Sei sulla pagina 1di 21
UNIVERSIDAD HISPANOAMERICANA FACULTAD DE DERECHO Sede Llorente de Tibás CURSO DERECHO CONTRACTUAL II CONTRATO DE

UNIVERSIDAD HISPANOAMERICANA

FACULTAD DE DERECHO

Sede Llorente de Tibás

CURSO DERECHO CONTRACTUAL II

CONTRATO DE GARANTÍA MOBILIARIA

DUNIA BARRANTES BRENES

CHRISTIAN VÁSQUEZ RODRÍGUEZ

INTRODUCCIÓN

Tradicionalmente, en nuestro ordenamiento jurídico el otorgamiento de un derecho real de garantía era legislado básicamente por el ordenamiento civil. No obstante, en muchas legislaciones extranjeras, como la americana, y otras que la han tomado como punto de partida, la figura de la prenda (es decir, el otorgamiento de un bien mueble como garantía de una obligación) ha sido tratada en leyes especiales.

En nuestro ordenamiento jurídico se ha promulgado el 20 de Marzo del presente año la Ley de Garantías Mobiliarias que establece condiciones balanceadas, de acreedores y deudores, para favorecer las condiciones de financiamiento y deroga disposiciones del Código Civil y del Código de Comercio.

Siempre tenemos que tomar en cuenta que las garantías mobiliarias tienen sus limitaciones, tienen sujetos que intervienen en la garantía mobiliaria donde se pueden mencionar: Acreedor Garantizado, Adquiriente, Constituyente, Depositario, Deudor Garante, los cuales se mencionaran más adelante.

El crédito es un objeto de tráfico jurídico en cuanto que el acreedor puede disponer de él, como de cualquier otro objeto patrimonial. Entendemos que la garantía mobiliaria es aquel derecho real de garantía por el cual un deudor asegura el cumplimiento de una obligación, mediante la entrega de un bien mueble al acreedor u otra persona autorizada se pactan condiciones básicas que debe reunir un deudor para acceder al financiamiento: Primero, la solvencia, es decir, demostrar capacidad de pago, y una garantía que asegure la recuperación del monto adeudado.

Reseña Histórica

La fecha exacta cuando se comenzaron a utilizar las garantías mobiliarias en Roma, no se tiene por cierta; sin embargo, sus orígenes se remontan en el derecho romano donde los habitantes de esa época idearon formas de asegurar las deudas que se contraían mediante una institución o figura contractual llamada nexum, la cual era utilizada únicamente para deudas que tuvieran montos exactos y no con variantes de interés, era por medio de este contrato que el acreedor y el deudor, frente a cinco testigos repetían una formula verbal, mediante la cual se constituía la deuda, si esta no era saldada en el tiempo acordado el acreedor tenía la facultad de arrestar al deudor y si el deudor no cancelaba la deuda podía ser asesinado, vendido como esclavo o hasta retenido como un empleado del acreedor.

En el siglo IV a.C., las transacciones comerciales en Roma proliferaron, se consideró que la pena de muerte establecida en el nexum era sumamente gravosa y por lo tanto, entre los años 326 y 313 a.C. se emitió la Lex Poetelia, la cual eliminaba el poder del acreedor de matar o vender al deudor en caso de incumplimiento en el pago de la deuda.

Aunque en el nexum no se daba en garantía un bien mueble e inmueble, el deudor era físicamente el garante de la deuda, ya que si no pagaba a tiempo era arrestado y quedaba a merced del acreedor.

Este contrato es considerado el primer tipo de negocio jurídico en el cual se daba algo en garantía de una deuda (el propio deudor), sin embargo a como se fue desarrollando el sistema comercial romano, surgieron otras formas de garantías como la fiducia cum creditore, pignus e hipoteca.

La fiducia cum creditore es el primer contrato de garantía real en Roma durante la República (Siglo IV A.C.), esta podía constituirse en un arreglo informal y verbal, la escritura de esa solo se utilizaba como medio probatorio y servía para asegurar el pago de una deuda adquirida por un sujeto deudor.

La pignus consistía en un derecho real del que gozaba un acreedor sobre una cosa ajena dada en calidad de garantía por el deudor.

