Sei sulla pagina 1di 179

Universidad de Los Andes Facultad de Humanidades y Educación Escuela de Letras Departamento de Historia del Arte

Estado Actual de las Prácticas de Conservación del Patrimonio Artístico Intangible en Venezuela

Memoria de Grado para optar al Título de Licenciatura en Letras. Mención: Historia del Arte

Autor: Noralba Albornoz Molina Aspirante al Título de Licenciada en Letras. Mención: Historia del Arte

Tutor: Profesor Juan Astorga

Mérida, Noviembre 2007

Universidad de Los Andes Facultad de Humanidades y Educación Escuela de Letras Departamento de Historia del Arte

Estado Actual de las Prácticas de Conservación del Patrimonio Artístico Intangible en Venezuela

Autor: Noralba Albornoz Molina

Mérida, Noviembre 2007

Agradecimientos

A Dios por llenarme de luz y energía cada día.

A mis padres Miguel y Alba, mis hermanos y toda mi familia por su incondicional apoyo y amor.

A la nueva luz de mi sendero, Juan. A la Danza, por inspirarme en las actividades que realizo día a día.

A mis amigos de siempre: Irant, Willy, Miguel, Kely y Andrés,

los quiero mucho. Al Profesor Juan Astorga por toda su ayuda. A todos los grupos que me han acompañado en el recorrido de investigación y disfrute de las Tradiciones Venezolanas.

Universidad de Los Andes. Facultad de Humanidades y Educación. Escuela de Letras. Departamento de Historia del Arte

Estado Actual de las Prácticas de Conservación del Patrimonio Artístico Intangible en Venezuela. Autor: Noralba Albornoz Molina. Tutor: Profesor Juan Astorga Mérida. Septiembre, 2007

RESUMEN

El Patrimonio Intangible es un tema que ha sido abordado por antropólogos, etnólogos y sociólogos entre otros, quienes se han encargado del estudio de los aspectos biológicos y sociales del hombre, de las causas y razones de las tradiciones de los pueblos y de la estructura y funcionamiento de las sociedades; sin embargo, desde el punto de vista de la valoración del patrimonio, se puede observar que la sociedad, en general, ha desligado de su vida el sustento de las tradiciones y por ende la transmisión del conocimiento popular. En el campo del patrimonio, el Patrimonio Artístico Intangible ha sido poco abordado ya que es un tema relativamente nuevo, definiéndose éste como todas aquellas tradiciones populares que se suceden dentro de una población y pasan de generación en generación.

En este sentido y para conocer el Estado Actual de las Prácticas de Conservación del Patrimonio Artístico Intangible en Venezuela, se realizó un diagnóstico institucional con el objeto de identificar qué técnicas de conservación y difusión se están empleando. El trabajo se apoyó en una investigación de campo realizada en las principales instituciones venezolanas con inherencia en el tema, para así, determinar el tipo de prácticas de conservación que manejan, los resultados de los proyectos ejecutados y las nuevas propuestas para la preservación del Patrimonio Artístico Intangible. Así mismo, se menciona el uso de las Nuevas Tecnologías de Información y Comunicación, en el campo del patrimonio, están asociadas con el uso de la Internet, principalmente, existiendo categorías para describir un servicio Web de contenido patrimonial, siendo este un medio importante para la difusión del mismo.

Pudiendo concluir que en la actualidad en Venezuela, se están generando esfuerzos significativos para el rescate, conservación y difusión del Patrimonio Artístico Intangible, por lo que las instituciones deben sumar voluntades para que las labores mencionadas se sustenten en el tiempo.

Palabras claves: Patrimonio Artístico Intangible, prácticas de conservación, prácticas de difusión.

ÍNDICE

INTRODUCCIÓN ……………………………………………………….…….

1

CAPÍTULO I: PATRIMONIO ARTÍSTICO INTANGIBLE …………….……

4

1.1.-

Tipos de Patrimonio …………………………………

………

6

1.2.- Patrimonio Artístico Intangible ……………………………………

 

11

1.2.1.- Antecedentes ……………………………………………….……

11

1.2.2.- Definición de Patrimonio Artístico Intangible ……………

……

14

1.2.3.- División del Patrimonio Artístico Intangible ………………

18

1.2.4.- Manejo del Patrimonio Artístico Intangible …………………

….

24

CAPÍTULO II: PATRIMONIO ARTÍSTICO INTANGIBLE EN VENEZUELA Y ESTADO ACTUAL DE LAS PRÁCTICAS DE CONSERVACIÓN ………………………………………………….…………. 28

2.1.- Antecedentes …………………………………………………………

30

2.2.- Marco Institucional …………………………………………

……….

37

2.2.1.- Organismos Nacionales …………………………………

………

38

2.2.2.- Organismos Privados ……………………………………………

60

2.2.3.- Organismos Educacionales ………………………………………. 63

2.2.4.- Organismos Internacionales ……………………………………… 69

2.2.5.- Algunas actividades y eventos acerca del Patrimonio Artístico Intangible realizados en Venezuela ……………………………….

73

88

2.3.- Estado Actual del Patrimonio Artístico Intangible en Venezuela……

CAPÍTULO III: USO DE NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA EL MANEJO DEL PATRIMONIO ARTÍSTICO INTANGIBLE ……………………………. 3.1.- Uso de Nuevas Tecnologías para el Manejo del Patrimonio Artístico Intangible ……………………………………………………………

103

107

3.2.-

Las

Nuevas

Tecnologías

y

el

Manejo

del

Patrimonio

Artístico

Intangible en Venezuela ………………………………………………

CONCLUSIONES ……………………………………………………………

BIBLIOHEMEROGRAFÍA ……………………………………………………

ANEXOS ……………………………………………………………………….

119

128

130

138

ÍNDICE DE CUADROS

Cuadro 1. División del Patrimonio Artístico Intangible……………………….

Cuadro 2. Descripción de las Instituciones con relación al PAI……………….

Cuadro 3. Proyectos más destacados de las Instituciones con relación al PAI….

Cuadro 4. Funciones de las Instituciones con relación al PAI………………….

Cuadro 5. Categorías para describir un Servicio Web relacionado con el PAI…

Cuadro 6. Característica de los medios de difusión de las Instituciones venezolanas con relación al PAI……………………………

20

91

95

99

118

124

INTRODUCCIÓN

La diversidad de nuestras tradiciones culturales se manifiesta en la originalidad y

la pluralidad de las identidades que caracterizan a los grupos y las sociedades que

componen la humanidad apreciándose plenamente en contraste con otras culturas.

Ésta es la razón por la cual el Patrimonio, en todas sus formas, debe ser preservado,

realzado y transmitido a las generaciones futuras como testimonio de la experiencia y

de las aspiraciones humanas.

Habitar, cultivar, proteger y honrar son condiciones presentes en todos los pueblos.

La cultura implica entonces, aspectos asociados con la vida diaria de los seres

humanos y se asocia no sólo con aspectos meramente artísticos, sino que engloba en

su significado, la ciencia, la educación, el derecho, la tecnología y la política, entre

otras actividades que imprimen características definitorias a las diferentes sociedades.

Al preservar el Patrimonio Cultural, las generaciones actuales están sirviendo de

puente y articulación entre pasado, presente y futuro y al hacerlo, la sociedad se hace

partícipe de una tradición cultural construida a lo largo de milenios, de la cual, a su

vez, se extraen señas de identidad y se refuerza el sentido de pertenencia.

En este contexto, y dentro del hecho cultural, destaca el Patrimonio Artístico

Intangible, entendido como bien inmaterial, es decir, que no posee corporeidad, sino

que es algo que se manifiesta en un momento determinado.

La riqueza cultural que existe en Venezuela es compleja y extensa, destacando que

en la actualidad hay una perdida de valoración del Patrimonio en general, debido a la

inserción de nuevas tecnologías y espacios de ocio alejados del medio cultural

autóctono.

Por lo expuesto, con el presente trabajo se realizará un diagnóstico para conocer el

estado actual de las Prácticas de Conservación del Patrimonio Artístico Intangible en

Venezuela, con el objeto de identificar qué técnicas de preservación y difusión se

están empleando y si se están cumpliendo realmente. En este sentido, se realizará una

investigación de campo en las principales instituciones venezolanas que tienen

relación en el tema, para de esta manera, determinar el origen y tipo de prácticas de

conservación.

El desarrollo de la presente investigación está estructurado de la siguiente manera:

Capítulo I: En el que se hace referencia a los aspectos generales del Patrimonio,

su definición y tipos. Así mismo presenta algunos antecedentes acerca del patrimonio

artístico intangible, su definición, división y manejo.

Capítulo II: En este capítulo

se hace una breve reseña de lo

que ha sido

el

Patrimonio Artístico Intangible en Venezuela y las Instituciones que en la actualidad

tienen la responsabilidad de esgrimir políticas, planes y proyectos enfocados a la

preservación y difusión del mismo.

Capítulo III: Presenta un compendio relacionado con las nuevas tecnologías de la

información

y

comunicación

implementadas

por

las

diferentes

instituciones

encuestadas, con fines de difusión y promoción del patrimonio artístico intangible,

presentando algunos ejemplos de lo que se viene ejecutando en la actualidad como el

caso de los servicios Web accesibles a través de la Internet.

Finalmente, se presentan una serie de conclusiones y recomendaciones producto

del proceso investigativo.

CAPÍTULO I

PATRIMONIO ARTÍSTICO INTANGIBLE

El patrimonio de una nación es el legado del pasado, lo que vivimos en el presente

y lo que transmitimos a las futuras generaciones. Está conformado por el territorio

que ocupa, su flora, su fauna y todas las creaciones y expresiones de las personas que

lo han habitado: sus instituciones sociales, legales y religiosas, su lenguaje y su

cultura desde las épocas históricas más antiguas. Es así, el conjunto de bienes

valiosos, materiales o inmateriales, heredados de los antepasados, que reflejan el

espíritu de una época, de una comunidad, de una nación, y de la propia humanidad.

La

inclusión

del

hecho

cultural

o

la

acepción

de

cultura

en

su

sentido

antropológico es preciso tocarlo cuando se habla de patrimonio, ya que está asociada

con cada aspecto y acción del hombre dentro del medio social en

el que

se

desenvuelve desde los albores de la civilización.

La cultura implica entonces, aspectos asociados con la vida diaria de los seres

humanos y se asocia no sólo con aspectos meramente artísticos, sino que engloba en

su significado, la ciencia, la educación, el derecho, la tecnología y la política, entre

otras actividades que imprimen características definitorias a las diferentes sociedades.

De aquí que la cultura pueda definirse como “… la capacidad que tiene el hombre de

reflexionar sobre sí mismo. Es ella la que hace de nosotros seres específicamente

humanos,

racionales,

críticos

y

éticamente

comprometidos.

A

través

de

ella

discernimos los valores y efectuamos opciones. A través de ella el hombre se expresa,

toma conciencia de sí mismo, se reconoce como un proyecto inacabado, pone en

cuestión sus propias realizaciones, busca incansablemente nuevas significaciones, y

crea obras que lo trascienden. — (UNESCO, 1982: Declaración de México)”

Puede

decirse

entonces

que

el

Patrimonio

Cultural

(PC)

de

un

pueblo

“…comprende las obras de sus artistas, arquitectos, músicos, escritores y sabios, así

como las creaciones anónimas, surgidas del alma popular, y el conjunto de valores

que dan sentido a la vida, es decir, las obras materiales y no materiales que expresan

la creatividad de ese pueblo; la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y

monumentos históricos, la literatura, las obras de arte y los archivos y bibliotecas.”

