigieren o recibieren, por medio directo o indi- recto, fuera de contrato, honorarios exorbitante s

en forma que revele un abuso manifiesto en rela -

ción con la cuantía del pleito y la naturaleza de és- te. El Consejo de Disciplina podrá obligar al pro - fesional a que devuelva, bajo apercibimiento de que se le impondrá la sanción de seis meses a do s años de suspensión, la suma que estime prudente .

8. Con amonestación, si recibieren determi-

nada suma por trabajo prometido y no realizado , en todo o en parte, sin perjuicio de la devolución que acord a re el Consejo de Disciplina, del total re- cibido o de la suma que fije. La falta o devoluci ó n se corregirá con suspensión de seis meses a dos años.

9. Con amonestación, si se opusieren, direc-

ta o indirectamente , a que el cliente transija el pleito, sin perjuicio de las observaciones que el

profesional estime pertinente hacer a aquél en de- fen s a de los derechos de ambos, si el cliente no e s - tu v ier e de acuerdo con su director en cuanto al monto de honorarios, podrá pedir al Juez que lo s fije prudencialmente; pero la tramitación del inci - dente no e s torbará la transacción, sin perjuicio de que el profesional en derecho haga las gestiones que estime pertinentes para asegurar la cuota de honorarios que le corresponda.

10 . Con amonestación, si contrataren o co -

braren honorarios, sin especial motivo, en suma menor fijada por la ley, cuando ésta la señale. I l . Con amonestación, si dejaren de cobrar los honorarios, salvo que se trate de personas que litiguen como pobres de solemnidadd, de pariente s en la línea directa en cualquier grado o en la cola-

COLEGIO DE ABOGADOS DE COSTA RICA

115

teral hasta el segundo grado, inclusive, por con-

nal ofendido, de acuerdo con lo dispuesto en los

s

anguinidad o afinidad, de profesionales en dere-

artículos 212, 213 y 214 de la Ley Orgánica del

c

ho interesados directamente en el negocio, o de

Poder Judicial, salvo en caso de incurrir en más de

personas con las cuales estén directamente en el negocio, o de personas con las cuales estén liga-

una reincidencia en que el Colegio de Abogados impondrá, a solicitud de la Corte Suprema de Jus-

do s por vínculo de especial afecto o amistad .

ticia, de un mes a cinco años de suspensión.

12 . Con amonestación, si consintieren, so

pretexto de facilitar el pago al deudor de su clien-

te, en que se alteren las tarifas legales sobre hono-

r a rios.

13. Con suspensión de uno a seis meses, si divulgaren, violando el secreto profesional, cual-

quie r confidencia que el cliente o terceros les ha-

que la ley, la doctrina o este Código lo

autoricen; o divulgaren detalles del negocio que en alguna forma puedan perjudicar al c liente, aún

en el caso de disgusto personal con él o de separa -

ci ón del conocimiento del asunto .

14 . Con amonestación o suspensión de uno

a seis meses, si faltaren a la lealtad que se debe al

c li e nte en orden a los negocios que les hubiere

co n f iado . El profesional en derecho está obligado

a pre s entar con sinceridad a su patrocinado los di-

v er s o s aspectos del negocio, tanto favorables co- mo desfavorables, de s pués de un maduro estudio de los problemas de hecho y de derecho, y a poner

e n el manejo de sus asuntos el mismo interés que

pondría en la defensa de sus propios negocios. A

s u v ez, el cliente debe presentar a su director

el

as unto con sujeción a las más estricta verdad, au-

x ili á ndolo con el máximum de esfuerzo posible

par a el mejor éxito de la gestión y supliéndole con

re g ularidad las cuotas de honorarios a que se hu-

b i e r e obligado . El grado de la responsabilidad del

profes i onal por la violación de esa lealtad , lo de-

t erminará el Consejo de Disciplina, tomando en

c u e nta si en el hecho hubo perjuicio para el cliente

o n o lo hubo.

ga n , s alvo

CAPITULO 111

De las relaciones de los abogado s , ba c hilleres en

l eyes y procuradores judiciales con los tribunales

Artí c ulo 37 :