Por otra parte se dice que en España en las Siete Partidas se le denominaba a la garantía mobiliaria, empeño a la entrega o gravamen de cosas muebles o inmuebles para seguridad de un crédito.

GARANTIA MOBILIARIA

Podemos entender como garantía mobiliaria aquel derecho real de garantía por el cual un deudor asegura el cumplimiento de una obligación, mediante la entrega de un bien mueble al acreedor u otra persona autorizada. La garantía mobiliaria es un derecho preferente conferido al acreedor garantizado sobre los bienes muebles dados en garantía, cuando a esta garantía se le dé publicidad, el acreedor garantizado tendrá el derecho preferente a ser pagado con el producto de la venta o con la dación en pago de los bienes dados en garantía, eso si la dación es aceptada por el acreedor garantizado.

No se requiere el derecho de propiedad para otorgar un bien como garantía de una obligación, lo que se requiere es el derecho de posesión. En este sistema, el concepto de posesión se sobrepone al derecho de propiedad; lo que se busca es que el deudor con garantía mobiliaria, transfiera al acreedor garantizado un derecho posesorio sobre el bien, y no la titularidad del mismo. La ventaja que ofrece la transferencia de un derecho de posesión, radica en que se permite a un gran número de prestatarios convertirse en deudores con garantía mobiliaria.

Estas garantías comprenden salvo pacto en contrario, la deuda principal, los intereses, las comisiones, los gastos, las primas de seguros pagadas por el acreedor garantizado, las costas procesales, los eventuales gastos de custodia y conservación, la indemnización por daños y perjuicios y cualquier otro termino acordado por las partes, hasta el monto del gravamen establecido en el acto jurídico constitutivo.

También se puede definir como un contrato entre el deudor y el acreedor que contiene los derechos y obligaciones de ambas partes en relación con el bien dado en garantía y junto con este contrato debe darse la constitución de la garantía sobre el bien, que se realiza por medio de un formulario registral.

Las garantías mobiliarias pueden constituirse por medio de contratos o por disposición de la ley.

Estas garantías pueden gravar uno o varios bienes muebles específicos, grupos genéricos de bienes muebles o derechos reales o contractuales, incluyendo pero no limitando a los siguientes:

a) El inventario y equipo de las personas físicas, jurídicas e incluyendo patrimonios autónomos.

b)

Cualquier otro activo circulante incluyendo derechos a la ejecución de contratos

o

al resarcimiento por la violación o el incumplimiento de obligaciones contractuales

y

extracontractuales.

c)

Cuentas por cobrar resultantes del ejercicio de cualquier actividad lícita por

parte de personas físicas, jurídicas e incluyendo patrimonios autónomos.

d) La totalidad de los bienes muebles del deudor garante, ya sean estos presentes o

futuros, materiales e inmateriales, todos ellos capaces de garantizar el cumplimiento

de una o varias obligaciones presentes o futuras.

e) Cosechas, derechos futuros sobre el valor de la madera en pie y cualesquiera

otros productos provenientes de las actividades agrícolas en donde el legitimado puede ser el propietario o no del inmueble donde se ejerce dicha actividad agrícola.

Para los efectos de definir el Sistema de Garantía Mobiliaria entendemos:

1. Incluye todas las garantías contractuales preexistentes, incluyendo aquellas

constituidas por contratos bilaterales o por declaraciones unilaterales de la voluntad del deudor garante, por leyes, decretos, reglamentos o por decisión judicial, cuyo efecto sea el de constituir o hacer efectiva una garantía mobiliaria.

2. Los gravámenes administrativos y judiciales sobre bienes muebles dados en garantía

mobiliaria se regirán, a los efectos de su efectividad, registro y prelación.

Sus limitaciones:

1. Las garantías mobiliarias de las que trata esta ley podrán constituirse sobre

cualquier bien mueble o derecho sobre estos, salvo aquellos cuya venta, permuta, arrendamiento, pignoración o utilización como garantía mobiliaria esté prohibida.