(UNESCO, 1982: Declaración de México).

Nuestro Patrimonio Cultural hace también posible la experiencia estética de lo

bello cuando gozamos con su contemplación, y es al mismo tiempo, una herramienta

de valor incalculable para el conocimiento de nuestro propio pasado.

1.1.- TIPOS DE PATRIMONIO

Puede decirse que el patrimonio es una manera de acercarse al conocimiento de la

identidad nacional, aseverando de esta manera que todos los países poseen sitios y

monumentos de interés local o nacional, pero para que este "patrimonio nacional" sea

considerado también "patrimonio mundial" tiene que ser patrimonio de "valor

universal excepcional"; por tales motivos, la "Convención de la Organización de las

Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), sobre la

protección del patrimonio mundial cultural y natural" (1972), establece en sus

artículos 1 y 2, los criterios que definen qué es patrimonio cultural y patrimonio

natural respectivamente, los cuales son a su vez los dos tipos de patrimonio

reconocidos mundialmente. En este sentido se tiene:

Patrimonio

cultural:

definido

por

monumentos

tales

como:

obras

arquitectónicas, de escultura o de pintura monumentales, elementos o estructuras de

carácter arqueológico, inscripciones, cavernas y grupos de elementos, que tengan un

valor universal excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte o de la

ciencia.

Los

conjuntos:

grupos

de

construcciones,

aisladas

o

reunidas,

cuya

arquitectura, unidad e integración en el paisaje les dé un valor universal excepcional

desde el punto de vista de la historia, del arte o de la ciencia. Los lugares: obras del

hombre u obras conjuntas del hombre y la naturaleza así como las zonas incluidos los

lugares arqueológicos que tengan un valor universal excepcional desde el punto de

vista histórico, estético, etnológico o antropológico por los que se inscribe a un lugar

o monumento en la lista del Patrimonio Mundial.

Patrimonio natural: definido por

los monumentos naturales constituidos por

formaciones físicas y biológicas o por grupos de esas formaciones que tengan un

valor

universal

excepcional

desde

el

punto

de

vista

estético

o

científico,

las

formaciones geológicas y fisiográficas y las zonas estrictamente delimitadas que

constituyan el hábitat de especies animal y vegetal amenazadas, que tengan un valor

universal excepcional desde el punto de vista estético o científico, los lugares

naturales o las zonas naturales estrictamente delimitadas, que tengan un valor

universal excepcional desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de la

belleza natural.

En la Figura 1 se representan esquemáticamente los tipos de patrimonio.

PATRIMONIO

CULTURAL

PATRIMONIO

NATURAL

PATRIMONIO CULTURAL TANGIBLE

Bienes Inmuebles Ejemplo: Monumentos arquitectónicos

Bienes Muebles Ejemplo: Objetos arqueológicos, piezas de arte, documentos. Bienes Muebles Ejemplo: Objetos arqueológicos,

PATRIMONIO CULTURAL INTANGIBLEObjetos arqueológicos, piezas de arte, documentos. Ejemplo: lenguas, tradiciones, costumbres. BIODIVERSIDAD

Ejemplo: lenguas, tradiciones, costumbres.

INTANGIBLE Ejemplo: lenguas, tradiciones, costumbres. BIODIVERSIDAD Ejemplo: Flora, fauna, reservas naturales,

BIODIVERSIDAD

Ejemplo: Flora, fauna, reservas naturales, cordilleras, etc.

Figura 1: Tipos de Patrimonio

Fuente: Conferencia Mundial de México sobre las Políticas Culturales (1982).

De la expuesta diferenciación que existe del patrimonio destaca el Patrimonio

Cultural, dividido a su vez en Patrimonio Tangible e Intangible, por lo que el PC de

una sociedad se basa en las obras artísticas, arquitectónicas, musicales, literarias e

innovadoras que hicieron sus pobladores. Asimismo, son parte del PC todas aquellas

manifestaciones anónimas generadas dentro del seno popular de la sociedad, así como

todos los valores morales que dirigen de alguna forma la vida de los individuos que

integran esa sociedad.

En otras palabras, un PC puede estar representado por obras materiales como por

obras no materiales, las cuales son el reflejo potencial creativo de una comunidad, a

saber, la lengua, los ritos, las creencias, los lugares y monumentos históricos, la

literatura y las obras de arte.

En este sentido, para que una obra sea considerada como PC debe ser declarada

como tal por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y

la Cultura UNESCO, la cual tiene como finalidad proteger la cultura, la ciencia y la

educación del mundo entero, por lo que desde el año 1982 dicha institución declaró

cuáles eran, básicamente, los bienes que se consideran como patrimonio cultural de la

humanidad, siendo los siguientes:

- Patrimonio Tangible: Siendo todo patrimonio que tenga presencia física,

volumen y corporeidad, se le denomina bien cultural tangible. Puede estar dividido en

patrimonio tangible mueble: que comprende los objetos arqueológicos, históricos,

artísticos, etnográficos, tecnológicos, religiosos y aquellos de origen artesanal o

folklórico que constituyen colecciones importantes para las ciencias, la historia del

arte y la conservación de la diversidad cultural del país, así como también las obras

de

arte,

libros

manuscritos,

documentos,

artefactos

históricos,

fotografías,

películas,

documentos

audiovisuales,

artesanías

y

otros

grabaciones,

objetos

de

carácter arqueológico, histórico, científico y artístico; y, en patrimonio tangible

inmueble: constituido por los lugares, sitios, edificaciones, obras de ingeniería,

centros industriales, conjuntos arquitectónicos, zonas típicas y monumentos de interés

o valor relevante desde el punto de vista arquitectónico, arqueológico, histórico,

artístico o científico, reconocidos y registrados como tales. Estos bienes culturales

inmuebles son obras o producciones humanas que no pueden ser trasladadas de un

lugar a otro, ya sea porque son estructuras (por ejemplo, un edificio), o porque están

en inseparable relación con el terreno (por ejemplo, un sitio arqueológico).

- Patrimonio Intangible: se trata de un bien inmaterial, es decir, que no posee

corporeidad, se manifiesta en un momento determinado siendo éste el que nos

identifica con otras culturas. Está constituido, entre otros elementos, por tradiciones

orales como lo son: la poesía, los ritos, los modos de vida, la medicina tradicional, la

religiosidad popular y las tecnologías tradicionales. Integran la cultura popular las

diferentes lenguas, los modismos regionales y locales, la música y los instrumentos

musicales tradicionales, las danzas religiosas y los bailes festivos, los trajes que

identifican a cada región, la cocina, los mitos y leyendas, las adivinanzas y canciones

de cuna, los cantos de amor y villancicos, juegos infantiles y creencias mágicas entre

otros.

1.2.- PATRIMONIO ARTÍSTICO INTANGIBLE (PAI).

1.2.1.- Antecedentes.

El Patrimonio Artístico Intangible antes de ser declarado como tal, ha tenido

como antecedentes una serie de acontecimientos, principalmente por la UNESCO,

que

fueron

marcando

la

importancia

destacándose lo siguiente:

del

reconocimiento

de

estas

prácticas,

En el año 1977 se planteó en Bolivia un Decreto Supremo referido a las normas

de protección del patrimonio etnográfico, música folklórica, danzas folklóricas,

literatura folklórica y arte popular.

A partir de 1988 hasta el año 2002, la Oficina Regional de Cultura para América

Latina y el Caribe de la UNESCO publicaron la revista “Oralidad” basada en el

rescate de la tradición oral de América Latina y el Caribe, conformando un espacio de

reflexión, discusión y difusión del patrimonio oral de la región.

En 1994 se instituyó el programa de Tesoros Humanos Vivos, con el objetivo de

fomentar la creación de sistemas nacionales que otorgaran un reconocimiento oficial

a

los

depositarios

y

ejecutantes

de

las

tradiciones,

dotados

de

gran

talento,

alentándoles a transmitir a las nuevas generaciones sus conocimientos y técnicas

relacionados con elementos específicos del patrimonio cultural inmaterial.

Durante los años 1997 y 1998, la UNESCO aprobó el programa de Proclamación

de

las

Obras

Maestras

del

Patrimonio

Oral

e

Inmaterial

de

la

Humanidad,

estableciendo una distinción internacional y por medio de un sistema de Listas trataba

de divulgar, exaltar y salvaguardar determinados elementos escogidos del Patrimonio

Cultural Inmaterial. El programa de Obras Maestras se inspiró en un principio en la

Lista de la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y

Natural (la Convención del Patrimonio Mundial), pero más tarde se desarrolló

progresivamente hacia la Convención de 2003.

Para finales del año 1990, los expertos llegaron a la conclusión de que era

necesario un instrumento legal más apremiante en el ámbito de la salvaguardia del

patrimonio inmaterial. Así mismo consideraron que la Recomendación de 1989 se

había centrado demasiado en la documentación y en los investigadores, y no lo

suficiente en la protección de las tradiciones y las costumbres vivas, ni en las

comunidades y los grupos depositarios de esas costumbres y tradiciones.

En

ese

mismo

año

se

crea

la

distinción

internacional Obras

Maestras

del

Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad, cuya primera proclamación se

efectuó en París en mayo del 2001. Ya aquí se incorpora la noción de «inmaterial»

como concepto añadido al patrimonio oral.

En el año 2001 se efectúa en Turín, Italia, la reunión internacional de expertos

sobre

Patrimonio

Cultural

Inmaterial:

definiciones

operacionales.

Ya

aquí

se

encuentra la convocatoria servida sin la oralidad como sustancia pertinente, pues lo

«inmaterial» la ha subsumido. En este contexto se elabora un plan de acción para

salvaguardar el patrimonio cultural denominado «inmaterial» en el que se contempla

la redacción de un instrumento normativo internacional de su protección dirigida a los

creadores y las comunidades poseedoras de este patrimonio.

En enero del 2002 se realiza en Brasil el Seminario sobre el Patrimonio

Inmaterial,

donde

se

sientan

las

bases

para

la

elaboración

del

Primer

anteproyecto de convención internacional para la salvaguardia del patrimonio

cultural inmaterial.

En 2001, durante la 31ª reunión de la Conferencia General se decidió orientar los

esfuerzos hacia la elaboración de un nuevo instrumento normativo, preferiblemente

una convención. El texto del anteproyecto de la Convención fue enviado al Consejo

Ejecutivo de la UNESCO en septiembre de 2003 y éste recomendó a la Conferencia

General la adopción del texto como Convención de la UNESCO, lo cual ocurrió

durante la 32ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO el 17 de octubre de

2003.

La Convención entró en vigor el 20 de abril de 2006, tres meses después de la

fecha de depósito ante la UNESCO del trigésimo instrumento de ratificación.

1.2.2.- Definición de Patrimonio Artístico Intangible.

