Sei sulla pagina 1di 8

Sanchez Parodi

La educación y el “homo videns “

I Introducción

La educación es un arte y un arte particularmente difícil y por su propia naturaleza


pertenece a los dominios de la moral y de la sabiduría práctica. Como cualquier arte implica
un impulso dinámico hacia un fin, la vitalidad misma del arte es la energía con la que tiende
a su fin. Ahora bien, la finalidad propia de la educación es, como decía Maritain, más
grande, más misteriosa y más humilde a su vez de los que muchos se imaginan, es ayudar a
la persona a su perfeccionamiento humano1
La educación, por lo tanto, presupone una idea del hombre, sujeto de la educación
y evidentemente sólo existen dos nociones o concepciones relativas al hombre , que
merezcan ser consideradas con seriedad como tales. Una es la idea puramente científica del
hombre y la otra es la idea filosófico-religiosa.
La idea científica del hombre, como decían los miembros del Círculo de Viena,
pretende darnos noticia sobre los datos mensurables y observables de la persona, datos que
puedan ser corroborados por la experiencia sensorial. Cosas tales como si existe libertad
perosnal o bien determinismo, si hay finalidad o sólo azar, si se puede hablar de valores o
de meros hechos escuetos, si se puede hablar de dignidad, etc no le pertenece, su idea es
sólo fenoménica, sin otro tipo de referencias.
La idea filosófio-religiosa del hombre, en cambio, es una idea ontológica. No es
enteramente corroborable en la experiencia sensorial, aunque posea criterios y pruebas
propias suyas, su finalidad es mostrarnos los caracteres esenciales, la densidad ontológica
del hombre, aunque no todos esos caracteres no sean tangibles y visibles .
La idea puramente científica del hombre nos proporciona valiosísimos elementos,
además siempre renovados sobre los medios e instrumentos para la educación, pero nunca
podrían darnos el fundamento y la dirección primordial de la educación, pues desde esta
perspectiva mucho habría que forzar sus ideas para alcanzar la naturaleza del hombre y sus
valores y eso nos llevaría desde el punto de vista lógico a una metafísica bastarda con aires
de ciencia que no nos ilumina sobre la realidad de la persona como tal.
La idea filosófico-religiosa del hombre es , entonces, la idea integral, la idea
adecuada para la educación. Y lo es, porque el punto de vista filosófico tiende a nos
mostrarnos la esencia y la naturaleza humana y lo religioso nos da razón del estado
existencial del hombre con relación a Dios y la causa de sus deberes, sus pruebas y la
vocación implícita de ese estado.
Dentro de este marco la idea cristiana del hombre otorga a la formación educativa
una sólida y completa fundamentación. El hombre aparece en ella como criatura hecha a
imagen y semejanza del Creador, criatura pecadora y herida, llamada a la vida divina y a la
libertad de la Gracia y cuya suprema perfección consiste en el amor.

1
J. MARITAIN,.”La educación en este momento crucial, Club de Lectores, Buenos Aires, 1981, p.
45 y ss.JAEGER, W. “Paideia”,Fondo de Cultura Económica, 1993, p. 1-23

1
Sanchez Parodi

II.La motivación

A propósito, entonces, de la educación, toda la experiencia docente, en cualquier