2. Se exceptuarán:

a. Vehículos de todo tipo que requieran circular por las vías públicas y que para ello se haga necesario su inscripción en el Registro Público, con excepción de equipo especial genérico, equipo especial agrícola, remolques genérico o liviano, entre otros.

b. Bienes muebles tales como las aeronaves, los motores de aeronaves, los helicópteros, el equipo ferroviario, los elementos espaciales y otras categorías de equipo móvil reguladas por convenios y tratados internacionales debidamente ratificados por Costa Rica.

c. Valores intermediados o instrumentos financieros regulados por la Ley Reguladora del Mercado de Valores, en un régimen de anotación en cuenta u otro régimen especial.

d. Depósito de dinero en garantía, cuando el depositario es acreedor del depositante y esté expresamente autorizado por el depositante para utilizar su derecho de compensación.

Naturaleza jurídica

Es un contrato de garantía real.

Oneroso: Busca una remuneración económica.

Accesoria: Se constituyen para asegurar el cumplimiento de una obligación principal.

Formal: Esta garantía se otorgaba mediante Escritura Pública.

Típica: se encuentra regulada por la ley.

Autonomía de la voluntad.

Los sujetos que intervienen en la garantía mobiliaria son:

Acreedor Garantizado: Es

mobiliaria o quién hubiese adquirido

garantizada.

la

persona en

cuyo favor se constituye la garantía bajo cualquier título, la obligación

Adquiriente: Es el tercero que por cualquier título adquiere un bien mueble afecto a la garantía mobiliaria.

Constituyente: Es la persona, sea el deudor o un tercero, que constituye la garantía mobiliaria.

Depositario: La persona natural o jurídica que custodia el bien mueble, materia de la garantía mobiliaria.

Deudor Garante: La persona obligada al cumplimento de la obligación garantizada.

Bienes dados en garantía: Toda persona física o jurídica podrá constituir garantías mobiliarias a favor de otra persona física o jurídica sobre:

- Acciones, cuotas y partes sociales representativas del capital de sociedades mercantiles, civiles y de cualquier otra índole.

- Bienes corporales o bienes incorporales.

- Bienes que conforman la hacienda empresarial, sean estos aislados o su totalidad.

- Bienes fungibles.

- Bienes por incorporación o destino.

- Todo otro bien, derecho, contrato o acción al que las partes atribuyan valor

económico y que sean susceptibles de venta, cesión en garantía o permuta y no esté prohibido su gravamen por la ley, incluyendo, entre otros, los bienes derivados o

atribuibles.

Para llevar a cabo la transacción de la garantía mobiliaria, se deben constituir dos documentos: el contrato de garantía y el formulario registral. El contrato de garantía es un contrato escrito entre el deudor y el acreedor, que contiene los derechos y obligaciones de ambas partes en relación con el bien dado en garantía. Junto con este contrato debe darse la constitución de la garantía sobre el bien, que se realiza por medio del formulario registral. El formulario registral (financing statement) es un documento que contiene información básica del bien dado en garantía al acreedor, y al ser presentado en el Registro, se perfecciona la transacción.

Estas garantías pueden constituirse por aquella persona física o jurídica que tenga su posesión legítima, o quien tenga un derecho a tal posesión, o el derecho a transferir o transmitir los bienes dados en garantía o, en el caso de bienes incorporales, por quien tenga el derecho a transferir o transmitir estos.

Para efectos de la constitución de garantías mobiliarias sobre bienes muebles que no sean susceptibles de ser inscritos en un registro especial, la posesión del deudor garante del bien dado en garantía equivale a su título y su transferencia al acreedor garantizado constituye la garantía mobiliaria.

CONTENIDO DEL CONTRATO DE GARANTÍA MOBILIARIA

El contrato de garantía deberá otorgarse por escrito o por su equivalente

electrónico, siempre y cuando preserve su contenido de forma reproducible por escrito

y deberá contener al menos lo siguiente:

1) La cláusula de constitución de la garantía mobiliaria.

2) Los datos y las firmas que permitan la identificación de los contratantes.

3) El monto máximo garantizado por la garantía mobiliaria o la forma de determinarse dicha cantidad.

4) Indicación del domicilio contractual para atender futuras notificaciones judiciales y extrajudiciales.

5) La mención expresa de que los bienes descritos servirán de garantía a la obligación garantizada.

6) Una descripción que puede ser bien genérica o específica de las obligaciones garantizadas, sean presentes o futuras, o de los conceptos, las clases, las cuantías

o las reglas para su determinación.