El hombre construye manifestaciones a las que les otorga una significación

particular y las expresa en una forma intangible e inmaterial. Son los bienes que dan

cuenta de una identidad enraizada en el pasado, con memoria en el presente,

reinterpretadas por las sucesivas generaciones, que tienen que ver con saberes

cotidianos, prácticas familiares, entramados sociales y convivencias diarias. Estos

bienes hablan, por ejemplo, de la singularidad de ciertos oficios, músicas, bailes,

creencias, lugares, comidas, expresiones artísticas, rituales o recorridos de escaso

valor físico pero con una fuerte carga simbólica. A esta suma de patrimonios diversos

se le denomina Patrimonio Intangible. Todas sus manifestaciones son complejas,

dinámicas y por lo tanto modificables y mantienen una interdependencia mutua.

Tanto el Patrimonio Tangible, como el Intangible componen el Patrimonio Cultural

de cada grupo social.

Ambos

patrimonios

se

construyen

históricamente

como

resultado

de

las

interacciones sociales y otorgan especial sentido de pertenencia e identidad a la

sociedad que los originó. Mantienen entre sí una relación dialéctica ya que lo tangible

logra mostrarse en toda su riqueza en tanto deja al descubierto su alma intangible. Por

su parte lo intangible se vuelve más cercano y entendible en tanto se expresa a través

del soporte de lo material.

El Patrimonio Intangible impregna cada aspecto de la vida del individuo y está

presente en todos los bienes que componen el Patrimonio Cultural: monumentos,

objetos, paisajes y sitios. Todos estos elementos, productos de la creatividad humana,

y por lo tanto hechos culturales, se heredan, se transmiten, modifican y optimizan de

individuo a individuo y de generación a generación.

Noriko Aikawa (2003), Director del Departamento de Patrimonio Intangible de la

UNESCO, afirma que:

…en el concepto de patrimonio cultural intangible se engloban los aspectos más importantes de la cultura viva y de la tradición. Sus manifestaciones son amplias y diversas, ya se refieran a la lengua, las tradiciones orales, el saber tradicional, la creación de cultura material, los sistemas de valores o las artes interpretativas. El patrimonio intangible, como fuente de creatividad, contribuye a su vez a la diversificación de la creatividad contemporánea. De hecho, su valor concreto en lo que respecta a cada localidad especifica es objeto de un reconocimiento cada vez más generalizado, como reacción frente al fenómeno de la globalización.

La noción de patrimonio intangible o inmaterial prácticamente coincide con la de cultura, entendida en sentido amplio, como el conjunto de rasgos distintivos, espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan una sociedad o un grupo social y que, más allá de las artes y de las letras, engloba los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, las tradiciones y las creencias.

En este contexto y según la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio

Cultural Inmaterial de la UNESCO (2003), el Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI) es

el crisol de nuestra diversidad cultural y su conservación una garantía de creatividad

permanente,

afirmando

que

este

se

manifiesta,

en

particular,

en

los

ámbitos

siguientes:

Tradiciones y expresiones orales, incluido el idioma como vehículo del

patrimonio cultural inmaterial;

Artes del espectáculo (como la música tradicional, la danza y el teatro);

Usos sociales, rituales y actos festivos;

Conocimientos y usos relacionados con la naturaleza y el universo;

Técnicas artesanales tradicionales.

La Convención de 2003 define el PCI más concretamente como los usos,

representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas que las comunidades, los

grupos y, en algunos casos, los individuos reconozcan como parte integrante de su

patrimonio cultural.

La definición señala igualmente que el PCI cuya salvaguardia pretende la

Convención:

Se transmite de generación en generación;

Es recreado constantemente por las comunidades y grupos en función de su

entorno, su interacción con la naturaleza y su historia;

Infunde a las comunidades y los grupos un sentimiento de identidad y de

continuidad;

Promueve el respeto de la diversidad cultural y la creatividad humana;

Es compatible con los instrumentos internacionales de derechos humanos

existentes;

Cumple los imperativos de respeto mutuo entre comunidades, grupos e

individuos y de desarrollo sostenible.

En consecuencia, se puede decir que el PAI, es tradicional sin dejar de estar vivo.

Por otro lado, es importante señalar definiciones dadas por otros organismos que

se preocupan por la conservación de este patrimonio, como el Consejo Internacional

de Museos (ICOM), ofrece al menos tres categorías de Patrimonio Intangible con

base en la definición trabajada en el 2001 por la UNESCO:

La primera categoría se refiere a las expresiones físicas de la cultura o maneras

tradicionales de vida: ritos, economías tradicionales, etc.

La segunda categoría se refiere a todas aquellas expresiones que no tienen forma

física: lenguaje, memoria, tradiciones orales, música no escrita.

La tercera categoría se refiere a significados simbólicos o metafóricos de los

objetos que constituyen patrimonio tangible.

Es preciso mencionar otros organismos a nivel internacional que han tocado el

tema del PAI, como son: el Instituto Latinoamericano de Museos (ILAM), Comité

Español del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), entre otros.

Pero sin duda el principal motor de salvaguardia ha sido la UNESCO, a través de los

diferentes centros adscritos a este y por medio de revistas y medios de información.

En este contexto es importante señalar la importancia que posee, dentro de este

tema, la intervención de la UNESCO, siendo el principal motor para la salvaguardia

de este patrimonio.

1.2.3.- División del Patrimonio Artístico Intangible

Pocos elementos del Patrimonio Artístico Intangible se limitan a un solo dominio.

Es amplio y

puede manifestarse en diferentes formas o medios, los cuales poseen

características particulares que permiten llegar a establecer una división de acuerdo a

su manera de transmisión.

Es importante señalar que los límites entre los dominios no se pueden imponer

externamente, sino que son determinados por la comunidad a su manera. Sin

embargo, se pueden agrupar estos elementos en tres

Manual.

grupos: Oral, Corporal y

La división que se presenta a continuación en la Tabla 1 fue elaborada siguiendo

la

propuesta hecha por Juan Astorga, la cual se estructura en Manual, Oral y Corporal

y

la que a su vez es desarrollada y ampliada por la autora de acuerdo al Patrimonio

Intangible, es una muestra que ejemplifica algunos de los elementos que pueden

incluirse dentro de la división en mención, lo que indica que la misma puede ser

ampliada.

Cuadro 1

División del Patrimonio Artístico Intangible

Oral

Corporal

Manual

-Mitos y leyendas

-Danzas

-Artes culinarias

-Cantos tradicionales

-Música Tradicional

- Fabricación de

-Lenguas del ámbito

(Toques)

Instrumentos.

regional

- Juegos y deportes

-Indumentaria

-Refranes y dichos.

tradicionales

-Artesanía tradicional

-Rezos

-Tesoros Humanos Vivos

-Medicinas Tradicionales

-Literatura Oral

-Adivinanzas

Fuente: Noralba Albornoz, con datos de Astorga (2007)

Por otro lado, existen otras manifestaciones que integran lo oral, corporal y

manual,

en un mismo espacio y tiempo, llamándolas Artes de Ejecución, pues cada

una de las actividades que se suceden se complementan para unificarse en un solo

propósito. Estas prácticas sociales se pueden ligar al ciclo vital de individuos y

grupos, al calendario agrícola, a la sucesión de estaciones u otros elementos

temporales, donde toda la comunidad se reúne para realizar dicha práctica, creándose

así diversas manifestaciones en un mismo espacio.

Estas manifestaciones son las que diferencias indudablemente

una sociedad de

otra. Queda dividida entonces las Artes de Ejecución en:

Teatro (Danza, cantos, diálogos, indumentaria, entre otros)

Acontecimientos festivos (Rezos, cantos tradicionales, lenguas del ámbito

regional,

música

tradicional,

indumentaria,

fabricación de instrumentos, entre otros)

tesoros

humanos

vivos,

Rituales. (Rezos, cantos tradicionales, lenguas del ámbito regional, danzas,

indumentaria, entre otros)

Ahora bien, cada división expuesta en la tabla 1 tiene su explicación:

1.- División Oral: El medio de comunicación que permitió el nacimiento de la

sociedad y la civilización está asociado con la comunicación oral, por lo tanto, este

medio de transmisión rico y complejo se cataloga como el más utilizado desde hace

siglos y es el que ha servido para que, de generación en generación, se transmitan los

conocimientos,

saberes y

haceres,

que han

marcado

el

desarrollo

de

nuestras

civilizaciones.

Gracias a la transmisión oral, las vivencias y experiencias más remotas se han

mantenido vivas potenciándose con el advenimiento de la escritura, la cual permitió

perpetuar la palabra. La vigencia de la tradición oral puede deberse a su carácter

popular e igualitario, que no precisa de una educación o formación previa para su

expresión. En efecto, este sistema no establece diferencias ni brechas: basta manejar

un nivel básico de la lengua propia, para ingresar al universo de lo hablado, para

contar y compartir saberes y experiencias en ámbitos públicos y privados.

2.- División corporal: El cuerpo como instrumento físico es

trasmisor de

lenguaje y de enseñanzas a través del movimiento y su código de comunicación está

formado por un extenso número de signos en una acción a través del espacio.

Es así como las personas habitantes de una sociedad van adquiriendo prácticas y

habilidades a través de la observación del cuerpo humano; como por ejemplo la forma

de ejecutar una danza con sus movimientos particulares y desplazamientos, juegos y

deportes tradicionales, de la misma manera, la forma de ejecutar un instrumento

musical,

entre

otros.

Por

lo

que

es

importante

destacar

como

se

mencionó

anteriormente, que

la interpretación y el acto creador son intangibles y están

encarnados en la destreza o la técnica de quienes lo realizan.

Por otro lado se hallan en esta división corporal, los “Tesoros Humanos Vivos”,

siendo estos las personas que encarnan, en grado máximo, las destrezas y técnicas

necesarias para la manifestación de ciertos aspectos de la vida cultural de un pueblo y

la perdurabilidad de su patrimonio cultural material.

3.- División manual: El trabajo ejecutado por las manos representa la virtud,

disposición y habilidad para hacer alguna cosa. Lo que sea fácil de manejar y no

necesite de la herramienta industrial para hacerlo, es decir, casero. El hombre a través

de la observación y la imitación van desarrollando sus propias técnicas y habilidades

que hace que sea portador de ese conocimiento que se va trasmitiendo de generación

en generación, creando así nuevas formas según sea su estilo.

Se observa entonces que, dentro de un país o región, diferentes elementos brindan

características particulares, refiriéndose específicamente a todo lo que es elaborado

por el hombre por medio de sus manos. Así, pertenecen a éstas las artes culinarias, es

decir, todo lo referente a la gastronomía; la artesanía donde se observa el sello

personal creativo de un individuo; la indumentaria, que se refiere a la forma de vestir,

la forma de adornar el cuerpo; la fabricación de instrumentos que se hacen de acuerdo

a los materiales existentes en la región y según la influencia marcada que hayan

recibido de sus antepasados; y, la medicina tradicional que desde siempre ha sido una

preocupación básica del hombre, la observación de sus padecimientos hasta llegar a

elaborar complejas concepciones sobre la vida y la muerte, las enfermedades y sus

tratamientos.

1.2.4.- Manejo del Patrimonio Artístico Intangible

En ocasiones, un bien reúne uno o varios valores, sean éstos históricos, estéticos,

sociales y simbólicos entre otros, lo que implica así la necesidad y la responsabilidad

de preservarlo para que en el futuro continúe siendo un testimonio.

Conocer el inventario de los bienes de una cultura proporciona una comprensión

de sus estructuras valorativas, susceptible de esquematizarse en modelos formales.