Los profesionales en derecho serán corregi- do s disciplinariamente en los siguientes casos :

1 . Cuando las injurias u ofensas de palabra o

d e hecho las cometiere el profesional en perjuicio

d e un funcionario o tribunal de justicia , el compe- tente para conocer de esa infracción será el tribu-

2. Con amonestación, cuando solicitaren a

los jueces entrevistas impertinentes o maliciosas con ánimo de discutir sobre puntos sometidos a la decisión judicial, o sobre asuntos resueltos de mo- do definitivo, pues las conversaciones entre el pro- fesional y los jueces deberán limitarse a orientar la

marcha del juicio , a tratar de subsanar alguna defi- ciencia de tramitación, y, en suma, a colaborar con

la autoridad judicial en todo aquello que signifique

orientación del procedimiento .

3 . Con amonestación o suspensión por un

mes, si pretendieren, en cualquier forma, ejercer influencia sobre los jueces, prevaliéndose de su

posición social, política o económica, o cuando se jactaren de ello.

4. Con amonestación o suspensión de uno o

dos meses, cuando sin razón alguna se condujeren de manera incorrecta, grosera o despectiva en el

trato con los funcionarios o empleados subalternos de los tribunales.

5. Con suspensión de un mes a cinco años , si

propusieren a funcionarios o empleados judiciales la comisión de actos incorrectos o delictuosos, que afecten o puedan afectar juicios documentos, o que

perjudiquen o puedan perjudicar a la parte o al profe-

s ional contrarios.

6 . Con amonestación o suspensión de uno a

seis meses, si se negaren a devolver dentro del tér- mino fijado al efecto y sin razón justificada, docu- mentos o expedientes, entregados por las autorida-

des judiciales para la práctica de alguna diligencia.

7. Con amonestación, si dañaren, por des-

cuido o imprudencia, las piezas judiciales que re-

ciban para su estudio o examen.

8. Con amonestación, si prolongaren los ac-

tos judiciale s más allá de los límites normales, con

el fin exclusivo de causar fastidio .

9 . En general , con amonestación, cuando, en

cualquier forma, faltaren al sentimiento de respeto

y a catamiento a que s on acreedores los funciona-

rio s y empleados del Poder Judicial.

CAPITULO IV

De la vida y las costumbres de los abogados , bachill e res en leyes y procuradores judiciales

116

CODlGOS DE ETICA

Artículo 38:

Los profesionales en derecho serán corregi- dos disciplinariamente en los casos que a conti- nuación se apuntan:

de un

mes a un año, si abusaren con frecuencia de bebi-

das alcohólicas o de drogas nocivas a la salud o

que afecten el sentido moral de quien las ingiere; o

si frecuentaren lugares o sitios de explotación de vicios; o si promovieren escándalos en lugares pú- blicos o participaren de cualquier modo en ellos; siempre que en cualquiera de tales supuestos, los hechos, por públicos, repetidos o notorios, fueren en detrimento evidente del respeto que los profe- sionales en derecho se deben a sí mismos y deben esperar de los demás en razón de su conducta.

l. Con amonestación o suspensión

2. Con suspensión de seis meses a tres años,

si de cualquier otra manera, ofendieren el pudor o

las buenas costumbres con hechos de grave escán- dalo de trascendencia, que se tengan como eviden-

temente afrentosos en el concepto público.

3. Con inhabilitación, si hicieren, en todo o

en parte, un documento falso, en todo o en parte.

4 . Con suspensión de seis meses a tres años,

si facilitaren la fuga de sus defendido, a fin de evi-

tarle evidentes responsabilidades en causa pen- diente o fallada.

5. Con suspensión de seis meses a cinco años

o inhabilitación, si sustrajeren, ocultaren, destruye-

ren o inutilizaren objetos destinados a servir de prueba ante la autoridad, o registros, documentos o papeles de importancia en un debate judicial .

suspensión de tres a cinco años o in-

habilitación, si se dictare contra ellos auto firme de prisión y enjuiciamiento o si fueren condena-

dos por las autoridades judiciales a sufrir alguna pena; siempre que en ambos supuestos el Consejo de Disciplina estime necesario sancionar al profe- sional en derecho, sea por lo deshonroso o perju-

dicial del hecho , sea por las circunstancias en que el mismo se cometió; todo sin perjuicio de lo que establece en el capítulo siguiente.