nivel, las teorías y metodologías contemporáneas sobre la enseñanza, nos indican
claramente que existe un elemento esencial en la dinámica educativa, en todo proceso de
aprendizaje y ese elemento esencial es la motivación. Y precisamente en el corpus de la
obra de Santo Tomás de Aquino, la articulación clave de la enseñanza es la motivación. En
efecto dice el Aquinate en la primera parte de la Summa : “El maestro no genera la luz al
entendimiento del discípulo, ni produce en él directamente las especies o formas
inteligibles, sino que mediante su doctrina mueve ( o motiva) al discípulo, a que él mismo,
por la fuerza propia de su entendimiento, forme los conceptos, cuyos signos el maestro le
ofrece exteriormente”2
Tomás indica claramente que sin ese elemento eje, entonces, no resulta posible,
adecuadamente, el aprendizaje. Sin la motivación docente resulta muy difícil fomentar en
los alumnos y en general en todas las personas los hábitos necesarios que facilitan la
emergencia de pensamientos claros, de juicios críticos que produzcan un verdadero
discernimiento sobre la realidad.
Por supuesto que muchas son las causas que obstaculizan , que impiden el
desenvolvimiento de la motivación docente. Pero hoy queremos centrarnos, bien que
brevemente, en un punto clave de nuestras sociedades contemporáneas, íntimamente
relacionado con la motivación para el aprendizaje, cual es la emergencia de un tipo de
mentalidad que Giovanni Sartori ha acertado en llamar la del “homo videns”3.

III. El “homo videns”

La tesis del libro de Sartori llamado precisamente con ese nombre


( sugestivamente subtitulado la sociedad teledirigida) que glosaremos en sus puntos claves,
se centra en la novedad que significa la realidad de informarse viendo y para desarrollar su
idea utiliza metodológicamente una tipología basada en dos modos o mentalidades de
hombre. El “homo sapiens” tradicional cuyo saber se desenvuelve en la esfera de los
conceptos y concepciones mentales y el “homo videns” ( u “homo insipiens”,necio
ignorante) que de alguna forma está suplantando al anterior, cuyo saber se ubica
fundamentalmente en la esfera de la lo perceptivo concreto y su centro de atención
2
“Magister non causat lumen intelligibile in discipulo, nec directe species inteligibiles; sed movet
discipulum per suam doctrinam ad hoc, quo ipse per virtutem sui intellectus formet intelligibiles
conceptiones, quarum signa sibi proponit exterius I, 117.1. ad 4
3
G. SARTORI, “Homo videns”, Taurus, Buenos Aires, 1998. Este libro del distinguido polítologo
italiano, más allá de algunas disensiones filosóficas en cuanto a su visión estrictamente kantiana, es
de una claridad y síntesis admirable. El autor ha sabido reunir en pocos capítulos los puntos más
importantes de esta tan actual problemática.

2
Sanchez Parodi

primordial se encuentra en la imagen. La aparición de la televisión, como por supuesto de


los todos los demás instrumentos posteriores en donde predomina la imagen ( videojuegos,
internet, etc) modifica sustancialmente la naturaleza de la comunicación, pues la traslada
del contexto de la palabra impresa o radiotransmitida al contexto de la imagen. La
modificación es radical. Hasta hoy los acontecimientos que ocurrían a nuestro alrededor o
en el mundo se nos relataban por escrito. Actualmente se nos muestran y el relato o la
explicación e interpretación de lo ocurrido está sólo en función de las imágenes que
aparecen en la televisión.
Dice Sartori..”...la televisión está produciendo una permutación, una
metamorfosis que revierta en la naturaleza msima del homo sapiens. La televisión no es
sólo instrumento de comunicación, es también “paideia”, un instrumento
“antropogenético”, un medium que genera un nuevo tipo de ánthropos, un nuevo tipo de
ser humano”4
Nuestro autor fundamenta esta tesis basado en la premisa evidente de que los niños
ven la televisión durante horas y horas, incluso antes de aprender a leer y escribir.
De esta forma la televisión se va transformando en la primera escuela
( generalmente la escuela divertida frente a la otra la escuela aburrida) y su impronta
educacional, está asentada en imágenes de un mundo centrado en el hecho de ver.
Las personas se van volviendo sordas a los estímulos de la lectura y del saber
transmitido por esa cultura escrita. De esta formas los estímulos a los que se responde son
casi exclusivamente de carácter audiovisual, con el consiguiente empobrecimiento del
horizonte vital.
Nuevamente citamos a Sartori” :El mensaje con el cual la nueva cultura se
recomienda y se autoelogia es que la cultura del libro es de unos pocos, es elitista,
mientras que la cultura audiovisual es de la mayoría. Pero el número de benificiarios, sea
minoría o mayoría, no altera la naturaleza ni el valor de una cultura . Y si el coste de una
cultura de todos es el desclasamiento esn una subcultura, que es además, cualitativamente
“ incultura”) ignorancia cultural) entonces la operación representa solamente una
pérdida. ¿Es tal vez mejor que todos seamos incultos a que haya unos pocos cultos?
¿Queremos una cultura en la que nadie sepa nada?. En definitiva si el maestro sabe más
que el alumno tenemos que matar al maestro y el que no razona de este modo es un elitista.
Esta es la lógica de quien carece de lógica”5
La excesiva y unilateral cultura de lo audiovisual , produce, según Sartori, también
un trastocamiento del universo en donde se sitúa el “homo sapiens”.La televisión implica
una regresión, pues invierte la evolución de lo sensible en inteligible y lo convierte en el
“ictu oculi”, en un regreso al puro y simple acto de ver. La excesiva producción de
imágenes tiende a anular los conceptos y con ello nuestra capacidad de entender.6
De esta manera el lenguaje conceptual es sustituido por un lenguaje perceptivo
concreto ,como hoy vemos notoriamente en los medios de comunicación audiovisual y en
la calle, que no sólo es marcadamente empobrecido en relación al número de las palabras
empleadas, sino también en cuanto a la riqueza de significados, es decir de capacidad
denotativa y connotativa.