Para el manejo del PAI, destacan dos importantes planteamientos expuestos por la

UNESCO, a saber:

a) Transformar éste en una forma tangible y

b) Mantenerlo vivo en su contexto original.

El primer planteamiento se dirige a la realización de tareas de documentación, lo

que implica asumir tareas de investigación para poder realizar una base documental,

la cual implica a su vez, el registro y archivo de la información con la finalidad de

garantizar la existencia perpetua del patrimonio.

Con

el

segundo

planteamiento

se

pretende

mantener

vivas

las

expresiones

culturales inmateriales mediante el fomento de su revitalización y transmisión entre

generaciones.

Ambos planteamientos son complementarios e indispensables para preservar el

PAI, pues a diferencia de la cultura monumental, éste suele ser dinámico y evoluciona

de manera constante debido a su estrecha relación con las prácticas propias de la vida

de las comunidades.

Por otra parte, la expresión cultural tradicional ha de readaptarse y resultar

aplicable a la vida contemporánea si se quiere garantizar su permanencia. El reto

consiste en adoptar planteamientos dinámicos, centrados en la actuación de las

comunidades y basados en la colaboración respecto al patrimonio intangible, de modo

que pueda asegurarse su continuidad y vitalidad para las generaciones futuras.

Siguiendo estos planteamientos, las funciones básicas de investigar, coleccionar,

preservar, conservar, difundir, educar, permiten ejecutar y exponer un manejo

adecuado para el tratamiento del PAI, por lo que puede acotarse que una de las

formas más efectivas de salvaguardarlo es mediante grabaciones, registros y archivos

obtenidos a lo largo de la realización de una profunda investigación de campo. Para

ello es imprescindible establecer lo siguiente:

Ubicación geográfica de los bienes a estudiar.

Valoración comunitaria para determinar la importancia que tiene ese bien para

la sociedad.

Descripción de los bienes a estudiar, para establecer así una clasificación o

división de acuerdo a las características, con la finalidad esencial de organizar

la información de forma eficiente, facilitando búsquedas en la base de datos

para cada categoría (Oral, Manual y Corporal).

Asumiendo

la

importancia

que

reviste

la

acción

de

preservar

y

manejar

información inherente al PAI, es necesario establecer un sistema de registros,

tomando en cuenta que los principales encargados de esto deben ser los integrantes de

la misma comunidad, de allí la importancia de incluirla en su recuperación.

Así mismo cabe destacar que el compromiso del Estado debe ser fundamental y su

prioridad debe dirigirse a prestar apoyo para que la continuidad de las prácticas socio-

culturales, catalogadas como PAI, se mantengan en el tiempo y el espacio, por lo que

éste debe adaptar y adoptar políticas culturales propias, así como planes y programas

de salvaguardia articulados con las necesidades de la población.

Al respecto, es importante destacar que en la Convención para la Salvaguardia del

Patrimonio Cultural Inmaterial adoptada por la UNESCO (2003), se prevé la

elaboración de inventarios nacionales de bienes a proteger, la creación de un Comité

Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial formado

por expertos de los futuros estados parte y la instauración de dos listas:

Una lista representativa del patrimonio inmaterial de la humanidad y

Una lista de aquellas manifestaciones cuya salvaguardia se considere urgente.

Por lo expuesto, puede resaltarse que la tarea de salvaguardar el patrimonio es

compleja; hay diversos aspectos que generan cambios en las conductas y tradiciones,

pudiendo afirmar que éstas se alteran con el paso del tiempo, perdiéndose inclusive,

ciertos patrones culturales, pues en algunos casos, la propia comunidad que los

profesa los desecha por inapropiados u obsoletos. Los cambios pueden devenir

también, por modificaciones en los contenidos culturales debido a la interrelación

entre culturas, generando, en ocasiones, que una cultura asuma conductas de otras por

considerarlas modernas, más llamativas o cultas, dejando de lado en consecuencia, su

propia identidad.

En vista de la pérdida de los valores culturales y la desinformación que ésta trae

consigo, es importante establecer el estado actual del PAI en Venezuela y los

mecanismos que en la actualidad se están implementando para revalorizarlo y

arraigarlo de nuevo en la población en el seno de la formación ciudadana.

El conocimiento de los valores culturales de todos aquellos aspectos materiales e

inmateriales asociados al mismo, permiten fortalecer la identidad de una nación y

para tal fin es necesario aplicar prácticas de conservación y difusión.

CAPÍTULO II

PATRIMONIO ARTÍSTICO INTANGIBLE EN VENEZUELA Y

ESTADO ACTUAL DE LAS PRÁCTICAS DE CONSERVACIÓN

Venezuela es un país rico en diversidad cultural, cada región se distingue por sus

tradiciones y costumbres aún llenas de arraigo e historia y a pesar del desarrollo y

modernidad que ha venido experimentando la nación, es significativa la manera de

cómo, aún hoy, éstas se mantienen vivas e intactas como las heredamos de nuestros

antepasados.

De

aquí la

relevancia

de buscar

las

herramientas y

mecanismos

gubernamentales que permitan que éstas se mantengan en el tiempo y puedan ser

conocidas por las generaciones actuales y futuras.

En este sentido y en el contexto nacional es importante destacar que son diversas

las instituciones y personas, como investigadores y estudiosos, que a nivel público y

privado, han centrado esfuerzos para fortalecer y enaltecer el conocimiento y

sobre

todo, preservación del patrimonio intangible del país.

Dichos esfuerzos para preservar el patrimonio intangible del país se han dado de

forma sostenida en los diferentes aspectos relacionados con las culturas populares y

tradicionales, su conocimiento, preservación y valorización.

El Patrimonio Artístico Intangible de Venezuela se ha mantenido vigente en

comunidades representadas en los hacedores de las fiestas, en los ancianos que

conservan en su memoria el conocimiento de la lengua y la forma de vida de los

pueblos indígenas, lo que entre otras cosas, les confiere identidad, por lo que surge

así, la acción de contadores de historia, portavoces de las comunidades, de los

palabreros

que

circulan

el

conocimiento

colectivo,

la

acción

de

cronistas,

de

documentalistas, de los realizadores de cine, de reporteros, de periodistas, de

investigadores que han convivido con esas comunidades para poder entender el

significado de sus modos de vivir y de actuar, sus ritos, costumbres y tradiciones y

como éstos han marcado nuestra historia.

2.1.- Antecedentes

A partir de la década de los cuarenta se iniciaron una serie de acontecimientos en

los que las manifestaciones de origen folklórico obtuvieron relevancia, mencionando

entre ellos, la creación del Servicio de Investigaciones Folklóricos Nacionales, que

funcionó en el Museo de Ciencias Naturales de Caracas a partir del 9 de febrero de

1947. Se oficializó por Decreto del 30 de Octubre de 1946 de la Junta Revolucionaria

de Gobierno de los Estados Unidos de Venezuela. El Decreto consideraba que en el

país no existía un organismo técnico que se encargara de las actividades folklóricas y

de la conservación de las mismas, por lo que el Servicio se creó como dependencia

del Ministerio de Educación Nacional, adscrito a la Dirección de Cultura, y es

nombrado director del mismo al escritor, poeta y folklorista Juan Liscano. (Strauss,

1996)

En 1948 un evento marcó pauta a nivel nacional, la llamada “Fiesta de la

Tradición”, presentada en el Nuevo Circo de Caracas, del 17 al 21 de febrero, con

motivo de la toma de posesión del presidente Rómulo Gallegos (Strauss, 1996).

Esta fiesta se caracterizó por presentar una muestra folklórica de todas las regiones

del país, destacando que este festival sirvió no sólo para mostrar otra cara de la

cultura venezolana sino también de inspiración o influencia en distintos proyectos

enmarcados en el arte, tanto en lo musical como en lo plástico.

Posteriormente, en la década de los cincuenta, destaca tanto el aporte de Luis T.

Laffer, quien realizó casi un centenar de grabaciones, que “…recogen música

indígena, criolla y temática” (Strauss, 1996), como la labor de Luís Felipe Ramón y

Rivera al recopilar información para la realización de

trabajos de divulgación del

folklore venezolano y también como director del “Boletín del Instituto de Folklore”,

nuevo nombre del Servicio de Investigaciones Folklóricas Nacionales. Entre 1953 y

1973 ejerció la dirección del Instituto Nacional de Folklore.

Con la llegada de los años setenta y con la consolidación de la democracia y los

años de la bonanza petrolera, las políticas del Estado comenzaron a incrementar la

creación de instituciones dedicadas a los temas de la cultura popular así como las

reformas de antiguas instituciones dedicadas a esta labor, como ejemplo de esto se

tiene:

En mayo de 1968 circula el primer número de la Revista venezolana del Folklore, segunda época, como órgano del Instituto Nacional del Folklore dependiente del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes, y que a partir del 29 de diciembre de 1971, mediante Resolución Nº 187 de la presidencia del Inciba, cambia su nombre

por el de Instituto Nacional del Folklore, con las secciones de Etnomusicología, Literatura Oral, Danzas, Folklore Material y Folklore Anímico. (Strauss, 1996)

No sólo el Estado se encargó de la paternidad de la cultura en el país, los entes

privados también participaron conformando grupos de investigación que comenzaron

a mostrar interés por las manifestaciones populares y folklóricas.

En la actualidad y bajo la Dirección del Ministerio del Poder Popular para la

Cultura son muchas las acciones institucionales que se han venido ejecutando como

medida para la preservación y enaltecimiento del patrimonio cultural del país, sin

embargo, para el caso de la presente investigación, se hará referencia a las acciones

desarrolladas a partir del año 1993, destacando además que las actividades públicas

son diferentes las organizaciones que han realizado innumerables esfuerzos y aportes

para mantener el Patrimonio Intangible.

En

consecuencia,

asumiendo

las

acciones

institucionales

y

la

compilación

realizada por la antropóloga Morales (2005), “La Gestión del Patrimonio Cultural

Inmaterial en Venezuela”; se enuncian los siguientes antecedentes:

El Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes (INCIBA), luego denominado

Consejo Nacional de la Cultura (CONAC) y su Dirección de Patrimonio

Cultural así como las instituciones adscritas al mismo (Centro de las Culturas

Populares y Tradicionales y la Fundación de Etnomusicología y Folklore)

fueron las primeras instituciones preocupadas por mantener el patrimonio

intangible.

En 1994 se crea el Instituto del Patrimonio Cultural (IPC), regido por la

Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural del año 1993,

estando además adscrita al Ministerio de la Cultura. El IPC creó, como

expone Morales (2005), proyectos pioneros tales como el Sistema de

Información Patrimonial (SIP) y el Proyecto Inventario Nacional del

Patrimonio Cultural. Dichos proyectos tienen como marco conceptual, la

integridad del patrimonio cultural, incorporando además desde 1997, la

investigación sobre el Patrimonio Cultural Intangible. Para dicha fecha,

se crea la Dirección de Conservación de Testimonios y

Procesos

Culturales como unidad técnica, destacando en este sentido, actividades

tales como la elaboración del expediente de los Diablos Danzantes de

Corpus Christi de Venezuela como candidato a la segunda proclamación

de

las

Obras

Maestras

del

Patrimonio

Oral

e

Inmaterial

de

la

Humanidad, lo cual estuvo apoyado en su momento por la UNESCO.