7) La autorización por parte del deudor garante al acreedor garantizado para que presente el formulario de inscripción inicial al Sistema de Garantías Mobiliarias y demás formularios de inscripción posteriores.

8) Mención expresa del consentimiento para ejecutar las garantías en sede extrajudicial, en caso de acordarse por las partes.

9) La fecha y el lugar de celebración.

REGISTRO

El Sistema de Garantías Mobiliarias es un sistema de archivo de gestión de datos de acceso público a la información y de carácter nacional, que tiene por objeto publicitar en formato electrónico los formularios de inscripción y documentos relacionados con las garantías mobiliarias, su inscripción inicial, modificación, prórroga, cancelación y ejecución para efectos contra terceros.

Los archivos electrónicos que contienen esta información y las certificaciones que se extiendan sobre las inscripciones que en él consten, ya sean en papel o por medios electrónicos, gozan del estatus de documentos públicos.

Características del registro

El Sistema de Garantías Mobiliarias tiene las características siguientes:

1) Habrá un solo Sistema de Garantías Mobiliarias con una base de datos nacional y centralizada para todo el territorio de la República de Costa Rica.

2) Se organiza por medio de un sistema de folio electrónico personal, es decir, en función de la identificación de la persona física o jurídica que sea el deudor garante.

3) Los formularios de inscripción deberán ingresar al Sistema de Garantías Mobiliarias en formato electrónico, según se provea en el reglamento del Sistema.

4) Opera por medio de la inscripción de formularios estándar, de acuerdo con los requisitos establecidos por el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias, para la publicidad, inclusión, modificación, prórroga, cancelación y ejecución de garantías mobiliarias.

5) Es un sistema automatizado que permite las inscripciones sin calificación registral, que se limita únicamente a la verificación por parte del sistema que cada uno de los espacios obligatorios de los formularios de inscripción tengan información pero no verificará si el contenido es correcto o no. También verificará que los documentos que según el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias deban adjuntarse a los formularios de inscripción de ejecución y de cancelación de la garantía mobiliaria por parte del deudor garante estén adjuntos.

El reglamento determinará los documentos y el tamaño de estos que deberán adjuntarse a los formularios.

Los documentos que se adjunten solo tienen valor de publicidad y no afectan los derechos del acreedor garantizado, del deudor garante, ni de terceros; por ello, no estarán sujetos a calificación registral alguna y no serán parte de la inscripción de la garantía mobiliaria.

El Sistema de Garantías Mobiliarias mantendrá los documentos que se adjunten en su archivo electrónico y podrá proveer copias de estos de conformidad con las disposiciones del reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias.

Por ser el Sistema de Garantías Mobiliarias totalmente automatizado y permitir las inclusiones de garantías mobiliarias sin calificación registral, se exime de toda responsabilidad al Registro Nacional de Costa Rica respecto a los datos consignados en este por parte de terceros.

Autorización para realizar la inscripción

Desde el momento en que se crea la garantía mobiliaria por medio del contrato de garantía o por disposición de ley, el acreedor garantizado se reputará autorizado para inscribirla.

La inscripción de la modificación, prórroga y ejecución solo puede ser solicitada por el acreedor garantizado o por quien él autorice. La inscripción de la cancelación total o parcial podrá ser solicitada por el acreedor garantizado.

Formulario de registro en el Sistema de Garantía Mobiliarias:

Las inscripciones a que dé lugar esta ley se realizarán por medio del formulario de inscripción electrónico, el cual deberá contener, como mínimo, los datos siguientes:

1) Datos de identificación personal del acreedor garantizado y deudor garante, incluyendo el domicilio contractual para recibir notificaciones, según lo establecido en el artículo 11 de la presente ley.

2) Lugar o dirección física o electrónica para recibir avisos y comunicaciones.

3) Descripción de los bienes dados en garantía, que puede ser genérica o específica, según los requisitos de inscripción establecidos en el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias.

4) Indicación del monto máximo garantizado por la garantía mobiliaria o la forma de determinarse dicha cantidad.

5) En el caso de registro de gravámenes judiciales y administrativos, el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias determinará los requisitos de inscripción.

6) En el caso de inscripción de bienes por incorporación o destino, el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias determinará los requisitos de inscripción.