4
ibid, p.36
5
ibid, p. 40
6
ibid, p. 47

3
Sanchez Parodi

Contemplando el mundo en imagen, el hombre sitúa su pensamiento fuera de las


cosas, como en el plano de un proyecto y esto le permite , entonces, configurar ese mundo
de acuerdo a sus ideas alejadas de la realidad, ideas a priori, propias de las ideologías de
cualquier tipo y con su voluntad de poder, ha dicho Juan Vallet de Goytisolo, a propósito
de la importancia de la percepción en el derecho7
La dimensión primordial del “homo videns” que va suplantando paulatinamente al
“homo sapiens”se realiza, entonces, en la esfera del “mundus sensibilis”, el mundo
percibido por los sentidos y el “mundus intelligibilis se le aleja lenta, pero inexorablemente.
Así la imagen de un hombre sin trabajo, no nos lleva a comprender las causas del
desempleo masivo y a cómo resolverlo, de la misma manera que el hecho de mostrar a un
hombre abandonando la cárcel no nos explica la libertad, ni la imagen de un enfermo nos
hace entender a la enfermedad. 8
Este “homo videns” se articula más bien con la noción de hombre puramente
científica, de la que hablábamos al principio del artículo , en tanto su horizonte estrecho le
impide acceder a universos culturales superiores.
Va de suyo que todo esto cambio en la manera de percibir las cosas implica una
modificación profunda en relación a la vida política, ya sea por el problema de la
configuración de la llamada “opinión pública”, el gobierno de los sondeos, la
desinformación, la información desfigurada, la subinformación que tanto padecemos, en
síntesis la video o telepolítica y su correlato en la acción de los gobernantes presionados
por los medios masivos.
Está de más remarcar la interrelación que existe entre la paideia y la forma de la
comunidad política, entre el espíritu de confusión creciente que implica el reinado de este
“homo videns” y el bien común.
En definitiva el “homo videns” es un hombre incapaz de racionalidad, incapaz de
sostener y menos aún de alimentar el mundo construido por el “homo sapiens”.
Nuevamnete citamos a Sartori :...los especialistas en los medios callan a ultranza,
y su parloteo sólo nos cuenta la radiante llegada de un universo en vertiginosa
evolución ..en el que todo individuo y toda realidad están destinadas a disolverse y
fundirse. El hombre se ha reducido a ser pura relación, “homo communicans”, inmerso en
el incesante flujo mediático...El vacío comunica vacío y el hombre disuelto en los flujos
mediáticos está sólo disuelto”9
Un mundo construido fundamentalmente en imágenes resulta desastroso para la
paideia del “homo sapiens” y tiende a conformar un pensamiento insípido, un clima