Con el nuevo marco constitucional venezolano, se constituye un capítulo,

dentro de la carta magna, referido a los Derechos Culturales y Educativos,

destacando lo establecido en el Artículo 99 al prever el deber del Estado de

garantizar la protección y preservación, enriquecimiento, conservación y

restauración del patrimonio cultural, tangible e intangible, y la memoria

histórica de la nación. Así mismo, en los Artículos 100 y 101 ejusdem, se

reconoce y respeta la interculturalidad bajo el principio de la igualdad de

culturas, así como la garantía de la emisión, recepción y circulación de la

información cultural por los medios de comunicación ya que tienen el deber

de ayudar con la difusión de la tradición popular y demás creadores culturales.

El 28 de marzo de 2004 se declara como día nacional del Patrimonio Cultural

resaltando

la

responsabilidad

del

Estado

Venezolano

de

garantizar

la

protección,

enriquecimiento,

conservación

y

restauración

del

patrimonio

cultural tangible e intangible, así como la memoria histórica de la nación. En

este mismo año, el Instituto del Patrimonio Cultural diseña el proyecto “I

Censo del Patrimonio Cultural Venezolano”, definido como una iniciativa

para el registro y reconocimiento en todo el territorio nacional, de todo

aquello

que

es

venezolanos.

característico

y

significativo

para

la

identidad

de

los

En el año 2005, desde el Viceministerio de Desarrollo de los Recursos

Humanos del Ministerio de Cultura, se desarrolla el proyecto denominado

Misión Cultura, concebido como una estrategia para consolidar la identidad

nacional enmarcada dentro del proceso de descentralización, democratización

y masificación de la cultura venezolana.

A partir del 2006 se han generado una serie de actividades dirigidas al rescate

y difusión de los valores culturales del país. Dichas acciones además de estar

amparadas por el estado han conseguido apoyo y respaldo incondicional de la

UNESCO. Una de las iniciativas generadas en el país está referida al

Encuentro Nacional por la Diversidad Cultural; se unen el Ministerio del

Poder Popular para la Cultura, El Consejo Nacional de la Cultura y el Instituto

del Patrimonio para proponer una serie de acciones dirigidas a la valoración

colectiva de las tradiciones populares y la apertura de un debate, en los más

amplio sectores de la población, sobre la diversidad cultural venezolana,

desarrollándose a nivel nacional de acuerdo a la estructura de seis regiones

culturales durante los meses de septiembre, octubre y noviembre.

Igualmente destaca el evento efectuado en Octubre, en San Felipe, estado

Yaracuy y Caracas, denominado “VII Encuentro para la Promoción y Difusión

del Patrimonio Inmaterial de países Iberoamericanos”, teniendo como finalidad ,

la construcción de las políticas públicas para el desarrollo y búsqueda de

soluciones a los problemas que enfrentan los creadores culturales.

Así

mismo

destaca

la

labor

del

centro

Nacional

de

Tecnologías

de

Información (CNTI), el cual desde el 2006 está llevando a cabo el proyecto

“Resguardo y Promoción de la Diversidad Cultural Latinoamericana mediante el

uso y aplicación de medios digitales”, con el propósito de resguardar los

patrimonios culturales bajo los formatos digitales. Es importante señalar que en

este mismo año la Fundación de Etnomusicología y Folklore (FUNDEF) pasa a

ser Centro de Diversidad Cultural, el cual pertenece a la plataforma de Patrimonio

Cultural del Ministerio del Poder Popular para la Cultura; este centro no sólo se

encargará de estudiar las expresiones folklóricas y tradicionales del pueblo

venezolano, sino que, en concordancia a la convención de la UNESCO acerca de

la

Diversidad

Cultural,

le

brindará

espacio

a

realidades

más

recientes

y

universales que forman parte del rico mestizaje del país.

Ley Orgánica de la Cultura, propuesta por el Ministerio de la Cultura,

aprobada en la ciudad de Caracas el 11 de julio del 2006. En esta Ley destaca

el

Capitulo VII referido al Patrimonio Cultural, el cual establece en su

Artículo 33: “Se entiende por patrimonio cultural de la nación el conjunto de

bienes

materiales

e

inmateriales

reconocidos

como

tales

por

el

pueblo

venezolano o que, a juicio del Instituto de Patrimonio Cultural, tuvieran

potencialidad para hacerlo.”; y el Articulo 35 ejusdem, el cual establece: “Es

deber de todas las instituciones públicas o privadas, de las comunidades y de

cada

uno

de

los

ciudadanos,

patrimonio cultural”.

velar

por

la

defensa

y

preservación

del

De lo expuesto cabe resaltar los esfuerzos y aportes que el Estado venezolano así

como diversas instituciones públicas y privadas entre ellas las Universidades, han

impulsado para la conservación y enaltecimiento del patrimonio cultural tangible e

intangible, a través de proyectos, acciones puntuales, elaboración de inventarios y

sobre todo, el apoyo legal establecido en el marco jurídico venezolano en pro de la

conservación de la identidad cultural y sus diversas manifestaciones.

2.2.- Marco Institucional

Desde el año 1999 surgió en el país un proceso de cambio en la estructura del

Estado y por ende, del marco legal e institucional, sin escapar a esto el sector cultural,

el cual, actualmente, tiene sustento legal al estar inserto en el marco constitucional

con la inclusión de los “Derechos culturales y educativos” y más recientemente, con

la Ley Orgánica de la Cultura, aprobada en el año 2006, donde se asume el concepto

de cultura de manera holística; es decir, integrando en éste los aspectos históricos,

sociales y antropológicos.

Para el año 2005, a través del decreto 3.464, se crea oficialmente el Ministerio del

Poder Popular para la Cultura y a partir de allí, la formación de diferentes plataformas

que se encargan de abarcar todo el sector cultural venezolano a fin de progresar en su

desarrollo y valoración.

2.2.1.- Organismos Nacionales

En lo que respecta a los organismos nacionales, destaca el Ministerio del Poder

Popular para la Cultura, el cual funge como el órgano rector en materia cultural y

tiene la tarea de generar, estimular y desarrollar actividades tendientes a impulsar los

valores nacionales en materia cultural. Así mismo, es el ente encargado de definir los

objetivos y lineamientos para la realización de las actividades necesarias que

contribuyan con el incremento del diálogo intercultural en el país.

Bajo sus premisas de trabajo el Ministerio en mención, fundamenta su trabajo en

líneas estratégicas tales como:

La desconcentración.

Democratización.

Masificación de la acción cultural.

En este sentido, la misión del Ministerio del Poder Popular para la Cultura es la de

“Garantizar con niveles óptimos, el pleno ejercicio y disfrute de los derechos

culturales

a

la

ciudadanía

y

ejercer

la

rectoría

en

la

formulación,

adopción,

seguimiento

y

evaluación

de

las

políticas

culturales

del

Ejecutivo

Nacional”

(Ministerio del Poder Popular para la cultura, 2005).

Por su parte, la visión está dirigida en función de que la institución sea “un

ministerio modelo para el proceso de transformación de la administración pública en

materia

cultural,

Venezolano

en

coadyuvando

en

el

cumplimiento

de

los

materia

de

preservación,

enriquecimiento

deberes

del

Estado

y

restauración

del

patrimonio cultural tangible e intangible y la memoria histórica de la nación, con

atención especial a las culturas populares constitutivas de la venezolanidad; así como

ser garante de la emisión, recepción y circulación de la información cultural, con

miras

a

la

plena

satisfacción

de

los

derechos

culturales

de

los

venezolanos”.(Ministerio de Poder Popular para la cultura, 2005)

Además, el Ministerio alberga en su seno de acción seis plataformas, las cuales

están planteadas para administrar el Plan de Financiamiento Cultural, éstas son:

Libro y lectura. Entes que lo conforman:

-Instituto Centro Nacional del libro.

-Fundación Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos.

-Monte Ávila Editores Latinoamericana C.A

-Fundación Biblioteca Ayacucho.

-Fundación Editorial el Perro y la Rana.

-Fundación Casa Nacional de las Letras Andrés Bello.

-Fundación Librerías del Sur.

-Distribuidora Venezolana del Libro.

-Museo de la Palabra.

-Imprenta de la Cultura.

Cine y Medios Audiovisuales. Entes que lo conforman:

-Centro Nacional Autónomo de la Fotografía.

-Fundación Cinemateca Nacional.

-Fundación Villa del Cine.

-Distribuidora Amazonia Films.

-Museo del Cine.

Patrimonio. Entes que lo conforman:

-Instituto de Patrimonio Cultural.

-Centro de Diversidad Cultural.

-Instituto Autónomo Biblioteca Nacional y de Servicios de Bibliotecas.

-Instituto de Investigación de la Historia.

-Archivo General de la Nación.

-Museos Bolivarianos.

-Museo de la Historia.

-Museo de la Diversidad Cultural.

Artes Escénicas y Musicales. Entes que lo conforman:

-Instituto de las Artes Escénicas y Musicales.

-Fundación Casa del Artista.

-Fundación Poliedro de Caracas.

-Fundación Orquesta Filarmónica Nacional.

-Fundación Teatro Teresa Carreño.

-Instituto Universitario de Teatro.

-Fundación Vicente Emilio Sojo.

-Compañía Nacional de Teatro.

-Compañía Nacional de Danza.

-Instituto Universitario de Danza.

-Instituto Universitario de Estudios Musicales.

Artes de la imagen y el espacio. Entes que lo conforman:

-Instituto de las Artes de la Imagen y el Espacio.

-Fundación Centro Nacional de la Fotografía de Venezuela.

-Fundación Red de Arte del Ministerio de la Cultura.

-Instituto Universitario de las Artes Plásticas Armando Reverón.

-Fundación Museos Nacionales.

-Museo de Arte Popular.

-Museo de Fotografía.

-Museo de Arquitectura.

Red Cultural Comunitaria

- Concejo Nacional de la Cultura (CONAC).

- Misión Cultura.

- Red de Bibliotecas.

Haciendo énfasis en la Plataforma de Patrimonio, punto central del presente

estudio, destaca como objetivo principal de la misma hacer seguimiento y orientar las

políticas estratégicas respecto a la preservación, enriquecimiento, conservación y

restauración del patrimonio cultural tangible e intangible de la nación. Agrupa a las

instituciones que tienen como objetivo salvaguardar las manifestaciones culturales

propias de cada una de las regiones del país y darles difusión nacional e internacional.

En esta plataforma haremos mención al Instituto de Patrimonio Cultural (IPC) y el

Centro de Diversidad Cultural, en este sentido destaca de cada institución:

Cultural, en este sentido destaca de cada institución: Instituto de Patrimonio Cultural : creado por la

Instituto de Patrimonio Cultural: creado por la Ley de

Protección y Defensa del Patrimonio Cultural, es el órgano

rector de carácter nacional en materia de patrimonio cultural

y como tal, es el que establece las políticas que han de regir

el manejo de todos aquellos asuntos que constituyan elementos fundamentales de

nuestra identidad nacional. Su objetivo principal es el conocimiento, la protección y

la puesta en uso social de las obras, tradiciones y lugares creados por el hombre o de

origen natural, que se encuentren en el territorio de la República y que por su

contenido

cultural

constituyen

elementos

fundamentales

nacional. Posee las siguientes políticas:

de

nuestra

identidad

Consolidar el sistema de información y gestión del patrimonio cultural.