7) La hora y fecha de inscripción, y el asiento de inscripción serán asignados automáticamente por el Sistema de Garantías Mobiliarias.

Cuando exista más de un deudor garante otorgando una garantía sobre los mismos bienes muebles, dichos deudores garantes deberán identificarse separadamente en el mismo formulario.

Vigencia de la inscripción

La inscripción en el Sistema de Garantías Mobiliarias surtirá efectos por el plazo acordado por las partes, prorrogable por períodos sucesivos según acuerden las partes, conservando la fecha de prelación original. Para que una prórroga sea efectiva, el formulario de inscripción de prórroga deberá inscribirse dentro de los quince días naturales previos al vencimiento del plazo anterior. En caso de no indicarse el plazo en el formulario, el plazo de vigencia de la inscripción será de cuatro años prorrogable por acuerdo de partes, por períodos sucesivos de cuatro años.

Requisitos de la inscripción de la garantía mobiliaria específica de compra:

Para que a una garantía específica se le dé publicidad, el acreedor garantizado debe cumplir los requisitos del artículo 18 de La ley de Garantía Mobiliaria y su reglamento.

Acceso al Sistema de Garantías Mobiliarias

Para la inscripción, búsqueda de información, el Sistema de Garantías Mobiliarias permitirá el acceso a usuarios nacionales y extranjeros. En el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias se regularán los requisitos para acceder al Sistema, por personas nacionales y extranjeras, radiquen o no en el territorio nacional.

Inscripción en registro especial

Cuando los bienes dados en garantía estén sujetos a inscripción en un registro especial, dichos bienes podrán ser dados en garantía por personas físicas o jurídicas que tengan su posesión legitima o quien tenga un derecho a tal posesión, o el derecho a transferir o transmitir los bienes dados en garantía o, en el caso de bienes incorporales, por quien tenga el derecho a transferir o transmitir estos y por quien aparezca como titular en dicho registro especial, siempre y cuando los bienes sobre los que recaiga la garantía sean de los que se encuentran dentro del ámbito de aplicación de la ley.

Los registros especiales deberán advertir de forma clara, que todo bien que pueda otorgarse en garantía mobiliaria también deberá ser consultado y su garantía inscrita en el Sistema de Garantías Mobiliarias. La comunicación entre un registro especial

y el Sistema de Garantías Mobiliarias estará regulada en el reglamento del Sistema de Garantías Mobiliarias.

La garantía mobiliaria deberá inscribirse en el Sistema de Garantías Mobiliarias para establecer su prelación con respecto a otros acreedores garantizados.

Formulario de ejecución como título ejecutorio

Para la ejecución judicial o extrajudicial de la garantía mobiliaria, el formulario de ejecución de la garantía mobiliaria debidamente inscrito o el aviso registral de su inscripción tendrán carácter de título ejecutorio.

El documento en el que conste la garantía mobiliaria podrá documentarse a través de cualquier medio tangible o por medio de comunicación electrónica fehaciente que deje constancia permanente del consentimiento de las partes en la constitución de la garantía, conforme a lo previsto en la legislación aplicable al comercio electrónico.

Modalidades

La garantía mobiliaria tiene dos modalidades, ya sea traslativa o no traslativa. Cuando la garantía mobiliaria es traslativa la posesión del bien dado en garantía pasa a manos del acreedor garantizado, no así en la no traslativa.

Para efectos de la publicidad y efectividad de las garantías mobiliarias la ley las clasifica de la siguiente manera

Garantía mobiliaria específica de compra Art.18 Garantía sobre Crédito y cuentas por cobrar Art. 19-28 Garantía sobre obligaciones no dinerarias Art. 29-30 Garantía sobre créditos documentarios Art. 31-32 Garantía sobre títulos valores o sobre títulos representativos de mercaderías Art

33-35.

Garantía sobre mobiliaria sobre bienes en posesión de un tercero depositario Art.

36-37.

Garantía sobre otros bienes materiales e inmateriales Art. 38-39.

Derechos y obligaciones de los contratantes

Estos se encuentran claramente determinados en los artículos 15 16 de la Ley de garantías Mobiliarias, mismas que se pueden resumir de la siguiente manera:

Derechos del deudor garante Art. 15 LGM.