7
JUAN VALLET de GOYTISOLO,” Estudios sobre fuentes del derecho y método jurídico”, ed
Montecorvo, Madrid, 1982, p. 95
8
Un dato preocupante que trae a colación Sartori es la caída de los lectores, ya se trate de libros o
aún de diarios. En España o en Italia un adulto de cada dos no lee siquiera un libro por año. En
Estados Unidos entre 1970 y 1993 los diarios perdieron una cuarta parte de sus lectores.Por
supuesto que puede existir una integración entre el “homo sapiens” y el “homo videns”, entre la
imagen y la explicación razonada de ella. La cultura audiovisual y la cultura escrita se pueden
integrar en una síntesis armoniosa. Pero este no es el caso de los medios televisivos en la actualidad
comenta Sartori, El caso de internet es muy interesante, ya que como instrumento de trabajo es
utilísimo, , pero el obstáculo se presenta en que el niño iniciado en la televisión al perder la
capacidad de abstracción llega a internet desarticulado en su capacidad cognoscitiva, cfr p. 51 y 59
y ss.
9
“G, SARTORI, “Homo...op cit, p. 146

4
Sanchez Parodi

cultural de confunsión mental y de crecientes ejércitos de nulos mentales. Esto a su vez


permite que proliferen mentes débiles, que proliferan precisamente porque existe un
público poco adiestrado a pensar. Los medios de comunicación de masas en este círculo
vicioso premian a los estrambóticos, a la extravagancia, el fanatismo, el absurdo, la
estupidez.

IV El ataque a la racionalidad. El postpensamiento

Todo este flujo mediático termina atacando a la racionalidad. Por supuesto que el
hombre necio e ignorante, el “homo insipiens” siempre ha existido y siempre ha sido muy
numeroso. Pero hasta la llegada de los medios masivos de comunicación de masas estos se
encontraban dispersos y por eso mismo eran irrelevantes, por lo menos en términos
políticos.
Pero las comunicaciones crean un mundo “movible” en donde estos necios e
ignorantes se pueden encontrar y reunir, y de esta manera multiplicar y potenciar. Baste ver
someramente la cantidad de extravagantes de toda laya que pululan en las pistas de internet
Esta marea de multimedios anula el pensamiento y nos hace ingresar en cierta
manera en los que nuestro autor denomina la era del postpensamiento
Dice Sartori : “El ataque a la racionalidad es tan antiguo como la racionalidad
misma.pero siempre ha representado una contrarréplica, desde Aristóteles hasta
nosotros.La fórmula de Tertuliano era :credo quia absurdum. Y le respond´çia y le
superaba la Summa Theológica de Santo Tomás de Aquino que destila lucidez lógica. A su
modo y de forma diferente, Pascal, Ruosseau y Nietzche han rebatido el cogito cartesiano.
Pero ellos eran grandes literatos y en sus ataques al cogito formidables pensadores. Eran
en definitiva no eran hombres bestia. En cambio sí lo son los exaltadores de la
comunicación perenne. Lo que ellos proponen no es un verdadero antipensamiento, un
ataque demostrado o demostrable al pensamiento lógico racional, sino simplemente una
pérdida de pensamiento, una caída banal en la incapacidad de articular ideas claras y
diferentes”10
El postpensamiento premia a la ignorancia, casi la considera una virtud, incluso a
veces la presenta como expresión de un verdadero esprit de finesse que nos liberaría de la
mezquindad que representa la aridez de la racionalidad, propio de un esprit de géométrie,
De todas formas pensemos que hay luchar para remontar la cuesta luego de esta caída en el
postpensamiento o alejamiento de la racionalidad, como lo ha llamado Sartori, pero ello no
tendrá lugar si no defendemos a ultranza la lectura, el libro y la cultura escrita.