Atender de modo integral al patrimonio cultural.

Incorporar el patrimonio cultural al desarrollo del país.

Dinamizar la organización.

De alguna manera, la novedosa discusión que se abre con el patrimonio intangible

conlleva a la conjunción de los esfuerzos realizados desde la década de 1960,

destacando proyectos pioneros como el Sistema de Información Patrimonial (SIP) y

el Proyecto Inventario Nacional del Patrimonio Cultural, adelantados por el Instituto

del Patrimonio Cultural (IPC) desde mediados de la década de 1990. Estos proyectos

tienen como marco conceptual la integralidad del patrimonio cultural y de hecho, a

partir del año 1997 el IPC decide incorporar y enfatizar en la investigación sobre el

patrimonio cultural intangible. En ese entonces se crea la Dirección de Conservación

de Testimonios y Procesos Culturales.

En este sentido, dentro de las acciones dirigidas a la conservación del patrimonio,

destaca la propuesta del registro, inventario y documentación de los testimonios y

procesos culturales como una manera de proteger y garantizar la pervivencia de las

culturas populares y

tradicionales del país. La Dirección de Conservación de

Testimonios y Procesos Culturales del IPC enfocó sus actividades en:

Conocimiento

y

valorización

del

patrimonio

cultural

afro-venezolano,

específicamente

en

la

costa

norte

del

país,

a

través

del

registro

y

documentación audiovisual de festividades tradicionales, tales como Corpus

Christi y San Juan Bautista en las comunidades de

Chuao y

Naiguatá.

Investigación

etnohistórica,

tradición

oral,

toponimia,

investigación

documental y memoria colectiva en Cumbo y Barlovento

Propuesta de Declaratoria de patrimonio a partir del concepto de paisaje

cultural de la población afro-venezolana de Chuao, litoral central del país. Se

considera la protección de bienes tangibles e intangibles, tales como las

celebraciones

de

Corpus

Christi

y

San

Juan

Bautista,

así

como

los

conocimientos asociados al cultivo del cacao y a la biodiversidad

Proyecto lenguas indígenas de Venezuela en riesgo de desaparición.

Registro y Documentación de las lenguas Mapoyo y Kariña del Estado

Bolívar, al sur del país.

Proyecto

Puesta

en

valor

de

culturas

amenazadas/revalorización

y

revitalización de cultura y lengua Mapoyo y Kariña, implantación de nichos

lingüísticos en comunidades Arawakas del estado Amazonas.

Diagnóstico

de

Patrimonio

en

Peligro

en

el

eje

fluvial

Orinoco–

Apure/Registro de tecnologías constructivas en comunidades indígenas.

Mito de María Lionza.

Proyecto de Declaratoria de manifestaciones culturales como el Tamunangue

y la Zaragoza o celebración de los Santos Inocentes.

Proyecto de Declaratoria de la devoción a Nuestra Señora de la Corteza en

Ospino (300 años de aparición mariana).

Ahora

bien,

en

este

contexto

es

importante

acotar

que

dichos

esfuerzos,

actualmente y en el período comprendido entre los años 2004-2005 se han proyectado

en los términos siguientes:

Asumir el patrimonio como una pieza fundamental para el desarrollo cultural y social de nuestro pueblo y, por lo tanto, en sintonía con sus necesidades y valores. Esto implica una particular consideración hacia el conjunto de sentimientos y expresiones espirituales que permiten darle cuerpo cultural a una nación, colocándolos al servicio de su bienestar socio-económico. Instituto del Patrimonio Cultural, 2005

Así

mismo,

es

importante

mencionar

el

I

Censo

del

Patrimonio

Cultural

Venezolano, el cual comenzó a diseñarse en el año 2004 por Instituto del Patrimonio

Cultural y constituye una iniciativa para el registro y reconocimiento, a lo largo y

ancho del territorio nacional, de todo aquello que es característico y significativo para

la identidad de los venezolanos.

Producto de este gran esfuerzo a partir de febrero de 2005 se comenzó a publicar el

Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano, constituyéndose como una referencia

importante para todos los ámbitos poblacionales y grupos etáreos, pues éstos podrán

llegar a todas las instancias relacionadas con el desarrollo educativo, social y cultural

dentro y fuera del país, a través de una distribución masiva y gratuita.

Organizados en cinco capítulos, de acuerdo a las categorías establecidas, los

registros invitan a adentrarse en la geografía de la identidad y de nuestra singularidad

como nación, en una manera de abordar el trabajo con los bienes culturales tangibles

e intangibles, con especial énfasis en este último. Estos son:

Los objetos: donde se registran todos aquellos bienes materiales de carácter móvil

que constituyen símbolos del quehacer humano, de procesos históricos y naturales,

que en razón de sus valores estéticos, funcionales, simbólicos o científicos forman

parte de una determinada manifestación cultural o representan un momento evolutivo

de la naturaleza. Su valoración no se encuentra asociada a un individuo en particular

sino a un colectivo humano.

Lo construido: abarca todo tipo de producciones volumétricas, espaciales o

propiamente arquitectónicas, que nos ofrecen el testimonio de una cultura en

particular, de una fase evolutiva de su desarrollo o de acontecimientos históricos.

Incluye las construcciones aisladas, los conjuntos urbanos o rurales y los sitios

históricos y arqueológicos, así como las construcciones tradicionales y modernas que

poseen significado cultural para determinados colectivos.

32Creación individual: se describen creaciones literarias, plásticas, musicales e

interpretativas,

danza,

teatro,

canto,

declamación,

entre

otras,

producto

de

un

individuo o de un colectivo determinado. En este capítulo aparecen creaciones

tangibles e intangibles, así como aquellos portadores patrimoniales que se han

destacado como activistas y difusores de ciertas manifestaciones culturales.

Tradición oral: contiene aquellos testimonios orales y discursivos, así como los

conocimientos de carácter hereditario que son significativos y definitorios de una

comunidad. En este capítulo se registran cuentos, cantos, rezos, leyendas y recetas

culinarias y curativas.

Manifestaciones colectivas: son las expresiones ceremoniales y festivas en las

que participan miembros de una comunidad, así como diversos procesos productivos

y tecnológicos. Se muestran el tipo de manifestaciones que unen al colectivo y le

brindan sentido de pertenencia.

Es preciso nombrar los beneficios que estos dos importantes movimientos, I Censo

del

Patrimonio

Cultural

Venezolano

y

el

Catálogo

del

Patrimonio

Cultural

Venezolano, producen a los municipios en estudio, según el IPC:

El Censo les brinda una participación activa en el proyecto de identificación

del patrimonio cultural.

La

participación

en

el

Censo

les

dará

la

oportunidad

de

proporcionar

información valiosa para planificar el desarrollo de su propia comunidad.

El Censo les permitirá la participación en el diagnóstico del estado actual de

sus elementos de identidad y promover su inserción en los proyectos de

fortalecimiento y revitalización cultural y educativa.

El Catálogo pone a su alcance el conocimiento sobre los valores patrimoniales

que le pertenecen.

El conocimiento del patrimonio cultural contribuye al desarrollo de las

comunidades a través de la generación de nuevas oportunidades que se

concretan en micro-empresas, y pequeñas o medianas industrias.

El Catálogo constituirá un instrumento para respaldar mayor participación y

reconocimiento en las políticas nacionales, regionales y locales.

Finalmente pueden mencionarse las actividades que se están realizando en el IPC,

como el plan operativo planteado para el período que va desde el año 2004 hasta el

año 2007, teniendo como propósito principal asumir el patrimonio como una pieza

fundamental para el desarrollo cultural y social de nuestro pueblo y, por lo tanto, en

sintonía con sus necesidades y valores, lo que implica una particular consideración

hacia el conjunto de sentimientos y expresiones espirituales que permiten darle

cuerpo

cultural

a

una

nación,

colocándolo

al

servicio

de

su

bienestar

socio-

económico. Los objetivos estructurados al respecto son:

Convertir la valoración del patrimonio cultural en un sentimiento colectivo de

la sociedad venezolana.

Potenciar el uso social del patrimonio cultural como estrategia para el

desarrollo, favoreciendo la participación activa y directa de las comunidades a

través de los Consejos Comunales.

Superar las debilidades institucionales del Estado venezolano para proteger y

conservar el patrimonio cultural.

En este orden de ideas, para conocer las acciones que en la actualidad está

ejecutando el estado venezolano en materia de patrimonio artístico intangible, se

aplicaron encuestas en algunas de las instituciones públicas y privadas con inherencia

en el tema. Así se pudo obtener la siguiente información:

A través de la encuesta aplicada al IPC, se pudo conocer que el I Censo del

Patrimonio Cultural Venezolano 2004-2007 ya fue culminado y abarcó

los

335 municipios del país y las dependencias federales, sin existir la propuesta

de efectuar otro. Así mismo se pudo conocer que los resultados del Censo

están siendo publicados en el Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano en

formatos sencillos y fáciles de consultar, en un libro por cada uno o dos

municipios. Estos catálogos a su vez pueden ser consultados en la página Web

www.ipc.gob.ve y los registros que sirvieron de base para los mismos reposan

en la base de datos en la unidad de Registro Nacional de Bienes Culturales.

Hasta la fecha se han editado 99 catálogos, correspondientes a 127 municipios

y se están publicando con apoyo de las comunidades. En este sentido, el IPC

manifiesta que la intención es que estos catálogos se difundan y distribuyan a

través de todos los medio posibles, destacando que la información recabada

está a la orden del público en las instalaciones del IPC y los catálogos son

repartidos en bibliotecas públicas, escuelas, organizaciones culturales, entre

otros. La página Web del instituto es otra manera de divulgar la información.

(Encuesta que fue respondida por Valentina Pilo, Coordinador de Publicaciones del

IPC) Anexo 4.

Pilo, Coordinador de Publicaciones del IPC) Anexo 4. Centro de Diversidad Cultural : ubicado en la

Centro de Diversidad Cultural: ubicado en la sede de

Fundación de Etnomusicología y Folklore (FUNDEF),

se encarga de estudiar las expresiones folklóricas y tradicionales del

pueblo venezolano y, en concordancia a la convención de la UNESCO acerca de la Diversidad Cultural,

le brinda espacio a realidades más recientes y universales, que forman parte del riquísimo mestizaje del

país.

La labor de FUNDEF, iniciada en 1946 por el Servicio de Investigaciones

Folklóricas del Ministerio de Educación Nacional y constituida por un grupo de

valiosos investigadores entre los cuales destacaron Juan Liscano, Miguel Cardona,

Rafael Olivares Figueroa, Juan Pablo Sojo, Luís Felipe Ramón y Rivera e Isabel

Aretz, entre otros, fue continuada por el Instituto Nacional de Folklore INAF (1971),

el Instituido Interamericano de Etnomusicología y Folklore INIDEF (1971) y Museo

Nacional de Folklore (1972), que se fusionaron por primera vez en el año 1986 en los

que se denominó el Centro para el Estudio de las Culturas Populares y Tradicionales

CCPYT (1986). En 1990 se constituye la Fundación de Etnomusicología y Folklore

(FUNDEF). Y hoy en día pasa a ser Centro de Diversidad Cultural desde el año 2006.