6 . Con

7. En general, con amonestación o suspen-

sión de un mes a un año, si cometieren hechos que comprometan gravemente el decoro profesional .

CAPITULO V

De la aplicación de las sanciones dis c iplinarias

Artículo 39 :

Las correcciones disciplinarias a que alude este Código se impondrán sin perjuicio de las res-

ponsabilidades penales y civiles en que haya incu- rrido el profesional en derecho. En consecuencia , no será obstáculo para imponerlas el hecho de que esté pendiente de tramitación ante los tribu-

o causa sobre el motivo que

nales queja, juicio

sirva de fundamento a la corrección, ni tampoco el que haya recaído sobreseimiento o sentencia absolutoria. De igual manera, el pronunciamiento

que hiciere el Consejo de Disciplina, por referirse

a cuestiones del régimen interno del Colegio, no podrá hacerse valer como elemento de prueba en

el juicio, causa o queja pendiente ante los tribuna-

les comunes. Artículo 40 :

Las correcciones disciplinarias aplicables

por los actos y omisiones previstos en la Parte Se- gunda de este Código son, de acuerdo con el artí-

culo 16 del Reglamento 1. Amonestación,

pre en forma estrictamente confidencial .

la cual se impondrá siem-

Interior del Colegio:

2. Inhabilitación temporal del ejercicio de la

abogacía de un mes a cinco años.

3. Inhabilitación perpetua para el ejercicio

de la abogacía de modo absoluto. Artículo 41 :

Cuando las sanciones disciplinarias se enun- cian e forma alternativa, queda al prudente arbitrio del Consejo de Disciplina elegir la que estime más conveniente. Artículo 42:

Si la sanción de suspensión se indica dentro de límites que señalan sus extremos mínimo y má- ximo, el Consejo de Disciplina determinará a su albedrío la corrección dentro de los extremos se- ñalados, tomando en cuenta las circunstancias del caso y los antecedentes y condiciones personales del profesional acusado. Artículo 43:

Al profesional reincidente, el Consejo de Disciplina podrá aplicarle la sanción superior en grado o la ordinaria designada por este Código al acto u omisión. Artículo 44:

Después de sufrida durante seis años la san- ción de inhabilitación perpetua para el ejercicio de la abogacía, la Junta de Gobierno del Colegio po- drá rehabilitar al profesional inhabilitado, siempre que éste hubiere demostrado enmienda con su buena conducta posterior, circunstancia que debe- rá acreditar el interesado por medio de declaracio- nes de personas conocidas y de notoria honradez, recibidas con citación del Fiscal de la Corpora-

COLEGIO DE ABOGADOS DE COSTA RICA

117

ció n . L a Junta podrá, además, hacer de oficio las

i n ves ti ga ciones que juzgue pertinentes.

A r tíc ulo45 *:

I . Cu a ndo los hechos imputados puedan co n s tituir un delito, según la calificación qu e l es dé la Junta Directiva del Colegio de Abogados, la acción disciplinaria prescribe en los plazos de prescripción de la acción pen a l señalados en el Código Penal para ese delito. ll . L as demás faltas prescriben en un año . ID. L a prescripción de la acción disciplina-

ria, en cualesquiera

de los casos anterio-

de

la queja ante el Colegio de Abogados y con todas las actuaciones que en el trá- mite de dicha queja se realicen posterior- mente. Artículo 46 **:

Este Código comenzará a regir ocho días después de su publicación.

la Sala de Sesiones de la Junta de

Gobierno. San José, primero de setiembre de mil

novecientos cuarenta y tres.

res, se interrumpe con la presentación

Dado en

*

**

Modificado por acuerdo de Junta Directiva en sesión W 33 del 3 de diciembre de 1986. Publicado en el Diario Oficial "La Gaceta" el día jueves 23 de setiembre de 1943.