10
Ibid, p. 147.

5
Sanchez Parodi

V. “La televisión es mala maestra”.11

La última gran preocupación del filósofo Karl R.Popper fue precisamente el


impacto de los medios audiovisuales en la educación y en la política, en el sistema de la
educación y en los sistemas democráticos contemporáneos.12
De esta manera el filósofo austríaco ( por otra parte muy relacionado con el tema
educativo desde joven en su Austria natal) conocido por su lucha secular contra la
ingeniería social utópica y el intervencionismo estatal quedó asociado a propuestas
decididamente reguladoras, cuando no censoras, como la necesidad de una patente jurídica
y una especialización profesional para hacer televisión.
A propósito de este problema de educación y medios, dijo el teórico de la sociedad
abierta.
“Los maestros no tienen chance frente a la televisión. La televisión es siempre
mucho más interesante, más electrizante, más comprometida, más capaz de seducir a los
pequeños inocentes, más capaz también de enfatizar sus aspectos buenos, su interés por la
vida, La televisión tiene una fórmula imbatible. Ación y más acción esa es toda la filosofía
de los productores de T.V.¿qué puede presentar un maestro contra eso?. Sólo la voz de la
razón13
Popper no dudó en colocar a la crisis televisiva en el mismo nivel de la guerra. Le
impresionaba grandemente la dinámica evolutiva de los medios de comunicación hacia lo
peor. No pocas sorpresas y animadversión causó , en su momento, en ciertos ambientes
intelectuales autodenominados progresistas o modernos estas tesis “testamentarias”
“antitelevisivas” del filósofo de Viena.
Pero es que el efecto de la violencia televisiva sobre el ambiente en el cual tiene
lugar la educación, especialmente de los niños, los más expuestos y con menos alternativas
culturales a su disposición, aparecieron ante su conciencia como objetivamente nocivos
como si se tratara de un ambiente familiar violento Hoy día y a la vista de lo que va
pasando, esas mismas voces, en general, han tenido que reconocer aquella severa y directa
advertencia
Es sabido que sus últimas grandes discusiones se referían a este tema de la
televisión y en general los medios masivos y el efecto negativo sobre las conciencias y la
vida pública, esta televisión que en sus palabras se había convertido “en un poder político
colosal, potencialmente, se podría decir el más importante de todos, como si fuese Dios
mismo que el hablara”...Un democracia no puede existir si no se somete a control a la
11
Este es el título en castellano de un libro muy interesante que recoge artículos de Juan Pablo II,
Karl R. Popper, John Condry y Charles S. Clark , con un anexo de la directiva del Consejo de la
Comunidad Europea del 3 de octubre de 1989 relativa a la coordinación de normas reglamentarias y
administrativas de los estados miembros en relación al ejercicio de las actividades televisivas.La
directiva se refiere a la prohibición de programas que lesionen el desarrollo físico, psicológico y /o
moral de los niños ( pornografía ,violencia gratuita o incitación al odio por diferencias raciales, de
sexo, religión o nacionalidad)
12
Esa preocupación se manifiestó principalmente en su libro, que fue una entrevista que le efectuara
Giancarlo Bosetti.La versión castellana se llama “Karl Popper, La lección de este siglo”, Temas,
Buenoa Aires, 1998
13
K.R.POPPER,“Karl Popper...op.cit, p.96.