En el caso de tratarse de una garantía sin desplazamiento, es decir, cuando el deudor garante conserva la posesión del bien dado en garantía, salvo pacto o disposición en contrario, el deudor garante tiene derecho a:

- Usar, transformar, vender, permutar, constituir otras garantías mobiliarias, arrendar y efectuar cobros de cuentas por cobrar en relación con los bienes dados en garantía y sus bienes derivados o atribuibles en el curso normal de sus negocios, mismo que cesa al recibir notificación del acreedor de su intención de ejecutar la garantía.

Contrario sensu, de tratarse de una garantía con desplazamiento, el deudor garante no tendrá estos derechos.

Obligaciones del deudor garante Art. 15 LGM.

El ejercicio de los derechos anteriores queda sujeto a las siguientes obligaciones del deudor garante.

- Suspender el ejercicio del derecho al ser notificado de la intención de ejecutar la garantía.

- Actuar con diligencia para evitar pérdidas o deterioros de la garantía.

- Permitir la inspección de la garantía.

- Asumir el riesgo de pérdida o daño de la garantía en caso de no existir acuerdo de póliza de seguros.

- Pagar costos, gastos e impuestos de los bienes dados en garantía.

Derechos del acreedor garante

- Utilizar los bienes dados en garantía, dentro de lo acordado.

- Ser reembolsado por los gastos de mantenimiento de los bienes en su posesión dados en garantía, si así se ha pactado.

Obligaciones del deudor garante Art. 16 LGM.

- Ejercer un cuidado razonable en la custodia y preservación de los bienes dados en garantía que se encuentren en su posesión.

- Garantizar la identificación de los bienes dados en garantía que se encuentren en su posesión, y en caso de ser fungibles, misma calidad y cantidad.

- A petición del deudor debe informar a terceros sobre el saldo y la descripción de los bienes en garantía. Debe hacerlo cada tres meses de forma gratuita.

- Devolver los bienes dados en garantía al ser pagada la obligación.

- Cancelar el acuerdo de control sobre cuentas financieras acreditadas o de inversión del deudor garante o de un tercero.

- Notificar al deudor del crédito en caso de cederlo a un tercero.

- Presentar el formulario de cancelación registral.

- Salvo pacto en contrario, presentar el formulario registral de liberación parcial o reducción de la deuda.

Distinción con la prenda

Para poder diferenciar la prenda de la nueva garantía mobiliaria es necesario hacer algunas consideraciones previas.

Bienes derivados y Atribuibles

Estos son bienes derivados de o atribuibles a los bienes originalmente dados en garantía del pago de una obligación.

En la prenda común, el bien dado en garantía es determinado en forma única y específica y sobre el cual existe derecho de persecución, no así con las garantías

mobiliarias, en las que el bien dado en garantía no es único y específico, ya que la garantía se extiende, muta o cambia a los bienes derivados y atribuibles, es decir, a aquellos bienes que provienen o son resultado del bien original, fortaleciendo la garantía, misma que está destinada a circular, a renovarse.

Por ejemplo, si tenemos una garantía sobre una cosecha de naranjas, al ser cosechadas y convertidas en jugo, ese jugo pasa a ser la garantía, y al ser vendido el jugo, la cuenta por cobrar es la garantía y así sucesivamente.

El problema que se da con esto es determinar cuáles bienes son derivados o atribuibles, ya que la ley no es muy clara al respecto, por lo que será jurisprudencialmente como se determine o bien contractualmente, sean las partes mismas quienes así lo determinen.

Reipersecutoriedad

La garantía prendaria puede ser de primera, segunda o tercera generación. De primera generación tenemos la prenda con desplazamiento posesorio, es decir, el empeño, que se perfecciona mediante la entrega material de la cosa al acreedor y es oponible a terceros mediante la posesión. La segunda generación está conformada por las prendas sin desplazamiento y con derecho de reipersecutoriedad o derecho de persecución, que es la principal característica que tienen los derechos reales de garantía como lo son la prenda y la hipoteca. En las garantías de tercera generación, como lo son las garantías mobiliarias, se tiene el derecho de prelación, es decir, ser pagado de manera preferente pero sin derecho de reipersecutoriedad.