En la actualidad y como lo expresa Benito Irady,

Diversidad Cultural, en las siguientes palabras:

presidente del Centro de

…surgió la idea de sustituir la denominación de un centro dedicado a la investigación de la etnomusicología y el folclor a un centro más amplio con mayor radio de acción, donde no sólo el folclor fuera el elemento esencial sino también otras expresiones de la cultura. Que hubiera un mayor grado de relación con otros países de América Latina, el Caribe y el mundo, así como con las regiones de Venezuela y por supuesto, sin dejar de lado y respetando lo que es una trayectoria de 60 años. Valorizar esas colecciones pero darle un nuevo impulso a la organización.

Para obtener una información más veraz acerca del funcionamiento actual del

Centro de la Diversidad Cultural así como de sus acciones, se aplicó una encuesta

dirigida al reconocimiento de los actuales proyectos e investigaciones, así como de

las acciones a ejecutar en un futuro inmediato. Así se pudo conocer lo siguiente:

Actualmente, el Centro de la Diversidad Cultural está realizando un proyecto

denominado Orinoco, eje de Diversidad Cultural, que contiene actividades

con una intensa programación cultural, dirigidas para dar a conocer el estudio

científico de las culturas del Orinoco, su puesta en valor, su riqueza,

divulgación y expresiones. Por otro lado están trabajando por la apertura de

las Casas de la Diversidad Cultural en cada entidad federal.

Los diversos proyectos o actividades que la institución está llevando a cabo

pueden ser conocidos visitando su sede o a través de la asistencia a los

diversos eventos que la institución programa para la divulgación de sus

trabajos. Así mismo, a través de su página Web es posible obtener un

compendio importante de las labores de la institución. (Encuesta que fue

respondida por Dayana Frontado, Coordinadora General)Anexo 5.

por Dayana Frontado, Coordinadora General)Anexo 5. procesos culturales Otro ente, que dentro del marco del

procesos

culturales

Otro ente, que dentro del marco del presente estudio es de

importante relevancia, lo constituye el Consejo Nacional de

Cultura (CONAC). Es una institución orientada a promover

la participación de las comunidades en la activación de los

a

través

de

la

investigación,

formación,

producción

de

conocimiento, divulgación y organización en función del desarrollo endógeno local

para garantizar los valores de solidaridad, corresponsabilidad, calidad de vida y lograr

el bienestar humano en una sociedad democrática y protagónica y tiene como

objetivos:

1.-

Consolidar

espacios

de

diálogo

y

concertación

con

las

comunidades

para

promover la discusión de la acción cultural en el ámbito local.

2.- Favorecer la participación, la inclusión social y la equidad en los procesos de

organización y distribución de los recursos.

3.- Establecer estrategias informativas y comunicativas con sentido socio político e

ideológico que fortalezcan la formación del nuevo ciudadano y ciudadana y permitan

la socialización de los acervos de las comunidades.

4.- Promover en función de las políticas culturales públicas la formación socio

política y la organización de nuevas estructuras participativas en el territorio nacional.

5.- Favorecer la libre y pluralista creación de valores culturales que garanticen el

reconocimiento de la diversidad de expresiones presentes en el territorio nacional.

6.- Garantizar una adecuada y permanente investigación, planificación y evaluación

de la acción cultural pública en las comunidades.

7.- Diseñar y facilitar los mecanismos que permitan a la ciudadanía ejercer la

contraloría social sobre la inversión cultural en el territorio nacional.

8.- Establecer los lineamientos y contenidos de los proyectos del desarrollo endógeno

cultural en cada entidad federal.

9.- Propiciar las relaciones interinstitucionales que faciliten la activación de los

procesos culturales en el ámbito local.

10.- Establecer sinergia entre los diferentes niveles de gobierno y las comunidades

para atender sus demandas y necesidades y contribuir al mejoramiento de la calidad

de vida cultural de los ciudadanos y ciudadanas.

11.-

Facilitar

mecanismos

para

la

conformación

de

redes

que

contribuyan

a

consolidar el tejido socio cultural en el territorio nacional.

12.- Elevar cualitativa y cuantitativamente el nivel de conocimiento del pueblo sobre

la diversidad y desarrollo cultural en un país multiétnico y pluricultural como se

expresa en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, mediante un

proceso que pueda ser seguido y medido con indicadores.

13.- Facilitar la realización de acuerdos interinstitucionales, nacionales, regionales,

municipales e internacionales para viabilizar y potenciar la acción cultural de los

proyectos a desarrollar.

14.- Garantizar y profundizar la producción y difusión de la información cultural en

el ámbito territorial.

Destaca igualmente dentro de este ente institucional, los proyectos actuales, que

toman como referencia los lineamientos de políticas culturales definidas por el

Ministerio del Poder Popular para la Cultura en el ejercicio del 2007 y los contenidos

de los distintos propósitos que el CONAC desarrolla en el mismo. Estas labores

diseñadas son:

Presencia activa de Venezuela en los eventos internacionales.

Coordinar, asesorar y ejecutar proyectos comunitarios en los Municipios de

menor inversión cultural del país.

Dar apoyo financiero a instituciones Culturales Públicas.

Dar

apoyo

económico

a

creadores,

artistas

intelectuales

de

méritos

excepcionales.

 

Diseñar

y

ejecutar

planes

de

formación

y

asistencia

técnica,

control,

seguimiento

y

asesorías

administrativas

a

las instituciones formativas del

sector cultura.

 

Garantizar y profundizar la circulación de la información cultural en medios

impresos, radiofónicos y audiovisuales.

En función de sus objetivos y acciones, puede decirse que el CONAC está

configurado como una

institución dirigida al fomento y divulgación del patrimonio

culturar tangible e intangible con el aporte y trabajo coordinado con las comunidades

y diversos actores insertos en el medio, contribuyendo con las comunidades para el

desarrollo del medio cultural a través del financiamiento, asesoramiento y ejecución

de proyectos dirigidos al rescate cultural del los diversos pueblos de la nación.

Otra plataforma a la que debe hacerse mención es la Plataforma de Artes

Escénicas y Musicales. Dentro de ella se encuentra el Instituto de Artes Escénicas y

Musicales (IAEM), siendo el organismo encargado de trazar y ejecutar las políticas

del Estado venezolano en materia de danza, música, teatro y circo. El IAEM se

propone la conformación y consolidación de una plataforma institucional de alcance

nacional que diseñe y ejecute políticas y estrategias para la expresión, creación,

investigación, difusión y resguardo de las artes escénicas y musicales en Venezuela.

Al mismo tiempo, contribuye con el desarrollo de políticas para favorecer la inclusión

y la participación protagónica y corresponsable del pueblo venezolano.

El Instituto tiene como misión garantizar a toda la población el disfrute y la

creación de los bienes y servicios culturales en las artes escénicas y musicales, a

través

de

los

procesos

de

formación

y

construcción

de

saberes,

producción,

promoción y difusión, investigación y documentación, desarrollando una serie de

actividades que se ejecutan anualmente y no pueden obviarse en el marco de la

presente investigación, pues a través de esta se difunde de manera sostenida una gran

carga del PAI nacional. Así, cumple una importante misión, sobre todo porque se

encarga de llevar sus actividades tratando de abarcar los diferentes estados del país

para así poder difundir la cultura nacional en todo su territorio.

De esta tarea destacan algunas actividades que el IAEM ha venido enalteciendo,

brindando una participación activa a las diferentes agrupaciones que posee el estado

venezolano en sus diferentes regiones y en sus diversas áreas artísticas,

en dichos

eventos a través de presentaciones escénicas, destacando entre ellas:

Festival Nacional de Bailes Populares

Festival Internacional Todos los Tambores del Mundo.

Festival Internacional de Danza Tradicional

Festival Nacional de la Música Popular.

Festival Internacional de Circo.

Por medio de la encuesta aplicada a la institución se pudo obtener la siguiente

información:

Se

ocupa

del

Patrimonio

Cultural

Inmaterial

a

través

de

las

distintas

actividades y eventos que realiza en materia de danza, música, teatro y circo,

contribuyendo con el desarrollo de políticas para favorecer la inclusión y la

participación protagónica y corresponsable de la población, orientadas a

construir un país de espectadores y creadores.

 

En cuanto las acciones que están llevando a cabo en la actualidad se pudo

conocer que la institución está enfocada al fortaleciendo y desempeño de las

diferentes actividades

por medio de una serie de eventos que abarcan los 24

estados del país, con una programación cultural que contribuye al fortalecimiento

de los ejes estratégicos que el Ministerio del Poder Popular para la Cultura viene

desarrollando a saber: masificación, democratización y desconcentración de la

cultura, permitiendo los venezolanos disfruten de estos eventos, generando así,

vínculos

de

participación

activa

del

pueblo

venezolano,

enalteciendo

las

expresiones culturales propias así como las de cada uno de los países invitados.

El conocimiento público de las diversas acciones que ejecuta la institución se

da a través de la participación del colectivo en las diversas actividades o eventos

que la misma coordina con respecto a temas relacionados con las artes escénicas y

musicales; así mismo, la información es publicada en la página Web de la

institución.

La difusión de la información también se realiza mediante la interacción

directa con las comunidades en las que se realizan los eventos. (Encuesta

respondida por la Oficina de Asuntos Públicos e Información).Anexo 6.

por la Oficina de Asuntos Públicos e Información).Anexo 6. Así mismo, dentro del marco institucional que

Así mismo, dentro del marco institucional que en la

actualidad ejecuta acciones para la conservación del PAI

del país, también es relevante la Misión Cultura, que

tiene como finalidad garantizan la libertad en la creación cultural a través del fomento

del derecho a la inversión, producción y divulgación de la obra creativa; el respeto a

la interculturalidad y la previsión de las condiciones, instrumentos legales y medios

necesarios para enriquecer, proteger y preservar la cultura popular y comunitaria, el

patrimonio cultural tangible e intangible y la memoria histórica de la Nación.

Al igual que en las demás instituciones, se hizo una encuesta a la Fundación

Misión Cultura, con la finalidad de conocer su funcionamiento, así se obtuvo:

La Misión Cultura se ocupa del Patrimonio Cultural Inmaterial bajo una

visión que garantiza la libertad en la creación cultural a través del fomento,

producción y divulgación de la obra creativa; el respeto a la interculturalidad

y la previsión de las condiciones, instrumentos legales y medio necesarios

para enriquecer, proteger y conservar la cultura popular y comunitaria,

incluyendo aquí al patrimonio tangible e intangible.

En la actualidad, la Misión Cultura está enfocando sus acciones

hacía la

formación de activadores culturales, quienes estarán encargados de llegar a las

comunidades aplicando a su vez censos en las mismas. Así mismo, están

ejecutando

acciones

dirigidas

hacia

el

fortaleciendo

y

la

formación

en

educación superior, orientada al desarrollo cultural.

Para conocer los trabajos que está realizando la Misión Cultura, el interesado

puede dirigirse a los centros de Misión Cultura, ubicados en los diferentes

estados del país, también ingresando en las carreras universitarias en las que

se ofrecen talleres de formación, congresos. Así mismo cuentan con una

página Web, por la cual también se difunde toda la información acerca de las

programaciones y actividades generales de la institución. (Encuesta que fue

respondida por Eduardo Rivero, Coordinador del Estado Mérida).Anexo 7.