6
Sanchez Parodi

televisión, o más precisamente no puede existir por largo tiempo en tanto el poder de la
televisión no se haya descubierto plenamente” 14
Es decir que para Popper la televisión cambia radicalmente el ambiente y de ese
ambiente brutalmente modificado se extraen los modelos a imitar. Si no se actúa, la ley
interna de los medios , que es la ley de la audiencia, hace que tiendan a empeorar ,ya que lo
habitualmente que se hace en aras de conseguir más audiencia es lo que nuestro autor
denominaba la “adición de especies”, cada vez programas más necesitados de condimentos,
ya que no tienen sustancia sabrosa.
En síntesis para Popper la tendencia de los medios de comunicación audiovisuales
significan lo peor para el régimen político, en tanto desequilibrio de poder y lo peor para
los niños en tanto fuente que obstaculiza la educación.
También en la misma obra advierte el Papa Juan Pablo II que “Los padres que se
sirven habitualmente y por largo tiempo de la televisión como de una especie de niñera
electrónica abdican de su papel de principales educadores de sus propios hijos”15
En cierta medida el Papa a través de sus palabras nos muestra la misión educadora
de familia, la responsabilidad inmensa de la familia en la configuración de este tipo
humano, manipulado por la imagen y la fugacidad.

VI Epílogo

Y es en el ambiente del hogar, en el reinado del sentido común y el cultivo de las


virtudes, en donde se puede encontrar solución a esta generalización del hombre necio e
ignorante, que impide el desenvolvimiento de las mejores intenciones docentes. Están
demasiado a la vista las consecuencias sociales de la distorsión o atrofia de la misión
pedagógica de la familia y ya sabemos que las comunidades se restituyen o disocian de
acuerdo a como se encuentre la institución familiar.
Nos parece oportuno, por lo tanto, terminar estas reducidas reflexiones con unas
palabras de aquel alegre luchador , quien fue Chesterton:” La cultura humana se transmite
en las costumbres de incontables hogares, es la única manera de que la cultura humana
puede permanecer humana aunque el estado real es una combinación humana y necesaria,
siempre ha sido y será demasiado grande, ancho, torpe indirecto y hasta inseguro para ser
el hogar de seres humanos y de jóvenes que deben ser instruidos en la tradición humana.Si
la humanidad no se hubiera organizado en familias, nunca habría tenido el poder orgánico
para ser organizada en naciones”

Horacio M. Sánchez Parodi

14
K.R. POPPER, “Una patente para producir televisión” en “La televisión...op. cit. p. 55
15
JUAN PABLO II, “ La potencia de los medios de información”, en “La televisión...op. cit. p. 61

7
Sanchez Parodi

RESUMEN

El eje central de la educación, tanto en las técnicas y métodos contemporáneos,


como en la obra de Santo Tomás de Aquino es la motivación. La motivación docente en
nuestros días se ve obstaculizada por la emergencia y la generalización de un tipo humano
que Giovanni Sartori ha caracterizado como “homo videns”. Sartori se vale
metodológicamente de la clasificación de dos tipos humanos, el tradicional “homo
sapiens”, el hombre que desenvuelve su saber en la esfera de los conceptos y las
concepciones y el “homo videns” u “homo insipiens” hombre necio e ignorante, que se
ubica fundamentalmente en el mundo perceptivo concreto y su centro de atención se
encuentra en la imagen. El predominio del segundo tipo de hombre configura la era del
postpensamiento en la visión de Sartori. Luego hacemos referencia a la posición de karl
Popper sobre el problema de la televisión, la educación y la política y mencionamos a Juan
Pablo II y su referencia a la familia. La familia aparece como el seno en donde se puede
solucionar el reinado del hombre de la imagen y la fugacidad

CURRICULUM VITAE

Horacio M. Sánchez Parodi

Dirección profesional: Junín 1372, piso 6 “D”


Tel Fax. 4802-5924
E mail :hmsdlp@infovia.com.ar

Abogado por la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires

Licenciado en Psicología por la Facultad de Psicología de la Universidad de


Buenos Aires

Doctor en Derecho por la Universidad de Buenos Aires

Candidato a Doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra, España

Autor de cuatro libros y cuarenta y dos artículos en el país y el extranjero

Profesor Invitado de Doctrina de la Iglesia en el Posgrado de Derecho de Alta


Tecnología de la Pontificia Universidad Católica Argentina

Profesor Invitado de Metodología y Profesor de Derecho Público en el Doctorado


de Derecho de la Universidad del Museo Social Argentino (Av Corrientes 1723, Tel 4375-
4601/8)