Lo anterior significa que si el bien dado en garantía es enajenado por el deudor, en el giro normal de su negocio, quien recibe ese bien lo recibe libre de garantía mobiliaria, y para el acreedor garantizado se da una mutación o cambio de su garantía por un bien derivado y atribuible dentro del patrimonio del deudor garante y no del adquiriente, por lo que en caso de incumplimiento de parte del deudor garante, no persigue el bien original enajenado a tercero, sino el bien derivado del deudor garante. Esto se conoce también como derecho de desgravación.

Sin embargo, este derecho de desgravación no es de orden público y las partes pueden por medio de pacto expreso al contratar, dejarlo sin efecto, por lo que se

constituiría una prenda común con derecho de persecución y que el bien no sea sustituido por uno derivado y atribuible.

Excluye bienes muebles inscribibles

La garantía mobiliaria excluye de su ámbito los bienes muebles inscribibles como los son los vehículos, buques y aeronaves, mismos que quedan reservados para la prenda. Se exceptúan de la disposición maquinaria agrícola y otros así determinados por la ley.

Inscripción Registral

Cabe mencionar además, con respecto a la inscripción registral, que la garantía mobiliaria no se inscribe de la misma manera que la prenda común. La garantía mobiliaria se “anota” o “guarda” en un sistema aparte y no recibe calificación registral, lo que si sucede con la prenda común.

Otra diferencia importante con la prenda común es la forma de realizar la ejecución o venta forzosa de la garantía, ya que tratándose de una garantía mobiliaria puede procederse extrajudicialmente si así lo acordaron las partes, en tanto con la prenda común es necesario proceder a través del proceso de ejecución prendario regulado por la Ley de Cobro Judicial.

En resumen tenemos como principales diferencias:

- Garantía sobre bienes derivados y atribuibles.

- Reipersecutoriedad.

- Excluye bienes muebles inscribibles.

- Inscripción sin calificación registral.

- Ejecución extra judicial

Prelación de la Garantía Mobiliaria

La prelación es el derecho a pagarse el crédito debido por el deudor de manera preferente con el producto de la venta de la garantía. En el caso de las garantías mobiliarias, se establece la prelación sin derecho de persecución.

La prelación se establece según el momento en que se le dio publicidad y la garantía publicitada tiene prelación sobre la que no se haya publicitado.

La regla básica general que establece la ley distingue entre la garantía con desplazamiento y la garantía sin desplazamiento. Cuando hay desplazamiento de la garantía, el simple hecho de la entrega cumple con la publicidad y de esta manera se marca la prelación art. 14 LGM. Cuando no hay desplazamiento, la garantía se publicita y se marca la prelación con la inscripción Art. 3 LGM. Lo anterior sin perjuicio de los casos en que la misma ley establece reglas específicas. Las garantías no publicitadas determinan su prelación frente a otras no publicitadas según su fecha de constitución.

Para efectos de prelación, el vínculo con la garantía se ancla en la fecha de constitución, por lo tanto se protege al acreedor ya que al permitirse la sustitución de los bienes garantizados, esta no se da bajo la figura de novación de garantía, y por lo tanto lo protege en caso de quiebra del deudor garante, dándole al acreedor una preferencia, por ejemplo, sobre los bienes del inventario del deudor, de forma retroactiva a la fecha de publicidad registral de la garantía.

Ejecución Judicial y extrajudicial

Para solicitar la ejecución de la garantía, sea en vía judicial o extra judicial, es necesario que el acreedor garantizado solicite al Registro Público la emisión de un formulario de ejecución, documento que tiene condición de título ejecutorio. Por lo tanto, se deduce que para darle la condición de título ejecutorio es obligatoria la inscripción de la garantía mobiliaria ante el Registro Público.

Una vez emitido el formulario, el proceso de ejecución se puede realizar por vía judicial o extrajudicial, si las partes contractualmente así lo convinieron.

En vía extrajudicial la ley permite que se haga a través de un corredor jurado, notario público o fiduciario y, para tal efecto, se establecen las pautas mínimas que deben seguirse para realizar el procedimiento de ejecución extrajudicial. Esta modificación augura que las ejecuciones serán más expeditas, evitando acudir al saturado proceso judicial.