Las otras plataformas como: Cine y Medios Audiovisuales, Libro y Lectura,

Artes de la Imagen y el Espacio, junto con los entes que los integran, también

plantean, dentro de sus objetivos, la atención a la cultura tomando el patrimonio

intangible dentro de sus visiones; todas trabajando en pro del desarrollo cultural de la

nación.

Por su parte el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, además de las

plataformas, posee las Oficinas de Enlace creadas con el propósito de relacionar

instancias de decisión del Ministro de sus respectivas plataformas operativas, a fin de

cumplir con los derechos de las distintas comunidades, las cuales son:

Comunidad Afrodescendientes.

Comunidades Indígenas.

Comunidades Inmigrantes.

Comunidades en situaciones excepcionales.

A través de esta oficina se establece un permanente diálogo entre las comunidades,

cultores y autoridades para la coordinación de estrategias a favor del fortalecimiento

socio-cultural de éstas, con la intención de promover y difundir, en igualdad de

condiciones, las expresiones tradicionales, nuevos talentos y grupos de las distintas

calidades artísticas de la cultura venezolana.

2.2.2.- Organismos Privados.

Dentro de los organismos privados que ejecutan acciones de conservación y

difusión del patrimonio cultural del país cabe mencionar a la Fundación Bigott,

institución con una histórica labor en pro del desarrollo de la nación.

Desde el año 1981 sus actividades han estado dirigidas hacia la promoción, desarrollo y fomento

Desde el año 1981 sus actividades han estado dirigidas hacia la

promoción, desarrollo y fomento de la cultura tradicional,

dirigiendo sus acciones

a mostrar y divulgar las distintas

expresiones y contenidos de la cultura nacional.

Sus actividades de difusión y rescate del patrimonio se basan en la ejecución de:

Talleres de cultura popular: dirigidos a la formación de estudiantes y a la

documentación

y

conocimiento

de

las

manifestaciones

culturales,

sustentándose como un centro de información y capacitación

Comunicaciones

programas

de

audiovisuales:

concebidas

radio

y

televisión

en

los

y

que

ejecutadas

se

recrean

a

través

de

las

diversas

manifestaciones del arte y la cultura tradicional como música, gastronomía,

oralidad, danza, artesanía y arte en general.

Según el director de la Fundación Bigott, Lopez Ortega, uno de los grandes retos

de la Fundación ha consistido en crear un puente entre las grandes audiencias urbanas

y los productos de contenidos culturales populares. La misión de esa institución es, en

primer lugar, el registro. "En la medida en que se registre se está creando patrimonio

y memoria", agrega.

Son muchos los logros pero para López Ortega todavía falta:

"Es mucho lo que se ha hecho y estamos complacidos pero hay mucho por hacer, el

territorio de lo popular es muy vasto". La Fundación se ha extendido fuera de los

límites de la cultura popular para ocuparse de la cultura venezolana.

Así mismo,

es importante mencionar la Mención Honorífica entregada a la

Fundación Bigott en el Concurso Somos Patrimonio del Convenio Andrés Bello y el

reconocimiento otorgado por parte de la UNESCO por la preservación del PAI de

Venezuela.

En la actualidad se dictan cursos en el área de guitarra, cuatro, mandolina,

bandola

llanera,

danzas

tradicionales,

tambores

venezolanos,

canto

popular,

imaginería, entre otros. Así mismo, la fundación posee grupos de proyección como lo

son: Pasacalle, Pomarrosa y Vasallos del Sol, donde este ultimo es el encargado de

difundir

diversas

manifestaciones

tradicionales

del

país,

desde

expresiones

prehispánicas hasta los ingredientes de origen africano que marcan buena parte de la

música y la danza de las costas venezolanas.

Como complemento de la información antes presentada, se aplicó una encuesta a

la Fundación Bigott, con la cual se pudo conocer el trabajo que esta empresa viene

ejecutando en los actuales momentos, conociendo lo siguiente:

La misión

de la empresa es la de cultivar las tradiciones venezolanas,

abarcando el tema del patrimonio intangible a través de los talleres de cultura

popular, con especial énfasis en la música, canto y danza, así como también,

a través de diversas investigaciones realizadas por parte de especialistas

dentro de la Fundación. El proyecto que se está realizando actualmente es el

programa “Venezuela es Nuestra Siembra” que tiene como objetivo, formar a

maestros, educadores y promotores culturales. Está dividido en tres módulos:

1) Estudia las características y evolución de las diversas manifestaciones y

provee las

herramientas básicas

para su aprovechamiento pedagógico;

2) Proporciona a los docentes una formación práctica en las áreas de danza,

imaginería, indumentaria y música; y 3) Se integran los conocimientos

adquiridos durante el taller y los participantes realizan una puesta en escena

de la manifestación. La consulta, adquisición y búsqueda de documentos e

información de los proyectos que se están realizando puede realizarse a través

de la página Web de la Fundación Bigott y por supuesto en la sede de la

misma. Por ultimo, es una institución privada que trabaja individualmente y

a través de convenios en los que participan las direcciones de Cultura y

Educación de las gobernaciones y alcaldías, así como los departamentos

docente y de proyectos de Fundación Bigott. (Encuesta facilitada por José

Esteban Pérez, Asuntos Público) Anexo 8.

2.2.3.- Organismos Educacionales.

Las Universidades como centros educativos de formación

Las Universidades como centros educativos de formación profesional han incluido en sus actividades acciones de

profesional

han

incluido

en

sus

actividades

acciones

de

investigación y extensión dirigidas al estudio y conocimiento

de

las

manifestaciones

culturales

que

han

contribuido

al

desarrollo y formación de la nación.

En este contexto, destaca el Centro de Investigaciones Etnológicas (CIET), el

cual nació del Centro de Investigaciones Antropológicas del Museo Arqueológico

Gonzalo Rincón Gutierrez, de la Universidad de Los Andes (ULA).

El CIET tiene cuatro principales áreas de investigación-docencia:

Etnología

y

Antropología

Social.

Sub-líneas

de

investigación:

1)

Representaciones del cuerpo, de la salud y de la enfermedad, prácticas

correspondientes. 2) representaciones del espacio físico, del espacio social y

del cosmos. 3) Problemas de identidad cultural. 4) Problemas de tenencia de

la tierra en el pasado y en el presente. 5) Migraciones. 6) El culto a las

piedras, cordillera de Mérida. 7) Los rituales de la cordillera de Mérida y sus

transformaciones a través del tiempo. 8) Impacto social del desarrollo de los

proyectos de investigación y extensión. 9) La construcción de la antropología

en Venezuela.

 

Arqueología.

Sub-líneas

de

investigación:

1)

Etnicidad

y

arqueología,

Cordillera de Mérida y Pie de Monte Andino. 2) Industrial líticas de la

cordillera andina venezolana. 3) Costumbres funerarias comparadas, occidente

de Venezuela y tras regiones americanas. 4) El arte prehispánico de la

cordillera andina venezolana. 5) Patrones de asentamiento, Occidente de

Venezuela. 6) Arqueología de la colonia.

Etnolingüística-Antropolingüística: 1) Estudio etnolingüística de la cordillera

de

Mérida.

2)

Estudio

antropolinguistico

de

los

grupos

Arawak

de

la

cordillera andina venezolana y de otras regiones de Venezuela. 3) El lenguaje

de la salud y la enfermedad de los pacientes y médicos en la cordillera de

Mérida y Venezuela.

Geografía-Historia regional: Sub-líneas de investigación: 1) Evolución del

paisaje e historia regional desde la llegada del español a la Cordillera de

Mérida. 2) Los asentamientos prehispánicos, Cordillera de Mérida. 3) La

toponimia indígena en la Cordillera de Mérida. 4) Sistemas de información

geográficos,

su

utilidad

en

la

evaluación,

registro

e

investigación

en

arqueología. 5) Etnohistoria del occidente de Venezuela. 6) Conflictos en la

tenencia de la tierra en zonas de antiguos resguardos indígenas.

Bioantropología: Sub-líneas de investigación: 1) Antropología dental; estudio

morfológico

comparativo

de

dientes

de

la

población

prehispánica

y

la

población actual de la Cordillera de Mérida.

Actualmente, las investigaciones siguen los lineamientos pautados en los

objetivos

del

Etnolingüística

centro:

Etnología

y

y

Antropolinguistica,

Antropología

Geografía

e

Social,

Arqueología,

Historia

Regional;

encontrándose otros proyectos como: Los Warekena. Indígenas Arawakos del

Guainía-Rió Negro: Mitología y vida cotidiana.

Además de conocer la estructura funcional y los ejes de estudio del Centro de

Investigaciones Etnológicas a través de una encuesta se pudo conocer el trabajo que

vienen realizando en la actualidad, a saber:

Este centro se ocupa del Patrimonio Cultural Inmaterial a través del fomento

de la investigación, docencia y promoción de los estudios antropológicos

sociales de la región y de los diferentes estados para su resguardo, de esta

manera, contribuyen con la preservación del Patrimonio Inmaterial de la

región, principalmente a través de estudios de connotación indígena.

En cuanto a los proyectos ejecutados por el Centro, destacaron los dirigidos,

principalmente, al estudio de la región de Mérida, entre ellos: “Estudio

Antropológico Integral y Pluridisciplinario del Hombre del Occidente de

Venezuela y su proyección en los problemas sociales y culturales del Estado

Mérida”.

Censo del pueblo indígena Timote. Historia y Oralidad de la

Cordillera del Sur de Mérida.

Las investigaciones y demás información relativa al trabajo del Centro puede

obtenerse a través de entrevistas con los profesores e investigadores adscritos

al centro; en la biblioteca del Museo Arqueológico en el que se exponen la

mayoría de las investigaciones y mediante el Boletín Antropológico y la

Revista Inexada.

Las

investigaciones

del

Centro

se

enfocan

en

la

Zona

Occidental

de

Venezuela, sobre todo, en la región merideña, aunque algunos investigadores

del Centro han llevado sus estudios a otras extensiones. (Encuesta que fue

respondida por Oricia León, Planificadora)Anexo 9.

Por otro lado, puede mencionarse al Grupo de Investigación de Estudios Culturales

de América Latina”, que se desempeña en la Facultad de Humanidades de la ULA.

Esta a cargo de la profesora Niria Suárez, siendo un grupo de investigación que se

propone desarrollar una serie de estudios sobre el mundo cultural latinoamericano.

Parte del reconocimiento de las diferencias culturales y de los rasgos comunes entre

culturas, para lograr la construcción de espacios de acercamiento interpretativo y de

diálogos interculturales. Actualmente,

están desarrollando un proyecto donde hacen

una recopilación y rescate del habla de la región andina organizándolo en un registro,

lo que da un significativo aporte para la tradición oral, nuestro patrimonio intangible.

para la tradición oral, nuestro patrimonio intangible. dicho centro Otra Universidad que se menciona en el

dicho

centro

Otra Universidad que se menciona en el marco de este estudio es la

Universidad

Experimental

de

Yaracuy

y

su

Centro

de

Investigaciones Gastronómicas, en el que se realizan estudios de la

gastronomía tradicional venezolana. Los principales objetivos de

están

dirigidos

a

recuperar,

sistematizar,

enseñar

y

difundir

la

gastronomía venezolana, a través de la práctica culinaria y la docencia en aula, así

como el cultivo de algunos frutales y especies de huerto.

Para

conocer

de

manera

más

precisa

los

trabajos

actuales

del