Proceso de Ejecución extra judicial

- Inscripción del formulario de ejecución.

- Solicitud al encargado de realizar la ejecución.

- Audiencia por 5 días al deudor garante para que demuestre pago liberatorio.

- Publicación del remate en diario de circulación nacional, 8 días antes del remate.

- Aviso a terceros con derecho o interesados según el Sistema de Garantías.

- Celebración del remate o venta.

- Levantamiento de acta.

- Protocolización en caso de bienes inscribibles.

- Si existe saldo al descubierto se cobra en vía judicial.

Proceso de Ejecución judicial

Se acude a la vía judicial correspondiente en aquellos casos en que las partes no han acordado contractualmente una vía de ejecución extra judicial. Al igual que en vía extra judicial es requisito que la garantía se encuentre inscrita para de esta manera poder obtener el formulario de ejecución, mismo que tiene la condición de título ejecutorio.

Extinción de la garantía mobiliaria

La garantía mobiliaria se extingue ya sea por el cumplimiento de la obligación o por acuerdo de las partes. La extinción puede ser total o parcial. En caso de tratarse de una garantía inscrita, debe realizarse la cancelación correspondiente en el Sistema de Garantías Mobiliarias.

Regulación Normativa

Las garantías mobiliarias son sumamente recientes en nuestro país. Se encuentran reguladas por la Ley 9246, Ley de Garantías Mobiliarias, aprobada el 29 de abril

de 2014

que entró a regir a partir del 20 de mayo del 2015.

Derecho Comparado

La Ley de Garantías mobiliarias de Costa Rica es producto de una tendencia generalizada para la implementación de las garantías de tercera generación como ha sido llamada. Nuestra ley proviene de la ley modelo de la OEA, organismo que ha procurado la implementación de la misma. Asimismo, esta ley modelo de la OEA está inspirada en el Uniform Commercial Code de los EEUU.

En Centroamérica, solo Nicaragua no cuenta todavía con esta ley, aunque el proyecto ya fue presentado a su Asamblea Nacional, Guatemala la tiene desde 2008, Honduras desde 2010, Salvador desde el 2014. Además, se han implementado legislaciones similares en Perú, México,

Conclusiones

Al concluir esta investigación surgen interrogantes importantes, por ejemplo, sobre los abusos que se puedan presentar al realizar ejecuciones extra judiciales, que a nuestro juicio, van a ser las más comunes ya que son las más favorables para los acreedores, que van a establecerlo de esta manera en contratos que consideramos van a ser contratos prácticamente de adhesión. Otra interrogante que salta es la manera en que se va a determinar cuáles son los bienes derivados de la garantía original ya que la ley es omisa al respecto. Estas y otras serán respondidas jurisprudencialmente con el paso del tiempo y es temprano aún para sacar conclusiones más específicas.

Sin lugar a dudas, la puesta en marcha de esta ley abre nuevos espacios para el desarrollo de la pequeña y mediana empresa por el acceso a nuevos medios de crédito. El sistema de garantías mobiliarias ha sido ya probado con éxito en otras legislaciones y los estudiosos del tema sostienen el mismo éxito en nuestro país, e inclusive hablan de la desaparición, en un futuro cercano, de la prenda común al ser absorbida dentro del sistema mobiliario.

Bibliografía de Consulta

Revista Judicial, Costa Rica, Nº 116, junio 2015, LA LEY DE GARANTÍAS MOBILIARIAS: PRIMERAS VISIONES Lic. Federico Torrealba.

Revista Judicial, Costa Rica, Nº 114, Diciembre 2014, La Ley de Garantías Mobiliarias: Alcances y perspectivas Lic. Federico Torrealba

ESTUDIO SOBRE EL SISTEMA DE GARANTÍAS MOBILIARIAS PROPUESTO POR LA ORGANIZACIÓN

DE ESTADOS AMERICANOS Y SU ADAPTACIÓN AL SISTEMA LEGAL COSTARRICENSE

TESIS PARA OPTAR POR EL GRADO DE LICENCIATURA EN DERECHO ADRIANA MARIA RAMOS

CHAVES A34273

II Simposio sobre la Ley de Garantías Mobiliarias.

Canal de videos YouTube del Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica.